Page 1

¿Fin de la recuperación incipiente? 28 de Junio de 2011

Volumen 1, N°3

Como se había previsto, la actividad económica de México ha comenzado a moderarse. Los ciclos económicos de los principales sectores productivos indican que está terminando la fase de expansión para dar pie a una desaceleración. Lo anterior es motivado por la caída en la producción del sector primario y el modesto crecimiento del sector manufacturero. La nueva evidencia de la debilidad económica ahora está dada por el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), el cual muestra tasas de crecimiento positivas pero decrecientes en todos sus componentes; de manera particular el sector económico de las actividades secundarias enfrentará un freno en su desempeño, por el menor ritmo de recuperación de Estados Unidos. De esta manera, las exportaciones que fueron el motor de crecimiento de México de los pasados meses, serán factor decisivo del nuevo rumbo de su coyuntura económica. Asociado con lo anterior, el empleo formal continuará siendo factor de debilidad. Como se comentó en el documento previo, persisten tasas de desocupación con niveles similares a los de la crisis. Al mismo tiempo el análisis de las cifras generadas por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reporta que la creación de empleo formal, a parte de ser insuficiente, manifiesta una mayor tasa de crecimiento en la parte eventual, por lo que el bajo desempeño de la economía deja vulnerable a los trabajadores que laboran bajo esta condición. La creciente inestabilidad del mercado laboral, la tendencia a la baja del ciclo económico, la improductividad de la inversión y la alta dependencia de Estados Unidos, el cual se encuentra en una fase de desaceleración, constituyen elementos que complican alcanzar la estimación oficial de 4.3% de crecimiento en el Producto Interno Bruto del presente año.

Fuente: Elaboración propia a partir de datos de INEGI


¿Fin de la recuperación incipiente?

Página 2

Actividad económica

Fuente: INEGI

El IGAE presentó resultados ligeramente positivos de crecimiento con una tasa de 2.4% en abril frente a 2010.

Sin embargo, cuando se le asocia con el registro de abril de 2010 (7.3%), se puede observar que en conjunto no alcanzan a recuperar la caída del -11.74% contabilizada en abril de 2009.

La actividad primaria disminuyó su crecimiento anual en un -1.2%, mientras que el crecimiento de las actividades secundarias solamente fue del 1.4%.

El mejor desempeño correspondió a la actividad terciaria, la cual presentó un crecimiento importante del 3.1%.

Debe notarse que, el ritmo del sector terciario dependerá de las condiciones del mercado laboral, las cuales lamentablemente no son favorables.

La actividad económica, las finanzas públicas y el mercado laboral: señales de debilidad económica. Fuente: Elaboración propia a partir de datos de INEGI

Hasta abril, las tasas de crecimiento del IGAE han ido decayendo, tendencia que se acentuará durante el segundo y tercer trimestre del año.

Todos los ciclos presentan indicios de haber alcanzado su máximo y por tanto el fin de su fase de expansión. En particular, el sector primario presenta niveles de contracción aún más marcados.

La menor dinámica económica ya afecta las finanzas públicas, en el periodo enero-abril los ingresos tributarios del sector público disminuyeron en –0.1% con respecto al mismo periodo del año pasado. Sin embargo, la contracción en la recaudación del IETU (-12.3%), del IDE (-62.2%) y del IVA (-3.2%), apuntan a una merma en las transacciones en efectivo en la economía formal y en el consumo privado. Fuente: Elaboración propia a partir de datos de INEGI


28 de Junio de 2011

Página 3

Fuente: Elaboración propia a partir de datos de INEGI

La

Empleo

escenario económico de desaceleración o aún más si este es negativo.

El registro de empleos formales del IMSS todavía es positivo. Sin embargo, un análisis más detallado, permite observar que el empleo formal generado permanente se encuentra en tasas inferiores a las de la parte eventual. Lo anterior aumenta la sensibilidad de esta población ante un posible

El empleo en transformación, construcción, comercio y servicios se encuentran estrechamente ligados al ciclo económico, mostrando así su flexibilidad respecto a las fluctuaciones de la producción (al menos desde 2005).

Lo anterior matiza el alcance real que podría tener una reforma laboral únicamente avocada a la flexibilización de la contratación. Para fines de 2011 se estima que el IMSS únicamente reportara 550 mil empleos adicionales, la mitad de los necesarios para dar cabida a los requerimientos demográficos.

Prospectiva

En el mes de mayo se prospecta que el crecimiento del IGAE será únicamente del 2.8%. Por lo que el ciclo económico continuará su fase de desaceleración.

Para el segundo trimestre del año, el PIB aumentará en 2.7%.

desaceleración de la economía se manifiesta en los principales sectores productivos.


Fuente: Elaboración propia a partir de datos de INEGI

Dr. José Luis De la Cruz Gallegos Director del CIEN Teléfono: 5864-5555, Extensión: 3158# Móvil: 044 55 273 217 95 Correo: jldg@itesm.mx

Derechos Reservados © 2011. Tec De Monterrey, Del Sistema Tecnológico De Monterrey Campus Estado De México Prohibida Su Reproducción Parcial O Total Por Cualquier Medio O Método Sin Autorización Previa Por Escrito Del Tec De Monterrey

3 Fin de la recuperación incipiente  

La creciente inestabilidad del mercado laboral, la tendencia a la baja del ciclo económico, la improductividad de la inversión y la alta dep...