Page 1

Volumen 85 No. 2 Publicado por Christian Triumph Co. Abril, Mayo, Junio 2008

¿Conoce Usted Bien La Iglesia de Dios? quinta parte Por Pastor Narciso Zamora, Chota, Peru

¿Cuáles son las Doctrinas básicas de la iglesia? Hay que poner en práctica la Biblia desde Génesis hasta Apocalipsis. Ofrendas, Primicias y Diezmos Ofrendas

Es parte de la mayordomía. Pablo recomienda dar de acuerdo a como hayas prosperado y con amor para el Señor, sin hipocresía. Osea lo que hace tu izquierda que no lo sepa tu derecha. “Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda,” Génesis 4:4; “Por tanto, si traes tu ofrenda al altar…” Mateo 5:23; “Porque Macedonia y Acaya tuvieron a bien hacer una ofrenda para los pobres que hay entre los santos que están en Jerusalén,” Romanos 15:26; “Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo según haya prosperado, guardándolos, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas,” 1Corintios 16:2; 2 Corintios 8:1-3; 9:6-7. Jesús dijo que si nosotros ofrendamos con amor, abundantemente es ahorrar en el banco celestial. “Haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan,” Mateo 6:19-21.

Ofrendas de Amor o Primicias

La ofrenda de Amor o de Fe la da el creyente con propósitos definidos o para el trabajo misionero, etc. Las primicias son los primeros frutos o animales dedicados para Dios, se le lleva y se le da en oración a los líderes o pastores de la iglesia. El pastor hará uso de estas primicias y si son muchas se venderán para ayudar a otros ministros. “Pues doy testimonio de que con agrado han

dado conforme a sus fuerzas, y a un más allá de sus fuerzas,” 2 Corintios 8:1-3; “No demorarás la primicia de tu cosecha ni de tu lagar. Me darás el primogénito de tus hijos. Lo mismo harás con el de tu buey y de tu oveja,” Éxodo 22:29; 34:26; “Las primicias de tu grano, de tu vino y de tu aceite, y las primicias de la lana de tu ovejas le darás,” Deuteronomio 18:4; “Honra a Jehová con tus bienes, y con las primicias de todos tus frutos,” Proverbios 3:9.

Diezmos

La décima parte de la renta de una persona se dedica a usos sagrados. Estas décimas son entregadas a Dios en la iglesia para el sostén del ministerio, “Y bendito sea el Dios Altísimo,…y le dio Abraham los Diezmos de todo,” Génesis 14:20; “…será casa de Dios; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti,” 28:20-22; “Y el diezmo de la tierra, así de la simiente de la tierra como del fruto de los árboles, de Jehová es, es cosa dedicada a Jehová,” Levítico 27:30, 32. En caso que la persona gaste o se coma el diezmo que es sagrado de Dios, tiene que reponerlo más el 20 por ciento. “Y si alguno quisiere rescatar algo del Diezmo, añadirá la quinta parte de su precio por ellos” Levíticos 27:31. No diezmar es robar a Dios, por lo tanto Dios puede


quitar de sus bendiciones y puede llegar la infelicidad al hogar. “¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado y dijisteis: ¿En que te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas. Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado. Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde” Malaquías 3:7-11. El pago de los diezmos se practicaba en el tiempo de Cristo, “Más ¡ay de vosotros fariseos! que diezmáis la menta…Esto era necesario hacer, sin dejar aquello,” Lucas 11:42; 18:12; “Ciertamente los que de entre los hijos de Leví recibe el sacerdocio, tienen mandamiento de tomar del pueblo los diezmos según la ley, es decir, de sus hermanos, aunque éstos también hayan salido de los lomos de Abraham. Pero aquel cuya genealogía no es contada de entre ellos, tomó de Abraham los diezmos, y bendijo al que tenía las promesas,” Hebreos 7:4-9. El creyente es exhortado a dar no por una norma impuesta, sino presentándole el ejemplo de gracia del mismo Señor Jesucristo, “que por amor a vosotros se hizo pobre siendo rico,” 2Corintios 8:9. No es el diezmo del cristiano lo que corresponde al Señor, sino todo su ser, puesto que ha sido comprado por “precio” de acuerdo a 1 Corintios 6:20;7:23, y debe así venir a ser eficaz administrador de todo lo que el Señor ha puesto en sus manos para la gloria de Dios.

