Page 96

SAN MAXIMILIANO KOLBE

¿Qué hacen hoy los cristianos por sus hermanos no cristianos?. . . ¿El Cristo no ha muerto por todos? . . . ¿El bautismo no es el agua de salvación para todos los hombres?. . . ¿No formamos todos un solo cuerpo?. . . ¿No tenemos un solo Padre celestial?. . . ¿La Virgen María no es la madre universal?. . . ¿Dónde están los apasionados mensajeros de tan infinito amor de Dios?. . . ¿Por qué son tan pocos, cuando todos debieran serlo?. . . Y el alma de Maximiliano lloraba ante la frialdad, indiferencia y mediocridad de tantos. Se sentía consumir por el celo de la más noble de las causas: la del reino de Dios, cuyo advenimiento la Virgen debía acunar. Con tal que su Madrecita fuera conocida y amada, Maximiliano hubiera ido a cualquier parte, enfrentando mil sacrificios, dado la vida. Y, ¿quizás no sería pesa la corona roja, que le sonreía en su niñez? Y, ¿la M. I. no había nacido para conquistar para la Virgen al mundo entero? Después de desahogar su fuego interior en refrenados arranques, el P. Maximiliano concluye su petición de ir a las Misiones: -Pero, querido P. Provincial, no se haga nada según mi voluntad, ni según mis deseos, sino que en todo se cumpla la voluntad de la Inmaculada, que usted me manifestará. Y con una dulce sonrisa, se despidió de su superior para ir a dormir. Y durmió como un angelito. Pero quien no durmió esa noche fue el propio P. Provincial, cuyo espíritu se vio sitiado por tres montañas de problemas y situaciones en extremo enredados: 1), la salud del Padre; 2), los compromisos de suma responsabilidad de toda aventura misionera; 3), la situación de Niepokalanów. Repetidas veces, los médicos habían ordenado al P. Kolbe largos reposos, poca actividad buena alimentación, no crearse problemas, evitar toda fatiga psicológica y física. Y el P. Maximiliano no sólo estaba cargado de problemas y preocupaciones en la propia Niepokalanów, sino que quería añadir los aún más graves problemas de una fundación nueva. Los compromisos de una aventura misionera son mucho más serios, ya que se requiere una permanente dotación de personal y medios, que sólo una Provincia religiosa puede asumir. Sin embargo, al pensar en la situación de la propia Niepokalanów el P. Provincial tembló. A los dos años de su fundación, era mucho de lo que se había realizado. La revista estaba superando las 100.000 copias mensuales. Otras revistas estaban surgiendo para los diversos sectores de la población. Pese a la criba rigurosa que anidaba en todos, era del más genuino franciscanismo. Pero todo estaba aún en pañales. ¿Había derecho de que el Padre y Fundador se apartara por largo tiempo? ¿Dónde se podría encontrar otro elemento aglutinante y animador? ¿Niepokalanów no sufriría un agudo colapso, del que difícilmente se podría reponer? 96

Profile for Charles José Garay Vandervelde

Maximiliano kolbe  

San Maximiliano Kolbe Fue proclamado por el Papa Juan Pablo II, el “SAN FRANCISCO DEL SIGLO XX”, porque es el santo del amor universal. En...

Maximiliano kolbe  

San Maximiliano Kolbe Fue proclamado por el Papa Juan Pablo II, el “SAN FRANCISCO DEL SIGLO XX”, porque es el santo del amor universal. En...

Advertisement