Page 1

Mandalas: Relajaciรณn y desestres ___ Christianne Junghanns Sรกnchez de Cima


Los mandalas se encuentran entre los más conocidos iconos budistas del mundo y constituyen tesoros artísticos de esa centenaria tradición. Son, simultáneamente, ejemplo de expresión artística y medio de espiritualidad de la comunidad budista. ... La tradición establece las formas, tamaños y colores de este arte. Estructuralmente, el espacio sagrado (el centro del universo y soporte de concentración) es representado como un círculo inscrito dentro de una forma cuadrangular. En la práctica, los ​yantras​hinduistas​ son lineales, mientras que los ​mandalas​ budistas son bastante figurativos. A partir de los ejes cardinales se suelen sectorizar las partes o regiones internas del círculo-mandala.

Por otra parte, otras culturas poseen configuraciones mandálicas o mandaloides, frecuentemente con intención espiritual: la ​mandorla​ (​almendra​) del arte cristiano medieval, ciertos ​laberintos​en el pavimento de las iglesias ​góticas​, los ​rosetones​ de ​vitral en las mismas iglesias, las ​chacanas​ del mundo andino, los diagramas de los ​pueblos indios​, etc. Es muy probable que esta universalidad de las figuras mandálicas se deba al hecho de que las formas concéntricas sugieren una idea de perfección (de equidistancia con respecto a un centro) y de que el perímetro del círculo evoque el eterno retorno de los ciclos de la naturaleza (tal como en la tradición helenística lo proponía, por ejemplo, el uróboros​). A su vez, en los rituales mágicos es frecuente la separación de un espacio sacro respecto de uno profano; para esto, en la tradición del ​ocultismo​ occidental, se ha recurrido y recurre a los círculos mágicos; el espacio sacro —o al menos el del ritual— es el inscripto en tales círculos que, de este modo, cumplen funciones análogas a los ​mandalas orientales. Esta universalidad de los mandalas hizo que el psiquiatra ​Carl Gustav Jung​ los privilegiara como expresiones probables de lo ​inconsciente colectivo​. Para Jung, el centro del ​mandala​ figura al ​sí-mismo​ ​(Selbst)​, que el sujeto intenta lograr perfeccionar en el proceso de ​individuación​.

El mandala tiene su origen en India y su nombre en sánscrito significa “círculo o rueda”. Los mandalas cada día se hacen más conocidos y llaman la atención de personas de todas las edades. ... Dibujar o pintar mandalas es una terapia que se está usando cada día más.

El mandala tiene su origen en India y su nombre en sánscrito significa “círculo o rueda”, pasando a representar su característica básica, aunque pueden ser


de diferentes formas incorporando todas las figuras geométricas. Para los Budistas, su función es la meditación.

Los mandalas cada día se hacen más conocidos y llaman la atención de personas de todas las edades. Lo que no todos saben es que éstos tienen una interpretación según su forma y color, pasando a ser poderosos aliados en meditación como en sanación. El mandala tiene su origen en India y su nombre en sánscrito significa ​“círculo o rueda”, ​pasando a representar su característica básica, aunque pueden ser de diferentes formas incorporando todas las figuras geométricas.

En los últimos años los mandalas, o mándalas, están adquiriendo una gran importancia. Pueden ser desde bellos objetos decorativos hasta originales  mecanismos con los que relajarnos, a través de sus colores y formas. Son  muchas las personas que los adquieren en láminas en blanco y negro para  pintarlos, para envolverse en su mágico y ancestral encanto.  La palabra “mandala” procede del sánscrito y significa “círculo sagrado”, una  representación del círculo de la vida para la cultura hindú y budista, que ha  llegado con fuerza hasta el mundo occidental.  Hablar de mandalas es hablar de misticismo y de energías, pero lo que  buscamos hoy es trasmitirte una de sus más famosas utilidades, la de  relajarnos, la de combatir el ​estrés​ a través del saludable ejercicio de  colorearlos.     Los mandalas son representaciones energéticas sobre la vida, donde los  colores trasmiten a su vez una serie de energías y beneficios. Dentro del  pueblo tibetano, por ejemplo, son muy habituales este tipo de 


manifestaciones artísticas. En ellos confluyen el mundo espiritual, la naturaleza​, el amor y, también, la curación. 

mandalas  
mandalas  
Advertisement