Page 1

Es un evento totalmente cultural en el cual el Parque Bolívar se convierte en el centro de atención de personas de la misma ciudad, del resto del país, como también extranjeros. Es increíble la transformación que sufre el ambiente en este espacio público, la variedad de las personas que lo visitan, vale decir, un cumulo de pensamientos, razas, costumbres, todos integradas por un mismo evento que es de gran magnitud en nuestra ciudad. El San Alejo de una manera u otra se convierte en un motivo de encuentro y esparcimiento para las diferentes culturas que cada personaje representa. Todas estas circunstancias someramente descritas hacen que enfatice en los objetivos que plantee desde un principio en este proyecto los que podemos concretar así: Programar y desarrollar actividades artísticas, deportivas, educativas en todos los niveles y este proceder por si solo seleccionará el personal de acuerdo con sus inclinaciones y Incentivar las actividades propias del mercado de San Alejo para que sus variedades sean de fácil acceso a todo tipo de público y desarrollar así esta actividad económica, estos como marco general de la actividad y de esta manera reforzar el pensamiento de que sería muy buena idea establecer la realización de este tipo de eventos con mas continuidad en este sitio ya que como lo mencione anteriormente, es increíble la forma en que vivencié esta experiencia comparada, lógicamente, con lo que nos ofrece en los días ordinarios en los que la cotidianidad es la protagonista, es decir lo habitual que se percibe en este espacio y que hace referencia a la similitud de las personas que allí concur r e n . Quiero resaltar en este capítulo que este tipo de actividades es un ejemplo vital que da cuenta de la importancia tan gigante que estos tienen desde el punto de vista cultural y en el fondo para el Parque y como esta actividad beneficia también a cada uno de los comerciantes que se integran al San Alejo, a los venteros ambulantes y a los propietarios, administradores y trabajadores de los locales comerciales de alrededor. De esta forma tomo esto como aspecto demostrativo y basándome en el registro fotográfico que pretendo llegar al publico objetivo o elegido que en este caso es precisamente la Alcaldía de Medellín y la Subsecretaría de Espacio Público que es a quienes compete la proyección, presentación y desarrollo, de este tipo de actividades multitudinarias. Por otra parte considero innecesario tener como publico objetivo a extranjeros o a los mismos habitantes de Medellín porque son justamente estos quienes dan fe de los extraordinario que es vivir un día de San Alejo en el Parque Bolívar. Esta actitud de los concurrentes es una prueba más para ser presentada a los encargados de promocionar y patrocinar este tipo de actividades en las que se complementan el comercio, la cultura la recreación, y el esparcimiento ya que genera una atracción enorme para concurrir al Parque los primeros sábados de cada mes y no se trata, de ninguna manera, plantear la inquietud de que ellos se realice todos los días, sino que sea un fundamento ejemplar para todos los actores de las administración municipal se vean invitados y precisados a desarrollar otro tipo de actividades que hagan del Parque un lugar de constante inquietud cultural y comercial y de esta manera terminar por derrotar la inseguridad que es uno de los factores mas preocupantes dentro de la investigación.

La retreta dice adios al Parque Bolívar. Parque Bolívar.

1. CAPITULO. 2. CAPITULO.

San Alejo un espacio de Multiculturalidad.

En éste capítulo quiero esbozar los hallazgos que se presentaron durante la integración y en los que pude establecer que la Sinfónica de la Universidad de Antioquia, por tradición, presentaba todos los domingos, al terminar la sagrada eucaristía de las 10.00 a. m. un concierto dirigido a toda aquella población que se aglomeraba en el parque de Bolívar a deleitarse con sus intervenciones musicales, tradición ésta que se había mantenido en el tiempo desde cuando se inauguró la Basílica Metropolitana de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción de María, es decir en el año de 1913. Así mismo, me llamo poderosamente la atención un artículo en la prensa que obedece a la siguiente titulación: “La retreta no será todos los domingos”. Y ya en su texto se informó que 26 de los integrantes de la sinfónica se quedaban sin trabajo debido a la cancelación de sus contratos. Es un hecho bastante lamentable que aquella tradición centenaria, de gran acogida en el público, venga a ser truncada por problemas internos ajenos a todos los músicos. En protesta por estas decisiones tomadas por la facultad de Artes de la Universidad de Antioquia, la Sinfónica realizó un concierto en el parque de Bolívar en los días en los que estos lamentables hechos ocurrieron. No es para los habitantes un hecho desconocido y mucho menos sin importancia, ya que como se expresó atrás, se trata de una tradición de más de una centuria, en la cual el primer concierto que brindo la sinfónica, que en ese tiempo tenía como nombre “Sinfónica de la Policía Metropolitana”, fue en la inauguración de la Catedral Basílica Metropolitana. Este evento era uno de los mas llamativos para el público que convive en el Parque, una actividad en la cual se comprendía un nivel de cultura altísimo por lo que esto mismo representa. El haberse sabido esta triste noticia por la sociedad en sí llevo a la misma comunidad a enviar innumerables comunicaciones de queja y reclamo a la UdeA en las que se exigía la explicación del porque de la ruptura de esta tradición y reiterativas en el sentido de que volviera a deleitar a los concurrente al Parque. Con el ánimo de profundizar en esta información obtuve una entrevista muy sustanciosa con uno de los integrante de la banda sinfónica y en la que se aclaran muchas dudas respecto al porque de lo sucedido con la retreta, y esto fue lo que pude establecer en dicha entrevista. Los concierto que se brindaban a la gente tenían muy buena acogida por el publico a ella concurrían, muchas familia y conocedores de música y en especial por la interpretada por esta banda musical. De ella se puede extractar y afirmar que era ese tipo integrador culturas y que, digámoslo así aglomeraba todo tipo de turistas que se aprestaban a disfrutar de un buen concierto al aire libre en un ambiente tranquilo y familiar. Es aquí de nuevo donde toco el tema que responde a los objetivos propuestos y es el de hacerle una cordial invitación a la UdeA mancomunadamente con la Alcaldía municipal para que este tipo de espectáculos que generan y trasmiten tan cultura y que de alguna manera opaca cualquier tipo de inseguridad en el parque, por la concurrencia multitudinaria, sea algo digno de mantenerse a través del tiempo y de ser posible mas reiterativo en sus presentaciones y de esta manera difundir la cultura musical y hacer de ella una costumbre para quienes visiten el parque y así reflejar una muy buena imagen que no es difícil de sostener y adquirir.

diario de campo2  

Parque Bolívar. La Catedral Basílica Metropolitana San Alejo un espacio de multiculturalidad. 4. Capítulo 2. Capítulo 3. Capítulo 1. Capítul...