Issuu on Google+

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP Número 6, Abril 2010

México  2010:   Una  radiografía  económica,   política  y  social  mediante   indicadores  

1


Directorio Dr.  Alfredo  Miranda  López Rector   Mtro.  Ricardo  López  Fabre     Vicerrector  Académico Dra.  Ruth  Cavazos  Arroyo Directora  del  Departamento   de  Ciencias  Económico   Administrativas Dr.  Alfonso  Mendoza               Velázquez Director  del  Centro  de   Investigación  e  Inteligencia   Económica Mtro.  Ignacio  Ibarra  López Editor

Contenido        Presentación                                                                                                                          3            Desarrollo  Social                                                                                                            4            Competitividad                                                                                                                  9      Aspectos  Laborales                                                                                                12            Sustentabilidad                                                                                                              15      Economía                                                                                                                                    19      Poder  Político                                                                                                                    20      Transparencia                                                                                                                    25            Estado  de  Derecho                                                                                                  29      Finanzas  Públicas                                                                                                      31

BOLETÍN  ECONÓMICO  CIIE-­‐UPAEP Septiembre  2009

     Conclusiones                                                                                                                  11

“México  2010:   Una  radiografía  económica,   política  y  social” Centro  de  Investigación  e  Inteligencia   Económica  (CIIE) Universidad  Popular  Autónoma   del  Estado  de  Puebla Colonia  Santiago,  Puebla,  Pue.  México C.P.  72160 Contacto:   alfonso.mendoza@upaep.mx http://ciie-­‐upaep.blogspot.com

CIIE 2


Presentación

Existe  una  demanda  marcada  y  creciente  por   instrumentos   específicos  y   obje5vos   para   el   diseño,  monitoreo  y  evaluación   de  fenómenos   sociales,  económicos,  así  como  de  programas  y   polí5cas  públicas.   Al   mismo  5empo,   se  busca   que  la     información  y   los  métodos  para  obte-­‐ nerla  sean  relevantes,  confiables  y   resumidos,   lo   cual   convierte   a  los  índices   en   una  herra-­‐ mienta  con  alto  potencial  analí5co.  

De   manera  sencilla  se  puede  concebir  a   un  índice  como  un  estadís5co  que  presenta  de   forma  resumida   información   de   un   conjunto   de   caracterís5cas   de   un   evento   económico,   polí5co   o   social   determinado.   Varios   índices   permiten  generar  tablas  de  posiciones  o  ‘ran-­‐ keos’   de   países,   estados,  municipios    o  ciuda-­‐ des  en  función  a  una  caracterís5ca  o  conjunto   de   caracterís5cas.   Adicionalmente,   un   índice   facilita  el  manejo  integral  de  la  información.

grado  de   sofis5cación  en   su   creación,   los   indicadores   no   deben   considerarse   como   ‘verdades   absolutas’.   Paralelamente,   las   clasificaciones   que  se   realizan   a  par5r   de   un  índice  no  deben  interpretarse  solamen-­‐ te  en  términos  de  la  posición  que  ocupe  un   país,   estado   o   municipio,   sino   en   función   de   su  avance  en  el  5empo.   Esto  es  impor-­‐ tante  mencionarlo  debido  a  que  la  unidad   de  análisis  podría  subir  lugares  simplemen-­‐ te  porque   los  demás  casos  empeoraron  y   no  porque  en  realidad  esta  haya  mejorado.   Para  el  caso  de  México,   se  5ene  un   buen  número  de  indicadores,  los  cuales  se   agrupan  en   diferentes  temas  (compe55vi-­‐ dad,   transparencia,   equidad   de   genero,   bienestar   social).  Algunos  de   ellos  propor-­‐ cionan  la  información  a  nivel  país,  mientras   que   otros  incluyen   niveles   de   desagrega-­‐ ción  estatal  y  municipal.  

En   términos  técnicos,   un   índice   puede   generarse   mediante   componentes,   es   decir,   subconjuntos  de  variables  o  bien  por   una  sola   variable.  Así,   se  5enen  instrumentos  sofis5ca-­‐ dos  como  el  índice  de  compe55vidad  del  Foro   Económico   Mundial   (2010)   integrado   por   12   grupos  de   variables   en   3   componentes,   a   la   par   de   instrumentos   sencillos   en   el   cálculo   como   el   Índice   de   Desarrollo   Humano   del   PNUD,  el  cual  requiere  como  insumos  solo  tres   variables.  

A   fin   de  introducir   al   usuario   en   el   manejo   general  de  los  índices  y,   al  mismo   5empo,   proporcionar   una  radiograZa     del   país,   en  este   número  del  Bole\n   Económi-­‐ co   CIIE-­‐UPAEP   presentamos  diversos   índi-­‐ ces   e   interpretamos   algunos   indicadores   selectos.  Las  categorías  de  indicadores  que   seleccionamos  se  dividen  en  los  siguientes   grupos:   desarrollo   social,   compe55vidad,   desarrollo   sustentable,   economía,   poder   polí5co  y  respeto  al  estado  de  derecho.  

Lo  anterior  no  implica  que  mientras  más   variables  incluya  un  índice  éste  será  mejor,  si-­‐ no   que  existen  diferentes  maneras  de  medir  e   interpretar  datos  en  lo  social.  En  relación  a  es-­‐ to  úl5mo,  se  debe  comentar   que,  a  pesar   del  

Adicionalmente,   presentamos   un   índice   creado   por   el   CIIE-­‐UPAEP   que   nos   ayuda   a   comprender   la   dinámica   de   las     finanzas  públicas  de  los   gobiernos  estata-­‐ les.  

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

Dr. Alfonso Mendoza, Director CIIE-UPAEP Mtro. Ignacio Ibarra, Facultad de Economía UPAEP

3


a)  Índice  de  Desarrollo  Humano  2007.   Es  una  medición  realizada  a  nivel  pa-­‐ ís,   elaborada  por  el  Programa  de  las  Nacio-­‐ nes  Unidas  para  el  Desarrollo  (PNUD).   1   Es   uno  de  los  principales  referentes  para  estu-­‐ diar  el  concepto  de  bienestar  en  una  socie-­‐ dad.  Se  compone  por  tres  variables: •   Vida  larga  y   saludable   (medida  se-­‐ gún  la  esperanza  de  vida  al  nacer). •   Educación   (medida   por   la  tasa   de   alfabe5zación   de   adultos   y   la   tasa   bruta   combinada  de  matriculación  en  educación   primaria,  secundaria  y  superior). •   Nivel  de  vida  digno  (medido   por   el   PIB  per  cápita  PPA  en  dólares). El  IDH  toma  valores  entre  0  y   1,  don-­‐ de  decimales  posi5vos  implican  mayor   de-­‐ sarrollo  y   decimales  nega5vos  menor   desa-­‐ rrollo.   Los   datos   para   México   de   1990   a   2007  son  los  siguientes  (Tabla  1  y  2,   gráfica   1).   Al  comparar  el  valor   del  Índice  de  Desa-­‐ rrollo   Humano   (IDH)   de  México   con   otras   regiones  del  mundo  se  percibe  que  el  país   se   encuentra   mejor   que   las   regiones   de   África  (0.54),  Asia  (0.724)  y   América   La5na   y   el     Caribe   (0.821).   Sin   embargo,   se  en-­‐ cuentra  lejos   del   valor   que   ob5ene   la  re-­‐ gión   de  la   OCDE  (0.93),   grupo  de  países  al   que  pertenece.   También   se  encuentra  por   debajo   del   valor   que   ob5ene  la  región   de   América   del  Norte  (0.95)   conformada  por   EU  y  Canadá.  Como  se  puede  observar  exis-­‐ te  una   tendencia  a  la  alza  en   el   valor   del   índice  en  el  largo  plazo.   Inicialmente  Méxi-­‐

co  tenía  un  IDH  con  valor  de  0.76  en   1980.   A   lo  largo  de  casi  27  años,  México  ha  logra-­‐ do  obtener   un  IDH  de  0.85,  es  decir   crecer   nominalmente  en  0.09  unidades  equivalen-­‐ tes  a  un  incremento  del  11.8%.   Al  analizar   esta  tendencia   en   térmi-­‐ nos  de   componentes,   se  nota  que  los  ma-­‐ yores  logros  del  país  se  dan   en    materia  de   salud   donde  en  1980   se  tenía  un  valor   de   0.69   y   para  2007   se   5ene   un   0.85   (creci-­‐ miento  de  23.18%).    En  el  caso  de  la  educa-­‐ ción,  también  se  5ene  una  mejoría  de  1980   a  2007  pasando  de  0.79  a  0.89  (incremento   de   12.65%).  Sin   embargo,   en  donde  se   ob-­‐ serva  un   mayor   rezago   es  en   el   índice   de   ingresos  donde  solamente  se   logra  un  mo-­‐ desto   crecimiento   del   6.41%   pasando   de   0.78  a  0.83. Este   mismo   indicador   es   calculado   por  el  PNUD  para  el  caso  de  los  estados  en   México   (PNUD,   2007)   u5lizando   los  datos   de   2004.   Como   se   puede   ver,   el  DF   es   la   en5dad   con   un   mayor   nivel   de   desarrollo   humano   mientras   que  Chiapas  es  el  peor   estado   pues   aparece   en   el   lugar   32.   En   cuanto  a  Puebla,  se  ubica  en  el  lugar  26  an-­‐ tecediendo   solamente  a  Hidalgo,   Veracruz,   Michoacán,   Guerrero,   Oaxaca   y   Chiapas.   Resulta  interesante  que   la  diferencia  entre   el  mejor   estado  y   el  peor   del  país  sea  de   0.16   lo   cual   equivale   a   una  diferencia  del   22.22  por  ciento.

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

Desarrollo  Social  

1  Para  más  información  en  relación  a  los  aspectos  técnicos  del  IDH  ver:  

hnp://www.undp.org.mx/desarrollohumano/informes/images/11NotasTecnicas_07.pdf

4


Fuente:  CIIE-­‐UPAEP.  Elaboración  propia  con  datos  de  PNUD(2009).     hCp://hdrstats.undp.org/en/countries/data_sheets/cty_ds_MEX.html

Tabla  2:  Tendencia  del  IDH  y  sus  componentes  para  México

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

Tabla  1:  IDH  2007  en  México  en  comparación  con  otras  regiones  del  mundo

Fuente:  CIIE-­‐UPAEP.  Elaboración  propia  con  datos  de  PNUD(2009).   hCp://hdrstats.undp.org/en/countries/data_sheets/cty_ds_MEX.html

5


Gráfica  1:  IDH  en  México  por  enDdades

!"*($

25D5=5$

!"*'$

@8411412$

!"*&$

9415=18H$

!"*,$

A.=>25=G7$

!"*,$

>.-56@2$

!"*,$

B84;65$

!"**$

H5=504=5/$

!"**$

065D=565$

!"**$

75F51.0$

!"**$

@8575<8502$

!"*#$

05;5/=2$

!"*#$

F8=50G7$

!"*#$

/57$68./$B202/E$

!"*#$

4/05-2$-4$ACD.=2$

!"*+$

/.75625$

!"#!$

A21462/$

!"#!$

-8157@2$

!"#!$

<56./=2$

!"#)$

?841C0512$

!"#)$

=26.A5$

!"#)$

05A586.B5/$

!"#($

/27215$

!"#'$

=5AB4=>4$

!"#'$

5@85/=56.4704/$

!"#'$

?8.70575$122$

!"#'$

;5<5$=56.3217.5$/81$

!"#'$

=>.>85>85$

!"#'$

=25>8.65$

!"#&$

;5<5$=56.3217.5$

!"#&$

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

=>.5B5/$

!"#%$

78492$64:7$ -./01.02$34-4156$

!"##$ !"!!$

!")!$

!"(!$

!"'!$

!"&!$

!"%!$

!",!$

!"*!$

!"#!$

!"+!$

)"!!$

Fuente:  CIIE-­‐UPAEP.  Elaboración  propia  con  datos  de  PNUD(2009).     hCp://hdrstats.undp.org/en/countries/data_sheets/cty_ds_MEX.html

