Page 20

Legislación consiste en mezcla física o fórmula química, de dos o tres elementos macronutrientes primarios, los cuales están mezclados en tales proporciones que la sumatoria del porcentaje de nitrógeno (expresado como N elemental), fósforo (expresado como P2O5) y potasio (expresado como K2O) contenidos en dicha mezcla sea menor al treinta por ciento (30%) del total del producto contenido en el envase”. Los fertilizantes de baja concentración deben identificarse en el mercado a efecto de que el agricultor conozca que está comprando un fertilizante con menos de un 30% de macroelementos, para lo cual, el Reglamento dispone que si se trata de un fertilizante de baja concentración de elementos nutrientes (sumatoria del contenido de NPK), deberá incluirse una franja informativa en la parte central y en ambas caras del empaque, con las siguientes características: ancho de la franja del 30% del alto total del empaque, color morado (Pantone 2602 C); en la cara frontal del empaque debe incluirse el texto “(porcentaje) de material de relleno” y en la parte de abajo de esta leyenda, el grado fertilizante, en porcentaje de los elementos nutrientes: N-P2O5-K2O. Para efectos de este reglamento se considera que la cara frontal del empaque es aquella en donde se declara de manera destacada el nombre, fórmula y marca del producto sí la tuviese; en la cara dorsal del empaque debe incluirse el texto “el grado fertilizante (N-P2O5-K2O)” y en la parte de abajo de esta leyenda, “(porcentaje) de material de relleno”. Un tercer cambio o modificación muy importante, es que quedó establecida (4.8 del RTCA) la alternativa para registrar fertilizantes, que contengan una o más sustancias, que no tienen efectos acción o efecto fertilizante, pero que potencializan o modifican el efecto del mismo, debe aportar las pruebas o estudios que acreditan esa función o efecto potencializador. Esto permite evitar fraudes y limpiar el mercado de productos que promocionan, de manera 20 Germinar

fraudulenta o falsa, múltiples beneficios y usos pero sin demostrarlo, de ahí que esta protección al agricultor es muy valiosa. Una cuarta reforma que se logró incorporar al Reglamento Centroamericano, es que ahora, sin necesidad de tramitar un nuevo registro, se puede adicionar nuevas fuentes de distinto origen y sitio al que ya se tiene inscrito. Esto es muy importante porque evita el desabastecimiento cuando hay escasez de una determinada materia prima o cuando hay una escalada de precios en algunos países. No podemos obviar que en la región no existen minas o fuentes de producción o extracción de materias primas para fertilizantes, por lo que debemos aprovechar las mejores opciones que se presenten en el mercado internacional; por lo que la posibilidad de incorporar nuevos proveedores de materias primas, sin necesidad de pasar por el engorroso y lento trámite de solicitar un registro nuevo, permite adquirirlas a los mejores precios garantizando no solo el abastecimiento, sino los precios justos y razonables. Finalmente logramos incorporar una clara distinción entre los fertilizantes y las enmiendas para suelo (cualquier producto orgánico, inorgánico, natural o sintético que aplicado al suelo, es capaz de modificar y mejorar las propiedades físicas, químicas o biológicas del suelo y no aporta nutrien-

tes de forma disponible para la planta). Esa distinción e identificación visible en el empaque, evitará un dañino fraude y engaño a los agricultores, a quienes muchas veces se les vendía una enmienda como si fuese un fertilizante. De acuerdo con esta nueva disposición, no se podrá otorgar el registro de enmiendas como fertilizantes o de fertilizante como enmienda, que como sabemos no tiene efecto fertilizante, porque los elementos que la componen no son disponibles para la planta. Como complemento de dicha norma técnica, que sin duda agiliza y simplifica el trámite y procedimiento de registro de los fertilizantes, luego de un ejercicio muy bien estructurado y conducido por reconocidos expertos de la Universidad de Costa Rica, logramos redactar una norma técnica nacional (RTCR 485-2016), publicada el 15 de diciembre del 2016 y que entró a regir el 15 de junio del 2017. Este nuevo Reglamento Técnico tiene por objeto establecer las tolerancias y los límites permitidos en la concentración de los elementos, metales pesados e impurezas, en los fertilizantes y en las enmiendas. Ese control de calidad alcanza las materias primas, que si bien es cierto no se registran, son sometidas a un estricto control y fiscalización de calidad. Con gran satisfacción podemos decir que ya se cuenta con una norma técnica

06 2017  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you