Page 1

La Gaceta de Chozas DICIEMBRE 2013 Asociación Cultural Chozas de la Sierra

El legado de la memoria: entrevista con Ana María Martín Gaite

Número 27

Ejemplar gratuito

Sumario Crónicas de la crisis: Justicia El legado de la memoria El módulo 14 de la prisión de Soto del Real Natursierra: otra forma de ver la naturaleza Cultiva tu propia energía: Amigos de la Tierra Grupo de consumo ecológico Chozas El arte de escribir Entre pucheros X Certamen de Narrativa Chozas de la Sierra

3 6 11 15 17 19 20 23 24


E

Asociación Cultural “Chozas de la Sierra”

Equipo de redacción: Ana Aranda

Raquel G. Rojas Marian Lorenzo

José B. Luna Recuero Colaboran en este número:

Funcionarios de Justicia y profesionales liberales: abogados.

Rosario Chico (Centro Penitenciario Madrid V)

Marien Alaminos (Proyecto Hombre Madrid)

Fabio y Mario Natursierra

Amigos de la Tierra Manuel Román Irene Regidor José Neila

María José Aguirre de Cárcer Junta directiva

Marian Lorenzo Quintela

José Miguel González Alonso María Ángeles González Jean Philippe Sánchez María José Bernabé Juan Barrado

Manuel Román

María José Aguirre de Cárcer Julio García Carapeto Raquel G. Rojas

Publicidad en La Gaceta

gaceta@chozasdelasierra.org La Gaceta de Chozas no se hace responsable de

las opiniones expresadas por sus colaboradores

Nº Depósito Legal: M-30603-2013 Tirada: 600 ejemplares

Imprime: Saxoprint.es

l mundo tiende a la entropía. Quizás el error esté en intentar constantemente ordenar las cosas, o por el contrario, tal vez ese sea el acierto. Sin desorden, nunca habrá posibilidad de poner orden. El planteamiento es básico, sin duda, lo difícil es decidir: qué cosas dejo que sean fagocitadas por el caos, y cuáles me preocupo de colocar. Esta reflexión nos lleva a utilizar este editorial como plataforma para plantear una cuestión a nuestros lectores y socios. Queremos saber de qué queréis que se hable.

Sí, La Gaceta se abre cada vez más a distintos temas, distintas personalidades apuestan por aparecer en ella, pero también nos gustaría saber qué quieren nuestros lectores. Desde aquí, hacemos un llamamiento a todos los que estéis leyendo este editorial para que no borréis de vuestras mentes todos esos asuntos que han pasado por vuestra cabeza en cuestión de segundos al leer las líneas anteriores, que seguro que no han sido pocos, y los anotéis para hacérnoslos llegar. Les daremos forma, buscaremos posibilidades y, de un modo u otro, aparecerán en La Gaceta. En este número, contamos con varias colaboraciones externas, como podréis leer, por ejemplo la del grupo Natursierra, dedicado en la zona a actividades medioambientales y de ocio natural de manera altruista; Proyecto Hombre desde la cárcel de Soto del Real, que nos traslada una parte de la labor que allí dentro se hace y que también llega al exterior y, entre otros asuntos, opiniones de trabajadores de la Administración de Justicia y de profesionales relacionados con la misma que también aparecen en nuestra ya consolidada sección, y mientras esto dure lamentablemente tendremos contenido para rato, “Crónicas de la crisis”. Por último, encontraréis también una entrevista con Ana María Martín Gaite que

ha concedido a La Gaceta con motivo de la creación de un centro de estudios de los escritores de los cincuenta en su casa familiar de El Boalo. Pero como decíamos, además, queremos contar con vuestras propuestas, e incluso con los temas que preparéis vosotros mismos, lectores, y queráis publicar, que nos lleguen al grupo de redacción para que vean la luz aquí. ¡Convertíos en parte de La Gaceta, y sed redactores de vuestras propias inquietudes! La Gaceta es un vehículo más de la Asociación Cultural Chozas de la Sierra. Como sabéis, la Asociación somos todos y cada uno de los socios, pero también se hace más grande y se enriquece con todas y cada una de las participaciones externas e internas, por pequeñas que estas sean: colaborar en la organización de un premio literario, de una actividad, de un coloquio…, en definitiva, estar vivos, muy vivos. Os animamos a todos a que nutráis de combustible este motor de la Asociación. Podéis enviar vuestras sugerencias de temas, artículos, cartas a la redacción a la siguiente dirección: gaceta@chozasdelasierra.org

¡Feliz Navidad y próspero 2014!


Crónicas de la crisis (3)

La crisis y la Administración de Justicia: impacto en el ámbito de los derechos laborales y sociales Como sabéis, este es el tercer elemento de nuestros derechos como ciudadanos que traemos a esta sección, después de habernos ocupado de la educación y de la sanidad. Nuestro objetivo no es otro que dar voz a los profesionales de aquellos ámbitos que contribuyen a mejorar nuestra vida y cuya situación tanto nos está afectando a todos. Conocer de primera mano lo que está pasando es también un derecho que tenemos todos y al que queremos contribuir humildemente desde esta sección. Los temas que se abordan en cada uno de ellos

L

son muy amplios y por esa razón nos hemos querido centrar en un aspecto: la repercusión sobre ellos de la crisis que estamos viviendo. A continuación encontraréis diferentes reflexiones y vivencias, de seis personas con diversos puestos y cargos relacionados con la Administración de Justicia; algunos son funcionarios y otros, por su trabajo, han de tratar habitualmente con ella: jueces, abogados, secretarios y administrativos de diferentes juzgados.

a crisis está afectando seriamente no solo a las personas sino a muchos de los derechos que creíamos conseguidos para siempre, inamovibles, sobre los que parecía no haber vuelta atrás. La justicia no es ajena a ello.

En estos últimos años, el número de desempleados se ha incrementado extraordinariamente y nos atrevemos a afirmar que en buena parte esto ha sido propiciado por las últimas reformas laborales, iniciadas en la última etapa del gobierno socialista y continuadas por el actual gobierno popular. Asimismo, y como consecuencia directa de la pérdida de empleo, se ha incrementado ostensiblemente la pérdida de la vivienda, puesta de manifiesto lamentablemente por los numerosos desahucios que todos hemos podido conocer y de los que se siguen conociendo casos. Estamos viviendo, por tanto, una pérdida de derechos básicos de las personas, entre ellos el derecho al trabajo y a una vivienda digna. ¿Cómo se vive esto desde la Administración de Justicia? ¿Qué se está haciendo y qué se puede hacer para mantener a salvo estos derechos? ¿Hay medios suficientes? Podemos decir que no existe una respuesta conjunta del mundo de la justicia ante estas

situaciones de recortes de derechos, más bien hay que pensar en reacciones de los diferentes colectivos e individuos, de acuerdo a su posición social, ideológica, etc., con independencia de problemas objetivos que afectan transversalmente. Los abogados, por ejemplo, pueden dedicarse a cosas muy distintas y defender intereses contrapuestos; los jueces tienen diferentes sensibilidades, origen social, posición..., y así podríamos seguir. La Administración de Justicia no es un todo uniforme, hay distintos intereses en juego.

Los que estamos trabajando cara a cara con las personas asistimos a estas situaciones con perplejidad, descontento e impotencia. En numerosas ocasiones, lo único que podemos hacer es informarlos adecuadamente, que conozcan sus derechos para que los puedan defender.

Desde la judicatura se está haciendo una aplicación de la Ley sujetándose a criterios de interpretación sensible a los derechos sociales de las personas y evitando, dentro

En cuanto a los medios, tanto la jurisdicción laboral, fundamentalmente, como la civil se encuentran desbordadas por la sobrecarga de trabajo y carencia de medios

de lo posible, que las injusticias se conviertan en algo imposible de frenar; sin embargo, enjuiciar con sensibilidad interpretativa puede paliar, pero no solucionar.

3


personales y materiales para dar respuestas meditadas y ágiles. Esto hace que pierdan su sentido y oportunidad al retrasar mucho en el tiempo pleitos en los que están en juego intereses inmediatos vinculados al pan de cada día. Si no funcionan en el marco temporal de la cercanía, su función se diluye, queda obsoleta. Una muestra de esta sobrecarga la podemos ver todos ante las puertas de los registros civiles de toda España, donde se generan colas interminables desde las seis de la mañana en espera de que abran y se puedan realizar los trámites oportunos: nacionalidad, fe de vida para poder cobrar la pensión, inscripciones de nacimientos, certificados literales, etc. Todo esto nos está indicando que el sistema legal es incapaz de afrontar todos los desastres personales que conlleva la crisis. Un ejemplo nos lo otorgan los afectados por “las preferentes”. Pueden plantear pleitos, y de hecho lo hacen, pero resulta que es el mismo Gobierno el que protege a los bancos que estafaron literalmente a estas personas, es el Gobierno, a través del FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria), el que de entrada recorta por ley el valor de la inversión que hicieron estas personas, reduciéndoles drásticamente el dinero que tenían depositado. Hay que iniciar un costoso recorrido legal para lograr una salida justa que no siempre se va a conseguir.

Es comprensible que el ciudadano tenga una sensación de frustración, desamparo y desconfianza en el servicio público de la Administración de Justicia. Los que trabajamos de cara al público somos conscientes de que, por mucho que queramos, es muy difícil o casi imposible explicarles que no está en nuestras manos agilizar las gestiones. En algunos casos estas demoras acarrean grandísimos problemas como no poder llegar a tiempo de presentar la documentación y perder una pensión, un puesto de trabajo o quedarse sin recibir una indemnización porque ha prescrito. Es indignante.

En algún caso pueden tener un sentido positivo, por ejemplo, cuando se apela a otras instancias porque no se tiene nada que perder, aun a sabiendas de que esa apelación no debe interponerse. En estos casos, se lo pensarán dos veces antes de apelar, pero son casos marginales.

Es comprensible que el ciudadano tenga una sensación de frustración, desamparo y desconfianza en el servicio público de la Administración de Justicia.

Las tasas judiciales Suponen un retroceso en el buen hacer de la justicia, ¿dónde se ha quedado la tutela judicial efectiva? El que pueda pagar y continuar sus recursos ante otra instancia lo hará y el que no tenga dinero se tendrá que conformar con lo que se falle en primera instancia o no podrá ni siquiera tener esta primera opción. La ley de tasas es un obstáculo muy importante que dificulta de manera significativa el acceso a la justicia a un buen número de ciudadanos.

Protesta contra las tasas judiciales en la huelga en la Justicia de febrero de 2013 © J. Diges / Efe

4

En la situación actual de recortes y laminación de derechos, es una auténtica barbaridad porque debilita aún más las posibilidades de reacción y defensa. Las tasas son radicalmente injustas e incrementan la desigualdad, solo favorecen a las grandes empresas y a las capas sociales con altos niveles de rentas y patrimonio.