6


Con  el  establecimiento  en  México  del     Consejo  Nacional  de  Evaluación  de  la  Polí5-­‐ ca  de  Desarrollo  Social  (CONEVAL)  se  buscó   establecer   los  lineamientos  y   criterios  para   la  definición,  iden5ficación  y  medición  de  la   pobreza   en   México.     En   ese   sen5do,   se   planteó  la  creación  de  indicadores  que  pu-­‐ dieran  reflejar   la  realidad  del  país  en  rela-­‐ ción  a  variables  como:   1)   Ingreso   corriente   per   cápita,   2)   Rezago   educa5vo   promedio   en  el  hogar;   3)   Acceso  a  los  servicios  de  sa-­‐ lud.;   4)  Acceso  a  la  seguridad  social.;  5)  Ca-­‐ lidad  y   espacios  de  la  vivienda;  6)   Acceso  a   los  servicios  básicos  en  la  vivienda;  7)  Acce-­‐ so  a  la  alimentación;  8)   Grado  de  cohesión   social. En  materia  de  rezago  social,  en  el  año   1990,   el   Consejo   Nacional   de   Población   y   Vivienda  (CONAPO)  desarrolló  un  índice  de   marginación  para  el  país,  los  estados  y   mu-­‐ nicipios.  Dicho  índice  nuevamente  se  calcu-­‐ ló  con  los  datos  del  Censo  de  2000  y  el  Con-­‐ teo   Nacional   de   Población   y   Vivienda   de   2005.  La  forma  de  calificar  el  rezago  de  una   en5dad   es  otorgando   un   valor   nega5vo   o   posi5vo.   Valores  nega5vos  implican   menor   marginación  mientras  que  valores  posi5vos   se  asocian  con  una  mayor  marginación. La  tabla  3  resume  los  datos  del  Índice     de  Marginación  de  CONAPO2  para  los  años   de  2000  y  2005  a  nivel  en5dad.  A  diferencia   del  IDH,   una  posición  superior   en  la   tabla,   se  asocia  con  un  mayor  grado  de  margina-­‐ ción   (valores   posi5vos  del  índice).   Así,   el   estado  menos  marginado  del  país  en   2000   y   2005  es  el  Distrito  Federal  mientras  que  el  

estado  más  marginado  resultó  ser  de  nueva   cuenta  Chiapas  y  para  2005  es  Guerrero.     Esto   úl5mo   es   importante   puesto   que  el  índice  de   CONAPO   replica  en  cierta   medida   la   dinámica  entre  estados  del   IDH   solo  que  con  una  interpretación  diferente. En  la  tabla  3  también  se  observa  que   algunos  estados  man5enen   la  misma  posi-­‐ ción  de  2000  a  2005  (valor  de  0  en  la  úl5ma   columna),   mientras   otros   mejoran   (valor   posi5vo)  o  empeoran  (valor  nega5vo).  Den-­‐ tro  de  las  en5dades  que  no  sufren  cambios   se  encuentran  Aguascalientes,   Baja  Califor-­‐ nia,   Campeche,   Coahuila,   Distrito   Federal,   Hidalgo,   Estado   de   México,   Michoacán,   Nuevo  León,   Oaxaca,   Puebla,  San  Luis  Poto-­‐ sí,  Tabasco,   Veracruz  y   Yucatán.  Los  estados   que  empeoran   su  posición   (suben  lugares)   son:   Baja  California  Sur,  Chihuahua,  Duran-­‐ go,  Guerrero  ,  Nayarit   ,  Quintana  Roo  ,  Ta-­‐ maulipas  y  Tlaxcala.  Finalmente  los  estados   que   mejoran   su   posición   (bajan   lugares)   son:   Colima,   Chiapas,   Guanajuato,   Jalisco,   Morelos,   Querétaro,   Sinaloa,   Sonora  y   Za-­‐ catecas.   Los   estados   que   más   empeoran   son   Baja  California  Sur   y   Chihuahua,  mien-­‐ tras  los  que  ob5enen  mayores  avances  en   marginación  son  Colima  y  Sinaloa.  El  estado   de   Puebla  es  considerado  de  alta  margina-­‐ ción,   ocupando  el  sép5mo  lugar   en   ambos   períodos.

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

b)  Índice  de  Marginación,  2005.  

2  Para  más  información  en  relación  a  los  aspectos  técnicos  del  Índice  de  Marginación  del  CONAPO  ver:  

hnp://www.conapo.gob.mx/publicaciones/IMU2005/AnexoC.pdf

7


8

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

Fuente:  CIIE-­‐UPAEP.  Elaboración  propia  con  datos  de  CONAPO  para  2000  y  2005.  

Tabla  3:  Índice  de  Marginación  de  CONAPO  para  los  estados  de  México


c)  Indice  de  Compe??vidad  Global,  2009.  

1.1: The Global Competitiveness Index 2009–2010

Sin   duda  alguna,  uno  de  los  principa-­‐ les  temas  del   siglo   XXI   es   la  discusión   en   materia  de  compe55vidad   a  nivel   país.   En   términos   generales   el   Foro   Económico   Mundial   2009   (WEF   por   sus   siglas   en   in-­‐ glés),   con   base   en   el   trabajo   de   Porter   (1990),   menciona  que   las  economías  com-­‐ pe55vas  “son  aquellas  que  cuentan  con  los   factores   adecuados  para   conducir   mejoras   Part 1 8/31/09 10:34 AM Page 8 en  la  produc5vidad,   que  permitan  construir   prosperidad  en  el  presente  y  el  futuro”.  Una   definición   concreta   es   la   siguiente   (WEF,   2009):   “conjunto   de   ins5tuciones,   polí5cas  

y   factores  que  determinan  el  nivel  de  pro-­‐ duc5vidad  de  un  país”. Para  iden5ficar   economías  compe5-­‐ 5vas  el  WEF  u5liza  un  Índice  de  Compe55-­‐ vidad   Global   (Global   Compe55veness   In-­‐ dex,   GCI)3   el  cual  5ene  una  estructura  de     pilares  y  variables  (ver  diagrama  1).   Con5ene   tres  componentes:   a)   Fac-­‐ tores  básicos,   b)   Factores   que  mejoran   la   eficiencia  y   c)  Factores  de  innovación.  A  su   vez,   existen  grupos  de  variables  por   com-­‐ ponente.   Por   ejemplo,   para   los   Factores   básicos  se  habla  de  variables  en  las  catego-­‐ rías  de:   1)  Ins5tuciones,  2)   Infraestructura,   3)  Estabilidad  Macroeconómica  y   4)  Salud  y  

Figure 1: The 12 pillars of competitiveness Diagrama   1:  Esquema  de  los  componentes  del  GCI

Basic requirements • • • •

Institutions Infrastructure Macroeconomic stability Health and primary education

• • • • • •

Higher education and training Goods market efficiency Labor market efficiency Financial market sophistication Technological readiness Market size

Key for

factor-driven economies

Efficiency enhancers Key for

efficiency-driven economies

Innovation and sophistication factors

Key for

innovation-driven

• Business sophistication • Innovation

8

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

Compe//vidad

economies

Fuente:The  Global  CompeOOveness  Index  2009–2010.   Disponible  en:  hCp://www.weforum.org/documents/GCR09/index.html  

companies must through 3  Para  mstage, ás  información   en  compete relación   a  los  ainnovation spectos  técnicos  Table del  G1:CI  Weights ver:   of the three main subindexes at each (pillar 12), producing new and different goods using

stage of development

hnp://www.weforum.org/en/media/publica5ons/AnnualReport/index.htm the most sophisticated production processes (pillar 11). The concept of stages of development is integrated into the Index by attributing higher relative weights to those pillars that are relatively more relevant for a country given its particular stage of development.That is, although all 12 pillars matter to a certain extent for

Factordriven stage (%)

Efficiencydriven stage (%)

Innovationdriven stage (%)

Basic requirements

60

40

20

Efficiency enhancers

35

50

50

5

10

30

Subindex

Innovation and sophistication factors

9


*  Total  de  países  sobre  los  que  calcula  el  GCI. Fuente:  CIIE-­‐UPAEP.  Elaboración  propia  con  datos  de  The  Global  CompeOOveness  Report  2009-­‐ 2010.  hCp://www.weforum.org/documents/GCR09/index.html

educación  básica.  El  componente  con  facto-­‐ res  que   mejoran  la  eficiencia  incluye  datos   sobre:   5)   Educación   posbásica  y   capacita-­‐ ción,   6)   Mercados     de  bienes  eficientes,  7)   Mercado   laboral  eficiente,   8)   Sofis5cación   del   mercado  financiero,  9)  Disposición  tec-­‐ nológica,   10)   Dimensión   de   los  mercados.   Finalmente,  el  componente   de  Factores  de   innovación      y   sofis5cación  evalúa:   11)  So-­‐ fis5cación   de   Negocios   y   12)   Innovación.   Por   la  forma  en  como  se  presentan  las  va-­‐ riables  en  estos  grupos,   se  habla  de  “12  pi-­‐ lares  de  la  compe55vidad”.  

Una  cues5ón   interesante  del  CGI   es   que  cada  uno  de  los  componentes  mencio-­‐ nados  implica  un  nivel  de  desarrollo  que  va   desde   el   nivel   básico   de   compe55vidad     (primer   componente)   hasta  el  que  implica   el  mayor   desarrollo   posible  (tercer  compo-­‐ nente).   Esto   permite   a  su   vez   conocer   el   estado   en  el  que  se  encuentra  un  país  así   como   las   fortalezas   y   debilidades   que   le   permiten  transitar  a  un  grado  más  alto.  Pa-­‐ ra  calificar   la  compe55vidad   el   GCI   u5liza   una  escala  de  1   a  7   donde  7   es   la  califica-­‐ ción   más  alta.   En  la  tabla  4   se  presenta  un   resumen  para  el  caso  de  México.  

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

Tabla  4:  Resumen  del  Global  CompeDDveness  Index  para  México

10


El   GCI   y   sus   componentes   exhiben   para  México  la   falta  de  ins5tuciones     con-­‐ fiables  (1er  pilar,   posición  98)  así   como  las   carencias   en   materia   de   infraestructura,   salud  y  educación  (2o  pilar,  posición  69  y   4o   pilar,  posición  65).  También  demuestran  en   cierto   modo   la   solidez   macroeconómica   alcanzada  por   las  reformas  de  los   úl5mos   años  (3er  pilar,   posición  28).   Por   otro  lado,   orientan  sobre  el  5po  de  reformas   que  re-­‐ quiere   el   país   que   con   urgencia   para   ser   compe55vo:   en   concreto   en   el   mercado   laboral  (7o  pilar,  posición  115  que  es  la  pe-­‐ or   de  todos  los  pilares)  y  en  el  mercado  de   bienes  (6o  pilar,  posición  90).   Finalmente,   en   las  variables  del  ter-­‐ cer   componente   (factores  de  innovación   y   sofis5cación),   México  ocupa  en  materia  de   sofis5cación   de  negocios  (11o  pilar),   el  lu-­‐ gar  72  a  nivel  mundial  y  en  innovación  (12o   pilar)  el  lugar  78.  

d)  Índice  de  Compe??vidad    Estatal,  2006. Para  analizar  la  compe55vidad  en  los   estados   de   México,   el   Ins5tuto   Mexicano   de  la  Compe55vidad  (IMCO)4   ha  diseñado   un  índice   específico   diseñado  para  mostrar   la  “capacidad  de  atraer   y   retener   inversio-­‐ nes”.   Esta   definición   de   compe55tvidad,   alude  a  la  necesidad  de  que  los  estados  y  el   país  ofrezcan  condiciones  integrales   acep-­‐ tables  para  maximizar   el  potencial   socioe-­‐ conómico   de  las  empresas  y   de  las  perso-­‐ nas.   También   reconoce  que  es  imprescindi-­‐ ble   aumentar   el   nivel   de   bienestar   social   más  allá  de   los  recursos  propios  y   capaci-­‐ dades  y   habilidades  intrínsecas.   Finalmen-­‐ te,  implica  la  independencia  de  las  fluctua-­‐ ciones   económicas   normales   por   las   que   México  atraviese.  Como  se  puede  notar,  en   esencia  la  definición  del  IMCO  es  muy   pa-­‐ recida  a  la  del  GCI  guardando   algunas  dife-­‐ rencias.  Por  ejemplo,  se  centra  en  la  atrac-­‐ ción  de  inversiones   y   se  habla  de  10   com-­‐ ponentes  en  lugar  de  tres.  Estos  son  los  10   componentes  del  indice  de  compe55vidad   del  IMCO:   1)   Sistema   de   derecho   confiable   y   obje5vo,  2)  Manejo  sustentable  del  medio   ambiente,   3)  Sociedad  incluyente,   prepara-­‐ da   y   sana,   4)   Macroeconomía   estable,   5)   Sistema   polí5co   estable   y   funcional,   6)   Mercados  de  factores  eficientes,   7)   Secto-­‐ res   precursores   de   clase   mundial,   8)   Go-­‐ biernos   eficientes   y   eficaces,   9)   Aprove-­‐ chamiento  de  las  relaciones  internacionales   y   10)   Sectores   económicos   en   vigorosa   competencia.  La  úl5ma  entrega  correspon-­‐ de  al  año  de  2008  aunque  los  resultados  en   realidad   comparan   el  2003   y   el  2006   (ver  

