Page 1

LA

F

BIBLIA DE tAS

HIERBAS EI nuevo libro de consulta de las hierbas o Guía visual de hierbas de fácil cultivo

o Cultivr3, recolección V USOS de las hierbas PETER McHOY &

lr

PAMELAWESTLANT)

,.lbl.t, g

#rth ñ & ('r'

t¡r' h \H

L

E F

t

E


7

ffi


,b

NNVtrll

3NgY

puEllsa^A BIaurBd ,(oHJIAt ratad

sv-I ec

vIl$Ig { i .3

;.,¡l

'{')ñ \


7

@

Este

Copyright 1994 Quarto Publishing plc libro ha sido publicado y producido por Quarto Publishing plc, The Old Brewery 6 Blundell Srreer

London N7 9BH Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación puede ser reproducida, almacenada o transmitida de ninguna forma ni por ningún medi-o, )'a sea eleórónico, mecánico, por fotocopia,-grabación o cualquier otro, sin la aurorizacién previa por escrito del poseedor del copyright, salvo con arreglo a lo preüsro por la legisla.iOr, de topyright, Designs and Patents Act 1988 o a las condiciones de la licencia emirida por Copyrigñt Licensing Agenc¡ 90 Tottenham Court Road, London \ ¡lP gHE. La solicrira p^o ob-rener la autorización escrita del poseedor del copyright debe dúiguse a Ia ediiorial.

TÍtulo original: The Herb Bible

Avrso

TMpoRTANTE

La biblia de las hierbas se ha concebido como una introducción general al uso de las hierbas. La información presentada en este libro no se consideraltoU"t ni precepriva, y los consejos ofrecidot ,ó se refieren a afecciones ni casos particuiíes. Toda p.riorru ., susceptible de desarrollar una reacción alérgica en cualquier momento ante uná substancia derivada de plantas-, empl eada paru su uso iñterno, como alimento o por automedicación, o - tópico. Algunas- plantas pueden resultar tóxicas si se adminisrran en grandes cantidad.es durante un perÍodo de- tiempo prolongado. Otras pueden ocasionar efeáos desagradables en situaciones determinadas. Los autores_y el editor no pueden responsabilir¿¡5. de-las posibles reacciones contraproducentes a las substancias de plantas urili-adas de manera inapiopiada. Esta obra no consqituye una guÍa destinada al autodiagnosrico ni tratamiento, por fo qr. ,. recomienda consultar con un profesional antes de emplear un remedio herbario salvo para sÍntomas menores y autorestrictivos. Es preciso coniultar siempre con un médico o un herborista experimentado en el caso de eitar sometid o yaal rraiamiento de una afección médica. Oébido al carácter potencialmente peligroso de los remedios herbarios, es imprescindible consultar con un experto en caso de una enfermedad persistente.

I

@

ü

f

Copyright 1998 para la edición española:

Kónemann Verlagsgesellschaft mbH Bonner Str. 126, D-50968 Cqlonia Traducción del inglés: Nuria Caminero, Ángeles Leiva para LocTeam, S.L., Barcelona Redacción y maquetación: LocTeam, S.L., Barcelona

Impresión y encuadernación: sing cheong prinring Ltd Impreso en Hong Kong ISBN: 3-8290-0338-2

1098765432

L

I I

i


i

f

*{. I

n.

T

-{

L iP

I '\ H

ü

bZZ sot{pt&op{

sotlpil)

Itt-geL

sDq12n4 sDl 2p

opo?m)

6Zt-8Zt s0q)7n4 2p u9D)2125 /Zt-92,t touzlut u2 sDq)7n| 2P o{\ll\) gZI-lT.I saluatdnat ua suq)aytl, ap or\uln)

6IT. sptuold ap uQnottfiso1S gtz, s o LuDutzllD s2"tqwo

SeT-1tT soluoyd o salltlttas

TZZ-OZZ »IPUI

^I

Itz-ztz

svsualH svl ac sosn aa oluv7\lns

UZ - ZOZ s»tts?utop sopato dat¿

eZt-gt[ suq)a114 ap ulpnf pp ouaslC Itt-btL UQDDt{tuo1¿

Lil-ZII

svsdalH ac oAIJ.lnJ

rce- 9 6L sr/'tT0,tü?p s2UV

96t O:[

s7lDuDlpzut sotpzut2¿

eil-ogl 69t

wu?utso) -Zbt DuDo) Dl uE

TLt-gt Z Dl D V Dl 2p soql?lq sDl aryZ Dlsa tDztllln ouQ)

St-bt

I I T -ZI svsualH 3a

tbt-)b[ uQDDM?suo) 2p sDuilo^I Irc-B€I NQIffV Na svsualH

TI

vln,

-9 r{QrflncourNl

OIUVNNS

q

»

u


I ñ

INTRODT]CCION La mayoria de nosotros tenemos una idea clara del significado de la palabra hierba, si bien nos resulta sumamente difÍcil definirla con exactitud. En términos generales, entendemos por hierba cualquier planta con propiedades útiles, que se pued,e emplear, por ejemplo,

como tinte, ffie dicamento o repelente contra insectos. En esta definición se engloban obviamente las plantas comestibles, 1o que da pie a que en algunas guÍas de hierbas se incluyan frutos como el

hm

ruib arbo, la granad a y la naranj z, asÍ como la achicoria y la cebolla de Gales, consideradas en unas ocasiones hierbas y en otras hor taltzas. Algunos experlos distinguen entre hierba y especia, argumentand.o que las hierbas son plantas anuales, perennes o bienales que pueden

* €

{ff .

-

i:

: !

t

Philípsburg Manor, en el estado de Nueva Yorh, se construyó a finales del siglo nlII. El jardín de hierbas contiguo presenta aun la misma imagen que el primer dío, con todas las hierbas que serían de uso cotidiano por aquel entonces.

i ::.

'

I á§l

ffit §gl ffi{t

§r ,.

El palacio isabelino de Hatfield en el condado de Hertfordshire , Inglaterra, hace gala de un jardín geométrico con diseño del siglo XVII, dedicado en gron parte a las hierbas.

B


- t--

ñ sptu¿ld upq¿zrlrln as olgs 'ordrcur¡d IV 's¿souauarr s¿rcadsa sBI uof, upq¿r¿¡] sauatnb ¿.¡ud sBso¡lspsap surJuanJasuoo uof, Epnp urs 'ElJelp uglJeluarulJadxa e1 e aTl:.duvtB ua oPlqap Eq 3s salEursrpaur ,{ soIJBUIInJ sosn sns aP oluarulrqnlsap Ia 'sal¿Irouauul

sodruan apsep EurJrpau

I

ugrcztuaurrlz ua opualdura uuq as serlsallls sutueld se1 svsuarH sv-r ECI vIfNa¿aH v-I

'lEtuerupuro olcadsu ts ezleat anb odurarl IE s?ralul ap anbor un ulpru I 'sEqJaIq ap 1e uBroto BJrJgtsn{ ulcuutrodur.r ns ¡od supurztsap s¿qralq ep o^ItlnJ IA u¡pru[1ap salen]rq¿q szluuld sEI alua upruenr as soldura[a soqluu'aluzlsqo o¡ '(euad el e)zerevr ozJenJsa ¡a anb B¡Bd ouroc atult etuelsuq lcnpord ered atuatct¡ns olsz13 r¿Artlnf, ru 'ousz Iap u qJerr{ ap sulue¡d ap rud un ap atIaJE ap alqurultsa pEPI]UBJ ¿un razJtxa apand as ou) ocrtcg¡d oood utlnsar EIEcsa eganbad E o^ItlnJ oln¡ o luur8tro 1a sa ou IEnlf,E osn odn: sutuuld uzrnBt¿'ollzqzl ep EloJ z1 I u8rtro EI otuor salel'u1pru[ un ua Eprquc u¿Fpual aluaurlrJlJrp anb arsarr¡s te7)Vte) ap surlo uoc otunl'lEuorJIpEJ] sEqrarq ap ulprelun ua upz8qqo urcuasa¡d ap ucucgrd o luurJrpau'EIJBuIInf, ugtcucqdz Eun uoJ sztue¡d sBI I? ua JrnlJur ¿ ope^all Eq sou ocrtgurBerd anbo¡ua un orqll v mp ap ugrslJap u,1 atse

'sEqJaIr{ uBJaprsuof, s?l soJauIJoJ

sol sopol aluaurv,Jfl)vtd opuBnJ 'sErJedsa ouroJ uvt w)rJrsBIl as ETAIBS

q

K (sTqou snrneT) IarnEI

Ia ourof, sBtuEId'oJSa u4tas

'anb vt{'osonlJnrJur aluqap un

Jas a)arEd atsg 'sErf,adsa uBlJas sEllrlues Jod uaJnporda¡ as ou anb szllanbe z( susoqel sBtuBId sEI anb trq

'l'b§

sEJlualtu 'sE)r]f,vñ o sBrrBu]lnl

r I

sapBpllltn uauart L sBIIruas ap ugrf,EurrrraS rod rEtoJq

I

:!..?.''

F,' !

L*

'sDpD(\lllm lD _=J

s2qtl!|

2p utWD[

ugDDtOdntw ns D )ol.,tTJu? ,hw Dlu?ld Dun Dlnlqsuo) (oqtatap) nuaw Dppnsuü Dl

osn 2p 2,t1s2Úl!s

'p)D12' ur\of

nd

sD?DPu21ilO)2)

sDq)au,|sol zp

Dun'(optamb4) ugzl zp 2lu21Q

;

F

q

I

\

I

'i


r Introducción

ñ |

autóctonas y se desconocia el cultivo en jardines de especies importadas. Con el establecimiento de las rutas comerciales se emp ezó a difundir el uso

Y.rv

.. I

f'

de plantas importadas, propiciándose de este modo la propagación de conocimientos y vegetales entre civilizaciones

y tierras

diversas.

Es sabido que los hebreos empleaban hierbas para condimen[ar los alimentos ya en tiempos bÍblicos, y que la mayoria de las hierbas culinarias más conocidas,

como el romero, el tomillo y el

orégano, se cultivaban

en

el

antiguo Oriente Medio.

A pesar de la

Músicos del Antiguo Egipto con conos de ungüentos perfumados con hierbas (arriba).

Una ilustración de un herbario italiano del siglo

xN

(abqo).

escasez de documentos primitivos sobre los usos medicinales de las plantas, existen testimonios de Babilonia datados del 2000 a.C. que describen la prep aractón y administración de hierbas medicinales.

Los antiguos egipcios importaban aceites y especias de Ia India,

entre otros lugares, para su utilización como medicamentos, cosméticos, perfumes, tintes y desinfectantes, asÍ como para eI refinado arte del embalsamamiento. Los griegos también eran grandes conocedores de las hierbas y sus aplicaciones. Hacia el año 400 a.C. los discÍpulos de Hipócrates, el Padre de la Medicina, se instruÍan en el uso de las hierbas como medio para aliviar el dolor y curar enfermedades. Ya en el siglo I d.C. el médico griego Dioscórides llevó a cabo una recopilación de 500 plantas con

propiedades medicinales en su De Materia Medica.

También los

romanos

concedían gran valor al uso de las hierbas medicinales y, en su conquista por los territorios de

Europa, difundieron el vasto conocimiento que poseian de las plantas

y semillas

actuales.

Se calcula qu ela invasión romana introdujo en Gran Bretaña más de 200 hierbas.

Tras

la

caída del

I*perio

Romano, la fuente de sabidurÍa herbaria en Europa se concentró principalmente en manos de los monjes cristianos, quienes solÍan i-\

-'

¡llt

nr

rnontr I

contar con un jardÍn medicinal

4 t<


ñ

'

(optambzD rc

lt

- 6ap'sat?uol pp ouvld

ap uaptog :nsrf'r¡d Daslaq)

d& u y,,

¡ytir7 n

f* *y,#M.

'(nqpn) rcst ap'?tutag uqof ap leqtaHpp ontdsquot¿

\.N

s/ ,-U-L-'

rrfr

r, rt lr.il)

r{o )/ry/..

'(¡eqtaH epldwo3 eVI opuln]p u?lqulet) uenrslq¿ qs¡¡EuE eVI orrzqrar{ ns ua erldruu sgur unz

ugrsrl Bun B1f,aqo radadln3 sBIoJrN 'uglf,Eut8uurt q ¡od ru^all asrzlap v Erf,uapua] BuarJ seuorszf,o ua opuetseJlueur 'ugrce8ltselur u¡ d leuorcrpzr raq¿s Ia sorpnrsa sns ua urquurquoJ saJornu soquv 'sutuzld OO8'e ap ropeparlu EInlJur anb u,utsneqxa Erqo 'uosuDpud uqoI ap un)rue]og wnllveqJ ua ugrf,EJrlqnd z1 grn8rs a1 '1uuúuo ugrJururoJur Esorarunu ¿IuatuoJ 'ultpl ua rollatue olxat un Eun ua opeszq rzlsa E asad 'anb 'prurag uqofap lpqteH enalu¡8u1 ua gcllqnd as /6EI ua ep Otq ap

ugrrrnpzl

'so13rs atuernp ¿pzlnruno¿ ¿r¡uar¡adxa z¡ uzlSocar 'selueld erqos sop¿tz¡t so¡au¡r¡d 'solJeqraq so-I

'lEJo

ugrJrpp¡ Bl B al¡Bd uu¡8 ua uglsnJlp ns asopu?rqep 'sBJrBI seppprunuoc sz1 rod orusrrurs¿ opuarpuerxa enJ as suqJarq sBI E ourot ue arolJloJ I raqes Ie 'Brpaf{ pEpE EI atuernq 'sorratszuoru sol E oxaue

%

u?D)np),ttul


EtaÁ+f,+]}f

7 Introducción

ñ

publicado hacia 1651, en el que exponÍa las teorÍas de la botánica astrológica y la Doctrina de las Señales, basada en la idea de que la forma y el aspecto de una planta indican sus usos medicinales. Sus obras obtuvieron un gran éxito y se convirtieron en la ortodoxia dominante de aquella época. Tal es la i*portancia de estos volúmenes en La historia y desarrollo del cultivo de las hierbas que dificilmente se publica un libro sobre el tema en el que no se haga referencia a ellos. Tras la era de los herbarios se adoptó una actitud más cientÍfica en el estudio de las hierbas. Hacia 1673,la Worshipful Society of Apothecaries (Ilustre Colegio de Farmacéuticos) fundó un jardÍn medicinai en Londres conocido como el Chelsea Physic Garden, con el objetivo de avanzar en la comprensión de la botánica de las plantas medicinales. Este hecho era indicio del enfoque más racional y cientÍfico, resultado del desarrollo del método cientifico, que habÍa emp ezado a eJercer influencia en la medicina herbaria.

?

tL+.*' I, ff,tB¡§ ,¡Jr r f,rül,l,.Lrl

¡t

ñ P

El Nurvo

J 7 '

Mu\Do Los colonizadores del Nuevo Mundo llevaron consigo las obras de Gerard, Parkinson y Culpeper, junto con algunas de las hierbas que emple aban Las plantas

culinarias y medicinales habrian resultado

de

importancia capital para los colonos, con conocimientos escasos o nulos sobre las cualidades de la flora nativa. Sin embargo, pronto descubrieron que los indÍgenas también poseÍan una vasta experiencia con relación a las hierbas de su entorno. El intercambio de conocimientos botánicos entre los dos pueblos propició el desarrollo de la información Bergamotn (arnba),

usada por la

tribu Oswego para obtener un sucedaneo del te. Uno de los primeros grabados de los americanos natiyos

transportando los

frutos recogidos en un viaje (derecha). Los exploradores europeos

descubrieron que los indígenas tenían grandes conocimientos herbarios.

B \-

a

llr§ itnrflf,[ur rrüt¿trtr ottnra


-

TT

-

ñ 'Du\lp DDDutD{Dun ap atDtDdoxa 1ap DlDnsanut

w8wn

oltto) 'sottDqtaq sotpzu)2t sol a? osuzlxz osn »Dq

,"r:

DuDlp2utDl

.BpI^ ap o¡tsa ns ua as¡ur8atur e ru8a¡ uapand odurau Ia uoJ anb pupl[rn ua ,( sgralur uur8 ap rrrrrinror"p szJru)?t ap pzparrz^ er¡duru uun 'su11a uoJ relualul¡adxa ,r{ sopssarelur so1 zrud seqrarq sEI ap osn Ie arqos sB^rlEarf, sEapl ap pnlplnlu soru¿luasa¡d

,rio

nrr" utr 'iuBoq 1a ua ,( rrttg*to, 'z¡raurn¡rad ua sauolf,EJlldz sesoraurnu ¿ uulsa¡d ugiouruaurllz ua atuauludrcuud uaaldura as szqrarq sz1 anbuny

,, :"rrrrpr- I

'se¡oqus soAanu uoJ soulela

\e

e lsercadsa I seqrarq sulanu ap saraculd sol Jllqnf,sap v eyolen El sorurrlsotu sou solsandslp sgtu 'saful sortsanu ap olusuoxa .( pBlIaqI ap opEr8 Ia sa opB^ala

sgrx oluBn] 'OUISEISnIUa ¡Ou(¿U UOJ allulJad as orJBuIInJ aUE Ia ua uglf,Elualulledxa ns 'sBqIaIq sEI ap asad Ieurrrpalu osn Ia ua upu8rlqo Blruapnrd vIv 'opBluaurlradxa BlslroqJar{ un o oJlp?Iu un ees vt{'ol¡adxa un uof, IBllnSuoJ uIS aAEIS pEpeIIIaJua Eun ap oluelulBlBllolnE Ia asIBIrluI aqap ol{ 'uglrlaJE alqrsod lalnblenr ap of,Ilsgu8urpotnv le ulasuof,Bsep as

d'uctp?tu ElnB uun se ou 'ounBIE olJlnfrad uauolsef,o

oJqll atsa ua SEpIlaBns SauoIJ vlvda¡d sEuBSIt sBI anb

SaAEns sBI ,(

alqeqo¡d ocod sa anbuny'saluuolsaJord

rod upr8rlp Bf,Itf,grd Eun a¡durats rlnlllsuof, aqep ol{ salEurf,lpau sEqralr{ sBI ap osn Ia 'aluBlsqo 'BJIln?rBlu mJ vÍtlsnpul EI ap satuatod sgur sopureda¡d sol aP IE

selJtez)e ap oluarruBlgrt Ia ua ¡or¡adns solrx? 3p al¿]ua¡¡od un upq¿p EuItIf, ¿ulf,rpalu EI ue sEpBSn sEqJaII{ sEtIaIJ anb opurlsoulep 3q as soJlu}1o soluaun¡adxa ua 'oldurafa ro¿ .leuonua^uof, EulJtpa1ll e1 u otunf1etr,r ladzd un uegadurasep ur]P sEJIp?uI sauorcuoqdz

sns 'o8rzqura uts 'soJtt?u¡soo I sutcue8ur¡ ap uqlJJnpord e1 zrzd ualq o 'solllulof,ep I sorreurlnc sosn sns rod uzrrnlnc es s¿qralq sul ep e¡toÁeut El aluaurl¿nlsv 'seraurpru[,( seur] ua szpetuuld sEqJeIr{ ap ugrf,Jalas Bqanbad Bun luJluof,ua aluanf,alJ ¿llnsel solllqltd saurprg[ sol ua osnlrul 'sBIIa e opurrpap oznvrrr u431u Bralqnr{ ou apuop ulp¡¿l un o]alduor uB]rEraPISuor anb sol sof,od uos E]p ua ,(oq ,( 'sucsarJ szqJalq sBI ap of,rtf,gJd rolun Iap EIf,uaIJuof, ¡oz(uul op¿ruot Er{ aS satuarJal sgur Suf,od? ua'aluElsqo oN'SEITEUIInJ sauorf,Errldp sns setuasard oprual uzr{ as erdruals anbunv'e)rl?dole BurJrpaur vl rod IBuorJuaAuoJ BJIIJYJd ourof, opEluBldns Jas 'IIIAX oltrs lap salEuIJ apsaq e 98a11 sBtuEId su1 ap IBuIf,Ipau osn Ia

OINAI]^IIDUNSAU A YIf

'Bro dq

'AX

7FIS lzp ugDulsnü Dun 2p 'DJuzLiltd O7 ap

Dlpu! D1p2sü

pl

IIUJi

NICVfAC

q ep sBf,lp?ul

sEJrtJgJd sBI BlqrJlsap apuop ultzl ua otlrf,snuElu un oIqIJJSa ZggI ua uatnb 'snuzlpug uenf opEtrIBII ouuf,Ixaur olpul orlp?Iu un e uaqap as ouEJrraurE atuaurluoJ Iap BAIIBU EIOIJ ul V EAIIEIeJ ugrf,EurroJur uaJa{o anb SoIIIJSa SoIuouIIlSal SoJauIIId So-I 'surralt sBIIanbB ep saropelqod sonanu sol rod luraua8 ua BprSof,ar anJ anb 'atuaultuoJ olanu Iap sBtuBId sEI e alualeJar

%

u?D)npulul

!--


ยกlr

.,'

?

UIA DE L


SY8U!II


r

COMO UTILIZAR ESTA GUIA En esta guía se incluyen todas las hierbas prácticas que cabna cultivar en un jardÍn utilitario, con indicaciones para obtener de ellas el máximo provecho. Se da también información acerca de los usos de cada planta en la guía resumida que figura en las tablas de las páginas 212-217. Las plantas están ordenadas alfabéticamente por el nombre botánico en latÍn. Si éste se desconoce, pueden consultarse en el Índice bajo el nombre común.

Trpo DE PLANTA

@ Resistente Capazde sobrevivir expuesta alas heladas. O

Trpo DE PLANTA

oo

Dehcada Leñosa o herbácea,

vulnerable

a

los efectos

,Ce

las heladas.

O Anual Completa su ciclo

SrruecróN

Surl

OC Pleno sol o sombra

Resistente, perenne

vital, desde

roger-

Franco fértil

parcial

la germinación hasta la floración y Ia muerte, en un perÍodo no superior a un año.

O Perenne Planta herbácea que vive año tras año sin desarrollar una estructura leños a. La mayoría se marchita al nivel Ia superficie del suelo en invierno, si bien algunas son de hoja perenne. €r,*a

Planta herbácea que

completa su ciclo vital, desde la germinación hasta Ia floración y la muerte, en dos años.

O Subarbustiva Planta de crecimiento br:o que desarrolla una base Ieñosa pero no alcanzala altura de un arbusto normal, o bien posee una base leñosa de la que

crecen vástagos herbáceos delicados.

O

Arbustirra Planta perenne

d.e

ramas

leñosas permanentes que se ramifican partir de su base.

a

§

C.aduca Planta perenne que produce un nuevo crecimiento de hojas al principio de cada tempora d^ y las pierde al final de la misma. hoja perenne Planta perenne que mantiene vivo el follaje a 1o largo de todo el año.

@De

Surlo

SrruecróN roserSombra total En un lugar que reciba luz solar mÍnima o indirecta. Debe tenerse en cuentala inconveniencia de elegir una situación demasiado oscura, y el hecho de que algunas plantas no crecen bien en suelos muy secos acompañados de sombra.

O

@ Protegida En un lugar totalmente resguardado de los efectos causados por Ias condiciones ambientales como las heladas o el viento. La protección puede darse por medio de muros, setos u otras plantas, o bien por el relieve del terreno. q

Sombra

parcial Tanto a la sombra

moteada que proporciona un árbol de bóveda luminosa (como el abedul), como a la sombra de muros, edificios u otras plantas durante parte del dÍa.

Pleno sol La planta se desarrolla bien a plena luz, y tolera el sol fuerte y el

O

suelo seco que suele condición climática.

ir asociado

OGramfnea Miembros d.e la familia de las gramináceas, con un tallo generalmente hueco y hojas envainadas. Los juncos presentan tallos sólidos.

a esta

e Pobre Suelo bajo en nutrientes principales, donde florecen mejor algunas plantas tales como la capuchina.

@Férdl

Suelo al que se Ie ha

incorporado flertilizante si mostraba carencia de nutrientes.

e Mojado Suelo poco drenado que retiene agua. Suele carecer de nutrientes y ser más frÍo que el suelo contiguo.

e Hrlmedo Suelo que no se seca con raprdez; normalmente el que contiene gran cantidad de materra orgánica en descomposición. La humedad de ciertos suelos se debe a Ia situación de éstos y a un elevado nivel de agua flreática. O

Bien drenado Suelo que no llega

a estar saturado. "Húmedo y bien

drenado" significa que si bien el suelo nunca se seca en exceso, la humedad puede drenarse sin dificultad y las raíces de la planta no permanecen en

tierra anegada.

--

14

--

APRoPTADo


oapEroJoq

oJps?IIIo(I oJp?ulso) salBulplPalll soTParrf,I¡[

olrErrfln)

@ g @

e o

lap ugrun

-9t'ufor{ e¡ BI ua saJlur uuqca anb

I

ogul

'elueld

sauololsil (D

'so¡a¡rsur sollef

rod sopen{s

lerauat

EI ap aseq EI ua

o1

,{

rol{

o @ o

g

@

'

s

oJrls-r-ral

f,

BJBf,

s

ou¡s tuBS¡ o

O

@

'odp opot ap solans ua asru^ulno apand e¡tot{at BI' ppEurru Jalap etcuara¡ ard Bun uoc seqrarq leq uarq IS 'olans ap odrt rarnblenJ ua aluarueoucgrd ue¡adso¡d anb surueld sEI p Brrua¡aJar ua agprdzpy

A

.ouBf,usnr ouBqgr Ia oruof, saf,IBr ap o^Blnc 1a urud opurdordu 'urrug8ro Bualeru uof, oploanbr¡ua

'sulueld selanu ap uglJururoJ ercd (szurecsa'solllqlnq) soqlnq

O

ude3 u4rrrog

'opufour ru]sa u ru8a11 urs prpalunr{ auauau 'solualulpas t{ Yu¿tv'EIIIJTB ap salun8r sal¡ed ¡od aluaurecucgrd

opBruroJ 'Erparu Brnlxal ap 'saluaulnu ua of,rr olans 1p¡?J oJIIBI{

e

orrnpord BIIIura5

saluarrnu sounSle auauuoJ anb 'o1ans

Iap 1ur?J lurcrSradns

BI

'saJIBr I so11et sounSlu uoc Bun BPBJ 'sBuBrr ua BluBId eun 4pl^Ip ua alsrsuo¡ anb opot?hl uglsl,r¡q

'auanuoc e1 anb pualqnf, BI ap ortuap ugtf,rrtnu ap Brualsrs un ,{ su foq I so11ul 'sBrillrunrd sac¡ur ap sBuralsls ap Blsuof, etueld BI ap uglrqrua Ia 'uglf,Bzrurlod BI ap

'saJIBr ap ugrJeruroJ EI JBInIuusa e¡ed BI B une oplun ollet un lurratua oprrnpord otuarurf,ar] opory

utueld IB

e1

rod sopronpord so[u, so¡uaufag

,( leuuou ol ap puplpun¡ord ¡olpu¡

ope^zf,

olans opun¡ord opu BS

'Brf,uanf,arJ uof,

'etuuld B^anu Eun Jrf,npord elr"d saf,leJ

asrulnu aratnba¿

e

@

'BIIIJTB

Bpersuruap ou o¡ad'BuaJB ap Bpe^ala ugrcrodo¡d eun auauuoJ anb ¡errel ap

Eqra anb 'osodar ap ugrJutsa BI ua operuol

zÍvt ¿p oluaulEas zler,ap a[anbsE

olILI{ soar?" somqlng

oqlng

sofu¡sg¡ snorg

OIPI srr4El

squues sE

ss[oU vJ.NV-rd

IIr-pJ ,( opeua¡P uarq

S

olans

olat5¡ o

sefoq .( locrgrlsa 'ouoqe oluof, ecrug8ro Brlateur ap Brf,uupunqe auartuoo anb olans snurnH

Iap rrtrud u sac¡ur eurro¡ anb 'oluarurrJarJ ap ugr)Blsa BI ua opBruol

'sslsandruof,sap

'IunrqluEf,

ollet ap otuaur8a5 afanbs¡

@

Ngrfvfr-rdrr-rnw

@

I

o

ü

'

IBurJrpalu o^rlBroJap' oJll?tusoJ

@ @ @

BIIruas o ugrsr^I(I

sefog

e@@

ee

@ vrNv-rd v-r ac

sgrwd N9lfvfl-Idlrlnn

vr 1c saruvd

'z1n8 Btsa ap oqf,a^ord

ounxzu Ia JE)BS gr.nlurJad sounruil sol

ap uglrdrrosap B-I 1zxual orpzm Ia Brsaruu ourof, 'saludtcutrd supelua sEI ap IBuIJ p utuqd epw ap sa^Elr sotep sol oprunsar

'seqrarq ap ulpr¿l un ap oruap onrtlnr ns vwd sepurrpur ugtsa ou u8u¡o BI I olequJ ap EIoJ BI oruoJ sutueld

sBrO 'suJupad¿¡al sapupaldo¡d sns ¡od ou 'salzluaruuuJo pt anb splrlzJof,ap sauorJ¿cud¿ sns rod J¿^ulm uaasap as zet

uur{ as alqrsod ugnuuuoJul ap puppu¿¡ ¡oluur EI ref,a{o ervd

sutuzld uos BJapIuJopB BI

sap,pr,rqrsodrurorr*l',T'ffiT*r::;'\;1r|,TlrTt"iJt:,: BpBtuEI d e,{ BqraF{ Bun E aJaIJaJ as IS osnlJul 'sosn sapdnuud sns I olulnc ns B¡ud sBrJBSaJau sauorJrpuoJ sBI 'BqJaIq Bun ap suJrsgq suJusFat)er) sBI alqos ugIJEruJoJul ap uprdgJ atuanJ Bun ¿lntusuoc anb oporu ap opeueslp pr{ as uln8 EtsE

l,

(sucutpreo sulJualop ua

sopealdura saprolwlv satualod '¿uxotr8rp .( zurl¿tr8rp acnpord anb) prflp o Eralepap BI'oldurala rod 'supuf,Illunf, ou suuos¡ad

rod sapuplpau sau$ uoJ Ealrtn as IS ¿sor8uad ,(nu rztlnsar apand anb etuqd Eun ap atzJt as atuarualquqord 'u1n31^, BI ua Epzunurarap Bqralq Bun rertuoJua elqlsod sa ou I

)


h

Guía de hierbas

ñ

Acltillea mlllefolium

MILENRAMA 1 nombre de "milenr ama" se aplic a a vaÍias aquileas, pero ésta es la más usada como hierba. Se trata de una planta común que crece al borde de los caminos de muchas regiones de Europa y América, resistente y de raÍces rastreras que permiten su ráprda extensión. Se desarrolla bien en casi todos los tipos de suelo y en lugares no demasiado sombrÍos, por 1o que puede resultar una especie infestante en terrenos cubiertos de césped. Si éste es segado con regularidad Ia planta no supera los 5 cm de

EI

La milenramo silvestre es normolmente blanca, pero se recomienda cultivar una variedad de color como la 'Cerise Queen'

.

altura, aunque en condiciones de crecimiento normal alcanza los 60 cm.

El follaSe de aspecto plumoso despide un agradable aroma al triturarlo. Las flores, pequeñas y blancas, se agrupan en cabezuelas planas y aparecen desde principios del verano hasta finales del otoño. Menos invasoras se muestran las variedades de color, como la 'Cerise Queen', de color rojo cereza,y otras no tan comunes de tonos rosas y amarillos, aquileas de gran vistosidad en arriates, si bien precisan cuidados constantes. Aunqu e la especie pueda reproducirse por semillas, las varied.ades mencionadas se

multiplican por esquejes o por

división. Si se desea cultivar en un jardÍn de hierbas, qurzás pued.a trasplantarse de otro lugar del jardÍn dond e cÍezca como una mala hierba.

q

» Surlo

Trpo DE PLANTA

StruecróN rorer-

@o

Oq

a

Resistente, perenne

Pleno sol o sombra

Adaptable. Tolera suelos pobres y

parcial

APRoPTADo

Mumplrcecróx

Penrrs DE LA pLANTA

Usos

CIeo

@@

@@o@@

Esquejes, diüsión,

Hojas, flores

Cosmético, decorativo,

semilla

culinario,

SCCOS

doméstico,

medicinal

-16-


-l't -

IBurJrpaI'u

@

e@g

sufog

'oJIl?tusoJ 'oJrls?ruoc

sosn

vrNv-rd

vI

ac

Bllrtuas o

opEuarp

salanbsE

ua]Q o¡ad 'alqutdupy

0a

§a saruvd Nglfvflldlrlnhl

ocvrdoudv

o-rans

lercrud Erqruos o Ios ouald

uqd Bun

N9IfvnrIS

auua¡ad

vrNvld aa odlf

a

lap atlsa^lls DuoZ Dun ua opoyuo1d auautuot anb

"ffi ,Tl'HiTffi :x,l?l:fi:*ñ; i;i.,,

o7

Bluorure eI uaurnJJu ou salqlstna¡durt soUqgq sns apuop

EIIoJTESap

'alualslsau

@o rtrJ(rr

'u1pn{

'puplllreJ uoJ sellruas ¡od arnpordar as pqralq u1 anbunu 'Blraurprul ap soJlual L soralrl ua apual aS 'Erqos ap saruldurala ¡umtlnJ auahuoo anb opotu ap 'BuoJ EpI^ ap er

nd

'Dqranl DlDw

Dun 2? p )Duwls opadsp un pluasatd

IIIB asrutuuld apand 'otJalas ru8nl un ua o^ulnr ns BJIJIIsn[ ou otJads¿ ns anb opECI 'EJrJItuBr as suuad¿ anb oprn8ra

ollut olos un

otuotmtSo o1

lurauat o1 rod anbunu 'oJa¡tsu¡

vrrrozÍt un ap sal¿rt e asrapualxa apand etuuld BtsA 'alqadupv vz¿lerntzu ns ep soIJIpuI aJarJo edorng ep rns IB I ugutarg uerg ua soduruc ap saproq

t{ sotas ap ald IB atuarulerurou v)z¿t) anb ap oqrer{ IE 'oJas olans ,{. ¡ytttud urquros uoJ sarztnl JEJalol B opuutrll 'atuarqruu ap odu rarnblunJ ua B¡adso¡d ¿tuouruBe v1 '(suadat 'V ep ourugus) erctopo 'V u4ruoJ souaru o¡ad Julrrurs pBparJEA EI ap Ia anb anual sgur sanbo¡rJuqle E rolo un uof, 'sucqguroru aluaruuratrl uos vI osnlJur a susollen sefoq 'salog- uauoduroc -zq,t sBI supol 'ouBJaA Ia opot atuzJnp -l af,arog salurog su8rdsa supetlap ap etuuld Etsaporu ¿ls .F1

q anb sat¡¿d

VII{ONIUDV D!,t olD

%

dna Dlu ouJ.I,LtV

v

s0q)7n| 2p D!n9


7

h

Guía de hierbas

ñ

Alchemilla vLllgoris

ALQt]IMILA

aspecto semejante a A. mollis, cultivada con profusió, y tan apreciada por jardineros y cuidadores florales, esta especie presenta pequeñas flores amarilloverdosas agrupadas en racimos vellosos sobre hojas de pliegues profundos que recogen el rocío y las gotas de agüa. La primera floración tiene lugar con la llegada de1 verano pero puede prolongarse hasta principios del otoño. La alquimila, una de las hierbas más bellas para cultivar, puede formar una bordura espumosa en cualquier arriate o jardÍn de hierbas formal, y plantada junto con hierba gatera y lavanda, sirve para dar üda a un espacio lIeno de color. Esta planta de fácil desarrollo crece de 23 a 30 cm

T\. lJ

q

aproximadamente, aunque en condiciones favorables

45 cm. Si bien la alquimila se clasifica en los catálogos bajo el nombre de A. vulgaris, algunos botánicos se refieren a ella como A. xanthochlora. Se trata de una especie cultivada tradicionalmente por su uso en medicina, aunque algunos cultivadores emplean A. mollis de la misma forma. Si ésta última ya estáplantada en el jardin y simplemente se desea alcanza

cultivar en el jardÍn de hierbas por sus cualidades decorativas, se encontrarán plántulas de diseminación espontánea con toda probabilidad en el arriate herbáceo o entre la zona pavimentada para poder trasplantarlas.

» Trpo DE PLANTA

@o Resistente, perenne

SrruectóN torel-

oc Pleno sol o sombra

Surlo

APRoPIADo

MulrrpltcectóN

PRnres DE LA PLANTA

Usos

@

eo

@

@@@

Franco fértil

Diüsión o semilla

Hojas

Cosmético, decorativo,

parcial

medicinal

I I

-18-


orrEurlnJ

o sosn

soilrqlnq 'soqlnq'sufo11

soar?P

@o@ vrNv-rd

-6t-

soar?B

soilrqlnq 'soqlng

IIU?J

oruBr{

@o

os ouald

O

vr ac saruvd N9rfvfndr-L-rnl^I

ocvrdoudv orans

Tyacr

N9rfvnJ.rs

auua¡ad 'alualsrsad

o@ vrNvtd Ia odrJ

ñ 'soat?D soqlnq sol

u»arodo opuont

uQDDttwpD ap o1afqo 'to1n&at {. opouapto

ollottvsap a? o|uo1d Dun

sa

opd8a Dlloq» Dl

'satoluqJ oruoJ solrutuzldar vmd soqlnq

soun rE^rasal alqBpuaruoJar sa ugrJJalof,al

q

rczrIvaJ

IV 'soranr{ I so8rul sollut sol ua uzruroJ as anb souqlnq sol ap ruJzd B opot aJqos 'asrucrldulnur eted pBprTrJEJ ns d ¿rcualsrsal ns ¡od vzrt¿l)u;zJ as ErJBurlnJ BqJarq BlsA 'u119nbu ap otntpsns un ap ru8nl ua pBparJBA Eun oruoJ solJeJaprsuo) auarluoJ 'EIIoqaJ Eun uoJ ugrJurzduroc ua 'alBrrJE

soqlnq sol ap ouBruEl opDnpar Ia opBCI un ua B^rtlnf, as ztuuld rs aluaulur¡adsa 'apuur8 vfan Bun uaruJoJ soauzrratqns soqlnq so1 anb oporu ap soar?E sollqlnq sol rualdura EpuanuoJal as 'Burru1ur puppuef, Eun ¿srca¡d as olgs

q

rS 'sBpEIESue I sopzpa¡Bdura 's¿dos Jvz¿Jepv ewd szlloqal oruoJ uESn es soqlnq ap sodu soquv 'sefoq uztorq anb sol ap sopurur)vrre soqlnq soganbad ap suprntas sEJuEIq sEIIrJaroU uaJuu 'EJnllB ap urJ 06 uvzue)1u anb 'soJaJlJoU 'asBq EI ua otuoJ sollEl sol ep oruaJtx¿-l uaJaJJ anb soqlnq arnpord ztuuld ,tr |1

sollBl sol

ac

Ia ua otuut

VI)dI'A V-I-IOBEf u,,Ln,L,

q

{tp t d o dn u,LnItM

v

sDq)?nl 2p D!n9


h

Guía de hierbas

ñ

Alltum fistulosLLm

CEBOLLA DE GALES a cebolla de Gales es una planta que forma una maLa en invasor. Las cabezuelas florales blancas en forma de baqueta se desarrollan sobre tallos huecos de uno s 45 a 7 5 cm de altura y, seguidamente, brotan hojas nuevas en torno a la base de la planta. Aunque no tan attactivas como las flores det cebollino, Ia cebolla de Gales presenta flores que destacan 1o suficiente como parajustificar su presencia en un arri aLe y, dada su capacidad para crecer en macollas, resulta indicad a para la formación de borduras altas en un

T

I-compacta de crecimiento regular sin derivar

arriate de verduras. Pese a su tamaño

reducido los bulbos pueden emplearse

La cebolla de Gales

como cebollas y las hojas jóvenes finamente picadas sirven de aderezo,con un aroma a cebolla similar al del cebollino. Una vez establecida una mata de cebollas de Gales, las plántulas de diseminación espontánea proporcionarán un número considerable de nuevas plantas sin llegar nunca a ser excesivo. Las macollas se prestan además a Ia división, un sencillo método de multiplicación en primavera.

crece en matas

ordenadas, siendo

apropiada para la

formación

de

vistosas borduras en huertas y jardines de hierbas.

B Trpo DE PLANTA StruectóN toral-

ao Resistente, perenne

0c

Su¡lo

APRoPtADo

Mulupt-tcRclóN

eo

@e

Pleno sol o sombra

Franco fértil,

parcial

preferentemente

División o

húmedo

-20 -

semilla

PARres DE LA PLANTA

Usos

@o

o

Hojas,

bulbos

Culinario

v


- tz-

lEurJrpaIu

'olrEurlnJ 'oJtl?tusoJ

eo@ sosn

oqlng

,,salualp,, o

oqlnq ap sotuaur8a5

o vrNvld v'I ac

IP r?J

oJusu

@ saruvd NQIfVfIldIr-InN

ocvrdoudv o-Ens

Ios ouald

0 IV1CI

NgIfVnrIS

auua¡ad 'alualsrsa¿

o@ vrNvld

EA OdIJ

h

'olualrutcarqoduta ap sou8ts Brlsanru uruuld EI Is Elraurprul ap a]uBzIIIuaJ un rucqdz aualluoJ anb opotu ap 'olans lap otualrutcanbt¡ua IE ualq apuodsar olv IA 'ouolo Iap epztag EI uor ezrlvet ¿s BrquaIS BI Is rvtolaul ualans o¡ad sa]uuuorcdacap Jas uapand sop¿llnsar sol 'sopalu4q /{ sast¡8 'su¡nluladural sufuq ap souBIaA uoJ saru8nl uE 'BJqruaIS q e oura¡d olrJ ap opopad un B solrataruos ap uIJ Ia uoJ salue Eueluas Eun (ropula8uoc surt ¿¡anuun¡d Ia ua ou) ocr¡1-roBu¡ Ia ua opzprzn8 sopaqur{ ua soqlnq sol rutuuld Elras uglrnlos BrlO 'ogolo Iap salEuIJ E o^anu ap asrzlualul apand 'saluelp aJlua uglf,BJudas uts sotceduoc soqlnq uBuJoJ as anb¡od 'sopellnsar souanq uauauqo as ou EJal¿rur¡d ap Erqurals EI uoJ IS 'urJ 0Z e 9I ap ugrJp¡¿das Bun uof, puplpun¡ord ap ruJ g'Z ¿p soJrns

ua 'ouura,r Iap sotdtcut¡d v uutuuld as sopqlnq

so-I

'soplun

auartueru sol anb aluatslsuoJ BJuBIq ulnc¡ad Eun ¡od sopuapo¡ I oto¿duol oqlnq un ua sopzdn¡8u '¿uIJ Iald Eun ap sotrarqnJ sollqlnq uos *seJualp,, so-I 'olrllnJ ap otalqo alqzrJa¡d¿ ua Bqralr{ Btsa auahuof, o[E Ia ¡od otsnE 1E 'BrntlE

ap ruf, 09 ruradns u uutall '.B^leru oJuEIq sarog ap Blaqun

ua sopuulruJat 'satuualqrulJ solnJu!.pad

sol

'o8ru1 ap

urr 0€ I oqcuz ap Irrf, E'Z soun uapru 'osoptarr st¡8 JoloJ ap Á suuuld 'sufoq su-l 'saspd sosolatunu ap BuIf,oJ EI ua sepvzÍlpn sgur sBIJBuIInJ sEqJaIr{ sEI ap Eun ar(nltlsuorl-1 ofz Ia 'ro1o I roqzs ns ¡od opunu Ia opol ua oplf,ouo J

o[v u,,LnnnDS

B

u.Ln\nv

sDq)an| 2p

v

Dln)


h

Guía de hierbas

ñ

Alltum schoenoprasum fu*a*.

CEBOLLINO

T) ada su gran versatilidad, el cebollino puede cuhivarse l,-/ en cualquier rincón del jardÍn. Crece en matas compactas de hojas lineares hasta una altura de 30 cffi, cubierto de flores rosas o violetas que aparecen al inicio del verano. Una mata de cebollino reviste tanta belleza como el clavel de mar (Armeria maritima), con el que guarda cierto parecido, y sirve de excelente bordura en arriates o macizos de flores. También puede plantarse en tiestos y jardineras, e incluso en interiores junto a una ventana con luz. Si se desea cultivar cebollino principalmenre por su uso culinario, deben eliminarse las flores para impedir que las plantas pierdan vitalidad. Las hojas jóvenes se recogen arrancándolas desde la base con los dedos para eútar que las puntas se ennegr ezcan quedando a Ia üsta deslucidos bordes amarronados. Si se protegen las plantas bajo

!

El cebollino puede

formar una hermosa bordura, acorde con

la vistosidad de un

jardín

de

flores.

campanas de cristal en prim avera y otoño, el perÍodo de recolección puede prolongarse alrededor de nueve meses.

Dado que incluso las hojas jóvenes se cosechan para emplearlas como aderczo con sabor a cebolla, puede intentarse el cultivo por semillas de algunas plantas junto a una ventana con luz, sembradas tal vez er-L un tarro de cristal para conseguir un efecto más sugerente, o bien en semilleros para trasplantar posteriormente a tiestos.

»

% TIpo or

PLANTA

@o Resistente, perenne

\.

StrulclóN

tp¡er-

OC sombra parcial

Pleno sol o

Su¡¡-o

epnopr¿,oo MurrrplrcAcróN

@e0

eo

Fértil, húmedo pero bien drenado

División o semilla

-22-

Penrrs pr LA pLANTA

Usos

@

@o

Hojas

Cosmético,

culinario


- ez-

ualq opalunr{'lllr?{

opEuarp

orJBurlnf,

V-I AC

sosn

oe

@

@@

EIIIluas o UgISI IC

sufo¡1

'oJrl?IusoJ

ñ

orad

0€@

sEJ.UVd NQIfVfI-IdI-LlnlN

ocr\ildoudv

o-rgns

IErrrBd Erqluos o Ios ouald

@O rvacr

N9rfvnJ.rs

auualad 'alualslsau

o@ vrNvrd 1a odlf

'lDapl otnlusns un tzqnsat aPand outq) outlloq» ns o

7a

'ayan{ opvlsll,ttap )oqDS

tDl\ulw 2p lpt{tp u2ptsuot

as ofp 12 ts

'a^Ens s9rx roqEs un uarerJard sauarnb z:¿d erucgrd ,(nur Eqrarq Eun ap Etzlt as 'o[u o¡apepJa^ Ia oruoJ a]uzf,ld Tu auanJ uzt ou roqzs aC 'uglsl^lp EI ¿r¡rdo¡d szllocuur ua 'szqraF{ ap saurpJzll satzuJz ua opBAJasaJ ugrJzruJoJ ns

I

:e8n1 un auau utuuld Etsa saJo¡ sns ap vz¿lpq EI rod erntlu ns rod 'soqlnq so1 .( szfoq sBI ap olv v rolo a]ranJ

^(

L',J:l ::',:H,f

j;'l"r,ffi:, T ::#,:i::ljj;;

svz¿qv) sE-I 'EJnllB ap rxJ 09 soun ap salEf,rua^ sEtElu-f anb ¿so¡o8rrr utuuld Bun sa ourqr ourlloqal I 11 BruJoJ

ONIH) OI{I-I-IOSE] u"Lnso,tzTnl u,LnnM

B

»

sDqDnl 2p D!n9


h

Guía de hierbas

ñ

Aloysia triplrJlla

HIERBA LI]ISA T a hierba luisa, al igual que otras plantas, recibe más de I-una denominación y puede venderse también como

#r

Lippia citriodora. Pero, independientemente de su nombre, se trata de una hierba con caracterÍsticas excelentes para su cultivo. Las flores de color púrpura pálido que aparecen arracimadas a lo largo de los tallos a finales del verano carecen de vistosidad, pero el mayor atractivo de Ia planta se encuentra en sus hojas, por el fuerte olor a limón que desprenden al triturarlas. aroma del folla¡e.

Al

atardecer se intensifica el

Para su desarrollo requiere lugares cálidos y resguardados

ya que no resiste las heladas y necesita protección contra

§(¡{

el frÍo salvo en climas templados. Como medida de

tl

precaución conviene tomar esquejes a menos que se decid.a

plantar la hierba en un recipiente

y

guardarla todo el

invierno en un invernadero. En ambientes 1o suficientemente templados para garantizar su supervivencia en el exterior, la hierba luisa crece formando un arbusto denso de I,5 m de alto y otros tanto de ancho, dimensiones que se ven reducidas al cultivar Ia planta en un recipiente. Es necesario podar las ramas secas a mediados de la primavera y cortar los tallos principales a unos 30 cm del suelo para que el arbusto mantenga su aspecto compacto. Aunque puede reproducirse por semillas, resulta más sencillo tomar esquejes tiernos a finales del verano para cultivarlos bajo una campana de vidrio en invierno.

B

» Trpo DE PLANTA

GD§O caduca, arbustiva

Delicada,

SrruecróN r»¡er-

0c Pleno sol o sombra

Suelo

APRoPTADo

Mumpucecróx

oo

@ Franco fértil

Esquejes o semilla

parcial

PARr¡s DE LA PLANTA

@ Hojas

Usos

@o@o Cosmético,

culinario, medicinal, doméstico

-24 -


-- §z --

IEur)rpaIu

'oueurlnc 'of,rl?rusoJ

@o@ sosn

sollEl

'saclet'sefog

lurcrud Ellluras o ugIsI^IC

09@- oe

vrNvrd vI ac

serwd

paurnH

N9DVfI-IdIr-InN

ocrvrdoudv o-IEns

Brquos o Ios

@O rvacr

N9rfvnJ.IS

auua¡ad 'alualsrsaU

o@ vrNV-Id aa odIJ

ñ 'BJaAErur¡d ua sEIIIuas ap Erqluels z1 rod asll)npo¡da¡ apand u?rqurut anbunu 'ouoto ua sapuzr8 sEtuBId sEI ztu ap la^ru B ugISIAIp rod pEpllIlEJ uor ucqdulnu aS

¿p

rod opaurlr{ olans un ap at,rt as enb ,o.rr,f?'::::: SETuIIJ ua aluupunqu otat¡ ElrsaJau oJSI BAIETU Ia 'suqratq sBI ap w¡o,{eut u1 rod soplraJa¡d socas I sopIIgJ solans ua aC 'JBtu IB surulxgrd aluaulacadsa

'lDluzwDu)o

oTJo]JBJSIIBSuI olloJJesap

DqDnl olilo)

afir{sry ns ond Dp0tqos Dz2lPq 2? o1uo1d Dun ap Dw.tl

2s'nln? fi)oqvP ond aluantfns üSlLDLlDltt 2tvlln) a.s

anb a¡qoqotd

ond

sa

anbuny

'SESOUEIUBd SV:uOZ

Ua

U,¿]uVT]uOdSa EJaUBIU

ep aJar]

'solsnq te e alua{ o alBrrrB ap setuzld uoJ lururoJur ulpJul un ap BpaIxRq vuoz Eun ua oaugpl o^ulnJ ns opuEllnsal 'ootr19uroa8 seqraF{ ap ulpJ¿l un ua os¡adsrp I otlu opulseruap r¿tlnsar epand ocsnu^luur IA 'ollE ap Iu z'I ¿p olsnqJE un opuEruJoJ alualuBsuap

u1 sercrdord sauolJlpuo) ua f 'salzrnt sautprel ap salou sEI ap ordo¡d otueoua Ia uoJ ouBJaA Iap salEuIJ

af,arJ utuuld

B uaJarvde o11uu1d ap BuJoJ ua sEJuBIq saJal E o suaJgsor sarog sE-I'ugrJuJl¡psnl B]ISaJau s¿uad¿ u]pref Ia ua ugrsnlJur ns 'auueJad utuuld qsa ¿p ezellaq EI vpvp'l sosn soJto aJa{o Eqrarq EI lsu unv

soaugpaJns uualdure as Blp ua

'sopvzÍlzlJraruoJ ras uted rulncurud

lo,{ anbunu

'saJIBr

ua ,{ sefoq 'solle] sol ap oplualqo o8ulyonur

Ia

uoJ EqEJoqEIa as oJST EAIBuT ap aJlnp Ia atuaruun8uu

OfSIAWVN sllDup\ffo %

D2D141lV

sDq12n1 2?

v

Dln)


h

Guía de hierbas

ñ

Anethllm graveolens

ENELDO Tl I

eneldo es una hierba anual aromática de cultivo Lrapido y sencillo. Con hojas pinnad, as azulverdosas y racimos estrellados de flores verde amarillento que aparccen a mediados del verano, se asemej a a una versión reducida del hinojo (con el que se produce polinización cruzada si se planta demasiado cerca).

El

folla.1e, finamente

dividido, resulta atractivo

ffi

en

arriates, pero conviene elegir un lugar abrigado pues los vientos fuertes podrÍan llegar a tumbar las plantas. Dado que las semillas maduran en la planta, se multiplican con suma facilidad y las plántulas de diseminación espontánea pueden convertirse en un problema. Por ello talvez sea más conveniente cultivar el eneldo en un rincón determinado del jardÍn de hierbas que disponerlo en un arriate.

kre*\

Las semillas se siembran generalmente en primavera, si

bien en climas templados la siembra de otoño produce plantas tempranas. La renovación de las hojas jóvenes se obtiene mediante siembra regular cada dos o tres semanas a principios y mediados del verano. Los plantones no se trasplantan bien y responden con una floración prematura, de modo que deben sembrarse en su lugar definitivo.

Por su vistosidad el eneldo es indicado porq cultivarse en arriates, pero las plantulas de diseminoción espontanea pueden ser un problemo.

B

» Surlo

Mulrr pr-rcncróN

Penrrs DE LA PLANTA

Usos

Trpo DE PLANTA

SrruecróN to¡RI-

oo

O@

o0

o

@@

@o@

Pleno sol,

Ligero, bien drenado

Semilla

Hojas, semillas

Decorativo,

Resistente, perenne

APRoPIADo

culinario, medicinal

protegido

-26 -


o@ü@

@o

'saJIBJ'sefo11

'orlEurlnJ

sollEl 'sBllrluas

IBurf,rpaIu

sosn

vJ.NV-rd v-r

ac

saruvd

- lz-

@€

o

Ipr?J'oPaurrH

BIIruIes

N9rfvlr-rdrilnl^I

ocYrdoudv

orans

lurcrud Erqrxos

@ TyECrr

N9rfvnrrs

ñ

'ulpruf 'ozJanJsa opBrsBruap Jrranbar urs sEluEId sBI ap E^rsaJns

ugrJB^ouar EI rezrTuvte8 emd Eaugluodsa ugrJEuruasrp ap szlruugld se1 uof, retszq Elraqap 'opezrvtua vr{eq zcrlg8uz anb ze^ vu¡'EJaAErur¡d ua szganbad s¿tue1d llnbpu z1

uapand as 'ucugrualqord utpsar ugrJzurur¡a8 BI IS 'alqrsod sa rs 'szuuuras sop ¿p ozvld I, ua szlJurqruas I s¿cod s¿un rE^JasaJ euarluoJ aluaurzprqap auru¡a8 anb ap asJe¡n8asu ercd I prplllqzl^ uprn8asua aprard z1¡uras EI 'oSruqura uls 'sztuzld sEI ap ugrf,Enoual BI otuaruoru opot ue wzrluvw? ap ulJ Ie uo) sullruras szcod suun uzrqruars as oUB vpe) 'ugrJBJoU ep sou8rs uoJ sollet sol uupod as rs oUE JaJrat un asJz8uolord apand otualurrf,aJJ ns 'l¿uerq utupld Eun ap asopugt¿rt unv

IBuarg

o vJ.NVrd aa odrJ

h tap artsa^lrs euoz

Bun ua osnlour 'oArtBruBII o8su¡ un ar(nlrlsuoc ucr193uu vf ep ¿JrulB Epulrsnur v1 'orc¿dsa ap pzprluuJ u¿r8 uof, atuanJ as anb souaru B suqJalr{ ap ulprelun ua Bprqz] Jaual uapand saruldurala sar] o sop olgs al¡od u¿¡3 ns Jod 'olJEt

IB sBJrlvlnom

uos BqJarr{ Btsa ap sat¡ud sEI sepot latuaur¿pzruxordu BrnllB ap ru 8'T ap sollBl arqos oluallrrrue apra^ roloJ ap salzrolJ sulanzeqv) sapuur8 ¡od ouzral Iap saluurJ

I

sopzrpau

E

sepuuoror rxJ 09 ap satuulllrq sapra^ sufoq

uoJ 'salzunruoJsap sauorsuaullp ararnbpe luuarq utueld Etsa oUE opun8as Ia uE 'setBrJJE ua opuoJ ap olunluoc

un JEruroJ vmd o or{Jlp atuaruurdord szqlarq ap-T ulpref ta ue oJoJ oArtJErtE ep a^rrs ecr193uu v I

Vf I-IA'NV D)qa7uy

D)qaSuDu),LD %

v

D!n)

s0q)21\ 2p


a

Guía de hierbas

ñ

Anthemts nobilis

MANZANILLA ROMANA

t

t{

El nombre botánico correcto de la manzanllla romana I--es Chamaemelum nobile aunque en los üveros de hierbas se vende normalmente como anthemis. Varias plantas emparentadas con eIla se denominan en ocasiones manzanilla, por lo que deben comprobarse las descripciones y nombres correspondientes antes de su compra. La hierba aquÍ ilustrada constituye la especie de mayor cultivo y se caracteríza por las florecillas blancas en forma de margarita con centros amarillos que destacan entre las hojas pinnadas.La planta se extiende con suma facilidad y rara vez supera 30 cm de altura. Puede utilizarse para paseos en jardines de hierbas dado su uso extendido como substituto del césped. En tal caso se emplea una variedad sin floración llamada 'Treneague', indicad a para cubrir el suelo pero no apta como hierba, puesto que es en las flores donde se concentran sus propiedades beneficiosas. La manzanllla resulta ideal plantada en un tupido grupo para cubrir el suelo, pues por separado puede confundirse con una mala hierba. En cualquier caso, se reproduce tácilmente por diseminación espont ánea.

V

ü

\üN

La manzanilla

se

utiliza o c as i o n alm

ent e

como substituto del césped. En el

jardín

de hierbqs se extiende

formando una alfombra verde de

gran vistosidad.

Trpo DE PLANTA

oo Resistente, perenne

SrruRcróx

ro¡er-

0c Pleno sol o sombra

parcial

Surlo

Mulupr-rcecróN

APRo

Usos

eo

@

@@@@

División o semilla

Flores

Decorativo, cosmético, doméstico,

§ Adaptable, se desarrolla bien en

Penrrs DE LA PLANTA

suelos pobres

medicinal

-\-_

28

--


-62-

IBurf,rpalu

'orteutlnc

'o)u?IusoJ

su

fog

sosn

oparüRr{'lllr?{

v ilIuIAS

e

@o@

€@

vrNvld v-I IC SATUVd N9IfVfIldIJ-InN

ñ

ocvrdoudv oIgns

lercred

Tyacr

Brqruos

@ N9lfvnrls

IBnUE 'atualslsa¿

o@ vrNV-Id Ea

odII

s¿u¿duruc o[Bq sepr8atord ugtsa su]ue1d se1 IS o sopuldurat sBruIIr uA

Ia ua sutueld szlanu ap BlJuasa¡d BI aJlluete? Baugluodsa ugrJeulruaslp q anb BruroJ ap 'sEIIIuas ve)zÍtpo¡d anb yrcd Erallr{ rod sztueld sBtuBnJ szun ap sEJuEIq SBIIIf,aJoU sBI rufap aqBJ 'ou¿ epeJ JpJqruas anb rauat ou ercd vl;d sapuu¡8 a]u¿lsuq

ua asJzrquas uaqap sztuuld sE-I 'ouoto ua sBIIIuas szun8lu

'¿wutv

'pEpllIJBJ

ol

uor

sz1.rulauetrr

uBas opuBnJ urJ 0T soun

e aSJETBIJE t{ 'alueldsBrl

ns apldrul sauotuzld so1 ap peprn8z4 z1 anb Bl 'oluaISE

a

ap Brqruars vl Jzlualur apand as 'lBlsIrJ ap

;::::?[:gr'"'l#'Ji1T"1;l';::,ilri:i;::x'o

'zaprdeJ uoJ sBIIIuas EruroJ I e¡or¡atap es oruaJlxa olrJ o JolBf, ap sauolf,Enlls ua sand 'pzparunq I BJquos uoJ sarutnl.aJalJeJd opucrlap otJadsu ap Btuuld etsa olla Jod 'atuatueJntuura¡d uauB¡8 sutuuld su1 anb JBlrAe etvd onuuuoc otat¡ ElISaJau anbunB 'szraurprel I sapuzr8 selac¿tu 'sulapuuq 'sEuIJ ua IEapI sa oAIllnJ nS 'ugrsnJo¡d uoc asrualdua apand anb ur( ¿tcuupunqu ua Blrllnf, as I'BSaf,uE{ EulJof, BI ua salqusuadstpur 'saqteq seuU

sEI ap seluuorf,rpeJl satuelpa¡tut sol ap oun ar(ntusuo3 'opusruu anbol un uo) 'oluuslp lnur BtuoJB un auau anbunu 'urJ 0€ ap Bpzrulxo¡du ErrulB Eun ,( satuBIIIJq sapJe^-T uor '¡larad V ¿lau¡as¿ as ogo¡uad I 11 seplp1,rlp szfoq

'oaupyuodsa u?DDU11,il2Stp

Dun ap D

nlnd

alu?lttDrydpt

owwn? anb osopuot{ oltadso ap

a¡qopofio Dqnnl Dun sa o11ofind 7g

o-I-IO{IUgd u,Ln\p{Lf,n sn)su141uv »

s0q)7n| 2p Dln,


Guía de hierbas

ñ

h

Artemista abrotanLlm

ABROTANO en climas muy frios, suele deteriorarse en invierno, sobre todo si está expuesto a üentos gélidos . La planta danada debe dejarse intacta a modo de protección y recortarse hasra 45 cm a finales de la prim avera para estimular el desarrollo de los nuevos vástagos y mantener la forma compacta del arbusto. Se multiplica por esquejes tiernos de nuevo crecimiento a principios del verano o por esquejes leñosos de talón en

Se recomienda

plantar el abrótano en un lugar que

propicie el roce con su

follaje arómatico.

otoño.

E I

abrótano recibe numerosos nombres comunes en

!-distintos idiomas, indicando todos ellos

su valor como

hierba tradicional. Algunos guardan una relación obvia, como el término francés garde-robe, en referencia a su empleo para ahuyentar las polillas; no es tan evidente en otros casos, como ocurre con uno de sus nombres en inglés, " maiden's ruin" (derivado de la antigua costumbre de utilizarlo en las pócimas amorosas). Las hojas de color verde claro, aromáticas y sedosas al tacto, desprenden un intenso aroma a alcanfor al rozarlas con la mano. Se Írata de un arbusto compacto de unos 90 cm de alturay 60 cm de extensión. Su decorativo follaje de aspecto plumoso, coronado a veces por pequeñas flores amarillas a finales del verano, Io convierten en una planta excelente para el jardÍn doméstico en arriates herbáceos o incluso en tinas. Pese a su resistencia en la mayoria de los ambientes salvo

v

B Trpo DE PLANTA

SrruecróN ro¡el-

o@

Surlo

APRoPTADo

MumpucecróN

Penr¡s DE LA PLANTA

Usos

o0

o@

@

@o@o

Esquejes, acodos

Hojas

Cosmético,

fubusto

Pleno sol,

Común pero bien

(resistente salvo en climas frÍos)

protegida

drenado

culinario, medicinal, doméstico

-30 -


ñ

-

te

-

vJ,NVrd v-I ac

sosn

oea

@

e

ualg'uBruoJ

'uglsl lp 'salanbsE

fo¡1

opBuarp

BIIruas

lBul]rpaN

su

00

saruvd NQIfVfIldIrlnI\I

oc\ildoudv o-Ians

I9 s ouald

Lrvryzrle1rruar SEAanu SEUTEJ SEI

'opour

olsnqrBqns

o rvacr

r{gDVnrIS

VrNV-Id AA

OdII

'a[o770{ yap opadso

'BtuBId BI ap osoro8l otua[urJalJ Ia sguapB Blnluusa as opol?tu olxl]lB alsa uoJ 'uglsl lp rod o salanbsa atuelparu zaprdu rol¿u uof, zcrldUlnlu as anbun¿ 'sEIIIrues rod arnporda¡ as olua[u Ia 'etueld BI ap ua8zutt z1

oduaq ocod ve

7a

h

rutofaw ond

lvnuD opod oun

aptnbat ofuafo

1tr

a]Sa

'olans

ac Iap la^lu Ia alqos luJ §T soun EISEI{ soaqrull UIS ¿stezrlv?I aqep ugIJEIado zqcrq 'EIaABuItrd ua uapod as anb Jas ou v esrzetlapu Á.esrcBrelv P uepuall sulueld su1 'ouJaIAuI opnJJ un

atuurnp etuuld vI Jvpren8sa¡ auahuoJ salquro^EJ sEluIIf, ua osnlJul 'uglf,Jalo¡d salrzuolf,rodord B¡¿d oJapEuJaAuI un B asJzlall uepand anb suult ua olJz^Itlnl ost¡a¡d sa so1{ lnur sourarlur uoJ sare8nl ua 'olla ¡od ls¿rnt¿¡adural szfuq sEI B alquJauln^ sa 'sauot8al sEqJnuI E pupl11qetdepe ns E asad 'aIEIIoJ

Ia uof, supurzdurof, atuz]-IJlu8tsut otoads¿ ap sutualllJutuu saPral sarolJ ua¡arude ouzra^ IaP

sopelpaur V 'opualzld roloJ oAItf,BJtE ns a¡duats EAJasuoJ anb ',raAIIS {ooJquru-I, pBpaIJE^ vI opuuruda¡xa 'opllgd epJa^ ua^lan as tzJnpzru lv anb supzatuld szfoq uof,

'op1p1,rlp etuau¿uIJ a[BIIoJ operllap un aP otralqn] Ernllz ap ,rr z'I B I ap olsnqreqns un aP vwtl as 'spqralq ap ulprzl Ia ua ouroJ ISE solsnqru ap I solxlul saIEIJJB ua BpEnJapB atuatuutuns afz¡o¡ ap Bluzld zmfreJle-\

lnul 'olrlguroJz

Eun se o[uafe Ia 'sustu¡al¡E sEI ap w¡oleut

q

ouro

J

ofxe[v u,Lnlwuls qD DlslLuzl.tv

q

s0q)7u.l 2P

»

Dln)


Guía de hierbas

ñ

Ar temlst a draclln culus

ESTRAGON E I

estragón es una de las hierbas culinarias más l'-solicitadas, pero huy que prestar atención al comprarlo, por la confusión existente entre el estragón francés, de refinado aroma,y el ruso, (A. dracunculoide.s), de calidad

El estragón

muy inferior. Aunque parecen similares a primera vista, las hojas del estragón francés son alargadas, estrechas y cimbreantes, mientras que el estragón ruso presenta hojas más grandes, bastas y de bordes más dentados. Antes de

ornamental.

comprar una hierba conviene masticar una hoja:

es muy

apreciado como hierba culinario pero carece de

valor

Ia

variedad francesa se distingue por su caracterÍstico sabor anisado, ausente en el tipo ruso, de sabor amargo. El estragón francés crece formando un arbusto denso de 60 a 90 cm d.e altura y unos 45 cm de extensión. Se trata de una planta generalmente estéril, razón por la cual necesita reproducirse mediante esquejes o por división (el estragón ruso se multiplica con frecuencia por siembra). Conviene pinzar los brotes florÍferos que puedan aparecer para estimular el crecimiento del follaje. Los inviernos frÍos y húmedos suponen un problema

dado que el estragón se desarrolla mejor en lugares y cálidos propios de climas templados. La planta se prep ara para el invierno podando la parte superior a principios del otoño y cubriendo el suelo con helecho seco, paja, brotes de coniferas o una tela de plástico. También es posible poner en tiestos algunas partes pequeñas de la planta o tomar esquejes para cultivarlos en un invernadero luminoso resguardados de las heladas hasta que remitan definitivamente las bajas temperaturas. solead.os

Si se traslada una planta a una cajonera fría para el invierno, es probable que pueda disponerse de estragón fresco durante unos meses más.

%, Trpo DE PLANTA Srrueclóru rp¡ru-

ao

Resistente, perenne

0c

Pleno sol o sombra

parcial

Su¡lo

APRoPTADo

MulrplrcecróN

Penr¡s DE LA PLANTA

Usos

o0

oe

@

o

Común, bien drenado

Esquejes, división

Hojas

Culinario

-32-


@

e

se[og

IEurrrpal\[

sosn

vrNv-rd

ñ

vr Ic

saruvd

-

ee

-

auualad EIIruas 'u9ISI^lC

alqBtdPpv

oe

a

N9IfYfIldIr-InN

ocYrdoudv o-Ians

os ouald

o Tyacr

N9rfvnrrs

'alualsrsau

o@ vJ,NV-rd

aa odrJ

'solx1ltt o so»qq)2q szl0ltto u2 ouzllzt ap DluDld owot a(\.tts Dstutaltl Dl'Dqrau,l

olpltt Dun

D

)Dlllttls oltadso ap anbuny

'supuSarrEA

sufoq ap BuJoJ Bun EprnlJur 'sEJuBld ouroJ szprJallequra sapzparJu^ asJeJluoJua uapand suqJarq ua sopzzrlercadsa soralrl uE 'lEIuaJ zrsy I alroN Iap BJrJ?ruV ua oruof,

'auou orJaJsnuaq Iap alJed u¿¡3 ua EqJarr{ EIBur ap oporu E aJarJ Bsnuauv elsand 'oduluc Iap sBIJaSoca¡ aqEJ u?rqruel 'szlrrrrnbp, []]JIp sa rs 'o sa¡tsallrs saJolJ ua sztsrlzrcadsa e as¡u¡duroc uapand sellrruas sBT 'ouBJaA o ¿¡anBur¡d ua arqrl arre IB soJallruas ua atuaulpgJ aJerJ ztuzld z1 'ouolo Iap

sordrcur¡d d ouEJaA Iap sopurpau eJlua uaJeu 'ESoulBJSa ugrJJalo¡d ns ap ualusarqos sBuad¿ anb 'oluallr JeTJJe ugJrBru JoloJ ep saJou sE-I 'oJtlarJ Iv JBlrrurs Erntxet ap 'salua Ia ua sBJuBIq d saproq sol ¡od supellorua ErJuanJarJ

uoJ uaca¡udu suprp1,rlp atuaruura8rt suloq su1 'ru §'I e T ap soar4d¡nd sollut uof, auua¡ad BaJgqraq Bun ap vlvl In+ f asaQ aS 'pEpllIrBJ uor E^ulnr as anb otuarulpuol oruor EqJarr{ Bun sa ESnuauE EI 'onuJe¡re ap Jaf,aJEJ v

VSINAIUV s!.Lo7lnt\ D!S!LU7T,LV

B

soqDu4 2p

v

Dlnt


Guia de hierbas

ñ

e

Borago officlnalis

BORRAIA Para que fl.orezca en verano huy que sembrarla en asiento a mitad o final de la primavera, y de nuevo a principios o mediados del verano para la renovación de las

plantas. En climas templados

o si los

plantones

se

protegen bajo campanas de cristal, se siembra en otoño para que fl.orezca al final de la primavera o al inicio del verano. Al tratarse de una planta anual muere al final de la tempor ada, aunque, debido a la facilidad con que la diseminación espont ánea produce nuevas plántulas, siempre se tienen a disposición otras de repuesto. Para que fl.orezca únicamente en invierno, se siembran unas pocas semillas en un macetón y se aclaran a un solo ejemplar si germina más de una. La maceta debe colocarse cerca de una ventana con mucha luz o aún mejor en un invernadero.

sta decorativ a planta da flores en forma de estrellas (a veces rosas y rara vezblancas) con anteras negras prominentes agrupad.as en un cono. Los tallos, hojas y capullos están cubiertos de pelos plateados que captan laluz y reüsten de aspereza toda la planta. La borrala puede cultivarse en arriates de plantas herbáceas ornamentales si no tiene cabida en un jardÍn de hierbas más formal. No obstante, La raíz ramificada,, carnosa y de gran longitud, dificulta su trasplante asÍ como su cultivo en recipientes. Al ser foco de atracción para avispas y abelas, conviene plantarla apartada de los paseos.

f,

Lazules brillantes

q

La borrala

muy apreciada tanto por las abejas

decorativo prospera en lugares soleados.

§ Trpo DE PLANTA

ao Resistente, anual

Srruectóx

torru-

oc Pleno sol o sombra

Su¡lo

APROPIADO

Mulrr plrcecróN

o

a Ad aptable

Únicamente semilla

Penrrs DE LA PLANTA

Usos

@@

@o@

Flores, hojas

Cosmético,

culinario, medicinal

parcial

-- 34 -L

es

como por los jardineros. Esta planta sumamente


-§tIEurJrparu

'oJrls?tuop 'orrBuIInS 'o^rlBroJap

'oJrl?rusoJ

sufoq'sarol{

vINVrd vr ac sa-Luvd

sosn

@@

ege@@ ñ

'Bra^pruud Brf,Br{

ugrJuro¡

BI

u1

al qetdupy

Pruluas

a

o N9I fvfr-rdrJ-rnhl

ocYrdoudv o-rlos

os ouald

O Ty-lrcr

Ngrfvnrrs

IBnUB 'alualsrsau

o@ vJNVld aa odrf

ap salBuIJ o soperpau

grrJnpord ogoto ap Brqruars

BI

sopqdurat

sururlJ uA 'suueruas saJl o sop epw ruln8ar BJquars Eun rv,zrlv,er Epuanuooar as 'ÍJlc

sztuuld

se1

ap ugrf,Bloual eI ewd

eZ soun solopugnudsa 'pBplllJBJ uor sopulauas¡ ercd sapuzr8 atuutsuq ol uos opuenf, uelvpv as sauotuzld so1 I u1 aluzJnp oluarsz ua ueJqruars as sullnuas sE-I

EJa^Bruud

'rxJ E, soun JvzrrvJIB ualans 'suqraF{ ap ulprul

un emd szpun)epe sgru 'salzuorJrpzJl sBI anb suruarru 'urJ 0t soun uaf,aJ) sBuEua sapBperJB^ sBl 'sBIIrJuas saJog opuuururopard u7m,qv¡y Á soUB sol uof, uuJuJorratap as sapzparru^ szlsa 'Baugluodsa ugrJeuruasrp q atrrurad ordo¡d lap sBJr]s]ratJBrBJ sEI u atdepu as ¡olaur

as IS 'u1pre[

e1 rod as¡¿tdo apand anb oporu ap 'Eqraq ouoJ osn ns E uulsa¡d as sodrt soquv 'szlrteroJap I sapuzr8 sgur

anb

'

lzl

u2

vLLD

U,t O 2J U2 tuO tn

d

oyuo1d Dun outo) Dt\uln) as sauolsz)o slq)nu,t

ua anb D^uDtüa? upl Dllnsar Dlnpu?lo)

Dl

s elqop s epup arrzl se1 uv,ztlurJraru oJ BrrauIpJE I ap sus a¡dura sEI ap vlrc,{vttt BI '.lEuoltlpBJl lEruroJul ulpruf un ua o^ulnJ ns u¡¿d sBIIrJuas sEInpu?lBJ as¡urnbpz uapand anbuny 'sapJa^ I sasu8 souot ¡od opzunu op e\wrluoJue as sBIIa urs anb suqJarq ap ulpr¿lun e atBayv E]ou Bun uaJa{o sesourrunl su luu¡¿u o sEIITJBTuB saro¡ sns 'sotzld soJ]o l, sBpBIBSua v oprJoloJ ¡¿t¡odu ap sgurapv 'suqJerq -f ap ulprul ¡arnblenf, ua alqrpurf,sardun sa Blnpu?lzr v I

V-INCNE-IVf sllDup\$o oipualD) %

sDq)anl ap

Dln)


a

Guía de hierbas

ñ

CarLLm carvi

ALCARAVEA a alcaravea es una hierba inestimable para incluirla en el jardÍn pese a tener cierta apariencia de mala hierba. Presenta hojas filiformes de color verde brillante similares a las de la zanahoría, con un suave aroma a eneldo y

TI

perejil. Los tallos, de 45 a 75 cm de altura, sostienen cabezuelas de diminutas flores blancas que con el tiempo pro,Cucen las semillas estriadas empleadas para arorrratizar

dulces, galletas, pasteles y panes. Se consumen incluso las raÍces, del grosor de un dedo y similares a las de la chirivÍa. La alcaravea se cultiva formando una mata grande o un

nutrido grupo de plantas para que crezcart juntas y se presten apoyo entre sÍ, mejor que en hileras. Este último método de cultivo, sin embargo, puede ser el más indicado si se piensa utilizar las raÍces.

Tratándose de una planta bienal, cabe sembrarla tanto

en primavera como en otoño a fin de que se renueve el follaje. En cualquier caso Ia floración se producirá eI verano siguiente. La alcaravea no admite el trasplante, por lo cual se debe reproducir siempre por siembra en asiento. Los plantones se aclaran, espaciándolos unos 15 cm entre si, cuando alcaÍtzarl alrededor de 8 cm de altura. Las semillas se recolectan antes de caer, si bien conviene dejar algunas plantas intactas para que produzcan un grupo de plántulas de diseminación espontánea si el espacio 1o permite.

La alcaravea es una planta bienal

de

facil

cultivo, que conviene sembrar en grupos nutridos parala recolección de sus semillas.

» Trpo DE PLANTA

ao Resistente, bienal

StruectóN r»eer-

o@ Pleno sol,

protegida

Suelo

APRoPT.ADo

§o

Mulrr PLICACIóN

o

Adaptable, bien drenado

-36-

Semilla

PARms DE LA

PLANTA

Usos

@6@

@o@

Hojas, raÍces, semillas

Decorativo,

culinario, medicinal


ñ

orrBurlnJ

o sosn

so8etsg^ 'sufog

--

te-

auuarad

BllulaS

II1I?{

o@ vJ.NV-Id V-I aC

@

SA-LUVd N9IfVfI-IdI-tlnIN

'orpodouanb ap soganbad saIEIdIua[a ¡ur]uorua elqlsod sa sEqJarq ua sopBzITBIJadse soJa^IA ua 'pBpIIIJBJ uoJ szlrulauzur vred sapuBJB a]uulsuq ol uos opuunJ ]s arlua ruo 0[ sulopugtcudsa wfipv as sE]uBId sEI I EraABruIId E^all as EJqruaIS B-I rgrJBluBld ul JEAouar BI ep sopBrparu o

soldlf,ulrd

B oqEJ B

ocYrdoudv o-Ians

Ios ouald

O TV:ICI NQIfVn .tIS

'alualslsau

o@ vJ.t{v-Id

fa odll

auahuoJ or1unJ o sar1 ap S?ndsap enbunz 'Sogu SoIlEr atuzJnp asru8uolord apand olpodouanb ap Br{resoJ v1 'EJa^Bturrd ua opBrqrlrnba ulpJB[ ap a]uBzllural un JEJIIdE osrrard sA 'Etuuld z1 ap rolradns al¡ed BI oPutn{Jrzru eÁeq as opuenJ IoJJ?Ilsa o ulprul ap o[Ilueru uoJ vvoz EI Jl]qnl anb Áuq osourec I uanol olualrulJaJf, Ia JBSIndrur vw¿ 'sufoq sEI ap ugrccnpord Jztuaruarf,ul ap uIJ Ia uoJ as¡¿zutd uaqap B¡anuu¡r¡d

q

ua uaJa mdv anb satuz)IJtuEtsut saJo¡ ap su8rdsa suganbad sE-I 'ruJ og lt E, al]ua TJvzue)le anb ornJso apJa^ JoloJ ap suputr8us sufoq ap sBIIorEru ua uaJarr sutuuld sB-I 'sauolJualB aP olulullu un a¡arnba¡ sand uyprul Ia ua opepualuoJal oAUInf, ap urn8as Bun alntUsuo3 'so8u¡rgdsa oruoJ SoplrunsuoJ

EAJasaJ

uos '¡¿anbuulq solrufap surt 'satua8raura so8utsg^ sol anb sBJluaru 'sBpEIESua ua sBpnJJ uaruoJ as o seoeutdsa ouroJ supzurf,oc .( seprsoral uos SaualgIsufoq sE-I 'sauotc¿¡uda¡d

ap pntltlnur etuatuzualf, atlrupu orpodouanb 'Ernpral ouroJ otuut Eqraq ouroJ oprpuan

I

P

ott¡csa

ff \L

'oduaq ap opottad oZn¡ un ?ruDrnp 2v01P2so) apand

{

sortour1nt

sosn ?p

a»{o 7a

?uulnw

orpodouanb

'o*tltotlo

ns

rcd

anbolsap ou anbuny

orcodor{enÓ sn)uu7lL-snuoq u.LnI?odouzq)

B

Dln)

sDqlzu,l 2p

rr


Guía de hierbas

ñ

h

C\try s anth emum b als amita

HIERBA DE SANTA MARIA

T I

q

a

hierba de SantaManase halla asimismo bajo el nombre

botánico de Balsamita major. Se trata

d.e

una hierba

frondosa que forma una macolla vertical de 60 a 90 cm de altura, cuyo aspecto se realza combinada en un arriate con plantas de mayor atractivo. Por otra parta se recomienda su cultivo en lugares de paso para que al rozarlo el follaje desprenda su aroma caracterÍstico. En América recibe a veces el nombre de "hoja de la Biblia", en alusión al hecho de que los primeros colonizadores tenian por costumbre usar hojas secas de esta planta como señalador aromático. Tanto las hojas como las flores de color amarillo pálido tienen un aroma mentolado. Las hojas jóvenes se emplean

principalmente con fines culinarios y como sucedáneo de la menta, aunque la hierba también sirve para confeccionar almohadas aromáticas. Es aconsejable eütar el desarrollo de las flores pues de lo contrario la planta pronto quedarÍa escuáIida. Aun sin flores el centro de la mata puede marchitarse en unos años, por 1o que conüene renovar regularmente la plantación. Esta hierba se reproduce de varias formas. Si se obtienen semillas, la siembra se realiza en primavera. No obstante, en el caso de una planta bien asentada, es mejor multiplicarla por esquejes d.e raíz tal como se explica en Ia págrna 135, o simplemente por división de las macollas en primavera.