Los recortes en el presupuesto de Justicia y el grado de compromiso y profesionalidad de los trabajadores del sector La merma presupuestaria, evidentemente, agrava la situación y afecta al modo en que se desarrolla el trabajo, y pone trabas a la agilidad de los trámites y a la posibilidad de obtener resoluciones judiciales con rapidez. Los recortes están profundizando la degradación del servicio público. Sin embargo, un problema más grave aún que el presupuestario es el de las “reformas” legales que se están haciendo, por ejemplo en sede de legislación laboral o en la legislación económico-financiera, a través de la cual se mete la mano directamente en el bolsillo de los ciudadanos (caso de las preferentes) o, como el caso más reciente, en sede de medidas legales referidas al suministro de energía eléctrica, subiendo el recibo en torno a un 40 % (en el término de potencia, el fijo que se paga al margen del consumo). En cuanto a la profesionalidad y el compromiso de los trabajadores, hay que señalar que a pesar de las dificultades, trabas


jueces y funcionarios porque no se cubren las vacantes que quedan libres; continuamos con medios precarios; las tasas se han impuesto y la privatización del Registro Civil sigue en el aire, si bien por el momento se ha visto paralizada tras la sentencia dictada por la Instancia de Estrasburgo, etc.1

Fachada de la sede del CGPJ.

y carencias con las que desarrollamos nuestro trabajo diario, seguimos dispuestos a ello porque creemos en la Justicia con mayúsculas. Después de la primera huelga conjunta de jueces y fiscales ¿qué ha cambiado? Lamentablemente nada, no se ha producido ningún avance en lo esencial. Seguimos con una merma en la plantilla de 1

Su visión acerca del futuro inmediato de la Administración de Justicia Soñamos con una Administración de Justicia que sea garante de los derechos de los ciudadanos, transparente, ágil y eficaz. Lamentablemente, el panorama que se divisa es desolador y degradado y se traducirá en mayor ineficacia, mayor lentitud y se generarán mayores desigualdades.

Lamentablemente, no se ha producido ningún avance en lo esencial tras la huelga de jueces y fiscales de principios de 2013. Algunas claves para mejorar y agilizar la Administración de Justicia Es imprescindible dotarla de medios humanos y materiales, incrementar las especializaciones, la instauración de sistemas informáticos eficaces y de carácter integral o integrado. Por otra parte, hay que agilizar la legislación procesal, mejorar la distribución y organización del trabajo, facilitar al ciudadano el uso de los medios a su alcance y recuperar su confianza en la justicia.

Agradecemos a todas las personas cuyas opiniones se vierten en estas páginas la sinceridad de sus respuestas y la colaboración que nos han prestado para poder elaborar este artículo. Marian Lorenzo Quintela

Una de las reivindicaciones de la citada huelga era la denuncia del intento de politización del Consejo General del Poder Judicial. El nombra-

miento del nuevo CGPJ se ha producido con posterioridad a la consulta a estos profesionales por lo que no hemos podido recabar su opinión al respecto.

5


El legado de la memoria

Entrevista con Ana María Martín Gaite Una de las obsesiones de Carmen Martín Gaite antes de morir era el legado de la memoria. “¿Anita, qué hago con el legado de la memoria? Solo quedas tú”, le decía a su hermana. Ana María Martín Gaite, la última de Filipinas, como ella dice, escuchó con atención aquella

«E

pregunta que un día le hizo su hermana, y aunque detrás de ella venga el diluvio, ha construido un arca para salvaguardar el legado de Calila, como la llamaban en casa, y gracias a su proyecto actual, también el de los escritores de su generación.

l pasado 24 de abril arrancó en El Boalo el I Congreso Internacional “Un lugar llamado Carmen Martín Gaite”, el primero de otros muchos que vendrán organizado por la Universidad Autónoma de Madrid y con la presencia de expertos en la obra de Martín Gaite. Detrás, el arca del legado, Ana María Martín Gaite, quien ha luchado por hacerlo realidad. Nace de manera modesta, pero con un propósito firme: que se hable, se estudie y se lea a los autores de los años cincuenta. “Los Prados” es la finca situada en el municipio de El Boalo donde se encuentra la casa familiar de los Martín Gaite, y será la sede que albergará el centro de estudios. Este año ha arrancado con este primer congreso, al que acudieron asistentes de América, Italia y Francia entre otros. Más adelante, indica Ana María, se puede estudiar a otros tantos que compusieron esa generación y que no siempre han tenido el reconocimiento que merecen. Ana María nos abre las puertas de su casa; dice que con el tiempo tiene la sensación de que la gente se cierra cada vez más, y ella sin embargo se abre a lo nuevo, lo fresco, lo joven, quiere que esta casa la llenen jóvenes con muchas ganas de aprender y estudiar. Con la calidez del que hubiese dejado una conversación a medias y la retomara, nos recibe, hilamos de nuevo, miramos al interlocutor y empezamos. Sus silencios son emotivos y elocuentes, tanto como sus palabras.» Jose B. Luna: Ana María, díganos, ¿en qué punto se encuentra el proyecto? Ana María M. Gaite: La Universidad Autónoma y la Universidad Carlos III son las que lo van a patrocinar. Ya estamos perfilando cuestiones ante notario, pero la cuestión principal es que haya tiempo, porque yo tengo muchos años. Han sido años duros, porque no es mi profesión, pero era un legado que había que cuidar y además, como hemos tenido vidas muy distintas ella (Carmen) y yo; muy unidas, pero muy distintas, hasta que me he enterado de cómo trabajaba, de lo que hacía..., me ha costado mucho tiempo. Han sido diez años de poner todo en orden, un legado impresionante, porque hizo de todo: narrativa, historia, ensayo, teatro, cine, traducción. Y ha sido

6

muy difícil hasta que se ha podido digitalizar todo. A día de hoy todo está en el archivo de la Junta de Castilla y León, pero aún queda mucho más, muchísimo trabajo por hacer, su producción fue enorme. Entre otras cosas, traer aquí su biblioteca y hacer una obra que terminé el año pasado, a pesar de mis muchos años, porque claro, aquí ya no había espacio. Ha habido que hacer una torre y allí se ha puesto todo (señala a través de la ventana). De hecho hay dos investigadores, un francés y un americano que están haciendo un guion sobre Caperucita en Manhattan y están aquí en casa. Y luego tengo también gente que está inventariando su biblioteca. Este verano he inventariado la casa entera, absolutamente todo. Ha habido fotógrafos dejando constancia de todo lo que hay. Ha sido duro…


JBL: Es todo un acto de generosidad lo que está haciendo. AMMG: No, me gusta que la casa tenga un sentido. Ella tenía un piso precioso en Madrid, pero en un ático no se puede hacer nada apenas. Mejor aquí, en una casa con historia donde han vivido tres generaciones importantes. La de mi padre, la de mi hermana y mía y la de la niña, que se murió, pero que pertenecía a una generación que hoy se está llevando todos los premios nacionales, y todos ellos han estado aquí desde niños… Aquí hay mucha historia, pero historia joven porque tanto Carmen como yo siempre hemos huido del pasado; el pasado está ahí, ha enriquecido esta casa, pero ahora es gente joven lo que yo quiero aquí, y de ahí la idea. En efecto, viene mucha gente joven. Ha habido un congreso y no os podéis imaginar lo que ha sido. Han venido americanos, franceses, ingleses, italianos, una pasada. Pues igual que se ha hecho sobre la obra de mi hermana, se puede hacer sobre distintos autores de esa generación, que es la mía también. «La “generación del medio siglo”, de los cincuenta, los niños de la postguerra, como se les denomina según criterio, fue muy prolífica. Algunos estuvieron en contacto, como el grupo de Madrid que fundó la Revista Española, entre los que se encontraban Carmen Martín Gaite, Ignacio Aldecoa, Alfonso Sastre, Josefina Rodríguez, Rafael Sánchez Ferlosio, entre otros. Su situación era adversa: tenían que escribir salvaguardando todos los parámetros doctrinarios del

régimen franquista para evitar la censura. Sin embargo, hicieron una labor que los medios de comunicación no podían afrontar, pues estaban más sometidos a presión y no contaban con el poder para literaturizar la denuncia que sí tuvieron los escritores de esa época, y que aprovecharon para descri-

merecía, perdieron también de alguna manera el tren. Es dura la distancia, llega un momento que te hace no saber qué ocurre realmente en tu país. Recuerdo que coincidí con Madariaga en Londres, tuvimos una conversación, y al terminar pensé: “este señor no sabe lo que hay en España”.

“La generación del medio siglo fue la precursora de la entrada de la democracia [...]. Denunciaron sin parar, pero no se enteraron de que estaban ahí.” bir la España gris en la que vivían. Para saber cómo era la vida en España tras la guerra, tenemos que acudir a su literatura.» AMMG: Es curioso lo de esa generación. Eran muy jóvenes y no se enteraron de que estaban ahí, pero la generación del medio siglo fue la precursora de la entrada de la democracia, sí. Todos esos chicos, jovencísimos, escribían, pero no vendían nada y además, fijaos, no se enfrentaron con el Régimen, tuvieron esa habilidad; denunciaron sin parar. Mi cuñado Rafael con El Jarama; mi hermana Carmen con sus cuentos y con Entre visillos; Delibes el campo español; los Goytisolo la parte catalana… Hacían un retrato de todo lo que veían, y lo que veían era durísimo. Sin embargo, como te decía, como no publicaban o lo hacían y no se vendía apenas, pues no se enteraron de ellos, pero siguieron adelante. Y así como los exiliados perdieron el tren de España porque se tuvieron que marchar y los pobres no pudieron volver, esta generación no obtuvo el eco que se

Todo ha ido avanzando así, pero pese a los reconocimientos, que los ha habido, aquí estamos intentando darles un sitio. Pero, volviendo a lo de antes, nosotras estudiamos en Salamanca, una ciudad levítica, regida por los jesuitas, donde era dificilísima la ruptura, muy complicada, pero tampoco pretendíamos eso, queríamos denunciar lo que pasaba. En mi caso, no tenía salida con mi carrera, no podías esperar nada aquí, y gracias a un novio que tuve que me dejó, maravilloso novio por cierto (risas), me fui a Francia. Los idiomas los teníamos desde niñas. Luego recalé en Ginebra e hice una oposición y allí he estado muchos años. Yendo y viniendo, porque nunca he querido puestos fijos. Era raro en aquella época que una mujer ocupara esos puestos, y fíjate, España no estaba representada y trabajábamos en la parte Sudamericana. Esto me permitió tener una visión global de cómo estaba Europa, cómo estaba España. Lo cierto es que era raro que una mujer decidiera y ocupara puestos de ese tipo.

7


perucita en Manhattan. Le piden a Ana María las llaves del ático de Doctor Esquerdo, el piso donde vivió Carmen en Madrid, y del que de cara al proyecto en ciernes se ha trasladado todo a El Boalo, a esa torre que se construyó el año pasado.»

Bautizo con vino de Revista Española en una calle de las afueras de Salamanca, 1953.

JBL: ¿Cómo le gustaría que se estructurara la formación en este centro de estudios que proyecta? AMMG: No pongo condiciones. Quiero que se estudie a los autores de esa generación, que se hable de ellos. Si es mediante la fórmula de los congresos, perfecto. Además, si son ponencias de cuatro perras.

AMMG: Americanas, sí. Las universidades americanas están aquí constantemente, hay mucho interés por su parte en el proyecto y en la obra de Carmen. Aquí también. Ayer me llamó Juan Cruz, me decía que estaba interesado en saber del proyecto y le dije, ¡pues vente a verme!

