Page 44

SAN MAXIMILIANO KOLBE

ese período la actividad de la M.I. consistía en la oración y en la distribución de la Medalla Milagrosa. El P. General nos dio algún dinero para adquirirlas”. Acabamos de leer un documento muy revelador. Las obras de Dios siempre están enmarcadas por la pobreza, la humildad y la contradicción. La Milicia de la Inmaculada nació, pues, con todas las señales de la divina predilección. “Sine sanguine non fit remissio” El sufrimiento es el motor de las obras sobrenaturales. “Sin derramamiento de sangre no hay salvación” (Heb. 9, 22). Las hemorragias de la tisis no doblegan al P. Maximiliano, se vuelven fuerza de conquista de socios para la M. I. La muerte de los dos asociados, los dos de nombre Fray Antonio, se vuelve eclosión de vida y de primaveral despertar. Para esta ocasión, como para otras semejantes, Maximiliano saca una conclusión, que nos parece escalofriante, si no fuera iluminada por el misterio de la Cruz, y no supiera a regusto de eternidad: “Toda vez que las cosas se bloquean, la Inmaculada llama al cielo a uno de los nuestros, para que nos ayude más eficazmente. Aquí abajo podemos trabajar con una sola mano, porque con la otra debemos escalar y evitar precipitarnos. Pero en el cielo tendremos las dos manos libres y la Virgen será nuestra Jefa” Después del juramento de los siete, hubo un año de silencio y modorra. ¿Qué quiere significar todo eso? Los superiores, tal vez convencidos de que la M. I. no era más que una asociación de piedad y fervor mariano, o quizás con el deseo de salvar a Maximiliano y su obra de ciertas precipitaciones —ya sabemos que Maximiliano, hombre de acción, quiere poner en seguida mano a la obra—, le han frenado el entusiasmo, para que la obra madurara más y se arraigara. Pero, ¡cuánto debió costarle ese año de silencio, inactividad y oposición interna! Divinas coincidencias Luego de tantos meses de oración, reflexión, consulta y sufrimientos, Maximiliano había llegado a la meta feliz de la fundación de la M. I., como respuesta concreta a las angustias y necesidades de la hora actual y como movimiento de santificación personal y conversión mundial. En ese mismo año, en los mismos meses, justamente en los mismos días, desde Portugal, llegan las noticias más hermosas y alentadoras. En Fátima la Virgen se aparece a los tres pastorcillos. El cielo se vuelca a la tierra. La Madre quiere consolar y animar a sus hijos, quiere estar y vivir con ellos; quiere guiarlos e iluminarlos en los momentos más difíciles. 44

Profile for Charles José Garay Vandervelde

Maximiliano kolbe  

San Maximiliano Kolbe Fue proclamado por el Papa Juan Pablo II, el “SAN FRANCISCO DEL SIGLO XX”, porque es el santo del amor universal. En...

Maximiliano kolbe  

San Maximiliano Kolbe Fue proclamado por el Papa Juan Pablo II, el “SAN FRANCISCO DEL SIGLO XX”, porque es el santo del amor universal. En...

Advertisement