Page 137

—Les arreas tres a ellos, para nosotros. —¿Y tú lote? —dijo Aedion, evaluándola a ella, Rowan, y Dorian. —Tomo el primer disparo —dijo Aelin, llamas danzando en sus ojos. Rowan inclinó su cabeza. —Mi señora quiere el primer disparo. Tomará el primer disparo. Y cuando ellos se estén dispersando en un pánico ciego, entraremos. Aedion le dio una larga mirada. —No pierdas este tiempo. —Estúpido —le gritó ella. La sonrisa de Aedion no le alcanzó a sus ojos mientras daba zancadas para ir a buscar armas extra de sus mochilas, cogiendo un carcaj de flechas en cada mano, lanzando uno de los arcos largos sobre su amplia espalda acompañando con su escudo. Manon ya se había colocado a sí misma por encima de las paredes detrás de ellos, refunfuñando mientras se encordaba el otro arco de Aedion. Rowan le estaba diciendo a Dorian: —Corta las explosiones. Encuentra tus blancos, el centro de los grupos, y utiliza solamente esa magia que sea necesaria. No la gastes toda una vez. Apunta a las cabezas, si puedes. —¿Qué hay cuando ellos hayan empezado a aterrizar? —preguntó Dorian, examinando el terreno. —Cúbrete a ti mismo, ataca cuando puedas. Mantén la pared en tu espalda todo el tiempo. —No voy a ser su prisionero otra vez. Aelin intentó dejar fuera lo que él hubiese querido decir con eso. Pero Manon dijo desde la pared sobre ellos, una flecha ahora holgadamente colocada en su arco: —Si llegaras a eso, principito, yo te mataría antes de que ellos pudiesen hacerlo. Aelin siseó: —Tú no harás tal cosa. Ambos la ignoraban hasta que Dorian dijo: —Gracias. —Nadie de nosotros será llevado como prisionero —gruño Aelin, y se marchó. Y allí no habría ni un segundo o tercer disparo.

Profile for Cineadictos pwa

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

IMPERIO DE LAS SOMBRAS 2  

Advertisement