Issuu on Google+


La Revista Universitaria “Bartolomé Cossío” no es una revista especializada, pretende ser un lugar de encuentro de alumnos y profesores, donde convivan artículos y expresiones, vivencias y reflexiones. Conjugamos lo serio y lo menos serio, lo académico con las experiencias en la Residencia o en la vida de estudiante. Gracias por conocernos

­­

EDITA :

RESIDENCIA UNIVERSITARIA “BARTOLOME COSSIO” Y ASOCIACION CULTURAL “B. COSSIO”. MAQUETACIÓN:

Cristina Moreda FOTOS Y GRAFICOS :

R. U. “B. COSSIO” IMPRIME:

Residencia Universitaria “Bartolomé Cossío”. D. L. CU - 136 – 1996


Índice Artículos varios

“Han destrozado todas nuestras expectativas” Por Ángel Martínez Díaz - 3º de Ingeniería de Edificación

El futuro de la identificación de objetos: RFID

Por José Manuel Pastor García, Andrés García Higuera y José Iván San José Vieco

BIPARTIDISMO EN ESPAÑA Por Jaime Coronado

Con N de novata Por Cristina Díaz Rullo

EL PASO A LA UNIVERSIDAD Por María de las Nieves Arroyo Cuadra

Experiencia Residencial Por David Casas Torres

Influencias negativas de la Red en los menores de edad. Por Alina Elena Balasa

Molleindustria como paradigma. La importancia de las taxonomías Por Ruth García Martín

Sobre la ética social residencial y el animalario doméstico a lo largo de casi un lustro Por Josué Añover

Reportaje fotográfico

Días de fútbol Por Cristina Moreda

Personalmente Por Cristina Moreda

Taller de Fotografía Por Marta Rosino

Exposición de arte Por Cristina Moreda

Making off de “Baldosas en el suelo” Por Beatriz Gutiérrez Romeral

Números anteriores 1

2 4 12 13 14 15 16 17 19 21 24 28 30 38 44


Artículos varios “Han destrozado todas nuestras expectativas” Por Ángel Martínez Díaz - 3º de Ingeniería de Edificación

Ejemplo de lo que le puede pasar a cualquiera: Ricardo Paternina es uno de los 3.576 arquitectos que la crisis ha dejado en paro tras encadenar años de empleos mal pagados

R

icardo Paternina pertenece a esa generación de jóvenes españoles hiperformados que, al terminar los estudios, se toparon con un panorama laboral tan efervescente como desolador, en el que toda su preparación se traducía en sueldos no ya mileuristas sino cercanos al salario mínimo. Los mismos que, acostumbrados a la fuerza a cobrar una miseria, a jornadas laborales de 12 horas, a días encadenados sin dormir para acabar una entrega y a fines de semana sin remunerar, han acabado con sus huesos en el paro, una situación angustiosa a la que no ven salida. Su caso es doblemente injusto, ya que la precariedad laboral se producía en un sector boyante, el del ladrillo, que vivía los años del pelotazo imparable. Hasta que paró y “borró” literalmente del mapa a miles y miles de albañiles, pintores, carpinteros, fontaneros, electricistas, arquitectos, arquitectos técnicos, constructores, promotores, inmobiliarias... Nacido en Santander, estudió el grueso de su carrera, Arquitectura, en Donosti, a los que sumó un año de formación en Holanda y otro en Inglaterra. “Son seis años de estudios, otro para el proyecto fin de carrera, mil cursos, cuatro años de doctorado...”. Terminó la carrera en 2006, se mudó a Madrid y desde entonces ha “trabajado y se ha formado muchísimo” en todo tipo de estudios, “grandes, medianos y pequeños”, en los que ha llegado a realizar “proyectos

muy potentes, de mucho nivel” tocando todos los palos de su profesión: proyectos de ejecución, rehabilitación, viviendas, centros de juventud, “muchos tipos de edificación en países exóticos y emergentes de Oriente Próximo”…

El problema de los ‘falsos autónomos’

“Al principio tienes tanta ilusión por trabajar que coges cualquier cosa, cuando me cansaba de la explotación, cambiaba a otro

Durante su periplo por todos los mundos y submundos de la arquitectura, cobró “un mínimo de 900 euros brutos al mes y un máximo de 1.800”, aunque la media estaba en 1.200/1.400. “Conozco a muchos compañeros que rozan el salario mínimo, cuando yo en Holanda llegué a ganar como becario, ¡como becario!, 2.500 euros limpios”, subraya indignado pero sin abandonar su tono educado y tranquilo, para añadir que todos sus amigos y conocidos están igual. Como ejemplo paradigmático del fenómeno, “un cóctel molotov al que se llega sumando la sobreabundancia de colegiados con honorarios liberalizados y un complejísimo Código Técnico de la Edificación”, Ricardo recuerda el lema que el estudio londinense del español Alejandro Zaera Polo usó para reclutar becarios, directamente:  se necesitan esclavos. Lo peor es que esta situación está “completamente generalizada” y muchos arquitectos consolidados, aunque quisieran tratar mejor a sus trabajadores, no lo hacen “porque pierden ventaja competitiva respeto a los demás”. “En los concursos públicos puntúan las rebajas por honorarios y las he llegado a ver del 45%. ¿Cómo lo hacen? Recortando los sueldos que pagan a sus esclavos. Se nutren de gente a la que pueden ir echando porque siempre viene otra gente detrás dispuesta a tragar con todo sin quejarse porque no tienen un paracaídas de-

“Todos tenemos la culpa, los que proponen estas condiciones y los que las aceptan” sitio, buscando mejores condiciones y tener una perspectiva global de la arquitectura”, explica sentado en la terraza de su piso, de alquiler y compartido, en Lavapiés, el barrio más multirracial de Madrid. Por explotación se refiere al pan nuestro de cada día de miles de profesionales de su sector, que trabajan como si fueran asalariados dentro de unos estudios que, sin embargo, no les hacen contratos sino que les pagan un fijo mediante facturas y les obligan a darse de alta como autónomos y a pagarse su Seguridad Social, sin extras, sin vacaciones, sin derecho a paro, con despido libre y sin coste... Son los falsos autónomos.

2


Artículos varios trás”. Ricardo no culpa ni exculpa a nadie de este círculo vicioso: “Todos tenemos la culpa, los que proponen estas condiciones y los que las aceptan”. Pero en estas “se produjo el advenimiento de la crisis”, que le pilló en un estudio importante en el que trabajaba desde hacía año y medio. “Se acabaron los trabajos y nos tuvimos que ir” a la calle, él y otros 10 compañeros. Desde enero de 2010 está oficialmente en paro, como otros 3.576 compañeros, aunque duda y mucho de estos datos porque en su sector hay “mucha economía sumergida”, “muchos despachos abiertos sin encargos” y mucha gente “malviviendo”. En estos seis meses no ha recibido “ni una sola llamada” de la oficina del Inem donde, eso sí, le felicitaron por su magnífico currículo y por su especialización. En lo suyo, lo último que le han ofrecido y a lo que se ha negado “por principios” es un sueldo de “tres a cinco euros la hora y sin contrato”, cuando “una empleada del hogar gana 12 y con contrato”. “Me niego a seguir colaborando en la devaluación de la arquitectura, a aceptar unos honorarios tan por debajo de los de cualquier otro profesional, prefiero trabajar en cualquier otra cosa que me permita ganar para vivir y tener tiempo para seguir buscando trabajo de lo mío, para seguir haciendo la tesis y más cursos”.

