Issuu on Google+

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS



LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 1

6/29/11 7:16:32 AM


Chris Richards

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS© Es una publicación de Cima Producciones® bajo la dirección de Vino Nuevo de El Paso Oficinas en México Cima Producciones C. Olmos No. 1294 Fracc. Córdova Américas Cd. Juárez, Chih., México (656) 611-2200 www.cima.cc Oficinas en USA 988 Kessler Dr. El Paso, TX. USA 79907 Tel. (915) 317-4845 Fax (915) 850-0202 ISBN 978-1-60526-049-5 Derechos Reservados Citas bíblicas de: Nueva Versión Internacional Reina Valera 1960 Tomadas con permiso



LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 2

6/29/11 7:16:32 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS



LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 3

6/29/11 7:16:33 AM


Chris Richards



LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 4

6/29/11 7:16:33 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

Quiero dedicar este libro a la increible familia de “Vino Nuevo El Paso”, quienes me mantienen motivado a buscar el rostrto de Dios y escuchar su voz para esta generación. Quiero agradecer a mi linda amiga, compañera y esposa, Haydeé, quien edita todos mis libros y me hace verme más educado y culto de lo que soy en realidad. Este libro fue escrito con la genuina preocupación de un pastor, por la condición actual de la iglesia. Lejos de nacer de ira o frustración, sino de temor por el alma de cada persona que se encuentra dentro de la iglesia o de una institucion religiosa y piensa que por su membresia esta salvo. Porfavor toma el tiempo de escudriñar este libro sin rechasarlo pensando que solo es para el inconverso. Esta es una obra para la iglesia.



LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 5

6/29/11 7:16:34 AM


Chris Richards



LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 6

6/29/11 7:16:34 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

Indice UNO: DOS: TRES: CUATRO: CINCO: SEIS:

¿Te conoce?

Pg. 11

El vómito de Dios

Pg. 35

¿En qué consiste la vida?

Pg. 89

Examen del corazón

Para recibir, hay que dar El Antídoto

Pg. 63

Pg. 125 Pg. 159



LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 7

6/29/11 7:16:34 AM


Chris Richards



LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 8

6/29/11 7:16:34 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

El que tiene oídos para oír, oiga. Mateo 11:15

Dios nos llama a examinar nuestras vidas, así como nuestra relación con Él de una manera sobria y seria. Este libro es un llamado a esa examinación personal. A veces no será fácil ni agradable, pero es esencial. Chris Richards



LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 9

6/29/11 7:16:34 AM


Chris Richards

¡Señor, señor, ábrenos! Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no os conozco. Mateo 25:11-12

10

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 10

6/29/11 7:16:35 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

1 ¿Te conoce?

Juan estaba tomando una ducha, cuando de pronto, sintió que todo le daba vueltas y lo envolvía una gran oscuridad. A pesar de ser un hombre joven, de pronto comenzó a tener hemorragias que lo mandaban al hospital a recibir transfusiones de sangre. Los médicos no comprendían lo que sucedía con él, hasta que le encontraron un tumor en el intestino. Ahora, se encontraba solo, tirado en un charco de sangre, incapaz de arrastrarse hacia la puerta para pedir auxilio. Su cuerpo bloqueaba la coladera y el agua y la 11

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 11

6/29/11 7:16:35 AM


Chris Richards

sangre comenzaron a subir. Quiso moverse, pero no tenía fuerzas, ¡se iba a ahogar en su propia sangre! El momento ha llegado... Pensó, y se preparó para el viaje. Señor, te entrego a mis hijas y a mi esposa. Cuídalas, no las abandones. Que nunca se aparten de tus caminos. Por lo menos conocía a Dios, le había entregado su vida y sabía dónde iba a pasar la eternidad. De pronto, Juan sintió que estaba cayendo por un túnel hacia una terrible oscuridad. Qué raro... Pensó. Siempre había creído que vería una luz... En ese instante, un terror pavoroso se apoderó de él. Juan no estaba yendo hacia el cielo, ¡estaba por caer en el infierno! ¡Señor! Comenzó a gritar desesperado. Yo sé que te he fallado, pero ten misericordia de mí, ¡dame otra oportunidad! Después de unos segundos que le parecieron eternos, comenzó a recobrar el sentido. Estaba bañado en sangre. De alguna manera logró golpear contra la puerta y alguien corrió a socorrerlo. Juan sobrevivió y se dedicó a hacer valer los últimos meses de su vida. Su testimonio impactó a muchos miembros de su congregación. El mensaje era sencillo: 12

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 12

6/29/11 7:16:35 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

Entrégate a Dios, deja de pretender que eres cristiano; porque el infierno es real y es un lugar espantoso. Esta es la historia de un hermano de mi esposa según él se la relató a ella.

La pregunta Al compartirle a una persona de Cristo, muchas veces hacemos la pregunta equivocada: ¿Conoces a Dios? Cuando en realidad, lo que debemos preguntarnos es: ¿Nos conoce Dios a nosotros? Esta pregunta me saltó de las páginas al leer dos pasajes de la Biblia. El primero está en Mateo 25:1-12 donde Jesucristo está relatando una historia, un ejemplo de lo que es la iglesia hoy en día, y dice: Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes. Observa que no dice vírgenes y malvadas o vírgenes y prostitutas, sino simplemente, diez vírgenes. Que tomando sus lámparas... Las lámparas nos hablan de luz, de ministerios, de personas que están involucradas en su comunidad cristiana sirviendo a los demás. Salieron a recibir al esposo. Estas son vírgenes cristianas, con ministerios, que salen a 13

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 13

6/29/11 7:16:35 AM


Chris Richards

recibir a Jesucristo; ¡que lo están esperando! Cinco de ellas eran prudentes y cinco insensatas, las insensatas tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite; mas las prudentes tomaron aceite en sus vasijas, juntamente con sus lámparas. Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron. Y a la media noche se oyó un clamor: ¡Aquí viene el esposo; salid a recibirle! Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron, y arreglaron sus lámparas. Y las insensatas dijeron a las prudentes: Dadnos de vuestro aceite; porque nuestras lámparas se apagan. Mas las prudentes respondieron diciendo: Para que no nos falte a nosotras y a vosotras, id más bien a los que venden, y comprad para vosotras mismas. Pero mientras ellas iban a comprar, vino el esposo; y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta. Después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: ¡Señor, señor, ábrenos! Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no os conozco.

Un caso serio La historia ANTERIOR debería asustarnos, porque esa es una pregunta que todo cristiano se debería hacer: 14

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 14

6/29/11 7:16:35 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

Dios, ¿me conoces? No se trata de que yo conozca a Dios o de conocer de Dios, sino de que Dios me conozca a mí. Aquí estamos hablando de diez vírgenes, como dije antes, no se trataba de cinco vírgenes y cinco prostitutas, pues eso lo hubiéramos entendido muy bien. ¡Por supuesto que las prostitutas no iban a entrar! ¡Claro, ese tipo de mujeres no tenían lugar en las bodas del Cordero! Sin embargo, se trataba de diez vírgenes. No sólo eso, sino que eran diez vírgenes con lámparas, es decir, eran personas que cada domingo que se abrían las puertas del templo, estaban ahí, gente participativa, activa en la iglesia, que lo llamaban Señor. No obstante, Jesucristo les dice: No las conozco. Dios no conoció a la mitad de ellas. Estoy consciente de que, como Pastor de una congregación, algún día tendré que pararme delante de Dios y responder por la vida de mis ovejas. Dios me va a preguntar: Chris, ¿qué hiciste con las vidas que te di? Y lo último que quisiera tener que escuchar, es que la mitad de ellas, hayan sido desconocidas para el Señor, porque no les hablé la verdad. Lamentablemente, hoy en día hay demasiados cristianos falsos, seudo cristianos que por fuera dan la apariencia de ovejas porque todos los domingos se aparecen por ahí, 15

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 15

6/29/11 7:16:36 AM


Chris Richards

cantan, levantan las manos y danzan; saben hablar, saben decir las palabras correctas, pero al examinar sus vidas encontramos que no son genuinos. Si Dios examinara nuestras vidas en este día, ¿qué encontraría? ¿Seríamos de las cinco vírgenes a las que Dios les dice: Entren en el gozo de su Señor. O seríamos de las cinco vírgenes a las que el Señor les dice: No las conozco, apártense de mí; hacedoras de maldad?