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

Lo  primero   que   llama   la  atención  es   que   el   país   pierde   8   lugares   del   período   2007-­‐2008   al   período   2009-­‐2010,   ubicán-­‐ dose  en  el  lugar  60  de  133   países.  Segundo,   la  principal  fortaleza  de  México  se  encuen-­‐ tra  en   el  componente  de   Factores  Básicos   que  es   donde   ob5ene  la   calificación  más   alta.   Sin   embargo,   en   el   componente   de   Factores  que   Mejoran   la  Eficiencia   (con   la   segunda  mejor  calificación,  4.1)  se  consigue   una  mejor   posición   a   nivel  mundial   (55).   Finalmente,   la   peor   calificación  se  ob5ene   en   Factores  de   innovación   y   sofis5cación,   donde  el   país     ocupa  la  posición  más  baja   de  los  tres  componentes  (lugar  67).

4  Para  más  información  ver:  hnp://imco.org.mx/imco/home.do

11


posiciones  retrocedieron  respecto  al  índice   de   2006   fueron:   Zacatecas   (-­‐11),   Tlaxcala   (-­‐6)   y   Morelos  (-­‐5).   Por   su  parte,  el  estado   de   Puebla  pierde   dos  posiciones   en   com-­‐ pe55vidad  pasando  del  lugar  24  en  2003  al   lugar  26  en  2006.

Tabla  5:  Comparación  del  Índice  de  CompeDDvidad  Estatal   2006-­‐2003

Aspectos  Laborales e)  Índice  de  Compe??vidad   So-­‐ cial,  2006. En   adición   al   indicador   sobre   desarrollo   humano,   el   PNUD   elaboró  para  el  2006  a  par5r  de   la  ENOE   (Encuesta  Nacional  de   Ocupación   y   Empleo)   a   nivel   urbano  del  INEGI,   un  indicador   para   medir   la  calidad   del   em-­‐ pleo  en  las  principales  ciudades   del  país.  Así,  se  habla  del  Índice   de   Compe55vidad   Social  (ICS),   el  cual  parte   de  una  noción   di-­‐ ferente  de  compe55vidad:   “La   compeDDvidad   Dene   como   fin   úlDmo   la   generación   de  bie-­‐ nestar   para   hogares   concretos,   en   parDcular   con   el   empleo   en   áreas  geográficas  específicas”.

Fuente:  CIIE-­‐UPAEP.  Elaboración  propia  con  datos  de  IMCO    para  2003  y  2006.   hCp://imco.org.mx/imco/detallePublicacion.doarOcle&id=78&Itemid=194

-­‐U

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

tabla  5).   El   IMCO   es5ma   en   este   reporte   que  los  estados  con   desempeño  alto  son  el   Distrito  Federal,   Nuevo   León,   Baja  Califor-­‐ nia,   Chihuahua   y   Aguascalientes.   Por   su   parte   las   en5dades   con   desempeño   bajo   son   Hidalgo,   Guerrero,   Chiapas,   Tlaxcala   y   Oaxaca.   Finalmente,   los   estados   que   más  

Las  dimensiones  del  ICS  son  las   siguientes:   ausencia  de  trabajo   infan5l;   formalidad   en   el   em-­‐ pleo;  acceso   de  los  individuos  a   servicios   de   atención   médica;   duración   de   la   jornada   laboral   semanal  y   ausencia  de  pobreza   salarial.  A  diferencia  de  los  índi-­‐ ces  anteriores,   el   ICS  solamente  

12


Fuente:  CIIE-­‐UPAEP.  Elaboración  propia  con  datos  de  PNUD  (2006)  e  INEGI,  Encuesta  Nacional  de  Ocupación  y  Empleo,   módulo  urbano  agregado  a  32  ciudades.   hCp://www.undp.org.mx/desarrollohumano/compeOvidad/images/2%20Rankings%20ICS%20%20V2.pdf   TI=Trabajo   InfanOl               IL=Intensidad  de  la  jornada  laboral             SS=Acceso  a  servicios  de  salud             FE=Formalidad  en  el  empleo             PS=Pobreza  salarial    

permite   comparar   las   principales   zonas   urbanas  del  país  y   no   los  estados.   En  cada   dimensión   se   califica  el  desempeño   de   la   ciudad   en  una  escala  de  0   a  1,  donde  1  re-­‐ presenta  un  logro  máximo,   mientras  que  0   significa  un  desempeño  nulo.  Para  construir   el  ICS   se   agregan  los  valores  de  todas  las  

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

Tabla  6:  Índice  de  CompeiDDvidad  Social  para  2006

dimensiones   mediante   un   promedio   arit-­‐ mé5co.  En  la  tabla  6  se  presentan  los  resul-­‐ tados  del  ICS  para  2006.   La   ciudad   con   mejor   calidad   en   el   empleo   es   Chihuahua  (0.86)   y   la   peor   es   Tlaxcala  (0.63).   En   materia  de   trabajo   in-­‐

13


CIIE FACULTAD DE ECONOMÍA INVITAN A CURSAR EL

DIPLOMADO

ANÁLISIS CUANTITATIVO DE POLÍTICAS PÚBLICAS Objetivo: Introducir al estudiante en la creación de índices, pronósticos y modelos estadísticos para el análisis y evaluación de políticas públicas. Dirigido a: Funcionarios del gobierno federal, estatal y local, académicos, investigadores y consultores. Inversión: $9,000.00 (IVA incluido). FechaS: Del 1 de junio al 12 de agosto de 2010. Horario: Sesiones semanales de 3 horas los martes y jueves de 16:00 a 19:00 hrs. Lugar: Centro Universitario de Cómputo (CUC), Campus Central UPAEP. Informes: Mtra. Mónica Rubio García CPA. Facultad de Economía. Tel: 2299400 ext 7453. Correo: monica.rubio@upaep.mx

Módulo I: Manejo de bases de datos. Caso práctico: Manejo de datos de la ENIGH 2008. Módulo II: Estadística descriptiva aplicada. Caso práctico: Análisis de datos sobre marginación en México a nivel municipal (datos de CONAPO, INEGI y CONEVAL). Módulo III: Inferencia Estadística. Caso práctico: Estudio de la mortalidad en México por grupos de edad y género (datos de ENNVIH-1). Módulo IV: Modelo de Regresión Lineal. Caso práctico: Estudio de la participación social y la conducta política en México (datos de ENCUP). Módulo V: Análisis multivariante, logit y cluster. Caso práctico: Medición de la competitividad mediante diseño de índices.

CUPO LIMITADO A 16 PERSONAS

14


con  mayores  niveles  de  ingreso   una  socie-­‐ dad  alcanzaría  una  mayor  sa5sfacción  en  lo   social.  Sin  embargo,  autores  como  Easterlin   (1974)5  han  demostrado  que  un   mayor   in-­‐ greso   no  siempre  se  asocia  con  un   mayor   bienestar.  

Sustentabilidad

El   segundo     componente   evalúa  el   bienestar   de  las  personas  a  nivel  subje5vo.   Parte  de  la   pregunta:   ¿Considerando   todo   en  su   vida  qué  tan  saDsfecho   se  encuentra   al  día   de  hoy?   (con  escala  de  0  a  10  donde   0   representa   insa5sfacción   y   10   la  mayor   sa5sfacción   posible).  La  información  es  ge-­‐ nerada  por   la  encuesta  World   Poll  de  Ga-­‐ llup.  

f)  Happy  Planet  Index,  2007. En   un   inicio,   las   cuentas   nacionales   fueron   creadas   para   registrar   la   ac5vidad   económica  y  tratar   de   contener  los  proble-­‐ mas   de  desempleo  a  raíz  de   la  Gran  Rece-­‐ sión   de   1929.   Posteriormente,   se   generó   una  asociación  entre  crecimiento  de  la  ren-­‐ ta  nacional  (PIB)   y   bienestar.   Dada  la  idea   de   que  un   “mayor   consumo   se   prefiere  a   uno   menor”,   resulta   sencillo   asumir   que  

Esto   úl5ma  mo5vó  que  la  New   Eco-­‐ nomics   Founda5on   (NEF),   planteara   la   construcción  de   un  sistema  de  cuentas  na-­‐ cionales  más  heterodoxo  a  la  par   de  un  ín-­‐ dice  que  mide  la  felicidad  o  bienestar   sub-­‐ je5vo.    A  diferencia  del  enfoque  tradicional,   estas  mediciones  se  concentran   en  las  ex-­‐ periencias,   sen5mientos,   y   percepciones   sobre  la  vida  de  las  personas.   El  índice  propuesto  por   la  NEF   se  ha   denominado   Happy   Planet   Index   (HPI)6   y   consta   de   tres   componentes   que   son:   1)   Expecta5va  de  vida,  2)  Sa5sfacción  de  vida   y  3)  Huella  ecológica.   El  primer   componente   cons5tuye  el   promedio  de  la  expecta5va  de  vida  al  nacer   tomada  del  IDH,  por  lo  cual  entre  más  alto   mejor.  

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

fan5l  se  observa  bastante  homogeneidad   y   buenas  calificaciones  para  todos   las  ciuda-­‐ des,  puesto  que  los  valores    oscilan  entre  el   0.98  y  el  1.  Sin  embargo,  para  el  caso  de  la   intensidad   de   la   jornada   laboral,   el  rango   de  valores  es  bastante  amplio.  En  este  caso,   se   5ene   que   la   mejor   ciudad,   Chihuahua   5ene  una  calificación  de  0.80  mientras  que   la   peor,   Tlaxcala   ob5ene   casi   la   mitad   (0.49).  Una   situación  similar   ocurre   para  el   caso  de  acceso  a  servicios  de  atención  mé-­‐ dica   (SS)  puesto  que  la  mejor   ciudad  (Chi-­‐ huahua)   y   la   peor   ciudad   (Tlaxcala)   ob5e-­‐ nen   valores  de  0.66  y   0.27,  respec5vamen-­‐ te.  La  variable  de  formalidad  en  el  empleo     (FE)  muestra  heterogeneidad  entre     las  ciu-­‐ dades   (valor   máximo  de  0.87   para  Chihua-­‐ hua     y   mínimo  de  0.53  para  Tlaxcala)  mien-­‐ tras  que  la  serie  de  pobreza  salarial  5ende  a   ser   mas   homogéneas  con  una   mejor   califi-­‐ cación  de  0.99  para  Chihuahua  y  la  peor  de   0.88   para  Tlaxcala.   En  síntesis,   este  indica-­‐ dor  determina  que  Chihuahua  es  la  ciudad   con   mejor   calidad   en   el   empleo   mientras   que  Tlaxcala  es  la  ciudad  que   ofrecen  peo-­‐ res  condiciones  a  los  trabajadores.

El  tercer  componente,  asocia   la  can-­‐ 5dad  de  basura  y  desperdicios  que  generan   las   personas   dado   su   nivel   de   consumo  

5  Easterlin,  Richard  A.  (1974)  "Does  Economic  Growth  Improve  the  Human  Lot?"  en  Paul  A.  David  y  Melvin  W.  

