Page 261

la llevaban a su caja de hierro. Haciéndola caer sobre sus heridas. Y luego deslizaron la tapa en su lugar. Cerrándola. Elide vomitó en el pasto. Manon puso una mano sobre la espalda de la chica mientras los hombres comenzaron a cargar la caja por las dunas, hacia el bote, y al barco más allá. —Fenrys, vete —le ordenó Maeve, señalando el barco. Respirando con rabia pero incapaz de rechazar la orden, Fenrys fue. Él miró a la camiseta blanca desechada en la arena. Estaba salpicada de sangre, salpicada por los latigazos. Entonces se fue, caminando a través de aire y viento y luego nada. Sola con Lorcan, Maeve le dijo al guerrero —¿Hiciste todo esto, por mí? Él no se movió. Maeve dijo: —Habla. Lorcan dejó escapar un respiro, y dijo: —Sí. Sí… fue todo por ti. Todo. Elide tomó el pasto marino y lo hizo pedazos, y Manon se preguntó por un momento si le crecerían uñas de hierro y lo haría pedazos ante la furia de su rostro. El odio. Maeve se paró sobre la camiseta manchada de sangre de Aelin, y pasó su mano por la mejilla de Lorcan. —No tengo uso alguno —canturreó—, en hombres hipócritas que piensan que saben mejor. Él se puso rígido. —Majestad. —Te libero del juramento de sangre. Te libero de tus bienes y tus títulos y tus propiedades. Tú, como Gavriel, eres liberado en deshonra y vergüenza. Eres exiliado de Doranelle por tu desobediencia, tu traición. Si alguna vez pones un pie dentro de mis fronteras, morirás. —Majestad, le ruego. —Ve y ruégale a alguien más. No tengo uso alguno en un guerrero en quien no puedo confiar. Me retracto de la orden de muerte. Dejarte vivir con la vergüenza será mucho peor para ti, creo yo. Sangre brotó de su muñeca, luego de la de ella. Escurriéndose al suelo.

Profile for Cineadictos pwa

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

Advertisement