Page 1

PROYECTO INTEGRADO.

Hecho por: Pilar รlvarez, Elena Boris, Paula Lousame y Elvira Monge. 4ยบ A.


ÍNDICE.

1-

234567-

Introducción. (parte de Elena) 1.1- Generalidades (factores a tener en cuenta). (Paula, Pilar y Elena) 1.2- Objetivos. (Pilar) Factores a tener en cuenta. (Elvira) Materiales de construcción. (Pilar) Ventajas y desventajas. (Buscado por Pilar y escrito por Elena) Curiosidades/Datos de interés. (Pilar) Opinión de un experto. (Buscado por Elena y escrito por Pilar)

8-

Opinión personal mediante encuestas realizadas. (Elena, con ayuda de Pilar) Investigaciones en Andalucía. (Paula)

9-

8.1- Solar Decathlon. 8.2- Andalucía Team. 8.3- Solar Decathlon Europe 2012. Biografía. (Pilar)


1- INTRODUCCIÓN. La arquitectura bioclimática consiste en el diseño de edificios teniendo en cuenta las condiciones climáticas, aprovechando los recursos disponibles (Sol, vegetación, lluvia, vientos) para disminuir los impactos ambientales, intentando reducir los consumos de energía. Una vivienda bioclimática puede conseguir un gran ahorro e incluso llegar a ser autosuficiente en su totalidad. Aunque el coste de construcción puede ser mayor y rentable, ya que el incremento de la vivienda se compensa con la disminución del gasto de energía. Un ejemplo de ello son las casas encaladas en Andalucía o los tejados orientados al sur en el hemisferio norte, con objetivo de aprovechar la inclinación del sol. Para que las casas bioclimáticas desarrollen su funcionamiento correctamente es necesario conocer las características de la temperatura de la zona en la que se quiera construir, para ello es necesario la planificación de expertos teniendo en cuenta que deben estar adaptadas a las temperaturas.

Casa bioclimática.

1.1- GENERALIDADES (factores a tener en cuenta). -

Soleamiento y protección solar: las ventanas con una adecuada protección solar, alargadas en sentido vertical y, situadas en la cara interior del muro, dejan entrar menos radiación solar en verano, evitando el sobrecalentamiento de locales soleados. Por el contrario, este efecto no es beneficioso en lugares fríos o durante el invierno, por eso, tradicionalmente, en estos lugares las ventanas son más grandes que en los cálidos, están situadas en la cara exterior del muro y suelen tener miradores acristalados, para potenciar la beneficiosa captación de la radiación solar.

-

Aislamiento térmico: los muros gruesos retardan las variaciones de temperatura, debido a su inercia térmica. Un buen aislamiento térmico evita, en invierno, la pérdida de calor por su protección con el exterior, y en verano la entrada de calor.


-

Ventilación cruzada: la diferencia de temperatura y presión entre dos estancias con orientaciones opuestas, genera una corriente de aire que facilita la ventilación. Una buena ventilación es muy útil en climas calidos, húmedos, sin refrigeración mecánica, para mantener un adecuado confort térmico.

-

Orientación: en una casa bioclimática que ambicione el calor del invierno la fachada principal de la casa mirará al Sur, siendo en esa dirección en la que más superficie se expondrá al sol. El sol del verano no perjudicará a una casa bioclimática. Si se trata de una zona calurosa incluso en invierno, los ventanales y aberturas mayores se abrirán mirando al norte.

-

Los grandes huecos: (ventanas, balcones, grandes puertas) deben mirar hacia el Sur. Es la parte más soleada, por lo que la aprovecharemos para obtener todo el calor pasivo posible (este sol que entra en la casa, además de calentar, sanea el ambiente y quita humedades). Dentro de la casa aseguraremos una buena masa térmica (almacenadora del calor que permitimos entrar en invierno, como son las plaquetas, muros de ladrillo, etc.). Al Este, al Oeste, y sobre todo al Norte las ventanas deberían ser pocas y pequeñas (para evitar pérdidas de calor). Las ventanas al Norte facilitaran la refrigeración natural, las contraventanas, persianas y toldos evitaran la entrada del sol en verano. Un porche en toda la cara Sur, así como tejadillos sobre las ventanas de las dimensiones adecuadas evitarán la entrada del sol, pero la permitirán en invierno (debido a la diferente altura del sol en dichas estaciones).

-

Aislamiento óptico: todas las paredes, así como el suelo y el techo deben disponer de un doble muro, con una cámara de aire y una buena capa de aislante entre ellos. El aislante, que también podría ir al exterior o al interior de la vivienda, deberá ser de alta densidad y ecológico para evitar que desprenda emanaciones tóxicas dañinas para los moradores (la paja prensada y convenientemente tratada o el corcho natural son de las opciones más económicas y ecológicas, y sobretodo más sanas disponibles). Las ventanas dispondrán de doble cristal y de persianas con un aislante interior, o se recurrirá a contraventanas interiores de madera. Unas cortinas interiores gruesas también ayudan a evitar la entrada de calor en verano (o la perdida de este en invierno). Un pequeño vestíbulo o separador entre la puerta de entrada y el resto de la vivienda servirá de retención de la climatología exterior. Mediante la integración de fuentes de energía renovables, es posible que todo el consumo sea de generación propia y no contaminante. En este caso, hablamos de “edificios 0 emisiones”. Puede llegarse incluso a generar más energía de la consumida (que podría ser vendida a la red), en cuyo caso hablaríamos de “edificios energía plus”. Las fuentes más empleadas son la energía solar fotovoltaica, la energía solar térmica e incluso la energía geotérmica.