» Trpo DE PLANTA

00 Resistente, perenne

Srruecróx to¡et-

Suelo

APRO

MumplrcecróN

OC

@

eso

P1eno sol o sombra

Fértil

Diüsión, esquejes de raiz, semilla

parcial

Penrrs DE LA PLANTA

Usos

@

@oo@

Hojas

Cosmético,

culinario, doméstico,

medicinal

-38_-


-6e(atuatstsalJllues IBnUE OruOf,

IBurJrpalu

oea

@

eg@

'uglsl^lp 'salanbsg

sufog

'oJrls?Iuop 'oJrl?IusoJ

sosn

VINV-Id V'I

ñ

AO

BIIrIuas

alqerdepy

a

s1-ruvd t{9IfvfIldI-L-InN

'DpDtop pDp2t,t2tt Dl o|tVDtlo ns

ocrYrdoudv

o-Ilns

lercrud ouald

Brqruos o Ios

acarc) auua¡ad B[oq ap 'atuatslsa¿

@o -rvgcr

N9rfvnJ.IS

VrNV-Id aA OdIJ

nd

wztsap anbunp 's»uzlq sDllpalot{ rp ptaldat Dzalpq uot? ap Dlupld oun

sa

Dt.tz)ttlvw

D1

'sapEllnrlJlp uatuuld anbunu sefoq sBI ap salanbsa rod o uglsl lp rod uglrzrlldulnur BI alqrsod sa u?IqIxBf 'ouzra^ ua soputuot salanbsa

¡od o ena^erur¡d ua EJqruals atuzlparu pEpIIIJBJ uB¡8 uoJ aJnpoldar a5 'sutuuld szlanu uglf,Isodqp ¿ a¡durals Jaual auar^uof, 'Buof, BPIrr ap auua¡ad uluzld Eun ap asJElEJl IV 'oural^uI ua l, yv:r.md urquros uoJ unz puplsou1urnl ns BAJasuoJ anb opzJop a[BIIoJ un B]uasa¡d ,urnaJnv, Epzurruouap v,1 'saluatdlJal ua sBAIIJBTIE lnul uellnsaJ ot¡¿duroJ otJadsz ap salqop sBruJoJ suqln6 'oporu ouISIIx Iap asruzrlun uapand opurop a[-B[oJ o salqop I sEIIITBUIE sarou ap seppparru^ sE-I'sEIIIuas ap soSolgtzc sol ua opualdura oruul4 atsa 'ürurrxe zUEJIJJzN Á :aruuaqlnd urnle)vueI ap so)Iugloq saJqruou sol sBIIa arlua 'szs;amp sauorJzunuouap ofuq EIJBJtuo)ua alqrsod sA 'sapnlrl ap Buall etuuld Eun sa ErJEJrJlEur vl 'BAIuuIJap uA 'oluatuurBd Iap susol sz1 I soJnru sol ap sutatr8 sEI artua osnlJul Baugtuodsa BruJoJ ap Burruaslp aS 'opzuerp uaIQ olans ratnblznc ua ¿;adso¡d I atua8xa oood sa o^plnJ ns sgurapv 'ouJaIAuI Iap oBrzl ol E u?rqruzt uatsls¡ad sBcltgruorz seloq su1 'ouoto ua f ouzral Iep atred roluur BI atuurnp salqop o salduns

=

n (Á*

'sEIIrrEruB o sEf,uEIq saro¡ ap pruItlnut Bun rod upuordlus 'urr Og e eZ ap Brntlz Eun Btszr{ zpudnrS¿ a¡a¡c anb oP{yd apJa^ Jolof, ap sa^Bns ,( sBpBJJas szloq uoJ 'z]uu1d BSouJar{

Bun oursrurrsu sA 'lEuIf,Iparu letcuatod

ns ¡od Elp ua lo.{ JolB^ uett oprpaJuoJ

alquJaplsuof,

BJqof,aJ 'Btcuut¡odun1

Br{ as ardurats anb

vI e 'uuzJutwil

e I

VIUV] IUIVN u,Lntuz

ffi d u.,Lnw2 qluo s {,tq)

141

q

t\'

sDq)7uL 2p

b

Dru)


Guía de hierbas

ñ

7

Cichorium Lntybus

ACHICORIA a achicoria es una planta sumamenre

útil. Las hojas se se pueden moler para emplearlas como sucedáneo del café, y las delicadas flores azules, utilizadas en su dÍa como colirios sedantes para los ojos, son además muy bellas.

T

I-consumen como verdura, las raÍces

Las semillas se siembran en hileras a finales de

La

primaveÍa o a principios del verano y se aclaran las plantas con una separación de unos 30 cm. Algunas variedades producen cogollos como Ia lechuga rom ana que se pueden recoger y consumir al final del otoño o al inicio de1 invierno, si bien otras requieren técnicas de forzado de cultivo al igual que una verdura de invierno.

Paru conseguir cogollos apretados de hojas blancas (chicones) hay que desenterrar las raÍces al final del otoño o al inicio del inüerno, replantarlas en jardineras o tiestos hondos una vez recortadas las hoj as y la parte inferior de la raí2,, y finalmente mantenerlas en lugares oscuros y a una temperatura mÍnima de 13oC. Al cabo de tres o cuatro semanas se desarrollará un cogollo de hojas nuevas que se podrá recolectar cuando alcance unos 15 cm. Conviene consultar los catálogos de semillas para identificar las variedades especÍficas recomendadas para los diferentes

\

USOS.

Si se desea que fl.orezca Ia achicoria, huy que abstenerse de cortar y desenterÍar las plantas a finales del primer año para permitir su floración en el segundo.

v

« Trpo DE PLANTA

Srruecróx rorel-

@o Resistente, perenne (se trata como una anual resistente)

Surlo

APRoPTADo

Mumpucecróx

@ Pleno sol

Fértil

Semilla

-40 -

PARrrs DE LA pLANTA

Usos

@6

o

Hojas, raÍces

Culinario


ñ

IPurJrpalu 'orJEurlnJ

'oJrl?rusoJ

saf,IEu

@o@ sosn

vrNv-rd v-Mc

saruvd

--

Tb

Pllrruas salanbsg

'zrer ap

--

opun;ord ope^ef, orad

os

unlxoJ

@o

N9lfvfl-Idlr-Inhtr

ocryrdoudv

'utueld elvlvd vzvuevrB EJItu?lnE Eun uuluesa¡da¡ anb 'saloJBrBJ sol ap aluarulBrJadsa ^( 'soJJasul ap pnlplnul ap anb¿l¿ IE sztsandxa ugtsa 'sESouJv¡ ,{ sEpuEIq 'szfoq sB-I so^anu e ru8nl wrvpodurau ocod ua

o-rans

o@

@o

auua¡ad 'alualstsau

lurcred Erqruos o los ouald

lvacl N9IfvnrIS

vJ,Nlv-Id Ea

OdII

,( Bsou¡BJ 'ESan tB 'zyet BI sgur EqJa^o¡du as ouzqgr IaC 'EArlBJoJap sgur Btlnsal anb sBJuBIq sur{Juutu uof, sepz8auu^ sz[or.{ ap pEpaIrBA Bun atslxE 'pntr8uol ap urJ 09 soun ap Erap»e elap sBI B sarBIIuIS sufoq uoJ otsuq olcadsu ap utuuld Bun ap eteu aS 'eue)usnJ eoeJorarv ap orrugtoq erqruou Ia o[Eq soSolgtuo sounSlu ua-T u?rqruut aca¡¿du atueJrd oueqvJ o ouuf,Itsnr oueqgll 11

:Bra^¿urtrd;r"rl'rlti;

solJutuzld I soganbad sozoJt ua zrvl BI JBtroJ ua alslsuof, ouzJrtsnJ ouuq1r p rucrldulnu ap EIIIJUas sgtu BruJoJ E-I 'sufoq I saclur ap uglJonpord BI raloruo¡d vted asrBJuEJrE uaqap anb 'suf,uulq saJolJ sutnulrulp aP su8rdsa ¡aca¡udu uapand ogoto 1ap sordt¡utrd ,{. vntteun¡d EI ap saluulJ V 'olans Ia olzq uro g v z\vt EI ap ¡or¡adns at¡¿d EI uoJ aluauluJlua^ uutueld as osoda¡ ap oputsa

h

I {

ua saJIeJ sv1'sulszq uatlnsal saJlEJ su1 anb lpadurt erud atuarurzlntar e8at¡ as I urJ 0€ ap ugllu¡¿das Eun uoJ ztuqd es oueqgr IA 'Elruzpunqu ua lorl?psa I ulpruf ap olltuutu z¿^ vI B opuz¡od¡ocul 'urf, E, soun Etsur{ puplpun;ord ua olans Ia JB^BJ anb [tv[ 'o^r]lnJ ns E rapaJord ,p saluE BlJaIl uarq rcwdatd ost¡a¡d sa 'u1pru[1a ua BrosE^uI ugIJIpuoJ ns ap ¡usad u'anb ol Jod'sufoq se1 anb'atu¿ctd JoqBS ap

EI

'pDptsolsl.t\

upt7 ap Dlnsal anb opo&auo,t odrl

un

aJstxa

anbunp

'o\tpptJ?

ap

aluarl) oluold oun aluaulztaua7

sa

aluotrd ouDqw lE

ONVfIISÍIU DQD,L

B

OU,,L

tD

sDq),2114

ONVSVU

D !,LD 2

llp

O

) »

2p D!n9


a

Guía de hierbas

ñ

Coriandrllm sattvllm

CILANTRO personas. Las hojas frescas reciben en ocasiones el nombre

de perejil chino, aludiendo a su empleo en multitud de preparaciones culinarias chinas. Las semillas que producen las flores de color blanco malva, con un aroma no menos fuerte aunque más agradable, constituyen una especia de gran valor utilizada desde hace siglos.

Esta planta anual de fácil cultivo debe sembrarse en asiento a mitad de la primavera, en un lugar protegido de los vientos fuertes dada la debilidad de los tallos y la tendencia de Ia planta a tumbarse, problema subsanable

mediante tutores de ramitas. EI cilantro necesita riego regular en épocas secas, sobre todo si se desea contar con una provisión permanente de hojas frescas.

E 1 cilantro presenta hojas muy recortad.as y una I profusión de diminutas flores blancas flotantes al inicio y mitad del verano. Con una altura de 60 cffi, resulta

ideal cultivado indiüdualmente entre vistosas hierbas como caléndulas o bien en tupidos grupos situados en una zorla más silvestre del jardÍn. También cabe plantarlo en tinas y tiestos grandes, siempre que se siembre en asiento, y queda perfectamente integrado en arriates de hierbas formados por más plantas, donde su follaje plumoso sirve además para rellenar los vacÍos existentes. El aroma penetrante de las hojas, una mezcla entre piel de limón y salvia, resulta desagradable para muchas

El cilantro ideal si

se

es

una planta anual

de

facil cultivo,

siembra en grupos tupidos, ya que

aislada puede parecer una mala hierba.

B

» Trpo DE PLANTA

ao Resistente, anual

Srruectót t n¡et-

0 Pleno sol

Sunlo

APRoPTADo

Murrrplrcecróx

a0

o

Adaptable, bien drenado

Semilla

Penrrs DE LA pLANTA

Usos

@@

oo@

Hojas,

semillas

Culinario, doméstico,

medicinal

-42-


- eb-

IBurJrpalu

'orJBurlnJ

sBllruras

alqEtdBpv

EIIruas

eo sosn

os ouald

0 vJ.NV-rd v-I

ec

sa-Luvd

Nl9IfVfI-IdI-L-Inhl

ñ

ocrvrdoudv o-Ians

IBnUB 'alualslsaE

o@

Tvacl NgDVnTIS VrNV-Id 1A OdlI

ugrJutuJoJ EI aJaJoAEJ es ozlrelu ua EJqIUaIS BI uoJ luqcaso:

Euanq Bun ISE Jaualqo

I'

sBIIIuas sEI ap

U9IJBTnPBIII

Euald BI wzDue;rB vrud lulruasa se opealos ru8nl un

.SBII

o sEJuBIq SaIoU Sulnulurp ap Szlanzaqe) ¡od sopuuorol 'sopBf,rJrruEr sollBl ,( saul¡oJlllJ sefoq uoJ 'urJ 0e ap s9u,: Jeradns alans oNI 'sullrruas sns ¡od atuaruullu4 Bpz^ulnl o^uJErtB ap aluaJEf, zganbad ztuuld Bun ap vlel as 'o^ulnJ ns BJBd Seuozvr uBllEJ ou 'sand 'Elp ua .(og 'suuuJrxalu sauoIJBJBda¡d saluuctd sBI uoJ JEluoJ UIS 'olPal\ atuarro ^( zrpul BI ap Blruouo¡ls¿E BI ap a8n¿ Ia uoJ EIIa ¡od s?ratur Ia gloarc anb BtsBI{ szqralq ap saulprzl vmd-1 utuzld otuoo BpBIJar dv vp ou EIJadsa aluBt¡odu¡I Bls 11 'sottopo{s11os

so?Dilnsil rzuTqo

ond

sopzalos

san?n¡ ua Dl.tat\fllnt anb

log'sopolatdo

sodnt? ua Dtqlitats anb

o7

as

nd'o,ttJ)DtlD 2p 21u2r0) o1uo1d Dun sa

ou|lLtu la

'ouEJaA Ia Eas oJes I opllpf, sgru otuenf, Btuatunz pEpIIBJ elnc 'sEIIIruas sEI rzr{Jasof, alqrsod sa sasaru orlunJ o sa¡ ap oqzt IV 'BsoJarunu uglJuutu¡¡a8 Eun oprJnpo¡d Er{ as rs sor1aru}tual soun uvtepv as suluuld sz1 Á vpttvtm¡d BI aluzJnp oluaISE v¿ ezrlval as BrquaIS B-I 'sEIIIuas ap

ONINOf u,Lnulwb u,,LnulLLn)

q

sDq)21\ ap


a

Guía de hierbas

ñ

Cymbopogon cttratus

HIERBA LIMONERA unque se cultiva en Florida con fines comerciales, esta

I

\hierba perenne, delicada,, con aroma a limón, ro suele ^ crecer fuera de climas tropicales. De floración poco frecuente, la hierba limonera se cultiva por sus hojas

lineares, muy largas y delgadas, de color verde brillante, que se utilizan para aromatrzar dulces y preparar un estimulante té. Es posible encontrarla en algunos viveros especializados. En climas templados exentos de heladas resiste todo el invierno en el exterior. En condiciones favorables crece en una macolla vertical que alcanza 1,8 m de altura. También es posible plantarla en un recipiente situado en un lugar con sombra parcial pero Io suficientemente accesible para que, al rozar sus hojas aromáticas, desprendan su peculiar

\ La hierba limonera sólo es apropiada

fragancia. Las hojas no llegan a superar 90 cm y la planta

pora su cultivo al

se puede llevar a interiores, preferentemente a invernaderos,

aire libre en climas

para protegerla de las heladas. A mediados o finales de Ia prima.vera se cortan las hojas al nivel del suelo para estimular el crecimiento de nuevas

templados, pero puede crecer en un

el invierno en un

hojas. Las macollas establecidas se deberÍan diüdir en primavera una vez que su tamaño exceda la capacidad del

invernadero.

recipiente.

recipiente y pasar

v

% Trpo DE PLANTA

Struactóx ro¡er-

oo@ Delicada, perenne, gramÍnea

L-

Sombra parcial

Surlo

APRoPTADo

Mumplrcecróx

PaRr¡s DE LA

@

e

@

Fértil

División

Hojas

-44-

PLANTA

Usos

oo Culinario, doméstico

¡


IBurJrpalu

@

@@

sarol{

'onuerooaq

sosn

V].NV-Id V-I AC

sa-ruvd

- sb-

u9lsl^lc

paur[H

€ N9IfvfI-IdIr-InIAI

ocvrdoudv

o-rans

lercred Brqruos o los ouald

@O rvECI

N9DVnTIS

auuarad

'alualslsau

o@ vJ.NV-Id

lcl OdII

ñ 'ouolo

ua szllruras ap BJqurars rod rrJnpordar apand as ualqruul ar¡adsa Btsa ualq rs 'ouoto ua sBIIoJEru sBI ap uglsl^Ip as EIrEIuln e1

'lp

vl atuzrparu pzplllreJ uof, uorldulnur

'ezueNe ugrJElse

il::1"J;

"',,,Hl

':

vl opuEnJ apJa^

::',ffi',-"J:rT r',fJ[ffi iJIIJi

sEI Ios ouald ¿ sand salzns serquros uof, o solJqrun saru8nl a¡arnbal pEparJBA EtsA ',BaJnV, EI ap sepurop su foq sEI uRE

Hl ri,:?§:?"'J,T,, i T il

T

L:::IT#,"",I

X";

'salztuaruuuJo uos sBpEJop L sepeBaIJEA sapBpaIJB^ s¿-I 'sEqrarr{ sEI ep etrcr{ert v¡vted sopEJrpu soprlg¡ Á soJss satuarqruu sol ua ¿radsord ou anb v,{ 'soparu4q solans ua Btuzld utsa rBAulnJ ap p¿plsaJau u1 zrrldxa anb or{Jar{ 'vn8e Iap EJr¿) veugluodsa BruJoJ ap eJaJJ BIJBurln B-I

'lalllr,( serpuaulE E Jolo aJlnp un JaJapJew lv uuuurua saJou sBI anb szJtuarru 'uua]1nu8 e v:oue?v4 Bun uaprdsap szJauud su1 lsucuguroru uos saJou sEI oruoJ sufoq sEI otuuf 'ur g'I e I ap Brntle Eun B osorundsa otlaJa

's2P).2t\

un sErJuaJsaJouq ap s?s?ru sEI opuvet)'sEJuEIq sBIIrJaJou ap sopulrJnuur lnur sorurozJ uauausos anb sosopuo{ sollut ¡od ouBJaA Iap puUut I orJrur IB suprn8as 's¿¡aJtsel saJlzr sEI ap ¡u¡ud ¿ suloq ap selBSEq su]esor EIIorrBSap Braluunrd ug 'lutuaruuuJo etuzld oruoJ Ju^rtlnf, apandl anb ez¿lI¿qlut ap lzurJrparu Bqrarq Bun sa Errzruln E I

sofor4 ap DltDwln

o¡ anb

p^tpptlv

sgw oq)nw ulptof ap Dlupld pun sa ,paf,nv, Dpo,to?

pop?tto^ D1

as

VIUVN-IfI D

!,tD

1,t

%

Lln D ln? ua dIlI ¿ sDq12n4.2p

Dln)


Guía de hierbas

ñ

a

Foeniculum yLllgare

HTNOJO

T as dos grandes variedades de hinojo exisrenres, la de I-follaje verde y la variedad bronceada, F. vulgare purpureufr,

se usan como hierba y también como planta de adorno, con la forma verde de fond o para hacer destacar la bronce ada. Ambas resultan muy atractivas cuando aparecen las hojas de aspecto plumoso en primavera con tallos de 1,8 m de altura coronados por las cabezuelas de semillas que requieren podarse en otoño.

Las hojas filiformes con un fuerre olor anisado

se

desarrollan en grandes penachos. Los tallos, en cambio,

fuertes

y rigidos,

sostienen umbelas aplanadas

de

diminutas flores amarillas que nacen a finales del verano. El hinojo debe cultivarse en la parre posterior de un macizo de hierbas o como planta ornamental en un arriate herbáceo. fuimismo resulta de gran vistosidad en un espacio más abierto, como en un jardÍn de grava, ideal para el estudio de los numerosos insectos que afraen las flores. Los mejores resultados se consiguen sembrando las semillas directamente sobre el lugar elegido. Una vez que arraigue la planta, nunca faltaránplántulas de diseminación espóntanea a menos que se corten las cabezuelas antes de

B

El hinojo

es

una de las hierbas mas

decorativas, de sobrada belleza para

incluirla en un arriote

de Jlores.

que las semillas tengan tiempo de madurar

y

caer. La

poda

constituye una medida de precaución oportuna para impedir que haya un exceso de plántulas. Las plantas pueden reproducirse por división, aunque las raÍces ramificadas profundas son difÍciles de desenterrar.

v Trpo DE PL{\TA

oo Resistente, perenne

Srruecróx rorel-

Su¡lo

Mulrrplrcecróx

APRoPTADo

o

a0

o

Pleno sol

Adaptable, pero bien drenado

Semilla

Penrrs DE LA pLANTA

Usos

@@

@@o@

Hojas,

semillas

Cosmético, decorativo,

culinario, medicinal

--

46

--


orrBurlnJ

ollEl 'sellrtuas 'sefo11

o@@ sosn

vrNv-rd

vl

ac

saruvd

ñ

'a[o770{

Dun

uilquq

aluawlztaua?

- tb-

BIIruas

IPJ?{

oso uald

o

o N9IfvfI-IdI-L-InN

oc\ildoudv o-Ians

Tylcr

N9DVnTIS

IBnUE 'al

o V]NVld 1A OdII

osouilaq ap oluo¡d

Dnnsat anbunv 'Dtnptav owo)

Dvllw

as Dvuatol1. ap o[ou1r1¡E

r 'ouEJeA

Iap salPutl

B rztJaloJal uapand as soqlnq sol 'sBIIIruas Jaualqo aasaP as anb souaru B salEJoU sulanzeqr.c sBI Jzulur1a auat,\uo2 'JIot ap Btolad uun ap IB rEIIIu1s ouuruzt un opEzuv)le UBI¡ opuunJ ,,soqlnq,, sol ¡Banbuv¡qvmd TEIIoJE aqap as ztuzld e1 'ru) OZ ap ugtcurudas Eun uof, sauotuzld so1 uulBIrP as l, 'B¡anBun¡d q ap salBuIJ v ruru ZI ap peplpun;ori Bun B BJqruals as 'pEpalunr{ aluEpunqB uoJ olualulJall ap Eperodutat eBwyBun a¡atnbar ErruarolJ ap ofoulq 11

'sarog ap atBIrrE un ap ortuap sodn¡8 ua E[]Bi\l1[r-emd oruoJ Esolst,r alualualualf,IJns ol o¡ad urJ 06 ,{ 09 alua Erntlu Eun ap ¿toeduroc ztuzld Bun ap vteit aS 'orde d sluz arua vpzavJ Bun B roqus uol sosoqlnq sollzt sns ¡od ezrleTrcq ourof, u?Iqruet E^Itlnl as pEparJB^ ElsA 'a^Bns sgur o8lu BruoJE un uutuasa¡ci

uelq rs 'u4uroc ofou1q Ia oruoJ JEzIIun uapand ,t-T otqnour¡ o Brruarol{ ap olouq 1ap seloq I sulllures sB I

VIfNauo-Ic ac orol{IH nruP affi7lnL u,LnlmtuzoJ.

B

soqy'?n4 2p

Dtn)


Guía de hierbas

ñ

a

Galium odoratum

ASPERI]LA sta plantatapizante se esparcia sobre el suelo doméstico para mitigar el olor a humedad de las habitaciones, y hoy dÍa se siembra en el exterior paÍa cubrir zonas umbrÍas. La aspérula es una planta de lento crecimiento que alcanza de 15 a 30 cm de altura. Las inflorescencias de diminutas flores blancas aromáticas nacen en primavera, contrastando con los verticilos de hojas apuntadas dispuestos alrededor de los tallos cuad.rangulares. Por tratarse de una planta de bosques no prospera bien en lugares soleados y cálidos preferidos por Ia mayorÍa de las hierbas. Es muy adecuada en cambio para la formación de vistosas borduras en una parte sombrÍa del jardÍn de hierbas, plantada en un suelo trabajado previamente con mantillo de jardÍn, estiércol u hojas descompuestas que permitan retener la humedad. Cuando se marchitan las hojas en otoño despiden dulce

E I

olor del heno al secarse, y perfuman el aire de un aroma caracterÍstico apenas presente en primavera ni en verano, que sólo se produce cuando la hierb a está seca. La aspérula se multiplica por diüsión en primavera o

bien por siembra de semillas también en primavera, mediante un lento proceso de germinación. Esta planta se puede encontrar aún bajo el antiguo nombre de Asperula odorata. La aspérula

se

planta en grupos nutridos o a modo

de alfombra, indicada paro

cubrir

zonos umbrías.

» Trpo DE PLANTA

@o Resistente, perenne

SrruecróN

nrel-

Oq Sombra o sombra

parcial

Su¡r-o

APRoPLADo

e@ Húmedo, rico en humus

-48-

MullplrcecróN

Penms DE LA

eo

@

División, semilla

Hojas

PLANTA

Usos

oo Culinario, doméstico


IEurJrpaIu

'orrEurlnJ

@o sosn

aJlEu

sa

sa-Luvd

- 6b-

4vr ep lanbsa 'ugIsl^IC

se

ü vJ.Nrvld v-r ac

ora8r1

o

N9IlvfI-IdI-L-InIAI

ocYrdoudv orans

os ouald

o rvacr N9rfvnJ.rs

auua¡ad

'aluarssa¿

oo Yr\\'ld l:

_

-:-

ñ

r

t

'alDutD un ua opuo{ ap o1uo1d owo) Dpvwapp {ntu sa

anbuno 'a[o¡1o{ osuap ap osnqtD un opuoruto{ »a.D sand oppdsa olpnw antnbat n¡o&at

7E

'o^rlBlaSarr osodar ap ugrf,Elsa

EI aluEJnp otuaruoru rarnblenc ua

o ouoto ua urJ EI

ap ugrczrudas Bun uoJ suputuuld sBlual o oluaIurIJaJJ ap saJrdg uoc zrvt ap sauolf,Jas atuulpeul ¿oudplnut aS 'uglJutuuld ns ap oue raJJat IB uetJaloJal as saJlBJ sE-I 'surusrru sEI ap ugrsuatxa EI JEIortuoJ oslJa¡d sa IS saJIBJ sEI B souEJJaJ soral]sEr sollEl sol uBuIuIIIa as anb 'asJBJas

v vzaduta anb Eplpatu

E

odulau

ouolo ua Epod as

1u

afEIIoJ

Ig 'ru z'I e T ap sa IBluJou BJnllE ns ualq IS 'saclel sns oprpuatxa raqvq Á souu soun ap oqur IB ope8reuu raquq 8'I l;zueJIE apand 'auua¡ad vao1qleq EtuEId zun ap sEJt ur

asopugturt unz 'sand orcedsa oqJnru Bllsaf,au zqvBat --1 'oaJglor^ Irtze ap sEllloq ep BruroJ ua sBIIIJarou sEsols'i::

ap sulsandurof, salBJoU s¿Erdsa uof, ouzral ua

opzui.:: 'u:::-:

'ousarJ Ie oprcarud atuuBala a fBIIoJ un aasod BI JeJrJuuapr u¿das soood soun olgs anb apuard¡os 'rrri:: EI ap sosn sol aJqos aluelsrxa oluarrulJouoJ uB¡8 lE as3i 'sulslJnleu szpuall seunSlu ua uBE Elual ap 'EuISc---: Eun oruoJ uuJrlsuru es I uudnqc as anb vZmute E:e::--: q ap setsrlordsap saf,IEJ 'zrle?at ap soled sof,Itu?::-: sol ugrzpro)ar B!^Epot sa¡ol¿ur so-I 'so13rs af,Er{ apsap -¡ opun6 o^anl{ Ia ua I ¿do¡ng ua B^ulnr es zryvtat i:1

.1 '+

il ,

,,

ZI-IV'EU Dzllry,tt{túl

D,LqDF

B

s0q)2u| 2p Dlnt


Guía de hierbas

ñ

e

Hyssopus officinalis

HISOPO es muy adecuado en un jardÍn de sus cualidades decorativas y su agradable aroma. De aspecto similar a la lavanda, presenta espigas florales azules, a veces blancas o rosadas, que aparecen desde mitad del verano al inicio del otoño. Tanto las flores como las hojas desprenden un intenso olor a almizcle. Se trata de un arbusto enano que alcanza 60 cm de altura y aproximadamente la mitad de extensión. Dad a la forma compacta de la planta, su cultivo resulta indicado en recipientes o como seto informal bajo dentro de un jardÍn de hierbas, aunque se debe tener en cuenta que alrae a avispas y abelas. Para la formación de setos hay que plantar esquejes de raíz en primavera, espaciándolos 30 cm, y una vez que hayan arraigado es preciso recortar los setos con regularidad para que mantengan un perfil uniforme. Las plantas en macizos o arriates se podan al nivel del suelo a principios de la primavera para estimular el nuevo

E

I cultivo del hisopo

I-hierbas por

crecimiento del arbusto; en cualquier caso, los vástagos pueden resultan dañados durante un duro invierno. Con el tiempo Ia planta se deteriora y conviene reemplazarla tras cuatro o cinco años, tarea que probablementerealizarán las propias plántulas de diseminación espont ánea que hayan arraigado en el jardÍn. La planta se puede reproducir también mediante esquejes tomados en otoño. El hisopo borduras

es ideal para la

y

formación

de

setos bajos. Asimismo constituye

una hermosa planta cultivada en recipientes.

5 Trpo DE PLANTA

oo Resistente, de

SrruecróN tpEel-

0 Pleno sol

Sunlo ApRoprADo

oeo

@0 Fértil, bien

MulrrplrcecróN

drenado

hoja perenne, subarbusto

Esquejes, división, semilla

PARms DE LA

pLANTA

@€, Flores, hojas

Usos

oo@ Culinario, doméstico,

medicinal

-50-


- t§-

opBuarp

oJrls?IuoP

'oJrl?IusoJ

g@ sosn

arlBu

ü vrNvrd vr ac saruvd

oc\ildoudv o-Ians

N9rfvfr-rdrflnIAI

0a

e

ualq'alqBldEpv

u9lsl^lc

Ios ouald

O Tvacr

N9rfvnJ.rs

auuarad 'alualstsa¿

o@ vrNV-Id ao

odII

ñ

',euuueJol¿, 7 oruof, o euuueJoa sr4 oruoJ u?rqruBl apua^ as u4ruoJ oIrII Ia 'pBplpun¡ord

¿cod e opztuzld t{ aror¡radns BI v olalurzd e:utozÍt Ia rauatuuru anb Áe1'sefoq ap orluvqe un ¿8uat EpIp¡,rIp ugrJf,as epw anb ap asopug¡ntas¿ 'ugrJBJolJ q sEJl

ouBra^ IaP sopBrpau B sEruozrr sol JIpl Ip ,{ teualuasap ua alsrsuoJ ugrJuJrldulnur ap BIIrJuas sgur BruJoJ u,a 'sotsnq Je e etua{ o oaJgqJar{ atBIJrE un ua uputuuld aqzf, 'szqrarq ap ulprzl Ia ua a]uarf,rJns ot¡u dsa ap auodsp as ou IS 'soUB soun atuuJnp saruldurafa ap odn¡8 un ap oprdurnrJalurul olpln) le eJed euoz Bun Je^rasar auahuoJ alqrsod sa rs I 'ugrcetueld ns ap sgndsap ouz raJrat Ia Etszr{ oqBJ B re^all apand as ou svutozÍJ sol ap ugrJf,aloJal B-I '(vrJarl B rolo uauau esJBJas ap seluu) suutozlJ sol opzJas uzq as opuznJ atuarueJru4 apuardsap as 'Blalol E o BIIrurB^ B 'ou11 Iap Bruorz orepupra^ Ia ualq IS 'elqzpyt?v

anbun¿ anuat

zrcueBu

r; Bun uEIEqxa

saJoU

fl

1

sB-I

'soprl9J sBrurp u3 salorJadns sEJntlE u,zuv)Iv o¡ad 'BJntlE ap ruJ 09 soun ap EIIof,Eru Eun BuJoJ utuuld B-I 'uglf,Ernp ap suueuras ap rud un uauau I ouzral lap orJrul IE ua¡a¡Bde Inzv, atup un uoJ suJuplq saJou sB-I 'olans Iep svr v uaJaJf, anb soaugJJalqns seruozrJ sosan¡8 sol ap satuaS¡arua supr8p sEpEIoaJuEI sefoq ap of,usuatJ¿ruJ of,ruv,qv Ie uo) 'opllgd opzqrzq-T ol4l ap pzparrzl Bun e ¿)¿red as Errua.rolc ap olrll I 11

VI)NEUO-I{ EC OIUI-I ,vull uar o I{, D)lu?u,,uTg s!,tl

q

sDql?nl 2p D!n)


Guía de hierbas

ñ

Isatis ttnctoria

GLASTO T\.1 glasto, llamado también planta del tintorero, se Ll obtenÍa el tinte azul tradicional empleado en Europa para teñir prendas de ropa y embellecer el cuerpo. Su fabricación es lenta y desprende un olor nauseabundo aI

fermentar las hojas trituradas, de modo que sólo los tradicionalistas más apasionados utilizarÍan glasto con tales fines hoy en dÍa. Aun asÍ, resulta una planta de gran interés paraincluirla en cualquier colección de hierbas por su fascinante historia. El glasto es una planta bienal que alcanza una altura de 60 a 90 cm, de aspecto escuálido y poco atractivo durante el primer año de crecimiento; sin embargo, con la floración

a principios del verano del año siguiente, algunos d,e los ejemplares forman una gran mancha de color amarillo difÍcil de ignorar. Las flores se parecen a las de la mostaza blanca y la colza,, de cultivo extendido actualmente por eI aceite que producen sus semillas. Si el glasto se cultiva para la extracción de tinte, huy que recolectar las hojas regularmente antes de que fl.orezca la planta. Las plantas de glasto pueden adquirirse en üveros de hierbas especializados, pero se reproduce con facilidad siembra de semillas a principios o mediados del

ffÍ["te El glasto resulta muy vistoso

al Jlorecer,

aunque tal vez sea preciso entutorarlo si la planta presenta un aspecto escualido.

Trpo DE PLANTA

SrruectóN toret-

Suglo

APRoPIADo

ao Resistente, bienal

MulrrpltceclóN

Penr¡s DE LA PLANTA

Usos

Hojas

Doméstico

o Pleno sol

Fértil

Semilla

-52-

o


ñ

-e9IBurJrpalu

'oJrls?tuop 'orJEuIInJ

@

ege@

su[og

'onuerocaq

sosn

vrNV-Id v-I AC

BIIruas 'safanbsg

opBuarp ualg

'BpEJIIaC

Erqr.uos o los ouald

B^rlsnqrE

lzrcrud

CO

o@ SilUVd Nglfvfl-Idlrlnhl

ocvrdoudv

o-Ians

TV:ICII

NgIIVnJ.IS

o(D vINV-Id aA

odII

'v)Ílvtta u( ulual ras alans ugIsEuIruJaS Bdn¡ 'sBIIIruas atuulparu asJlJnpo¡dar apand u?rqurul anbunu 'salanbsa Jod atualuatuara¡ard zcqdUlnru as IaJnBI Ia 'EJaABIxr¡d ua olsan ap EluBId BI JBIquBc anb f,nq'ostoatd sa IS 'ouBJaA ua aluaruleuolsuJo olans Ia Jlrlnu ap sgruapu 'vtuvt¡ BrJaIt uo) solsaE eted olllluuur ep osn o^Illm I1 Ia aralnbar sauotaJzlu o suull ua sztuzld ap

'ol{

odruart Ia aluulnp

sosoulurnl sar{J¡od o sopEJIpuI sorapuuJa^ul ua olre8alord SBuII ue IaInBI Ia JBAIIInJ eual^uo3 'SouJaI uI SopnJJ

L

uoJ sauot8al ug 'BIJBSaf,au uglf,catord EI uauolJJodoJd anb Solual^E¡of, JBluEAal auahuoJ anb ol ¡od 'ugIJEuIqIuoJ uEtuJoJ SalJanJ soluall sol l,

Joad

ul

sulnlzradulal ap suunSlz

'saluatdt)af, ua Toapl

sB[Eq sE-I 'sBpEUEp ]Etlnsar uapand szfoq sns

'aTtotat lpg{ 2P

o§nq)D 21u21»x2 un owto{

'' "

i ::[L,;,I,fi :::: i ;l',:i,:;:t

'sEJnJSo sapJa^

satuzlllrq suloq sapuurS

J;,

p)nqll

i# :lX",

su1 re8ser1:sv JEUAa

vrcd,'urprul ap s¿ra[U e rupod ap su¡alq IESn alqua;ard sE 'rzln8ar upod I a¡of,e] aluelparu lu B'T ap EJnllE Bun ¿8uatu¿ur anb alqrsod sa anbunu 'ouanbad Ioqlg un o

apuur'",'i,ni;#,:E::I j,"j"?,'J;'Jtrj,:j::,'J:i,:n-u q ap salBuIJ V 'esv) Bun sutnulrulp ua¡a¡¿du ¿rarr¿uud

ap EIasEIl o EJatuEIap Bpurlua EI opuuanbuu¡ suull ap :ud un ua atuauodun otJaJa un EaJf, d soU¿d eted utueld otuoJ atuu8ala otusltulsu Btlnsar opupod IarnBI IA 'lzurloJ oqaslp ap ulpr¿lun ua lur]uaf, oluauruuJo elualaJxa un alnltlsuoc 'souof, o sBlaJSa ouroJ 'sBJIJl?uroaE sp¡nBIJ ua opulloJaJ-f 'd seqraq ap ulprel u48utu ua ]EtlEJ apand ou IarnEI I 11

-IAUf^IV-I slllq,ou sn,Lnol %

s0q)7n4 2p

»

Dlnt


Guía de hierbas

ñ

Lavandula

LIEGO /LAVANDA E I espliego o lavanda es una planta imprescindible

en

!-todo jardÍn de hierbas.

Cultivada tanto en un macízo o arriate, en una tina o macetón, o como seto, constituye una de las hierbas más atractivas y aromáticas. Tiene también tradición como planta de jardÍn rural o campestre, provista de un folla;e aromático verde grisáceo y espigas olorosas de flores azules o malvas que aparecen desde mediados del verano hasta principios del otoño. Dada Ia multitud de especies y variedades existentes para elegir, conviene considerar el cultivo de una colección de lavand.as, entre las que destacan L. angustifolia

(sinónimo de L. spica) 'Hidcote' (azul púrpura), L. angusti{olia 'Munstead' (azul lavanda, de hojas verdosas), L. x intermedia 'TV,rickel Purple' (azul lavanda) y el cantueso, L. stoechas (flores color púrpura oscuro en densas cabezuelas terminales en vez de espigas alargadas).

Existen además variedades de flores blancas

y

rosadas,

aunque carecen del encanto de los colores más tradicionales. Todas las lavandas alcanzan de 60 a 90 cm de altura. Las plantas se recortan ligeramente con tijeras de jardÍn

Lavandula angustiJolia

en otoño o en la primavera siguiente para mantener el arbusto denso y cuidado. Puesto que incluso las plantas recortadas se deterioran con el tiempo, conviene sustituirlas con nuevas plantaciones al cabo de unos años. El espliego se puede reproducir a través de semillas pero se multiplica preferentemente mediante esquejes que enraízan con facilidad en primavera o a finales del verano. Mediante este método se garantuza además que la variedad resultante sea idéntic a a la original.

'Hidcote'

ñ., --

B Trpo DE PLANTA

@o Resistente, arbustiva

Srruecróx IDEAL

o Pleno

so1

Surlo

APRoPTADo

MulrrpucRcróx

Penr¡s DE LA pLANTA

Usos

a0

oo

@@

@@o@o

Adaptable, bien

Esquejes, semilla

Flores, hojas

Decorativo, cosmético,

drenado

culinario, medicinal, doméstico

-54\_


ñ

-99-

oqo{ltsn8uo

Dlp2u.u2lu1.

,pDzJSUnW,

pydm¿ p4)!ML

x

Dlnpuot\Dl

DlnPuDt\Dl

-{#

's?lDsol

uü ugota{nd Dl D

uoulqwo)

'solsnqfi

aryua {,

szl0ttlD u2 u?tqwDl ows s0qDlq ?p ulp)Df ¡a ua olQS

ou'ugrsn{otd

uot uoyuo¡d 2s sDpuD^Dl sD1

q

sDq)lul 2? Dln)


Y-

Guía de hierbas

ñ

Levisttcum officinale

LEVISTICO

E

1

levÍstico es una hierba perenne de denso follale que

!-alcanza aproximadamente entre I,5 y l,B m de altura.

Las inflorescencias en umbelas compuestas por florecillas amarillentas aparecen a mediados y finales del verano, pero la principal caracterÍstica de la planta son sus hojas, semejantes a las del apio aunque de mayor tamaño y con

uno solo de los que germinen. También es posible sembrar las semillas en tiestos o semilleros en interior y traspl ant-ar las plántulas. Los ejemplares bien asentados no admiten la división pero se pueden multiplicar por esquejes de raí2. El levístico requiere

su mismo aroma. Por sus dimensiones, conviene cultivar el levÍstico en la parte posterior de un arriate, donde su altura no represente

mucho espacio pero resulta apropiado para rellenor claros

ningún problema. Aunque no es muy apropiado en jardines de hierbas formales con arriates pequeños, su cultivo resulta indicado en rincones demasiado sombrÍos

en un arriate por su denso follaje , así

ullr

^ 11.*.

como en jardines

para plantas que necesitan mucho sol, pues prospera tanto

de hierbas.

Pues es

a pleno sol como en sombra parcial. No huy que dejar secar las plantas jóvenes, y en climas secos el levÍstico requiere riego abundanre. El empleo de un fertilizante equilibrado a principios del verano permitirá mantener las

)'apena de altur que se

C

aparece:

plantas ügoros as y brillantes.

tallos sc Se re

Las semillas se siembran en asiento durante Ia primavera

y se entresacan los plantones conservando en cada lugar

arriate

B

c

I

A-

Ttpo DE PLANTA

@o Resistente, perenne

Srruecróx rorel-

0c Pleno sol o sombra

Surlo

APRoPTADo

Mumplrcecróx

so

@e Fértil, húmedo

parcial

-s6-

Esquejes de raiz, semilla

Penrrs DE LA pLANTA

Usos

@96@

@o@

Hojas, tallos,

Cosmético,

Resist

raÍces, semillas

culinario, medicinal

pere

Trpo


IEurrrpehl

sefog

vrNv-rd

Bllrruas

'sa

--

ts-

alqetdzpy

[anbsg

o@

@ sosll

vI

ac

§

saruvd N9IfvfIldIr-InN

ocvrdoudv

orans

lercrud ouald

Etqruos o los

@o Tvacl

N9DVnrrS

auuarad 'alualstsa¿

o@ VrNV-Id aA

OdII

ñ 'tat\llln) ap lpg{

anbun¿ 'lEluJoJ seqralr{ ap u}pr¿[un ua o seqraq ep a]BIJIE

un ua saruldurala ap ¡ud un rutuzld EpualuoJal aS 'szlaqu su1 z:zd salqlJatede lnur uos solle] Ia atuuJnp uacarud¿

{, ott\tgtd {rut ond ovppuv ap

sol ap ropaparle sepudnr8z

aluatD) oluo¡d oun s2

ouEJaA

anb sEruEIq sarog szganbad su1 'ofuqe BIrBr{ uulqop as anb sope^r saproq ap sEpBBnr¡B sufoq suganbad uoc 'Erntlu ap urJ 09 soun ap Eluru Bun BruJo{ 'opeplnc a¡atnbeJ seua de I' 'soputoBe ,{ sarqod solens BJalot auua¡ad ztuzld Btse sand

otqnilo* lE

rqdurala un vted otc¿dsa JBArasaJ Buad q aJaJaurLZ 'orqnrJerrr Ie B^ulnf, as za^ eJvJ vlp ua lo,{ anbun V

.OUEJAA

Ia atuuJnp salanbsa uzruo] as o 'urJ sZ soun solopugrcudsa olrtrurJap ru8nl ns ua uutueldseJt es sauotueld so-I 'aJq[ ¿4v IE oJallruras ua o sarorJalul ua 'EJaleun-rd z1 ap sopzlpaur E sBllrues ap BJqruars aluErparu EAIllnJ as alualulBluJol{ 'sa^Bns s¿Jqruos u?IqluBl

Bralot 'los ouald aragard anbunu 'sand

pBpIIItESraA

ns ¡od vzrlet)eJeJ as olqnJruu IA 'BJalztutrd ua rzpod ap sEJa[h uoc sEfal sztuzld sEI rztroJal ostca¡d sa 'o]snqJu Iap EruJoJ BI Jaualuuru EJBd 'sBqJaIr{ surto uoJ olunl saluardrJar ua ,( solas ap ugIJBruJoJ v¡ercd ESn es u?Iqruzl

¿lcuduoJ

OIBÍIUUVN affi7lnL u,Ln!QnttDw

q

v

s0qDnl 2p D!n,


Guía de hierbas

ñ

Melissa officinalis

MELISAI TORONJIL a melisa es una planta de jardÍn rural cultivada por sus hojas con aroma a limón y por sus utilidades como hierba. Tan decorativa como beneficioSa, resulta imprescindible en cualquier jardin. Es recomendable plantarla junto a un paseo o en un arriate bajo, donde el caracterÍstico olor a limón del follaje se desprenda al rozar

I I

sus hojas.

En verano surgen los ramilletes de florecitas blancas que, si bien carecen de atractivo, resultan un deleite para las abejas, como sugiere su nombre de "melisa". La planta forma una mata esférica de 60 a90 cm de altura, con hojas

Melisa

fficínalis

similares a las de

la menta. En climas cálidos

puede

alcanzar hasta I,2 m de alto. Aunque prospera en suelos secos, su perfume resultará más fuerte y agradable si se

cultiva en tierras húmedas y fértiles. Se frata de una planta perenne herbácea que puede

La melisa se debe

plantar donde

sea

posible rozar su aromatico follaje.

B Trpo DE PLANTA

eo Resistente, perenne

SrruecróN ro¡el

Suelo

APRoPTADo

oc

@e

Pleno sol o sombra

Fértil, húmedo

Mulrrplrcecróx

oeo Esquejes, división, semilla

parcial

-58-

Penrrs DE LA PLANTA

@ Hojas

Usos

@@o@ Cosmético,

culinario, medicinal, doméstico


-65-

,plot llv,

a

ñ-

'opDztquos

m?n¡un ond

lDaW

ugndo atuvllltq Dun s2

,plo)

llv, ?D?auDL 01

un

uud ppw?ul

Dstlal,tt Dl

g4nb

sa

sgltt Dl

Ios Ia Eralot (,uarny, Bpuulluouap u?IquIBl) ,vlvBatte¡, 'sauoJruru ue^lanl as I uuuranb

D1

'ouzra^ 1ap sordtcuud e afz¡o¡ oAI]EruBII un u¿¡8alut anb olllrztuu ap supzcrdlus sEloq etuasa¡d r( atran;

2TDLUD OSO]51^ t(,

osouttunl spltt

,plo&altz¡, ?D?atta^

as sufoq sz1 Ios ouatd V 'lutcrud Blqruos uoJ o opualquos elerrr un E BpEIop Btou Bun auod ,PIoD IIV, pBpaIIBA B-I 'soIJqruos opBISEuap sarutnl ua uBAIllnJ as ou IS 'solsnqJz v atua{ o oaJgqJaq ¿lvrtr un ap oulruI?l ¡arut¡d Ia ua Supurdo¡du uos supu8ar tvn t{ SBpEJop sapBpaIJBA sul

svcv9llw^

BI

uaprard

I

SAAVAiluVA

'pntua^nl ns ap auJoJlun EruJoJ selrsaJxa uzllnsal sauolsuau4P sns sand 'sogu

sa¡ o sop ap sgul uof, sutuuld svI rezvlduraar auahuoJ '¿¡arr¿Uff¡d

EI ap saluurJ E salanbsa Jeruo] BPualuoJar as 'seJzldruafa alqBJapISuoJ olau4u un JElISaf,au ap osBJ Ia ua í, 'Eranuun¡d ua BIIo)Bru BI JIpl lp ua alsrsuoJ uglJzcqdUlnur

ap

ap olllruas sgur opot?ul IA 'sEIIIuras sBI ap Eaugluodsa ugrf,Bulluaslp ap szlqugld suun8le raJaJJ ualans

I

'utua1 aluaruleraua8 sa ugIJBuIurJaB ns anbunu lszl¡ruas

o

salanbsa 'ugISIAIp

¡od

pBpIIIJEJ

uoJ asrectldplnu

(,oatny, a? oltnuguls) ,o1o&auo¡,

B

sDqtznL 2p

Dln,


Guía de hierbas

ñ

MentLta

MENTA jardin de hierbas puede considerarse completo sin un par de variedades de menta. Las que aparecen en estas páginas alcanzatt una altura vertical de 30 a 60 cm

NTingún

I \

y una extensión que aumenta constantemente a medida

Mentha spicata

que se propagala planta a través de tallos subterráneos si

(menta común)

no encuentra obstáculo alguno (ver pp. 61, 62 y

63).

(Mentha pulegiltm, el poleo, es una planta rastrera descrita en la págtna 64.)

En numerosos centros de jardinería y herboristerias se venden más de una docena de especies distintas, y basta con la mita d para formar una colección muy interesante tanto para el jardÍn como para la cocina. La menta común (M. spicata), cuyo sabor y olor se asocian en seguida con el clásico caramelo, es la más cultivada. Todas las especies necesitan las mismas condiciones de cultivo y presentan espigas similares de florecillas malyas azuladas o púrpuras a finales del verano que, al carecer de atractivo, es preferible cortar con tijeras de podar a fin de realzar el aspecto del follaje. Pese a su tenaz instinto de supervivencia y su hábito invasor, la menta responde bien al cuidado y atención, no asÍ su cultivo en ambientes secos y cálidos, cuando enfermedad,es tales como el moho o Ia roya suponen una amenaza. Para estimular el crecimiento exuberante de su frondoso folla3e, debe criarse en suelos húmedos y con sombra parcial. Cuando envejecen los brotes y las hojas se mustian conviene recortar algunos vástagos al nivel del suelo para impulsar el desarrollo de los rebrotes. La menta se planta en un suelo trabajado previamente con mantillo de jardín o estiércol en abundancia, dejando un espacio de 23 a 30 cm entre ejemplares. Se puede multiplicar por diüsión de las macollas establecidas en inüerno o en verano o por fragmentación de estolones

I

B Ttpo DE pLANTA Srrueclóx

@o Resistente, perenne

roser-

oc Pleno sol o sombra

Suslo ApRoprADo MulrrpuceclóN

e@

e@

Húmedo, fértil

División, estolones

parcial

Penrrs ,;^

PLANTA

Usos

@@oo@ Hojas

Cosmético, decorativo,

culinario, doméstico,

medicinal

-60-


ñ

-t9--

G 2sopu?lpu21x2

oZuotlsow)

'oaspd un af,qos

(opo&arntt

oSOlslA

su2lozLDns

,{rut

Dllnsil opo&auot

D141u2W

ozuu.tls0u ltr

'selullsrp suluaru sEIJEA v ucqdu as sand 'upuutuualap e rlnqlrtu aP IITIJIp arquoNl ,zdsu3,

A

'f

arradsa Bun

'sBIJEf,rJItuapI IB ueJontnba as sot¡adxa sol osnlJul sand sESnJuoJ rellnsal uapand 1se unu

anb 'saunulof, sat¡adse sEI ap Blro lvtt EI JaJouoJar vted qn¿d ap ua^JIS szufiVd sztsa ua szprJarJo U9IJBJIJUUapI

ap saledrcut¡d sBf,IlslJatJBIEJ L

sauoIf,BISnll

sE-I

svcIVNoIf f a-Ias slllf Edsa

ulr

I

E E uz]uz1d as ,( sauololsa

B EtaJBuI BI

al¡¿d

otsau ue opualuod ¿Euolord as Eqf,asoJ ap opopad 1E 'souu saJt epw ugroauuld

Blanu Bun runlllnf, aualluof, alqrsod Sa IS ,{ 'ouJarlrut 'u1pru

ap Ia ua EpE^UIn) BI ap satue satu un grpuodsrp as anb BI 'zcsar; pluatu ugJlf,npord u¡4 EJauo[B¡ ua o SoJapBuraAuI soprlgJ ua supu^Itlnr sutuuld sB-I 'sopuoq solsall o

szlapuuq ua peplpuryord ap

sounSle uzJJaltuasap as ouJallul lap salBuIJ V 'lolralul Ia ua znl uoJ BuEluaA Bun u olunl BJolof, aS o orapuuralul B^all as,( IxJ ET soun etuzld BI ap ¡or¡adns upod ag 'ouurel lap salBuIJ B sarzldulala sounSlz

un

e1

sz1 ra8alo¡d Ia atuernp BJIugBrc EJnuaqof, Bun uof, sutuuld

anb Áuq'utuaur ap sepupltuzf, sapuer8 uuqJasor as IS 'ulprBl

ap uetJaJul suuaSgtzd sztodsa

se1

1a

onanu

anb lpadrul EJBd ErIl

as o uruanb as opur{f,asap IEIratBru I['rupod rp sBJa[U s¿un ap asoPu?IAIIS 'ogolo ua olans lap Ia^Iu IE saloJq sol IBUoJ

auarluoJ 'sapupauJaJua sBI rueqruoJ 'EJaAEunrd

e1

v

tvpn{v

eJv¿

ap sordtcut¡d o oursIAUI

.

Iap salzurJ v uIf, g v uBJJaItua as anb '(sorarlszr solet)

'ol.tDuqn) osn

pnd Dp»tpul Dl

'tlytulol Dluaut

sa

sput Dl sgzmb

'olpttds Dqluary

B

soq)7tu 2p Dlnt


Guía de hierbas

ñ

muchas de ellas hÍbridos, de hoj as rízadas, enrolladas u onduladas, que carecen de utilidad en cocina, aunque aportan variedad e interés a una colección de mentas. M. x gentilis, sándalo Con olor especiado similar al de la menta común, presenta hojas con peciolo corto apuntadas por ambos extremos. Se cultiva normalmente la forma varlegada, muy caracterÍstica por las listas que contrastan en amarillo a 1o largo de las principales nerviaciones de las Ltts hojas de la t'ariedad'Citrata'

hojas.

M. Iongifolia, menta de caballo De hojas grisáceas, muy

dcspidcn ut1 ttltcttso Groma a agua

vellosas, más alargadas que anchas, con cierto olor a moho. No se aconseja su uso culinario. M. x pipuita, menta piperita De hojas pecioladas, vellosas y finas. Se com ercializan dos formas: la variedad negra, de tallos púrpura oscuro y hojas de hasta 6 cm de longitud, y la blanca, de color verde más claro y hojas que alcanzan hasta 7,5 cm. Su olor caracterÍstico la distingue de las

dc colonia cuando

demás especies. Se emplea para preparar un refrescante té de menta. M. x piperia 'CiÉata' Especie lampiña, de hojas finas, tersas y estolones púrpuras, con flores purpúreas. Expuesta a pleno sol desarrolla un intenso aroma a agua de colonia y aparece teñida de púrpur a. A la sombra el color tiende a

cobrizo. Se emplea como hierba aromáLica en popurrÍs y Como el resto de las mentos, el mastranzo

variegado se extiende con rapidez, aunque

un macizo entero de

esta variedad resulta

realmente llamativo.

I %

fLl Mentha

x villosa

'Alopecuroides'

-62-

se ü'ittü'an.

t.; jr

I L .

\,zy

\/i' í

.

/Y

l!

Menthaxpiperita'citrata


(oynúd oryndtd

-e9-

oruaw) x 'W

,odstt3,

'Eluaru L vuvzueul e BruorB

uoJ sBJuBIq atuatuecUcgrd sBunBIB t{ EluaIJ oJuBIq sEpBJrdlBS sB[oI{

Brua^ervr,,uof,

ua

uoJ

'opBBaI

wL

ozuBr1SBIu

ap

Ia ',s¡ztaUBA,

,rrrorl'J:T:i;:r*r::':;"'ff:r:*:

EpEuTBII sA 'susolla^ I supz8nuu 'supeapuopar soso¡d lnur sollut aC ozuvrlswr'sgopuruotx'hl 'Brua- ,p dsps ap

sufoq

I

ugrJeJzda¡d vy emd BpEJIpuI uul sa ou roqus ns ¡od ualq rs 'lalur uoJ BpBzlnpue Bplqaq Bun ap uglf,uroqEla BI ua

'suq.tatq ap

u!?tzf¡o to1ot ap ad1oB

un otndo opo&arn^ olDpuDS lap

osoJsl^

a[o77o{ 71

'Eluaul

ap ESIBS alualaJxa Bun JBJoqEIa emd aAJIS 'ElJzlf,aloJar sgur epeu BlIqJrBtu as anb olsand uqoeztlzlJJaruoJ ns aluanJarJ sa ou anbunv 'Bluaru BJlo uun8utu oluoo soJas solans EIalol 'aluzraqnxa oluallulJalf, ac 's¿PBaPuopaJ susollal 'sapuu¡8 'ololJad uIS sufoq aasod 'e![o1lpun]oJ

I

'W L Blerlds 'hl ap oplrqll{ un oluor sounBIE rod

EpBJaprsuoJ sel/\l,og aP Eluaru'.saPlo¡n¡adoll, eso[IrA x'w 'olla^ ap salu¿rv) I salu¿lllrq

sapJa^'sBpEIoaJuBI'ololf,ad ap sBluaxa aluarulelol o BJrtlgld sufoq Bluasald 'oIIBuIInf, osn v,N,d BpB^IllnJ sgul q Á'Etuaul ap BSIES vl tercqula vlvd aluaruluulrou ualdura as anb pEpaIJBA EI sE utttuol Bluaru 'qrlds 'W 'alualdIJaJ

un ua o aIBIJIE un ap aluElap IEapI BqJaIq Eun ua aual uoJ O€ soun ap Elf,BdruoJ ztuzld Bun sa 'EpE8at¡un BruJoJ EI alualulBlJadsa ',ozt¡vtlsBur Ia

vl anb ol 'zrntlz ap uIJ

(opo&altort o1opups)

,olo&auo¡,

%

st1qua8

x alluary

s0q)7u| 2? Dln)


Guía de hierbas

ñ

a

Mentha pulrgium

POLEO

E 1 poleo es una planta muy apropiada com o tapízante, l,-con pequeñas hojas ovales repartidas de modo

recipientes.

lo largo de los tallos delgados de 25 a 30 cm de altura que se desarrollan a partir de raÍces rastreras. Algunas variedades de esta especie presentan en cambio una forma más compacla y sólo miden entre I0 y 15 cm. Las hojas despiden olor a menta piperita aunque tienen un fuerte sabor amargo. Las florecitas de color rosa lila crecen en grupos a mediados del verano, añadien do atractivo a Ia

suelo, ind,ependientemente de su exposición

uniforme

a

hierba.

Aparte de formar un excelente taprz (puede servir incluso como sustituto de la hierba en céspedes), es capaz de crecer en grietas y sobre áreas paümentad.as, pero requiere riego regular en climas muy secos. Su cultivo

q

resulta también muy apropiado en jardineras

NTA

Trpo o

ü perenne, resistente,

De hoja

SrruecróN roser-

oc Pleno sol o sombra

parcial

Suelo

y

otros

APRoPTADo

a0

Se

trata de una planta que prospera en cualquier tipo de

No tomar poleo durante el embarazo nL excederse en su consumo ya que puede resultar tóxico.

ADVERTENCIA

MulrrplrcecróN

Diüsión, semilla

Penrss

PLANTA

;^ Hojas

Usos

@o@ Cosmético, doméstico,

medicinal

perenne

--64-

sol,

protección en invierno. Se cultiva sin dificultades por siembra de semillas en primavera, aunque se multiplica con mayor facilidad mediante división.

eo

Adaptable, pero bien drenado

al

aunque los lugares húmedos y sombrÍos favorecen su crecimiento exuberante y ügoroso. No obstante, incluso en condiciones propicias conviene renovar la plantación cada cuatro años. En climas muy frÍos, el poleo necesita


vrNv-rd v-I ao

sosn

@

e

sz[og

orrBuunJ

-99-

uglsl^Ip 'salanbsE

eo

opau+q'lpr?J

€@

sa-Ltrvd NgIfvfI-IdIrlnIN

ocYrdoudv

o-Ians

lerored ouald

Brquos o los

@00 N9lfvnrls

rwICI

auua¡ad 'alualstsa¿

vrNV-Id aa

odlf

h

ñ 'eluuld BI ap orJlJaueq ua souE serl vpn asJBJIl)EJd aqap osEJ oPol ua anb uglf,BJado 'apuEJE BIIo)Bru Eun soluaruBe4 ua rlpplp uoJ Elszq anbun¿ '¿¡arruun¡d ua salanbsa Juruo] ost¡ard sa sarzldutala ap pBpI]uEl

uut? Bun rucrldrtlntu vrvd 'saluelJJof, ocod sztuzld ua sopezrl¿rcadsa sorall^ ua o sBqJaIq ap saJopEAItlnJ

ap l-nnbpu apand as Brauorull 'odru¿o ap

stoutu8Jeq v1 BSBf,

Bun ap ulprel

Ia ua ualq o 'oplJolor I BJrulB gteuod¿ anb sol B 'suqraq ap saurprul ua BpIqBJ aueu u?lqurzl 'soa]gqraq satulrre eted Baugpl ztuuld Bun ua aUaIAuoJ EI anb o1 'szsodr¡¿ru d sulaqz ap

pntltlnur e eenv r('ouzla^ Iap sopulparu

B af,aJou

opuenJ Jolof, ap Br{f,uzru uprdnt Eun BruroJ utuuld z1 'so fa

qo {.

spso dttotu pm d

.u?tqlilD]

ovtpztlv uot7 ap 'lDluautvu.to aluautvutns wupld Dun

sa

Bropolnlf, BprBuoIAI

'utoru¿8raq BI E TBIIIuIS EruJoJ ap uzaldura as anb l, 'uernlt¡l as opuunJ ugurll B rolo atranJ un uaprdsap anb salz^o I supztu¡rdu suloq ap ¿lsrrro¡d'oduratl Ia uoJ apuauxa as anb BIIolBru Bsuap Eun BruJo{ 'oJ¿1f, BSoJ roloJ ap saJog ap sodnrB rod BpBuoJoJ

'ur E'I e I ap BrrulE Bun uof, 'seJzt¡¡z etvd upzrdordz ztuuld Bsourar{ Bun sa BJauouII ¿loulu8Jaq EI L/ 'euúprp vpJeuory anb u+ruoJ souatu o^ulnJ ap anbun

V

VUANONI-I VIONV'UAS Df,oPD!,Llp Dp)Duow %

v

soqDt\ 2p Dlnt


a

Guia de hierbas

ñ

Monarda didvma

BERGAMOTA E sta hierba de gran utilidad, conocida también como té l-de Pennsylvania, es una planta de arriate muy popular cultivada tanto por sus flores decorativas como por su folla;e aromático. Las flores tubulares, agrupadas en los extremos de los tallos de I a 1,2 m de altura, llorecen a mediados y finales del verano con un color escarlata brillante. Existen variedades de flores color rosa, salmón, carmesÍ, malva, púrpura o blanco, que dan pie a creaciones de exuberante colorido. EI néctar de las flores atrae a las abejas, asÍ como a los colibrÍes en los paÍses donde habitan.

Aunqu,e para muchos el mayor atractivo de la bergamota radica en la belleza de su flor, son las hoj as de color verde oscuro con aroma a resina las que justifican el interés por su cultivo en un jardÍn de hierbas, pues constituyen el ingrediente aromattzante del té "Earl Grey", además de tener otras aplicaciones culinarias. Su agradable fragancia persiste incluso cuando la parte superior de la planta se ha marchitado, pues hasta las raÍces desprenden un suave aroma.

La bergamota se planta en tierra traba.lada previamente con mantillo de jardÍn o estiércol, que se debe cubrir con pajote cada primavera.

La multiplicación mediante siembra de semillas o un nutrido grupo de plantas, aunque basta con diüdir las macollas establecidas en otoño. La división se lleva a cabo cada dos años para esquejes permite obtener

impedir que el centro de la planta se quede sin hojas. Las variedades mencionadas se deben reproducir siempre a través de esquejes o por división.

1

I} i ,J

I

v

B Trpo DE PLANTA

@o Resistente, perenne

SrruecróN rorer-

oc Pleno sol o sombra parcial

Su¡lo

APRoPTADo

MulrrpucecróN

oeo

@e

Esquejes, diüsión, semilla

Fértil, húmedo

Penr¡s DE LA

@ Hojas

PLANTA

Usos

@@oo@ Cosmético, d,ecorativo,

culinario, doméstico,

medicinal

-66-


T

- t9-

oJrls?ruop

'saJrzr'sefog

'o^rlEroJacl

sBllltuas

'oIJBUIInf,

g@@ sosn

ñ EI anbunu

eü@vrNv-rd Yr ac

sfruvd

Ellrluas 'uglsl^I(I

IBIJ red u-rquro5

@

salanbsa soganbad a]uulpau

suruaru rutuqdsuJt uapand

lpr?{

oe N9lfv)l-IdI-LlnN

'epvll¿luasap Jas B gJIlsISar as aJpBlu eluuld 'Eural o alorq un uutual anb a¡du¡ats 'EJazruut¡d

ua soputuzld zret ap

ugrJuJrldplnur ap alqudaosns sa u?IqIxBf 'saualgl u¿as as anb Eeuetuodsa ugrJuulruaslp

ap sulntugld BJJaJ JultuoJua alqrsod sa atuarulzulJou uarq rs 'Btual ugrJuuru¡ra8 ep ras uapand sBIIIuas sE-I 'utueld 'ofodu ap ua^rls al zat ns v anb sutuzld szsoJarunu ap oplJoloJ atuzJeqnxa Ia rBllESaJ

Etsa ap ErJuatsrsuoJur BI vpep

oc\ildoudv olans

rvlcr N9rfvnrrs

auua¡ad 'alualsrsa¿

o@ vJ.NV-rd

aa odrf

auarluof, 'suloq sns ¡od a]uaruludt¡ut¡d unulnJ as osoJolo olloJrJad I, rs anbunz 'o^rtJBJtE otlelJ uauau opred JoloJ ap supz?teye sellruas uor vuvB ap EruroJ ua sulaqun sB-I 'ouJar^ul Iap pBllru ElsEq Bpuo{ ns E^rasuoJ ualq rs 'B¡anu ruud ua oluaIuIJaJJ ns uupnueeJ anb sutuuld s¿Jarurrd su1 aJtua EluanJ aS 'ouural Iap sotdtout¡d ,(' ¿ran¿uud q ap sel¿urJ v uaca¡¿dB anb 'sulaqrun ua supudn t?v vutarf, of,uulq rolor ap sEIII)aJoU uof, 'oqJalaq 'ur E'I v T'I ap-l Iap IB rulnurs afBIIoJ osourrar{ un aasod rrpau e rcBa1¡ apand al:od otlu ap auua;ad Eqralq nlt |1

h

arer{ aIEIIoJ ns ap ropra^ IA 'oargqraq o o]xlu ¿te:ur un ap opuoJ IB ru^Itlnf, apand as 'suqraq ap ulprzl Ia ua openrapz

ugJuIJ un BJluanJue as ou IS 'sEqJaII{ sBI ap er,rc,{evt e¡ emd salquro^EJ soprTBJ ,( socas salualqruz ua ualq Ep as oN '(urnpral oruoJ rrrrnsuoJ uapand as anb) sauroJlsnJ saJlBJ sBI ap ugrJBJrJrIrrEJ vf aIIIIJEJ anb oI{ olans un uoJ sollqun atuarulzrcred saru8nl arar¡ard BqJaIq EtsE 'sluz ,{ zqe8al v vrrroJu osualur un uaueu sullrruas sBI oruoc szloq sEI o]uuf 'Btuuld z1 ap ugrJzurruasrp BI rBU^¿ vted sBrJuaJSaJolJuI sEr{JIp lBuIruIIa 'a[o77o{ oso]sl^

ap sa

Dtulld oun

osotolo o11o{tnd 7a

'satof

sns ap

DllszpoLu Dl D zsa¿

I I

\

osouo-Io o-I-Ioclued DlD,L)po

sTUt{w

v

Dlnt

soqlzn4 2p


h

Guía de hierbas

ñ

Myrtus communis

MIRTO E I mirto es un hermoso arbusto d,e hoja perenne con un Lfollaje aromático verde oscuro de hojas pequeñas y coriáceas, con florecillas blancas aromáticas de unos 2,5 cm de ancho que aparecen de principios a finales del verano, seguidas a veces de bayas ovales negro purpúreas. La forma'Variega1a', de hojas verdes y blanco crema, es la más indicad a para su cultivo con fines ornamentales. En condiciones favorables las especies de follaje perenne forman un arbusto que supera los 3 m de altura, no asi 'Variegata', de crecimiento menos vigoroso. Ambas formas pueden mantener una altura de 90 cm si se cultivan en una tina o macetón. Necesitan riego continuo en climas secos, medida de especial importancia si están plantadas en

I

recipientes. Si se cuenta con un espacio limitado, es recomendable

cultivar especies enanas como M. Tarentina; existe también una forma enana variegada. El mirto no se cultiva de fgrma más generaltzada debido probablemente a que se trata de una planta sensible a las

heladas. Si bien tolera heladas suaves que sólo Ie ocasionan daños superficiales, el arbusto se desarrolla mejor a una temperatura superior a5"C.Paraello conviene cultivar las plantas en recipientes grandes que se puedan trasladar a invernaderos durante el invierno. Para resistir al aire libre debe plantarse cerc a de un muro cálido en un lugar protegido. Es necesario podar los vástagos que resulten dañados por las heladas en primavera. Se multiplica por esquejes a finales del verano.

El mirto es uno hermosa planta

de

follaje perenne,

que prospera especialmente en regiones templadas.

Trpo DE PLANTA

o@o Delicada, de hoja perenne, arbustiva

SrrueclóN tnnet-

Surlo

APRoPtADo

Mulrt PLICACIÓN

O@

oo

o

Pleno sol,

Ligero, bien drenado

Esquej es

protegida

-68-

Penr¡s DE LA PLANTA

@o Hojas, fruto

Usos

o Culinario

(


-- 69 --

opEJntBs

oea

e@

'opaluRH

'uglsl^lp 'salanbsg

'orrBurln)

ou orad opelour aluatualua-ra;ard

Ellrluas

IBurf,rPaIu

sosfl

su[og

vrNv-rd v-I ac

e€

saruvd N9IfvlI-IdIr-Iny[

ocYrdoudv

olans

lurcrzd ouald

EJquos o los

CO TyICI N9IfVnrIS

auua¡ad

'alualslsau

o@ VrNV-Id AA

OdIf

h

ñ

s

or,,,:x:1'JXiilil":',1i"[,:ff,T', i;ff:#i:

Blraqap atuardroa¡

Ia ue vnBv Iap Ia^Iu IA

'BpauIRr{

atuaruatueuzlu¡ad e¡¡au ap putlru EI Etsur{ Buall epuqord oood E[d un ua sauo]uu1d so1 asretuuld uapand ugrqurzl 'vnBe ap EpllBS o atuanJ

Eun ap BJraJ vluez q l;Le) auahuoJ olla ¡od l¿¡¡au vI lpadurt vted etuppunqz o8ar¡ uoJ 'uran¿ult¡d anbas as anb

BI ap sopurpau

v

v,zrIe¿J as BJqruars BI

vpvrcdatd vluez

q ua atuatuulJarlp

sBIIIuas ap olpau ¡od aueuqo

as IS

'pBpaulnq BI olulx9lu

IB

¿Sualar anb BrJuutsns Bun uof, vpepz¿tu BJJaII ep urJ B ap

vde¡ Eun uoJ olrlrqnr I opuoJ Ia arqos ulprel ap ol11tuztu o otsanduroJsap atuatulztot IoJJ?Itsa ap urJ EI soun Japuatxa 'lurcred EJqruos uoJ re8nl un ua p¿pIpun;ord ap urJ 0t soun ap vluvz Eun Jeule) oIJBSef,au sa soJraq ap ozrJv:ut un JBAI]InJ ete¿ 'reln8ar o8at¡ ap olparu ¡od Eparulq aluarualuauzrurad ur¡atl ua ualq Ep as 'solo¡l¿ anbuny sol ap en7e Ia ua IErnlBu EruroJ ap aJarf, orraq

1a

,r:::'##

ap ollo,Esap uanq 1ap ouBIS uos atuEJIJIuBtsut sEruEIq sEIIrJaroU sEI ap uglJ:uedv B-I 'sopnu sol ap Ia^Iu

IE

sBrJuua^pE sauroJllrJ saJlEr atuErpalu apuauxa as 'pBplllrEJ uof, BunuJaB anb vlle ztuuld Eun BruJoJ as sopl¡gt Á soJas saluarquru ua anb serualru 'zsuap [' eleq aual]uuu as E]{ ua 'ourotua Iap sauolf,IpuoJ s¿l ap-T opuerpuadap urr 09 e g ¿p ap1ur utuzld Esopuo{ Bts 11 vnBe ap satuarrroJ

ouueB zlDutt{{o ll,Lnq,tnlsr¡rl

q

sDqtzu4 2p

v

D!n)


Guia de hierbas

ñ

a

I\rpeta cataria

HIERBA GATERA Al igual que otras nébedas, esta hierba se usa como vistosa bordura de arriates arbustivos y mixtos o para dividir un jardÍn de hierbas en secciones, pero se desaconseja su cultivo donde pueda caer en forma de cascada sobre los paseos ya que afrae a las abej as y avispas. Se multiplica con facilidad por semillas pero a menos que se necesite obtener una gran oantidad es recomendable dividir las macollas establecidas a principios o mediados de la primavera,lo cual permitirá disponer de plantas más grandes con mayor raprdez. También existe la opción de tomar esquejes de los brotes basales a mediados de la

primavera.

q

EI nombre de hierba gatera se aplica avarias especies de I nébedas, pero es la variedad ¡ü, cataria Ia preferida por los gatos, a los que les encanta olerla y frotarse contra sus hojas, por 1o que se planta a veces para que les sirva de diversión. Posee suaves hojas gris verdoso que desprenden un ar.oma mentolado caracterÍstico y flores blancas o

purpúreas en brotes de hasta 60 a 90 cm de altura, agrupadas en espigas que nacen en los nudos.

