Issuu on Google+

EL MENSAJE DE LA COSECHA

TÍTULO I LA CREACIÓN Y EL PLAN DE REDENCIÓN

CAPÍTULO I LOS SERES HUMANOS UNA CLASE NUEVA La Biblia enseña, que los cielos, la tierra y los que en ellos hay así como el hombre, fueron creados por “Jehová, el eterno el que posee existencia propia, el no creado, el que es la fuente de todo y el que lo sustenta todo”(PP:313). “Porque él dijo, y fue hecho; Él mandó, y existió” (Sal 33:9). En la creación de todas las cosas, Cristo cumplió la voluntad de su Padre, todo fue creado por “Cristo poder de Dios y sabiduría de Dios” (1 Co. 1:24); y por “El Espíritu Santo… poder del Altísimo” (Lc. 1:35). Así está escrito “Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos, Y todo el ejército de ellos por el aliento de su boca” (Sal. 33:6). Los que creen en la teoría de la evolución, argumentan que “el hombre llegó a existir mediante un lento proceso evolutivo de las formas bajas de la vida animal o vegetal”, “de gérmenes, moluscos o cuadrúpedos”(PP: 25). Solo los que aceptan las Sagradas Escrituras, como la Palabra de Dios, conocen con toda verdad, que la genealogía de nuestro linaje llega hasta Adán. Dice la Escritura: “Entonces Jehová


EL MENSAJE DE LA COSECHA

Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida y fue el hombre un ser viviente” (Gn. 2:7). El Señor dijo: “para gloria mía los he creado, los formé y los hice” (Is. 43:7). “Los seres humanos constituían una clase nueva y distinta. Fueron hechos “a imagen de Dios, y fue el propósito del Creador que ellos poblaran la tierra” (EGW. Com: 1095). “Cuando Adán salió de las manos de su Creador era de noble talla y hermosamente simétrico. Era bien proporcionado y su estatura era un poco más del doble de la de los hombres que hoy habitan la tierra. Sus facciones eran perfectas y hermosas. Su tez no era blanca ni pálida, sino sonrosada, y resplandecía con el exquisito matiz de la salud. Eva no era tan alta como Adán. Su cabeza se alzaba algo más arriba de los hombros de él. También era de noble aspecto, perfecta en simetría y muy hermosa” (HR: 21). “Y Jehová Dios plantó un huerto en el Edén, al oriente; y puso allí al hombre que había formado” (Gn.2:8). “La inocente pareja no usaba vestiduras artificiales. Estaban vestidos de un velo de luz y esplendor como el de los ángeles. Este halo de luz los envolvió mientras vivieron en obediencia a Dios...Parte del tiempo debían emplearlo en la placentera labor de cultivar ese huerto, y otra parte en recibir la visita de los ángeles, escuchar sus instrucciones y dedicarse a feliz meditación. Sus ocupaciones no eran fatigosas, sino agradables.” (HR: 21). 1.- SEIS DIAS DE TRABAJO Y EL DIA SABADO El tiempo que Dios empleó para crear los cielos, la tierra, y al hombre, fue de seis días de trabajo y un día de descanso. “Fueron pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos. Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo y bendijo Dios al día séptimo y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación” (Gn. 2:1-3). Es de verse, que de los siete días que Dios empleó para crear el mundo y al hombre, solo al día sábado lo santificó. “Su observancia había de ser un acto de agradecido reconocimiento de parte de todos


EL MENSAJE DE LA COSECHA

los que habitasen la tierra, de que Dios era su Creador y su legítimo soberano, de que ellos eran la obra de sus manos y los súbditos de su autoridad. De esa manera la institución del sábado era enteramente conmemorativa, y fue dada para toda la humanidad. No había nada en ella que fuese obscuro o que limitase su observancia a un solo pueblo” (PP: 29). El sábado lo guardó Adán y los hijos obedientes de su descendencia. Del patriarca Abraham está escrito “oyó Abraham mi voz, y guardó mi precepto, mis mandamientos, mis estatutos y mis leyes” (Gn. 26:5). 2.- EL DIA SABADO EN LOS DIEZ MANDAMIENTOS Cuando el Israel literal recibió “los mandamientos de Jehová” (Dt. 7:17), era para toda la humanidad. Entre los diez mandamientos está la observancia del sábado, como cuarto mandamiento. Así dijo el Señor. “Acuérdate del sábado, para consagrarlo. Trabaja seis días, y haz en ellos todo lo que tengas que hacer, pero el día séptimo será un día de reposo para honrar al SEÑOR tu Dios. No hagas en ese día ningún trabajo, ni tu esclava, ni tus animales, ni tampoco los extranjeros que vivan en tus ciudades. Acuérdate de que en seis días hizo el SEÑOR los cielos y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos, y que descansó el séptimo día. Por eso EL SEÑOR bendijo y consagró el día de reposo” (Ex 20:8 - Santa Biblia - Nueva Versión Internacional). Cristo, y los apóstoles guardaron el día sábado verdadero, Jesús dijo: “El sábado se hizo para el hombre, y no el hombre para el sábado – añadió - Así que el hijo del hombre es Señor incluso del sábado” (Mr. 2: 27, 28 - Santa Biblia - Nueva Versión Internacional). El día sábado después de la muerte de los apóstoles, siguió guardándose por la iglesia cristiana, incluso durante “la fiera persecución que sufrió la iglesia bajo el paganismo” (HR: 342). A fines del siglo III, la persecución de la iglesia primitiva cesó y, a inicios del siguiente siglo IV, Constantino, el Emperador de Roma, se convirtió al cristianismo.


EL MENSAJE DE LA COSECHA

“La conversión nominal de Constantino a principios del siglo IV causó gran regocijo, y el mundo, recubierto con el manto de la justicia, se introdujo en la iglesia” (HR: 343), primitiva. En el años 321 d.C., “Constantino, pagano aun, promulgó un decreto para apoyar la observancia general del domingo como una festividad públicaen todo el Imperio Romano. Después de su conversión siguió siendo un ferviente abogado del domingo, y su edicto pagano fue puesto en vigencia en provecho de su nueva fe… Pocos años después de la promulgación del decreto de Constantino, los obispos de Roma le confirieron al domingo el título de día del Señor” (HR: 345). 3.- EL DIA SABADO FALSO QUE LO SUSTITUYO La Iglesia Católica, al establecer sus propios diez mandamientos, impuso la obligación del día domingo, en reemplazo del sábado y lo ubicó dentro del tercero de su mandamiento. Por cuanto, el segundo mandamiento de los diez que Dios promulgó en el Monte de Sinaí lo eliminó. “Para completar su obra impía, Roma pretendió eliminar el segundo mandamiento de la ley de Dios, que prohíbe la adoración de imágenes, y dividió el décimo mandamiento en dos para conservar el número exacto” (HR: 344, 345). Así expresa el Catecismo de la Iglesia Católica: “2191 “El sábado, que representaba la coronación de la primera creación, ES SUSTITUIDO por el domingo que recuerda la nueva creación, inaugurada por la resurrección de Cristo” (CIC: 483). “2192 “El domingo… ha de observarse en toda la Iglesia como fiesta primordial de precepto” (CIC can. 1246,1). “2193 “EL domingo y las demás fiestas de precepto… los fieles se abstendrán de aquellos trabajos y actividades que impidan dar culto a Dios…” (CIC: 483-484). 4.-EL DIA SABADO FALSO EN LOS PROTESTANTES Las iglesias evangélicas, guardan nueve mandamientos de los diez, que Dios proclamó en el monte del Sinaí. Además, guardan el


EL MENSAJE DE LA COSECHA

día domingo, que el catolicismo lo estableció como día del Señor, en sustitución del sábado. Para justificar su inobservancia los evangélicos, los testigos de Jehová y los mormones, enseñan que Cristo clavó en la cruz la ley y no están obligados a guardar el sábado bíblico, (guardan solo los nueve restantes). Pasan por alto, lo que dijo Cristo: “No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley” (Mt. 5:17,18). Los que piensan que, por el hecho de creerse cristianos, ya están salvados y que no necesitan guardar los diez mandamientos, se engañan y engañan a otros. No deben omitir lo que enseña la Biblia.“Cualquiera que hace pecado, traspasa también la ley; pues el pecado es transgresión de la ley” (1 Jn. 3:4). “Nadie se engañe a si mismo con la creencia de que una parte de los mandamientos de Dios no es esencial, o que él aceptará un substituto en reemplazo de lo que él ha ordenado. El profeta Jeremías dijo “¿Quién será aquel que diga, que vino algo que el señor no mandó?” (Lam. 3:37). Dios no ha puesto ningún mandamiento en su Palabra que los hombres puedan obedecer o desobedecer a voluntad sin sufrir las consecuencias. Si el hombre elige cualquier otro camino que no sea el de la estricta obediencia, encontrará que “su fin son caminos de muerte” (Prov. 14:12)” (PP: 375).