TODO Depende Depende de mucho más que solamente ir a sentarnos en una silla cada domingo. En ocasiones siento que como Pastor he fracasado. Tanto le he hablado a mi congregación de la gracia de Dios (y la verdad es que sí creo en esa gracia, yo sé que somos salvos por gracia y no por obras), pero me temo que hemos caído en liberalismo; en un vivir como me da la regalada gana, al fin y al cabo, cuento con la gracia de Dios. El sábado por la noche me voy de parranda, me pongo hasta atrás, y el domingo vengo a cantar mis aleluyas creyendo que la gracia de Dios me alcanza. 16

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 16

6/29/11 7:16:36 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

Queremos vivir nuestra vida como si Dios no existiera, por eso es que, sin darnos cuenta, ¡somos lobos disfrazados de ovejas! Creemos en Dios, pero vivimos como si no existiera. En mi vida hago lo que yo quiera. Me voy a donde yo quiera. Veo lo que se me antoje. Me junto con quien más bien me parezca. Gasto mi dinero como me dé la gana. Creo en Dios, pero no quiero un compromiso con Él. En otras palabras, queremos un cristianismo de bufé, porque cuando vas al bufé puedes escoger lo que quieras. Vas pasando y dices: No, yo no quiero esto, quiero aquello. No quiero esas verduras, no me gustan las espinacas. En casa te obligan a comer sanamente, pero en el bufé, no quieres ensalada y mejor optas por los postres, porque en el bufé escogemos lo que queremos y dejamos lo que nos desagrada. Muchos de nosotros nos hemos convertido en cristianos de bufé. Vengo a la iglesia y quiero la gracia y el perdón de Dios. Eh... Quiero la bendición y la prosperidad. Me gusta la sanidad, ¡pero no me 17

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 17

6/29/11 7:16:36 AM


Chris Richards

hables de la santidad! Y del compromiso, ¡ni se diga! ¿Entrega y sacrificio? ¡Por favor, qué infamia! ¿Y del diezmo? ¡Tzz!

Entrega total Las estadísticas nos dicen que más del 94% de la gente cree en Dios, pero ¿cuántos de nosotros creemos que el 94% de la gente va a ir al cielo? ¡Nadie! ¿Por qué? Porque no vemos en ellos evidencia de que Jesucristo sea realmente su Señor, y es que no es suficiente creer con la mente, pero desgraciadamente, muchos de nosotros vamos a ser de esos cinco a los que el Señor les dice: No los conozco. Por cuestión de 38 centímetros: la distancia entre la cabeza y el corazón, no seremos parte de las bodas del Cordero, porque con la cabeza decimos: Sí, yo creo en Dios, Dios existe, Dios es mi Salvador. Pero nunca hemos dejado pasar a Dios del cerebro al corazón para cambiar nuestra vida. Creemos que podemos vivir como nos pegue la gana, al fin y al cabo: El domingo iré a la iglesia y la gracia de Dios me alcanzará. 18

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 18

6/29/11 7:16:36 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

¿Estoy anulando la gracia? No, creo en ella con todo mi corazón, pero la gracia de Dios manifiesta en nuestra vida debe traer un cambio, de otra forma no se ha manifestado. Forzosamente tiene que haber un cambio en mi manera de ser y de vivir. La presencia de Jesucristo en mi vida, tiene que cambiarme el lunes, el martes, el miércoles, el jueves, el viernes, el sábado y el domingo. Sin un cambio, no ha habido conversión. En Isaías 29:13 viene una advertencia muy seria: Dice, pues, el Señor: Porque este pueblo se acerca a mí con su boca... Saben qué hablar, saben manejar la jerga cristiana. Y con sus labios me honra... Saben cantar alabanzas. Pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí no es más que un mandamiento de hombres que les ha sido enseñado. ¿Cuántos de nosotros vamos a la iglesia sencillamente porque algo nos ha sido enseñado? ¿Porque es parte de nuestra cultura y nuestra formación? Tal vez de pequeños nos llevaban a la iglesia, si no con mucha frecuencia, por lo menos en Navidad o Semana Santa había algo de conciencia de Dios; el problema es que tú y yo continuamos con esa tradición, venimos a la iglesia solo porque es parte de nuestra cultura. Nos convertimos en muy buenos actores. El domingo, 19

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 19

6/29/11 7:16:37 AM


Chris Richards

yo sé cómo comportarme, qué palabras usar y qué posturas adoptar, pero salimos de aquí y nos quitamos las máscaras en nuestras casas para vivir de una manera muy diferente. Es por eso que muchos de nuestros compañeros de trabajo no quieren tener nada que ver con Jesucristo, piensan que somos una sarta de hipócritas, ¡y tienen toda la razón! Porque cada domingo nos ponemos una máscara y se nos llena la boca de decir: Es que yo creo en Dios, hice una oración y Dios me ha salvado. No soy perfecto, pero soy santificado. Sin embargo, en Mateo 7:15-23 Jesús nos hace una gran advertencia: Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Muchas veces pensamos que en este versículo Jesús está hablando de gente que viene con falsas doctrinas para tratar de engañarnos, pero no es así, el Señor se refiere a ti y a mí; y continúa diciendo: Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. Asi que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 20

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 20

6/29/11 7:16:37 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

Esto habla de acción en nuestras vidas, habla de que nuestra fe en Jesucristo tiene que ir más allá de una creencia o un mero consentimiento mental. De algo que forzosamente tiene que causar un impacto en mi vida. En la manera en que actúo, en que me comporto con mi cónyuge, con mis padres o mi jefe. En la manera en que me desempeño como empleado o como ciudadano. Todo esto tiene que ir cambiando por la presencia de Jesucristo en mi vida. Me parte el corazón ver que muchos de nosotros que creemos estar a salvo del juicio, nos toparemos con una cruda realidad, porque el Señor mismo nos lo dice: Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor... ¿No profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? y entonces les declararé: Nunca os conocí, apartaos de mí, hacedores de maldad. Esto me dice que los lobos vestidos en ropas de oveja, podríamos ser tú y yo. Que nos engañamos a nosotros mismos pensando que somos cristianos solo porque los domingos vamos a la iglesia. Me dice que no hemos sido cambiados ni transformados por Jesucristo. El Señor nos dice claramente que por nuestro fruto demostraremos quiénes somos en realidad. Vale la pena cuestionarse si nuestro fruto da evidencia de Jesucristo o no. Si nos entregamos a Jesucristo con una oración, pero nuestra manera de vivir no ha cambiado, es porque Jesucristo no ha llegado a nuestro corazón. 21

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 21

6/29/11 7:16:37 AM


Chris Richards

Transformación La Escritura dice que el que robaba, ya no robe más; que el que mentía, ya no mienta más; que el que fornicaba, no fornique más. ¿Qué cambio ha habido en ti desde que Jesucristo llegó? Si dices que no ha habido ningún cambio, si sigues siendo el mismo pecador, es porque Jesucristo no ha llegado a tu vida, así te mantengas en la iglesia todos los domingos, aunque seas edecán o cantes en la alabanza; si no ha habido un cambio, entonces Jesucristo no está en nosotros y no somos salvos. El sentarnos cada domingo en una silla, no nos salva. Y bien sabemos que la salvación no es por obras, sino por la sangre de Jesucristo, pero cuando el Señor verdaderamente viene a nuestras vidas, los resultados serán evidentes. Santiago desafía a la iglesia en el capítulo 2:19-20 diciendo: ¿Tú crees que Dios es uno? Bien haces. También los demonios creen, y tiemblan. El problema es que muchas veces, los demonios tienen más conciencia que tú y yo. Nosotros ni temblamos; ¡Ah, claro. Dios sí existe! Pero seguimos viviendo como nos da la gana, mientras que los demonios saben que Dios existe y tiemblan ante él, sin embargo, no dejan de ser demonios. Entonces, el 22