Aunque no tan llamativa como ¡/. x faassenii y ¡ú. mussinii (sinónimo de lL racemosa), más ind.icadas para el jardÍn, ¡ü. cataria se puede usar como planta de adorno

Nepeta cataria no

es

tan atractivo como otras voriedades

en el arrrate herbáceo si falta espacio en el jardÍn de hierbas. Para eütar que la estropeen los gatos, conviene protegerla

mas populares pero

con una alambradabaja.

gotos.

les encanta

alás

B

§/

D Trpo DE PLANTA

@o Resistente, perenne

Srru,ecróx IDEAL

Surlo

MulrrplrcRcróN

APRoPTADo

A \/

§

Pleno sol

Adaptable

aeo Esquejes, división, semilla

-

70

-

Panrrs DE LA

@ Hojas

PLANTA

Usos

@@ Cosmético,

medicinal


T

-.u-lBurJrpatu 'oJrls?ruop

@

@g@@

sefog

'oIJEUrlnJ 'oArJBroJacl

sosn

vJ.NV-rd

vl

ac

sarwd

EIIrIxas

opBuarP ua}g 'olrEulplo

00 NgIfVfI-IdIr-InN

oc\fldoudv olans

los ouald

O rvacr

Nglfvnrls

IEnUB 'EPEJIIaC

o@ vrNV-Id aa

odII

ñ 'uBruor wvqeqv q ap s9lu o ruJ 09 sol uoJ ugIJEJBdulo¡ ua tuJ 0€ soun aP1ul 'suganbad sgur sufoq uoJ

'(rtnurultil 'O oulo) saJal e BpEJIJISBIJ

sutuuld sB-I '(szpelaq uuralnpord

V

o) BunJour wv'qeqle e1 ap uglJElEdas Bun uof, asJE^IllnJ

'rxJ

'.urnurruIN, rrrnJr[rseq ap ueq arql eilv

0f

o suJnluJadulal un ¡od JIJolu zlrpod

'soa4tdmd

aS anb uIS osnlJul SoI{ ,(nru SoluaIA

sEI ap osuaJsap operadsaul

Eqrarq q anb et{ alqusuadsrpur ottstnbar) opElEIullJB uvt{etqas ,( so}{ sol uased opuunJ suqralr{ ap u}prul 1a ua o znl uof, BuBluaA Bun ap BJJeJ szlaJeur ua solJzluzld aquc aluarulorralsod 'BIaABuIgd u1 atuglnp saJolJalul ua SEIII111aS

ap Brqruars rod ouB vpw asructldplnu apand wvqeqle q'sareldruafa so^anu uu]elnbpz as anb souaur V

sofor4

'uo) ',todo 4fiO.,

oluü szlolu2utDu)o s2?Dp21t0^

ualstxa anbunp 'apt2v lluzwlDrauaS opooadsa a[o77o{ un aasod wD\DqlD

Dl

.SA]UAIdIJAJ

ue soltzd eled sutueld ouroJ uBAIllnJ as IS sBqJaIq uof, otuSItuISB uuulqruoJ l, IEuoIf,IpEIl pBpaIIBA SBJIo

eI v alsuJluoJ ap uaAJIS 'su1os 1s rod o^Ilf,BJl¿ ap

JaJaJBJ

v asad 'anb ,saUJnU aldrn¿, o ',suaJszrndrn¿, LUnJr[§eq 'O ',lBdO >UEC[, ouroJ erndr;rd Bfoq aP sapupalrzl uof, olunl apra^

Bfor{ ap Erzr{eqlv BI

]Bluzld upualuoJal

eS

'salzrou s¿8rdsa

ua supudnr8u satuuJlJtu8tsut suJuEIq sero¡ sBI

JBuIruIIa

ua oJodurut rzpnp aqap as ol{ 'urprul 1a ua ueJ]uanJua osnlrul 'a[BIIoJ IaP ]osadsa d ugrczr-IJlluer JBlnlultsa ervd otuaIIuIJaIJ ep sacrdg sol JLZTild as sztuuld sz1 IS

q

auarluoo anb

rod 'sBpEBIap asJaJBr{ ,{asm8Je1v,

o1

sztuzld sBI znl u¡od uoJ salualqruz ua 'svpe 'salqBItEA oqetuel

I

B

t

uapuau

osnlJul

a

EuJoJ ap anbunz oJnJSo apJal Sa^Bns 'ouBJaA

sufoq aasod lznsn sgur pBpaIJB^ E-I Ia a]uuJnp arqll ¿Jfe v o seJolrelul ua sElaJEru ua lBAIllnJ apand as-T 'atuu)Id Buroru ap efrno¡ ns rod EpEIf,ardB sa wvqeqlv, e I

\*

V]VHVB-IV IIISD q, u,Lnu,Ll)

u,,Ln)

%

o »

s0qlzul 2p Dln,


Guía de hierbas

h

Oenothera btennis

HIERBA DEL ASNO hierba del asno posee el atractivo de una flor silvestre que la convierte en una planta ideal para jardines informales. En el jardin de hierbas destaca por el color amarillo de sus flores en contraste con los tonos verdes predominantes. Se trata de una planta bienal que en el primer año forma una roseta plana de hojas verde pálido,

TI

a

y en el

segundo produce tallos verticales

de 1

a

1,2 m de altura que sostienen flores amarillas, grandes y olorosas desde principios del verano hasta el otoño. En condiciones adecuadas, la planta llega a florec er a finales

del primer año. Las flores, de vida corta, exhalan un

.'\

agradable olor que se intensifica al atardecer. Esta hierba se cultiva actualmente a gran escala con fines comerciales por su aceite esencial que, según se cree, tiene

t,

importantes propiedades medicinales. En el jardÍn serÍa impensable llegar a producir una cosecha que hiciera rentable su cultivo, pero no se necesitan excusas para emplazar tan vistosa planta en alguna parte del jardÍn de hierbas. Las semillas se siembran directamente en el lugar elegido

a finales de la primavera o principios del verano y

se

aclaran los plantones cuando son 1o bastante grandes para manejarlos con facilidad. Las semillas se pueden comprar

a vendedores de semillas especialuados o expertos en semillas de flores silvestres, aunque también es posible adquirir plantones en un vlero de hierbas. Una vez que enraízan las plantas, las plántulas de diseminación espontánea deberÍan servir para renovar la plantación en los años subsiguientes.

v Trpo DE PLANTA

@o Resistente, bienal

StruecróN ro¡er-

0 Pleno sol

Surlo

APRoPTADo

a

Mumplrceclóx

o

Adaptable

Semilla

Penrss DE LA pLANTA

@9@ Hojas, tallos, semillas

-72-

Usos

@ edicinal


- Ie

IBurJrpalu 'of,rls?ruop

'ortuurlnc 'o^rlBJoSap

@

ego@@

sufog

'of,rl?rusoJ

sosn

vrNv-rd v-r ac

saLuvd

BIIruas

'uglsl^Ip 'safanbsg

II]J?{

oeo_

Ios ouald

auua¡ad 'BpBf,rlac

@ ocvrdoudv

NQIfvfI-Idl-L-Inhl

olrns

Tyacr N9r)vnJ_rs

vINV-rd aa

odlf

ñ 'ouu vpw uolJztueld zrranu Eun pzpfiou¡ ¡oz(pu¡ uoJ B^rtlnJ as sullruas ¡od anbunu 'uglsl lp rod o salanbsa ¡od ouJal u1 Ia uatslsar anb setueld su1 'ugrJeurur¡a8 BI rEUIItq vted ¿uuduruc

recrldplnu uapand

as

o[Eq epa8atord anb lnq orad '¿rarrBurtrd q ap salBuIJ e otuarsu ua arqrl aJrE IE EJquIaIS ap alqudacsns sa u?IqurEI 'ouEJaA 1ap sordrcur¡d u utuuldsuJt as sgndsap .,( E]BTuIIJE o 's0p0l214 sol

als§at ou anb DlU2n) U2 tzuzJ zqa? as anbuno 'Drtt\tO4n Dmp)oq

oun a{nlusuo) ouotofaw o1

af,aJnpua aS 'solsau L sefapuuq ua u¡tdal as ^( orapuuJalul un ua 'alqrsod sa rs 'o solsap ua EJqruaIS as uu¿¡olalu E-I 'ouJar^ur Ia opol Jrlsrsar apand 'lEJntEu znl uoJ orc¿dsa un ua Bpunlrs saJorralul ua o^uln) as satuardrJal ua Epetuzld BAT]JEJ]E Btlnsar ¿qrarq EtsA IS

Y

'l

'aluu¡td BuroJB

un uauau opr)npar ouuruut ap seluno s¿loq sE-I 'sosopnu satoJq soganbad rod suplJnpo¡d u¡ndr4d o oJuEIq sararr e I EAIETu ESoJ JoloJ ap setrJaJolJ ap sodn¡3 uauausos ouBJeA ua anb sosanr8 saropzdaJt sollzt uoJ 'urntlu ap ruJ sZ soun ezuv)Iv utuuld u1 'sBpBIar{ ap o8sar¡ Áuq ou rs arqll ¿trv IE ouJal^q Ia BJalol anb EpuJrlap auua¡ad uun ap BtBJt as oqoaq ap anbunu 'sauor8ar ser{Jnru ua alualsrsaJJnuas IEnuB oruof, ¿lroduroJ as Errzurlnr Bqralq EpEIJaJdz uls

-I 11

VNVUOIEN DuD)o[ow u,Lnuo7tto %

»

soq)aul 2p Dlnt


Guía de hierbas

ñ

a

OriganLlm vl,Llgare

OREGANO E

sta hierba culin aria de inestimable valor se cultiva con

l-facilidad y constituye una planta de jardÍn sumamente decorativa. A diferencia de la mej orana se trata de una herbácea resistente que tolera bien el frÍo pues, aunque se

marchita en invierno, cuando reanuda el crecimiento en primavera forma un arbusto de unos 30 a 45 cm de altura.

Una yez arraigada, la planta alcanza una extensión de 45 cffi, formando una atractiva mata de folla¡e aromático adornado con multitud de florecillas rosas desde principios hasta finales de1 verano.

Las flores atraen numerosos tipos de insectos, incluyendo mariposas, abej as y avispas. Por tanto, aunque sea aptapara borduras en verano, se desaconseja plantarla en lugares donde sobresalga por encima de los paseos si los insectos suponen una molestia. El orégano dorado resulta ideal para la formación de borduras ba.1as al ser de menor tamaño y más denso que la especie de hoja verde. Las flores se pueden cortar con

tijeras de jardÍn para pulir el aspecto del follaje. El orégano tiene tendencia a volverse leñoso y perder vrstosidad al cabo de unos cuatro años, por 1o que conviene dividlr y

replantar las matas, o bien renovar la plantación por medio de esquejes tras el tercer año.

Origanum vulgare vistosas

posee Jlores

y la variedad

'Au,reum'

forma

una planta de hermoso follaje. §.

b Trpo DE PLANTA

SrruecróN rorer-

o0

@o Resistente, perenne

Surlo APRoPTADo Mulupr-rcecróN

Pleno sol

oQo

bien drenado

Ordinario,

-

Esquejes, división, semilla

74

-

Panms DE LA PLANTA

Usos

@

o

Hojas

Culinario


IEurJrpaN

saslEu

-

9t

r

qB

qor

d "

--

auuarad

BIIruas 'uglsi^IC

Ipr?J'opaurrH

oe

e sosf-I

vrNvld vI ac

saluvd

@€ ocvrdoudv o-Ilns

NQIfVfI-Idlr-InN

ñ a

JII',Y;:::ffi "]I:HX,,oo;J;

Jl:', iJ

IBrllEd

Brquos

C rvlcr N9rfvnrls

'alualslsau

o@ vrNv-rd aa odIJ

sauorJrpuoJ ua aTueztdvt utuuld ouroJ realdura apand as Suasur8 1a 'lulueruuuJo JoIBA us¡8 ap raJa w) e asad

:dd;

'aluatuElual uBIIoJJESap as olgs

h

SBSoUJBJ SaJIEJ SBI 'BJalUa

ztuuld BI oruoJ 'Brqurals EI ap sgndsap soUB orlenJ o saJl 'sotlnpe sareldura[a so1 ua SaPJaA salo¡ seqanbad ua¡ar¿d¿

ap soralr soun8le ua anbuny 'pBplllJBJ uor asrtrtnbpu ualans ou s¿ls? ualq IS sBIIIuas rod JB^IllnJ apand as

ouuJa^ 1ap sordtout¡d V 'EtuEId ul ap asuq BI ap saluaS¡arua

'::#HlT:fi?;

urr Et v 0e ap sollBl sol ap souarlxa sol ua uaJBu sololloJ o solnqgl orurr ua sBplpl^lp sufoq sB-I 'opolu oruslur Iap uBSn as .( rz¡uls otcadse un uaasod seqrue 'atuaJaJlp ar¡adsa Eun sa oulr{J Suasur8 Ia anbuny. 'EIJuEUodult lutrdur ap IBuIf,Ipau utuzld Eun otuor sEqraII{ sBI ap TÍ sztsulsnlua .,( sutslrnluu ¡od opzlaplsuoJ glse Suasut8 I 11

ap ou]u,ru oruof, ^,( locrglrsa'ulp:z[ u1 arcrdo¡d anb Blralutu uoJ BrJaIt BI raJanbt¡ua d'opquros ru8nl un ue lurcadsa oganbad at¿t¡Je un temd¿td auauruoc anb ISE 'sopatulq sanbsoq ua IBJntEu BtuJoJ ap aJaJJ 'a¡adsord ou anb ap o8sat¡ u osnlJul 'pBpISoIrnJ alduns

rod o^ItlnJ ns rapuarduta ¿uad q aJaJaN

'sepunJepv

h DI{ESI{I' snlp{anbutnb xDuD¿ %

sDqt)ul 2p Dlnt


Guía de hierbas

ñ

Pelargonium

PELARGONIOS DE HOJAS AROMATICAS f os pelargonios de hojas aromáticas integran una

I-variedad de especies e hÍbridos del mismo género que las tÍpicas plantas para arriates conocidas como geranios. ' En algunas especies las hojas trituradas desprenden un aroma inconfundible, no tan perceptible ni fácil de definir en el caso de otras especies. Lo que unos describen como olor a nararr)a, otros pueden considerarlo como aroma a limón, e incluso a rosas.

La mayoria de los pelargonios de hojas aromáficas miden de 30 a 60 cm de altura pero varian en cuanto a la

De la especie Pelargonium graveolens se ha dicho que huele a limón,

naranja e incluso o rosas.

forma y tamaño de sus hojas, existiendo algunas formas varíegadas de gran atractivo. Las flores quedan deslucidas en comparación con la vistosidad que despliega un macizo entero de geranios de verano. se trata de plantas aptas para macetas de interior o de invernadero, pero que al aíre libre carecen del encanto propio de sus primos más floriferos. No obstante, cuando desaparece el riesgo de heladas, pueden permanecer plantadas en el jardÍn de hierbas durante el verano.

Pelargonium graveolens

1

Trpo DE PLANTA

oo Delicad,a,

perenne

Srruecróx torel-

oo Pleno sol o soleado

Suelo

Mulrrplrc ecróN Penrns

APRoPTADo

o

0@

Esquej es

Bien drenado, ligero (llenar los tiestos con mantillo basado en tierra franca)

--

DE LA

PLANTA

@@ Flores, hojas

Usos

@@o Cosmético,

culinario, doméstico

76

--


- tt-

u,tnsolu2liloJ

unruoBtDp¿

uru1o{nnnb uruuoBtDp¿

ñ

'B^lzru sarolJ '.vluvrcu B rolo tilnsoJlp

x 'd

'vpeBarJBA EIrrJoJ EI atslxa lsuso¡an

szfoq lurndr¡d BSor saro¡ lusor v opllgd apra^ sefoq lseouulq suganbad seJog letuaur v rolo urnsolueurol 'd 'asJapualxa E ElJuapuat uoJ lsucuulq suganbad sarolJ '.vtJvztJvur v Jolo urnutssrleJopo 'd 'supeBn;ru seganbad seloq lzpuelel saJog lzurq E ]olo tilnsoAJeu x 'd ',ruag apr5, Á ,lcuB{ uolua-L ouroJ enual sgur uglrrll B BtuoJE Bun uaua¡ soprrqlr{ soro lsenluur sarou lugunl E rolo ,larg IaqBhL A 'oralsur orlqgr{ ap lsuganbad sefoq lsurndr4d sarou lo¡o¡ v rolo seprcrre¡nssot? 'd 'vpv?auvrt

:-J,"i":"l,il,;Tf#'Í^!i,l;ii'rffi i¡;':"J;:'::i:1i

sosralrp ap otlrrsap 'rIuIJap ap []]JIp rolo sueloeuefi ¿ 'su^luru saro¡ ap epeBaIJBA BruroJ Bun u?rqruut elsrxa lseganbad apla^ su8 szfoq lseouulq saro¡ lupucsour zanu B o atuzcrd -ro1g sue?e4 x 'd 'atuardrJal oq)Ip JEIxnJ nd etvd uyuas anb ur( 's¿tn{¿^Bl

oruu¡a8

o

otuoS¡e1ad oruoJ aluarulzuolsEJo aPual

as sa¡u8nl sounSlu uE 'epvBarret BIrrJoJ EI atslxa lsupu8n-rru suganbad sufoq 'BAIEur sarou iugunl v lolo utndsuc 'd

rolo utnlelrdec'd

'su;adsg apra^ st¡8 sufoq lszpl sarolJ l(suuosrad v lolo unpdsv x 'd

suun8lz vtud alqupur8zsap) outd 'sEruoJE salueJaJlp

uoJ sEIIa ep seunSle 'ugtf,BnuuuoJ

v setrrJsap sEI ap sapzpalrul I' satcadsa sgul szqJnu ualsrxa 'opezÍIetoadsa oJe^IA un v JlrJnf,er ostca:d Bas z¿^let ugnJaloJ Eun r¿udur¿ eted o¡ad 'osorolo a[z¡o; ap soruoS¡u1ad uapua^ sBqJaIr{ ap saropz^IllnJ ap et¡oÁvut v1 SVaVNOIf

f III:IS SaI)adSE

'atuarueptdpr saJIBr uacar¿de vre^vrutrd d ogoto ua sopzruol salanbsa sol aC 'u]p:u[1a ua ourof, sotsal] ua otuzl 'ouBJal Ia aluBJnp BIJBSaJaU sa uglJulru B-l 'uglJBJIJIruBJ EI Julnrupsa d osuap otualrulJarJ un taJaJoABJ etvd sactdg sol ruzurd auarrruoJ asrapuatx3 v üez¿rdrla setuzld s¿l IS 'ouBJaA 1a emd BrJaIl zuald ue ugJeluese

as zar ns

v anb 'sauolaf,Bur ua oUB Ia opol sBIJEAIllnf,

ooucgrd sgrx Etlnse¿ 'sEpEIer{ ap arqll of,as ru8nl un ua supr8ato¡d 'ouJarlur ua JoIJatuI Iv selJelall ap seluz solf,Jal sop uEuof,al as ,( ogoto ua uBJJalluasap as sutuuld su1 'sarolo ap pBparJEA EI uoJ JBtn{sIp ap ugISEf,o uu8uat

saluulrsrl sol apuop 'ottud 1a ua z¿L 1vl 'opulale ¿fvrJte un ue epvÍrv^ uglJJelof, Eun l¿^ItlnJ alqrsod sa u?IqurBI

undstn unruoBtDp¿

,r4lnou{1d

lpol,

wruuoBtvpd

%

sDq12n4 2p

Dlnt


Guía de hierbas

ñ P

etr

os

elinLlm cr isp LLm

PEREJIL embargo, indica que la plantaha alcanzado su madurezy que deberÍa ser reemplazada. La germinación de sus semillas es un proceso lento y

dificultoso, aunque en tierras cálidas y húmedas no suele plantear problemas. En caso contrario, es recomendable remojar las semillas en agva templada un par de horas antes de sembrarlas en surcos que hayan sido bien regados previamente. Huy que asegurarse de que el suelo no se seque nunca antes de producirse la germinación. La siembra de semilla s realízada en distintos momentos permite obtener perejil fresco en cualquier época del año. Se puede llevar a cabo una primera siembrabalo vidrio a finales del invierno o principios de la primavera, seguida

EI I perejil apenas necesita presentación. Es con toda probabilidadla más universal de las hierbas culinarias, presente en cualquier huerta, en donde las variedades rízadas, de denso folla.1e, sirven también de adorno. Aunque se trat-a de una planta bienal resistente al frÍo, se cultiva habitualmente como anual. Su follaje de aspecto similar al musgo forma una mafa de 23 a 30 cm de altura

Las variedades rizadas de perejil son las mas

que con el tiempo produce grupos diminutos de flores verdiamarillenta en el segund.o año. La floración, sin

Ttpo DE PLANTA Srruecróx

eo Resistente,

bienal

rDEAL Surlo

oc Pleno sol o

sombra

atractiva.s. 5e cultivan en arriates, en hileras

y como bordura.

Mumpucecróx

APRoPTADo

o

@@ Fértil, rico en humus

Semilla

parcial

Penms DE LA

PLANTA

Usos

@o

@oo@

Hojas, raÍces

Cosmético,

culinario, doméstico,

medicinal

--

78

--


- 6/-

i W

ñ

'Dztlo\.to14

ou,to) s2lqllszuo)

s»lot {, uyttuot outü uDSn

71[and l2

as anb sofor4 auatl

osotaqnt 71[and 7l

'saJlBJ sEI uutJaloJal as ouJal^q a ouoto ua I 'opr8ala reBnl Ia ua atuaruutf,aJlp ¿¡arruunrd q ap sopulpau o rod EJqruals as osoJaqnr ¡larad 1E

sordr¡uud

¿ 1u-raua8 o1

osoDqnt

71[ata¿

'oqEu

ord¿ Iap IE opIJaJEd sgur JoqES un uauau anbunz 'BlAIlIq)

:Iil: : Ti,,"ffJ[,' :5-:fi

:',":

:;,,',:;ff :] ; T;

" sgruapz ezrtal)vJeJ es 'o8ruqrua uls 'BJauEur Elrrslur BI ap uuzrlnn as anb'Bfor{ ap ¡farad 1ap sEI" B sarBIIruIS sESII szfoq Etuasald arcadsa Btsa 'o8rnquuH ap ¡larad otuof, oplJouo)

u?rqruzl Qtnsotaqnt 'rv^ utndsuc 'd) osoraqru Úa¡a¿

'opv*r ¡larad

1a

anb EruroJ Etusltu

EI ap B^ItlnJ aS 'ortuEIIJ Iap sBI E satuzfaruas'oJnJSo apra^

JoloJ ap L szputJoJar 'suuuld sufoq EtueseJd 'soJauIJoJ soun8le ¡od opua;ard atranJ sgur EruoJB un euap orad 'opvzrt¡la:ad Ia otuof, EAI]JEJIv rJvl BJnploq Bun ar(nlusuo¡ Qttnuetryodoeu 're^ undsuc 'd) B[oq aP 11[a¡a¿

ol{

SVCYNOIf

f

a-I:IS SAIf

ldSA

'znl Er{Jnru

uof, Buulua^ Bun v olunl saJotJalul ua o orapuuJalul un ap oJtuap sotselt ua .IEAItln) apand as u?Iqurzt ¡la-rad IA 'ourarlul ap Br{JasoJ EI vted IEtsIrJ ap suuudruBc ofzq o sB!{ surauolec ua oqEJ B B^all as BrquaIS EI ouo]o uA 'ouEJaA ,{.

enrteuflrd ua a]qII arIE IE SBAISaf,nS SBJqruaIS ap

D[oq ap ¡1[and

s0q.t211,4

2p

Dln)


Guía de hierbas

ñ

7

Pimpinella anlsum

ANÍS 1 anÍs se cultiva principalmente por las propiedades l,-aromáticas de sus semillas, aunque las hojas se usan

E

también para aportar un toque de sabor caracteristico a sopas y ensaladas. Las hojas maduras de esta planta anual resistente son pinnad as y recuerd art a las d.e una zanahoria basta, mientras que las hojas jóvenes son más redondeadas

y menos divididas. Las umbelas de florecillas blancas se asemej an a las del eneldo y aparecen a mediados y finales del verano.

La planta alcanza uÍ'La altura de 45 a 60 cm y resulta idónea como relleno para arriates y macízos de hierbas. Dada la fragilidad de los ejemplares jóvenes, conviene situarlos en un sitio protegido de los vientos fuertes. La siembra se debe realízar directamente en el lugar elegido,

Esta anual de

pues los plantones resisten mal los trasplantes. Aunque la siembra principal se realiza en primavera,, en climas suaves la siembra de otoño produce al año siguiente una cosecha de semillas temprana. Una vez establecida la planta se asegura Ia continuidad de la plantación en años venideros, si bien es poco probable que haya un exceso de

aspecto endeble

plántulas de diseminación espontánea.

Al cultivarse mediante semillas, es preciso dejar que éstas se formen

prospero mejor en

tras la floración

lugares protegidos.

y que maduren

antes de cosecharlas.

de relleno en arriates

Conviene reservar una pequeña cantidad para sembrarlas la prim avera siguiente en caso de que no haya una buena

y macizos de hierbas.

regeneración natural.

Se usa como

planta

B Trpo DE PLANTA

SrruecróN rorer-

Resistente, anual

Pleno sol

Su¡lo ApRoprADo MumplrcecróN Penrps

oo

DE LA pLANTA

@@

Ligero, bien drenado

Semilla

Hojas,

semillas

Usos

oo@ Culinario, doméstico,

medicinal

-80 -


lEurJlparu

'orrBurln]

sefog

sosr-I

vrNV-Id

--t8-

sPIIIiuas'uglsl lcl

ee

ee vl ac sfJ.uvd

alqetdzpy

a

NQIfVfI-IdIllnr{

ocr\ildoudv o-lans

Ios ouald

0 rvacr

NglfvnJ.Is

auuarad 'alualsrsau

o@ vrNV-Id aa

odII

ñ 'suqtanl ap ulptof

aluatdnu un

7a

ua onodsa {or4 ou rs

ua .tzlt'nlm apand as o1aurdwrd o1

'Euralqo¡d un

uuBuodns szlnrugld su1 anb lpadrut etvd saluro¡ sez¿qe) auahuoc 'oqcaq aC 'Eaugluodsa ugIJBuIuasIp sBI JEuIulIIe

ap szlqugld ap zrpuodsrp as anb o¡n8as alualuucUcgrd sa erlzrua anb z¿^ vuÍt orad 4pI Ip apand as BluBId Bt 'opualos rz8nl un ua aAUInf, as anb ardurats 'saurprul so1

ap zlrodzu BI ua ualq Ep as anbunp 'BlaJJ ua aluaurlutradsa 'opBplnf, Ellsaf,au ou BplJalqElsa za^ IErnlBu BIUJoJ ap aJalf

Bun .( olans ap odu rarnblunJ ua BJadsoJd uqrarq ElsA 'ouJarlul Ia Elsur{ opasa uanq ua ElrasuoJ anb ouu¡dural otuarrulJa-If, ap sulenu se[o.{ up sand oUE Iap eUBd -rod¿ul BI apJan aueltuelx as ztuuld BI 'auuarad aluaruzlaldulor sa ou a[BIIoJ ns anbuny 'svztfot sarolJ ap szlanzaqzf, sulnurunp rod sopeuoJoJ ual ¿tvde 'ouu.Iazr 1ap sordtcut¡d sollut sol ap o8rel ol B sstsando s¿la¡ud ua ueJarJ E 'anb

'szputuap Á seganbad 'opulnzv apra^ su foq sE-I 'Ernllz ap urJ 0e soun ap Btutu Eun opuuruJoJ 'Elueld z1 ap orual Ia epsap uEf,rJlruEr as pnrrSuol uurS ap seluu81oc sollBl sol 'ouEJaA ap sBpBIBSue eted sEpBnJapE uos ourdad e vurotv

uoJ seloq sn5 'uapro opun8as ap BITEUIInJ BqJaIr{ oulof, osn ns E vpvBapr opupanb uq ulaurdurld BI'saropuauolof,

sorauud so1 rod Ef,It?tuzauoNl v upunag .( ur:atz13u1 T ua lzrnr ulprzl ap utuuld ourof, B]p ns ua:ulndo(t

V-IANIdNId Dq.LOSlnquDS u,,Ln!,L7lod

%

s0q)?u,4 2p

v

Dlnt


r

Guía de hierbas

ñ

Prunella

ytLlgorLS

CONSI]ELDA MENOR II

a

consuelda menor varta de altura según las condiciones

del entorno; aunque normalmente forma un tapiz de pocos centÍmetros de alto, puede alcanzar más de 45 cm en tierra húmeda con poca luz. A mediados y finales del verano aparecen flores malvas, púrpuras, rosas o blancas dispuestas en densos penachos. Puede servir como taprzante o como planta de bordura para macizos y arriates, si bien debe usarse con cuidado pues es posible que llegue a convertirse en una especie infestante. Se desaconseja plantarla, por ejemplo, frente a un arriate contiguo a un césped ya que se puede extender

por Ia hierba con raprdez. Conüene cultivarla por contrario en una

zorua del

el

jardÍn de hierbas limitada por

áreas paümentadas que impidan su propagación, o bien confinada en un recipiente grande situado Íal vez al pie de un árbol o de un grupo de arbustos. Aunque se pueden adquirir plantas de consuelda menor, esta hierba se cultiva tácilmente mediante semillas, que qurzá deban encargarse a un vendedor de semillas especialtzado en hierbas y flores silvestres. La siembra se realiza en cualquier momento entre primaveray otoño. La división es el método más sencillo de multiplicación de las plantas arraigadas, aunque los brotes postrados enraizan con suma facilidad, de modo que se cuenta con multitud de plantas jóvenes que se pueden separar de Ia planta

madre.

% Trpo DE PLANTA

ao Resistente, perenne

SrruacróN roner-

OC Pleno sol o sombra

parcial

Su¡r-o APRoPTADo

A0r

Mulrr PLICACI ÓN

@

Adaptable, bien drenado

-82-

Hojas

Penr¡s

Usos

HPLANTA Hojas

o Medicinal


ñ

-t8_-

eo

@

@

U9ISI^Ip'EIIIluaS

se[og

IEurrrpalN

sosll

vrNV-Id v-I :IC SlrUYd

paurlH

N9lfvfl-IdlrlnN

oc\ildoudv

o-Ians

lurcred Brqruos o Brqlxos

@ lvacl NIgIfVnIIS

auuarad

'alualslsau

o@ VJ.NV-Id aA

OdIJ

h 'ugrJef,qdUlnur ap ollllues sgtu opol?ut Ia sa 'ugtlz1sa EI ap salEuIJ E alualualuaraJard oqzc v vpv^¿ll 'uglsl Ip E-I 'pzpanbas ap sauolJlpuoJ ua uglsnJold uof, ulne?il anb ltv1'atualJlJns puparunr{ EI B8uatal anb ardurats olans ep odrr ralnblunf, E eldvpe aS 'suqlap{ ap ulplulla ua ouror ]sE 'sotxlut o soaJgqtaq saIBIJJE ap ouzld raunrd ua sopznlls sosuap sodn¡8 ua oursltulsz uperdorde ztlnsa¡ I 'seuquros se¿JV ua ztdvl etualaf,xa un BIuJoJ BIJEuoIIInd e1 'BelrEIp ¿l JBua{ v,rcd uztaf,at EI selslloqlar{ sounBIV

;]x"i':,'J,,i,:l;",':,i,t?li'il:1,fi ;il*ffilTl Ia EtBd susolf,IJauaq sBIIa ap sEunBIB selJuzlsqns 'oJIJllIs opIJg d s¿utuodus 'ouluzl 'o8ellcnur aualluo3 'slsolnf,raqnl

q ourof, ssJBuoIxlnd

sauolJf,aJB

ep

olualurv,TvJ) Ia

,al!14r :r.mr4?urssls, st1ountffo u.tDuowlnd

etvd rulndod BuIJIpaur BI ua EtuBId ¿l ap osn Ia gI ouo¡d anb ol 'solxraJua sauoulnd so1 ep otJadsu 1a uulJnporda¡ Iap sur{f,uuru sBI anb EqESuad as a]ualuen8lluV e[BIIoJ

'sasaru soqJnru aluElnp o^IIJBJIE

ns uzlrasuoJ opuateld ocuulq aP sur{Juzlu uoJ supeadszl szfoq sB-I 'uglJztsa BI ap salBuIJ Etszq u8uolord as uglf,BrolJ sol

q Á E.ralzrur:d u1 ap soldlruttd B ur¡ O€-eZ ap so11ul

ap sotuartxa sol ua uaf,aJedu sarolJ sBJaruI.Id su1 'sBJuBIq

sEpB^rllnJ sapEpaIJBA oIusllulsE ualslxg 'JoloJIllnul olJaJa aS

un opuzaJf, 'pupa

EI uof, salnzu ,( sulalopr ueAIanA

anb 'BJaluurt¡d ua zat BJauIJd rod ualqz aS opuenJ

s¿lo¡ o sBSo-I sa]ou szsotst:r sEI rod aluaul¿dr¡utrd1 Bpe^rtlnJ ulplzI ap ztuuld relndod Eun sa Blreuourlnd e I

VIUVI{ON-If^Id sllDup\ffo %

D!,LDUOU,,Lrud

sDqlztu 2p

v

D!n,


Guía de hierbas

ñ Ro sa

r

gallica 'Officinalis'

ROSA ROJA DE LANCASTER

II a fragancia de las rosas bastaría para justificar la inclusión de algunas de ellas en el jardÍn de hierbas, pero además cuentan con otras cualidades. El agüa de rosas se utiliza con fines medicinales y culinarios, los pétalos de rosas se pueden escarchar y emplear frescos en ensaladas y postres, y con los escaramujos se preparan tés y jarabes. De modo que no hay que dudar en plantar eI jardÍn de rosales para dotar de bellezay color una colección de hierbas. No obstante, conviene limitarse a aquellos que se han empleado tradicionalmente como hierbas o fuente de aceites fragantes, como la rosa roja de Lancaster.

Asimismo cabe destacar otros como R.

x

desaconseja el uso de rosales hibridos modernos pues rara vez armonizan con el conjunto de un jardÍn de hierbas. Si sólo huy espacio disponible para un rosal arbustivo, la rosa roja de Lancaster reúne en sÍ cualidades propias como la belleza y la intensa fragancia d,e sus flores, la esencia de sus pétalos que se secan con facilidad y un excelente linaje. Se trata de un arbusto que alcanza entre 1 y I ,2 m de altura y extensión. Sus flores semidobles se componen de pétalos carmesÍes con un grupo central de anteras doradas y escaramujos rojos en otoño.

damascena

'Trigintipetala' (una variedad del rosal de Damasco usada principalmente en la producción de esencia de rosas en Bulgaria), R. x albay R. x centifolia (rosal de Provenza). Se

« Trpo DE PLANTA

00 Resistente, arbusto

rruecróN

rDEAL

Surlo

APRO PIADO

Mulrpucecróx

A \/

@

o

Pleno sol

Fértil

Esquej es

Penrrs DE LA PLANTA

@ Flores

Usos

@@oo@ Cosmético, decorativo,

culinario, doméstico,

medicinal

-84-


ñ

,/

- 98-IBuIJIpaur

'o)us?luop 'orJEuIInJ 'o^rlBJoJap

'oJIl?tusoJ

eg@@@ sosn

sefog

sa

[anbsg

opeuarp ualg 'ora8tl

0@

@

ocvldoudv

vrNvrd v-I EC SA-LUVd N9DVfI-IdII-InIN

o-Ians

'alualslsau

Erquos o Ios ouald

olsnqrB

lzrcrud

@o lvacl I{9DVnIIS

o@ VINV-I¿ 1A

OdII

DU|ILLOU2? 25

o sopnrJ

',anlg :smr4?utssls,

'ouuJa^ ua salanbsa ]Btuol uapand aS 'EluBId ¿l ra8alo¡d

atualualuoJ sa supr8atordsap

l, sBI{

sauot8a¡

pDpzlto^

SouJaIAul ua 'satualquu sol ap epoduru BI ua JIIsISaJ E ased 'orJEsaf,au sa IS olf,Bdruoo ,( oganbad

h

DTSE 'DSD)

ap sato1f ap

ulpnf

7a

ua opordotdo 'ua?to

Jauatuuru apand as anb opout ap 'upod EI EIalol oJauoJ 'ouJal ul ua EtuEId BI ap uglJcalo¡d BI EIITIJBJ ssluatdt¡a¡ IA ue oAIllnJ nS 'SEI{ sauot8ar ua 'r{. SauolaJelu I' SEuII ua soued vrcd utueld aruu8als Eun alnlqsuoJ 'o^IluroJap sotsnqrv ap ¿f,vrtnv un ua asrulueld o saluruJoJul solrosl lp sotas ap ugIJEruJoJ v¡ercd as:ealdua 'salutuJoJ suqran{ ap saurplelua lulua) o]uaruuulo ap II Jas apand olauoJ lA 'sopBJlsod saluvztde] ouloJ uaJa-IJ SalJadsa

pwud

ap auuand

D[oq ap osnq]D

un

s2 o121.uor

lg

szJlo anb szJlualur 'ur B'T aluarullJgJ :lzueJlv, ap-'- J vtlu pEpaItEA Eun ap Btuuld eu¡ 'suprn8 n ,{ sellu uaf,arJ .snlur8qsud, oruoJ SBJIo 'uIJ 06 Sol BJadnS ou anb osuap otsnqtu un uEuIroJ sBunBV 'pupallv^ vI ap opuarpuadap aluarualqBlaplsuoJ ouEruEl ap eI:mL oraulo-I I1 ugrJzrou ap opoqad ludtoutrd

I,

B-Ianztur-rd

e1

ap IEuIJ Ia sa o¡ad 'sopuldruat sBtuIIJ ua ourallul lap salBuIJ

v asrlqz e uuzardura atuaruluuolszf,O 'afe¡o; Ia erlua setlnf,o ,( o¡ut IB sEpBBad uaf,Eu 'pzpalre^ eI u43as oluzlq Inze d orrlrr Inzv allua EIIJSo roloJ osnlJur o opllgd

lnul

olno 'saJog suganbad sng

'ESouISaJ EIJuEBBTJ EJIIslr¿L)vJv)

ns olLzot olgs uoJ BIEr{xa ap otsandruoJ auuatad

a[BIIoJ

seargst:8 sapJa^ se foq ns anb opzp 'lz]ualuuuro

atuaruz¡nd otsnqlz oluof, oputuuld uuad q aJaJaN 'saurprzf ap odu opol vmd opzpualuorar o^Illnrf ap 'salBrJuasa SBIJEUIInJ SEqlaIr{ sEI ap Eun sa oJaulol

I.

I

ouaNou sllDuplffo snul)Du)sou %

sDqDu.l 2p

v

Dln,


,/ Guía de hierbas

ñ

a

Rumex acetosa

ACEDERA Dado que la acedera parece

una mala hierba, no debe ocupar un emplazamiento visible.

T a acedera se cultiva por el sabor ácido de sus hojas

I-anchas, que alcanzan hasta I0 cm. La planta en plena madurez mide unos 90 cm de altura, pero conviene consumir las hojas antes de que aparezcan las espigas de florecitas de color verde ro¡rzo. Los suelos húmedos y frÍos intensifican su sabor, por tanto en regiones secas y cálidas es preciso cubrir las plantas con pa.lote tras regarlas con profusión. Hay que examinarlas con frecuen cra y eliminar los capullos para asegurar la producción sucesiva de hojas jóvenes y jugosas.

Se trata de una planta perenne de raÍces profundas

cuya erradicación puede resultar dificultosa. Si se permite la formación de flores y semillas, las plántulas de diseminación espontánea resultantes pueden ser un estorbo . Para evitarlo

ofrecen

y dado que las hojas jóvenes frescas

un sabor más refinado, es preferible tratar

la

acedera como una planta anual.

La siembra se realtza durante la prim a.vera en el lugar elegido, y las plantas se aclaran espaciándolas unos 30 cm. Huy que procurar eliminar los tallos floridos antes de que granen. Las semillas se pueden comprar habitualmente a un vendedor de semillas especiahzado en hierbas y flores silvestres, y muchos viveros de hierbas disponen de ejemplares adultos.

§

% Trpo DE PLANTA

@o Resistente, perenne

SrruRcróN

rp¡el

oc Sol o sombra

Su¡lo

APRoPTADo

MumplrcecróN

@e

eo

Fértil, húmedo

Diüsión, semilla

parcial

Penrrs

Usos

;PLANTA Hojas

oo@ Culinario, doméstico,

medicinal

--86-


OIJ EurlnJ

sufog

vrNv-rd v-I ac

sosn

@

o

sa-Luvd

'suEuld sBqJIp

rztsa aualluoJ anb

I

-- /8_-

BIlIuas 'uglsl^lcl

§e

opaulq'lIlr?{

e@

N9IfvfI-IdI-L-InN

ocvldoudv'oIans

'alualslsau

Erquos o los ouald

auuarad

lercrud

@o rvacr

NgIfvnJ,IS

I

o@ VrNV-Id AA

OdIf

rltuqruo¡ ercd opurudard

ol ¡od 'upsal

sBI ua ueJtuanJue su8n¡o su1

oJapupra^

un

sufoq

saloJBJEJ sol 'sESoqBq sE-I

atuarurolJals o d sauotuuld sol retuuldsul emd soJallrues ua o et¿Leunrd BI aluuJnp otuarsz u¿ JezÍLBar aqap as BJquaIS Bl 'sBIIIuas ap lulud v pBpIIIJBJ uoJ oIIISIIuISB acnpordar as Bpuopa J vrape)e B-I 'sogz saJl epn olanu ap sulIutuzld I seprp1lrlp aualluoJ 'aluulsqo ou 'SouE SoIJBA aluuJnp opualf,aJJ uPJInBaS sBtuEId sBI 'oporu alsa ap ugIJBroU q rlpadul H '

'sEllrluas ap JuJBd v, Ivtrtfeu ugIJEreuaEeJ

'sotoutdsa

so1

q rutrla t{, szlanu szfoq ap ugIJIlBdB eI Ja)aroABJ ev,d uv)zeted¿ otuo:d u¿l soplroll sollzt sol reullx{a aualluoJ 'sEuJaU szfoq ap atuzpunqe uglJJnpo¡d uun Jzlnrullsa BJBd ugrsnJord uo¡ sutuzld sBI JBBar anb Ánqszf,as suJod? uA 'o8re1 ap rur gb e 0€ ep solnJu4pad ua atuecgu8rsul otJadsz ap sESopJaA sElIJaroU uaf,aJedz ouzra^ Iap sotdtcut¡d o uJeleunrd u1 ap salEuIJ V 'BIIoJ¿ur Bun opu¿ruloJ olans lap Ia^Iu IB ualus d pntr8uol ap rur 0I uauau opllgd apral rolof, ap szpzlnpuo su loq sz1 un uoJ su¡¿urdtaJ sarzlnurs sufoq ap pntulnru ara{o etuuld Ets rl

anb

¡onfu lD sualll.l ua

ouDúlln)

zuaTLuo)

{. otttltotlD ap

'sErapaJE sEJlo anb e^Bns sglx JoqBS

natD)

sBI

DpuoP2t Dr2p»D D1

v

VCNOCAU VUECA]V snl0ln)s x7Lun¿ %

sDq)7nl 2?

v

D!n)


Guía de hierbas

ñ

a

Ruta grave olens

RIJDA

E ste pequeño subarbusto de hoja perenne se asemeja !-más a una herbácea perenne que a un arbusto. Mide entre 60 y 75 cm d.e altur^y está cubierto por un vistoso follaje diüdido y redondeado de color verde o verde azulado. Las hojas tienen un olor acre y algunas de ellas pueden caer durante el inüerno si la planta ha de soportar ambientes muy frÍos. En verano aparecen flores de color amarillo brillante que algunas personas prefieren eliminar. Existe una forma varregada con hojas manchadas de color blanco crema, pero las variedades más atractivas están provistas de folla.l e azul glauco. Jackman's Blue' es la más extendida en Europa y 'Blue Mound' en América.

La ruda puede cultivarse como plantas individuales en un arriate herbáceo o de hierbas, pero dispuesta en hilera a modo de seto divisorio bajo en el contexto de un jardÍn de hierbas puede resultar especialmente decorativa. Hay

que recortarla con tijeras de jardÍn para estimular el , rigoroso del follaje y mantener la

crecimiento nuev. planta compacta.

Se multiplica por siembra de semillas en primavera o mediante esquejes que pueden tomarse en verano.

ruda debe manipularse con cuidado. El follaje puede provocar Íeacciones de extrema gravedad en algunas personas, especialmente si se realiza a plena luz del dÍa. Las erupciones graves pueden requerir asistencia médica. Su aplicación con fines medicinales exige asimismo precaución, ya que puede resultar tóxica en dosis elevadas. Como hierba culinaria tiene un uso limitado, debido a su sabor amargo. ADVERTENCIA La

%

» Ttpo DE PLANTA

o Resistente, subarbustiva

St ruecróN rDEAL

Surlo

APRoPTADo

MulrrpucecróN

A \/

a

oQo

Pleno sol

Adaptable

Esquejes, división, semilla

-- 88 --

Penrrs DE LA pLANTA

Usos

@o

o@

Hojas, raÍces

Doméstico,

medicinal


orrEurlnJ

sefog

@ sosn

vr.Nvrd v-I ac

siluvd

ñ

-68-

auualad opB uarp ualg

sa[anbs1

(I)

qb N9IfvfI-IdIrltN

ocvrdoudv olans

os ouald

o rvacr

N9IfvnJ.IS

I

'BpBf,rlac

o@ VrNVld rA OdIJ

'out?l|ut l2 aluDmp szpDlall szl ap op8aptd nBnT un ns o1171to{ s2uu ua outd ut\l2s 2p

D opvlsDtl

oMlD lE

'BUId Er IES oruoJ oursrrxrsu aJouoJ as zdornE ua enb saJEIITuIS szJllslrelf,Bt¿J

ap BpuJrlap auua¡ad Eun u?Iqruut sa suerylnJ e!^[es 'suprpr?d salqrsod ap ugISI ard ua vtrrvreE ,p oporu B sBpBIar{ sul ap opuprzn8sa¡ re8n1 un ue ouJal uI Ia aluurnp solJB^UInJ vted oUB epw salanbsa so]uunJ soun Juluol aluarualuof, sa arduat5 'opealos oJntu un ¡od upr8atord arqll arrv V IIAI arqos apand Euld EI IES vI sopuldurat SouJaI^uI uoJ sauotEar ua 'aluzlsqo ol{ 'oJapeurenul un B

aluardrf,al Ia rvpv1seJl uoJ Blsuq sand 'ouJatnul ua olsnqrz ra8atord ap eeJet EI BTITIJBJ as opotu atsa ap anb EtuanJ 1a

ua opuarual u[tu sgur lsauo]aJzul o seull ua opurdordu lnur sa o^ulnJ nS 'soganbad uos uRE opuunJ sztuuld sEI

ap otuelrulf,aJJ ap saordg sol rv,zurd anb Áuq'otsnqJe

ap BuJoJ ua ollorJusap ns Jalolrord uru¿ 'EJntlB ap IxJ 06 Á Oq artua olgs v,zuv)lv atuauluurrou sand 'apuur8 otsnqJu un ruurroJ B u8a11 EJunu BpBJIIap auua¡ad utuuld EtsA 'JBlJ?u ap EJSnq ua salJqlloc e 'saslzd sounSlu ua 'r( solf,asul sosoJarunu E uavJlv, vqi¿rq Blsa ap

'oueral

saro¡ sB-I Iap salEuIJ B sutlaqsa sB8rdsa ua ueJa mdv anb sarelnqnt s¿[o; sarolJ sB^I]BruBII sBI ap IBUoIJIpE urcuasa¡d u1 rod salquro^EJ sauolJlpuoJ ua o8ruqrua qs opelunEr 'etuzld EI ap oAItJErtu ludrcuud 1a uar(nlusuoJ-f

Euld

e rolo

atJanJ

uoJ suso¡d

su

foq sanuns sB I

YNId VIA-IVS suoSa\a DILIDS

B

sDq12n4 2p

»

Drc


Guía de hierbas

ñ

Salvia officinalis

SALVIA T I

a salvia constituye una

hierba culinaria clásica, ad.emás

de ser una de las más ornamentales, especialmente si

se elige una de las variedades de follaje variegado o de color. Se trata de un subarbusto enano de hoja semiperenne que generalmente no supera los 60 cm de altura. En verano forma una maLa regular de folla.1e aromático cuyo aspecto armoniza tanto en combinación con plantas herbáceas y arbustos como en el jardÍn de hierbas. A finales de la prim avera y principios del verano suele dar vistosas espigas de flores blancas, rosas o azul pálido, aunque talvez se prefiera eliminarlas dado que esta planta se cultiva primordialmente por sus hojas. En cualquier caso, la floración raravez se produce a menos que el clima y las condiciones sean favorables. Pese a resistir en la mayoría de los ambientes, la salvia p' r .l Íesultar dañadapor los efectos de un duro inüerno. En zonas donde no se den las condiciones propicias se

Salvia officinalis

Una planta tan practica como lo salvia puede llegar a

sorprender por la belleza de

sus

flores.

ffi I

% Trpo DE PLANTA

ao Resistente,

subarbustiva

rruecróN IDEAL

Surlo

APRoPIADo

MulrrpltcectóN

A \/

a0

00

Pleno sol

Adaptable, bien drenado

Esquejes, semilla

Penres DE LA

@ Hojas

PLANTA

Usos

o@o@ Culinario, cosmético, doméstico,

medicinal

-90 -


ñ

2s

- T6,DU112J)I,

sll?u0$o

Dtt\lDS

',puuapl, »zt2d? lnbv 'ultlll@ owo) .msn u2p2nd

t'ulpt2f

DILIDS Dl

2p s2lu?ld ouro)

svpadoldo sgru uos sopo&auDv

szlztlzs

svl

s,':ffi::Jtffill,'

:[iJ;;fJ?,l:,:1T","": s o ua,u re 'ESoJ I e¡ndr4d 'ocuzlq 'BruaJJ 'apJal JEuIquoJ uan8lsuof, anb susoutrunl sefoq uoJ u]¡¿duo¡ pEpaIrBA ,roIoJI{, 'alsBJluoJ osolsr^ un rBerJ IE 'sBIIr ;rurv sufoq ap su]uu1d uoc uglJeulquo) atualaf,xa Bun Bruro{ 'ouBra^ ua sEpelnze sElalol^ sarolJ rBP apand 'urndr;rd ,p sEpBuBq osop¡an st¡8 roloJ ap szpuladotcratz sefoq uof, ear¡rdrnd Er lps q ap vwJl aS ,suarserndrn¿, 'ouJal uI u? I ouEJaA Ia opot atueJnp sopuJop I sapJa^ ap atszrtuo) osolst,r un EAJasuoJ ^,{ 'apran I opuJop 'oru1o ollIJEruE ap sopurJunuo¡d souot Etuasardvntteurud ue olanu afulol 1g 'aluBIIrJq ugrJzroloJ ns ¡od v,zrJel)eJBJ es t{ epattsa BI IBS ',E1BBa1JEA, saJal e vpeTJnuouaq .BrIualJL 'vrloylnpue^q'S: Epzulruouap E]uItsIp utcadsa Eun oruoJ aJouoJ as

ep asJutzrl apand Er{f,aJtsa u foq ap olxof, epez\vlf,JaluoJ BruroJ EI uarq rs'Bqrartsa Bfoq ap I Bq)uE Bfoq ap'EI^IES ap sodp sop sol ueJtuanJua as soralr sol uA ',plog /laa», ,{ sepetop suloq ap ,Barny, 'sBJuEIq saro¡ ep ,BqIV, ouroJ 'rr8ala vted szturtsrp suruloJ ap pruulnur Eun uatsrxa orad 'ugrJunurluof, B ueqrJJsap as saJelndod sgul sBruJoJ szl uupuardsap anb eted sufoq svl w,zor IIJ-BJ sa I 'BruoJB ns

Iu^usa opuoloc 1a ue8uolord apuop 'souud vmd satuatdtca¡ I sopu^ala satBrJJB ua sBpBJrpuI uellnsa¿ 'saletuauruuJo sutuzld suJlo uof, otunl sa]EIJJB [. sozt¡Eru ua sBIJBAI]1nJ o seqrarq ap ulprel V saratur a rolor TIpEUB emd sryeuDr¡Jo 'S

ap sapuparJu^ sop o Bun uof, rzqord apand aS 'etuaru¿Iras EpzJaprsuoJ Jas aJaraur ulprul rarnbpnJ ua ugrsnlf,ut ¿dnc saluuor¡dacxa sapuparrzl suunSlu uoJ EluenJ 'o8ruqua qS 'szqran{ ap u}pJul un ua zpzrdordz utlnsa¡ anb osoruJar{ a[EIIoJ ap B]uB1d

uun sa 'aJouof, as otuoJ IBI 'u4ruoJ

BIAIBS

v1 'sasr¡8 aluaruzrucgrd ub,^.-r.^ as sgndsap anb asrrrqu opllgd apran rolof, ap suloq Bluasard arcadsa urdord u1

IB

svcvr{orf f a-ras sacvcarw^

sal,ntua^a sEI ¡¿suaduroJ Japod ,p ulJ B e\rJ v,Ja:r'J¿:'i: solJenrllnJ BJEd salanbsa soun8le rerrrol auarnuoc a¡durars 'os¿J rarnblenr uA 'salanbsa Juruo] anb Ánq supz8auun o JoloJ ap sBloq uoo sapuparJu^ rur3o1 vmd o¡ad 'sullrruas aluurparrr Brrrsru IS rod af,npoJda¡ as arcadsa B-I 'sEIJEAouaJ auahuof, anb ol ¡od ¿lc¿duoc BruroJ ns alueulurauaB raprad v uvzardula sztuzld sEI soUB ortunf, o saJt sur1 'ourarlul Ia opot atuzJnp olcadse ns gJpualuuru Er IBS sopeldurat sururlr ua L afBIIoJ ns ugrurqof,ar sztuuld

q

sBI ap v¡tor{vu q ouEJa^ Iap orJrur Ia uo3 'oSruqua qs 'szrnteradural sufuq sEI E oplqap rrour u ru8ag osnlf,ul apand oruaJtxa oI{ ap svuoz u¿ ,{'sepetJaJE su foq sBI ap sEqJnu uof, Eranzunrd z1 ap ordrcuud I¿ opztsa IBru u¿ grv,ttuoJue

,slta)sD)ndln¿,

st¡outtt$o

Dtt\lDS,

Jolo)1/¿, st1oun{{o

al\las

q


Guia de hierbas

ñ

Salvia

scl

area

AMARO arriateherbáceo. Aunque el emplazamiento idóneo para su cultivo es sin duda una parte informal dentro del jardÍn de una casa de campo. Esta hierba se cría normalmente como planta bienal, sembra da a finales de la primaverapara que fl.orezca al año siguiente. No obstante, dado que se cultiva por sus hoj as y no por sus flores, cabe tratarlo como una planta anual, lo

que resulta práctico en regiones frÍas donde, si ro, necesitariaun lugar cálido y protegido para sobrevivir rigores de un invierno duro.

a

los

Las semillas se pueden obtener de vendedores de semillas especializados, más recomendables que los generales, pues en tal caso podrÍa comprarse por equivocación la ornamental Salvia horminl)m, que algunos denominan también amaro.

E 1 amaro constituye una planta de aspecto llamativo, I-con hojas arrugadas muy grandes cubiertas d.e vello lanoso de color blanco. A finales del verano da flores de rosa pálido o violáceas con finas brácteas que elevan Ia altura de la planta a unos 90 cm. El auténtico amaro es una planta imponente de hojas enormes e inflorescencias espectaculares, que resulta difÍcil de emplazar. Se puede probar en un arriate de hierbas mixto, dado que crea un vistoso efecto frente a arbustos, o bien incluir unos cuantos ejemplares en un

El amaro posee hojas grandes que pueden deslucir la

planta en un principio, controstanto con el aspecto impresionante que muestra en plena Jloración.

% Trpo DE PLANTA

Bienal

St ruecróx rDEAL

Surlo

APRoPIADo

MulrrplrcectóN

Penrrs DE LA PLANTA

rA \/

a

o

@

Pleno sol

Adaptable

Semilla

Hojas

-- 92 --

Usos

o@ Culinario, medicinal


--

e6

--

olns?Iuop opEuarp ual9 o¡ad opaunq 'lltr?j

'orJEuIInJ

'o)rl?tusoJ

sefog

go@ sosn

EIIruas 'salanbs3

eo vJ.NV-rd v-I :IC

0€@

SaIUVd NgIfVfI-IdII-Iny{

oCvldoudv o-Ians

os ouald

E^rlsnqrB

'aluelslsau

o rvacr

N9rfvnJ.IS vrNvld

'soqtan4 ap

'ouBJaA ua sopBluol salanbsa rod o s¿llruas atuzlparu rlJnpordar apand as Bqralq BtsA 'oganbad suqralq ap ulpruf ,r. ua Brnproq atuelaJxa ourof,

aa odIJ

ulpnf un

h

o asnw{u@ olnqap ou ato11o{ a1qopofio

olrusn L sBIIBJoT ua olrnlJut vmd ofuq atuatuatualJlJns ol 'osuap dnul afBIIoJ un EruJoJ (eusrcc snsslJedlteeut -eq) 'S ap orulugurs) yuvu snssrredlcaeuteq) euryolues

f

2?

o§nqfi

21s1

'ot¡uduro¡ I rzln8ar ¡;rad ns Jauatuztu vted ulprul ap s¿ralu uof, sEIJBuof, anb lrq'EJnp]oq o otas ouroJ utuuld e1 rzaldura ap osBJ ua 'orad lsalunp1,rlpul sarzldura[a ua sBArlf,BJlE Jullnsar uapand oueral ua uaJuu anb ugtoq ap EluJoJ ua SEIIIJBIUE saJou ep sBseru sE-I 'uglf,ElolJ ns atrru¡ad as IS urf, 09 soun Btsuq I 'pnplruln8ar uoJ upod as rs EArlsnqJE EruroJ ap luJ Et soun ef,aJJ Bulloluvs e1 'oJaruoJ o IaJnEI ap otsnqJe un -rod solsanduroJ saluJluaJ sotuaruuuJo I saluuuoJ sBqJaIr{ ap soaJBIx eted szJnproq ua BSn as u?rqIuBI 'salzturoJ szqralq ep sauIpJE[ua ouosplp oruo) f so¡r¡tguroa8 sauIpJB[ua ouuua o]as oruoJ epurdordu

i[;

.¡ lt -¿r

sa'[oq

1a

anb lzn8r IV'sz]ue1d surto E atszrtuoJ atualaJxa

ap a^Jrs anb opuatzld oruulq roloJ ep

afEIIol

I auloJITIJ 'oJItgurorz

ap uganbad EIIorBru Eun EruroJ atcadsa EtsA

sauorf, Ecrldz sns

ora¿'

roii,l:'{ H :5;,;,.1i, :TTi.§I

souusn8 sol JBuIruIIa emd upualdura arquntsoJ vr¿ aluaruen8uuy'szqralq ap ulpruf ta ua uglsnlrul

ld

ns EllJIlsn[anb ol 'so]Jasul EJtuoJ atualadar otuoJ EzIIIln as 'BqJan{ ouroJ anb lzluarueuro utuzld ouloJ aluanJarJ-T

sgrx o^rtlnJ ap 'Brquar{ ouut gJqe

o

'Eutlotuzs

v I

VNITOII{VS sn s sl,LD d {tTD1,tLDl,p DUIIOIUD S

q

I

»

soqDnl 2p D!n,


Guía de hierbas

ñ

e

Saponaria officinalis

SAPONARIA

li

h)

ntes de iniciarse la producción comercial de jabón en siglo XIX, la saponaria constituÍa un importante sucedáneo. Las hojas producen una espuma limpiad ora al triturarlas y frotarlas en agrta, aunque es en la raíz gruesa donde se encuentra la mayor concentración de saponina, el principio activo. Antiguamente su uso se destinaba a fines medicinales, si bien hoy en dÍa se emplea únicamente en cosmética y como ablandador del agua. Esta planta perenne desarrolla vástagos que se extienden en primaveÍa a partir de raÍces carnosas, del grosor de un dedo. Las flores blancas rosadas, de aspecto delicado y suave fragancia, están presentes durante un perÍodo prolongado a Io largo del verano. Las flores individuales, de unos 2,,5 cm de extensión, nacen en ramilletes sobre tallos de 30 a 90 cm de altura. Existen también variedad.es

l1*f ^

dobles de flores blancas y rosas. Esta hierba crece de forma natural preferentemente al borde de arroyos y bosques húmedos, por 1o que prospera mejor en lugares húmedos con sombra parcial que en ambientes secos y soleados preferidos por la mayorÍa de las hierbas.

La saponaria armoniza a Ia perfección con plantas de jardÍn cultivadas de modo informal al estilo de los jardines silvestres. Necesita bastante espacio para desarrollarse bien y tener la posibilidad de extenderse y colgar por su peso, y en condiciones favorables llegará a extenderse con vitalidad por medio de estolones. También se puede reproducir a partir de semillas sembradas en primavera.

% Trpo DE PLANTA

@o Resistente, perenne

SrruecróN ro¡el-

oc Sol o sombra

parcial

Su¡lo

APRoPIADo

Mulupr-rcecróN

e@ Húmedo, rico humus

en

Penres DE LA pLANTA

oo

@o

Diüsión, semilla

Hojas, raÍces

Usos

@o@ Cosmético,

doméstico

-94 -


-- 96 --

IEurJrpaIu

@

eo

sefo¡1

'orJBurlnJ

sosn

vrNv-rd

vr

EC

BIIruas

oteS

o

I]

o

sa_Luvd N9rfvfl-Idl-rln^

os ouald

0

ocYrdoudv

orlns

Tyacr

N9rfvnrrs

IEnUE 'alUalSrSa¿

o@ vJ_NVrd

aa odrl

h

ñ 'Daugluodsa uonoutltastp rcd uoftns anb

sll uaq¿olsa ou apuop 'opvlstv oznDw un ua ulpn{ ap Dat?afp pt.tau]lm a1q1n{atd tE

so1n\up1d

'sEJaurp tel I solsart oruoJ saluardrJar ua o^rllnJ ns emd u?rqruzt Bpurdo¡d¿ sA 'suluuld

szJlo eted Euralqo¡d un u¿Suodns anb u1s 'sontlnJesuoJ souu ua sulntugld glcnpord Baugtuodsa uglJeulruaslp BI anb uoJ retuoJ aqBJ sand 'u1pru[ ap eatpalv q vmd suqJan{ ap ulprul 1a

ua vTJoz Eun

JEAJasaJ

aualluoJ

'atuzldsurt

lv ualg apuodsar ou utuuld BI anbuns 'sauotueld

sol

sgndsap asrutuzldsel emd olrpl o[Bq ruurrura8 uapand u?rqruzt szllnuas sB-I 'rs aJtua ruJ EI soun solopugrcudsa

sauotuzld sol uervpu, as aluaruror¡alsod ,{ uran¿un¡d

eI eluEJnp oluersB ue uElquars as sBllrluas

sB-I

'pzprsots1,r ns ¡od JBJBtsap emd satueJrJru8rsur opersuruap uos o¡ad 'oqoto Iap sordrcuud L ouzJa^ Iap sopurparu alua solzlratur E ua¡a¡udu opllgd ,l{ rolor ap sellrrarou sE-I 'EJotntue as ou rs rz31or v an8a11 anb alquqord sa t{ zperodtuat q vzuv^v anb Bprpau e Esuap asJa)Eq e epuart ¡or¡adns atrzd z1 'Erntlu ap ruJ Oe vzuwlv anb oprpuatxa otlqgr{ uoJ E^rtsnq re efuvld uun ap Btert aS 'arsa^lrs Earpal.v q 'auuaJad atuar:¿d ns ap ¡or¡adns IB soJaurf,of, soqJnur ¡od opzraprsuoo sa aluu¡rd roqus lnru orad suganbad su loq uoc 'ollrJuas-[ ot¡ads¿ ap IBnuB ztueld Bun sa u1p:z[ ap vatpale v I

nS 'seJrtgruor¿

NICUVI EC VEUCEIV slsuzl.,toq o[a,tn]DS %

sDq)2nl 2p

»

Dln,


Guía de hierbas

ñ

7

Saturej a montana

AJEDREA SILVESTRE a aledrea silvestre es un arbusto de hoja perenne gue a pesar de ello puede verse despojado de sus hojas en regiones muy frÍas o por los rigores de un duro invierno. Esta planta de crecimiento bajo forma un matorral regular de unos 30 cm de altura y 20 cm de extensión, que al final del verano se cubre de diminutas flores de color lila pálido, blanco o blanco rosado. Conviene recortar laparte superior de la planta durante la primavera con el fin de estimular la producción de hojas jóvenes y frescas para su recolección. La poda permite además mantener su perfil uniforme y promover el crecimiento denso del arbusto. Al admitir la poda, la ajedrea silvestre se puede cultivar como seto buJo en el contexto de un jardÍn de hierbas con plantas situadas a una distancia de unos 20 cm entre sÍ. Esta planta prefiere suelos no demasiado fértiles y, siempre que le toque bien el sol, su cultivo no comporLará

T I

problemas. En climas fríos es preciso protegerla en

invierno cubriéndola bajo campanas de cristal

o

colocándola en una cajonera fría. Su cultivo es apropiado en tiestos u otros recipientes. Si

la

maceta es 1o suficientemente pequeña como para llevarla a interiores y se sitúa en un lugar con mucha luz, la planta se podrá cosechar durante los meses de inüerno. Hay que prrrzar los ápices de los brotes con regularidad para impedir que la hierba se alargue y adelgace. La aledrea silvestre puede reproducirse a partir de semillas y si se permite su floración, se dará la d,iseminación espontánea. También se multiplica por esquejes. Aunque en regiones muy frías puede perder sus hojas en invierno,lo ajedrea silvestre es

una planta de hoja perenne de gran utilidad.

; Trpo DE PLANTA

@@o Resistente, de

hoja perenne, subarbustiva

Srruect óx IDEAL

o Pleno sol

Suglo

MulrrpucecróN

APRoPIADo

Penrrs DE LA

00

a0

Esquejes, semilla

Adaptable, bien

PLANTA

Usos

oo@ Hojas

Culinario, doméstico,

drenad,o

medicinal

--

96

--


ñ

o^IlEJoJacl

sE[oH

vJ.NVrd

BIIruas

- /6-

auuaJad

'auuarad Bfor{

'u9ISI^IC

opBualP

oe

@ sosn

ualq'lllr?{

los ouald

ap 'alualslsau

0@

vI ac sE-twd N9I)vfI-IdIllnlN

oc\ildoudv

olgns

rvacl N9lfvnrls

vrNvrd aa odlf

h

'so!{ sBruIIJ ua JIJotu E ruta11 apand I sanuns souJar ul uoJ sauotsal ua ¡olaul ¿¡adso¡d utuqd B-I 'selanu suloq ap olloJresap

V osud rup emd sv1rerÍ)e auahuof,

L ourallul Iap IBuIJ IE utuuld q ap ol)adsu Ia uarnlsap oFJ Ia ¡od svpryep su foq sEI 'auua¡ad afEIIoJ ap ras E asad 'opuatuld sut ouot un uaralnbpe oulallur 1a re8all IE I ouu¡al ua vzruvns aS SEAanu seloq SnS ap IoloJ I1 ',uolaH asorrulrd, sa EpEJIpq sgur BI 'oUE ap so1d1cu1¡d u opllgd ollrrBtuE JoloJ ap BIqUIoJIB Bun Easap as IS oJad 'af,aJou z¿i^ elv¡ sand 'ugtcdo Euanq Bun Ellas ,ladru3 JaAIIS, 'oSEJ atuendr¡ afEIIoJ Ia uaralJard'otquruJ ua 'sEJlO 'sEArtBIuBII saJolJ sns uulluanJua suuos¡ad sul{f,nl o^(nc ua '1s ua

'l:lc gb soun v ex:¡lv ns uelala ouzra^ Iap pelltu B u¡nd¡+d ¿ BSor ap selzrog su8tdsa su1 orad 'urJ 0€ I €Z enu¿ eafv)Iv afEIIoJ IA 'ouzre^ Ia atuurnp luuorodaJxa oAIlJBrlE ap utuuld Bun ua uaUaIAuoJ BI JoloJ ns ap puplsoulutnl u1l atueztdel otlqgq nS 'sorapror sol ap s¿la¡o sBI Iuproral uelrpod anb 'salens d susouul 'opuatuld su8 JoloJ ap suloq ap o]sanduroc

un ua otualruvzeydusa ns JeuoltsanJ uulrpod suqtalq sEI ap

Dtulld pun

atuaruutual apuapxa as anb 4dA osuap un EurJoJ BluEId ¿-I 'szqrarq ap ulprul Iap u,zalI¿qv1 rezlvet eted rl^ras apand ualg'sEnJEJoJap sepluulnt JBrutoJ emdealdura as anb opEC 'seqrarr{ ap sorqll soualJ ua urn8rS I atsadurrr u}pruf ap ztuuld oruo) apual as SoJaAI^ SounSle ua o¡ad 'souuullnl o sal¿urJrpau sosn ap aJeJBJ sand szqran{ ep ulprul

ap ¡onua?

uzp.to

pwud ulpnf

ap

sopuuorsudu sounSly 'sotsnq w v atua{ etuvztdzl oruoJ o svúgqtaq s¿tuu1d uoc Epuulquor 'suqraq ap ulprel ordo¡d '@duil¡o 'S Ia vmd lutuaruuuro utuuld atualarxa Eun sA

ou.to) zilD.tzptsuo)

aqzp 's0qDu.4 2?

uyptof o1uo1d

7o

aluozrdol

alu?l»xa

'vteue[ 'S ap orutugurs) euuuezlq 'S Bzallaq ns rcd n souruJulsap 'orau98 atsa u¿rEalut anb satcadsa sEI aL|.

Dtsa

nut{uot ap sofa1

SVf II{OIAB s/«4)D7S

%

sDq)?nl 2p

v

Dlnt


Guía de hierbas

ñ

e

Sympltytum officlnale

CONSI]ELDA La consuelda resulta 1o suficientemente decorativa como para incluirla en e1 arriate herb áceo. Los racimos de flores en forma de campanillas de color rosa malva se abren a

principios del verano y continúan luciendo durante semanas. Las flores aportan un toque de color ala mata de aspecto más bien modesto con hojas de 60 cm de altura.

Crece de forma natural en terrenos húmedos próximos

a las orillas de los rÍos; asÍ pues, los suelos fértiles y húmedos propiciarán el excelente desarrollo de Ia plantay producirán una magnifica cosecha de hojas. La división constituye la manera más ráptday sencilla de multiplicar esta planta perenne. Los ejemplares cultivados por siembra de semillas tardan en madurar. Es preciso proteger las hojas de babosas y caracoles si éstos abundan en el jardÍn o en el arriate de hierbas.

T

a extraordinaria reputación de la consuelda, dad as sus

l-cualidades medicinales, la convierten en una planta

imprescindible en el jardÍn de hierbas. Incluso en el caso de no estar interesado en sus propiedades medicinales, su follaje se puede utilizar para mejorar la calidad de los abonos. En el cultivo biológico, muchos jardineros destinan

arriate herbaceo, pero requiere gran cantidad

la consuelda a este fin.

de espacio.

Esta hierba ntedicinal es apropiada para un

% Trpo DE PLANTA

00 Resistente, perenne

SrruecróN rn¡el

oc Pleno sol o sombra parcial

Su¡lo

APRoPTADo

MulnplrcecróN

eo

@e Fértil,

húmedo

División, semilla

Penms DE LA pLANTA

@(} Hojas, raÍces

Usos

@o@ Cosmético,

culinario, doméstico,

medicinal

-98 --


- 66-

IBurJrPaIu

@

ee@@

sefo¡¡

'otluutlno 'o^rlBroJac

sosn

vrNv-rd v-I ec

sllrwd

EIIIuas 'ugISI

ICl

Ia aluEJnp olaJBuBt

4unsuoJ

a1

oe

qetdupy

a

N9IfvfIldIr-InIAI

ñ 'ozvJP.,qtJla

oN YIfNIIU:LACV

'sBllrluas ap sa^Brl B u?IqIuBl asrBJqdppur apand EqraFI Etsa anbunu 'sogz sal o sop vpw sBPIJalqElsa sBIIoJBtu sBI rutuqdar I qpytlp BpuarruoJal aS 'soaugrralqns suruoal ap olparu rod zaptdu uoJ apuauxa as ,( erntle ap rJJZ'I B T ap vTvut Esuap Bun uprntasua EruJoJ olaJuua IA 'BJaABruud q ap saluulJ E sauodos

ocYrdoudv o-Ians

Ios ouald

auua¡ad 'alualstsa¿

o@ Tyacr

r{9rfvnrls

vJ-NV-Id AA

OdII

opuBJoIú VwtIAa as anb Euralqord 'opuplnf,saP d ruln8arJl otcadsB un alrup uapand satran¡ sotuatn sol otsandxa ru8nl un uA 'sarqod solans B osnlJul 'oualJat ap odp rarnblunf, E advpy as o^ItlnJ IIJ9J ap d atuatslsar auua¡ad ¿tuu1d utsE 'ouJallul ap sol8auz ua szf,as uualdura as sarog szl 'suJas o sBJSa{ sEqJaIr{ uoJ soltaue ua JBSn vted oputroJ ooucgrd l, oAuf,ElB sgur Btlnsar afugo; IE 'atuectd lnul

h

roqus ap susournld I o¡nrso apra^ sefoq sEI uoJ ugtoca;rad uBlsEJluoJ 'sauoloq ap BruroJ ua salou sEI uoJJ 'otaJ¿uBl Iap osoullunl ollIJEruE rolol ap sBlanzaqEf, sE I

vl v

owo)urrr*o!r':;Si;;'r',;i::;:;'rT;:ii ap ulptzf 7o olatouot la

towfuot anb

,{ot4 o¡7

OIAfVI{VI il,DBlnL u,LnlnDuDI

v

s0q)?nl 2p D!n9


Guía de hierbas

ñ

a

Taraxacum officinale

DIENTE DE LEON

\ 7f uchos jardineros dedican cada año parte de su Nltiempo a tratar de eliminar el diente de león de sus jardines, y a veces se sorprenderÍan de encontrar esta

al igual que las endibias. Cabe la posibilidad de desenterrar algunas raÍces en otoñ o y forzarlas en la oscuridad, como la achicoria,para obtener hojas jóvenes frescas en el invierno.

planta cultivada para su cosecha. De hecho, cuenta con una larga historia en cuanto a su uso medicinal, especialmente por sus propiedades diuréticas.

vendedores de semillas, cuyas selecciones suelen sup erar a las de las plantas en estado silvestre. Sin embargo,, quízá

Hoy en dÍa es más probable que se realice su cultivo con

fines culinarios. Las hojas jóvenes, ricas en vitaminas y minerales, se pueden comer en ensaladas o cocinadas como

las espinacas. Las raÍces se emplean como sucedáneo del caf.é,ylas flores o las hojas se usan en la elaboración casera

del üno. La calidad de las hojas aumenta blanqueándolas

Las semillas de diente de león pueden comprarse

a

interese levantar y replantar algunas raices de otra parte del jardÍn o recolectarlas de cualquier otro sitio. ii.ay que tener en cuenta que las raices ramificadas profundas no son fáciles de desenterrar por completo; de ahíIa dificultad para erradicarlas. Conüene eliminar las cabezuelas de semillas para impedir la diseminación espontánea. §.

b Trpo DE PLANTA

SrruectóN torel-

80 Resistente, perenne

Pleno sol

Sunlo

APRoPIADo

MulrrplrcecróN

a

so

Adaptable

Esquej es' de raí2,

semilla

Penr¡s DE LA pLANTA

@@o Flores, hojas, raices

Usos

@oo@ Cosmético,

culinario, doméstico,

medicinal

-100-


IEurrrpaN

e sosfl

sEfoH

@ VJ,NV'Id V-I lIC SAIUVd

-'t

0T

-

E^rlsnqrBqns

'auua¡ad Efoq

uglsl^lp 'salanbsg

IIII?J

ea

@ oc\ildoudv o-Ians

N9IfVfI-IdIr-InN

Io s ouald

o IVaOI

NQIfVnrIs

ap 'alualslsau

o vINVld 1A OdIJ

ñ 'D)as

' u?lqwDl

otpañ ap sotruil ua Dllottpsap 2s soz2Dut {. salouto pnd

's\qaul2p

unptoq alual»xa Dun Dutto{ oppauw lg. 'BJnpJoq Eun reelt v 'oldruala rod 'sutsll uoJ 'szluuld ap alqzJaplsuof, pBpIluEJ Bun

rauatqo Basep as IS salanbsa Jzurol alqzlasuoJz sa anbunu 'oupaurEJ Iap uglsl Ip EI ueJaJo^BJ sEJeJlsBJ saf,lEJ sB-I 'ouJallul ua zluqd BI E uglccalord BUaIJ JzuolJrodord ap urJ Ia uoJ ouolo ua SaJIEJ sEI e oulol ua BJIaII vl

alo[Bd uoJ rIJqnJ auahuoJ solualxa solrJ ap sauor8ar uE 'a[BIIoJ ns aua¡uelu a]uaruleullou anbunu sefoq sz1 raprad

apand soJalas ^(nul souJal uI o SoI{ sEIuIIf, uA 'oqolo Iap upe8all EI Etseq ouera^ Iap sopulparu apsap opolrad o8rul un atuernp z8uolord as BlJuasa¡d ns o¡ad olsaporu otcads¿ un uauelt szsor SBIIIJaJoU sBpElIIap sB-I 'BJrulB ap ruJ 0e ep elvq,,( uprdnl u1uu1d Bun BuroJ sEJaIlsBI saJlBJ ap I ouzua 'of,ItguroJu 'auueJad E[oq ap o]snqJuqns alsg 'sopE^ala SaIEIJJE

ap aploq IB o B)as erpard ap sornlx vtYd opzrdordu sa o^rtlnf, nS 'saJJatJBd ,( so¡trtguroa8 saulpr¿[ ua soqaslp ap ugrJurutoJ EI vted zaldura as u?IqurEJ. 'seqraq ap sozlJuru ,( satut¡ m emd EJnpJoq ap Btuuld oruoo EIJuanJa{ roduur uoJ BAUInJ as BIp ua dog 'Blot vy vtvd rulndod olparual un ElntnsuoJ 'szfoq sns uoJ ?t un ap uglJ¿¡¿dard qe ,{1 saluurJrpau sosn E Bquurtsap as o^ulnJ olno 'ottpatuur Ir.l

OIUCANV] s{tpavutDlp u)n!,Dnal sDq,t211,4

2?

v

D!n,


Guía de hierbas

ñ

TLrymus

TOMILLO odo jardÍn de hierbas que se precie deberÍa contar con alguna forma de tomillo. Existen multitud de especies y variedades, todas ellas sumamente aromáticas y atraclivas. Si el espacio 1o permite, puede emprenderse el cultivo de una colección de varios tipos de tomillo, elegidos entre las decenas disponibles, que en su mayoría florecen a mediados y finales del verano.

f

T'l'rymus

vulgaris

I

La variedad de uso más corriente en la cocina es T. vulgaris (tomillo común), pero muchas otras se prestan a usos culinarios, medicinales y aromáticos. Algunas, como el tomillo con aroma de limón variegado y el dorado, se pueden emplear para cocinar pero su sabor no es igualable al del tomillo común. Las especies arbustivas rastreras

como T. pulegioides, presentan diminutas

ramas entrelazadas provistas de hojas demasiado pequeñas para que merezca la pena su recolección. Resulta acertado cultivar algunas variedades culinarias en grandes cantidades para cosecharlas, y una selección de

Thymus vulgaris, el

tomillo de mayor uso con fines

culinarios, resulta de gran belleza

cuando esta

en

flor.

% Trpo DE PLANTA

@@o Resistente, d.e hoja perenne, subarbustiva

Srruecróx

IDEAL

o P1eno sol

Surlo

APRO

MunplrcecróN

a

o@o

Adaptable

Esquejes, acodos, semilla

Penrss DE LA

PLANTA

Usos

@

@oo@

Hojas

Cosmético,

culinario, doméstico,

medicinal

-102-


ñ

vl *,

-- e)t -sn)uuD I

s.

xo»otd snutñ,¡7

H$ 'J ap oruluguts 'snJ¡J )Je xo)aetd 7 ) o-rarlsul ollurol Qacntp un uos soased ^( sapadsgc zrud sBpEJIpuI sglu sEIuIoJ sE-I 'sEqralq ap ulprBf lap oluap solrBpunJas soasBd o opr8uutset oszd ap sEpIJnpa.I suuoz vred BqIeq BI ep otntusns ouroJ olllurot 1a aaldura as anb a¡durats Ef,Ilf,gJd

ugrrdo Bun ap ewrT as sosorolo sollnuol aP saPads?f

'salualdlJa.I Ua O olens Ia rlrqn) vmd 'szrnploq ap sEluEId ouroJ 'oluaurl Ed ap susol artue estu^ltlnJ apand pzprsolsll roleur allup vJv,d 'atuetsqo ol{ 'alqupu tBv t{ oJllJgld oduratl ourslur IE Ellnsal sEqJaIq ap uIpIE[ Ia ua o ozÍivLil un ua opl]lnu odnr8 un'sufoq su1 ap EqlesoJ EI B aluaruulnd ElIruIl as o^Illnf, ns Iod s?ratul Ia IS 'ulpIel trp a]red rarnblunf, ua oaldura ns af,aro^EJ olllurot ap sztueld sz1 ap pEpIIIlBSra^ uet? e1 NIAUVI

'a¡qopo8o

-If N:I O-I-IIWO]

'ouJal uI Ia atuzlnp vl4 vrauole¡ ua sauanglsuluuld su1 rz^rtlnJ emd ugzvl Brto 'sepIpl?d asrtcnpord ualens soJalas

aluauluuot¡daJxa souJaIAuI uof, o sBI{ lnru sauot8al ua 'satuarqluB sol ap BIlo ÁerJ"J eI v pBplllqr.tdvpv ns B asad 'salanbsa rod uglJuf,IldUlnur EI EpualluoJal as SB]uBId sop o Bun ap sgul ap vtert as IS 'alqlsod Eas EJnpBpoJE anbunv 'salollatuu svI wzvlduraar ap UIJ Ia uof, oUE vPv) sEIJBA ru¡tldrllnu aualluoc 'oluzl lod 'soUB z1

szlanu seluuld

Soun ap oqet IE salzln8a¡¡t a sBSJedSIp asJzllsoru E uapuau anbunu 'uorJuatz uaJalnbar szuadu seplJalqzlsa z¿L wn

sauorJrpuoJ s,ursllx sBI ualatnba¡

^(

olans ap

odll"r:'ffijrX:

e :uratdvpu es anb auuared Bfor{ ap solsnqruqns ualnlllsuoJ satuarn8ls suurSgd sEI ua szllrf,sap sapepalru^ sBI szpo1 'olueJorap otJaJa un iv¿t) erv,d ollrxol ap sodU soJlo

{rut

olta{a un za,D sDlla 2p Lt9D)21ü Dun a[o770{ lap

)ol»

lD

{ n7{ 0l D otuDn) u2 sauoDol,lD\

uu

'oluLuol

2p s)pop2l.Lot\ 9DSO)2LUtU U2lSlXg

%

sDq.t211l 2P

Dlnt


ñ

Guía de hierbas

Thymus pseudolanuginosus

y un tomillo lanoso (7. pseudolanuginosus, sinónimo de T. languinosus). Se trata de dos especies rastreras bajas que alcanzan una altura de 5 cm; el tomillo lanoso, en particular, forma una alfombra tapízante especialmente baja. Dado que no se pueden aplicar herbicidas selectivos en céspedes de tomillo, es esencial eliminar las malas hierbas del terreno en la medida de 1o posible antes de plantar, operación que debe realízarse a mano. Entre el pavimento Los dos tipos de tomillo mencionados anteriormente resultan asimismo apropiados paru su cultivo en las grietas que forma el pavimento. 41 borde mismo de un paseo, espacio que cuenta con menor concentración de plantas, también cabe la posibilidad de cultivar variedades de T. vulgaris.

En torno al centro del jardÍn El tomillo consriruye una hierba muy indicada para plantarla entre el paümento situado alrededor del centro del jardín o en un arriate elevado, donde las hojas se encuentren 1o suficientemente próximas para que despidan su aroma por el propio roce.

No obstante, huy que recordar que el tomillo supone un foco de atracción para abejas y avispas, por 1o cual esta idea talvez no agrade a todo el mundo. EN nrcrPrENTES

EI tomillo resulta ideal plantado en jardineras o en otro tipo de recipientes, por separado o en combinación con más plantas. Si interesa contar con una proüsión de hojas parala cocina, puede plantarse una jardinera de T. vulgaris si no se dispone de espacio en el jardÍn, o de jardÍn alguno. También es posible cultivar las variedades más decorativas en recipientes, entre las cuales se recomiendan la dora da T.

x citriodorus 'Bertram Anderson' (sinónimo de 'Anderson's Gold), la varíegada T. x citriodorus 'Variegahts' (sinónimo de T. x 'silver Posie) y las de floración profusa com o T. x doerfleri 'Bressingham Pink'. Y rN rNTERroRES...

