Page 1

Un periódico para todos

Director: Ángel Aguilar González

Valparaíso, Zacatecas, 15 de Octubre 2010

Profra. Romelia Hernández Vázquez 50 años de labor educativa

$ 7.00 Local

Año 1 No. 35


Pag.2 Valparaíso, Zacatecas 1 de Octubre 2010

Los dueños del poder político en Zacatecas Por Gilberto Herrera Medina

¿

En qué situación política se encuentra el Estado de Zacatecas? ¿Tiene el poder el PRI o lo tienen los remanentes de los dos gobiernos que preceden al de su actual gobernante, formalmente constitucional? La verdad es que hay un interregno, un tiempo de espera entre unos grupos y otros. El PRI, formalmente subió el poder ejecutivo y en los municipios, lo mismo que en el Congreso Local; pero no bastan esas formalidades, en la realidad siguen imponiéndose las tremendas y pesadas cargas tributarias que hay que pagar a los eternos contratistas, casi siempre los mismos, de la obra pública en Zacatecas; obra pública de discutible fuerza productiva, como no sea para el ornato público de una mala gestión administrativa. Acaba de advertir Arturo Romo, ex gobernador de Zacatecas, que el actual gobernador y su equipo son reos de un grupo de intereses; esto no debiera sorprender, lo interesante sería saber qué tipo de intereses son esos: ¿son acaso los intereses de Ricardo Monreal y familia, en pugna con los Amalia García Medina y sus familiares que, sin duda, les ha de costar mucho trabajo para resignarse a vivir fuera del presupuesto? El ex gobernador Arturo Romo no lo dijo, pero es indudable que en el ambiente y entre los actores de la política esos extremos gobiernan o determinan de alguna manera el manejo de la cosa pública. ¿Cuánto tiempo ha de pasar, para que la deuda pública contraída por el gobierno de Amalia García Medina, de poco más de 2 mil millones de pesos se esclarezca en cuanto a su utilización y parasitismo especulativo en que repara o no la ex autodeclarada socialista de izquierda, que en realidad resultara de derecha? ¿Cuál va a ser el enfilamiento político local, respecto de la sucesión presidencial, contando que el Gobernador fue secretario particular de Ricardo Monreal y la actual militancia de éste último que no empata con el PRI? ¿Cuántos de los que se fueron del PRI a las filas del PRD, han vuelto al redil de su antigua militancia y cuantos se andan por las orillas del PT? Tanto uno como otro partido viven una crisis orgánica y es el oportunismo el que predomina de uno y otro lado. El PAN ni siquiera existe, pese al atraso político de las masas campesinas y grupos de la clase media, y pese a la influencia del clero político. El PAN no existe y por lo tanto no tiene crisis ni objetivos precisos en Zacatecas. ¿Hacia donde se cargará el ciudadano gobernador del Estado de Zacatecas que, por lo que se ve da tumbos entre un grupo y otro? Desde luego que no le falta ni le sobra razón a Arturo Romo, si todo mundo ve en Zacatecas una indefensión política y una cautividad de grupos de interés que, hasta ahorita, el gobierno local no acierta a descifrar, digan lo que digan sus opinantes de turno. Nos veremos en otro momento.

Distribuidor Independiente de Herbalife

-Negocio o ProductoOPORTUNIDAD DE NEGOCIO Y VENTA DE PRODUCTO

Interesados acudir a: Calle Morelos No. 138-A Centro (A un costado de las casas de cambio)

De 8:00 a.m. a 2:00 p.m. Con la señora Evelia Bañuelos

Valparaíso, Zacatecas, Mex.

Generación sin esperanza

Los ninis, fracaso del Estado: especialistas De acuerdo con encuestas, más de la mitad tiene experiencia laboral Su situación se agudiza conforme baja el nivel socioeconómico La falta de oportunidades educativas, laborales y sociales ha hecho de los jóvenes que no estudian ni trabajan (ninis) "seres sin sitio social, sin coordenadas sociales a dónde ir", afirmaron especialistas en estudios de juventud y enseñanza. Esa condición, aseguraron, "nada tiene que ver con estigmas o minimizar las labores domésticas. Son jóvenes a los que el Estado no ha dado futuro". José Luis Pérez Islas, coordinador del Seminario de Investigación en Juventud de la Universidad Nacional Autónoma de México, destacó que "debería ser alarmante para cualquier autoridad que de las 6.1 millones de mujeres menores de 29 años que no estudian ni trabajan, cerca de 50 por ciento se encuentren en condiciones de pobreza extrema. Su única fuente de subsistencia es la familia". Agregó que la condición nini "se agudiza" conforme baja el nivel socioeconómico. La Encuesta Nacional de la Juventud 2005, indicó, revela que de los 7.4 millones de jóvenes de entre 12 y 29 años que no estudian ni trabajan –22.1 por ciento de la población nacional en ese rango de edad–, sólo 9.1 por ciento tienen nivel socioeconómico medio alto/alto, 15.1 medio, 25.1 medio/bajo, 29.7 bajo, y 32.2 muy bajo”. Al menos un tercio de quienes no estudian ni trabajan, explicó, viven en condiciones "prácticamente de sobrevivencia. A ello se suma que la mayoría son mujeres jóvenes que se están quedando en casa no porque quieran, sino porque han sido excluidas de las oportunidades educativas y laborales". Destacó que, de acuerdo con su escolaridad, siete de cada 10 mujeres que no estudian ni trabajan concluyeron la enseñanza básica. Sólo 10.6 por ciento terminaron su bachillerato y 5.4 por ciento la licenciatura. En contraste, 61.3 por ciento de esos varones tienen estudios de primaria y secundaria, 13.6 egresaron de la educación media superior y 13.7 terminaron su carrera universitaria. En su mayoría, indicó, los llamados nini tienen experiencia laboral, pues 54.2 por ciento de hombres han trabajado como obreros y 59.2 de mujeres han tenido empleos en el sector servicios. "Es evidente que no son jóvenes que desean quedarse en casa. Han buscado trabajo y al menos 26.3 por ciento de varones y 11.5 de mujeres buscan dónde emplearse.” De los 7.4 millones de jóvenes que no estudian ni trabajan, agregó, a 37.6 por ciento les gustaría seguir en la escuela, 38.4 preferiría trabajar y al menos 16.9 han pensado en emigrar hacia Estados Unidos. Sin coordenadas Manuel Gil Antón, especialista de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) en sociología de la educación superior, subrayó: "lo que deberíamos tratar de resolver es por qué 7.4 millones de jóvenes no están donde deberían, es decir, en la escuela. No podemos caer en el error de considerar que las cifras son sólo números, son historias". Sabemos que la población de 18 a 23 años es de 10 millones de personas, pero de ese grupo sólo 2.2 millones estudian. "Así, la pregunta es dónde están 7.8 millones que deberían acudir a las aulas universitarias." Sin posibilidades de educación ni empleo, apuntó, los jóvenes quedan fuera de los espacios institucionales de reconocimiento, es decir, "están en la calle o en casa. Sin coordenadas sociales. Eso implica que no están desarrollando su talento ni sus habilidades". Consideró que lo grave de que 6.4 millones de mujeres de 12 a 29 años sólo realicen labores del hogar "no es el tipo de actividad lo que debería preocupar, sino que probablemente nuestra sociedad no les ha dado otra opción. El problema no es dónde están y lo que hacen, sino constatar si es resultado de una elección libre o la cristalización del destino de los pobres". María Eugenia Campo y Gabriela Flores, especialistas en temas de juventud, destacaron que "más allá de etiquetas, el fenómeno de los jóvenes que no estudian ni trabajan demanda una visión profunda, que implique la propuesta de salidas, y no sólo quedarnos en la identificación de su problemática". Agregaron que la sociedad “percibe como factor muy negativo a los llamados ninis, pues se asocia como positivo al joven que estudia y trabaja, y como algo muy negativo a quienes no logran insertarse en alguno de estos campos, lo que incrementa su condición de vulnerabilidad”.


Pag.3 Valparaíso, Zacatecas 1 de Octubre 2010

UNAM centenaria, la razón sobre la infamia Por Alvaro Delgado

P

asados los dispendiosos y pueriles festejos oficiales del Bicentenario de la Independencia, cuyo colofón glorificó la traición que simboliza Benjamín Argumedo en el monigote alzado frente a Palacio Nacional, donde Felipe Calderón honró a Carlos Salinas, hay una razón para el regocijo: Se cumple el primer centenario de la Universidad Nacional, fundada por la genialidad de Justo Sierra para “mexicanizar el saber”. Fue al final de su agónica dictadura, el jueves 22 de septiembre de 1910, cuando Porfirio Díaz erigió, en solemne ceremonia, a la Universidad Nacional de México, lo que representó el colofón de los festejos del primer centenario del inicio de la gesta independentista, que fueron y son inmensos si se contrastan con los que coordinó el presidenciable Alonso Lujambio. Para lucirse ante los visitantes de las fiestas del centenario, Díaz se planteó construir edificios suntuosos como el Palacio de las Bellas Artes, la casa de Correos, el ministerio de Comunicaciones --hoy sede del Museo Nacional de Arte (Munal)--, la penitenciaría de Lecumberri –actual Archivo General de la Nación--, la Escuela Normal de Maestros --antiguo Colegio Militar de Popotla--, el proyectado como palacio legislativo --que es el monumento a la Revolución-- y, por supuesto, el monumento a la Independencia. Pero, sin duda, la obra cumbre de esas celebraciones y su gestión antes de su exilio por la insurrección revolucionaria que estalló el 20 de noviembre de 1910 fue la creación de la Universidad Nacional que, en 1929, obtendría su autonomía y a partir de entonces se llama Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). La creación se debe a Justo Sierra, quien como ministro de Instrucción Pública de Díaz logró que en mayo de 1910 fuera aprobada la ley constitutiva de la nueva institución, pero la idea embrionaria la había presentado tres décadas antes, en 1881, cuando era diputado, aunque entonces no tuvo éxito. Los ejes de la institución expuestos por Sierra ante los diputados son tan vigentes como entonces, como el separar los intereses políticos del campo académico, un paso previo precisamente a la autonomía de la que goza la UNAM. “La enseñanza superior no puede tener, como no tiene la ciencia, otra ley que el método”, postulaba, aunque aclaraba que el Estado no podía desentenderse de sus obligaciones en el financiamiento de la institución. “La Universidad Nacional (…) será la encargada de dictar las leyes propias, las reglas propias de su dirección científica; y no quiere decir esto que el gobierno pueda desentenderse de ellas, ni impedir que lleguen a su conocimiento, ni prescindir, en bien del Estado, del derecho de darle su aprobación última. Por ello, a no ser en lo que entrañe una reforma de las leyes, será excepcional…” El segundo eje fundamental que Sierra presentó a los diputados para convencerlos de crear la institución universitaria fue el carácter laico que debía sustentar en su programa académico, sobre todo porque en 1865 se había suprimido la universidad por su alianza con los sectores conservadores y contraria a los fines liberales y republicanos de la facción política que triunfó en 1867. “Una universidad es un centro donde se propaga la ciencia, en el que se va a crear la ciencia; ahora bien, señores diputados, la ciencia es laica, la ciencia no tiene más fin que estudiar fenómenos y llegar a esos fenómenos últimos que se llaman leyes superiores. Nada más; todo lo que de esta ruta se separe puede ser muy santo, muy deseable, pero no es ciencia; por consiguiente, si la ciencia es laica, si la universidad se va a consagrar a la adquisición de verdades científicas, deben ser, por la fuerza del mismo término, instituciones laicas.” Sierra logró aprobar la creación de la Universidad Nacional de México y en una ceremonia solemne, que este miércoles 22 cumple cien años, si bien reconoció la naturaleza histórica y el papel de la anterior universidad, que nació en 1551, expuso el carácter renovado de la nueva institución académica: “Me la imagino así: Un grupo de estudiantes de todas las edades sumadas en una sola, la edad de la plenitud intelectual, formando una personalidad real a fuerza de solidaridad y de conciencia de su misión y que, recurriendo a toda fuente de cultura, brote de donde brotara, con tal de que la linfa sea pura y diáfana, se propusiera adquirir los medios de nacionalizar la ciencia, de mexicanizar el saber.” Al cumplir una centuria de su fundación, cuyos festejos estarán encabezados por el actual rector de la UNAM, José Narro, es preciso que, además del júbilo que implica para los formados en esta institución la efemérides, se haga una valoración sobre la condición que tiene en el México actual y su prospectiva como motor del desarrollo nacional.

