Page 100

SAN MAXIMILIANO KOLBE

Sus universidades, sus centros misioneros y el alto nivel cultural de la gente ofrecen al misionero, sonador y moderno, fantasmagóricas visiones de conquista y progreso. Traba rápidas y firmes amistades, en particular con el rico industrial y generoso apóstol de la caridad José Lo-Pan-Hong, el cual está dispuesto a ofrecer su propia casa para instalar la imprenta y a adelantar dinero para la compra de la maquinaria y el pago de los salarios. Los dirigentes paganos insisten para que se quede. Las únicas dificultades le vienen a los católicos y del propio Vicario Apostólico, los que sacan a relucir una extemporánea norma, según la cual toda misión ha de tener una jurisdicción territorial. ¡Qué lástima que no hayan comprendido que al P. Maximiliano le hubiera bastado un pañuelito de tierra para montar una imprenta e incendiar media China con el fuego de su corazón y los colores de la Inmaculada! ¡Cuánta amargura se siente vibrar en el breve mensaje a los de la Niepokalanów polaca!: “Es una gran lástima abandonar Shangai, porque es un punto central. El obispo no permite instalar la imprenta, porque toda China esta subdividida en territorios confiados a las distintas congregaciones. Se nos da el Shensi, pero es un lugar inaccesible, sin comunicaciones. . . Tenemos muchas dificultades, no de parte de los paganos, sino de los misioneros europeos. Sin embargo, en esto también se muestra la voluntad de la Inmaculada. Los chinos están preparados para traducir “El Caballero” en lengua china y pagar los gastos. El señor Lo-Pan-Hong puso a nuestra disposición toda su casa, pero las dificultades son innumerables. . .” (4). Finalmente, el 24 de abril de 1930, se despliega ante los ojos de los viajeros la anchurosa y bellísima bahía de Nagasaki. Mientras el barco bordea las costas, donde el encanto de los cerezos en flor puntea de lilial blancura los verdes faldeos, el P. Maximiliano siente que el sueño por el cual había recorrido medio mundo y navegado por más de 20.000 Km., se está por realizar y ya está al alcance de su mano. Con dulce sonrisa y con leve inclinación oriental, alguien de ojos almendrados se le acerca y le susurra al oído: “Si Ud. Desembarca y visita esas cabañitas, en más de una de ellas, tendrá una agradable sorpresa. Cada una de ellas tiene su infaltable bazar de estatuitas representando las fuerzas de la naturaleza, a los antepasados y a los héroes del viejo shintoísmo y budismo. En algunos de esos increíbles muestrarios, encontrará también la imagen de la Virgen “Seibo”. La Virgen, ¿entiende? Hablo justamente de nuestra Virgen, aunque hoy es difícil distinguirla de los rasgos de la diosa Kwanom. Esas imágenes de la Virgen son los últimos vestigios de ese maravilloso cristianismo japonés que floreció hace tres siglos y después fue tronchado en un mar de sangre... 100

Profile for Charles José Garay Vandervelde

Maximiliano kolbe  

San Maximiliano Kolbe Fue proclamado por el Papa Juan Pablo II, el “SAN FRANCISCO DEL SIGLO XX”, porque es el santo del amor universal. En...

Maximiliano kolbe  

San Maximiliano Kolbe Fue proclamado por el Papa Juan Pablo II, el “SAN FRANCISCO DEL SIGLO XX”, porque es el santo del amor universal. En...

Advertisement