“No se me caen los anillos”

Para sobrevivir, acepta trabajos ocasionales dando información en un stand de la feria Ifema. “No se me caen los anillos ni hay que avergonzarse de nada”. En su inocencia, pensaba que un joven en paro pero sin derecho a cobrar la prestación, hijo de padres divorciados y con una madre que no trabaja, que estudió toda la carrera becado, sin ahorros ni ingresos ni propiedades, podría acceder a algún subsidio. “Pero me contestaron que no, que no soy ni alcohólico ni drogadicto ni ex presidiario ni un peligro para la sociedad”. Así que chaval, apáñatelas solo. En este “infierno”, en el que nadie te ayuda “porque se supone que tienes una capacidad bestial para encontrar trabajo, pero cuando lo hay”, barajó incluso la idea de acudir a comedo-

res sociales, pero sus amigos le ayudaron y disuadieron. Ricardo, que comparte piso con una guionista también en paro y por el que paga 370 euros al mes más gastos, no entiende la paradoja de un país en la que “unas personas adquieren gran cantidad de conocimientos y trabajan para quien no los tiene, muchos de ellos sin ética de ningún tipo y que encima se han enriquecido”, en referencia a algunos promotores y constructores “aprovechados y oportunistas” que han propiciado la mala imagen que se tiene de la construcción. Tampoco entiende cómo es posible que un “fontanero sin formación alguna” te haga una “chapuza tremenda en casa” con silicona y “metiendo los tubos por donde no son” y cobre “salarios desorbitados”. “Cualquiera gana mucho más que tú, un camarero, un albañil, un delineante”, se lamenta. Pero, sobre todo, está “rabioso” con el Estado: “Entre todos pagamos mucho tiempo, dinero y esfuerzo en la formación de los universitarios, porque cuesta mucho más de lo que se paga de matrícula, y luego no se ha creado una estructura para mantenerlos en un país que te expulsa”. Interrogado sobre si, visto lo visto, sabiendo lo que ahora sabe y después de seis meses en paro, volvería a estudiar arquitectura, se ríe a carcajadas, y asiente una y otra vez con la cabeza, aunque si le preguntas a otra muchísima gente diría que no”.

¿Qué se podría hacer para mejorar esta negra perspectiva, con profesionales parados y un  stock de 800.000 viviendas sin vender? “Vivimos una inestabilidad bestial. Han destrozado todas nuestras expectativas, nos han dejado sin posibilidades de acceder a lo que necesitamos”, para subrayar que en España “el reloj biológico humano no coincide con el laboral, lo que lleva al desánimo y la depresión”. Su esperanza es tener “una vida estable, sencilla y tranquila, dedicada a la arquitectura y con un sitio donde poder vivir”. Su sueño, montar un estudio y tener ese “primer encargo de un proyecto entero en el que poder expresar”, al fin, todos sus

3

conocimientos “en algo construido”, pero sabe que lo tiene difícil, entre otras razones por la inversión inicial que requiere, por “la complejidad y el trabajo ingente adicional” que ha introducido el Código Técnico de la Edificación y porque los profesionales tienen que pagar el seguro de responsabilidad civil durante 10 años. “Eso te obliga a asegurar una cartera de clientes que te permita cubrir dichos gastos durante 10 años”, explica. En septiembre hará “un último intento” con su mejor amigo, también arquitecto, con el que tratará de poner en marcha alguna de sus muchas ideas, como “montar una empresa de accesorios de arquitectura”, y presentarse a concursos. Si no funciona, si no puede “ejercer su profesión dignamente”, se irá a otro país como Holanda, Alemania o Suiza donde le traten “mejor”.

Bien al leer este artículo puede que os preguntéis: Es posible que esté siete años (según la media) en una escuela universitaria donde la mayoría de los profesores no saben lo que es un ladrillo, estando en el ‘’Plan Bolonia’’ que lo único que ha hecho es poner nombres largos a las asignaturas, levantándome a las 8.00 de la mañana y acostándome a la 1 de la noche, todo ello si tengo suerte en irme a dormir, suspendiendo asignaturas una y otra vez sin saber porque, matriculado en cosas que no voy a poder cursar, y las convocatorias corriendo como el segundero de un reloj, esto último gracias a alguien muy espabilado. Todo ello ¿para esto? Y ¿de quién es la culpa? Esto dejo que lo respondáis vosotros….


El futuro de la identificación de objetos: RFID Por: José Manuel Pastor García - Profesor Titular de la Escuela Politécnica de Cuenca y Director del ITAV. Andrés García Higuera - Profesor Titular de la E.T.S. de Ingenieros Industriales de Ciudad Real. José Iván San José Vieco - Ingeniero Informático y Personal Investigador de la Escuela Politécnica de Cuenca.

RFID son las siglas en inglés de Radio Frequency Identification. La identificación por radiofrecuencia es un tipo de tecnología emergente que permite asignar a cualquier producto un número de identificación. Es un sistema de almacenamiento y recuperación de datos de forma remota, cuyo fin es transmitir la identidad de un objeto por ondas de radio.

Historia y antecedentes Los inicios de RFID no están claros, pero se cree que fue creada en 1946 por Leon Theremin para el gobierno soviético. El dispositivo creado por Theremin, era un dispositivo de escucha pasivo, pero no una etiqueta, de ahí que muchos piensen que su origen del RFID no es este. Otras fuentes nos dan a entender que la tecnología RFID se empezó a utilizar en la Segunda Guerra Mundial para la identificación de aviones. El ejército alemán balanceaba los aviones cuando se aproximaban a la base para cambiar la señal de vuelta enviada por los radares y, de este modo, podían distinguir sus aviones de los aviones enemigos, por lo que este sistema se puede considerar como un dispositivo RFID pasivo. La primera aplicación no militar de la tecnología RFID, fue patentada en Estados Unidos en el año 1969 por Mario Cardillo. Esta aplicación estaba centrada en la identificación de vehículos, pacientes y tarjetas de crédito. En esos años, el uso de RFID estaba muy poco extendido debido a su alto coste. A principio de los años 80, RFID llegó a Europa como método de identificación de ganado en el sector privado. El método consiste en insertar bajo la piel una tarjeta RFID pasiva, para poder distinguir los animales que habían sido vacunados de los que no lo habían sido. Durante la década de los 90 es cuando la tecnología RFID toma más relevancia debido a la bajada del coste de fabricación de las etiquetas gracias a IBM1, que consiguió integrar todo el circuito en un solo chip. En el año 1999 se fundó el Auto-ID Center, en la actualidad Auto-ID Labs2, como una sociedad que engloba1 2

IBM, (http://www.ibm.com) Auto-ID Labs, (http://www.autoidlabs.org/)

4


Artículos varios ba unas 100 compañías internacionales y dos importantes universidades: el Massachussets Institute of Technology (MIT) en Estados Unidos y la University of Cambridge (UCAM) den el Reino Unido. Posteriormente se han ido uniendo otras grandes universidades de todo el mundo, como University of Adelaida en Australia, Keio University en Japón o University of St. Gallen en Suiza. Esta unión está creando los estándares y la tecnología necesaria para hacer posible identificar cualquier objeto instantáneamente en cualquier lugar del mundo desde cualquier ordenador conectado a la red. En el año 2003 fue cuando, en verdad, la tecnología RFID se comenzó a extender por la industria, propiciado por los avances tecnológicos, el abaratamiento de los costes y los esfuerzos del Departamento de Defensa de los Estados Unidos. En el año 2005 los principales proveedores de la empresa Wal-Mart, cadena minorista de autoservicio, comenzaron a utilizar RFID como sistema de identificación de pedidos.

Funcionamiento de la tecnología RFID La tecnología RFID está basada en la transmisión de datos por campos magnéticos. Este sistema está formado por tres elementos: las etiquetas RFID, un lector y una base de datos. Su funcionamiento es el siguiente: el lector dispone de una antena que emite por medio del aire señales electromagnéticas a una determinada frecuencia. Cuando una etiqueta recibe esta señal, se activa y responde con otra señal en la que se encuentra, codificada, la información contenida en ella. La señal emitida por la tarjeta es recibida por la antena y es almacenada en la base de datos. En la figura 2.11, mostramos un diagrama explicativo del funcionamiento de la tecnología RFID.