Reder,  eds.,  Na5ons  and  Households  in  Economic  Growth:  Essays  in  Honor  of  Moses  Abramovitz,  New  York:  Aca-­‐ demic  Press,  Inc. 6  Más  información  técnica  en:  hnp://www.happyplane5ndex.org/learn/download-­‐report.html

15


(con  escala  de  0  a  10,  donde  10  representa   la  mayor   huella   ecológica7   posible).   Entre   menor  sea  este  valor  mejor  para  el  país.  Su     calculo  requiere  datos  del  Living  Planet  Re-­‐ port   2008   de   WWF  (World   Wide  Fund  For   Nature).   Al  agregar   estos  tres  componen-­‐ tes,  el  HPI  otorga  valores  de  0  a  100  donde   100   es  la  calificación   más   alta   que  puede   alcanzar  una  sociedad.  

A   nivel  mundial   se  ha  plateado   que   para  2050     los  países  deberían  alcanzar  un   promedio  de  vida  de  87   años,   un  nivel  de   sa5sfacción  de  vida  de  8  y   una  huella  eco-­‐ lógica   de   1.7.   Esto  generaría  un   valor   pro   medio  de  89   en  HPI.   En   la  tabla  7   se   pre-­‐ sentan   los   resultados   para   México   y   una   muestra  de  países  seleccionados  en  el  HPI  y   sus  componentes.  

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

Tabla  7:  Happy  NaDon  Index  2007  (países  selccionados)

Fuente:  CIIE-­‐UPAEP.  Elaboración  propia  con  datos  de  The  Happy  Planet  Index  Report  2007,  elaborado  por  NEF.   hCp://www.happyplaneOndex.org/learn/download-­‐report.html 7Indicador  agregado  definido  como:  el  área  de  territorio  ecológicamente  produc2vo  (cul2vos,  pastos,  bosques  o  

ecosistemas  acuá2cos)  necesaria  para  producir  los  recursos  u2lizados  y  para  asimilar  los  residuos  producidos  por   una  población  dada  con  un  modo  de  vida  específico  de  forma  indefinida. Para  más  información  ver:  hnp://www.footprintnetwork.org/en/index.php/GFN/

16


Fuente:  CIIE-­‐UPAEP.  Elaboración  propia  con  datos  de  The  Happy  Planet  Index  Report  2007,  elaborado  por  NEF.   hCp://www.happyplaneOndex.org/learn/download-­‐report.html

El  primer   lugar  lo  ob5ene  Costa   Rica   con   un  valor   de  76.1  puntos  de  un   total  de   100  puntos  posible,s  logrando  acercarse  en   buena  medida  a  las  metas  de  2050.  En  ex-­‐ pecta5va  de  vida  este  país  requiere  un  in-­‐ cremento   de   poco   menos   de   9   años.   El   componente  de   sa5sfacción  de  vida  se  en-­‐ cuentra  0.5   por   encima  de  la  meta   con  un   valor  de  8.5.  Para  el  componente  de  huella  

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

Tabla  8:  Happy  Planet  Index  2007  (países  OCDE)

ecológica   Costa   Rica   necesita   reducir   0.6   puntos  para  el  obje5vo  planteado  en  2050   de  2.3.   Con   estas   adecuaciones,   Costa   Rica   llegaría  a  la  meta  del  índice  para  2050   de   89  puntos.  Su  calificación  actual  (76.1)  solo   lo  separa  por  poco  menos  de  13  puntos  de   este  obje5vo.

17


Lo   más  interesante  de  este  ejercicio   de  medición  a  nivel  mundial,  es  la  aparición   de    una  tendencia  contra-­‐intui5va:   Países   desarrollados   que   usualmen-­‐ te   ocupan   los   primeros   lugares   a   nivel   mundial   en   índices   de   compe??vidad   o   mediciones   estándar   de  crecimiento   o   de-­‐ sarrollo,  no  son   bien  evaluados  al  incorpo-­‐ rar   sa?sfacción  de  vida   y  huella  ecológica.   Paralelamente   países   que   ob?enen   bajas   calificaciones   en   indicadores   económicos   más  ortodoxos,  ocupan   mejores  posiciones   que  las  que  se  podrían  esperar.   Para  corroborar   esto   úl5mo,     en   la   tabla  8  se  presentan  los  mismos  datos  de  la   tabla  7  pero  para  los  países  miembros  de  la   Organización  para  la  Cooperación  y  el  Desa-­‐ rrollo   Económico   (OCDE).   El   promedio   del   componente   de   expecta5va   de   vida   para   estos  países   en  conjunto   es   de  78.41   que-­‐ dando   a  menos  de  9   años  de  la   meta  de   2050.  

Para  el  caso  del  componente  de  sa5s-­‐ facción  de  vida,  este  grupo  de  países  se  en-­‐ cuentra   a   0.71   puntos   del   obje5vo   para   2050   .   Sin  embargo,   en   el  tema  de   huella   ecológica,  dado  que  se  persigue  en  2050  un   valor  de  1.7,   el  promedio  se  queda  bastan-­‐ te  lejano  con  un  5.58.  Estos  datos  generan   una  calificación  promedio  del  HPI  de    41.97   bastante  lejos  de  la  meta  de  2050  de  89. Es  llama5vo  que  México  aparezca  en     la  mejor   posición  respecto  al  conjunto   los   países  miembros  de  la  OCDE,  mientras  que   un   país  líder   como   EU   cae   hasta  el  lugar   114.   La  principal   razón  de  estas  calificacio-­‐ nes  es  que,   bajo  el  enfoque  del  NEF,  existe   una  penalización  al  progreso   representada   tanto  en  la  huella  ecológica  como  en  el  ni-­‐ vel  de  sa5sfacción  de  vida.  Esto  implica  que   existen  límites   de  la  propia  naturaleza  a  la   producción  que  podría  generar  un  país  por   un   lado,   pero  por   el  otro,   implica  que  un   alto  nivel  producDvo   no  siempre   se  vincula   con   una   calificación   alta   en   saDsfacción   de   vida.  De  hecho,   la  huella  ecológica  de  EU  es   1.76   veces  más  grande  que   la   de   México     (9.4   de  EU,   3.4   para  México  menos  1).   El   nivel   de   sa5sfacción   promedio   de   los   ciu-­‐ dadanos   es   solamente   0.03   veces   mayor   para  los  estadounidense  que  para  los  mexi-­‐ canos  (7.9  de   EU  entre  7.7   de  México  me-­‐ nos  1).   En  cuanto   a  la   expecta5va  de  vida   promedio  entre  ambos  países,  la  diferencia   es  de  2.3  años  a  favor  de  EU  (77.9   para  EU   y  75.6  para  México).  

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

El  caso  de  México  también  es  intere-­‐ sante  en   relación  a  los   obje5vos   de   2050:   Para  el  componente  de  expecta5va  de  vida   le   faltan   poco   menos   de   12   años.   En   el   componente  de  sa5sfacción  de  vida,  ob5e-­‐ ne  un  valor   de  7.7  lo  cual  es  bastante  cer-­‐ cano  cercano  al  8  que  se  persigue.  La  huella   ecológica  es5mada  para  el  país  es  de  3.4  lo   cual  implica  que  para  alcanzar   la  meta  de   1.7   se  requiere  una  reducción   en  1.7   pun-­‐ tos.  Dada  la  calificación  del  HPI  de  México,   el   país   tendría   que   incrementar   en   poco   menos  de  34  puntos  para  lograr   la  califica-­‐ ción  propuesta  de  89.  

18


El     INEGI  calcula   dos  índices  que  re-­‐ flejan   las   expecta5vas  de   consumidores   y   direc5vos   empresariales   del   sector   manu-­‐ facturero.  Para   el  primer  caso,   el  Índice  de   Confianza  del  Consumidor  (ICC),  se  captura   la   opinión,   percepción   y   expecta5va   del   consumidor   sobre   la   situación   económica     presente  y  futura  a  nivel  individual  y  a  nivel   país.   Por   su  parte,  para  reflejar  las   expec-­‐ ta5vas  de  los  productores,   se  calcula  el  In-­‐ dicador   de  Confianza  del     Productor   (ICP).   Este   indicador   analiza  las   expecta5vas  del   empresario   respecto   al   estado   económico   del  país  y   su  perspec5vas  de  inversión  en  el   presente  y  futuro.   Tanto  el  índice  que  refleja  las  expec-­‐ ta5vas  de  consumidores  como  el  que  refle-­‐ ja  las  expecta5vas  de  productores,  se  calcu-­‐ lan   con  una  periodicidad   mensual,   toman-­‐ do   como   referencia  la  información   de  en-­‐ cuestas  mensuales   de   opinión.   Para  carac-­‐ terizar   a   los   consumidores   se   u5liza   una   muestra  de  2,336  viviendas  urbanas  a  nivel   nacional  donde  el  encuestado  deberá  tener   al  menos  18  años  de  edad.  La  muestra  para   el  caso  de  los   productores   es  de  503   em-­‐ presas  a  nivel  nacional  registradas     en     el     Censo    Económico     2004    del  Sector   Manu-­‐ facturero.   La   jus5ficación   para   u5lizar   al   sector   manufacturero   como   referencia   es   que  este  concentra  4,436     empresas,   que     representan     el    65.0%    del  personal  ocupa-­‐ do  y     el  86.0%  de  los  ingresos  del  total  de   las  empresas.  

Ambos  índices  ocupan   una  escala   de  0  a  100,   donde  los  valores  altos  impli-­‐ can  mejoras  de  la  situación  económica  a   nivel   generalizando.   Así,   si   el   “op5mis-­‐ mo”  permea  en  las  respuestas  de  los  in-­‐ formantes,     el  valor   de  los  indicadores   aumenta.   En  la  gráfica  2  se  presentan  los  da-­‐ tos   de   cada   índice   para   el   período   de   enero   de   2004   a  febrero   de   2010   u5li-­‐ zando  los   datos  desestacionalizados  (sin   tendencia  y  sin  asumir  como  año   base  el   2003).   Llama   la   atención   que   sistemá5-­‐ camente  el  op5mismo  del  sector  empre-­‐ sarial  es  mucho   menor  que  el  op5mismo   de   los   consumidores   (en   promedio   la     diferencia  es  de   48.80   puntos   en   favor   del  ICC). Otra   cues5ón   interesante   es   que   en   los   dos   índices   aparece   el   mismo   comportamiento;   es  decir,  cuando  el  ICC   aumenta,   el   ICP   también   5ende   a   au-­‐ mentar  aunque  de  forma  menos  pronun-­‐ ciada.  Un  claro  ejemplo  de  esta  sincronía   de  expecta5vas  es  el  caso   de   la  caída  en   la  confianza  a  par5r  de  la  crisis  financiera     a   nivel  mundial  misma   que   comenzó   a   tener   impacto   en   México   en   el   tercer   trimestre  de  2008.  

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

g)   Indice   de   Confianza   del   Consumidor   y   del  Productor,  2010.

Posteriormente,   se   observan   sig-­‐ nos  de  recuperación  en  la  confianza  pero   no   al  nivel  que  se  tenían   antes  de  este   choque  financiero.

19


Gráfica  2:  Índice  de  Confianza  del  Consumidor  y  del  Productor   **"# *+"# )"# ("# '"#

%"#

-./012/34#/5#13.62.72#/58#943/:1;34#

"+*+,+*#

"++),**#

"++),+)#

"++),+%#

"++),+'#

"++),+*#

"++),+!#

"++(,**#

"++(,+)#

"++(,+%#

"++(,+'#

"++(,+*#

"++(,+!#

"++',**#

"++',+)#

"++',+%#

"++',+'#

"++',+*#

"++',+!#

"++&,**#

"++&,+)#

"++&,+%#

"++&,+'#

"++&,+*#

"++&,+!#

"++%,**#

"++%,+)#

"++%,+%#

"++%,+'#

"++%,+*#

"++%,+!#

"++$,**#

"++$,+)#

"++$,+%#

"++$,+'#

"++$,+*#

!"#

"++$,+!#

$"#

<./015#/5#13.62.72#/58#13.=:>0/34#

Fuente:  CIIE-­‐UPAEP.  Elaboración  propia  con  datos  de  INEGI  y  Banco  de  México.  Encuesta  Nacional  sobre  Confianza  del   Consumidor.