1.2- OBJETIVOS. -

Lograr la calidad del ambiente interior, es decir, unas condiciones adecuadas de temperatura, humedad, movimiento y calidad del aire.

-

Tener en cuenta los efectos de los edificios sobre el entorno en función de las sustancias que desprendan.

-

El impacto que produzca el asentamiento: teniendo en cuenta aspectos como el exceso de población, las vías de acceso, aparcamientos, destrucción del tejido vegetal.

-

Contribuir a economizar en el consumo de combustibles, (entre un 5070% de reducción sobre el consumo normal).

-

Disminuir la emisión de gases contaminantes a la atmósfera (entre un 50-70%).

-

Disminuir el gasto de agua e iluminación (entre un 30-20% respectivamente).

-

Los consumos que afectan al desarrollo sostenible del lugar: el consumo de agua o de otras materias primas por encima de su capacidad de renovación.

2- FACTORES A TENER EN CUENTA -

Análisis del lugar: para elegir y planificar un solar debemos observar varios elementos que tienen gran importancia a la hora de construir un edificio aliado con el entorno. Esto nos proporcionará como mínimo más confort, mejores vistas, mejor aprovechamiento de los espacios y un considerable ahorro energético. Unas observaciones son sencillas de realizar, otras más complejas o técnicas.

-

Límites: observaremos los contornos, límites de la propiedad, construcciones vecinas, caminos, vías de comunicación adyacentes, dimensiones y forma del solar, lugares de acopio de materiales de construcción, acometida de instalaciones (agua potable, electricidad, saneamiento...), vertederos próximos de escombros (si fuese preciso) y haremos un croquis anotando todo ello.


Modos de captar energía del entorno .

-

Orientación: este punto es fundamental ya que determinará la orientación de la vivienda a fin de conseguir un buen ahorro energético. En el hemisferio Norte la orientación de la zona de estar conviene dirigirla hacia el Sur. El Norte magnético se puede localizar con brújula, el geográfico observando la estrella Polar y el Sur observando la posición del sol observando la sombra en el momento del mediodía.

-

El sol: la radiación solar puede ser aprovechada de varias formas: para calentamiento pasivo, calentamiento activo y obtención de electricidad fotovoltaica. Localizaremos el Sur para conocer la mejor orientación de los elementos captadores de energía. Seleccionaremos los lugares donde no haya árboles ni obstáculos que den sombra y los anotaremos en el croquis. En cuanto a la posible ubicación de la vivienda hay que tener en cuenta que el Sol es deseable en invierno, pero no en verano y prever el modo de atenuar la potencia de los rayos del Sol en dicha estación. Debemos anotar en el croquis la trayectoria del sol, punto de amanecer y de ocaso, con la fecha del día que se hace la observación para facilitar la tarea de elaborar el esquema de análisis del lugar.


Utilización del agua en el diseño del entorno.

-

Las vistas: en el caso de encontrarnos con una vista indeseable, esta puede ocultarse con árboles u otro tipo de pantallas. Si no es posible por falta de espacio, siempre puede diseñarse una vivienda con patio o pequeña huerta. Solemos tender a colocar la mayor parte de las ventanas hacia la vista que más nos gusta, olvidándonos de que con ello nos podemos estar limitando a contemplar un único panorama durante el resto de nuestra vida. Los constructores japoneses diseñan las aberturas de modo que el mismo paisaje nunca sea visto desde más de un punto. Por medio del uso de la vegetación y de otros elementos de jardín como cercas, estanques, pequeñas construcciones auxiliares, etc. ocultan los paisajes repetitivos. Además, para evitar la sensación de “cuadro” compensan el punto central de interés de la vista principal colocando alrededor de las esquinas otros puntos de interés.

Utilización de la climatología de la vegetación.


-

Vegetación: es la gran aliada de la arquitectura bioclimática. Las plantas nos permiten protegernos de los vientos fríos, disponer de sombra en verano, aislarnos de los ruidos, controlar la erosión y proporcionarnos belleza paisajística que cambia con el curso de las estaciones. En nuestro esquema anotaremos la ubicación de los árboles de la finca y sus proximidades así como el tipo de vegetación autóctona de la parcela y los alrededores.

Modificación del entorno del agua.

