Page 1

Volumen 87 No. 3 Publicado por Christian Triumph Co. Oct., Nov., Dec. 2010

Ducle Paz No pretendo referirme a la paz de los sepulcros, ni a la de los pobres esclavos y oprimidos que se resignan a su suerte para ejecutar en silencio la voluntad del amo o del tirano; no a la de los espíritus enfermos que aun cuando existan asfixiándose, carecen de valor y de energía para protestar, ni de los que aun teniéndola procuran acallar sus ansias de vida y de libertad. Y aunque parezca un tanto paradójico, la verdadera paz no es sosiego, no es inercia. Es vida, acción, lucha, trabajo; es según un célebre escritor: “Una condición especifica del espíritu santo que mantiene su equilibrio mientras todo se desquicia; que le inyecta alegría cuando las circunstancias invitan a llorar; que le da serenidad e imperturbabilidad en medio de las manifestaciones violentas de la naturaleza en los embates de la vida cotidiana.” Y del mismo modo que el aceite flota sobre el agua, la tórtola de la paz extenderá sus nítidas alas sobre el corazón de los individuos y de las naciones, a la medida que nos vayamos disponiendo con sublime decisión y energía a eliminar y a extirpar de nuestra vida con sus actuaciones e odioso y nefastito egoísmo y la pérfida e insaciable ambición que ciega y desmoraliza a los hombres lanzándolos aceleradamente al crimen y a la barbarie, haciéndoles aparecer en sus innobles andurriales cual misteriosas y fantásticas sombras de ultratumba. Si deseamos la paz en su grado más perfecto, sublime y elevado, hemos de buscarla en el autor de ella, en Jesucristo, el cual fue anunciado anticipadamente a los pobres mortales como el gran Príncipe de la Paz. Sus palabras son dignas de un eterno presente: “La paz os dejo, mi paz os doy; no como el mundo la da, yo os la doy. No se turbe vuestro corazón ni tenga miedo.” Esta paz empieza a actuar, no de la superficie hacia el

centro, sino del centro a la superficie. Allí en el corazón, el centro mismo de nuestra vida, desea ella que le concedamos un modesto lugarcito para establecer su maravilloso y complicado laboratorio a fin de poder enviar o trasmitir sus excelsos y oportunos efluvios o emanaciones a la circunferencia de nuestra vida, de nuestros hogares, de nuestros pueblos y del mundo entero. ¡Pobre mundo! ¿Hasta cuando han de tener firmeza y estabilidad tus tratados de paz, si no procuras buscar la verdadera paz que de solo Dios viene? por Teodoro E. Quiroz

Murmuración y Calumnia Hay un género literario de baja estopa, que consiste en burlarse de nuestro prójimo, haciendo chirigota de sus defectos y gigote de su honra, con chistes necios y palabras irreverentes para lograr el éxito de una carcajada. Estos versos están al alcance de cualquier medianía. Pero convengamos en que estas agudezas de ingenio serían mas laudables si se ejercitaran para mantener una conversación interesante, sazonada con donaires que reflejen un pensamiento delicado, esto por lo

Recomiéndenos Un Amigo

Mándenos el nombre y la dirección de un amigo que usted quiera que reciba gratis este periódico, El Mensajero de Esperanza, que es de gran ayuda espiritual. Si el Señor le ha llamado a ser pastor y quiere prepararse con un estudio por correspondencia, le invitamos a aprovechar el Instituto Bíblico por correspondencia. El curso es gratis.