EL MENSAJE DE LA COSECHA

CAPÍTULO II

CRISTO, EL COMPAÑERO DE DIOS EN LA CREACIÓN “La teoría de que Dios no creó la materia cuando sacó al mundo a la existencia, no tiene fundamento. Al formar el mundo, Dios no se valió de materia preexistente. Por el contrario, todas las cosas, materiales o espirituales, comparecieron ante el Señor Jehová a la orden de su voz y fueron creadas para el propósito de él. Los cielos y todo su ejército, y todas las cosas que contienen, son no solo la obra de sus manos, sino que llegaron a la existencia por el aliento de su boca” (2 JT: 258). En la creación de todas las cosas, “El soberano del universo no estaba solo en su obra benéfica. Tuvo un compañero, un colaborador que podía apreciar sus designios, y que podía compartir su regocijo al brindar felicidad a los seres creados” (PP: 11).Aquel compañero y colaborador del Padre era Cristo, el Hijo de Dios que existía “mucho antes de sus obras de antaño” (Pr 8:22- Santa Biblia. Nueva Versión Internacional)


EL MENSAJE DE LA COSECHA

1.-EL PADRE Y CRISTO SON DIOSES, NO UN DIOS. Está escrito, que“En el principio existía la Palabra y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios” (Jn. 1:1 Biblia de Jerusalén). Si la Palabra era Dios, entonces reemplazando el término “Dios” por el término “Palabra”, en el texto bíblico leído, podemos leer lo siguiente: En el principio existía Dios(la Palabra) y Dios (la Palabra) estaba con Dios (El Padre). Por consiguientes, siendo Cristo un Dios y en el principio “estaba con Dios”, podemos concluir que ambos (el Padre y Cristo) son “dioses”. PERO NO, QUE LOS DOS FORMAN UN DIOS. Cuando vino la Lluvia Temprana a la iglesia primitiva, en el día del pentecostés judío, el apóstol Pedro interpretando el mensaje del rey David, muy explícitamente dijo: “Porque David no subió a los cielos; empero él mismo dice: Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi diestra, Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies. Sepa, pues, ciertísimamente toda la casa de Israel, que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho SEÑOR Y CRISTO” (Hch. 2:3436). Consecuentemente, queda al descubierto que el Padre y Cristo son “señores “y no, que ambos, forman “un señor”. Si bien Cristo dijo “Yo y el Padre uno somos” (Jn 10:30), esto no quiere decir que el Padre y el Hijo formen un Dios, la Deidad o la Divinidad, como enseñan algunos erróneamente. “La unidad que existe entre Cristo y sus discípulos no destruye la personalidad de uno ni de otros. Son uno en propósito, en espíritu, en carácter, pero no en persona, Así es como Dios y Cristo son uno” (MC: 329). 2.- SOLO EL PADRE ES EL UNICO DIOS EXISTENTE DE POR SI MISMO, DEL CUAL PROCEDEN TODAS LAS COSAS. En los primeros siglos, las enseñanzas del paganismo han sido aceptados dentro de la iglesia cristiana, como es la creencia que Dios es un ser sin principio. Entre otros errores que se levantan como vallas al lector sincero e impiden la compresión de las enseñanzas bíblicas, está en el hecho cuando empezaron a traducir la Biblia del hebreo, griego,


EL MENSAJE DE LA COSECHA

arameo, los traductores intencionalmente suprimieron u ocultaron el particular nombre personal del Creador de “Jehová” escrito en hebreo (YHWH o YHVH). Este nombre divino fue sustituido por los títulos como “Señor”, “el Señor”, “Adonay (Adonaí)” o “Dios” ”Aun antes del establecimiento del papado, las enseñanzas de los filósofos paganos habían recibido atención y ejercido influencia dentro de la iglesia. Muchos de los que profesaban ser convertidos se aferraban a los dogmas de su filosofía pagana, y no solo seguían estudiándolos ellos mismos sino que inducían a otros a que los estudiaran también a fin de extender su influencia entre los paganos. Así se introdujeron graves errores en la fe cristiana” (CS: 62,63). La enseñanza de que “Dios es principio sin principio” actualmente es una creencia de la Iglesia Católica, que lo ha pasado a las iglesias protestantes, cuando de ella salieron y éstas, pasaron a las iglesias adventistas, porque de ellas salieron y así sucesivamente. Hasta los Testigos de Jehová, lo Mormones, los Reformistas, Internacionales, los del Ministerio del Evangelio Eterno, los del Ministerio la Verdad Eterna, entre otras grupos religiosos, todos han bebido este vino de Babilonia, porque en sus prédicas lo aceptan y lo explican. En la Biblia no existe ningún versículo que diga que Dios es sin principio, en los escritos del Espíritu de Profecía tampoco. Veamos algunos ejemplos: “Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor…” (Ap. 1:8).En este pasaje bíblico Dios nos dice Yo soy el “principio”, no dice yo soy el “sin principio”.Todo lo que no existe es porque nunca tuvo principio, enseñar que Dios es sin principio es enseñar que Dios no existe. Si Dios no es el principio de sí mismo, tampoco es el principio de todo. Pero si Dios es el principio de todo, entonces también es el principio de sí mismo. De ahí que cuando Dios dice “YO SOY…EL PRINCIPIO”, está diciendo que él tiene principio y ese principio es el mismo, porque es el único “Dios Todopoderoso” (Ap. 4:8), que todo lo puede y pudo existir de por sí mismo; y es el origen de todo. Por tal razón, con el Espíritu Santo a través de la Mensajera del Señor dice que Dios Jehová es el “Ser eterno, que existía por sí mismo” (PP 15).El “Dios eterno que existe por sí mismo” (CS: 469).”Jehová, el eterno, el que posee existencia propia, el no crea


EL MENSAJE DE LA COSECHA

do, el que es la fuente de todo y el que lo sustenta todo, es el único que tiene derecho a la veneración y adoración supremas”(PP: 313). El “Dios personal y existente de por sí” (MC: 323).”Dios es Espíritu; y sin embargo es un ser personal, pues así se ha revelado” (MC: 321). “Por medio de su Espíritu está presente en todas parte. Mediante su Espíritu y sus ángeles atiende y cuida a los hijos de los hombres” (MC: 325). El apóstol Pablo dice: “Pues aunque haya algunos que se llamen dioses, sea en el cielo, o en la tierra (como hay muchos dioses y muchos señores), para nosotros, sin embargo, solo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas”… pero no en todos hay este conocimiento” (1 Co. 8: 5, 6, 7). Es de verse entonces, que en el cielo se le llama Dios y Señor no solo al Padre, del cual proceden todas las cosas, sino también a su Hijo, su “compañero”, su “colaborador”, en la creación. Jesús dijo que solo su Padre es el “Dios único” (Jn 6:44), que “tiene vida en sí mismo” (Jn5:26), “porque de él procedo, y él me envió”(Jn 7:29).También dijo, muy en claro, el “Consolador, a quien yo os enviaré…procede del Padre”(Jn 16:26).De ahí que, “El deber de adorar a Dios estriba en la circunstancia de que él es el Creador, y que a él es a quien todos los demás seres deben su existencia”(CS:489). 3.-LA ELABORACION DEL DIOS FALSO O DEL IDOLO FILOSOFICO DE LA TRINIDAD La verdad bíblica de que Dios es único y uno, es una de las verdades que ha estado tapado por la escoria del error, de “el misterio de la Santísima Trinidad” y por 17 siglos. Desde que se elaboró EL IDOLO FILOSOFICO de la Trinidad en el CONCILIO DE NICEA, AÑOS 325 d.C., se viene aceptando a este dios falso, en reemplazo del Dios bíblico. En el Concilio de Nicea, que estuvo presidido por el Emperador de Roma, Constantino, el sacerdote católico ARRIO sostuvo que Cristo es el primer hijo de Dios, antes de todas las cosas y utilizó como texto base proverbios 8:22.