-

El agua: el agua de lluvia puede ser almacenada y empleada para el riego. Conviene conocer la cantidad de precipitaciones y la época del año en que suelen producirse. Conviene realizar algún estudio para conocer la presencia de agua subterránea que pueda sernos de utilidad, así como la existencia de capas freáticas que puedan afectar al diseño estructural. Un alto contenido de agua puede llegar a suponer un costo elevado añadido en el capítulo de drenajes e impermeabilización. La presencia cercana de masas de agua: océano, lagos, ríos, etc. influye sobre el clima. Los lagos y ríos atraen masas de aire frío. El océano puede traernos brisas y temporales.

-

El hielo: si se va a construir en un lugar donde se producen heladas invernales necesitamos conocer la temperatura mínima que alcanzan para calcular la profundidad adecuada de la cimentación y que no se vea afectada por ellas.

-

Las construcciones adyascentes: anotaremos su altura, posición relativa, su grado de agrupación y la organización del entramado urbano que nos rodea. Observaremos si nos protegen de los vientos o nos dan sombra.


-

Puntos de abastecimiento: ubicación de redes de abastecimiento de agua, gas, electricidad, saneamiento, telefonía, etc., así como puntos de acopio de materiales de construcción, invernaderos para adquisición de plantas, obtención de materiales reciclados, etc.

-

La geología del terreno: antes de edificar conviene que una empresa especializada realice un estudio geotécnico del terreno y nos aconseje sobre las capas y la profundidad adecuada a la que se debe cimentar. También necesitaremos ayuda para localizar venas de agua, localización de la capa freática, presencia del peligroso gas radón y zonas geopáticas (zonas de magnetismo alterado).

-

Las radiaciones electromagnéticas: cada vez hay más estudios que relacionan la presencia de cables de alta tensión, transformadores de electricidad y antenas de telefonía con la mayor incidencia de ciertas enfermedades. Por ello es necesario observar si en las proximidades de la parcela existen este tipo de instalaciones para tomar las debidas precauciones.

Modificación del entorno.


-

Integración de la casas con el lugar: debemos considerar el conjunto casa-lugar como un todo indivisible. La planificación de la casa y su entorno debe hacerse simultáneamente, cada metro cuadrado de terreno es tan importante como el metro cuadrado edificado. En realidad debería considerarse el espacio al aire libre como una estancia más de la vivienda y crear espacios de transición intermedios como patios y verandas.

-

El asentamiento: es frecuente colocar la vivienda en lugar que nos parece más hermoso de la parcela, sin darnos cuenta de que una vez hayamos ocupado el sitio con ladrillos y hormigón es muy probable que ese espacio haya perdido su encanto. El lugar debe ser escuchado, sentido, percibido en todos sus aspectos antes de comenzar el diseño de la edificación. Solo así podremos darnos cuenta de cuál es el lugar adecuado para desarrollar cada una de nuestras actividades: lugares para pasear, para estar, para dormir, para cocinar...

-

La forma: solamente cuando se hayan “trazado” los diferentes espacios sobre el croquis del lugar empezará a tomar forma la futura edificación. Si hemos “escuchado” el sitio, el diseño se adaptará al terreno como un guante en la mano. La armonía con el paisaje será mayor si se utilizan los materiales propios del lugar. La forma resultante debe permitir hacer un buen acopio de la radiación solar en verano, eludir los vientos de invierno y proporcionar la adecuada ventilación y frescura en verano.

Modos de transmisión del calor.


-

La relación con la superficie: será fruto del paisaje y el clima. En un solar inclinado se puede llevar acabo un diseño en dos niveles colocado en la ladera. En lugares áridos y de clima continental puede ser muy útil desde el punto de vista climático plantearse una construcción semienterrada.

Refrigeración en verano.

-

Protección frente al medio: el control climático del interior de la vivienda necesita ser apoyado y propiciado por el adecuado diseño y utilización del terreno circundante. El espacio al aire libre nos puede proporcionar un microclima confortable y una relación necesaria y gratificante con la naturaleza.

-

La radiación solar: en invierno se necesita hacer acopio de la misma y en verano aislarnos de ella. Por ello se deben buscar mecanismos para permitir su entrada en los días fríos y evitarla en tiempo de calor. Además de los elementos puramente constructivos como voladizos podemos utilizar árboles y plantas trepadoras de hoja caduca que en invierno dejan pasar los rayos del Sol y en verano proporcionan sombra.

-

Los ruidos: las calles, carreteras o vecinos poco cuidadosos pueden hacer necesario la construcción de pantallas acústicas. Existen elementos prefabricados que no quedará más remedio que colocar cuando no se dispone de espacio, pero es mucho más agradable e incluso da mejores resultados la ubicación de una barrera vegetal formada por árboles y setos de hoja caduca, plantados de modo que ofrezcan una curva ascendente.


Protección frente al viento.

-

Los vientos: los fríos vientos de invierno pueden frenarse con pantallas de setos y árboles de hoja caduca. Si el terreno es irregular pueden aprovecharse los desniveles del mismo para construir la casa en un espacio abrigado orientado al Sur. La forma de la cubierta puede diseñarse más baja por el lado de incidencia de los vientos, de modo que “resbalen” sobre ella sin dejar pared expuesta a los vientos. En zonas secas y frías se puede construir una vivienda semienterrada.

