Issuu on Google+

REFLEXIONES Nunca hasta ahora la oficina que ocupo para las labores hogareñas había resultado tan interesante para mí, como en este momento en que la he usado como modelo para hacer la labor 6 del diplomado “Herramientas tecnologías para la docencia usando Cloud Computing (web)”. El elemento central de este sitio es mi computadora, aunque ahora desarrollo mis actividades en una Lap

top, originalmente todo el trabajo creativo salía de mi adorada PC.


Caigo en la cuenta de que lleva conmigo algo así como dieciocho años, ha sido mi fiel compañera y me ayudó a superar retos que

marcaron

trascendentalmente

mi

vida

profesional y personal.

Uno de los grandes momentos fue cuando en agosto del 96 el “error de diciembre” hizo que toda la familia nos trasladáramos a San

Juan del Río y en busca de un lugar donde una mujer ya no muy joven pudiera seguir


desarrollándose

profesionalmente,

mi

“asistente estrella” me ayudó a plasmar en papel mi hoja de vida, gracias a lo cual en menos de dos meses ya era yo la Contadora General de una empresa industrial del sector primario.

Mi estancia en esta empresa fue por demás agradable y provechosa, se trataba de una compañía

mediana,

de

administración

familiar, que empezaba a tener un rápido crecimiento y una gran necesidad de institucionalizarse, así que tuve la suerte de ser la encargada de aplicar toda una reingeniería convertirla en

administrativa

para

lograr

una entidad con presencia

nacional e internacional.


El primer reto fue crear el departamento de contabilidad, a esto siguió el gran cuidado que el aspecto fiscal exigía, una vez superadas estas metas, procedí a darle forma a los departamentos de compras, recursos humanos, el administrativo de ventas, pues el operativo de ventas si existía y funcionaba perfectamente y por último la implantación de un sistema de costos adecuado a las necesidades de esta organización.

Mis ansias de dar cada día más como profesional de la contabilidad y la confianza y apoyo de mi jefe, me orillaron a iniciar otra etapa, llevar a cabo estudios de posgrado,

especializándome en el área de finanzas, y


fue ahí donde mi “eterna compañera”, nuevamente entró al quite, nos embarcamos en una nueva aventura: cursar la Maestría en Administración en la UAQ que culminó con

el arduo trabajo de elaborar mi tesis de maestría

y

la

correspondiente.

obtención

del

grado


Reflexiones