EL MENSAJE DE LA COSECHA

Su contendor era otro sacerdote católico ATANASIO, quien utilizó “nociones de origen filosófico”, para sostener que Dios no es una persona, sino que está formado por tres personas coeternas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo- la Trinidad. Por decisión mayoritaria, prevaleció la posición del sacerdote ATANASIO, defensor de la Trinidad. El Emperador Constantino, al perdedor ARRIO, lo desterró a Iliria y sus libros fueron quemados y su enseñanza fue satanizado por los sacerdotes trinitarios. A tal extremo, a quien creía lo que dice proverbios 8:22 que en ese texto habla Cristo: “Jehová me poseía en el principio…Antes de los abismos fui engendrada”, lo llamaban “hereje”, y con desprecio eran tildados de “arriano” (como si fuera una enseñanza del diablo). El sacerdote ARRIO y sus seguidores, propagaron su doctrina por los pueblos bárbaros: losgodos, los hérulos, los vándalos, los burgundios, los suevos y “el arrianismo fue adoptado como fe nacional”.Algunas de estas tribus, dice Urías Smith, que invadieron Roma. “Odoacro, el caudillo de los hérulos, fue el primero de los bárbaros que reinó sobre los romanos. Ascendió al trono de Italia en 476” (LPD: 95). “Toda la vasta población goda que descendió sobre el Imperio Romano, en lo que tenía de cristiana, rendía acatamiento a la fe del hereje alejandrino… El primer conquistador de roma, Alarico; el primer conquistador de África, Genserico, eran arrianos. Teodorico el Grande, rey de Italia, y héroe mencionado en los cantos de los “Nibelungos”, era arriano” (LPD: 96). 4.-LOS TRINITARIOS Y LOS ARRIANOS CATOLICOS Los católicos trinitarios, en Italia, encabezados por el papa, fueron los que propiciaron la guerra a los católicos arrianos, “por recuperar el dominio, a lo menos en su diócesis patriarcal” (LPD: 96). Los pontífices ocasionaron las guerras, hasta destruir a las tribus arrianas.Su éxito, fue el inicio del surgimiento del poderío papal en la Edad media. Todo esto sucedió, como la profecía lo había predicho, sobre el surgimiento del “cuerno pequeño” (Dn 7:8), que “a tres reyes derribará” y, “hablará palabras contra el Altísimo”, que habría de


EL MENSAJE DE LA COSECHA

surgirdentro de la diez tribus, del dividido Imperio romano, después de su caída. “…Y los diez cuernos significan que de aquel reino se levantarán diez reyes; y tras ellos se levantará otro, el cual será mayor que los primeros, y a tres reyes derribará. Y hablará palabras contra el Altísimo, y a los santos del Altísimo quebrantará y pensará en mudar los tiempos y la ley…” (Dn 7:24,25). Urías Smith dice: “… Durante siglos continuó agitando el mundo cristiano, y los arrianos se hicieron por doquiera acervos enemigos del papa y de la iglesia Católica Romana. Era evidente que la difusión del arrianismo habría de frenar la marcha del catolicismo…Pero la profecía había declarado que este cuerno pequeño que simbolizaba el papado llegaría al poder supremo, y que en el proceso de alcanzar esta situación habría de subyugar a tres reyes.” “Afirmamos positivamente que las tres potencias o cuernos arrancados fueron los hérulos, los vándalos y los ostrogodos; se basa en datos históricos fidedignos... "y el arrianismo fue adoptado como fe nacional por los guerreros conversos que se habían asentado sobre las ruinas del Imperio Occidental. Esta diferencia irreconciliable en la religión era fuente perpetua de celos y odio; y el reproche de ser bárbaro era exacerbado por el más odioso epíteto de herético” “Los triunfos del arrianismo fueron, sin embargo, transitorios; y sus días de prosperidad quedaron completamente eclipsados cuando los vándalos fueron arrojados de África, y los godos de Italia, por las armas de Justiniano”. “Basados en el testimonio histórico y a citado, creemos que ha quedado claramente establecido que los tres cuernos arrancados eran las potencias nombradas: los hérulos, en 493, los vándalos en 534, y los ostrogodos finalmente en 553, aunque la oposición efectiva de esos últimos al decreto de Justiniano cesó cuando fueron arrojados de Roma por Belisario en 538” (LPD: 93, 95,100). Es de verse entonces, que los católicos trinitarios prevalecieron sobre los católicos arrianos. Urías Smith expresa: “Tal era la situación cuando en 533 Justiniano inició sus guerras contra los vándalos y los godos. Deseando alistar de su parte la influencia del papa y el partido católico, promulgó aquel decreto memorable que había de


EL MENSAJE DE LA COSECHA

constituir al papa cabeza de todas las iglesias, y de cuya ejecución, en 538, data el comienzo de la supremacía papal” (LPD: 99). “Daniel vio a esta potencia hacer guerra contra los santos, ¿Hizo esta guerra el papado? Millares de mártires contestan que sí. Lo atestiguan las crueles persecuciones que la potencia papal hizo sufrir a los valdenses, los albigenses y los protestantes en general” (LPD: 90). Desde el siglo IV hasta el presente siglo XXI, en que vivimos, han transcurrido 17 siglos, donde prevalecen las tinieblas papales, de la Trinidad. Esta doctrina,estáintroducida en todas las iglesias,llámese católica, ortodoxa, protestantes, evangélicas, pentecostales, Iglesia de los Santos de los Últimos Días-mormones. Incluso, también adoran a la Trinidad, las iglesias que suelen llamarse proféticas y verdaderas, como son: Los adventistas del sétimo día, los adventistas del sétimo Día Movimiento de Reforma, la Sociedad Misionera Internacional de los Adventistas del Sétimo Día, Movimiento de Reforma, los Iluminados, Israelitas del Nuevo Pacto, entre muchas otras. 5.- LA TRINIDAD Y LOS TESTIGOS DE JEHOVÀ Esta congregación, es una de las entidades religiosas, que han combatido la doctrina de la Trinidad. Pero, en su deseo por demostrar que no hay tres dioses, sino UN SOLO DIOS JEHOVA, han llegado a enseñar que Cristo, no fue hecho de la sustancia del Padre y, no es un Dios.El Espíritu Santo, para ellos, no es un ser divino, sino UNA FUERZA ACTIVA, pero no una persona. De este modo, ignoran la divinidad de Cristo y la personalidad del Espíritu Santo, equivocándose en el conocimiento de las Sagradas Escrituras. Estos testigos, también se equivocan cuando sostienen que Jehová Dios es “sin principio”, porque ésta, es otra creencia de la filosofía griega (paganismo), pero no de la Biblia.