El tomillo se puede cultivar en interiores cerca de

una

ventana de Ia cocina con mucha luz,,lo que es tanto una original idea decorativa como una forma de complementar Ia plantación del jardÍn. En ocasiones es posible encontrar lotes con todo 1o necesario: recipientes, abono y semillas. A menos que las condiciones lumínicas sean excelentes, conven dria adquirir una planta pequeña en un centro de jardinería y enmacetarla en un recipiente vistoso. Una vez

que se deteriore

y pierda atractivo o utilidad,

deberÍa

trasplantarse al jardÍn para su recuperación. ESpTcTES Y VARIEDADES SELECCIoNADAS

Los siguientes tipos de tomillo constiruyen especies y variedades indicadas paru integrar una colección. Existen otras muchas formas disponibles en viveros esp ecializados.

El reducido tamaño de las diversos tipos

de tomillo permite

cultivar una colección en un

único recipiente

Thymus x .

cítriodorus 'Bertram Anderson'

-104-


-

90t

,uaan$ nrtlls, sn)opouTl)

x snu,fi47

ñ

'ottuq ap o71d oun ua sopoluo1d olllluot ap sodrl so.tto ap

un uo) ,uaan$ nttl!5,

snnpouln

odnfi

srutt,{t4¡

'ur)

E lourarzrut

Ia opot atueJnp alqBIJE^uI JoloJ ns auauuzru anb atuBIIIJq opurop a[BIIoJ uor Bueue e]ueztdul Eun (,plo, s,uos-Iapuy,

ap ounugurs) Guosrapuv ruuüJag, sruopoqlp x 'I 'urr 0Z isol¡urot sol ap v¡tolvut e1 anb EtsnqoJ d aluatslsa-I souaru lo1¡reruu aproq ap sB[ot+ (opurop ollruo]) ,snarny,stuopol.np x'J

'urr E loprpuatxa otlqgl{ uoJ

losoururnl ESor ap

:uu)

sarol{ ,Trk[ wqtqssalg, uel¡nop 'I

V

'urJ ET isatuardlJar ua peplsotsrn uu¡8 ap Etuuld.uun lsupusor sarolJ ^( opearuld aproq ap sufog (,arso¿ ra^lrs, ap orurugurs) ,sn¡utalJz¡, sruopolfrp 'utl 0Z lo1¡uror

eZ lsupzsuard

auanJ sglx ugurll v rolo I' s¡tet¡n t J anb sBr{JuE sefog (ugurll B Bruorz uor ollruot) sntopoqp x'J

sgur

'eruuld EI ap ugrrurrJpuapr elvmd Epllg^ ugrf,Brrpq ap rr Jas Blraqap PBparrE^ BI ap aJqulou Ia ualQ IS 'ugISnJuoJ ue¡t rEJo^oJd apand anb ol sarJadsa sulultslp B EI)uanJa{ uoJ uadnqutu as snJopoqip x J LspeS¡n^ 'J'utn¡¡ldtes 'I 'p)nrp'J ap sapzpalrz¡ 'sopetlr sarquou sol ap urarnblunJ o[Eq B]uaA EI ¿ asJEIIBT{ uapand sutuuld sB-I 'atualrJoJ sgul osn ap sorurugurs sol oprnlf,ur uzr{ as EtsII atuatn8ls BI uA

x'I

ap sodp sol ap BIro,,{ut EI oruoJ BtsnqoJ ru atuatslsal uzl

ou luurarf, aproq ap sufog ,uaan§ raAIIS, sruopoulp x'I urr O€ -eZ loperop aproq ap sufoq Á -ropudal o4qgr{

uor 'B^usnqrv ,tuy uaploD, sruopol.Dp x 'I 'op0to? olltlilol 2p DTDlil Dun

D

orunf Dsuwsap ,4uld wot48utssaf,g, 'sato{ sns sD p D

f afotto{

t\Uln)

s2

pD

ns

rcd

p 21.tD

^

Dqs?ruil oilDq 2p o1td oun ua solltutol ap

odnfi as1

B

s0q)7u| 2p D!n,


Guía de hierbas

ñ

TLrymus

herba-barono

I

I 'Doone Valley' Planta tapizante baj a de hojas de color verde oscuro con grandes manchas doradas; flores malvas; I

cm.

T. herba-barona (tomillo con olor a alcaravea) Forma tapices de hojas verde oscuro con un fuerte aroma a semillas de alcaravea; flores malva rosado; I0 cm. T. praecox arctians (sinónimo de T. drucei) Crecimiento

bujo, con pequeñas hojas verde grisáceo y flores rojas o rosas, 'Albus' presenta flores blancas;2,,5 cm. T. pseudolanuginosus (sinónimo de T. lanuginosus) (tomillo lanoso) Crece formando un taprz de diminutas hojas lanosas;raravez florece; 5 cm.

T. serpyllum (serpol o tomillo silvestre) Forma tapices verdes lisos, con diminutas flores lavanda pálido, 5 cm. T. serpyllum coccineus Una variedad de Ia anterior de flores carmesÍes. T. serpyllum 'Pink Chintz' Cojines sueltos de hojas suaves y lanosas coronadas por flores rosa pálido; 10 cm. T. wlgaris (tomillo común) Más erguida que el resto de las variedades y especies de tomillo; flores normalmente malvas o púrpuras, pero en ocasiones blancas; 15-25 cm.

El tomíllo con olor a alcaravea (T.herba-barona) crece

formando tapices

de

Jollaje verde oscuro con

flores de color malva rosado.

Thymus serpyllum

albus, una forma blanca del tomillo silvestre.

%

TLrymus

serpyllum

--

106

-


ñ

-- t)t --

lBur)rpaIu

'oJrls?luop 'orJBurln]

ege sosfl

salorq 'sullrtuas 'se

fo11

BllruIas

opBuarp

ualq'lllr?J

1a

(roualxa ua) Ios ouald

N9IfVflldlIlnIAI

ocvrdoudv olEns

lunue 'BPETIIaC

o(}

0@

0@@ vINV-Id V-I AC SE-LUVd

IVlrCr

N9IfVnJ.IS

VrNV-Id 1A

OdII

'u?DDtnpout

'uuJpnd as anb JBIIAa vted vnBv ap osaf,xa Ia opuaIJJnJSa orad supau!.q sBIIIuas sBI Jaualuetu ua atslsuoJ oJnJl Ia lucUsgla uuro8 Bun d ogud aP ozott un 'lBlsIJJ ep oJrul un uoJ rssllordurr apand as anbunu 'sEIIIuras ap uglJzuruuaE u1 vmd salutoadsa soJJEt ualslxg 'uaJJnJSa as o8anl .( uunq a5 'sulp sras olgs ua JapaJns apand anb o1 'uautuua8 oluo¡d u¿1 szllruas sEI ¡a8o¡ar I opaur4q ladzd I, rauatuuru anb luH 'rorratur Ia ua lznluoJ ru8nl un ua opaur4r{ BuIJoJ ap laded ap sudu¡ arqos sEIIIuas sEI ap ugrJuurur¡a8 EI aluulpatu auartqo as l¡¡n) e elrJoJE uoJ satorq ap uglJcnpord z1

h

ns Dlsol4 )-»2.t)

n[ap apand

as

ond

'sryuq 2p ugoual4o

ond aruauqutaua? Dgllw 2s D^loqlD D1

o7

a 1á

ry

OL

'Eraluruud u1 ap IBuIJ IE rolJatxa Ie ua sEIJEJquas o 'sBpEIaq ap oBsalr ^(uq ou opuem sulreruqdsvn L oFpl^ o[Eq sEIIIuas sEI rurqruas anb Ánq uprul 1a ua B^loqlu rBAI]lnJ vred 'solpr¡1 sotzld soIJEA ua asrBzIIUn uapand o¡ad ofiruu¡¿ ,(, atranJ JoqES un uaualt sBpBIIoJJESaP atuaurplalduroo szfoq sB-I 'sopupa¡¿dura ua sglu etualpa¡8ut un ourof, o sEpBIBSua v atuuctd anbol un JIpBuE eted ugertoto; q ua BpzJtsoru asEJ vI ua uualdrua as satotq so-I 'salEurJlpalu ,( sot¡BullnJ sosn B Eullsap as 'ugtczr1t*[

§

q ua Eputuasarda¡

'urnpzur uluzld ea 'ollIJEtuB atull

ap ugrJcnpord v1 vwd JIAJas ap sgurapu 'r(¡¡nc ap onlod ap ugrf,BJoqula EI ua atueuodun atualpa¡8ut un u?Iqtuul uos szllrruas sEI 'atuutsqo oN 'satorq ap uglJuatqo v1 vted re^rtlnJ alans as anb e,{'elntugld ap oputsa IE antal anb ap saluu osnlJul EqJasoJ as aluarulutuJou anbunu 'zatnpuut vl rvzvwlv attur¡ad al as IS Erntlu ap ruJ 09 e gl ¿P:T zprn8ra ¿tzru Bun oruoJ a)aJf, BpBJIIap IEnuE ztuzld ¿ts 5

Of AUDOI{ACIVA-IOH-IV u.,Ln) aD,LB

-wnua

%

o

sDqltzll,l 2p

{ D 12 u ofut ¡

v

Dln)


Guía de hierbas

ñ

e

Tropaeolum maJus

CAPTJCHINA

E

p sta planta anual de fácil cultivo goza de gran I popularidad, especialmente entre los niños, y siempre conviene reservarle un lugar en el jardÍn de hierbas. Tanto flores como las hojas son comestibles, y las semillas se pueden encurtir como alcaparras. Las flores de la capuchina poseen tal brillo y colorido que basta con una o dos plantas paru alegrar una parte del jardÍn de hierbas dominado por plantas de follaje. Si bien cabe usar las variedades trepadoras, éstas tiend.en a ahogar otras plantas. Las variedades compactas que alcanzan unos 60 cm resultan más prácticas y son apropiadas para recipientes. La capuchina no requiere aportación de nutrientes ni un suelo muy fértil; de hecho, el suelo rico es perjudicial. Los

1as

suelos muy fértiles

o el riego en exceso favorecerá eI

desarrollo de las hojas en detrimento de las flores, que en su mayorÍa permanecerán probablemente ocultas bajo el follaje. Se precisan suelos pobres para producir plantas densas con numerosas flores que descansen sobre el follale.

Las semillas se siembran donde deba florecer la planta o

bien en tiestos, y una vez que germinen se trasplantan a finales de la primavera o principios del verano. Aunque normalmente se describen como anuales resistentes, los plantones pueden morir con las primeras heladas fuertes, por Io que conüene no adelantarla siembra en el exterior. La capuchina tiene como enemigos habituales a los áfidos y las orugas. Para evitar el uso de insecticidas en una cosecha comestible, huy que eliminar las hojas afectadur ui primer signo de ataque.

% Trpo DE PLANTA

Srruecróx rosRr-

APRoPTADo

Mumplrcecróx

ae

@o Resistente, anual

Su¡lo

Pleno sol

Panr¡s DE LA PLANTA

@@@

Adaptable, pobre

Semilla

Flores, hojas, semillas

Usos

@oo@ Cosmético,

culinario, doméstico,

medicinal

-108-


ü

e

serlBu

IEur)rpay\I

sosfl

VINV-Id V'I AC

-60t-

Ellrluas 'u9TSI^ICI

oe

siluvd NQrlvfr-rdrJ-rnhl

oPBuarp opaur.rH

ualq orad

0€olans

ooYrdoudv

IPI)TBd

Brquos o los ouald

@o -rv-Jol

N9lfvorrs

auuaJad 'alualsrsau

o@ vJNV'Id a(I

odII

'soq)?nl

apnl,r,,,,rl',";,i,Tt;Tfi',,J,:::iJ"JÍ;:i:,T:TXT

I

h

2p 2TDU)D Un

"'sot¿? vted uorJJ¿rl¿ ap oJoJ un alntusuoJ utuzld u1

ap

tottalsod ayod

o7

ua opordotdp Dllpl

'rn,ffiÜI

sBI ap ugrsr rp rod zcr¡dulnur as u?rqlrr,r JutrsaJau ap osBJ ue eeugtuodsa ugrJzuruasrp ap sulnrugld uoJ JBluoJ grpod as aluarulzrurou salquro^EJ sauolJlpuof, ua d szllruas ap ¡rt¡¿d B asrrJnpordar apand BuBIJale^e1 'BIJEJolnlua auahuoJ solsandxa sarz8nl ua 'aluulsqo oN 'otas un ap oJnJSo opuoJ Ia uoJ alsuJtuoJ ua s¿8rdsa sElle sBI ap pBprsolsl^ uB¡t EI vPeP 'v)zetolJ anb rzfap anb Árq'seqJarr{ ap ugrJJaloJ Eun ap otunlro¡ Ia ue s?ra]ur ap Btuuld ouroc olgs B^rtlnJ as IS 'Bruozrr Iap ollorrusap Ia ue uaruaJuoJ as serS¡aua sns supol anb ercd asrzunurla ualans sarolJ se1'zrt ns ¡od E^rtlnJ as EtuEId q opuzn) 'BIIrurE^ e v:ruv?e4

uot8 ap Dluvld oun

owto{ ouvttalD^ Dl

'salzurJlperu sauorf,Brrldz szso-raurnu

uauau seplpl lp atuau¿u-rJ s¿lnzv apra^ szfoq sB-I 'arEIrrE un ap JorJalsod al¡ud EI ua epurdorde Btlnsal 'sE^rlJBrlE

sgur suqJarq sBI ap Eun alntusuof, ou anbuny 'lutuatueuJo etuuld oruoJ atuaruludrouud B^rtlnJ as vlp ua lo.{ o¡ad

alqvpvt8v Eun uBIEr{xa ru E'T e Z'I ap soprBp sollel ¡od suprualsos sESoJ o sEJuEIq saJolJ sB-I 'o^rlJEJlB ouarJ

E

Eqztserd as

anbl I

'zÍvt ns ¡od pupan8ltue EI ua epvrclvl sra EuErJalB^ E

1

VNVIUE-IVA snDupI$o %

DUD!,L?\DA

sDq)7nl 2p

»

Dlnt


a

Guía de hierbas

Verbena officinalis

VERBENA T I

a verbena es una planta perenne herbácea de hojas dentadas con tallos ramificados que surgen a partir de

raÍces con tenden cía a extenderse. Suele formar una mata

de unos 90 cm de altura y 45 cm de extensión. Se caracte riza primordialmente por sus hoj as, y las insignificantes flores malvas que nacen en las puntas de los vástagos apenas contribuyen a modificar su aspecto. Es preferible usarla como "relleno" en arriates de hierbas mixtas a emplazarla en un lugar preminente. Aunque no se

presta a usos culinarios su inclusión en un jardÍn de hierbas utilitario se puede justificar, pues las hojas secas sirven paru preparar una tisana considerada como un suave sedante.

La verbena se cultiva con facilidad mediante siembra de semillas en primavera o por esquejes tomados en verano,

aunque la división constituye el método de multiplicación más rápido y sencillo para un número reducido de plantas.

Aún siendo una perenne, es posible reproducirla anualmente a partir de semillas y eliminarla al final de Ia tempor ada. Para las semillas, habrá que recurrir al comercio especialtzado o a viveros que cuenten con hierbas y flores silvestres. Lo verbena no

es

una planta espectacttlar,

aunque hace gala de las pequeñas flores presentes desde mediados del verano.

§ Trpo DE PLANTA

ao

Resistente, perenne

Srruec,róN IDEAL

o

Pleno sol

SUTIO APROPIADO

oeo

MUTTpLICACIóN PRnr¡s

@0 Fértil, bien

drenado

Esquejes, dMsión,

semilla

-110.:,

DE LA PLANTA

@ Hojas

Usos

@ Medicinal


ñ

-- ttt --

IBurf,rpalu

€@

oe

ü@@

@@@

opalx+q'llu?{

BIIruas 'uglsl^lcl

'sefoq'sarolá

'orlEurlnJ 'oJrl?IusoJ

sosn

SAJIBI

auua¡ad

vrNvrd v-r ac sa-Luvd Ngr)vfndrrtnN

ocYrdoudv

olans

lercrud Erquos

rvacr

N9rfvnJ.rs

'elualslsau

o@ vJNVtd aa

odr]

h

- 'sBIIoJBru sBI ap uglsl lp rod o 'suprcalqztsa za^ evn Baugtuodsa ugrJuuruesrp Jod uaf,npo¡da¡ as sulalor^ sB-I 'soJas solans sol uatpa as anb ardurars 'ornur o olas un ap EJras o sEqJalr{ ap satBrJJE ua sBpErdo¡d¿ uos 'sEpura^pBur atuaurllJgJ ¡us¿d uapand opzrudas ¡od sand 'olans ap Brntraqor oruoo sodn¡8 ua uztuuld aS 'sopaur4r{ I saprg¡ solans ua I lercrzd Brqruos uoJ ¡olaul uu¡adsord 'sopealos saru8nl rzJalot ap Jusad y 'sorurxgrd souaJJat ua o sanbsoq ue szsoqJaq szruol ua L soparrr4q L sorJquos solas ua IBJntEu BurJoJ ap uaJaJJ 'salEurJlparu saurJ uoJ oaldula ns aluarJroJ ¿¡a anb ua odurau un oqnq I 'sor¡¿urlnJ sosn B u?rqruzt uzuusap es 'vz¿Ilaq Bperllap I aurn;¡ad ns ¡od etuarul¿dr¡ur¡d uarrplnJ as s¿talot,r sEI Erp ua loq anbuny 'satuu8u4 l, 'salqop sauorsuJo ua 'oueruzl

'suol"talut ua DDuoSo{ ns ap nyn{s1p

alalllwot un .Mlto)

oltü

ond

D7DN 'CItatpuntd

Dl2p s0otlzp sol zp Dun uos s012lo1^ sD7

rol¿ur ap saJou sns uEqBlrf,sns sBlsruorf,JaloJ sol aJlua anb ugrrJurw vl vpep 'puprrulndod u¿¡3 ap opesud 1a ua uorvzo? 'elvtopo 'A ap satuarpuaJsap soprJqlq uar(nlFsuoJ

atuauralqzqord anb 'uuue¿ ap sBtalol^ sB-I 'sBJuBIq sEtalol^

Ja^ ouBrtxa sa ou ,{ 'Irlze ap sapEprlEuot sBrto uEp a

nb

unu'

"'r:orrr'1ffi,J?

as

Jl#'J,,;:ll :#[,:Hr:[",

ua anbunz 'nrrin*rrd z1 ap putrur BI E orJrul lap ,rnpolá as ludrcur¡d ugrJBJoU E-I 'uorsualxa ap urur ZI s¿uadu uoo

ffiH:',-:,T ;::j;, ff :Y,H]*H ;:

H

::;:l:r;x1

¿tu¿ld E-I'soJaurpJEf sol ap ElJoÁerJg El ap ugzv,J,oJ Ia ua-T

rz8nl un oprlz^ Br{ al Etalol BI ap Brf,ueEv4" Bpzrrlep

EI

VIE-IOIA Dl0to?o DIOlA

q

v

soqDn| ?p Dlnt


ULTIVO DE


SVSU!II


Cultivo de hierbas

ñ

PLANIFICACION Antes de emprender una aventura más ambiciosa que el cuidado de un par de tiestos de hierbas culinarias en el alféizar de la ventana de la cocina, es preciso evaluar las proporciones del espacio disponible, yaseaun jardÍn, patio,terraza, balcón o incluso una jardinera de ventana, asÍ como las aficiones e intereses personales y el tiempo que se piensa dedicar al cultivo de las plantas.

-para los amantes del arte culinario que cuenten tan

I

en la que se combinen hierbas con otras flores y

sólo con un pequeño balcón pero estén dispuestos al cuidado de las plantas, el

a

dedicar unos minutos al dÍa mundo de las hierbas puede pasión. Si el interés personal remedios caseros, se dispone

convertirse en una verdadera se centra más en 1os de un jardÍn orientado al norte y en gra:n parte sin protección, o el tiempo cuenta mucho, todos estos factores condicionarán la elección de las plantas a la hora de planificar el jardÍn. La información ofrecida en la Guía de hierbas servirá de ayuda inestimable para valorar las posibilidades de lograr el equilibrio justo entre tiempo y esfuerzo con relación a los resultados. Tradicionalmente, las hierbas se cultivaban en jardines formates de diseño geométrico como los de los monasterios y grandes propiedades fundados en la Edad Media, o en jardines informales de casas de campo. En un punto intermedio entre estos dos extremos existirÍa el tipo de jardÍn adecuado para cada persona,ya se trate de una parcela de hierbas designada o de una zoÍ7a

vegetales.

'/

Antes de plantar, es esencial analtzar las caracterÍsticas del jardin y trazar un plano a escala. De este modo se .gafanlrza obtener la máxima correspondencia posible ..r,tr. el hábitat natural de las hierbas elegidas y la situación que se prevee ofrecerles. No es preciso ser un arquitecto paisajista para medir las dimensiones del terreno y transferir 1os datos a un papel cuadriculado. Deben incluirse muros y vallas, caminos y estanques, setos, árboles y panLallas, y otras particularidades existentes, com o arrrates elevados y rocallas, paseos y escaleras, terrazas payimentadas y escaleras, y estructuras , como garajes, depósitos de petróleo, de almacenamiento de combustible y cubos de basura. El hecho de señalar Ia orientación norte-sur del jardin permite de inmediato identifi car y marcar las áreas de máxima, media y mÍnima recepción de luz: las situ adas a pleno sol, Ias que reciben sombra parcial y las que nunca gozan de luz solar directa. :

Setos recortados

rigurosamente

perfilan una serie de arríates herbaceos geométricos en el

jordín formal

de

Hatfield House, en Hertfordshire,

lnglaterra.

B

--

114

--


-

gtt

DSU

solullstP o&llm 2?

121swu?1

'2AS2p 2S OlilO)

- zluztd2T¿

llp DqDtq

- op?uilP ualq'los - O)25'lOS

D\LIDS'O[OuOq 'ou2&?.to

-

ouald OUzl¿

tns lD op2luTlto

'soqtzn4 2p pD??L.tDL

S

1D2D UO) DISD$

9

szuoDtPuD soluol

I

ulptDfun u2 osnPul

t

2u,ou lD o?DluaUO

apand ouanbad

Z

lilDf,|UDul

e

afiuod2s 'DpPnsuo) - op2zlos t{, opawy.¡7 DlttDtuzltu)'DJolLLOSta q - IDD)Dd Uqwos - op22los'l!u{ o)uug

otDl.uD 'Df,21D3

Dqtlul

DpuDt\Dl

t

t-

pmDl ousD

a? D[u

ol»Dupl

p

-

b

Dqúilv Dun oDDdSz

D,rud

'EuBrJalv^ eI oruoJ 'pBpaunq EI uaJalol anb sBqraq ap ugDJalas Bun uoJ asJEtuEld apand 'ouu¡a^ ua EJaInbIS ru otalduroJ rod BJas as ou anb oJad BPEuarP ualq EIaJrBd Bun elsxa ulpJE[la ua rs 'sBaugJJa]Ipaur seuoz svl¿p surruur8rro sBI anb opBJB roluu¡ ua pzpaunq BI uuJalol Á uararnbar -ser{ruu sufoq ap sEI opot arqos-- gup_Bldrrral I szpaupq sauor8ar ap s¿rdo¡d sutuqd rs1:,'lurruBu turlqgq ns rod atuaruludtcut¡d sepuulruralap uauall Burslru BI ap sEJrJIJadsa sapEprsaJau sEI 'osEJ atsa ua u?rqlu¿l I 'uluuld EI ap olloJrusap Ia vted IurJuasa otrslnbal oJto sa ¿nE¿ 'saluardrca¡ ua o^rllnJ ns atuErpaur 'ouE1d opzla] un ua IE 'oldurala ¡od 'JBIos znl ep ugtcdacal EI emd sotctdord sgur sope^ala sours ua Ios Iap satuvrJte sutueld sBI JBJoloJ ap puplllqlsod BI aqur sgurapv 'Etalor,r vI Á ulnrgdsu EI 'Etuaru BI uBtuanJ as sauorJrPuoJ sBlsa E pBpIIIJEJ uoJ UEIETUIIJB as anb suqJarq sBI aruA 'opquros uarq sgur Jet)gJe) ap urpJ¿l un auar] as rs oprprad gtsa opo] ou'seqJelq ep vlng ul Ertsanur ouroJ IBt oJad 'oraruor 1a I vuvrolaru BI 'oJluBIn Ia 'e)vwqlv qoruoJ suqralq ap salu¡aua8 sotrsrnbal sol B uztsnlB as osoulurnl ru8nl un ,( opzuarp ualQ olans un 'szaugJJatrparu seuor8ar sBI ap sopealos ,( soprleJ serurlJ ua ueur8t¡o as sEqJaIr{ suqf,nlrr anb opECI

-T '0.t2s0)1

ulpnf un

ua soluoyd

sDtlo {, opttoyot

arullluq ap sato1f

uü Dl.

solunf ua»n

t\lD S t{.

SO

ttlgutOtO

sofoq ap sotuoZn1a¿

%


Cultivo de hierbas

ñ

resistente perforado a intervalos y se rellena con tierra de

Si, por el contrario, el jardÍn presenta suelo arenoso que no retiene la humed ad y se desea cultivar plantas como la bergamota, el malvavisco y la ulmaria que precisan lugares húmedos, es posible adaptar las condiciones de cultivo a sus necesidades cavando una zanja ancha o una parcela con la forma aproptada de 30 a 45 cm de profundidad como minimo. Se cubre con una lámina de polietileno

jardÍn enriquecida con gran cantidad de abono o estiércol para retener la humedad. EI polietileno impide que el terreno se deseque con excesiva rapidez,y evita alavez que quede anegado. (Pocas hierbas prosperan con las raÍces permanentemente en agua.) En rachas de sequÍa, la zor'ra debe mantenerse

Prep aración de la

tierra

-estiércol de granja, mantillo de jardÍn o de

La mayoría de las hierbas se adaptan a cualquier tipo de suelo. Algunas de las más prácticas, como la salvia y el tomillo, crecen de forma natural en suelos pobres y superficiales que suelen estar secos y agotados. Rara vez habrá que desistir de cultwar una hierba determinada a causa del suelo, pero se obtendrán los mejores resultados si se trata de proporcionar a cada hierba el tipo de condiciones de suelo que requiere. Cuando se preparala tierra para el cultwo es importante eliminar las malas hierbas perennes y cavar el suelo a una profundidad de uno s 25 cm. Para plantas de raÍces profundas como el rábano rusticano y el levistico, debe mullirse el suelo al doble de dicha profundidad, sirviéndose de una horca para aflojar el nivel inferior y rellenarlo con abono o estiércol en abundancia. Los suelos arenosos se trabajan con facilidad pero dada su estructura suelta tienden a secarse con suma rapídez. Si se desea cultivar hierbas que prefieren un suelo fértil y húmedo, debe enriquecerse la tierra con materia orgánica

Es

húmeda mediante riego frecuente.

algas

-

y

cubrirse con pa¡ote las plantas cada af,o. Como los suelos arenosos suelen estar agotados, es preciso añadir un ferttltzante de jardin general equilibrado antes de plantar, aplicando las dosis recomendadas por el fabricante. En el caso de cultivar hierbas que requieran un suelo rico o fértil, la tierra debe escardarse o rastrillarse para incorp o rar fer t llizante anu almen te. Los suelos arcillosos son dificiles de cavar, se anegan a menudo con las lluüas,y forman terrones pegajosos al tomar un puñado de tierray apretarlo en la mano. El suelo arcilloso tarda en calentarse en primavera, puede endurecerse con el tiempo seco y caluroso y resulta difÍcil de trabajar. El tratamiento sugerido para los suelos arenosos mej orará asimismo los suelos arcillosos. Los suelos francos son fáciles de cavar y bastante ricos en nutrientes. Salvo la incorporación anual de fertilizante para aquellas hierbas que requieren un suelo rico o fértil, no necesitan ningún aditivo periódicamente.

tudio del su elo

Para obtener información sobre los tipos generales de suelo, es posible

llevar a cabo una sencilla prueba, conocida como la prueba del tarro de cristal, siguiendo estas instrucciones:

1 Poner

B

unas cuantas cucharadas de

tierra en un tarro de cristal grande, llenarlo de agua y taparlo. 2 Agitar el torro enérgicamente y dejar que se asienten la tierra y el resto de materiales uno o dos días. En la tabla de la derecha se ofrece una guía breve con los tipos de suelo y las hierbas que mejor se adaptan a ellos. No obstante, caben variaciones pues la mayona de las hierbas no son exigentes.

i'i:i

--

arcilla at'e na

Su¡lo

Su¡lo

ARCrLLoso

IJna banda ancha de arena y piedras cubierta de una capa mas gruesa de

arcilla compacta.

-

116

-

MEDro

Su¡r-o LTGERo Una capa gruesa de

Con capas mas o menos iguales de

arena

areno y arcilla balo la

piedras

superjicie del agua.

Jina de arcilla.

y posiblemente

y una banda


ñ

s1¡o

orauou

snuttD u.ts od

Bpnu

sualoa^Dt7 o1n¿

BI^IBS

s1¡ounúo at\las

oIIIIIoI

snñ4I un{{o

¡fara¿

wndyn ulnuqasotla¿

olloJrrad

wryyo{atn sn)sul4tuv

ofoulg

an?¡n,t wnln)ruao¿

IarnB-I

s\lqou snrn0l

oJrlsI^a-I

a1oun{{o utn)usu\a7

DttDJD)

sualoavztS

opda¡1 ua)et BqraIH

urupauy

utnNJDS u,mr?u0!,to) utnsotdouaolps wryllv

oplaug

olluBIIJ ourlloqaJ u¡rurnbly ErEr{Bqlv

uln)\LsDq u.muDo

BAABIEf,IV

Dll!1il2lp\v lLtD) &Lnfi)

-

ITT

-

stl?u2$o ?u?l,tzl2\

EuErralBA

BlrEtuln Dl.t?u\n Dlnpuzdqt¿ DlDtopo sllur{w osorolo olloJlrad

undstn ulnu\aso.tla¿

ESIIAN

sr1oun{{o DSStlaW

¡fara¿ Bluay{

D141u2W

out,{p1p D?tDuoW

ulouru8rag

epunnbly

Dllllil?lpIv

uo1193uy

otqa?uotptz otqa?uy

EuBrJalBA

sr1ouo{{o DuDttalDA

pttzwln o1npuaú1r¿ s11own{{o DaDqtlV

a1oun{{o &LnutntszN

ecrlg8uy

sopvuatp ond sopns ua ot\uln)

pnd sopordotdo uos uQDDnuUuo)

DZUD

,21üp!H, DpuDLDl

snloln)s xzwnd Bpuopal ErapaJV 'oposad opns ua oaugluodsa 011t211111)2,D

2p sDll?nbp {, sopun{otd

s»lDt 2? sDq)2ry sq »uoLD¿ 'amhadns Dl ap aruanta{ opvllutsul l2 21uD1?211t zstz)Oflut apand o?Dua,tp ond otpaur otuo{ opns lA

oaahroH ofNVuJ

olouoBng

suqpnl szl ap oltor{ow Dl uDd lzapt opns 2p odu 2ls2 'o?Duilp u4q, nu alualttlut?uag s2

{, saluatrynu ua

ofN\ dc

sruu{t47 an8¡n,t utnuo7ug sluqou stu,t2141uv DlnpuD^Dl

ollluol oueSgrg EIIIUBzUBT{ ofou111

wnlwruao¡

nln) un) D.tp

D

1

s

11il2

uv

umtpu0uo)

ugBensg

olluBIIJ uluuog earpa[v

'solans solpt? ua uD)adsoñ sa1qol do?D sD aupilatt? aw sD qLranl szl sDpol ond \aluaulnu sol o?suot asopup^a11'zapldot uot DpDuil? osouilD opns un uE

ElualN

BplansuoJ

7a

EpuE^E-I ousE lap BqraIH

sruuztq DDqlouzo

amZ¡n,t

s

utnNJDS

orDg

st1oun{{o o8orcg DuDluow ofam1og

Dqluzw

utoure8rag

ow,{ptp DptDuow

a1ounr[{o wn1{r$ru{5

ofuafy unlqlulsq? aslurzuv 'opalttltq oruo{ o otuo{ opns un uantfañ anb soqtalq ap o{\uln) ond sopoñotdo sput ug,tDqnsat BrJEurln oJSr B^IBIN oJrag utoure8rag

ow{pry Dpfiuory

otqa7uy

otqa?uotprv ns

D SD?Dlt) SDI'SDp211tt71,l S»lDt

szl aluauLaluauownd nual uDlsalap sDq)anl sal ap oltot{out Dl uilq $ oaaNoH o-I]ns

Dpa{tad

sa onSo ¡a otafu1

osoNauv

olans

'lunl?u lqnq?q ns 2p lD 2lqtsod to¡uans spu ol opns un u2 sol,tD\llln) 2u21^uo) 'otrfi1otd ugnoto{ { a[o770{ aruDpunqD uo) 'szsotoZt,t, spluold Dualqo ond Dun ua tondsotd { n¡t,tatqos uapand suq)aul szl a? olto{out o1 so1uo1d

'opns ap DSDIw upt7 q p osod ap uat{nqtnuü anb 'sopun{otd s»lot

'ond opns ap sodq ap pD?altn^o11dtuo

sos ollp)D sopns sol' IDD{ndns odw Dl ua DDuDpunqD ua uypnf ap ollguvltt ap ugnD.todtotut Dl aluDtpaw

)lnn

ap alualtt1o

dnuttd'

so

qta!14 szl tat)

D »atoLo{'oZnqwa uts 'Dqautptof ua opalt?atd ¡a sa ou'olt)atul.n ua osofo&ad

D

alsa

E

anb opDe

ap

lap Dt]o D Duoz Dun

an{rp anb ua {, auodstp as anb yap

opns ap odq la .t»ouü aluDlnúm sg

{ olans ap so üt

sD q,L2!14

sDq)7nl 2p

so1 omd sa1qluodstp satuilnnu sol uilqu,tDl ouls onSo pp uQnualu ap olQS ou olta{o opns

sapDpatdotd szl D 'ul?,tD[ ap odq

alualttDfipsqv { ouon^ ua unp a^lan^ as olans ap odq

osor-Ir)uv o-rans

Dl

B

oMU)


Cultivo de hierbas

DISENO DEL JARDIN DE HIERBAS El sol y el suelo son factores fundamentales, puesto que condicionan las probabilidades de las plantas de alcanzar un desarrollo ügoroso, en el mejor de los casos, o de sobreüvir, en el peor de los casos. Si bien dichas consideraciones guardan relación con la planificación del jardín, el lugar y el modo elegidos para el emplazamiento de las hierbas deben responder asimismo a las preferencias personales.

Q i caminando por una calle cualquiera de un pueblo o Jbarrio residencial nos fijamos en tres o cuatro jardines

entremezclados y, como objetivo adicional, plantados 1o bastante cerca para impedir el crecimiento de malas hierbas. Otro jardin puede caracterízarse por el predominio de rosales, desde los tipos centifoha y rugosa hasta hÍbridos modernos de flores grandes, plantados en borduras y arriates irregulares e intercaladados con hierbas ügorosas como la aspérula, la mej oranayla borraja, formando un aunténtico jardin de fragancias. Inspirada tal vez er:r uno de los magnÍficos jardines de las casas solariegas, la cuarta parcela puede haberse concebido como un jardÍn blanco, mediante el uso de plantas de follaje plateado, tanto por las caracterÍsticas que las unen como por aquellas que las separan, y con la presencia tal vez de las florecillas en forma de botones amarillo brillante de Ia santolina junto con las diminutas flores rosas de la betónica de hojas lanosas y las espigas púrpuras de salüa y espliego.

cercanos, observaremos que son probablemente idénticos en cuanto al tamaño, forma y aspecto, y que además cuentan con un tipo de suelo similar; en otras palabras, constituyen copias exactas de un mismo plano. Aun asÍ las preferencias e incluso las personalidades de los diversos propietarios se reilelarán en los distintos modos de enfocar Ia planificación del jardÍn. Uno de ellos puede haberse trazado con arriates

rigurosamente simétricos, plantados con precisión milimétrica. Puede haber hileras meticulosamente rectas de cebollino, salvia , manzanilla y lavanda, sin la intercalación de una sola capuchina naranja brillante que interrumpa la geometrÍa. El jardin vecino qu:zá esté plantado con macizos y racimos de hierbas y flores, cuadros con acianos, caléndulas, alquimilas, salvias púrpurea y mastranzos varíegados

UN esprcro DE FoRMALTDAD Si la imagen preconcebida de un jardÍn de hierbas o de una zona herbácea está asociada con lÍneas formales y bien definidas, quizá convenga reconstruir el trazado o al menos marcar las lineas generales sobre el plano. Las dimensiones de Ia parcela no importan, puesto que "formal" no es de ninguna manera sinónimo de "grande". Puede lograrse un aspecto de absoluta formalidad en los espacios más reducidos, o crear una isla formal, tal vez en form a de rombo o en una serie de cÍrculos concéntricos, en medio de un jardÍn informal. Tras determinar el espacio por plantar y tomar notas del aspecto y tipo de suelo ,huy que medir con precisióny trazar las lÍneas generales en un plano sobre papel cuadriculado (a escala de uno por dtez centÍmetros). Cuanto más formal y estilizado se proyecte el jardÍn, mayor importancia tiene

Las plantas de este

jardín de hierbas formal crean

un contraste apropiado en términos de altura y colorido

de

follaje, con las plantas de bajo

crecimiento extendiéndose sobre el paseo de piedra.

--

118

--


'

-- 6tt --

soutnbsa sDl ua s o1nBugttl

un pploquru )T0tilv

ñ 'olsandotd opDzD.ti lap otluap sa1qysod salpuootpul souastp souol\ 2p solnoq roz\Da¿

o»pqt7q 7ruu)D un 2? s?lDuoolpo,tl sol7pow 'satErJJE sol rBSId ap pzplsaf,au EI IE]IA¿ eled IBlauaB u13a: oruoJ 'BJpeId ap susol ap sor{f,aJtsa soas¿d atu¿lpatu suJrt?tsa seuoz¿¡ ¡od Á prptpouroJ rod sopzrudas sozIJEIrI sgur o sop ua sapuur8 sorpznJ ap ugISI Ip BI ue esopugszq 'soaJgqJar{ satzrJJe sol ruJlJruuld urcd uglllaloJal BI rana:d auarnuoJ olla rod 'szl¡Batostd ap oBsaI-I E 'sBpEJIIap sutuzld ap Ef,ra¡ r¿s¿d o Btnnll ap Elp un ua oqf,uz ¿fvrlJe un ap ErasB-It al¡¿d eI u, rvzuvf,le vmd vnBe ap sutoq sBI aslauod anb Ánqopuznf, louaul o31u 'taculd otapupJa^ un ardurars auodns ulpref trp szqlelq ap uprSoJal E-I 7utv? lanbnoq ¿p atallruzr un JEuoIJJaJuof, emd oJauror .( o1¡urot '1t[arad ap sollz] soun o vpvJodural EAOrru

ap satuestn8 t{ svlvtyd ,p roqus I¿ tyzlu¿t emd Btuatu ap sBlIruBJ sop o Bun :ouElx EI ap af,uBJIB IB so]uaulpuo) rauat ap pupl¡qrsod BI ua alrud u¿¡3 ua aplsar oaf,gqrar{ etvtTJu, un ap las ap ugzer E-I 'SBIJBUIInJ sBqJaIr{ sBI ap osuf, Ia ue EqJesoJ ep d 'upod 'auo¡al 'o8at¡ 'opBpJEJSe ap seJlpguad saJoqEI uBlISaJau sarralr¿d ,( sozr¡¿ur sol sopol 'lulJuesa uglf,IpuoJ Bun sa setuuld su1 E osaf,Ju 'oJpcgrd otoads¿ Ia BtsI ap aslaprad aqap ou Ia rutrllf,B{ 'BrarJard as anb 1uqo18 BuroJ BI ap atuaruatualpuadapul 'sof,rrt?uroa8 sopv,zvrt sol ua EpIqBJ aualt ou octrldura opot?ut 1E 'ro8u ourlxelu Ia uoJ uaf,IIBaJ as satualn8rsqns sauorsrlrpqns sz1 I IBIJIuI ugIJIpaIx EI anb ap asJz¡n8as¿ 'o)uquto.tD 2JDtt.tD 2152 U2

DSOL

losor opwllzp un {, soutntp

s0l 2S

{.

svu»nzv uDpz2u)

DUDUO)IN DUn

onwot

Ta

'ofouu4

l2'D\l7sztpDltt Dl ap onuoSot{ o1

%

sDcu2114

2p

owln)


Cultivo de hierbas

ñ

último forma una agradable alfombra, además de añadir

aquellos que sean accesibles por un solo lado no deberían extenderse mucho más de 90 cm. (Éstos pueden bordearse por un lado con vallas, setos, pantállas u otra estructura que impida el acceso desde el resto de lados). En el caso de arrtates totalmente accesibles, como un parterre aislado, puede resultar conveniente que se extiendan hasta 1,5 m. ElEccróN DEL

fragancta aljardÍn. Como tapízan[es se emplean variedades enanas y rastreras, pero conüene recordar que el paseo

de manzantlla precisa más cuidados que ningún otro. Cualquiera que sea el estilo de plantación imaginado y las hierbas que se desean cultivar, primero hay que preparar bien la tierra para garantizar un. equilibrio proporcionado entre un buen drenaje y los nutrientes adecuados. Si hay problemas de drena¡e, debe cavarse el área designada a una profundidad de 30 cm y trabalar el fondo con una horca. Acto seguido se rellenala zanla hasta la mitad con cascotes, se cubre con una capa de 10 cm de suelo con franco calidad enriquecido con estiércol bien descompuesto y mantillo de jardÍn en abundancia y se nivela con una capa de grava o lascas de piedra.

PAVTMENTo

La elección del paümento puede estar d.eterminada hasta cierto punto por los materiales locales o simplemente por las preferencias personales. Una vez que sehaya escardado el área por completo, se construyen los paseos diüsorios de ladrillos (dispuestos en alguna de las formas habituales, como en espinapez o circular), piedra, grava,lascas de granito, ürutas de madera o incluso manzanllla. Éste

paseo de

ladrillos

en

espinapez

pavimento

y grava

lascas de

granito

manzanilla

q

El camino

de

'"1V/'

ladrillos gris oscuro crea un efecto espectacular en constroste con las

plantas

de

follaje

dorado y plateado.

--

120

-


-TZT-

'szloluzu,t0uto sol 2p szlDuDlp?u) sptuold sq qP!^tp ond ollltpvl l2? uot 'TouoDtpDtl olt0) 2p D?2nt

ugoDztllln

sulaqu sEI uaur1z anb sa]uEpunJJIJ sEluBId

se1

q

ap oaastp la Dlruila lDunlp2l.tt

[o1ar olapr

ulpnf 2§¡

un uoJ asJaJBr{ v,Nd o]uoJd opulszurap sa BJUnN

'atuaruzpnzuatJuof, opzsuad leco¡ olund un aluelpaul asrezlee.I uapand szqraF{ ap seuIpIE[ ap sorlrt?ruls sopezvry soJlo ualq Is 'oplJalqutsa I opearJ ualq oalJlu un 'ugrJ)vnv ap o¡uaf, un otusru IS lod aÁruUsuoJ Bpanl ap ulplu[ un Iap Ernsadsa EI oluq sotlnro uapanb soIpEJ so1 anb JEtIAa I solcarroJ sa¡¡rad sol rulrasuoJ ap uIJ E Elf,uanJa{ uof, suluuld sEI Jzpod ,( ¡¿l¡of,al anb Árq EpanI EI ap I¿nstlt otJaJa Ia Jaueluuul vied'szlalot:t 'aIBIIoJ

ap BuJoJ ua opEpod aluaulBsopEplnJ IeInBI ap olsnqlB un

ESn as opBJBlsap olualuala oluoJ 'lElualuBuIo ollual un rBIrruIS opotu ap JlntltsuoJ uapand u?Iqruul sBluBId sz1 'afBIIoJ lap soldord so1 E pepll¿uol I zrnlxal ap alszlluor osorJnJ un uaJa{o anb ouIS 'ugIJJEr1v ¿p of,oJ oluoJ UaAJIS olgs ou soluauala sotsg 'sBqJaIq ap sauIpIB[ ua sPpEn]IS

,( opusn

ualq IEuEd un arlua IEtuaIqIxBoIpaIu U9IJEIaJ Eun alslxg uglJdo Eun Jas Elrpod luuolJrpzJl vl.ed ap EuaurloJ

'BpBUaJE

Bun 'Brntlnf,rdu u1 E sopEuoIJIJB sol BJE¿ 'soJE[Ed eted BIld atuu8ale Eun o otsnur ap olralqnJ olpau opzuolsora Ios ap

su1

,( BuIIoluBS EI 'oueua oSartdsa Ia 'ouIIIoqaJ Ia oluoJ

oplqa¡Suof,

I

rulnEal ollqgr{ ap suqlalq sBI szp¿rdo¡d¿

uos 'soIpBI sol aJ]ua saJolf,as sol ua sBuEua sapBpeIIE^ uztuuld aS I EpanJ EI BJolof, as 'aluauuolJalue olIJJSap

Er{ as ouroJ IBt Elrall ¿l epvw,detd zett Eufl 'elocp8z opuf,raru o Bf,Its+r sapepan8quu aP Bpuall ralnblunJ ua asrrJlnbpu apand anb 'oJJBJ ap Bpan¡ Blarn Eun TEzIII]n ua atsrsuoJ lulruJnrtsa uglud u48uru ¡¿oqdu uIS IBIuroJ n sBqran{ ap ulplul un rlnSasuoJ ap oAI]JBllz opoul ul I

'DAm 2?

outto{

uü silopas

u2 oTu?tuf,D2.t) o[Dq ap suq)an¡ so1

onuo&ap uo)

ttplt\l? pnd u2tlJls

ott0) 2p DP2n) Dun ap sopolso8sap sofot sotpD]

so11

sav,urJoJ sEqJaIq ap saurprvl %

soqnnl 2p

)MU)


Cultivo de hierbas

ñ

un arriate en forma de rombo subdividido en cuatro triángulos y un cuadrado. Cada macizo puede plantarse

Los

ladrillos dispuestos a modo de "pasadera" 0. troyés facilitan el acceso a todas las plantas.

de los arriates

cono o esfera, o bien un rosal llorón entutorado en torno a un palo grueso. La campanilla yla clemátide pueden crecer asimismo rodrigadas alrededor de una estructura cónica de cañas. otra opción igualmenre llena de color podrÍa ser una urna de plomo, piedr a o barro, o un elemento similar, plantad a de capuchinas trepadoras, tomillo y matricaria de flores púrpuras y blancas, cayendo sobre el borde a modo de cascada como una fuente de fragancias. Cn¡ecróN DE uN EFECTo

Con el jardin planificado en lÍneas generales y talvezLa idea de un ornamento central, llega el momento de decidir el estilo global de plantación que se desea conseguir. Un

con matas de hierbas bien definidas siguiendo las formas geométricas, o bien con hileras que podrÍan componerse de lechugas compactas, coles ornamentales y otras verduras, con borduras de diferentes hierbas par a cada arriate, de tomillo en un caso y de cebollino u orégano en otro, por ejemplo. Cualquiera de estas opciones ofrecerá un aspecto pulido y ordenado a condición de mantener los arriates limpios de mal eza y las hierbas bien podadas. Un enfoque distinto aplicado al mismo diseño geométrico consiste en plantar cada macizo con una sola variedad de hierbas, que en dicho contexto puede resultar tan irregular y desordenado como una planta de un jardÍn informal. En un terreno reducido serÍa posible plantar una sección de mentas, con el convencimiento de que los confines del arriate limitarian el desarrollo de las raÍces e impedirÍan la colonizacíón, que supone un problema cuando se crÍa esta especie en un arriate herbáceo. Un triángulo podria plantarse con mastranzo variegado, otro con Ia variedad M. piperita'Cttrata' de flores purpúreas, o con una de hojas planas, redondeadas y vellosas,y el cuarto con una variedad de hoja rizada que contrastara con el resto. En el cuadrado central podrÍa plantarse poleo, formando un taprz en torno a un elemento decorativo como una pila

:;r J:fi

ff 'il""H,'J

Hil;:'¿

;1 i:, i,: :"ri X'* ", " Convendna emplear un método alternativo de plantación cuando se trate de trazar arríates herbáceos de mayor tamaño que alcancen I,5 m de extensión. Sería eI caso de Ia plantación gradual caracterÍstica de los arriates aislados compuestos por plantas herbáceas, con las de mayor porte en el centro, rodeadas por las de altura media y las de bajo crecimiento delante, a modo de bordura. Más adelante en esta misma sección se ofrecen ideas y detalles más especÍficos en cuanro a los métodos de plantación.

jardÍn o cuadro proyectado sobre líneas simétricas requiere plantarse de manera formal. ]Hay que elegir, por ejemplo,

Las espigas brillantes del amaro crean un

perfil claramente deftnido.

Il r \ l.-i

Matas y areas bien formodas definen un

arriate rombo.

en

formo

de

?t

L'a


ñ

-

ezT

-'solltlpDl ap oasod

oan p1dtn¿

snu,tn)

u2 s?lotnlDu

12

al4)!MI,

oBaqdsa

2p pD?2t.to^ D1

'sofoq sotuo1d ap sDlput

u0zt\Dns

2s opDtp0n)

oluautl^Dd un ap so1n7up {. soau1y so1

'salrxll auau ou setuqd sEI rlnqlJtslp ap opot?ur atsa anb EJtsanruap salzlualrruuJo saloJ uoJ vpvpz¿ruaJtua EaJRdJnd urnlus rutuuld ap or{Jar{ ,( surapaou oleq olans 1a anb surtueru 'suntad¡ad s¿¡¿utdsa Ia rrqnJ uapand uperop Euzrolaru ^( opurol ap solnJl]uoy\ 'selBJoU s¿3tdsa sBI oputll{rreul asraqer{ ap sgndsap or{Jnru ropz^Itnuf, otJaJa un osournld afr1o¡ ns uoJ veJJ saletr8rp ,( sBso¡rBAIBru alua opztuuld opuaJuorq I apran ofoulq 1E 'sEJnpJa^ sul ap oatgst¡8 apJa^ aIBIIoJ IB alszr]uof, osolsll ap sBqJaIr{ sEI ap sElualllrEruB sapra^ serou sBI uor 'spluold sq opzpm) uolr1no{ szffiptoq P oltto) s)plw souotl

sop0\zlz so»qQtaq

szlolttv

'o¡tuelr¡ Ávaw;t)Iv E olunl asJEAI]lnJ apand s¿sonlsaleul SBJoI{JBJIE ap vT?'xn Bun 'oplJnpal ouaJJal un ap osBJ Ia ua atuaulurJadsa 'e1p ua loq JaJarJo anb or{Jnru aua¡ Blxlur uorJztueld ap olda¡uoJ alsA'salurntlnJuJor{ sauolJeJJuruap B rapualz uIS suJnpJan d sarou ap setueld suJlo uoJ uzlJzaluaItua as suqlaq sBI apuop 'odulBc ap sBSEI sBI ap socrdp saulprel sol ap sauaSgq uurole zrpard I o¡upz1 'v¡vvt? ap soasud so1 arqos uaEJ anb sBqJaIr{

sB-1

'sBlnpu?lvr

I

alsanlIs ,( ulprul ap BaJp¿le'vuv¡olaru 'olllruo] 'urnlus

'orauro¡'se¡lo arua '¡aSocsa aualluof 'pEllnJIJIp urs aluauuaugtuodsa u¿ulruaslp as S¿un?p ,{ vttvt? ua ualq uEIIoilESap as EJas v¿tr1iletlparu ugt8ar EI ap sBqJeIq sB-I 'otuatul Bd Iap IEIJatBtu Ia uoJ alsuJtuoJ ua uBllBSa¡ anb 'sutuuld sEI ap uglJraloler q f, opuplnt Ia salllgJ uullnsar sosEJ soquE ua 'lEnsIA uglf,efJvL BJaUI BUn OUIS alslxa ou so:r¿ftn8 a-rlua olJaJB IJaJBq E sBsol arlua sBqJaIr{ rB^IllnJ ac 'ouoqB ap ugluoul un ouroJ 'u1pru[ Iap o^n)vJtv ocod o¡ad pB ugJuIJ un a¡¿das anb EuruoJ Eun o 'aluEululop olual^ Ia EJluoJ EIIBIu¿d ¿un oporu atsa ap rururo; eru d 'ouu)tlsnr ouuq7r P d osorolo olloJrrad I, 'v¿tvete)V q'ofou1q Ia ouoJ oqutuut ror(uut ap suqrarr{ asrutuuld uapand 'ulprz[ 1ap otcads¿ Iap ugl]unJ ua 'oplaua Ia ,{ vlvuoq BI 'v)vwqv q oluof, 'oJaAIzt ap seqralr{ ap atuuldsurt IB o salunuu suqralq ap ¿rqruels BI E sotuenr soun rulrasar ap pzplllqlsod EI u?lqruzl aquf 'ztuuld ap odu olos un E asrlf,nper o 'seganbad suqraF{ ap ugrJzulquoJ Bun E asreJlpap apand Brnlelultu ua ozllvul

vpe) 'sBsol

aJlua sopBIElJaluI olJaIqP olans ap sorpEnJ

opuulap ezÍIeil aS 'ouuqJn o IBrnJ olparu un ua oAI]JEJIB atuarul¿n8t Etlnsar 'JEIos ap suJpatd a¡tua sBqJaIr{ ap uglJetuuld BI aluzlpaur opeatf, 'oqaslp or(n¡ 'zatpalv ap oralqzl ap BIuroJ ua u1pref Ia Ertuan)ua es IBluroJuI ulprul un ap opzuaprosap o]cads¿ Ia Á orlrt?ruoa\_;r opvzv;nun ep pzplsoJnttr BI artua ouluruf, orparl !

savurroJul sBqralq ap sauIpJv, l B

sDq)lnl 2p o(\UU)


Cultivo de hierbas

ñ

CULTIVO DE HIERBAS EN RECIPIENTES En el caso de contar con un jardín de dimensiones limitadas, o de que el único espacio disponible en el exterior empiece y acabe en el balcón o en una jardinera de ventana, es posible crear auténticos espectáculos üsuales con hierbas cultivadas en tinas y pilas, tiestos, flregaderos de piedra antiguos, barriles y carretillas. En algunos paÍses mediterráneos, no hay umbral o alféizar completo sin ejemplares de albahaca, romero, orégano y tomillo, y las hierbas culinarias se cultivan con orgullo en latas de aceite de oliva usadas y a menudo sin pintar. as hierbas de hoja perenne como el laurel y el romero destacan con mayor vistosidad cuando se plantan en recipientes indiüduales. Un par de arbustos de laurel podados flanqueando una entrada o una escalinata se cuenta entre las decoraciones herbarias clásicas . Para reducir el grado de formalidad pueden plantarse al pie del laurel otras hierbas como capuchinas, alquimila y tomillo. Un tiesto de barro alto en forma de urna, destinado al cultivo de fresas alpinas, es un recipiente ideal para una colección de hierbas. Aquéllas de hábito rasrrero como el tomillo y las capuchinas son muy apropia das para plantarse en los orificios ahuecados en torno a los lados y en la parte superior, de modo que los tallos caigan con elegancia en forma de casc ada. En la Guía de hierbas se da información sobre las variaciones de color de hojas y flores, y de aroma, que pueden lograrse al plantar dicho recipiente con sólo unas cuantas variedades de tomillo. Los recipientes llanos como los fregaderos de piedra y las pilas de barro son indicados para hierbas anuales como Ia albahaca, el eneldo, el perifollo y las caléndulas. En recipientes, al igual que en suelo abierto, se aconseja

II

H ,¡

;

:

I I

En un tiesto paro fresas puede crearse un arriote

t\

herbaceo cuando escosea el espacio.

--

124

--


-9ZT'ouDd un u2 sDq)7n| 2?

upult o\lpo.tl0

un Dwn{ s?ln?u?l?) {, o1¡o{tnd'op1aua ap o?Dtuo1d oryañ ap onpo&a{

ñ {!wt" 'ouEJaA

Ia opol Bftlf,E slsop BIos Eun

'

s2

lD

u o 1?

1

t2 L)t

SD

1ttlP

uD)oL? DtzpDlLL

uoJanb.E]uaIugIJf,BapaluBzIIuIaJunualqo.SBuBIuaS

sal o sop epw op1nb11 aluuzrlural un rzcqdu auelluof, 'oluall o roluJ o1 rod 'saluaulnu ugJulrsaJau u?IqIrrBI oqJnua)BqISB}pIESaJaASopoSnIJuIo.SEIpSopepv)

ap

an{ndns oun uqos uodnt&p

anb

as anb

saluatdnat

u2 s0PD^llnt

o ¿Ip epe) ocod un asrz8ar uuqaP szqralq sBI anb alqrsod sA 'al)IJ¡adns BI oluq olans Iap opu]sa Ia Iuullu¿xa anb f,uqosuf, olnc ua 'salulJalelu sorlo ap sor{Jal{ saluatdr¡a¡ ercd aAJIS ou Eqan¡d ¿lsa 'aluulsqo oN 'vnBe BlISaJau 'ocanq Buans IS :aluatdtca¡ lap paled u¡aluauz¡a8rl ruadlo8 anb [rq,ouzq ap sBtasEur sBI ap pupanbas Juqo¡duoc v;i¿ 'oluall o a¡anJ Ios ap sauolf,IPuoJ

sDqpu4 sD1

BI

lX',"',Ji;?}',#;."::,:ilil',:;:Hl":"'#:,Tg

m?at ua atslsuoJ lzraua8 zl8ar E-I 'olJrnl uanq ap ugllsanJ Eun sa saluardroa¡ ua sBpEAplnJ sEqran{ sBI uaJarnba¡

anb vnle ap puplluur eIÁ o8au ep Blruanlaq B-I 'ollurot ,( ¡larad 'z]uaul 'ESIIaUI 'laJnBI ouloJ sEqJaII{ aP olrllnJ Ia ua asJeJluaJuof, aualluor 'aptdul ol EJaurpre[ 'auanJ

EI ap o uglluq lap oloadse Ia IS Ios ap sEIrBIp szJoq slas o of,ulf, souaul IB uEqIsaJ apuop saIBBnl ua asJzJolol aqap los Iap satuzluv seluvld ap sulaf,Elu sB-I 'oJJEq ap solsau ua aluaul¿rcadsa 'zaprdvt ¡oleu uoJ EJas as sand 'BqJnl ¿p epzalu uoJ olllluulu ap osn 1a operdo¡du sa ou '.ezeutttÍ uof, as¡BBtuJlB uupand Saf,IEt su1 anb emd oputardu ualq 'BuaU uof, sulaJelu ewd o[I]uEIu uof, sor¡edsa Sol Juuall oprnEas olJE [.'olyqe BJoq sBpEJoloJ Bqrn] ap sela)Blu sop o Eun oluof, upzsad etug?to BrJaturu uoJ aluuarp ap soJSBJ sol Jrrqnf, anb luqsapuer8 satuatdtJal ruluvld ete¿ 'odu¡aU oood u¿ uv)za¡ad f, supv?¿uv uapanb sutuuld su1 anb ap o8sau soJSBf, ap Ia atslxa 'opuoJ Ia JIIqn¡ vmd BJIluPJal ap ede¡ Eun urs ,( 'solla uIS 'sopEnJaPE aleuarp ap soIJIJIIo ap u8uodsp aszq u1 anb ruqorduloJ ostca¡d sa oPol aluu 'opzaldura atuatdlf,ar ap odU Iep alualualuarpuadapul

ñ_

h

T

IVIfIJITUV OIAahl

'salunue o Jzlueld 1u v?telBPlrr ap seqIaq svIJEuItuIIa ou ur¿d sauuarad se1 ap salunuu su1 reredas

sEI ISE rBJatlE

iL

q

owln)

sDqtzul 2p

\I \r u


Cultivo de hierbas

ñ

CULTIVO DE HIERBAS EN INTERIOR Las plantas cultivadas en recipientes al aire libre pueden llevarse a interiores con el fin de crear un efecto especial -tal vez un conjunto de hierbas en macetas pequeñas para formar una decoración de mesa informal-. Una colección de geranios olorosos puede sustituir a los popurrÍs en dormitorios e invernaderos, una bandeja de hierbas anuales en una hornacina forma un adorno estacional, y un arbusto de romero en un plantío grande puede parecer una escultura viüente en un invernadero.

-l-anto

si se cuenta o no con un jardÍn, el cultivo de hierbas en interior ofrece multitud de venrajas prácticas y decorativas. Las hierbas culinarias que se crÍan en macetas baiadas por el sol en el alfétzar de la cocina pued.en cosecharse de hoja en hoja cuando se considere oportuno, sin importar el tiempo que haga. Crean un nexo de verd or y fragancia con el mundo exterior, sirven para refrescar el ambiente y algunas, como la menta, actúan incluso como repelente contra insectos. Muchos de los consejos ofrecidos anteriormente para el cultivo de plantas en recipientes son extensivos a las

I

I

cultivadas en interiores, con alguna indicación adicional. Si se trala de que las hierbas no sólo sobreüvan sino que fl,orezcan, necesitarán al menos cuatro o cinco horas diarias de sol fuerte, o si esto no es posible, de ocho a dtez horas de luz artificial. Las hierbas no admiten cambios de temperatura extremos ni deben colocarse cerca de radiadores o expuestas a fuertes corrientes de aire. Las hierbas cultivadas en recipientes pueden disponerse en grupos pero sin llegar nunc a a agolparse, pues huy que permitir la circulación del aire, 1o que contribuye a reducir la extensión de plagas y enfermedades.

I

.'t,'

:; tlll ,rj

.-,::/

"i! ',t

i*

-

I

,b

¿ s

-h

1C '."tJ 1{

i.-ix

-ie

r..+ '

-:1

T

ffi q

ii

-126-


ñ

sl|Ultd2il

- lzt SoSolSlL u2 S2q.t2t14

2p ?DpzltDL Dun DuOdSlP D?uzt1tto)2.t 2s 'opa{a to{Dw mt3o7 DtD¿ 'Dpanp znl uaqoat anb

outo{ ap DuDlua^ Dun ap D)t» astznJ$

uzq2P s21ot121ut u2 sDPDNllm s0q)anL sD1

'luruar

ollet Ia rzpnusap anb IBratEI atorq un o sefoq szun JEJuBJJu rolaur sa BqJasoJ BI re8uolotderc¿ 'o]uerrur)arJ o^anu osaf,xa ua rztlnJrJlp ou eted Er{f,asoJ EI Jetnurl anb Ia rod 'arqll ailv lB oruor orlJllord d osoro8rrr uul Áuq anb o1

orrorr,S'0"i";:i;n,.i:,:::;;'l:ilH';::':'nu,,'n11,,

epeJ sztuuld sEI JrJtnu d 'su1p sop epeJ o etuaruBIJBIp m?at anb Ánq ellv Erntzradurat v, epv,ft; luluar ugrf,ruJalzr

uof, EIBS Eun uA 'orJedsa Iap pzparunr{ q Á BJnteJadruat EI ap ugrJunJ v¿ vÍJe^ BrJuanJ¿U e1'anrpadns EI ap olzqap ¡od sgur o or]aur]luar un opuf,as Er{ as BrJarl EI opuzno uu8arr as olgs Jorralul ap szqran{ sE-I 'uorf,Etuzld z1 sert suuuruas szJaruud su1 atuzJnp suqrarq ugrJrrtnu EI ercd opunJapu Btlnsar atuarulerurou anb o1 rod '¿luvzr1pJal sguapu aueuuoc .('sapuet? sBI ap

w

% t

satuardrJar ua osn ns u¡ud opuJrpur ^(nul d opusad sgur sa

orrrulfr etsA 'eueJv I uqrnt ap vpzaur Eun ¡od opururoJ o BqJnl uoJ olgs 'Br¡au urs ouoqB Ia ,{.'euaw r{ pt '¿luezÍIpJa] uof, epvzrlÍtalsa Ef,ue{ ErJarl ¿p epzaru Eun rod olsanduro¡ 'BrJarl uoJ :ollrluuru o ouoqv ¿p sodrl sop uupuarruoJar aS 'rorratul Iap opllgJ sgur orpau Ia ua uEIrEIIorrBSap as anb su8eld I satuutsaJur sorusruvBrc Jauetuoc apand anbrod

\l

opol aJqos 'upurdo¡d¿ur aluarulztot se 'uorf,rsoduroJ ns Bas anb utarnblenJ 'ulprul ap EJJar] u1 'enBE lap uorJuataJ ua oursrursz alnJJadar o^ulnJ ap orpau Iap ugrJJalas B-I ocvrdoudv' o^\u-lnf aa oraal^l

EI 'szs;altlp sotuto{ ap sopopod

nd olsanú,uot totf,alul ap oTSattD alsa ua nwud ¡a uodnto saqtau4 ap solsatl sottzy

so$nqfi ounttt?l

'vn?v ap osaJxa Ia opuarpldurl a aleua]p ns opuaulru¡ad 'llu?J ouoqz Ia Jauatuuur vmd 'sotuaur?e4 ua leta8arr ugqJEJ ap BurJ yde¡ Bun ap Eprn8as -olsau lap ouuruul Iap grapuadap edw EI ap peplpun;ord BI- atuardroar 1ap opuoJ Ia ua so¡¡Bftn? o ettv.r8 ap vdv¡ Bun EJoloJ as 'ouoqe ,rerodJoJur ap satuv 'openJapu aleuarp un uau¡qrsod anb salenadsa sauorJrpuoJ szun aslldrunJ uaqap 1a

'o1ans Ia ua vper{odE BuJn Bun ua o o.\uB-rof,ap oJuanJ un ua 'oJ-IBl un ua oldurala ¡od 'sorcr¡t-to urs sa]uardrf,al ua

a'1uaru,ffix,,tlTll¿:i,'#::::,,.;',,,#,T:'::ñrx:

solJauod auauruoc anb oporu ap 'rouetur Iap uglJzJof,ap BI uof, uzurquoo a¡durars ou 'urplel 1a ua salqetdacz 'solsau solsg 'e)u¡i?Jaf, ap soJSEJ uo) sotrerqnc alzuarp ap sorJlJlro uoJ BIITJTE o oJusgld ap sotsau uaJa{o anb 1a un sa lz]uauepunJ olrsrnbal oJtO orrrof, 'alzuarp uanq

%

soqDnl 2p

oMU)


Cultivo de hierbas

ñ

SELECCION DE HIERBAS Antes de proceder a Ia selección de las hierbas que se desean cultivar, es preciso decidir la función que han de cumplir. ¿Serürán primordialmente para embellecer el aspecto del jardÍn? ¿Se desea obtener grandes cantidades para preparaciones culinarias, medicinales y cosméticas? O quizá el cultivo de plantas se emplee como medio para purificar el aire y mejorar la calidad del entorno. Lo más probable es que se persigan todos estos objetivos, meta alcanzable incluso con una pequeña selección de hierbas.

ciertas hierbas se han cultivado junto con otras plantas en beneficio de una o de todas ellas. Se dice que el cebollino impide las manchas negras en las rosas y estimula una floración más prolifica del a¡o. El romero y la salüa están considerados compañeros ideales que actúan en beneficio mutuo. Se piensa que ciertas hierbas olorosas como el cebollino, el hisopo, la mejorana, el perejil, la salüa y el tomillo mejoran la producción de verduras. Asimismo, se sostiene que el estragón fortalece el crecimiento de tod.as las hort alizas y la floración de las plantas próximas, 1o que es razón suficiente para su inclusión. Muchas hierbas tienen poderosas propiedades que atraen a las abejas y mariposas. A la derecha se ofrece una lista de dichas plantas, de las cuales algunas despiden un aroma especialmente intenso. Puede hacerse una selección con ánÍs, lavanda, melisa, hierba luisa, salvia piña, rosa, violeta y ajenj o para crear un popurrÍ al atre libre. Mientras Ia mayoría de las hierbas presentan flores relativamente pequeñas, algunas están dotadas de flores sin duda llamativas. La bergamota roja brillante, las capuchinas y caléndulas naranj as y amarillo limón, el tanaceto y la milenrama de un dorado intenso y la hierba del asno de color limón pálido son buenos ejemplos de hierbas florecientes. Pueden lograrse plantaciones combinadas de gran vistosidad entr emezclando estas hierbas florid.as con otras de mayor atractivo por sus hojas, formando un bello contraste de formas y colores con el follaje cercano. La salvia purpúrea con sus espigas alargadas de flores malva intenso acentúa la delicadeza pilosa de Ia alquimila verde amarillenta; la bergamota descuella esplendorosa entre la pimpin ela y matas de mej orarla cobran luminosidad aI

fradicionalmente

I

lado de la matricaria de hojas amarillas. Si el espacio lo permite, es buena idea distribuir cada tipo de hierba en pequeños grupos o hileras de manera que puedan apreciarse al máximo sus caracterÍsticas. En un entorno formal esto significa espaciar las plantas de modo que en pleno desarrollo queden visiblemente separadas por el suelo. En un medio informal, en cambio, las hierbas se plantan para que en plena madurez se entremezclert, sin llegar a estar agolpadas.

%

I

u )i (.l

-128-


'sD[aqD szl

aruundut

-6Zt-

uDd uapd ap a]uan{

Dun sa n{ua D?uD^DlDl

BI^IBS

st1oun{{o m^lDS

olllurof

sruutf,rg

ErJEruln

sl1outttffo DuDt,LalDA Dt.tvwln o1npuadqt¿

st¡ouoúo

unuo8ug ury1o{a¡¡tltt DalUtpV

ñ

pnndtd x

sallltato1{ so1

ouetgrg EruEruallhl Btr¡adrd Btua1rr1 BsrIaN orqnrrEl/ü

sr¡ourtffo

pp

DUtuaW

o8artdsa o EpuB^E-I

odosr¡¡ sole8 ap Btuaru o uratB8 EqraIH

Dttplv) ppdaN

ofou111

sr¡oumffo sndoss{¡7 an81n,t umln)ruao¿ I

ouo&atg

EuBrralBA

oraluou

snut.to ltts od

OJSIAB^IBIN

DaDl4tlV

sr1ouotffo DSSIIaIAI an8¡n,t wruquJDW

Dlnpuo^D1

,a

ousB Iap Bq¡arH

sruu?|q DDqlouzo

ugal ap aluarc Bplansuo]

a1ounúo uLn)DxDtDI

'sosodttDut ap sDlnlqnt uantodo

sDSo

etoure8rag

pw@t? DplDuoW

ourlIoqaJ

a1ounúo wn1{r1dut{g wnsptdouaolps wryllv

BrBqBqM ¿rloJrr{JV

wn)\tsDq umu,mo snq&w wrunq)t)

SlUV

u)nstuD o11aurúm¿

{ sDfaqo uaD,t]D anb sDq,LaIH

ü,tDw,

B

sDqt2u| 2p

owru)


Cultivo de hierbas

ñ

SEMILLAS O PLAI\TAS Optar entre hacerse cargo del ciclo de crecimiento completo desde su inicio con la siembra de semillas o incorporarse en algún punto del proceso responde a una decisión propia. Pueden adquirirse plantas pequeñas en viveros u otros cultivadores especializados, o bien llevar a cabo la multiplicación de nuevas plantas mediante esquejes de tallo o deraiz, acodos o división. Los métodos apropiados para cada planta se ofrecen enla Guía de hierbas. Tiestos de romero,

laurel y salvia dispuestos sobre

grova húmeda en

un inyernadero.

para Ia mayorÍa de los jardineros, lo más recomendable I consiste en una combinación de las dos opciones. En el caso de las hierbas estériles o productoras de semillas apta s para su germinación, ho tiene sentido empezar desde cero. Entre dichas hierbas destaca, especialmente para los entusiastas del arLe culinario, el estragón francés que, a diferencia del ruso,raravezproduce semillas. De modo que si se piensa elaborar vinagre de estragón o preparaciones de pescado exquisitamente aromatizadas, será preciso comprar plantas o multiplicar mediante esquejes o trozos de raíz la planta de algún amigo. Entre otras hierbas de adquisición recomendada como plantas se cuentan las mentas, efl su mayoría hibridos, y las formas decorativas de tomillo y salvia. Ésus también pueden cultivarse con éxito por esquejes o división.

no

B Los mejores resultados se obtienen

t

cornprondo cada año

los semillas en un comercio de confianza

y

siguiendo

las instrucciones del paquete.

-130-


-terDuDdum) ofDq, szlllutas so1

n&aptd

/ i!

ñ un

opns p opDtualw pfutl as anb auatluot {, \opDlaq ap

DlsDq totadsa

.tDsD)lil lolualuDpun{ sa' ugnDututn7 omd sopordotdp omlotaúual

Dun

o7sau ofuq, ou anb D$Dt4uqua$ Dl

'llqtuodstp )olz) o?o1 ,tlull?t uad l? 'to1uo\d 2p s2luD

sDuDlJ,LzS SOp O

ouattal ¡a a&aptd as $ avvJuolapD apand uqu,L?ts

Dl

'los a? sDtp soun

o7

ap soltstnbat

,LO!,L7TX7

so1

7a

uoydrtn)

?s anb

oto¿

au{ ozuptqq oun nt3o7 osz14 opns ¡a nfoqo4

'out{ ozuuqq oun) Dppouo) 'oJlzns

,(.

out{ oytofap

D§DL1

Dtrux?l

opns P

,tvll!,tlsu anb r{ot¡'suqtau.4 sDlDln sal {. sotpard so1 tDuluttla sDtI tottalxa l2 u2 splllu,t7s 2p uqut?ts Dl z? szluo lDouasa sa Dt.tatl Dl ap ugDDtDdatd o1

l2 U2 SDlllU,LzS 2? D,tqWzlS

'utuzld epw vwd BpupuaruoJar ErquaIS ap ucodg u1 BJrpur ¿s seqJaq ep elng EI uA 'ogoto ua ¡olaru uzrqurals as 'oura¡tx? oIrJ Ia ru8ag IB o^Itela8an osoda¡ ap opolrad ns lumztlvug anb I aduror as zlnsdgr uln¡ 'ucqg8uy v¡,{ osoJolo olloJrrad lrp sBI oruor 'sullnuas sBIIanbV 'aluatn8ls oUB IB JaJarolJ ewd Eraluruud u1 ap IEuIJ IE asrzrqruas uarat¡ard oJEruB Ia I v¿Lvrv)V qoruoJ salzuarg 'oura1,rq ua ra¡a¡ad Jorual uts ouoto ua asJuJquas uapand olloJlJad I, oruoJ salenue sEluEId 'uzrnpuru oluo¡d u¿l asJeJqruas uBlISeJau E

'oJuat^

rcd

sopoyodsuDtl uos spllllil?s sol szlDn) sol apsap soyad

ap sDplvtond uot 'u9212? aluztQ

sullruas suuarJ anbun¿ 'zttlap szroq sBI ap I BJntzradruat u1 ep JBInBa¡ osuaJSE Ia asJBIJIuI IE 'ugIJBuIurraB qaf,aJo^BJ

#:T:',jiJil"#',::ffi

ffi1l:i":',JÍ:r;',"X',",

auarluoJ as znlvl'ugtcuuluua8 ap opolJad 1a sErI 'aJqIT arIB IB BTJoIJEJST]ES BruroJ ep uzurur¡a8 uelrpod ouuru¿t rolBul ep szllrruas su1 anbunu 'solsau o szlapuuq ua 'roua]ul ua o olry1,r o[Bq Brqruals BI opuvztlear rolaur asJup ualans sauorf,rpuoJ suls1 'puprrmso EI ue o pEpIJ¿lJ uoJ ugreururat w¡or{wa q anbunu 'znl l¿:ne 'JolBJ 'pzparunr{ ap sopEJIpuI sale^ru :soJrsgq solrsrnbeJ sotrelJ uoJ ruluoJ uaqap sü1¡uras sEI ap al¡¿d ror(pru BI 'aluaurzplqap ueulu¡aB anb erud 'atuqdser Ia uatrupe ou anb 'v,etvvJv)lv qap sEI otuoJ 'szlntugld leq anbune 'a]¡¿d BJto ua uglJztuzld Eun rEuJoJ ywdsauangl uRB opuars asre]uuldszl uapand'sepr8ocar szllrruas rod supurqruas sEI uof, ugrJuJuduroc ua setueld ap odp atsa ap ezeIvtroJ elypep orad 'ulprullap EpBapI ugrf,nqrlsrp BI ISE rBrlsn{ ,( 'arpuur uluqd EI ap sofal sBso¡o8r^ setuuld suganbad rup uapand 'pBpIIIreJ etue) uoJ Bt¡odsueJt otuap Ia anb 'ugal ap atuap Iap seplecerud ap EruroJ ua szllrruas sztnuprlp sE-I 'opuasap ru8nl 1a ue uaJnpordar as a¡durars ou anbune 'sEJIJllo¡d lnru uos BInpu?lEJ BI I u¡unnblu BI 'ugal ap atuap Ia 'eatvvll)p vl oruof, saroadsa szqJnlnt 'ugllztuzld EI Bpzluarunu ;r,tt vrcd eeugluodsa ugrf,Euruasrp ap osa)ord 1a ua rEIJuoc apand as 'sztuqd selo uoJ sBqJaIr{ opvpz¿tuarua o suqJalr{ ap opuarf, raqzr{ ser1 'u,z¿lernteu BI ap urdord-T ulpref

rn

roqzl Eun sa szllnuas ¡od szqrarq ap ugrJzrr¡dulnur

sDq)alU ?p

EI

o^rtlnf

sEIIIuras ap JII m,d v

B

oMU)


Cultivo de hierbas

ñ Si

embra de semillas en Lnterior

La siembra de semillas en interior, en invernadero o en cajonera fría puede realizarse con tres semanas o mas de antelación, lo que permite obtener plantones bien consolidados antes de proceder a su trasplante .

2

Regar la superficie con una regadera de roseta pequeña.

4 Etiquetar el semillero con los datos relevantes, el tipo de semilla y, para consulta y comparaciones posteriores, la fecha de siembra.

q

v 5

Colocar una placa de vidrio sobre la bandeja, tapar con una hoja de papel y situar en un lugar sombno. fu.aminar el semillero cada día hasta que se inicie la germinación.

6 [Jna vez que aparezcan los plantones, retirar el papel y el vidrio de la superficie y trasladar la bandeja a un lugar con mas claridad, sin exponerla a pleno sol.

-132-


--

eeL

--

la ua sDpDluvld o ouatqnt ofoq lilD(vlln) uapand sopuot7 sgut szla)Du) D svpzluo1dso4

'tottalxa t{

so11rutas ap

,ttl.tzd o sopoututn7 suq)au.¡svl

ñ 'salqBIo^BJ sgtu sauolJlpuoJ sBI ua selopugluuldsuJl 'ugrcetado EI ap otf,aJa Ia oululur IB Jlf,npar aluu¡odun sa'opl8ala otuetrJlvzvldura Iap alualualuerpuadapul 'ulprz[ Ia ua olsandslp rz8nl un ua o 'ugJIBq Ia ue

sEIId o suult ua 'luulJ uglJlsod ns E asruluuldsel erd supurudard ugrztsa sBtuBId sBI 'arIB IE IBnpErE ugrcrsodxa

ap o ,,olualurlJarnpue,, ap sEuBluas saJl o sop SEJI 'oduratt IEur af,Bq IS Buuduruf, o[Eq szlopu?r8ato¡d o allrou BI rod oruap szlopu?Faul l,'vtp Ia opot BtJarqu BuEtuaA Eun E alua{ o ugf,leq Ia ua opuefap o B]p Ia aluurnp Erauoluc

'ulple[ Ia ua su]af,Blu

sBI

EI opuBlllua^ 'sEu¡alxa sauolf,IpuoJ

Ir ua

qa'"# ti;'

:;Ti Jffir:'",

svlv asoPu9lBIuIIf,E

?fi lx,

:H:ii$'ll::

]]

,n,i,l"i,'J,1:,H,:1Til',:,"',r#ffi :;:T,"",LXlx;;T', 'uanbas as ou anb ap asrurn8as¿ etvd erp vPeJ sauoluuld

""TL:;:T:ilillJ1T,1IXH:',::,,T,',ünÍii:',5,ff] 'ropztuuld EpEIIIBII upn8epund EIapBru ap BluaIIuBrIar{

?

