Page 316

—Quita tu mano de él. —Puedo hacer lo que me plazca, y si tienes sentido común, dejarás este salón antes de que te mande dar latigazos por tu… Fuego erupción, y los gritos de Remelle hicieron eco en las piedras. Llamas vivas se envolvieron alrededor de la dama, sin quemar, sin arder, solo encarcelar. Incluso la mano sobre Rowan estaba en llamas, y a través de la columna de fuego oro-y-rojo, los ojos de Remelle estaban abiertos al girarse a Essar y decir. —Libérame. Pero Essar solo miró a Celaena. —No es mi magia. Rowan se quedó perfectamente quieto mientras Celaena hacía que su fuego permitiera un resquicio de calor. No lo suficiente para quemar, pero sí para hacer que Remelle comenzara a sudar. Y entonces, Celaena dijo: —Si alguna vez alzas un látigo hacia alguien, te encontraré, y me aseguraré que estas llamas ardan. Ella tenía que admitirlo: Remelle no tenía una pequeña cantidad de valor, especialmente mientras la mujer resoplaba. —¿Cómo te atreves a amenazar a una dama de Doranelle? Celaena se rio bajo su aliento. La próxima vez que toques a Rowan sin su permiso, te quemaré hasta que te vuelvas cenizas —ella volteó su cabeza a Benson—. Y si tú me miras o a cualquier mujer así de nuevo, derretiré tus huesos antes de que tengas oportunidad de gritar. Benson, sabiamente, asintió y desvió su vista. Essar estaba pálida cuando Celaena mostró sus dientes en un rugido y le dijo: —Tú guardarte todo lo que aprendiste aquí para ti misma. Essar asintió. Celaena al final miró a Rowan, que parecía como si estuviera tratando lo mejor para no burlarse, aunque diversión aún danzaba en sus ojos mientras ella decía, —Le dejó el juicio a usted, príncipe. Él estudió a Remelle, que apenas y se movía, respiraba apenas, y movió su barbilla. —Suéltala y comamos. Las llamas se apagaron tan rápido como si no hubieran existido.

Profile for Cineadictos pwa

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

Advertisement