Periodical Permit # 170280

(h) El sostén financiero de la iglesia es provisto por los mismos miembros de ella. Esto es muy natural, porque son ellos los que tienen interés en que la iglesia cumpla con su misión en la tierra, 1Pedro 2:9,10. (i) Todos los miembros deben diezmar a su iglesia. (j) Los que anuncian el Evangelio, del Evangelio deben vivir, 1 Corintios 9:7-14. El deber del Cristiano es traer regularmente a la casa de Dios sus diezmos y ofrendas, según el Señor les haya prosperado, 1Corintios 16:1-2. (k) Otras misiones u obras sociales: de donde usted come allí pague.

Sostenimiento Económico de la Iglesia.

(a) El ministro u obrero de Dios es digno de su salario, Mateo 10:10. (b) Cada iglesia debe sostener a su pastor con una ofrenda mensual. (c) Cada persona que sea aceptada como miembro tiene que cumplir sus deberes religiosos y financieros. (d) Es deber sagrado cumplir el plan de Dios que ha tenido desde el principio para el sostenimiento de la iglesia o misión, los que no pagan sus diezmos a Dios eran considerados como ladrones, Malaquías 3:7-11, Jesús dijo sin dejar de hacer lo otro (diezmo), Mateo 23:23. (e) Todos los ministros: Pastores, Evangelistas y Misioneros, deben pagar sus diezmos, practicando así lo que predican. (f) Los diezmos, serán usados para el sostenimiento de la iglesia, misión y la propagación del Evangelio. (g) Dios nos ha dado en las Escrituras, algunos principios que deben regir en nuestra conducta, tiempo, dinero, talentos, dones, y energía que debemos consagrar para Él. Todas nuestras energías, dones y talentos debemos tomar para nosotros, de allí, dar a Dios lo que le pertenece. “Mía es la plata, y mío es el oro, dice Jehová de los ejércitos” Hageo 2:8.

Usando Bien el Tiempo

“Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos,” Efesios 5:15,16. Como hijos de Dios tenemos la responsabilidad de administrar bien el tiempo y no malgastarlo. No hay un banco para ahorrar tiempo: minutos, horas, días o meses. Los minutos que pasaron no se pueden recobrar nunca más, por lo tanto hay que aprovechar bien el tiempo. Dice Pablo los que dejan de dormir por la noche en bailes y vicios no piensen recuperar en una hora lo que perdieron en 10 horas. El tiempo no se recupera jamás. Cada día que deja de dormir pierde un minuto de vida. Hay que planear bien las horas, las semanas, días y meses para sacar provecho al tiempo. Jesús dice: “Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar,” Juan 9:4. Todo Cristiano debe empezar el día con2


Deberes de la Iglesia para con el Pastor

sultando a Dios en oración y lectura de la Biblia; debemos pedir su ayuda y protección en todas las actividades que tendremos durante el día. Luego el desayuno y partimos al trabajo; lleve en una tarjeta textos Bíblicos para ir aprendiendo o leyendo algún libro escrito por buenos cristianos. Después del trabajo y llegando a casa debemos tener el culto familiar o el culto en la iglesia, y hay que terminar el día orando en la cama para dormir. Sus horas y días libres ocúpelos en leer, hacer algunas actividades en casa o con la familia. Muchos creyentes solamente se dedican a dormir las 24 horas el día libre y eso es perder tiempo; visite a otros para hablar de Jesús cuando tenga tiempo libre, pero no lo pierda. Las mujeres que están en casa no deben perder el tiempo frente al televisor mirando novelas y películas corruptas. Edifique su mente y corazón con la Palabra de Dios y no sea alimentado con suciedades que pasan por la televisión o chismoseando con otras personas. Use bien su tiempo. Sea puntual para todas sus actividades y compromisos. Así como en la hora de la comida, la hora de estar en la iglesia para el culto, etc. “El hombre se alegra con la respuesta de su boca; y la Palabra a su tiempo, ¡cuán buena es!” Proverbios 15:23. No usar bien el tiempo es pecado.