Figura 1: Diagrama explicativo funcionamiento RFID

5


Etiquetas RFID Las etiquetas RFID son unos pequeños dispositivos que pueden ser adheridos o incorporados a un producto o ser vivo. Estos dispositivos están compuestos por una antena, un chip y, en ocasiones, algún elemento de almacenamiento de energía. La antena permite que el chip responda a la señal que emite el lector RFID. Dicho chip posee una memoria interna que es dónde se almacenan los números de identificación. Atendiendo al tipo de memoria que pueden llevar las etiquetas, podemos distinguir los siguientes tipos: • De solo lectura: el código de identificación de cada tarjeta es único y es asignado durante la fabricación de la tarjeta. • De lectura y escritura: el código de la tarjeta puede ser modificado posteriormente por el usuario. • Anticolisión: son tarjetas especiales que permiten que el lector de RFID identifique varias etiquetas a la vez. Una primera clasificación para las etiquetas sería si llevan o no fuente de energía incorporada. Existen los siguientes tipos: • Etiquetas activas: Este tipo de etiquetas llevan incorporada una fuente de energía, normalmente baterías de litio o baterías tipo AA. Al llevar fuente de energía incorporada, permiten amplios rangos de lectura, son muy fiables, pueden tener memorias de hasta 128 Kbytes y su distancia de lectura puede alcanzar los 100 metros. El inconveniente es que son de mayor tamaño y más caras que el resto de tipos, ya que las más pequeñas pueden tener un tamaño de una moneda. Se utilizan en entornos en los que podemos tener alguna dificultad de lectura, como agua o metales.

Figura 2: Etiqueta RFID activa (Fuente: www.tagsense.com)

6


Artículos varios • Etiquetas pasivas: Las etiquetas de este tipo no tienen fuente de energía propia. La señal que es emitida por los lectores, induce una pequeña corriente al circuito CMOS que le permite generar y transmitir una respuesta. Estas tarjetas permiten una distancia de lectura de, como máximo, 6 metros, son más económicas que las anteriores, pueden almacenar hasta 2 Kbytes y pueden ser muy pequeñas. El dispositivo más pequeño de este tipo tiene un tamaño de 0’05x0’05 mm y es más fino que una hoja de papel.

Figura 3: Etiqueta RFID pasiva (Fuente: www.trazablog.com)

• Etiquetas semipasivas: Son similares a las activas, solo que la fuente de energía que llevan incorporada sólo se usa para alimentar el microchip y no para emitir la señal, que se realiza como en las pasivas. Este tipo de etiquetas responden más rápido que las pasivas y su ratio de lectura es mayor. A continuación, realizamos un resumen comparando las características tanto de las etiquetas pasivas como de las activas: • Etiquetas activas: o Transmiten señal de radio. o Cuentan con una fuente de alimentación interna. o Largo alcance, pueden llegar a los 100 metros. o Dimensiones considerables. Las más pequeñas, tienen el tamaño de una moneda.

• Etiquetas pasivas: o Reflejan la señal de radio emitida por el lector. o Responden gracias a la energía inducida en la antena por la señal de escaneo. o Alcance limitado, de unos 6 metros como máximo. o Su tamaño es muy pequeño, pudiendo ser del orden de milímetros.

7


Lectores RFID Los lectores RFID son los dispositivos electrónicos encargados de emitir y recibir las señales de radio a través de las antenas que llevan acopladas. Después, capturan los datos almacenados en las etiquetas y, dependiendo del tipo de memoria, pueden sobrescribir datos en ellas. Son los responsables del flujo de información existente entre las etiquetas y el sistema central, a través del middleware. Dependiendo de su movilidad, pueden ser de tres tipos: fijos, de mano y móviles.

Figura 4: Imagen lector fijo RFID (Fuente: www.directindustry.com)

Figura 5: Imagen lector de mano RFID (Fuente: www.directindustry.com)

Figura 6: Imagen lector móvil RFID (Fuente: www.directindustry.com)

El middleware3 RFID es el responsable de la monitorización de los lectores. Además, se encarga de filtrar, procesar y agregar los datos de las etiquetas que han leído los lectores. El tipo de antena utilizado, depende de la frecuencia en la que se emiten las señales. El voltaje inducido es proporcional a la frecuencia, por lo que se puede producir el necesario para alimentar un circuito integrado dado un número suficiente de espiras.

Estándares RFID En la actualidad, la tecnología RFID está desarrollada ya lo suficiente en cuanto a hardware, software y a un relativo bajo coste. Pero esto no es suficiente para su implantación en toda la cadena se suministros. 3 Middleware RFID: Es la plataforma existente entre los lectores de tarjetas y los sistemas de gestión empresariales para trabajar, gobernas y enviar los datos camptados por le hardware RFID.

8


Artículos varios Si cada empresa tuviese sus propios sistemas RFID, los costes aumentan considerablemente. Por ello, hay que crear un sistema integrado en el que participen todos los agentes de la cadena de suministro, es decir, hay que crear una red de lectores, tarjetas y bases de datos que usen los mismos lenguajes y protocolos, y que sean accesibles para cualquiera que quiera utilizarlos. Para la realización de todo esto, es imprescindible la creación de estándares. Las compañías se esfuerzan en buscar estándares, pero estos sólo funcionan en su entorno interno, son sistemas cerrados. Actualmente, existen muchas organizaciones que intentan trabajar para la creación de estándares. Una de ellas es el Auto-ID Center, del MIT. El ISO también trabaja en ese sentido, al igual que el grupo estadounidense X3T9, formado por fabricantes, desarrolladores e integradores de tecnología RFID. Así mismo, EAN International también tiene algo que decir en este aspecto, pues puede contribuir enormemente a la difusión de la tecnología RFID mediante la adaptación de los códigos de barras. La red EPC (Electronic Product Code ó Código Electrónico de Producto) es un estándar RFID desarrollado por el Auto-ID Center y desde 2003 es conocido como EPCGlobal4. Este estándar aborda cuatro áreas fundamentales: • Protocolo en el interfaz aéreo: Especifica el modo en el que las etiquetas y los lectores se comunican. • Contenido de los datos: Especifica el formato y la semántica de la información que se transmite. • Certificación: Consiste en una serie de pruebas que deben cumplir los dispositivos RFID para garantizar que cumplen los estándares y, por consiguiente, pueden operar con otros de distintos fabricantes. • Aplicaciones: Usos de los sistemas RFID. Los estándares EPC para etiquetas son de dos tipos: • Clase 1: Etiquetas pasivas de solo lectura. • Clase 2: Etiquetas de solo lectura, pero que se programan en el momento de la fabricación de la misma. La red EPC, extiende su infraestructura añadiendo una identificación única de producto a través del código EPC, del Servicio de Nombres de Objeto (Object Name Service, ONS en sus siglas en inglés) y del Servicio de Información EPC (EPC-Information Service, EPC-IS en sus siglas en inglés). Este tipo de estandarización es aún joven y necesita madurar para convertirse en un estándar global. Para ello, hay que realizar los siguientes pasos: • Investigar y obtener un conocimiento de EPCGlobal y RFID: o Uso de la base de datos de conocimiento de EPCGlobal España. o Investigación y aprendizaje de la tecnología RFID y sus procesos. o Incentivar a las compañías para unirse a la comunidad EPCGlobal. • Experimenta y obtener experiencia práctica: 4

EPC Global, (http://www.epcglobalinc.org/home)

9


o Desarrollo de casos empresariales de alto nivel. o Llevar a cabo pruebas de concepto de la tecnología RFID a pequeña escala. o Evaluar las ofertas procedentes de proveedores de tecnología.

