Page 1

1/6/2013

EQUIPO NO. 3

¡Ya valieron los valores!

Revista de divulgación de Valores. |

1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8.

Abundes Cervantes Rebeca. Cárdenas Preciado Hillary Jocelyn. Guerrero Barreto Aleyra. Moreno Barbosa Salvador. Ramírez Arreola Cesar Alejandro. Salazar Ávila Jorge Esteban. Santos Justo Lidia Elizabeth. Vega Avalos Andrea Yazmin.


¿Valores sociales?

Vamos a refrescar la memoria y recontemos estos preceptos morales: honestidad, solidaridad, generosidad, tolerancia, respeto, responsabilidad y perseverancia.

Llama la atención que la sociedad zuliana ha desdeñado ciertas palabras que conforman un ideario, forjado al calor de la convivencia cotidiana. Vamos a refrescar la memoria y recontemos estos preceptos morales: honestidad, solidaridad, generosidad, tolerancia, respeto, responsabilidad y perseverancia. Sin ánimo de definir cada término es palpable que los ciudadanos de esta zona bañada por los rayos del Astro Rey, le han adjudicado a este, el mal humor y la escaza urbanidad de los marabinos, dando como resultado una explicación simplista para evitar el cumplimiento de los deberes.

De la reflexión nace el siguiente ejemplo: en alguna ocasión te ha pasado que vas a cruzar una calle y tú como peatón debes conocer las normas de tránsito. Acto seguido un conductor casi te despoja de tu vida y ropajes porque pasó rozando tu humanidad con su automóvil. Amigo a usted se le están olvidando dos reglas que son el respeto y la generosidad hacia el transeúnte. Detenga su vehículo, ceda el paso, si es posible estaciónese detrás de las franjas del paso peatonal para que los ciudadanos de a pie pasen sin temor a ser arrollados. Esta es una clara muestra de la agitada vida citadina que exhibe lo atribulado que se vive y olvida ser cortés.


Se honesto nada te cuesta. Sobre los temas de la honestidad, solidaridad y el respeto debo mencionar que estos principios son contrarrestados por la implantación de la corrupción en los predios gubernamentales como primer nivel de la organización social, luego se les unen los escaños escolares, universitarios, policiales, militares hasta llegar a los civiles comunes. El caso de la joven dama que describí al comienzo del escrito calza perfectamente con la práctica de los antivalores. Esa situación particular no me causó asombró porque en cualquier lugar, hora o circunstancia estás expuesto a toparte con alguien que quiera abusar de tú buena fe.

Los temas de la honestidad, solidaridad y el respeto debo mencionar que estos principios son contrarrestados por la implantación de la corrupción en los predios gubernamentales

El rol de los padres

No podemos dejar de mencionar a la responsabilidad, el respeto y la perseverancia. El conjunto de vocablos hacen referencia a los cánones que deben prevalecer en el hogar. Los padres tienen el compromiso de formar niños responsables consigo mismo y con el prójimo. Los progenitores deben modelar con el ejemplo estas conductas y así lograr el objetivo de dar al mundo hombres que se identifiquen con cualquier conciudadano que habite el mismo territorio. Hay que evitar que la prole practique como doctrinas el racismo, la violencia, el odio y la intolerancia.


A continuación una entrevista con el tema de los valores: ¿Crees que los padres influyen en los valores de sus hijos? Si porque los padres son la base de cada uno de nosotros y son los primeros que nos inculcan los valores. ¿Crees que la enseñanza de los valores solo se basa en los padres?

¿Qué valores crees que se han perdido? Los principales el respeto y la honestidad. ¿Qué valores crees que se aplican en la escuela? Los valores que se aplican son el compañerismo, la solidaridad, el respeto a nuestros semejantes, la tolerancia y la puntualidad. Estos son inculcados pero de la práctica depende de nosotros. ¿Qué valores aplicas en tu vida diaria?

¿Qué valores destacan en tu vida?