1. La iglesia esta llamada para proveer las necesidades de su Pastor, así como Abraham lo hizo separando su diezmo para entregar al sacerdote Melquisedec. Cada creyente debe entregar su diezmo a su congregación para el sostenimiento del ministerio pastoral y otros gastos de la iglesia. “Obedeced a vuestros pastores y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso,” Hebreos 13:17. 2. Debe seguir el ejemplo de su pastor así como él sigue a Cristo. “E imitad su fe,” Hebreos 13:7. 3. Ningún pastor debe ser desacreditado, más bien ser visto con respeto, decoro, honra y obediencia. “Obedeced a vuestros pastores y sujetaos a ellos,” Hebreos 13:17. 4. Brindar apoyo y velar por el sostén pastoral. “¿Quién fue jamás soldado a sus propias expensas? ¿Quién planta viña y no come de su fruto? ¿O quién apacienta el rebaño y no toma de la leche del rebaño? ¿No sabéis que los que trabajan en las cosas sagradas comen del templo, y los que sirven al altar, del altar participan? Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio que vivan del Evangelio,” 1 Corintios 9:7-14. 5. Concederles sus vacaciones cada año, pagando su ofrenda normalmente.

Responsabilidades de la Iglesia para con su Pastor

El Pastor como ministro, no es un ángel, es un hombre igual que Aron, el Apóstol Pablo, o cualquier profeta lleno de necesidades. Tampoco hay Pastores de la talla de Elías o de Juan el Bautista, pero el Dios de aquellos santos varones es el mismo de nuestro tiempo, quien dice que los pastores sean considerados por dignos y de doble honor. “Os rogamos, hermanos, que reconozcáis a los que trabajan entre vosotros, y os presiden en el Señor, y os amonestan; y que los tengáis de mucha estima y amor por causa de su obra,” 1 Tesalonicenses 5:12,13. La Iglesia llama a un pastor por voluntad de las dos terceras partes de la membresía, previa evaluación y recomendación de su Concilio Regional o Nacional, haciendo constar en acta el acuerdo, y entregando copia del acta de dicho llamamiento a su respectivo Concilio o Directorio. Los Pastores que son llamados a pastorear una congregación tienen que ser acreditados por la Iglesia de Dios. No se debe aceptar pastores de otras organizaciones a menos que sean evaluados y puestos a prueba primero para no tener problemas más tarde. La iglesia es responsable de cuidar, orar, ayudar y trabajar junto con su pastor. “Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la Palabra de Dios;…e imitad su fe,” Hebreos 13:7.

Los Requisitos, Deberes y Privilegios para ser Miembro Requisitos para ser Miembro

1. Haber experimentado la salvación por fe en el Señor Jesús confesando sus pecados y seguirle hasta el fin de acuerdo a Romanos 10:9,10. 2. Haber manifestado fruto de un verdadero arrepentimiento. Mateo 3:8; 2Corintios 5:17. 3. Estar debidamente casado, 1 Corintios 6:9; 7:2,1011; 1Pedro 2:13; Hebreos 13:4. Este requisito no aplica a los solteros. Los solteros deben conservarse en pureza, 1Corintios 6:15-20. 4. Haber aceptado ser obediente a la Palabra de Dios, 2 Timoteo 3:16,17. 5. Haber sido bautizado en agua, Mateo 28:19; Marcos 16:16.

Deberes de los Miembros

1. Llevar una vida consagrada al Señor, conservarse sin mancha del pecado, 2 Pedro 1:4-8. 2. Cumplir con el mandato de Jesús, procurando ganar almas para Cristo, Marcos 16:15-16. 3. Honrar, respetar y sostener debidamente a su pastor según lo ordenan las Sagradas Escrituras, 1 Tesalonicenses 5:12-13; Hebreos 13:17; 1 Corintios 9:12-14. 3


4. Sostener la obra con sus diezmos y ofrendas, Malaquías 3.7-10; Mateo 23:23; 1 Corintios 16:1,2. 5. Asistir a los cultos con toda constancia. Los servicios que la Iglesia tiene durante la Semana es para entrenar a los ya salvados y para edificarnos unos a otros, Hebreos 10:25. 6. onsagrar el día domingo al servicio del Señor. Desde el principio el Señor apartó un día de descanso de las actividades materiales para dedicarnos sola y exclusivamente a su servicio y llevarnos a la salvación; esto indica levantarse temprano para arreglar a los niños y llevarlos a la escuela dominical e ir al servicio de la mañana. Por la tarde debe estar listo para ayudar en las visitas a otros hogares, hospitales u orfanatos. Hay que terminar el día en un precioso culto de adoración por la noche. Génesis 2:2-3; Hechos 20:7; Apocalipsis 2:10; 1 Corintios 16:2. 7. Es altamente recomendable que se establezca el culto familiar en cada hogar evangélico. ¿Qué se hace en el culto familiar? Se reúne la familia para orar juntos, cantar alabanzas a Dios, para leer todos la Biblia, Deuteronomio 6:2. 8. Fomentar reverencia en la casa de Dios, puede ser en una casa, o una iglesia construida para la adoración de Dios. Lo más importante es que pertenece a Dios y merece nuestro respeto. No conversar dentro de la iglesia, no permitir que los niños corran durante el culto. No estar saliendo y entrando durante el servicio, no arrojar papeles o comer dentro de la iglesia, no jugar con ningún objeto ni con los cancioneros. No dar a los niños la Biblia ni el himnario porque lo pueden romper. “Jehová está en su santo Templo; delante de Él toda la tierra, Habacuc 2:20; 1 Corintios 14:40. Hacer que los niños estén con sus padres a la hora del culto, y que éstos eviten que sus niños corran, griten y jueguen en el templo. Que se mantengan reglas de urbanidad e higiene.