• Realizar un trabajo de campo previo y extraer conocimientos prácticos de procesos y aplicaciones de negocio que desee alcanzar. o Identificar, priorizar y probar las aplicaciones empresariales dónde el EPC aporta más valor. o Llevar a cabo pruebas interactivas de varios productos, componentes y configuraciones de medio ambiente. o Comprobar todo lo relacionado con el proceso y las repercusiones técnicas. • Poner en marcha pilotos y prever el despliegue a largo plazo: o Evaluar los resultados a partir de las pruebas de campo. o Llevar a cabo un despliegue, transición y planificación educativa, incluyendo también financiación. o Seleccionar los socios para el comercio y la tecnología. • Comenzar con un despliegue permanente y a largo plazo: o Colaboración con socios comerciales (flujo de datos e información en el proceso y técnicos). o Llevar a cabo la integración de sistemas en desarrollo. o Ajustar y mejorar los procesos y la información de flujo. En la actualidad, ISO también se encuentra desarrollando estándares de RFID para la identificación y gestión de objetos. Por el momento, los dos estándares existentes no son compatibles, pero Auto-ID Center está intentando conseguir una nueva generación de estándares EPC (Gen2) que permitan la interoperabilidad con el estándar ISO.

10


Artículos varios Bibliografía [1]

Alexandres, S.; Rodríguez-Morcillo, C.; Muñoz, J.D.; (2006). “RFID: La tecnología de identificación por radiofrecuencia”. Universidad Pontificia Comillas, Madrid.

[2]

Auto-ID Centre Whitepaper; (2002). “La Nueva Red”.

[3] [4]

Engels, D.W.; (2005). “On Ghosts Reads in RFID Systems”. Auto-ID Labs White Papers. European Technology Assessment Group, (2007). “RFID and Identity Management in Everyday Life”. European Parliament. Scientific Technology Options Assessment, STOA.

[5]

Hodges, S.; Thorne, A.; Garcia, A.; Chirn, J.L.; Harrison, M.; McFarlane, D.; (2002). “Auto-ID based control demonstration. Phase 1: Pick and Place parking with conventional control”. Juels, A.; (2005). “Strengthening EPC Tags Against Cloning”. Workshop on Wireless Security. Proceedings of the 4th ACM Workshop on Wireless Security. Pp. 64-76. Cologne, Germany.

[6]

[7]

Moraleda, J.; García, A.; Carnero, M.C.; (2003). “La Tecnología de Identificación de Objetos AutoID: Hacia la Integración Total de Sistemas Distribuidos”. UCLM.

[8]

Seong, K.; Ng, M.L.; Cole, P.H.; (2006). “Operational Considerations in Simulation and Deployment of RFID Systems” Auto-ID Lab Adelaide, School of Electrical & Electronic Engineering University of Adelaide, Australia.

.

11


Por Jaime Coronado

BIPARTIDISMO EN ESPAÑA

“Cuadrilla de golfos apandadores, unos y otros. Refraneros casticistas analfabetos de la derecha. Demagogos iletrados de la izquierda. Presidente de este Gobierno. Ex presidente del otro. Jefe de la patética oposición. Secretarios generales de partidos nacionales o de partidos autonómicos. Ministros y ex ministros –aquí matizaré ministros y ministras– de Educación y Cultura” (…)1 .

C

reo que es evidente la gran imparcialidad de Arturo, al igual que son evidentes e indiscutibles su inteligencia y su gran formación. ¿Irán de la mano imparcialidad e inteligencia en tema de bipartidismo político español?

vocó el gobierno faldero estadounidense del PP, cuya función fue crear una burbuja inmobiliaria que le estalló al inepto de ZP, que tampoco se libra de culpa, debido a que esto sucedió delante de sus narices y sin hacer nada por remediarla.

Es completamente penoso que un país como España esté lleno de acérrimos tanto de un lado como de otro, unos partidos totalmente inútiles e ineptos que nos llevan dirigidos a la ruina (económica, cultural, educativa…). Esos acérrimos son igual de ineptos e ignorantes que los “gaviotas” (definidos así porque, como esos animales, llenan de mierda nuestro país) o los psOes (¿Obrero? Privatización, facilidad del despido, total libertad para bancos… Con dos cojones)

Otro asunto es la educación, asunto del que se le culpa solamente a Zapatero, y a sus miembros y miembras del gobierno. Sólo digo una cosa. Tan malo es realizar medidas “parche, chorras y a favor de unos estudiantes no estudiantes” como descuidar la educación.

Pero esa ignorancia es fruto de la subnormalidad que aflora este país; subnormalidad que hace que chavales (y chavalas, ya sabéis, hay que ser políticamente correctos) de una temprana edad (16-20 años) sean totalmente acérrimos a unos partidos de los cuales no saben nada. Sólo se basan en el lavado cerebral que les hacen sus progenitores, a los que a su vez en su día lavaron el cerebro, y así sucesivamente. Esto provoca

1 2

que encontremos en esas edades franquistas o republicanos. ¡Pero lumbreras! ¿Sabéis lo que es vivir con Franco en el poder o sin un relaciones exteriores como es el Rey? ¿Acaso conocéis algo de la historia de España? Qué digo, si para vosotros, inútiles, la historia de España empieza tras la hora de la siesta… Acérrimos autocomplacientes, ¿leéis si quiera los programas electorales de todos los partidos políticos? No. ¿Entonces en qué narices os basáis a la hora de votar? Por desgracia, en llamar cabrón al Zapatero o al Rajoy de turno. Qué país de incultos, unos incultos que se basan en decir que la culpa de la crisis es de Zapatero. ¿Qué base utilizan? La base de decir que con Aznar la gente trabajaba y cobraba y con Zapatero no. Poca gente se ha parado a pensar que esta crisis la pro-

Permitidme tutearos, imbéciles. Arturo Pérez Reverte Permitidme tutearos, imbéciles. Arturo Pérez Reverte

12

Se acercan las elecciones… hagan sus apuestas. ¿Cuál de los dos ineptos saldrá ahora? ¿Cuál de ellos se borrará del panorama? ¿Qué inteligencia abrumadora se superpondrá sobre la otra? ¿Qué mentira será la más creíble? Por desgracia, salga el que salga, lo que sí será igual es España, que será un país de inútiles acérrimos y el hazmerreír de Europa y las demás potencias mundiales. “Cuánto más peligro tiene un imbécil que un malvado.”2


Artículos varios

Con N de novata Por Cristina Díaz Rullo

¡Hola cossieros!