menos no está al alcance de todos. Y si buscamos la popularidad, busquémosla por este medio, no hacemos mal a nadie y pasaremos un rato entretenidos, porque el chiste que ridiculiza, la palabra que difama representa un juego del que todos son capaces, incluso los incapaces. Estas son las principales fuentes de la murmuración, pero dejo para el último lugar la principal de todas sin la cual la murmuración no tiene razón de ser, si alguna vez puede tenerla, me refiero a la complacencia de los que la escuchan. San Jerónimo que había frecuentado la buena sociedad de Roma en el siglo IV decía: ¿Temed mas a las ovejas curiosas que a la lengua maldiciente”. En efecto, para que exista la murmuración se requieren por lo menos dos personas, y si el murmurador no encontrara una persona que se regocijase en sus murmuraciones, bien pronto abandonaría su fea costumbre. De ordinario, son los oyentes los que mantienen y fomentan la murmuración en el interés que le prestan, son las sonrisas con que matizan la conversación, y por las afirmaciones o preguntas que hacen: Pero ¿es verdad? … Pero, ¿Es posible? ... ¿Qué me dice? ... Cuánta razón tiene usted. … Si no me lo dijera usted, no lo creyera. … Qué cosas se ven en este mundo. Suponed que en una visita que hacéis o que recibís, se os anuncia que un sabio va a dar una conferencia sobre paleontología o un curso de calculo infinitesimal, nos interesaría tal vez; pero el anuncio de una conferencia contra el prójimo siempre resulta simpático, sugestivo, atrayente. Aunque en tertulias se manosea este asunto siempre, sin embargo, parece nuevo. Razón le sobra a la sagrada Escritura para decir: “Viento del Norte, trae lluvia, un rostro grave y severo corta la maledicencia”. Bastaría en este caso mostrar nuestro desagrado, o que no nos interesa el sesgo que toma la conversación para poner termino a las criticas y murmuraciones. Pero ¿para qué insistir tanto en la murmuración poniendo de manifiesto su fealdad? Somos en verdad harto inconsecuentes en esto, porque detestamos la murmuración cuando la desgana nuestra fama, cuando hiere nuestra susceptibilidad; y la encontramos sin importancia, interesante, amena, y regocijada cuando foca a nuestros semejantes.Y sucede que aquellos hombres que mas cruelmente se ceban en la fama de sus semejantes, y aquéllas mujeres de fina ironía, de tono acre, que todo lo censuran y todo lo encuentran mal suelen ser de epidermis tan delicada que nada soportan, y temen ser victimas de la murmuración sin duda

Periodical Permit # 170280

Fundador: L.Y. Janes Presidente: Israel Hernandez

alguna, pues saber la calidad del veneno que vierten las lenguas murmuradoras. A gravedad de la murmuración está precisamente en que se hiere una reputación ajena. La Sagrada Escritura nos recomienda mucho un buen nombre. Este buen nombre es algo así como una segunda vida que tenemos depositada en la conciencia de los demás; es el fundamento de nuestra vida social y según fuere la reputación de que gocemos así serán también las relaciones que tengamos. Es indudable que socavan por la murmuración el buen crédito, la autoridad, el buen nombre del prójimo es hacerle un mal muy grave, ya sea que le ridiculicemos, comentado sus extravagancias, sea que le vilipendiemos sacando a plaza sus defectos. El mal es tanto mayor cuanto que referente a los demás; la murmuración, el cuento se repite, se comenta, se difunde de tertulia en tertulia, de amigo en amigo, casi siempre confidencialmente; es la mancha de aceite que se extiende; es como la caña de pescar que al entenderse sobre el agua lleva en el cebo la muerte. Lo que se dice en secretos confidencialmente delante de dos personas bien pronto es conocido de otras muchas, también confidencialmente, pero aumentado, desfigurado, como la bola de nieve que al rodar aumenta en proporción y se manca del barro del camino. Por M. Díaz 2


