Page 190

Capítulo 61 Traducido por Sergio Palacios Corregido por Cotota

No tuvieron otra opción más que enfrentarlos. La armada de Maeve tenía el viento y la corriente, y no iban siquiera a alcanzar la costa antes de ser atrapados. Y dejar atrás a soldados Fae... no era una opción. Rowan y Aedion le presentaron cada opción a Aelin. Todos los caminos iban a la misma dirección: confrontación. Y ella estaba aún tan drenada, tan exhausta, que... ella sabía cómo esto iba a terminar. Maeve tenía un tercio más de barcos. Y guerreros inmortales. Con magia. Tomó tan poco tiempo para que esas velas negras llenaran el cielo, para que ellos se dieran cuenta de que los barcos de sus enemigos estaban mejor hechos, sus soldados con más entrenamiento. Rowan y el cadre habían supervisado la mayoría de ese entrenamiento, y los detalles que ellos proveyeron no fueron alentadores. Maeve mandó un bote tallado en adornos a ellos, cargando un mensaje. Rendirse, o ser enviados al fondo del océano. Aelin tenía hasta el amanecer para decidir. Un día entero. Para que el miedo se esparciera e intensificara entre sus soldados. Aelin se reunió con Rowan y Aedion de nuevo. El cadre no había sido invocado por su reina, aunque Lorcan se paseaba como una bestia enjaulada, Elide observando con una mirada que revelada sorprendentemente nada. Aelin no tenía una solución. Dorian permaneció callado, aunque a veces cambiaba su mirada de ella a Manon. Como si un acertijo estuviera frente a ellos. Él nunca dijo de qué. Aedion insistió en atacar, sigilosamente reunir a los barcos y atacar. Pero Maeve vería esa maniobra venir. Y ellos podían atacar mucho más rápido con magia que lo que le tomaría a ellos disparar flechas y arpones. Tiempo. Eso era todo con lo que ella tenía que jugar. Se debatieron e hicieron teorías e hicieron planes. Rowan hizo un sutil intento de sugerir el huir. Ella lo dejó hablar, sólo para dejarlo darse cuenta de, al decirla, lo estúpida que era la idea. Después de esa noche, él debía estar bien seguro de que ella no lo iba a abandonar. No voluntariamente. Así que el sol se puso. Y la armada de Maeve esperó, serena y observante. Una pantera en espera,

Profile for Cineadictos pwa

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

Advertisement