La UNAM cumple un siglo en momentos infaustos, donde gobierna la barbarie y parece cancelada la perspectiva de desarrollo para dos terceras partes de los mexicanos, un escenario que exige de los universitarios ejercer su liderazgo en la sociedad y que la institución misma enarbole las causas de ésta. La UNAM debe acreditar, con hechos, que no es capaz sólo de formar profesionistas que sirvan a sí mismos en un marco de libertad de cátedra e investigación, que defiendan la pluralidad, la tolerancia y la razón, sino que sean capaces de asumir un contundente compromiso social, como en las transformaciones de las décadas de los sesenta y setenta. Hace un siglo, esta universidad tenía apenas mil 969 alumnos y ahora son más de 300 mil inscritos en 82 campos del conocimiento científico, artístico y humanístico, un ejército de muchachos que deben enarbolar algo que el poder político escamotea: El nivel cívico y cultural de la sociedad, pero también su fervor patrio... Apuntes El asesinato del joven fotorreportero Carlos Santiago Orozco y las graves lesiones a Carlos Manuel Sánchez Colunga, ambos de El Diario de Ciudad Juárez, no motivó a Calderón emitir siquiera un boletín para dolerse de tal embate criminal, acontecido el miércoles 16, cuando vivía la cruda de la noche del Grito, una conducta que contrasta con los afanes propagandísticos que exhibió tras el secuestro de un grupo de periodistas en Gómez Palacio, Durango, el 26 de julio. Llegó a un extremo inusitado: El sábado, pasadas las siete de la mañana, hizo que su mujer, Margarita Zavala, lo comunicara, desde el lecho matrimonial, con Ciro Gómez, directivo del Grupo Multimedios, para darle la primicia de la liberación, que resultó en otro montaje de Genaro García Luna. Ahora, cuatro días después del crimen, manda a su vocero en seguridad, Alejandro Poiré, para decir que el móvil es de carácter personal. Por eso, de haber otra marcha de periodistas, debe ser con gritos de indignación y directamente a Los Pinos, el lugar que indebidamente habita ese individuo que, la noche del Grito, todo el mundo pudo ver que vestía pantalones de brincacharcos... Comentarios: delgado@proceso.com.mx


Pag.4 Valparaíso, Zacatecas 1 de Octubre 2010

¿Cómo ve? La columna de Noé Rocha

Con la naturaleza no se juega

C

on la naturaleza no se juega y nunca hay que construir casas en lugares donde hubo cauces de ríos o arroyos, porque tarde o temprano todo vuelve a su cauce.

En segundos, la creciente llegó al pueblo. Había llovido a cántaros, no solo en la ciudad sino en la sierra. El pailte había elevado su nivel. El agua corría con fuerza por el manantial que nace en el terreno de don Luis Arroyo. El río se había desbordado e inmediatamente la gente corrió hacia esa zona de Misantla para ver la creciente mucho más cerca. Allá por 1971 no había muro y desde el bienvenido, árbol frutal que se encontraba pegado en donde ordeña Amador Arroyo “La Chiva”, corría el agua. Lo que ahora son los campos de futbol y beisbol en el Zotuco era un inmenso río. El pasto pangola se había doblado. Ese era el cauce del río hace muchos años-me cuentan los viejos- y de repente, el agua color café sepultó unas casas que estaban donde inicia la calle Froylán Flores Cancela, pegado al puente. El impacto del agua había sido con mucha fuerza. Por ahí, cerca de lo que es la entrada a los campos deportivos vivían mis amigos Los Tomates. Cuando el nivel del agua empezó a bajar, los camarones, truchas, guapotes y acamayas saltaban por todos lados e inmediatamente empezamos a pescar. De rato fuimos a las casas que estaban bajo el lodo, una de ellas era de un amigo que estudiaba con nosotros en la primaria Manuel Gutiérrez Zamora. Recuerdo que su padre era soldador, era gente humilde y el río les había arrebatado lo poco que tenían. Con el paso de los años se fueron de Misantla a buscar mejores alternativas de vida y trabajo, nunca volví a ver a Javier, mi amigo de escuela. Me vino a la mente esta historia porque el pasado viernes 17 de septiembre llegó el huracán Kart a territorio veracruzano. A través del Facebook nos enteramos sobre la creciente del río Misantla. Por fortuna, no se desbordó, el poco muro que queda aguantó vara aunque lo daño severamente, y ahora, las autoridades-(tiene que suceder algo para que actúen) se verán obligados a reconstruir esta obra, de lo contrario, tarde o temprano serán los culpables de una desgracia en nuestro pueblo. Todos estos días de lluvias nos acordamos mucho de nuestro Misantla, de nuestras familias y amigos. Estábamos preocupados por saber qué había pasado. Mientras que en el puerto, radio, televisión y periódicos daban cuenta de los trágicos hechos, en nuestra tierra nadie nos podía ofrecer información clara a través de la prensa. Estos acontecimientos pasaron el viernes 17 de septiembre y fue hasta el lunes 20 por la tarde cuando un periódico de nuestro pueblo sacó de manera escueta una información. No puedo creerlo que ahora, con tanta tecnología nos hagan eso, los periodistas no pueden esperar, tienen que hablar de los acontecimientos destacados y el huracán Kart fue uno de ellos. Yo espero que esta crítica se tome como constructiva

y que cuando se vuelva a suscitar algo fuera de lo común, pues que nos ayuden a informarnos paso a paso. Hoy en día, los que tienen internet o mejor dicho facebook en Misantla, fueron los que se convirtieron en reporteros ciudadanos, ellos nos enviaron fotografías y videos y uno que otro comentario a su estilo, con faltas de ortografía y palabras cortadas, pero fueron más rápidos y objetivos que muchos periodistas en el pueblo. Gracias y felicidades a Julio Romero Reyes(Quelite Centro), y la señora Alba Sesma, quienes el mismo día nos hicieron llegar videos y fotografías de lo crecido que estaba el río. Yo, qué puedo decirle a quienes se dedican al periodismo en Misantla, nada, porque lo saben todo, han trabajado largos años en esta vaina y entienden que la noticia fuera de serie se tiene que subir al instante, estemos en donde estemos y con las herramientas que tengamos, pero en esta ocasión es de sabios reconocer que le fallamos a la sociedad que se encuentra viviendo fuera de nuestra tierra. Nota: no es lo mismo vivir ahí y ver las cosas de cerca, que vivir lejos y no tener quien te diga que pasó. Hay una necesidad de verificar que sucedió, créanmelo. Nos preocupa nuestro pueblo y nuestra gente. En fin, en estos días hemos visto que el impacto del huracán Kart fue tremendo para el puerto y varias colonias, el agua la tenían, porque espero que ya haya bajado, hasta el cuello, pocas veces se había visto esto en Veracruz. Muchos pueblos de la costa quedaron destrozados. La Antigua y Cardel por ejemplo. En Vega de Alatorre, Chachalacas y otros lugares perdieron todo y la contingencia sigue, porque ahora viene lo más difícil, rehacer viviendas y comprar los enceres necesarios para seguir con esta vida que nos da sorpresas amargas y una que otra de alegría. En Misantla hemos vivido muchas crecientes, unas de las más difíciles, la de 1995, donde varias familias perdieron camas, refrigeradores, ropa, televisores, papeles importantes, paredes y casas derrumbadas. Estos claros ejemplos, nos dicen que con la naturaleza no debemos jugar, por el contrario hay que estar atentos para evitar desgracias y auxiliar con albergues a todo aquel que lo requiera, en estos casos, no hay diferencias de clases. Si el huracán Kart hubiese entrado por Nautla, Vega o Carranza, otra historia estaríamos contando. El impacto entró cerca de Laguna Verde y Chachalacas, por ello el desastre en La Antigua, Cardel y Veracruz puerto. Fuimos afortunados en esta ocasión, así hay que decirlo, pero siempre debemos estar atentos a estos fenómenos que traen destrucción y muerte. Fuimos tan lentos los periodistas del pueblo para informar de lo que sucedió o dejó de suceder en Misantla con el huracán Kart, que yo mismo, después de nueves días de los acontecimientos, apenas les estoy escribiendo de ello, que barbaridad.


Pag.5 Valparaíso, Zacatecas 15 de Octubre 2010

Rigoberto Valdés y Valdés A 78 años de su trágica muerte Por Ángel Aguilar González

Por Ángel Aguilar González

M

urió uno de los viejos más célebres de esta bendita tierra.