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 22

6/29/11 7:16:37 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

hecho de que hagamos conciencia de que Dios existe, no es suficiente. Santiago continúa: ¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta? ¿Hay evidencia en nuestras vidas de un cambio? Los demonios creen, pero no cambian, y nosotros, ¿qué cambio hemos tenido? ¿Qué obra hay en nuestra vida que da evidencia de que Jesucristo es nuestro Señor? ¿Existe alguna señal de cambio? ¿Acaso dejaste de ser mujeriego? ¿De ser tan borracho o iracundo? ¿Qué cambio se ha producido en tu vida? En Lucas 19:8 vemos a un hombre llamado Zaqueo que tuvo un encuentro con Jesús. Era un cobrador de impuestos y en esos tiempos, los cobradores de impuestos no tenían sueldo, la única manera en que podían pagarse a sí mismos era robándole a la gente, cobrándoles demasido; entonces se servían con la cuchara grande y terminaban enriqueciéndose mediante el robo contra su propia gente. Zaqueo no era la excepción, se había hecho sumamente rico, era un buen ladrón. Sin embargo, aquí vemos que tiene un encuentro con Jesucristo que cambia su vida por completo. Jesucristo, al ver el cambio de Zaqueo, hace una declaración muy importante: Entonces Zaqueo, puesto de pie, dijo al Señor: He aquí, Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguno, se lo devuelvo cuadruplicado. 23

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 23

6/29/11 7:16:38 AM


Chris Richards

¡Qué cambio! El hombre que vivía para sí mismo, para robar, para enriquecerse, de repente dice: La mitad de lo que tengo, va a los pobres, y a los que les he robado, les voy a devolver cuatro veces lo que les cobré de más. ¡El hombre se iba a quedar sin nada! Mas Jesús declara sobre su vida: Hoy ha venido la salvación a esta casa. ¿Porque le dio todo a los pobres? No, sino por el cambio que vino a su vida. El que dejemos de ser mujeriegos y ladrones no es lo que nos salva; Jesucristo es el que lo hace, pero cuando Él viene a nuestras vidas, debe surgir una transformación como evidencia de la entrega. Permíteme explicarlo de esta manera: supongamos que aquí tenemos a una madre con su bebé. ¿Es el bebé el que embarazó a la madre? No, el bebé no la embarazó. De la misma manera, las buenas obras, el cambio, el dejar de robar, el dejar de mentir, ¿nos salva? No, así como el bebé no puede embarazar a la madre, lo que nosotros hacemos no nos salva. Sin embargo, el bebé es evidencia de que hubo un embarazo. De la misma forma, el cambio en nuestras vidas: el que dejemos de robar, de mentir, de emborracharnos; el que dejemos de ser las personas que éramos antes, no nos salva, pero da evidencia de la obra de Jesucristo en nosotros. 24

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 24

6/29/11 7:16:38 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

Entonces, ¿qué evidencias hay en nuestras vidas de que somos hijos de Dios? Si la respuesta es que en realidad no ha habido ningún cambio, entonces necesitamos clamar delante de Dios diciendo: ¡Señor, sálvame! He venido a la iglesia toda mi vida, pero no he permitido que entres a mi corazón para cambiarme, ¡sálvame! No perdamos la salvación por quince miserables pulgadas (38 cm.), que separan la mente del corazón. Porque se puede perder la eternidad por esa pequeña distancia.

¿Está en mi mente, o en mi corazón? Lo cierto es que esas cinco vírgenes que se quedaron fuera sabían del novio, lo conocían, sabían que era bueno y que estaba por venir, de hecho, ¡lo estaban esperando! Inclusive, se habían preparado para esperarlo con sus lámparas, ¡estaban listas! Pero aunque lo llevaban en el pensamiento y tenían un conocimiento intelectual de Él, nunca dejaron que entrara en su corazón para cambiar sus vidas. En Salmos 36:1-2, David dice: “Ser impío lo llevo en el corazón”. No hay temor de Dios delante de sus ojos. Cree que merece alabanzas y no halla aborrecible su pecado. 25

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 25

6/29/11 7:16:38 AM


Chris Richards

Ser impío, ser mujeriego, ser adicto a la pornografía, ser un golpeador, ser iracundo, ser chismoso; se lleva en el corazón, es parte del carácter, así se nace. No hay temor de Dios delante de mis ojos, creo merecer alabanza y no encuentro aborrecible mi pecado. La pregunta es: ese pecado en tu vida, ¿es algo que aborreces, o dices: es que es parte de mí? ¿Consideras que ese alcoholismo es una enfermedad que padeces o reconoces que es un pecado que debieras aborrecer? Muchos nos engañamos pensando que somos personas de carácter fuerte: No, es que así soy. He sido iracundo desde que era niño. Pues desde que eras niño necesitabas a Cristo en tu corazón. Seamos sinceros, ¿aborrecemos el pecado, o nos gusta y lo acariciamos? Si tratamos de engañarnos pensando: Está bien. Trataré de modelar mis reacciones, pero seguimos sobando y acariciando el pecado creyendo que un buen día de Dios lograremos dominarnos, estamos mal. No es cuestión de dominar el pecado, es cuestión de crucificarlo para que muera de una vez por todas. De otro modo, demostramos que no hemos nacido de nuevo. En Proverbios 8:13 dice: El temor de Jehová es aborrecer el mal; la soberbia y la arrogancia, el mal camino, y la boca perversa, aborrezco. 26

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 26

6/29/11 7:16:38 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

Se trata de aborrecer el mal, de aborrecer el pecado en nosotros. Por otro lado, antes de que quieras cortarte las venas, permíteme aclarar que Dios no nos está llamando a una perfección, pero si tenemos un verdadero acercamiento a Él, esa relación nos llevará al punto en que odiamos el pecado en nuestra vida. Al grado que el respeto y el temor a Dios no me permiten seguir viviendo con esa adicción a la pornografía, ese alcoholismo, esa idolatría; sino que lo repelo y quiero alejarlo de mí, porque me doy cuenta de que me separa de Él, que ofende a mi Señor y por lo tanto lo aborrezco. La diferencia es la misma que hay entre un cerdo y una oveja; al cochinito lo podemos tomar, lavar, perfumar y acicalar con un collar de diamantes. Podemos pasearlo por las calles y hacerlo verse tan simpático; pero tenlo por seguro que al primer instante que encuentre un charco, se va a tirar el clavado y revolcarse en el lodo. Va a nadar de mariposa, de frente y de crol, porque a él le encanta el zoquete y quiere quedarse ahí porque esa es su naturaleza. Lamentablemente, lo mismo le sucede a todo ser humano que vive sin Cristo Jesús. La oveja es totalmente diferente. Mientras que las ovejas sí se ensucian, ya que si tú vas al campo, podrás comprobar que tienen manchas de lodo por todos lados, pero sin embargo, no les gusta el zoquete; si caen en un charco de lodo, hacen todo lo posible por salirse de ahí. 27

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 27

6/29/11 7:16:39 AM


Chris Richards

¿Cuál de los dos somos tú y yo? Somos ese cochinito al que le encanta batirse: ¡Hey, amigos, vámonos de parranda! ¿Nos ponemos bien borrachos y pensamos que tuvimos un buen fin de semana? O somos esa ovejita, que sí, tal vez de vez en cuando termina con amigos que no debiera y se pone hasta atrás, pero despierta diciendo: Dios, perdóname, ¡qué he hecho! Rompe esto en mi vida. ¿Cuál somos? ¿Nos gusta nuestro pecado o queremos acabar con él?