JBL: ¿Quién ha pasado por esta casa, Ana María?

JBL: Su padre nunca las llevó al colegio, las educó en casa. Con ello, las aisló de la cultura doctrinaria del régimen propiciándoles una buena educación en mayúsculas.

AMMG: ¡Uhhh! (nuestra anfitriona se recuesta sobre el orejero y mira hacia arriba). Pues todos, por aquí han pasado todos. Mi padre fue un jurista conocido, que defendió los derechos de la mujer, se podría estudiar más la figura de mi padre, la verdad. Las personas que pasaban por aquí eran muy variopintas, porque en su época, la gente tenía una cultura muy vasta. Un día venía un médico, otro un jurista, porque ahora hay demasiada especialización. Ha habido mucha historia aquí, por eso no quiero que se pierda esta casa, porque soy “la última de Filipinas”, después de mí, el diluvio. Si se puede hacer, se hará, y si no, yo he hecho todo lo que está en mi mano (sonríe).

AMMG: Además en plena guerra yo estudié en el Instituto Escuela y eso no me lo perdonaron. Pero en mi familia siempre hemos estudiado en casa mientras hubo posibilidad. Mi sobrina Marta también estudió en casa. Yo lo defiendo, relativamente, porque considero que es élite, hay que considerar que haber estado en el Instituto Escuela es élite. Sin embargo, también hay que calibrar, es una educación bonita, libre, pero no se la recomiendo a todo el mundo. Tienes que tener una familia, una cultura… Pienso que no sé si nos merecemos esa educación, porque ha sido un regalo y a veces me siento apesadumbrada de que no todo el mundo haya podido recibirla.

JBL: Además del interés de las universidades españolas, ha habido universidades extranjeras llamando a la puerta.

«Entran en la estancia, un salón lleno de recuerdos, William y Richard, las dos personas que están elaborando el guión de Ca-

8

AMMG: A Carmen le fascinaba América, porque es un país joven y ella era muy joven de espíritu. Allí se encontraba como pez en el agua. A este chico, el americano que está aquí haciendo el guión, lo conoció Carmen en América con 18 años, y mira lo joven que es pero han viajado juntos muchísimo, han vivido muchísimas cosas juntos. Era joven, iba hacia lo joven. Sobre todo desde que se murió su hija. «Ana María hace una breve pausa, con la mirada fija en algún punto distante de la habitación, emocionada, pero en seguida su sonrisa nos invita a continuar conversando.» JBL: Investigadores, colaboradores, sois como una familia. AMMG: Sí. Sabéis, noto que la gente se va cerrando con el tiempo. Yo al contrario, me voy abriendo. Siempre he estado abierta a lo nuevo, pero ahora más que nunca quiero que entre aire fresco. Como te digo: ¡el pasado es pasado y ya está! Tenéis que traer aire fresco vosotros y llenarlo todo con él. Mira, el otro día pasaba por el pueblo y me encontré a los chavales que me saludaron: “Ana Mari, ¿dónde vas?”. Y tras preguntarles qué hacían me dice uno de ellos: “Aquí estoy con estos frikis”. “Pero ¿qué es un friki?”, le dije. Me lo explicó y ahora a todos los que vienen por aquí los llamo frikis (risas). JBL: La tarea de enfrentarse a un legado, discernir qué se publica y qué no, separar, indagar, encontrar..., debe de ser ardua y en ocasiones dolorosa… AMMG: Sobre todo siendo heredero. JBL: ¿Cómo se enfrentó a ello? AMMG: Carmen, antes de morir, me dijo que había que tener cuidado con “el peli-


JBL: ¿Y Los parentescos?, su obra póstuma.

rrojo de Ohio” y yo sé lo que quería decir. Lo que me transmitió es que tenía que tener muchísimo cuidado, cuando no quedara nadie detrás, con los hispanistas ambiciosos de publicar. Tuve que destruir muchísimo: correspondencia personal con mi padre, con su marido, con su hija. Todo eso lo destruí, a veces llorando, pero lo hice. No queda nada más. Guardé lo de Benet (correspondencia publicada recientemente), queda algo de otra muy bonita con Ignacio Álvarez Vara, un crítico taurino, que también es un gran escritor, y también algo con Amancio Prada. Pero esta correspondencia es absolutamente literaria, nada personal. Queda lo que ella publicó y lo que yo he considerado que debía publicarse. De lo que yo estoy más satisfecha es de Cuadernos de todo. Esa obra es lo mejor que ha escrito esa mujer. No sabéis cómo dudé antes de publicarlo. Por respeto, porque pensaba: “¿le gustará?”, pero luego seguía leyendo por la noche y me decía, “¿pero cómo no le iba a gustar que esto saliera?”. Hasta que un día me puse en contacto con Vittoria Calvi, en Milán, y le propuse viajar allí para verlo personalmente con ella. Vittoria dijo que era bellísimo, pero mi preocupación era que no teníamos el permiso de Carmen para publicarlo. Sin embargo, después de muchos días de lectura de los cuadernos

AMMG: “Calila”, porque en casa la llamábamos así, le decía yo, “¿hacia dónde vas?”. Ella al final me contestaba: “Voy hacia la magia”. Y yo la he entendido, pero no quiero interpretarla. Aquella parte en la que él se mete en el alma del padre para salvarle aunque suponga su destrucción, es magia. Fíjate, siempre se ha encasillado a Carmen en el realismo, sin embargo era muy gallega, como mi madre, y estaba más cerca del realismo mágico de lo que se cree. Yo

(cerca de un centenar con todas las anotaciones, trabajo al margen, investigación, en definitiva, la intrahistoria de la obra de Carmen), con ellos para aquí y para allá, Vittoria me dice: “Mira lo que dice aquí, Ana María”. Y en uno de los pasajes dice: “Si tuviera ganas y fuerzas, tal vez un día haría una publicación de todo esto”. ¡Ya nos ha dado permiso! Vittoria fue meticulosa, impresionante el trabajo que hizo y tuvimos mucho respeto en todo momento. (En ese momento suena el teléfono por segunda vez desde que empezamos a hablar). El teléfono es lo peor que puede existir. Se acabó, con esta llamada no contesto más.

soy muy castellana, y nunca las he entendido a ninguna de las dos, pero me han fascinado. Cuando alguien ahora me dice “yo conocía a Carmen”, me da la risa, ¡que me lo explique!, porque eran… Tenían mucho dentro, interiorizaban mucho. Parecían muy extrovertidas, aparentemente, porque se han ido a la tumba con todo. Entre ellas, diréis que es una estupidez mía, había un lenguaje propio que solo ellas entendían. Veréis, un día vino Carmen a comer y estuvo brillante, divertidísima, contándonos sus cosas. Al irse, mi madre me dijo: “¡Qué triste está!”, y yo sorprendida llamé a mi hermana y le dije: “Mira lo que dice mamá,

AMMG: Ese día me quemaba aquello, porque la verdadera enfermedad fue esa novela, allí arriba, unas noches perras, sin parar de escribir. Eso lo sabía Herralde, se lo di y le dije que hiciera lo que quisiera con ello. Es precioso ese libro. Y es una pena que sea tan corta la vida, con las cosas que nos quedan por hacer…, pero bueno, os lo digo con noventa años (risas). JBL: El personaje protagonista de Los parentescos, Baltita, es un niño, representa el espíritu joven, aquel que su hermana tenía y que plasmaba en sus novelas. Es impresionante cómo en el ocaso de su vida se metió en la mente de un niño para su última novela.

“Calila, ¿hacia dónde vas?” “Voy hacia la magia.”

que estás triste”. Carmen me contestó: “Y tan triste que estoy”. Había un lenguaje entre las dos, algo muy gallego. Era muy bonita la relación entre las dos. JBL: Ver al otro por dentro… AMMG: ¡Sí! Te voy a contar una anécdota. Mi madre se murió a los veinte días de la muerte de mi padre. El médico de mis padres, Frieiro, gallego, me dijo un día: “Se nos muere y no sé por qué”. Se lo conté a ella: “Madre, que me dicen que estás muy mala, ¿qué te pasa?”. Y me decía: “Es que estos, del alma no saben nada, de eso están en blanco”. Cuando se murió se lo conté al médico y me dijo que del alma no se moría nadie. Sin embargo, hace poco fui a visitarlo y me dijo: “¿Sabes, Ana María?, estoy enfermo del alma…” Le dije: “¡Ahora lo has entendido!”. JBL: ¿Cómo fue su etapa en Ginebra? AMMG: Trabajé como documentalista en la ONU, pero no formé parte de la plantilla fija. El compromiso me horroriza. El trabajo era una cosa mecánica al fin y al cabo. Fui enlazando contratos eventuales y pasaba temporadas aquí. A la muerte de mis padres estuve ocho años seguidos, a la muerte de Marta ya no volví más. Para mí, en contra de lo que digan, Suiza era tranquilizador. Allí nunca ha pasado nada, llegabas y veías el lago, la vaquita que la ponían por la mañana allí quieta… Suiza me ha reconfortado en momentos difíciles de mi vida. Luego también te ofrece la perspectiva de París, Viena, Italia, que al fin y al cabo están a tiro de piedra en tren y si combinabas bien los horarios te podías pasar el fin de semana en París viendo una exposición y volver el lunes. Como además pagaban de burrada, te lo pulías y listo. JBL: Allí coincidió con Valente. AMMG: Bueno, en realidad le conocí en Galicia. Él era de Orense y coincidíamos cuando pasábamos los veranos allí con mi familia desde niños. Luego, es cierto, volvimos a coincidir en Ginebra. Pero verás, ahí

9


hay una relación muy rara y poco estudiada: la de Valente y mi hermana Carmen, la de Valente y esta casa. Les dieron el premio Príncipe de Asturias de las Letras juntos; acababan de morir sus hijos, el hijo de Valente y la hija de Carmen. Además, era un año en que los premiados eran todos viejos, que los tenían que subir a cuestas, y sin embargo al ver llegar a aquellos dos, ya mayores, como dos críos agarrados de la mano, ella con un lazo, parece que la veo, se levantó todo el auditorio y rompieron en aplausos, fue maravilloso. Luego se murió Valente y a los dos días se murió mi hermana Carmen. Lucila, la hija de Valente, ha sido como una hermana de mi sobrina Marta. Ha habido siempre una relación entre las familias. Sin embargo, cuando yo volvía de Ginebra me decía Carmen: “¿Y ese vanidoso, está escribiendo?”. Y cuando iba, Valente me decía: “¿Y esa bruja, qué hace?”. Vino una vez un periodista de Público y todas las preguntas que me hacía eran sobre él. Cogí el teléfono, llamé a Lucila, su hija, e hicimos una entrevista a dos bandas. Fue muy interesante; ella siente amor-odio por su padre, y en ocasiones yo puntualizaba o dulcificaba momentos muy duros con otros recuerdos. JBL: ¿Llegó a conocer a Unamuno? AMMG: Sí. Era cliente de mi padre. A Unamuno, decía mi padre, había que oírle lunes, miércoles y viernes, y martes y jueves se repetía. Había unas tertulias en Salamanca, en el paseo de la carretera de Armuña donde iban el obispo, Unamuno, mi padre, un médico, el profesor de arte, etc.