Testigo mudo de la historia del Valle de Valparaíso, eterno silencioso y solemne vigía de nuestro pueblo, estandarte de la perenne firmeza…dejó de existir. Este viejo dio fe del nacimiento, caída y resurrección del Valparaíso del siglo pasado. Esperanzador, como todo nacimiento, nuestro viejo fue espectador de los primeros días de este pueblo; miró con dolor las llamas que se extendieron por diez cuadras a la redonda, consumiendo casas e ilusiones; atestiguó la bonanza temporal valparaisense, alentada por gente con visión y altura de miras, compuesta por pequeñas industrias que le dieron brillo y prestigio. Valparaíso resucitaba con sus calles empedradas y olores de esperanza. Nuestro viejo observó el paso del tiempo con solidez marcial, veía el paso de una época a otra, sigiloso escuchó las risas, pláticas y sermones de heterogéneos personajes que, con menosprecio, pasaron junto a él. Discreto percibió la agitada respiración de jóvenes amorosos que transitaron apresados de la mano y se estremeció con la magia del romance, fue oyente atento de memorables serenatas a la cortesana del idilio mutilado. Alentó, desde su trinchera, innumerables desfiles donde niños, niñas y jóvenes portaban orgullosos el uniforme de su escuela, se estremeció al redoble del tambor y respetó el paso de la enseña patria. Callado por naturaleza, imploró en silencio ante el cortejo fúnebre y bajó la vista ante el viaje sin retorno. Se alegró de las alegorías de peregrinaciones y ritos, sospechó de políticos y líderes que con desdén y rápido andar simularon el saludo. Atisbó la marcha triunfante, lo mismo que la del reclamo; nervioso, certificó el sonido de las espuelas de briosos caballos, igual del cristero, que del cristiano, del charro o el aprendiz. Sufrió la metamorfosis del patio de su casa, la tierra, la piedra, el cemento. ¡Ha caído! Su raíz, tronco y copa dan paso a la savia nueva, él muere a cambio de nueve de su estirpe. Murió el árbol de la calle cinco de mayo, sus hojas verdes y la hojarasca de otoño…sólo serán recuerdos.

H

abía luna llena ese fatídico cinco de octubre, el “eterno rebelde” yacía muerto en la calle Hidalgo, lo habían ultimado a mansalva, apenas tenía cuarenta y cinco años, el asesino material era lo de menos, quienes lo mandaron matar, mataron los ideales de un prohombre que luchaba “por convicción y principios a la Revolución bien entendida”, así lo expresaba él, quien, además, defendía con e s c r u p u l o s a convicción a quienes creían en esos ideales, campesinos en su mayoría respetables y honrados, mismos que eran “postergados a base de política de engaño y falsedad”. Don Rigoberto Valdés y Valdés arriesgó su vida y proyectos personales con el fin de una alborada de luminosidad para Va l p a r a í s o , n o bastaban las palabras que repetían los p o d e r o s o s , d e m a n d a b a públicamente un mejor trato para los suyos, para la gente p o b r e q u e simpatizaba con él y que era humillada y difamada por el sólo hecho de ser “rigobertista”, suplicaba –a los poderosos- mediante una carta abierta que “dejaran el mando de la cosa pública y la defensa porque ya no les tienen confianza, porque se han desengañado que se equivocaron al creerse de ustedes y apoyarlos en forma inconsciente contra su perfidia efectuada en mi contra”, y reclamaba “porque han visto que ustedes se preocupan sólo por enriquecerse y han dejado a los no incondicionales abandonados y careciendo hasta de lo más indispensable”. Como demócrata diligente, de palabra y de hechos, aceptó la libertad de pensar diferente como una forma de vida, dialogaba y debatía con quienes no coincidían con su tesis libertaria y anhelo de justicia; demandó, indignado, los abusos y procedimientos de los poderosos en contra de los débiles, “martirizándolos, golpeándolos, matándolos y rematándolos”, i m p l o r a b a públicamente por ellos “no estoy ni estaré de acuerdo con el procedimiento empleado contra esos individuos víctimas de ustedes” y profetizaba “estaré en contra de los fanáticos”. Presidente Municipal de Valparaíso en 1925, don Rigoberto Valdés y Valdés, luchó en contra de los intereses personales y banales de los políticos e

influyentes, sorteó innumerables atentados en su contra, aún así no practicó el rencor pues como él afirmaba “…creen que iré a vengar agravios…no soy de la estructura moral de ustedes”, y por ningún motivo dejó la lucha, supo que la razón le asistía al intentar el reparto de las tierras de acuerdo a la entonces Ley de Tierras Ociosas, intento que fructificó, desafiando a los potentados, repartiendo miles de hectáreas, con la penosa caída de muchos de sus compañeros de lucha, quienes hoy por hoy, siguen siendo anónimos mártires agrarios. Diputado Local por el Distrito Electoral No. 15 en 1921, don Rigoberto Valdés y Valdés, además de pelear por el reparto de tierras, se dio tiempo para otras actividades, fue perito en medicina e instruyó a los suyos en lo mismo, estudioso, comerciante, bibliotecario, escritor, periodista –tenía un periódico-, supo hacer de su corta vida un ejemplo de perseverancia y honestidad a prueba de las ráfagas de dinero y tentaciones que a menudo le ofertaban, de allí que vivió en la honrosa medianía juarista. Quizá la tesis de su vida se refleja en las palabras que escribe de puño y letra “juro al pueblo de Valparaíso, estar a la altura de mi deber y velar por su bienestar, en cuanto esté de mi parte. Sabré demostrar hasta la evidencia, las maniobras sucias del elemento que comete este atentado, a quien en el cumplimiento de mi deber y para dar garantías a la sociedad había logrado someter al orden”, y reafirmaba sus ideales “acepten pues mis amigos y compañeros la seguridad de que aun fuera de su representación, sabré ser el defensor de la injusticia como hasta la presente, sin que para ello decaiga nombramiento expreso, pues no permitiré que ningún bribón abuse de la ignorancia, así sea, quien fuere y tenga el título que tuviere”, además, profetizaba su destino “seré el eterno rebelde, el eterno díscolo o como me quieran llamar, y por último seré la víctima de mis hechos dados, cuando caiga por el puñal o la bala traidora, lucharé mientras aliente vida”. Se cumplen, pues, 78 años de la muerte de este hombre especial, sin embargo la visión, resistencia y entereza, rompiendo paradigmas, sigue latiendo para las generaciones presentes y su pensamiento liberal serpentea el cielo valparaisense, muy a pesar de sus críticos, detractores y verdugos. Salud, don Rigoberto Valdés y Valdés, indestructible luchador social.


Pag.6 Valparaíso, Zacatecas 1 de Octubre 2010

R

ecibí como millones de mexicanos una carta en un sobrecito, con una banderita de parte suya, y creo que vale la pena responder a su curiosa correspondencia, pues tal vez existan millones de compatriotas que compartan mi sentir. En primer lugar, quisiera recordarle que está perfectamente mal dicho y de muy mal gusto el referirse a nosotros como "Mexicanos y Mexicanas", eso es el rezago de una de las barbaries que el inculto del ex presidente Fox trató de poner de moda, evidentemente, sin conocer nada sobre las reglas de nuestro hermoso idioma, le adjunto referencias. Referente su carta, nos la envía según dice usted para conmemorar y celebrar el Bicentenario del inicio de la Independencia, así como los 100 años del inicio de la Revolución. Sr. Presidente, se celebra lo que se tiene, lo que se logró, lo que se mantiene, sobre todo si para lograrlo murieron miles de mexicanos, sino es solo una vil farsa, una gran pantomima. ¿Podemos celebrar una independencia? Usted dígame. El país depende más que nunca de grupos extranjeros. Como usted sabe, no somos autosuficientes ni en la generación de alimentos, ni tampoco en la producción de gasolinas, ni en otros derivados del petróleo, ni en una gran cantidad de productos y servicios que significan autonomía e independencia por lo menos en el terreno comercial. Ideológicamente, algunos grupos religiosos siguen llenando de humos, miedos y rencores al pueblo mexicano, y no creo que seamos un país libre cuando en muchos sectores de nuestra economía rigen empresas extranjeras, como en la banca (por citar un caso) donde se cobran comisiones y tasas de interés, que parece solo se pueden cobrar en México. Tenemos una banca mexicana que después de haber sido saqueada por inversionistas y casa-bolseros sin escrúpulos que buscaban hacer dinero rápido, quebraron a los bancos para después endosarnos la factura a los mexicanos por medio del Fobaproa y terminar vendiéndolos a los extranjeros, haciendo grandes negocios y sin pagar un peso de impuestos. Muchas empresas mexicanas se venden, compran y revenden con fondos del gobierno para seguir ayudando a sus millonarios propietarios, los cuales las manejan mal, las llevan a la quiebra sin culpa, para que las vuelva a salvar permanentemente el gobierno mexicano con recursos de la nación, en la aviación tiene un caso fresco, hay muchos más. El asunto de la Revolución es aún más lamentable. Los verdaderos caudillos de la Revolución mexicana como Villa y Zapata, y los intelectuales que aguijonearon con ideas para una justicia social como Ricardo Flores Magón, Belisario Dominguez y los hermanos Serdán, por solo citar a algunos, se han de estar retorciendo en sus tumbas y sin duda se levantarían en armas de nuevo al ver las atrocidades sociales que se viven, permiten y fomentan diariamente en este país. Sin considerar claro está, la falta de respeto de "verificar" la veracidad de sus restos. En este punto yo quisiera preguntarle: ¿Si las calaveras de los héroes no fueran de ellos, ustedes nos lo dirían? Y de hacerlo, ¿Qué sentido tienen estos actos circenses? Discúlpeme pero nada más irrespetuoso y banal que profanar las tumbas de los héroes nacionales como parte de un año de fiestas. Respecto a la revolución y sus logros: solamente le recuerdo: tenemos más de 70 millones de pobres, muchos convirtiéndose y apoyando actividades ilícitas por no tener oportunidades de empleo, ni tener qué llevarse a la boca. Tenemos un malísimo servicio de salud con una institución de quinta que está a punto de sucumbir, a pesar de que usted siga insistiendo en convencerse a usted mismo y a sus amigos de que ya cumplió sus promesas de campaña respecto a los servicios de salud. Lo invito a que vaya al IMSS y pida su ficha y que lo atiendan… va a ver cómo le va (por favor no diga que es el Sr. presidente… para que viva la realidad de sus "maravillosos servicios de salud"). Verifíquelo y discúlpeme, pero la mayoría de los mexicanos carecen de servicios adecuados servicios de salud, aunque usted no lo crea, como dice Ripley. Tenemos también millones de niños sin escuela y los que si se "educan" lo hacen bajo un sistema de maestros sin preparación, que se niegan a capacitarse porque su líder lo menos que tiene es una visión e intención de educación nacional, pero usted y los demás políticos la mantienen en su silla, nadie entendemos por qué, si es que en realidad les interesa la educación y el progreso de este país, pero ¡las marchas, los acarreados y las querellas continúan… y los niños sin educación también! Pancho Villa aprendió a leer solo Sr. Presidente y fomentó la educación aún cuando provenía de la más profunda falta de escuela, ojalá usted y sus colaboradores verdaderamente apoyaran una educación eficaz y eficiente. Un poco de las agallas de Pancho Villa quien no bebía ni una gota de alcohol y que festejaba sus logros con raspados de limón y no con ipads inútiles y costosos, les hace mucha falta a los políticos de este país. Si Sr. Presidente, un poco de ese valor y compromiso le hace mucha falta a los senadores y diputados de esta nación. Pero, no se los sugiera, exíjalo, que desquiten verdaderamente los miles de pesos que se embolsan mensualmente por irse a pelear como criadas baratas en las sillas de nuestro Congreso

