Page 239

Capítulo 71 Traducido por Ella R Corregido por Cotota

La Reina de los Fae era exactamente como Aelin la recordaba. Una bata oscura se arremolinaba a su alrededor, un hermoso rostro pálido debajo del cabello color onyx, labios rojos formando una débil sonrisa… Ninguna corona adornaba su cabeza, dado que todos los que respiraban e incluso los muertos que descansaban, la conocían por lo que realmente era. Sueños y pesadillas materializadas, el lado oscuro de la luna. Y arrodillado ante Maeve se encontraba un impávido centinela sosteniendo una espada hacia la garganta desnuda de Elide, que se estremeció. Sus guardias, todos los hombres del ejército de Ansel, probablemente habían sido asesinados antes que pudieran gritar una advertencia. Por las armas que estaban solo un poco salidas de sus fundas, ellos ni siquiera habían tenido la oportunidad de luchar. Manon se había quedado tiesa como un muerto al ver a Elide, sus uñas de hierro deslizándose libremente. Aelin forzó una media sonrisa y empujó su crudo y ensangrentado corazón adentro de una caja en las profundidades de su pecho. —No tan impresionante como Doranelle, si quieres saber mi opinion, pero por lo menos un pantano realmente refleja tu verdadera naturaleza, ¿sabías? Será un maravilloso nuevo hogar para tí. Definitivamente vale el costo de llegar hasta aquí para conquistarlo. Al pie de la colina que llevaba hacia la playa, un pequeño grupo de Fae las monitoreaba. Machos y hembras, todos armados, todos extraños. Un enorme y elegante navío se encontraba sobre la tranquila bahía más allá. Maeve sonrió ligeramente. —Que alegría saber que tu usual buen humor se mantiene íntegro en estos días tan oscuros. —¿Cómo no lo haría, cuando tantos bonitos machos tuyos se encuentran en mi compañía? Maeve ladeó su cabeza, la espesa cortina de cabello oscuro deslizándose por un hombro. Y como si fuese una respuesta, Lorcan apareció en el borde de las dunas, jadeando, con ojos salvajes y la espada desenvainada. Su enfoque, y horror notó Aelin, estaba puesto en Elide. En el centinela que sostenía la espada contra su cuello blanco. Maeve le dedicó una sonrisita al guerrero, pero su mirada estaba puesta en Manon.

Profile for Cineadictos pwa

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

Advertisement