La solidaridad, el respeto, la tolerancia hacia los q me rodean, la honestidad, la puntualidad, justicia son valores q deben primar en mi para ser un ser humano justo y de calidad.

Perseverancia, amor, responsabilidad, respeto por los demás y por mí mismo.

¿Crees que los jóvenes actualmente aplican los valores?

¿Practicas los valores? ¿Por qué?

Actualmente los valores en los jóvenes han desaparecido notablemente y son muy pocos los que practican los valores correctamente.

No, yo creo que depende de todos, padres, maestros y también uno mismo poner de nuestra parte.

Si porque creo que es lo principal para ser una buena sociedad y estar todos en paz. ¿Qué valores importantes no se practican? Los valores en la actualidad son muy pocos los que se ponen en práctica pero los que más se han perdido son el respeto, la humildad, la solidaridad y la responsabilidad porque todos los evadimos por simple egoísmo propio. ¿Qué valores crees que son importantes en la familia? Todos los valores sin excepción pero los que más deben resaltar son la honestidad, la confianza, el respeto, el amor propio y en conjunto, la generosidad, la comprensión y la tolerancia ya que son los pilares para una buena armonía familiar.


Pedrito, el caracol y la babosa. El valor de compartir - No te asustes, sólo soy un caracol. - Pero, pero eres muy extraño, ¡llevas una piedra encima de tu cuerpo! –dijo temblando la babosa. - No, no es una piedra, se llama caparazón, es mi casa. Cuando tengo frío o llueve mucho me escondo dentro y me siento mejor. - Pues me gustaría tener un caparazón como tú. ¿Cuándo me crecerá? - Tú eres una babosa y tu no tendrás caparazón, pero si quieres podemos intentar encontrar uno vacío. - Me gustaría mucho, dijo la babosa pequeña dando saltos de alegría. Los dos amigos se pusieron a buscar por todo el bosque y finalmente debajo de la hojarasca encontraron un caparazón precioso, con una espiral dibujada, pero le iba tan grande, que decidieron buscar otra. Al cabo de un buen rato encontraron un pequeño caparazón, pero era tan menudo que la babosa no cabía de ninguna de las maneras. Se puso tristísima y el pobre Pedrito no sabía qué hacer para que parase de llorar. Finalmente se le ocurrió una brillante idea: - Podríamos compartir mi caparazón, dijo Pedrito para consolar la babosa. - ¿De verdad harías esto por mí? - Pues claro que sí. Eres mi amiga. Se hizo de noche y los dos compañeros se pusieron a dormir, el caracol se acurrucó al fondo del caparazón y la babosa cupo perfectamente. - ¡Buenas noches! dijeron los dos a la vez. FIN

Pedrito era un pequeño caracol de bosque que deseaba encontrar a un amigo o amiga. Caminó y caminó hasta llegar a un huerto. Allí había unas babosas que se rieron de su caparazón. Pedrito, triste, se ocultó en su caparazón. Tras unos cuantos días descansando, llovió, y Pedrito salió dispuesto a irse a vivir a otro lugar, pero al sacar la cabeza vio a una pequeña babosa que se había asustado al verlo.


 Zumba que te zumbarás, van y vienen sin descanso, de flor en flor trajinando y nuestra vida endulzando.

(Las abejas)

 Vive en el desierto, mata a las personas, debajo de las piedras, muy bien se acomoda.

(El alacrán)

 En rincones y entre ramas mis redes voy construyendo, para que moscas incautas, en ellas vayan cayendo.

 Tengo un sonido tan suave, que ángeles tocan en mí; mis cuerdas acompañaron los salmos del rey David (El arpa)  Dama con pendiente que toca deprisa para que la gente no pierda la misa. (La campana)

 Me rascan continuamente de forma muy placentera, mi voz es muy bien timbrada y mi cuerpo de madera.