N

o sé muy bien si lo que escribiré corresponde a una revista como esta pero la verdad es que lo escribo porque me apetece, así sin más. Sé que soy novata y que este año ha sido muy diferente tanto para mí como para todos los residentes que hemos entrado nuevos. Ha sido un año decisivo para nosotros en el que hemos abandonado nuestros pequeños pueblos para marcharnos a una encantadora ciudad, una ciudad tranquila y un poco cutre la verdad. Una ciudad que me obliga cada semana a subirme unas horitas en el autobús tan sólo para abrazar a la gente que sigue queriéndome 160 kilómetros más allá. Ha sido un gran cambio gracias al cual puedo estudiar lo que verdaderamente me gusta (aunque según los de teleco mi futuro sueldo no dé ni para pipas) y en el que he conocido a gente maravillosa. Gente que conoces novatada, tras novata, en el comedor, en el ocio, en la fiesta del novato o por cualquier pasillo. Gente que no piensas que en un futuro puede llegar a ayudarte

tanto, gente con la que formas una gran amistad y que llega a importarte tanto. Desgraciadamente, este año he pasado unos días horribles en donde, por circunstancias médicas, no he podido permanecer físicamente en la residencia. Pero sinceramente me he sentido en ella, he estado en todo momento de buen humor recibiendo las visitas de muchos de los cossieros. Sinceramente, no me esperaba que en época de exámenes podría contar con el apoyo de toda esa gente. Si hay algo que siempre recordaré, será ese día en el que estaba sentada en la cama hablando por teléfono y de buenas a primeras, tras colgar, me di la vuelta y me encuentro la habitación llena de gente. Hechos que parecen insignificantes pero cuando estás en un hospital son la clase de cosas que siempre recuerdas. Por ello, la residencia para mí no son las cuatro paredes de mi habitación, el comedor, el ocio… nada de eso. Para mí la residencia es estar con gente a la que quiero, para mí la residencia es escuchar las carcajadas de Silvia, quejarme de esos huevos que tanto me

13

gustan con Mercedes, escuchar los consejos de María, pasar las horas sin hacer nada con Helena, planear mil fines de semanas con Laura, reírme con los enfermeros, admirar las obras de los bellos artistas, curiosear con los periodistas, vacilar a las parejitas, loquear con ese trío de magisterio, presumir de lo poco que tengo que hacer ante los de teleco, animar a los de arquitectura cuando comienzan a vivir en el estudio, para mí la residencia es contar con gente a nuestro servicio como César, Pili, Julio, Dolores, hablar con Rosalía mientras limpia mi habitación y avisar a Manolo cuando la lio. Saber que hay alguien con quien puedo contar. Que decir más, la residencia no son simples instalaciones sino los ciento y pico residentes, los que pasan a ser tu segunda familia. Con los que ríes, con los que lloras, los que levantas cuando llegas de fiesta y los que te levantan, los que te hacen de rabiar, con los que compartes paridas e incluso los que ignoras. En definitiva, GRACIAS a esos ciento y pocos por acompañarme cada día.


EL PASO A LA UNIVERSIDAD Por María de las Nieves Arroyo Cuadra

He elegido este tema porque todos los que estamos hoy en esta residencia hemos ‘sufrido’ un cambio en nuestras vidas debido a que hemos dado un paso más allá, el paso hacia la universidad.

A

hora, sonríes cuando recuerdas el momento en el que todo comenzó, de repente y sin darte cuenta estabas con los preparándolo todo: aprobaste selectividad, elegiste la carrera que más te gustaba, buscaste un lugar donde se hallase la facultad o escuela universitaria para cursarla,…parece increíble que ese corto periodo de tiempo vaya a tener tanta importancia para ti, porque realmente lo que estas haciendo es ELEGIR TU FUTURO, y desde este momento toda tu vida empieza a cambiar. Ese verano es el único de todos los que has vivido en el que te apetece empezar el curso. Sí, recuérdalo, tenías toda la ilusión por saber a quién conocerías ese año, como sería la universidad, que te encontrarías en ese lugar y sobre todo esperabas que llegase ese momento en el que ibas gozar de una total ‘libertad’…Piensas que todo va a ir muy bien porque no van a estar tus padres ni nadie que te diga lo que tienes que hacer, pero aquí es donde se encuentra el fino hilo tensado en el cuál se encuentra en un extremo la responsabilidad y en el

otro la irresponsabilidad. Muchos de los estudiantes no son capaces de mantener ese hilo tenso y actúan de una manera que

y aprender a ser RESPONSABLE. Porque una de las cosas que debemos comprender y entender es que no todas las carreras universitarias requieren la misma dedicación, unas tal vez solo requieran que sus alumnos estudien para la época de exámenes, pero otras sin embargo, requieren trabajos además de esos exámenes y así con todas. Debes comprender que no todos son igual que tú, que aunque seamos tan parecidos a la vez somos muy diferentes y no todos estamos en la misma situación. Eso es lo que te hace crecer como persona y adquirir la madurez suficiente para ser independiente. Está claro que según dicen la etapa universitaria suele ser la mejor de tu vida, yo hasta ahora lo confirmo, pero para ello tienes que saber y tener claro donde estás y lo que estás haciendo que en definitiva en LABRAR TU FUTURO.

Hay que saber decir NO, en determinados momentos y aprender a ser RESPONSABLE más tarde, cuando pasen unos años tendrá consecuencias irreversibles. Muchos de los estudiantes no saben por donde coger y llegar a adquirir esa madurez que llega a ti sola, sin que la avises, porque ahora tú eres el único responsable de ti mismo, ya no hay nadie que te esté diciendo por donde tienes que ir o lo que tienes que hacer, todo lo que hagas o elijas lo decides TÚ. Aquí es donde se encuentra el fallo de la mayoría de los estudiantes, porque todos sabemos que podemos y somos capaces de hacer las dos cosas. ¿Quién no ha salido un jueves de fiesta?, ¿Quién no ha estado con los amigos chaspando sobre mil cosas hasta altas horas de la mañana?...pero hay que saber decir NO, en determinados momentos

14

Un saludo.


Artículos varios

Experiencia Residencial Por David Casas Torres

Me gustaría analizar un tema, como es la convivencia en una residencia universitaria, una casa para todos nosotros a lo largo del curso, la residencia siempre mira por la comodidad de todos sus residentes, de todos los que cada año entramos a formar parte de ella y que aunque sabemos que no siempre se está como en casa, no será por la falta de intentos y entusiasmos que ponen todos los servicios que la componen, para nuestra mayor comodidad.

E

ste año desde mí punto de vista, me ha dejado un tanto que desear, pero si la valoro del 1 al 10 puede quedarse en un notable. Metiéndome en la situación como un residente más, ha habido dudas que me han dado que pensar, por no saber si algunas de las situaciones en las que he estado implicado eran dignas de personas adultas que supuestamente tienen dos dedos de frente. No puedo entender cómo pueden surgir ciertos rumores, situaciones de mal estar y demás, cuando sabemos que tenemos que estar a lo largo de todo un curso conviviendo y viéndonos la cara todos los días. Pero quiero dar las gracias mayormente a la mayoría de los nuevos residentes que quizás hayan sido los que

hayan provocado en mí cierto grado de satisfacción. No sé si quizás mi plaza de becario haya podido provocar ciertos rumores, creo que sí aunque no quiera pensar que así sea. Pero pienso y considero mi esfuerzo como bastante satisfactorio, tanto para mí, como para todos. Pienso que entre los cuatro becarios, hemos sacado adelante todas las propuestas que desde un primer momento se nos comunicaron en las famosas reuniones, a las que si asistían un 20% de los residentes era dando gracias. Es por ello que luego surgían rumores, que me afectaban directamente como becario, pero que sin embargo lo que más me dolía de ello era que esos rumores eran provocados por gente que quizás tiene más que callar. Desde pequeño me han educado a ir siempre con la verdad por delante, no digo que sea perfecto y no siempre lo hago, pero sí que intento hacerlo en las situaciones que más convienen a pesar de que pueda doler al prójimo, porque siempre se sacarán más beneficios. Con esto no quiero provocar a nadie, y perdonar si alguien se siente afectado, pero lo que quiero hacer es concienciaros y concienciarme yo mismo, de que es hora de que esas situaciones desaparezcan del ámbito de una residencia en la que convivimos más de un centenar de personas adultas, y que muchas veces no se nos reconoce por la actitud que tenemos. No sé quiénes estaremos el curso que viene en la residencia, todo depende de uno mismo. Pero para mí la residencia ha sido

