Page 208

—El precio será pagado… después— dijo Elena. —Dime—sus labios lastimados e hinchados apenas podían formar palabras. Dado que ella ya se había condenado a sí misma, y a su linaje, se dio cuenta que no quedaba nada ya a perder al mentir. No esta vez, esta última vez. —Erawan volverá a despertar… algún día. Cuando el tiempo llegue, ayudaré a aquellos que deberán combatirlo. Los ojos de Gavin miraban con cautela. —¿Puedes caminar?—Elena le preguntó, teniendo una mano para ayudarle a levantarse. El sol ascendiente bañó las montañas oscuras de rojo y dorado. Ella no tenía duda alguna que el valle detrás de ellos fue bañado hasta el final. Gavin se soltó del agarre, los dedos aún rotos, de donde habían descansado en la empuñadura de Damaris. Pero él no tomó la mano que le ofreció. Y él no le dijo lo que había detectado mientras tocaba a la Espada de la Verdad, qué mentiras había sentido y desentrañado. Ellos no hablaron de eso nunca más.

l

La Salida de la Luna en el Templo de Sandrian, los Pantanos de Piedra

La Princesa de Eyllwe había vagado por los Pantanos de Piedra durante semanas, en busca de respuestas a acertijos puestos miles de años atrás. Respuestas que podrían salvar su reino de la condena. Llaves, puertas y cerraduras. Portales, pozos y profecías. Eso era lo que la princesa se murmuraba a sí misma en las semanas que había estado investigando sola en los pantanos, buscando el mantenerse con vida, peleando contra las bestias de dientes y veneno cuando era necesario, leyendo las estrellas para entretenerse. Así que cuando al fin la princesa llegó al templo, cuando se paró ante el altar de piedra y el cofre, gemelo a aquél oscuro debajo de Morath, ella al fin apareció. —Tú eres Nehemia—dijo ella. La princesa se giró, su ropa de caza húmeda y manchada, las puntas doradas de su pelo trenzado tintineando.

Profile for Cineadictos pwa

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

Advertisement