Temor de Dios El temor de Dios, no solo es aborrecer el mal, sino también es una obediencia total y radical a sus preceptos. No es suficiente deshacerme del pecado, también tengo que ser un siervo de Dios, un esclavo de Jesucristo como Pablo se llama a sí mismo; Señor, yo haré lo que tú me pidas. Lo vemos en Abraham cuando Dios le pide que ponga a Isaac, su único hijo, en el altar. Aquí no se trataba de un pecado asqueroso, sino de su propio hijo, y la Escritura dice que muy de mañana se levantó y se fue por el desierto con su pequeñito a un lado. Al llegar, lo amarra y lo pone sobre 28

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 28

6/29/11 7:16:39 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

el altar, saca el cuchillo para degollar a su amado hijo y después prenderle fuego hasta que se consumiera y quedara en cenizas... todo porque Dios se lo había pedido. Si Dios te dijera: Hijo, dame tu automóvil, ¿qué contestarías? ¡Ah, no! ¡Mi carro, no! Si Dios te dice: Hijo, ábreme tu casa, o bien: háblale a tu vecino de su pecado, la nuestra debe ser una obediencia total. En Génesis 22:12 Dios mismo le está hablando a Abraham y le dice: No extiendas tu mano sobre el muchacho ni le hagas nada, porque yo conozco que temes a Dios. ¿Sabe el Señor que tú y yo le tememos? ¿Que le amamos? ¿Que le vamos a obedecer nos pida lo que nos pida? Por cierto, ¿cómo es que Dios supo que Abraham le obedecería? Por cuanto no me rehusaste tu hijo, tu único hijo. Si Dios nos pidiera hoy mismo que dejáramos esos amigos que le desagradan, esos amigos que son una mala influencia para nosotros, ¿estaríamos dispuestos a hacerlo? Si te pidiera: Deja ese trabajo, porque no es bueno para ti. 29

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 29

6/29/11 7:16:39 AM


Chris Richards

¿Renegarías? ¿Pues a poco me voy a quedar sin trabajo? ¡Qué voy a hacer! Dejarlo, porque tenemos que estar dispuestos a obedecer. El problema es que muchos de nosotros le ponemos condiciones a Dios. Señor, yo te sirvo, sí; pero no me pidas que deje tal o cual. Te sirvo, sí; pero no me pidas que deje mi pornografía. Te sirvo con gusto, ¡pero ni se te ocurra salirme con que dé el diezmo! Te sirvo, pero ni creas que me vas a pedir que asista más que los domingos en la mañana, ¿otro día de la semana? ¡No seas exagerado Dios! ¿Qué no sabes que trabajo mucho y estoy muy cansado? Condicionamos a Dios mientras que deberíamos tener una obediencia radical. En Juan 14:15 Jesús dijo: Si me amas, guarda mis Mandamientos. Mi enseñanza siempre ha sido y creo de todo corazón lo que la Palabra dice, que el guardar Los Diez Mandamientos no nos salva. De hecho, Dios nos los dio para que nos diéramos cuenta de que por nuestras fuerzas no podíamos ser salvos, sino que teníamos que acudir a él; pero eso no significa que yo pueda tomar los Mandamientos de Dios y 30

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 30

6/29/11 7:16:39 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

aventarlos a la basura. Jesús mismo dijo: Si me amas, guarda mis Mandamientos. Aunque el guardar los Mandamientos no me salva, tengo que tratar de hacerlo como un acto de amor hacia Dios. Es como el que yo recoja mis zapatos de la sala y los lleve al closet de mi casa. Ese acto no me hace un hombre casado; pero el hecho de que yo amo a mi esposa, me impulsa a recoger los zapatos en vez de dejarlos tirados por amor a ella. Así Dios te está diciendo: Los Mandamientos no te van a salvar; pero si tú me amas, guárdalos. Nuestro amor por Dios tiene que ser tal, que estamos dispuestos a entregarle todo nuestro ser. Que tenemos la disposición de dejarlo todo por Él, llámese amigos, familia, negocios, vicios o cualquier otra cosa, todo por amor a Él. Al joven rico que se le acercó a Jesús, el Señor le dijo: Vende todo lo que tienes, dalo a los pobres y sígueme. Pero éste se tuvo que ir porque no amaba a Dios lo suficiente. A Pedro, Jesús le dijo después de haber resucitado y encontrarlo pescando: Pedro, ¿me amas a mí, más que a éstos? Refiriéndose a sus compañeros (Juan 21.15). Esto me recuerda la historia de un tipo llamado Buck, que vivía en el tiempo de los hippies cuando el cabello largo estaba de moda. Este hombre sabía que era salvo por gracia, pero le encantaba tener el cabello largo. En una 31

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 31

6/29/11 7:16:40 AM


Chris Richards

ocasión en que estaba dando gracias porque su salvación no era por obras, sino por gracia, el Señor le dijo: Córtate el cabello. Buck se sobresaltó y respondió: ¡Te reprendo Satanás, eso no es de Dios. Por gracia somos salvos! Pero el Señor insistió: Buck, córtate el cabello, porque las raíces del orgullo han entrado en tu corazón, y adoras más tu cabello que a mí. Hay cosas en nuestra vida que tenemos que dejar por amor a él. Jesús dijo: El que ama a padre o madre, más que a mí, no es digno de mí. Esto implica que Dios nos conoce por nuestros frutos, por nuestra obediencia radical y por nuestro amor a Él. Que no nos conoce por sentarnos en una silla los domingos en la mañana, por levantar las manos y cantar, sino por nuestra obediencia, por nuestro amor hacia Él y por el fruto que emana de nuestra vida. La pregunta obligada es: ¿te conoce Dios?

32

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 32

6/29/11 7:16:40 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

33

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 33

6/29/11 7:16:40 AM


Chris Richards

Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! Apocalipsis 3:14-16

34

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 34

6/29/11 7:16:40 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

2 El vómito de Dios

Un lobo vestido de oveja es todo aquel que cree en Dios, pero actúa como si no existiera. La Biblia se refiere a él como alguien que provoca el vómito de Dios. Un concepto bastante incómodo. Pensándolo bien, nadie quiere convertirse en el vómito de Dios; pero por desagradable que nos parezca la idea, aquí encontramos a Dios vomitando, porque a pesar de ser un Dios de amor, hay ciertas personas 35

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 35

6/29/11 7:16:40 AM


Chris Richards

que le dan náuseas. ¿Por qué? Por esas características de los que nos llamamos cristianos. Lo encontramos en Apocalipsis 3:14 y sabemos que nos está hablando a nosotros porque dice: Escribe al ángel de la iglesia, en Laodicea. En otras palabras, está hablando a los creyentes, a ti y a mí. No se refiere al pagano de la calle, al vecino borracho que nunca ha oído de Jesucristo; está hablando acerca de nosotros, y dice: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto: Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. (Apocalipsis 3:14-16).

tibio, ¿yo? Seguramente concuerdas conmigo en que no te gustaría

que Dios te vomitara en el día del juicio, por eso es que hago el llamado para que busquemos salirnos de ese parámetro de tibios, donde tratamos de escondernos bajo el clásico pretexto de: Yo no quiero ser malo ni hacerle mal a nadie, pero tampoco quiero ser fanático. 36

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 36

6/29/11 7:16:41 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

De querer quedarnos a medias, porque Dios no nos quiere ahí; de hecho, dice que de hacerlo, ¡nos vomitará de su boca! Laodicea era una ciudad muy cómoda. Tenía estadios, teatros y centros comerciales. La gente podía vivir una vida muy relajada. La ciudad de El Paso, Texas, donde yo vivo, es una ciudad en la que se vive cómodamente. No hay mucho crimen, en comparación con otras de su tamaño no tiene un tráfico insoportable. Puesto que no tiene tanta población, las distancias que recorremos para ir a trabajar no son sacrificadas, pero a pesar de ser pequeña, es ciudad; es decir, tiene sus centros comerciales, cines, teatros, estadios y suficiente diversión. Se vive con bastante comodidad. Desgraciadamente, parece que mientras más cómodamente vivimos los cristianos, más nos acomodamos en lo espiritual, y nos convertimos en cristianos tibios, lobos disfrazados de ovejas.