del Espíritu Santo, para poder ablandar al corazón del oyente con la ayuda de Dios. ¿No crees? Se necesitan hombres y mujeres capacitados por el Espíritu Santo. Hay muchos esfuerzo que el mensajero hace pero no vasta eso, sino que tu mensaje sea apoyado por el Espíritu Santo, y así o habrá hombre que resista el mensaje. El Espíritu es quien está redarguyendo al pueblo hoy de pecado, ya que el hombre no siente ni remordimiento, ni desprecio por el pecado. Se hacen sensibles a ello y a los sufrimientos de los demás, pero el Espíritu Santo es quien está ente nosotros y nos redarguye de pecado. Después de leer el relato de Ezequiel se dará cuenta como se sentía ver a su gente derrotada sin tierras, mujeres burladas, separadas de sus hijos, y las tribus esparcidas. Ezequiel lloraba por ver tanta crueldad pero no podía hacer nada más que orar y anunciar lo que Dios le mandaba. ¿Cómo se siente usted con los suyos? ¿Con los de afuera? Cada día se pierde la humanidad en el fango de la inmundicia pero aun hay un remedio con sus oraciones, sus visiones de seguir anunciando el evangelio en diferentes formas y maneras. Demos gracias a Dios por los muchos estudiantes que se están preparando por correspondencia y que aún ya están ocupados en el trabajo del Señor. ¿Cómo te capacitará el Señor? ¿Dónde y cuándo? ¡Préstate para hacerlo hoy! por Elena Mérida

Llamados y Enviados por Dios “Hijo de hombre yo te he puesto por atalaya a la casa de Israel, oirás pues tú la palabra de mi boca y nos amonestaron de mi parte.” Ezequiel 3:17 Dios llama a los suyos y los capacita para que sirvan al Señor sin temor. Yo creo que las personas valientes con una arma, para mi no lo son, serán aquellos que se enfrentan se inclinan a lo bueno y a los peligros, hambres, caminatas desprecios y se envuelven en situaciones peligrosos. A esos yo les apoyo el cien por ciento porque hacen lo que dice Pablo: El evangelio se hace fuerte y los valientes lo arrebatan. Ezequiel nos da ese ejemplo de valentía, aunque él no tuvo el llamamiento especial de predicar. Dios lo usó para anunciar, como profeta, de lo que le esperaría al pueblo de Israel si no se arrepentían ya que el pueblo hebreo siempre se portó rebelde en muchos aspectos. Si era posible, aplacaban a los profetas ya que no les gustaba que les dijeran sus verdades. Ezequiel fue capacitado para que hablara sin temor. Dios le dio la orden de ser valiente. Él profesito en los peores momentos en que se encontraba el pueblo de Israel de deportación, de peligro, de sufrimiento, y con todo y eso no aceptaban la palabra profética, eran rebeldes. Pero Ezequiel fue preparado por Dios antes de ser llamado. Ezequiel 1:3-28. Con todo, Dios envía a los suyos a predicar. El ejemplo de Ezequiel sirve para que todo cristiano, llamado o no, debe hallar satisfacción en la obediencia con Dios, y esconderse en las alas del todo poderoso. No temas porque yo estoy contigo. No te dejaré ni te desampararé es una promesa para usted. Apocalipsis 2:10, “No tengas ningún temor de lo que has de padecer, mas sed fiel hasta el fin y recibirás la corona”. Ezequiel tuvo que escuchar su propio mensaje y estar impregnado para poder revelarlo al oyente. Primero comió el rollo y luego lo compartió al pueblo ya dulce. Ezequiel 2:10-3:3. Ahora, ¿cómo se encuentra nuestra gente, están en las mismas condiciones que Israel, son rebeldes, idolatras, y pecadores? Tenemos lucha no con carne y sangre sino con potestades que están en los aires, que echan su ponceña a la juventud, a la niñez, a los ancianos. Se lleva parejo. Es posible que tú seas un Ezequiel lleno

Los hijos de Dios debemos pasar por pruebas pero Dios extenderá su mano cariñosa a tiempo para librarnos de ella. Por lo tanto en medio del temor, no debemos ni preocuparnos por nada. (Fil. 4:6) No debemos confiarnos solamente en la fe para ser salvos, porque “la fe sin las obras es muerta,” ni tampoco debemos de confiarnos en nuestras obras, porque nuestra salvación, “no es por las obras para que ningún hombre tenga de que vanagloriarse.” Autor desconocido 3