Modificación del entorno del viento.


-

El viento: en nuestras latitudes se hace necesario proteger la vivienda de los vientos dominantes en invierno y evitar las turbulencias. En verano conviene aprovechar las brisas naturales para favorecer la ventilación. Se anotará en el croquis la dirección de dichos vientos para diseñar pantallas o elementos cortavientos así como prever aberturas en el edificio para producir ventilación cruzada natural durante los días cálidos.

Modificación del entorno (La topografía).

-

La topografía: se hace aconsejable anotar las pendientes del terreno y la dirección de sus inclinaciones ya que pueden afectar directamente al curso de los vientos que incidirán sobre la edificación. También influyen sobre el curso de las aguas de lluvia y nos indicarán las zonas en que puede ser necesario realizar drenajes. En estas latitudes suele ser más deseable edificar en una ladera orientada al Sur, pero si no se dispone de ella se puede construir un microclima por medio de un pequeño movimiento de tierras y el uso de vegetación.

-

Las zonas Geopáticas: se evitará construir sobre fallas o venas de agua y se distribuirá el espacio interior de la vivienda de modo que las camas no coincidan sobre los cruces de las redes de Curry o de Hartmann que producen alteraciones del magnetismo terrestre.


-

La contaminación electromagnética: la presencia de transformadores de electricidad produce campos electromagnéticos indeseables que pueden apantallarse y derivarse a tierra. Si la empresa suministradora de electricidad se niega a hacerlo pueden reducirse considerablemente tales campos con la colocación de fuentes que proyecten agua pulverizada y elementos hincados en el terreno que deriven a tierra los iones del aire.

Refrigeración de edificios mediante ventilación.

-

El gas radón: las zonas graníticas suelen ser grandes emisoras del gas radioactivo radón que se acumula en el interior de la vivienda y puede resultar peligroso para la salud de sus ocupantes. La mejor forma de librarse de él es la ventilación. Se puede ventilar la solera del edificio para que salga al exterior. También resulta eficaz ventilar la casa. Para ello se pueden abrir las ventanas dos veces al día durante al menos 15 minutos. Para evitar perder calor durante los meses fríos, además de ventilar la solera puede diseñarse la vivienda con conductos de ventilación que precalienten el aire.


3- MATERIALES ECOLÓGICOS Y NECESARIOS PARA LA CONSTRUCCIÓN DE UNA BIOCASA. Los materiales empleados en la construcción de las viviendas bioclimáticas deben ser saludables y no dañar al medio. Por eso es importante tener en cuenta todo el proceso de obtención, desde la extracción de las materias primas hasta su uso final. Algunos de los muchos materiales ecológicos que podemos encontrar, dependiendo de la zona, son: -

Ladrillos ecológicos: bloques fabricados a partir de materiales usados, naturales o de alta tecnología, posibilitan la construcción de viviendas más ecológicas. Son ladrillos que reaprovechan la ceniza del carbón, el plástico usado, que convierten la humedad ambiental en agua o que utilizan materiales naturales como el cáñamo o la paja. Al utilizarlos, se reduce el gasto en energía y materias primas que requieren los ladrillos convencionales, ayudando así al medio ambiente y a construir casas con propiedades más ecológicas. En la actualidad, un ingeniero civil ya jubilado, Henry Lui, preside la empresa Freight Pipeline, que trata de que sus ladrillos ecológicos “FlyAsh Brick”, se extiendan por todo el mundo. Las ventajas de estos se encuentran en sus propiedades, y es que son más ligeros y consumen menos energía. Además, son capaces incluso de absorber del aíre pequeñas cantidades del tóxico metal de mercurio. Desde entonces, Lui ha recibido el apoyo de la Fundación Nacional para la Ciencia (NSF) de Estados Unidos, y en 2007 logró el premio de los mejore inventos del año de la revista Popular Science.

Ladrillos ecológicos.

Estos ladrillos de “hormigón polimérico” tienen el mismo aspecto que los normales de cemento, pero absorben menos agua, por lo que resisten muy bien las variaciones de temperatura. Según sus impulsores, estos ladrillos presentan una serie de ventajas: son más baratos, resistentes, aislantes y ligeros que los convencionales; no requieren grandes instalaciones; se pueden serrar y clavar con facilidad; y son más ecológicos al ahorrar energía y reciclar materiales.


Pero eso no es todo, algunos investigadores tratan de que estos ladrillos, además de ecológicos, tengan alguna propiedad útil. Por ejemplo, del proyecto “Agua Cero: como sacar agua de las piedras”, impulsado por la FEDIT, ha surgido la idea de crear unos ladrillos cuyo material sea capaz de absorber la humedad del ambiente, de manera que mediante un sistema de canalización en las fachadas aprovecharían el agua resultante para sus inquilinos. -

Ladrillos de cáñamo y paja: en Guadix (Granada), la empresa Cannabric fabrica de forma artesanal ladrillos de cáñamo, cal hidráulica natural y una mezcla de minerales, además de tierra de las cuevas de la zona. Su responsable, Monika Brümmer, enumera diversas ventajas de estos ladrillos: su resistencia es parecida a los normales, que ganan a estos en la capacidad de regular la temperatura, la humedad ambiental y de aislar ruidos. Además, los materiales son naturales y no precisan de pesticidas. No obstante, reconoce que son más caros que los convencionales, aunque asegura que su coste se amortiza en pocos años gracias al ahorro de energía que suponen.