IA

\\.\-\

'\+'el

-

B

I

'sauoyuo¡d !\

¡a

\

rIa,

a

",,

#:,Tiiii?l;1,:i i:"l]il'J': ; Hffi :[x;

BI lod auaqsos as utuuld ua'eqe)vseted sarler sBI o[Eq opuulndura olod un ap oUIBd Ia o oluor olIJ ap oilIqrm un uoJ atuaruusopzprnf, Blntug¡depvJ JEtuBAal anb (tv;p- 'BJraIl ap asBq E olluuBur uoJ solsau ua sauotuuld so1 rectdar o Jutuuldsul ap otuatuotu Ia sa 'sauopa[lo¡ sol ap1 sgndsap surapupral s¿loq szrarurd su1 uatrns opuenJ

sopwllzp sol2?

ollol lzp to??patlo sDl»Dltt 2P olllluoltt

'\.---l

nvatdp anb {o¡q

sauotuBld ap aluvldsBrl B

sDqtzu| 2p

oMU)


Cultivo de hierbas

Cómo tomar esquejes de tallo \

rl uchas hierbas de tallo leñoso o semileñoso, como el

o el abrótano, dan mejores resultados si se arrancan con

IVlrrisopo,

Ia lavanda, el romero, Ia salvia, los pelargonios de hojas aromáticas, la mejoÍana,, el tomillo y Ia ajedrea

un "talón" de la madera üeja. El talón obtenido debe recortarse con un cuchillo antes de que el esqueje esté

silvestre, pueden multiplicarse con facilidad mediante

preparado tal como se ha descrito anteriormente. Se inserta el esqueje en mantillo para macetas o en un medio de enraizamiento equivalente, ba:o en nutrientes, drenado y aíreado, enterrándolo unos 2,5 cm,, y se aprieta con los dedos. Se rocÍa ligeramente y se colocan las macetas en multrplicadores con Lapa. También puede cubrirse con una bolsa de plástico, sujeta con una goma alrededor del borde, o con un tarro de cristal boca abalo

esquejes de taIlo, conocidos como esquejes de madera blanda, tomados a finales de la primaveray principios del verano, cuando los vástagos están blandos y aún sube la savia. Hay que cortar de 5 a 10 cm del brote por debalo del nudo foliar, eliminar las hojas inferiores y las estÍpulas (presente en los tallos de los geranios), y hundir la base del esqueje en polvo de hormona de enraizamiento. Los esquejes de ciertas hierbas leñosas, como lalavanda

para mantener la humedad de la tierra. Los multiplicadores o macetas deben colocarse en un lugar sombrÍo, protegido del sol directo. Una vez que agarran o que muestran signos de crecimiento, es preciso aplicar un fertilizante foliar corriente. Cuando los esquejes han enraízado debidamente, deben cambiarse a pequeños tiestos individuales llenos de abono de uso general .Hay que tratarlas como plantas jóvenes que son, y aclimatarlas o endurecerlas antes de trasplantarlas a su lugar definitivo. Durante los meses de verano es posible seguir tomando esquejes de madera semimadura de lavanda y romero. Si bien requieren un tratamiento similar que los esquejes de madera tierna, huy que dejarlos en un invernadero frÍo o en una habitación sin calefacción, y repicarlos en primavera.

Acod,o lgunas plantas perennes resistentes, semiarbustos y como la salüa, pueden multiplicarse por tallos acodados. De hecho ciertas plantas como la menta proliferan de forma natural por medio de estolones, tallos rastreros que echan raices a intervalos para producir nuevas plantas. Para promover la formación de raÍces en plantas menos vigorosas conviene escoger un brote joven flexible y, sin separarlo de la planta madre, hacer varios cortes oblicuos

I

f\arbustos,

un cuchillo afilado. Los brotes se fijan aI suelo con pequeños arcos d,e alambre o grapas y se cubren con una capa fina de tierra cribada. Si los brotes acodados se disponen en un cÍrculo alrededor de la planta madre, pronto aparecerá una mata de hierbas sana. $. 1o largo del tallo cortado se formarán nuevas plantas con sistemas radiculares desarrollad.os, que podrán separarse de Ia planta madre y trasplantarse. a Io largo con

% El acodo consiste en sujetar un

brote vigoroso y enterrarlo.

Se puede

separar de la planto

\

madre cuando I

haya enraizado.


-

9eL

--

I

)

ñ 'vpvfidard ¿¡rau ua uuturldal as 'al¡Bd uganbad ¿un o 'sEPIPptIp sauolf,Jas sel 'vlul-Í BI pullur u1 rod ru¡¿d etvd EJJor{ Eun o oilIr{JnJ un ap asopu?I^JIS 'ogoto ua o EJaAEIrrt¡d ua oqul B Blall as ugISI Ip B-I vlv e\rpualuoJ oq)aq ap anb uolJurado 'ugrsl Ip

'eyto,{eut

-rod asr¿orTdrtlnu uapand 'sogu sop souaul Iv

uvzuwlv,-f

anb z¿^vun 'sBIIoJEuI uulxro¡ anb sauueJad s¿lu¿1d sz

I

uglsl^IC 'vpvmda¡d ¿r¡arl u? o olsall un ua ISE solrutuzld ,( 'roua;ur BI ua onJIIqo oun ,( ¡ouadns alJzd EI ua olJal alloJ un uoJ 'soJr¡o¡l ua BIJBUoJ 'eÍIIOzrt o z\eJ ap ugl3)as Bun opBplnl uoJ tutuzlal anb ÁvH 'oIrII lap osBJ Ia ua svlnozÍt o'zyet ap sauolJ)as rod u?Iqurut uBJIIdUInu es Blf,uaJol{ ap oIJII saf,Iet se1 Ia I ouEJItsnJ ouzqgJ lap SEI oluoJ sESouIEJ 'sulanu su foq ,( satorq ugraJaJ¿du odulal] osod uA 'rolrelul o¡od un uoJ o8anl IE uu^all as ,{uv?etJ as'ouoqu ap sgul uarqnJ as 'lztaua8 osn ap sotsall ErEd ouoqe uoJ alualdlJaJ un ua uutuuld as anb 'pntt8uol ap utl 0I ap sozorl ua sBIJEUoc ,( saclzr suun?lv rcttatuasap anb íte1'ourattrul Ia opot atuuJnp szf,sa4 sefoq I s¿lu¿1d sunanu rlJnpord utvd olualurDaJf, ap uglJElsa EI ap IBUIJ IE sopBruol 4vt ap-T salanbsa ¡od asrlJnpo¡dar uapand zrlv?at Ia I B]uaru B I

'Ola,tOUnld u2 sD?DlDSuz Omd sofor¡ upp outattut ua sDpuzto{ ugay ap 2tu21p l2p

s»lu

sD1

'(opnmbn) zpt

ap

safanbsa aluorpaw

ugnotqdflTn¡¡1

zrvrap safanbse %

sDq.L2114

oMlln)


Cultivo de hierbas

ñ

CUIDADO DE LAS HIERBAS El mantenimiento de un jardÍn de hierbas deberia ser una afición placentera: eliminar las malas hierbas que amenazanla superüvencia de los plantones, regar y nutrir periódicamente las plantas, entutorar las hierbas gue muesftan signos de debilitamiento y podar los brotes irregulares al final de la estación de crecimiento. Parecen tareas arduas, aungue no tanto si se piensa que cada vez que pasamos rozando una planta o la rociamos con agua, disfrutamos de la fragancia que nos movió a elegirla.

Riego y nutrición T

as numerosas hierbas que se

originan en los ambientes mediterráneas no

I-secos y cálidos de las regiones

precisan riego abundante. De hecho, pueden superar largas temporadas de sequÍa sin necesidad de agua. No obstante, un riego ligero y regular resulta beneficioso, pues contribuye no sólo a mantener el aspecto \ozano de las plantas, especialmente las anuales, sino a conservar su fragancia. Es importante no saturarlas, en particular si se trata de plantas con tallos blandos, que no se secan con facilidad, en cuyo caso el exceso de humedad puede dar pie a la formación de hongos. En zonas donde las lluvias fuertes pueden causar problemas, las plantas deben contar con espacio suficiente para que circule el aire entre ellas. Sin embargo, otras hierbas, eh concreto las provistas de raÍces carnosas como el malvaüsco yla ulmaria, requieren lugares húmedos y agradecen el riego en veranos secos. Las hierbas cultivadas en suelos abiertos sólo requieren

la preparación de la tierra con mantillo de jardÍn bien descompuesto antes de plan tar y al final de la estación de crecimiento para obtener los nutrientes necesarios. Ocasionalmente, se les puede aplicar ferttl:zantes orgánicos, sobre todo si muestran signos de enfermedad . Para hierbas en recipientes la nutrición es fundamental.

Control de plagas y enfermedades y la capuchina repelen las hormigas, el romero ahrryenta la mosca de la Zanahoria y la albahaca, El poleo

la salvia y la manzanilla (conocida como el "médico de las plantas")

cebollino irnpide la formación de roña en los manzanos y de manchas negras en las rosas. El tomillo aparta las babosas de otras especies, proyocando la concentración de las plagas en puntos determinados, paro

por la tarde Los afidos representan la principal

facilitar

su erradicación

suficientes mariquitas

o sírJidos,

laryas se alimentan de afidos, hay que pulverizar las plantas con

cl.Lyas

polvo de rotenona o con un insecticida organico elab orado con uno infusión de hojas viejas, y procurar plantar mas eneldo e

combaten los insectos mas dañinos. La menta aleja las moscas y el

B

plaga de las hierbas. Si no hay

.

cuesta mas de erradicar. Es preciso destruir las hojas enfermas o eliminar las partes dañadas, y desenterrar las plantas. kas sumergir las raíces en

agua caliente, deben replantarse en un lugar distinto sin contaminar.

PlexrRcncróN PAne EL FUTuRo final del ciclo de crecimiento hay que ernpezar a plantficar la plantación del año siguiente , procurando incluir

hinojo que atraiga a los sírfidos. El polvo de rotenona sirve también para eliminar los acaridos, que atacan el laurel. Las hojas afectadas se recuperan si se pulverizan con

Al

regularidad. La roya en la menta, otro probluna que desftgura la planta,

ajedrea

q -136-

mas hierbas que atratgan las abejas,

como borraja, cilantro, melisa y de jardín, para garantizar un nivel alto de polinización.


-leT'uaadoqsa as sato{

ond

anb tzJt/\a

sollzl

{. soZn1

so1 so1

Érr

lrl

u»an anb oplpaut

t

D sDtlz so|uo1d so1

."I

tD.tolnlua anb {o¡1

I

ñ 'apJa^ aluEurBJq

un uoJ

IS eJlua sBlalns '¿]Bru Bun ap

JopaParlE sarl oPuEJoloc 'salualslsal IIqurBq ep sPuEf, uo3 sBIJEJolntua anb Árq'asruqurnt E uuzatdura sztuuld sq 15

'utprzf

tap

opr8ato¡d ¡¿tnl un ua szlrztueld ap ugl)nuca¡d BI opzurot

Jii::Hl,'"T5',:iti,;:l:ff :['#,;'^HJi]; Bqrarq EI 'BrII?Bue BI oruot BIIBT uvt? ap suqralr{ osnlJul 'sacrdut uglJururoJ v¡vted etuaruzsa¡dxa uu^Itlnrf¡T ap I ou¿ua otlqgq un uauart sEqJeIr{ seqln y \ as surto

opvtolntua 'selJelrldulnur ap puprsaJau vlvtwlpur anb ol 'BruroJ EArlJErlE ns Jaualuuur o r¿¡adnoar Iu sglx raJaJf, ugrpod ou 'sunlad¡ad ou o¡ad SauuaJad 'suluuld setsa anb ua oluaulour un gru8al-I 'EIJueBe4 ns ap za^vurpl+ ¡od rutn{slp vted asJuuranb outs 'souoqv e esreuusap uaqap ou sEpBuoJaJ satr¿d sEI '¿pnr u1 otdaf,xE 'supuuapJo ,( sapra L uv)ze¡o I

'san1n&atn o sosoual sollzl so1 t{.

sa)as

satof

szl tvutut!1a

ond olulluto2,t) Dl

ap ugvztsa Dl atuDrnp opod as DSffil Dqtanl

BruroJ ns uaradnca¡ anb ercd (zrnlzs BI ap osEJ Ia ua ¿layr Brappru ele re8a¡ uls) pzplpun¡ord ua uepod as ollruol Ia Á Br IES EI 'BpnJ BI 'BpuEABI BI olrroJ sesorotrn .( susoqal

setuuld sE-I 'saJeln8aul a supu?tep sat¡ud sz1 .( soJas sollut sol uEuoJaJ as sBpBIIJB repod ap su¡alu suun uoJ

opod Dl sDtI

opod

q

ap saluD DpuDtDl

f.''a \\\

'sauuaJad su1 ap

t\

i\\t

ollorrusap Ia reqorduroo anb Árq'(su¡ruras sBI optSocar Jaqzq sul) salenuu sEI Juurru[a l. tv¡uyrJu ap o]uatuour opu8el-I 'sutuzld sEI ep oputsa Ia ruulruzxaur oluauulJarJ ap uglf,Btsa eI fizrleulJ I y 1a

orJBSaJau sa

v,pod %

sDq)7n4 2?

oMU)


IERBAS


NOI]] /

N1


Hierbas en acció

ñ

NORMAS DE CONSERVACION Al recolectar hierbas para su almacenamiento y conservación es imprescindible realizar cada paso en el momento preciso. Tanto si se van a usar con fines medicinales como para cocinar, deben recogerse en el punto del ciclo de cultivo en que los aceites volátiles se hallan en el nivel máximo de concentración y alahora del día en que presenten menos humedad. Para sacarles el máximo partido, hay que manipularlas con esmero, prepararlas para su conservación sin demoray almacenarlas en un lugar oscuro.

Recolección de las hierbas Las hojas desprenden más aroma y contienen más aceites volátiles antes de que se abra ninguna flor. Las flores han de recolectarse en cuanto se abren por completo. Las semillas, por su parte, deben recogerse tan pronto como maduren, mientras que las raÍces deben dejarse en la tierra hasta el final de Ia tempor ada de crecimient o, ya que es entonces cuando

presentan una mayor concentración de nutrientes almacenados.

Las partes aéreas de las plantas

-flores, hojas, semillas y tallosdeberÍan recolectarse temprano, un dÍa de tiempo seco, en cuanto se evapore el rocÍo. Hacia mediodÍa, cuando el sol se encuentra en su punto áIgido, los aceites volátiles ya se habrán disipado. Es conveniente utilizar una podadera aftlada o unas tijeras de jardinerÍa para cortar los tallos y así evitar dañar alaplanta. Retirar los insectos que pueda haber,

Se cado El secado requiere la libre circulación de aire seco y cálido asÍ como Ia ausencia de luz intensa, er especial laluz solar. Las hierbas pueden secarse en una habitación fresca en varios dÍas o más rápidamente en un lugar cálido, pero nunca deben colgarse en un cuarto de baño o en una cocina, pues un ambiente húmedo no resulta favorable. Las hojas se secan mejor en el talIo, aunque las

quitar las hojas y las flores en mal estado y colocar las hierbas de inmediato en un recipiente con agva. Deben estar aleladas de laluz intensa, pues disiparÍa los aceites volátiles. Recolectar las cabeztelas de semillas cad a día, a medida que vayan madurando. Atar un retal de muselina a su alrededor para alrapar las semillas que caigan. No usar una bolsa de plástico, pues las semillas podrian pudrirse por la condensación.

de las hierbas

más grandes, como las de borraja, pueden separarse y dejarse secar en una rejilla. Para secar las cabezuelas de semillas es conveniente colgarlas dentro de una bolsa de papel y recoger las semillas que caigan. Para secar flores, separarlas de los tallos. En el caso de las raÍces, Iimpiarlas y cortarlas en trozos de 2,5 cm. Separar los tallos en ramilletes para que el aire circule sin dificultad, a

su alrededor y colgarlos separados de la pared. Para secar otras partes de la planta, extenderlas en una única capa sobre una rejilla adecuada o en bandejas de horno y dejarlas secar en un horno frÍo con la puerta entreabierta para evitar Ia humedad. Darles vueltas a menudo. Las flores y las hojas estarán listas cuando cruj an, y las raÍces, cuando tengan aspecto leñoso.

Menta piperito

v Manzanílla

UlmarLa

-140-


-tbtDUpu?lD) DpPnsuo)

otluDl!)

'v!4 EIIIUEZUEIu ap ugISnJuI ua oJugruoJz oluo8rulad ap su loq ap sotlqnf,- satsuJtuoJ ¡auodord uarq o -EpEuoruII uor ESInI Eqralq- Bplqaq EI

uoJ uautqruo¡ anb sEqJaIq JESfI

'olulrunlz ap ladud ua sotlan ua I enBe uor soualla¡ sutallu8 erud sap -loul ua o olaF{ ap sollqnf, ua salq}l -saruof, serou o sEqJaIq ep sala[IruEr asrzla8uof, uapand ousIuISV 'ropula8uor lap atuauutJarlp

'sostnB ,( sudos E asJIpBuE uapand 'sepetanblta of,Itsgld ap sBSIoq ua uEpJBnB as suqraq uoJ sotlqnf, so-I 'enfle uoJ selrlrqnr ^( sepuctd seqralq uor oleFl ap sotlqn¡ u¡¿d sulapueq rBuallar ua alslsuoJ opol?ul oJlo 'solJetanbua rEpI Io uIS EraPvdvl uoJ soganbad saluatdtca¡ ua sEI -JBpr¿n, 'sopap sol uoJ alualua^Bns svlrezÍtuaursap'supectd seJas suqrarr{ sBI ap opula8uoJ atualuntnba

'oualualod ap sBSIoq Ia rauatqo ErBd ua ap z¿L rra enpvdut uof, atuatd -rJar un ua sEIrEpJunB aluarualuof, sa anb o1 rod 'svzrpvtqanb ^( sa¡89r3 ,(nur uullnsal szpula8uoo z¿L eu¡, 'sEIJrrqnJ uIS 'sBIrBIaBuoo I apuur8 etuanJ Bun o ouJor{ ap ufapuzq Eun arqos vdv¡ BJIuB Bun ua sulJapual -xa 'sosBJ soquE ua 'sBralua SEIJBI

I

szloq sBI JBrI]aJ uarq o 'ollzl Ia ua asrela8uoJ uapand szqralq sB-I

-a8uoc

sEqralq sBI ap ugIf,BIaSuoJ 'zrtlqe lerÍv IB szqralq ap pupltuul ue¡8 ¡auodxa ou vmd atuaruuJlP -guad olJzuallar ,( orJBIp osn 1a urud oganbad ou¿l un BurJoJ EI ua ouuur E Jaual ¡olaur sA 'of,as ,( ocsa 4 mB -nl un ua solJaualuEru 'olu1o oIrPF

ap soJJBt uESn as IS 'zÍtIEI ap os¿d Ia uaprdun sand 'saluapl uos soJnJSo sorrzt sol 'soputanb-ua I enpedet uof, (ocusgld ,p ou) otrpp ap o Ef,nugJal ap sorJzt ua opur¿das ¡od asJBpJBnB uaqap szf,as suqraF{ sB-I

sBf,as sEqralq sBI

'sBplBJ sEIIIuas sBI ¡a8o¡a¡

L svlanz

-aqef, sBI uaJqn¡ anb sBSIoq sEI rBtES

-aC 'olual Iap solutgd so1 reruar 'BI -npu?lEr BI ap osEr Ia ua 'sopap sol uof, szfoq sBI oJod un Jvznuatusap atuaurlenpur8 sollut so1 rzlor{sa6l

I

ap oluaIuIvuaJBuIIV

%


Usos de las hierbas

ñ

EN LA COCINA Si

bien actualmente

ée tiende a pensar que la

\.

única flunción de las hierbas que

se añaden a los alimentos consiste en proporcionar sabor, en el pasado se les

atribuÍan bastantes más propiedades. Muchas hierbas son buenos estimulantes gástricos y facilitan la digestión de carnes fuertes como la de cerdo ola de caza. Otras se usaban para que las comidas resultasen más equilibradas y

prevenir enfermedades. Culpeper explica que en el siglo XVII todas las amas de casa cocinaban el pescado con hinoj o,ya que la condición húmeda del pescado podÍa provocar trastornos digestivos, mientras que el hinojo es una hierba seca y cálida que la contrarrestaba. Las hierbas son también condimentos ideales que eütan la excesiva dependencia dela sal o del azúcar. Trpo DE PLATo Hrcnse

Trpo DE PLATo Hr¡nse

SucenrNcrAS

Pescado blanco

Sopas

Excelente con sopas a base de caldo de pollo Para aderezar consomés Perifollo Las semillas con pescados Eneldo fuertes y las hojas, con suaves Ternera Excelente con pescados de Estragón sabor intenso Puede sustituir a la ralladura Melisa de limón Alcaravea/Hinojo / U sar semillas molidas Semillas de eneldo

De pescado

De lentejas Consistentes/

Levistico

Con carne

de cilantro Hinojo Semillas

De verduro

LevÍstico Orégano

Perifollo

De guisantes

Los tallos picados pueden

Con moderación, es fuerte Salüa Semillas de eneldo Usar semillas molidas Usar semillas molidas Cilantro Las semillas molidas aportan Comino/ un sabor picante Fenogreco Cúrcuma Jengibre

Salvia

azul

142

Para guisos

Semillas de eneldo

Excelente con ternera

Ajo

Mezclarlo con lavanda para sazonar el lechazo asado Clásico para el cordero asado y los estofados de cordero Exceiente con platos de

Mejorana/ Perifollo

En rellenos y salsas para

Salvia

Para rellenos Aporta un toque oriental Ideal con pollo al horno y

Salüa/Ajedrea de

Excelente en guisos y patés asados

guisos ligeros Restregar la carne con las hojas antes de freÍrla o asarla Añadirla a los guisos y fritos

jardÍn

Menta

Agregarla recién picada al requesón o queso fresco Incorporarlo recién picado Mejorana/ Ramitas de eneldo al requesón Ideal para menús vegetarianos Orégano Añadirlo troceado en tortillas Perifollo Salüa

--

y estofados

jamón

Melisa

queso

Excelente en guisos

jardÍn Hinojo

Estragón

Albahaca Con caballa y marisco Estragón Usarlo en salsas consistentes Semillas de eneldo Ideal para el salmón Tomillo Excelente con pescado fuerte

-

Mejorana/ Tomillo

Aves de corral

Platos principales Pescado

Aporta sabor a apio y espesa

Cilantro

Platos de Perejil

LevÍstico

Pollo/

Excelente con platos de caza El perejil de hoja tiene un sabor más intenso Excelente con cerdo o conejo

Puede sustituir al limón Mezclarlo con melisa en platos ligeros de pescado

Aporta un toque oriental

Ajedrea de

Cerdo

Usar ramitas tiernas picadas

Cilantro Hisopo

Romero

Usar molida, con moderación Usar la raiz fresca picada

Entrantes Patés consistentes Laurel

Perifollo

Cordero

espesar sopas y caldos Añadirlas molidas al principio de la cocción Usar semillas molidas o bulbo de hinojo de Florencia en rodajas finas Los tallos sustituyen al apio Añade un toque mediterráneo Potencia el sabor

Hinojo/Ramitas de eneldo Melisa

Estragón

Ligeras

Suc¡n¡NCTAS

y tartas saladas Añadirla a salsas cocinad.as platos de ques o y patata

o


ñ I

ap sBllrulas

opuuueru ugrulus uoJ

ezelsotJr

sopBuozBs sotEld

Bluay\ olaf,EuEf

Bnrsud ap salatsud so1 ua IEapI

oPIauE

sarqruurJ .( oraproo uof, IEapI opzosad uoc I ser{Jaqe)sa BrBd

-et[-

Ior

solualulpuoJ

I

saqcaqersa

o[ou1q ued 1a rvz:oeTJtote ap sBllruas ercd suprIoru sBIrESn ua sepuohl oplaua ap sBIIIUaS

sepBIES sutalle8

ap sBllrulas Bluahl

^( saued sBIIa uoJ reaJoalodsg sopeaszlS salalsed so1 B lIpBuV slltnbatu¿ur

v¿Lv.re)Iv

sBpBIBS seralle8

ap ,( supunadsa setallu8

u1

arqr8uaf salatsed I

sof,rl9ruorE soruo8rula¿

lzneuror vle¿

olloJlr.ad

BSor ap solBt?d

,( sopelaq :r,z:ovr;u.ote vJvd seuBzuvru o soqrBqrnl JaJos nqzB Iap otntusns oluoJ

sBlalol^

reroJap eted rEI{JJBJSA soper{rruJsa o sepu [enc

Iv

JEJoJap vmd o sataqros

I

sopelaq

sauu¿

osorolo

oueSgrg

sedos r{ svpv1vs szuet uA

EluaIN etouru8rag

suruopaJeru ua Bpef,rd epes¡ Eruopaf,Bu BI ua salo]J Jauod

sarlsod

rod¿r IE BpIJoc/uprzrraq BI B alalliuBr un rlpEuv

oulloqaf

/ortue¡3

saPra^ sEpEIESua sEI E sufoq sar] o sop rIpBqV EIIoqar E sufoq

se1

f

BsrlaIAtr

/Yletrcg

Eraparv

e¡e at?ale anbot un BC

BrEqBqlv

-BparrEA ap superrd suloq rBSn u8nqoal

SBSIES

ervd

sBpBlESul

oue8grg /euuro[ayr¡ Br¿I{BqIV

ElsBd

olaf,BuBl

oll1urol/oplaua

71[and

salnd

oFtxol

sarog sEI rusn

alBns un el¡ode opEJId

JoqES

sEI uoJ sEpBIBSua sBI rBrof,ac sapBprlBuot sElupslp ap sap

BpBf,SOru zanN

ouesaru¡Bd uoc BpEIIBT BIJES¡ oJas glsa oPuBn) asrEJIJISualuI B apuau roqBs ns alBluol ua Bf,sa{ BIIBSn ap

sallnp saurpnq

EI^IBS

ugluaruld sauorJeJ¿da¡d s¿rto

solmDcul

K.

,{

sullrtrot sBI E opecrd olrIpBUV

vsugrH orvld ea odII

svrf Naua9ns

,(.

ap

sBtIruEU/o11

-o¡¡n¿/urzqzqlv

vsuErH

svrf Naua9ns

o^anq ap asuq B sotuld

orv-Id eo odII

oluwol 2p 2121u11t01 [

o]uaw 'DuPa[D

'ollluol 'o.rTu,to) 2p s2l?nfu salnd ouEquof aq sorv-Id \ruvd v-I3zgy[ 11[atad

r{, ¡amo¡ ap ofor4

¡ '¡1[atad a? svttwz.t e

INUVD

{

ugSonsa

renbnog

[ ¡tfatad 'out¡loqa)

svsuarH svNr{

'ollo{uad ,p sa1on7r satnd

ofuotou ap 7añ 'Da]?a[D 'oll!u,Lo]

osatuo{ DpuD^Dl t( ouotofaw 'Dupa[D' olllutol' o,lalttot' ou2Salo

{, o11ttuol 'DlLlDS a? salDn8t sauod

\ruENUAr Eq SOrV-Id \ruVd V-I]ZEI

'ol1uol 'Ufand ap salDn7t sauod aAV AO SOrV-Id \nÍVd V'I)ZAI{ DLD)O[21il

elaurdun¿

eurqcnde3 BInpu?lBf

solztgd sol uor o sarou sonoq2)

uuero[a¡1

arqr8uaI odosrg ofou1q ap sBIIruaS

satqtunZal

feat*mc¡y oplaua ap sEIIIuas

ocarSouag

szlasrug ap salor sBI E rlpeuv ohuq ap sEIIruaS e¿LvLe)Ie alnorJnoqc ,( Iol ap ap sBllrlxas soteld sol sopot uor atualaJxA zuurola¡1 p) Dl ap Dlltlttu1 Iorilq Ia uor alualarxa satupsrn8 o szqeq uoJ oplaua ep sEIItuaS EluaN souJarl saluESInB uoc Bf,saU roqzs olloJlrad /u¡ptef, ap earpalY sa]uDsmr/so1pn[ ap saropsrcuatod satualarxa opucrd olresn o ro^raq Ia aluEJnp zoJfi le o[ou111 sBllrluas ap Bsloq Eun rIpBuY zoilv uv\ery saletuauo sotuld ua oJISglJ ouu8grg ¿8ar¡E BpBIESua EI ua oJSaU oUEIIBII roqEs olls9lJ Ia alou,toI BTEqBqIV aturuot ap sotzld so1 u etrody sEzrlBlroH

ourdad B roqes oualf, ztrody

sEprJoJ svuvzueru/surad uoc ,(

Ea^BTBJIV

sppBIEs seuut vted luapl

sosrn8 I selalual ap latsud uo) selatua1 ap lalsed IB atuuf,rd roqes un elrody soprdgr soleld ua atualarxA

ssprloru sEIrBSn sel^rlrqJ I suuoqvuez uoJ sEJalua SEIJEUIf,oJ

otv

olrrpery

rolrar{ la atueJnp sPtEtB d/seu -owuez u elJ.tJtet Bun rrpErJY soqeu/serlor{Buvz e odranc eq sBrloqBuez uo) alualasxa oulor{ IP sBtBlEd su1 E

uglttll ap ¡añ

ugSonsa 'o?laua ap salln8t

OfSIUYI^I EO SOIV-Id \ruVd V-IfZAIAI

(ozot 2p s2(\D so1 ond uqzu2 ap so{oq) ap sofot4 {, ugSottsa 'D"uDtofaw

p)nq

'o12u)01 2p s2lvnfu sauod

vzNa^oud eo svsualH

oqug) eq sorv-rd \ruvd v'IfzEIAI

s2)sil{ sDq,LzIq

I

'soJuzu,LllD sol 2p )oqDS P DDuaJod t{ uaJuau,,La1úuot

2s s2ls2 2nb ofio\ sqqtzn4 2? DpDmzpD u?DoulQtuot Dun

2p sD)tsup sDpzzw

sDqDnl sol 2p sosn


Hierbas en acción

ñ

SOPAS Y ENTRANTES Las hierbas frescas y las especias aromáticas ofrecen una gran versatilidad alahora de empezar una comida, desde una sopa de acedera o una crema de ajo hasta un consistente paté de caza. Con panecillos o pan a las hierbas, cualquiera de estos platos puede constituir un almuerzo ligero.

Paté de liebre Si se preJiere una mezcla mds ligera, utilizar conejo o pollo en lugar de liebre

parala elaboración de este paté rústico. 1

450 g

de

Lrg

de liebre

falda de cerdo, sin piel

1 cebolla, troceada

2 dientes de qo, picados gruesos 3 cucharadas de perejil picado 2 cucharaditos de salvia picada sal y pimienta negra 100 ml de vino tinto 40 g de mantequilla, fundida 3 hojas de laurel

Deshuesar Ia carne y trocearla. Recortar la grasa de la carne de cerdo y cortarla en dados. Mezclar la carne de liebre.,la de cerdo, la cebolla y el ajo en un robot de cocina y triturarlo todo hasta obtener una pasta fina. Agregar el perejil y la salvia, salpimentarlo y airadtr el vino. Introducir la mezcla en una fuente de horno o en un mol de alargado de I,2 litros de capacidady nivelar la

superficie. Cubrirlo con papel de aluminio y colocar la fuente en urul cazuela al baño mana. Hornearlo a 170'C durante LVz horas. Retirar el exceso de grasa 1- dejar que el paté se enfrÍe. Disponer las hojas de laurel por encima 1cubrirlo con la mantequilla fundidaRefrigerarlo hasta que el paté adquiera consistencia.

Para6uSpersonas

Sopa de aJo fria Tan solo una pizca de ajo aporta un agradable sabor a esta elegante sopa. 12 almendras peladas 6 dientes de ajo, pelados 2 cucharadas de aceite de oliva 2 rebanadas gruesas de pan blanco, sin corteza, cortado en dados pequeños

600 ml de caldo de pollo ligero 150 ml de vino blanco seco sal y pimienta negra 2 cucharadas de cebollino, troceado

En una picadora o robot de cocina, triturar las almendras y el ajo hasta obtener una pasta, o bien machacar1o en un mortero. Calentar el aceite en una sartén pequeñ a y freír Ia pasta de ajo y los dados de pan a fuego medio hasta que se doren. Verter el caldo de pollo y el vino en una batidora o robot de cocina,

añadir la mezcla de ajo y pan )salpimentarlo. Triturarlo todo ha-.u que quede fino. Incorporar el cebollino 1' refrigeIa sopa al menos I hora. Antes cie servirla, probarla de sazón )- cor:e= en caso necesario. Decorarla con tostones. Para 4 persond,s

% Acedera

-144-


'oJaUoIu un ua SEIJEJEq)?uI /{ sEJalua oururoJ I o¡luullJ 'of,ar8oua; ap szllruras asJBSn uapand 'osuatul sgrx osnlJul BruoJu un aJalJard as 15 SENOIfVIUVA

''

';;)+zv,la

I

"|,:,X;';Ti

setuBSInB ap grnd

-

"

oulluo)

1a

;:tf;i,"*],T?

)Dtü?p pnd'utuDlp ap sofor4

)unap ond

atuuJnp olpau o8an¡ B sEpIIou

"",1Ti:'J,ifi il,f#J',J,",?ff;" 'EurJoJ ap loqoJ o BJoppBq Eun ua oilod ,p oplzJ Ia uor olunl o]sar Ia rurnlll ,( soplJof, ¿r( salu¿stn8 sol ap s¿pBJBr{f,nJ z rB^Jaseu 'oprnbll Ia rzr{Jesap ,( soprunf,sg 'souJau u?lsa anb Elszq 'soJnulur

gb Á 0€ aJtua 'sopzdut '¡aco¡ sopzlap I ugrcrilnqa E solru^all

svuostad b Dffid 'oJtuEIIl ep szfoq sEI uoJ ]EloJap

I

.

sus¿d sBI JrpEuE 'JtnJas ap satuv

IB

S

UISNBXSH:X

;'H'Ji :L-

'ugIrIIIn qe v rz^all d rzlu 5

*

'sordad w.s sDSDd so,tn 2p s?pDtDq)m e IDS

)wr.tzD ap

oxtd

Dun

optlou ontSoua{ ap o*td Duanq Dun Drylout Durnua) 2p DTlPuDlpm

zh

o?tlou atqr7uaf ap oltpzrvtpn) zh opllolil utuolp 2p ollpu0q)ru [ opllol,u oullJ,to) 2p DTlpuoq)m o1¡tnbalulu) ap 3 Se o77od

uo\ [

I

ap oplD) ap lut 009 ofouat ua 'sopllnd ,p 3 OSt

soualtt 7o

sollltDlttD sr»as

saJuDStnB

's?pllouJ, s?ltadsa 2p Dpzzu.L Dun 2p Duvuta sosod ap Dpund1os Dpuop odos DtsE

onuoSo{ alqDpzt7a

o7

satuusln8 ap v,pzlJadsa vdos Bun laf,Bq ewd BuIJBT{

sDuostad b Dffi¿ 'EurrJua

rod uglxll ap

BI rrJrzdsa ,(

Ernpv11u,r

otzld vpn ua zprnb¡

ef,.""":"'#T:lñilL":r"Xil:#"

'Bror{ T souatu Ie elJvla8r4ar ,{ m4 -ua EIIBfap 'ep; arat¡ard as IS 'olanu ap Blrutualef, 'atuarlu¡ ¿dos EI rllras Easap as

Is 'oIJBSaJau asanJ

IS ugzEs

ap opr8arroJ ,( opeqord 'u9urt1 ap olunz la JÍpEuY 'Ja^oluer ap r u fa

p

":I":1"?

i,'J, :rr

'o1{ o aluaqo)

ür#,"::

u1

rurodJof,ul

a atuutsal Blllnbatu¿ur EI rlpun{ 'BIore)BJ EI TETEIJV 'EuIJoJ ap loqor

o EroprlBq Bun ua olrBJnu{ 'solnu -lrx E1 'opedut 'raJor opulap ,( opzt -uarurdles'opler Ia rlpeuv'uarunlol

le v)znpar as anb Elsur{ rarroura¡ I :urodJoJul 'JoloJ Jetuol E

eJ¿p¿)v, e1

'uel.ttttrr

-asap

I

zllunJsa

'EJapaJe

t

vI

r::;fff '# lr,r-Dq)n)

r

oprybqDtDu ap sDpuvq)m b DpuDq)m I 2P D?uDlpm I DuuD1,4 2p

ugull2p ounz

pt?au Dlualund {.1os

rz8a11 urs o¡ad BpITRISEI apanb anb Btszq orpau o8an¡ B BIIoqaJ BI rual

o77od

1zs I apuzr8 BIoraJEf, Eun ua e1¡nbat -uuur ap 3 EZ rlpun{ 'sollut sol rur{f,

Duuo ayan{ un uot

al;itz.)as apand 'ugutrl D

ap o?lD) ap

osant7

llt

009

opotd'Dlloq» [

o11tnbaluvu) a? 3 OS D.tap»D ap 3 ¡gb

Jeue11

otntso f,nut aptatr ?D?tlvuol ap 'odos o1str

vtap ¿)v ap vdos

B

u?D)D U2 SDq))1,H


Hierbas en acción

ñ

SALSAS, ACEITES Y VINAGRES Filetes de salmón con aceite de estragón a Ia parrilla, ternera para asado marinada en ünagre y aceite de orégano, verduras frescas con mantequilla de finas hierbas o trucha arco iris frita con una cucharada de salsa verde. Éstos y otros condimentos y salsas de hierbas pueden convertir en manjares los platos más sencillo s alavez que hacen perdurar la fragancia primaveral de una aromática huerta.

M antequilla de finas hierbas Puede servirse como salsa para acompañar a pescAdos, filetes o chuletas a la con pasta normal o verde , o bien con verduras frescas.

100 g de

mantequilla sin sal,

a temperatura ambiente 1 diente de ajo, picado

fino

4 cucharadas de perejil picado

I

cucharada de cebollino picado sal

y pimienta negrd

1 cucharadita de zumo de limón

Batir la mantequilla junto con el ajo, el perejil y el cebollino. Salpimentar e incorporar poco a poco el zumo de limón mientras se bate. Formar un cilindro con la mantequilla, envolverla en papel de aluminio o film transparente y refrigerar. Antes de servir, cortarla en porciones.

Para 100 g

parrilla,

VRnrecroNES

La mantequilla de berro resulta deliciosa con salmón cocido o ala parrilla. Par a prepararla, usar un ramillete de hojas de berro picadas finas en vez de perejil y cebollino. Elaborar otras mantequillas con hierbas picadas como hinojo, melisa, menta, a)edrea

d. jardÍn u orágano.

Salsa verd e Esta solsa picante se suele servir con pescado Jrito o ala parrilla. Para conservar la frescura de las hierbas, prepararla justo ontes de servir. 2 dientes de qo, majados 2 cucharadas de alcaparras, aclaradas

4 filetes de anchoa, picados 1 cucharado de albahaca picada 3 cucharadas de perejil de hoja picado 7 cucharadita de mostaza en grano 3 cucharadas de zumo de limón 3 cucharadas de aceite de oliva pimienta negra

%

Batir todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea. Probar Ia salsa de sazón. Si está demasiado fuerte o salad a, aiadir I ó 2 cucharaditas de crema espesa o yogur natural.

Para 4 personds


-/rtunu)o) olllutol

ouo&atg

ñ llil 009 DtD¿

'zrrlel ap opelalz ,( ocsar¡ re8nl un ua sulrauatuuru d se¡atoq sEI JBrreJ 'sEllurBr sEI JIpPUB 'SVpVZrIIJalsa SEII -atoq ua olrauod Á ¿t?vul^ Ia rEIoJ 'e\p sara^ z 9 I olopu?I^ourar o ol v -opugtlSu 's¿uzules g rusodar rulap I

rcdr.;'opBzIIIJatse orrzt un B olrBSEd

'rer{ua rufap ,( uarq Jaloura¿ 'EqJaIr{ BI aJqos ollalrarr I ugIJIIIn q¿ v rE^all 'allBlusa ap o oIJpI ap EIoJaJEJ Bun ua a¡8¿up Ie Jauod 'eÍJel)v{al vuel Eun e eltesed d uls¿d Bun raualqo BlsEr{ Eqralq eI N)eqJBN

'sosm| {. sopouttul).l

'sDSlDS 'SDpDlDSua SDI D

Dq12n4 DlilStltt Dl 2p sDllutDt

Duzlq '

out^ ap atSout^ ap

z

I

t

lut OO9

(o¡¡unol o ugSonsa o' DJuau.t' olotlo q1o )

ouo&vt

opotd Dqtaul ap sDpuDq)ru

Ot

2luwtd anbol un 2pDllv

sEqralq ap sarSEuIA Ilil 009

D)D¿

'oJnf,so ,( oosar¡ ru3n1

un ua

JaualuBul r( aluaruEf,Il?uraq JBJJaS 'sEutuEr sEI TIpBUB'SepvzÍllJalsa sellatoq ua olrauod ,( attaou Ia rBIoJ 'e\p saf,a^ z I I olopu?hourar o ol

v

-opugU8u 's¿ueulas 7 tesodar :u[ap I mdr.;'opBzIIIJalsa oJJEI un E olJBSBd

'aluelsal alIaJE

1a

ruBarBe

['

e1lr-Zr¿tJ

-aSouroq Blszq -IaAouIa¡ 'alta¡u ap sul -oB suun JIpEW '¿ts¿d Eun lururoJ El -sBq oJauoru un ue Eqralq BI JElnlIJf

I

Dqt7nl DuLstut Dl 2p sDJtu)D) z D^|lo 2p 7lt»D 2p Ilil 009

t

(o11nttol o ugSo+sa ' ouo&vto' zJuatu' otoqo q1o)

opotñ Dqlanl ap sDpuvq)m

9

.sodos { soynf ua ailDzllltn uapand ouÉLunsv 'o11und Dl ua ol.twolü 2? szluv opoxad 7a o au.tw Dl tolun otod o 'sDpDutrail { sos1os ua 'sopolosua )DzatapD ond sottlpttto.tD s217»D solsa tDSn

sBqralq ap sallarv


Hierbas en acción

ñ

CARNES Y PESCADOS El uso de hierbas para intensificar o compensar el sabor de carnes y pescados tiene sus orÍgenes en tiempos remotos y pueblos del mundo entero han incorporado a su patrimonio cultural combinaciones ya clásicas. Cordero al horno con trocitos de ajo y romero, salmón crudo envuelto en hojas de eneldo marinado en sal y especias conservantes (gravlaks), o dados de cordero, cerdo o ternera con semillas de cilantro, hinojo y comino para el satay malayo son algunas recetas que, junto con las que siguen, ilustran los vÍnculos culinarios entre las plantas aromáticas y los alimentos ricos en proteínas.

Albóndigas en salsa de eneldo Una salsa tradicional de la cocina griega elaborada a base de huevo y limon puede aromatizarse con eneldo para complementar este plato de albondigas cocidas en un caldo perfumado con hierbas. 350 g de carne magra de cerdo,

Picar la carne junto con la cebolla en

a fuego medio sin que llegue a hervir. Batir las yemas d.e huevo junto con el zumo de limón,

en dados

un robot de cocina o una picadora

1 cebolla pequeña, picada gruesa 40 g de pan blanco reciente rallado

porar el pan rallado y el perifollo,y

incorporar el eneldo y salpimentar.

;T.:ffJ,:lr'l'* j;,i',il:Hl I Y

Añadir unas cucharadas del caldo caliente a la me zcla de huevo y limón y removerlo todo bien. (Es muy importante no dejar que el caldo llegue a hervir, pues la mezcla

2 cucharadas de perifollo picado (o perejil) sal y pimienta negra una buena pizca de nuez moscada rallada 7 yema de huevo, poco batida harina, p ara esp oly orear 900 ml de caldo de pollo 5 ó 6 ramitas de perejil 2 yemas de huevo

4 cucharadas de zumo de límón 2 cucharadas de eneldo picado hojas de eneldo, para decorar porciones de limón, para servir

hasta obtener una masa fina. Incor-

huevo batida y mezclarlo todo bien. Cubrirlo y refrigerarlo al menos I hora. Espolvorearse las manos con harina y formar albóndigas del tamaño de una nuez con la mezcla. Pasar el caldo a una cazvela grande, afradir las ramitas de perejil y, cuando hierva, agregar las albóndigas. Llevar el caldo de nuevo a ebullición, tapar la cazuela en parte y dejar cocer de 10 a L5 minutos. Retirar las albóndigas con una cuchara y disponerlas en una fuente de servir precalentada para que mantengan el calor mientras pe prepara la salsa. Colar el caldo y pasar 300 ml del

podria cortarse.) Pasar la salsa al cazo y calentarla a fuego lento, remoüendo constantemente. En cuanto la salsa espese, retirarla del fuego y corregir de sazón. Verter la salsa por encima de las albóndigas, decorar la fuente con hojas de eneldo y serür con porciones de limón. Este plato puede acompañarse con una ensalada verde o bien con un plato de pasta con salsa d.e nata y hierbas frescas picadas.

Para 4 personas

mismo a un cazo limpio. Calentarlo

Perifollo


-6bt-

ofoq ap 71[an¿

lamol svtuo{ ugSo4sg

ñ sDuos,tad b Dffid 'soluanuugudruoJu souanq uullnsaJ BJapaJB q Á szlanu sztutud se1 'orEIJ JrIES BlJaqap o8n[ 1a :usanr8 sgrx alrud EI ua uu-IJ Btaqf,oJq Eun JEAEIJ 'Br{Jar{ 91sa aUJEJ BI Is JaqES vrd 'arop as anb Etsur{ 'opBI vpeJ rod sotnulru 0T soun etuuJnp o¡od 'opzsad opuoJ ap apuur8

Ia

I

s

z,ura',

,

7a

souau

*.i jo"r,?;r;;i

uoJ sz8nqoad

su1

:;r

JiilH,

¡uu¿dula d osacxa

Ia JTTJnJSA'aluaruaurroJlun sElralq

-n) uapanb anb BJauEru ¿p vzelsotu ep epzau EI ¡od szpusud I uuuuq uo) ogod ap sz8nqcad seI rczoqa¿ 'opzraJua ladud arqos o apuur8

rlaq

u?uES EUn ua allaJe Jvlu¿le) 'atuaISB ¿s opezoqal 1a anb ap aur¿¡ BI ua uau8a¡d,ul as sBuIoJE so1 anb ap ulJ B suroq

o?Dzoqat

atuanJ Bun ua ugSzrsa Ia uu

I

opBIIEr

d l¿ wlJzaf{ 'Jetuaundlvs ,{'etu,Lt

qÁ olenq

ap szruar( se1 'suzeJsou¡

sBI JBIJZauJ 'ouz1d oJuanJ

un uA

's¿E

-nqcad sEI ap pupaunr{ BI rBuIruIIA

IB

4a{ ond 'afiato )DLtottlodsa ond 'DuDlq Dw)Dq (ofotl ap 71[and o onuo1n o) opond spuo{ ugSonsa a? sDpuDtpm e nuzlq upd ap 3 OOt opDllDt

ot&au Dtuatwld {.1os psadsa ap sD?DtDq)w e DlDu 'ortant4 ap soun,{. 7

sDpflaq

ond

osa¡8w DzDlsottt ap Dpztvlpm I uofie ap DzDtsout ap sDpDtoq)w Z ptd ws 'ollod ,p sowatdns o souanbad soZru;tad p

'alua{nn aluautDsopllap Dtuxal oun onlnbpo anb otod uzallps as 'opopadsa D?DuuDltt Dun ua 'o77od ap so8nrpad so1

sBqralq sBI v ollod JatraA 'Eruarq BI EruIJua ruJoloo d

-opBIoJ oJJaIr{ ap Eun ESn as e]uau -lzuorJrpurt- uuuld ouroq ap atuanJ Bun ua BSIBS ul ap pElIIx EI rauod 'ugrrrllnqe v ru^all d uarq opol ralorrrad 'rutuaundles I ¡larad 1a

sauos,tad g DtDd .SEUN]IAJE

sEI

uoJ opuJoJap JI Jas I ¿urtJua

¡od opu8uusap osanb

1a

¡tc¡¿dsa

'U9IJBnUIIUOJ V'EIJUaISISUOJ

I

urarnbpu anb Btser{ 'sotnulru 0t S€. aluzrnp f"06T E opslualucard ouJoq un ua 'opzdztsap 'opBSV 'opEIIBr

d opucsad

u¿d Ia uoJ rzaJo^lodsa aJqos atuutsal ESIBS BI

1a

I at¿urot ap opzJtuaJuoJ 1a 'sopectd saluruol sol 'a¡8uuur Ia 'our,r Ia rrpEUB 'olnulur T etuzJnp ofe ta Jlarg 'alua¡udsuuJl EAIenA as anb Elsuq orpau o8an¡ B ¿lloqar PI rIa{os ,{uglrcs Eun ua allaJv l¿ Jelualz3 'larnzl ap selor{ sEI ua rlrnpolul e I? ruluarurdlus 'uglxll ap ounz uo) JoIJ -alur Ia rErJoJ 'ualq oIJBAE-I 'opecsad ardurll anb orapersad p rlpad 1a

)u*a?

pnd.'suthau rourrr)ro e,t

opoSlwsap 'o1a{ osanb ap 3

S

I

opvllDt nuDlq uod ap svpuDlpm B opotd D[oq ap 71[and ,p sDpDtDlpm S zl0lrtot 2p op0tJu»uü 2p sDpDtDq)w e sopond satDuot a? 3 gZZ üuDlq oul^ ap atSoul(\ ap DpuDlpw I uuDlq oul^ 2p llil )sI sopond 'o[D ap sa]uatp Z sofopot lta 'Duvlpaltt Dlloq» t D^tlo 2p 211»D 2p sDp0rDq)w 9 p)nq ap sofor4 E otBau Dtuatu)td {.1os u911tll T 2p outnz

alualttvpvulxotdo 34 g'[ ap 'Dwaq f

'ugttotodatd aluan{ o7 ua aluautDl)atry 'uaultDu oltlsa lD ns otod D?Dztlqn Dsolsl^'aluzlstsuo) DSIDI oun ua oPDuDü 'opotsad zlsE

as)t^)as apand

t

'ottlgtuon

ouJor{ v, Euralg

B

UQD)D u2 SDq))tH


Hierbas en acción

ñ

MENI] VEGETARIANO La cocina vegetariana siempre ha sido muy imaginativay entretenida, pero la utilización de una amplia gama de hierbas permite mayor diversidad aún. Un hojaldre integral con el toque que aporran unas semillas de alcaravea. una costrada dehortalizas aromatizada conuna pizca delengibre molido o un reconfortante estofado sazonado con semillas picantes son algunas á" las ."áetai que sin duda atraerár- no solo a los vegetarianos convencidos, sino también a un público mucho más amplio.

Costrada de habas

y zanahorias

un plato de verduras frescas complementadas con

la fragancia de las hierbas resulta delicioso tanto en el almuerzo como en la cena.

450 g de zanahorias, sin los extremos y en rodajas 225 g de habas sin vaina, frescas o congeladas 15 g de mantequilla 1 cuchara.da de mejorana picada 1 cucharadita de miel líquida t/z cuchara,dita de

jengibre molido 3 cucharadas de caldo de verdura Pene LA cosrRADA 25 g de harina integral 25 g de pan integral rallado 1/z

cucharadita

de

Cocer al vapor las zanahorias y las habas hasta que estén tiernas y reservar el caldo. Mezclar las

hortalizas con la mantequilla e incorporar la mej orana,la miel y el jengibre. Pasar Ia mezcla a una fuente de horno y rocrarla con 3 cucharadas del caldo reservado. Para preparar la costrada, mezclar la harina, el pan rallado, el jengibre molido, las semillas de girasol, las de sésamo y salpimenrar al gusto. Añadir el aceite y extender la mezcla

sobre las hortahzas.

Hornear a 190oC enrre 20 y 25 minutos, hasta que la superficie quede dorada.

Para 4 personas

jengibre molido

I cucharada de semillas de girasol I cucharada de semillas de sésamo sal y pimienta blanca 5 cucharadas de aceite vegetal

§rr


--'t st_Da^D.tD)lv

opDztt 7t[an¿

/ ofv

svuostad b Dffi¿ 'sBpBlSOl UOJ JIATaS

,( ulsud BI erqos osanb Ia rlf,rudse 'ualg olJa^oru¿t ,{, BurIJua ¡od BSIBS EI raual 'Bpelualzrard JI ras ap atuanJ Eun B allatzlSut sol rBSBd 'alueuraurJoJlun opol aluallEf, as anb rufap ,{ aqc¡e4 eur?n EI rrpeuv 'EpBJSour zanu I uluatutld '1zs uoo sauogrduruqc ap s¿ultugl uudruoJ as anb JEIIAa eted rvrJozes

I

sz1

so?DSD

opEpInJ uoJ ¡larad 1a rzrod]oJul 'sotnulru E otual o8an; E JaJof, rufap

L wdvl'ualQ olralouar

'sauogrd

-ruur{J so1 ru8a¡8v 'otnulru orto etuzJ -np ol4a4 I o[E Ia rlpuuv 'Bplr[tlsert B^lan as anb Btsuq olpau o8ary z sutelloqal sEI Jla{os Á ueues Bun ua 'oluEl sBrlualN alraf,B Ie JBlualuo

'satuaIIEJ solJauatuutu I soprunJsg 'sourall u?lse anb Elsuq opuahllq vpelvs vnBv ua allatBrt8ut sol raro)

opofuutsap 'o1a{ osanb ap 3 SZe aqrIB{ alu?Ir 2p lut 09t

DpDllu opwso1)t z7nu ot&au Dluatutd {.1os opond opDzu 11[atad ap ozut t sout{ soutlttgl ua 'soy.anbad sauoyldttor¡) a? 3 OSt sou{ sopottd 'o[D ap saluatp b

sou{ sofopot ua 'suJalloq» 9 D^llo 2p 211»D 2? sD?Dtolpm e sap.ta^

soxa{ allarul$ot

ap 3 1Sb

'Tosotr? a? szllll;,ll2s { opotrd nllluqlD uü sopDa.to^1odsa salowol uü u21q o { soiot soluanutd a? D?DlDSua Dsolstl' oun uo) opoyodwoto olsod ap o1o7d alsa nMaS

solytDttD

Itlarad ap ESIES uor alla]vrlBv,L sDuos)adgg.bDtD¿

'oI{ o opuldual

asrrlJas apand 'EruaJJ u1 alunc anb BlsBr{ 'solnul]uJ-

sz ouJor{ Ia ua Jalaru

d 'at¡ed ua opueuroq ul 'arp1uloq 'EJapBlu ap Ia ua epz¿vt BI Jauod BJEr{f,nJ Bun uof, ra^oruar ,( e¡oqac EI aJqOS BIJzaru Blsa JalJaA 'rBlueru -rd1zs ,{. va¡vtw1e ap sBIIIruas sEI JEJ -od¡ocul 'BlEu vf I olanr{ ap suurar( sBI uoJ olunl solanq sol rI]BB 'Jolof, Jutuot B ual 'o8an¡ Iap rBrItaU suurap u?tsa anb Etszr{ ol

-ardura

I

T:"T"',;,', 5,H

;i

lliffi

,i

JJr

EI JrpunJ 'ouallar ya teteda:d uru¿ 'f.gBI E ouror{ Iap Elntu¡adural 'sotnulur E soJto reauroq I

eI

rv,lug

zpDUD

'sol ladud Ia I sarqrun8al se1 rzlua¿ -nulur 0T aluEJnP f.002 E oJas ua arplzloq Ia rEauJoH 'EruIJua rod sec -as saJqurn8al rauodslp I opuJaJua o orururnlu ep ladzd uoJ EIrIJqnf, 'rop -auat un uoJ esuq EI JBqJutd 'saproq sol rEtJoJaU 'IxJ 0Z ap seuvt vted aplorrr un JIrqnJ Bpand anb Btsuq

ollpor un uor

arplulor.{

ot7au DJuatutl.d {,1os D7^D)D)ID

I

ap sullrruas sBI rurodrocul 'sopap sol uoJ e¡rnbatuzur q Á EuIJEq repzaru 'arplufoq 1a .rzrudard uru¿

)? splllut2s

2p DTlpotDl,pw

oprybq DlDu 2p lut

I

lst

o^arul ap soua{.7 so\znll z D^tlo 2? zlt»D 2? Dpo.tolpm I sout{ sofopot ua 'sDlloq» ap 3 S lg

Ia mlvqvtT

'sotnulru 0€ souau Iu u¡tvn?r4at,{ orururnlz ap ladud ua o atua¡zdsuuJl urrlr

HJ T,",:;r:i,:il'$:ffi ,:::

o1¡rnbaluDlLL ap 3

Ot

oNa-I-I1U -IA VUVd

onSo ap svputDlpw Z Dpzpzaut o^arul ap oua{. ¡

Á'enBe Ia Á o^anq ap Brua Á q TIpBUB ugIJEnuIluoJ B 'lES eI I veuv;i)lv

vl

IDS

sopotd aluawon?q 'DartDtD)lD 2p SDlUlltaS 2P DTlpD,tapm

I

Dpzllu 'o111nbatuvut ap 3 Sg Tot&alw Duuvq a? 3 OSt

'sDtnpta(\ ap DUDI DlSa D aluwtd anbol Tout7rto un ouzllu l2 u2 outü ztpl\[o,| l2 u2 oJuD] D2t\DtD)lD 2p wnd Dun

v,¿LvtvllE l, u,lloqal ap v),tvJL %

u?D)D u2 s0q/2lH


Hierbas en acción

ñ

HORTALTZAS Y ENSALADAS Las hortal2as y verduras que crecen en las huertas junto a las hierbas presentan una afinidad natural también en la mesa. Algunos consejos: añadir una o dos ramitas de hierbas al agua de cocer las verduras, al saltear hortalizas rebozadas, espolvorearlas con hierbas picadas antes de servir; por último, unas hojitas de hierbas variadas pueden dar un toque personal a una simple ensalada verde.

Sambal de marrzana y menta Este

plato de fruta, dcido y crujiente, se prepdra. al instante y, seryido muy Jrío, es un acompañamiento ideal para el pescado o la carne a la parrilla.

2limones 4 manzanas de mesa grandes, sin el corazón

y en rodajas finas

4 cucharadas de menta picada sal

Partir los limones por la mitad, cortar 2 roda.las muy finas y reservarlas. Rallar la piel y exprimir el zumo. Colocar las mattzanas en un cuenco y anadtr de inmediato el zumo y la ralladura de limón a fin

de evitar su oxidación. Justo arlté de servir, incorporar la menta )salar. Serür frÍo, decorado con i.§ rodajas de limón cortadas por ia

mitad. Para 4 persoi¡s

Zanahorias con feno greco y sencilla de añadir un poco de gracia a los zanahorias seryidas como acompañamiento.

Ésta es una manerd rdpida

67 5

g de zanahorias pequena"s, limpias 4 cucharadas de aceite de oliva 1 cebolla, picada

I

fina fino

diente de qo, picado

7 cucharadita de semillas de fenogreco 1 cucharada de vinagre de vino tinto

2 cucharadas de zumo de naranja 4 cucharadas de agua una buena pizca de pimentón sal y pimienta negra 7 cucharada de ralladura de naranja 7 cucharadita de perifollo picado

Si las zanahorias no son pequeñas, cortarlas en trozos de 7,5 cm. En una sartén, sofreir la cebolla en el aceite a fuego medio hasta que se vuelva transparente. Añadir el a.1o y

las semillas de fenogreco molidas, agregar las zanahorias y saltear 2 mtnutos. Añadir el vinagre, el zumo y el agua , y sazonar con pimentón, sal y pimienta. Tapar y dejar cocer suavemente 15 minutos, hasta que estén tiernas. Agitar la sartén y

Esparcir por encl::--. --, :-

denaranjay Servir

e1

:.-.

pe:-:-----

caliente

- -.

-'

-.'

-

-

$

Perifollo

Fenogreco

-\k""¡s:¡É ?§r

.tet

-152-


.

r

r,

".,,.

_',i.,-*}*.,.

r

*

#.#

i

f,Ú

ounpndo

,r#

I

DJuaurild {. ¡os

ry

supot sulrauodqp I suur; sulzpor u?rqruul rBtJoJ 'sulupor

ua ourdad

1a

ua SEIJEUOJ ,{. seluvJuu sEI JBIad

'apuur8 rIAJes ap atuanJ Bun E saJuotua olJEsBd d

alqop IB aluaunB sols? ap ualunlo^ anb Btsur{ opuaholrral ln8ag

svuostrdgngDn¿ 'operedas ¡od

BSIES BI

rI

1a

'sou¿¡8 sol uuq)uF{ as surlualru

Jas ,( oosar;

orluBlrJ uoJ BpBIBSUa eI JEroJaC 'otsn8 IE rutuaundlus d opuour oJluBIrJ Ia 'opuJtd o¡luzltc Ia 'altacz Ia 'of¿ ta 'eluvteu ap ounz Ia 'rnBol' Ie wpzaru 'BSIBS BI tewd¿td vm¿ 'rera8u¡ at ,{ mdel 'EurrJua ¡od sauogtd sol JIf,JudsE 'su^rlo sz1 I sBoqJuE sEI 'olanr{ ap d

alBluol ep sozoJl sol uglJBnulluof,

JBloloJ 'sRJSn) Iap BIxIJua ¡od

sDqtau.4

E

sBIIa

pzpr Bns uof, ralourar d opuap4q en?v

1a

ru8ar8y 'ua1q opot olrzlrzaru

I

s4csnJ Ia arqos ozarapu Ia

ralra¡'aluaruuso¡aua8 Juluaundlus d opzcrd oruullr Ia 'u^llo ep etIaJB I¿'eluur¿u ap ounz l¿ wpz¿IN

'apuur8 oJuanl un E opusud I uarq olJrunJse 'EI{ en?v ¡us¿d opualJpq opezrJret Á s4)snJ Ia I? ua tBJoloJ 'uutlasnur uof, zrrJivl un JEJJo{

'DpDlDSuz Dl uud lsDq Dl ulutto{ ,{. ap oza,LapD lap DnuoSot{ q uaqtosql s1)sn)

optlout otluDlp ap otñ DuTnq Dun opond uluvlp ap sD?uDlpw Z D^tlo 2? ?T»D 2? sDpu0lpw e sopofow'o[D ap saluatp Z pfuotou zh a? ownz o&au7 m&o{ ap

lu

0gT

vs-rvs v-I vuvd

tzlüap ond'onuzlp

ap sDllu.tDt

sauoatd ap D?uvlpm

I

sot&au sDunJn)D Zt oZn¡ ol D pDryltt o7 nd sopovtot {. sop!iln)sa 'suolpuD ap sala1t{ ap DtDl t

souvn) o {. soppo) 'sottant4 e solr0n) D 's27Duto1 b

ltn S'l ap outdad ,p ozon un sofuonu 7 opuatt\tu4 onSo ap lw 00e pt&au Dtuatwld {. ¡os sopond utuDlp ap sofoq ap svpu.tvq)m e ofuotou zl ap outnz opDuDontd s1)sn) ap 3 ¡gt

pp

souD,8 soJ

oJluvllc ap vpu,lBsua í, sRJSnJ sDuostad b Dn¿

'sarou sBI ua vpz¿ÍtJ

EI ap sEpErBr{JnJ

rauodsrq 'suqralq

sz1 I vluewu ap ounz p t{ EJnpEIIBT 'udurol ap su^anq sBI JzJodrocul z1

aq4eq euren vl Á ugsanbar

Ia ¡ttEB

.tli",tas

ond

ofuotpu a? ownz ap DpuDlpm I ofuotpu ap unpDllu a? DrypDtDlpm I

'o?ru4ta¡ ap sofor4

suqwDlsa uls {. sopotas ';D?DLDI'Dutlpndn ap san1[ 7¡ o?D»uT outlloq» 2p DpDtDq)n) t opond Dsqaw ap sDpuDq)m Z

soruonu{::#r';-:,?:#:';,:;:X:;::;:nf

oduo¡ ?p sa(\an14 ap 3 OA ar{)IE{ alu?rr 2p s?pDlDlpm g ugsanbat ap 3 SZZ

:;r:il?ta,,.tDzltun

Eulqlndv) ap sarou ap v,peIBsug %

u?D)D u2 soqralH


Hierbas en acción

ñ

POSTRES Y DT]LCES Es un placer tomar una cesta, salir a la huerta o acercarse a Ia jardinera y seleccionar las hierbas más

frescas y tiernas para perfumar jarabes, cremas y otros postres. Escoger siempre las mejores flores de üoleta, mejorana o borraja para convertirlas en dulces decoraciones comestibles.

Cu aJada de pétalos de rosa La cuajada o caseo era tan popular en el siglo XVUI como lo es el yogur hoy en día. 600 ml de leche entero 7 cucharada de azúcar extrafino de

pétalos de rosa (ver lo

p. 159)

7 sobre de preparado para cuqada

natural, en polvo 2 cucharadas de agua de rosas triple 250 ml de créme fraiche y pétalos de rosa escarchados (ver lo p. 156)

Calentar la leche y el azúcar a 37"C, remoüendo L ó 2veces. Retirarlo del fuego e incorporar el preparado para cuajada y el agua de rosas.

extender con esmero Ia créme fraiche por encima 1' decorar con pétalos de rosa escarchados.

Pasarlo a una fuente de üdrio para serür y delar reposar, destapado, unos 30 minutos, hasta que el postre cuaje. Una vez cuajado,

acompañado con fresas o frambuesas frescas, o bien con grosellas negras ligeramente cocid¡. Para 4 personcls

Este postre resulta delicioso

Ensalada de frutas con bergamota Las aromdticas hojas de esta hierba tan versdtil perfuman el jarabe de este postre a la vez que las tupidas Jlores de color rojo fuego dportan un toque decorat*o. 7

5 g de azucar extrafino 150

ml de agua

Colocar el azúcar, el agua., el zumo d.e

zumo de 2 naranjas

4-6 hojas de bergamota 225 g de grosellas negra1 sin tallos 225 g de fresas, sin tallos

225 g de frambuesa.s, sin tallos 2 ó 3 Jlores de bergamoto, para decorar hojas de pelargonio aromatico, para decorar

B

buesas, verter todo en urul fuente oe

naranjay las hojas de bergamota

en una cacerol a y calentarlo a fuego lento, removiendo de vez en cuando, hasta que se disuelva el azúcar. Llevarlo entonces a ebullició, y dejar hervir 5 minutos para que se reduzca el j arabe. Retirar las hojas de bergamota, añadir las grosellas negras y llevar de nuevo a ebullición. Dejar cocer 5 minutos, retirarlo del fuego y dejar enfriar. Incorporar las fresas y las fram-

vidrio para servir 1- decorar el pc!=? con las flores de bergamota v ias hojas de pelargonio arorrrárico.

Para4ó6persoras

Orégano

Violeta

aryn

-154-


-ggt-)21sWuD1 2p D[or psou

$ rÍ.r

sv)llgutuo

sofor4

ap oruoZtDpd

svuostad g

?roL oruoS¡u1ad ap suloq uor

rEJof,aC 'oI{ ualg rutuol I lruas ap saluz Bror{ T EJaAau BI e tvsed o 'oP -EIaq rI ras 'surol{ € souau 1u rela8 -uoJ I otuttunl¿ ap ladzd uoJ rIJqnJ 'sor{JoJZIq¿P Eun uoJ Tvqv)e ElsBq aplour Ia ua Btn{ ep vpzaru EI aP I soqf,oJ z1q ¿p sBAIlBuJatlB suduc ¡au -odsrq 'epz¿tü EI B sEIte?et?u r( anatu ap otundv semll sBI rltug 'seln{ aP

,1r,

,

orunz Ia 'JItEq ap rufap u1s d aluau oruo8rulad ap -lEnpBrE

'aprpwv

^(

sufoq sBI rer{]ase6l 'opuauu q ln8as I Bun ua Eun ap serua,( sz1 rzrodrocul 'osoluodsa ,( o¡a8r1 apanb anb Blseq N)\zv,la Á u¡rnbatuuur EI JIIEg 'oJltgurorz oluo8rulad aP szloq sBI uoJ olunl sorunz so1 ,( sEJnPEIIET sBI ugISnJuI ua solnulu gg rufaP 'oruanJ un uA '8 OEt aP PEPrc¿d¿c Pun uof, opzS:e1u aPlou un Jullo{

Dllll7los ?p sol'po)4q

9t

so/'2m4 e

owfonxa )D)ltzD ap 3 OSt aruilqutD DtnlDlaúnal o '1os urs o11rnbaluvu) ap 3

0SI

u?u,ttl2p DutotD uo) otuoZnyad ap sofoq

uguttl t 2p outnz

b-e

{. ompo11ot

sofuotou Z ap ottnZ

{ ompo11ot

.o1{ [nut o o?Dpll2yD11tot apand anb 'nndatd ap opldut t o771tuas 'atlsod ,rrrosorir1qopo8o oun t nqos Tllrt un n2?DUD uQu.Lll2p Du¿otD uot oruo8n1ad ap sofoq so1

ugrull

B

lv, opv,laq arlsod

UQD)D u2 soqtztH


Hierbas en acción

ñ

HORNEADO Existen maneras muy diversas en que las hierbas frescas picadas y las semillas pueden aportar un aromático toque personal a los productos de horneado, desde pan integral o panecillos hasta unas galletas saladas. Por otro lado, las pastas de té resultan deliciosas con conservas de pétalos de rosa.

Galletas de mantequilla con j engibre Ésta es

una deliciosa variación de la tradicíonal receta de galletas de mantequilla gracías al jengibre escarchado picado.

y un poco adicional para espolvorear 7 cucharadita de jengibre molido

350 g de harina,

sal 175 g de

mantequilla

50 g de azucar glas

3 cuchara.das colmadas de miel'dura 100 g de jengibre escarchado, picado azúcar moreno extraÍino, para espolyorear

Tamtzar alaYezla harina, eI jengibre molid o y la sal. Incorporar con los dedos la mantequilla y el azúcar. Añadir la miel y el jengibre escarchado y mezclar todo hasta obtener una pasta consistente. Amasarla un poco en el mismo cuenco. Diüdir la masa en dos partes, ponerlas sobre una tabla ligeramente enharinada y, con un rodillo, formar

dos cÍrculos de 20 cm. Colocar las bases en placas de horno. marcar 8

porciones en cada una 1- pinchar decorativamente con un tenedor. Hornear a 160oC de 15 a 20 rninutos, hasta que esté crujiente 1- de rado. Espolvorear con el cúcar. dejar enfriar un poco )- pasar a una rejilla para que se enfrÍe del todo. Para 76 porciones

Cómo escarchar flores, petalos y hoj as Elegir únicamente Jlores comestibles, como la borrala, la caléndula,la mejorana, el tomillo, el perifollo oloroso,la flor de saúco,la violeta o la rosa, y hojas de hierbas decoratiyas como la melisa, la menta, la hierba luisa o el perifollo oloroso. Cuando se trate de inJlorescencias, como en la

mejorana, cortarlas en pequeños ramilletes. En el caso de las rosas, separar cada uno de los pétalos, y si son flores individuales, quitar los tallos. Dividir las hierbas en pequeños ramilletes o separar las hojas individuales. Batir a punto de nieve la clara de un hueyo y, con un pincelito fino, pintar la planta de forma que quede bien cubierta y sin burbujas de aire . Espolvorear ligeramente con azúcar extrafino hasta recubrirla por coTnpleto.

Disponer las flores, pétalos y hojas sobre papel encerado o engrasado y dejarlas secar en un lugar calido y seco durante al menos 2 horas. Para su conseryación guardarlas en un contenedor hermético, en capas separadas por laminas de papel.

¿/


ñ

t4 t

op12ul

o

(

'PJoprtzq BI ap atuarpuodsaJJoJ

2P t'"'rlrrfr"'r'rlufrnalqos

r,r{ua

" ? li;'J;,l: :'# :L::iit,

Blraqap 'saploru sol ap rorraJur al¡¿d BI ua sotr¡ad1o8 rzp IV 'soqraq ualg u?tsa I uarop as anb Btsur{ 'sol -nurur 0b el].tv,Jnp ).022 B JEauroH 'ofoulq ap sullrruas sBI uof, solrzaJon -1odsa I aqcal uor sauud sol retufl 'aploul Iap eproq Ia BtsBr{ Y)z¿t) BSEru z1 anb Btszr{ 'sotnulur 06 E 09 ap opllgc m?q un ua solru faC 'atuer -edsuB¡t rullJ uof, o opBSE¡8ua orurur -nlz ap ladzd uoc solrrrqn3 'saparzd sEI BrluoJ ¿suur EI opuuuorsa¡d 'sop -¿s¿¡8ua '3rl I ap puprczdzJ Bun uoJ sopz8rulz saplou e ua szlruooloc I salun8r sat¡¿d f ua BSBru BI rlpl IC

orJosaJJE Ia JBzrlrln ualg o 'EJrlsgla uur; apanb anb ptsur{ rvseuJv np -EurrEqua PIqBt Eun arqos EIJBJoIoJ

I

I

i,ii\Y'^

,," ::1X 5',; :ln : H', 'Jaroural ap rzfap urs '¿ntu ap olsaJ Ia I Ernpzlal EI uor oprnbll Ia atuaru 'opzcrd olourq lEnpBrB lpugv 1a m8ette f opu11u¡ u¿d ap otradsu 1a zrarnbpe epzautul anb Btszr{ sopap

sol uof, z1¡nbatu¿ur z1 -rerodJof,ul 'zrTr;it ue apanb anb opB^lES la Ia u?rqruzt JnnpoJlur a apuzr8 oouan¡

un aJqos IBS vI Á Eurrzq el mz\nv¡'osourndsa gtsa anb Elszq 'opIIgJ -ru8n1

un ua sotnurru 0T olJzfaq 'uur

",T,1"

Ti ;:TJ# :;";', ;;? i:::

j

firüap ond 'o[ou1r¡ ap salltutas ap

szpztDlpw e

tolwd otod 'aq)?l opond o[ou1r1a? sDpDtDlpw e

nsot7ua ond lvuool?a ond un {, 'o111nbatul1tt a? 3 OA IDS

2? s0puDl,4)n) e

tuilot\lodsa ond lDuoztpo ond un {. '1ot&a1ut Duuvl.l a? 34 S"t. D)2s DrnpD^a\2p DPDtDq)m

opo\útat

onSo ap

uttl t

I

'suqratq sal ap DnuoSo{ Dl apluD as ats? D opuDn) oldatxa 'o1.pa14

u?nat uod

p

apuatdsap anb

top lD astDtodwot

apand D7D^I

oloulr{ ap uzd sDtalpt 0Z sDun Dffid 'opot

Iap ual{ua as anb vted e111far Bun E sEIJESed ,{, szta¡u8 sz1 o¡od un Jur{ua Jufaq 'uarop as anb BlsBq 'solnurur L ¿tuetnP J.0 oz e ruauJor{ t{ epvsu¡8ua ouJor{ ap uculd Bun aJqos soperf,Bdsa solref,oloJ 'solnJJrJ sgru ruuof,a¡ aluuJqos

I

ESEUr PI o^anu ap tvlvqvtT'url t ap suls¿d¿uoJ un uoJ solnf,JlJ JBuof, ruul € soun ap Joso¡8 un u8ual

I

anb Bls¿g olllpoJ Ia aFESud 'epuuu -Er{ua atuaruzra8rl BIqEt Bun aJqos 'Eroq T souau 1v sen8l{eJ I atua¡ -Bdsuu¡r urllJ o orununlu ap ladud ua EIJa^lo^uA'atuatsrsuoJ orad BpuEIq ?lsa ESEru e1 anb Elsur{ 'o¡od u ocod vnBe Ia opuaIpEUB 'ualQ wyczart ,{ vut¿,{

v¡ te?at8y 'osanb

sBI 'Btuarund EI 'lES EI

, i,:H'i

r::l;l

x'#

1a

I

su1¡uras

JrpBW 'sopap J,i

:;:",,ff T

DpDlatl onSo a? DputDlpru D?uDq

ond

'oa,ant4 ap

[

owa{, ¡

opDllu |Lv?paqt osanb ap E S I 0pl2u2 2? sDluwzs 2p DttpuDq)ru L ouat{o2 ap Dtualu4d ap otrd Dun IDS

nspt8ua ond lDuontpv otod un {. 'o11tnbaluDut a? 3 Se tDilol\lodsa ond lvuoDtpo ond un {.'Duttor¡ ap 3 OS

'o?laua ap sll ap nBnT ua outwo) ap o DaLunlD ap salllwas tDztlun'saluottd sgw o37o osnpu uoas sp?DIDS so1a77oB solsa anb oto¿

oplaua ap sEIIIuras uor sElallB, B

u?D)D U2 SDq),a|H


Hierbas en acción

ñ

CONSERVAS AROMÁTICAS Ésta es una pequeña selección de la infinidad de mermeladas y jialeas, jarabes y cordiales, escabeches otras muchas conservas que pretende mostrar las caracterÍsÍicas de las hierbas tanto dulces como picantes y en Ia gue se incluyen azicares aromatizados y un dulce tradicional, la miel de üoletas.

y

Pepinos en escabeche de eneldo Servir

estos

pepinos en escabeche agridulce con pescados a la parrilla, como drenques o caballa, o con pan y queso o paté, al estilo rústico.

2 pepinos de caballón 300 ml de vinagre de sidra 75 g de azúcar 1/z

cuchara.dita de sal

6 granos de pimienta negra.

4 clavos cucharadito de semillas de mostaza 7 cucharadita de semillas de eneldo 2 ramilletes de hojas de eneldo

t/z

Para preparar el vin agre especiado, poner el vinagre, el azúcar,Ia sal, la pimienta, los clavos y las semillas de mostaz a y de eneldo en una cacerola de üdrio o de esmalte. Llevar lentamente a ebullición y delar cocer 2-3 minutos. Dejar reposar, tapado, 2 h. Cortar los extremos de los pepinos y trocearlos en rodajas de 6 mm.

Meter en tarros esterilizados frÍos. Colocar la cacerola al fuego, llevar el vinagre a ebullición, dejar enfriar y colarlo sobre los pepinos. Poner una ramita de eneldo en cada tarro, cerrarlos, etiquetarlos y guardarlos

i:i:",

:1,i1 trfr *:

",'iff '"i

Para 900 g

"'i.

Miel de violetas El siglo pasado,la miel con dromd de Jlores ero muy popular en algunas regiones. Puede utilizarse en salsas, untada en pan o pdra endulzar el yogur. 225 g de miel líquida

Poner Ia miel al baño maría,

incorporar los pétalos de üoleta,

l/z taza de pétalos de violeta

\

lapar y delar cocer durante 30 minutos. Retirarla del fuego y dejar reposar l- semanapara que se impregne bien el aroma. Volver a calentar la miel aromattzada para que sea más táciI de manipular y

colarla de nuevo en el tarro. Para 225 g VenrecróN La miel de romero se prep ara de modo similar con 3 ó 4 ramilletes de hojas de romero. Es una conserva ideal para el desaFuno.