Cristiano tibio El mismo término resulta incongruente, ¿cómo puede existir tal cosa? Decir cristiano tibio, es tanto como decir fuego tibio, o hielo tibio. Un cristiano no puede ser tibio porque el cristianismo no es un asunto de la cabeza. Cuando lo reducimos a un consentimiento mental como lo hacen 37

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 37

6/29/11 7:16:41 AM


Chris Richards

algunos profesores universitarios de teología que carecen de pasión por Dios, sus conceptos se vuelven aburridos, huecos e irrelevantes. Eso no es el cristianismo, el cristianismo se vive con el corazón. Otra expresión que escuchamos a menudo es la de cristianos a medias. Eso es algo que tampoco puede existir, porque o somos de Dios al cien por ciento, o no somos de Dios. Imposible decir: Bueno Dios, soy tuyo el domingo, pero el resto de la semana, soy del chamuco. De hecho, Jesucristo nos lo advirtió: El que no toma su cruz (a diario) y me sigue, no es digno de mí.

¿QuIÉn es un cristiano tibio? Es alguien que quiere creer en Dios, pero no quiere ser fanático. Es aquel que dice: Quiero ser un buen cristiano, pero eso de cantar, levantar las manos y danzar dando vueltas como locos... No, no, no, ¡exageran! Yo soy una persona seria y tengo que conservar mi dignidad. Es aquel que aunque quiere creer en Dios, prefiere no caer en el fanatismo, pero al mismo tiempo, no le causa conflicto alguno ser fanático del deporte. Alguien a quien no le cuesta ser fanático de las compras, cuya tarjeta de crédito parece tener propulsión a chorro 38

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 38

6/29/11 7:16:41 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

porque se endroga sin miramientos. Es interesante que no tenemos miedo de caer en el fanatismo en otras áreas de nuestra vida, pero cuando llegamos al cristianismo, ¡ah! Ahí queremos creer en Dios, mas no vernos como esas personas chifladas que no salen de la iglesia, que brincan como chapulines en la alabanza y salpican todas sus conversaciones con: ¡Amén, aleluya! Ese, señoras y señores, es un cristiano tibio. Un lobo disfrazado de oveja. A un cristiano tibio le importa más la atención y aprobación del hombre, que la de Dios. Queremos quedar bien con el compadre, no queremos que se incomode cuando viene a visitarnos y por eso le tenemos sus cheves. Por cierto, Dios nos guarde parecer unos persignados con los compañeros del trabajo, por eso les festejamos sus chistes obscenos, ¡pero sí creemos en Dios! Sólo que también queremos quedar bien con todo el mundo. Lucas 6:26 dice: ¡Ay de ustedes, cuando los hombres hablen bien de ustedes! Y Gálatas 1:10 añade: Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? Como que Pablo entiende que no se puede obtener el favor de los dos; o quedo bien con Dios, o quedo bien 39

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 39

6/29/11 7:16:41 AM


Chris Richards

con los hombres. Es imposible lograrlo porque al final de cuentas, con el que voy a quedar mal, ¡es con Dios! Por eso, Pablo concluye diciendo: ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo. Pablo no pretende que seamos personas ofensivas, no tenemos por qué ser tajantes, Jesucristo no era ofensivo en ninguna manera; ni siquiera con la prostituta, los cobradores de impuestos o los ladrones; pero tampoco cedía en nada. Él nunca condescendía en su vida personal. En nuestro caso, ¿qué es más importante: lo que piensa la gente o lo que piensa Dios? El cristiano tibio nunca comparte su fe en Jesucristo. No la comparten porque no creen que solo en Jesucristo está la salvación. En lo profundo de su ser sienten que todos pueden llegar al cielo si son buenos, si van a la iglesia, si de vez en cuando ayudan a algún huerfanito. Después de todo, ¡Dios es bueno! Él no quiere que nadie se pierda, ¿qué no? ¡Seguramente permitirá que toooodos “sus hijos” entren al cielo! Es porque carecen de una convicción real de que solo en Jesucristo hay salvación y, por lo tanto, nunca hablan con nadie del Señor, son cristianos tibios, lobos disfrazados de ovejas. En Mateo 10:33, Jesús mismo declaró: Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos. 40

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 40

6/29/11 7:16:42 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

Los cristianos tibios están dispuestos a hacer cualquier cosa para aliviar su culpabilidad. Si bien oran pidiendo perdón: ¡Ay, Señor. Perdóname, perdóname... la volví a regar! En realidad no piensan cambiar. Únicamente quieren aliviar la culpabilidad momentánea y salir de la caldera en la que sus malas acciones los han arrojado. Son como aquel que asiste religiosamente a confesarse, y sigue siendo el mismo borracho, el mismo mujeriego, el mismo ladrón. ¿Cuántos de nosotros venimos con lo mismo delante de Cristo Jesús? Cada vez que le fallamos corremos a pedir perdón, pero luego nos levantamos con la conciencia apaciguada y en la primera oportunidad volvemos a hacer lo mismo. Cristianos tibios. Vamos a la iglesia de vez en cuando, pero no mucho, ¡por qué exagerar! Con que vaya una vez al mes, tal vez dos veces si me he portado muy mal... pero eso es más que suficiente, no me pidan más. Los cristianos tibios piensan más en la vida sobre la tierra, que en su eternidad. Sus pensamientos y preocupaciones giran más en su auto, en su casa, en su carrera, en su ropa y en las cosas de esta vida, que en las cosas eternas. Porque al pensar en pasar la eternidad con Cristo, concluye: Eso será ya cuando esté viejito. Cuando me acabe, entonces le serviré. Posterga su entrega a Dios para cuando ya no sirve para 41

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 41

6/29/11 7:16:42 AM


Chris Richards

nada, cuando ya esté jubilado y no tenga ni dientes, ni pelo, ni fuerzas para otra cosa: Entonces sí, Señor. ¡Haz conmigo lo que quieras! ¡Qué generosos somos con nuestras vidas! Nos preocupamos más por el hoy. Por obtener ese coche, que por ayudar a los huérfanos o sembrar en la vida de un misionero. La vida terrenal es mucho más importante que la eternal. Un cristiano tibio mide su moralidad en comparación a los demás. Y es muy fácil compararse con los demás, ¿no es cierto? Porque en un grupo grande siempre vamos a encontrar alguien más pecador que nosotros, eso es ineludible. En una iglesia es fácil encontrar una docena de gente más pecadora que tú. De modo que nos comparamos con los “peorcitos” y siempre resultamos mejor. Somos como ese fariseo que estaba en el templo orando a voz en cuello: Señor, doy gracias a Dios, que no soy como aquél. Lo que nunca hacemos es comparar nuestra santidad con la de Dios, porque eso sí que nos espantaría. Con tal de que seamos un poquito mejor que el vecino de al lado, nos ufanamos pensando: Ya, Dios. ¿Qué más quieres? ¡No exageren! ¡Cristiano tibio! Los cristianos tibios quieren librarse de las consecuencias del pecado sin tener que cambiar sus vidas. Quieren que 42

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 42

6/29/11 7:16:42 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

Dios sea “un seguro contra incendios”. Creen que con dar una ofrenda ocasional se ganan un seguro contra el infierno, eso es lo único que quieren de Dios. Señor, dime que no tengo que hacer nada más para garantizarme que me voy a librar del infierno, pero no pidas más. Yo solo quiero el paquete básico; lo mínimo, porque estoy muy ocupado. ¿Cuántos de nosotros hacemos lo mismo con nuestro coche? Buscamos la aseguranza más barata para cumplir con la ley de modo que no me tuerza la policía, y lo mismo con Dios. Lo único que queremos es que nos salve el pellejo sin tener que entregarle alma y cuerpo. Mira, Dios. Estoy dispuesto a ir a la iglesia pero no quiero que me hagas un fanático aleluya, ¿estamos? Cristiano tibio. Lobo disfrazado de oveja.