Ladrillo de cáñamo.

-

Ladrillos luminosos y de papel: los “Solar Brick Light” son unos ladrillos tipo baldosa que se iluminan por la noche al recargarse con energía solar. Por ello, pueden ser muy útiles para pavimentar caminos en jardines o entradas en las viviendas. Su precio, de unos 32 euros actualmente, es algo elevado, pero pueden contribuir al ahorro de energía de forma interesante y ayudar a decorar con estilo. Por otra parte, el “Newspaper Brick Maker” es un aparato compactador que transforma el papel de periódico en ladrillos. Tras añadir agua y el papel en tiras en su contenedor, su usuario obtendrá un pequeño módulo que puede utilizarse para alimentar una estufa o una barbacoa, o como elemento decorativo.


Ladrillos luminosos.

-

Energía solar fotovoltaica y térmica a la vez: es un sistema híbrido que logra electricidad y calor del sol de forma más eficiente que por separado, aunque su generalización todavía es muy limitada. Diversas empresas de todo el mundo prueban varios modelos de este concepto híbrido para intentar ser más eficientes en el aprovechamiento de esta energía renovable. El sistema instalado en Beijing, denominado “SolarDuct PV/T”, aprovecha el calor sobrante de cualquier panel fotovoltaico de techo mediante una instalación térmica. La mayoría de células solares, dependiendo del día, tienen una eficiencia de entre el 10% y el 15%, ya que gran parte de la energía se pierde en forma de calor. Asimismo, afirman, que el sistema consigue que las células fotovoltaicas no se recalienten, lo que les permite producir más electricidad. El “Solar Wall” es una instalación que consiste en un muro de acero con pequeñas perforaciones ubicado en la pared del edificio. De esta manera, el sistema captura el calor del aire exterior y el que irradia el propio edificio, evitando además que este se encuentre en contacto directo con el sol. Finalmente, el calor obtenido es transmitido al interior del edificio para su aprovechamiento térmico. Desde Conserval Engineering afirman que no requiere mantenimiento y su vida útil supera los 30 años, permitiendo un ahorro en combustible para sistemas térmicos de entre un 20% y un 50%.

SolarDuct PV/T.


Solar Wall.

-

Otros sistemas fotovoltaicos/térmicos: las posibilidades de la tecnología híbrida han llevado a las empresas a experimentar con varios sistemas. Por ejemplo, la Agencia Internacional de la Energía dispone de un programa para incentivar el desarrollo comercial de estos dispositivos. En este sentido, se pueden encontrar en el mercado varios modelos de colectores solares fotovoltaicos/térmicos, aunque su número aún es limitado y requieren un mayor desarrollo para su generalización. Algunas otras, como la holandesa PVTWINS, se han centrado en los denominados “colectores líquidos fotovoltaicos/térmicos”.

Colector solar fotovoltaico/térmico.


-

Ventanas solares: gracias a los avances tecnológicos, la energía solar se puede aprovechar en los hogares de diversas maneras, en algunos casos muy curiosas. Una empresa japonesa, Nihon Telecommunication System, ofrece ventanas con células fotovoltaicas que pueden producir, en días soleados, hasta 70 vatios por metro cuadrado de cristal. Con la electricidad lograda, afirman que pueden alimentar a un PC o recargar un teléfono móvil. Según sus responsables, las células solares que incorporan tienen una eficiencia de entre el 7% y el 8%. Como ventaja adicional, el fabricante nipón asegura que impiden la entrada de hasta el 90% de los rayos solares, de manera que se reducen los costes en aire acondicionado. Su gran inconveniente, el precio.

Ventanas solares.

-

Tejados ajardinados contra el cambio climático: la instalación de estos tejados verdes consiste en superponer varias capas sobre la cubierta del edificio, de manera que la estructura del inmueble queda aislada y se dispone de una superficie especial para la plantación y mantenimiento de la vegetación y el drenaje del agua. En cuanto a las especies vegetales seleccionadas, se tiene en cuenta el clima de la ciudad y las características físicas del edificio, aunque las más apropiadas son las de pequeña altura, con un rápido poder de crecimiento y expansión, resistentes a la sequía y con pocas necesidades de mantenimiento. Cada vez más ciudades cubren de vegetación las azoteas de sus edificios para mejorar el entorno urbano y reducir las emisiones de Co2 y el gasto energético. En países como Gran Bretaña, Estados Unidos o Alemania son cada vez más numerosas e incluso cuentan con subvenciones para su construcción. Además de transformar la grisácea fisonomía de las grandes urbes, estos espacios verdes de altura ayudan a controlar las emisiones de Co2 y el gasto en electricidad.