Romero


7

Dt^lDS

-

6St

'DpuD^D¡ ap ,pDzJSUnW, DPup^D1

'o1dunfa

tod'nua]uu

n{

oun81o

o1ryod sand

'totytzo l2 »tut?l osn ns 2? slluv 'Duno) Dl a? santo1d sol a? oun sa o?Dasap DutotD ap opDt7 ¡a n4uo)ua

DlsDl.l,tvJuautuadxE'otamb

as

anb nqDS ap pDptsuztul Dl ap ou,to)

ñ

lsD

'en?e

¡od BrpIS EI ap

al¡ud rnlusns 'atat¡ard as IS 'rBIIruIS opolu ap s¿qralr{ sEI 3 sB^Jasuof, ap pzparJen uu¡t Bun as¡erudard apand 'aszq oruof, vrrvzueu ap valv,l uof

saNoIfvluv^ 2

u 2 ttt, o'

gtsa BAJasuoJ BI IS ruqo¡duroc

-w elv ua

efid

'orJBSeJeu BJanJ IS olopugurndsa 'solnutur 0I auenJ o8ary B rI Jaq ol -rzfap I ugntllnqa B olru^ag 'o8aq 1a 4qns 'E^lansrp as anb Blszq opuun) ue zet ap opualloruar 'olua1 o8an¡ u ru8ar8u 'zlorac

olJulualuc .( Jv)qze

*';:::; :,x,1

1a

oTJrtz Ia JESEd

'suuJarl u?lsa sevezuulu sEI anb Btsur{ o sotnulur EZ raf,oJ opulaq 'opuBnJ ua za| ¿p opuahoursJ 'ugIJ atuaruutual olre^all I urnlzs

solrepr¿n8 I soputanbrta'szf,rl?uraq surapzdut uoJ o atuar¿dsuu¡t "#lo,nlxllJ ap sulJarqnJ ^( sopzraJua soJSIp uoJ sopzdul'sorqp sopezrlrratsa soJrzl e elrsvd I orranu ep Ja^orual 'ugtJ -BnurluoJ V 'solnulru E soun r¿sod -a¡ ¡u lap Áepvcrd urnlus EI ¡¿¡od¡o¡ -ur 'o8anJ Iap EIoJaJ¿J BI rBJIlaJ 'uglJ -uln8uoJ ap otund I¿ opvzuBJIB v,{etq velel u1 opuznJ 'as¡¿8n ilv e\r¿qap

'opap Ia uor wlatde IV

s',TI;:};I

'o]{

otuld un

:,#t:1 ffi r;,i :: :ll :;' ;ff

-Ilnqa

)wltzD a? uaunlo^ lap apuadap

Dtt0snzu sDqtzlq ?p pDptluD)

Dl

'oll

-lutol o ütlpltuD otuoZn1ad'DpuDL

-Dl'luno1'onutot

uD

sola)llDutoto

'DSot ap so1ol?d

,(, -so73

o outp4xa

'opvlnuotS- rwa"zD ap sodq sos.tallp uo7ualuot anb onpodol uü su,tDl souanbad ouout o atdwats o8ua¡

'oJtll vpw ¡od

te)ryze ap I 008 ruruot ,( opelor Bt -n{ aP olunz ep pBplluEl BI rlpaN 'asrerqJntua zppod ealel BI :osaJord 1a mzryrBv ewd uputardu aluarua^uoJ sa oNI 'sBJoI{ sBun

ep satallruur sol rlper¡y 'apuur8 BIoraf,EJ Eun ua BJprs u1 ,,( enBY Ia 'orunz I¿ 'svuv,zueut sBI JE)olof

:,"I;'XX::'Xli:

alqo

';;

opDzll0wuD )D)AzV opond D!^IDS a? sDpuDU)w (oya»t o¡ ntt)

S

'ntyzD ap 3 S l¿ ap soforl ap satal1luu g

alu?lttDpDu,ttxotdo DII;1DS

Dtpaut ugDvnpofi ap ztpts ?p lw 0Sl onSo ap lut

B

0S

I

u7lnll t 2p otunZ sofopot ua

'tvut)o) ond souoZuoltt ap 3q t

'o11utod DID o sDpDSD sau)D) 2? olu2lwvapdutoto owü D1t^.tas uatq o 'atynpttSo D^.tasuo) Dlsa uü DUDupü ap s2luD olpd a? o op.tn 2p au.tw o7 o ugwof

BI^IES

7a

fiasDlg

L vrpls ap v¿vl

.1

It


Usos de las hierbas

ñ

COSMETICA En los siglos XVII y XVIII, todas las casas grandes contaban con una dependenciapara la fabricación de perfumes y pocionés, aromas y jabones, perlas para el baño y lociones corporales; incluso algunos productos adquirieron renombre mundial. Los cosméticos elaborados a base de hierbas son fláciles de fabricar en casa y pueden resultar tan eficaces como los productos comerciales y más económicos.

AplrcncróN Htrn¡e

Penrr

Aclarad o para el cabello

Lavanda

flores

Limón

zumo

Manzanilla Menta piperita

hoj as

Ortigas

hojas/puntas

Romero/

hoj as

UsADA

flores

Salvia

Acondicionador Abedul Malvaüsco de cabello Mejorana

Infusión Usar Ia infusión para cabello seco

partes aéreas

Infusión

aceite

Añadir unas gotas a1 agua o aceite de almendras duice 7' aclarar el cabello Infusión o decocción; realizar un buen masaje para que penetre Usar Ia infusión Añadir unas gotas al agua o aceite de almendras dulce y aclarar ei cabello Decocción colada Usar Ia infusión Añadir unas gotas al agua o aceite de almendras dulce y aclarar el cabello

puntas o raiz

Romero

hoj as aceite

pétalos de caléndula puede realzar el

Saúco

bayas

Tomillo

hoj as

tono rubio de los

aceite

cabellos.

Agua de colonia

Los cosméticos de

Rclnero

hoj as

Rosa

pétalos agua de flores

Usar la tintur a o la infusión Usar la infusión Usar sin diluir o mezclar con otros aceites perfumados Usar Ia infusión Añadir al agua o alcohol Usar Ia infusión Usar sin diluir o mezclar con otros

aceite

Añadir unas gotas al agua o alcohol

Melisa Naran¡a

hoj as

piel agva de flores

hierbas deben conservarse en recipientes opocos

aceite

o alejados de luz intensa.

Usar Ia infusión para cabello graso Usar la infusión para cabello rubio Usar Ia infusión para cabello rubio Usar Ia infusión o decocción con vinagre para el cabello graso Usar la infusión para 1a caspa Usar la inlusión para el cabello moreno y para Ia caspa

hoj as

Ortigas

de infusión de

DE EMPLEo

hoj as

a

Un aclarado a base

Mooo

aceites perflumados

tr;ü r-1-,í/

+

,li

sflJ

Antiarrugas

Consuelda

hoj as

En cremas o aceites macerados

Baños

Avena

harina

Caléndula Diente de león Eucalipto

pétalos

Añadir un saquito con harina de avena Infusión purificante y astringente Purificante, añadir una infusión Añadir unas gotas p^ra dolores

Jazmín Lavanda/ Mejorana Manzanilla

aceite

,)

/

hoj as aceite

musculares aceite

flores flores aceite

Estimulante, añadir unas gotas Relajante, añadir unas gotas Usar en tintura como gel tónico RelaSante, añadir una infusión Añadir unas gotas


'sopDsuzt sofo ap sofopot

'DUDO) Dl u2

ollto) szl!]T ns

oa0q,

P

u2

UDJ uos ouDlLt t(.

o,taq,ow un

BpuB^BI o sesor ap BnBB uoJ JBIJZ¿y\.opBpsap opBlrtsap s?JoJSa olulo uof, ugrsnJul BI lElJzalN suto8 s¿un rlpuuv IBITEJ opB^BI EI B

opB^EI ouroJ sauorsnJur/sar8eu1^

ull

otf,Brxa sarou alIaf,B

IErf,UaSa alraf,E

lard e1 vmd sauorJol sEI B s¿lo8 szun rlpEUV

su[oq sarog ap en8e

s?f,of,sa orulo uoJ rPlJZay\.

IBITEJ opE^BI oruoJ u9rsnJur B1 rBSn IBIJBJ opB^81 ouroJ u9rsnJur BI rESn IEIJBJ opB^EI oruoJ ugrsnJur BI rBSn IEIJEJ opB^EI oruor ugrsnJur EI rESn

sEruarJ sEI E

s?Jof,sa

orulo

BuErualry{ ulr¡adrd Btuahl Eluay{ EpuB^E-I

u¡rurnbly eruouuBy

sufoq

ElnpualBJ

sEIIruas solergd seet?e sal¡¿d

tlpBuv

ofou111

soJru9f

alraJB

sBurarJ ua rBSn sopuraJuu salracv I sBuraJJ ua JESfI sopuraJeru salra¡e Á suruelJ ua rESn

saJou

sefoq solurgd

EIITUBZUBN

Bplansuo3 BInpualBJ

suf,as salard etYd seqrarH

s?JoJSa otulo

uoJ ugrJol oruof, ugrsnJur ugrJol oruof, u9rsnJur

B1

sEllrluas solergd

rBSn

EI rESn

s?f,oJsa B1

U9If,OI OIUOJ u9rsnJur

B1

uoJ u9rJol oruoJ u9rsnJur

anb

)Dqudwo)

;rduruqc rarnblenl elemd ';rdurzqo orto

ofou111

EInpualBf

olulo rBsfl

su foq sufoq

lESn

uuuacrlS o sErpusrulB ap atraf,E uoJ rBlJz¿w sErua-rJ ua JBSn ov)e) ap BJatuzru ap aszq qe I serp -uarulu ap atraJe 1e seto8 seun rlpeqv surpuatul¿ ap atraJz I ugrsn;ur BI uof, ugrslnua Eun ruredar¿

e¡rurnb¡y uruouu8y

sarou ap en8z solergd

s¿s¿¡8 salard

vted sBqJarH

BSoU

alIaf,E

sarou

ugqef ap sulrzau vmd aseq oruoJ o oJas ollaqur emd Bds¿c

sD11

pñ q

se foq sz foq foq

E rrpEUV B rrpEUV

se

EIITUEZUBIN saluElBtplH uuuuode5

olaluou se8urg

otqeg /e¡¡uez sero¡ -uet¡/epuvtB-l

sauorf,ol Á seu¡a¡c e¡ud JEsn

so1

uoZt1oltttat owdad

:mtn) anb nuattatd alDL sgw {, svruDld sq ap saluauodutot sopvu -1111t212? D sW\Z)?lD uOS s?uosrzd sounS¡ysDyaLpD sauoD)Da) otuasatd ou

Dfid saluzlsut

sefoq

salzrruJ roden ap soqeq uA

BruBrualrl1[

saJou

olllrxof

sefoq

1aB ouroo ugrsnJur ua o salErJBJ rodpn ap soquq ul selErJBJ rode¡, ap soquq ua o sauonol e selo8 seun rlpzuv salurlzJ ¡odurr ap soqzq uE sauorf,ol ,( s¿urarl ua

se foq /saroU

;rdruuq3 souetu sel

vtvd EuarJ

ElaloIA

lErJUaSa alraJE

¿lr¡adrd Btuay{

Bua^E ap ButrBq ap sal¿rJBJ

BurrPq

oluo]

sarou sBllrluas sarou ap en8e sarou

ugrsol otuoJ rodel.ap soqeq uA

saiurcuJ sauorJol o rodz^ ap soqeq uA atuEroposap ,( 1a3 ourof, ugrsnJul

alraJE

rlpuuv

sEIIrrBJSEru sEI e seto8 szun

soun )D)adsa

salErJBJ

o'r:r':Jil;::::il:!r:;r:::i

IBITBJ aluElloJxa

rybo sopond.atd so¡ ap oun*uru D.tD) Dl ua asmtqdo ap saluv

sz

ou¿q 1ap en8z Ia ua ugrsnJur BI rBSn

se

u9rsnJur EI uof, ollaqBl Ia rErBIlv

ugrsnJur Eun rpEUE 'atue[e1a¿ OEIdI^IE EA

OOON

foq

EIITUEzUBIN

oJrtsl^a-I EpuB^B-I EUaAV

sEruarJ

orauou BSrlaIN

foq

utlradrd Etua6

sefoq su

seroperdunl

ouEtgrqv oilaqBr ap vp\e)

foq

alraJB

satuulnrurtsa soueq vrcd rlpBUV uglsnlur Eun rrpBuB 'atuElnluusll

DpuzuzLpv %

vsuerH

VCIVSN EIUVd

('tuoo) souBg

NQrfvf

rldv

soqtzn| sDl 2P sosn '--_r..---


Hierbas en acción

ñ

PREPARADOS PARA EL BANO Dependiendo de la selección de hierbas, un baño o una ducha pueden ayudar a prepararse para los rigores del dÍa o a relajarse después del ajetreo de la jornada. Un baño también hidrata Ia piel y aSruda a reponer los aceites naturales del cuerpo. Al elaborar en casa los productos para el baño, uno puede estar seguro de que sólo contienen ingredientes puros, además de poder adaptar la selección de hierbas a las necesidades personales. Es recomendable tener a mano una variedad de aceites, geles, jabones y saquitos perfumados para poder realizar la elección dia a dia.

Gel tónico de hierbas gel y un aceite de baño, este gel tónico se elabora mezclando una inJusión de hierbas con jabón de Castilla puro rallado.

A medio camino entre un

1

puñado de hojas de zarzamoro o de eucalipto

1 litro de agua blanda, agua de lluvia

si

fuese posible

deri:::"

5 cucharadas

de castitta

Colocar las hojas en una cacerola, añadir el agua, llevar a ebullición y dejar cocer, tapado, unos 15 minutos. Retir ar La cacerola de1 fuego y delar 2 horas en infusión. Colar la infusión, desechar las hojas y pasar de nuevo el lÍquido a la cacerola. LIeYaÍ a ebullición e

el jabón rallado. Remover hasta que se disuelva, retirarlo entonces del fuego y dej ar enfriar. Ponerlo en botellas, taparlas, etiquetarlas y guardarlas en el

incorporar

frigorifico. Emplear como un gel. Para 7 litro aproximadamente

Geles florales para el baño Se elaboron con una pdstd o un pohtillo

formado por Jlores Jrescos o secds molidas, tales como lalavanda, el tomillo o la manzanilla.

de flores frescas o secas, separadas de los tallos

3 cucharadas

150

ml de agua de jabón de Castilla

72 cucharadas

rallado

3-4 gotas de aceite de lavanda o de tomillo (opcional)

Moler las flores en un mortero hasta formar una pasta o un polvillo. Poner el agua en una cacerola pequeña, llevar a ebullición, añadir el jabón rallado y remover hasta que se disuelva. Retirarlo entonces del fuego. Incorporar las flores

¡

Dejar enfriar, ponerlo en botellas, taparlas, etiquetarlas y guardarlas en el frigorÍfico. Usar como un gel. Para unos 250 ml

si se

desea, el aceite.

% Lavandula stoechas

Tomillo común

Lavanda 'Twichle Purple'

-162-


ñ

-egtsaltvrog 2p

Dluafi

ouo&vtg

ozu0llS0W

'alualnlllsuof, a¡ I aluuJlJluol olraJa ns ap retnrJsrp Epanb olqs 'EqJarr{ BJto n ouut?Jo 'PJuaur uoJ opeurnJ¡ad

'olllruol a¡8zull

¿p vzq Erpau ElsEr{ o alraJE ep epeJ -BqJnJ Eun aluarlEJ ouEq IB TIpEIJV 'EurJoJ EI ua oruoJ ouEq Ia ue otuut sallt4 ras uapand (gUt'd ran) seqreq ap sarBuul I satra¡E so-I oNVs ra vuvd slurvNl^ saJ.Iafv

^

'oU.Dq,

p

aluautv?Duttxotdo onil DtD¿ L 'atuaIIE¡ ¿n8u ap o;u8 Ia o[Bq vpv,J'P-qrnJ Eun ouEq IE rIpEW 'orlJlroElr¡ ua rBprBnE d suput 1a

-anbua 'svlrdvl 'szllatoq ua olJauod '.ralorual ep refap uts 'lercuase a]IaJE Ia I suruursa ua ugqu[ Ia 'E{po^ Ia 'aqral EI rrpuuv 'lalur q Á saleta8arr satraJz sol uoJ

olunl solanq sol rltug

olsn? lD 'luDuasa aJt»D ap sow7 avDns sDu)D)sa ua ugqDf ap D4po/\ 2P lut 21p21ap

ut

f

opotDq)m I

00t )se,

oprybqptu a? svpuvq)w

Z

sDtpu2utlD 2p 211»D 2p llil 09t szlozt» ap 211»D 2? I1il )st

D^|lo 2p 2lt»D 2P llLt 092

so/'?ru|z

'PId q D1upI14 2 Dzl^Dns '2,4n1) DtDd lDluawopun{ opDfidatd 7a 'a1ntD 2lsg.

sosourndsa souEq vtv,d auaJv

\

\

Iif'r^


ü

vÍ' L

"

-,*".¡\_

Jabón de miel y hierbas Si se prefiere evitar el engorroso proceso de elaborar el propio jabón, puede utilizarse jobón de Castilla puro como base a la que se añade una selección personal de aceites de hierbas. jabón de Castilla rallado 1/z cucharadita de aceite de oliva 2 cucharaditas de miel líquida

10 cucharadas de

2-3

gotas de aceite esencial,

por

ejemplo, de romero

Derretir el jabón rallado al baño maría o colocándolo en un cuenco en el horno microondas a una temperatura baja. Incorporar el aceite de oliva, gota a gota. Añadir la miel y el aceite esencial. Retirarlo del fuego y seguir removiendo hasta que La

Colocarla en moldes tales como moldecitos de papel para tartaletas engrasados, cubrirlos y dejar reposar hasta que endure zca,lo que puede requerir hasta 2 semanas. Desmoldar y guardar el jabón enrtlelto en papel encerado.

Para 7 pastilla de jabón

mezcla sea homogénea.

Tradicionales bolitas de jubón Estos jabones individuales perfumados con rosas son uno de los

mas evocadores vínculos con el pasado. jabón de Castilla puro rallado ml de agua de rosas, y un poco adicional para untor

150 g de

150

Derretir el jabón al baño maría (ver 'Jabón de miel y hierbas") e incorporar el agua de rosas. Batir hasta que la mezcla sea homogénea. Retirar del fuego, dejar enfriar un poco y, con una cucharilla, formar

bolitas. Dejar secar en un lugar cálido sobre papel encerado. Cuando las bolitas de jabón estén sóIidas, pulirlas con un algodón humedecido con agua de rosas. Para unos 250 g

Diente de león

Rosa roja de Lancaster


'

§

\.\'\ "it '(\

o)11s11'21

\:

DUlilflblV

Iap opE^rrep 'opot?ru

ol]o

'aluaIIEJ

vnBe ap oJIrB Ie ol¿q oUnbzg Ia

'aluarlEJ EnEE aP oJIrE Iap ofuqap olrurolor .( rosnJul un sEqJalr{ ap JEua[ ua a]sISuoJ 'seurod sBI ap lularparu oIdIJuIJd

rutloc d e1¡dotsa o Burlasnur ap lztar un ua saJo¡ o sufoq su1 rallo^ua auahuoJ 'sBJas o sEJSarJ sBqJalq sEI uoJ olJaJrp sgur olf,EluoJ un arat¡a:d as ugrsnJul Bun ap ru8nl ua IS

'odnm lD so?ttaq?D suq)aul a? sozorl uú nlDS ol4n&asuot as alu?utD)luy sand swtlgutotD sDqoul ap opound un'nZnwns a? uQoDluai Dl D ?sttls$ar anb rtog

'D"t7UDq

Dl

U2

ouv,q Ia vtv,d sollnbBs lard

q vted atuuruleJ

aluelrJlrnd

I

sefoq ap ugrsnJul

atuelntunsa

sarou

I

suloq ap ugrsnJul

sefoq ap ugrsnJul

aluBJrJrrnd

sefoq ap ugrsnJul

aluElnlurlsa

szfoq ap ugrsnJul

aluelnullsa .( oAItBrnJ

sefoq ap ugrsnJul

olrternJ

sefoq ap ugrsnJul

atueJrJlrnd .( atua8uulsy

atuzrrJlrnd

I

sarou

aluErulBJ

I

seloq ap ugrsnJuf

vrovwzTvz

ollurof OJBES

orauou se8n16 BruBJualrÍ\l EluaIAI BIITUEzUBIN

sufoq ap ugrsnJul

atu¿JUIJnd

sefoq ap ugrsnJul

aluBlnlutlsa

EpuE^E-I

sarou ep u9rsnJul

oJusI^a-I

sufoq ap ugrsnJul

atueroposap I atuucr¡lrnd I atuucr¡lrnd atuuroposap

atuerulec

I

sefoq ap uorsnJul

aluEf,IJIJnd

ugrJulnlrrJ ap serualqo¡d

I

saJIJE^

'o?uatMtq onSo ap o,ttll

I

sufoq ap ugrsnJul

vwd 'oAItBrnJ

sufoq ap ugrsnJul

o^rlErnJ

z\vt vl ap ugrclorap o su[oq ep uglsnJul

o^rlBlnJ

vrNvld \n ec aruvd

or)E{E

szfoq ap ugrsnJul

aluBlulEJ

Bsrnl BqrarH

otdllecnE ugal ap atuarc EplansuoJ ollBqBr ap BIof

EInpu?lEf

e¡unnbly vrNv-rd

ua sato{ o so[otl ap opoynd un ap ugtsn{u! Dun aruallD) ouDq lD .tt?Duv

oaDq P u2 sDry7lq sDl 2p osn \,,,,, u? sDq)7lH r


Hierbas en acción

ñ

TRATAMIENTOS DE COSMETICA Elaborar los propios productos de cosmética es un pasatiempo placentero. EI simple hecho de incorporar pétalos de caléndula a un cuenco de agua hirüendo es relajante y alavez estimulante, una forma indirecta de aromaterapia. También es posible perfumar las cremas limpiadoras, hidratantes y nutritivas con un aceite o una infusión de hierbas para así mimar un poco más ala piel. En esta sección se proponen numerosas recetas cosméticas y terapeúticas a base de hierbas aromáticas destinadas al cuidado de la piel o simplemente a Ia satisfacción personal.

Crema limpLadoÍa de lavanda La lavanda refresca y nutre la piel. Esta crema, adecuada para pieles

se

cas,

ayuda a reponer los aceites naturales. 6 cucharadas de aceite de almendras 10 cucharadas de cera blanca rallada

3 cucharadas de agua de lavanda cucharadita de vinagre de sidro 1 gota de aceite de lavanda (opcional) 1/z

Derretir el aceite y la cera al baño maría. Retirarlo del fuego, dejar enfriar ligeramente e incorporar el agua de lavanda, el vinagre d.e sidra

por Ia

cara

y el cuello. er-itando Ia los ojos. \- retirar con

zorua cercana a

un -algodón.

Para unos 250 ml

y el aceite d,e lavanda, en caso de utilizarse. Pasar Ia crema a un tarro con tapadera. No refrigerar. Extender esta aromática crema

Leche limpLadoÍa de manzanilla Graciasasu"":;y::#il#',i;,Y:;',;il:,{,:í'rz!:,:sespeciatmente

150

ml de suero de leche

2 cucharadas de zumo de limón 3 cucharadas de tisana de manzanilla

Batir todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea. Ponerla en tarros y refrigerar. Humedecer un algodón en el preparado y extenderlo suavemente por la cara y el cuello, eütando eI entorno de los ojos. Para 225 ml

%

{

:

Manzanilla

Lavondula stoechas

E a

-166-


EPI]AIJAP

oBJEJ ap maluslN EurTous-I EUrrasrI.9

EpBuuar sB[aqE ap EraJ ufos ap a]ralv

u9toJolaul ap alIaJV

zleut ap alreJv losu:r8 ap atraJv o8rt ap

uau¡a8 ep atlarv (op[qs atuatulu]ol upanb anb opurntzs alracu) o)oJ ap atIaJV salBaJal ap alIaJV oruBu9J ap allalv atanqBJEs ap alraJv sBrpualulB ap alIaJV anbocueq1r- ap auatv at.vtea8v ap atraJv

- ¡4.,

t'^r-*1

's\qltTll,l,2? sopnpud sulo t( s2l2l232/\

sTlt»D solsz 2p Dpzzl,tt Dun uo) so?Du,Ln{nd s21t»D sotdotd sol ,tuoqDP uzpTnd 2s

safosDu) D)Dd

sa]lnv

.ff/F' .E-l G=-

77

lut 00e Dfid

'¡ulanbrla I mdr.¡'soJJBl ua Bpurun¡rad valel EI rauod 'alqrsod uas

otuof, salu9lo^ salraJB ap pEpIluBJ BluBl JaEJlxa ap ulJ E salEralPl

sol EJtuoJ saro¡ sEI opuuuotsa¡d

'uo¡uu ep z:nnul un ¡od JBIoJ 'rer{ua rufap I o8an¡ lap rBrI]aU 'opuBnJ ua zeN ¿p opuaholuaJ 'uroq

T atuuJnp

ta)o) relrp Á

tedvT 'raqrosqz upand Bls? ouroJ saJog szluul ¡z¡od¡oour a ef:reril ouBq IB BUIIaSEA BI JBlualBJ

aluawDpouttxotdo 'DluuDzu?ut ap sato\f ap oZDl t sollzt sol ap sopondas 'v?uD^Dl a? suot{ ,p sD?DtDq)w Z DullasD^ 2? lut 00e

'uatq a4auad anb ond a[pspw z^Dns un oPupztlDl] sapD?llu» souznbad ua souDut so1otod ya7 zlsz totqdy '72ú o7 uDzluzns t uout1ot 'uotdwq silDltwts sosolt{auaq sapopañotd uaualt DllluvzuDu 2? so1 ,C opuottoy ap sato¡f so1

souvur sBI vtvd v,rou

K.

Ia,

Ia Jaerxe ewd salEJalBI sol BJtuoJ

lut 0z[ uod

'¡utanbua

,{ rcdr.I'or.tel un ua BrualJ EI Jaua¡ 'Bpzasap BIJuetsISuoJ EI Bralnbp, BruarJ u1 anb Btsur{ 'BtoE e erc8 'vn?v Ia rrpzqe Á o8anJ Iap rBrItaU 'opeurnJ¡ad alraJu atuaulznpzr8 Ia

¡B¡od¡of,ul a etrut ouzq IE o)uanJ

un ua sulaqz ap

BJaJ BI rI]aJraC

'alIaJB ap olurx9lx

I

sofaqo ap

zpand ats? oruoJ BSor ap solztgd soluzl ¡¿¡od¡oJul'aluaruanuns

'DpDlltsap onSo ap

solutgd sol opuzuolsaJd 'uoltuu ep zÍrrJul un rod atIaJE Ia JEIoJ 'selp / uglsnJur ua rufap mdr.l-'o8an; Iap rBrItaU 'raqrosqu

olJBluapt ,{ e\wut ouBq IB B^llo ap atra)v I¿ tv)oloJ 'opElsa IBII ua uaruanJua as anb sol Jur{)asap I uso¡ ap soletgd so1 rzuolf,Jalas

aluau¿Dporutxotdo

Dttpuapm I

opow{at

ap sDpuvtpm

%t

D^|lo 2P 211»D 2? sopDlDq)m 9

opoun{nd DSOr D.tlO

n nsDu)DQ 2p

OSOr

2p SOIA?d

ap'aluautvpDltttxotdo'spzzl

e/t [.

sayañ ap odq opol ond oponta?D sE '2\)ou ap aluulury\Dutan ow» .osn

ESoJ

ap sol¿t9d ap atuBJSa{aJ BruaJJ

%

u?D)D u2 sDqr7lH_


Hierbas en acción

ñ

Loción de flores de lavanda Añadir esta sudve loción tonificante al baño para conseguir una piel tersa y fresca. 5 cucharadas de agua de lavanda 5 cucharadas de olmo escocés 5 cucharadas de zumo de limón, colado por muselina

2-3

Poner todos los ingredientes en una botella, cerrarla con un tapón o corcho

y

agrtar vigorosamente.

Agitar bien antes de usar.

gotas de aceite de lavanda

Para 225 ml

Astringente de menta Este suave astringente calma la piel

2 cucharadas de menta picada 4 cucharadas de vinagre de sidra 600 ml de agua destilada

y ryuda a cuidar el cutis.

Colocar Ia menta y el ünagre en un tarro con tapader a, taparlo y dejar en infusión 7 días. Colarlo y anadt el agua destilad a. Mezclar bien.

Embotellar el astringente, tapar y etiquetar. Agitar bien anres de usar. Para 600 ml

Aceite de diente de Ieón Esto receto tradicional utiliza los aceites volú"tiles de las hojas de diente de león para blanquear las pecas y otras manchas de la piel. No aplicar mds de dos yeces al dia. 6 hojas tiernas de diente de león,

Calentar a fuego lento las hojas pica-

picadas 6 cucharadas de aceite de ricino

das

y el aceite en un cazo de üdrio

o

de esmalte, llevar a ebullición y delar cocer 15 minutos. Retirar del fuego, tapar y dejar en infusión4 ó 5 ho-

ras. Colar por un tamtz de nailon, presionando las hojas contra los laterales para escurrirlas al máximo. Embotellar, tapar y etiquerar. Para 6 cucharadas

Hierbas para el cl,Lidado de la piel Esta tabla puede ayudar a seleccionar las hierbas mas beneficiosas para infusiones

%

y

lociones.

Hmnse

Erucro

Hr¡nne

Erucro

Alquimila

Astringente

Menta

Astringente, purificante, calmante

Caléndula

futringente, purificante, tónico, curativo

Milenrama

Purificante, tónico

Cola de caballo

Astringente

Olmo escocés

Astringente, curativo Mitigante

Consuelda

Emoliente

Perejil

Diente de león

Blanqueante, secante

Rábano

rusticano

Blanqueante, secante

Hinojo

Astringente

Romero

Purificante, estimulante

Lavanda

Antiséptico, estimulante, tónico

Tomillo

Purificante, antiséptico, tónico

Malvaüsco

Emoliente

Violeta

Purificante, emoliente

Manzanilla

Purificante, refrescante, calmante

_____\

-168-


ñ

uQ7l zp 21u21.Q

sDpD)Dq)n) s soun Dnd

'orrJlro8l¡J

Ia ua ruprun8 d ¡¿tanbrla 'tedel 'sepvJeqJnJ v o77el un B upusu d 'BIITJEJSETU EI JEAJaSUOJ EJEd

'Doq Dl o

s2l%og 2p Dlu2W

DpuD^Dl

*l:fii

ap Etsnl pepuuw vl:z:odrocul

I

p1dm¿ al4)!t^I,

rd olua¡¡¡

:Il:ffl#Y,:r,:,-

'zaugSouor{ vpzeur Eun Jauatqo Btsur{ seqran{ su1

rnSol Ia rEIrzalAI

Dua^D 2p

Duttoqap s0pDtDq)w

z-[

pld ap odq ¡a uy&as svpDuotnaps 'sopond aluautvut{

so

qtan4

ap sofor¡ n satof ap sD?DtDq)n Z lDmtDu m&o{. ap sDputDlpm Z

'suqraul ap ugrsn{ut Dun uo) o opoydwzl pnSo uot .tDutttttl7 'sotnuTul 0[ nnpD nfap t. ofo opot atqos oudad ap otopot Dun ]Dolo) soto sol D DUD).I» Duoz Dl opu0ll(t2 '21uD11tlD) D\\UDSD,il D1s2 uú DtD Dl

,(.

2euqn)

sEqralq ap IBIrv,J u,IIIrvrsEN ndot

?p ouvll un Dmd

'¡od¿n ap oUEq Iap s?ndsap atu¿l -BJplq BuraJf, uof, a lus¿ru aluns un opuzzrlza-r suJas salard sBI Jrrtnl{

'solnurur E aluBJnp

opounpad Totto{

1a

¡od¿rr ap ouuq un teztlBar d rodun adzosa ou anb ercd EIIEot Eun uoJ ezeqe) EI asJrJqnf 'ualq Ja^otuaJ ¡od aluaIIEJ vnBe Ia ratJal 'oJuanJ un ua sBqralq sEI lEJolof

,( uuncua

IBIJEJ

(opuautttr4 ou) aluatlw onSo

olltwot o otndtd otuaw 'D?uDLDl Outü Szl0l 'D)25 Dq)2nl ap DzDt

¡

o

nsa{

Dq)an4 a? sDzDt Z

'sosot7 oulo) sD)as o1uo1 sayard n4find otod 1qr- sa a? ouDq alsg '7añ ap odq lD D?Dma?D spw Dq)au1 Dl .tDuon)alas

ndw

V'IJBJ

Jod¿r ap ouEB


Hierbas en acción

ñ

COLONIAS Y AGTJAS DE FLORES Numerosos cuadros y grabados muestran Ia imagen apacible de laboriosas damas dedicadas a la elaboración de fragancias exóticas y seductoras, al despuntar el dÍa, en las dependencias destinadas a tal efecto de las grandes mansiones. Aunque las cocinas modernas no cuentan con el material especializado utilizado antaño, nuestros jardines son una rica fuente de flores y hojas perfumadas. Además, Ias estanterÍas de las herboristerÍas están bien proüstas de aceites esenciales que permiten añadir aromas concentrados.

Agua de Lavanda floral revítalizante puede utilizarse como tónico corporal después del baño o, como ero costumbre en el síglo XlX, perfumdr con ella el pañuelo para inhalar su Jragancia.

Este agua

2 tazas de flores de lavanda litro de agua destilada, hiryiendo

Colocar las flores de lavanda en un recipiente refractario, verter encima el agua hirviendo y remover bien. Cubrir y dejar en infusión unas 48 horas, removiendo de vez en

2 cucharadas de vodha

Colar el lÍquido por un tamtz de nailon, presionando las flores contra los laterales a fin de extr aer la máxima fragancia posible. Incorporar el vodka, embotellar, tapar y etiquetar.

Para 7 litro

cuando.

Agua de baño floral por su aroma fuerte y embriagador. Puede yariarse utílizando otros aceítes esenciales.

Este agua de baño se caracteriza la fragancia

4

\\ a Mezclar todos los ingredientes, embotellar, tapar y delar reposar al menos 6 semanas, agitándolo cada dÍa si es posible. Para unos 300 ml

gotas de aceite de romero

4 gotas de aceite de bergamota

2 cucharadas de agua de rosas 300 ml de vodha

%_

$b sú

& -p Rontero

Lavanda 'Hidcote'

."§#?. */"

rffií

w

¡

t'


,<}

.4 DUpu?lD) DllluDzuDw

.\ ,

DplotL

ñ

'sBJor{

sBun uglsnJul

apanb anb oporu ap olulrrtnlu ep ladud uoJ ¿lJIJqnJ uelq o 'ucrtgrutaq

sol opueuolseJd 'uolteu ap zltuel un ¡od rBIoJ 'rul{ua rufap d uroq ¿¡]o

atuauulual JE^al-I 'opetsnle

Ilil 0sb soun Dfi¿ '¡Btanbrta r( wdvl'JEIIatoqurE'1n[uaq ap BJnluIr BI ,( anbE¡olsa 1a rerodroc -uI 'BrJuvBe4 ap orulxgur Ia JaEJtxa vwd salEJatBI sol BluoJ solutgd

JaJoJ rBlap 'so1zt9d sol uoJ vnBe Ia ugIJIIInqa B o^anu ap rB^al-I

'sDSO.t

Bt

ua .rulrp I o8an¡ lap rBrI]aU 'szroq Z atuzlnp otual dnur o8ary E raJoJ luq 'uglf,Illnqa refap d o8an; B

1a ru

enpedul uof,

BIoJaJBf, Bun ua

enEe Ie Á BSor ap solztgd so1

reroloJ

ryfuaq ap

un]un

ap Drypu.tDq)m

t

oprybq anbototsa ap DilpuDtpm t Dpzlusap onSo ap lu 009 nsDutDQ 2p DSOL alu2wlDuoDlpul

'opautn{tad osot ap solzt?d ap suzDt 0[

sDSu 2p DDu2Sz O zJt»D l2 TD,tlx2 2S l7n) P nd os»ud 2p Ug!)DlUS7p Dl 2p opD;t.tTp üu?utotD 12 s2 sDSu 2? D\SD üUu?ruD

ll

sEsor ap un8y Ilil 00b soun

DtD¿

'olnf,so ,( ocsar; ru3n1 un ua JEpJEng '¡utanbtta mdr.;r'rullatoqrug'EIJu¿8

I

-B{ ep ourlxgru Ia rauJtx¿ vmd salzJ -alEI sol ErluoJ sBqlalq sBI opuBuols

-ard 'uoltuu ¿p zrtJll un ¡od JBIoJ 'v\p za^ Bun olopugU8r 'suu Ie -Bruas Z uglsnJul ua rufaq 'etuaruus -oro8ur w\Bv I' tvdvl'BJSoJ ap Etap -vdvl uoJ orJel un ua opot rEJoloJ

Dt4po^ 2?

e\p

DtDd

'rEprEnB I tepnbua wdel,'JEIIaloquE'EIJuuBzr; ap

Dstl2w 2p sopuDu)m e

Dlsa uA

í' ESIIaur ap EIuoloJ v

z¿L wJn soualu IB opual^outa-I 'opIIgJ ru8nl un ua suuuruas e 'ualq ralourar ,( sa-rog

I lrqnf

:zfap

lauan'ugtc{lnqa

sEI aJqos sef,uolua

sol BrluoJ saJo¡ sEI opuzuotsa¡d alqrsod sa Is

sopuoq)m 9

sDsot ap onSo ap lltt 00e ap 7añ ap Dtll 2p sD?uDq)m e

eq{ ualQ'D[uDtDu o.t21tto1

loqulD p { sDSu ap anSD P uü Dls2tluo) anb onuo*a{ Dun uapzLto soxa{ sDq),atll sal Dtuolü aluz)sa$u

oJauroJ lut 006 '

orurxgru Ia raBJlxa ap UIJ B salBJalBI

D?Dlusap onSo a? lut O1e

nuvlq

I

B Ju^all Btszr{ vnBv Ia ar8uuur Ia JBtualEJ'olte:Req¿t atuatdtca-t

'uolluu ¿p z\nv, ,r..,rod ru1o3

nf

un ua solztgd o sarog

lzJolof

sEI

's2sDp s91lt 0 sop o?uDpz?ut o ap asDp wtu1t Dun o?uDzlp1n Touosnd olsn? 7o soltuoSot{

outl. ap atSoult\ ap lltt 009 'Dlnpu?lo)

D12lO1^ o DSOL

'DpuDl\Dl'DluuozuDl)t

owD szlDl

'sopown{tad sato1{ o solzt?d ,? sDzDt b

so1

ntdopo uapand

ag

ropef,ol ap lvrolJ vrJuv,BBu %

u?D)D u2 S0q)21H


Hierbas en acción

ñ

CUIDADO DEL CABELLO Una simple ojeada a la sección de productos para el cuidado del cabello de cualquier perfumerÍa o supermercado confirmará que la práctica de utilizar hierbas en los champús, acondicionadores y tónicos sigue hoy en día tan üva como siempre. En el folclore abundan las recomendaciones de usar hierbas para aclarar u oscurecer el cabello, para fortalecer o reitalizar. Enffe las recetas tradicionales más conocidas se hallan la de manzanilla para los cabellos rubios y la de romero para los morenos. En las recetas siguientes se emplean diferentes hierbas para los distintos tipos de cabello.

Champú de cola de caballo y acondicionador combina las propiedades limpiadoras de lo raiz de la saponario con las acondicionadoras de la cola de caballo.

Este champú

7 cucharadas de tallos de cola de caballo 7 cucharadas de raíz de saponaria seca rallada

2litros

de agua blanda

Colocar la cola de caballo yla saponaria en una cacerol a, aiadir el agua y remover bien. Llevar a ebullición, tap ar y dejar cocer durante 15 minutos. Retirar del fuego y dejar en infusión I hora.

Colar el IÍquido, pasarlo a botellas. taparlas y etiquetar. Utilizar unos 300 ml de champú en cada lavado. Para unos 2 litros

Hierbas para el cuidado del cabello Trpo DE cABELLo

Hr¡n¡e

Seco

Consuelda, malvavisco

Graso

Lavanda, menta piperita

Triste y desvitahzado

Hinojo, perejil, romero, puntas de ortiga mayor, ajo

Rubio

Flores d,e manzanilla

Moreno

Consuelda, romero, salvia, tomillo

Castaño

Contra Ia

Pétalos de caléndula

caspa

Acondicionadores

generales

Menta piperita'ciuata', flores de saúco, perejil, salvia, abrótano, tomillo Hojas de abedul, tallos de cola de caballo, mejorana, romeror tomrllo, ortigas

q Manzanilla

.{t

.

#**

w#e

k \« ÑE

--

172

-


llil )sf

F

-

e

tL

-

l-

pVndtd Dlua

sotlll z soun

DtDd

'ollaqul Ia asreuoqzfua ap sgndsap

opBrEIrB Iap IIu 008 soun rESn '¡utanbrla r( rcdr.;-'JBIIatoquA 'a¡3¿uur 1a rurodJoJur a ugrsnJur EI JBIoJ 'Eror{ I atuEJnp ugrsnJur ua rufap I o8ary lap rurrta¡ 'sotnulur EI raf,of, refaq 'ugrJrllnq¿ v atuaruutual re^all I enBY Ie rrpBUY 'e¡otacec Eun ua Etuaru ap sufoq sEI ruJolof

'sosot7 sollaqz) DtDd o?Dn)apz aluau.,LlDnadsa sa

Dtpts ap atSoul^ ap

ottll t t

Dpuzlq onSo ap otttl

sopond orndtd Diualu ap sofor4 ap svputDq)m

0t

opuzpz ot7vu,to,to als1

v,luaur ap opBtvlJv soun Dnd

'¡duruqJ un uoJ

ualg Lv,^vl 'uorJBnurtuoJ v 'EJoq I uoJ ez¿qv)

JBntJE rzfap ,( u11zot Eun

BI asJe^lo^ua 'opnllaqEf, oranJ Ia

ua alraJu Ia uoJ aleszur un JvzÍlBaU '¡utanbrla I mdr.:.'Jullatoqura'JEIoJ 'szlp 7 wsodar rzlap ,{ wdq'Bau -98ouroqepzaur Eun Jauatqo Btszr{ L o[B Ie JBIJZaN ourf,rJ ap atraf,e

p

2lu21lw 'out)lt 2p zlt»D 2p lut 1st sopofout'sapuot7 o[D a? saluat? 0[

'optnptd ortuoSo{ o7 uü opDzllDuton gdwoqt un uo) olpqw p )D^pl zluaTua^uo) sa otualutDtDil atsa a? sVndsaq 'DW^ uts I atsttt olpq» lD olll]q ottodo anb zatt DI D opnlpqz) tnw sa o[o 7a'sotqd7suuD sa?Dpatdotd sns D sDDDtg

uam p? sauonta{o ro.tn)

D

npn{o ond

74n

olv ap ropv,uolrlpuorv lllt 0g[ DtD¿

Bun,,,o,,i;l"*'#

'olleqBr

1a rod olrrnqrrtslp vwd reurad o opnllaqzJ oJanJ Ia ua a¡tauad anb vted alus¿ru aluns un tezÍlzaU

fifiTt[,;;

uIS 'BJoB v qo? EurJaJrlE ul rrpBUE un ua BruoloJ ep en?e szqrarq ap ugrsnJu1 EI ratra¡ ,( o¡uanf,

Ia

I

'ollaqw ns uo) ppDu )»Dq apand as ou anb uoutn[o anb

so\Tanbo

Dul.t»tl7 ,p DpD,tDlpw I

Dtuoln ap onSo ap Dpztvlpm I (o¡1aqn ap odq 7a u1?as) sDql?nl2p DUDS!] 2p s0?uD1|)m 0[

otod ugrtn:Ios

Dl )as apand

olsg

vropv¿plour uglto-I %

u?D)D U2 SDq),?tH

:I


ñ

REMEDIOS MEDICINALES Para muchas personas las hierbas son, incluso hoy en día,la única medicina disponible y los curanderos siguen tradiciones centenarias en Ia preparación de sus remedios. En Occidente es más frecuente ia utilización de medicinas a base de hierbas en Ia forma de extractos químicos, como el caso de la aspirina. que en su origen derivaba dela corLeza de sauce, o de la efredina, antiguamente extraída de la planta china Ma-huang. Sin embargo, las plantas pueden ser tan eficaces como estos extractos patentados y son más suaves, por 1o que presentan menos eflectos secundarios, aunque la precaución nunca está de más. Melesren

Hr¡n¡e

AplrcecróN

Depresión

Hipérico/

Par[es aéreas en infusión o

Melisa

tintura

Jazmin/ Neroli/Rosa

Aceite esencial diluido para masajes o inhalaciones

Dolor de cabeza Lavanda/ y

migraña

Menta prperrta/

Diluir el aceite esencial para realizar masajes en 1as sienes

Romero

Dolor de Los usos medicinales

Matricaria

Hojas frescas entre pan o como infusión o tintura

Eufrasia

Infusión toda Ia planta .de como enJuague o gargarlsmo Infusion de hojas como

garganfa

Salvia/Tomillo

del malvavisco datan

gargansmo

de tiempos remotos.

Dolor de muelas

Melrsren

Hrcn¡e

AplrcecróN

Abscesos

Consuelda

Cataplasma de raÍces mezclada con infusión de hojas Cataplasma de semillas

y furúnculos Fenogreco

OImo rojo

Cataplasma de raÍces, sólo o con olmo rojo americano Cataplasma de

la corteza

Ajo Caléndula

Lavanda

Diluir aceite esencial y reahza: un masaje externo en la orela

Dolores

y de

bucales Perifollo

encÍas

Dolores y achaques

Manzanilla OImo escocés Rosa

Salüa

Contusiones Cortes y rozaduras

Frotar con un diente tierno Usar tintura o infusión de pétalos como lavado facial Usar tintura o influsión de flores como lavado facial Loción con extracto destilado Loción de agua de rosas Preparar una loción con hojas

la zona de las encÍas Empapar un algodón en acerte macerado, usar como tapo:

americano Acné

oloroso Romero/ Salüa/Tomillo

Usar rinrura diluida como enjuague

Infusión de hojas como enjuague

Abedul Apio

Usar aceitelsawa para masajes

Peralito/

Usar flores o aceite esencial

Infusión de semillas para el reumatismo o la artritis

Romero/Tomillo para hacer aceite para

Lavanda

masajes

Usar flores o aceite esencial para hacer aceite para masajes

Eczemas

Caléndula Hierba del asno

Consuelda escocés

Infusión de hojas en compresa

Manzantlla/

OImo

Extracto destilado en compresa

Saúco

Ajo Caléndula

Cataplasma de los dientes Infusión de pétalos o tintura diluida en compresa

Hipérico

Aplicar el aceite esencial en

Doior de oÍdos Hipérico

trituradas Malvavisco

Clavos

Ortiga mayor

Infusión de pétalos como gei o tisana; cremas y ungüentos Aceite de semillas en cápsulas o en ungüento Flores en infusión como gel corporal o en cremas Infusión de las partes aéreas par a purificar internamente

Espinillas

Crema/aceite macerado de flores

% -- 174 --

Caléndula

Tintura de pétalos diluida en compresa


ñ

'sDuDSll

sDpwllzp s0ts2 2p

Op

21U2u)Dt\1SnpX2

o7 o

uonDtDdatd

-Dutlsap aluatdnat

un DuzJ

2U21trUO)

zwt el ap ugrrrorap o aqvrcf

zrluBa¿

IETJUaSa alraf,E

oJSI^EAIBN

vmd sarog d seloq sel resfl

ouuSgrg

1ap rode^ ap ugrrulur{ul ugrsnJur o aquruf raceq

salerotrad souuslgq

otv

¡odun ap ugrJelequl 'aqvtef

ecrTa8uy

vwd lerf,uasa atraJu Ia rrnlrq Brsa{ ezrlr.;.rcqel ap aqvrcl sefoq ap ugrsnJul o Brn]urf

odosr¡1

BIIoqaf SOJ.

susa¡duoJ ua o salpseu¡

BIITUPzUEN

BJnluu o

oraluou

emd lerJuasa atra)B Ia rnlrq esa¡du¡oJ ua sefoq ap ugrsnJul

ol[rxof

BuBrualrN

sarog o szloq ap ugrsnJul

/enw? BqlarH

ugrsnJur ua serou sBI ies¡ Blnlurl o ugrsnJur ua searau sal¡ed sEI JESn

/epueml Buaqra¡/esr1a14

szrnparrof Bsohrau ugrsual

ugrJEruEuul o sErarur

vrcd4uvIap ugrrroraq atuulnurlsa 'ss[or{ ap ugrsryul Brrualntug ured sehq ap uglsryul o8eurglsa lap sosohJau sou -rotsurl vrcd sefoq ap ugrsryul

sadr¡8 I sopBr{sau

ocugdrq ap opuraruru vpue^e1

41uBa¿

ernlegfirlara¿

¿lr¡adrd Bluahi BSrtahl

ErJualntBU

vl emd sarou ap ugrsnJul soqru so1 ered lercadsa ua 'ugrsnJu} ua sEar?B sauEd sauo lu¡otar/saleceruo]sa s ourol -sul vted sellrruas ep ugrsnJul ugusa8rpul a Elrualnteg

vlvted sellrruas ap ugrsnJul

opln[p urnpucrd

elr¡adrd Btuahl arqr8uaI

ollllxol /odosr¡1

/otdrlecnl

opslrtsap olJurtxa ap ugr)ol Eun recrldy sersarJ sufoq su1 rzcrldy sefoq ap ugrsnJul ap ugr]o-I IurJuasa atlace 1a recrldy

IErCuasa

atIaJB ap seto8 seun JBIET{uI BJSaTJ z\vruI ap ugrJJoJac roden ap ugrrelequl o 1e-rolcad orrreslgq ua lBrJuasa atraJB Ia JBSn alraoe IB lrpBUB o BsaJduloc ua

oplnlp lEDuasa allarB Ia rBSn alualuElralrp opBraf,Bru alraJB recrldz lesardu¡of, ua ¿plnllp

ey

v sYlepor ruoqdy

sepnrJ selepor recrldy sofo sol arqos BI{ ugrsnJur ap Etrsloq o sarou ap Eruseldete3 BIrJ ugrsnJul ap Elrsloq o sellnuas ap esardruo3 opezrlrJatsa soIoB^BI un ua EtuEId e1 epot ap ugrsnJul sBJSa{ sefoq sBI ruf,rtsulll

BIITUEzUBIAI

enlv? EqlarH ocarSoua¿

ofoulg /oplaug

soaqsa8rp

sBrualqord

s?)oJsa oulo enqeg/usllantr ErrBrrrtBIAl BpuB^E-I

/oldrlecng BIIoqa)

solJasur ap sErnpB)rd

ourda¿ EIITUBzUBN o[ou111

ErsP{nE

sopElrJJr o sopesuec solg

¡1la;r,¿/v1ua¡zrq

oJrlslAa-I

oruuIoI

B]nlurl

BInpu?lBf

usa¡duoJ Eun ua solet?d ap Erntuu rInIC

ocugdrg

sarou sBI ap BJntuu rESn

/ofou11¡ SBSAS O

sBrnpeuanó

Barrerp vlvtYd sefoq ap uorsnJur o

o3¡Bur¿ atuelnruusa

(luoc) sonusa8rp

vsuerH

N9rfvf rrdY

oJaruou

ouror sehq ap ugsnJul

B

sBlualqord

sEJSarJ 'sEllrluas sBI rBJrtsBJAl

/ocat?

-oua¿/ounuoJ fvanercc¡y

oluarlP IPhl

uvrsa-rvnl

vsuarH

rldV

se1¡urdsg

Eplansuo)

IBITEJ opB^BI oruos sufoq ap ugrsnJur lelnpuglzc ap u9rsnJur uoJ opBpzalu saJlel ap Eruseldele3

uvrsalvIAI

N9r3Vf

(:uoc)


Hierbas en acción

ñ

TISANAS DE HIERBAS Las tisanas o infusiones de hierbas son los remedios caseros más extendidos y unos de los más sencillos de preparar. Para ello, serealízauna infusión enagtahirüendo de las partes aéreas de una hierba, las flores o los pétalos frescos o secos, durante el tiempo necesario para que liberen las sustancias activas contenidas en los aceites volátiles. La infusión puede tomarse caliente ¡ si se desea, endulzada con un poco de miel, o bien frÍa y con una rodaja de limón o lima. Si se va a administrar la tisana a alguien con fiebre, ésta debería tomarse templada.

Pn¡penACróN DE UNA TTSANA Las tisanas de hierbas tienen un sabor delicado y, en algunos casos, prácticamente imperceptible. Deben preparase en un recipiente de vidrio o de porcelana, tan bonito como sea posible, destinado exclusivamente a tal efecto. Los residuos del tanino que pueden qued.ar en el recipiente al realizar una infusión de hierbas podrian afectar el sabor de la tisana asÍ como sus efectos beneficiosos.

Utilizar una cucharadita rasa de hierbas secas o una cuchara da rasa de hierbas frescas para cada Laza. Colocar las hierbas en un recipiente caliente, medir y añadir la cantidad necesaria de agua hirviendo. Tapar, dejar en infusión entre 10 y 15 minutos, pero no más, y colar. No es recomendable aumentar el tiempo de infusión para, por ejemplo, obtener un sabor más intenso, pues una exposición prolongad a al calor provoca una pérdida d.e los aceites

%

Cuando uno se acostumbra a las propiedades saludables de las tisanas de hierbas, l1ega a convertirse en todo un experto. Mezclando dos o

volátiles por evaporación. Las tisanas de hierbas, a diferencia de las tinturas, que se confeccionan con alcohol, pueden conservarse durante un periodo de tiempo relativamente breve. Si se desea servir una tisana helada o prepararla en grandes cantidades ,huy que dejarla enfriar, colar el lÍquido, pasarlo a un recipiente con tapadera y guardar en el frigorifico no más de 24 horas. Para tomar Ia tisana caliente, recalentarla en un cazo de vidrio o de esmalte sin que llegue a hervir.

más clases de flores 1, hojas aromáticas es posible crear una infinidad de sabores distintos 1' beneficiarse simultáneamente de las propiedades medicinales de más de una planta.

'-ir¡h-_

,{Y+ Sr{ t

irÉ

ü'

-


- ttt --

saJolJ 'oJltBS

arqarJ 'solrJolPf,sa

ollurof

Erusz'ugtlsa8tpul'opul{sar

BrrBluln

o8uurgtsa ap zapoe

¿lr¡adrd BtuaN

soJrlgf, 'sEasngu'ErJuainl¿u

EruBruallr{

ugusa8rput'etcualnteu

11fara¿

ugusa8rpur

oraurod

orusrsorltau'ugtJEInJlIf, BIEtu'ugusa8tput

EI^lES

ugusa8rpur 'Btuv?rcB ap rolop 'sol

euero[a14

ErusB'sBasngu'BIJualnlEU

BSrlaN

ugrsardap 'orutuosul 'ezaqec ap Jolop

BluaIAl

somtsa8lp souJotsell

Ba^EJEf,IV

BrJualnlBU

e¡ulnby

salEnltsuaru seuralqord

soletgd 'Blnpu?lEJ

TEIIIq Blnrlsa^ Bl ua serualqord 'ugttsa8rpur

enw? EqrarH

oruruosur 'aJqaIJ

odosrg

lerotcad pBpISoJnu

saJou'BPUBAB-I

orusrsoh t¿Ír 'vzeqBJ ap lolop

sarou 'EllIuBzuBI/{

oluruosul

ofuafy

ugrtsa8rpur

ETEqBqIV

sEasngu 'BrJualnlEu

vsuaIH

sa-rvNrfrogN sosn

'alqlpurcsa¡dur pnlrr^ Bun sa Brf,uatoud EI 'oruslluurnaJ Ia ouoJ so)rugJJ souJolsEJl Jvlvl) odrant Iap sutualsls

'ouurunq IB 'IsV

sol r¿lnu¡uso d raoaluuoJ etvd odruau oualJ uaratnbal sorlo 'vzaqet ep rolop lap atuzruluJ ouror oldurala ¡od'olzrparuul aluaureJllJg-rd orrulu

un rrJnpord uapand suqralr{ ep asuq B sorparual sounSlp anb sEJtuaIIN 'ugusa8lp BI rr.;.)eJv I socusg8 so8nl sol rlnllp uapand anb ur( 'lzulf,Iparu o^ut¡ade ourof, 'szplruoJ sEI ep satuu sBuESIl sEI

lzruot alqelas

-uoJB sa ol{ 'suplruof, sBI ap sgndsap 'vlp IB safa^ {. z ap sa lBlurou Erf,uanJarJ EI 'salztlos ou Á saluurc s¿u,ozv-r rod uzluol as sEuESIl

I

-lpau sEI

opuEn] 'oJlp?ul un uoJ asrBl

-lnsuoJ BlJaqap'B¡oadura ugIJBnlIS BI o szruoluls solanu uaJarvdv odurau atsa aluuJnp IS 'szuzruas B v t ¿p opouad un atuuJnp seruotuls sopzunuJatap JBI IIE vmd aslutuol uapand anb salens suulJlpaur uos sBpBJIpuI sauotorodo¡d su1 ua sBpBroqEla sBqlalr{ ap sBuBSIl sB-I SVNVSIJ. SV-I aC NQIfVUJ-SININAV 'Ef,BSaJ BUn ap

s7?Dp atdoñ sns

sotJaJa sol JItBqruoJ etud IEapI sa oJRES ap SeJoU sEI uoJ EruEJualltu BI ap ugrJEulqluol EI'Eluaur UIS anb suruanu 'aJqaIJ BI EJluoJ oJIsglJ orpauar un s¿ u,{ anb ugISnJuI Bun aualtqo es Btlradrd ¿luaur d oJtIES ap sarog 'etuelualllu ap BIJzalu Bun uoJ lusornrau ugrsual EI ,( sgrrsa Ia rur rle v wpn{u apand outdsa ap sarolJ uoJ oJauroJ ap Á BSIIau ap szfoq ap ugISnJuI Eun 'olduafa ro¿

{

sory,2lq 2p sDuDSll 2p %

Dlnt

u?D)D u2 SDqtztH


Hierbas en acción

ñ

DECOCCIONES, COMPRESAS Y TINTT]RAS Las decocciones consisten en hervir en un lÍquido las raÍces, rizomas o partes leñosas de las plantas a fin de extraer los principios amargos y las sales minerales. El líquido colado se puede beber o añadir a compresas y aplicarlas sobre la piel de manera que los elementos beneficiosos sean absorbidos rápidamente. También puede hacerse una infusión de hierbas en alcohol para obtener una tintura.

CoupnESAS Y CATAPLASMAS Las compresas y cataplasmas, particularmente eficaces en el tratamiento de contusiones, torceduras e inflamaciones, ayudan al cuerpo a absorber los componentes beneficiosos de las hierbas a través de la piel. Para preparar una compresa, humedecer con una decocción o infusión un trozo limpio de tela, como hilas, lino, algodón o gasa, y aplicarla tan caliente como se tolere. Cuando la compresa se enfrÍe, puede empaparse tantes veces como se desee

en el lÍquido recalentado y volverla a aplicar hasta que sienta alivio. Las cataplasmas, usadas en la medicina casera durante siglos, se elaboran con partes sólidas de la hierba en lugar de una decocción o infusión, y se aplican directamente sobre la piel. O bien, se prepara una pasta y se envuelve con gasa esteriliz ada. Las cataplasmas son especialmente eficaces en el tratamiento local de abscesos y furúnculos. Entre las de uso más extendido se hallan las compuestas por raíz de malvavisco, raíz de consuelda u olmo rojo americano en polvo, hierbas que se hallan disponibles en cualquier herboristeria. Para preparar la cataplasma, mezclar una cucharada (15 ml) de la hierba en polvo con infusión calien-

te de hojas de consuelda o de manzanllla, vinagre de sidra o agua caliente hasta obtener una pasta espesa. Extenderla enue dos trozos de gasa y aplicar caliente sobrela zona afectada. Si se coloca una botella de agua caliente sobre la cataplasma, el

calor se mantendrá durante más tiempo. Una vez fna debe cambiarse y colocar en su sitio una nueva, tan caliente como sea posible. Con hierbas frescas puede prepararse otro tipo de cataplasmas. La aplicación de hojas de perejil fresco o pétalos de caléndula humedecidos con un poco de agua caliente puede aliviar la inflamación de las glándulas que se hallan en la base de las pestañas, es decir, los orzuelos. Es bien conocido el método de aplicar rodajas de pepino fresco para aliviar los ojos cansados. Para calmar y reducir la inflamación de los párpados hinchados, aplicar patata cruda rallada. Relajarse en un lugar tranquilo con los ojos cerrados puede aumentar los efectos beneficiosos de la cataplasma en ambos casos.

Consuelda


o)stLDL\DW

opDzl.,t 71[an¿

DUpu?l0)

'ouuq asJrpeve o sotuan8un IE 'susa¡druoJ uoJ aswpzeu uapand u?rqruzJ. 'rlnllp urs Ernluu ap s¿loE rcB¿tBv'Eplqaq ua reurot ErEd 'znl EI ap opzla1z d ocsa4 ru8nl

o

un ua -ruprun8

lo¡n¡so

olrpl

ap EIIatoq Eun

v rcsed

'sBIp bI etuernp ornJso d opuzr ru8nl un ua rulap ,( uarq tvtl?v'wdvJ'rof,rl rrpzuv Á v¡sor ap enpedel Ia uoJ oJJBI un ua sEqJeIq sBI JBJolof

D?4po/\'o¡úuafa

tod 'totll

ap

lut 009

suqtatq ap 3 OOt

'7añ o7 ptod sauonotqdo o asn?DaD u?lqutDt o saluallw sDplqaq ua .1nll? uts astDwol uapand 'solnlsuoqtaq sal ua asnnnbpo ualans anb 'sotn1u11 so1

SEJN]UII 'aluarua^Ens JElualEf,a¡'aluaIIEJ rerrldz o ruurot e v^ as IS 'svJoq VZ ap ourxgur un of,rJpoSu¡ Ia ua erapudul uof, oJJEI un ua rEAJasuoJ 'Jur4ua JEfaC 'puparunq BI JaEJtxa ¿J -ed emtqJnJ Eun uoJ salEJatEI sol BJI

-uof, seqlarq sBI opueuolsaJd 'uo¡uu ¿p zÍTJrvt un rod ugrJJoJap BI JEIoJ

'sotnurru OZ v EI ap reJoJ refap I' oB 'e\q

-anJ Ia rEfnq ',rglrlllnqa E rz^al-I unBv Ia :rpuqv ,{ al¡elusa ap o olrpl^ ap EIoraJEf, Bun ua eqJalq BI Jauod

n?o ap o1uo1d Dsoltal atmd o

lut 009

q

a?

s»lu

a? 3 SZ

'sosol^ ).2u soutolsDtl )!\Dql,Ltü uDd 'oPoltu4l oúuau 2p opouzd un zluunp zJu2u)D)lutt 'astzZtyln a?and anb D$gp saqtan4 2p Dul)tplu,,L 2p oldwafa un sa DUDt.tzlDA, 2p U?D)O)2p Dl

sauollJoJac '..urrlJ s,uaprurJr,, 0 'so¡1t1od sqD nrua{nt4o omd sand'..aqoJ-epte3,, outn suqwou aqpa.t Dq)an4

DqDSn as

Dlsa 'aluautto1ndo¿ ',,ollaqD) la ovanu

)p .t»aD

u»D14

anb o{,'so(\lu) solD uopnr{o DpDlDSua Dl a? aJl,»D la uo) svpDpzaut sDztu» sDl "'odnn) pp salmd su)lo {, ont Dl ap sauo7npta,t, {. souot7 sol Dutwlla 'DpDq» ap DultDll un D?!L)a\,, anb oqow)l.{V 'D)tlplttuD aluallDsoDtlap Dq)at1.l'(urnuztoJqu Brsnuat ty) ouory)qo lD sDvllun) d sD s o,tap o d g {nqull' II/\X

{. s arua t{nlqsu üa.t sa?D?

at d ot

o¡36 1ap sv1?ut ütuDtQq osou,to{

p 'ndad1n) szlolplN

"2)Ip ,t^dAdt l

B

uoD)D u2 sDq)2lH


Hierbas en acción

ñ

PROBLEMAS CUTANEOS Los problemas cutáneos, como acné, eczema, abscesos y furúnculos, deberÍan tratarse de dos modos: a corto plazo,para aliviar Ia irritación o inflamación de la piel, y alargo plazo,para reforzar el sistema inmunitario del cuerpo y potenciar su correcto funcionamiento.

Una dieta pobre o una carencia nutricional puede contribuir a que se produzcan problemas cutáneos. Un consumo gradualmente reducido de grasas animales y otras grasas saturadas, asÍ como de azúcar y otros carbohidratos refinados tendrá como resultado una mejora notable del estado general de salud. La frut a y verdura fresca desempeñan un importante papel en la configuración de una dieta sana, mientras que las hierbas empleadas en la coci-

na aportan más que valores nutricionales. Las plantas aromáticas anaden interés y sabor a platos muy diversos. Algunas verd,uras y hortalizas son alimentos especialmente ricos en sustancias quÍmicas vitales o electrólitos, potasio, hierro y azufre. La

inclusión en la dieta de zanahorias, apio, rábanos, cebolletas, espinacas y pimientos verdes o hierbas como hojas de diente de león, perejil y berro pueden ayudar a solucionar los problemas cutáneos.

Eczema El aceite de hierba del asno ayuda a calmar el eczema, que puede deberse a la fatiga, al estrés o d und alergia, especíalmente las debidas a productos ldcteos. Se ha demostrado que el principio activo del aceite de hierba del asno, el ácido gamma-linoleico -GLA-, produce efectos positivos en muchas personas que padecen eczema. En herboristerÍas y tiendas de productos dietéticos se encuentran disponibles cápsulas y ungüentos.

TrseNes DE FLoRES La tisana de caléndula también

puede ser útil. Prepararla dejando I0 minutos en infusión una cucharadita de flores secas o una cucharada de flores frescas en una taza de agua

contaminación ambiental. Realtzar una infusión purificante con un puñado de hojas en ó00 ml de agua hirviendo.

hirviendo. La tisana caliente puede tomarse 3 veces al dÍa.

Leveno DE HTERBAS

INTuSIÓN DE oRTIGAS Con guantes gruesos de jardinería o de goma, recolectar hojas tiernas de ortiga mayor en algún lugar libre de

Para solucionar desde fuera el problema de la piel seca )- escamosa, preparar una tisana de ho.1as de consuelda o de flores de manzanilla o de saúco y usarla frÍa como lavado.

% Diente de león

Cal¿ndula Milenrama

-180-


-

tg't sá

A" to4 D1^lDS

I

oTTruoZuo¡n¡

otatSoua¿

ñ 'EursBIdvTv)

oruo) JEZIIUn ,{ epvztillalsa vseB ua sBlJa^lo^ua 'sEIIIIuas sBI lE^lasau 'atuarlEJ uglsnJul BI JEruol ,{ m¡o2 'solnulru 0I atuuJnp vn?v ep ezvt Eun ua sEIJIA:aq ,( szf,as sEIIIuas ap eTrpvrcqf,nJ Eun JBJEqf,EN 'SBuJalxa orrroJ suuJalul oluul sauolJzcrtdz auau o¡a¡8oual ap uglsnJul E-I

Jr lra vuoH v-I

-arunr{ 'ournz Ia JIuIJd*E 'uglf,nlos

'EpBlJaJv vrroz EI arqos 'rEralol zpand as ouroJ aluaIIBJ uut 'zpucqdu ,{ vpe¡ad 'uurap ?tsa anb ¿tser{ EIIoq -aJ Bun JaJoJ 'sEpEauJor{ n sEpl lar{ sBlloqar sEI ap solraJa sol ua UBqBIJ -uof, soursaduret sol aluatuun8uuy 'ugurIl ap EuIJ ulupor Eun a]uau -EtJarIp rucrldu ua atslsuoJ ugrcdo 'sauot¡dnJa sBI aJqos alePuarr

BI sa ugurll un 'solnJulrnJ ap uglrnl qvJl as opuEnJ

-o^a EI JaJaJo^EJ ep

NQNr-r -rac

I

¿tO

ap opolrr

E

ac vsaudNoJ

-uarluJ enBv o EplansuoJ ap uglsnJul

vIfNaIf v-I

'BuES Elalp Eun I opunJapu otctc¡ala ap asrugu duro )v rre\taqap so^IlEJnJ satuulnrullsa solpauar so-I 'leraua8 un o salEuolJlllnu s¿IJuaJ

JBlSal¿Iu

-uf, uetuasa¡d anb suuosJad ua esJup

olJBJoloJ o olJaualsos

ualans salBJol sauoIJJaJuI sBlsa

,{ opvzrllJatsa sEIIt{ ¿p ozoll un raJap

'olsrlopadsz un uo) rDqnsuü ayqofasuoto sE sa sos»sqD { solntuymf uotzamdo anb o ortuzpu2l

.ou.tatul outolsDtt u137o ap

o^pn!?ul

sosaJs qv í, 'epvda EIIatoq Bun ua luprun, 'IEIJ -EJ op¿ABI oluoJ eIJZauJ EI lESn o sEp -uueJv, seuoz sBI ua rucrldy '¿qJalq Btsa ap sE^ItBrnJ d saluutulef, sapup -ardord sBI ap asrBIJIJauaq umd vpvl -psap vn?e ap 1ur 002 uoJ (sepatstr -oqrar{ ua alqluodsrp) Elnpu?lur ap BJnluu ap BIIpEJBT{3nJ Eun rBIJzal

vlncNllv)

'o^iteJnf, otJaJa Ia Blf,ualod anb BrJuzlsns'BuIoluBIE auauuoo utuzld BtsA 'oJnJSo apJa^ szfoq sBI uoJ EpEroqEIe 'Bplensuor aP EI{ ugls -nJuI Bun uoJ opuBlJol alualua^Ens JErIleu 'sBpBlleJe saJoz sEI aJqos

Japuatxg 'etsud Bun Jauetqo Btsur{ al

.uztapod

o7

onam

D-I

solnluBJn{ 'lald u1 rutdurll o IEABI sEJt IEUoIJJI{ urs ruf,rtdV 'oJSa{ ru8nl ua zpedut BIIatoq Eun ua rauatuzur I (susor ap aldu vnEv ou) susot ap enBe I s9r

Eun uoJ onlod ua EplansuoJ ep z\e,t ap EtIpBrBr{JnJ ¿un rvlJz¿rJr'eroputd

-urll eurszldew) Bun tetvd¿td u:z¿

vcllnsNof ac vhlsvldvrvJ

-oJSa

'JEuorJJIrJ uIS ,( aluaurEsoJauaS ugP -o81u un uoJ rucrldz o sBpBtJaJE suu -oz su,Uurf,od 'EJaAau BI ua epvda eyy

-aloq Eun ua JEpJBnt ,( rzloc 'JEI{ua 'sotnulur 0I ¡Bsoda¡ rufap lopuaulq

7a

orulo ap salzn8t satrud rulczayl svsualH ac ofIN9I 'saJoJSa orulo Ia

I

EI IES ap

sufoq sEI 'Elll:uvzueur EI 'BInpu?lBJ EI uuJluanf,ua as olualtuvlvtl alsa emd supunr¿pv sgur setuzld sEI aruE 'sal -lt4 ras uapand suqreq ap surnlup d suus u¡dvLt'salEIJBJ sopu^e1'sor

' "l'"'J"fi T# 8,o,?,:i ;T Y, :5.: :i -EJualIu o EpUBABI 'EIIIUeztTVtJt 'o) -RES ap sarog sEI sEpEnJapE uos anb ya vwd'seJas o sBJSa{ saro¡ ep ugIS -nJul Bun uoJ atuBJSa{aJ d atuerr;1r -nd lurczJ opB^EI un aslvzrlear apand svsualH ac -IVIfV{ OAVAV-I

anb sa¡uatsalorto sol ap DlwluD opDls2

-Iu91

sol'aluaruE)Il?luls sopEurnJ

-¡ad sotJnpord so1 E etua{ suqralr{ ap seJopuldurll serualo .( salu¡nteU

T::Tj :::,TlTl:5',j;i.T[ ;[ X

ua so,tqo&au sDouan)asuo)

p f, otot o7 a? sD»pqas so7npu973 szl2P uQn)n+sqo q o ua7uo

12u21

apand {.

ns 2q2? ?DD

ll

?ulv %

u?D)D U2 SDq)71,H


Hierbas en acción

ñ

TRASTORNOS NERVIOSOS La tensión nerviosa, la ansiedad y la depresión pueden deberse a numerosos problemas personales y psicológicos distintos. Asimismo pueden ser la causa o el efecto de muy diversos trastornos flÍsicos. Las personas afectadas tienen un enfoque triste de la vida y experimentan un estado de cansancio permanente, pérdida de energÍa y dolores físicos intensos, entre otros sÍntomas.

Vere dtcto

fouorable a los lúpulos

A medida que se avanza enla comprensión de los únculos entre cuerpo y mente se ha descubierto que la depresión, uno de los trastornos nerviosos más frecuentes, puede deberse a numerosas causas, no todas de origen psicológico. En algunas personas, la depresión puede ser sintomática de una alergia a determinados alimentos, a algunos aditivos quÍmicos, a Ia gasolina u a otros gases. Puede ser también secuela de una enfermedad como la gripe o una afección del hÍgado, con 1o que constituye un serio obstáculo ala recuperación total. Asimismo puede ser señal de una carencia vitamÍnica. Como es bien sabido, muchas mujeres padecen depresión

John Gerard, cirujano y boticario del rey Jacobo I de Inglaterra (1545-1612), defendió convincentemente los efectos tranquilizantes de los lúpulos en su herbario, donde exponíalas propiedades medicinales de la cerveza. Para disJrutar de los beneficios de los lupulos, dejar l0 minutos en infusión tres cabezuelas frescas o secas en una taza de agua caliente y tomar la tisana. Reforzar su efecto con un baño caliente al que se ha añadido una infusión Juerte de lupulos y acostarse con una almohadallena de lúpulos secos.

posparto, lo que puede tener graves consecuencias para la vida familiar. Cuando se trata de una forma grave o agud a de depresión, sea cual sea la causa, es imprescindible consultar con un médico de inmediato. Algunos fármacos pueden tener efectos secundarios de carácter depresivo, especialmente si se toman en grandes dosis. Entre éstos se encuentran algunos antibióticos y analgésicos, o incluso calmantes prescri: tos para traÍ-ar problemas nerviosos.

$ Híerba gatera Valeriana

-182-

la


ñ

'DSo.t {.

ofuonu 'tluau 'ultuzof

'olowoZtaq ap sol uDllvl¡ as saton{a sp1,u sol atlutr 'ugtsatdap Dl atutla anb a,vlDtn) afosout un solla uo) )DZllDa,t ap ut{ o \o1a&a,t 211»D un un asfinltp uapand' Dlt?JSu,o q)aq nmb1on) ua asnnnbpo uapand anb 'sa1vDuasa salt»D sounS1y

-eqT-

'D2s2P 25 1s '12!tu

un

DpDzrupuz

{. aluaqo) otautot ap uglsn{u1 )aqag 'ugtsatdap ap odp atsa D)tuo) onon{a ns o?Dqotd orl as {. onlu) ua D)u Dqtau.l Dun sg 'Dpl^ Dl ap at&a1o

DtD) Dl

tz|

O

Du2q).2A

tOpnt{o apand uzu)ot

la 'pDpawn{ua Dun ap svndsaq o

¡

'alqvpDtSo sgru DDuauadxa oun uz?s sDuDlp slsop e sq anb ond

pltu ap DpDrDq)m Dun {, ox¡aw oluaut ap sofor4 sDun o

olndtd

mtodn)ul'ugt»nap

Dun .mzqDat

otad o,t1od ua zlDt Dl as.tutnbpo ap -and Dlralst.toryaq Dun uA 'DDuaat) on7uuo Dlsa ap o1útafa uanq un O1 'zOt{a Sa anb otnSas

'son8tluz solparual

,,,,,o,,

s2 DuDu2lDt\

loqDs lolu auall Duotpaltt Dun 1S o

'so1ta{a sns

tDlualtaDul on d' aluo [o1a,t DuDStl Drlo nmb1on) D o'Dllluuzuvltt ap ugtsn{ut Dl D DpuD^D¡ ap sato1{ ap s»zt11ad sop o oun 4poUV '21u211W

o

tDlilOl

{. opuautm4 onSo ap DzDt Dun ua sz)as sanf ap DpDutlo) Dllpuvq)n) Dun uglsn{ut ua sotnu:n)t g¡ nfap 'DllluDzuDltt Dun nndatd on¿ o

otaw7 Dq/)u4 ap sofot4

iffi H5

;;i:ffi1ru;,r",^

I onlod ua salqluodsrp suqrarq sEqJnu sEI aJlua uBJluanJua as ,('socu?ta1p solJnpord ap supuau ,( sulratslJoqrer{ ua asrlJrnbpu uapand BIIruEzuBlu ap sBf,as salou sB-I 'EBT -lBI'dd su1 ua sotrrrsap sopot?ru so1 u43as 'suf,as o sef,sarJ sBqJaIq uof, as¡u¡Bdard uapand sBuBSIl sB-I 'ouBJJaJ ulpJuf rn ua ¿pt,rl EJnlua^B BI ap sor Jau sol Jutuyet emd vllruvz -uBru ¿p v,zvl Bun aslBlsoJB ap saluB ruruot af,El{ el of,IJa¿ olauoJ lap arp -Eru BI 'BJIuglIrq BJolIrJSa EI ep SEIJ -olsq sBI ap Bun ua 'ISV 'sBJaJIuluos I satu¿[¿la¡ sapepardord auau 'sa,runs ,zIIÍuvzuBIrI sgur szqraq sEI ep Bun u1 anb :odurau arur{ apsap uBIqES Jauod xlJtuag ap sarotJal saua^g[ sol ¿ur¡Tparu BI ap satuauodxa I rulndod

'?ilDlso)D 2p s?luo

anb ol opelsouap ueq sorrJltualr

zon{a aluautlznadsa sa o^tsa,tdappuo ou,to) 'o1{ munsuo) alans as 'ugDl?D)l uot7 ap DtasD) Dunlpaut Dtlo 'DSllalLL ap ugrsn{ul D1 o

soluarur¡adxa salualf,al 'Blp ua loH 'so13rs atuuJnp salzns satuezll -rnbu¿¡t oruof, supuruol opIS uuq EUaqJaA ,( VU?UaIEA 'oJauror 'BSIIalu ' v11Ívezueru' e talv? BqJaIr{'z luuo q ep sBuBSrt sB-I 'ouErplloJ s?rlsa Ia I sauorsuat sEI ruruluf, ap oruoJ 1SU 'OSOTAJaU BrualSIS le rczfIell^aJ ,( racalztJoJ 'lBJrJIuot ap oAItJIpB ou orpaur un uaJarJo sEqJaIr{ szuntlu 'SosolztJau SouIolSEJl SaAal uacapud ap osuf, Ia uA

'Dlltuzzulltt ap ugrsn{ul Dl D oxa{

s

DltlLLD,t

Dun opuatpvuv satuD[Dlu sDq)anl s lsour.fru, q solta{a sol ap mtn4slp apand aS o

op ap s ot,tDJuauta1fuuo)

soWdUl

so

fasuo)

%

anb szuosrad

su1

UQD)D u2 SDqt?lH


Hierbas en acción

ñ

TRASTORNO S RESPIRATORIO

S

Desde el resfriado común hasta Ia laringitis, los trastornos respiratorios siempre son irritantes e incluso pueden llegar a incapacitar temporalmente al afectado. Si el paciente es reacio a consultar con un médico y se trata de una forma leve, sus efectos pueden reducirse gracias a Ia medicina casera. Otros trastornos como la amigdalitis, la bronquitis o el asma requieren asistencia médica urgente.

Resfriado común Ante los primeros síntomas de resfriado -ojos y gargdntd irritados o picor en la narízpuede recurrirse al principio tradicional de curarlo sudando con las infusiones descritos a continuación. Las hierbas calmantes como el malvavisco mitigan 1os trastornos respiratorios. Otras pueden solucionar problemas más concretos. E1 eucalipto, el hisopo. la lavanda, el romero y el tomillo contienen aceites

volátiles con propiedades antibióticas. Hierbas como la agrimonia, la eufrasia y las flores de saúco, entre otras, ayudan a secar 1a mucosidad.

IxrusroN

DE FLoR DE sAúco

Y MILENRAMA

Dejar 15 minutos en infusión una cucharadita de flores de saúco y otra de flores de milenrama en una taza de agua hirviendo. Colar, endulzar con miel si se desea y tomar caliente cada 2 ó 3 horas, en especial antes de acostarse.

IxrusróN

ARoMÁTrcA

Cortar en rodal as 25 g de raíz de jengibre fresco y colocarlo en un recipiente de vidrio o de esmalte con

I

rama desmigada de canela,

6 cla-

vos, I cucharadita de semillas de cilantro y Vz limón en rodajas . Añadir 600 ml de agua hirviendo, tapar y llevar a ebullición. Cocer 15 minutos, colar y tomar caliente, endulzado con miel si se desea, cada 2 ó 3 horas, en especial antes de acostarse.

BeRos DE vAPoR Colocar en un cuenco de B a I0 gotas de aceite de lavanda, tomillo y eucalipto -uno de ellos o una mezcla de dos o tres - y anadir 600 ml de agua hirviendo. Cubrir la cabeza

con una toalla e inhalar el vapor. MEzcLAS CoNTRA EL CATARRo

La concentración de mucosidad resultante de la irritación de las membranas mucosas puede combatirse aspirando suavemente una infusión caliente. El zumo de medio limón en una taza de agua caliente o la infusión de fenogreco,

Hisopo

Anís

que también es una bebida calmante, son dos mezclas eficaces.