EL MENSAJE DE LA COSECHA

6.- LA TRINIDAD Y LOS DEL MINISTERIO DE LA VERDAD ETERNA El grupo religioso, que emerge de la Iglesia Adventista del Sétimo Día, conocido como “El Ministerio de la Verdad Eterna”, para combatir la doctrina de la Trinidad enseña que el Espíritu Santo, no es la tercera persona de Dios, para ellos, Cristo es el mismo Espíritu Santo, pero desposeído de la naturaleza humana. Posición que no tiene sustento en la Biblia ni en el Espíritu de Profecía. Tambiénenseñan, que hay tres clases de hijos de Dios. 1.- Hijos por creación, como fue la creación de Adán y la creación de los ángeles. Se sustenta en Lc 3:38 y Job 38:6,7.Esta posición tiene sustento bíblico. 2.- Hijos por adopción, los que aceptan el evangelio. Se sustenta en 1Jn 3:1, Ga 4:5. También tiene sustento bíblico. 3.- Hijo por nacimiento, refiriéndose solo y exclusivamente a Cristo.No tiene ningún sustento bíblico. 7.- LA TRINIDAD EN ALGUNOS ANTIGUOS ADVENTISTAS Hay escritos de antiguos adventistas, que escribieron lo que creían, como es el caso del Dr. E.J. Waggoner, en su libro titulado “CHRIST OUR RIGHTEOUSNESS”(1892), traducido al portugués por el pastor adventista reformista David P. Silva, bajo en nombre de LIBERTOS PARA SEMPRE, en la página 14, explica que hay tres formas de ser hijo de Dios: 1.- Hijos por creación, refiriéndose a la creación de Adán y Eva, así como a los ángeles.MencionaLc. 3:38 y, Job 38:6,7. 2.- Hijos por adopción, refiriéndose a las personas que se convierten a Cristo. Menciona Ro 8:14,15. 3.- Hijo por naturaleza, refiriéndose solo y únicamente a Cristo. Pero no mencionan ningún texto bíblico, porque no existe. Los que creían de este modo, que Cristo es Hijo de Dios, por naturaleza, es porque bebieron de la doctrina católica, que enseña: “466…Pero desde el siglo III, la Iglesia tuvo que afirmar frente a Pablo de Samo


EL MENSAJE DE LA COSECHA

sata, en un Concilio reunido en Antioquia, que Jesucristo es hijo de Dios por naturaleza y no por adopción”(CIC:109).

8.- LA TRINIDAD Y LOS DEL MINISTERIO EL EVANGELIO ETERNO. El que conduce el Programa “El Ministerio EL Evangelio Eterno”, explica que no acepta ni cree en la palabra Trinidad., pero, si en lo que enseña la Trinidad. Esta posición doctrinaria, es como lo que dijo un comensal: “Yo no como huevos, pero si como lo que pone la gallina”, que significa que si come huevos. No aceptar la Trinidad es no creer en lo que esta doctrina enseña, pero si alguien cree lo que ella enseña, aunque no acepte la palabra Trinidad, aquel sigue siendo un adorador de la Trinidad. Como ya se ha indicado anteriormente, la Biblia no menciona que Cristo es Hijo de Dios por naturaleza, o por nacimiento. La Biblia enseña que solo hay dos formas de como son los hijos de Dios, o son por creación o son por redención, no hay término medio. Según Proverbios 8:22, Cristo es Hijo de Dios por creación (antes de todas las cosas).Así está escrito: “Yavè me creó- fue el inicio de su obra- antes de todas las criaturas” (La Biblia Latinoamericana). “Yahveh me creó, primicia de su camino antes que sus obras más antiguas.”(Biblia de Jerusalén). En Is 43: 10,12, encontramos la declaración de Cristo: “…antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mi”.”…Vosotros, pues, sois mis testigos, dice Jehová, que yosoy Dios” (Is 43:10,12). En cambio, los ángeles fueron creados por Cristo, dentro de todas las cosas. Así está escrito: “Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de los que ha sido hecho, fue hecho” (Jn1:3). 9.-LA CREACION DE CRISTO ANTES DE TODAS LAS COSAS,ES UNA VERDAD DESCUIDADA Y DESPRECIADA DURANTE SIGLOS. Hoy, en estos últimos años del tiempo del fin, se descubre su sagrado valor, que Cristo es Hijo de Dios, por creación antes de todas las


EL MENSAJE DE LA COSECHA

cosas., teniendo en cuenta que Proverbios 8:22, no lo dictó ni lo redactó ARRIO, porque este texto bíblico se escribió muchos siglos antes que este sacerdote católicoexistiera. Hoy, se descubre que Cristo fue hecho igual a Dios, esto en cumplimiento de las siguientes profecías dadas por la mensajera del Señor: “Preciosas joyas de verdad, perdidas de vista durante mucho tiempo, han de ser ahora devueltas a los hijos de Dios” (COES: 12). “Verdades preciosas, por largo tiempo ocultas, han de ser reveladas de una manera que pondrá de manifiesto su sagrado valor; porque Dios glorificará su Palabra para que aparezca en una forma en que nunca antes la hayamos visto” (COES: 26). “Grandes VERDADES DESCUIDADAS Y DESPRECIADAS DURANTE SIGLOS, serán reveladas por el Espíritu de Dios, y nueva significación brillará repentinamente de textos familiares.” (COES: 37). Para el que está leyendo estas líneas pregunto: ¿Cuáles son esas verdades descuidadas y despreciadas durante siglos? ¿En qué siglo se descuidó y despreció lo que dice Pr 8:22, de que Cristo fue creado en el inicio de su obra de Dios, antes de todas las criaturas? Fue en el siglo IV, año 325, CUANDO SE APROBO LA TRINIDAD, en el Concilio ecuménico de Nicea. Desde ese siglo, hasta la fecha, se le llama “hereje”, o “arriano”, a quien cree que Cristo es “el primogénito de toda creación” (Col. 1:15), o “el principio de la creación de Dios” (Ap. 3:14), como lo declara el apóstol Pablo y el apóstol Juan. Los sinceros, frente a tal calificativo de “arriano”, han descuidado de investigar la Biblia sobre este tema, para no sentirse despreciado, por los trinitarios. Pero ahora, ha llegado el tiempo, que ese temordel diablo- debe desaparecer y debemos aceptar la verdad bíblica, si nuestra deseo es estar dentro de los 144,000 sellados “que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en su frente” (A14:1). Precisamente, en la Biblia encontramos escrito, lo que constituye “la fe de Jesús” (Ap. 14:12), sentado como verdad, para cimentar nuestra fe,como la fe de Jesús y no como la fe trinitaria. Cristo, haciendo notar la diferencia entre él y su Padre, entre él y su Dios, dice: “Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios” (Jn20:17) “Mi Padre…es mayor que todos” (Jn 10:29), “… voy al Padre; porque el Padre mayor es que yo” (Jn 14:28).


EL MENSAJE DE LA COSECHA

De estos textos fluye, Cristo es Hijo, por creación de Dios (antes de todas las cosas).De igual modo nosotros, somos hijos de Dios, porcreación de Cristo (dentro de todas las cosas) y, somos hijos de Dios por adopción (si aceptamos a Cristo). Es de verse, entonces, que el Padre es un Dios mayor y, Cristo es un Dios menor. No obstante, Cristo “No vino a nuestro mundo para obedecer como un Dios menor a un Dios mayor, sino como un hombre para obedecer la santa ley de Dios, y por eso es nuestro ejemplo” (EGW. COM: 941). 10.- EL MISTERIO DE LA SANTISIMA TRINIDAD La Trinidad enseña que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo FORMAN UN DIOS y no dioses. Cuando a los adoradores de este Dios trino, se les pide una explicación, dicen que la Trinidad es un “MISTERIO”. “No puede ser comprendido por la razón humana y solo puede ser conocido, pero no entendido ni demostrado”. Así está escrito en el Catecismo de la Iglesia Católica: “233…Los cristianos son bautizados en “el nombre” del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo y no en “los nombres” de éstos…pues no hay más que un solo Dios El Padre todopoderoso y su Hijo único y el Espíritu Santo: La Santísima Trinidad” (CIC: 60). ”234 El misterio de la Santísima Trinidad es el misterio central de la fe y de la vida cristiana. Es el misterio de Dios en sí mismo. Es, pues, la fuente de todos los otros misterios de la fe; es la luz que los ilumina. Es la enseñanza más fundamental y esencial en la “jerarquía de las verdades de fe” (CIC: 60). “251 Para la formulación del dogma de la Trinidad, la Iglesia debió crear una terminología propia con ayuda de nociones de origen filosófico: “substancia”, “persona “o hipóstasis”, “relación”, etc.” (CCI: 64). “253 La Trinidad es una. No confesamos tres dioses sino un solo Dios en tres personas: “la Trinidad consubstancial” (CIC: 64).