Azoteas verdes en EE.UU.

Su finalidad estricta es aprovechar las propiedades ecológicas de introducir vegetación en la parte superior de cualquier edificio urbano, aunque los últimos diseños más vanguardistas van más allá con diversos espacios ajardinados, decorativos y de esparcimiento. Las ventajas de ubicar cubiertas vegetales en la parte superior de los edificios son diversas. La vegetación, además de mejorar la calidad del aire, amortigua el ruido, constituye un sumidero natural de Co2, y posibilita que vuelva la vida animal a las ciudades. Según un estudio elaborado en Canadá, si se cubriera de materia verde tan sólo el 6% de los tejados de Toronto se conseguiría eliminar 30 toneladas de partículas contaminantes de la atmósfera cada año. Asimismo, a la vez que absorben hasta en un 70% el agua de lluvia para su mantenimiento, contribuyen a que las alcantarillas no se saturen. Por otra parte, un trabajo publicado en la revista Bioscience, del Instituto Americano de Ciencias Biológicas, afirmaba que estos pequeños vergeles urbanos controlan la temperatura, de manera que en verano pueden reducir el consumo de aire acondicionado hasta en un 25% y evitar en invierno pérdidas de calor de hasta en un 50%. Asimismo, limitan lo que los expertos denominan el efecto de la “isla de calor”, que eleva artificialmente la temperatura de las grandes ciudades. Por ello se trata también de un sistema natural de eficiencia energética.

Azotea ecológica.


En cuanto al precio, los expertos recuerdan que son más caros que los tejados convencionales. No obstante, sus responsables, aseguran que estos sistemas duran entre 30 y 40 años, el doble que los tejados normales. Como dato de interés: La idea de tapizar con una cubierta vegetal la parte superior de los edificios ya era utilizada por pueblos como los vikingos y otras civilizaciones antiguas. Algunos expertos apuntan incluso a los jardines colgantes de Babilonia como antecedente remoto de estas instalaciones. Los impulsores de los sistemas modernos se sitúan en la década de los años 60 del siglo pasado en varios países escandinavos y de Europa Centra, fundamentalmente Alemania. En Estados Unidos, las ciudades de Pórtland Y San Francisco se consideran las primeras en instalar, en los años 80, estas azoteas ecológicas. Por último, destacar que, una directiva municipal en Tokio obliga a “convertir en verde” desde 2001, por lo menos, el 20% de las azoteas de más de mil metros cuadrados.

4- VENTAJAS Y DESVENTAJAS. ¿Cuáles son las ventajas? Hay varias razones para recuperar la arquitectura bioclimática: Actualmente, la energía es escasa y su producción lleva aparejada varios problemas. Por ejemplo; la electricidad, esa energía aparentemente limpia que llega a casa, es “sucia” en su origen: en un gran porcentaje se produce quemando combustibles (carbón, petróleo, gas natural...), con la consiguiente liberación de gases, como el dióxido de carbono, que provoca el temido efecto invernadero que está recalentando el planeta, o los óxidos de nitrógeno, que provocan la lluvia ácida que está acabando con los bosques; y otro importante porcentaje se produce en las centrales nucleares, con el conocido problema de los residuos radioactivos. Una construcción bioclimática reduce la energía consumida y por tanto, colabora de manera importante en la reducción de los problemas ecológicos que se deriva de ello (el 30% del consumo de energía primaria en los países industrializados proviene del sector de la edificación). Sus ventajas son: - Para ahorrar dinero en la factura de la electricidad o el gas; Un edificio verde es una estructura que se ha concebido con el objeto de aumentar la eficiencia energética y disminuir el impacto medioambiental, al tiempo que mejora el bienestar de sus usuarios. Por ejemplo, la potenciación de la luz natural en el interior del edificio, no solo supondrá un ahorro económico y un menor impacto ambiental, debido al menor consumo de electricidad (un importante porcentaje de producción de electricidad se realiza a partir de la quema de combustibles, con la consiguiente liberación de gases contaminantes de efecto invernadero, especialmente CO2), sino que también podrá reducir el posible estrés de sus ocupantes.


- Para conseguir una armonía con la naturaleza; la construcción sostenible no se caracteriza por un rasgo concreto ni se limita a un conjunto de normas o requisitos. Se trata de un proceso completo, que abarca desde la elección del solar en que se iniciará la construcción hasta la proyección de la estructura y la utilización de los materiales ecológicos o la posibilidad de reciclaje de los mismos. Para lograr una mayor armonía entre el hombre y la naturaleza, se pasaría de la casa “bunker” que no tiene en cuenta el entorno climático y utiliza potentes aparatos de climatización para resolver el problema, a una casa que integra y utiliza su entorno y el clima para resolver sus necesidades energéticas ¿Cuáles son las desventajas? - Sobrecoste y encarecimiento de la vivienda. - Hábitos de la sociedad, al no estar los usuarios acostumbrados a vivir en sistemas de renovación controlada de aire. - Los medios de comunicación encumbran cualquier tipo de arquitectura esteticista, y apenas reflexionan sobre cómo vive la gente. - Los planeamientos urbanísticos no contemplan criterios ambientales significativos. Los trazados, más o menos afortunados, responden solamente a un reparto de aprovechamientos y ubicaciones jerarquizadas por niveles de rentabilidad y accesibilidad.

