Page 38

SAN MAXIMILIANO KOLBE

Lo que más subyuga a Maximiliano es la divina promesa: “La mujer y su descendencia aplastarán la cabeza de la serpiente-diablo”. Y todo el evangelio no es sino la realización, o divino despliegue del triunfo de la Virgen y de su divino Hijo sobre el mal. La Virgen victoriosa es la Inmaculada. Preservada de toda mancha original, es la aliada de Dios. Quien la tiene ella, tiene asegurada la victoria. Por su divina maternidad, Ella es la tesorera de todas las gracias. “Madre de Dio es también madre de todos los hombres... Llena de gracias y esclava del Señor, Ella es la madre de los vivientes... Por su amor eterno cuida de los hermanos de su Hijo que, pregrinos, se debaten entre peligros y angustias, y luchan contra el pecado hasta que sean llevados a la patria feliz”. (L.G.56-62) En esta lucha, no hay que estar solo, sino solidario. Los hijos de Dios han de unirse bajo el estandarte de la Virgen. Una asociación de consagrados a la Inmaculada, llevando sus insignias y confiando en su divino poder, derrotará a todos los enemigos. Enriquecida por tan sólidos principios, alimentada por visión tan grandiosa, la gran obra del P. Maximiliano, la Milicia de la Inmaculada, ya estaba madura para dar los primeros pasos. Escuchemos ahora al propio P. Kolbe, cuyo espíritu santamente excitado, ora se eleva, ora baja al terreno de la humildad; pero su idealismo nunca pierde altura, ni pierden vigor sus ansias de acción. “¿Cómo es posible que nuestros enemigos tanto se muevan hasta prevalecer, mientras nosotros nos quedamos de brazos cruzados, quizás rezando un poco, sin movilizarnos a la acción? ¿La protección del cielo y de la Virgen Inmaculada no son armas mucho más poderosas? La ´Sin-mancha´, vencedora y derrotadora de todas las herejías, no cederá campo al enemigo que alza la cerviz. Si Ella hallare siervos fieles, dóciles a su comando, reportará nuevas victorias, mucho mayores que las que se puede imaginar. “Sin duda, la Virgen no tiene necesidad de nosotros; sin embargo se digna servirse de nosotros para darnos el mérito y para hacer más estupenda la victoria con personas pobres y con medios inadecuados… “Hemos de ponernos en sus manos cual instrumentos dóciles, trabajando con todos los medios lícitos, utilizando la palabra, la difusión de la prensa mariana y de la Medalla Milagrosa, afianzando la acción con la oración y el buen ejemplo” (3). 7 siglos de glorias marianas El clima que respiraba Maximiliano en el Colegio, era un clima profundamente mariano. Su amor a la Inmaculada lo había mamado en las más puras 38

Profile for Charles José Garay Vandervelde

Maximiliano kolbe  

San Maximiliano Kolbe Fue proclamado por el Papa Juan Pablo II, el “SAN FRANCISCO DEL SIGLO XX”, porque es el santo del amor universal. En...

Maximiliano kolbe  

San Maximiliano Kolbe Fue proclamado por el Papa Juan Pablo II, el “SAN FRANCISCO DEL SIGLO XX”, porque es el santo del amor universal. En...

Advertisement