10

Todos oyendo a Unamuno, porque no consentía que hablara otro. Normalmente, recordaba mi padre, él y Unamuno se quedaban rezagados y luego mi padre le acompañaba a su casa. Al llegar, le decía, “Ahora le acompaño yo a usted de vuelta”, y así se podían tirar hasta las dos de la mañana de tertulia. Hay un telegrama que no he podido encontrar, no sé dónde estará, creo que estaba en ese mueble de allí (señala un bargueño situado al lado de un mirador), que es un telegrama de Unamuno a Franco, solicitándole que no se realizara el primer fusilamiento en el 36, que fue el hermano de mi madre y el alcalde del pueblo donde vivían. El telegrama lo envió Unamuno, ya detenido en su casa. Es un texto precioso. Lo tengo que buscar… JBL: ¿Cómo puede beneficiar el centro de estudios a la cultura de los pueblos de alrededor? AMMG: Si lo cogen esas dos universidades, puede tener mucha importancia. He hablado con el rector de la Autónoma, un físico distraído, pero me ha gustado su criterio, y a él le planteé lo mismo que te estoy diciendo aquí, que se pueden hacer muchas cosas, muchas. Este lugar, Los Prados, puede ser suelo para las dos universidades interesadas en la zona norte y la Comunidad de Madrid debería apoyarlo. Es un patrimonio cultural que estoy dispuesta a legar si se aprovecha y se centra en el estudio de la generación de los cincuenta, claro.

JBL: Cuenta también con el apoyo del alcalde de El Boalo para que no se recalifique el suelo de Los Prados y corra el riesgo de ser urbanizado. AMMG: De momento sí. Javier, el alcalde, tiene esa firme intención y espero que se cumpla, pues tener este lugar, con este centro de estudios, puede ser un privilegio para la zona. Si la Comunidad, los pueblos de los alrededores, las universidades, no lo valoran, perderán, sinceramente, una gran oportunidad, seguro. A ver si llego, ¿creéis que lo voy a ver? JBL: Pues claro, ¡lo tienes que inaugurar! AMMG: A ver, a ver... (risas) José B. Luna Recuero


El módulo 14 de la prisión de Soto del Real

Una comunidad terapéutica gestionada por Proyecto Hombre Madrid

E

s un lunes de noviembre y el sol calienta amigablemente la mañana. Nos encontramos en el mercadillo de Soto del Real, frente a un puesto de venta de plantas y artículos diversos hechos de forma totalmente artesanal, utilizando la madera proveniente de palés y otros objetos ya en desuso.

Se trataría de un puesto de venta ambulante más, si no fuera porque las personas que se ocupan de él comparten una experiencia vital que las ha obligado a estar juntas en un periodo de su vida. Comparten, además, un objetivo común: retomar las riendas de su vida y dejar atrás la adicción a las drogas que tanto daño les ha ocasionado a ellos y a sus familias. Hablamos de los internos del módulo 14 del Centro Penitenciario de Soto del Real, Madrid V. Este módulo es en realidad una comunidad terapéutica gestionada enteramente por la ONG Proyecto Hombre Madrid (PHM), que funciona en esta prisión desde el año 1997. Actualmente lo forman 47 internos (pueden llegar a los 60), de los cuales tres son mujeres; cuatro terapeutas de PHM y seis voluntarios de la misma ONG que colaboran en distintas tareas de apoyo, entre las que tienen un peso importante las ligadas a los aspectos formativos. Pero volvamos al mercadillo, nos acompañan Fabio y Mario, dos de los internos que se ocupan de la atención de este puesto los lunes. Están aquí, como el resto de vendedores ambulantes, desde las 9 de la mañana hasta las 14 horas. Nos sentamos en un banco del parque de la fresneda, frente al puesto de plantas, en el que nos hemos reunido para que nos cuenten en qué consiste esta comunidad terapéutica, cómo funciona, sus objetivos, sus resultados y, sobre todo, su experiencia personal. Junto a ellos, Marien Alaminos, terapeuta de

PH, y Rosario Chico, más conocida por Charo, educadora del Centro Penitenciario. Chozas: ¿Cómo surge la idea de poner un puesto en el mercadillo? ¿Cuál es su origen? Fabio: Bueno, todo surge a partir de un curso de jardinería que hacemos en la cárcel. El profesor, que lleva muchos años impartiéndolo, conocía la existencia de un invernadero en el exterior de la prisión (dentro del terreno de la cárcel) que nunca había funcionado y estaba inutilizado y muy deteriorado. Así Uno de los maceteros elaborados por los internos de la que nos lo comentó y nos pusimos comunidad terapéutica. © V. Castañares a la tarea. Hubo que presentar el proyecto oportuno, pedir los permisos correspondientes, etc., y poco a dulo estamos involucrados en muchas copoco y con nuestro esfuerzo y la ayuda de sas, pero en este proyecto concreto del vilos profesionales y voluntarios de PH lo vero trabajamos 12 o 13 internos, los que fuimos restaurando hasta convertirlo en el tenemos permiso para salir. A diario povivero que nunca había llegado a ser. Aquí demos salir dos personas, que nos vamos cultivamos las plantas que luego vende- rotando, trabajando un par de horas al mos en el mercadillo y cultivamos y cose- día, y hay un día a la semana en que nos chamos productos hortícolas que consu- dejan salir a todos y aprovechamos para mimos en la cárcel, a la par que realizar las tareas más duras. Nosotros, Faobtenemos plantones para vender en pri- bio y yo, somos los responsables del vivero, mavera. En el mercadillo estamos desde además de tener muchas otras responsahace unos meses, más o menos desde bilidades al igual que el resto de compamarzo de este año 2013. ñeros dentro de la comunidad terapéutica. Mario: Sí, el vivero está funcionando desde hace un par de años cuando finalizamos la restauración. La labor fue dura, tuvimos que conseguir muchos materiales para ponerlo de nuevo en funcionamiento y no fue fácil. Estando dentro de una prisión, las cosas son complicadas de conseguir y hay muchos trámites que cumplir; pero lo logramos con la ayuda de unos y otros y de los terapeutas y voluntarios de PH. Hemos puesto mucho esfuerzo y ganas en ello y está funcionando. En el mó-

Chozas: ¿Qué destino tiene lo que recaudáis con la venta? Que por cierto no solo es planta sino que cada vez tenéis más objetos hechos en madera, ¿de dónde sale el material? Fabio y Mario: Todo lo que sacamos con la venta lo destinamos a costear el camino de Santiago que hacemos a final de septiembre o primeros de octubre, nos vamos una semana completa. ¿La madera? Nos buscamos la vida, reutilizamos palés

11


u otras cosas en desuso, también aquí nos ayudan desde PH. Incluso nos ha salido algún trabajillo de restauración de alguna silla, algún mueble pequeño…; pero todo eso lleva un proceso: hemos de pedir permiso en la cárcel para meter un objeto del exterior y poder realizar el trabajo y “los clientes” han de entender que no podemos asegurarles un plazo de entrega pues nuestra situación es distinta, estamos privados de libertad y por tanto nuestras decisiones no son solo nuestras.

mos con la terapia de grupo todas las tardes. La relación entre todos, terapeutas, educador e internos, es muy buena.

Chozas: ¿Cuánto tiempo lleváis de terapia y desde cuándo podéis disfrutar de salidas?

Chozas: ¿Cómo responde la gente que acude al mercadillo?

Mario: Yo llevo dos años con la terapia y hace uno que tengo permisos. Y si todo va bien, la próxima semana quizás me otorguen el tercer grado, lo que supondrá que ya no dormiré en la cárcel y continuaré el tratamiento terapéutico fuera, en la sede de PH.

Fabio y Mario: Estamos contentos, la gente sabe perfectamente de dónde venimos y nos compra, nos ayuda. Podemos decir que tenemos ya una pequeña clientela fija. Es muy agradable. No hay ningún puesto más de plantas, así que no te-

Fabio: En mi caso tres con la terapia y también llevo un año saliendo, pero me queda más.

Marien: Os explicamos un poquito en qué consiste lo del camino de Santiago. La idea Chozas: Fabio, ¿en qué partió, hace aproximatrabajabas, si es que tuviste damente diez años, del ocasión? ¿Y tú, Mario? psicólogo de la cárcel de Valdemoro, con la Fabio: He trabajado en colaboración del coordiversas cosas, entre ellas dinador de entonces de la venta ambulante, pero PH. Al principio fue lo que más he hecho y muy complicado pomás me gusta es montar nerlo en marcha, cuadros eléctricos. Me puesto que era una exdediqué a ello desde los periencia que nunca se comunidad terapéutica gestionada por Proyecto Hombre en la prisión de Soto del Real ha 16 hasta los 23 años. había hecho y había La rehabilitado un vivero en el que sus integrantes trabajan cultivando flores y plantas para luego mucho miedo a que sa- venderlas en el mercadillo. © R. Chico Mario: Yo he sido liese mal y hubiese problemas. El objetivo es fomentar la relación nemos competencia, quizás de plantones guarda jurado, pero sobre todo me he dedicado a la hostelería, he tenido restauranentre los internos fuera del ámbito carce- en época de huerta, pero somos pocos. tes. lario, puesto que el comportamiento no es el mismo dentro que fuera, y realizar una Chozas: ¿Cómo os sentís estando aquí, Chozas: ¿Y la familia, padres, hermanos, actividad en contacto con la sociedad que fuera de la cárcel por unas horas? mujer, hijos? les espera fuera. Mario: Poder salir es fantástico, respirar, Charo: Evidentemente, no es una activi- ver en la distancia. Una de las cosas que Mario: No tengo hijos, pero sí tengo a mi dad que pueda realizar cualquier preso, más agradezco es poder ver a lo lejos. Den- compañera y a mis padres. Las relaciones hay una serie de condiciones que han de tro, la distancia es muy corta. ¡Buff ! Ahora con mis padres han mejorado mucho. cumplir, entre ellas, que estén gozando de valoro cada minuto que estoy fuera. Fabio: Tengo a mis tíos, con mi padre es permisos de forma habitual. En Soto llevamos haciéndolo cinco años y nunca ha Fabio: Sí, pero a veces agobia… Es difícil más complejo, también es toxicómano. habido ningún problema, yo he ido los dos andar por la calle sin pensar que todo el últimos años, junto con dos terapeutas de mundo te mira, parece que llevas escrito Marien: El trabajo con las familias es fundamental. Contactamos con ellas PH y aproximadamente 12 o 13 internos. el cartel de toxicómano en la frente. desde el principio de la terapia, muchas Caminamos unos 20 o 22 kilómetros diarios y nos alojamos en albergues, junto Mario: Es verdad, esa sensación nos veces es complicado localizarlas pues se con el resto de los peregrinos, funciona- acompaña, pero tenemos que darnos había perdido el contacto. Valoramos mos como cualquiera que realiza este ca- cuenta de que es nuestra y quitárnosla de cada caso en particular, tipo de relaciones mino. La diferencia es que nosotros segui- la cabeza; para la gente, somos uno más. y situaciones familiares, y cuando es posi-