5- DATOS DE INTERÉS Y CURIOSIDADES. -

Actualmente puede ser complicado el encontrar un lugar adecuado para situar la vivienda debido a la proliferación de líneas de alta tensión, antenas de telefonía y transformadores de electricidad. Los campos electromagnéticos en el hogar no deberían tener una intensidad superior a los 2 mG (miligauss).

-

En ocasiones los seres humanos han elegido lugares para construir viviendas algo especiales. En las ciudades medievales europeas era frecuente la construcción de casas de dos o tres pisos encima de los puentes. Se colocaban tiendas y talleres hasta dejar casi impracticable el paso sobre el puente. Esta costumbre se mantuvo durante siglos.

-

En el desierto de Kalahari hay muchas cuevas que pueden servir de vivienda, pero los bosquimanos prefieren construirlas con ramas y hierba.

-

Se dice que los antiguos reyes chinos vivían durante el invierno en cuevas que habilitaban como viviendas y en verano residían en pequeñas construcciones hechas sobre los árboles.


-

Debido a la humedad las normas constructivas japonesas obligan a construir el suelo de la vivienda 45 cm. sobre el terreno. Al estar ventilado, tiende a enfriarse. Los japoneses se quitan el calzado a la entrada de la casa y necesitan disponer de un suelo cálido. Lo logran colocando esteras de paja de arroz (de 5 cm.) llamadas “tatami” que resultan ser un excelente aislante.

-

Los esquimales construyen con hielo sus iglús. El hielo revestido con pieles demuestra ser un buen aislante. A temperatura exterior de – 45º C. consiguen en su interior + 5º C. Es decir, 45º C. de diferencia.

-

Los ladrillos ecológicos tan solo necesitan una temperatura de cocción de 60º C, mientras que los normales requieren de hornos que alcancen unos 900º C.

-

Cada año, unos 45 millones de toneladas de ceniza procedentes de las centrales térmicas de carbón acaban en la basura. Por esta razón el ingeniero jubilado, Henry Lui, propuso la idea de transformar estos desechos en ladrillos evitando su impacto ambiental.

-

El hecho de que la construcción hoy en día no tenga en cuenta los aspectos bioclimáticos, se une al poco respeto por el ambiente que inunda a los países desarrollados y en vías de desarrollo, que no ponen los suficientes medios para frenar el desastre ecológico que dejamos a nuestro paso.

6- OPINIÓN DE UN EXPERTO. Desde el principio de los tiempos, el hombre a tenido que aprender a vivir en armonía con la natura, en cambio, la tecnología y el modernismo hicieron que se olvidara la importancia del medio ambiente que lo rodea. Para contrarrestar este olvido surge la bioarquitectura o arquitectura orgánica. Esta es una tendencia reciente en que las edificaciones forman parte de un ecosistema y aprovechan los recursos naturales que este posee. La idea de este tipo de construcciones es crear espacios adaptados al ser humano, parecidos al vientre de la madre o a la madriguera de los animales, y en que se propicie una armonía entre el ser humano, la natura y sus necesidades diversas, tanto las físicas como las psicológicas. En principio, estas construcciones fueron concedidas de maneras abstractas y poco convencionales. Este tipo de casas resultó la búsqueda de un espacio original, que fuera diferente a las construcciones donde estamos acostumbrados a vivir, pero con elementos esenciales para satisfacer todas nuestras necesidades más básicas como sentarse, comer, cocinar o dormir.


7- OPINIÓN PERSONAL MEDIANTE ENCUESTAS REALIZADAS. Tras realizar encuestas a alumnos entre 12 y 15 años de edad, los resultados obtenidos nos dan a entender que la mayoría de alumnos han acertado las preguntas sobre medio ambiente ya que han trabajado ese temario en cursos anteriores pero el tema de las biocasas son nuevos sistemas ecológicos que gran parte no lo ha tratado aun. Algunos incluso no habían oído este tema, aunque otros ya lo manejaban. Fundaciones ecologistas tales como Greenpeace remarcan que hay que empezar a concienciarse lo mas temprano posible organizando diversos talleres y eventos .persisten en que las mayores acciones son las cotidianas y que con esfuerzo de todos podemos llegar a tener un mundo mas limpio. El fin de esta encuesta es advertir de la poca importancia que se le esta dando a algo tan simple como el reciclaje de envases por ejemplo ya que la mayoría de envases pueden ser reutilizados.

A nivel mundial es muy deficiente el nivel de concienciación que hay ya que muchos países bajarían su nivel de vida si llevaran a cabo una serie de mínimas medidas.


