Page 86

SAN MAXIMILIANO KOLBE

“De esa manera el medio se hace fin y el fin medio. Evidentemente, razonando así se rechaza todo futuro desarrollo. No les importa que se pierdan las almas, que la prensa del diablo se desarrolle en modo tan espantoso y siembre la incredulidad y la suciedad moral. ‘¡Nosotros tendremos nuestra renta!’. He ahí el brotar de un pequeño latifundio, aunque de manera diversa. Es obvio que en este caso la maldición de San Francisco debería caer también sobre esta obra, que aseguraría un cómodo vivir a los frailes. En este caso, sería una bendición del cielo, si llegare la destrucción de la obra o la confiscación de los bienes, para que los ‘señores’ frailes vuelvan a ser pobres Frailes Menores y se pongan a trabajar por la salvación de las almas, y ojalá también con la pesadilla de la hambruna, sin siquiera un mendrugo, siempre en el caso en que claudicara en nosotros el ideal del amor de Dios y de la salvación eterna del mayor número posible de almas a través de la Inmaculada” (13). P. Alfonso, al relatarle las dificultades, le dice que contra la obra de la M. I. se siente “el coletazo del diablo”. El P. Maximiliano le responde elevándose hasta la grandiosa, bíblica visión de la lucha entre el Bien y el Mal, entre la Mujer y la serpiente, y con profundo acierto psicológico destaca con temor que el campo de batalla es el corazón humano, el propio corazón de cada uno. “No solo Satanás, sino el infierno entero se esforzó siempre, se esfuerza y se esforzará por dañar la causa de la Inmaculada, ya desde el exterior –y, lo que es más doloroso!- desde el interior de la redacción, peor aún, desde el interior de cada uno. Entreguémoselo todo a Ella y Ella sabrá hallar las soluciones mejores. Esto desagrada a nuestro yo, pero los méritos s e acumulan mayormente a través del sufrimiento” (14).

N O TAS (1) En Masiero, p. 102. (2 Winowska, p. 106. (3 En Masiero, P. 100. (4) Winowska, p. 99. (5) En Ricciardi, p. 117. (6) En Ricciardi, p. 111-112. (7) Winowska, p. 100. (8) En Winowska, p. 105. (9) En Masiero, p. 102. (10) Winowska, p. 108. (11) Winowska, p. 109. (12) En Ricciardi, p. 115-116. (13) En Ricciardi, p. 117. y en Masiero, p. 108. (14) En Ricciardi, p. 110. 86

Profile for Charles José Garay Vandervelde

Maximiliano kolbe  

San Maximiliano Kolbe Fue proclamado por el Papa Juan Pablo II, el “SAN FRANCISCO DEL SIGLO XX”, porque es el santo del amor universal. En...

Maximiliano kolbe  

San Maximiliano Kolbe Fue proclamado por el Papa Juan Pablo II, el “SAN FRANCISCO DEL SIGLO XX”, porque es el santo del amor universal. En...

Advertisement