Page 219

Su armada se disparó hacia la de Maeve, sol y mar y velas en todos lados, espadas brillando en la luz de la mañana. Incluso el subir y bajar de los remos parecía hacer eco al canto. Y hacia la batalla, hacia el baño de sangre, ellos llamaban el nombre del príncipe. Por un latido, Lorcan se permitió reflexionar esto, el poder de aquello que había forzado a Rowan arriesgarlo todo. Y Lorcan se preguntó si quizás esta era esa fuerza que Maeve y Erawan no podrían ver venir. Pero Maeve… Maeve estaba en la armada en alguna parte. Ella tomaría represalias. Atacaría de vuelta, los haría a todos sufrir… Rowan golpeó su flota contra el frente de Maeve, desatando su furia de hielo y viento junto con sus flechas. Y donde el poder de Rowan se pausó, la magia de Dorian se impulsó. Ni en sueños el ganar se había convertido ahora en la suerte de un necio. Si Whitethorn y los otros podrían mantener sus líneas, mantenerse a ellos mismos firmes. Lorcan se puso a buscar a Fenrys y Gavriel entre barcos y soldados. Y él supo que la respuesta de Maeve había llegado cuando al espiarlos, uno después del otro, se pusieron rígidos. Cuando vio a Fenrys tomar un salto y desvanecerse en el aire. El Lobo Blanco de Doranelle apareció al instante al lado de Gavriel, con los hombres gritando por su aparición de la nada. Pero él agarró el brazo de Gavriel, y entonces se habían desvanecido de nuevo, con sus rostros tensos. Sólo Gavriel consiguió mirar a Lorcan antes de que desaparecieran –sus ojos amplios en advertencia. Gavriel apuntó, y luego fueron nada más que luz de sol y rocío. Lorcan miró hacia donde Gavriel había logrado apuntar, esa pizca de desobediencia cortando hondo. La sangre de Lorcan se congeló. Maeve estaba permitiendo que la batalla sucediera en el mar porque ella tenía otros juegos en marcha. Porque ella no estaba en lo absoluto en el mar. Sino en la costa. Gavriel había apuntado ahí. No a la playa cercana, sino más allá en la costa –hacia el oeste. Justo donde había dejado a Elide hacía unas horas. Y a Lorcan no le importó la batalla, o sobre lo que había acordado hacer por Whitethorn, la promesa que le había hecho al príncipe. Él le había hecho una promesa a ella primero.

Profile for Cineadictos pwa

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

Advertisement