sin hacer nada, o casi nada. Tenemos desde luchadores, artistas, vedettes y muchos, muchos oportunistas políticos calienta bancas en el congreso y en las cámaras, es patético. Usted menciona en su carta el verde de la bandera, como esperanza. Me da pena comentarle pero la palabra esperanza tiene que ver con "lo que se espera", con fe, y la fe depende de la Confianza. No creo que podamos tener Confianza, ni esperar mucho con gobiernos corruptos que no se comprometen, con legisladores que no legislan, a menos que seamos estúpidos, cosa que no somos, aunque algunos pretendan que lo seamos. Referente al color blanco de la bandera, usted dice que tiene que ver con paz, en realidad el blanco hace referencia a la pureza de valores y curiosamente a la religiosidad, no a la paz. Sin embargo, respecto a su interpretación del color blanco como paz: no sé cómo se atreve usted a mencionar paz en un territorio nacional lleno de muerte, de secuestros, de guerrilla. Estamos en guerra y hay terrorismo aunque usted no lo admita ¿A usted ya lo secuestraron? ¿A usted ya le hablaron para pedir cuota? A mi si Sr. Presidente. No me hable del blanco de la paz en un país que se viste de sangre todos los días, a mi me daría vergüenza. El rojo de la bandera, de la sangre derramada, la menciona usted en término pasado. Actualícese, se sigue derramando sangre día con día Sr. Presidente, sangre de gente inocente. Tal vez ahora ya se preocupen ustedes más, pues tristemente parece ser que valen más la vida de los políticos y de los empresarios ricos, que la de los mexicanos comunes y corrientes que se suben a un taxi y que salen a trabajar todos los días, y que en ocasiones no regresan por ser víctimas de una bala perdida. Dice usted de los elementos como el águila, el nopal y el islote que simbolizan al pueblo de México, a los indígenas, a Tenochtitlán. Hoy por hoy, la raza de bronce vende chicles y limosnea en las calles, venden baratijas y artesanías mal hechas en las casetas de las carreteras, y hasta tenemos institutos y organizaciones especializadas para hacerles "justicia" a los originarios dueños del territorio nacional. ¿Dígame honestamente usted cree que no están en desventaja nuestros indígenas? No me hable de que el lábaro patrio representa los valores del indigenismo, pregúntele a un indígena limosneando como se siente, si la Independencia y la Revolución le han hecho justicia, si tiene hambre. Reflexionemos dos veces antes de sentirnos "orgullosos" de ser mexicanos. Lo invito a reflexionar en su orgullo desde los Pinos. Cuando tengamos un México estable, con oportunidades de vivir plenamente, sin sangre, sin miedos, sin una mayoría de políticos corruptos, cuando tengamos un país con independencia comercial verdadera, con un espíritu y actitud de vida en revolución para ser y estar mejor, todos, no solo los políticos, los ricos, los del poder. Entonces y solo entonces, podremos verdaderamente festejar el orgullo de ser mexicanos, sin necesidad de recordárselo a los demás con banderitas y cartitas superfluas, que cuestan millones de pesos tirados a la basura. Reflexionemos antes de decir que nos sentimos orgullosos de ser mexicanos, Sr. Presidente. Atentamente Alfonso del Valle Azcué

DIRECTORIO

COLABORADORES

Ángel Aguilar González

Don Gilberto Herrera Medina Don Manuel Caldera Robles Lic. José Luis Medina Lugo L. C. Noé Rocha Otero Mtro. Marco A. Avalos Martínez Don Angel Aguilar Luna Sra. Crucita González González QFB María de Robles Gallegos Judith Tabullo De Robles Ing. Mateo García Bazán Sra. Coco Caldera Profr. J. Trinidad Gallegos Romero

DIRECTOR

L. C. Noé Rocha Otero JEFE DE INFORMACIÓN

Judith Tabullo De Robles Profr. J. Trinidad Gallegos Romero ORTOGRAFÍA

Mercería “Crucita” Publicaciones “Triana” DISTRIBUCIÓN

Comentarios Email: imprentaguilar@hotmail.com Morelos No. 131 Local 2 Centro Valparaíso, Zacatecas, México

Tel. (457) 936 10 94

Puede acceder a El Valle a través de www.elvalleperiodico.com Todo material publicado, no refleja necesariamente el criterio de la Dirección. Los artículos firmados son responsabilidad del autor. Es una publicación quincenal, registro en trámite.


Pag.7 Valparaíso, Zacatecas 15 de Octubre 2010

Don Agripino Noriega Nava

LOCAL Plática s d e l Valle l e d Club

de los 9

0´s

“...tuve 48 hijos” Por Ángel Aguilar González

M

is papás eran Maximiano Noriega, le decían “Chimano”, mi mamá María Félix Nava, eran de Huejuquilla, mi papá se dedicaba a la agricultura, la poesía y a la música, componía corridos, esto viene desde con mis abuelos, que también eran músicos, igual sus hermanas y hermanos de mi papá, un Jesús y una Emiliana que era cantadora, entonces esto viene como de sangre, como de herencia, casi toda la familia han sido músicos; mi papá muere joven, como de 67 años, se le vino una enfermedad del estómago y en un día se lo acabó, murió en un rancho que se llama las Jarillas, donde vivíamos, en el Arroyo del Fresno, mi mamá murió aquí en Valparaíso, como de 89 años, cuando murió mi papá no hallábamos gente que nos ayudara a cargarlo en hombros, lo llevábamos en camilla a Huejuquilla a sepultarlo y pues batallamos mucho, estábamos solos allí en el rancho, entonces las medicinas las agarrábamos retirado, sea a Huejuquilla o aquí, entonces después de eso nos venimos pa´l Valle. Éramos 4 hermanas y 3 hermanos, ahorita ya nomás quedo yo, Eliseo murió apenas hace unos días. Nací el 23 de junio de 1916 en Huejuquilla, el recuerdo que tengo es que era un pueblo muy pacífico, aunque sí era de fama, siempre ha sido, la gente muy tratable, Valparaíso y Huejuquilla estaban unidos, porque simplemente cuando vinieron los faldillones a Huejuquilla venían a robar, también vinieron aquí, pero aquí les cayó Justo Jaime que venía de Huejuquilla detrás de ellos, aquí empezaron a taladrear las paredes, se acamparon en Santa Rita, hay donde está la Unidad, donde está un tanquecito, entonces resulta que Justo Jaime venía de allá para acá y aquí los estaba esperando don Jesús Talamantes, Epigmenio Talamantes y Silverio Talamantes, los tres, entonces cuando llegaron los faldillones don Justo Jaime mandó un enviado a con don Jesús, que estaba en la Iglesia, en la torre, haciendo juego pa´no dejarlos llegar, el enviado iba con una pechera y con una boleta pa él, pero resulta que los faldillones se lo encontraron aquí donde estamos platicando, en el Arroyo del Gachupín, y le preguntaron qué traiba, pa´dónde iba, éste dijo “voy a buscar unos burros que se me salieron del corral”, iba con un chirrión, despistando lo que era él, se fue y llegó hasta el jardín, no sé qué seña tenían ellos, lo recibió don Jesús Talamantes y empezaron a repicar las campanas, para eso ya venía don Jesús por el otro extremo, ese suceso fue en tiempo de frío, estaba cayendo nieve, ellos eran de la costa por lo que les afectaba el invierno, quien los guiaba era un cuñado mío que se llamaba Francisco Ramírez, venían a robar, pero se fueron huyendo a la Mesa de las Tablas –a un lado de Santana- donde les dieron un cuartelazo, allí había unos fortines, todavía hay huesos, allí donde los acabaron. De los presidentes municipales, que me acuerdo, de Huejuquilla pues está don Jesús Rimoldi, los Armas, don Reynaldo, Lalo Caldera, mucha gente buena que conocí, muy tratable, pero como le digo, estaban muy unidos, tanto venían para acá, como iban para allá, lo mismo el gobierno. Siempre fui agricultor, en las tierras que compró mi papá, allí en la Mesa Alta, como unas 40 hectáreas, como era agostadero las tuvimos que cercar, siempre puro trabajo. Me casé a los 16 años, pero a los 14 ya me había llevado una mujer, con ella viví pocos años, se vino la Revolución de 1935, la segunda Cristiada, de la primera, en 1926, me acuerdo que el primer combate que hubo fue en Huejuquilla, yo tenía 10 años, ya estaba grandecito, el Presidente de la República era Plutarco Elías Calles, el gobierno empezó a repartir las tierras para ejidos, comunidades agrarias o algo así, entonces los Hacendados se pusieron en contra por esa repartición, ellos no querían, entonces resulta que se pusieron de acuerdo el clero y los Hacendados para pelear en contra del gobierno y éstos matan a unos padres de este lado de Chalchiutes, que por cierto se llama los Santos Lugares, entonces por aquel lugar se levantó Pedro Quintanar y se vino aquí a Huejuquilla donde fue el primer combate, un día domingo, yo vivía en Rincón de Maderas, andábamos en el mandado, me tocó ver el combate, Quintanar empezó a hacer gente en Huejuquilla y aquí por el Valle, la federación venía detrás de él, hasta hay un corrido que dice así: “llegó Pedro Quintanar derechito a los portales, en busca del presidente y de Maurilio González”, porque éste último era de otra creencia, hasta me tocó ver ese caso, estando yo allí ese día domingo en el puente, que no cabía más que una carga de leña, estábamos yo y otro, recargados en una

oreja del puente y en la otra Maurilio Gonzáles con el Presidente, en eso venía el padrecito, que iba al Santuario del Divino Preso, cuando lo vio venir Maurilio dice “hay viene ese jijo de la peinada”, lo oí porque yo estaba cerca, el padrecito no dijo nada y Maurilio dice “no pierdo las esperanzas que de aquí a las 11 o las 12 esté degollado, sin cabeza como una gallina”, todavía no llegaba la federación, el padrecito entró al Santuario a lo que iba a hacer, el otro hombre y yo nos fuimos, salimos acá por el Temachaco, allí vivía una tía mía, y de ratito pasaron de aquí para allá los cristeros de Rincón de Maderas, Jimulco, los Landa, ya iba Valentín de la Sierra, Pío Ruiz de los Adobes, iba mucha gente de distintas partes, tanteo que iban como unos 80, 100 o más, entraron con las armas en la mano, oiga y de ratito que entra la federación acá por la Mesa de Piedras, venían por la sierra, ¡y se abrochan!…tuvo el combate tan duro, el pueblo le ganó a la federación, nosotros veníamos en remudas allí por el cerro del Temachaco y resulta que cuando llegamos por allí, por el arroyo del aquel lado de Jimulco, encontrábamos o nos alcanzaban caballos con toy rifles, cobijas, sin jinetes, de los que mataban y todo eso, serían federales, serían de sabe dónde, pero murió mucha gente, enseguida pasó ese combate, siguieron yendo los soldados, cuando mataron a Manuel Lamas, el papá de Epitacio, lo mataron allí por el lado de San Antonio, volvió la federación, para entonces a nosotros ya nos habían reconcentrado en Huejuquilla para que nos les diéramos gordas a los cristeros, para que no tuvieron ellos quien los ayudara, estábamos en el centro, mi papá tenía unas borregas, cuando se agarraron en el campo, allí donde mataron a Manuel Lamas, se llama las Cuevas, entonces las borregas mías arrancaron, las del otro hombre nos las llevamos y en el camino nos encontramos a la federación y se llevaron al hombre porque creían que era cristero, esa ocasión hubo tanto muerto tanto de federales como de cristeros, allí por el Temachaco están dos lienzos, uno arriba y otro abajo, allí estaban como cigarros, y allá por la gasolinera está un arroyito donde aterraron por montones, quemados con petróleo, una quemazón que yo creo murieron por cientos, allí echaron por montones, yo vide cuando los andaban echando, varias cosas vi, imposible acordarse de todo. Conocí a Pedro Quintanar, Perfecto Castañón, Manuel Lamas, Francisco Ramírez y los considero unos inocentes,