Poder  polí/co h)  Índice  de  Banzhaf   En   regímenes   democrá5cos   repre-­‐ senta5vos  se  asume  que  cada  voto  cuenta   igual,   de   la   misma   manera.   Sin   embargo   podría   argumentarse   que   en   la   prác5ca   existen   votos   que  cuentan   más  que   otros   debido  al  impacto  que  5enen  sobre  la  cons-­‐ trucción  de  mayorías.   Con  esta  idea  se  ha   desarrollado   un   índice   de   Banzhaf   (IB)   (Banzhaf,   1965)8   con   el   cual   se   evalúa   el   poder  de  un  par5do,  grupo  parlamentario  o   gobierno.   Para  entender   como  funciona  el  

índice   de   Banzhaf   pongamos   un   ejemplo   sencillo  adaptado  de  Straffin  (1996)9:     Sea   un   proceso  de  votación  en   la  cá-­‐ mara  de   diputados  con  cuatro   parDdos  po-­‐ líDcos:   PRI   con  4  diputados,  PAN   con  3,  PRD   con  2  y   otro  con  1  diputado.  Para   pasar  una   ley   por  mayoría   se  requieren  6  votos  (50%+   1  sobre  un  total  de  10  votos  posibles).  

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

&"#

En   ese   caso,   a   pesar   de   que   existen   un   total   de   16   coaliciones   (24=16,   puesto   que   cada   parDdo   puede   elegir   entre   parD-­‐ cipar   y   no   parDcipar   en   la   coalición),   sola-­‐ mente  en  7  ocasiones  se  obDene  una  mayo-­‐

8  Banzhaf,  John  F.  (1965),  "Weighted  vo5ng  doesn't  work:  A  mathema5cal  analysis",  Rutgers  Law  Review  19  (2):  

317–343 9  Straffin,  P.  (1996).  Game  Theory  and  Strategy.  The  Mathema5cal  Associa5on  of  America.

20


Por  otro  lado,   se  Denen  un  total  de  12   veces  en  las  cuales,  si  algún  parDdo  no  par-­‐ Dcipa   en   la   coalición,   ésta   se  destruye.  To-­‐

mando   los  datos  de  la  úlDma  columna  de   la   tabla  9  se   observa   que     la  coalición  se  des-­‐ truye   en  5  ocasiones  cuando   se   sale   el  PRI,   3   a  la   salida  del  PAN,  3  del  PRD  y  1  de  Otro.   La   suma   de   estos   valores   es   igual   a   12.   Llamemos  a  este  número  B.   El   IB   para   cada   parDdo,   no   es   otra   cosa  que   la   relación  entre  Pi  y  B,  es   decir,   la   importancia   relaDva   del   parDdo   i   para   po-­‐ der   definir   el   resultado   de  una   votación   fi-­‐ nal.  Así,   se  Dene  que  el  PRI   Dene  una  impor-­‐ tancia   de   5/12=0.417,  el   PAN  y   el  PRD   De-­‐ nen  el  mismo   poder   con   3/12=0.25   y   Otros   es   el   parDdo   más   débil   con   1/12=0.83.   En   términos   probabilísDcos  el  IB  indica   que   el   PRI  parDcipa   en   al   menos  41.7%  de  las  coa-­‐ liciones  que  aprueban   leyes  o  de  lo  contra-­‐ rio  estas  no  pasarán,  el   PAN  y  el  PRD  en  el  

Tabla  9:  Coaliciones  ganadoras  en  una  votación  hipotéDca

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

ría.   La   tabla   9   presenta   cada   uno   de  estos   casos,   destacando   el  efecto   que   tendría   la   salida   de   algún   parDdo   en   parDcular   en   la   sustentabilidad   de   la   coalición.   Con   estos   datos,  el   PRI  parDcipa  en   un  total  de   6  coa-­‐ liciones   de   las   cuales   en   5   resulta   impres-­‐ cindible   su  voto.  Por  su   parte,  el  PAN  parD-­‐ cipa   en  5   coaliciones  y  en  tres   su  voto  resul-­‐ ta   fundamental.   El   mismo   caso   es   el   del   PRD.   Finalmente,   otros   parDdos   parDcipan   en   4  coaliciones  pero   solamente  en   1  su  vo-­‐ to   es  definitorio.  Nombremos  Pi   con   i=(PRI,   PAN,   PRD,   Otros),   al   número   de   veces   en   que  el  voto   del  parDdo  i  resulta   fundamen-­‐ tal  en  la  coalición.

Fuente:  CIIE-­‐UPAEP.  Elaboración  propia.

21


BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

Tabla  10:  Índice  de  Banzhaf  a  nivel  enDdad

Fuente:  CIIE-­‐UPAEP.  Elaboración  propia  con  datos  de  Díaz-­‐Cayeros  (2002).

22


Con  base  en  esta  lógica,  Díaz-­‐Cayeros   (2002)  ha  calculado  este  índice  para  el  caso   de  la  Cámara  de  Diputados  de  México,  con-­‐ siderando   coaliciones   para  mayoría  simple     (50%  más  1)  y   para  reformas  que  requieren   de  dos  tercios  de  votos  a  favor  del  total  de   la  cámara  de  diputados  (generalmente  u5li-­‐ zadas  para  aspectos  cons5tucionales).   La  unidad  de  análisis  son   los  estados   y   grupos  de  diputados  por   representación   proporcional   (plurinominales).   Este   autor   encuentra  que  con  una  “disciplina  par5da-­‐ ria   perfecta”,   es   decir,   donde  cada  par5do   vota  en  bloque,  la  Cámara  de  Diputados  de   México   2003-­‐2006   tuvo  32   coaliciones  ga-­‐ nadoras  posibles  para  aprobar  exitosamen-­‐ te  una  reforma.   De  ésas,  sólo  tres  son   mínimas  gana-­‐ doras,   es  decir,   que  con  solo   estos  grupos   parlamentarios  es   posible  pasar   una  refor-­‐ ma.   La  primera,  involucra  al  Par5do  Acción   Nacional  (PAN)  y  al  Par5do  de  la  Revolución   Democrá5ca   (PRD),   que   congregaría   una   exigua  mayoría   de   253   votos.   La  segunda   consiste  en  una  asociación  entre  el  PAN  y  el   PRI  con  378  votos.  En  la  tercera  cooperan  el   PRI  y  el  PRD  con  320  votos.   Los  datos  de  Díaz-­‐Cayeros  dan  cuenta   del  poder  que  cada  estado  o  grupo  de  dipu-­‐ tados  de  mayoría  rela5va  y   representación   proporcional   (plurinominales)   5ene,   en     función   del   total   de   diputados   federales   que   le   correspondieron   en   la   legislatura   2003-­‐2006.   En  la  tabla  10   se  presenta  esta   información.

Como  se  puede  notar   en  la  tabla  10,   el  estado  de  México  aparece  en   el   primer   lugar   del  IB,   lo  cual  implica  que  este  es  el   estado  con  mayor  poder  de  negociación.  Al   contar   con   36   diputados,   define  el   7.11%   de   las  coaliciones  ganadoras  por   mayoría   simple  y   el  7.3%   para  coaliciones  de  mayo-­‐ rías  de  dos  tercios.   La  posición  de   estado   más  débil  es  compar5da  por  Quintana  Roo,   Campeche,   Baja   California   Sur   y   Colima   debido  a  que  cuentan  con  2  diputados  y  un   valor   en  el  IB  de    0.39%  y   0.41%  para  ma-­‐ yoría  simple   y   de   dos   tercios   respec5va-­‐ mente   (quinta   y   sép5ma   columna).   Esto   implica  que  dichos   estados  se   encuentran   al  margen  de  la  mayoría  de  las  negociacio-­‐ nes  entre  diputados. En   lo   concerniente   a  los   diputados   de  representación  proporcional,    el  PAN  es   el   par5do   con   mayor   poder   pues  cuenta   con  72   diputados  que  le   otorgan  un  IB  de   15.76%   para  el  caso   de  mayoría  simple  y   de  13.19%  para  mayoría  calificada.   Por   su   parte,   el  grupo  más  débil  es  Convergencia   por  la  Democracia   pues  solamente  cuenta   con  5   diputados   que  le  reportan  un  IB  de   0.97%   para  mayoría  calificada  y   de  1.02%   para  reformas  que  requieren  de  dos  tercios   de  votos.  

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

25%  y  Otros  parDdos  en  8.3  por  ciento.

Un  aspecto  interesante  es  que  al  ob-­‐ servar   las   probabilidades   acumuladas  del   IB  para  cada  caso,  se  puede  conocer  como   al  contar   con   triunfos   en   ciertos  estados,   un  par5do  polí5co  podría  generar  en  bue-­‐ na   medida   de  coaliciones  ganadoras.   Por   ejemplo,  el  acumulado  del  IB  para  mayoría   rela5va  hasta  el  estado  de  Guanajuato  (ver   columna   “En5dad”   de   la  tabla   10),   es  de    

23


CV

Ahora la Economía está más

CERCA

Visita el blog del CIIE-UPAEP ciie-upaep.blogspot.com Donde podrás encontrar: -Datos e indicadores sobre la Economía de México y Puebla -Análisis y discusión en temas de coyuntura económica -Ligas de interés a nivel mundial sobre temas de bienestar y desarrollo económico 24


Al   sumar   este   porcentaje   con   el  de   cada  grupo  de  representación  proporcional   y   con  mayoría  simples,   se  5ene  que  el  por-­‐ centaje  del  PAN  sería  de  42.75%,  el  del  PRI,   de   40.06%,   el   del  PRD   de   35.42%,   el   del   PVEM   de   29.31%,   el  del  PT  de  28.15%  y   el   de   Convergencia   de   27.96%.   Lo   anterior   implica   que  estos   seis  estados  (Estado   de   México,   DF,   Veracruz,   Jalisco,   Puebla     y   Guanajuato)  concentran,  por  la  can5dad  de   diputados  con  que  cuentan,  más  poder  que   cualquier   grupo  de  diputados  de  represen-­‐ tación   proporcional.   Para  el  caso   de  vota-­‐ ciones  con   dos  tercios  se  5enen  resultados   similares.   La   conclusión   importante   del   índice   es  que  permite   iden5ficar   en  que   estados   de   la   República  Mexicana  se   concentra  el   poder   polí5co  de-­‐facto.   En  ese   sen5do,   el   Estado  de  México  se  erige  como  el  principal   protagonista  a   nivel   nacional   mediante   el   poder   que   adquieren   sus  diputados  en   el   Congreso  para  pasar  o  rechazar  reformas.   También   se  puede  concluir     que  el   estado   de  Puebla  forma  parte  del  grupo  de   estados   que   concentran   una   proporción   considerable  del  poder   polí5co  en  el  Con-­‐ greso.   En   dicho   grupo   de   estados   se   en-­‐ cuentran  además  de  Puebla  y   el  Estado  de   México,  el  DF,  Veracruz,  Jalisco  y   Guanajua-­‐ to.

Transparencia   i)   Índice   Nacional   de   Corrupción   y   Buen   Gobierno,  2007.   El   Índice   Nacional   de   Corrupción   y   Buen  Gobierno  (INCBG)10   es  elaborado  por     la  Organización   No   Gubernamental  Trans-­‐ parencia   Mexicana   y   se   ha  calculado  para   los  años  de  2001,  2003,  2005  y  2007.   Este   indicador   5ene   como   obje5vo   medir   la  corrupción  en  el  país.  Para  ello,  se   realiza  una  encuesta  en  la  que   se  pregunta   sobre   el   5po   y   monto   de  las   “mordidas”   declaradas  por  los  hogares  mexicanos  en  35   servicios  públicos  de  los  tres  niveles  de  go-­‐ bierno   y   empresas   par5culares.   Posterior-­‐ mente,  con  estos  datos  se  registra  el  núme-­‐ ro  de  veces  en   que   se   pagó  un  soborno   o   “mordida”  por  cada  100  veces  que  se  reali-­‐ za  un  trámite  o   se  ob5ene  un  servicio  pú-­‐ blico. Para  garan5zar   la  confiabiidad  de  los   cálculos,  se  determina  para  la  encuesta  una   muestra   estrictamente   probabilís5ca   de   14,836   hogares  a  nivel  nacional  con  32  en-­‐ cuestas,   una  por   en5dad   federa5va.   El   ta-­‐ maño  de  muestra  es   suficiente  para   inferir   los   resultados   a   nivel   en5dad   federa5va   (entre  237   y  501  cues5onarios  por   estado).   El  índice  u5liza  una  escala  de  0   a  100,  don-­‐ de   el  100  implica  una  mayor   frecuencia  en   los  actos  de  corrupción.  