Pedro 2:9-15; 1 Tesalonicenses 5:22; Mateo 5:13-16. 2. Darles la Palabra de Dios a los inconversos y orar por ellos, a fin de que sean salvos, 2 Corintios 5:18-19; 1 Timoteo 2:1-4 3. Amar a sus enemigos, Mateo 5:43-48.

La Responsabilidad del Miembro para con los demás Miembros

por Lorenzo Mondragon extraido del libro La Vida del Investigador, ISBN 978-14259-9134-0, 107 páginas, $8.30 (US). Llame 888.519.5121 o visite el www.authorhouse.com/ BookStore/BookHome.aspx.

Privilegios del Miembro

1. Recibirá del pastor el mensaje puro de la Palabra de Dios, Hechos 20:27-28; lo cual es de valor inestimable para el bien del alma en estos tiempos. 2. Participarán en el lavatorio de pies y la Santa Cena, Juan 13:12-17; 1 Corintios 11:22-31. 3. Podrán ser elegidos para llenar uno de los puestos oficiales de la iglesia, 1 Timoteo 3:8-13.

La Disciplina

Cuando algún miembro fuere acusado de una falta que afecte la armonía y norma que la Iglesia se esfuerza en mantener, el acusado será llamado ante la comisión de disciplina, y usando la Palabra de Dios lo amonestarán con amor, Mateo 18:15-17; 1Corintios 6:1-5. La comisión de disciplina estará compuesta por los miembros del directorio de la congregación. El propósito de esta comisión será: 1. Corregir la falta, 2 Corintios 7:8-9. 2. Restaurar al inculpado, Gálatas 6:1; Mateo 6:14-15. 3. Guardar el testimonio de la Iglesia, 1 Timoteo 3:7. 4. Proteger a los demás miembros de la corrupción, 1 Corintios 5:6-7.

El Cielo

1. Visitar a los enfermos, socorrer a los necesitados, consolar a los tristes y esforzarse por guardar la buena armonía entre todos, 1 Tesalonicenses 5:14; Hebreos 12:14; Santiago 1:27; Mateo 25:35-40. 2. Orar por el hermano que cometiere una falta, Santiago 5:19,20; 1 Juan 5:16; 1 Tesalonicenses 3:15. 3. Amarse unos a los otros, Juan 13:34,35. 4. Apartarse de todo aquel que fomenta divisiones y disensiones, Romanos 16.17; Tito 3:10; 2 Tesalonicenses 3:6-7,13-15.

Los enamorados suelen decir que estar juntos es como estar en el cielo. Sin duda estar con un ser amado es un gran placer. Sin embargo, no hay dicha o felicidad posible en esta tierra que sirva como comparación para describir las bondades del cielo. La mente humana sólo puede utilizar expresiones conocidas para tratar de explicar lo no conocido, lo que ni siquiera ha entrado en la menta del hombre. El cielo es como un paraíso; es como estar reposando en los brazos del patriarca judío, Abraham. El cielo es la nueva Jerusalén con calles de oro y paredes de piedras preciosas. En fin, el cielo es un lugar seguro en un ambiente de perpetua felicidad.

