Page 1

Los desafíos de México ante la desaceleración económica global 12 de Agosto de 2011

Volumen 1, N°9

A pesar de que los actuales acontecimientos económicos globales aún no tienen efectos directos en México, la presencia de una nueva crisis económica representa un verdadero peligro para el país, sobretodo en términos sociales, ya que éstos indicadores se encuentran en niveles preocupantes que reflejan la alta vulnerabilidad de la población ante cualquier eventualidad negativa para la economía. Un mercado laboral débil, un mercado interno sin fuerza, un sector financiero volátil y dependiente, así como el creciente número de personas en la pobreza aumentan la sensibilidad de México ante una nueva crisis económica, en particular porque el país se encuentra en una posición de menor fortaleza que la observada frente a la crisis de 2008.

Fuente: INEGI


Los desafíos de México ante la desaceleración económica

Página 2

Mercado Laboral 

El mercado laboral presenta condiciones sociales de mayor degradación en cuanto acceso a salud, prestaciones sociales, economía informal, contratos laborales se refiere. Todo ello constituye un retroceso con respecto a 2008, por lo que aunque haya disminuido la tasa de desempleo ello no ha implicado un mercado laboral más robusto.

El mercado laboral presenta un escenario de precariedad significativa con

Una tasa de desocupación de 5.2% en el segundo trimestre.

29.8 millones de personas ocupadas sin acceso a la salud.

3.7 millones no reciben ingresos.

5.9 millones ganan a lo mucho un salario mínimo.

14.3 millones se encuentran laborando sin contrato.

10.4 millones reciben a lo más entre 1 y 2 salarios mínimos.

es cierto, el sector manufacturero ha sido un motor importante para el crecimiento y por lo tanto está generando fuentes de empleos; al mismo tiempo han incrementado las horas trabajadas sin que exista mayores remuneraciones, por el contrario, los índices muestran una masa salarial inferior.

La precariedad del empleo sigue representando un problema estructural, una situación que no tiene una solución en el corto plazo y que por el contrario continúa avanzando y representando un elemento más de un escenario de desaceleración de la economía mexicana que, de cimentarse sin atender previamente la debilidad del mercado laboral y la vulnerabilidad de la población en general, implicaría la exacerbación de la inestabilidad social.

La mayor parte de la población ocupada se encuentra en alguna de las circunstancias señaladas, es decir, trabajando en condiciones inestables. Alrededor de 16.4 millones de mexicanos cuentan con un ingreso igual o inferior a dos salarios mínimos, por lo que a pesar de estar ocupados la remuneración que perciben no es suficiente para mantener una familia; de tal manera que, tener empleo no garantiza estar fuera de la línea de pobreza.

Las cifras de economía informal crecieron con respecto al mismo periodo en el año anterior, representando implicaciones importantes para la economía oficial. Lo que además sugiere la incapacidad del sistema productivo para generar empleo formal bien remunerado y con prestaciones adecuadas.

Las cifras del IMSS son sin duda alguna de carácter oficial, sin embargo abarcan una proporción inferior de los trabajadores ocupados totales (menos del 33%), por lo que para poder generar mejores condiciones del mercado laboral es importante considerar un análisis completo que abraque el espectro más amplio de la población económicamente activa.

La situación se torna aún más preocupante al analizar los índices de personal ocupado, remuneraciones medias reales por hora hombre trabajada y horas hombres trabajadas. Si bien

Indicadores de vulnerabilidad laboral 2do trimestre de 2011 Población ocupada

46,355,701

Sin acceso de salud Sin acceso a otro tipo de prestaciones laborales No recibe ingresos

29,826,419

Ganan hasta un salario mínimo

5,938,737

Ganan entre uno y dos salarios mínimos

10,477,699

Economía informal

13,385,674

Sin contrato

14,307,306

Trabajan menos de 15 horas a la semana Trabajan entre 15 y 34 horas a la semana

3,021,434 8,970,795

Fuente: INEGI

12,017,939 3,778,288


12 de Agosto de 2011

Página 3

Un cuestionamiento adicional surge a partir de las por

decisiones el

de

Gobierno

política

económica

Federal,

¿qué

tomadas

cifras

son

consideradas como oficiales, las generadas por el

IMSS

de

aproximadamente

15

millones

de

trabajadores en la economía formal del sector privado o las exhibidas por INEGI de cerca de 46 millones de personas ocupadas?