8- INVESTIGACIONES EN ANDALUCÍA (solar decathlon). 8.1- ¿Qué es Solar Decathlon? Solar Decathlon es una prestigiosa competición internacional organizada por el Departamento de Energía de los Estados Unidos que premia la casa solar energéticamente más eficiente, sostenible y confortable. Viene celebrándose cada dos años en Washington desde 2002, constituyendo una excelente plataforma para difundir los conocimientos y aplicaciones en el campo de la eficiencia energética aplicada a la vivienda. Equipos universitarios, integrados por expertos en arquitectura, energías renovables y comunicación, diseñan y construyen prototipos de viviendas solares y autosuficientes energéticamente. Sólo 20 equipos son seleccionados de entre candidatos de todo el mundo para participar en una competición que dura dos años y que culmina con el montaje de los 20 prototipos de viviendas finalistas en la Villa Solar. La más alta tecnología internacional es presentada durante diez días en unas viviendas que son visitadas por el gran público al mismo tiempo que sometidas a las pruebas del jurado de la competición.

Villa Solar, Washington.

8.2- Andalucía Team. Está formado por varias universidades de algunas de las provincias andaluzas. Constituye un nuevo concepto de vivienda modular autosostenible, basada en el concepto de «kit de espacios» y de «escala intermedia de prefabricación» generando un espacio doméstico a partir módulos que no son ni la casa en su totalidad, ni un componente constructivo, ni una habitación sino un conjunto habitacional (un conjunto de usos compatibles). El prototipo propone una alternativa de espacio doméstico mediante la adición de «pabellones» en torno a un espacio intermedio, el «patio», que recibe las dilataciones de las estancias que lo rodean, sin la necesidad de la compartimentación mediante tabiques.


Vivienda flexible.

De esta manera, se desarrolla la posibilidad del «diseño por elección», posibilitado por el «kit de espacios». El usuario podría disponer previamente al montaje de la casa de una relación de habitaciones disponibles, ya acabadas, y usar su apetencia para disponerlas como si de un juego se tratara, colocando las aperturas al espacio exterior, así como los volúmenes más altos donde mejor convenga. Se trata de un sistema flexible que, mediante la combinación de módulos habitacionales fijos con un elemento «elástico» (el patio tecnológico central), consigue, sin perder la característica de ser un sistema prefabricado, la realización de viviendas flexibles, adaptables y atractivas. El sistema puede ser adecuado para situaciones que necesitan de nuevas soluciones, como la vivienda temporal o de emergencia (por ejemplo para trabajadores temporeros), la vivienda en entornos sin infraestructura, los conjuntos residenciales autosuficientes energéticamente, las residencias de estudiantes, etc.

8.3- Solar Decathlon Europe 2012 SDE 2012 es la segunda edición europea de Solar Decathlon que, como ocurriera en 2010, se celebrará en Madrid y está organizada por el Ministerio de Vivienda del Gobierno de España junto con el Departamento de Energía de los Estados Unidos. En esta ocasión, participarán 20 equipos universitarios de América, Asia, África y Europa, entre los que se encuentran cuatro españoles: el de la Universidad Politécnica de Cataluña, el de la Universidad del País Vasco, el de la Universidad Cardenal Herrera de Valencia y el Andalucía Team, formado por cuatro Universidades Andaluzas. Las expectativas para SDE 2012 cuentan con elevar el número de visitas a la Villa Solar de SDE 2010 (unos 200.000 visitantes) así como el resultado de las puntuaciones de los equipos españoles, que van haciéndose un hueco en esta competición de origen estadounidense.

Villa Solar, Madrid.


9- BIOGRAFÍA.

www.madrid2noticias.com www.wikipedia.com www.andaluciainvestiga.com www.guiainmobiliaria.com vivirolmue.com www.yahoo.com www.biocasa.biovirtual.es http://andaluciateam.org/wp_en/the_competition/ www.elricóndelvago.com www.planecológicojuntadeandalucía.org Periódico ABC. Del día Miércoles, 26 de Septiembre, por Paco Núñez. http://abioclimatica.blogspot.com.es/ http://www.solartec.org/SVbioclimatica.htm http://www.adoss.com/es/inicio/index.asp http://www.slideshare.net/mayelaguerra/arquitectura-bioclimatica-2528739 http://educamevial.wordpress.com/2012/03/05/despiece-ventajas-ydesventajas-de-las-viviendas-bioclimaticas/ http://es.scribd.com/doc/52997144/7/Ventajas-y-Desventajas-de-laArquitectura-Bioclimatica http://www.todoarquitectura.com/v2/noticias/one_news.asp?IDNews=929 http://www.casabioclimatica.com/noticias/blog/casabioclimatica/materiales-ecologicos-para-una-construccion-sostenible/


LA ARQUITECTURA BIOCLIMÁTICA  

Trabajo sobre la arquitectura bioclimática

LA ARQUITECTURA BIOCLIMÁTICA  

Trabajo sobre la arquitectura bioclimática

Advertisement