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

26.99%.  Esto  implica  que  si  un  par5do  polí-­‐ 5co  logra  controlar  a  los  diputados  de  esta-­‐ dos  (Estado  de  México,   DF,   Veracruz,   Jalis-­‐ co,  Puebla    y   Guanajuato)   garan5zaría  par-­‐ 5cipar   en   al  menos  la  cuarta  parte  de  las   coaliciones  ganadoras  que  se  formaran.  

Según   los  datos   del   Comunicado  de   Prensa  del  15   de  abril   de  200811,   en   2007,   los  mexicanos  “inver5mos”   $27   mil  millo-­‐ nes  de  pesos  en  actos  de  corrupción,  lo  que  

10  Disponible  en:  hnp://www.transparenciamexicana.org.mx/ENCBG/  

11  hnp://www.transparenciamexicana.org.mx/documentos/INCBG/2007/Comunicado_de_prensa_INCBG.pdf  

25


Fuente:  CIIE-­‐UPAEP.  Elaboración  propia  con  datos  de  Transparencia  Mexicana  (2008).

equivale,  en  promedio,  al  8%  del  ingreso  de   las  familias  mexicanas,   es  decir,   el  mismo   monto  que  se  des5na  en  promedio  a  nece-­‐ sidades  de  vivienda  de  los  hogares  (renta  o   crédito).   Este   impacto   es  aún   mayor   entre   los  hogares  con  ingresos  de  hasta  un  salario   mínimo,  para  los  cuales,   el  “impuesto  de  la   corrupción”  representa  18%  de  su  ingreso.   La  corrupción,   por   ello,   se   puede   calificar  

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

Tabla  11:  Tendencias  del  Índice  Nacional  de  Corrupción  y  Buen  Gobierno  

como  un  “impuesto   regresivo”  para  las  fa-­‐ milias  más  pobres. La   tendencia   del   INCBG   muestra   grandes   cambios   en   las   posiciones   que   ocupa   cada   estado.   Por   ejemplo,   Colima   que  en   2001   estaba  en  la  primera  posición   (como   estado   menos   corrupto)   desciende   para  2003   a  la  3a,   para  2005  a  la   posición   15  y   recupera  el  primer   lugar   en   2007.  Por   otro  lado,  estados  como  Puebla,  man5enen  

26


BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

Tabla  12:  EstadísDca  DescripDva  del  Índice  Nacional   de  Corrupción  y  Buen  Gobierno  

Fuente:  CIIE-­‐UPAEP.  Elaboración  propia  con  datos  de  Transparencia  Mexicana  (2008).

27


Esta  gran   variabilidad  impide  definir   con  claridad  cual  es  el  mejor  o  el  peor  esta-­‐ do   en  materia  de   corrupción.   Para  realizar   este   análisis   nos   concetramos   en   las   co-­‐ lumnas   ”Media”,   “Desv   Est.”   y   “Coef.   Var.”   en   la   tabla  12.   Media   representa   el   valor   esperado  para  2001,  2003,   2005   y   2007  de   la  calificación  en  materia  de  corrupción  que   ob5ene  cada  estado.   Este  parámetro   per-­‐ mite  generar   un   nuevo  ranking  de  los  esta-­‐ dos  a   lo  largo  del   5empo.   ‘Desv   Est’   es  la   desviación    estándar   para  cada  estado  a  lo   largo  del  período  de  estudio  por   lo  cual  va-­‐ lores  más  altos  corresponden  a  una  mayor   variabilidad   (heterogeneidad)   de   las   califi-­‐ caciones   de   corrupción.   Sin   embargo,   la   simple  interpretación  de  este  valor   en  tér-­‐ minos  absolutos  no  permite  una   compara-­‐ ción  precisa  de  la  variabilidad  de  las  califi-­‐ caciones  entre  estado,s  obligando  a  la  u5li-­‐ zación  de  un  parámetro  en  términos  rela5-­‐ vos.  Por  esta  razón,   se  calcula  el  coeficiente   de  variación,  el  cual  es  un  medida  que  indi-­‐ ca  la  relación  entre  la  varianza  y   la   media.   Un  coeficiente  de  variación   de  50%   indica   que   la   calificación  de  un  estado  5ene   una   varianza  que  es  exactamente  la  mitad  de  la   media.      

de  Corrupción   y   Buen   Gobierno,   es  el  Dis-­‐ trito   Federal   con  una   calificación   de   17.8.   Note,   sin   embargo,   que   el   coeficiente   de   variación   es   mayor   para   Colima   (77.23%)   que  para  el  Distrito   Federal  (49.73%).  Esto   úl5mo   indica   que   la   las   calificaciones   del   Distrito  Federal  son   bajas  pero   constantes   mientras  Colima  podría  tener  buenas  y  ma-­‐ las  calificaciones.   El  estado  más  estable  en  la  clasifica-­‐ ción   es  Zacatecas,   el  cual  ob5ene   la   sexta   posición   tomando  como   referencia  la  me-­‐ dia  para  el  período  de  estudio.   Su  califica-­‐ ción  promedio  es  de  5.75,  la  desviación   es-­‐ tándar   de     0.67     y   el   coeficiente  de   varia-­‐ ción  de  11.67%.  El  estado  más  volá5l  curio-­‐ samente  es  Baja  California  Sur,   el  cual  ocu-­‐ pa   la  segunda  posición  en   términos  de   la   media  con  un  promedio  de  4.58,  desviación   estándar  3.62,     pero   un  coeficiente  de  va-­‐ riación  de  79.14%. Puebla  según  los  datos   presentados,   es  históricamente  el  tercer   estado  más  co-­‐ rrupto   de   México   (posición   30)   con   una   media  de  13.00,   una  desviación  de  5.85   y   un  coeficiente  de  variación  de  45.00%.  

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

una   postura   más   o   menos   estable:   para   2001   se   encuentra   en   la   posición   29,   en   2003  pasa  a  la  posición  32,  en  2005  sube  a   la  posición  25   y   para  2007   desciende  nue-­‐ vamente  a  la  posición  29.  

  Con  lo  parámetros  antes  menciona-­‐ dos  se  puede  observar  que  el  estado  menos   corrupto  es  Colima   con  un  valor   promedio   de  4.23.  La  en5dad  federa5va  más  corrupta   de  acuerdo  a  la  media  del  Índice  Nacional  

28


j)  Rule  of  Law  Index  ,  2008. El  Proyecto  de   Jus5cia  Mundial  (The   World  Jus5ce  Project  por   su  nombre  en  in-­‐ glés12)   es   una   organización   internacional   que  elabora   un   indicador   cuyo  obje5vo  es   medir  la  prevalencia  a  nivel  país  del  estado   de   derecho.   Este  indicador   se  ha  calculado   para  35  países  incluido  México.  Una   de  las   principales   aplicaciones   de   este   indicador   es  el  conocimiento  del  respeto  a  los  dere-­‐ chos  humanos.   La  versión  más  reciente  es   la  denominada   Rule  of   Law  Index   1.0   (RLI)   para  2008. El  RLI  retoma  argumentos  de  algunos   los  indicadores  sobre  sistemas  legales  tales   como   los   datos   de   gobierno   del   Banco   Mundial  y   del  documento   Doing   Business   (hnp://www.doingbusiness.org/),   o  el     tra-­‐ bajo  de   los   índices  corrupción  de  Transpa-­‐ rencia  Internacional  como  el  analizado  en  la   sección  anterior13.  En   cuanto   a  la  metodo-­‐ logía,   se   u5lizan   dos  encuestas  para  obte-­‐ ner  datos  de  alrededor  de  100  variables: 1) Una   encuesta   a  nivel   poblacional     sobre   una  muestra  de  1,000  observacio-­‐ nes  por    país  (ampliada  a  1,500  en  países   muy   grandes)   donde   se   iden5fican   las   percepciones   individuales   de   la   pobla-­‐ ción  sobre  el  sistema  legal  en  la  prác5ca.   2) Una  encuesta  a  personas  califica-­‐ das  tales  como   jueces,   abogados,   buró-­‐ cratas   y   académicos  para  analizar   desde   un   punto   técnico  el   funcionamiento   del  

sistema   legal   en   cuatro   grandes   áreas:   leyes   y   procesos   civiles   y   mercan5les,   leyes  y   procesos  penales,  leyes  y   proce-­‐ sos  laborales  y  salud  pública. Los  datos  para   México     en   2009   se   encuentran   en   la   tabla   13.   Al   analizar   el   primer   componente   (Rendición   de   Cuen-­‐ tas),   se  observa  que  en  la  comparación  con   dos  grupos  de  países,  América  La5na  y  paí-­‐ ses  de  Ingresos  Medio  Altos,  México  se  en-­‐ cuentra  mejor  en  el  tema  de  limitar  los  po-­‐ deres   de   gobierno   mediante   la   cons5tu-­‐ ción,   establecer   controles  a  gobernantes  y   en  coordinar   las  leyes  locales   con  leyes  in-­‐ ternacionales  (note  que  un  mayor  valor  de   este  índice  genera  una  mejor  posición).  Sin   embargo  en  el  rubro   de  rendición  de  cuen-­‐ tas  México  esta  peor   calificado  lo  cual  per-­‐ mite  pensar  que  a  pesar  de  que  se  cuentan   con  los  mecanismos  formales  para  contro-­‐ lar   los  excesos   del  gobierno  en  la  prác5ca   esto  no  se  logra. En  relación  al  segundo  componente,   Leyes  que  Protegen  Derechos  Fundamenta-­‐ les,   el  país  presenta  deficiencias  al  compa-­‐ rarse  con  los   grupos  de  países  antes  men-­‐ cionados.  Se  observa  que  México  cuenta  en   lo  general  con   una  mejor   manufactura  de   leyes.   El   grupo   de   variables   Leyes   Claras,   públicas   y   estables,   5ene   una   calificación   más  alta  que  los  países  de  América  La5na  y   de   Ingresos   Media   Alta;   sin   embargo,   al   analizar   las  leyes  en   aspectos  par5culares   como  protección  de  derechos  fundamenta-­‐ les,   seguridad   y   propiedad,   la  situación   es     contrastante   pues  México  ob5ene  califica-­‐ ciones  más  bajas.  

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

Estado  de  Derecho  

12  Para  una  referencia  del  proyecto  en  general  así  como  de  los  aspectos  técnicos  del  índice  ver:  

hnp://www.worldjus5ceproject.org/ 13  Disponible  en:  hnp://www.transparenciamexicana.org.mx/ENCBG/  

29


Fuente:  CIIE-­‐UPAEP.  Elaboración  propia  con  datos  de  The  world  JusOce  Project,  Rule  of  Law  Index.  Disponible  en:   hCp://www.worldjusOceproject.org/sites/default/files/World%20JusOce%20Forum%20II%20-­‐%20Rule%20of%20Law% 20Index%20Report.pdf América  LaOna=ArgenOna,  Bolivia,  Colombia,  República  Dominicana,  El  Salvador,  México  y  Perú. Ingresos  Media  Alta=ArgenOna,  Bulgaria,  Croacia,  México,  Polonia,  Sudáfrica  y  Turquía.

Los   datos   del   tercer   componente   permiten  iden5ficar  que  el  país  cuenta  con   una  estructura  de  jus5cia  accesible  (princi-­‐ palmente  por  el  tamaño  del  sistema  judicial   y   presupuesto),   pero   inequita5va   e   inefi-­‐ ciente   en   relación   a   lo   que   ocurre   en   los   otros  grupos  de   países.   Este  cues5ón  se  ve   confirmada  por  el  componente  Acceso  a  la   jus5cia  en  donde  el  país  sale  pésimamente   evaluado.

