Page 262

Lorcan cayó de rodillas. —Yo no soporto a los tontos —le dijo Maeve, dejándolo en la arena, caminando lejos de él. Como si le hubieran asestado un golpe, el mismo que a Gavriel, Lorcan no parecía poder moverse, pensar o respirar. Sin embargo, intentó arrastrarse. Hacia Maeve. El bastardo intentó arrastrarse. —Necesitamos irnos —murmuró Manon. En el momento en el que Maeve revisara para ver dónde estaban las llaves… tenían que irse. Un gruñido sonó en el horizonte. Abraxos. Su corazón latió como trueno en su pecho, desatando alegría, pero… Elide permaneció en el pasto. Observando a Lorcan arrastrarse hacia la reina ahora dando zancadas por la playa, su vestido negro flotando detrás de ella. Mirando el bote remando hacia el barco que los esperaba, ese cofre de hierro en el centro. Maeve sentada al lado de él, una mano en la tapa. Por su cordura, Manon rezó para que Aelin no despertara en todo el tiempo que estuviera adentro. Y por el bien de su mundo, Manon rezó porque la Reina de Terrasen pudiera sobrevivir. Aunque fuera solamente para que Aelin entonces pudiera morir por todos ellos.

Profile for Cineadictos pwa

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

Advertisement