Responsabilidad de los Miembros para con las demás Personas 1. Llevar una vida fiel delante del mundo, proveyendo así eficaz testimonio del poder y la gracias de Dios para regenerar gracias de Dios para regenerar al pecador, 1

4


¿Cielo o Cielos?

recibirá menos de su capacidad. Allí no habrá incapacitados pues la palabra de Dios dice que tendremos cuerpos perfectos (Filipenses 3:21). Aquí en este mundo hemos tenido que soportar las tentaciones del diablo. Como creyentes hemos sido perdonados de nuestros pecados y el Espíritu Santo nos da la victoria sobre el pecado, pero el pecado en este mundo no desaparece y nos sigue amenazando. Todo esto terminará cuando estemos en la gloria porque estaremos fuera de la presencia del pecado. Nada jamás perturbará nuestra felicidad.

La palabra “cielo” se usa en las escrituras en diferentes maneras. En Mateo 6:26, el Señor Jesús no llama la atención cuando dice “a las aves del cielo.” Este sería el primer cielo – la atmósfera que rodea la tierra. Luego en Mateo 24:29 el Señor Jesús dice que el sol se oscurecerá, la luna no dará su resplandor y las estrellas del cielo caerán. El segundo cielo es el lugar de las estrellas. Dios mora en el tercer cielo. Pablo lo menciona en 2 Corintios 12:2-4 y lo llama el paraíso donde oyó palabras inefables, indecibles que no le es dado al hombre expresar. Los justos pasarán la eternidad con Dios en el tercer cielo. El cielo es la morada de Dios donde también se encuentran millares de ángeles incluyendo la iglesia mencionada en el libro de Hebreos como la congregación de los primogénitos que están los santos del Antiguo Testamento mencionados en Hebreos como los espíritus de los justos hechos perfectos (12:22, 23). En el último libro de la Biblia, Juan relata que vio una multitud en el cielo la cual nadie podía contar de las naciones y tribus y pueblos y lenguas que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas y con palmas en las manos (Apocalipsis 7:9).

No Hay Escalas

La persona que muere en el Señor es llevada inmediatamente al cielo. Génesis 5:24 dice que Dios llevó a Enoc, y 2 Reyes 2:11 menciona que el profeta Elías subió al cielo en un torbellino. El Señor Jesús le dice a uno de los malhechores que estaba crucificado a su lado, “Hoy estarás conmigo en el paraíso” (Lucas 23:43). Poco después, Jesús clamó a gran voz, “Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu” (23:46). Para el apóstol Pablo el estar ausente del cuerpo era estar presente con el Señor (2 Corintios 5:8). Jesucristo, la segunda persona de la Trinidad, bajó del cielo a esta tierra para redimir a la humanidad. Después de su ministerio terrenal, su muerte y resurrección, él regresó al cielo. Ahora está sentado a la diestra de Dios Padre, interceden para salvar a aquellos que por Él se acercan a Dios (Hebreos 7:25). El Señor también intercede por el pueblo de Dios que sufre por su fe, pero que sabe que nada puede separarlos del amor de Cristo. Pablo lo declara en Romanos 8: 34-39. El Señor conoce los sufrimientos de su pueblo y solo espera el momento del Padre para regresar a este mundo para juzgar a vivos y muertos, poniendo fin a la maldad desatada en esta tierra.

No Habrá Tribulación

Lo que hace del cielo un lugar tan deseable es que Dios Padre, Hijo, y Espíritu Santo están allí. El cielo es un lugar real. Cristo les dijo a sus discípulos que iba a preparar un lugar para ellos. El Señor nos enseñó a orar, “Padre nuestro que estás en los cielos … hágase tu voluntad como en el cielo también en la tierra” (Mateo 6:9-10). El Trino Dios cuya esencia es amor derramará bendiciones inimaginables sobre los que libremente escogieron amarle y servirle. En el cielo Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos, y ya no habrá necesidad de dinero, carros, abogados, médicos, electricidad, candados o armas, pues no hay gente mala, pecado, o condenación. La Biblia dice que los creyentes recibirán la corona de vida (Santiago 1:12); la corona de gloria (1 Pedro 5:4); la corona de justicia (1 Tesalonicenses 2:19). Nunca habrá oscuridad porque la gloria de Dios iluminará el lugar, “Y el Cordero es su lumbrera” (Apocalipsis 21:23-25). Mas adelante el mismo libro de Apocalipsis dice que allí está un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal que sale del trono de Dios y del Cordero. Al lado del río está el árbol de vida que produce doce frutos, dando cada mes su fruto y las hojas del árbol son para sanidad de las naciones (22:1-2). El cielo es donde Cristo está. Es la comunión más elevada y sublime entre Dios y los redimidos. Será un lugar de compañerismo con los hermanos en la fe que conocimos aquí en la tierra. Todos serán bendecidos de acuerdo a la capacidad de cada quien para recibir esas bendiciones. Las copas son del mismo tamaño, pero nadie