15

como mi casa, son seis años los que llevo fuera de casa, conviviendo con un centenar de personas. Siempre se hacen amigos y no tan amigos, éste curso está prácticamente terminado, y me llevo de todo en el bolsillo, buenos y malos momentos. Yo de verdad que estoy a gusto en la residencias, siempre habrá quejas, es lógico, pero en tres años que llevo compartiendo el día a día con toda la gente que va pasando podéis estar seguros que me quedaré con todo lo bueno. Creo que debemos saber que estamos en la mejor residencia y pienso que si cada año va saliendo a flote es porque se está haciendo una buena gestión y parte de la culpa de que pase eso la tiene nuestro director Ángel, ya son más de veinte años los que lleva al frente y ojalá que siga muchos más. Espero que todos pongamos de nuestra parte para que la R.U.Bartolomé de Cossío siga arriba y no decaiga. Os doy de nuevo las gracias a todos por asistir y haber participado en todas las actividades que se han ido organizando a lo largo del curso, y ojalá no me equivoque y pasemos una cena y una noche agradable todos juntos, porque recordar que el Cossío no es ni el B ni el C, el Cossío es una Residencia de más de cien personas que debe de estar en lo más alto. Muchas gracias a todos, empezando a todos los residentes y acabando por la directiva, pasando por los equipos de servicios de cocina y limpieza, y como no sin dejarnos en el tintero a los que velan por nosotros el día a día, nuestros ordenanzas: Dolores, Julio y Juan.


Influencias negativas de la Red en los menores de edad. Por Alina Elena Balasa

Parece ser que hay una nueva forma de socialización entre la juventud actual: Internet. Ésta presenta bastantes beneficios a la hora de obtener información, comunicarse con los demás y estar al día de las últimas noticias.

P

ero como cualquier invento nuevo asume un riesgo en las personas más vulnerables, en este caso los jóvenes (edad temprana en utilización de móviles y de perfiles sociales, pornografía etc.) ya que sólo se anuncian sus ventajas, sin contar con los efectos secundarios que éste puede tener en la educación de las nuevas generaciones. De esta forma se ve perfectamente que la sociedad en la que vivimos no se ha adaptado a las posibilidades de la Red y no enseña como se debe actuar para no hacer un mal uso de este nuevo medio de comunicación. Por lo tanto habría que tener en cuenta que las relaciones son la base de cualquier fenómeno educativo y si éstas están construidas

sobre una base en riesgo, lo mejor que se debería hacer sería actuar sobre él mismo mediante técnicas de adaptación y control de la juventud.

Pasamos de llamarnos a enviarnos un mensaje en el Facebook y esto cada vez empieza a una edad más temprana Como ya se ha dicho anteriormente los tiempos cambian y con ellos cambian las formas de relacionarse. La comunicación

16

está cada vez más avanzada. Pasamos de llamarnos a enviarnos un mensaje en el Facebook y esto cada vez empieza a una edad más temprana. Claro está que Internet nos facilita la vida, pero no tenemos en cuenta los riesgos y las consecuencias que supone que los menores de edad tengan acceso a lo mismas redes que un adulto. De esta forma llegamos a la conclusión de que los nuevos medios de comunicación son muy influyentes en la persona y en algunos casos perjudiciales. Por lo tanto hay que controlar lo que los niños ven ya que podrían tomar ejemplos equivocados y no actuar conforme a los valores y normas de la sociedad.


Artículos varios

Molleindustria como paradigma. La importancia de las taxonomías Por Ruth García Martín, Diploma de Estudios Avanzados en BB. AA. y profesora del Máster Universitario en Profesor de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanza de Idiomas.

Molleindustria es un proyecto que tiene como objetivo iniciar una seria discusión sobre las implicaciones políticas y sociales de los videojuegos. Utilizando juegos simples e ingeniosos intentamos proporcionar un punto de partida a las nuevas generaciones de desarrolladores de juegos críticos y, probar prácticas que puedan ser fácilmente emuladas y viralmente difusas. Hace tiempo publicamos nueve juegos (cuatro de ellos están disponibles sólo en italiano), algunos ensayos teóricos y otros proyectos basados en la web, como mayday netparede o where-next.com.1

C

on esta breve introducción se presenta a sí mismo el colectivo de artistas, diseñadores y programadores italianos denominados Molleindustria. Cómo bien exponen, el principal cometido de sus videojuegos en flash es ser una herramienta crítica y un punto de partida para reflexionar sobre videojuegos. No son meramente entretenimiento, son algo más, intentan concienciar a la vez que entretener. Los videojuegos de Molleindustria entrarían, por tanto, dentro de la categoría de juegos serios en el sentido de que están diseñados y sirven para algo más que para el entretenimiento puro. Y sin embargo a Molleindustria son más reconocidos como artistas que hacen arte basado en videojuegos, por utilizar una denominación, que como autores de juegos serios. Esta circunstancia plantea la cuestión de hasta qué punto puede ser importante la nomenclatura o la taxonomización para que un artefacto de estas características sea realmente efectivo y si realmente no son todos los juegos o videojuegos juegos serios. Es decir, el que un videojuego se adscriba en una categoría u otra ¿depende de la intención primaria del que lo crea o también tiene algo que decir el jugador/consumidor? ¿Bajo que parámetros se juzga su efectividad? Tomemos por ejemplo el videojuego de Molleindustria MacDonald´s videogame pic. “Dirigir una multinacional no es nada fácil; detrás de cada hamburguesa hay un complicado proceso que el jugador tiene

1

que aprender a gestionar",1 de esta forma Paolo Pedercini explica la dinámica del juego y si bien la principal función de esta pieza es la contra-información yo no estoy tan segura que sea tan evidente esa intención a menos que tengas un conocimiento previo de los creadores y sus intenciones. Algo que pasa con muchas piezas artísticas relacionadas con los videojuegos así como con otros llamados juegos serios entre los que podríamos incluir los advergames, los juegos educativos..etc.2 Si tu accedes al juego a través de la página

1

http://www.molleindustria.org/ node/157 2 Más información en: http:// es.wikipedia.org/wiki/Juego_serio y en “Serious_game”: http://en.wikipedia.org/ wiki/Serious_game.

Molleindustria, “Molleindustria”, Revista a mínima, pag.77.

17

web si puedes ser consciente de la crítica subyacente del mismo, pero si accedes a través de un link o juegas al mismo en una exposición4 no es tan evidente. Para una mayoría solamente es un pequeño juego muy divertido para perder un rato en un descanso del trabajo o del estudio como he comprobado por conocidos. Para ellos entraría más bien dentro de los “juegos casual” como un simulador, pero al que no dan más vueltas como tampoco lo hacen con juegos como Los Sims. Los Sims comparte con MacDonald´s videogame pic que es un juego emplazado en la cultura occidental del capitalismo y que simula perfectamente la forma imperante de la sociedad y cultura occidental, si bien en el juego de Molleindustria son más claros los efectos negativos del capitalismo y la sociedad consumista en la que vivimos. De hay que vuelva a lo de la evidencia. Para


mi es transparente esa asunción del capitalismo como única forma válida de vida en Los Sims y que traduce un tipo de ideología particular, pero para la inmensa mayoría de la gente que juega al juego simplemente es una herramienta que les permite hacer casas y crear personajes pero sin ser conscientes de nada más. Ni interés que tienen. La cuestión de la efectividad no parece baladí, y más en las piezas creadas con intenciones artísticas, tanto juegos como modificaciones o la forma final que adquiera la obra centrándome en el arte basado en videojuegos, aunque sea extrapolable a otras formas artísticas. Dentro del mundo del arte no se sabe muy bien como ubicar o categorizar las obras basadas en videojuegos, de ahí la importancia de la taxonomía de las mismas y la indagación de si una adscripción o no a un tipo de arte, o de juego, puede significar una merma de su potencial eficacia y de cómo se mide ésta última. Si nos centramos primera, dentro de la esfera artística vemos que muchos autores relacionan arte y videojuegos casi exclusivamente con el Arte Digital, al derivar una gran mayoría de piezas directamente de videojuegos para ordenador ya que existe más posibilidades de utilizar la tecnología disponible, tipo editores de juegos como el Quake, que de la tecnología derivada de las consolas. Esta categorización dentro del Arte Digital conlleva que su distribución, comercialización y exhibición tenga unos cauces diferentes que otro tipo de piezas también derivadas de los videojuegos como pueden ser pinturas, fotografías o esculturas basadas en los personajes, la estética o los mundos videolúdicos. Volviendo a Molleindustría, al ser sus “obras” pequeños videojuegos en flash concebidos específicamente para la red estos pueden ser reproducidos y diseminados rápidamente a través de la red. Sin embargo otras piezas, tipo el sistema de pintura automática q3aPaint creado por Julian Oliver, Velvet-Strike3 (modificación pacifista del Counter-Strike concebida por Anne-Marie Schleiner, Brody Condon y Joan Leandre) o los grafitis-mosaicos “Space invaders”,4 son más difíciles distribuir y que lleguen de forma masiva e inmediata a un público amplio. Por lo tanto su posible eficacia queda cuando menos reducida y circunscrita a unos