S.O.S. Un cristiano tibio solo busca a Dios cuando se encuentra en aprietos. Para él, Dios no es sino El Genio de la Lámpara. Quiere mantenerlo alzadito en una repisa porque, mientras le va bien en la vida, ¿para qué lo necesita? Si no tiene problemas en el matrimonio, si todo marcha bien en el trabajo, si no hay problemas de salud, es porque yo estoy bien; y nos olvidamos de Dios. Vamos a la iglesia como una 43

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 43

6/29/11 7:16:42 AM


Chris Richards

tradición. ¡Ah, pero si de repente vamos con el doctor y nos dice: Tienes cáncer. Entonces sí corremos a la iglesia con mucho fervor. ¡Pastor, ore por mí! ¡Señor mío, tócame! En ese momento queremos que Dios obre a nuestro favor y le prometemos hasta las perlas de la virgen. Dios, me pongo en tus manos. Te entrego mi vida, te entrego mi trabajo, ¡te entrego hasta la suegra! Estamos dispuestos a entregarle lo que sea, pero no bien nos sana, y al instante se nos olvida todo lo que habíamos prometido. Cristiano tibio, lobo disfrazado de oveja. En los momentos de apuros corremos y casi le sobamos la barriga como si fuera un Buda: ¡Ay, Diosito santo! ¡Mi hijo está en las drogas, sácalo! ¡Oh, Dios. Me corrieron del trabajo! Pero al momento que todo está bien: Ok. Métete en la lámpara.

Miserable Los cristianos tibios dan a Dios solo cuando no les incomoda. En vez de dar los diezmos y las ofrendas, dan limosnas: Toma Dios, aquí me sobra este cambio. No estoy dispuesto a incomodarme o a cambiar mi estilo 44

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 44

6/29/11 7:16:43 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

de vida. Quiero seguir con mi coche del año y mi ropa de diseñador, pero: ¿Sacrificar algo de eso para darle a Dios? ¡Tendría que estar loco! Somos como el hombre que después de varias horas infructíferas en su cacería de venados decidió hacer un trato con Dios: Mira, Señor, si me das dos venados, uno de ellos será para ti. En ese instante aparecen dos machos preciosos frente a él. El hombre se quedó atónito, ¡Dios había escuchado su oración! Lenta y silenciosamente levantó el rifle con cuidado para no hacer ningún ruido que ahuyentara a los animales. Apunta, presiona el gatillo y dispara. Uno de los venados cayó al suelo mientras el otro, asustado por el disparo, desapareció entre el follaje tan pronto como había venido. El tipo menea la cabeza, levanta la vista y dice: Ni modo, Señor. ¡Se nos fue el tuyo! Es gracioso, ¿pero cuántos no actuamos igual en nuestra manera de dar? Recibimos un bono en el trabajo y lo primero que pensamos es: ¡Dios, ahí se te está yendo lo tuyo! Porque todo se nos atraviesa en el centro comercial. ¡Imposible prescindir de esos zapatos nuevos! Cristianos tibios, lobos disfrazados de ovejas. 45

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 45

6/29/11 7:16:43 AM


Chris Richards

IGUALES Lo más triste de todo es que no hay gran diferencia entre el cristiano tibio y la gente del mundo, porque un cristiano tibio se viste igual que ellos. Se pone la misma minifalda, la misma blusita transparente con sendo escote que las mujeres del mundo; hablan las mismas groserías, cuentan los mismos chistes, se valen de las mismas trampas, le gritan a su pareja y tienen el mismo consumismo. Gastan en lo mismo, educan a sus hijos de la misma manera y se divorcian a la par que los demás. Si verdaderamente amáramos a Dios, estaríamos conscientes de lo que dice en su Palabra referente al divorcio, ¡que lo aborrece! Pero cuántos no dicen: Es que ya no me hace feliz.  Es que lo que me hizo, ¡no se lo puedo perdonar!

QUEJAS POR TODO Gruñen y lloriquean. ¿Qué tal si esa es la cruz que Dios puso en tu vida? ¿Qué si tu pareja  es el aguijón de Pablo para ti? Si Dios te dice: Es mi voluntad. Toma tu cruz.  ¿Vamos a actuar igual que los del mundo y divorciarnos porque ya no le aguanto, ya no le amo, ya me colmó? 46

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 46

6/29/11 7:16:43 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

Cristianos tibios. No hay ninguna diferencia entre un cristiano tibio y una persona del mundo. Lobos disfrazados de ovejas. Los lobos vestidos de ovejas quieren los beneficios del sacrificio de Cristo sin tener que amoldarse a sus preceptos. Es muy fácil convertirse en estudiantes, amas de casa y hombres de negocios de tiempo completo, mientras que somos cristianos de medio tiempo. Un cristiano  de domingo y miércoles, pero hasta ahí. El resto de la semana soy un hombre de negocios, soy un ama de casa, soy un estudiante, soy una madre. Sin embargo, las cosas no deben ser así. A mí, por ejemplo, Dios me llama primero a ser hijo de Dios; y después Pastor. Lo peor de los cristianos tibios es la manera en que nos engañamos a nosotros mismos. Pensamos que estamos bien, pensamos que no le hacemos mal a nadie y que somos buena gente porque saludamos al vecino y no le tiramos el bote de la basura con el coche. Porque no le ando dejando las caquitas del perro en su patio sino que las recojo para que no se moleste; soy buena gente. ¿No ayudo a un huerfanito con diez dólares al mes? ¡Nos engañamos tan fácilmente! Sin embargo, en Apocalipsis 3:17 Jesús le está hablando a la iglesia Laodicea, y sus palabras nos sirven como advertencia: Como no son fríos ni calientes, por lo tanto, los voy a vomitar. 47

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 47

6/29/11 7:16:43 AM


Chris Richards

Y como si esas no fueran palabras lo suficientemente sobrias, el versículo 17 dice: Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. Es un error pensar que el hecho de haber sido bendecidos significa que Dios esté con nosotros. Es posible que nos estemos auto engañando en que todo está bien porque voy los domingos a la iglesia, me compro algo en la vendimia a la salida para ayudar al viaje misionero juvenil y como estoy participando, ya cumplí. Aunque se me atraviesen los mugres hermanitos en el estacionamiento, yo no les pito ni les digo majaderías; eso lo hago el lunes en la carretera, pero con los inconversos. En la iglesia, me porto bien. Cristianos tibios. Nos engañamos a nosotros mismos. Dios nos llama a un cambio, esa es la gracia de Dios, es el amor de Dios. Porque cuando nos dice: Son tibios, me dan asco, los quiero vomitar, me hacen daño al estómago, son unos miserables, y no lo saben, están auto engañados. No nos deja en esa condición, ya que en el versículo 20, dice: He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. Ese es un versículo que usamos muchas veces para llevar a la gente a Cristo, pero en realidad se está dirigiendo 48

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 48

6/29/11 7:16:43 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

a la iglesia de Laodicea, es decir, a los cristianos y eso nos incluye a ti y a mí. Observa que Jesús se encuentra fuera, que al proferir estas palabras no está dentro de nuestro corazón, sino parado afuera esperando que le demos lugar. Mientras nosotros venimos  a la iglesia muy arregladitos, ¡pero hemos dejado a Jesucristo afuera!, pero Él está diciendo: ¡Déjame entrar! Dios quiere ser parte de nuestras vidas, él quiere transformarnos, pero nos toca a nosotros abrir la puerta y darle su debido lugar, porque él nunca va a tumbar la puerta y violar nuestra voluntad. Hay una pregunta obligada para cada uno de nosotros, incluyéndome a mí, porque es tan cómodo y tan fácil el ser cristianos en nuestros días: ¿Seríamos cristianos si nos costara el trabajo? Si por convertirte a Jesucristo te corrieran, ¿renegarías de tu fe? ¿Y qué tal si por ser cristiano te corrieran de tu casa? Tengo un amigo que pagó ese precio, su familia lo rechazó, su propio padre le dijo que para él había dejado de existir. Su vida se volvió un infierno tal, que esperaba a que toda su familia se durmiera para poder llegar a la casa. ¿Qué harías tú? Mientras escribo este libro estoy orando por setenta pastores iraníes que fueron tomados presos hace un par de semanas y no se ha vuelto a saber de ellos. Estoy hablando de padres y madres de familia que aman a Dios de tal manera, que han expuesto a sus propios hijos a la muerte 49