12


ble y conveniente, se les implica desde el primer momento. Chozas: Nos gustaría que nos contarais cómo funciona la comunidad terapéutica, si realmente se diferencia del resto de la cárcel, ¿cómo llega un preso a estar en este módulo en lugar de en otro? Marien: Se trata de una comunidad en la que se trabaja exclusivamente con drogodependientes. Su entrada aquí la solicitan ellos voluntariamente, bien porque se lo aconseja el educador del módulo del que proceden, bien porque saben que su condena puede verse mejorada si están haciendo un esfuerzo y trabajando para volver de nuevo a la sociedad. Pero cuesta, es muy duro, tardan un tiempo largo en tomar la decisión. Cuando llegan aquí firman un contrato que los obliga a cumplir una serie de normas y asumir responsabilidades, a cambio tienen también sus derechos. Si se rompe el acuerdo, se les puede echar del módulo y vuelven al régimen normal. El proceso de trabajo de nuestra ONG es muy claro: primero hay un tratamiento en prisión (fase de motivación y fase de comunidad), luego se continúa en el exterior, en la sede que tenemos en Martín de los Heros en la que, a su vez, pasan también por varias fases. Además de tratamiento terapéutico, se les facilita una preparación orientada a lo laboral y, finalmente, está la fase de acogida en la que las familias desempeñan un papel fundamental. En los casos en los que el trabajo con las familias no era posible, por

circunstancias diversas, disponíamos de pisos tutelados. Ahora han cerrado por falta de subvenciones, lo que deja interrumpidos tratamientos de años que han supuesto un esfuerzo humano y económico importante. »Una vez en la comunidad terapéutica de Soto del Real, se pasa por dos fases en el tratamiento, atendidas por dos terapeutas cada una. La primera es la que llamamos “fase de motivación”, en la que se trabaja, en primer lugar, la recuperación de la persona, de su autoestima, y para ello comen-

los 47 internos, más de la mitad se encuentran en esta fase, en la que ya se pueden solicitar permisos de salida, siempre que se haya cumplido la cuarta parte de la condena; no obstante, en este módulo no se permite solicitar estos permisos hasta que no pasan a la fase de comunidad, sería contraproducente. »Superada esta etapa inicial, cuya duración es indeterminada pues está sujeta a la situación y la evolución personal de cada uno, entramos en la “fase de comunidad”, en la que se trabaja preparándo-

“Es difícil andar por la calle sin pensar que todo el mundo te mira.”

zamos por recuperarlos físicamente, por devolverles unos hábitos de cuidado e higiene personal. En general, llegan aquí en un importante estado de abandono, no se importan a sí mismos, no se valoran. Para ello hay que mantener una disciplina muy firme. Cuando ya son capaces de mirarse al espejo, hemos avanzado un paso. Otro elemento fundamental para su recuperación personal es la familia, clave en el tratamiento. Se trata, por tanto, de un periodo de tiempo en el que van tomando conciencia de lo que quieren, van asumiendo que su objetivo es abandonar la vida que llevan de dependencia y retomar o comenzar la suya propia, abandonando totalmente las drogas. El tratamiento que se lleva es individualizado y también hay terapia de grupo tres veces en semana. De

nos ya para el exterior. La alfabetización y el estudio son obligados. Se trabaja la familia, la delincuencia, la responsabilidad y la relación con la vida real. Seguimos con las terapias individualizadas y las de grupo, tres días en semana. »El trabajo de los internos en la comunidad terapéutica no es sencillo. Están sujetos al mismo horario que el resto, en cuanto a la hora de apertura y cierre de la celda: 8:00 h y 20:40 h, pero el resto del tiempo lo organizan ellos junto con sus terapeutas. No sucede lo mismo en el resto de módulos que tienen determinadas horas para “moverse a su aire”, pero hay otras que están encerrados en su celda. A lo largo del día, hay tres recuentos de internos en los que tienen que estar presen-

13


tes. El resto del tiempo, trabajan en rehacer sus vidas siguiendo una disciplina y unas pautas muy claras que les marcan los terapeutas, y asumiendo las responsabilidades que diariamente les encomiendan. Digamos que su tiempo está perfectamente estructurado. Esta es la gran diferencia con los otros módulos. Aquí hay unos terapeutas que marcan el día a día y los ayudan a encontrar una motivación para tirar hacia delante. El resto de internos puede hacer o no hacer, seguir abandonados a su suerte o tener la voluntad, por ellos mismos, de tirar hacia delante y buscarse las ocupaciones que pueden realizar dentro de la cárcel, carecen de un grupo de apoyo (el de los terapeutas y la ONG que los soporta) para avanzar. Es triste, pero es así, el trabajo de reinserción se diluye.

compañero no va bien, si detectamos alguna situación anómala, llamativa, algo que no parece funcionar, etc., lo comentamos al día siguiente con ellos. Es lo que llamamos “responsables de día”, cada semana se ocupan tres y vamos cambiando.

Chozas: Habladnos de las responsabilidades que habéis mencionado, ¿en qué consisten?

Marien: Lo de las donaciones funciona del modo siguiente: hay internos que reciben un “peculio”, es decir, un dinero procedente bien de su situación laboral anterior, bien de sus familias; otros internos no reciben nada. Los responsables se ocupan de que nos les falte nada a los que no reciben peculio y la forma es mediante donaciones de los que tienen. Se hace un fondo y de este modo se consigue lo necesario para los que lo precisen, por ejemplo, ropa o una cajetilla de tabaco cada tres días.

Fabio y Mario: Nosotros nos encargamos de que el proyecto concreto del vivero funcione, pero además, compartimos con el resto de compañeros de nuestro módulo una serie de obligaciones de las que periódicamente nos hacemos responsables todos, para que puedan funcionar adecuadamente. Mario: Por ejemplo, los terapeutas están habitualmente por las mañanas, el resto del tiempo nosotros mismos, siguiendo una rotación, nos transformamos, podemos decir, en sus ojos. Si vemos que algún

Marien: Sí, es una manera de que el tratamiento no se interrumpa y de implicarlos a ellos mismos, que sean conscientes de la importancia del apoyo mutuo, del afecto, de la solidaridad tan necesaria en este proceso. Además, asumir responsabilidades implica comenzar a valorarse. Fabio: Otras responsabilidades son las que tienen que ver con nuestras tareas diarias: mantenimiento del módulo, cocina, lavandería, biblioteca, donación de ropa y tabaco, etc. También vamos rotando.

Chozas: Y, una curiosidad. Nos habéis mencionado la biblioteca ¿tenéis muchos libros? ¿Cómo llegan? ¿Qué tipo de libros os gustan a vosotros?

Fabio y Mario: Tenemos bastantes, la verdad, y nos llegan por donaciones, así que si tenéis algo por ahí, será bien recibido. Marien: Os diré que hay que verlo. Aquí llegan con la autoestima por los suelos y los terapeutas hacemos un gran esfuerzo por sacarlos a flote; pero el principal y, evidentemente el más duro, es el trabajo que hacen ellos consigo mismos. Una vez dejado el consumo, comienza el proceso de aprender a valorarse de nuevo, la mayoría hace años que no tocaban ni veían de cerca un libro, aquí están al alcance y hay tiempo para acercase de nuevo a la lectura. Poco a poco se van metiendo y, cuando se consigue terminar un libro, el triunfo personal es tremendo. Algunos nunca lo habían conseguido, es literalmente un “subidón” para la persona. Mario: Tenemos libros muy antiguos, de muchos temas, también novelas. Me gustan las de aventuras sobre todo. Fabio: A mí también, y las históricas. Chozas: Vamos a tener que sacarnos el carné. Bueno, bromas aparte, os diré que Charo ha sido nuestro enlace para llegar hasta vosotros. Nos gustaría que nos contaras, Charo, cuál es tu papel en todo esto, qué trabajo desempeñas, cuál es tu labor con la comunidad terapéutica. Además, para situarnos, te pediríamos que nos explicaras cómo insertamos el módulo 14 en el contexto general de la cárcel.

Comisión de actividades culturales

D

Teatro en Colmenar Viejo: Hécuba, con Concha Velasco esde la Asociación cultural Chozas de la sierra apostamos por potenciar la asistencia al teatro. El pasado mes de noviembre un grupo de socios asistimos a la representación en el Auditorio de Colmenar Viejo del clásico de Eurípides, Hécuba, dirigida por José Carlos Plaza. La obra, que se estrenó en el 59 Fes-

14

tival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, cuenta con una interpretación magistral a hombros de Concha Velasco, quien recibió una gran obación por parte del público. La Comisión de actividades culturales está preparando otras vistitas de las que daremos cuenta en nuestra web próximamente.


Charo: Bien, yo actúo como nexo de unión entre la prisión y los terapeutas de PH. Mi trabajo tiene una parte burocrática: notificaciones, tramitación de permisos, elaboración de informes, etc., pero también me ocupo de gestionar las actividades de los internos y orientar el tratamiento en función de si es un preso preventivo (pendiente de juicio) o penado (condenado en sentencia firme) ya que esta circunstancia actúa de condicionante, de resolver los problemas que puedan surgir, de asesorar y del acompañamiento en salidas programadas: rutas por el campo o, por ejemplo, el camino de Santiago, en salidas como la de hoy al mercadillo, etc. Formo parte del equipo técnico que se ocupa de orientar y ejecutar los métodos

del tratamiento de los internos. Este equipo lo formamos: un jurista, un trabajador social, un psicólogo y un educador, y en este módulo, un terapeuta. Además, asisto habitualmente a las terapias de grupo, ya que es otra herramienta más para conocer y observar a los internos. »En cuanto a cómo se inserta este módulo en relación al resto, os diré que es un módulo estructuralmente igual que el resto de la prisión, con la única diferencia de que el régimen de vida es, como os hemos explicado, el de una comunidad terapéutica. El resto están clasificados por varios criterios: para internos primarios o reincidentes, módulo de régimen especial (internos clasificados en primer grado o art. 10),

módulos de respeto (donde el régimen de vida es algo parecido al de la comunidad terapéutica pero sin tanto control y exigencia en el cumplimiento de las normas), otro destinado a los que cursan estudios en la UNED, dos a internos que desempeñan trabajos remunerados dentro de la prisión (en talleres, cocina, lavandería, mantenimiento, basuras, etc.) y un módulo de mujeres. Muchas gracias a todos por vuestra colaboración y, a Fabio y Mario, mucha suerte en vuestro futuro. Marian Lorenzo Quintela

Natursierra

S

Otra forma de ver la naturaleza

on las diez y media en la estación de Cercedilla, un par de decenas de personas nos esperan para salir por la sierra. Son mayores, jóvenes, familias con niños… equipados con sus mochilas, botas… se congregan junto a un par de guías que lucen una extraña bandera con un pajarito, son Natursierra.

“Un tal Ginés de los Ríos y Manuel Bartolomé de Cossio, hace 130 años, acompañados de algunos de sus estudiantes y profesores, comenzaron las excursiones pedagógicas de la Institución Libre de Enseñanza. En ellas se impartían distintas disciplinas: botánica, geología, etnografía, historia… desde la experiencia educativa y humana. Este es el germen que nos llevó a crear Natursierra, una asociación para fomentar la concienciación medioambiental y para conocer la naturaleza de otra manera, como nos hubiese gustado que nos la explicaran cuando se nos metió esta enfermedad, el campo”, nos dice Enrique, uno de los guías y cofundadores de Natursierra.