ámbitos muy específicos. La gran mayoría de estás piezas nunca llegará ni tendrá repercusión dentro del fandom o de los jugadores de videojuegos ya que, como hemos indicado, los canales de exhibición y comercialización no suelen llegar a este

Volvamos al principio. ¿Afectan las taxonomías a la efectividad? Hasta cierto punto si, ya que afectan a como percibimos los productos, sea lo que sea de lo que estemos hablando, a priori. Y en el caso de los videojuegos si es algo que pasa. Y no solamente dentro del videojuegos serios sino en los videojuegos “normales”. Tomemos por ejemplo la serie Ubisoft Imagina ser.5 Se supone que son ¿videojuegos? orientados a las chicas. No me voy a extender en si son efectivos o no, no me interesa, simplemente con la presentación, todo rosa, ya te predispone a lo que te vas encontrar, que en este caso no defrauda en el mal sentido: ñoños, simples y con toda la carga de estereotipos asociados a lo rosa. Seamos sinceros, si no se hubieran amparado en los estereotipos asociados a lo rosa y que son para niñas ¿hasta que punto se mantendría como sello?, ya que su calidad, en cuanto videojuegos se refiere, es más que mediocre. No hay más que ver que en las revistas especializadas prácticamente no son nombrados. Juega a su favor el general desconocimiento de los padres en cuanto a los estándares de lo que se considera un buen videojuego y sobre lo que trata. Obviamente ningún chico se sentirá mínimamente atraído por un producto así, como ningún jugador con un mínimo de criterio jugaría más allá de dos partidas. Pasa lo mismo que ya comentábamos con el caso de Los Sims y MacDonald´s videogame pic, al tener un cierto conocimiento del mundo de los videojuegos, y de la cultura visual, puede percibirse elementos que pasan desapercibidos a los profanos. Y que muchas veces ni les importa desconocerlo, o si lo saben no le dan importancia, ya que en muchos casos se sigue viendo a los videojuegos simplemente como algo para pasar el rato, puro entretenimiento sin algo más. Algo para niños o adolescentes, aunque la mayoría de los jugadores tiene más de 25 años. Es importante comprobar que al ser la industria de los videojuegos la industria ocio-cultural más boyante e importante de la actualidad, cada vez más gente tiene una mayor comprensión del medio y se hace más llamativa la “ludificación” de la sociedad al ampliar los usos que tiene los videojuegos en nuestra sociedad como queda patente con los juegos serios, más allá de las nomenclaturas que queramos adscribirles y con los videojuegos utilizados como herramienta educativa.

Dentro del mundo del arte no se sabe muy bien como ubicar o categorizar las obras basadas en videojuegos, de ahí la importancia de la taxonomía de las mismas.

3

http://www.opensorcery.net/ velvet-strike/screenshots.html

4

http://www.space-invaders.com/

tipo de jugador/consumidor, pese a que se suponen que reflexionan sobre su metacultura videolúdica. Si extrapolamos esta circunstancia a otro tipo de juegos cuya primera intención no es el entretenimiento ¿juzgamos su eficacia bajos los parámetros con los que se juzgan los videojuegos o en base a qué? Hay que tener en cuenta que muchos de estos videojuegos no pasarían el corte lo que se considera un buen videojuego (gráficos, duración, entretenimiento…) y sin embargo si pueden cumplir su función pedagógica, por poner un ejemplo. Por no decir que muchas piezas adscritas al “art games” no entran ni siquiera dentro de lo que es un videojuego. La intención con la que es creado un videojuego, o una pieza artística es importante, pero puede ser totalmente ignorada por los jugadores/consumidores o modificada. Dentro del mundo de artístico lo demuestra la pieza anteriormente comentada de Velvet-Strike. El Counter-Strike es un videojuego en primera persona de disparos y la pieza era una respuesta - protesta a la reacción de Bush tras el 11S. La obra adquiere la forma de una herramienta para crear y utilizar una colección de grafitis contrarios a la guerra que el usuario puede descargarse y ejecutar en el CounterStrike. Una subversión, por lo tanto, de la intención primaria del videojuego original. ¿Efectiva?, depende como lo miremos. Conceptualmente lo es, pero si tenemos en cuenta su impacto real dentro de la comunidad de jugadores del Counter habría que verlo ya que la comunidad de jugadores es reacia a los “experimentos” artísticos. No digamos ya dentro de toda la comunidad de jugadores de videojuegos sin excluir a los que juegan a las consolas.

18

5

http://imaginaser.es.ubi.com/


Artículos varios

Sobre la ética social residencial y el animalario doméstico a lo largo de casi un lustro

Por Josué Añover

La nostalgia, aunque no lo creáis, es curativa. Ésta implica un proceso de autoanálisis por el cual uno intenta entender por qué una cosa, de cualquier tipo, no llega al puerto que uno quiere (aunque en realidad son pocas las cosas que ocurren como uno desea).

D

eshaciéndonos de nuestro ego y nuestro orgullo, en la mayoría de los casos, concluiremos en que parte de la culpa recae en nuestros hombros, y el que no piense así, creo que debería dejar de leer este artículo ahora mismo. Pues la culpa viene precedida de unas causas, y sabiendo manejar las causas, podremos evitar la culpa, a pesar de que las cosas no salgan como esperemos. ¿Qué que tiene que ver esto con la residencia? Si os soy sincero, todo y nada. Eso es cuestión de cada cual. Llevo intentando escribir un artículo para esta revista durante cuatro años, mi “Little boy” particular (para quien no lo sepa, la bomba que acabó con Hiroshima), nunca lo hice, hasta hoy, claro está. La razón era sencilla, si hubiera escrito un artículo cada año, hubiera sido una auténtica compilación de bazofia, resentimiento e incomprensión, y una de las grandes verdades que he aprendido con el tiempo, es que no es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia, pues limpiar, es simplemente cambiar la basura de sitio. Y realmente el tiempo, ni el vuestro ni el mío, está para gastarlo en tamañas tonterías ¿me equivoco? La realidad es que cuatro años dan para mucho, e intentar aunar, y mostraros, todo el conocimiento adquirido de esta nuestra residencia, no darían ni para empezar, así que para vuestro bien y el mío seré breve. La residencia como lugar donde vivir, independientemente de la vida social que esta muchas veces implica, es un buen sitio: no tienes que fregar, no tienes que barrer, la comida esta lista cuando llegas (si llegas claro), y medianamente no tie-

nes que rendirle muchas cuentas a nadie, si te comportas medianamente como una persona mayor de edad (que es lo que somos). Esto es lo que podríamos denominar “bienestar residencial”. La “felicidad residencial”, es más difícil, implica a las personas.