Viviendo la Vida Cristiana Como Se Debe

fueron y serán una inspiración a todo cristiano. El secreto estaba en que el tuvo un concepto verdadero de un Dios grande que estaba listo para ayudarle en toda ocasión. En el año 1807 un joven, Roberto Morrison, viajaba rumbo a la China, donde el esperaba trabajar por Cristo. En el curso del viaje el capitán del barco, con el fin de burlarse de él en público, le preguntó; “Señor Morrison, ¿usted de veras piensa hacer mella en la idolatría del gran imperio Chino?” Sin vacilar el joven contestó, “Señor Capitán, yo bien sé que yo personalmente no podré hacer ninguna pero estoy seguro que Dios sí la hará”. Inspirado por este concepto de Dios, Morrison comenzó a trabajar con éxito maravilloso.Ya para el año de 1813 había traducido el Nuevo Testamento al idioma Chino; para el año 1818 terminó la traducción de la Biblia en el mismo idioma, y además había preparado seis grandes volúmenes que formaban un diccionario. Cuando nos enfrentamos con dificultades y problemas en la vida cristiana, ¿que vemos? ¿Vemos circunstancias adversas solamente, y con espíritu de derrota decimos, “No podemos”. O vemos, por el contrario, las circunstancias adversas pero mas allá contemplamos a nuestro Dios, que es grande y capaz de resolver todo problema. En nuestra vida personal así como en nuestro servicio por Cristo, ¿es atrevida nuestra fe y forjamos grandes proyectos tan grandes como nuestro Dios? O por el contrario, ¿hacemos poco, esperamos poco, y nos consolamos con decir, que no se puede hacer nada? ¿Somos como Josué y Caleb al vislumbrar grandes cosas para Dios porque le tomaron muy en serio? No pregunto, ¿Qué están haciendo, o que planes han formado para el año? Pero pregunto si sus planes y propósitos son tan grandes como su Dios. Solo así vivimos la vida cristiana como se debe vivir. 2. Concepto verdadero de la fidelidad de las promesas de Dios. Los diez espías estaban tan preocupados por la grandeza de la conquista de Canaan que se olvidaron de que hacía años ya Dios les había prometido entregarles esta tierra. Josué y Caleb consideraron la tierra de Canaan como posesión suya solo por el hecho de que Dios así lo había prometido. ¡Qué resultados tan diferentes notamos en estos dos tipos de gente! Los diez se conformaron con el desierto, mientras que los dos mas tarde entraron e hicieron grandes prodigios en el nombre de su Dios. La diferencia sencillamente era que Josué y Caleb confiaron en la promesa de Dios. Nada sabemos de los habitantes de Ur de los

En cierta ocasión oí un comentario, hecho por un militar, en el cual declaraba la razón por que las fuerzas alemanas en la última guerra mundial habían fracasado en sus planes de conquista mundial. Decía esta autoridad que la razón por este fracaso era sencillamente porque los militares de las fuerzas alemanas no habían tenido un concepto militar adecuado para el caso. Según este comentario, los jefes militares, habiendo triunfado tan fácilmente en sus planes con su infantería, no habían tomado en serio el asunto aéreo. La historia de los doce espías en la tierra de Canaan ilustra la misma verdad en el campo espiritual. Los diez espías, como la multitud habían podido avanzar desde Egipto y habían podido vencer problemas en el desierto, pero fracasaron en el momento mas crítico de su vida por no tener conceptos adecuados de Dios. Al contrario, Josué y Caleb tuvieron la dicha de entrar a Canaan porque tomaron muy en serio lo espiritual en sus planes, deseos y decisiones. Muchos cristianos viven la vida cristiana sin ningún progreso y con poco éxito mientras que otros logran grandes resultados y sus vidas son una perenne inspiración. La diferencia consiste en que los primeros no tienen un concepto adecuado de lo espiritual, mientras que los segundos toman muy en serio, y juzgan todo desde el punto de vista de Dios. Hay tres conceptos que, de conformidad con nuestro texto, determinan la vida cristiana que se debe llevar. 1.Concepto verdadero de la grandeza de nuestro Dios. Los diez espías, al enfrentarse con la decisión crítica de su existencia, dijeron, “No podemos.”Y realmente no podían entrar a Canaan por juzgar todo a la luz de las dificultades, problemas y enemigos de la tierra ya mencionada. Los otros dos tomaron en cuenta las mismas circunstancias, pero no se olvidaron de que tenían un Dios que estaba listo y podía hacer en Canaan lo que había hecho en Egipto. Con justa razón pudieron decir, “Entremos, porque podremos, puesto que nuestro Dios va con nosotros.” La Biblia está llena de casos semejantes para hacernos entender esta gran verdad. ¡Qué diferencia tan enorme entre la vida que llevan los once hijos de Jacob, y la vida de José! Los primeros realmente hicieron bien poco porque tuvieron un concepto muy mezquino de Dios. José, al contrario tuvo problemas muchos más grandes, pero con todo esto, su vida y su ejemplo 4


