Page 125

PERIODO AUREO El gran pintor y la escoba desgastada “En los años 1935 y 1936 por el clima cálido y húmedo del Japón, las condiciones de salud del P. Maximiliano habían empeorado notablemente. Sufría frecuentes vómitos de sangre. Por la mañana y por la tarde estaba obligado a guardar cama”. Así leemos en los Procesos de Beatificación. El P. Maximiliano, lejos de sentirse inválido o anulado o de retirarse a vida más tranquila, salta sobre sus mismas dolencias y saca provecho de su misma inutilidad, para subrayar la acción de Dios, que por medio de él había hecho maravillas en Polonia y Japón. Desde cuando Juan el Bautista dijera: “Es necesario que Cristo crezca y yo disminuya” (Jn. 3, 30), muchos santos, para destacar la omnipotencia divina en la debilidad humana, han amado usar comparaciones muy gráficas. Santa Teresita se comparaba a un juguete en las manos de Jesús; San José de Cupertino, a un burrito; el P. Kolbe, a una escoba desgastada, pero en las manos de un excepcional artista. “Cuando todos los medios humanos acerca de mi salud se agotaron, los superiores con toda razón me consideraron un inútil, incapaz de todo trabajo. Entonces la Inmaculada tomo entre sus manos este desperdicio, que merecía ser tirado a la basura, y se sirvió de él, para difundir la gloria de Dios y conquistar almas. Cuando un pintor pinta un cuadro con pinceles y colores esplendorosos provoca admiración y se hace celebre. Pero si pintara el mismo cuadro con una escoba desgastada, su fama seria insuperable. La Inmaculada es la pintora; la escoba soy yo” (1). A través de estas amenas y humildes expresiones, ¿Quién de nosotros no se siente alentado en las dificultades de la vida y en los problemas del apostolado? ¿Quién de nosotros no puede ser siquiera una escoba vieja, o una bolita astilada en las manos de Jesús, o un burrito, para llevarlo? Rechacemos toda cobardía. En el cristiano, aún en la mayor impotencia física o psíquica sólo cabe la audacia emprendedora de S. Pablo: “Todo lo puedo en el Señor, que me da su fortaleza” (Fil. 4, 13). Precioso testimonio Ante el agravamiento de la salud del P. Maximiliano, con la esperanza de una mejora, y ante el unánime deseo de los frailes de Niepokalanów el nuevo capítulo Provincial de 1936 nombró al P. Maximiliano superior de esa primera ciudad 125

Profile for Charles José Garay Vandervelde

Maximiliano kolbe  

San Maximiliano Kolbe Fue proclamado por el Papa Juan Pablo II, el “SAN FRANCISCO DEL SIGLO XX”, porque es el santo del amor universal. En...

Maximiliano kolbe  

San Maximiliano Kolbe Fue proclamado por el Papa Juan Pablo II, el “SAN FRANCISCO DEL SIGLO XX”, porque es el santo del amor universal. En...