Page 58

53 hijos”.146 Porque son ellos los que “deberían tomar especial interés en la educación religiosa de sus hijos, para que éstos obtengan un conocimiento más amplio de las Escrituras”. 147 Por lo tanto, los padres necesitan saber que su primera tarea consiste en instruir religiosamente a sus hijos. Al no hacerlo el Señor consideraría este descuido como muy grave, pues el primer objetivo de la enseñanza moral a los pequeños, es brindarles los elementos necesarios para poder hacer frente a los males que tarde o temprano podrían llevarlos a la deserción. El mal siempre es el resultado de dejar a los niños sin la enseñanza necesaria Si esta se descuida, se verá el resultado en un rechazo, tarde o temprano, de aquellas cosas que nunca quisieron los padres enseñarle. Por descuido del culto familiar De acuerdo con White, el descuidar el culto familiar es muy grave; ella dice: “En esta época tan peligrosa, algunos de los que se llaman cristianos no celebran el culto de familia. No honran a Dios en su casa, ni enseñan a sus hijos a amarle y temerle”. 148 Ella suplica a los padres diciéndoles: “Padres y madres, por muy urgentes que sean vuestros negocios, no dejéis nunca de reunir a vuestra familia en torno del altar de Dios. Pedid el amparo de los santos ángeles para vuestra casa. Recordad que vuestros amados están expuestos a tentaciones”.149 A veces se pueden tomar pretextos válidos para que esta actividad se pase por alto, sin embargo la misma autora da el siguiente consejo: “Padres, apartad cada día un momento 146

Ibíd., 22.

147

Elena G. de White, Consejos sobre la obra de la escuela sabática (Buenos Aires: Casa Editora Sudamericana, 1954), 62. 148

White, Joyas de los testimonios, 3:91.

149

White, El ministerio de curación, 304.

TESIS_José_ Rosa _Córdova  

ABSTRACT Adviser: Moisés Espinoza Almazán José de la Rosa Córdova By

TESIS_José_ Rosa _Córdova  

ABSTRACT Adviser: Moisés Espinoza Almazán José de la Rosa Córdova By

Advertisement