EL MENSAJE DE LA COSECHA

11.- BABILONIA TIENE EN SU FRENTE ESCRITO “MISTERIO” La gran Babilonia, en la Biblia es “una mujer”, se le llama “grande ramera”, “madre de las rameras”.Al apóstol Juan se le dijo:”…Ven acá, y te mostraré la condenación de la grande ramera, la cual está sentada sobre muchas aguas… y vi a una mujer…y en su frente un nombre escrito: MISTERIO, BABILONIA LA GRANDE…” (Ap. 17:1-5). El Espíritu de Profecía expresa que Babilonia “es Roma” (CS: 432), representa a la Iglesia Católica. ”Se dice que Babiloniaes “madre de las rameras”. Sus hijas deben simbolizar las iglesias que se atienen a sus doctrinas y tradiciones” (CS.433). En otras palabras Babilonia, representa “el mundo religioso” (PP: 163), por consiguiente, si Babilonia en su frente lleva escrito “MISTERIO”, significa que se refiere a su creencia religiosa:el misterio de la Trinidad. La Iglesia Católica declara que, “El misterio de la Santísima Trinidad es el misterio central de la fe y de la vida cristiana… Es la enseñanza más fundamental y esencial en la “jerarquía de las verdades de fe”. De ahí, que todo creyente del mundo religioso actual, lo lleva “escrito” “en su frente” (en su mente), que Dios está conformado por tres personas, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Este“misterio” de la Trinidad, es “un ídolo filosófico”, formado por la Iglesia Católica. En su catecismo declara: “251 Para la formulación del dogma de la Trinidad, la Iglesia debió crear una terminología propia con ayuda de nociones de origen filosófico” (CIC.63). En el mundo religioso, en que vivimos, la mayoría adoran a este ídolo y un pequeño grupo de cristianos, adora al Dios bíblico, lo revela El Espíritu de Profecía: “Muchos han entronizado un ídolo filosófico en lugar de Jehová, mientras que el Dios viviente, tal cual está revelado en su Palabra, en Cristo y en las obras de la creación, no es adorado más que por un número relativamente pequeño” (CS: 640). Vale decir, millones de cristianos guardadores del sábado son trinitarios y un número “pequeño”, observadores del sábado, no adoran a la Trinidad, solo adoran al Padre y al Hijo.Si bien existe libertad religiosa, en el sentido que cada quien puede creer lo que considere, se da el caso que,para recibir el sello del Dios vivoy estar en los 144,000 sellados, uno no debe tener inscrito en la frente, este misterio : la Trinidad.


EL MENSAJE DE LA COSECHA

12.- JEHOVA ES EL NOMBRE DADO A CRISTO, POR SU PADRE, EL GRAN JEHOVÀ. Ahora preguntémonos, porque el apóstol Pablo dice en 1Co 8:7, ¿Para nosotros, sin embargo, solo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas?, como hablando de que Dios es un ser personal y no uno, formado por tres personas, como enseñan los adoradores de la Trinidad. ¿Será que Dios es un ser personal, o será un Dios formado por tres personas? Está escrito,“Estas cosas habló Jesús, y levantando los ojos al cielo, dijo: Padre… esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero” (Jn 17: 1-3). “Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo” (Jn. 5: 26). De estos textos bíblicos fluye, que el gran Dios “es un ser personal” (3 JT: 262), que tiene vida en sí mismo (que posee existencia propia), el único Dios “gran Fuente de todo” (DTG: 13). De Cristo, que tiene vida en sí mismo, pero que ha sido dado por el Padre. Así dijo: “y yo vivo por el Padre” (Jn. 6: 57). “Ahora han conocido que todas las cosas que me has dado, proceden de ti” (Jn. 17: 7), refiriéndose a su Padre. El Padre y su Hijo son “dioses”, esta verdad fue consignado en el segundo de los diez mandamientos que Jehová entregó a Moisés, en el monte del Sinaí, con las expresiones siguientes: “No tendrás dioses ajenos delante de mí”. Esto implica, que aparte de los “dioses” propios, que existen “en el cielo”,(el Padre y su Hijo), no debemos adorar otros “dioses ajenos”, inventados por el hombre-la Trinidad, porque sería una idolatría. En el tiempo del Israel antiguo se reconocía que “Jehová nuestro Dios, Jehová uno es” (Dt. 6:4) y, en el ángel de Jehová, que los guiaba, reconocían a Cristo, en quien estaba el nombre de Jehová; otorgado por el propio Padre. Así está escrito: “He aquí yo envió mi Ángel delante de ti…Guárdate delante de él, y oye su voz; no le seas rebelde; porque él no perdonará vuestra rebelión, porque mi nombre está en él” (Ex. 23: 20, 21). Como se puede ver, “Jehová es el nombre dado a Cristo” (ST, Mayo 3, 1899), dado por su Padre -“El gran Jehová”- (PP: 28), Rey del


EL MENSAJE DE LA COSECHA

Universo. Pero esto no significa, que el Padre y el Hijo sean una sola persona, como piensan algunos. Son dos personas diferentes, el Padre es el gran Jehová y Cristo es Jehová. En el siguiente texto podemos notar otra diferencia: “Entonces Jehová hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos” (Gn 19:24).El Dios Jehová que habló con Abraham antes de destruir Sodoma y Gomorra era Cristo “Y Jehová se fue, luego que acabó de hablar a Abraham; y Abraham volvió a su lugar” (Gn 18:33).En cambio el Dios Jehová, “Jehová desde los cielos”, es el Padre de Cristo. En otro texto leemos: "Vosotros sois mis testigos, dice Jehová…Antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mi…Vosotros, pues sois mis testigos, dice Jehová, que yo soy Dios” (Is 43:10, 12).El Espíritu de Profecía declara que, el que habla aquí, es Cristo. Los judíos del tiempo de Cristo, rechazaron la pretensión de que el Salvador sea el Hijo de Jehová y, lo consideraban un blasfemo. En cierta ocasión, Jesús, haciendo su defensa de que era Dios, les dijo a los judíos. “¿por cuál obra de esas me apedreáis? Respondiéronle los judíos, diciendo: Por buena obra no te apedreamos, sino por la blasfemia; y porque tú, siendo hombre, te haces Dios. Respondiendo Jesús: ¿No está escrito en vuestra ley: Yo dije Dioses sois? Si dijo, dioses, a aquellos a los cuales fue hecha palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada); ¿A quién el Padre santificó y envió al mundo, vosotros decís: Tu blasfemas, porque dije: Hijo de Dios soy?” (Jn. 10:32-36). Satanás ha divulgado la creencia que si uno adora a Cristo, que es una persona individual, está adorando a un Dios que no es el Padre, que es otra persona individual. Aparentemente pareciera que fuera así, pero no lo es, porque al adorar a Cristo estamos adorando al Padre - el único Dios - verdadero auto existente. Así lo aclaró Cristo, cuando dijo que, “todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envío” (Jn. 5:23). “El que cree en mí, no cree en mí, sino en el que me envió” (Jn. 12: 44).


EL MENSAJE DE LA COSECHA

Del Padre está escrito: “Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice: Adórenle todos los ángeles de Dios” (He 1:6). En tal virtud, si adoramos a Cristo estamos adorando al Padre “que le envió”, el único “Dios eterno que existe por sí mismo” (CS: 469), “que posee existencia propia, el no creado” (PP: 313). Está escrito, “El Hijo de Dios había ejecutado la voluntad del Padre en la creación de todas las huestes del cielo, y a él, así como a Dios, debían ellas tributar homenaje y lealtad. Cristo había de ejercer aún el poder divino en la creación de la tierra y sus habitantes. Pero en todo esto no buscaría poder o ensalzamiento para sí mismo, en contra del plan de Dios, sino que exaltaría la gloria del Padre, y ejecutaría sus fines de beneficencia y amor” (PP: 15). Razón por la cual, hoy, no debemos adorar al Dios Trinidad - el Dios filosófico - creado por la bestia, sino debemos de adorar al “gran Jehová”-el Dios bíblico-“el no creado” y, a Cristo “Jehová” su Hijo, que “había ejecutado la voluntad del Padre en la creación”. Así proclama el mensaje del primer ángel: “Diciendo en alta voz: Temed a Dios (El Padre), y dadle honra; porque la hora de su juicio (Investigador) es venida; y adorad a (Cristo) aquel que ha hecho el cielo y la tierra y el mar y las fuentes de las aguas” Ap. 14: 7. (Lo del paréntesis es del autor).