Una de las grandes consecuencias de vivir en esta residencia, es, que mucho o poco, te vuelves un poco mas empático con todo lo que te rodea, todo lo que genera el “microcosmos Cossío”. Como nota curiosa o de anecdotario particular, a principios de este curso, escuché a una residente de nueva hornada hablar acerca de lo aprendido en su clase: el capitalismo, el socialismo, el comunismo, en fin todos los ismos posibles se nombraron en la conversación que mantenía. Bueno, le faltaron algunos, pero es que el desarrollo del “ohyeahismo”, el “neneismo” y el “vamosahiismo” vendrían después. Esto, evidentemente, desencadenó que mi cabeza elucubrara ciertas teorías entorno a las relaciones personales que se producen en esta residencia, de hecho algunas de ellas

19

se resumían en algunos de los anteriores movimientos citados. Porque la realidad, queridos residentes, es que aunque hasta a mi mismo me cueste creerlo, somos las personas las que conformamos esta residencia. Nos guste o no. A lo largo de este tiempo, he vivido situaciones de todo tipo: geniales, buenas, regulares, malas y desagradables. Evidentemente está claro que esto es una competencia nuestra, y de nadie mas. Porque lo que parece ser que no tenemos claro mucha gente de la que vivimos aquí es que el respeto, por encima de todo, es la base de una buena relación cordial entre nosotros. El hacernos sentir bien unos con otros parece que “no nos entra”. Y no me refiero a los grandes eventos, hablo de las pequeñas cosas, esas que se clavan poco a poco, día a día, porque por si no lo sabíais una de las grandes consecuencias de vivir en esta residencia, es, que mucho o poco, te vuelves un poco mas empático con todo lo que te rodea, todo lo que genera el “microcosmos Cossío”. El sentarse en una mesa diferente habiendo sitio de sobra para que entren tus amiguetes (cosa que yo hacía y de la cual no me siento muy orgulloso), dejar un asiento de separación con otra persona sin motivo aparente (hasta día de hoy no he encontrado el motivo, y no creo que ninguno de nosotros tengamos un virus que podamos propagar simplemente por ubicarnos en una silla), realizar comentarios soeces unos sobre otros, hacernos con la hegemonía de alguna sala común para nuestro disfrute propio y defenderlo con miradas de leones y tigresas, el hacer ruido a altas horas de la noche, gritar por el pasillo y un largo etc.


Estas cosas son las que, como he dicho antes, invitan a la reflexión. De entre muchos pensamientos que me invaden, hay uno en especial que me llama soberanamente la atención, sobre como perdemos la individualidad, y entramos a formar parte de un plano social que nos invita, en muchos casos, a actuar de una manera poco cívica. Eso de que “cada persona es diferente” en el Cossío se acaba convirtiendo, en algo en lo que yo denomino roles. Hay para todos los gustos: las voces del pueblo se convierten en los “cappones” del mañana tomando decisiones poco democráticas (en beneficio propio y de unos pocos), los que critican hoy a unos y mañana son los mejores amigos (o como decía un viejo colega residente, los famosos “ripios amistosos”) y estos son solo unos pocos ejemplos de lo que, en definitiva, es un alarde sin fin de pirotecnia social, que a decir verdad, no viene a cuento. Porque la realidad, es que cuando te dedicas a pensar en estas problemáticas, te das cuenta de que podrías haber empleado tu tiempo en haber mantenido una conversación con alguien que merezca pena. Personalmente, en cuatro años, solo he conocido a unos pocos, no los cuento ni con los dedos de una mano. Porque esa es otra, y esto va para los encantadores novicios, no

penséis que la vida residencial es así siempre, las cosas cambian mucho, quedaos con lo que merece la pena. Pero vayamos terminando, os preguntareis de nuevo ¿y qué tiene que ver esto con la nostalgia? Todo. Pues cuando uno acaba en su cuarto, sentado en su silla mientras piensa en esto, y te invaden los recuerdos de tanto tiempo, te das cuenta de que las cosas se podían haber hecho mucho mejor. Pude haberme ahorrado un montón de malos recuerdos si tanto los demás, como el aquí presente, lo hubiéramos hecho mejor en todos los sentidos. Evidentemente, esto no tiene que ver con la mayoría de vosotros, pues sois nuevos, y, culpa mía, no me he tomado la molestia de conoceros más que sólo a unos pocos. Pero espero que os quedéis con algo en claro de esto que escribo, al menos algo más que el pensar que quien lo escribe es un amargado. La verdad, es que este año, y esto es una simple reflexión personal, ha sido sanador y curativo. El estar relativamente solo, fuera del plano social que plantea esta residencia, me ha hecho recapacitar y entender las cosas desde una nueva perspectiva (y no he necesitado tener que vivir en una ciudad costera del sur de Inglaterra para ello). No obstante, no se pueden olvidar cuatro años con un chasquido de dedos,

20

no sería justo debido a la cantidad de risas, fiestas, confidencias, noches de trabajo que he pasado aquí, por lo que me veo obligado a admitir, que no todo han sido fatigas. Así que cuando recoja mis cosas, a principios de Junio, si bien me iré sin pena ni gloria, abandonaré este lugar con la cabeza bien alta. Al menos habré dejado las cosas bien claras. Por último y en mi clara oposición al anonimato, a mis ojos el no reconocer lo que uno escribe le resta mérito no solo al escrito sino a la persona que lo escribe, ante cualquier objeción o comentario al respecto, me podréis encontrar en la 307 tomando un té o en su defecto mirando a través de la ventana en pos de escuchar esos maravillosos ruidos de cabras, vacas y demás animalario de granja que se oye tras las paredes del otro edificio. Paz para algunos y mierda para el resto.


Reportaje fotográfico Días de fútbol Por Cristina Moreda Pocas veces tiene una la oportunidad de presenciar cómo su equipo gana por goleada, pero en ésta, además, tuve la oportunidad de inmortalizar el partido. ¡Pasen y vean!

21


22


Reportaje Fotogrรกfico

23


Personalmente Por Cristina Moreda Este año no podía faltar un recuerdo de algunos de los más conocidos miembros del personal de la Residencia; por eso, ellos son los protaginstas de éste reportaje. ¡Va por vosotros!

Julio y Dolores, en portería.

Manuel, muy ocupado, en su despacho.

24


Reportaje FotogrĂĄfico

Ana, a cargo de los croissants del desayuno.

CĂŠsar, Marisol, Nuria y Pili, en el comedor.

25


Manolo, manitas de la Resi, frente al almacĂŠn de mantenimiento.

Mario,adecentando un poco nuestras habitaciones.

26


Reportaje Fotográfico Ángel, “The Boss”, director de la Residencia, en su despacho.

Pepe, secretario, frente a su ordenador.

27


Taller de Fotografía Impartido por Adrián Mañero Fotografías de marta Rosino

28


Reportaje Fotogrรกfico

29


Exposición de arte Participaron: Roberto Bustos Gema Campayo Cecilia Contreras María Díaz Laura Díaz Beatriz Gutiérrez David Iglesias Adrián Mañero Estéfano Marcos Belén Morante Carlos Pardo Pablo Rodríguez Sofía Sanchez Romina Vicente Taller de escultura 2011 Fotografías de Cristina Moreda

30


Reportaje Fotogrรกfico

31


32


Reportaje Fotogrรกfico

33


34


Reportaje Fotogrรกfico

35


36


Reportaje Fotogrรกfico

37


Making off de “Baldosas en el suelo” Por Beatriz Gutiérrez Romeral.

38


El rinc贸n art铆stico

39


40


El rinc贸n art铆stico

41


42


El rinc贸n art铆stico

43


NĂşmeros anteriores

44


Revista Cossío