Sorpresas Celestiales

Uno solamente puede imaginarse que deleites gozaremos en el cielo. El apóstol Pablo escribe, “Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, no han subido al corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman” (1Corintios 2:9). Juan lo describe como lugar adornado de piedras preciosas con calles de oro (Apocalipsis 21:18-21). En el cielo no “entrará ninguna cosas inmunda, o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero” (Apocalipsis 21:27). Gozaremos toda clase de reuniones familiares. Las familias biológicas donde nacimos y las familias espirituales donde renacimos y que el tiempo o la geografía nos ha separado, tendremos la dicha de vernos otra vez y no tener que pasar por el dolor de otra separación. Nuestra consolación bíblica se encuentra en 1 Tesalonicenses 4:14-18, “Si creemos que Jesús murió 5


y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor; que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. El Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo. Entonces los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire y así estaremos siempre con Él. Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.” Las celestiales serán una sociedad unida, armoniosa y sin discordia.

pueden contener” (1 Reyes 8:27). El padre de Salomón, David, también escribió de Dios, “¿A dónde me iré de tu Espíritu? Y ¿a dónde huiré de tu presencia? Si subiere a los cielos, allí estás tú, y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí allí tú estás” (Salmos 139:7-8). Que Dios está en el cielo quiere decir que su trono de donde ejerce su dominio sobre toda su creación está en el cielo.

Las 10 Maneras de Hablar con Dios a través de la Oración

Gloria sin Fin

1. LA ORACION DE CONFESIÓN 1 Juan 1:9 La primera oración que hace el pecador cuando se arrepiente de sus pecados. 2. LA ORACION DE SUMISIÓN Mateo 26:46 El ejemplo lo dejó el Señor Jesucristo, el estando en agonía sumiso con lloro y hasta gotas de sangre. El se sometió a su Padre haciendo su voluntad y no la de Él. 3. DE GRACIAS Salmos 26:7, Salmos 100:4 Por todo debemos dar gracias al Señor Jesucristo por la salvación o sanidad o lo que nos ha dado por su amor. 4. ORACIÓN DE ALABANZA Salmos 103:1-10 Con todo lo que respire alabadle a Dios. Salmos 150. Que hermoso es alabar, gritar, llorar, y cantarle alabanzas a su nombre. Aleluya! 5. ORACIÓN DE ADORACIÓN Juan 4:23-24 Porque Él vive vamos a adorarle, porque Él se merece toda adoración, adorémosle. Él es el único merecedor. 6. ORACIÓN DE PETICIÓN 1 Juan 5:14-15 Es hora de pedirle pero específicamente, porque Dios es un Dios específico. Pregúntele a Noe, como le ordenó que construyera el arca. 7. LA ORACIÓN DE INTERCESIÓN Efesios 6:18, Isaías 53:12, y Romanos 12:26 Interceder por almas, por cosas y más con agonía. 8. ORACIÓN DE EMERGENCIA Jeremías 33:3 Hay teléfonos como el de la casa blanca, y el teléfono de la cruz roja, que nos pueden ayudar pero hay veces que están ocupados, pero no el teléfono de Dios. 9. ORACIÓN DE AUTORIDAD 1 Pedro 5:8-9, Santiago 4:7 Con la palabra. 10. LA ORACIÓN DE COMUNIO Salmo 25:14, Proverbios 3:32

