Page 82

SAN MAXIMILIANO KOLBE

críticos, hizo posible su creciente desarrollo, enviando providencialmente la máquina tipográfica y perfeccionando cada día más los medios de producción. . . Por primera vez nos llegará un vagón de papel. La tirada alcanzo la notable cuota de 25.000 ejemplares. Por todo ello, ¡sea gloria por los siglos a la Inmaculada! Eso no obstante, aún nos queda un enorme campo de trabajo. Nuestra finalidad es la conquistar al mundo entero” (9). ¡Una ametralladora en el convento! Grandes eran las necesidades de esos frailes obreros en ropa, calzados, mantas, muebles… Sin embargo, nadie hubiera soñado aprovechar para usos personales lo que la Virgen a través de los benefactores había enviado a la revista. Lo hubieran considerado un robo a la Virgen. Y las sumas recogidas por la publicación del calendario fueron inmediatamente canalizadas hacia la compra de nuevas maquinarias. Pocas semanas después, llegaron a la estación de Grodno unos enormes, misteriosos bultos. Nadie había visto nunca algo semejante. Hubo sorpresa en los pobladores y asombro en los propios frailes. Una vez realizado el montaje, todos rodearon las máquinas con una sonrisa beatífica en el rostro, y las contemplaron como juguetes relucientes, esperando su puesta en marcha. Alguien apretó un botón de arranque y después de los primeros escupitajos, los motores se pusieron en marcha orgullosos y desafiantes, atronando el convento con un estrépito infernal. Se vivieron momentos dramáticos. Un motor se había enloquecido y chisporroteaba como una ametralladora. Como aprendices de brujo, los frailes se sintieron estremecidos de temor y escaparon. Nadie sabía cómo frenar la marcha… En ese mismo momento alguien llama a la puerta, deseando hablar con el P. Maximiliano para pedirle la admisión entre esos frailes-caballeros. Se le dice que el Padre está en el taller, preocupado por el sesgo que tomaron las cosas. El joven sonríe y se hace conducir al taller, donde con mano experta aprieta unos tornillos y toca una palanca, y el motor suavemente se detiene como por arte de magia. Desde ese mismo momento, Fray Francisco de Sales fue aceptado en el escuadrón de la Virgen, como domador de los caballos-fuerzas y “bajo su dirección los motores más recalcitrantes se convirtieron en mansos corderos” (10). “La compra del motor diesel es todo un poema. Sin embargo, las consecuencias son más interesantes que la propia adquisición.” “El P. Maximiliano fue con Fray Zenón al negocio del Sr. Borowski, propietario de la máquina, rezando el rosario en el trayecto, como de costumbre. Llegados al lugar, vieron sobre el motor una estatuita de la Virgen. “Este motor es para nosotros –susurró el P. Maximiliano a su compañero- ¡Mira!”. 82

Profile for Charles José Garay Vandervelde

Maximiliano kolbe  

San Maximiliano Kolbe Fue proclamado por el Papa Juan Pablo II, el “SAN FRANCISCO DEL SIGLO XX”, porque es el santo del amor universal. En...

Maximiliano kolbe  

San Maximiliano Kolbe Fue proclamado por el Papa Juan Pablo II, el “SAN FRANCISCO DEL SIGLO XX”, porque es el santo del amor universal. En...

Advertisement