Caldecos; solamente de uno quien con atrevimiento y fe rompió con las costumbres y la vida de su pueblo para emprender grandes hazañas en nombre de su Dios. Los unos permanecieron en la vida acostumbrada, siguiendo las veredas ya aceptadas; mientras que Abraham se lanzó a lo desconocido como gran aventurero solo porque su Dios le había dicho que Él iría con él. Un hombre humilde en Inglaterra llamado Jorge Muller, en cierto periodo de su vida, llegó a la conclusión de que Dios estaba dispuesto a cumplir con sus promesas. Tomó muy en serio las promesas de su Dios. Por medio de la oración, sostuvo a dos mil huérfanos por varios años, y no conforme con esta prueba de la fidelidad de su Dios, recibió en contestación a sus oraciones $50,000 pesos para su trabajo misionero. Compró y distribuyó 281,000 Biblias, 1,400,000 Nuevo Testamentos y 111,000,000 de folletos, todo esto sin recursos personales. Con razón, por falta de atrevimiento espiritual, hacemos bien poco para nuestro Dios. Tenemos una idea muy pequeña de la gredaza de las promesas de Dios. En verdad no creemos en ellas como se debe, y con el fin de disculparnos de nuestra pereza y apatía espiritual decimos que las promesas eran solamente para el pasado. Procuramos recortar las promesas a nuestra medida, en vez de esforzarnos por crecer a la medida de las promesas. ¿Por qué son nuestros esfuerzos tan mezquinos, nuestros planes tan humanos, y nuestros éxitos tan miserables, si no por la sencilla razón de que estamos procurando pescar a la orilla de las promesas de Dios en vez de lanzarnos a su profundidad con abandono completo a la fidelidad del Dios que ha prometido? 3. Concepto verdadero de un gran plan divino. Los diez espías sin duda, no consideraron a Canaan como parte del plan que Dios tenía para ellos. Consideraron que Canaan era una finalidad en si. Por el contrario, para Josué y Caleb esta misma tierra era solo un eslabón en la cadena de la providencia de Dios. Al estudiar la vida de los hombres de la Biblia que alcanzaron éxito, notamos que todos ellos abrigaron un concepto muy alto y sublime en su vida como un gran plan de Dios. Al recorrer con la mirada la historia de la iglesia, vemos por ejemplo, a un zapatero humilde, llamado Guillermo Carey. Era un zapatero como los demás, superficialmente, con esta única diferencia; que los demás zapateros hacían zapatos para vivir, mientras que Carey consideraba su oficio como parte de un gran plan de Dios.Y como resultado natural, los demás zapateros siguieron zapateros, mientras que Carey se