Fuente: INEGI


Los desafíos de México ante la desaceleración económica

Personas

ocupadas

sin

acceso

a

Página 4

la

salud,

de

acuerdo

de

acuerdo a INEGI: 29.8 millones. 

Personas

sin

acceso

a

la

salud,

a

CONEVAL: 35.8 millones. 83%, 64% ¿A qué se debe que el 64% de la población ocupada no tenga acceso a la salud, y que además éste represente el 83% del total de personas que carecen de este derecho social?

Actividad económica

La actividad industrial de Estados Unidos y México dan muestra de desaceleración aún antes que el problema de volatilidad financiera se presentará.

El sector de las manufacturas es una de las principales causas de la menor actividad económica.

La baja en la producción del sector automotriz, en la fabricación de equipo electrónico y de cómputo así como una menor dinámica en el sector eléctrico explica esta situación en ambos países.

En el caso de México hay una desaceleración en la fabricación de insumos textiles, de productos metálicos, de la industria química y del relacionado con los derivados del petróleo.

Algunas de estas industrias son las que han generado la mayor cantidad de empleo, aunque no son las que pagan mejor. Por tanto si la desaceleración se presenta ello implicará que aún estas fuentes de trabajo se dejarían de generar.


12 de Agosto de 2011

A raíz de la crisis de 2008, las tasas de interés de referencia han descendido a niveles históricos, esta situación implica que en la actualidad no exista el mismo margen de maniobra que permita emplear esta política monetaria para reactivar la actividad económica.

Página 5

De acuerdo a las cifras del CONEVAL en su medición de la

El tipo de cambio de estos países ha tendido a depreciarse a lo largo del tiempo (salvo el caso de Japón y Brasil) lo cual los sitúa favorablemente en términos comerciales, pero mostrando simultáneamente una pérdida de poder adquisitivo.

pobreza multidimensional 38.8

Las actuales condiciones laborales son mucho más difíciles que en el periodo anterior a la crisis, excepto para China y Brasil. Por ejemplo, en 2010 España enfrentaba una tasa de desempleo del 19.5% la cual es casi un 8% superior con respecto a 2008.

por carencias sociales y por

Una situación apremiante es el aumento de la deuda pública y privada que aqueja a las economías desarrolladas consideradas (ver detalle en Perspectivas Económica N° 8).

la actual perspectiva de una

De las economías emergentes, México es uno de los países con menores niveles de reservas internacionales para hacer frente a una futura contingencia. Por su parte China y Japón, cuentan con una gran cantidad de dichas reservas, lo cual los sitúa en una mejor posición a nivel global.

millones encuentran

de

mexicanos

en

se

vulnerabilidad

bajo nivel de ingresos. Una situación

probable mundial.

a

considerar

crisis

ante

económica


Los desafíos de México ante la desaceleración económica

A más de dos años de la crisis financiera los indicadores económicos revelan una recuperación lenta e incipiente. El panorama actual no muestra una situación favorable para enfrentar el probable escenario de crisis. En términos de producción, sólo las economías de India, China y Japón fueron capaces de generar avances en el periodo comprendido entre 2008 y 2010. Las demás naciones presentadas en el análisis, después de una fuerte caída en 2008, apenas están regresando a un nivel similar de producción con respecto al periodo previo a la crisis.