¿Cuánto tiempo durará toda esa dicha? Así como Dios es eterno, el cielo es eterno. El Señor Jesús dijo que los malos irán al castigo eterno y los justos a la vida eterna en Mateo 25:46. Juan dice que él miró y oyó la voz de muchos ángeles alrededor del trono y de los seres vivientes y de los ancianos y su número era de millones y las alabanzas al Cordero eran por los siglos de los siglos (Apocalipsis 5:11-13). En el cielo nuestra dicha será perpetua como nuestra adoración a Dios será perpetua. Esto no quiere decir que solamente estaremos cantando alabanzas, ni que la pasaremos acostados en hamacas o chinchorros. Dios es un Dios activo y nos mantendrá activos en su servicio. La Biblia no dice qué actividades Dios no asignará, pero tendremos oportunidad de aumentar nuestro conocimiento. “Ahora vemos por espejo oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido” (1 Corintios 13:12). En el cielo no tendremos que esforzarnos para hacer lo que agrada a Dios. Estando en la refulgente presencia de Dios el agradar a Dios y hacer su voluntad será tan automático como un respiro. Todos nos deleitaremos en el Señor. En el cielo nos deleitaremos también al ver a los ángeles del Señor. En Mateo 18:10 leemos las palabras del Señor Jesús, “Mirad que no menospreciéis a uno de estos pequeños porque os digo que sus ángeles en los cielos ven siempre el rostro de mi Padre que está en los cielos.” Escribiendo acerca de la resurrección de Jesús, Mateo dice, “hubo un gran terremoto, porque un ángel del Señor, descendió del cielo y acercándose, removió la piedra y se sentó sobre ella” (28:2). Cuando los ángeles terminan sus responsabilidades ellos regresan al cielo como lo indica Lucas 2:15 al anunciar el nacimiento del niño Jesús a los pastores de Belén. Al decir que la morada de Dios está en los cielos, no indica una disminución de su omnipresencia. Dios ciertamente está en todo lugar y no está localizado como nosotros entendemos la palabra. Salomón en su oración dijo de Dios, “los cielos, los cielos de los cielos no te

Por Teo Mérida

6


os digo que ni aun en todo Israel he hallado tanta fe. A esta fe es a la que yo llamo fe con extensión. Porque esta es la fe que le agrada a Dios.” Dios se maravilla cuando en sus criaturas hay esta fe. Este centurión sabía muy bien que Jesús había venido de Dios y que traía todo poder, toda autoridad, y no había ninguna razón por lo cual su petición no se pudiera cumplir. Pues Él tenía todo el poder en el cielo y en la tierra y le dijo a Jesús, solo di la palabra mi ciervo será sano. Jesús se maravilla de haber encontrado este hombre en la tierra. Amigo no importa lo que tu estás pasando: si estás desanimado, si estás enfermo, si estás confundido en cuanto a la doctrina, no te desanimes pues en Hebreos 10:38 dice que el justo por la fe vivirá. Lucha por lo que has soñado que sí se puede. Si crees y eres obediente, Dios no te dejará. Incrementa tu fe oyendo de la palabra de Dios y busca iglesia donde alaben al Dios vivo, al Dios grande, tan grande que ya no cabe otro Dios, y tan chiquito que cabe en tu corazón.

Características de la Fe Sin fe es imposible agradar a Dios; porque es menester que el que a Dios se allega, crea que existe, y que es galardonador de los que le buscan, Hebreos 11:6. La vida no está hecha de deseos sino de actos. El deseo de nosotros es tener en el futuro una carrera, una casa, o una familia. El deseo es algo como soñar, pero esto no se debe quedar en un sueño. Aunque es bueno soñar, mejor es si los sueños los hacemos realidad. Esta es la vida en la tierra actos, acción, obrar. La Biblia nos dice que la fe sin obras es vana, no sirve. La fe es una palabra de sólo dos letras pero que tiene tanto significado que a veces no la podemos explicar. Fe es creer, fe es obediencia, fe es confianza. Habemos personas que no tenemos nada de fe, mejor dicho “0”. Unos tenemos la mitad de fe, y otros mucha fe. Pero hay otros que sobresalen con tanta fe, que no se como decirle pero permítame llamarlos “Extensión de Fe.” A veces nos sucede que después de mucho trabajo, ayuno, y oración, confiamos en alguien que creímos que nos ayudaría pero al contrario nos desalienta. Esto sucede con las mejores familias en las mejores iglesias y comunidades. Mire lo que dice el evangelio de Lucas 8:49, “Estando Él hablando, vino uno del príncipe de la Sinagoga a decirle: Tu hija es muerta, no molestes al Maestro.” Cuando alguien nos da una noticia de estas la poquita fe que teníamos deaparece, pues un muerto ya no tiene remedio. Pero Jesús le dice ella duerme no pierdas la fe; pues alguien que duerme tiene que despertar. Jesús ora por su vida y la criatura se levanta y les ordena que le den de comer. Quiero decirle, querido lector, que Cristo Jesús, aunque sanó muchos enfermos, también vino a salvar y a dar vida a los pecadores. Ese fue realmente su ministerio. Cuando tenemos una fe grande no nos importa quien nos oiga o nos diga cállate no molestes al maestro, nosotros seguimos, seguimos, seguimos. Mire lo que dice Marcos 10:46, “Entonces viene a Jericó, y saliendo de Jericó, y sus discípulos y una gran campaña, Barimeo el ciego, hijo de Timeo, estaba sentado junto al camino mendigando. Y oyendo que era Jesús el Nazareno, comenzó a gritar y decir: Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí. Y muchos le reñían, que callase, mas el gritaba mas. Y Jesús se acercó a el y le sanó, y el agradecido lo siguió. Esa le llamó una fe grande. También está la historia de la mujer que por 12 años tenía flujo de sangre pero no se dio por vencida. En medio de la multitud no se desanimó a pesar de los impedimentos para alcanzar el manto de Jesús, esta que lo alcanzó. Eso no es vivir de deseos, sino de actos. En el libro de San Mateo 8:10 nos dice: “Y oyendo Jesús, se maravilló y dijo a los que les seguían, de cierto