EL MENSAJE DE LA COSECHA

CAPÍTULO III ADAN Y EVA QUISIERON SER COMO “DIOSES” 1.- EL CREADOR DE ADAN Y EVA ES UN DIOS PERSONAL, EXISTENTE DE POR SI. “En la creación del hombre fue manifiesta la intervención de un Dios personal. Cuando Dios hubo hecho al hombre a su imagen, el cuerpo humano era perfecto en toda su ordenación, pero no tenía vida. Entonces un DIOS PERSONAL, EXISTENTE DE POR SI, sopló en ese cuerpo el aliento de vida, y el hombre llegó a ser un ser vivo” (3 JT: 262). Los que creen en la falsa doctrina de la Trinidad, predican que el Dios creador- el Padre, es un Dios “sin principio”, teoría que proviene del paganismo como se ha demostrado. La Iglesia Católica en su Catecismo enseña el Padre es “248…principio sin principio” (CIC: 63).Por consiguiente, todo aquel que cree que Dios es sin principio es porque tiene errores transmitidos por el paganismo y el catolicismo. En cambio, en la Biblia, encontramos escrito: “Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso” (Ap. 1:8). No existe por tanto en la Palabra


EL MENSAJE DE LA COSECHA

de Dios, en ningún texto, que diga que Dios es sin principio, sino que él, es el “principio “de sí mismo y de todo lo que existe. Dios es “existente de por sí”, conforme lo declara el Espíritu de Profecía, en los textos anteriormente leídos y en muchos otros. El “Dios personal, existente de por sí”, creó al hombre y a la mujer con derecho a tener vida eterna, si previamente hubieran salido victoriosos de la prueba que debían de pasar frente a la tentación de Satanás. “Si soportaban la prueba gozarían del perpetuo favor de Dios y de los ángeles del cielo” (HR: 24). 2.- ADAN FUE TENTADO POR EL QUE FUE TERCERO EN AUTORIDAD EN EL CIELO, DESPUES DE CRISTO. La prueba de Adán, a que fue sometido, consistía en obedecer o desobedecer la Palabra de Dios. “Y mandó Jehová Dios al hombre diciendo: De todo árbol del huerto comerás; Más del árbol de ciencia del bien y del mal no comerás de él; porque el día que de él comieres morirás” (Gn. 2:16,17). La Biblia enseña que el hombre fue hecho a la “semejanza de Dios” (Gn. 5:1), pero “un poco menor que los ángeles” (He. 2: 7). Los ángeles existieron antes que el hombre, fueron hechos “Poderosos en fortaleza” (Sal. 103:20), pero no igual a Cristo. En cambio de Cristo – dice el apóstol Pablo - fue “Hecho tanto más excelente que los ángeles, cuanto alcanzó por herencia más excelente nombre que ellos. Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Mi hijo eres tú, Hoy yo te he engendrado?” (He. 1: 4). Todo esto Dios le dijo expresamente a Cristo, porque Cristo, es el “ángel de Jehová” (Zac. 3: 1) El Espíritu de Profecía comentando sobre He 1:4, dice: “Dios es el Padre de Cristo; Cristo es el Hijo de Dios. A Cristo ha sido dada una posición exaltada. HA SIDO HECHO IGUAL AL PADRE. Todos los consejos de Dios están abiertos para su Hijo” (3 JT: 266). Es de verse entonces, que Cristo ha sido hecho igual a Dios, antes de todas las cosas “Y EL HIJO DE DIOS, HABLANDO DE SI MISMO, DECLARA” (PP: 12), “El SEÑOR me dio la vida como primicia de sus obras, mucho antes de sus obras de antaño” (Pr. 8:22 - Biblia Internacional -). “Yahveh me creó, primicia de su camino, antes que


EL MENSAJE DE LA COSECHA

sus obras más antiguas. Desde la eternidad fui fundada, desde el principio, antes que la tierra” (Pr 8:22-23 - Biblia de Jerusalén). Cristo fue creado igual a Dios, el único Hijo, que fue hecho de la naturaleza “divina y original” (1MS: 241) del Padre. Él es “resplandor de su gloria e impronta de su sustancia” (He. 1:3 - Biblia Jerusalén), que existió antes de todas las cosas. “Porque por él (Cristo) fueron criadas todas las cosas…Y él (Cristo) es antes de todas las cosas, y por él (Cristo) todas las cosas subsisten”(Col. 1:16,17- lo del paréntesis es del autor). Sin embargo, Cristo “siendo en forma de Dios, no tuvo por usurpación ser igual a Dios” (Fil. 2:6). En el cielo “El Hijo de Dios era el SEGUNDO EN AUTORIDAD después del GRAN LEGISLADOR” (E J: 18), que es su Padre. Por el contrario, Lucifer, aquel ángel que “en los atrios celestiales”, “SEGUÍA A CRISTO EN JERARQUÍA” (EGW.Com: 1184) y no siendo en forma de Dios, quiso ser igual a Dios. Este ángel, habiendo caído de su alta posición por su rebelión contra Dios, hizo caer a Adán y a Eva. Este “ángel a quien Dios había creado dotado de poder” (EGW.Com: 1164), conocida como la “serpiente antigua” (Ap. 20:2), “era astuta más que todos”, que “Jehová Dios había hecho” (Gn. 3:1). “Satanás tomó la forma de una serpiente y entró en el Edén. Esta era una hermosa criatura alada, y mientras volaba su aspecto era resplandeciente, semejante al oro bruñido. No se arrastraba por el suelo sino que se trasladaba por los aires de lugar en lugar, y comía fruta como el hombre. Satanás se posesionó de la serpiente, se ubicó en el árbol del conocimiento y comenzó a comer de su fruto con despreocupación” (HR: 33). 3.- LA PRETENSION DE SER COMO “DIOSES” Satanás, aprovechando su condición “dijo a la mujer ¿Con que Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? Y la mujer respondido a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto comemos: Mas del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, porque no muráis” (Gn. 3: 1 - 4).


EL MENSAJE DE LA COSECHA

“Satanás tentó a Eva en el Edén, y ésta argumentó con el enemigo, dándole así una ventaja. Satanás ejerció su poder hipnótico sobre Adán y Eva” (MCP: 741). “Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis, Mas sabe Dios que el día que comiereis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como dioses sabiendo el bien y el mal” (Gn. 3: 4, 5 – Biblia Reina Valera 1909). Eva al escuchar las expresiones de la serpiente, de que serían “como dioses”, (según la Biblia versión Reina Valera de 1909 y no como Dios según la versión de 1960), empezó a “dudar de lo que Dios había dicho. Pensó que tal vez el Señor no quería decir precisamente lo que había dicho” (PE: 147). Adán “comió así como ella” y cayó en pecado, no soportó la prueba. La palabra “dioses” que refiere el versículo 5 del capítulo 3 de Génesis, Biblia versión Reina Valera de 1909, está escrito su original, en hebreo, en forma plural (Elohiym), que significa “dioses”. En cambio, en la Biblia versión Reina Valera de 1960, la misma palabra escrito en forma plural: Elohiym y que significa “dioses”, se falsea la verdad y se traduce deliberadamente, en forma singular, como si fuera (Elowahh), que significa “Dios”. Por lo que hay que tener cuidado, para distinguir la verdad del error, pues una cosa es el significado de dioses y otra el significado de Dios.