(La guitarra)

(La araña)


MARIO BALOTELLI

A pesar de su carácter, en ocasiones caprichoso y desfachatado, Balotelli tiene muy presente sus orígenes africanos y muestra siempre que puede su agradecimiento a la familia Balotelli, que lo acogió en su seno y le permitió alcanzar la élite mundial del fútbol. Balotelli entregó en una ocasión 1.000 libras a un mendigo, así como ha donado grandes cantidades de dinero a diversos aspectos de la beneficencia e incluso se llegó a rumorear en Inglaterra que en Navidad se viste de Santa Claus para repartir dinero y regalos a quienes más lo necesitan, rumor que no fue desmentido por Mancini ante la prensa.

EL VALOR DEL FUTBOL El fútbol como deporte requiere un trabajo en equipo, promoviendo el desarrollo de diversas habilidades y destrezas personales, estimulando el compañerismo, la responsabilidad y el mutuo respeto a los fines de lograr eficientes resultados. Mediante un adecuado uso del tiempo libre, los valores inculcados desde la niñez mediante las prácticas de fútbol inciden en la formación personal desde el momento en que es imprescindible admitir los límites entre los sueños y las posibilidades, entre el deseo y las potencialidades.


TIPS DE CÓMO INCULCARLE VALORES A LOS HIJOS Es cierto que cada sociedad se rige por un orden en los valores, sin embargo, existe una escala básica de orden en las relaciones humanas y en las bases de la convivencia. Si buscamos algo es el positivismo, la capacidad de lograr la paz y a través de ella ir construyendo día a día nuestro camino. Psicólogos y formadores coinciden en una serie recomendaciones que ayudan a fijar unas pautas para inculcar estos valores a nuestros hijos: 1. No utilices los golpes ni los gritos como base del modelo educativo de tu hijo. A veces, sólo escuchamos pensamientos negativos agolpándose en nuestro cerebro y no somos conscientes de la violencia que transmiten nuestras palabras y lo poco consistente del aprendizaje que comportan. 2. Predica con el ejemplo, sin imponerte. Cualquier situación impuesta sin reflejo en la cotidianidad, perderá su valor. 3. No seas siempre complaciente. Piensa qué necesita tu hijo para desenvolverse en la vida y sé consciente de que por él mismo no lo adquirirá. Los niños necesitan formación y límites para convertirse en seres sociales. 4. Deja que tus hijos conozcan sus propias limitaciones. Deben ser capaces de superarse y lograr triunfos individuales; es la clave del control de la frustración y, por lo tanto, la base de la racionalidad. 5. Enseña a decir la verdad. Aunque a veces pueda resultar complejo, siempre es un ejemplo mejor que la evasión. Nunca mientas, enseña a tus hijos a ser honestos con ellos mismos y con los que le rodean. 6. No encasilles, no discrimines, no te apoderes de clichés. Frases como “los niños no lloran” o “esto es para niñas” o “tu hermano sí que es bueno en esto y no como tú” provocan una ruptura de la autoestima y dañan seriamente su confianza, mermando por lo tanto, la capacidad de superación. 7. No los chantajees. Por un lado, porque les transmitimos que todo se compra, todo se paga, todo debe reportar un beneficio propio y, por el otro, porque no se fomenta el desarrollo pleno de las emociones y el establecimiento de vínculos comprometidos. 8. Evita el egoísmo. Enséñale que según lo que dé, recibirá. Siempre como ley física, como parte de la vida, y no dudes en demostrárselo tantas veces lo permita el tiempo que dure vuestra convivencia. 9. Rehuye el individualismo. Fomenta la sociabilización, fomenta el aprendizaje de los pares, enfrenta a tu hijo a la sociedad en la que se tendrá que desenvolver. 10. Por último, aprende a valorar a tus hijos y nunca los subestimes. La paciencia es la clave del éxito. Ésta es una inversión a largo plazo, por lo que no debes permitirte flaquear, acogiéndote a una incapacidad de tu hijo, por no enfrentar la tuya propia. Conviértete en su ejemplo de nuevo. En definitiva, se trata de ser honestos con nosotros mismos y tomar la determinación de no transmitir más expectativas que las de lograr que sean seres con herramientas para la vida.

Revista1