convirtió en el gran misionero del siglo. En las minas de carbón de Gales al parecer todos eran mineros. Todos salvo uno extraía carbón para vivir, y pasaron la vida bajo tierra, sacando carbón; sin embargo hubo uno Evan Roberts, quien sacaba carbón para Dios, y su constante plegaria era, “O Dios, hazme lo que tú quieras, o destrúyeme. Los demás permanecieron en la mina, mientras que Evan Roberts inició el avivamiento en Gales que conmovió a todo su pueblo y se entregó a Cristo. Nos conviene preguntar, por lo tanto, si estamos haciendo provechos, según el plan de Dios, o según nuestras propias ideas; porque de este concepto de la vida dependería a nuestro buen éxito en la obra de Dios. Pregunto, por lo tanto, ¿Qué tan grandes son vuestros planes? ¿Qué atrevida es vuestra fe? Solo cuando abrigamos estos tres conceptos viviremos la vida cristiana como se debe. ¿A qué grupo pertenecemos, a la mayoría de los cristianos que pertenecen al grupo de los diez, o somos como aquellos dos que al fin y al cabo forman la mayoría por estar posesionados de estos tres conceptos que nos cautivan y nos impulsan a hacer grandes prodigios en el nombre de nuestro Dios? por Juan T. Dale Riquezas Inútiles Se ha hecho un descubrimiento interesante en Pompeyo, Italia, una de las ciudades enterradas por la erupción del Vesubio en el año 1979. Al cavar en la tierra para echar los cimientos de una casa grande, fuera de los límites de la antigua ciudad enterrada, se encontró el cuerpo petrificado de una mujer. Ambas manos estaban llenas de joyas. Se supone que la mujer huía de la erupción, llevando consigo sus joyas, cuando la lluvia de escorias la alcanzó y la enterró. Las joyas están muy bien conservadas, habiendo sido protegidas de la ceniza y la lava por el cuerpo de la mujer. Son pulseras, collares, sortijas y pantallas, y constituyen las muestras más valiosas de joyería antigua jamás descubiertas. Cada pantalla contiene veintiuna perlas perfectas, montadas en oro, imitando un racimo de uvas. Al procurar salvar sus cosas más preciosas, la mujer pereció. ¡Cuantas personas ahora ávidamente retienen las cosas temporales y menosprecian y rechazan las riquezas eternas ofrecidas al hombre por el Señor Jesús! Algún día una catástrofe mas grade que la destrucción de Pompeyo sobrevendrá a este mundo. Será el día del Señor, cuando Cristo en toda su gloria aparecerá para ejecutar el juicio. “Ni su plata ni su oro podrá librarlos en el día de la ira de Jehová.” (Sofonías 1:18). “Arrojaran su plata por las calles, y su oro será desechado; su plata ni su oro no podrá librarles en el día de Jehová.” (Ezequiel 7:19) 5


Pensamientos Para Predicadores

carte cada asunto a ti mismo antes de presentarlo al público. El siervo de Dios debe siempre ser un discípulo; hay mucho, muchísimo que no sabemos. Cuida, ante todo, de que mientras provees y fortificas la cabeza, no dejes morir de hambre el corazón. Guárdate de confiar en tus libros, en tus capacidades, en lugar de depender del Señor. Esto es posible. Procura ser un obrero entendido en cada parte de tu trabajo. “El secreto de Jehová es para los que le temen.”

Conducta: Si quieres ser eminentemente útil, tienes que ser eminentemente santo. El siervo que desea tener buen éxito ha de andar cerca de Dios. Colócate cerca de la Cruz; respira la atmósfera del Calvario. Andar cerca de Dios, hace el trabajo dulce y delicioso. Dios es entonces conocido como fiel amigo. El andar cerca de Dios es un preservativo contra mil cosas malas. Ora, predica, y con tu vida destruye la oposición que existe contra el Evangelio. Así como no tienes ningún motivo de avergonzarte del Evangelio, cuídate de no ser una vergüenza para él. “Limpiaos los que lleváis los vasos de Jehová.” El siervo del Señor debería ser conocido por su olor suave---santidad---tanto como por su servicio. “Somos buen olor de Cristo”. El que no procura evitar las pequeñas manchas en su conciencia, es seguro que pronto tendrán su vestidura sucia. La ligereza de algunos predicadores en su vida privada, les inutiliza para la vida pública; la tribuna y la conversación privada deben ir unidas. Nunca traspases los limites de la libertad cristiana; muchas cosas son licitas, mas no todas convienen.