EL MENSAJE DE LA COSECHA

CAPÍTULO IV EL PLAN DE REDENCIÓN PREPARADO ANTES DE LA CREACIÓN “Dios y Cristo sabían desde el principio en cuanto a la apostasía de Satanás y a la caída de Adán por el poder engañador del apóstata” (1 MS: 293). Por tal motivo, antes de la creación, elaboraron el Plan de la salvación del hombre, que entró en vigencia, desde la caída de Adán. Consecuentemente, “El Plan de nuestra redención no fue una reflexión ulterior, formulada después de la caída de Adán. Fue una revelación “del misterio que por tiempos eternos fue guardado en silencio. Fue una manifestación de los principios que desde edades eternas habían sido el fundamento del trono de Dios (DTG: 13)”. Dice el apóstol Pablo, es “la revelación del misterio que se ha mantenido oculto desde tiempos eternos” (Ro. 16: 25). Ahora pregunto ¿Qué es un plan? Si bien cualquiera puede dar un concepto al respecto, el que más se acerca a lo que estamos tratando es lo que define el Diccionario Enciclopédico Océano:“Determinación de algunos objetivos precisos y de los medios que deben emplearse para alcanzarlo en un plazo dado”. Este concepto, nos da una idea del Plan de Redención que trazó Dios y Cristo para salvar al hombre, después de la caída. Aquí podemos comprender que todo plan necesaria


EL MENSAJE DE LA COSECHA

mente debe tener mínimo tres componentes, a saber el objetivo específico, los medios para alcanzarlo y el plazo determinado. Si falta uno de estos componentes, deja de ser un plan y se torna en una fantasía, una ilusión, o es simplemente una idea. En el Plan de Redención del hombre se dan estos tres componentes, que Dios ha revelado en la Biblia y que está aclarado por el Espíritu de Profecía. Así tenemos que, el objetivo preciso era “efectuar la unión de la raza caída con la Divinidad”. Esto está descubierto y es de conocimiento de toda la cristiandad. En cuanto, el medio que Dios emplea para alcanzarlo, también es conocido, se trata del sacrificio de Cristo - su Hijo - que es puesto en comunión con “la humanidad”, para alcanzar la salvación individual y no en grupo. El plazo dado por Dios para buscar la redención, aceptando el sacrificio que Cristo hizo en la cruz, tiene una duración de 6000 años. Porque, “La obra de la redención es poner a la humanidad en comunión con Cristo, efectuar la unión de la raza caída con la Divinidad” (1 MS: 294), dentro de un especifico tiempo de gracia. Al elaborarse el Plan de Redención, la revelación expresa, que “Dios no ordenó que el pecado existiese, 16 sino que previó su existencia e hizo provisión para hacer frente a tan terrible emergencia” (DTG: 14). La provisión era Cristo, el “Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo” (Ap. 13:8). Lo incomprensible del amor de Dios es que a su Hijo, el “unigénito del Padre” (Jn. 1:14), lo designó como nuestro mediador y sustituto desde su creación, antes de todas las cosas. Cristo debía morir en reemplazo del pecador, para que por medio de su sacrificio, encontremos ante Dios la salvación. Así está escrito: “Cristo fue designado como Mediador desde la creación de Dios, designado desde la eternidad para ser nuestro sustituto y garantía.” Antes de que fuera hecho el mundo” (1 MS: 293). Acerca de este punto, la Biblia consigan lo que enseño el apóstol Pablo: “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y, estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz, por lo cual Dios también le exaltó hasta


EL MENSAJE DE LA COSECHA

lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra” (Fil. 2: 8-9). De ahí, que Cristo “No vino a nuestro mundo para obedecer como un Dios menor a un Dios mayor, sino como un hombre para obedecer la santa ley de Dios, y por eso es _nuestro ejemplo. El Señor Jesús no vino a nuestro mundo para revelar lo que podía hacer un Dios, sino lo que podía hacer un hombre” (EGW.Com: 941). Como dice el apóstol Pablo: “aquel Jesús que es hecho un poco menor que los ángeles, para que por gracia de Dios gustase la muerte por todos” (He. 2:9). “El propósito del Plan de Salvación era redimir a la raza caída, darle otra oportunidad”(1 MS: 293); en un tiempo de 6,000 años. “Se les iba a conceder un tiempo de gracia durante el cual, por la fe en el poder que tiene Cristo para salvar, podrían volver a ser hijos de Dios” (PR: 502). Sin embargo, la profecía anuncia que “solo unos pocos aprovecharían la salvación ofrecida por medio de un sacrificio tan extraordinario. La mayor parte no cumpliría las condiciones requeridas para ser participantes de la gran salvación de Dios” (HR: 50), que se producirá al fin de la historia de esta tierra. 1.- LAS PARTES DEL PLAN DE REDENCIÓN Los ritos del “tabernáculo” (Ex. 26:1)terrenal, que celebraba el Israel antiguo, enseña que “Todas las ceremonias de la ley judaica eran proféticas simbolizan misterios del Plan de Redención” (EGW: Com: 1095). El tabernáculo tenía dos departamentos: El Lugar Santo y el Lugar Santísimo (Ex. 26:33) y el “atrio alrededor del tabernáculo”(Ex. 40:33). Fue construido conforme al diseño que Dios mostró a Moisés: “Y harán un santuario para mí, y habitaré en medio de ellos. Conforme a todo lo que yo te muestre, el diseño del tabernáculo, y el diseño de todos sus utensilios, así lo haréis” (Ex. 25:8,9). De esto entendemos, que el original del tabernáculo se encuentra en el cielo, el apóstol Juan lo vio “Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se vía en el templo” (Ap. 11:19). “Las verdades importantes acerca del Santuario Celestial y de la gran obra que allí se efectúa a favor del hombre debían enseñarse


EL MENSAJE DE LA COSECHA

mediante el santuario terrenal y sus servicios” (PP: 371). Teniendo presente estas verdades y mirando el diseño del tabernáculo terrenal, podemos ver en las partes del santuario terrenal, las partes del Plan de Redención. En cuanto a las partes del santuario terrenal, se puede ver que tiene cuatro y no tres, estas son: el atrio exterior, el Lugar Santo y el Lugar santísimo,de Santuario terrenal, además un espacio pequeño, llamado en este estudio, el atrio posterior. El servicio del santuario terrenal consistía en dos partes: un servicio diario y otro anual. El servicio diario, el sacerdote lo efectuaba en el atrio exterior (altar del holocausto) y, en el lugar santo del santuario terrenal. En cambio, el servicio anual lo realizaba en el lugar santísimo del santuario terrenal, el día diez del séptimo mes judío. Pero en el atrio posterior al santuario terrenal (el pequeño espacio) en éste, no había ninguna actividad del sacerdote. El conocimiento del “plan de salvación fueron impartidos a Adán y Eva por Cristo mismo. Ellos atesoraron cuidadosamente la importante lección y la transmitieron verbalmente a sus hijos y a los hijos de sus hijos” (1 MS: 271). “Mientras Moisés estuvo aislado en el monte con Dios, el plan de salvación, que data de la caída de Adán, le fue revelado en una forma impresionante”. Hoy, a nosotros llega este conocimiento que: “El plan de redención es abarcante, sin embargo sus partes son pocas y cada parte depende de las otras; pero todas obran juntas con máxima sencillez y completa armonía.”(EGW Com: 1053). Son cuatro partes específicas y con un tiempo específico, en cada una de ellas. Todas estas partes están representadas en el diseño del santuario terrenal. Tal es así, que en el Santuario Celestial, “el ministerio de Cristo iba a consistir en dos grandes divisiones ocupando cada una un periodo de tiempo y teniendo un sitio distinto en el santuario celestial” (PP: 371). Esto nos enseña que, en cada parte del Plan de Redención, está la presencia de Cristo, nuestro Señor. Así tenemos, la parte del atrio exterior, o de Cristo como ofrenda de sacrifico. La parte del lugar santo, o de Cristo como Sacerdote en el Santuario Celestial. La parte del lugar santísimo, o de Cristo como Sumo Sacerdote en el Santuario Celestial. La parte del atrio posterior, o de Cristo como el Esposo y Rey. (Véase el diagrama de la página 23).