Comenzamos con la estación y su vinculación con el “guadarramismo” y los pioneros de la montaña. Desde los científicos del Museo de Ciencias Naturales, los hermanos Clot, creadores de las primeras rutas a Camorrito o al Ventorrillo, o aquellos soñadores que fundaron el primer campeonato de esquí en Navacerrada en 1912 y que utilizaban esta esta-

ción como punto de partida. Con este prólogo es fácil convertirse en uno de esos pioneros y adentrarnos entre los robles y los pinos en busca de aventuras. Nuestros cicerones parecen esos guías indios de las películas, que interpretan cada rastro, cada huella, descubriéndonos a modo de anécdotas y curiosidades un mundo que parecen leer en un idioma in-

15


descifrable, que conocen perfectamente y nos muestran con entusiasmo. “Esto es una adicción, una pasión, algo que vivimos y que sentimos. Nos encanta compartir esta locura con todos aquellos que se acercan a conocernos, e intentar que se contagien con este sentimiento que tantos momentos de satisfacción nos proporciona”, dice Mara, nuestra otra guía y cofundadora de la asociación. Descubriremos a los habitantes del Valle de la Fuenfría de manos de estos adorables locos que nos desgranan, entre bromas, los increíbles superpoderes de los pájaros carpinteros, la detectivesca vida de un tocón de pino, o el apasionante viaje en el tiempo que nos lleva por la Carretera de la República. Además, los colores de un otoño acuciante ilustran estas y otras muchas historias que nos cuentan con ímpetu. Comer sobre la hierba de la pradera, bajo centenarios pinos silvestres, junto a “una cascada de verdad, no como las de los restaurantes”, como dice nuestro guía, merece por sí solo este sencillo paseo. Rosa ha venido con su marido Miguel y sus dos niños, Pablo de siete años y Elena de nueve; son repetidores, como la mayoría en el grupo: “Lo que más nos gusta es lo didácticos que son, les encantan los niños, se los llevan con ellos y los entretienen de tal forma que la primera vez que vinieron, hay que decir la verdad, fue por nosotros, pero ahora son ellos los que nos piden salir con ellos, hasta traen su cuaderno de campo, que dibujan con Enrique en el descanso de la comida. ¡Es que no paran!”.

16

El regreso nos encamina a revivir el pasado geológico de la región a través de aquellos oficios olvidados. Como colofón, en un teatrillo improvisado, con un decorado digno de los mejores escenógrafos impresionistas, nos sumergen en el mundo de leyendas de manos de romanos, Borbones, bandoleros, bellas doncellas e incluso… dragones.

“Una senda de la mano de Natursierra es toda una experiencia para todos los sentidos, si no te gusta algo, no te preocupes porque te cuentan de todo, plantas, animales, leyendas, historias… ¡es increible! Y sobre todo, Natursierra son ellos, esa pasión con la que te cuentan las cosas. Si tú no te emocionas, es que no llevas sangre en las venas”, nos cuenta Mari Carmen, una veterinaria de 42 años que se declara fan y que ha participado en casi todas sus sendas. Y no son pocas, los podéis acompañar en sus paseos por Cercedilla, El Escorial y El Pardo o bien en las que realizan por los parques de Madrid, como El Capricho o el Campo del Moro. Para los más peques realizan Naturminis, experiencias para familias con niños, en las que las sendas se complementan con talleres en los que hacen manualidades con objetos encontrados en el paseo, cuentacuentos o juegos cooperativos para que participen grandes y pequeños.

“Esta pareja de emprendedores y pioneros son la cara visible de un grupo humano de soñadores que diseñan sus rutas al ritmo de las estaciones y que nos están sorprendiendo constantemente con sus nuevos proyectos”, afirma Laura, otra de las cofundadoras. Entre sus propuestas más recientes: sendas para descubrir el cielo del verano, la berrea o el misterioso mundo de las setas. Su secreto: “Enseñar aquello que a nosotros nos hubiese encantado que nos contaran”. Natursierra nos acerca a la naturaleza con otros ojos, a través de la mirada de un naturalista que nos ayuda a comprender y diferenciar el paisaje que nos rodea. Distintas actividades para niños y mayores: rutas guiadas, talleres, monográficos, conferencias… para particulares o grupos. Se adaptan a tus conocimientos y buscan la forma de motivar y divertir al mismo tiempo. “Disfruta y aprende” es el lema que hace suyo Natursierra. Por todo ello, desde la Asociación Cultural Chozas de la Sierra nos ha encantado su proyecto y hemos querido compartirlo con nuestros lectores, socios y amigos, y esperamos que en un futuro podamos establecer colaboraciones las dos asociaciones, que compartimos tantos valores y principios. Os animamos a estar atentos a sus actividades en: http://natursierra.blogspot.com.es y también a poneros en contacto con Enrique en su correo: enriquegarcia.natursierra@gmail.com Natursierra


Medio ambiente

E

Breve introducción a la reforma del sector eléctrico

l pasado 19 de noviembre, la Comisión de Industria del Congreso dio su aprobación al Proyecto de Ley del sector eléctrico español, tras incluirse las enmiendas del PP, único en respaldar la normativa. Ahora falta la tramitación en el Senado, pero no se esperan grandes sorpresas.

En paralelo, la Comisión Europea (CE) ha hecho públicas sus Pautas para la intervención de los gobiernos en el sector eléctrico, acompañadas de una guía de buenas prácticas en torno a los sistemas de apoyo a las energías renovables en los diferentes países con el fin de alcanzar los objetivos energéticos de 2020 y de cara a la puesta en marcha del mercado eléctrico único europeo en 2014. La CE considera que los sistemas de apoyo más eficientes son aquellos que incentivan la participación de las energías renovables en el mercado eléctrico, por ejemplo mediante un sistema de primas, tal y como venía sucediendo en España hasta la actual reforma. En España, son muchas las asociaciones, entidades ciudadanas y expertos del sector de la energía que consideran que la reforma energética que está tramitando el Gobierno contraviene un gran número de recomendaciones de Bruselas, por lo que piden una revisión. La AEE (Asociación Empresarial Eólica) comparte plenamente con la Comisión Europea que el camino es ir eliminando progresivamente los incentivos a las renovables, a medida que los sectores avancen en reducción de costes y eficiencia. Pero añade que este objetivo debe ir ligado al de la eliminación progresiva de los apoyos a los combustibles fósiles y a una fiscalidad medioambiental más clara en la lucha contra el cambio climático. Asimismo, las asociaciones de renovables de ámbito estatal (An-

pier, APPA, Protermosolar y UNEF) han denunciado en los últimos meses la falta de diálogo y consenso del Gobierno en todo lo referente a la reforma eléctrica. Los ciudadanos pagamos más y más cada año en el recibo de la luz –nos llegan noticias de una subida en enero del 14 %– y si la citada reforma del sector parece querer acabar con 55.000 propietarios de energía solar, la propuesta de ley de autoconsumo quiere acabar con la posibilidad de que los consumidores puedan mermar aún más la demanda total. Así, diversas organizaciones que promueven un cambio de modelo energético y que se oponen a la reforma del sector eléctrico han lanzado la campaña "Desolbediencia" con la que pretenden que la ciudadanía se sume a la defensa de las energías renovables y la soberanía energética. A su juicio, la reforma perjudica al ciudadano al impedir que pueda ser más autosuficiente en la gestión de la energía que consume. Se están poniendo trabas al autoconsumo y subiendo los costes fijos de la factura eléctrica, lo que supone penalizar al pequeño consumidor incrementando el precio de la electricidad independientemente del consumo. Una de estas organizaciones es Amigos de la Tierra, que nos habla de “cultivar” nuestra propia energía. Os dejamos además un enlace donde se informa mensualmente sobre los tipos de tecnología que se han utilizado para generar la electricidad consumida. Al mismo tiempo, se facilita un resumen de las emisiones de CO2, de gases contaminantes y residuos radiactivos generados para producir esa misma electricidad. Marian Lorenzo

http://www.wwf.es/que_hacemos/cambio_climatico/nuestras_soluciones/energias_renovables/observatorio_de_la_electricidad/

U

Cultiva tu propia energía

Alternativas renovables para la independencia energética na de las llaves para ganar la batalla de las emisiones de gases causantes del cambio climático es la transformación de nuestro modelo energético actual. Precisamente, la incapacidad de España para ceñirse a su compromiso internacional viene dada, en gran parte, por el tipo de modelo que nuestros distintos gobiernos se han esforzado en

perpetuar, es decir, un sistema ineficiente (grandes pérdidas energéticas), con una alta dependencia a los combustibles fósiles de fuera (finitos y sujetos a intereses geo-

políticos de gran magnitud), y controlado por unas pocas manos (principalmente las empresas que conforman la patronal Unesa).

17


Amigos de la Tierra, por lo tanto, aboga por este cambio de modelo, y por la paulatina descarbonización de nuestras sociedades mediante la promoción de buenas prácticas, la educación ambiental y la incidencia política. Apoyamos, por un lado, el ahorro y la eficiencia energética como aspecto clave en la transformación de nuestro sistema energético, y por el otro, la promoción de las energías renovables en manos de la personas. Solo hay que mirar a Dinamarca o Alemania para saber de qué hablamos.

Otro modelo posible de sistema eléctrico: el modelo distribuido

En esas líneas ofrecemos experiencias, que ya son reales y en funcionamiento, para que te decidas a cultivar tu propia energía, no solo ahorrarás mucho dinero y serás más consciente de tus necesidades energéticas, sino que además le estarás haciendo un gran favor a nuestro planeta y a las próximas generaciones.

La electricidad se utiliza en el punto demandado más cercano a la central de generación. Eso quiere decir que si generas electricidad en el tejado de casa, vas a ser tú quien físicamente hagas uso de ella si la necesitas, y si se genera en la central de ciclo combinado de tu pueblo, allí es donde se utilizará de forma preferente.

Pérdidas, el mayor problema del modelo centralizado

Tipos de instalaciones renovables de autoconsumo o uso directo

No hay duda de que, aunque complejo, el sistema centralizado funciona y consigue que, siempre que queramos, podamos encender la luz, tostar el pan o secarnos el pelo. Pero la electricidad generada de forma centralizada en grandes cantidades y transportada cientos de kilómetros hasta los puntos de consumo presenta un gran problema: las pérdidas. Ante eso podemos optar por un modelo distribuido, formado por múltiples centrales de electricidad de menor tamaño cercanas a los puntos donde se demanda la energía, y así reducir pérdidas.

Instalaciones aisladas

Las energías renovables se pueden generar en el mismo sitio de su consumo o al menos mucho más cerca de donde se necesitan, por tanto sus pérdidas en el transporte son siempre menores. Las pérdidas en la producción y transporte de energía con combustibles fósiles en las grandes centrales son de más del 65 %, mientras que esas pérdidas en las renovables de proximidad apenas pasan del 40 %. Además de la casi nula emisión de carbono.

