Page 134

Paraísos

paredes de piedra, adobe blanco, techos de teja roja y jardines, poseen impresionantes suites de baño “de más de 40 metros cuadrados trazadas como verdaderos santuarios para los sentidos. Incluyen área de vanidad para ‘él y ella’ un ‘Templo Líquido’ en las zonas húmedas con una tina y regadero tipo monzón, además de cocina de exhibición incluida, alacena y sala de estar”, describe la gerente. Pero hay más: 23 bohíos ubicados a 100 metros en un empinado acantilado sobre Playa Manzanillo “ofrecen vistas hacia el horizonte infinito que quitan el aliento”. Construidos de madera de teca y pinos sustentables y locales, cada una de las casas del peñasco mide 58 metros cuadrados, tiene techos de doble altura y una pared de cristal que se abre a un amplio deck en madera con alberca privada”. En la lista de bienhechurías, refulge la Casona Don Carlos, la casa privada de playa Pellas ubicada junto a las Villas de Playa, el complejo frente al mar cuenta con más de 1.800 metros cuadrados de espacios exteriores e interiores con un

techo de palapa, cuatro habitaciones/suites, terraza de piedra y una gran piscina. En

estas

asombrosas

estructuras

se

combina

“la elegancia moderna con raíces tradicionales nicaragüenses para crear un distintivo sentido de lugar. El diseñador Paul Duesing trabajó con artistas nativos para la elaboración de muebles y decoraciones, incluyendo mesas labradas de teca local, cabeceras hechas de hojas de caña de azúcar tejidas, estantes levantados con barriles de ron, detalles de pewter pulido y lámparas de barro extraído del cercano volcán Masaya”, enumera la vocera. Un spa que incluye otros seis y jardines privados lo recibirán para ponerlo a descansar “bajo una palapa, regadera tipo monzón, todo esto sin ver a otros huéspedes”, mientras es el destinatario de un masaje sueco o uno watsu en piscina, alguno de tipo aromático purificador o los exóticos thai o ashiatsu. El club de playa, con perímetros de descanso, restaurante y piscina; así como el Campo de Golf Guacalito de la Isla -que cuenta con 18 hoyos concluidos en la playa e integrados a pendientes naturales, el frondoso bosque tropical y accidentados arroyos-, es seguro que liberará tensiones “en unos seis kilómetros de la agreste costa y arena blanca”; también podrá emprender los 12 kilómetros de caminos “que se abren campo entre la naturaleza, desde donde observará cuatro especies de monos así como otras que residen en el exuberante bosque tropical”.

CG Turismo

134

Brújula del cosmos

Profile for CG Latin Magazine

CG Latin Magazine 82  

Edición de Turismo / Tourism Edition

CG Latin Magazine 82  

Edición de Turismo / Tourism Edition

Advertisement