EL MENSAJE DE LA COSECHA

2.- TIEMPO DE EJECUCIÓN DEL PLAN DE REDENCIÓN En Gn 1:1-31, encontramos escrito que los días de la creación fueron siete días literales, seis días de trabajo de Dios y un día de su descanso. Aquí está profetizado el tiempo del Plan de Redención. Dios dijo: “Seis días trabajarás y harás toda tu obra más el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios no hagas en el obra alguna, tu ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó” (Ex. 20: 9 - 11). Al Israel antiguo le dijo: “Seis años sembrarás tu tierra y recogerás su cosecha; más el séptimo año la dejarás libre” (Ex. 23: 10-12). Todo esto, evidencia que los seis días literales de trabajo de Dios, más el día literal de su descanso, es la profecía, que representan el tiempo del Plan de Redención de la humanidad. Los seis días de trabajo en la creación, simbolizan los 6,000 años de trabajo de Dios y de su Hijo, en la ejecución del Plan de salvación, desde la caída de Adán, hasta la segunda venida de Jesús. Toda vez que el Salvador dijo: “Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo” (Jn. 5: 17). “Pero - dice el profeta Isaías - acontecerá que después que el Señor haya acabado toda su obra en el monte de Sión y en Jerusalén castigará el fruto de la soberbia” (Is. 10: 12). A los fieles que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús, les ofrece entrar en su reposo, porque “las obras suyas estaban acabadas desde la fundación del mundo” (He. 4:3). Aquel reposo es el sétimo día, que simboliza 1,000 años de redención de los que serán salvados y arrebatados al cielo, en la segunda venida de Cristo Jesús. Al respecto Pablo declaró “Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios. Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas. Procuremos, pues entrar en aquel reposo, para que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia” (He. 4: 9-11). Aquí, el día de reposo representa 1,000 años, porque es tiempo de Dios y, no es tiempo del hombre. Para el hombre un día es como un año y un año es como un día. Así está escrito “día por año, día por año


EL MENSAJE DE LA COSECHA

te lo he dado”, “un año por cada día” (Ez. 4: 6, Nm. 14: 34). En cambio, para Dios “un día es como mil años” y “mil años es como un día”. Dice el apóstol Pedro: “Mas oh amados no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años y mil años es como un día” (2 Pe. 3:8). La palabra “como” es un adverbio de modo que “En sentido comparativo denota idea de equivalencia, semejanza o igualdad”, según los diccionarios modernos. Razón por el cual, para Dios un día es equivalente a mil años y, mil años equivalentes a un día. 2.1 TIEMPO TRANSCURRIDO DESDE LA CAÍDA DE ADÁN HASTA LA MUERTE DE CRISTO COMO HOMBRE. “La historia que el GRAN YO SOY ha trazado en su Palabra, al unir los eslabones de la cadena profética desde la eternidad pasada hasta la eternidad futura, nos dice dónde estamos hoy en el transcurso de los siglos y que es lo que se puede esperar del futuro” (Ed: 178). Por revelación del Espíritu de Profecía, en la actualidad se conoce que el “plan de salvación…data de la caída de Adán” (1 MS: 272). Es decir, desde la caída de Adán comienza a ejecutarse el plan, porque antes estaba oculto en los designios de Dios. También dice: “En el año 31 de J.C., tres años y medio después de su bautismo, nuestro Señor fue crucificado. Con el gran sacrificio ofrecido en el calvario terminó aquel sistema de ofrendas que durante cuatro mil años había prefigurado al Cordero de Dios” (CS: 375). Esta revelación acredita entonces, que cuando Cristo murió en la cruz, “En el año 31 de J. C.”, se cumplió “cuatro mil años” de existencia de la “historia de este mundo”. Por consiguiente, estas “cosas secretas” que pertenecían a Dios, ahora al estar reveladas nos pertenecen. Así dice la Biblia“las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos” (Dt. 29: 29). De ahí, que la “historia profética” (2 JT: 323), nos enseña que 4,000 años han transcurrido desde la caída de Adán, hasta la muerte de Cristo. Así mismo, proyecta hasta donde llegan los 2000 años restantes, para completar los 6,000 años de ejecución del Plan de Redención.


EL MENSAJE DE LA COSECHA

2.2 TIEMPO QUE TRANSCURRIRÁ DESDE LA MUERTE DE CRISTO HASTA SU SEGUNDA VENIDA COMO DIOS El Señor Jesús, un día jueves del año 31 d.C., horas antes de ser detenido y sentenciado a muerte, hizo la siguiente oración: “Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros” (Jn. 17:11). “La oración de Cristo no es solo a favor de los que ahora son sus discípulos, sino de todos los que crean en Jesús por medio de la palabra de sus discípulos, hasta el fin del mundo. Jesús estaba por entregar su vida para sacar a la luz la vida y la inmortalidad. Cristo, en medio de sus sufrimientos y del rechazo de que es objeto todos los días por parte de los hombres, observa a través de dos mil años a su iglesia que existirá en los días finales, antes del fin de la historia de la tierra” (3 MS: 18). Jesús fue detenido en la noche, de “El día 14 del primer mes de los judíos, el mismo día y el mismo mes en que quince largos siglos antes el cordero pascual había sido inmolado, Cristo, después de haber comido la pascua con sus discípulos, estableció la institución que debía conmemorar su propia muerte como“Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”. En aquella misma noche fue aprehendido por manos impías, para ser crucificado e inmolado” (CS: 450). El primer mes de los judíos es Nisán y en la era cristiana viene a ser el día 21 de marzo del año 31 d.C. En ese día, en la noche, Cristo fue detenido y horas antes de su detención al orar a su Padre, observa a través de 2,000 años a su “su iglesia que existirá en los días finales antes del fin de la historia de la tierra”. El día siguiente, un 22 de marzo del año 31 d.C. “Cristo estuvo clavado en la cruz entre la hora tercera y la hora sexta, es decir, entre las nueve y doce. Murió en la tarde. Esta era la hora del sacrificio vespertino” (EGW.Com: 1083), conocida como la “hora nona”, o la “hora novena” (3 p.m. a 6p.m. aprox.), del día viernes. ”Era el día de preparación para el sábado, que estaba a punto de comenzar. Las mujeres que habían acompañado a Jesús desde Galilea siguieron a José para ver el sepulcro y como colocaban el cuerpo. Luego volvieron a casa y prepararon especias aromáticas y perfumes.


EL MENSAJE DE LA COSECHA

Entonces descansaron el sábado, conforme al mandamiento” (Lc. 23:54-56). Un 22 de marzo, “En la primavera del año 31 de nuestra era, Cristo, el verdadero sacrificio, fue ofrecido en el Calvario” (PR: 515). Partiendo de esta fecha registrada en la “historia profética”, los 2,000 años que su iglesia “existirá en los días finales, antes del fin de la historia de la tierra”, llega hasta un 22 de marzo, en la primavera del año 2031 de nuestra era. Por otro lado, la profecía enseña que “Hay un día que Dios ha designado para la conclusión de la historia de este mundo” (EUD: 16). Si esto es verdad, como que lo es, ese día, sin lugar a dudas es el 22 de marzo del año 2031 d.C., el fin de los 6,000 años, o el “fin de la historia de la tierra”. Razón por la cual, nosotros que vivimos en estos últimos años, con toda certeza podemos decir: “La gran controversia entre Cristo y Satanás, sostenida desde hace cerca de seis mil años, está por terminar” (CS: 572). Cuando todo termine, “El gran plan de la redención dará resultado el completo restablecimiento del favor del Dios para el mundo. No solo el hombre, sino también la tierra, será redimida, para que sea la morada eterna de los obedientes. Durante seis mil años Satanás luchó por mantener la posesión de la tierra. Pero se cumplirá el propósito original de Dios al crearla. “Tomarán el reino los santos del Altísimo, y poseerán el reino hasta el siglo, y hasta el siglo de los siglos (Dn. 7:18)” (PP: 355). Por tales consideraciones, Dios ha dado a conocer las partes del Plan de Redención, la duración de cada parte, a fin de darnos cuenta en que tiempo de dicho plan estamos viviendo. Y, que es lo que debemos hacer cada uno, para obtener la vida eterna, antes que termine el plazo del tiempo de gracia, concedido a la humanidad.


EL MENSAJE DE LA COSECHA


EL MENSAJE DE LA COSECHA


CAPÍTULO I: LA CREACIÓN Y EL PLAN DE REDENCIÓN