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 49

6/29/11 7:16:44 AM


Chris Richards

y a la orfandad. La pregunta es, ¿qué haríamos nosotros? ¿Asistiríamos a la iglesia sabiendo que en cualquier momento podrían entrar las fuerzas armadas y echarnos a la cárcel por nuestra fe, exponiéndonos a golpes y torturas? ¿O somos cristianos tibios? Ahora, ¿cómo podemos dejar de ser cristianos tibios? ¿Queremos cambiar? Yo sí, quiero ser apasionado por Dios. En su segunda carta a Timoteo, el apóstol Pablo le dice a uno de sus discípulos más jóvenes algo que quizá pudiera interpretarse como un momento de frialdad por parte del muchacho: Te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti. (2 Timoteo 1:6). Lo mismo pudiera decirnos hoy Dios, sin importar el nivel en el que nos encontremos, Aviva el fuego en tu vida, ¡atízale! Esto me recuerda mi juventud, cuando vivía en la Sierra de Chihuahua. En ocasiones, íbamos a acampar en la montaña y hacíamos una fogata para calentarnos por la noche, ya que las temperaturas bajaban considerablemente; pero si uno se quedaba dormido y dejaba de echar leños, despertaba completamente entumido, así que había que estar despertando periódicamente para avivar el fuego y evitar que se apagara. De la misma manera, tenemos que avivar el fuego de Dios en nuestra vida. ¿Cómo lo logramos? Volviendo a Apocalipsis, en una 50

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 50

6/29/11 7:16:44 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

de las otras iglesias mencionadas en el capítulo 2:5, nos dice: Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido. Dice que primero debemos arrepentirnos, ¿de qué? De nuestra pasividad, de nuestra indiferencia, de nuestra frialdad. De permitir que nuestros corazones se hayan enfriado. El que el agua se ponga tibia es natural; tú pones agua a hervir, la retiras de la estufa, la pones a un lado y si se te olvida por un buen rato, para cuando regresas, encontrarás que está tibia. Si uno saca agua del congelador, verá que está hecha hielo, pero si la deja afuera, al cabo de un rato tendrá agua templada. Por naturaleza, si nos descuidamos, todos iremos regresando a un estado de tibieza en nuestra relación con Dios, por eso nos dice que tenemos que arrepentirnos y pedirle perdón. De acuerdo a Salmos 51:17: Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios. Cuando venimos delante del Señor arrepentidos por haber perdido la pasión que teníamos por Él, encontraremos su gracia. Después del arrepentimiento, tenemos que regresar a las primeras obras. ¿Recuerdas que cuando recién te convertiste, tu relación con Jesucristo era lo más emocionante de toda 51

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 51

6/29/11 7:16:44 AM


Chris Richards

tu vida? Pues Mateo 13:44 dice: El reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo. Él sabe que en ese terreno hay un tesoro escondido y lo codicia. Jesucristo tiene que ser ese tesoro escondido por el cual estamos dispuestos a darlo todo. Un cristiano comprometido tiene que llegar al punto en que sabe con toda certeza que la esencia de la vida, es Cristo. De pronto, Él es el centro, el propósito de su vida. Cristo es lo que le inspira y vive para Él. Todo su ser, su trabajo, su negocio; cuanto hace y cuanto es, incluyendo su tiempo y su devoción, todo está completamente enfocado en Cristo. Él tiene que ser el tesoro de nuestras vidas, no puede ser nada más una parte, ya no caben motivaciones egoístas como anhelar llegar a ser rico para jubilarse e irse a alguna isla paradisiaca. Ah, quizá llegues a hacer todas esas cosas y está bien, pero en todo momento, Cristo tiene que ser el propósito de mi vida, el centro de mi existir.

las primeras obras Tenemos que aprender a orar, a hablar con Dios, a platicar nuevamente con Él. A saborear esos momentos que pasamos conviviendo con su Espíritu Santo. Salmos 52

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 52

6/29/11 7:16:44 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

138:3 dice: El día que clamé me repondiste, me fortaleciste con vigor en mi alma. Para muchos de nosotros, la vida cristiana se vuelve insípida porque nunca hablamos con Dios. ¿Te imaginas cómo sería la relación de esposos si nunca se dirigieran la palabra? No habría pasión, carecerían de intimidad. Lo mismo nos sucede cuando dejamos de hablar con nuestro Dios. Una relación hay que cultivarla compartiendo los sentimientos, los anhelos, las preocupaciones y las metas del uno con el otro. Ahora, no hagas una tarea de la oración porque se convertirá en algo tedioso, recuerda que no es un trabajo obligatorio. Orar es hablar con Dios. Es abrir tu alma delante de Él, y cuando hablas con Dios, no puedes sino enamorarte más de él. Toma tiempo durante el día para pasar unos momentos conversando con Él. Aprovecha los momentos más furtivos como cuando estás en el trabajo, cuando te quedas a solas o cuando vas en el coche. Apaga el radio, desconéctate del ruido y habla con Dios. La segunda cosa es la adoración. Salmos 34:1 dice: Bendeciré al Señor en todo tiempo, su alabanza estará de continuo en mi boca. ¡Ah, que aprendiéramos a alabar a Dios! ¡Si descubriéramos el deleite que emana de decirle cuánto lo admiramos, de qué manera tan profunda lo respetamos y 53

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 53

6/29/11 7:16:45 AM


Chris Richards

todo lo que significa para nosotros! Sinceramente, no entiendo a la gente. En una ocasión tuve que subir a mi oficina que está en el segundo piso durante el servicio dominical para cambiarme de ropa para ilustrar un mensaje, y por la ventana que da hacia el estacionamiento vi hileras de coches con familias enteras, que apenas se estaban bajando del auto, para llegar a la reunión, ¡tan quitados de la pena! Para entonces la alabanza ya se había terminado, no lo podía creer; ¡cristianos tibios! Cuando una persona es un verdadero cristiano, llega temprano y está en su lugar desde la primera nota. Se mete de lleno a la alabanza, levanta las manos, salta, danza, participa alabando al Rey. Esto se puede hacer también en casa, en el coche o dondequiera que la oportunidad lo permita, porque cuando uno ama verdaderamente a alguien, sus pensamientos nunca se ausentan demasiado de esa persona, y la belleza de su personalidad hace sonreír el alma. El objeto es hacer tiempo deliberadamente para adorarle, para decirle que no hay nadie como Él, que es hermoso, que es increíble, que es nuestro Señor. Declaraciones como esas deben surgir todos los días para que nuestro espíritu se conscientice de la grandeza de Dios y volvamos a nuestro primer amor. El fervor espiritual aumentará, avivando el fuego de Dios que hay en nosotros. 54

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 54

6/29/11 7:16:45 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

Lectura Bíblica No hay más qué decir: tenemos que leer la Palabra de Dios, pero no es una tarea. En Salmos 119:10-11 dice: Con todo mi corazón te he buscado; no me dejes desviarme de tus mandamientos. En mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra ti. Y en Salmos 119:162, agrega: Me regocijo en tu Palabra como el que haya muchos tesoros. La Palabra de Dios, es un tesoro indecible, pero para descubrirlo tenemos que pasar tiempo en ella. Hay personas que se sientan con la Biblia en la mano, la hojean, leen un versículo y creen que ya cumplieron. A los cinco minutos olvidan lo que leyeron y la Escritura no tuvo efecto alguno, pero ellos quedaron engañados porque leyeron la Biblia y meditaron algo acerca de Dios. Cuando mi esposa Haydeé y yo nos enamoramos, aún no existía el teléfono celular, así que no contábamos con el lujo de llamarnos en cualquier momento ni enviarnos mensajes de texto. No había internet, correo electrónico, y mucho menos, web chat; así que nos escribíamos cartas. Siempre que nos veíamos teníamos un paquete de tarjetas, notas y cartas que habíamos escrito durante nuestra ausencia. Yo tomaba esas cartas, y por supuesto que no las dejaba a un lado con indolencia. En cuanto estaba solo las 55