Por Israel Hernández Pastor, Iglesia de Dios Triunfo Cristiano ¿Quienes Dicen Que Los Jóvenes no Pueden? “La mies es mucha y los obreros pocos, rogad al Padre que envíe obreros a su mies” Mateo 9:37, 38. No somos capaces, decían dos jovencitas, ya que tenían muy poco tiempo de convertidas al Señor. Pero ardía en su corazón el vivo deseo de ir a plantar una iglesia fuera de su país donde no conocían ellas y ni las conocían. Cuando encontraron esa palabra “ID,” se decidieron a “ID.” En contra de la voluntad del pastor y sus familias tomaron su decisión, que fue apoyada últimamente viendo su entusiasmo, terminaron por darles la bendición pastoral. Se fueron y durante 10 años no supieron nada de ellas, pensaron lo peor y como suele suceder a los misioneros que murieron por la obra del Señor. Por fin, regresaron poco tímidas, les preguntaron como les fue. Y ellas les respondieron, “Pues no podemos traer tan buenas noticias pues solo estuvimos allí casi dos años, tuvimos persecución, nos amenazaron, y las mujeres nos tenían celo, pues no hicimos mucho. Así que solamente levantamos 30 iglesias.” El pastor asombrado preguntó, “¿Y cuántos convertidos son en cada iglesia?” Dijeron, “Las mas pequeñas sólo contaban con 220 personas y las mas grades como 5 mil.” En dos años: ¿Cómo le hicieron? ¿Cómo lo harías tu? Recuerda que la fe mueve montañas y sin fe es imposible agradar a Dios. La respuesta de estas dos jovencitas es la misma que tu puedes hacer. Ellas sólo oraban y el espíritu les guiaba a lo que tenían que hacer y obedecían. Déjate guiar por el Señor y si eres llamado lo sentirás y si actúas Él te respaldará no dudes, cree solamente. Por Elena Mérida

7


P. O. Box 5187 Corpus Christi, TX 78465-5187

LA PALABRA DE DIOS TIENE VIDA El verbo es palabra, Jesucristo el hijo de Dios es la palabra viva, la palabra que entra a los huesos, las coyunturas, al tuétano y al corazón del hombre más perverso y pecador de esta tierra, Hebreos 4:12 El Señor Jesucristo declaró que son vida y espíritu, Juan 6:63. Los discípulos se maravillaban cuando hablaban de la palabra viva, Hechos 19:20. Los brujos y los idolatras traían a los pies de los discípulos las cosas que les estorbaban para acercarse al Señor Jesús. La palabra permanece para siempre 1 Pedro 1:23 y Mateo 24:35 dice que la ciencia y todo descubrimiento pasarán, pero sus palabras no pasarán porque permanecen para siempre. El capitán del ejercito dijo, Di la palabra y

mi criado sanará.” Es la fe con la fuerza de la palabra del ser humano. Dios honra su palabra. La positiva no la negativa, Salmo 138:2. Hay que aprenderse los versículos de memoria y cuando venga el problema reprenderlo con la palabra de poder. Los enfermos reciben la palabra y la promesa sanadora por sus llagas son sanados, Isaías 53:5-6. No importa el problema, sea estrés o amargura, contienda, pleitos o maltrato, discriminación o por falta de dinero, que nos estamos quedando sin casa. No importa, digamos la palabra de fe y seguiremos adelante. Solo di la palabra viva, ora con poder y las cosas cambiarán. por Teo Mérida


me2q2008  

Ofrendas de Amor o Primicias quinta parte La ofrenda de Amor o de Fe la da el creyente con propósitos definidos o para el trabajo misionero,...

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you