Page 184

Ella resopló, pero se encontró diciendo. —Nunca te importó. —¿El qué? —preguntó él, aunque sabía a lo que se refería. —Que soy. Quien soy. —¿Acaso mi opinión te importa, brujilla? Manon se dirigió hacia él, deteniéndose a unos cuantos pasos, consiente de cada centímetro de noche entre ellos. —No parece el molestarte que Aelin saqueara Melisande sin decírselo a nadie, no parece importarte que sea una Crochan– —No confundas mi silencio con falta de opinión. Tengo una buena razón para mantener mis pensamientos para mí. Hielo brillaba en las puntas de sus dedos. Manon lo notó. —Me pregunto, ¿serás tú o la reina quien enfrentará a Erawan? —El fuego contra la oscuridad harían una mejor historia. —Sí, pero también lo sería el destruir a un rey demonio sin usar las manos. Una media sonrisa. —Puedo pensar en un mejor uso para mis manos, invisibles y carnales. Una invitación y una pregunta. Ella le mantuvo la mirada. —Entonces termina lo que empezaste —respiró Manon. La sonrisa con la que respondió Dorian era suave, con ese brillo de crueldad que hacia hervir su sangre como si la Reina del Fuego hubiera insuflado una llama en ella. Dejó que Dorian la apoyara contra la pared. Le dejó mantener su mirada mientras tiraba de los cordones superiores de su camisa para dejarla libre. Uno. Por. Uno. Le dejó inclinarse para rozar su cuello desnudo con su boca, justo debajo de su oreja. Manon se arqueó ante aquella caricia. Ante la lengua que tocaba donde habían estado sus labios. Luego se apartó. Alejándose. Incluso mientras esas manos fantasma continuaban subiendo por sus caderas, por encima de su cintura. Su boca se separó ligeramente, su cuerpo temblaba en un intento por contenerse. Se

Profile for Cineadictos pwa

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

Advertisement