Issuu on Google+

Cristina Fallarás y Javier Avilés como autores invitados

5000negrosOCTUBRE.indd 1

21/09/11 12:37


HISTORIAS DE LA MIERDA Por JOE KELSO

Hay muchas historias acerca de la mierda que no sabemos. Historias humanas, por supuesto. Personas normales, como tú y como yo, que han tenido experiencias insólitas que tienen por coprotagonista a un zurullo, mojón o como quiera que se le llame. Pero, sobre todo, hay muchas cosas sobre la mierda que no sabemos, que nadie se ha molestado en investigar todavía y que podrían ayudarnos, tal vez, a mejorar nuestro nivel de vida o colocar, de una vez por todas, a un hombre en Marte. !"#$%"&'()'*+&$*+"+*,'"-+"(.'*,+/" 01*"#$%"2+3"(.'*,+4"#$'"51&+6"'6"'-"+7$+"3" mierdas que se hunden? ¿Cómo cojones puede quedarse la “frenada” justo en la parte de la taza del váter que se encuentra por completo inundada de agua? Si se 4$)16'"#$'"-+"8'*9(.8+",'"-+"#$'"'4&9"2'82+"-+"&+:+"61"'4"$6+"4$)'*;8.'")1*14+"3" que además se encuentra la mayor parte del tiempo humedecida, ¿qué propiedades físicas guarda la mierda para poder ir dejando su rastro vital mientras desaparece por las cañerías? Hace muchos años, esto es verídico, yo mismo sufrí una experiencia abisal (me gusta llamarlo así) con una mierda humana. La mierda no era mía. Yo tenía entonces unos trece o catorce años y todavía iba al instituto. Eran las cuatro de la tarde cuando decidí salir de clase para ir al lavabo, allí, en la soledad de la hora de la siesta, con todas las clases repletas de gente escuchando sin dormirse al profesor, la vi, en mitad del pasillo, solitaria y absurda: una mierda. ¿Cómo había llegado una mierda perfectamente formada al pasillo de un instituto a escasos metros de la puerta de los lavabos? ¿Quién había sido el héroe –ahora ya no puede tener otro hombre- que se había jugado el tipo transportando hasta allí su propio producto? Es más, ¿alguien 2+<=+"4.,1"-1"4$;8.'6&'('6&'"14+,1"81(1")+*+",'>'8+*"+--="(.4(1"4.6"(.*+(.'6&14/" Nunca supe del origen de la misma ni quiero tampoco conocer quién fue la persona agraciada que tuvo que sacar aquello de allí. Pero no todo son experiencias cercanas al thriller propio de una teleserie española. Hace pocos días, investigando, llegué a una historia enternecedora de una nieta y su abuela, que compartieron dos semanas de un verano ya lejano alrededor de una mierda. D y su abuelita, camino de la playa, descubrieron una mierda pegada a gran altura en la yuxtaposición de dos paredes cerca de donde se hospedaban con el resto de la familia. Aquel misterio <<¿quién o qué había colocado la mierda allí?>> sirvió de excusa para buscar un momento de soledad para las dos e ir cada mañana a visitar aquel milagro de la naturaleza. Durante dos semanas asistieron atónitas y casi como un ritual a visitar aquel trozo de caca pegado muy, muy alto y que, inexplicablemente, lejos de caerse resistía a las inclemencias del sol o de la brisa. Al siguiente verano, por supuesto, la mierda ya no estaba, pero aquella ausencia les sirvió, para unirse más todavía.

6 5000negrosOCTUBRE.indd 6

21/09/11 12:37


Todos sabemos que la mierda es, sin duda, el resultado del acto de cagar. Y el propio acto de cagar, a edades muy tempranas, nos ha sumido en más de un quebradero de cabeza. Los niños y la mierda, la mierda y los niños, niños de mierda, mierda de niños. Son ideas respetables que circunvalan el cerebro como Cadillacs sin frenos. Es a tan temprana edad que todavía no se dominan los registros que manipulan el esfínter y el ano. Una niña, por ejemplo, camino del colegio con su yaya se confunde. Se detiene. Y se niega a avanzar camino de la escuela ante la incomprensión del adulto que la acompaña. ¿Cómo distinguimos un pedo de una mierda justo en la línea de salida? Es algo que ahora tenemos interiorizado y que casi sería tan impropio de explicar como el mecanismo de la respiración, sin embargo, de pequeños, todavía no estamos preparados. Solo hay que indagar un poco, preguntar y, en seguida, aparecen las primeras historias relacionadas con cagar y niños que nos aproximan a la locura absoluta, a los experimentos conductistas o a la picaresca. Un niño, en una escuela al azar del vasto planeta Tierra, necesita defecar, es más, diría que le es imposible defecar, sin un trozo de papel de periódico en el suelo. Esto lo encontraríamos normal si se tratase de un perro o de un gato, pero no de un niño. Es más, la madre de este niño, lejos de ayudarle a madurar exige a la dirección del colegio que se le proporcione y se le coloca adecuadamente el trozo de periódico en cuestión siempre que el niño necesite defecar. Otro niño, también español, como debe de ser para estas cosas, necesita ser abrazado después de cada liberación del muñequito marrón. Imaginaos la escena de cómo vuelve del lavabo, abre la puerta de clase y sin mediar palabra abraza con todas sus fuerzas a la maestra por primera vez ante el asombro completo de toda su clase preescolar. Estas historias son solo una muestra, un botón, de las muchas de historias humanas y perversas que ocurren alrededor del concepto cagar. En próximos números esperamos contaros más sobre ellas.

zztoper

7 5000negrosOCTUBRE.indd 7

21/09/11 12:37


12 5000negrosOCTUBRE.indd 12

21/09/11 12:37


DESCARGAS ALIENÍGENAS POR NIANDRA

E

scuché un grito extraño a través del teléfono que me aterrorizó por completo. Le dije que cogiera toda la fruta que pudiese y que nos largáramos de allí lo antes posible porque estaban allí cerca y corríamos peligro. Era una especie alienígena dispuesta a destruirnos, o al menos eso era lo que yo creía. Porque entonces, cuando pensé que iban a atacarnos, me di cuenta de su extraña manera de proceder. Vi cómo lo hacían en la casa del vecino. Se masturbaban delante de nuestras ventanas, en nuestros jardines, delante de nuestros garajes, delante de nuestras puertas. Se masturbaban hasta llenarlo todo de una especie de nieve. ¿Era así como pretendían aniquilarnos? 25

5000negrosOCTUBRE.indd 25

21/09/11 12:37


Gui贸n de Joe Kelso e Ilustraci贸nes de Niandra

AGUJERO LLAMADO NEVERMORE

20 5000negrosOCTUBRE.indd 20

21/09/11 12:37


5000 Negros Octubre #3