INrusróN DE FE\oGRECo Triturar ligeramente una cucharadita de semillas de fenogreco, añadir una taza de agua y henrr durante 15 minutos. Colar, dejar enfriar y aspirar suavemente. Endulzar el resto con miel y beber caliente. Mese_¡E DE vAPoR

El bálsamo pectoral de dienres de ajo majados y vaselina es un antiguo remedio valorado más por sus propiedades antisépticas 1' bactericidas que por su fragancia ), que puede resultar muy eftcaz antes de acostarse. Ma.1ar 6 dientes de ajo y colocarlos en un recipiente de vidrio o de esmalte junto con una cucharada de vaselina. Calentar hasta que se derritala vaselina, pasar a un tarro esterihzado y delar enfriar. Realizar Un masaje en el pecho y en la espalda.

? Fenogreco

{§ ?0-

-$ cÜ

;q

,0


--

98t

--

ff* 47oBa¿

ulTutü ollll.uol

ñ ap o oFpl^ ap BIoJaJEJ Eun ua sBJas sufoq ap I gZ rwolof 'ugISnJuI

'opual^rlq

v1 rcmdard ap satuu IBuIJIpau utuuld Etsa ap szrnp sglx szfoq

BnSe lv solrrpBuu ,{. olu ap sapuer8 sa]uarp € wlvut ua alslsuoJ 'alqzpz¡3¿ souaur sgznb'¿nItEUJallB B¡lO'rod¿n Ia JBIEr{u} a BIIEoI Eun uoJ ez¿qe) PI rrrqnf 'opua1,rr¡{ vn?v ap 1ur 009 uoJ oJuanJ un ua salreJB sol ap oun ap suto? B, g ap reual o 'opusud

.

sBI

atuaualarq JI rar{ ostcard s1 o]dl-Ivf n1 ac N9lsnJNI

'sBror{ ap solB^Jalul z B rrxrle Iap EIIPEJEqJnJ Eun ap rEtn{sIC 'Bplnb¡ uorug8rc IaIu ap sBpEJBr{JnJ , uoJ solJlJqno I o¡¡¿l un ua solJuJolof, 'o[¿ ap sa]ualp I rurrd 'lurnbuorq sot vyutud relndod orpaual un ua uaun as lalur eI Á Iap suoudgsltuu sapzpardo¡d sE-I

o13rs Ia ue seruup sBI uEIf,Br{ oruoJ

'suto? Z q T uoJ olanged un IEIJoU 'sauorJElEr{q ue saJEJrJa uos olFuol Ie d ouzSgro Ia 'EpuE^BI BI oruoJ sEqJarq ap salErJuasa salIaJE so-I

o fE

ofv aa uIxI]A

saNolfvlvHNI 'sBJoI{ vpw aluaIIEJ ¡¿tuol ,( e rEIo) 'solnulru §I aluBJnp ugISnJuI ua rufrp d tedvy'ugIrIIIn q¿ v ru^all ,{ en?u.ap 1ur 009 rrpzuu 'allzursa

Elp rE

;e:Bti

?ü:l' i,iii:..;;:

¡zsodar rufap t{ tedvT 'a]uuJotcadxa d ocud?sltuz etuala)xa un 'zprnb11

vtrug?to IaIu ap sBpBJ¿r{Jn) € rlpBw 'oJuanJ un ua JEJoloJ ,{ sorc ua EIJBuoJ 'apuet? BIIoqaJ Eun JEIad

oruvNr-Inf oICantld

'elpv saf,a^ b9e

'aluaIIBJ

vze\ Eun Jaqaq I eurlasnur rod JEIoJ 'sotnulru 0I uglsnJul ua rzlrp d tedq'ollrruot ap szf,as szfoq ap Brto I o8u¡sru ap suJas sarou ap EtIpEr -Br{JnJ Bun arqos ugIJJoJap BI ralJa^ 'sotnulru 0Z r1,rlar{ rufrp I en?v ep 1ur 009 rrpBUB '(sepatslroqrar{ ue alqruodsrp) onlod ua zr¡etar ap zfvl ap EpBJBT{Jnf, Eun ,{ svpetnllJl atuaruura8rl sluu ap sBIIIuras ap EIIpBJEI{JnJ Eun EIOTaJBJ Bun ua 'otraJa aldu ap sot pl BrtuoJ

rerolo)

EurJrpaur Eun adnlusuoJ ugISnJuI a ugrJJoJap ap uglJBurqluof, SOJ.

Bull

V'I VUJ,NOf VlfZlN

'sr.ttllztn) Í SaryOwTOt ns uapand sDuDSll s?l 'spttolpttdsat satl' szl ap o oryoZn? Dl ap DuDtquaw Dl a? (sqmbuotq Dl a? osw 7a ua ouot) ugnta{ur o ugzDll.t.n Dl ?? aluDqnsil ?D?tsünw a? os»xa 7a oto1osap sol Dl

SOI 'otsar Ia raqaq .( ugrsryul EI ap at.rud uoJ svmZtgB ,raou11 'vpvzr[tn Eqralq u1 u;r8as 'ugunl ap ournz ap o a-r8 -Bul^ ap BllpEJEr{JnJ Bun rlpEuv 'op

'etue8m? q¿p euoz EI ua sEIJBJolof, I s¿sarduroc vmd ollrurot ap o EI^IBS ap sauolsnJul sul rESn uapand a5 'ugrJztrrrr EI JBrulBJ uapand suqralq ap sEJBBwB su1 anbunu 'EJIp?tu ugrJuat¿ a¡arnbal srtrlzp8rure u1

-uarlJn{ en?e ¿p v,zv) Eun ua sef,se{ sufoq ap EtrpBJBr{JnJ Eun ugISnJuI

ua sotnulur 0T JEfaC ',rgurll uoJ ollurot ap EI o a¡8¿uIA uoJ BI IBS ap epzeur El artua l3a1a apand as 'srlrt -urrBl ap sosEJ sol ua salun u?IqluEl 'salupurluf, sBJEB mB JvzÍle¿ J e Jv d. SVSUAIH lCI SONSIUY9UV'

stlt1op?two o7 nd soponnotd sDltsalow svl tvl^tlp uapand u?tqtttDl sosatduot t sauotsnfw'sorusttoZto1 'oluoZn? ap ugoDllilt o7 tow1ot ond 'olllutol la 'Dlztlzs pl

oulu,t

D

nual anb torl anb saluatpat7ut sol uos latut

Dl l, ugwt1 7a 'atSouttt la

vlueS¡v,8 ap ugpelIJJI

B

ugD)D u2 soq)7tH


Hierbas en acció

ñ

DOLORES Y ACHAQUES Existen dolores y achaques que pueden hacer de la vida cotidiana una horrible pesadilla, desde la inflamación reumática de músculos y articulaciones hasta trastornos nerüosos o alergias que pueden dar lugar a cefaleas o incluso migrañas.

Dolor de cabe za y migraña Lo primero que uno debe preguntarse onte un dolor de cabeza es ¿por qué? Las causas pueden ser numerosas: indigestión, presión sanguínea alta, tensión, fat ga, bajo nivel de azúcar o problemas menstruales, entre otros. Si.el dolor de cabeza aparece de manera frecuente o recurrente, deberÍa comunicarse esta situación al médico. Las cefaleas provocadas

por la tensión nerúosa pueden aliviarse con cualquiera de las infusiones propuestas en la p. 183.

BelsAMos DE HTERBAS Puede ser útil realuzar masajes en las sienes con un aceite de menta piperita o romero, por ejemplo, diluido en un aceite vegetal. Otra posibilidad consiste en rociar un pañuelo con I ó 2 gotas de aceite, descansar en una habitación oscura e

inhalar la fragancia.

INTuSiÓN DE MATRICARIA Dejar en infusión, según el método habitual, una cucharadita de hojas secas o una cucharada colmada de hojas frescas en una faza de agua hirüendo. Tomar caliente, no más de 2 veces al día. Es muy probable que se necesite endulzar 1a infusión con miel.

LeveNDA DULCE

Lalavanda es muy efícaz alahora de aliviar el dolor de cabeza de origen nerüoso. Rociar un terrón de azúcar con 2 ó 3 gotas de tintura de lavanda y delar disolver lentamente en Ia boca. También pued e realizarse un masaje en las sienes con aceite de lavanda. Una tercera opción consiste en tomarse una laza caliente de infusión de flores de lavanda endulz ada.

Veredtcto favorable

a la matrtcaria

Mrcneñe Cualqurera de los remedios propuestos para el dolor de cabeza provocado por la tensión puede ayudar a aliwar el dolor punzantey a veces localtzado de la migr aira. Investigaciones recientes han demostrado que Ia matricaria es un buen remedio herbal. Ahora se sabe que esta hierba medicinal tiene unos efectos similares a los de Ia aspirina. Para que sea más agradable, tomar las hojas más amargas, de dos en dos o tres en tres, en sandwiches de miel.

%

En el Herball

(s(lo n/D, Gerard

afirmaba que la matricaria " es mlty buena para aquellos que se sienten mareados o padecen vértigo".

La investigación científica ha llevado mas lejos su afirmación. Se ha descubierto que los extractos de matricaria inhiben la producción en el cuerpo de prostaglandinas, una sustancia que participa en los

Romero

procesos inflamatorios Esta hierba se

Menta piperita

y

dolorosos.

utiliza actualmente

en el tratamiento de la migraña así como del reumatismo y la artritis.

--

186

-


DpPnsuo)

- tgt p1dm¿ arplMl

DpuDt\D1

d*

,poa§unhl, DpuD^D1

ñ'soJll}ll tv o soJll9lunar seJolop so1 ru8rtltu BrBd atuarluJ oueq IE Inpaqz ap szfo,{ ap otrzrtxa tlppuu solrzloqraq sounS¡y uB lasuoJ¿

'al¿seur a^Bns un uoJ opucrldz IB sBpBtf,aJE sevoz sEI JEI IIu apand

'lnpaqE ap allnp allaf,E ap arquou Ia aqlrar saral u anb I lnpaq¿ Iap azJtxa as pupllzntf,u BI ua anb 'rEIItu -rs alreJu un 'orusllelxnal ¡a vted olualruvleJt olxof, ottlzrad ap alIaJB Ia uBqBSn souBJIJaurB so^IlEu so-I

NQif ICVUJ- Vn9IrNV VNn 'aluarlE) -rEruot ,( ruloJ 'solnulul 0I rusodar ru fap 'mdv¡ 'zn8z ap ezvf Eun ua solnuIur E JaJoJ ,( Se¡rru ap v:npvleqf,nJ Bun atuaruura8rt -es

rvJvq)vN 'uglsnJul ua asJlulnsuoJ

uapand ,( ouuzJIB opluatuoJ otlu un uztuasa¡d otd¿ ap sBIIItuas sB-I 'udos oruoJ aluellzf, Etuol es eluellns -er vIJZaru B-I 'solnultu 0z eluEJnp ar{ral ap IuI 00€ ua sollaror ,( ordz ap sapuzr8 so11et €. ¡¿¡td 'opurud -a¡d erv¿ 'sulluz el I orusltutunal Ia etvd otualluvte:o ouroJ rulndod orp -arrral on8ttuu un sa otdB ap aqJal E-I oldv aa aHf 1-I 'su8u¡o ap sauoTsnJul raJer{ eted sBlISIoq ua 'of,IJ¡etd sgtu 'o se)as szqralq sBI esrllnbpe uapand u?IqIxBf 'soJltgrunar sanbuqrz ,( sarolop sol ysv te?rllul I zapov ap osaJxa un JvzÍlvtlnau uapand anb o1 rod 'soutluclB atuaruetfe orrroJ ISB 'sale-Iaulur I s¿uturzlI ua so)IJ uos 'ouzral Á vprvtuud

ua asJulJalof,ar uapand ¡oluul u8uro EI ap sollut sol ap s¿tund sB-I aJ-Nvflrun NQIfnIOS VNn 'sopBlraJB solnrsBlu sol ap rolop Ia rzrulef, vted aluaIIEJ JBSn ,( alraou 1a rEIoJ 'sotnulru 0T soun ¡¿soda¡ ru I -ap I oEary 1a rzBedB 'aJIaf,B Ia atuau -a^Bns JBlualBJ 'sBJSa{ sBqJaIq sBI ap sulrruur suun8lu o 'ol[ruo] o oJatu -or ap szJas sefoq 'vpue^vl ap salolJ ap sepuruqrnr Z rlpege I ozer un ua Elrlo ap atlare ¿p 1ru 00€ ¡auod 'aluzruluf, alIaJB un tvtedetd urz¿ 'ugrsal Eun ap BIanJas alqrsod 'stttll -re elap oruoJ 'BpeJqrlrnba oood ul -a1p Eun E o s?lsa IB asraqap uppod anb 'oulsrl¿tuna.I Iap oluul BSnBt BI ren8ua,tv vmd olruloqrar{ o ollp?ru

un uoJ rEllnsuoJ alqBpuauoJal

'aluzll» onSo ua opoltz{o Duoz Dl a8tatuns as onwud s zon{a sgu D.)aS sDq)anl a? lrynp uot afosput 2LDns un sDpDl^tlD auart uapand os»xaarqos un

nd

opotorctd

o311o{ o7

sE

21uo1?2ut

o s2^al sa.oln)snu sauotsal sDl

sauorozlnf,IlJe sEI ua ,( sarzlnJsnur saJoloC 'EpBlJaJv vuoz EI arqos opuBuoIJJI{ ruorldy 'oganbad o¡r¿t un aJqos

Eurlasnul ¡od IBIoJ ^( :uu¡ua rulaq 'Eurlasu^ ap 3 OSZ uoJ orrlod ua Bf,as EplansuoJ ap zrer ep sEpBlBr{Jnf, € opuahrn{ .,Balu [, ¿]sa ap BuJapou ugISJaA Bun as:u¡udard apan¿ ,,'v\p I3 saf,a^ z BIopugIquEJ 'uursuld -efv) ourof, rurrldu ,( osadsa o8z¡o

-nur o ualel Bun raua]qo Btsur{ Eplans -uoJ ap saJlEJ JIAJaH,, :SaUOpUal ap sauorsel sBI vmd Eplansuot ep osn

B

JrAraH '¿ts¿d Eun JBruroJ Btsur{ op

-uahrrr{ vnBv uof, (sepatslroqJar{ ua

alqruodsp) orrlod ua Bras Eplansuo) ep z\u ap sEpErBr{f,nJ z rvpz¿w

-uo) ap aluaIIEJ uglsnJul uoJ EPIc -apaunq vpvztllratsa sBIIt{ ap zsard -rrroJ Bun uoJ sEJnpaJJol s¿l rulB{.

o¡od u ocod en?e opualpuuz 'sol -nurrx EI aluEJnp olual ,(nru oSan¡

'BpIIoIu Eplansuor ap zwr ¿p eruszldvlv) Bun uoJ ualg o 'Bplans

Ia EqepuetuoJa¡ anb Ia ua '4usfi¡¿ eLplurud 'soJasEJ solpauar aJqos orqll un glqlrrsa ,(a1sa¡¡ uqof 'oIJ¿SaJaU asanJ

rs

t soruaTlSun uo) as.ta7zrt1o uapand DDualstsD uantnbat sotnno{ sa1qtsod Í. sunP»)ol sDl

sDqinq ap sosatduot sa^al sosz) ua

ond 'D)l??ut

sEJnpaJJoI %

u)D)D u2 sDqlrlH


Hierbas en acción

ñ

CORTES, CONTUSIONES, PICADURAS La medicina casera puede curar algunas picaduras y mordeduras así como los cortes, abrasiones, contusiones y quemaduras resultantes de los pequeños accidentes que pueden tener lugar en casa, en el jardín o en el parque. Las lesiones de mayor envergadura requieren atención médica urgente. Si se trata de niños, un remedio suave junto con una actitud amable obtendrán excelentes resultados.

Cortes y rozaduras El primer pdso que debe seguirse cuando se ha dañado la píel es lavar a Jondo la zona afectada. Una Jorma de hacerlo consiste en limpiar la herida con una mezcla de 2,5 ml de tinturo de caléndula con 300 ml de aguahervida. Una

Culprper dice ... I'{icholas Culpeper, üryo Complete Herb aI (siglo XVII) empezaba

a identificar las propiedades medicinales de las plantas y a deftnir sus usos, tenía su opinión respecto al tratamiento de heridas

y

cortes así como, de algunas morde-

duras. Describió la matricaria como "ltna de las hierbas mas singulares para la curación de heridas" . En cuanto a la menta, escribió que " aplicada con sal, calma las mordeduras de perros rabiosos.. .

y

es buena

para lavar la ca-

beza a los ninos cuando presenta erupciones, llagas y costra.s... "

q

gasa humedecida en esta solución, recién prepara du, y sujeta ala herida con un vendaje tiene buenas propiedades curativas. Las heridas más pequeñas pueden tratarse con L ó 2 gotas de tintura de caléndula aplicad as a la gasa de una tirita.

CereplASMA DE AJo

Como planta curativa, el ajo cuenta con una larga y amplia historia. Los chinos aplicaban rodajas de ajo crudo alas heridas, y durante la Primera Guerra Mundial se utilizaban vendajes con qo para curar las heridas de guerra. Si se desea poner a prueba su fama como protección contra infecciones, preparar una cataplasma con rodajas finas de ajo envueltas en gasa esteriliz ada. Como alternativa pueden combinarse las propiedades del ajo con las de otra conocida sustancia antiséptica, Ia miel orgánica. El elixir de ajo propuesto

en la p. IB5 para los problemas de bronquios también puede extenderse sobre cortes y rozaduras, cubrir con hilas esterihzadas y un venda¡e. Si el olor del a.1o resulta demasiado desagradable, cubrir Ia herida con miel.

Manzanílla .+ jñ Menta común

Matricaria

-

188

--

/rÜ


ñ

sopasut sotlo {. sofaqo so1 a1adat anb onuDlsns 'n{uot1o au2tluo) Dl.tD)l,tJDu

Dl

'So:r.asul Sol to1ua,{ru4o

otod DqDSn as ugtsn{ut Dwstut D1 o ')D)as mfap {.

opoltap Duoz Dl aqos

aluawDs onua7

ntqdyszffi?ap,tout

{. sompottd szl )Dw1ot omd to1ndod ot?autat on7uuo un sa 'opuatt,ttl'l onSo ap DzDl Dun ua sato{ ap sDPnz^qD 2p lw 0e un DpDt)qDP 'Dttu)rt1v1l ap uglsn{ut Dl a

-68t-

'DpDztllr2lsa oso7 ua sofopo.t ua

o

zpzllzt Dnoq» un Ds?)dwot Dun tzt -odatd O 'D?ua^ Dun o odotpomdsa

uü Dlopuglafns 'oruso1dzlD) outo) osant7 ofopot Dun )DSn 'sotnpotd

q

szl a? )olo? la tll.ulDt ond Dlloqa) DqDaTúta as atuawlDuontpul o

'L)P)D ugDDSu7S Dl uoutl0) opasul 2p unpo4d Dun ilqos sopap sol a?

un

sopotqdo DpuD^Dl ap Dnuasa Dl

olttn oldqotna

ap aJt»D la

oluDl o

'uap»D ap oforl Dun ap Dtotp -alttul ugzwtldo o7 pas soZtln nd svpno(\otd sauoDDJu)t sal uluo) oppouo) sgw otoPtluD 7a sPzm$ o 'D)2^2u Dl u2 DllToq Dun Du7l lllu 'alqtsod oas outo) ou{ uDl 's?)o)sa outlo uo) sztnpotd szl )wsa{a¿ o

q

'DSos ap otDuoq)wtq {. onto ap ugznps Dun uü aluatuopldw uDltt as o\nuor4 ap sDrnpond so1 o

-ln

soWdU.t so fasuo) 'DSos 2p olDuoqtwlq { onSo ap DutlwlD u?Dnlos Dun u2 oLt\q. un a{nlusuD ol zw{2 sgut )lDtp7lilu! olu7lu,Lol0t1 7g 'ol\Ipzutu! 2? )s,t2D,tlx2 2q2p ugftng? P 'ofaqa o odvttl ap unpwld 2p sosD) sol uE

sEJnpapJoul /{ sBJnpv,JId e

p B Ia

r

n;#ff Tffi,',i l il'"'Jl

EpBJoqEIa Etszd ¿un rzctldu oAuBrnJ I atu¿urlzJ Etlnsal 'opuuu8sap eq anb sol ua sosuf, sol uE

as lard

u1

'oporu ourslur Iap asrealdura uapand

u?Iqrl.rBl Blnpu?lBr ap o vllÍuezlJP-ur ap EpJ ugISnJuI Eun 'u¡nlup ¿un8utu ap auodslp as ou IS 'ugpoBIE un uof, o vpvztllralsa sBIIt{ ap BsaJdruo¡ Bun ua sEIrEc{dV 'sa^al surnpzpluosa I B asruf,Ildu uapand of,IJ

sernpzuanb

-qdp{ o EInpu?V) ap Brruurl aP selo8 suun uoJ eul enBE ap sauolJnlos 'EpellaJe vuoz BI arqos vn?v opualtral o up¡ znBE ua ErnP -uuranb BI opuatS¡auns oprlat 1ap ¡ol¿ur un rpadun alqrsod sE oUEp

'n1p?1,t1 un )od 2Ju2u,2lua3m s?p\pu7l? tzs uaqap sanatS sauotsal ap Dlul 2s ls 'aJuDJSqo ou iopona{o Duoz Dl )nsa{at sa sz)npv?lws2 {. sampauanb aluD DlD1pal,tlu! uQDudntoatd a1

sEJnpv,IuanÓ 'JElsalBlu Ia rEI IT v emd olJzJlxa alsa uof, ugpoSlz un rarapaunq I ulnbuoq Ie

ua BIIsloq Bun raual alqBpuaruoJar sA 'salu-r8 sgur sauolsnluoJ sEI JE]EJI emd s?JoJSa ourlo ap otJuJtxa Ia uBqESn sauatnb'souEJIJatuE soAIlEu

sosn sol aJqos soluelurlJouof, sns ap soI{JnIx uoraurnbpv vilafv18u1 en

-anl{ ap saropulqod soralrrlrd so1 'sBprJaq svl rvallvf,If, vted puprcuduJ ns

B BIJuaJaJar

aJBq ',,uolun ,, vJvd v?auB EI

sol ep sutuuld sBI ap saluulJlpaur

vlqvpd

ap ope^rrap'unllqd-lS'utueld Elsa ap of,Iu9loq arqurou Ia

'Elullslp uglJuluasa¡d Bun ua EtuEId BI ap sepupardord sBI Br{l -ano¡d¿'szJJalslJoqlaq ua alqluodsrp 'EplansuoJ ap otuan8un IA 'seur -oteruaq sol rlf,npar d rolop Ia rEI^ -rIe v\;aqap ¿sa¡durof, ua BuESIt Eun rucrldu o EplansuoJ ap atuaIIEJ ugIS -nJuI Bun uoJ EpEllaJv

woz eI Ju^u1

'sauolsntur» tzlDtl otod to1ndod ugnozllqn ns 2p a! uop s aluao a t sa u ono?us a (\uI 'Dppnsuo) Dl ap salzuDlpaw sauonDtqdo so1 soy,2\lp UOS

sauorsnluoJ %

u?D)D u2 s0q)2lH


Hierbas en acción

ñ

TRASTORNOS DIGESTIVOS Muchos trastornos digestivos pueden atribuirse a una dieta poco equilibrada o incluso alamanera de comer. Los alimentos ricos en grasas saturadas, carbohidratos refinados y, sobre todo, los bajos en fibra, las bebidas con un alto contenido en cafeína, tanino o alcohol, y una rutina alimentaria caracterizada por las prisas son factores que pueden contribuir ala aparición de indigestiones, acidez de estómago, flatulencia y cólicos asÍ como trastornos intestinales y de colon.

Nunca resulta excesivo insistir en el hecho de que cuando se sospecha que se trata de un trastorno grave, la asistencia médica inmediata es imprescindible. Los remedios caseros pueden aliüar considerablemente los trastornos leves, pero no deben emplearse para ocultar los sÍntomas de un problema más serio. Es posible que las tisanas y decocciones se invent-aran para mitigar el malestar de la indigestión y otros problemas conexos. En la págrna siguiente se ofrece una lista de diez de las más útiles. DIENTE DE LEÓN El diente de león es una planta versátil con interesantes propiedades medicinales. La raí2, con 1a que se puede preparar una decocción, es útil en casos de.dispepsia o como laxante suave aunque amargo . Gracias a su contenido en Íaraxacina, el d.iente de león estimul a las funciones del hÍgado y de la vesÍcula biliar, con 1o que incrementa el flujo biliar y favorece una buena digestión. Las hojas tienen fama de ser un eftcaz diurético, función de Ia que

dan fe los nombres populares que recibe la planta en inglés, " piss-abed" , o en francés , " pis en lit" . Pueden cocerse un poco y servirse, como las espinacas, con zumo de hmón y pimienta o en ensaladas verdes. Las hojas tiernas, de color verde claro intenso, recolectadas en primavera, resultan excelentes con berros. (EI berro también es diurético. Ayuda a liberar la retención de lÍquidos, haciend.o que el cuerpo elimine residuos tóxicos de los tejidos y la sangre. Además, estimula la digestión.)

ReÍz DE REG ALrz En el campo, antiguamente, a los niños se les solÍa dar raíz de regahz para mascar "a fin de que tuviesen el estómago en orden". Esta planta se ha usado durante mucho tiempo como remedio para la indigestión. Debido a su capacidad de reducir el nivel de ácido del estómago, es muy efícazpara combatir la actdez. También aliüa los espasmos del intestino gueso y contribuye a curar úlceras de estómago. Se puede realtzar una decocción con la raíz en polvo, disponible en herboristerÍas.

Nore No tomar regahz presión sanguin ea alta.

% Berro

Eneldo te de león

t

sL

se tiene la


' sat,tvultn sauoma{ut ap olualluolDtl la ua soson{auaq )as uapand anb sot

-uilryp sapz?atdotd auatl uilquzl

sDnualnlo{ {, sütle 'sauohltola) sol Dlt\\lp ,{ uouszS\p Dl D1ruil11s2

'oZtotuv

,{,

ayan{ roqzs ns uo) 'sopot

-nlul ond szllll,uls ap ugtsn{ut Dun

vf IlleNV

ñ

- t6t --

opuzlLfiq onSo ap DzDt Dun ua

sDpuwut ond

szllll.ttas ap ottpDtDq)m Dun uglsn{u1

uzd

ua tofap 'DuDStJ Dun nndatd 'sa1uuo{ut svunlpaut sounS1o

ap ugnzntqo{ ol ua utlv

ntato,to{ nnd szuoDD)aua7 lluunp opzzllun DU. as oplaua ap onSo 7g

salt»D sol ap sntpglttsodsaquo

'Toua7na

pp

lDDadsa ua 'salDDuasa

D aqap

sput vilnsil ouptofaw ap uglsn{ut Dl 'ugltsa8tp Dl u.qos sotttltsod solta{a sns D Dqap as

autD) {. ortanrl ap solo¡d

u2 oluzutlpuot outo) DuDu Dl u2

-n!\

Dts2 2p op!?u7lx7 osn

Dq

P z2^ IDI

vNVuotEN

DSn as

'sDnualnlof {. sc»tle sol.tDu\t1o ond popoodD) ns nd opotolD^'oplaua ll 'oluado p .rulruilusa t{, ug11sa31p Dl

oa-raNE

as ots1 sDDualntv{

solta{a sol

t{ sottlg) rm^tlD ap spllLapD 'ugUSaBI? Duanq Dun otod alual»xa Dqnsat 'svptltto) szl ap svndsap aluautDlual Dpvutol 'DStlalLL ap ugtsn{ul a? DzDl

's

')DlsalDut la tztzttlo apand u?tqutzl ottolDttdsat s ou)oJsDtl tDlnlzt om d

llltt'D!^1DS 2p ugpn{ul Dl

ilqos o^uvutlttnt

Dl

:uqtlsa&P

{. aluDlruilusa

olta{a un ?u?tl lllploz' alt»D

lg vrAlvs

'ugUSaSl? Duanq Dun )DztlDa)

o opn{o {.2 ountDllt\ {. ouau4 ap wu aluan{ oun sg 'sopmbq ap uqvualat Dl { solwlw sol'sDuvuttn sauonta{ul szl )uDqwot ond ayan{ un sa Dq)anl D$E

Dun 'apo1a7uü o oxa{ oq)aryDl tDztltln nfau sa anb o¡ nd 'opu)as ap os»ud ¡a aryotnp asnptad uapand sofoq szl ua uztJuan)ua

as

lltTl

ügilnlp

rrfaua¿

anb sa1rtplon salt»D sopDDatdo so1

vsr-IaN 'o,tqsa?t?

sonnpD ua uQ1sa&put a zappD {. svqaq ua snqQ) )DutlDt

-otdo

sa DuDSu

opD,tl lTp osll olnsuut p atqos üt?qwsodsaquo olta{a un auau {,'spnua1nlo{ {. sotnqt ond otpauta.t zon{a un )as apand 'fintq

Dl

pnd opoñ

Dl 'ugn)üap

Dun )Dt

o[n{ p Dtuautno anb ol uü ')Dlltq,

-odatd omd o,t¡od ua ofoutq )p zlDt asnnnbpD apand solnlfltoqtall sal uEsl?Dtnrry ond szlllwas ap ugls

-n{ut Dl ap osn p aluanta{ sgut )as nsad D lDtsalDut la )Dutlm { rqn

ap

-sa31p Dl ,tzryltto{ uapand ota{tpqwn salltutas sD1

oruold Dlsa ap ztDt

qI

ofotttg

Dln)lsal 'onusa&t? {.

p

olondD pp sztl. sal

mqlq Dlmlsaz.

Dl

)p

osq

Dq)anl DlsE sDuostad sotpnru ap ulnbnoq, p ua saynn{ otualtt ap szllttsod ap alanbod un tDtlunua

aluanta{ sa anb o7 nd 'sopDln)utl aluautalqwulxaul uplsa ugqsa8tput pluaw soutut,t?j so11

D aqap

p ,ru1ru)tusa o7

{. ug11sa31? Dl

q { opofuq pp ugD)D Dl

uDlruilusa anb saplouortof auauuo)

olmsyut

Dlruilusa 'odtan p nd optq)osqD )as lD 'anb DuDtuDlilsot Dl ap as ots1 ')Dnlq, ofry{

ugD)D Dl

'DDualnlo{

ntato,to{

)DtLtlD uapand onuto)

a oryndtd

vrruadrd vINal/\I

ap ugtsn{ul ap sDzDt sop o Dun

ouanou 'osll olmsryil aqos P ü1qlott atl»D ns ap nlpQwsodsauup opa{a oll1 'DDualnlof o¡ )Dtzttlv

lD aqap as

{. so,wsaZtp sou,tolsul sol )DulD) ua alstsurn olltwot ap uglsn{u! Dun ap szpDpañotd sDtpruil szl ap Dun

)-rrrNof sDpDSu;X,frTff

':,::i,,:,i;;::_?,

szllTtt suLu sDuDsll sDl 2p zalo

B

sDq)7tH

UQD)D


Hierbas en acció

ñ

oJos, oÍ»os Y BocA Los problemas inconexos de ojos hinchados y dolor de oídos pueden remediarse con el uso de una única planta, según Nicholas Culpeper. En The Complete Herbal afirmaba del perejil que "colocar las hojas sobre los ojos inflamados o irritados puede calmarlos... unas gotas del zumo junto con un poco de vrno puede aliüar el dolor de oídos". También tenÍa un remedio para los dolores bucales, para los que recomendaba Ia menta con las siguientes palabras: "Unas gárgaras de la decocción mitigan el dolor de boca y de encÍas alavez que combaten el mal aliento".

Ojos

cans ad,os o irrLtados

La Jalta de sueño, el estrés, la fatiga o una exposicíón al humo del tabaco pueden provocar irritación, inJlamacíón y picor de ojos. El remedio tradicionol consiste en colocar una compresa fría sobre cada ojo y descansar en una habitación fresca y oscurtLos discos de algodón humedecidos con agua helada son útiles, pero las infusiones de hierbas frias resultan más eficaces .La infusión de semillas de hinojo es un antiguo remedio popular. Más propio de nuestros dÍas es el uso de bolsitas para infusión de manzanilla o de hinojo frÍas.

Beños cALMANTES PARA Los oJos Los ojos irritados y rojos pueden tratarse en casa con numerosos baños calmantes. La conjuntivitis y otras infecciones de los ojos requieren atención médica . La higiene y limpieza debe ser escrupulosa. En primer lugar, esterilizar un lavaojos en agua hirviendo. A continuación, utilizar cualquiera de las infusiones o mezclas propuestas para lavar los oj os afectados. Dej ar enfri ar la solución antes de su uso, refrigerarla en una botella cerrada hasta 24 horas y

la solución utiliz ada después de cada aplicación. Infusión de manzanilla elaborada con las flores. Infusión de flor de saúco. Infusión de hinojo elaborada con las semillas. Solución de caléndula para lavado de ojos Mezclar 2 gotas de tintura de caléndula con 15 ml de agua d.estilada para cada baño, para cada ojo. Compresa de pétalos de caléndula CalmanÍe para los ojos cansados, puede ser también útil para eliminar orzuelos, al igual que las hojas de perejil picadas envueltas en gasa caliente y esteriltzada.

desech ar

Agrdeza visual Culp ep er atr ibuy ó co nsiderables propiedades a la Euphrasia

officinalis: "Si esta hierba se utilizase tanto como se abandono, acabaría con la mitad del negocio de los fabricantes de lentes" . Para preparar una solución de

5 gotas de tintura de eufrasia con una cucharada de agua de rosas para cada bañ0. Usar una nueva solución para cada ojo y aplicaciÓn. [Jna infusión de hojas puede tomarse como tisana, o bien dejarla enfriar y usor como lavado euJrasia, mezclar

de ojos o compreso. Como enjuague o gargarismo,la infusiÓn también puede calmar el dolor de

boco o de garganta.

Cal¿ndula

Hinojo

Perifollo oloroso

j f

-- 192 --


'¡larad o E]uaru ap seloq ualq o 'o[ouq o ourruoJ 'BanEJBJIE ap sullrtuas suuntlz opuzf,szur otuarl¿ Ia rBJSa{er apand as 'oursFxISV 'aluacur(qns ESnEJ BI rEurruJalap osrca¡d BlJas anbun¿ 'oluarlu IEur ap Eualqord un ap etvJl as opuunJ salrl4 u?rqruEt uos sElrrJsap sau -orJnlos o sBuESn sEI ap Brarnblun3

ofsau{ orNarrv

T rÍ::::r'§¡i:

o p E r r eJ, :,'J :,1 sEI erqos Japualxa ^( sulo8 suun uoJ ugpo8lu ap o11uud un rarapaurnH 'saluezund elanu ap saJolop sol Jzruyet emd lulol Ersatsauu ouroJ zaldura a5 so^elJ ep ereJv 'zn8u ap

,*,31,,:"ff

:i,;il#1,i1"r1"i:

BJnlup BI Jrnlrc e-rJrur ep vJnlurl 'sarou rPzrlul epue^el ep ugrsn[Ul

r,zrrr].

Í oTTruoZuo¡rt¡

'sBJes o sBJSa{ sufoq rESn oJeuroJ ep ugrsn1ul :sEpEnJapB uEllnseJ sauorJnlos satuarn8rs su1 'alqrsod Bas oruoJ odurau otuel BlJaualar ,( ugrsnJul BI uof, Broq BI Bpot ualQ ¡¿8unluq 'sB]J -ua ap ugrJBlrrJr EI o sBlanur ap Jol -op Ia JErulBf, vrcd sant¿nlua ouroc asrezrlrtn uapand luntlqur{ opot?ur

;rta

r;rrorr#:f

ff ;Til; l

'g 9 ) Burruztl ap lurJadsa ua 'ocrulurull oluarualdns rarnblunr

secas

'ro¡ uun8lz 'alqrsod sa rs 'l

foq

1a u

Iprr Bllnsar u?rqurBJ.'sBprJrralJEq oruof, runlf,E I ugrcullJrr EI JBr^rlE uapand suqrerq ap san8¿nlua so-I

r^;:::;'"t;:;:I

o sursarJ sB[oU ol1uro] ep ugtsn¡Ul se

'D1s!1u2p p? olu2lutDouo) u2 solsznd )2s uDu.zqzp znb sDutoluls uos sDpuT s?l 2p uQ2)2{ut o ugp2Ju,n Dun o s?pnu 2p tolop un

sav,Jnq saJoloc 'ugn)aJul ap otsar¡ rrJnpar Ia ap ulJ e vlarc BI ua souratxa salzs¿ur Jvzr1eel vmd asJuzrlrtn apand E^IIo ap alraJB o sErpualulB ap alraJE ua oprnllp Epuv^el ap alrarB Ia 'aluarlEJ BJBr{JnJ BI ua alraJv l¿ opuzrJzn .( ulnsdgc uun opuuaJaln8e

'Blr¡Jsap ErauEur BI ep Jezrllu^I 'sElns -dV¡ ua asJrlnbpu apand anb 'orpaur -ar ol[]uas orto sa ofz ap atraJu IA 'ugdut ap oporu B opualdura ugpoSle un uoJ atraJu Ia atuau -Esopuprnr rurrtdV'opuahlq untu ua BpEtualBJaJd uprzqJnJ Bun ua

ocod un Jauazr 'opesn BrBd 'EpBJraJ BIIatoq Bun ua rBprEn, 'sBrpuaurlE ap alraru ap epemqJnJ I I otdrluJna ap o Brrrru ap BJntuu ap sutot g¿ uor operudard 'suq¡a¡{ ap atuarl un uoJ asJerulec uapand soplo ap rolop ap sa^al sosEr so-I -E) alraJu

'ú1??w un ap ugrutdo o7 olvt?awut ?p tvqnsuü t so8sau tu)o) ou aluoytodwt str 'ugnta{u a? Dutoluts un o opot{sil un ap otrvpun)2s opap un ns zpand soryo ap ropp lA

soPlo ap roloc B

uoD)D u2 sDq)2lH


Hierbas en acción

ñ

AROMATERAPIA El empleo de los aceites esenciales de las plantas como medio de favorecer el bienestar fisico y emocional era algo muy apreciado en las culturas antiguas de todo el mundo. La aromaterapia representaba una parte importante de la práctica médica tanto en China como en Egipto, donde las propiedades terapeúticas de los aceites estaban ampliamente admitidas.

.:

La aromaterapia aprovecha las propiedades terapeúticas de los aceites esenciales para poner remedio a los malestares fÍsicos y psicológicos asÍ como para incrementar el bienestar. Los aceites pueden administrarse vÍa tópica mediante un masaje cutáneo, por vÍa respiratoria en inhalaciones o por via oral en tisanas. Relacionado con las tres vÍas está el sentido del olfato, a través del cual los aromas llegan al cerebro. Las neuronas -las células nerviosasque se encuentran en las membranas de las fosas nasales permiten que Ia información se transmita ráptdamenLe a las diferentes partes del cerebro. Kyphi,la mezcla de aceites desarrollada por los antiguos griegos, poseÍa propiedades documentadas para alterar el estado animico. El uso de aceites para realuzar masajes corporales es uno de los aspectos más ampliamente conocidos de la aromaterapia. La piel, nuestro mayor órgano, absorbe los aceites volátiles, que son captados de forma selectiva por los diferentes tejidos del cuerpo. Asimismo, refuerzarl los procesos curativos naturales del cuerpo. Y por

tbto

{f

,-^§' -.+'

-.§§

añadidura, todo masaje resulta calmante.

Los aceites son complejos, al igual que su acción, la cual no puede ser totalmente comprendida sin un estudio en profundidad. Por ejemplo, es posible un uso no tópico de los aceites esenciales, pero debido a que están muy concentrados y ala

enorme diversidad de sus propiedades, esto no es recomendable a menos que se realice ba.1o la superüsión de un facultativo cualificado. Uno de los aspectos más fascinantes de la aromaterapia es la posibilidad de combinar más de un aceite esenciaL para formar 1o que se conoce como compuestos sinérgicos,

%

Salvía purpúrea Rosa roja de Lancaster

Cilantro

-194-


ñ

'sDSu 2? 1 S uDSDad 25 '2J12)D 2p 'otndsod ugrsatdap o7 ua

3q

t

D.tDd

{nw sa lpopa$uD q { uQsual Dutl0f 'BIIoJItuar o EuaJSBruBp

¡11ry

Dl

'zcqlz8 sDSu ap ugoDlllsap nd au -zqqo 2s sDsot 2p D0uasz o 2112)D l1

-s6t-

'aryofo\at {. aluotulw sa lDDuasa 'DttDut?uo sa DluDld olsa

aJt»D

ll

a?uop ap Dlst

o7

nd

',,11911)nad.

Dl

-uoqtnog otuD)a8 ap alta)D,, outo) ayqtuodstp Dtluan)ua as s»av

V

orNVuED

p1dm¿ al4)!MI, DPUD^Dl

vsou '

oDuDSuw l2 TDquo) zluDlnunJs7 olta{a nS 'un?ail aualttlDtol

gtsz oyn{ ¡a opuDru Dpalnil as otluDlp l2 '2J1»D 2ls2 tDtoqDlz uD¿ ourNV-rrJ 'olttstut ls ua oZuot{un

Dl

uamS¡o D ta^lol'ap ond ¡oafi sa al -uoyn{uo)il {. aluoutlw alt»D alsg orENod

'oluutosut tnaquot {. popa$uo la q { Dsotttau uglsual Dl )DutlD) apand saluvlnlilusa zat Dl o {. sal -uo foyat sapz?atdoñ aasod' oBtDtaD ofuotou lap aluapantd 'alla)D a$A

'

aryofo1at

25

2Jt»D

-BrBqlua Ia aluEJnp asrBsn raqaP ou salErJuasa salraf,B so-I vtf \.IIu:I-\av

IrouaN

'eJeJIJnql BIIIa/KSog

2752

'olroq? un JEf,orro¡d uquPod o soJrxgl aluaruura8rl uos sor{f,n}\ 'oz

'lBI]Saf,uB Orparual atsa aP sosorf,

npD]ualquffi outo)

ozuodo^ as opuont Zot{a {rut sg 'aluDutlot olta{a ns nd ozuapotot

pqry Pp Dulsil

Dl zp

oplulrl

-rJauaq sotJaJa sol B

alnquuoJ u?lq

-ruet atuaruzpunJord ¡u¡rdsar ap oqJ -aq IA 'otnuru T atuuJnp z_r¡su z¡ rod atuaruzpunJord ¡¿¡rdsa¡ i so[o so1 -nJ 'of,uanl lap uD 9z soun e erv)

12

soplluzs sol )DlnufiJsa 'ot)ltqsuD

4lq

{

)»?torto{

'uoDutJu»uu

Dl

filDqlilot apand lvDuasa afl»D

osNarf NI 'u9DD12?O1tt uO) lStDSn 2q2?

als1

ouaNou :tDJsauatq

oyodo {. ugtsatdap

q aruquto) 'Dstlaln ap sofor4 sal ap nd

'!*::;':"'',:,:*o'rk:,:;:;#T'::: -uDpas 'aya)D als1 'toxoSo?Dry ua

»an

n{

anb ,,?lttnpad ap pryp,, lap

'pvpatsuv Dl

sop7 e g Z opuzsn'sauoDDlDqul ua Zovh sa u?tqutvl lolttrul lDll

autxa

opruqqo 'att»D lg

ugDDlttsap

o7 ap

as

»lnp allnD asg

vsrraN

¡a

nhsy { pzpalsuD Dl tDutlz)

ond

DSn as

opztop alt»D als1

V]]INVZNVN 'Dtstltntdo anbo{ua un )DJuauto{

ugtsatd)p Dl tuuqlilot omd

{

DNVr^ 9NV1Á )Dlttlw {. otuutosut

p illDqlilot ond'ayuofo¡at oluo) l2 u.oqDP 2s pm Pp otnpsqq pp 3q t nuqqo

DSn 2S '211»D

nlnd

D

ond ouvltt o soplSotat ulunof ap sato5{ )p sauolllw B uDtlsa)au aS, Nll,ntZVI

DSn aS

'DSotLt7u u?lsual Dl )Dn?2r

vroNV9uaB

,(, popatsuD Dl

'z^t\Dp2t

ntDqwot ond

Dzqun 2s 'soaD 0e 2u2u pqfi p anb otsotl oya¡útot nd DlloilDsap as ou '-D!pul- atos{yy ap ouour7

olvcNys

va NVAV-I

-uo 'oloPups lzp lDDuze 2J1»D lE

soloS e g z oPuDSn 'sauonDlDqut ond {. afosow ap aJt»D ou)o) zot{a sg saluofo1at ,{ satuDutlot solta{a sns nd Dzqun aS

'oUDq lD suto7 t q t tIpDaD unq o sauoDDlDl4ut 'safosout )DzllDil, Dfid ayzztlt]n uapand salt»D sounS1y

rEJraJ 'BIIBol Bun uoJ Yzeqa sl

EI JAUA]UBIU .SO]JAJA SNS JPZTTIID(BIU

vmd'of,rtgruo¡u ¡odu^ atrary un af,np '-o¡d aluarlef, enBv ap apuz¡t oruan¡ un ua IzrJuasa alraJu un ap surot E 9 ¿ anb suJtuaru 'satuu[slar í sat -uuruluf, solJaJa raual vrcd eluarf,rJns Bruorz JBuEura apand Epue-\q ap al -IaJB ap uto8 Eun uof, opzu8ardun o1 -anged un '!sV 'salurJuasa satraJe sol ap sapupardord sEI ap asrsDrlauaq vmd Eruatsrs oJlo sa ugrf,E¡sr¡ur rt 'otaldruoc lzrod¡o¡ a[essu un vmd Btsuq aUaf,B ap Btrpersr{fnJ sun 'leraua8 ol rod 'sorto eJtua ?rpaurlz o ¿los'zanu'BuBIIa^E'atanqasJ 'EAn ap utrdad ap arla--'e :sstu o sop eP elJzaru Eun o auafrs olos

un ap

asJElEJl aPand 'asBq o oif,nau

atraf,E ap

Iut g rod lurJuasa

alraf,B

ap seto8 g ap Burxgru ugllrdo¡d Bun ua soprn[P ours 'soPe[Iupuof, dnur uglsa sand 'aluaurztla[p árvz -lII]n uaqep ou salErJuasa salrafe sol SA-IVIfNASa SAII:IfV SOf f C --SlL 'or¡adxa Im ap

sauorJepuauoJar sBI ¡n8as alqe[as -uoJB Btlnsal anb Ia ua otrqErz olo sa atsA 'ugrr)B I pzpardo¡d zcIu¡r Bun ¡aasod emd opzlnuroJ orm vpvr

lDpuzsz zllnD un 2p u9p)212s %

u?|fiD u) sDqtztH


Usos de las hierbas

ñ

ARTES DECORATIVAS Hubo un tiempo en que las hierbas, utilizadas en tintes o como elementos decorativos, fueron el pilar de las artes propias del hogar. Muchos usos ornamentales tienen su origen en creencias religiosas o simbólicas, como los ramitos de hipérico colgados en [a ventanapara alejar alos espÍritus malignos o el muérdago para atraer la buena fortuna y Ia fertilidad. Hoy en día se conserva gran parte de estos significados simbólicos en listas del 'lenguaje de las flores' que datan del siglo pasado, aunque las decoraciones actuales suelen contemplarse simplemente como ornamentos. Sin embargo, los tintes de hierbas tradicionales no han quedado relegados al olüdo. Muchos tejedores e hilanderos artesanales siguen prefiriendo la diversidad y sutilidad de sus matices a la estandarizactón de los productos químicos.

Hierbas para coronas y adornos de flores secas Los adornos de flores secas pueden presentar colores mucho mas ricos y variados que las tonalidades verdosas y marrones que nos son mas familiares. En la siguiente lista se enumeran las hierbas mas adecuadas para decoraciones, pues conservan sus colores una vez secas. También se incluyen algunas por sus interesantes formas. Al seleccionar hierbas para secar, recolectarlas cuando acaban de abrirse, pues sus tonos resultaran mas yiyos. Las Jlores del tanaceto son faciles de secor y resultan atractiyas en

decoraciones.

Hr¡nne

Penrrs urrLrzADAS

Colonrs,

Abrótano

tallos y hojas

verde

Acedera

cabezuelas de semillas

tonos verdes

Alcaravea

cabezuelas de semillas

castaño y marrón

UNA vEz sEcAs

Las coronos son

AIquimila

tallos con flores

tonos amarillos y verdosos

adecuadds para

Bergamota

tallos con flores

escarlata

Eneldo

cabezuelas de semillas

verde y marrón

Eucalipto

hojas

gris plateado

Hinojo

cabezuelas de semillas

marrón grisáceo claro; cabezuelas en forma de sombrilla

Laurel

hojas y tallos

verde oscuro

Lavanda

tallos con flores

tonalidades púrpura y

Manzanilla

flores

tonos amarillos y grisáceos

Milenrama

tallos con flores

rosa, blanco, amarillo oscuro

Perifollo

cabezuelas de semillas

verde y marrón

cualquier época del año.

azul oscuro

Poleo

tallos con flores y hojas

púrpura

Romero

tallos y hojas

verde oscuro

Tanaceto

tallos con flores

amarillo vivo

-196-


o¡3au EtaloI^

oJJaIq

ornf,so ollrJEruB

arqunlB arqurnlE

ey1/ynze

-t6tpBpr rlJB pElsrruB'uulusa

oluarrurluada¡¡u OJAf,UIS IOIUB

orJualrs opranf,ar

'pBprraJurs

apJa^

1uslarqurnle arqtunlE

sollet

t{,

I

oruIuoI BI^IBS

Bpnu ufor eso¿ PSoU

oraIuou

salBIProJ

soluafluuuas pBpI

s?lLL op2{2

sozull )DztLDns

soxat{ soqnll

EIUAIf,

arqunlB

olloJuad

psaJ

olrlht

¡fara¿

'sauorJE¡qalaJ

BlrnprqBS eyttaye 'pEpIrIIaJ

Eluahl euero[a¡aq

ugnuuBrsar 'PBPrTr)oP

'erouatced rourB Iap

BIIruBzr.rBIAI

olua[urJouoJar ugrcetdaoe

putpal 'rouor{

BPUB^B-I

IarnB-I

u9lJBInpB

sufoq seloq sarou

vovsn aJuvd

'UlTl Dl 2p 2ñ ;DUruSTS lD

I

'onua¡s

ofor

orrt?f,e oprtg /ogetsa

uoro)

otaf,EuEI

vzauo)

sefoq

vy1/1nze

OJEIUOTUE

D.tDd

aP ugrrBrElrap u¡au¡ud 'roulg

IOIUB

'lDtnl?u

un tDaD {, somp

ond astzsn uapand ap sDplDunn? so1

PBPIIAPIJ

'alusJsuoJ olf,aJE

I sBprrou sapEprluns svÁvq

szfeq

so1a9d

opllgd ollrrerue

arqunlB eJ.NerouohI

orBBS

pfara¿

"'

ousB Iap BqrarH

'Btf,uplsuof,uI olansuoJ 'pEprPoruof, Brf,ualopuoJ

o[ou1¡1

'Yzten! pupun8asur

'ugrseduoo

ocugdrg

oruBla9 orrlBs ap

rol{

solln)o

olsBI9

soluanuuuas

ElnpualBJ

'¿Ja¡cas u9rJEJrrupE

vsuarH

:sopqllnsu souznq u»u{o sqqtTn4 szJu2ln8ts so1 'osu21u1 2|u21tt2lu2D{ns ouol un )"2u4qo DtDd sDq/,2114 2p szpDptlu2) sapuD.t8 ugnrysnau as {. salDttlsnpw salutl sol ua anb al\Dns sgu) tolo) 2nb Dt{, 'o?!)zlsqq? u2lq, )DlsT os22td s2 sDq)21,14 uo) s2

12

,t!1,1.21

slstnbuoo rolE^ oruoruulElu

oIlUBIIJ eurqrndu3 eleuog

uv\vv{ ouBlgrqv

BIf,UE]SUOf,

PTPqBqIV

IErproJ PBtsIru¿ 'soasap sa¡olaur o)I'I9sI^US

SOlun[pD Szuo2)nrySul,

OO\DI{IN9IS

s?l tDllnsun lugttotüTp 2p s?puau u2 lsf,ltmbpD uTpznd s2lu21?to11t so]I 'DuDl 2p Dpua{nq Dun 'o\duafa nd 'lDtnl?u ugpo7lv ap o DuDl ap Dlat ap ozott oAanbad un uo) nZadwa' 2Ju2luat\uo) 52 'DSD) ua fiA21 )DluzJut D.tD¿ 'DuDl tlATl UDd sopmdotdo uos rubD uil?t?ns 2s anb so1 !1our{ np) lD uvpa{D { optfal p ua a]up la uofr{ satuatptou so11 'süu?tuls satull

'szl?DzdSa

STUO\SD)O

uDd sow,opD sol ua Dluzn) u2 2il2u21 uDIrpOd anb 'sDqtan4 sDunBlD 2p sütlg4t uts sopw{tu?p

sol 2p sol 2nb s2lllns {. sa1t?ns sgut suoln 2p sTl2rnlDu sllull Dun asffif,oqzp apand soq)a1ll szl ap tqfid V

ap

sol D,tls7nut Dlqw wsE

DILLaB oqdu,Lo

szlull

D,LDL

sDq/2!14 sDl

s?qtztH

B

ap a[on7ua1 E

sDq)?nl sol 2? sosn


Hierbas en acción

ñ

CORONAS Y GTJIRNALDAS Antiguamente era habitual confeccionar coronas y guirnaldas sobre un centro de hierba, brionia y otros tallos flexibles y unirlas con otras del mismo tipo. Hoy en día, Ios aros stefani que se cuelgan en todas las puertas de Grecia durante la celebración del Primero de Mayo suelen hacerlos los niños, uniendo ramilletes de flores aromáticas a una base circular de hierbas diversas.

Bases más sólidas para coronas pueden elaborarse con clemátide, vid, sauce u otras ramas entretejidas que se decorarán con posterioridad, o bien pueden adquirirse dire cÍ.amente en una floristerÍa. Estas formas circulares, asÍ como Írenzas

gruesas de vid o rafia, hacen las veces de soporte para los ramilletes de hierbas o flores, pero no les aportan humedad. Resultan apropiadas como decoraciones festivas efÍmeras o para su uso con hierbas perennes como laurel, romero y salvia asÍ como con aquellas flores que puedan secarse de forma natural en un ambiente cálido. Algunas de estas flores son la bergamota, la alcaravea, la manzanllla, el cebollino, la matricaria, la alquimila, la lavanda, la atanasia y el orégano. Las cabezuelas de semillas de hierbas como el perifollo, el eneldo, el hinoj o y la acedera poseen propiedades similares. Una corona o guirnalda de cualquiera de estas hierbas o de una mezcla de varias de ellas se irá secando dÍa a día hasta componer un ornamento duradero y atractivo que apenas habrá perdido su lucimiento original o su fragancia.

Laurel

Las bases de coronas y guirnaldas confeccionadas con materias naturales pueden formar no solo la estructura sino también un elemento visual de la decoración. Un aro de hierba seca con ramilletes de flores de mejorana superpuestos presenta un atractivo contraste de texturas.

Los alambres, cuerdas, cordeles, plásticos y otros materiales de soporte pueden cubrirse con heno o musgo seco. Es conveniente atarlo con bramante verde, que quedará disimulado por los tallos naturales. Ésta es la técnica para la confección de coronas de hierbas duraderas.

Perifollo


'ouaq

so1

;;,:,J,;ffi;T; Epluurrn8 q ,rrro¿ 'szfoq sEI arqos sururtlp sutsa ¡u[rJ ,( sarog sBI ap sollzt sol JEtroJaU 'afBIIoJ Iap puprsuap ell zpluulnt e¡ etYd olsura¡d ¡oso¡3 1a u48as 'sgur o saJl 'sop ap sodnrt opuzruol 'au1d ap o[r{ uor ugpror 1u suloq ap salaflrruBJ sol run 'BrJBSaJau u43as Jzlrrurs Iurratuu

pntrtuol

u1

oro n ugproJ Ia rztroJ 'o¡od un an8lanr Eplzurrnt e1 anb aasap zet 1ut anb Bluanf, ua opuarual ¿s

'Bsaur EI ap sBPrPau sBI JBruoJ

;L?fX#I.:

orsq ?rsa opor anb szqraq sBI rauatueru I alqrsod ¿as oruoJ ugrJzrqalal vl v aluauzunxgrd

upl Bpl¿u¡n8

BI

ruuonlaJuoJ

Dto?Dll2so1ilt21 o1o1nd o

oaugluvlsut oruauo&ad

owyd ap olltl, ap Duqoq uü u»tuoutn anb sanp) ap

sato1f sol

o?Dlluua ¡adod a? ozul o osant7 ugp)o) sDUpu?l0) o o)sDlltDe ap sasot owü sato{ oyüuafa rcd '

{ opo&auDr ap soZnl seplltutD)

opztop ouoEVto

Dtuaw ap

sofor4

Dun 2p uQt)uqzp) Dl u2 o o&arupt2^ D1s2{ oun ua

)u&alD ap2nd swsa{

silo{

,{,

sofoq ap DplDu)mB uawl{a D]sE

ESaUr Vl V,tV,d U,plVUJIn'

'nl!s u! u9rEJas as sBqraq sB-I 'Btrarlp rBlos znlvlap BpB[alE I ocas atuarqruu ap ugrJutrquq Bun ua szqralq ap EuoroJ u1 ru81o3

ap auud eunBIE Btsr^ EI E esrulap apand 'zasap as IS 'aluaruzlrsaf,ns ysv ,{ JorJatuB

Iap sollBl sol u1 anb

EJqnf, oun ap JorJadns at¡ud BJauEru ap setallruruJ sol

'sollut

Jauodsrq

rod edvt? Bun uof, opuft¡

I asuq BI arqos ouuld satapruuJ sol ap oun rBJoloJ 'n ap BruJoJ ua szde¡E reruroJ vrcd arqruulu ap soru sol rBIqoCI 'uglrurorap BI reralduoo vmd otsrl ?tsa opot anb Etsur{ vnBe ua satallrurur sol JauatuBIAI 'etz1d ap 01¡{ uor solrutz I so11er sol ap pnrr8uol BI rBIBntr '1uuos¡ad olsnS 1a up8as saro¡ I seloq ap sata[Iulet rvrr,to{ 'a]uBruEJq Ia uoJ olopu9llorua uozvrJJre le arqos ouaq ap solou¿ur JEft{ 'JEIn)Jrf, ugzernre IB aluEruBrq Iap oruaJtxa un JBtv

pvqut

o7

'otplut ztqllw

nd

sopzuo)

2P ztqut?lD ?P sotD

olo¡d ap olll,l, a? Dwqoq 2p w) sz 2p '?lqoP

utlwptp atqü

ap atqutDlo a?

toln)fi) uotuutto

nzs ouzq aptat\ zlu0wDrq ouo&a. n {, apuo ttzl' DllwfibtD '?u0)uTDul' oulllo q»' DluuDnwut outo) saq)au,l ap sato1f ap uQtn?ps Dlt\lDS '

DpuD tt?l'

{ onwot

Dutloluos' lznvl

olto) sDqtanl ap soforl ap uq.tr?l?s

'otambyont D tvllzla? p.nn&asuot

'ailD)as

7o

oltuoSo{ »ln? Dun apuatdsap anb 'soxa{ sDqtnq a? Duo.tü Dlsg

sEf,sa{ sBqralq ap vuoroJ %

UQD)D u2 SDq)nH


Hierbas en acción

ñ

RAMILLETES DE FLORES Los ramilletes de flores tienen sus raices tanto en la tradición popular como en las artes. En la Inglaterra isabelina era frecuente llevar consigo ramilletes aromáticos para perfumar el ambiente y como protección contra plagas y otras enfermedades. Las hierbas con propiedades desinfectantes como la lavanda, el romero y la ruda eran las preferidas a tal efecto.

Durante el siglo pasado, los enamorados intercambiaban pequeños ramos de flores confeccionados con plantas que sugerÍan un mensaje secreto. Según la tradición del lenguaje de las flores, los ramilletes de romero eran, tal y como dice Ofelia en Hamlet, "para el recuerdo". De igual modo, el laurel expresaba los mejores deseos; el cilantro, admiración secreta (cuya proced.encia podia ser incierta); las flores de saúco simb ol izaban compasión; el hinoj o, fuerza; y el perejil representaba festividad. Una rosa roja era casi obligada en un ramo amoroso, como

expresión del amor sincero. Los ramilletes de hierbas pueden componerse con cierta informalidad o bien, más de acuerdo con Ia tradición victoriana, en anillos concéntricos de flores y hojas aromáticas dispuestos en torno a una flor central, generalmente un pequeño capullo de rosa. En ocasiones especiales, un simple ramillete puede ser un bonito recuerdo para los invitados.

Reuos PARA oCASIoNES ESPECIALES Un ramillete de hierbas resulta un excelente complemento para una novia o sus acompañantes en una boda

campestre. Dentro del mismo estilo pueden mantenerse las flores para las solapas de los caballeros y los ramitos de las damas. Para conservar frescas las plantas más efímeras, insertarlas en un frasco de orquídea. Algunos ramilletes de flores pueden formar parte de Ia decoración en ocasiones festivas. Preparar los

ramilletes y mantenerlos en agua hasta el último momento. Incorporarlos a una guirnalda de hojas que decore una mesa, disponerlos en los postes de los entoldados o prenderlos en Ia parte frontal del mantel. Se obtendrá un efecto encantador.

Ramillete campestre Preparar este ramillete de hierbas de manera atractiva pero informal, como si se tratara de un ramo de flores del campo recogidas por un niño. selección de hierbas y Jlores como

matricaria, clayeles r o s ad

o

s'

s

de

jardín, acianos

al';:r!r:r:;re o' Y

Componer el ramo en las manos o sobre una superficie plana, colocando primero los tallos más largos -quízás los de menta o salvia- como fondo y luego las hierbas con flores de manera escalonada. De este modo, al colocar el ramo en un

jarrón pequeño, será posible admirar las diferentes hierbas. Atar los tallos holgadamente con rafia o bramante a fin de que no se desmonte la forma prevista, que deberÍa tener un aspecto nátural y espontáneo.

% Alquimilo

Staclrys

byzantina

-200-


ñ

-

t)z

-

DUD)t,t1DW

Du2to[2w

DutloluDS

uapanb anb Eraueur ap 'BrrBJrJlEru oldruala rod'uaJruoruJz anb saJou uoJ olJEapou 'ouEtu Bun ua BSoJ ap ollnd¿¡ un Jauatsos 'sESoJ sEI ap sollut sol ap seurdsa sz1 rurrta¿

'ztu1d ap o[r{ o a]uuruurq uof, sollBl sol saJuolua JBtv

ap oruuE un rBruJoJ 'ugrJEnurluof, v 'rorJaJur aluaruuratrl IaAIu un B

'vnPe ua olrzJoloJ I atagrurer 'souarxa sol rrlnd ,{ ozvl Ia rBIf,oU un uof, sollut sol rBtV 'u¡rurnblu EI ap sBI oruof, 'sapuzr8 szloq ap ollruz un uof, opBJJEruua 'uglf,rpsJl EI Bf,rpu oruof, ala[rruBr Ia JBulruJaI 'solBAJalur

sollEt sol opu¿J¿ 'o¡tuaf, atsa ap JopapaJIB sollruB opuBuorJJaJuo)

B

ln8a5

'soJrrlu?JuoJ I saur¡oJlun uapanb ,

i: xI: i : : l*,"'#

'orna¡d ollruu

1a

;,:'jil"

anb o[Bq sgur 'sufoq o&anf D sozDl oto1d 2P oltq ap Dwqoq, o out{ aluDltDtq ouon faut {, oullo]uDs' DllluuZuout 'DuD)ttlDtu 'saso,t ap so1¡ndol oltto) sato{ uü suqtat\ a? ugD)alas

'ouDwDl 7a un&as soluaLuala solutlstp sol tvuapto 'otuqdg opDqnsil un Dn¿ 'alqua?lsuü onuanod oun atatnbat 'satof

sültlu?)un solltul tod opowo{'ouDrtolttrt

t

soforl ap

olpsa lD alalltluu un ap ugDtsodwot o1

ouvrJolf,r^ atalllulEu 'osuz0ut lzp Dllto,tD l2 )D)o(\a ond ol2pups )p 211»D uo) 'sD)!uQ solzL so| ,{. szluztpuodsauo) szlD0uzs7 szJt»D un asnwn{tad uapand ofuotDu a? o ugltttl ap owto{ ua

sol

s?lzt\ s?l 'u2u21Juü anb onuoSot{ o¡ uü sDp?uoDDlu sDlLL 40{ un szla,t otod saplow asnnnbpD ua?and ouslutlsv 'D?pot so1 anb Dp^ Dl a? an{tadns Dl {, soqtatq szl ilqos Dpltailap Dt» ap ond un l»utd un uü )apualxa ual7 o '1adod ond opmfu¡Dln uü saqnr1 so1 n&a¿ 'oa4tdmd Du\las ap sofor¡ {. satof uo) ayDtüap uapand DpuD^Dl uo) sopoum{tad so1ar, so1 anb sDuuatltt 'DtLLo,tD ou)stut alsa uo) sDqtanl ap soforl uo) astvn{rsualut oltpod sDp^ sounS¡o a? uguttl ?p onuoSo{ D1 'Dlnpu?lw ap sofuotDu sglDlad o owr4tndw ?? san1{ un Dllt)DlttD Dla(\ Dun astD)o)ap apand 'o¡dwafa nd lsatop) solap DluoliltD DlDJuan) ua .taua] atuDttod,q sl 'DSor ap onuoSot{ uu szlaz. szl otod sopoñ -otdo uztlnsu sato1f ap owto{ ua solsandxp DSot ap soToTVd

sounSyy 'soforl

n solz]?d uot astDto)ap ua?and ouot

oqm 'upullD ap outto{un saplout ua slpz)ttqo{

so1az.

o

sll

solz\ 2p u?pDtn2l u?D)D u2 sDq)7tH


Usos de las hierbas

ñ

PREPARADOS DOMESTICOS Antes de extenderse el uso de los detergentes y ceras industriales, las hierbas eran una importante materia prima para el ama de casa, que las empleaba en todo tipo de limpiadores y desinfectantes de fabricación casera. En una época mucho menos preocupada por la higiene que la nuestra, diariamente se esparcÍan plantas aromáticas por los suelos para absorber la suciedad y los malos olores. Plantas como el galio, la ulm aria o el trébol oloroso se solÍan utilizar en las casas como ambientadores. Los popurris tienen su origen en la Edad Media, cuando los ricos llevaban consigo pomas aromáticas no solo para tener algo agradable que oler, sino porque creían que asÍ se protegÍan de la peste y las plagas. Penrr

AplrcecroNES Ambientadores

UsADA Mooo

Bergamota Borraja

flores flores

Caléndula Cardamomo Cilantro

pétalos

Hierba limonera

hojas semillas hojas podas flores

semillas semillas

molidas

Hinojo Laurel Lavanda Si da mucho sol en el afféizar,

tallos

regar la albahaca con frecuencio.

aceite

LevÍstico

Lirio

semillas raíz

Mejorana

flores

Mirra Romero

resina hojas

Rosa

recortes pétalos

Sándalo

polvo

Hierba de

hojas

flores

aceite

Colada

Santa MarÍa

La lavanda tiene muchos usos en el

Hierba luisa

hojas

Lavanda

flores

Menta piperita 'Citrata'

hojas

Romero

hojas

hogar, desde velas hasta productos

%

contra insectos.

-202-

DE EMPLEo

En popurrÍs y bolsitas En popurris En popurrÍs y bolsitas Usar en polvo de incienso En popurrÍs; en conos y polvo de incienso En popurrÍs y bolsitas Usar en popurrÍs Usar en conos de incienso Quemar en una chimenea abierta En popurrÍs o guardar en el escritorio para perfumar e1 papel de carta; en conos de incienso En "botellas" de lavan da para perfumar los cajones, etc. Usar en conos de incienso Usar en popurrÍs Fijador para popurrÍs En popurrÍs y bolsitas Usar en polvo de incienso Usar en popurrÍs En popurrÍs y bolsitas podados Quemar en una chimenea abierta En popurrÍs y bolsitas Usar en conos y polvo de incienso Usar en conos de incienso Usar Ia infusión colad a para el ú1timo aclarado de ropa de cama, etc. Usar la infusión colada para el último aclarado de ropa de cama, etc. Usar la infusión coladapara el último aclarado de ropa de cama, etc. Usar la infusión colad a para el ú1timo aclarado de ropa de cama, etc. Usar la infusión colada para el último aclarado de ropa de cama, etc.


'souuü2p omd ollto) salal

-e)z-

EpllarJap BraJ el Nz\eruorB YJed BJaJ eI rcz\uruorE eN¿

Bprlailap

ele

lpegY

BSoU

A]IAJE

olBpu9s

A]IAJB

BluaN

sufoq sarou

rlora¡/eluere¡

alraf,E

oratuou

alraf,B

BpuarJap Braf, vlLez\eruoJB eJed Bpuauap BlaJ el NzÍwruore vMd Epuauap Brar vI v sepvcrd lPugY Bpltailap Erar BI B sBpBcrd lpugy Bpuailap BJaJ el NzrlvtuorB vJu,d

sefoq

Bprlarrap BraJ

svpeord

se[oq sarou

Bpllarrep Ptar eyv svpvcrd lpegY Bpltarrap BraJ elv svpvcrd lpugy

epue^e1

A]IAJB

B}]BIAI BIuBS

EruBf, ap Á

oluDl uozlüln

rolralut

nun{nd otod

BurBJ ap Á

ap EqraIH elourp8¡aB

solergd sarou solrqgl]Sa

BSoU

EIIruBzuEy\l

solndnl sBpEqolulB

sarou

BpuB^P-I

etvd soualla¿

selaqu ap

onlod

szlaqu ap

A]IAJB

ete) ap setuanJ relunJrad ere¿

BJas eluu¡¿u Eun ua JBAEIJ

sollndec sollndec

BSoU

so^BlJ

foq

uueuode5

BSIIaN BpuB^E-I

reSoq

orpal Blualuld

loru dsE

cructd ap Bsaru o ugIrEUqBq Bun ap sudsur¿ I s¿csour BfaIV su1111odrtuz sorto n ouetgrqe uoJ Burlasnu ap sBsloq ua o solJBlu -lE ua opeSloc 'se11tlod se1 u[a1Y cru¡rd ap Bsaru o uglf,Etlqeq Bun ap sedsuru I sscsout EIaIV

oa-rdr^le

ao

oaoril

sBruod

zÍvt se

sufoq

Braf, B EpIpBUB alualulEuolJlpBrf salqanu vted Eultuatuar ap Btu

I

EUUUaUIaTI ap sBJa) ,( seula¡c alraf,B

ElUAN

szfoq

va;l Ia ua rtcrudsE sBprloul sBIIIues

EpBtJaJE vetg la ua

XIX o73p

SEIsA

rolralul

udo¡ uoJ sauoluc rBurn¡rad v:l¿ oruluosul Ia rllEqruoJ eMd

oluluosul Ia rllBqluof, vtv,¿ edo¡ uoc sauofuc ¡¿urn¡rad ete¿

2s soqt?lq sD1

ua solutgd

EraJ ap setuanJ reunJrad uru¿ suf,as selu¿¡eu rBJoJap vrc¿

ul¡acrd¿l ,{ udo¡ IE^EI vwd ugtJf,oJap EI resfl ugacrdut I edor m^vIvrcd ugtsnJut Bl tBSn Burluaruan Áezvurlap alIaJB ua ugrsnJut ua ¡¿lap lsalqanu e¡ud

sarolJ

sefaqu ap Braf, EI B rIpBuV

-a¡c

L svhqv ap Brat BI B rIpBuV BpEtJaJE

'sottotuto {. sauoo0Jlqoq )Du)

-n{nd ond uDSn uoqv 'oZtsuot

as

spuod rn^all uzllos

lzp solrto? sD1

Eurlasnu ap susloq ua sz1¡todrt -uB sorlo .( ouetgrqu uof, repza6 se8tu¡¡oq sBI rz[a1u vrcd salBlrrB ap ropapallE rE^ulnJ orreulru Ia ua re81oc 'se1¡todpuv mzQlle la aJqos JB,\tllnJ orreurru la ua re31oc 'se1¡lodpuv

%

ePnu

so11et/seloq

EurloluES

sefoq

olaJBuBf

so11ut/su[oq

urueld

oalod

BI Bpol

orauou

sefoq

so11et/sarog

eruuld Bl Bpol sefoq

vcvsn Íruvd

1ap

ezardurl SAUO]EI

sol EIUoJ

BPUP^B-I

E)BqEqIV

ouBl9rqv

VIUAIH

solf,asur

sol BllUoJ S:INOISYf I-I¿V

soqlau| sDl 2p sosn


Hierbas en acción

PRODT]CTOS PARA EL HOGAR Las hierbas y otras plantas aromáticas pueden emplearse para mantener el hogar limpio y fresco, perfumado y acogedor. La fabricación y el uso de ceras y jabones de hierbas aportan una sensación de satisfacción y de continuidad con el pasado que los productos industriales no pueden igualar.

Cera de lavanda para los muebles Aplicar esta aromaticd cerd con moderación y pulir la superficie con un paño 50 g de cera de abejas

300 ml de trementina pura 50 g de jabón en escamas puro 200 ml de infusión de lavanda

Poner Ia cera de abej as y la trementina al baño maría y remover hasta que la mezcla resulte homogénea. Retirar del fuego y dejar enfriar. Colocar el jabón en escamas y la infusión de lavanda en un cazo y calentar suavemente. Batir Ia mezcla hasta que quede espumosa, retir arla

suave

y

seco.

entonces del fuego y dejar enfriar ligeramente. Incorporar la mezcla de lavanda a la cera de abejas hasta que adquiera una consistencia espesa y cremosa. Pasar a

un recipiente hermético,

tapar y etiquetar.

Para unos 600 ml

Detergente para el ho gar Este suave detergente de saponaria esta indicado

de tapices antiguos

25 g de raíz seca de saponaria, en remojo una noche, o 3 puñados

de tallos frescos de saponaria 1 litro de agua

para la lirnpieza

y alfombras delicadas.

Escurrir la raiz remoj ada, cortarla en trozos pequeños y machacarlos con

un rodillo o un martillo. Si se usan tallos frescos, trocearlos. Colocar la saponaria en una cacerola, incorporar el agua y llevar a ebullición. Tapar y dejar cocer durante 30 minutos, removiendo de vez en cuando. Dejar reposar hasta que se enfrÍe. Colar el lÍquido y desech ar la hierba. Embotellar, tapar y etiquetar.

Para 7 litro

ponaria

\


-

902

-

¡

i) 't

,l -..),;---

'rV qfl ¿' ¡a

*

h.

ñ t

Src Dnd un uof,

'alzns oged

iui,i:3 :;I'J:'l:ffis

apand'ugusud npn ap uaunlo^ 'opllgc ,,( ocas ru8nl un 1a u48as

ua JBSoda¡ ¡B[ap I 'salunpl IpuI sar] -sod eted saplou oldurala ¡od'sop

-¿s¿¡8ua saploru E epzevJ BI JESEd 'BrBr{Jn) BI

¿8uodo

ap olualrul^olu IB BIJualsISaJ

I

asads ¿

vpzevJ

e1

anb Etsur{

opuahorual ¡rntas ,( orrulc ap alIaJB rerodJoJul 'ualQ opot alozau as 1a

anb Blser{ opuznJ u¿ zet ap Ja^oruar ,{.w,tuttt oUBq IB Iaru qÁ saluaJao ap atraJu 1a 'suuruf,sa ua ugqul Ia Jauod

o^Dp 2p 211»D 2p DTlpDtDq)w

I

nplnbt1Pttu 2p svpDtDtpm I nsotBua ond lvuonlpo ond un s91il'S7lDil» 2p 211»D 2p SDpUDl.pm Z omd slutD)sa ua ugqDf ,? 3 SZZ,

'sopoluld sa14{ndns sDlD olluq np otod o?Dna?D r(nw str 'onuoSo{ a1qopotSo Dun ap DSw DlD.rDuall n&orlyap ozañwqo1otod ugqof alsg

m,Boqvrdurll ug qvl 'sauofpt {. sottotutv ua

szltnol» o'Dllldo§a

svltwolo)

o Dutlasnlr,L

DpuD^Dl Dl'Dutloluos Dl' ou0lgtqD lE

ap outl ap ztut ap o,t1od

's2qlanl a? sDlltlod\uo t2ztl\n Dasap 2s lS 'odot Dl a? sopofayo uauauuvut o)al,uo) la {

{ opzau Dl uü svnqoq )Dualla¿ 'sDlp a Dpw olopu?tt8o'spuvtrtas Z t aluunp üu?1ttta14 aluatdnat DpUDq)ru [

ua Dqy'?lq Dl zp sDltltt0t )at\lot\ua

Z

un u2 )7uzluDl\I

{ pnuatog 2p

'lDS 2P

Dll?uDq)w

[

'sopl\olil

so77t7od sal

svlfvug 'oN sv-III-Iod

so1,;Dp

DqputDq)w f 'supwrd o¡auot

ap

ap svl,ttDt 7'sopoSlusa? sz)as

'sop?sul sol

pmzl

apso[orlr:rr::#r;:r,;:fr.ff;:,

ond Dl Dpot

-Dq)m z'DluuDzuvut 2p snzs sato¡f 2p sDpotDq)w z uü ouuuqD 2p svpztvq)w g tvpzaut

sz)as snfoq ap

'soltuo&o{ salqDpDtSo ap

so77

-qodqup sallsloq nuovta{uot uDd sY-I-II-IOdITNV SYTISlO g 'odot Dl illua ap salltl;uras {. soforl sVndsap tDtua) anb nual ou otpd D?as ap Tadod ap sodo) attu?

D

)lp0nslp

sopo\?lil sovautp uos

nd

DSD)

ouow)qo {, outyo1uzs o uo) sauottof nu

oa1od {, oTTtuozuDlLL

-odsry

olilü

D?Dl11u2,t

,(.

1sD

ond

'uanbas as anb

op1¡g) uQDDnqDq Dun u2

suqtanl ?? s?talllwut n37ot 'ol1ltol la o DDqDqlD Dl'Dtttaúd oluaw Dl ',DJDtl!), prndtd oluaut Dl olttü sDq

-t?ll tonvfio la ua )D(\nln) 'satvutol sol tvuozos ond anb sgu swsou szl ntua{ntlo otod sanzq{1D sol atqos s?l»Dw u2 7stD)olD 7pns 'solotaat

sodwan a?sap DauD))a4paut ug1&at Dl u2 DpD^Uln) 'D)DqDqlD

Dl

sDlr*trr:::t;"Yr'#r:;#':;::{ la

sotuaunlD sol nu&atdtul ap

uI{

D ot»Duvt ?p snforl uü opltsad p { autD) o¡oqorc{ as 'ot;ttstutlsv 'sopns sol iltqn) u0llos u?tquot o\»Duol l2 {, ouotgtqD p 'Dpnt Dl 'tolo atsa DqDl sq ou anb olat) as sand 'sauolot -sn8

sol "tDiua{ru¡o

t oxa{ atuilqufi p

)aualuDtu ond Dluaut ap sDltwDt uo) szuoDolqoq sol zp 0l2ns p Duqn) Dtpaw pDpE Dl zluunp r{.'ott 2s

-uDtsa

q

DqDutn{nd as anb z?^ ol

D

sopasul sol tDlua{ru¡o ond sDlntqD suaualtt!\t ua uDqDuanb as DpuDLDl ap sDpod so1 'so:riasul sol D)tuo)

asnBaptd pnd sopol?ut sosotalilnu astDtluo)ua uapand nyndod uQotpul Dl u? ol)tu souoq)2q sol u2 oluDl

sopzsu! sol f,Dluat{nl|D o1.tl9)

q

u?D)D u? SDq)aLH


Hierbas en acción

ñ

FRAGANCIAS DE LAVANDA Quizás más que ninguna otra hierba aromática, la lavanda se ha asociado con la serenidad, la calma, el frescor, la pulcritud e incluso cierta suntuosidad. Quienquiera que dijese que la limpieza acerca ala virtud, debÍa de tener una abuela que usaba lavanda para perfumar todas las estancias de su hogar.