Pag.8

LOCAL

Valparaíso, Zacatecas 15 de Octubre 2010

ignorantes de cosas, porque pienso yo que fue una mentira la que echaron para poder meter la gente para hacer la entrada a pelear, porque ciertamente la gente salía al campo a confesarse porque los padres estaban en los cerros y haciendo las misas por allá, los cristeros no tenían la culpa sino los que hicieron el control porque fueron engañados, como orita con la autoridad, como cuando las candidaturas, cuánto no nos prometen, que esto que lo otro y puras mentiras pa poderlos engañar y precisamente así fue en ese tiempo…un engaño pa poder hacer pelear a la gente, había gente ignorante, que se iba a salvar el que matara a un soldado o dos o tres se salvaba, que se iba al cielo, porque simplemente en el corrido de Florencio Estrada dice “dicen las de las cintita (monjitas) y lo dicen sin recelo, ah que muerte tan dichosa que se fue derecho al cielo” y luego dice el otro, como contradiciendo “yo siempre les digo tratando de vacilar que si todo fuera cierto, yo me dejaría matar”, entonces puro engaño. Mi padre compuso muchos corridos y muchas canciones, de un momento a otro le componía una canción a alguien, como si tuviera muchos años de conocerlo, no sabía leer pero de pura memoria que la tenía muy buena. Es una mentira cuando dicen que dos o tres autores de “Valentín de la Sierra”, no hubo otro más que mi papá, si quiere orita le enseño el periódico de esa época donde dice quién compuso el corrido; mire, las cosas hay que decirse como son, Valentín peleó con Francisco Ruiz y éste le sacó un ojo en Cruces, Valentín tenía un hermano que se llamaba Andrés Avila, entonces se mataron Andrés y Francisco por causa del ojo, entonces los señores Ruiz dicen eso pero no es correcto, lo correcto se verá en el periódico. En la segunda Cristiada peleaban las tierras, los ricos no quería que se repartieran, ejidatarios y agraristas, como hubo aquí, entonces echaban mentiras, los cristeros que peleaban la ley de Jesucristo, nuestro Señor Jesucristo no nos necesita pa nada pa terminarnos en cualquier momento, el 41 matan a Ascención de Haros, todavía lo matan los cristeros; conocí a gente de aquí del Valle, revolucionarios como Jesús Pinedo, papá de Trino Pinedo, Feliciano Cardiel, Esteban Ibarra, los Sánchez, Vicente y Francisco, de Peñitas de Oriente, a los del Astillero, Miguel Cháirez, conocí a casi todos porque asistían en la Mesa Alta, allí donde me crié, por la Sierrita, en 1926 el gobierno no subió a esa Mesa hasta el 36, allí conocí a Perfecto Castañón, a todos los generales, Valentín pues conocido de todos nosotros, él vivía

50 años no se dicen tan fácilmente.

allí de Rancho Viejo enseguida en unas casas. De Valparaíso me acuerdo de los señores Talamantes, don Epigmenio tan buen Presidente como nos salió uno en Huejuquilla, hermano de Odilón, don Baudelio Escalante, este señor Talamantes hasta pagaba las multas de la gente. Aquí en el Valle yo seguí con la siembra, después de andar con mi papá en la música, hice un conjuntito musical, a componer canciones, corridos, también tengo cientos de composiciones de mi papá. Anduve por el mundo, también por Estados Unidos durante 11 años, muy jovencito como de 17 años. Fui casado sólo una vez, en los tiempos de la Revolución se hacía lo que le daba la gana tanto a los federales como a los cristeros, entonces la mujer mía era de Palmitos, en ese tiempo los papás se fueron pa los Puertos, yo me fui a Jerez a las Pascuas, a las fiestas, con la música pues, dejé a la mujer con la abuela en Palmitos…pasaron los federales y se la llevaron y jamás me volví a juntar con ella, hubo 2 de familia, un hombrecito se murió y quedó una muchacha que todavía vive, tuve 48 hijos con 5 mujeres, con una sola hubo la mitad…24 hijos, muchos murieron, aunque ahora que hice la repartición le repartí como a 21 hijos, total que como a 3 no les di herencia, una porque vive en Durango y no la vine conociendo hasta hace poco, es que ella se fue de conmigo cuando tenía unos 6 meses, entonces a la edad de ochenta y tantos años donde la iba a conocer, ella vino a procurarme, tengo nietos, bisnietos y tataranietos por cientos. Perdí la vista con una pólvora que me explotó, me aventó como a 6 metros de distancia, un ojo me lo cocieron y con el otro veo poquito. Muchos dicen que con la tomada y otros inconvenientes se acaba la gente y yo, bendito sea Dios, fui borracho, me gustó el tequila, salí a pasearme mucho, lo que sí me afectó mucho fue el cigarro. Creo que la receta es encomendarse a Dios, vivir amistosamente con unos y otros. Estoy contento con mi vida, gracias a Dios y como dice la canción “tan buena ha sido mi suerte que he gozado como quiero que si un día viene la muerte no me pesa si me muero”, a la hora que Dios quiera y contento con la vida.

Citar la Educación en Valparaíso, sin el aporte de Usted, sería banal o superficial, sé que la alta responsabilidad que ha tenido, de enseñar y orientar, de desarrollar en cada joven la confianza en sí mismo, de la fe en la Patria, el amor a la ciencia y el arte, ha sido incuestionable y por la que, además, ha estado empeñada toda su vida, coordinando esfuerzos, leal a sus convicciones y firme en el noble compromiso de instruir e ilustrar a cientos y cientos de jóvenes; entiendo que después de cinco décadas de labor profesional aun tiene muchas tareas que cumplir –“la obra humana debe ser ininterrumpida hasta que la detenga Dios”. 50 años no se dicen tan fácilmente. Rome, de los únicos diez años que tuve de enseñanza educativa, cuatro los pasé en la querida e inolvidable Escuela Secundaria “20 de Noviembre” –allí inició la Prepa-, en donde hubo jornadas memorables, viejos y queridos recuerdos, amonestaciones y ejemplos, descubrí la grandeza de los aztecas, conocí la Guerra de Troya, a través de la Ilíada y su hermana la Odisea, comprendí el bagaje de nuestra lengua con Miguel de Cervantes Saavedra, interioricé las historias de nuestra historia nacional, en fin, los repasos de esa época se entremezclan entre nostalgia y alegría…y Usted siempre estuvo ahí. También, en esos ayeres, comprendí más a conjugar los verbos, entre ellos Agradecer, “yo agradezco, tu agradeces, él agradece…”, es un verbo de absoluto valor y aunque no me gusta usar el pronombre personal Yo, hoy sí lo quiero hacer, Yo le agradezco su aporte al progreso de nuestro municipio, en beneficio de la humanidad, en este sencillo –y sincero- reconocimiento a una vida dedicada a los altos fines de la sociedad. ¡Salud, Rome! Ángel Aguilar González

Octubre 15/2010


Pag.9

LOCAL

Valparaíso, Zacatecas 15 de Octubre 2010

Por I.Q. Laura Susana de Robles G.

C h a r i t o

Ella es Ma. del Rosario Flores Herrera, estudia el 5o. Semestre de Técnico Agropecuario en el Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario No. 167, excelente estudiante que promedia 10, gusta de leer, defiende a su institución educativa en basquetbol, cree que la juventud debería gastar sus energías en algo positivo, tiene firme

Foto Estudio

la idea de que quien estudia sale adelante, sus papás son ejemplo en

Plenny

su vida, desea estudiar medicina o enfermería, afirma que hoy las responsabilidades son por partes iguales entre el hombre y la mujer; a sus 17 años sorprende su madurez y firmeza de pensamiento, heredera de una noble estirpe, es una preciosa mujer,

Texto:

Ángel Aguilar González

bellos ojos café, sincera sonrisa y con un porvenir exitoso.


Pag.10

LOCAL

Valparaíso, Zacatecas 15 de Octubre 2010

El deporte de la charrería ...y algunas anécdotas del Valle Por Don Angel Aguilar Luna