El  índice  desarrollado  por   The   World   JusDce  Project  para  el  caso  de  México  per-­‐ mite   concluir   que   a   pesar   de   que   el   país   cuenta   con   una   infraestructura   mejor   en   materia  legal  que  los  países  de  América  La-­‐ 5na   y   de   Ingreso   Medio   Alto,   no   logra   plasmar   esta  ventaja  en  mejores  condicio-­‐ nes  de  jus5cia  para  sus  habitantes.  Llaman   también   la  atención  las  calificaciones  bajas   en   materia  de   rendición   de   cuentas  y   de   protección  de  derechos  fundamentales.  

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

!

Tabla  13:  EstadísDca  DescripDva  del  Rule  of  Law  Index   para  Mexico  y  grupos  de  países  

30


k)   Índices   de   Fragilidad   Financiera   de   los   Gobiernos  Estatales,  2008 A   principios   de   agosto   de   2009,   de   acuerdo  con  la  percepción  de  representan-­‐ tes  de  gobiernos  locales  en  México,  casi  la   totalidad  de  los  municipios  se  encontraban   con  problemas  severos  de  liquidez,  a  punto   de   una  quiebra  generalizada  y   a  la  conse-­‐ cuente  afectación  de  ac5vidades  esenciales   del  gobierno,   como  la  seguridad   pública   y   los  servicios  opera5vos  básicos.   A   nivel   es-­‐ tatal   la   situación   financiera   también   era   muy   precaria  aunque  hasta  el  momento  se   desconoce  la  profundidad  de  la  crisis  de  los   gobiernos  locales. Este   desconocimiento   se   debe   en   buena   medida   a   la   falta  de   instrumentos   confiables  para  medir   y   monitorear   la  vul-­‐ nerabilidad  de  las  Finanzas  Públicas  estata-­‐ les.   En   adición   a   la   información   provista     por   las  agencias  calificadoras  de  riesgo,    no   existen   instrumentos   o   indicadores   que   permitan   monitorear   el   desempeño   finan-­‐ ciero  de  los  Estados  y   Municipios  de  forma   adecuada,   consistente  y   oportuna.  En  par5-­‐ cular   resulta  imprescindible  contar   con  in-­‐ dicadores   concretos  que   permitan  realizar   comparaciones  entre   los  gobiernos   y,   a  su   vez,   indiquen   la  fragilidad   financiera   en   la   que  se  encuentran  los  gobiernos  locales  en   México.     Con   esta   mo5vación,   el   CIIE-­‐UPAEP   ha   creado   diversos   índices   que   capturan   caracterís5cas  concretas  de  las  finanzas  pú-­‐ blicas  estatales.  Estas  caracterís5cas  miden,  

en   primer   término,   el  tamaño   financiero/ fiscal  de   cada   estado   a   par5r   de   diversas   variables   en   niveles.   Un   segundo   compo-­‐ nente  captura   variables  asociadas  al  servi-­‐ cio  de  la   deuda  e  indica,  efec5vamente,   la   posición  de  apalancamiento  rela5va  a  cada   uno  de  los  Estados  de  la  República  Mexica-­‐ na.   Un   tercer   componente   se   integra  con   variables  que  describen  el  apalancamiento   del  estado.14   Estos   primeros   tres   componentes   5enen   una   interpretación   muy   clara  y   di-­‐ recta  en  cuanto  a  dimensión,  sostenibilidad   de  la  deuda  y  apalancamiento  financiero.  El   cuarto   componente,   sin   embargo,   5ene   una  interpretación  muy   par5cular.   Este   in-­‐ dicador   denominado  Propensión   al   Ahorro   describe  el  trade-­‐off,   o   tasa  de  sus5tución,   entre  gasto  ordinario  y   ahorro.  Es  decir,  de   acuerdo  con  este  índice,   un  estado  que  de-­‐ dica  un  porcentaje  alto  de  su   presupuesto   al  gasto  ordinario,   lo   hace  siempre  a  costa   de   generar   mayor   ahorro   interno.   Por   el   contrario,   un  estado  con  alto  ahorro   inter-­‐ no  es  un  estado  que,   en  la  mayoría  de   los   casos,   presenta  un   gasto   ordinario   mode-­‐ rado.   A   fin   de  ilustrar   este   componente  la   gráfica  muestra  la  posición  rela5va  de  cada   estado.   Por   construcción   un   valor   mayor   del   índice  muestra  a  estados  con   un  gasto   ordinario   alto   y,   al  mismo   5empo,   ahorro   interno  moderado.   Un  valor   menor   del  ín-­‐ dice  muestra  a  estados  con  un  nivel  de  gas-­‐ to  moderado  y   un  ahorro   interno  alto.   En   este  caso   los  mejores  estados  se  ubican  en   las  partes  bajas  de  la  tabla.  

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

Finanzas  Públicas  

Mientras  Puebla  se  encuentra  a   me-­‐ dia  tabla  y   mostró     para  el  año  2007  cierto  

14   Para  una  revisión   detallada  del   método,  así   como   una  descripción   individual   de   cada  índice   y  su   comporta-­‐

miento  de  2001  a   2008,  referimos  al  lector   a  Mendoza-­‐Velázquez,  A.  (2010).  “Indicadores  de  Desempeño,  Presión   y  Vulnerabilidad  de  las  Finanzas  Públicas  Estatales  en  México”,  El  Trimestre  Económico,  Por   Publicarse  en  Verano,   Fondo  de  Cultura  Económica  (FCE).

31


de   sus   niveles  de   ahorro.   En   el  otro   extremo,   estados   como   Hidalgo,   Ta-­‐ maulipas  o   Tlaxcala,   muestran   mejo-­‐ res  posiciones  ya  que,  de  acuerdo  con   este   índice,   muestran   menores   nive-­‐ les  de  gasto  ordinario   a  favor  de  ma-­‐ yores  niveles  de  ahorro  interno.

Tabla  14:  Propensión  al  Ahorro 2007 100,00

Yucatán Veracruz

98,62

Tabasco

98,36

El  quinto  índice  propuesto  por  el  CIIE     también  describe  una  relación  de  sa-­‐ crificio,   pero   ahora  el   tradeoff   se  da   entre  los  balances  financieros  y  la  in-­‐ versión.   Así,   valores  altos  de  este   ín-­‐ dice  se  asocian  a  resultados  posi5vos   y/o   menores   niveles   de   inversión,   mientras   que   valores   bajos   pueden   asociarse  tanto  a  resultados  nega5vos   (déficit)   pero   mayores   niveles  de   in-­‐ versión.  En  todo  caso,  la  posición  final   de  una  en5dad  federa5va  dependerá,   primero,   de  su   preferencia  por   man-­‐ tener   superávit   o   déficit   primario   y,   segundo,   también  del  gasto  de  inver-­‐ sión  que  ejerza.

86,36

Oaxaca

85,00

Chihuahua Michoacán

84,08

Nayarit

83,71

Guerrero

80,64

Coahuila

80,54

San Luis Potosí

80,49

Sonora

79,87 78,12

Durango

76,53

Puebla Estado de México

74,76

Jalisco

74,10

Colima

74,05

Zacatecas

73,28 72,80

Sinaloa

71,10

Distrito Federal

67,77

Morelos

65,09

Nuevo León Quintana Roo

63,09

Baja California

62,09 61,02

Campeche

56,31

Baja California Sur Guanajuato

55,30

Querétaro

55,07 53,34

Aguascalientes

51,44

Tlaxcala

43,97

Tamaulipas

15,29

Hidalgo 0

10

20

30

40

50

60

70

80

Puntaje

equilibrio  entre  ahorro  interno   y   gasto  or-­‐ dinario,   Estados  como   Yucatán   o   Veracruz   muestran   una  clara  inclinación   por   ejercer   un   mayor   gasto   opera5vo,   en   detrimento  

90

100

La  gráfica   15   muestra  el   tradeoff,   o   tasa   de   sacrificio,   entre   superávit   e   inversión.  Valores  altos  de  este  índice   muestran   estados  que   han   preferido   sacrificar   mayores   niveles   de   inver-­‐ sión   a  favor   de  posiciones  más  supe-­‐ ravitarias  en  sus   balances.  De  la  mis-­‐ ma  manera,   valores  bajos   describen   estados  que  prefieren  mantener  défi-­‐ cit  antes  de  sacrificar  inversión.  

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

88,89

Chiapas

En  el  primer  caso  vemos  que  Guana-­‐ juato  privilegió  en   2007   mantener   una  po-­‐ sición  superavitaria  en  lugar   de  más  inver-­‐ sión;   mientras  que  Puebla  o  Veracruz,   por  

32


componente,  se  analiza     la  posición  rela5va   de   cada  en5dad  en  términos  de  inversión   dentro  de  la  República  Mexicana.

Tabla  15:  Superávit  vs.  Inversión 2007 100,00

Guanajuato

66,90

Tamaulipas

56,14

Yucatán

52,21

Tlaxcala

46,95

Estado de México

45,72

Guerrero Querétaro

44,49

Morelos

44,25

Hidalgo

44,00

Colima

43,75

Nayarit

43,45

Campeche

43,26

Durango

43,18

Quintana Roo

42,91

Sinaloa

42,91

San Luis Potosí

42,43

Baja California Sur

42,10

Sonora

41,57

Chihuahua

41,26

Jalisco

40,15

Tabasco

40,14

Oaxaca

39,60

Nuevo León

39,14

Mayores  niveles  de  éste  índice  repre-­‐ sentan  una  mejor  posición  rela5va  de   la  en5dad  federa5va  respecto  a  otros   estados.   Es  decir,   el   estado   5ene   un   mejor  desempeño  (o  es  menos  frágil)   en   términos   financieros,   mientras   que   valores   nega5vos   reflejan   de-­‐ sempeños   pobres   o   alta   fragilidad   financiera.   Los  resultados  para   2007   se  encuentran  en  la  gráfica  siguiente.   El  Distrito  Federal,  el  Estado  de  Méxi-­‐ co  y  Oaxaca  son  los  estados  que  para   ese   año   presentaron   los   niveles   de   fragilidad   financiera  más  preocupan-­‐ tes.   Las   en5dades   mejor   posiciona-­‐ das,  con  menor   grado  de  fragilidad  en   ese   año   fueron   Hidalgo,   Campeche,   Coahuila,  Morelos  y  Puebla.

35,90

Baja California Coahuila

34,77

Michoacán

34,30 32,72

Aguascalientes

31,55

Chiapas

29,12

Puebla

27,79

Veracruz

27,70

Zacatecas

7,05

Distrito Federal 0

10

20

30

Para  determinar  el  desempeño  de  las   finanzas   públicas   de   los   estados,   se   retoman  los  seis  factores  antes  men-­‐ cionados  construyendo   un   Índice   de   Desempeño   y   Vulnerabilidad   Finan-­‐ ciera  Estatal.   Este  factor   es  muy   im-­‐ portante   debido   a   que   describe   en   forma  resumida,  y   en  términos  rela5-­‐ vos  con  otros  estados  en  México,  cuál   es  la  fragilidad   financiera  que  enfren-­‐ ta  cada  uno  de  ellos.

40

50

60

Puntaje

70

80

90

100

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

ejemplo,  privilegiaron  una  mayor   inversión   vs.   posiciones  superavitarias.   En   el  úl5mo  

Este   úl5mo   índice   sin   embargo   no   considera   la   dimensión   del   estado,  

33


Tabla  16:  Fragilidad  Financiera

Conclusiones

2007

12,73

Campeche

10,68

Coahuila

Cuando   se  analizó   el  tema  de  desa-­‐ rrollo   social  y   marginación  mediante  el   Índice   de   Desarrollo   Humano   del   PNUD,  salta  a  la   vista  que  los  mayores   logros  del  país  se  dan   en     materia  de   salud,   donde   se  observan   mejoras  im-­‐ portantes   comparando   los   datos   de   1980   con  los  de  2007.  En  el  caso  de   la   educación,   aunque   también   se   5ene   una  mejoría,   esta  es  bastante  discreta   considerando   el   mismo   período.   Sin   embargo,  es  preocupante  que  el  mayor   rezago   para  México   se   observa  preci-­‐ samente   en  el  tema  de  ingresos,   en  el   cual   prác5camente   no   se   han   tenido   avances.