Página 6


6 de Agosto de 2011

Página 7

Una reflexión sobre la situación en México ante la posible crisis global La pobreza implica un estado de marginación, la incapacidad para cubrir necesidades tan básicas como la alimentación. La pobreza también se traduce en una falla estructural del modelo económico, el cual es incapaz de generar riqueza y de distribuirla de una manera equitativa. La desigualdad implica concentración del poder económico, social y político, es un desequilibrio que afecta la capacidad de generar consensos que terminen por beneficiar a la mayor parte de la población. En un país en donde el flagelo de la pobreza no se puede contener, también se tiene la implicación de que el mercado laboral no es un mecanismo de movilidad social, es decir, una manera de superar las condiciones de marginalidad en las que se encuentra la población. Si no es a través del empleo y los salarios difícilmente se puede evitar el avance de la pobreza. Dicho escenario sirve para describir la situación que se vive en México, en donde el gasto de gobierno destinado al desarrollo social solamente represente un paliativo para el cáncer que constituye la pobreza. No lo resuelve, únicamente ayuda a mitigar el dolor. Atendiendo los argumentos presentados oficialmente, durante los últimos años los niveles de pobreza se incrementaron debido a la crisis “que vino de fuera”. El argumento es parcialmente correcto, sin embargo ello no necesariamente implica la ausencia de otras razones que explican el suceso: el bajo crecimiento que la economía mexicana ha exhibido también es atribuible a la debilidad del mercado interno. Además, la reactivación económica no alcanza por igual a las empresas ni a la sociedad. En México el sector exportador mantiene un desempeño superior al promedio nacional y con ello ha estado en posibilidad de generar empleo. La nota discordante es que ha sido en base a remuneraciones de menor valía, o en el mejor de los casos que se incrementan a un

ritmo inferior al de la actividad productiva. De igual manera se tiene que ello es en base a horarios de trabajo más extensos. En el fondo el cuestionamiento es sobre qué pasará si se detiene el motor externo, si la economía de Estados Unidos entra a una fase de desaceleración, o peor aún, a una recesión. Lo anterior no es algo que se encuentre lejos de suceder: la actividad industrial ya ha comenzado a dar signos de ello, particularmente en la manufactura. Hasta el primer semestre del año esto también puede observarse en México, que al ser una economía dependiente no puede aislarse de lo que suceda en el epicentro. Además, la turbulencia financiera reciente, propiciada por el problema de la deuda norteamericana se coloca como espada de Damocles sobre el futuro económico y social del país. Si se exacerba la desaceleración por la mayor volatilidad financiera el impacto en México sería considerable, y el margen de maniobra para la política económica es reducido. Al caer el precio del petróleo y disminuir la recaudación fiscal por la menor actividad productiva no se puede estimar que el país podrá contar con los recursos excedentes para enfrentar una recesión en Estados Unidos. No puede dejarse de fuera que el presupuesto ya se encuentra comprometido, en realidad la capacidad de ajuste es de solamente 100 mil millones de pesos, lo demás ya está destinado a sueldo, salarios, prestaciones, gastos operativos y otra serie de programas, la mayor parte de ellos improductivos. Por tanto, la pregunta que podemos hacernos es la de sí, como se ha afirmado en los últimos años, la potencial crisis en Estados Unidos acarrearía un nuevo aumento de la pobreza. Para que ello no ocurriera debería estarse preparando un verdadero programa contingente, que atienda de manera integral a las necesidades de la sociedad y que impulse al mercado interno, al bienestar de la gente. Para ello es necesario que se genere empleo bien remunerado, de otra manera no se resolverá el verdadero problema estructural de México.


Dr. José Luis de la Cruz Gallegos Director del Departamento de Economía y Finanzas Director del Centro de Investigación en Economía y Negocios Escuela de Negocios, Tec de Monterrey del Sistema Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México. Teléfono: 5864-5555, Extensión: 3158# Móvil: 044 55 273 217 95 Correo: jldg@itesm.mx

Cien Itesm http://facebook.com/cien.itesm @cien_itesm http://twitter.com/cien_itesm

Derechos Reservados © 2011. Tec De Monterrey, Del Sistema Tecnológico De Monterrey Campus Estado De México Prohibida Su Reproducción Parcial O Total Por Cualquier Medio O Método Sin Autorización Previa Por Escrito Del Tec De Monterrey

9 Los desafíos de México ante la desaceleración económica global  

Volumen 1, N°9 12 de Agosto de 2011 Fuente: INEGI

Advertisement