oy un ferviente admirador del deporte de la charrería, aunque prácticamente no conozco nada en lo absoluto de charrería, tal vez ni tan siquiera montar un burro, mucho menos un brioso caballo. Sin embargo me gusta el deporte, tengo folletos, libros y trataré de transcribir algo de lo que he leído e investigado. Comenzaré por platicar que antes de la conquista, cuando los españoles se adueñaran de nuestro México, nuestra gente no conocía el caballo, se asustaron bastante cuando vieron al hombre trepado en un caballo pensaban que era una misma persona y jinete. El impacto fue impresionante. Así fue como se quedó el caballo en México, introduciéndose con el paso del tiempo algunas razas. Según mi investigación, una raza vino de Libia del Norte, de África, del cual desciende el Árabe. El caballo común de Europa y Asia, el caballo Pony Delta del noroeste de Europa. De los tres grupos se derivan los caballos de silla, de carrera, de tiro y ponys, etc. Leí por ahí, no sé dónde, que en tiempos de las haciendas ocupaban vaqueros montados en briosos corceles, esto con el propósito de que les ayudaran a juntar las inmensas cantidades de ganado, ya fuera para herrar, castrar o simplemente para contarlos; cuentan por ahí que en una ocasión uno de los jinetes no podía meter en la manga a un novillo rejego, lo correteo en un buen tramo, lo agarró de la cola y para que fuera más práctico lo enjarció, le apretó la espuelas a su bestia y lo tumbó. Los patrones que estaban observando el espectáculo aplaudieron y les gustó tanto y como eran señores que todo podían hacer, construyeron un lienzo, juntaron bastantes toros y se pusieron a colearlos; de ahí para el real nace el deporte del rodeo. Así, este deporte con mucho orgullo podemos decir que es muy mexicano. Aquí en el pueblo me acuerdo que se improvisaban los rodeos por la calle Hidalgo, después por el barrio del Rebote, por la calle Felipe Ángeles, posteriormente en el barrio del Refugio. Decía al principio de este humilde relato que los españoles trajeron los caballos y se quedaron para siempre. Sin embargo dice el escritor Andrés Henostroza que a nuestra gente se le tenía prohibido montar los caballos, por lo tanto nuestra gente se asustaba con el relincho de los animales, ese privilegio era exclusivo de los amos. Por tal motivo, nuestros indígenas quedaron acostumbrados a caminar a pie, grandes e inmensas distancias recorrían a “pespunte”. Y tan era así, que en cierta ocasión, platicaré esta pequeña anécdota: un señor de ochenta y ocho años, retó a uno de mis hijos le dijo así: -oiga jovencito, usted es deportista ¿verdad? (mi hijo efectivamente era deportista y de escasos 25 años) le dijo don Jesús: -lo reto a ver quién va y viene primero a Huejuquilla el Alto. Mi hijo de inmediato le dijo que si, intervine de inmediato y le dije a éste que no aceptara, que porque si ganaba la gente iba a decir que se había aprovechado de un anciano y le agregué: -fíjate si te va ganando, mi hijo me hizo caso. Pasaron días y miré gente de donde era el señor, de San Rafael de las Tablas, y les platiqué lo del reto; me dijeron que si se hubiera echo la caminata ellos le iban a don Jesús, que porque era un viento en la caminata. Vestigios de una cultura impuesta. Y de esa manera decía que los patrones exigían a nuestra gente montar a caballo, y poco a poco se fueron acostumbrando, y se fueron haciendo charros, y así empezaron a competir con extranjeros, en doma y manejo de las bestias, asombrando al mundo con su arte y su galanura. Refranes, romances, cantares, dichos, coplas, melodías, al primer golpe de vista, exclusivas de México. Según una revista que leí el traje de charro es de origen Andaluz, lo mismo el sombrero de alta copa y anchas alas; el sarape legítimo de Saltillo, abigarrado de colores, ya no es el mismo que se labra en España, ya es de México. Todos los arreos del hombre de a caballo, del charro para decirlo con su nombre propio, distintos. Espuelas, sillas, reatas, sogas han sido modificados de acuerdo con su nombre de origen. Para dar un ejemplo de lo poco que he leído, refranes dichos y dicharachos y de dar a conocer una riqueza que pertenece a México, haciendo una marca de nuestro genio propio. He leído algunos versos que dicen así: “Caballo que llene las piernas, gallo que llene la mano y mujer que llene los brazos.” “Se ensilla como en bastilla, primero el freno y después la silla.” “A caballo van los hombres, en mula los alcahuetes; en burro los más ojetes y los pendejos a pie.” “A caballo viejo cabezadas nuevas.” “A charrear y a torear, se aprende con “babas”; no con barbas.” “A doble garrocha, no hay toro valiente.” “A las mujeres bonitas y a los caballos buenos, los tarugos los echan a perder.”

S

“A la sierra, aunque sea en burro.” “Alebréstate matalote, que venderte quiero.” “¿A dónde irá el buey que no are?” “A ese culandro tan seco, le hace falta una regadita.” “Ahora que tiene potro, le vuelve la vista a otro.” ¡Ah que gente tiene mi amo, y más que le está llegando! ¡Ah que bonita piedra para darse un tropezón! “Al amigo y al caballo no hay que cansarlos.” “Alazán tostado, antes muerto que cansado.” “Al que le ven caballo le ofrecen silla, y apoco que sale el sol, pura sombrilla.” Realizada la conquista, los conquistadores sabedores de las condiciones climáticas óptimas para la crianza de animales, multiplicaron rápidamente los enormes hatos en los gestadores llenándolos de reses y caballos, estos aptos para la silla. Es así que de allí para el real, el caballo ha sido y será amigo inseparable del hombre. Los vemos ayudando a su amo, el hombre en yuntas para labrar la tierra, para el traslado en largas caminatas, los vemos en los circos, en la Revolución Mexicana fue un instrumento importantísimo. Había tropa de infantería pero fue más eficiente los de a caballo. Recuérdese fino lector que a Villa le fueron muy útiles las famosas “cargas de caballería”. El caballo ha engalanado desfiles ya sean religiosos o civiles. Estirando lujosas carrozas a reyes y reinas a eventos lujosos. Algunas personas también tienen sus remolques estirados por caballos, sobre todo menonitas. Así pues, el caballo ha sido un instrumento valiosísimo en el deporte, lo vemos en rodeos, jaripeos, charreadas, carreras, escaramuzas, floreo de reata, manganear, rayas a caballo, brincar obstáculos, el reguilete, etc. Al correr y galopar de los años, el caballo se fue convirtiendo en un elemento indispensable para todo, rompiendo así las barreras sociales y generalizando su uso entre españoles, mestizos, indígenas. “Bestia prestada, mal comida y bien andada.” “Bayo donde quiera lo hayo.” “Buena cara amansa, y lo que quiere alcanza.” “Buey viejo que busca abrigo, le contenta el becerrillo.” “Buscando el burro y andando con él.” “Estás viendo la burra reparar y todavía le avientas el sombrero.” “Caballo ajeno primero la silla luego el freno.” “Caballo que alcanza, gana.” “Caballo que al ver la yegua no relincha, o está cansado, o le aprieta el cincho.” También observamos infinidad de colores de los caballos, así pues hay: naguas blancas, alazán tostado, tordillo, negro azabache, palomino, ojos de venado, ojizarco, obscuro, güinduri, colorado, rabicano, remendado, retintos de varios tonos, rosillos: canelo, rosillo flor de durazno, rusio tordillo, carbonero, tordillos: naranjo, mosqueado, palomo, mosqueado, porcelano, unalvo, zaino, etc. En las carreras se oye decir: que se le da ventaja, algún peso adicional. O también “te doy cuerpo, o medio cuerpo”, etc.

Maurito Talamantes Caldera

LA MEJOR ROPA PARA NIÑOS Y NIÑAS CALLE MORELOS (A UN COSTADO DE GORDITAS “LAS CAZUELAS”)

VALPARAÍSO, ZAC.


Pag.11

LOCAL

Valparaíso, Zacatecas 15 de Octubre 2010

...El deporte de la Charrería

Don Genaro Figueroa, fino y distinguido amigo mío, y de mucha gente de aquí del Valle, tenía la costumbre de hacer una fiestona para el día 2 de diciembre “día de su mono”, en su casa de Coyotes, por la mañana comenzaba las célebres mañanitas, con el mejor conjunto de la región, almuerzo y luego seguía el rodeo, mínimo con ochenta toros y charros de toda la región. De antemano invitaba a medio Valle, para lo cual íbamos infinidad de gente a la pachanga, vino a morir, suculenta comida, espléndida atención. Este señor como anfitrión ni para que; ¡si señor, si supo para qué era el dinero, pero se nos adelantó! Ni modo. En una vez, de esos famosos rodeos, hubo una competencia de dos señores Presidentes Municipales, uno de ellos del municipio hermano de Tepetongo y el anfitrión Valparaíso. Lógico que se le dio preferencia al visitante, el cual con garbo y toda la cosa, hecho una muy buena coleada, de esos que saludan, pachonean y amarran abajo y el toro dio algunas volteretas. Quedó bien parao, las dianas no se dejaron esperar, felicitaciones al por mayor. Obligado, nuestro Señor Presidente, a mejorar o al menos igualar. Se vino el de nosotros ¡oh sorpresa! ¡no alcanzó el toro! De cualesquier manera las dianas y aplausos no se dejaron esperar, el respetable pidió que se le echara otro toro, lo cual fue concedido, ya en este otro mejoró un poco, al menos si lo alcanzó, pero no agarró cola, lo mismo que en el otro, dianas, aplausos. Por tercera ocasión otro toro, lo mismo dianas y aplausos. El señor Presidente fue y es muy querido por el pueblo, por eso el respeto no se dejó esperar. Un espectador que lo miró todo, se sintió triste por la derrota sufrida, y un poco pasadito de copas, gritó con todos sus pulmones “hay que vengar la sangre de nuestro Presidente”, y para que se le quitara lo “bocón”, lo treparon en un buen caballo, le acomodaron un sombrero de ala ancha, y lo llevaron al toril, lo acomodaron, salió el toro y aquel detrás de él, no lo alcanzó, a éste ya no hubo respeto, le hicieron burladero, y le gritaban “échenle otro al charro del Valle” , éste como que le picaron su orgullo, y se decidió a correr otro. Ya para esto, algunos charros lo acompañaron y más o menos le dijeron el cómo hacerlo, y hasta entró al toril, sacó el que le gustó, y hasta saludó, pachoneó, cuando quiso dar el tirón, la pierna izquierda ya iba suelta del estribo, ¡se asustó! soltó todo, solo se agarró de la cabeza de la silla, el caballo no acostumbrado a eso, dio un fuerte respingo y allá va a dar el vengador del señor Presidente, lo salvó el sombrero, pues cayó de pura cabeza, se despedazó el sombrero, pero no se mató ese intrépido señor. “Para caballo duro, bozal de seda.” “Para caballo overo calzón de cuero.” “Para caballo de plata espuelas de oro.” “Pa´ los toros del jaral los caballos de allá mismo.” “Por los pies busca el caballo.” “Por rico que sea un hombre, a menester de los pobres.” “Patada de yegua no hace daño al potro.” “Potro que anda entre las yeguas y no relinchan, que lo capen y al apero.”