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 55

6/29/11 7:16:45 AM


Chris Richards

sacaba para leerlas una y otra vez. Nunca sucedió que, al volver a verla, me percatara de no haber leído sus cartas, eso te lo puedo asegurar; yo estaba fascinado con ellas y las leía incesantemente. La Palabra de Dios, es una carta de amor para nosotros, y todo lo que leas en ella está tratando de revelarte a Jesucristo; aun en el Antiguo Testamento. Cuando te topes con partes que no comprendes, solo trata de entender que Dios está intentando diferentes maneras de describir a Cristo y su inmenso amor para nosotros.

asistir a la iglesia El Salmo 84:10 dice: Porque mejor es un día en tus atrios, que mil fuera de ellos. Cada vez que se abren las puertas de la iglesia debemos estar ahí, no faltar a las reuniones de oración y nunca dejar pasar la oportunidad de escuchar cuando hay invitados especiales, ya que todo eso nos mantendrá apasionados por Dios si acudimos con el corazón abierto y expectante. Son elementos que tus Pastores preparan para avivar el fuego de Dios que hay en ti, no lo desaproveches. Debemos tener amistad con otros creyentes que están genuinamente apasionados por Dios. 1 Corintios 15:33 nos da una advertencia: No se engañen; las malas amistades corrompen las buenas costumbres. 56

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 56

6/29/11 7:16:45 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

¿Quiénes son tus amigos? ¿Son personas apasionadas por Jesucristo? No es suficiente que asistan a la iglesia, porque cuando una persona es fría y vive alejada de Dios, sus convicciones palidecen, su moralidad se relaja y tarde o temprano, la convivencia terminará enfriando nuestra fe bajándonos a su nivel. Es importante procurar amistades cuyo compromiso con Cristo no les permite involucrarse en cosas bajas, sino que elevan nuestra espiritualidad y alimentan nuestra fe. Búscate al más fanático que conozcas, ese que más brinca en la alabanza, el que más relajo hace, para conocerlo y hacerte su amigo, quizá obtengas algo de lo que él tiene. Una de las mejores retroalimentaciones que tenemos mi esposa y yo es conversar con amigos y Pastores acerca de lo que Dios está haciendo en el mundo. Recibir sus impresiones respecto a la temperatura espiritual de nuestro mundo y el rumbo de la iglesia. De lo que el Señor está haciendo en sus congregaciones y sus experiencias con el Señor. A menudo, las luchas de nuestros seres más apreciados son las que los llevan a una sensibilidad mayor de la presencia de Dios en sus vidas, y compartir su trayectoria con ellos te alimenta, te llena de fe y de anhelo por más de Dios. Son las cosas que nos reiteran la magnitud del Dios al que servimos. Hebreos 10:24 dice: Considerémonos unos a otros para estimularnos... Debemos estimularnos en la fe, la oración y la búsqueda 57

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 57

6/29/11 7:16:46 AM


Chris Richards

de la Palabra; a mayor compenetración en la alabanza, la adoración y una pasión renovada por él.

dar

¿Sabías que la generosidad te enamora? En Lucas 12:34, Jesús mismo dice: Porque donde está vuestro tesoro, ahí estará vuestro corazón. Donde esté tu dinero, tus riquezas, tus posesiones, ahí estará tu corazón. Cuando me enamoré de Haydeé era un joven estudiante que no tenía mucho dinero, pero lo poco que tenía lo gastaba en ella. Hoy en día, siempre que salgo de viaje, paro en algún lugar para traerle algún regalito. Esa es una manera de expresarle mi amor, ¿no será Dios más digno de darle lo mejor de nuestras primicias? Tenemos que dejar de ser miserables y aprender a dar en la iglesia donde nos congregamos, así como en las obras benéficas y ministerios que trabajan con aquellos que a Dios le importan.

compartir nuestra fe Isaías 62:1 lo describe de esta manera: Por amor de Sión, no callaré, por amor de Jerusalén no descansaré. 58

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 58

6/29/11 7:16:46 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

Esto implica mantener una actitud receptiva para con el perdido y aprovechar cualquier oportunidad que se presente para compartirles a Cristo. Hablar con el vecino, con los que vienen a recoger la basura, con la cajera del supermercado y con cuantos se pueda entablar una conversación casual, por breve que sea. Mi esposa mencionó que estando en la fila de una tienda de departamentos comenzó a conversar con una madre que batallaba con su pequeño infante. Luego de hacerle unos cariñitos al niño se dio cuenta de que la mujer se sentía aislada porque su esposo estaba en el ejército, y que el chico estaba demasiado apegado a ella. Lo que tú necesitas es asistir a una iglesia, le dijo. Ahí encontrarás grupos de madres como tú. La situación se prestó para mencionarle los beneficios de tener un grupo de amigas que la apoyaran en caso de necesitar un medicamento para el pequeño o alguien con quien desahogarse. La chica se mostró muy interesada y aliviada de saber que había una esperanza para su situación. Todo mientras esperaba para comprar una canasta. Esa oportunidad de acercar a alguien a Dios la llenó de mayor gozo que la compra que estaba adquiriendo.

UNA vida con PROPósito En 1 Corintios 9:24-27 dice: ¿No saben, que los que corren en el estadio, todos  a la 59

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 59

6/29/11 7:16:46 AM


Chris Richards

verdad corren, pero uno solo es el que se lleva el premio? ¿No te gustaría llevarte el premio? Desde luego, porque el premio es Cristo, para ello tenemos que correr de tal manera que lo obtengamos. Todo aquel que lucha, de todo se abstiene. Está hablando de los atletas en los estadios que dejan de comer antojos,  de tomar cosas perjudiciales como la cafeína y el alcohol; dejan esto y lo otro, y se dedican a hacer ejercicio concienzudamente; y todo aquello lo hacen: A la verdad, para recibir una corona corruptible... Una medalla, un simple trofeo; pero por ello hacen todo tipo de sacrificios personales. Pero nosotros, nos dice, no corremos por un trofeo que con el tiempo se va a quedar olvidado, cubierto de polvo; sino que corremos por un premio incorruptible que es Cristo. Asi que yo de esta manera corro, dice Pablo, no como a la ventura, de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre. Me obligo a orar, dice el apóstol, me obligo a leer la Palabra, me obligo a adorar, brincar, aun cuando no tengo ganas, me obligo a levantar las manos, a testificar, a estar en la iglesia. Porque no sea, termina diciéndonos, que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado. 60

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 60

6/29/11 7:16:46 AM


LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS

Tenemos que vivir vidas con intención. Todo lo que haga a lo largo de mi vida, ya sea en mi trabajo, en mi matrimonio, con mis hijos o con mis padres; lo que haga en cualquier aspecto de mi vida, lo hago para obtener el premio de Cristo Jesús, por amor a Él, amándole más cada día. No quiero ser un cristiano tibio, no quiero ser un cristiano del montón, yo quiero ser una persona apasionada. Por tanto, todo el que me oye estas palabras y las pone en práctica es como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca. Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, y soplaron los vientos y azotaron aquella casa; con todo, la casa no se derrumbó porque estaba cimentada sobre la roca. Pero todo el que me oye estas palabras y no las pone en práctica es como un hombre insensato que construyó su casa sobre la arena. Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, y soplaron los vientos y azotaron aquella casa, y ésta se derrumbó, y grande fue su ruina.  (Mateo 7:24-27).

61

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 61

6/29/11 7:16:46 AM


Chris Richards

Lo que sale de la boca, del coraz贸n sale; y esto es lo que contamina al hombre. Mateo 15:17-20

62

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS.indd 62

6/29/11 7:16:47 AM


Lobos vestidos de ovejas