18

El modelo distribuido estaría formado por múltiples centrales de electricidad de menor tamaño cercanas a los puntos donde se demanda la energía, para así reducir las pérdidas. De esta forma, cualquier tecnología de generación a pequeña escala que genere electricidad en puntos próximos a la demanda y que se conecte directamente al consumidor o a la red de distribución se considera generación distribuida.

Son aquellas que se realizan sin conexión a la red eléctrica, por lo que la única electricidad que puede utilizarse es la que se produce. Suelen ser instalaciones más caras puesto que se necesitan baterías para asegurarnos de que se cubre la demanda de electricidad en todo momento. Instalaciones de autoconsumo sin verter a la red El autoconsumo o uso directo es la capacidad que tenemos los ciudadanos de generar la electricidad que demandamos para cubrir nuestras necesidades. En este momento el consumidor pasa a ser prosumidor ya que produce lo que consume. ¡Es como tener una huerta de electricidad! ¿Qué puedo hacer yo si no puedo tener una instalación en mi casa? No siempre se reúnen las condiciones para poder hacer una instalación de generación

eléctrica con energías renovables, pero eso no impide participar y promover el cambio de modelo energético. Cada vez más, nuevas iniciativas reúnen a grupos de personas para participar en instalaciones colectivas de energías renovables. Aquí te proponemos dos ¿Te unes?

Amigos de la Tierra lleva años trabajando en campañas de apoyo a las renovables como solución para frenar el cambio climático y conseguir un sistema energético descentralizado en manos de la gente, y no de las grandes empresas. Por este motivo ha decidido pasar a la acción promoviendo una huerta solar al alcance de toda la ciudadanía junto a Ecooo y la desobediencia solar. ¿En qué consiste la desobediencia solar? En promover desde la acción un cambio en el modelo energético a través de una participación en una instalación solar fotovoltaica sobre tejado. Así te conviertes no solo en corresponsable, coprotagonista y copropietario en el ámbito de la energía, sino que además ayudas a frenar el cambio climático y a reducir tu huella ambiental. ¿Cómo puedo participar? 1. Ecooo es una empresa sin ánimo de lucro que gestiona esta y otras 65 instalaciones similares. Puedes hacerte copropietario de la Huerta solar Amigos de la Tierra a través del blog: http://huertasolaramigosdelatierra.wordpress.com 2. Accede al apartado “Hazte desobediente”. 3. Una vez ahí, pincha en el enlace “Hazte desobediente solar con Amigos de la Tierra”. 4. Descarga el contrato. 5. Cumpliméntalo y envíaselo a Ecooo, junto al justificante de la transferencia. 6. ¡Felicidades! ¡Ya eres copropietario de la Huerta solar!


7. Si quieres, también puedes grabar un vídeo contando por qué desobedeces. Envíanos el link y viralízalo entre los tuyos para contagiarlos. En breve daremos diversas charlas informativas por los pueblos de la sierra. Pero también se puede obtener más información en: www.tierra.org www.sosclima.org/amigos-de-la-tierra-presenta-cultiva-tu-propia-energia

Amigos de la Tierra

Grupo de consumo Chozas

E

Productos ecológicos a domicilio s de suponer que no es necesario explicar a qué nos referimos cuando hablamos de productos ecológicos. Vamos a suponer que es cierta la máxima que dice: “somos lo que comemos”. Desde el punto de vista químico resulta obvio que nuestras células se alimentan de los nutrientes que ingerimos. Solo con esa apreciación sería suficiente para preferir una alimentación a base de productos limpios de herbicidas, pesticidas, fertilizantes químicos, hormonas o manipulaciones genéticas. Los nutricionistas dicen que alimentan lo mismo los unos que los otros, los que han sido cultivados en huertos de agricultura ecológica y los que provienen de la agricultura extensiva. ¡Hombre! Solo faltaría que además de usar todo tipo de artimañas para conseguir un producto más rollizo y vistoso se olvidaran de lo importante: alimentar. En la Asociación Cultural Chozas de la Sierra hemos puesto en marcha un grupo de consumo de productos ecológicos para los

socios que deseen sumarse a esta iniciativa. Ya sabemos que son productos más caros, pero al ser un grupo numeroso conseguimos que no sean desorbitadamente más caros y además se trata de productos de cercanía. ¿Alguna vez os habéis fijado de dónde vienen los productos que consumimos? A veces lo que pagamos por ellos es en su mayor parte el coste del transporte. ¿Qué le queda al agricultor? Los productos de cercanía y de temporada contribuyen al desarrollo local y además nos traen a Soto los pedidos cada jueves. Podéis echar un vistazo a todos los productos que podéis pedir en la página web de Ecojarama: www.ecojarama.es. Los que estéis interesados en formar parte de este selecto grupo no tenéis mas que mandar un correo a manuel@munecosanimados.es indicando vuestro deseo de adheriros al grupo.

¡Bienvenidos! Manuel Román

19


L

El arte de escribir

Lenguaje y escritura

os antropólogos modernos no terminan de ponerse de acuerdo en si el hombre desciende del mono o si se constituyó desde el principio como una especie distinta. Los científicos hablan de un mayor desarrollo del cerebro pero, ¿en qué sentido tuvo lugar esta evolución? ¿Adquirió un mayor grado de consciencia porque su cerebro era mayor? O, por el contrario, ¿su cerebro se fue desarrollando porque estaba adquiriendo un mayor grado de consciencia? Puede haber respuestas distintas. Cada uno expondrá sus propias razones. Pero lo que no se puede negar es que el hombre, como todo lo que existe en el universo, está sujeto a las leyes de la evolución y del cambio. Desde la aparición de los primeros homínidos hasta la época actual, se ha producido un enorme desarrollo y refinamiento en sus facultades mentales e intelectuales.

El primer hito que debieron superar los humanos para convertirse en una especie privilegiada fue el comunicarse entre ellos por un medio de mayor alcance que los simples gruñidos y gritos. Aunque poco se sabe acerca de la evolución del lenguaje, es fácil imaginar que fue a partir de su aparición y con su sucesivo enriquecimiento como la especie humana comenzó a merecer el calificativo de homo sapiens. Los orígenes Con el enriquecimiento del lenguaje surgió la posibilidad de un intercambio de experiencias cada vez más complejo. Suponemos que en los primeros momentos no iría más allá de la posibilidad de acceder a los conocimientos de los otros miembros del clan que eran básicos para la supervivencia. Con el tiempo, fue aumentando su campo de acción y se avanzó un paso de gigante el día en que el ser humano fue capaz de transmitir a sus congéneres no hechos concretos, sino ideas. En cualquier caso, lo que es verdaderamente incuestionable es que la

20

palabra ha sido la piedra angular de nuestra civilización. La escritura surgiría más tarde como una necesidad de comunicar o dejar constancia de hechos que debían ser conocidos por personas lejanas en el espacio o en el tiempo. El intercambio de bienes, que fue origen del comercio, exigía que se detallaran los pesos y las cantidades de los productos ofrecidos. En sus inicios, los humanos se limitaron a representar imágenes conocidas y, aunque es difícil asegurarlo, las figuras encontradas en cuevas como Altamira o Lescaux podían corresponder a alguna forma primitiva de escritura. Sin embargo, los lingüistas aseguran que la escritura surgió, en diversos países y bajo distintas formas, aproximadamente unos tres mil años antes de nuestra era. Por un lado, los sumerios utilizaron una escritura ideográfica grabada en tablillas a la que se ha llamado cuneiforme. En la misma época, otro pueblo, el egipcio, comenzó igualmente a poner sus ideas por escrito. La escritura jeroglífica, que tan difícil fue de desentrañar por las generaciones posteriores, no era el único tipo de escritura utilizado por esta desconcertante civilización que alcanzó cimas tan altas en los albores de la historia conocida de la humanidad. Usaban igualmente otro tipo de escritura que recibió el nombre de “hierática” al ser de carácter hermético y estar al alcance casi exclusivamente de la casta sacerdotal. Tripitaka se llamó la escritura utilizada por otra de las culturas importantes de la antigüedad, la que se desarrollaría en el valle del Indo.

No cabe la menor duda de que todas estas formas primitivas de escritura, no por ser remotas dejaron de ser complejas y respondieron perfectamente a las necesidades de los pueblos que las utilizaron no solo con fines prácticos sino como expresión de su historia, de su religión, de un pensamiento ya altamente desarrollado. Las artes griegas La tendencia actual es considerar a Grecia la cuna de nuestra cultura occidental y a menudo se tiende a olvidar que el alto grado de civilización que lograron no surgió de la nada. La madre de Grecia fue Egipto. Tebas, Menfis, Heliópolis y, más tarde, Alejandría serían escuelas de los principales filósofos griegos. Pero fue precisamente en Grecia, muchos años más tarde, cuando la palabra y la escritura se convertirían en un elemento insustituible para el florecimiento de las ciudades, en un arte. Aunque en su época ya se habían desarrollado importantes núcleos de población que no habrían podido tener lugar sin su vincu-


lación con la palabra, sería Aristóteles quien le daría realce agrupándola en dos grandes niveles: la poética y la retórica. Poética, palabra que se deriva de poiéo (ποιέω), significa “crear”, “generar”, “dar vida”. El vocablo es acertado en cuanto a que toda obra “poética” es siempre gestada por el autor quien, con más o menos esfuerzo, hace salir al exterior, al alcance de todos, lo que primero fue engendrado en su mente y floreció en su corazón. Conviene recordar que en la época de Aristóteles la mayoría de los tratados, independientemente de su índole, se escribían en verso. Por eso la poética es algo más que poesía e incluye tanto la tragedia como la comedia o la epopeya histórica. La retórica, asociada a la gramática, era el arte de convencer o manipular. Quien conoce los resortes de la palabra, quien sabe cómo y cuándo debe ser empleada y hacia quién y en qué momento debe dirigirla, tiene en sus manos un poder que puede permitirle conquistar el mundo. La retórica es el control del lenguaje, el arte de la comunicación. El filósofo considera que, para adquirir ese control, es necesario poseer un conjunto de conocimientos tan sistemáticos como el lenguaje mismo, de manera que las palabras se conviertan en transmisoras de la filosofía y de la verdad. Por retórica se entendía tanto la palabra hablada como el lenguaje no verbal. Los gestos para atraer la atención tienen tanta importancia como el mensaje mismo. En el arte de la comunicación es

tan importante dominar los silencios como la propia palabra.

La escritura como arte

en el que tanto se escribe, donde la cantidad es bastante superior a la calidad, esta pregunta continúa en vigor. En la época de la superinformación que nos ha tocado vivir, ese derroche de medios está consiguiendo casi el efecto contrario. La saturación está llevando a la desinformación. Es cierto que esto no ocurre con carácter general y que, al estar cada vez la cultura al alcance de más personas, surgen continuamente nuevos talentos. Pero también es cierto que son muchos los autores que se agarran a temas manidos y que no hacen ningún esfuerzo por ser originales. Estamos hartos de presenciar cómo, cuando surge un tema que se vende bien, se copian unos a otros con el único fin de crear superventas que llenen el mercado y sus bolsillos. Pero eso no es el arte de escribir.

Sería algunos siglos más tarde cuando Horacio, en su obsesión por la inmortalidad, comenzó a definir las condiciones que debía reunir una obra escrita que, en su conjunto, siempre debía buscar la armonía y el equilibrio entre todas sus partes.

