Issuu on Google+

PSICOLOGIA JUVENIL 2012

Amariani Albanés


En ocasiones, podemos sentirnos nerviosos, irritables, excesivamente preocupados o tristes, con ganas de llorar, solos…En definitiva, abrumados por la situación. Es en estos momentos cuando podemos estar experimentando síntomas de ansiedad y depresión. Estas son alteraciones del ánimo que repercuten negativamente en nuestra vida, afectándonos a nosotros mismos y a los que nos rodean. La ansiedad se caracteriza por sentimientos de miedo o malestar intenso, preocupaciones que nos quitan mucha energía, palpitaciones, sudoración, miedo a perder el control, opresión en el pecho, mareos, escalofríos, molestias abdominales, etc. En cambio, hablamos de depresión cuando en nuestro estado de animo prevalece una profunda tristeza o ausencia de sentimiento alguno, una disminución del interés por las actividades que antes nos resultaban gratificantes, sentimientos de inutilidad o culpa, nos resulta difícil concentrarnos… Ambas nos provocan un malestar significativo, impidiéndonos disfrutar de la compañía de los que nos rodean o desarrollar de forma eficaz nuestro trabajo, y lo más importante, impidiéndonos sentirnos bien con nosotros mismos


Hay ocasiones en las que bien por la situación, bien por la persona que nos lo pide, nos resulta muy difícil decir no, por lo que acabamos haciendo cosas que no queríamos y nos sentimos mal por ello. También puede pasar que las personas de nuestro alrededor no entiendan nuestros motivos, produciéndose mal entendidos.

La comunicación es muy importante en nuestras vidas, ya no sólo en el ámbito laboral, sino también en el ámbito familiar y de las relaciones. Es nuestra forma de hacernos entender y de lograr aquello que nos proponemos. Parece algo fácil, intuitivo, pero en realidad, no lo es.

La comunicación se compone de diversos aspectos como el mensaje, las palabras que usamos, el tono de voz, nuestro lenguaje corporal y nuestra expresión facial entre otros. Por ejemplo, no es lo mismo darle la enhorabuena a un compañero con una sonrisa en la cara y estrecharle la mano, que mirando al suelo; esto puede provocar que nuestros mensajes sean malinterpretados.

Con el tiempo, cada uno de nosotros elaboramos una forma personal y propia de comunicarnos, pero ello no significa que esa forma vaya a ser efectiva siempre y en todas las situaciones.


DUELO

La pérdida de un ser querido es una situación muy delicada por la que todos tenemos que pasar en algún momento. Cada persona necesita su propio tiempo, y la duración y características de ese “tiempo" dependerá de la personalidad de cada uno, de quién era el ser querido, de las circunstancias personales, etc. Este periodo de duelo puede llegar a desbordarnos si no contamos con un apoyo y orientación que nos anime a seguir adelante

La fobia es diferente al miedo, ya que el miedo en sí, es adaptativo, nos permite reaccionar ante situaciones que consideramos amenazadoras o peligrosas. Sin embargo, el miedo deja de ser adaptativo cuando se convierte en fobia. La palabra fobia viene de la palabra griegaFobos, que significa “pánico”. Actualmente podemos definir la fobia como un temor acusado y persistente, excesivo e irracional, que se desencadena ante la aparición o imaginación de la situación, animal u objeto que nos da miedo. Esta fobia es la encargada de no dejarnos salir a la calle por miedo a que nos pase algo, o a estar en un sitio donde sea difícil pedir ayuda o escapar, no coger un avión…por lo que puede convertirse en un factor muy limitante en nuestra vida diaria.


La imagen corporal es la representación mental que hacemos de nosotros mismos. Dicho proceso se inicia en la infancia y se fija a los 16 años, por ello, cuando nos miramos al espejo, nuestras comparaciones pueden resultar demasiado exigentes. No hace falta mencionar la gran importancia que tiene la imagen corporal hoy en día y cómo ésta afecta a nuestra autoestima. De hecho, esta imagen influye en nuestra forma de relacionarnos. Por ello, cuando ésta nos genera malestar o cuando se ve alterada por la edad, un accidente, algunas enfermedades o tratamientos médicos, la percepción que tenemos de nosotros mismos y nuestra forma de relacionarnos con el mundo cambia. Tan importante es cuidar nuestro aspecto físico, como cuidar nuestra autoestima, ya que son dos esferas imprescindibles de nuestra persona.


PSICOLOGIA JUVENIL