Paru muchos, la lavanda evoca los

tiempos pasados, los antiguos salones perfumados con bolsitas de lavanda colocadas entre los cojines o colgadas en los respaldos de las sillas bu:o el antimacasar.Incluso se guardaban bolsitas en los escritorios para aromatizar el papel de carta. Estas y otras costumbres tienen su importancia hoy en dÍa y pueden ayudarnos a mej oÍar nuestro entorno. Si la dulce fragancia de Ia lavanda no es del agrado personal, puede añadÍrsele, por ejemplo, semillas de cilantro machacadas, una rama de canela desmigada, bayas de pimienra deJamaíca y flores secas de tanaceto.

Rellenos aromaticos Las hierbas y otrds plantas aromoticas pueden usdrse para transJormar los objetos cotidianos del hogar en elementos decorativos fragantes. SeIveUANTELES Recor

tar

círculos, cuadrados,

rectangulos

o

formas divertidas como

fresas o calabazas en tela de algodón resistente . Coser juntas dos piezas iguales

q

y rellenar con una, mezcla del

de un picaporte o del extremo de la

cilantro ligeramente trituradas. Cada

cuerda de lamparas y persianas.

vez de se clave o retire una aguja o

Preparar bolsitas esféricas, bien rellenas de la mezcla floral, y usarlas como bolas antiestrés. Al apretarlas

alfiler emanara un agradable aroma.

o pasarlas de una mano a la otra se

PeprL PERFUMADo Introducir una bolsita perfumada en

aroma preferido. Cada yez que se coloque un recipiente caliente sobre el s alv amantele s, la fragancia inundara

Ac¡nrco

el lugar donde se guarda el papel de carta o los pañuelos de papel. Para un efecto mas duradero, coser algunas

la sala.

Los acericos pueden tener cualquier

flores

BolsrrAs

desprende una fragancia calmante.

forma, PERFUMADAS

de manzana o de pera, de

Las boLsitas pueden rellenarse con la

corazón o de sombrero. Decorar el borde con cinta o trenza, con cuentas

mezcla propuesta en la pagina siguiente para la almohadilla o con

o lentejuelas. Rellenar con la mezcla de las bolsitas perfumadas o con una

otra similar. Sirven para perfumar

sola

cqones

y armarios,

o pueden colgarse

fragancia de hierbas, como hojas de cilantro secas con semillas de

-206-

secas

entre trozos de muselina.

Colocar estas bolsas de muselina entre hojas de papel, enyolyerlo todo con papel de aluminio y guardar en una. caja hermética. Dejar 2 ó 3 semanas, Al cabo de las cuales el

papel estara bien impregnado de la fragancia de hierbas fayorita.


,r.)'!

,.;"§

:l*tt

Dllll"tDzLtDW

if

s?lP?ols / -i--i---triry

i-f.4;K.a(\.(f"i¿(_ 'Jopeft; ouroJ EIIJB anb 'oFII ¿p z\u ap o^lod I, rrnlrur rupr lo ou'vytzaru BI wLJ:i\ aprJap as IS

'zprdnt ualg BIat uoJ EpBuorJ)aJuoJ 'EIIIpET{orulE BI ua sBras sarou ap BII

D)2s

D0uztol¿ 2p otnl zp zlzt ap o,t\od 2p swDlDtpru z

opofurtsap 'Dlauw a? ouanbad supumlul alualtton7u

ailu f

ayuo&o{ DSu ap srnas solrt?d ap 3 Se DlUuDzuDw a? sa)as satof ap 3 SZ D?uD^Dl a? swas sato¡{ a? 3 OS

-t?v o olopu?rnorua t'etapedet uo¡ un ua szuuruas Z solJeprun8

'otTuDlp 2? s?lltlil2s 2p mpDfiq)D z

rrJnpoJ]ul 'Blp vpw olopugl

-z¿rrL BI

oJJBI

I

saluarpartur sol sopot JBIJzaN

'otuutosut Dpzzw DlsT

l2

,tu0qutü

D"rud

lDzpl s2

'ugl^D un a? o?oqD o DsD) utr sDqnul ap aluotoyat DuDu2llzr t(. Dluoq. Dpl Dun uü DlllpDqoulD Dun nuontafuo2

eIIIpEqourH EI uoJ ¡alal I sa¡¿d ¡od sollz] sol ¡udnr8v 'szualqnr uapanb sarou sEI

Dnzloq

I Dn¿

anb BJauEru ap 'EtuIJ BI ap olzqap

'ouBq ap otJBn) Ia o orrot[uJop Ia ua ulapuuq Bun arqos sgur o sar] ¡auodsp ualq o 'o8uqu Iap uqcrad pl ua upztloc 'BuBI ap szpuard sEI uoJ o rorratur ¿do¡ BI ap ugluc 1a ua Bpuv,^eI ap BIIatoq Bun rB)oloJ 'sollBt sol souraJlxa sol Jrlnd '¿lurc Juuof,a¡ BI

I

uoJ ozvl un JB]B 'lBulJ IV 'oJtuaf,

¡od upanb anb olund 1ap rurud B 'roualxa Ia BI3Br.{ sollEl sol rBlqop ,{ olvqv BJoq oruzr Ia Ja^lo¡ 'sarog sEI ap ofuqap ¡od olsnl'e]uro z1 aP oua¡lxe un uof, sEIJBlv 'sBpBIeAru saJou ap sBlanzaqvJ sBI uoJ 'BpUEAEI ep sollul so1 solunl rzroloJ 'ueqrruryrad u1 anb z¿^ vyz 'suuacop suua¡op ap sodn¡t szrpau

rerudas

Ia ua erldurz sgrx apanb ,,BIIatoq,,

I

I

ua BpBIrde 'uuruJ ap ¿do¡

ISE

A

Y a

I

n

1

I

emd uvqv,zrlrln es solueruzuJo solsa 'ua8r¡o ns uA 'uBruBJJap as ou anb

z1 anb eted IBuIJ V ordrcuud 1e sgur as¡uta¡du aqap EturJ E-I 'Jorr?tur

Ia ua uapanb sarog se1 anb oporu ap sollzt ap sa¡sd sol ap oluqap ¿urcua rod Blopugs¿d '¿turc

¡od

u1

'soplfala¡ua seturJ d soget ap

elnul ap arJadsa ¿un ua suprua]uoJ uzpanb vpuv^vl ap sarou sB-I

olpuD 2p wut 9 2P os2l a? DluD ap 'alualttzpvltttxotdo 'uD Og sa¡qtxa¡f { so7n1

,o{

u2 DpuDtt2l zp soll2l

zz

'o142s1p l2p Dlp%d oldatuo) un u2 uDSDq 2s 's?q^q Dfid sapn?nf sotrspp sol uo) oppilDd ns )od DpuD^Dl ap soafvuos outo) sDppouo) u?lqwu 'DpuD^Dl 2p sDllzl)q sD1

sBIIatog

vpuEAv,I

sDqDlH


Hierbas en acción

ñ

AMBIENTADORES Usar las hierbas del jardÍn o del alféízar de Ia ventana para contribuir a Ia atmósfera del momento. Los popurrís, una fragante mezcla de pétalos y flores secas, hojas y semillas, son un excelente sistema para disfrutar de los aromas estivales mucho después de que las flores se hayan marchitado. Es posible ambientar con luz y fragancia al mismo tiempo; para ello, quemar aceites aromáticos en un quemador o perfumar las velas con aceites para crear una atmósfera romántica o ligeramente suntuosa.

El elemento más creativo lo constituye el proceso de mezclar las hierbas secas. Se pueden combinar según Ia fragancia -pétalos de rosa con hojas de pelargonio con aroma de rosas-, por el color -la luminosa mezcla de hojas de tomillo d,orado y de mejorana dorada con pétalos de calénduluy de rosas amarillas-, o simplemente según la estación. Pocos popurris resultan más evocadores o románticos que uno compuesto por las flores y hojas recogidas un dÍa de verano. Los orÍgenes del popurri como ambientador se remontan a la Edad Media, época en que las fragancias más fuertes apenas podian disimular los molestos olores de la vida cotidiana. Actualmente se está

recuperando esta antigua tradición. La mezcla de aromas dulces y acres, la variedad de texturas junto con un sinfÍn de posibles matices hacen del popurrÍ uno de los accesorios más agradables para el hogar. A pesar de que la idea inicial consistÍa en una mezcla de las flores más aromáticas del jardÍn, pétalos de rosa de Damasco y flores de

Romero

lavanda, es posible incluir algunas hierbas cuya fragancia es mÍnima y compensar este hecho con una przca de alguna especia molrda y un par de gotas de algún aceite esencial Existen dos tipos de popurrÍ. El primero se elabora mediante 1o que se conoce como método "húmedo". Éste es el que posee mayor tradición, pues antiguamente se seguÍa en todas las grandes mansiones. El segundo tipo, confeccionado según el método seco, es más sencillo y versátil.

los ingredientes estén completamente secos, tanto que deben crujir como el papel de seda. Mezclar las hierbas y flores secas con las especias y otras fragancias y guardarlas durante 3 ó 4 dÍas en un tarro con tapadera, remoüéndolo a diario. Añadir el aceite esencial y el fijador, tapar de nuevo y dejar reposar durante 6 semanas, removiéndolo a diario si fuese posible. El popurrÍ est-ará entonces

listo para su uso. Et- tr¿ÉroDo HÚtu¡PO

El uÉroDo sEco Para preparar un

popurrÍ según

eI

método seco es preciso que todos

T

Para preparar un popurrÍ según eI método húmedo, secar parcialménte las hojas y los pétalos y colocarlos

§


ñ

'orrBrp B oloPu?horuaJ 'seuzur¿s Z seun ¡Bsoda¡ rzfaq

'rcdq

I uarq raloruar 'saluuolJlpz I ercadsa eun8p

IurJuasa atraJe

rrpzuu 'urapudet uoJ aluardtJar un u¿ epzaru BI JEJoloJ '(socas atuaru -letor d) sosuatq sgul souot uo) soJto ¡od solJrruItsns I sotlqJruru sufoq I soprgd so1 rur{f,asaC 'puprsorsp ns alra^lo^ap Yted suf,rlf,gl szuarf, ¡rntas ap oluaruoru Ia sa 'luur8uo urcuu8e4 [, rolof, ns ap atrud aprard prndod un opuun3 IUUndOd Nn 3A N9TfVAUaSNOJ

'ouasrp of,rlugruor un Etalduroc ozelun uoJ opulz sBJas salou aP alallrruEr un aP IBUIJ anbot 1E 'uzdxa¡od ap sauozvto) o soflruB opolu orusru Iap asrJqnf,

uapand 'oArtJBJru oltauz un rzruroJ ercd Epuoq elapuuq Bun ua supu¡du r( aluauaruJoJrun arJrJ¡adns ns opuauqnf,a¡ u¿dxarod ap szloq ua Frndod ¡ztad ap oputlnsar 'salBuorsuaurPrJ] Ia sa so[a ap oun

- 602-

IBS

Frndod uor olrpl^ ap atuardtca¡ un ruuallar ap ugrodo alduns ele BpBJrls-rJos s9ur B^uBurallB Bun 'sBpBJoJ¡ad sBdut uof, s¿uod uwd soJuanJ saleuorJrpuJl sol ua u?rqruEl o 'sopap sol uoJ solraloruar uepand szuosrad su1 apuop os¿d ap sarzEnl ua soJuanf, ua asrauodsrp uapand sFrndod so1 sluundod so-r lla sosn 'atuu [u1al a]uaruuruns

put{

D?uvq)n)

IDS

'op?uryLq

IB salletap

L ggT'dd

ap suzDt e

opol?lll l2

opDSU!

¡udsl 'ualg Jalorue¿ 'lzlJuasa etlaf,e ap seto8 suun I (eprlolu Blf,uarol{ ap orrrT ep 4ur ap o^lod) ropuft; 1a 'sercadsa se1 JrpBgB 'operuroJ

grqzq as anb anbolq 1a raduro¿ 'sBqra[{ sEI ap a]uElsar Pspaunr{ ¿l aqrosqe

DDuatolJ.

¿lueJasap oruof, E4]JB

tDuoDta{uo3

(sons saluat??t8ur solsa sopol)

ap

ottll ap zlDt ap on¡od ap DpDtvtpru [ Dptlout Dlauw a? t { opy¡out ot -youo[ ap Dluatryd ap DpDtDtpw I

,{,

(soras aruautlDnn d saluatpat8ur) ofouoq ap sato¡{ ap ozot t ozol I stpond DSml Dqt?nl ap soforl ap

Dtauoutn Dqtnq ap sofoq ap ozol t sollzt sol ap svpotodas 'ountofau ap sato{ ap DzD] opuoZtaq, ap sato{ ap DzDl Dlnpu?lw ap solu?d ap DzDj

ury&as

utndo¿

flsot a? alt»D ap so:o8 S-b

'upzdnro

un za^

- BrJuBtsa BI oPuBnf, atuaruBJlu[r

un ua prndod Ia rurolof 'alqrsod asanJ rs oIJEIP E oloPu?I^oluaJ 'seuuuras 9 atuurnp ¡¿soda¡ -relap I

u1 'odurau ap opouad atsa atuelnq 'sBuErues aluEInP 'Jatourar UIS 'rBS z -oda¡ rufaq 'urapzdet uo) atuardrca¡ un ua IES uoJ sBpBIBrlatuI s¿d¿¡ ua

Ellnsal :sopap sol uoJ olJBlJzaru oqcuu ollanf, ap aluardroa¡

I

olounZtaq, ?p 'o¡dua[a

nd'1ot)uasa ?ltnv ap so¡o8 g-g DDu2tolJ 2p otttl zp zlut ap otyod ?p DpDtDlpn)

D)as

optlout ottuDlp 2p D?Dtoq)n) ofouyrl ap salllutas ap

sluD ?p sDlltu,tzs 2p DpDtDq)n)

soluaruuuro sosJa^rp asruarc uapand

lundod un uol 'oloadsar sgur uaf,arJo ¿s LOZ

sBI ua lsoml¿¡oJap soluauala sol]o n sBllrpEr{orulB 'sElrsloq ua asrrJnporur uapand suJas seqraq

ap sBllz¿rJtr sBlsa 'orusruflsy ?]Sa -SOpstrAuI ap ouBnJ IBt

¡¿d¿tsap t{ e;opuda uof, oJJBt un ua olreprznt 'urcuz8vq vlr{ ro¡oo 1a 'prndod uoc anbolq

DSml Dqtaul ap so[oq ap DzD]

DlltuDzuvut ap sato{ ap DzDt otau)ot ap sanf ,{. sofoq ap DzDt

ovlltDe

'o)2s opot?ltt l2 opuTm8$

JEAJasuoJ BrBd

Ia JEllnco ,( BlsrJou ap ErundsauruoS ap anbolq un ua seJas seqraq ap alauruEJ un JBABI3 ua alsrsuoJ

%

ap DSu ap solül?d

,p mzot

[ I I Z

ouuoqoll

Dpzl2sot 2? lttndo¿ u?D)D u2 sDqlnH


ñ

Poma de capullos de rosa Colgar este bonito ornamento en un tocador, en la coma, en un tirador o en cualquier otro lugar en el que pueda apreciarse su elegancia. bola de porexpan, de unos 7,5 cm de diametro 2 cucharadas de clavos 36 capullos de rosd pequeños, aproximadamente un puñado de popurrí medio aro de alambre de calibre medio cinta estrecha para colgar

Insertar los clavos por toda la bola de porexpan. Esto aporta al ornamerrto el caracterÍstico olor de las pomas tradicionales de naranjas con clavos o de frutas secas. Cortar los tallos de los capullos de rosas a una longitud de unos 8 mm y clavarlos en Ia bola formando hileras o anillos ordenados. Continuar hasta cubrir toda la bola. Cubrir Ia

poma con popurrÍ y envolverla con varias capas de tela o con una bolsa de papel (de plástico no). Dejar varias semanas en un lugar seco y cálido. Retirar la poma de su envoltorio, clavar una grapa en forma de U en la parte superior y pasar por ella Ia cinta para colgar. Para 7 poma

Velas perfumadas Todo lo necesario para perJumar velas de cualquier Jorma y tdmafto son unas gotas del aceite esencial empleado en los remedios y preparados de cosmética o de un aceite aromdtico d.e Jabricación casera. 9 cucharadas de cera de parafina 7 cucharada de estearina (acido esteanco)

tinte para. velas

3-4

gotas de aceite esencial de rosa,

naranja o lavanda, por ejemplo, o bien 7 cucharadita de aceite aromatico 1 mecha y 1 varilla, lapiz o brocheta pequeña para sujetarla molde para velas con una capacidad de 150 ml, o un tarro de yogur

%_

Derretir la parafina al baño marÍa. Incorporar la estearina, que refuerza la parafina y reduce Ia temperatura de fusión, y el tinte. Añadir el aceite aromático y remover hasta que todo esté bien mezclado. Retirar del fuego y dejar enfriar ligeramente. Cortar un trozo de mecha 7,5 cm más largo que Ia profundidad del molde. Sumerger la mecha en Ia cera derretid a y atar un extremo al centro de la varilla. Colocar Ia varilla atraves ada sobre el borde superior del molde y pasar el otro extremo de Ia mech a a través de un orificio situado en el centro de la base del mismo. Poner el molde de pie sobre la base. Si éste no tiene una forma regular, tal vez sea preciso apoyarlo

Cilantro Lavanda 'Hidcote'

en un tarro o en una cqa. Llenar el molde de cera, con cuidado de que Ia mecha quede en posición vertical. Dar unos golpecitos en el mold e para deshacer posibles burbujas de aire y dejar que Ia cera se endurezca un poco. Durante este proceso, se formará una depresión en el plano superior. Calentar suavemente la cera restante y verterla en el mold e para nivelar Ia superficie. Dejar enfriar por completo. Retirar Ia varillu y el molde, despegándolo si es flexible o dándole golpecitos si es rÍgido. Recortar la mecha y pulir la vela con

un paño suave y

seco.

Para 7 vela


ñ

'outu,to) 2p o o,tluou) 2p sDlu1il2s 'l2tn?l zp sD[oH

-

ttz -

t?lswuD1 ap

Dlu psou

ofrJ.gxa anÓoJ. Nn vuvd 'ofou1r¡a? o opl7uz 2p solltutzs 'oluutol 2p o ap sofot4'otau)ot 'onndtd

DILIDS

DlUzW 'U?W!l D DLLLUD UO)

Dluzut' D.tzttoutll D qt7ry' Dstl2w

arNvfsauJlu vNouv Nn vuYd

souo) 0z soun DtDd 'vpr, anb emdutund

z1

rapuaf,ua d sopalloluesaq 'EuroJE ap solDtad o DpuD^Dr r,

,:;:;

Ia uelJasuoJ anb vmd orurrunlz ap ladud ua solJa^lolua 'sof,as

vfrJ.NyNou N9rsvfo vNn vuvd 'o&an{

npuatd

{,

ottolto$at

aluan{ oun ua oqwolot '07¡t,t7od un tDutto{ olso\ sDltalou,L o soyo7 -lutsae 'ugtsD)o Dl ap on{sgutlo Dl D sD?Dw2pD soqtznl sol )Du -on)alas 'owru4 ap Tondsa Dun ua sDq)anl sal ap onuoSo{ o¡ oldot osuaoul, ap Dlttto{ o11ttuas DlsE

z¿L P'].ln 'oaJo ap orJErurB un oruoJ 'opllgr ru8nl un ua szlp ¿ resodar ,

:T::']:J, ff1 ff 5,H ff

il:

JJ

EUn Jaualqo BlsEr{ Ja^ourau 'lBrJuesa auaJu rutar?v ,{ BpuE^EI ap 1a

. sarolJ su1 .( IarnEI ap suloq sEI rlpEUV 'v?rqute euro8 ap Etsud nl ¡¿¡odro¡ur a oluBIIr Ia I rnluaq ap Eursar BI 'olEpugs Ia 'ugqJBJ Ia JEIJZaN 'alualsrsuoJ ulsud Eun Jaualqo

J::: :f;,T; #i:irá

::

xTit:

o1únafa

nd

'opuD^Dl ap o

olvpups ap lDouasa aJt»D ap solo? g-t soptlow 'DpuD^Dl ap swas sato{ ap 3 Se sopond 'lunDl ap swas sofor4 ap 3 Se opllou,t utuDlp 2p DTlpuDlpru [ o,t\od u2 olDpugs 2p Dll?DtDlpw I on1od ua 1n[uaq, ap Duts?,t ap 3 Se

opwvtporu'1o1a7a^ ugq)D) ap 3 OSf

ofuqpn outo7 a? svuttfiH a? szpDtDq)ru c

'Dlsa1{ Dun ap s?ndrp atuatqutD la toxa{at uud ayDsn uapan¿ :tulsa ap DIDS Dl o olnqllsaz' lo loluauo anbol un uzlndy

osuallul ap souoJ

opDll,Lnfiad ou,LnH

t OOf soun Dffid 'o8ary Ia arqos sotrpuqnd soun Juaro^lodsE'oJrl?ruJar{ atuardrca¡ un u¿'epzalu EI JBpJEng 'lBrf,uasa atraJE 1a sgndsap ,( 'surcu¿Ez{ sEI auarlaJ ,{ rcpeftj ouroJ EBTJB anb '}n[uaq ap Bursal EI ¡¿¡od¡oJul 'BpuE^BI ap sarog sBI I ¿r¡ru¡ ap szruIrSgl se1 'ouroruzpJzJ ap ^( o¡lu¿[) ap sBllrluas sBI uor olBpugs Ia rEIszalAI

lDnuasa atl»D ap sow7 o,t1od ua 1nfuaq ap

e-Z

Dutsil ap 3 Si

g

sv?tlour 'DpuD^Dl ap swas sato¡{ ap t D),ttlu a? suutfiH ap DttpuD\)tD I svp

w

D 14)D 1LL a7 u

a

wo t aB q

'outoutvptw ap szlltutas ap 3 _cf sD

?w

D 14)D

ut

a1

ua

wo t aB q

'otluvlv ap szl1utas

ap 3

_cf

o,t¡od ua olDpuUS ap 3 ge

'10u,21u! 12 ua DZtUln 2s $ DDuDlsz Dl 2p UQDDI\JL2:\ Duanq Dun atdtuats )Dtn&aso otad 'Do)Dqffiq. Dun ua o DuilqD DauallLnp Dun ua optpua)ua uoqt» p atqos Dtl?u,totl on1od alsa a? üod un )Da,tot\7odsE

osualrul ap o^lod B


h

I]SOS DE LAS HIERBAS Hrcn¡e

AnouÁrrco

Abedul (Betula) Abrótano (Artemisia

dulce, refrescante

CosrrrErrco

CuuNeuo

Dncon¿rryo

aceite: dolor

reumático

cuidado del cabello

relleno para carne y aves

popurrÍ,

verdura, ensaladas

cabezuelas de semillas: coronas

Acedera redonda (Rumez scutatus)

verdura

cabezuelas de semillas: decoraciones

Achicoria

ensalada, verdura

(Cichorium intybus)

cocida; raíz seca: bebida cuidado de la piel

(Agrimonia eupatoria) Ajedrea de

tinte amarillo y verde

diurético

raiz: tinte amarillo

diurérico

relleno para carne, platos de judías

especiado

jardÍn

(Satureja hortensis) Ajedrea silvestre (Satureja montana)

ahuyenta estimulante,

los insectos y polillas; antiséptico tallos: tinte amarillo

sopa,

aroma a limón

(Rumex acetosa)

Agrimonia

MnorcrNel

cabello

abrotanum)

Acedera

DouÉsrrco

cuidado del

tisana: digestivo, antiséptico,

diurético, picaduras de insectos

aroma a

caza, carnes

pimienta

consistentes, sopas,

ambientador para cubrir el suelo

platos de judÍas

infusión de flores: digestivo, antiséptico,

diurético; picaduras de insectos

Ajenjo (Artemisia

tisana: digestivo

absinthium)

Ajo

sabor fuerte

(Allium sativum) Albahaca (Ocimum basilicum)

similar a los

Alcaravea (Carum carvi)

semillas con aroma acre

cuidado del

platos picantes,

cabello

aceites, vinagres

diurético

tomates, queso, ensaladas

clavos

Alquimila

antiséptico,

ahuyenta los

Lisana. flarulencia,

insectos

náuseas

ensaladas; cabezuelas de semillas: pasteles, semillas: coronas pan, queso cuidado de la piel

tisana: flarulencia

ramilletes, coronas

tisana: problemas menstruales

(Alchemilla vulgaris) Amaro (Salvia

balsámico

sclarea)

Angélica (Angelica

aroma suave

archangelica)

sopas, salsas, elaboración de

Ioción para los ojos,

üno

antiséptico

platos de fruta, de queso, tallos

estimulante del apetito, digestivo

gargarismo,

escarchados

Anís

similar al regaliz,

semillas:

infusión de semillas: semillas: aliento

(Pimpinella

acre

curries

insecticida

anisum)

fresco; tisana: digestivo, para la tos

v

% -212-


-

etz,-

h

ñ

(qra8l^ q¡awu¿) (e¡mry1So

sauolsnluo) 's¿r -npzruanb 'sosacsqu

¡ouaru BPlansuol

an8¿nlua :ugrsnJul

:zurseldutBf,

EPIansuoJ

BI aP opBprnJ

ww{r$ut{g)

ollaqzr 1ap I lard

Brnpra^

ol[rBr.uB alup

(unurut[t wnwun1.)

salatsud 'u¿d 'sauJnJ :sBllruas

of,sarJ

oluarlB :ssllluas

oru?Jnlp

E¡npra^

st¡8 aluu

lsepuaq :uuseldetuc lsalutam 4¡nd B¡¿d

:sapra^

arJB'alranJ

suurod 'prndod

ap rolop :alraJE

:sBprlolu sBIIIuas

BI

utnorrtb¡)

ap opBpln)

ollBqBc aP

sotuld

Eol

(wryunn

'sau¡nc

'auruf, ap

oIIIIuol (zxtzuo

;lffi :',:;'I'ii,"j

sollBl BlnrJ

ap solzld

sBIan1u

OSUAIf,UI

erdu¡al¿ruoJg :atraf,E lonnsa8rp .BuBSIl

sard sol ap

opuplm

:atlaf,B

opurcadsa aluaIuauanJ

rzruúna)

o^Ep (untuus wupuvyw2)

BpBIBSUa 'salBluarJo 'souuJrxaru sotu¡d :suloq'sBIIIruas

onuEtf u¿n{¡y)

'SBpEIBSUa

(wnmñrunqx

o^anq ap sotqd 'sBq¡an{ sEuu

alens ocrldgsnue

BIIoqar E

Bruo¡B

ou[Ioqa] (unnfi¡añ

BIIoqa)

orreurrn oterude 1ap sauorf,JaJur loqoad ap ugrtsa8uoc :BuBSIl

odn rzn{H) (urnso¡rus{

u9rJBrof,ap

rulrrurs updrta EIIoqal

sBlloqal sBI oruof,

BI B

t¿4uy)

BIIoqal

G-nfrut

ugrf,Bro)ap 'sEpEI -Bsua .sarou lsu¡¡

EIIoqaf

:sulund lsulloqao sBI oruol soqlnq

BI B IBIIIUIS salE9 aP

Iap opBprnl

-rruas lsupelesua

ollaqB)

-educ¡u oruof, :sBII

utn¡caúo4)

opunadsa

lonusa8rp :BuBSIl

zu-npnde3 (s,{ryzwtotp unt ona¡) oupaurBJ

olu?rnrp

(n¡oryt$o

SBpBIBSUa 'aUrBJ

solanzro :uursu¡deluo

opllgd olllruruu aturl :solutgd

ap sotuld 'osanb ollaqur ¡ap

sepluulnt

'zotte:so1ut9d

BI aP

I

lard

opBprn)

v¡nryz¡r¡)

sopunadsa so¡ergd

qnPu?IBf {sirpw5) Ef,ru9tag

sBuorof, 'salallruBr

u9rf,Brof,ap

oqcad ap ugrtsa8uoc :u9rrBlBqur

'sBpBIBSua 'sedos

'oqcad ap ugrtsa8uoc

sullruot 'sosanb 'su1¡nbaluer.u

omlsa8rp

latue[u1ar :BuESI]

seperun¡rad sBIaA:alrasB

salerou sauoIJBloJaP :sarou

(qu44gb uruurqsDN)

oIIag (ou,{pp apnuoy¡) aouretrag

uparunSrad aluns urcuz8ur¡

:SAIOU

:alraf,B

'SBPBIBSUa

'aclnp

(uuarcpo ulntlng)

oPBUol edo¡ u1

e1

u?rf,ar ouaq u ercue8er;

EPIqAq

uurn¡rad

u¡mgds¿

(qmtlnn o¡nutzlty)

ugrJBnrlsuau uln8ar lomtsaSrp -rYNr)rqEIAI

BflUa¡JV

o)rrsgnoc

o)rrglrrso)

oruvNr-rn3

OAII\ruOfEO

q

osrrynouY

YsuerH

v

sDql?nl s?l 2p sosn


h

Usos de las hierbas

ñ HIERBA Diente de león

ARoMATIco Costr¡Enco Cuur.¡enlo Drconenvo cuidado de Ia ensaladas, sopas;

(Taraxacum

piel

flores: wno; raíz seca: bebida

fficinale)

Eneldo

alcaravea

pescado,

graveolens)

aroma dulce

magenta,

naranja

estimulante del apetito, Iaxante, diurético

salsas,

decocción de las semillas: sedante, digestivo

cuidado de

Ia

hojas

piel

conservadas: ambientador

coronas

purificante

Eufrasia (Euphrasia offícinalís)

Fenogreco

MrorcrNel-

finas hierbas, ensaladas, lomates, ave, aceite, vinagre

(Artemisia dracúnculus)

Eucalipto acre (Eucahptus)

raí2. tinte marrón o

cabezuelas de decoración; semi- semillas: coronas IIas: aceites, vinagres, escabeches

(Anethum

Estragón

DoMÉsrlco

antibiótico; congestión de pecho lavado de ojos, gargarismo para dolor

de garganta, catarros aroma amargo

(Tribonella

semillas tostadas: curries; brotes de

foenum-graecum)

semillas: ensalada

tinte amarillo semillas:

Ginseng (Panax quinquefolius)

semillas: digestivo,

aliento fresco estimulante suave y relajante

GIasto

tinte azul

(Isatis tinctoria) Hierba del asno

aceite: problemas cutáneos y menstruales

(Oenothera

biennis)

de

Hierba

Santa MarÍa (Chrysanthemum balsomita)

Hierba

aroma fuerte

gatera acre catarid)

(Nepetd

cuidado de la ensaladas, piel y del cabello sopas, salsas

ahuyenta los insectos, popurrÍ

la cabello

cuidado de piel y del

Hierba limonera

tisana. digestivo

úsana: insomnio, resfriados

cocina oriental

popurrÍ

(Cymbopogon

citratus)

luisa aroma a limón (Aloysia triplryua) Hinojo anís (Foeniculum vulgard Hierba

Hinojo de

la

y aromapara jarabes cuidado de la pescado, aliño cabezuelas de piel y del cabello de ensaladas; semillas: coronas semillas: pan cuidado de relleno de carne piel y del cabello aves;

popurrÍ;

bolsitas para

perfumadas Ia ropa

infusión: digestivo, sedante suave

infusión: digestivo, diurético; lavado de ojos

bulbo: ensaladas, verdura

Florencia (Foeniculum vulgare dulce)

Hisopo (Hysoppus

similar al almizcle

ensaladas,

ahuyenta

platos de carne

insectos y

offtcinalis)

Laurel (Laurus

los polillas

tisana: congestión de Becho, gargarismos,

contusiones dulce, a madera

platos de

carne,

coronas

salsas, sopas

nobilis)

% -214 -

popurrí

sedante suave, trastornos estomacales, antiséptico

v


-

§LZ,

-

h

ñ svtYBwS'BtuB8¡e8

(oqttÑa

,p

opercadsa I oParüRI{ BLuorB

rolop :ugtsnJur locr8 -uRJIluB 'ocBd?suue

osualJut :suruu3g1

otoqdrutuq) Brrlhl (lulru1o{a71uu

sa^al

sol Bluar{nqu

'ontlsa8rp :BuBSu

solf,asul

sBprJaq 'soPBIrJSar

edor Yrcd

sol Bluar(nqu

'orulsaSrp :BuESIl

solf,asul

octtdgstluz

sol Blualnqu

oortdgsrtuu :ugrsnJur lotuadu 1ap aluBInuIJSa 'aluBpas 'orrtlsaSrp :BuBSIl

oa11ulty)

IAId

SEPEIBSUa BI ap oPBPIm

SBUOJOJ

osualul

BLuorB

BruEruallhl

a¡8euur'altacu 'aq

opBTBIJB

salqanu umd

Brde¡aleruor¿ :alIaJB lsotcasul ap sernp

-vtYl 'sea1u['osanb

'seperun¡rad

'auruf, vrcd

sBIaA'SoJ)asut

supluuln8

sBSIBS

'1ure8 tanbnoq

(aryew)

ugqu['ollaqe]

sBluahI

IaP opEprnr

(otnúd

-ecrd loruu¡osut'ezaq rolop :BuBSIl -BJ ap

oilaqur

1ap

l lard

sEprqaq q ap opBplm Ioluau B BluorB

x útttwry) aFadld utuary (nloup¡ffo

aqral ap sauPnq 'ernpran ap sotuld Bluolof, aP un8u

Braf, ll¡rndod l¿do¡ elvted opBrBIlP

sa¡8euh

pssll?ru)

ugurll

BSIIaI^l

E BLUOTB

'seJlaf,E

(ottonfout tunuoByg)

'SBpBIBSUa

sol Btualnqe

'orrusa8tp :BuBSIl

prndod lsotoasut

BIUSS

of,ru9l

rolop

seplzurrn8

'seuo¡oc

'souallar 'saurBf, '1ure8 tanbnoq

ugqu['ollaquf, Iap opBplnl

se1¡loduuu

ruero[a¡a¡

Iaur 3 BIUOTB

(umuzquod wnwrnguox{lrp)

IAId EI ap opBplnr

:BUBSU

'.ezaqvc ap

suBculBhl (antynt'

untqnltary)

onusa8rp 'oqcad ap uousa8uoJ :BuBSIl

o8¡uurs

:saJou lapran o

'olutuosul

oTqELTBIAI

(sqtqou

grndod elue¡eu a]uu

:BuBSIl

uruszldetec lan8Bnlua lomlsa8rp

:SB)AS SAIOU

nunqtuy)

euezuevJ v evJolv

ollaqur 1ap ,( lard BI ap opEplnr

sarou ap sBuoroJ

EIIruuzuBI^I

sBrnpaJrol

(sylwp¡[o

'sauotsnluof, '¿lue8

ollaqrc 1ap l lard SEPBIBSUa BI aP oPBPInr

-re8 ap rolop :Bf,as vl ap uglrlorap

zlvT

um¡t\y) oJs't^B^Plt (m¡ndn1

plu¿8¡s8 ap rolop :ugrsnJur latua8ulrtsz 'oJrlgrquuB

m¡nun¡¡)

ued'vza^raJ

otndnt

sBuorof,

ap uglrBroqBla

(puutntog,'ter unuuue? sul)

ollaqEl

sBqralq ap sBIIlpEt{oIxlB

P BIUOJB

zlvt

Blalol^

IaP opBPInr '.v)es

lprndod vtvdropulr¡

sIf,ua¡olJ AP OUI-I (ayou1t1So

BIPUI

Burf,of, 'sostn8 alueJoposaP 'lald BI ap opBPlnJ

onusa8rP

'sBpEIBSua

:ugrsnJur locugrntp

'sedos

utrlpun¡g"y) oJTls!^a-I

orde B BLuorP

supelunJrad selan Brde¡al¿[uorg :a]raou

ap sBqraq

utuar{nqB 'salqanlu

BzuaAord

:alIaJB lsolcasul sol

loctlgtuol, w)\zv ollaqec 1ap ,( lard

lousrsorn t¿u'vzeqv) vtvd Braf, l¿do¡ vlvt rolop :BuBSIl -ud operelle lprndod

sEuorof, 'sBqralq ap auaJE

aP

-rvNI)IOeI\I

osrrstrHocI

o^rr\ruof

%

ac

BI

ap opBplnr

o)IIgnsoJ

oIuvNI'InJ

atran¡ ,( aJInP BluorB

oflrynouv

(olnpuetal) EPUB^E-I

vsuelH

v

sDqDul sol ?p sosn


Usos de las hierbas

ñ Hrcnne

Anol¿4,uco

Olmo escocés

CosruÉnco CulrNemo

Drconerwo

h Dotr,tEsrtco

cuidado de Ia piel

(Hamamelis molis)

M¡»rclNel antiséptico, contusiones, varices; infusión: lavado de oJos, enJuague

Orégano (Origanum

carne, verduras, ensaladas, aceites,

vulgare)

ünagres

Ortiga mayor (Urtica dioica) Pelargonio de hojas aromáticas (Pelargonium)

cuidado de Ia verciuras piel y del cabello aroma a limón,

nuez moscada naranja, clavo

Perejil

azúcar, sorbetes, pasteles, postres,

crispum)

similar al anÍs

(Anthriscus cerefolium)

Ios insectos

decoración

cuidado de la piel

finas hierbas, bouquet garnÍ,

tinte verde o color crema

cabezuelas de semillas: coronas

cataplasma

carne, ensaladas, pescado

Perifollo oloroso dulce, anÍs

macedonias, tartas; semillas: bebidas

(Myrrhis odorata)

Pimpinela

ensaladas,

(Poterium sanguisorba)

salsas, bebidas

Poleo

ramilletes, coronas

cuidado de la piel

(Mentha pulegium)

semillas: cera para muebles

ahuyenta los insectos

plantas en flor: resfriados, náuseas; picaduras de insectos

Quenopodio

ensaladas,

(Chenopodium bonus-henricus)

verdura

Rábano rusticano acre, al machacar armoracia)

(Cochleoria

Regaliz

popurrÍs, ahuyenta

cuidado de la finas hierbas, salpiel y del cabello sas, ensaladas, platos de huevo, sopas, decoración

(Petroselinum

Perifollo

cuidado de la piel

tisana: afecciones cutáneas

cuidado de la piel

dulce, anÍs

raíz: salsas, pescado, carne, platos de pescado

raiz fresca. congestión de pecho

repostería

digestivo, laxante

(Glyqrrhiza glabra) Romero (Rosmarinus

cuidado de la bouquet garní, ramilletes, coronas piel y del cabello, carne asada,

fficinalis)

jabón

pescado, patatas, vinagres

cuidado de la piel, jabón,

mermelada, guirnaldas jalea, decoración, jarabe de

Rosa (Rosa)

dulce, aroma floral intenso

polvo

escaramujo Ruda (Ruta graveolens)

amargo

Salüa

acre

(Salvia offtcinalis)

cuidado del cabello, higiene dental

bouquet garnÍ, carnes, rellenos para pescado

B

popurrÍ

tisana: digestivo,

nerviosismo; diurético

popurrÍ, velas perfumadas,

vinagre de rosas:

fraganci a para

miel de rosas:

dolor'de cabeza;

la ropa

dolor de garganra

ahuyenta los

problemas en los

insectos

ojos; gargarismos

ahuyenta los

tisana: tos, digestivo; enjuagues; aceite: aromaterapia

insectos

» -216-


ñ

IAId BI ap opBPrnl

ap

aluBzrlBruorB

h

(nsotuu{ rnqn¿) eToutvztvz

(uwotopo

sBpBr{JrBJSa

sarou llarur oqcad ap ugrlsa8uoo

BI

Iald ap opBptnl

osualur IBrou BruolB

DlotL) BlaloIA (oatotaTo

sarBrlrq

e8e¡opra¡

'B¡npla^

woywo¿)

SBpBIBSua

soln)lgl

Euaqra^

-Bns aluBpas :BuBSrl

(stlouttt$o ouaqta¡)

'vzaqet aP rolop 'a^

(nlouoúo

ez¿qv) ap rolop 'a1\Bns aluBpas :uorJf,oJap

atualadar BtuolB

otn?rnrp 'ocud?suue 'omlsa8rp :BuBSrl

IaIu

salallnuB¡ 'sEuo¡o)

sauorsntuoJ I sat¡oc ¿do¡ u¡ zurn¡rad 'supeurn¡rad ap otuarruulurt 'omlsa8rp sBIa^ 'solJasul sol

lopzu¡sal

B

ounnTo¡) BuBualBA

Bruo¡B sarou

uof, sa¡8uun

(vuowyn o¡npuadllg) BrrEruln

'saJtaJB

'vPvsv aurBf,

'soqopz 'souallar ollaqur

:BuESrl utua,(nqu'qrndod

'lurut

ranbnoq

I

urcuuBurS

EI ap opeprnr

BSUA]UI

lard

1ap

(nu(qD oilIurof

sBpBIBSua lsalalsed

'aqral ap asBq

solJasur onusa8tp :BuBSrl

sol Btualnqu le[ue¡su aluu

(an37nrt

otaf,BuBf

sBuoJoJ 'auJuf, vmd uozps

uryatouo¡)

u sotuld'osanb

salBrpros 'ouLr 'suprqaq 'setnrJ ap ollaqul 1ap d lard Iaru B sB^rasuof, :saJou BI ap opBprnl BruorB uof, saJou

OIUSI]BUINAT

'aJqarJ :BuBSrl

sBau9lnf, sauorJf,aJB

(ntnquog) ol[tES

ugquf 'ollaqer Iap opEPrnl :v)as zÍvt llard BI ap opuprnl

Braf,'sauoqul

(n1outtffo ououodog)

eueuodzg (snsn,md,baoworlt

sol)asur sol Blualnqu ade¡aleruoJu

:alraf,B

auanJ BruorB

u¡rarun;rad ugrf,BroJap :salou

:alraf,B

opaurnq

OSUAIJUI

B BruorE

out1o1uog)

BurloluBs

(wnq1o uun1oryog) olBpugs (suo&aya out1og)

Bqld B Bruoru

souallar -rvNrsroey[

oflrsfr loc

%,

o^rr\ruofro

osrrlnso)

oruvNr-rn)

Bgld BI^IES

o)rrynouv

vsuarH

v

sDq)?nl s0l 2P sosn


Nombres alternativos -

ñ

a

NOMBRES ALTERNATIVOS NoMsnr norÁNlco

Htrn¡es

DE

rá cuf.e

Nounn¡s

ALTERNATIVO

coMUNES

milenrama, milhojas, aquilea

Achilleo millefolium

Alchemilla vulgaris

Al ch emill a x an th o chl o r a

alquimila, pie de león

Aloysia triphylla

Lippio citriodora

hierba luisa, reina luisa

Anthemis nobilis

Chanwemelum nobíle

manzanilla rom aÍta, camo mila romana caléndula, maravilla

Calendulo offtcinalis Chrysanthemum

balsamita

hierba de Santa MarÍa, balsamita

Balsamita major Tanacetum balsamita

Chrysonthemum

parthenium

Tanacetenum

parthenium

matricaria, magarza

Matricaria eximia rábano rusticano, rábano picante

Armoracia rusticano

Cochlearia armoracia Coríandrum sativum

cilantro, coriandro, culantro

Cymbopogon citratus

hierba limonera, hierba citronela

Filipendula ulmaria

ulmaria, reina de los prados, altarreina aspérula

Asperula odorata

Galium odoratum

regalí2, oroztJz, palo dulce, paloduz

Glyqrrhiza glabro lris germanica

"Florentina"

lirio de Florencia, Iirio blanco

lris florentina

Isatis tinctoria

glasto, hierba pastel

Lavandulo

espliego, lavanda

Melissa offtcinalis

melisa, toronjil, hierba abejera

Monarda didyma

bergamota, té de Pennsylvania

Nepeta cataria

hierba gaÍera, menta de gatos

Salvia sclarea

amaro, esclarea, salvia romana

S

ant olin a

ch am a e q p

ar

santolin a, abr ótano hembra

is su s

Symplrytum officinale

consuelda, consólida, sÍnfito, suelda

Tanacetum vulgore

tanaceto, hierba lombriguera, atanasia

I

v

%,

-

218

--


-

6t7,

-

h

ñ IBrntBu BruroJ ap epr8rns pepalre¡ orau98 Iap arquroN

arf,adsa BI ap arquroN

orau?BraparquoN

IP^UIn) un ap BrruaraJlp E'oplrqlq

un ap u9lJBf,rpul ur-r.ruoJ

arquroN

VIfl{ilUO-I{ AC Ofifl{IH

,aldrn¿ alTrI/KI, Dln?uq/\D1

vaNVAV-I

orau93 lap arquroN

oPBu[u¡alaP rEAEInf,

un ap arqluoN

alolpIH, I

anadsa EI ap arqruoN

urluoJ arquoN

'

opeJrJru8rs atuarpuodsauoc

ns I salensn sstanbna sal uersantu o[BqB uacar¿dz anb soldruala so-I 'umlJpuapl sq anb sarquou sol uoJ selanbua uu^all Elraurpru[ ap so]tuaf, I sepuart ua Etual ns sred sBpBtIJrsBIJ spqralq sB-I

vct{vAV-I

SYJ-NYId

IC

N9IfVf IJISVIf 1C YnlLsIS

'sarf,adsa ,{ sarunulnc 'sapuparrz^ arua soprrqlq rep uapand aS 'sBtultslp satoadsa sop ap otuarruuznrf,artua Iap opr8rns eq anb Blueld opIrqIH

'ar¡adsa Bun ap

'.,r8^,, oruoJ ulanbua aS 'aluaureperaqllap BPBAIllnf, Jas ap ru8nl ua 'lurnleu EruJoJ ap a)npo¡d as anb lulaBarr aroadsa BI ap ugrJmrJlpolu Bun Btouap *PBpatrEA,, oulluJ?l 1E 'sa1duils sEIIrruoJ arlua uerralf,ua as saluarpuodsarJof, saJquou so1 ,( ,.4J,, oruoJ uelanbua as saJz^rtlnJ so1 'setueld ap uglJef,Upuapl BI uA 'salBIJuaJaJIp sBJItslJatJBrBf, sBuaIJ rod epe^EInJ etuuld Bun BlouaC '..EpPAulnJ pBpaIrBA,, ?P BrnlEIAaJqB BI B apuodsa¡¡o) ,,rulltlnf,,, ouIIuJ?t Ia pupa¡ru¡/ru^plnf

lnru sutuuld

B

oruap uglsl^lq a¡cadsaqns

'sEpEulrulalap sEJllsIlalJElEJ uof, selBllulls IB rolraJur epo8ateJ a¡radsg

ednr8e anb 'orau98

'orau93 orusnu un ap oJluap

uudn¡3¿ as sarulnurs sBJrlslJatJBrBJ ualJeduroo anb satcadsa sE-I 'arJadsa I BIIIuTBJ artua Eplpuerdruoc euo8al¿J oreu?g 'sopuuorJelar soraugS ap odnr8

un aurlar anb sutuuld ap u9IJBJIJISBIf, BI ap vyrcBalel BIIItrrBf,

SVII{V-Id AC I{OIfV) I{ISV-I] ,

%

»

spluold ap ugoon{rso12


ñ

INDICE Nota: Los números de página en negrita indican las entradas principales de la guia. abedul 212 cosmético 160, I72 medicinal 174, L87 abejas L29,136

abono L27, I31 133 abrótano 30

cultivo I34 usos 160, 196, I97,203,216 abscesos 174,178, I8I acedera ffi, L43, L44,196, acedera redonda 87, 1L7,216 aceite culinario L46, 117 de a3o I93 de clavos I93, 205 de diente de león 168 de eucalipto I89 de lavanda I93, I95, 2tI de melisa I95 de peralito I74, I87 de pomelo I95 de rosas L7 5, 195 dulce de abedul 187

esencial L94-5 para baños espumosos 163 para masajes 167, 183, IB¿

L9+-5 acericos 206

achicoria 1O, I29,2L2 Achillea millefolium ver milenrama aclarado de ment a 173 acné 174, l8l acodo I34 de ment a 131 acondicionador de ajo 173 adormidera 15 adornos de flores secas 196 áfidos 136 Agrimonia eupatoria ver agrimonia agrimonia LT , l6L,2l2 agua de baño floral 170 agua de lavanda I70 agua de rosas 17I aguas de flores 170-I ajedrea de jardín 95, 136, 142, 143,216 ajedrea silvestre 96, 117,2L7 117

usos I77,2L7

alcachofas 123 alcaloides obtenidos de

apro 174 aromas y fragancias 2I2-I7 ambientadores 202, 208-9

hierbas alcanfor I89

15

143,I5I,

I5I,

213

Artemisia abrotanum ver abrótano absinthium ver ajenjo dracunculoides ver

196,

198,2L2 medicinal 174,192 tisana I77 Alchemilla vulgaris ver alquimila alholva (fenogreco) 107 , I52,

l8I, I84

usos L42, L43, 152,2L3 medicin aI L74, L7 5 , L84 aliento fresco L74, I93

Allium cepa

perifollo antiarrugas, preparación 160

artemisa 33,215

alcarave a 36

usos 112,

manzanilla romana Anthriscus cerefolium ver

aromaterapia 191-5

proliferum ver cebolla

egipcia

fistulosum ver cebolla

de

Gales

satiwtm ver ajo schoenoprasum ver cebollino tuberosum ver cebollino chino almacenamiento de las hierbas secas 141 almohadillas I82, 203, 207 alopática, medicina I I Aloysia triphylla ver hierba luisa

estragón francés vulgaris yer artemisa artes decorativas 196-7,

2L2-17 artritis 187 asma I84 Asperula odorata ver aspérula aspérula 48,2L7 aspirina I74 astringente de menta 168 avena 160 azafrán L43,, L97 azucar aromati zado (receta )

r59 B

babosas 136 Badianus, Juan I I baño de vapor facial 169 baños de vapor 184 baños, hierbas para I82 baños, preparación 160,

162-5 cultivo 115, I I¿

128

, L29

'Lodden Crown' 129 usos I43, L54,I95, 196,

I98, 2I3

malvavisco amaro 92 cultivo 115, 122, usos 212

berro 69,

angélica angélica 27 , LgL

medicin al 174, 17 5,

LL7

usos 190,217 betónicas 97,200,2I1 Betula ver abedul bolitas de jabón, tradicionales 161

bolsitas antipolillas 205 bolsitas perfumadas 206 B orago o fficinalis ver borraja borraja ?+, ll5, 143

cultivo II7, 136

B -220-

17

8,

r7g,Ig0, Ig1, lg2 tisana I77 calmantes 182-3 camedrio 10L,2L7 capuchina I08, I25,136, I53 significado I97 usos L43,2I5 cardamomo 202 Carum carvi ver alcaravea cataplasmas I78, I8I, I8Z 188 de ajo 188 catarro, mezclas contra el I84 cebollas de Gales ?§,2I5 egipcia L9, 2L5 usos medicinales 174, L75, 189

cebollin o 22 control de plagas 136 cultivo I 17, I28, 129 usos L13, I98, 2I3 cebollino chino 23 cedro 202 cera de lavanda para los céspedes de tomillos olorosos

domésti co 202, 203, 209 bergamota limonera 65

ambientadores 203, 208-9 amigdalitis 185 ,4nethum graveolens ver

2t5 cosmético 160, 16I, 163, 165, 16g, L7l, 172 doméstico 203,209

muebles 204

bergamota 10, 66

tisana 177 Althaea officinalis ver

l3l

Calendula officinalis ver caléndula caléndula 35 conservación 14I cultivo 74, Ll7 usos I43,154,I97,209,

I85, Babilonia

alquimila 18 cultivo II7, 128 usos 196, 198, 200,214 cosméüco 16I, 165, 168

futgelica archangelica ver

cultivo I28 usos 142, 143,141,

usos 212

Anthemis nobilis ver

eneldo

ajo 2L

significado I97 usos 182, 203,209 botellas de lavan da 207 brema al horno (receta) 149 bronquitis IB4

117

siembra 131 usos I7+,212 anÍs 80, I29, 184

significado 197 usos 142, I13,202,2I2 tisana I77 albóndigas de salsa de eneldo (receta) 148-9

cultivo lL7,123, I3I

I98, 216

31,

cultivo

cultivo LL7,124-5

USOS

a.leryo

cosmético I73 medicinal L74,185, I88 albahaca moruna 7L albahac a, 7L, 129 , 205

r03-1 Cichorium intybus ver achicoria cilantro 42 conservación 141

cultivo II7, I23,136 significado I97 usos 142, I13,I53, 200,

2t3 doméstico 203,209,211 medicinal I94, 195 clavos aceite 193, 205 usos 175.,203.,213 clemátid e L22 Cochlearia armoracia ver

rábano rusticano


-

TZZ,

-

ñ tgl t6I

spÉurrEl

sallarB 'Iqdl>t

I

ogaslp

erprs ap

zapl

SEUBSI]

I

I

BIPUI

safe¡nut

VTZ,60Z '7OZ 'EgI 'LeI'bZ BSInI Bqrall{

'60Z'€.02

bLI 'eb¡ 'ZbI arqr8ual

96f ';LT '09I uytttzYl 1-VII ugl)Ef,r¡rue1d g¿1 soaszd 6 salBulrlpau

tzl IBuIroJuI z-I7I IEIuroJ

ez-gll

eZ-bI1 saurprel 6EI

(ulacar) BI

IES

ggI 'zgl

DA srleuorJ7o e$etqdnt soAPIr

bIZ (iü etau6ut[ EqraF{

tat e)ueurole

t6I

efz' 96I't8I'EgT

oldtl¿ona

LTZ,6VT,ZbT

s

LíT

tet

rnruuaqlrud

Baslar{J

BIauoruII Bqralq JeA sntentc

uotodoqufl

Eg1 (etacar) ^{ s4f,snJ

orluellf, ap EpBIPsua

ztI

Blun)lBf,

OUIIUOJ

JaA

ulnulw,tc

unwun)

z6I '88I

oPvrolnlua 6

LI'0T-6 sEIoqlIN'radad¡n3 LT_7.T7,C_ZLT

ollaqBl IaP oPBPInl 902

sBqralq uof, olans Ia rlrqnl ¡g1 (etacar)

ap

'sal¡of,

or1uBIIs

Ioruol

€IZ sosn

ItI

ItI

salEuas sBI ap Bulrlrocl EtI UgISI^lp

IIZ

u9llE^¡asuof,

86 Bplansuof, oSuaIJuI aP SOUoJ

seqralq sBI ap ugllzla8uoc 6-8/I susa¡duoc osorolo o¡o¡rad

etoqdruturo)

EIZ,Z6I

'bLÍ'sb|'7.bI'€ü oulluof,

of,ll?I.usof,

I¿I orauo¡ I BSIIaU ap I-0¿I 'I9I sEluolol

sosn

z0z ePelo) bTZ,ZLT.89I 'E9I '9I 'L ollBqBl ap BIol

'¿ ugal aP alualP BarrBIp E¿T

o]JuLeIluBtBJ]

9g1 su8z¡d ap

ZLI

'89I 'E9I '191 of,ll?lusof, 6ZI 'LII 'EI I o^Ulnl

salErnq

¿-98I 'bll sarolop

0I

E¿I uglsardap

€ZI 'EI ptr8rp o BralEPaP €gI '6-8¿I sauolf,f,of,aP PrJBf,rrB vJ

wnueqluesrhq2

II BUIqf orpodouanb ¡a¿ u mp o d o ueq)

q-s nu o q

191 ndureqc

seq-rarq

LtI

szln{

gg1(etacar)

,( sequq ap BpBlsof,

88I 'E-ILÍ

JeA rrrnLnes urupueuo) 6gI '8¿I 't¿I sauolsnluof,

Eruazf,a

¿8I sauoIJBInf,IUB s?l ua t6I 'E¿I gg¡

'bLI etue8re8 ap E¿T sB}lua aP ep

ggI 'E¿I vz¿qw

sutouzSer¡

€.6I'Z6I';LI

ropzrol ap IBroU ercuetzr¡ Brf,uarol{ ap olourq re^ »Inp 'fi^ ofou1q nt aru8¡n^ wnln)rueo¡

8 saprrgrsolC

nt equlut

06I '08I IBuIlIpau 69T '89I

'EgI'bgl'09I

o0I

aluBzIIUraJ

BSor

SEIUAIf,

gEI (ulacar) sutroryuvz

ETZ

1aE

88I

9Z oplaua 'E8I o[B ap rrxlla g sorcdr8a

08I 'E¿I 'IT

wnlvtopo unlle)

soPlo aP aP

E¿I sBlantu

solnsuRrnJ

e07. saropBlualqluB

n-uz I

n)uue

0I '6 uapreg crslq¿

9€I zrct

ap Bqralq

v¡vrcd

'

¡91 (etacar)

¡91 (utacar)

g sotau8

eloue8raq uor

¿9I

I9I souutu sEI vlr"d 99I BpuB^Bl aP T9T szropzrdunt

LI_7TZ sBlaf,ar'sBpBIESua

e-z;I

16I '06I

1aB

'86I '96I 'ebr'T.br sosn

E8T sB¡BEteB

glÍ 'LII o^ulnr

gg¡ 'bLI rolop 'vluvBte? 991 (utarar) arqrlua8 uoc elpnbatueru ap ¿g1 (utacar)

t¿I BulparJa

oplaua ap sEIIIuas uof, sutallet

' 9IZ '28 'L rouau Bplansuos 68I '¿8I '08I '8¿I 'VLf lvulf,lpalu

ulnrgdsu JeA

I8I '8¿I 't¿I 6-802'

'BZI sBIuorE

I¿I

LI'89Í'I9I

,€.bI ,ZVT SOSN .96I , €lz'002'867

L6I opecr¡rutts 9€I

clz

6ZI sBlllruas 6ZI o^Ulnr

D^ euewln eppuedry¿

9fI

't8

yg7 tvBoq Ia vwd atuatratap

B^lot{le Ja^ oJarSoua;

sBqraq

BgBh[ BIUBS ap Bqrallqra^ elluesleq

SOSN

0€I '8ZI '¿II o^nlnr

92 YlowB Bqraq

Z€ s?ruur¡ ug8etsa ollBl

ttl

L-9,{

arua Blf,uaJaJrp'sercadsa

saluBlErplq

BSauI

zLI olÍvqBr ap EIor ap

sa[anbsa

ousE lap Bq¡alq

BITEIAI BIUES

I9I

E6I 'ü,8 sBsor ap Blf,uasa 991 sefoq ,( soletTd 'sarog rut{f,ref,sa 68I sBrnpBplBlsa ollBqBl ap BIoJ tet esuet-re utntesqb7

0I-6 sorrBqraq 8 soarqaq tII '9 asnoH PIaIIBH s?)of,sa orulo Je^ srypw sqewvureH 66I

g-bb| sBlaJar'saluBllua

LT_ZTZ

'6-86T '96I supleulnB

'I-09I

etouuS¡aq uot seln{ ap

g¿1 adu8

nd etqY¡? earyúcl¡g Lfz 'L6I 'ZS 'L otselt

zrlvBat

E¿ oulqc Suasut8

ap solut?d ap atuursarJa¡

sBf,snJ uoJ orluEIIJ aP '

€6I sanS¿nlua LI IBuIlIPau

'9

sala8

ZgI saqra¡{ ap ollugt

¿9I souetu sBI vtvd prog

BSor ap solet?d ap epelunc

eurqondzt ap sarou ap gg1 (utacar)

bIZ 'SL Suasur8 98T 'ZBT '0I '6 2 ut{o['prurag L6I opucr¡ru8ts E6I oluYla?

Z9I oguq 1a urud salzrou

erua?ng

'E8I ugISnJuI

68I 'E¿I '09T allarB

LLI vueslo '9 LI IBurf,Ipau

0€I 'Zf osnr ug8ulsa

,IZ sosn 6ZI'LIL'EII o^Ulnl

f Iz '08I 'qLI sosn LOI opucr¡ru8rs

6ZI'LII 'ETI o^Ulnl zL'L

t¿I sulllutdsa

erz'z0z '8€

gg7 mBoqurdrurl ü,9I sEqraI{ ,{ laru ap

ugqEI

otsu18 rel eUoDUlt spesl Blf,uarol{ ap oFII

ret ,eunueJol¿, eJruewat su¡ E8I ofz ap E6I 'E8T sauolf,Bl¿t{ul

g6I '16I BI^IPS ap t6I '16I orauor ap 16I '€8I BSIIaU ap 68I '98I BIrBJIrlBur aP €6I EPUB^BI ap t8T BluEruall.u

I or¡rus ap rog ap ,8I orar8oua¡ ap ¡91 ecl]9ruorB

re^ sBqraF{ ap sauolsnJul 8¿I sauoIJBIuBUuI E6I osuarf,ul odosrq

ret sqeurrt¡¡o sndossl¡7 solndnl ret sn[ndn¡ sn¡nurnH IIZ opemryrad ounq 961 seSruroq

gEI rBqf,rBJSa olugf, 'szfoq

bgl'LLL 'bLI lBurf,rpalu ,ZbI SOSN bTZ,T,bT 6ZT o^nlnl gE odosrq L6T, 96Z, 9 LT,+.LI @TI?dH

eIZ ' Lt Brruarol{ ap ofouq 16I BuBSrl

z6I'SLI'bLT lBulrlpalu 602 '€02 of,Ils?uop orll?ruso3

z

96I ap SouroPB'sB3as 002 '96I sEI ap alzntual 8ZI sBqralq aP 9EI rBl{f,rBf,sa orugJ L-ZV sarou 60T ullaruBH ap ElsIlnEIJ BrrBluln

,6ZI ,eZI ,ZZI.¿II o^nlnf, 9p ofoulq

L-9

,( ssroadsa arua sulf,uaraJlp 9 ugrsruuap

%,

LI-2I7.' 69-7.b1' 8- L BUI)of,

»t?uI


indice

ñ laurel 7, 53, LL5 , L44, I19 , zLL arbusto 121, L25,136

I8l, 188 , L92, tisana 183 maraülla L22 mariposas L29 mariquitas 136 marrubi o 57 , L29, 2L4 Marrubium vulgare ver marrubio masaje de vapor I84 mastranzo 63, L22, 199

cultivo I 17 significa do 197 Laurus nobilis ver laurel Iavand.a

doméstico 203,207,209 medicinal L74-5, 178, 180,

51-5

cultivo I15, IL7,l29 esquejes 134 fragancia 206-7 'Hidcote' ll7, 170

'Munstead' I59, 187

poda 137 quemar las podas 205 significado 197 stoechas L62, 166, 207

'Twickle Purple' 123, 162,

181,

Ieche de apio I87 leche limpiadora de

manz^nilIa 166 "lenguaje de las flores" 196, 200 lesiones, ratamiento I88

musculares 187

Leüsticum officinale ver IevÍstico 161

limpieza del hogar 203 Iirio de Florencia 51

cultivo I35 usos 203,207,209,2L5 lociones de flores de lavanda 168 moldeadora L73 lúpulos I82, 203,2L+ Ma-huang L74 malvarrosas 123 malvaüsco 25 cultivo IL7, L29 'usos 215 cosmético 160, L68, 172 medicinal 174, I78, L79, 184

mantequilla de berro (receta) 146 de finas hierbas (receta) 146 manzalilla romana ?8, 120 conservación I40

cultivo

II¿

x rotundifolia ver masranzo

189

tisanas 177, L83 Lavandula ver lavanda

limones

caballo

x piperita var. citrata 62 x piperita ver menta piperita pulegium ver poleo

variegado 63, 163 matricarta 39 usos 198, 201,2I3 medicinal 175, 186, 188,

169,I97, 195 usos 196, 198,,2L4 cosmético 160, 161, 165, L66,169, L70,172 doméstico 202,203,

204,208,211 medicin al L74,, 175, 194, Ig3

lg5

136

flores 177 paseos 120

significado I97 usos 196, 198, 215 cosmético 160, 161, 165, 166, 16g, l7l, L72

Mentha ver mentas x gentilis ver sándalo Iongifolia ver menta de

8-IL, 174-5, 180-93, 2r2-t7 mejorana 8,73 cultivo 128,129 significado I97

spicata ver menta común suaveolens ver mastranzo x villosa var. alopecuroides ver menta de Bowles mezcla contra la tos lB5 miel 183, 185, 188, 189, 205 miel de üoletas (receta) I58

miel orgánica I88, 189 migraña I75, 186

medicinas

milenrama 16

cultivo 115, 129 usos L96,2L7 cosmético 16I, 165,168 medicin al L74, 180-1, 184 ¡sana 177 mirra (aromática), usos 202,

usos L42, I43 20L,215 cosmético 160, L72 doméstico 203 medicinal 19I

2LL,2l5 mirto 68,197

ttsana L77

melisa 58-9

cultivo LL7,I29, 136

citria

usos 112, L43,2I4 cosmético 160, 16I domésti co 202 tisanas 177,I83, I91 Melissa officinalis ver melisa menta común 60, 61, 63, L52 uso medicinal I88 menta de Bowles 63, 163, 169 menta de caballo 62 menta piperita 62 conservación 140

or a ver

muérdago 196

multiplicación 130-5 a partir de semillas 13I-3

cultivo 129

acodo 134

división 135

172, 173 medicinal L74,

17

5, 183,

Ig6, Igl tisana L77

er gamo ta

muelas, dolor 175

usos 216

cosmético 160, 161, 169,

b

limonera didyma verbergamota 'Lodden Crown' I29 monjes 9 mordeduras de animales e insectos L7 5, lB8, 189 mosca de la zanahoria 136

esquejes de raíz 135 esquejes de tallo I34 murajes 17 5, L92, 2I3 Myrrhis odorata ver perifollo

oloroso Myrtus ver mirto

mentas 6G3 'Crispa' 62-3,I22

control de plagas y enfermedades 136

cultivo LL7, L2L 129, I30 especies 6L-3 esquejes de raiz I35 para cubrir el suelo 205 significa do L97 usos 142, L43,152, L99, 2L5

cosmético 161, 165, 168,

189

orzuelos I78 pan de hinojo (receta) 157 Panax quinquefolius ver papel perfumado 206 Parkinson, John 9, 10 paté de liebre (receta) 144 pelargonios, de hojas aromáticas 7F7, I15 usos L43,I55, 2I5 Pelargonium x asperum 77 capitalum 77 x citrosum 77 crispum 77 graveolens 76, 77 grossularioides 77 x nervosum 77 odoratissimum 77 quercifolium 77 tomentosum 77 pepino l6L, L75, 178 pepinos en escabeche de eneldo (receta) 158 perejil 78-19

cultivo

naranjas 161,202 N asturtium officinale ver berro Nepeta cataria ver hierb a gaÍera x faassenii 7 0

mussinii (sinónimo de N. racemosa)

7

0

neroli, aceite 17 5, 195 , 202 nuez moscad a 143

L6g, 173

doméstico 202,203 medicinal 174-5, 188, 192 tisana 177

cosmético 163 doméstico 203 medicin aI 174 Origanum majorana ver mejorana vulgare ver orégano ortiga mayor 7, 15 usos 215 cosmético 160-I ,165,, L72 medicinal 175, 180, IB7,

117

rtzado7 8,,

Ocimum basilicum ver albahaca

minimum ver albahaca moruna

« -222L

d

orégano 8,74 cultivo 115, I17 usos 142, 143, L54,, I98, 2L5

ginseng

Monarda

especies y variedades 59

Oenothera biennis ver hierba del asno ojos cansados o irritados 175, 178,, 192 olmo escocés 16l, 168,174, L7 5, l8l, 2L7 olmo rojo americano L74, 178

L7

9

significado I97 usos 142, L97, 200,, 215 cosmético L68, L72 medicin al 174, L7 5, 178, Lgr, lg2 ttsana 177

perejil de Hamburgo 79 perejil de hoja 79 perejil tuberoso 79

perifollo 29 cultivo Ll7, 134 siembra I34 significa do 197 usos L42, L43,148, 152,

L96, Ig8, 216


-EZZ-

ñ L6I opurIJIuSIs

b-eü

osorolo

9-b0r sapBparJeL

1{.

salf, adsa

9-t0T o^IlB¡o)ap 6ZI'LIT 'fOI o^UIn) z0I orrBullnf, 9e T sBtEId ap

lol]uor

E8I 'Z9I '9-Z0I unluor yzoT'g olllluol E8I sopBlrJsar efid LT-ZIT..T6T

.06I

'68T 'E8T 't8T '€-Z8r 'L-qLI sauolsnJul a sBuESIl

E6I Brrllu 6gT orrr?dF{ z6I '68I '88T Blnpu?lBl 6-gLI sBrntuu L6I utud sBqrarq'satull urrruof, ollrluot Je^ slreguÁ g0T

'gol wrylldras

90T 'tOI (snsou8nue¡ 7 otu¡ugup) snsou!?nueIZlr"rtO

't-fgI

(racntp'J ap

oruruguts)

snc0

)Je'xoJaetd

90I euoteq-eqrerl uaureoP

EoT

'toI

EoT 'tol snropoulD x ollnuol uilqtaq nt 'snut {q¡

orrparuBJ

'9

LI Bsohrau uolsual

olaJEuBl

LIZ,COZ

zLI'I9I

nr

soplJrls

o^Itlnr

L6I oPect¡ru8rs

gg olaueur L€I 'LII o^ulnf, 88 Bpnr etoufvzlez teL snso)pruJ sngnu

q-bLI sPrnpBzor oraluoJ JeA SIIew)rJJo snwJeurs oÜ

b8 Yzua^ord ap IBSor olsBulB(l aP IBSor

,8

96I 'g LI 'bLI lvlrlclpalu 602'802

'€.02'207 osrts?tuop ILI 'LgI 'T9T orll?usof, 0r7 'bir '€.bl sosn TTZ,b6I

gIZ'002

BSor

PUId PI^lBs

,

9

oueQ9r

araroupd

Ll so,rusaSro srua¡qord

soPerzdard

qautdnnd

eteloprar

'0I-802 ¡rrndod

69¿ szmod Buouato¡ aP oqod

ITZ osuallu-r ap oqod

6rÍ

o)U?luso)

(etacar) seqran{ ssl B o[d sosL

9TZ'9oZ'e\Z'96I

¿91 Epod

safanbsa

€tI

glz'et¡ 'Ig Eau1dud

'I-08I

LT-ZTZ soaugtnf, srualqord

6-89I 'I9I

BrBd suq¡a1q

¡ad

68I '88I 'g rI sotf,asut ap szmPaProü í 691 utnuroq aP

68I 'E¿I serryrqd

902 'olrBullnJ olpauaJ 902 souallar .ü¿I SOSN

.E8I

LT

§€I o^ulnl

§tI

¡

¡ouaru EPIanSu@

I{I

g

LÍ-Trc'9-707.

'II soJlts?ruoP

D^ vqtosmtues wnwn¿ S-¡EI sutaJar 'sensod Eg1 (utarar) ugIuII IB oPEIaq alsod JaA ee)eJelo DV¡nUod 602 oPBstn 602 YPelBsor aP

LT-ZIZ

0TZ Esor aP so[nduc aP

gel

otns?Iuop

,OLT.89T .E9I

¡91

EgI ¡Etlda¡'sauoruEd urnsrue Y¡awdry¿

tet

gg¿ auanmd gr,1 ugruarud

ETT

9CT,LZT

'gZI'gT-EIT sztueld ,p o8at¡

oporB Br IBS

sryeuplL[o sue&a¡a

,

bTZ 06T

ESIBS

I-002

sosn

I

üIZ '89I sosn .9II o.\nTn E€I

Iü or¡pEsrL[

bIZ' Le orpodouanb

68I '¡¿1 serrpzruanb gg

uuuuour¡nd JeA Sqeurzrllo AJeaow¡n

nd suet¡na qPw+I

'

L6I ,bgl.EEI

'üB ratsBJuET ap elor

ratsBJuB-I ap ufor Bsor JeApqeq)u1o,'ec¡¡¡e?

ZLT

'bgl'I9T'09I

'86I '96I '8EI 'ZbI sosn

BI^IES

9eI'27.Í o.u¡[tl) ¡B oald

E8 ,anlg tsrnqtulssls, L6I opect¡u8ts

EuBSll

e6r LI' bLI IBuIrIpau SOSN

D^

z6 r.anuluroq

nr

aP

ret sueloa¡et? enü

Bpnl

slue

E8 '8 OJarUOr 8 SOUBTUOT

LOI opvcr¡ru8rs Barndr¡rd

b6I'gZI' ezl'16

IBS

Buld EuIES

'eOZ sauoleJ Brluof, atualadar gg1 so1

e! les 902 salaluBruB^lBs TEI sBlaJal 'es1es 9y1 @tacar) ap:al BsIPS

'6bI'8tI '9bI

6-gbI (etacar) oplaua

IZI

ra^no)ue¡'uaprzf pwQ¿ g argls

{roÁ /t\aN 'toue¡1 Emqsdr¡rq¿ ¡[arad

n¡utndsuc wnwasona¿

6y zqvBat otI sPqralq sBI aP uglrralof,ar L-tzr'toI ua seqlarq ap o^ulnJ 'salualdpa¡

Bpuopar

aP aluEcsa{ar

/9I

BruarJ 'Esor aP sotr¡?d

9EI ret{JJzf,sa'solr¡?d

9tI ,9LÍ ,CbI SOSN

sspt¡usad

suuutJuta8arr

L1-2I7.' 69-bVI sBlaf, ar sarou ap salalllluBr

xeurnd

gIZ'ejz

06T asrsl-Lla uaqaP anb seq¡arq 'B1lB eaulnSues ug¡=d

opeotstu8ts

s$uetrcLl

Bueuodss

I

'EII

orll?Iusof, sosn

'SII 'b6 st¡¿uodss

oJSBTUBC ap lBsor Ja^ p¡endput8u¡, eueJsv(aep x Bzua^oId ap BSor ra^ eryo|nua) x BSOI raL esod

16I 'LLI EUBSII [6I '98T 't8T 'E8I' 9 LI' bLI Ivulf,Ipau

802'902

'ejz'z0z

taL sn)nqwes

ZSI @Pcar) Btuatu Á. euezuuru ap IBqIUES

gTZ,OOZ

b6r 'gZT '€ZI 'T6 Earndr¡d

gIZ'69 16I 'LLI 'T8T'

6ZI'gZI '¿IT o^rtlnr E6I alla3E

orll?lusof, zLI'I9I .86I ,IVT,ZbT

evupu|o tiln)exerel

9TZ

ateS¡ra ulnleceuel

rod ugrcecqdulntu'seruozlJ

gTZ,68 BUId

6ZI 'LII 'EI T o^Ulnr

9OZ'9II '66 olaf,EuEl

t€I

safanbsa'ollut

¿8T oursllBunar b}I '9 LI sopBlrJsar 691 osodar opectda¡

orEluB teL ealeps

ESIBS

LZI

qD^ slqceq

serlugta

gtl

€bI vzvlsolu aP sBlllluas zcT rolralul ue BrquaIS IET roualxa Ia ua Brqruals T€T ap ¡u¡¿d B

I-0eI sBllrluas

6-8ZI sBqralq aP uglrlalas I-O8T 'LLI'9LT IBuIrIpau zLI '99I 'T-09I orB?Iusof, eIT '002 '/6T sosn L6I opvor;tuBrs 'saro¡ 9EI olrlBs arlsaAIIs uarpafu JeA eueluout

upreI

ap Barpa lv

yfanlvg E9I oueq 1a urud sottnbss

glz'z0z

bOT.

ret sryeuDIJJo elreuodeg eIZ'7.02'I0Z'96 BuIIoluES vuIIoluBS Ja^ s ns sue dlceeweq) euqolue S olBpugs re^ wnqp wryelues 9rz .E6I OIEPU9S ,TTZ, EOZ,ZOZ z9 olBpu9s

oJrl.BS

nd srfipeeweq) utnu)nel €_Z8T

'6LI

re|

utouruSraq vruerr/suuad ap ?l 1E1 (utacar)

EaABrBf,le I egoqal ap ettet ugal ap alualp

Je^

nt

'86T 'L6r '96r '€.br sosn

t€I

IgI 'rtl 'I{6

191 (ulacar) uof, allatellSul

¡larad ap

Pr

BplansuoJ reA eleuory¡o wnúqd*lS ¿11 odrr gI I Iap orPrusa

torlalul ua olans

bTZ,OOZ '¿6 @dwl¡o 'S 'eteuel 'S ap orulugu:s) euüuezlq

suta)ar 's¿dos

g-tby

I-0EI

Erapaf,B JeA snlvln)s EJapaJB JeA esola)e

9P1 @tacar) satuBSInB ,p atusctd Bdos

yy¡ (enrar) up¡ ofe ap edos g¡1 (etacar) Brapare ap edos

B

LTZ,OTZ,T.6Í

I€I

/9

safanbsa'zÍe:

¿1I o-utlnf, osoro¡o o¡o¡r:ad

»t?uI


usos I42, 113,2I7 cosmético 160, 165, lOB, L72

medicinal L74-5, I84, 191

Trigonell a fo enum-gra ecum ver alholva (fenogreco)

Tropaeolum majus ver capuchina tuberculosis 83

tomillo con olor a alcaravea 106

tomillo silvestre rastrero 106 tónicos 161 torceduras I75, I78, 187 musculares I87 trastornos respiratorios 83,

184-s tratamientos de cosmética

2L7

variedades

ulmaria 45 conservación I40

velas

cultivo LI7,, 129 usos 2I5 tisana I77

Wesley,

9I

ungüento de consuelda 189

Valeriana officinalis ver valeriana

John I87

ylang ylang I95 zanahorias costrada de habas y zanahorias (receta)

20I, 202, 210, 2L2, zlq, 2L5, 2r7

11,

conservación 160

cultivo I15, lL7, L29 vapor aromático 195

Urtica dioica yer ortiga mayor

160-1, 166-7,2L2-17

usos 113, L54,2I7 cosmético 160, 168, 17I

usos L79,182, 183, 200,

tisana I77

tomillo con aroma a limón I05

h

valeriana 109

Verbena officinalis ver verbena verbena 110, 175, tB3 verdolaga 2L6 ünagres de hierbas (receras) 146, 147 Viola odorata ver üoleta

t50 zanahorias con fenogreco

(receta) I52 zarzamora 165, 2I7

violeta 111

CREDITOS FOTOGRÁFICOS Clave: s superior, i inferior, izq rzquierda, der derecha

Ace 130s (Brian Green), 13I (Anand Razand), 14I (Mauririus), I73 (Bo Cederwall), 17 (Francois Merl), 33,44,57,70,73,,g5,I09, II0, lT9; J. Allan Cash 6i, II4, I82; et archive 8s 6s i,91izq §z der, lOi,lls; Greg Evans lB0; Derek Fell 1, 65, 80, rzi, 122, L23der, 124/5, r27;perer Mc Hoy 16, Ig, 20,22,2g, 31, 32,34,35, 36, 37,39, 4r, 42,45, 46, 47, 49,49, 50, 52, 53,55, 56, 5g, 5gizq §z der, 61, 62, 63, 67,71,76,79,79, gl, g2, g5, 96, gz gg, 90, gL, 92, 93, 96, 97, gg, gg, 102,103, 105s §z i, I06s Er i, Il1, llZ lz3izq,I28, I35, 132 Ig6; Maggie oster ll5; Photo/Nats 43; Pictor I33, I88, 206;John Searle llder, Holi/H. Shimizu ltg;

A-Z Botanical CollecttonTder,

Harry smith collection23,25,zo,29,30,6g,74,I0I, I04,ro7,I19, I20,

lzli,rzg,

160¿, 202s.

EI resto de las fotografías han sido real:zadas por Paul Forrester, Nelson Hargreaves y Chas Wilder.

I

§tr

§ %,

-224-

I ¡


;

I

Todo Io que siempre quiso saber sobre el cultivo ) usos de las hierbas o

Una completa guía de hierbas que ilustra las variedades más populares, con notas , botánicas y consejos para su cultivo

?o

",pq; /

Abarca todos los aspectos del cuidado de hierbas, desde su elección y compra hasta su multiplicación, recolección v almacenamiento

,ry

o

Cómo convertir las hierbas en centro de atracción de jardines y cultivarlas en arriates mixtos y recipientes indicados o

{,Jsos creativos de hierbas en cocina.

cosm ética, remedios medicinales v artes

decorativas con imaginativas recetas o

Tablas para Ia consulta rápida !' completa de los múltiples usos de las hierbas

{-Í. i )

oo

J

'ág CN

I

-

I

:u

SBN

3-8290-0338-2

La Biblia de las hierbas  

El nuevo libro de consulta de las hierbas

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you