10,48

Morelos

10,00

Puebla

9,75

Querétaro

9,01

Chihuahua

8,42

Nayarit

8,03

Aguascalientes Colima

7,57

Guerrero

7,49

Nuevo León

7,44

Chiapas

7,30

Baja California Sur

7,24

Michoacán

7,22 7,15

Jalisco

6,00

Veracruz Quintana Roo

5,93

Sinaloa

5,83 5,26

Durango

4,92

San Luis Potosí

4,41

Tabasco

3,49

Oaxaca -2,28 Estado de México -3,43

-11,19 -15

Distrito Federal -5

5

Puntaje

caracterís5ca  que   pudiera   afectar   la  deci-­‐ sión  de  rescate  financiero  en  caso  de  crisis   y   alto  riesgo  de   incumplimiento.   Este  índi-­‐ ce,  así  como  un  análisis  más  específico,   po-­‐ drán  encontrarse  en  la  página  web  del  CIIE   proximamente14.  

15

Cuando  se  analizan  los  resultados  del   mismo  indicador   a  nivel  de  los  estados   del  país  para  2007,  se  puede  ver   que  el   DF  es  la  en5dad  con  mayor   nivel  de  de-­‐ sarrollo   humano  mientras  que  Chiapas   es  el   peor   estado.   Puebla,   se  ubica  en   el  lugar   26   antecediendo  solamente   a   Hidalgo,   Veracruz,   Michoacán,   Guerre-­‐ ro,  Oaxaca  y  Chiapas.

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

12,96

Hidalgo

Sonora

En  este  número   del  Bole\n  Económi-­‐ co   CIIE-­‐UPAEP   se  ha  podido   presentar   una  serie  de  indicadores  que  caracteri-­‐ zan  diferentes  aspectos  del  país.  

Sobre  el  mismo  tema,  pero  haciendo   hincapié   en   la   marginación,   el   índice   de   Marginación  calculado   por   CONAPO     para   2007,   muestra  que  el  estado  menos  margi-­‐ nado   es   el   DF  mientras  que  el  mas   margi-­‐ nado  es  Guerrero.   También  permite  iden5-­‐ ficar  un  patón  geográfico  en  la  marginación,  

14  hnp://ciie-­‐upaep.blogspot.com/

34


Para   el   tema   de   compe55vidad   to-­‐ mando  como  referencia  el  Global  Compe5-­‐ 5viness  Index,  se  nota  que  México  pierde  8   lugares   del   período   2007-­‐2008   al   período   2009-­‐2010.   El  país  termina  ubicándose  en   el  lugar  60   de   133   países.  El  talón  de  Aqui-­‐ les  se   encuentra  en  la  innovación  y   sofis5-­‐ cación  ubicando  al  país  en  el  lugar  67  a  ni-­‐ vel  mundial.   Para  mejorar   la   posición   de  México   en  materia  de   compe55vidad  se  debe   tra-­‐ bajar  en  una  reforma  en  el  mercado  laboral   (posición   115),   generar   ins5tuciones   con-­‐ fiables  (posición  98)  y  fortalecer   la  compe-­‐ tencia   en   el   mercado   de   bienes   (posición   90). Siguiendo  con  el  análisis  de  compe5-­‐ 5vidad  en  el  nivel  estatal,  es  posible  obser-­‐ var  mediante  el  indicador   del  IMCO   para  los   años  de  2006  y  2003,   que  el  Distrito  Federal   es  el  estado  mejor   posicionado  de  la  Repú-­‐ blica  Mexicana,  mientras  que  el  peor   resul-­‐ ta  ser   Oaxaca.   Es  llama5vo  que   ambos   es-­‐ tados  no  experimentaran   cambios  de  posi-­‐ ción   en   estos   dos   períodos.   El   estado   de   Puebla   se   encuentra   en   el   lugar   26   para   2006,  mientras  que  en  2003   ocupaba  el  lu-­‐ gar   24   por   lo   cual   se   puede   concluir   una   disminución  en  la  compe55vidad.   Los   datos   anteriores   se   ligan   estre-­‐ chamente  con  la  información  que  presenta  

el  PNUD   mediante  su  indicador   de  Compe-­‐ 5vividad   Social  para  2006.   En  este  caso  el   análisis  no  se  realiza  a  nivel  estatal  o  nacio-­‐ nal  sino   a  nivel  ciudad.   Se  observa  que   la     ciudad   con   mejor   calidad  en   el  empleo  es   Chihuahua   y   la   peor   resulta   ser   Tlaxcala.   Puebla  ocupa  la  posición  número  26  lo  cual   la  ubica  como  una  ciudad  en   materia  labo-­‐ ral  poco  compe55va. Se  percibe  que  en  materia  de  trabajo   infan5l  existe  una  cierta  homogeneidad  en   las   calificaciones  a  nivel  nacional,   iden5fi-­‐ cando   buenas  calificaciones  para  todas  las   ciudades.  Una  situación  similar  ocurre  para   el   caso   de   pobreza   salarial.   Sin   embargo,   para   la   intensidad   de   la   jornada   laboral,   existe  bastante  dispersión  de  los  datos,   lo   cual   implica   que   se   puede   encontrar   una   ciudad  donde  se  tengan  jornadas  intensivas   y   otra  con  jornadas   poco  intensivas.   Una   situación  similar   ocurre  para  el  caso  de  ac-­‐ ceso  a  servicios  de  atención  médica   y   for-­‐ malidad  en  el  empleo.   Un  tema  que  se  eligió  en  este  Bole\n   es  el  desarrollo   sustentable  de  los  países,   caracterizado   mediante   el   Happy   Planet   Index.   Este   instrumento,   de   corte   hetero-­‐ doxo,  muestra  un  resultado  contraintui5vo:   Los   países  desarrollados  están   peor   califi-­‐ cados  que  países  no  desarrollados.   Esto  se   debe  principalmente  al  enfo-­‐ que  del   propio  índice,   el   cual  a  diferencia   de   los   indicadores   convencionales,   no   in-­‐ cluye   variables  asociadas  al  PIB.   De  forma   alterna5va   plantea   que   la   expecta5va   de   vida,  la  huella  ecológica  y  la  sa5sfacción  de   vida  son  los  componentes  más  importantes   para  medir  el  bienestar  y  la  sustentabilidad  

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

pues  estados  del  Sur  como  Puebla,  Chiapas,   Oaxaca   y   Guerrero   5enden   a   ubicarse   en   peores  condiciones  que  el  DF  y  estados  del   Norte  como  Monterrey.   En  el  caso  par5cu-­‐ lar  de  Puebla  se  pude  decir  que  es  conside-­‐ rado  como  estado  de  alta  marginación  ubi-­‐ cándose  en  la  sép5ma  posición

35


En  materia   económica,   se  eligió  pre-­‐ sentar   los   indicadores   sobre   expecta5vas   de  los  consumidores   y   productores  prove-­‐ nientes  de  encuestas  representa5vas  a  ni-­‐ vel   nacional.   Este  dato   es  calculado   men-­‐ sualmente  por  el  INEGI. La  conclusión  importante  de  este  in-­‐ dicador   es  su   posibilidad   de   reflejar   opor-­‐ tunamente  el  op5mismo  de  los  consumido-­‐ res  y   del  sector  empresarial.  Destaca  el  he-­‐ cho   de   que   los   productores   sistemá5ca-­‐ mente   reflejan   un   mayor   pesimismo   que   los  consumidores.  Lo  anterior  puede  indicar   que  en   México   una  de  las  primeras   varia-­‐ bles   que   debe   ajustarse   ante   problemas   económicos  es  la  producción   y   después  el   empleo. Sin   embargo,   se  observa  un  proceso     de   sincronía  entre   expecta5vas  de   consu-­‐ midores  y  productores.  En  par5cular  para  el   tercer  trimestre  de  2008,  período  en  el  cual   se   comienzan   a   percibir   los  efectos   de   la   crisis  financiera  en  México. Dentro  del  conjunto  de  los  temas  que   componen  este  Bole\n,   se  estudió   la  con-­‐ centración   del   poder   polí5co   en   México,   mediante  un  indicador   conocido  en  la  lite-­‐ ratura  como  índice  de  Banzhaf,  que  para  el   período  de   2003   a  2006   ha   sido  calculado   por  Díaz-­‐Cayeros  a  nivel  estado. La   conclusión   importante   es   que   el   Estado  de  México   aparece  en   el  primer  lu-­‐ gar,   lo   cual  implica  que   este   es  el  estado   con   mayor   poder   de  negociación.   La  posi-­‐ ción  de  estado  más  débil  es  compar5da  por  

Quintana   Roo,   Campeche,   Baja   California   Sur  y   Colima.   Esto  permite  concluir  que  di-­‐ chos  estados  se  encuentran  al  margen  de  la   mayoría  de  las  negociaciones  en  el  Congre-­‐ so. Adicionalmente,   los  datos   del  Índice   de  Banzhaf  permiten  sostener   que  el  esta-­‐ do  de  Puebla  forma  parte  del  grupo   de  es-­‐ tados  que  concentran  una  proporción  con-­‐ siderable  del  poder   polí5co  en  el  Congreso.   En   dicho  grupo   de  estados   se  encuentran   además  de  Puebla  y  el  Estado  de  México,  el   DF,  Veracruz,  Jalisco  y  Guanajuato. El  tema  de   transparencia  es  aborda-­‐ do   con   datos   del   Índice   de   Corrupción   y   Buen   Gobierno   desarrollado   por   Transpa-­‐ rencia  Mexicana.  Los  datos  de  2001,   2003,   2005   y   2007  permiten  confirmar  que  el  es-­‐ tado   menos   corrupto   es   Colima   mientras   que  el   más  corrupto  resulta  ser   el  Distrito   Federal.   Puebla,   según  los  datos   presenta-­‐ dos,  es  históricamente  el  cuarto  estado  más   corrupto   de   México   para   2007   (posición   29).  Un  dato  interesante  de  este  trabajo  es   que   en   2007,   los   mexicanos   “inver5mos”   $27   mil  millones  de  pesos  en   actos   de  co-­‐ rrupción,   lo  que   equivale,   en  promedio,   al   8%  del  ingreso  de  las  familias  mexicanas.   Un  tema  estrechamente  ligado  al  ín-­‐ dice  de  corrupción  y  transparencia  es  el  de   la  prevalencia  del  estado  de  derecho.   Para   medir  esta  variable  a  nivel  país,  se  u5lizo  el   índice   desarrollado   por   The   World   JusDce   Project  .  La  conclusión  en  torno  a  este  indi-­‐ cador  es  que  para  el  caso  de  México  se  ob-­‐ serva   la   existencia   de   una   infraestructura   en  materia  legal  mejor  o  al  mismo  nivel  que   la  de  países  de  América   La5na.  Sin  embar-­‐ go,  también  se  observa  que  esta  ventaja  no  

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

del   mundo.   México   ocupa   por   ejemplo   la   posición  23  de  143  países  a  nivel  mundial.

36


implica  mejores  condiciones  de  jus5cia  pa-­‐ ra  sus  habitantes.  Paralelamente,  se  mues-­‐ tran  calificaciones  bajas  en  materia  de  ren-­‐ dición   de  cuentas  y  de  protección  de  dere-­‐ chos  humanos.  

BOLETÍN ECONÓMICO CIIE-UPAEP ABRIL 2010

Finalmente,  se  analizó  el  desempeño   de  las  finanzas  públicas  de  los  estados,  me-­‐ diante  un   Índice  de  Desempeño  y   Vulnera-­‐ bilidad   Financiera   Estatal.   Los   resultados   para  2007  muestran  que  el  Distrito  Federal,   el  Estado  de  México  y  Oaxaca  son  los  esta-­‐ dos  que  para  ese   año  5enen  mayores  pro-­‐ blemas  financieros.   Por   otro  lado,  Hidalgo,   Campeche,  Coahuila,  Morelos  y  Puebla  son   los   estados   con   mejores   condiciones   en   términos  de  presión  financiera.

37


Boletín Económico CIIE, No 6, Abril 2010.