Manera de Predicar: Predica lleno de oración, teniendo en cuenta que estas delante de Dios. Predica a la conciencia y al corazón. Habla contra el yo del hombre y ensalza a Cristo. Predica a todos los que están presentes, pero a ninguno en particular. Se mas bien corto que pesado. Que Cristo sea en tu predicación, toda la verdad a creyentes y pecadores, sea que la reciban o la rechacen. Habla de la experiencia, que a veces es muy útil. Asegurarte que predicas toda la verdad de Dios y haz que la misma palabra tenga lugar preeminente. Pruébalo todo con la Escritura. La palabra de Dios tiene autoridad en si. Oración, predicación, paciencia y perseverancia, son cuatro cosas que deben ser inseparables para un siervo de Dios. Es mucho más fácil llevar a predicar nuestra cabeza que nuestro corazón. Dios bendice generalmente los trabajos del hombre cuyo corazón anhela la conversión de sus oyentes. Se sencillo en tu predicación; el Señor Jesús lo era, Pablo también y todos los predicadores con éxito lo han sido. No te avergüences jamás del Evangelio su sencillez, llaneza y particularidades, son sus glorias. Predica con fidelidad, como quien tiene que dar cuenta; nada ocultes, sino declara todo el consejo de Dios. Predica la verdad en amor a Dios mismo, el Autor, amor a Cristo, el centro; amor a los creyentes; amor a los pecadores; amor a la verdad misma. Eres un obrero y tienes que trabajar para Dios, tal es tu deber. Trabaja en relación con Dios; esto es tu honra. Cuanto más trabajemos para Dios y con Él, tanto más recibiremos de Él. “Hay unos que reparten y les es añadido mas”. Haz algo para Dios cada día, quiero decir algo definitivo, algo que valga ser recordado en lo futuro; procura hacerte cargo del valor del alma, de la brevedad del tiempo y de la proximidad de la eternidad. Satanás siempre trabaja; por tanto, los siervos de Dios nunca deben ser perezosos; mientras los hombres duermen, el enemigo siembra cizaña. Pon toda tu alma en todo lo que hagas para Dios. Autor desconocido

Humildad: Se humilde, pero no bajo. Alimenta la humildad y sitia el orgullo por hambre. Muchos han caído del punto donde estás tu ahora; no seas altivo, sino humilde. Considera como un privilegio ser empleado para llevar un pedazo de pan al más humilde de los santos. Hallarte dispuesto a lavar los pies de la persona mas pobre con tus lágrimas, si esto puede ser causa de su salvación. No seremos empleados nunca para hacer cosas grandes, si no estamos dispuestos a hacer lo pequeño. El que no quiera predicar a pocos, no es capaz de hacerlo a muchos por su orgullo. Oración: El que más ora, predicará mejor. Los mendigos espirituales son predicadores poderosos. Quien mas suplica a Dios y mas fe tiene en Él, tanto mejor predicador será. Emplea todos tus momentos vacantes en oración, no malgastes el tiempo. Recuerda bien, que los dones o talentos se marchitan si no se los riega con gracia. La gracia es el ornamento y la energía de los dones. Ora antes de empezar a estudiar tu Biblia, ora mientras la estudias. Lee mucho, piensa más y ora siempre. “Orad sin cesar”. Estudio: Guarda lo que lees. La mente no es como la botija del aceite de la viuda de Sarepta, que se llena con conocimiento tan pronto como lo vacías. Procura apli6