Bicentenario de la Independencia A 200 AÑOS DE LA LUCHA LIBERTARIA Profr. J. Trinidad Gallegos Romero

¿

Cuál sería nuestra historia si no se hubieran unido a los españoles nuestros pueblos indígenas en tiempos de la Conquista? Nuestros antepasados indígenas definitivamente eran mucho más valientes y fuertes que los invasores. Desafortunadamente nuestra raza nunca ha estado unida como un macollo. La madrugada del 16 de septiembre de 1810 un cura de casi sesenta años de edad abandonó el púlpito y desde el umbral de la puerta de su iglesia arengó a sus fieles para levantarse en armas en contra del mal gobierno. Miguel Hidalgo y Costilla y un grupúsculo de osados militares y audaces damas decidieron enfrentarse a sus opresores quienes contaban con uno de los mejores ejércitos del mundo. Pero ni la fama ni las cuantiosas tropas españolas intimidaron a los sublevados. Era mucho más grande el anhelo de libertad. Puños, hondas, machetes, garrotes, piedras, lanzas, flechas, espadas, unos cuantos rifles y cañones constituían los pertrechos de aquel incipiente ejército insurgente de aproximadamente seiscientos hombres y mujeres que llevaban en su mente y en lo más profundo del corazón su fe y el sueño de una América libre. Durante tres siglos la raza de bronce fue víctima de los más inimaginables tratos y castigos. Con el más mínimo pretexto los indígenas eran arrojados a los perros, azotados, apedreados, les cortaban las manos o la lengua, los decapitaban, los quemaban vivos, los herraban, los colgaban, los atormentaban, los vendían como animales, los traspasaban con la espada o los dejaban morir encadenados en siniestros calabozos. Los fusilamientos eran masivos. Las mujeres eran tomadas a la fuerza o les cortaban los pechos. Los nativos que no fueron exterminados ferozmente, fueron oprimidos de por vida. Nacían esclavos y morían esclavos. Cada hombre blanco por el simple hecho de serlo se consideraba con derecho para poseer la cantidad de indígenas que le

apeteciera. Por eso durante todo el tiempo del dominio español, a lo largo y ancho del país solamente existían Señores y esclavos. Lo que significaba que los españoles eran los dueños de la vida de los aborígenes y por lo tanto podían disponer de ella en las circunstancias que lo decidieran. Motivo por el cual en el campo, las minas y las ciudades rondaba siempre un olor a sufrimiento y muerte. No satisfechos los españoles con tanta sangre indígena derramada desde su llegada a México, todavía hicieron gala de sus más bajos instintos cuando decidieron colgar en las esquinas de la Alhóndiga de Granaditas las cabezas de los primeros jefes insurgentes con el objeto de ahuyentar los ánimos libertarios. Sin embargo, la llama de la independencia ya estaba encendida, por lo que brotaron nuevos caudillos para continuar la gesta hasta derrotar y someter a las fuerzas españolas para decirle al mundo que América ya era libre. Libre de esclavitud, libre de despiadados tributos, libre de monarcas españoles, libre de trabajos inhumanos, libre del saqueo de oro y plata, libre de la tenencia española de nuestra tierra. Trescientos años de vivir siendo considerados nuestros antepasados como objetos o animales. Trescientos años de trabajar desde la infancia hasta la muerte para los conquistadores. Trescientos años surcando el Atlántico para llevar a la Corona Española el oro y la plata de las entrañas de nuestra tierra. Trescientos años de un gobierno extranjero. Trescientos años de vivir en una tierra propia y sin serlo. Trescientos años de un pueblo sin voz. Todos los personajes que participaron en la Guerra de la Independencia son héroes en su justa dimensión. Unos porque la iniciaron. Otros porque la continuaron. Y otros porque la terminaron. Todos deben ser recordados por igual. Todos dieron su vida por La Libertad. Por México. Por Nosotros. ¡Viva México!

MATERIAL ELECTRICO Y DE ILUMINACION HERRAMIENTA PARA CONSTRUCCION

Prop. Arq. Javier Herrera González PROYECTO Y CONSTRUCCIÓN Nuevo Domicilio:

Vicente Guerrero No. 115 Tel. 9360478 Valparaíso, Zac.

C. Hidalgo No. 272, frente a tránsito pesado (carretera Valparaíso-Huejuquilla) Tel. (457) 936 08 87 Valparaíso, Zac.


Pag.12

LOCAL

Valparaíso, Zacatecas 15 de Octubre 2010

Por Judith Tabullo De Robles

E

stamos en otoño, pero ya el invierno se avecina, es perceptible escondiéndose paciente tras cada hoja que de un árbol cae, jugueteando entre las nubes purpúreas del atardecer, silbando con las ventiscas una canción de cuna. Poco a poco la vida va adoptando un ritmo más lento, para adecuarse al frío inminente.

como su mamá. Por eso tengo en esencia 2 madres: Emilia, alegre, dicharachera, optimista y parlanchina, y María, que sonríe menos y se preocupa más. Como la Luna –su madrina-, también presenta fases, y con el paso de los años hemos descubierto que sus hijos y marido somos sensibles a éstas. De ella he aprendido muchas de las cosas más importantes en mi vida. Sin proponérselo ni sospecharlo, me ayudó a descubrir mi vocación (errática elección tal vez, mezclar la Química con las Letras, como ella). Me enseñó con su ejemplo, a amar la lectura, disfrutar la poesía, a gustar de la escritura y la buena ortografía. Gracias a ella sé que el chocolate funciona como una defensa sencilla contra la depresión; que el átomo de helio tiene en su núcleo 2 protones y 2 neutrones; que para que el agua de limón quede bien hecha, hay que agregar el azúcar primero y que “es tan corto el amor y tan largo el olvido”. Cuando yo sea grande, me gustaría parecerme a ella. Me gustaría poder dar cualquier clase que mis jefes –medio intransigentemente- me encomendaran a medio semestre. Quisiera ser detallista como ella y poder aprenderme el nombre completo y fecha de cumpleaños de mis compañeros de trabajo y mis estudiantes (si algún día tengo), y leer con el alma hasta la etiqueta de un shampoo.

Y contrastantemente, el campo se ha adornado, con flores de colores níveos y amarillos, con el terciopelo rosáceo del pasto, procurando que no quede una porción de valle que tenga que enfrentar el cambio de estación desnuda, para que nadie olvide que en unos meses más, cuando pasen los fríos, los árboles se vestirán nuevamente de verde… bueno, esa es una versión, pero la realidad es otra: la naturaleza anuncia, orgullosa, un aniversario más del nacimiento de mi madre. Sería una exageración decir que el día en que ella llegó a este mundo nacieron todas las flores, puesto que las flores nacieron antes, precisamente para no recibirla en tierra yerma. Además, la luna misma tiene la gentileza de reflejar la luz del sol con más fuerzas –en este mes-, para que en sus noches Emilita no tenga miedo, para que sus noches de insomnio por lo menos tengan un foco de esperanza, una promesa más, un recordatorio de que siempre vendrá otro día. Me pregunto por qué, por qué dejaron de izar banderas –hace algunos años- para felicitarla como es debido, aunque a la demás gente le habían dicho que se hacía para celebrar el día de las Naciones Unidas, sólo lo hacían para no despertar celos entre los demás nacidos un 24 de octubre.

Es Primavera, para ti, en el mes de Octubre, para que no olvides que la vida sigue aquí y que te espera, para que recuerdes que el invierno es pasajero y conserves los colores de tu alma, por nosotros que sin ti quedaríamos a la deriva, como un laboratorio en el que nadie experimente, o una clase de Lectura y Redacción en la que el docente no lea nunca.

“Rafaela”, hubiese sido su nombre, originalmente, pero gracias a la sabia conjetura de su abuela paterna (“Si se llama así, la gente le dirá “Rafáila”), fue que recibió el nombre de María en el Registro Civil; luego, en la Iglesia fue bautizada

Me despido con un fragmento de cierta canción, que dice: “maybe I didn't treat you quite as good as I should but you were always on my mind, you were always on my mind!”. Feliz Cumpleaños.

sublimación de tazas, playeras, gorras facturas fiscales, volantes, publicidad calendarios, plumas, carteles, lonas Morelos No. 131

Tel. 9361094

Valparaíso, Zac.


Pag.13

LOCAL

Valparaíso, Zacatecas 1 de Octubre 2010

Cristóbal Acevedo: Aurelio Acevedo, mi padre, era un genio Por Ángel Aguilar González

ací en el Distrito Federal, mi padre tuvo que huir del ámbito zacatecano y de sus actividades, llegó a las afueras, tenía que estar cuidando su anonimato, su nombre, vivió al margen de la ciudad, en la colonia Mixcoac, aunque antes estaba separado de la ciudad, era como un pueblito, allí él siguió en la actividad cristera, en la liga nacional, los primeros ochos, después se ganó la vida como impresor, casi siempre en impresiones religiosas, es decir, seguía al servicio de la Iglesia, hacía novenas, estampas, devocionarios, se puede decir que a todas las iglesias les hacía trabajos, estuvo muy cerca de los Dominicos, quienes lo favorecieron con trabajos. Todos mis hermanos y hermanas trabajábamos en la imprenta. Creo que mi padre llega en 1932 y tengo entendido que él y mi madre estuvieron largo tiempo separados, mi madre se llamaba María Buenaventura, quien era originaria de la Masita, Monte Escobedo y mi padre del Potrero de Gallegos; después que acaba la actividad subversiva cristera, por allí en 1937, tienen una vida más tranquila, ya juntos los dos, llegan los hijos, él totalmente dedicado a la vida de impresor, que por cierto así lo conocían el impresor. Yo nací en 1937, fuimos doce de familia, una niña nació en plena Cristiada y murió en la misma, cuando andaban en la huída por acá en los cerros de Zacatecas, todos los demás nacimos en el Distrito Federal, viene otra niña que duró bastantes años, murió también, después cuatro hermanos, Héctor, Luis, Guillermo y yo, después el resto de mujeres, la última nació en el cuarenta y nueve. En aquellos años no se debía hablar absolutamente nada de lo que hacía mi papá, punto. Era el impresor y punto. No estábamos enterados de la actividad subversiva que tenía nuestro padre. Y sí algo se sabía no se debía hablar. Dicha actividad la empecé a poco conocer como hasta mis veinte años. Estudié la primaria en el “Simón Bolivar” y entré al seminario donde hice secundaria y preparatoria, ésta última la hice en España, luego el noviciado, toda la actividad seminarística, filosofía y teología, todo en España. Estando allá, como en el cincuenta y dos, mi padre me mandaba la revista que ya estaba imprimiendo David, que nace en 1951 y ya para entonces todos los cristeros empiezan a escribir su propia historia y entonces comencé a sospechar de esas actividades, de la profundidad de eso atrás de mi padre, para mí era el impresor como todo el mundo lo conocía, jamás hablamos eso con mi padre, jamás, era un silencio total, nunca hablamos de la Cristiada, intenté hablar con él sobre el tema y con su sonrisota simpática que tenía me mandaba por un tubo, yo que era un privilegiado nunca pude sacarle una palabra del tema, no habló nunca del asunto, ni mi madre jamás tocó el tema, desde luego que era un tema de seguridad para toda la familia, quizá uno como crío podría decir cosas y que podría destrozar la vida de mi padre, ya después con la publicación de la revista David pues uno se enteró de muchísimas cosas, pero como que no tenía la dimensión y el alcance que ya de mayor uno puede tener. Normalmente veníamos de vacaciones una vez al año, sobre todo a la Masita con familiares de mi madre, acá a Valparaíso no sé si por el problemón secreto que tenía mi padre no veníamos o no sé la razón. Fue un tema tabú para nosotros, con la revista, le decía, empezamos a entender un poco de la Cristiada, fue hasta bastantes años después que comprendí el papel que mi padre ejerció en la misma, ya había toma de conciencia, que puede haber durado otros diez años de las implicaciones políticas, jurídicas que había atrás de ese movimiento y del personaje específico…mi padre. Él muere por complicaciones del corazón, en 1968, trabaja mucho, todos los días, todo el día, no sé si descansaba, salía mucho a buscar trabajo o iba a sus reuniones, posiblemente de cristeros, a nivel particular porque oficial no había nada, creo que la oficialidad de la Cristiada se establece en el cincuenta y cinco; lo que sí recuerdo es que hablaba mucho, le podría decir que días enteros sin dormir, dos o tres días con gente, nosotros no podíamos escuchar las conversaciones, era una casa grande entonces era fácil aislarse, era gente de acá que también se tuvo que ir. Ya en la segunda Cristiada tuvo mucha participación, él era el líder a nivel nacional, tenía más amistades, ya más abierto el asunto. Me regreso a México a trabajar y yo salí de sacerdote por los años mil novecientos setenta y allí empieza el proceso de secularización, me independicé ya; la actividad de mi padre, de alguna manera, la heredé yo, los documentos, la información que