“De un asunto ya trillado por otros puede apropiarse un nuevo autor, si en tratarle en un círculo menguado, franco a todos, no se fija, es traductor material de ese mismo original cuyos conceptos prolija” (de la Epístola a los Pisones).

En su Ars Poetica, también conocida como Epístola a los Pisones, carta a dos jóvenes que quieren ser escritores, Horacio habla del autor, de la obra y del público al que va dirigida. Sus palabras tuvieron una fuerte influencia en todos los escritores hasta el siglo xIx. Se podría asegurar igualmente que no han perdido actualidad.

Por último, convendría recordar que la técnica es algo que puede aprenderse con mayor o menor esfuerzo. El talento es algo innato. El vendedor de libros se hace. El escritor nace.

En la Grecia antigua adquiere igualmente una gran importancia el teatro. La representación teatral era la manera ideal de hacer llegar la palabra al pueblo llano. Mediante el espectáculo, que continuará formando parte del legado cultural de la humanidad durante siglos y constituyendo su patrimonio, se intenta que el espectador conozca su historia, se procura inculcar en él los sentimientos de nobleza, de virtud y de gloria. Con el teatro se busca enseñar, entretener, educar, pero también hacer que el espectador llegue a una catarsis que le sirva de purificación, de limpieza interior.

¿Quién es escritor?, ¿quién posee talento o quién conoce la técnica? En este siglo xxI

La necesidad de escribir Podríamos decir que escribir ahora es muy fácil. Casi todo el mundo puede hacerlo. Sin embargo, escribir bien, dominar la palabra,

21


hacerla atractiva, utilizarla para comunicar, para educar deleitando a los lectores al mismo tiempo que se dota de belleza, de armonía, de ritmo, sigue siendo patrimonio de muy pocos. En el texto citado, Horacio se preguntaba qué es lo importante en una obra, ¿lo que se dice o cómo se dice?, ¿el contenido o la forma?

leído algún libro o una simple frase que ha influido profundamente en nuestra vida. Esta influencia rara vez se detecta de forma directa, pero alcanza la consciencia del receptor y, si este es sensible, puede mediar en su pensamiento. Por eso, si decidimos escribir para que otro lo lea, conviene siempre ser cautos.

Todo lo anteriormente expuesto no significa que nadie pueda atreverse a escribir si no está seguro de componer una obra maestra. A veces es una necesidad del espíritu. Un deseo de transmitir a otros nuestras vivencias y experiencias que pueden servir de ayuda a quienes recorren nuestro mismo sendero. También puede obedecer a una exigencia para con nosotros mismos, pues la palabra escrita sirve para iluminar nuestro propio pensamiento.

Cuando se escribe por un impulso interior sin intentar entrar por ello en el mundo literario, lo importante es no hacerlo con la mente, sino con el corazón. Nuestras palabras deben ser para otros como pequeños regalos. Como ofrendas de la tierra que regala generosamente sus frutos. El secreto está en la sencillez, en la claridad y en el deseo de comunicar. Las ideas sencillas son las que mejor llegan a los demás. Los textos excesivamente elaborados pueden resultar rebuscados e incomprensibles.

¿Puede hacer lo que escribimos que algo cambie? Aunque no siempre es el caso, indudablemente puede ocurrir. Todos hemos

Horacio decía: “Las palabras son como monedas que se van entregando”. Todo lo que

guardamos para nosotros mismos termina perdiéndose. Cuando lo comunicamos, cuando hacemos partícipes a los demás de nuestros conocimientos, de nuestras ideas, de nuestra riqueza interior, permitimos que fluya un caudal cuyo poder estamos lejos de imaginar. Finalmente, ¿por qué no recurrir de nuevo a Horacio? En la ya citada Epístola a los Pisones podemos leer: Materia los que escribís proporcionada tomad a vuestra fuerza y pesad la carga que recibís. Al que a su capacidad se limite y a su ciencia no le faltará elocuencia ni en el orden claridad. Irene Regidor

Desde la Asociación Cultural Chozas de la Sierra queremos invitarte a participar en nuestras próximas actividades: Senderismo y rutas de montaña: cada primer domingo de mes. Certamen de poesía para adultos, próxima convocatoria. Certamen de cuento infantil, para los niños de los colegios de la zona. Certamen de fotografía, tras el éxito de la iniciativa ya estamos preparando la segunda edición. Teatro: un pequeño grupo de “gentes de mal vivir” están preparando unas obritas cómicas para deleitarnos a todos la próxima primavera. Y nuestras tradicionales pero siempre innovadoras tertulias, en el salón de actos del IES Sierra de Guadarrama. Para estar al tanto de fechas y condiciones, solo tienes que seguirnos en nuestra página web: www.chozasdelasierra.org Además, estaremos encantados de recibir nuevas propuestas: entra en nuestra web y rellena el formulario de contacto contándonos qué te apetece que hagamos y cuándo lo ponemos en marcha ¡Te esperamos!

22


¿Q

Entre pucheros

ué os parecería cenar en Nochebuena un gazpachuelo malagueño como primer plato, un pollo en pepitoria de segundo y una riquísima bavarois de piña como postre? Es una idea que os sugerimos porque es fácil de cocinar y muy rica para festejar la reunión con la familia

Gazpachuelo malagueño Ingredientes para cuatro personas: Medio kilo de merluza; 200 gramos de gambas; cuatro huevos; un vaso de aceite, sal; cuatro dientes de ajo; media cebolla mediana; y el zumo de un buen limón; cuatro rebanadas de pan.

© J. Román Saralegui

Propuesta para una cena navideña

despacio, para que no se corte la mayonesa. Un buen chorro de limón y a servir con los trocitos de pan frito.

Pollo en pepitoria Ingredientes para ocho personas:

Se pican las yemas, la mitad se añaden al guiso cuando el pollo está a media cocción (es para que la salsa engorde un poco, importante encanto de este plato) y la otra mitad, ya con el pollo en la fuente de servir, la usamos para adornar. Y si lo presentamos con unas patatitas “paja”, ¡éxito seguro!

Bavarois de piña

Un buen pollo de corral de 3-4 kg aprox., cortado en trozos grandes; dos tazas de aceite virgen extra; un litro de caldo ligero natural de carne o ave; dos copitas de oloroso de Jerez; cuatro yemas de huevos cocidos; 30 almendras sin tostar ni salar (sin piel); dos cebollas medianas; tres dientes de ajo; azafrán; harina; perejil; sal y pimienta.

1 lata de piña natural; 1 bote de leche condensada; 1 limón; 6 láminas de gelatina incolora; 300 g de nata montada; 4 cucharadas soperas de azúcar; 6 fresones o frutos rojos y hojas de menta para decorar.

Elaboración:

Elaboración:

Sazonar los trozos de pollo con sal y pimienta y pasarlos por harina; se doran bien en el aceite no muy fuerte. Ya dorados, se escurren y se colocan en una cazuela amplia.

Se ponen las láminas en medio vaso de agua caliente para que se derritan. En el vaso de la batidora, se pone la piña cortada en trocitos , el zumo del limón y la leche condensada. Se bate muy bien.

Colamos la sopa en otra olla, reservando una parte en un bol y ponemos el resto a fuego lento. Desmenuzamos el pescado y lo echamos en ella, cortamos en trocitos los huevos escalfados y también los añadimos a la olla.

Se escurre parte del aceite de la sartén y en ese mismo aceite se pocha la cebolla picada; cuando está, se vuelca la sartén en la cazuela sobre los trozos de pollo, se rehoga un poco, se añaden las copitas de oloroso y después el caldo hasta cubrir el pollo, que hierva muy suavemente durante 45 o 50 minutos.

Sobre la crema obtenida, se vierte la gelatina en la batidora, pasándola por un colador para evitar grumos. Se vuelve a batir.

Y ahora viene el truco del gazpachuelo. Rebajamos la mayonesa con ese caldo que tenemos reservado y que ya no está muy caliente y lentamente, sin dejar de remover, la vamos añadiendo a la olla. Muy

En un mortero se majan los ajos, que se han asado sobre una sartén sin aceite, el perejil, las almendras y el azafrán (previamente tostado) y se incorpora cuando el pollo ha dado el primer hervor.

Elaboración: En una olla se ponen a hervir el pescado, la cebolla y los ajos, durante 20 minutos. Mientras, en una sartén ponemos un dedo de agua con un chorro de vinagre y sal y cuando rompa a hervir escalfamos dos de los huevos. Se sacan y reservan. Con los otros dos huevos, el resto del aceite, la sal y la mitad del zumo de limón, hacemos una mayonesa. Se reserva. Freímos las rebanadas y las ponemos en papel de cocina para que suelten el aceite. Cortamos en trocitos y reservamos.

Ingredientes:

Se añaden 300 g de nata montada y se mezcla bien con una cuchara. Se guarda en la nevera, mejor de un día para otro. Para desmoldarlo, se introduce en el fregadero con agua caliente y se decora con fresas o frutos rojos y hojas de menta. Ana Aranda, José Neila, María José Aguirre de Cárcer

23


X Certamen de Narrativa

E

Alta participación y un jovencísimo primer premio

l último sábado de noviembre, como viene siendo habitual, tuvo lugar la entrega de los premios del certamen de narrativa que organiza la Asociación Cultural Chozas de la Sierra. Este ha sido el x Certamen, lo que ya es una veteranía. Fue en el Hotel Prado Real y allí se dieron cita un montón de amigos, escritores y, por supuesto, los autores de los distintos pueblos de la zona que presentaron sus trabajos a esta décima edición.

Antes de la entrega, fieles a la tradición, hubo un coloquio que esta vez giró en torno a “qué se siente al escribir un relato”: miedo a la página en blanco, frustración porque tu “musa” está vagando por el espacio infinito, risa por la tontería que se te acaba de ocurrir y que no tiene ni pies ni cabeza… esas cosas que les ocurren a los escritores, ya sean noveles o consagrados, y que no siempre se cuentan. Nos divirtió ese contraste de pareceres. Pero lo más importante fue que junto a escritores y aficionados, el público asistente generó un coloquio con reflexiones interesantes y no pocas notas de humor sobre el oficio de escribir. A esta edición se han presentado 20 relatos, desde distintas localidades de la zona norte de Madrid. Para la Asociación es un revulsivo saber que uno de sus eventos más importantes en el año sigue teniendo una alta participación y gran asistencia de público. El primer premio (dotado con 300 euros) recayó en Miguel Hernández

© Leticia Timón

De izquierda a derecha: Juan Sobrino y Ana Aranda (miembros del jurado), Miguel Hernández del Valle, ganador del primer premio; Marian Lorenzo, presidenta de Chozas, y Napoleón Pérez Farinós, finalista del certamen.

del Valle (de Soto del Real) por su relato Succesio. Y como finalista, Napoleón Pérez Farinós, de Bustarviejo, por su relato Arenas movedizas, que obtuvo un pack de autopublicación Tagus ofrecido por La Casa del Libro. Desde aquí, nuestra enhorabuena a los autores, les agradecemos su participación y los animamos a presentarse a la xI edición del certamen, que será el año próximo.

Gaceta 27 (diciembre 2013)  
Advertisement