Mensaje de Refección de Triunfo Cristiano

A Mi Triunfo Cristiano Gracias por extender tus amorosas y calidas manos a todo el ser humano que a ti se acerca se cumple la palabra de mi Dios. Conservas tu esencia dulce como el amor de una madre. Confortando siempre los heridos corazones. Das con amor, y nunca exiges nada. Han salido de ti guerreros fuertes y llenos de fe. Los has preparado para luchar y salir siempre vencedores. Aunque a veces nos apoyamos en nuestra propia prudencia y hemos caído. Gracias a Dios que sus misericordias son nuevas cada mañana y refuerzas nuestras rodillas para mantenernos en pie. Gracias Triunfo Cristiano siempre encuentro en ti una bella sonrisa y un dulce murmullo. Diciéndome yo daré descanso a tu alma y alegría a tu corazón. En tus paredes he observado el paso de los años has tenido altas y bajas pero eso no ha opacado el inmenso amor para quienes te amamos. Un día veras por fin que ya es hora de recoger los frutos de los cuáles yo seré uno de ellos. Triunfo Cristiano resiste a todas las adversidades y no te rindas jamás tienes tanto que dar, tanto que ofrecer, y tanto que mereces recibir. Con todo el amor que siento por ti mi Triunfo es Cristiano. Licha Brathwaite

Desde el escritorio del director y personal, colaboradores, nos honramos de tenerlos como alumnos de este instituto por correspondencia. Felicitamos a todos cuantos el Señor os llamaré. Como dice Pablo en 2 Timoteo 4:1-8 “Anímate, reprende, predica, estudia, y medita”. Porque el tiempo corre veloz y quizás digas hoy no, mañana terminaré pero el mañana no es tuyo tal vez no vendrá. Hoy es el día por lo tanto detente un instante, escucha la voz de Dios que te invita cada día a leer su palabra. Medita su contenido, acepta lo que en ella se encuentra ya que todo viajero tiene su destino y todo piloto navega con un rumbo fijo. Este mundo está lleno de viajeros, sin rumbo no saben a donde ir, ni que hacer en la vida. El mundo es como un mar embarbecido que espera al tripulante con sus furias olas, tempestades, tormentos nubarrones que azotan contra el navegante. Todo esto te desanimará para decir ya no puedo, no quiero, no tengo dinero, no me ampollan, y mucho mas. Recuerda que Jesús el hijo de Dios también pasó por esas pruebas. Salmo 42:7 “Sus olas y ondas pasan sobre mí”. Él iba dormido y calmo la tempestad (Lucas 8:22-25). “No te desanimes reesfuérzate, no temas, Jesús está contigo, el suplirá todo conforme a sus riquezas en gloria.” Nos complacemos en contestar sus cartas y exámenes. Siéntase privilegiado de contarse entre los 350 alumnos que tenemos. Contando con su buen grupo de estudiantes de Cajamarca, Perú. Ojalá y así hicieran todas las iglesias de motivar a sus feligreses a prepararse para el reino de Dios. Nuestro deseo es que continúen, y terminen lo que han empezado y recuerde que no es atleta el que empieza sino el que termina. Como dice la anfitriona de triunfo Cristiano, Evelina Anderson, “Vale la pena servir al Señor, pase lo que pase”. Atentamente colaboradores de Triunfo Cristiano

Graduante del Instituto Bíblico de Corpus Christi “Han salido de ti guerreros fuertes y llenos de fe.” 7


P. O. Box 5187 Corpus Christi, TX 78465-5187

¿Por qué vivir para Dios? Porque la vida es para ser administrada fielmente para la gloria del Señor. No vale la pena vivir para el mundo porque al final, entiende, nada queda. Lamentablemente algunos hasta pierden su alma tratando de ganar este mundo. Y Marcos 8:34-37 nos dice: De que le sirve al hombre si ganare a todo el mundo y perdiere su alma. Déjame hacerte una pregunta: ¿Por cuánto has vendido tu vida a Satanás? ---O, pastor, yo soy de Cristo.--Está bien, pero que de tu vida, estoy hablando, tu energía, tu cuerpo, tu potencial, tu juventud no se la des al mundo, dásela al Señor, toda, completa. Porque aunque ganes todo el mundo, te diviertas, y tengas todo lo que quieras ¿de que te sirve? Si nunca hiciste nada para el Señor. Ojalá Dios te conceda y te dé un poco de sabiduría en tu juventud para que te acuerdes de tu Creador, antes que sea demasiado tarde. Por Baltasar Leyva

me4q2010  

Mándenos el nombre y la dirección de un amigo que usted quiera que reciba gratis este periódico, El Mensajero de Esperanza, que es de gran a...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you