N

tenía, pues yo era el más privilegiado, ya no era un secreto, se podía manejar con bastante libertad, y fui entregando a muchas instituciones y personas lo que había hecho mi padre. En mi caso, en mil novecientos setenta y dos me caso y dejo de ejercer el sacerdocio, quizá desde antes, empecé a dejar lentamente las actividades sacerdotales y luego comienzo a dedicarme a actividades académicas universitarias, hice maestría y doctorado en filosofía, doy clases en la Ibero, Universidad Lasalle, colegios, tenía mucha actividad, después empecé a informarme de muchas cosas, lo que antes era un tabú, me vine a Zacatecas –tengo como 7, 8 años acá-, trabajo en el Instituto de la Cultura, y ya me dedico, expresamente por vez primera, al estudio de la Cristiada, antes pues mi papá era el cristero. Siendo sacerdote y con la actividad cristiana me dedico al estudio de la misma, antes no tenía conciencia de las dimensiones teológicas, históricas, sociológicas, al venir a Zacatecas me animé, quizá imprudentemente, a hablar de la Cristiada, porque tenía mucha información que mi padre me había dejado, por lo tanto me metí a fondo, además descubrí que este término –Cristiada- aparece desde el siglo XVI con una magnífica obra poética de un Fraile Dominico que en Perú escribe su obra, luego me doy cuenta que hay cristiadas a lo largo y ancho de la cultura europea, pero ya el asunto de la guerra entre el gobierno y la Iglesia aquí en México, empecé a manejarlo quizá con mucha quisquillosidad, con mucho cuidado porque eran temas difíciles de publicar, eran temas tabúes, era desde lo más vergonzoso hasta lo más sublime, entonces fue un mundo cultural sumamente interesante que se me abrió a mí y así he dado bastantes cursos, me he sentido bien pues tengo los pelos de la burra en la mano. No he podido jamás ponerme a una altura de poder o querer juzgar –a mi padre-, si sus acciones estuvieron bien o mal, simplemente me sitúo así, esto sucedió así y punto, si políticamente, eclesialmente, económicamente tenían razones o no, para mi padre fue una cosa vital, la persecución que sufrió él nosotros no la conocíamos, después de muchos años sí alcancé a comprender el importante y fundamental papel de mi padre, en todos los sentidos, en la Cristiada, desde tener amistad con varios sacerdotes y obispos, que fueron los líderes de la misma, hasta el montón de curas que pasaban por la casa durante toda la vida. Creo que durante mucho tiempo mi padre fue orientado con criterios del Padre Arroyo, que además eran primos, cuando este último muere, la verdad es que la figura de mi padre crece aun más. A mi padre lo considero un genio, porque no logra uno penetrar en los alcances de la actividad subversiva que tuvo, siempre está uno más debajo de aquello que alcanzó; el Obispo que inicio la Cristiada, el más guerrero, fue un gran amigo de mi padre, después de que ellos desaparecen la figura de éste crece más. Las ideas de mi padre siguen vigentes con una salvedad, hay que lograr una crítica eclesiástica de profundidad y de alcances amplios, porque se suele ocultar demasiados datos inconscientemente y no se enfrenta la cosa directamente con los sacerdotes, obispos y demás, y precisamente el movimiento cristero hace que sea fácil hablar de nivel episcopal como sacerdotal del mismo conflicto y esa dimensión yo no he podido alcanzar pero mi padre alcanzó, un equilibrio, un saber tomar posición perfectamente dentro de este abanico de terribles implicaciones que tiene el movimiento cristero, tanto a nivel eclesial, político, social e histórico. El hecho de que mi padre haya publicado David le da una dimensión histórica al movimiento cristero, a esta revista mi padre le da alma, vida y corazón y por la que pasamos mucha hambre porque gastaba mucho dinero, él era un idealista tácito, Sigue en la página 14

R E FAC C I O N E S “Las partes que lo llevan y lo traen”


Pag.14

LOCAL

Valparaíso, Zacatecas 15 de Octubre 2010

Pastel de Maicena Ingredientes:

¼ de mantequilla ¼ de maicena ¼ de harina ¼ de azúcar 8 huevos 3 cucharaditas de royal Leche, la necesaria. Preparación: Se bate la mantequilla perfectamente, se agrega el azúcar, en seguida las yemas una a una, luego se le agrega la maicena, la harina y el royal (estas cernidas antes). Las claras se baten a punto de turrón, se bate todo y se le pone poquita vainilla, por último las claras que se batieron nada más como envolviendo (si se necesita se le pone poquita leche). Se engrasa un molde y se mete al horno por media hora o viendo que esté bien cocido. Para que no quede muy reseco se baña con algún jarabe ya frío o con jugo de piña endulzado. ¡Ah, qué barbaridad!

Graduación de la jovencita Gloria Sánchez Bañuelos, de la Secundaria “20 de Noviembre”, en junio de 1961, y sus padrinos Rosita Gurrola Mercado y el profesor don Pablo Ramírez Muñoz Colección fotográfica: Profra. Rocío Sánchez Bañuelos

Calle Hidalgo e Independencia en los 40´s Foto colección: Lic. J. Jesús Muñoz Muñoz ...Cristóbal Acevedo

dedicado totalmente a su idea. La relación Iglesia-Estado, que es el tema básico que hemos estado hablando, sigue siendo un problemón espantoso, y siendo crítico, las dimensiones estatalistas que tiene la Iglesia ya es hora de que se normalicen a fondo para corregir muchas cosas, pero ésta tiene demasiadas pretensiones estatalistas y por eso siempre hace competencia con el estado, se tendría que revisar muy a fondo, son cosas muy complejas, por eso me hice a un lado del sacerdocio. Me pregunto ¿qué permanece de la subversión cristera? La subversión. Y hay que permanecer fieles a ella si queremos progresar, crecer, desarrollarnos, resolver los graves conflictos que, a veces por siglos, se mantiene sin encontrar salida por falta de arrojo. Sólo he estado dos veces en el Potrero de Gallegos, fui para honrar el lugar de nacimiento de mi padre. Pido que no se identifique el conflicto cristero con beatería, que no se le identifique como excesos religiosos, hay que ver la dimensión secular del movimiento cristero, con objetividad, veracidad, claridad y con manejo lúcido, ver el papel de la Iglesia y el papel de la sociedad que muchas veces se comen uno al otro.


Pag.15 Valparaíso, Zacatecas 1 de Octubre 2010

ESPACIO GLOBAL

Los 7 pecados capitales de la salud Llevar a cabo con frecuencia varias de estas acciones le dará a tu cuerpo problemas. Sus consecuencias son bien conocidas; sin embargo, la mayoría las minimiza De todos es conocido que hábitos como dormir poco y saltarse el desayuno afectan significativamente la calidad de vida y el bienestar físico. Sin embargo, también casi todos los llevan a cabo con cierta frecuencia. Identificables como los siete pecados capitales de la salud, fueron enlistados por el sitio electrónico Lifescript.com

1. Omitir el desayuno. Considerada la ingesta de comida más importante del día, es comúnmente saltada por millones de personas que tienen el tiempo justo para llegar con puntualidad a sus deberes. Estar en ayunas durante ocho horas genera que el cuerpo "esté muriendo de hambre". Cuando se duerme, el metabolismo disminuye considerablemente su velocidad. Por ello necesita de alimentos para retomar energía y ritmo. Si se omite el desayuno, los niveles de energía disminuyen considerablemente. Está demostrado que desayunar aumenta la capacidad mental de trabajo. 2. Broncearse con frecuencia. La exposición prolongada a los rayos del sol daña la piel. Sin embargo, millones de personas recurren a ella con la ilusión de adquirir un tono de piel atractivo. Está comprobado que la frecuente exposición a los rayos solares causa envejecimiento prematuro e incluso cáncer en la piel. 3. Fumar. Este mal hábito es uno de los más frecuentes para millones de adictos. Fumar no sólo es dañino, sino mortal. Cáncer de pulmón y de garganta, arrugas prematuras, impotencia sexual masculina, deshidratación de la piel y complicaciones en el embarazo son sólo algunas de las consecuencias negativas que genera fumar con frecuencia. 4. Levantar pesas. Si bien ayuda a adquirir una apariencia tonificada y a quemar calorías, este ejercicio puede afectar la salud. La aparición de hernias y dolores en el cuerpo son productos frecuentes de la practica excesiva de esta actividad. 5. No acudir al médico. Casi a nadie le gusta ir a consultas médicas. Pero es fundamental hacerlo con el objetivo de detectar anticipadamente padecimientos peligrosos. Sólo así es posible contrarrestarlos con los tratamientos adecuados. Para las mujeres es indispensable acudir al ginecólogo una vez cada año y realizarse la prueba del Papanicolaou y la mastografía para descartar cualquier amenaza de cáncer. Los hombres deben acudir al urólogo para que les examine sus testículos y sea posible descartar padecimientos. También es importante visitar con cierta frecuencia al dentista. 6. No dormir lo suficiente. Es necesario dedicar una tercera parte del día a descansar y recobrar fuerzas para funcionar al máximo diariamente. Sin embargo, las actividades diurnas y nocturnas en ocasiones empujan a disminuir las horas de sueño. No dormir lo suficiente favorece el aumento de peso, desconcentración, ansiedad y depresión. 7. Consumir demasiadas calorías. Al ingerir algunos productos altos en grasas y azúcares, como refrescos, café y jugos, se pueden consumir todas las calorías necesarias durante el día. Si se abusa de ellos, se puede ingerir un exceso de hasta mil calorías, lo que puede generar aumento de peso y todos sus inconvenientes. Es importante beber agua en abundancia. www.eluniversalonline.com


Pag.16 Valparaíso, Zacatecas 15 de Octubre 2010

Gasolina y LubricantesS.del Valle A. de C. V. HORARIO: LAS 24 HRS.

Anúnciese aquí, llame al Tel. 9361094

¡todo un mundo de impresiones! Morelos No. 131 Tel. (457) 9361094 Si conoce a alguien que tenga más de 90 años, llame al 9361094, queremos conocer su historia.

Valparaíso, Zac.

Hidalgo No. 141 Zaragoza No. 124 Tel. 936 01 25 Tel. 936 06 17 Valparaíso, Zac., Mex.

periodico 35 final  

7 .0 $ 0 c a l Valparaíso, Zacatecas, 15 de Octubre 2010 Director: Ángel Aguilar González Año 1 No. 35

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you