Page 130

Paraísos

a la playa. Cada habitación tiene una peculiaridad, al estar “inspirada en el juego de mesa de la Lotería Mexicana, por lo que son diferentes entre sí”. El Árbol, El Arpa, La Bandera, El Barril, La Campana, El Catrín, La Chalupa, El Corazón, El Cotorro, La Estrella, El Gallo, Las Garzas, Las Jaras, La Luna, La Maceta, El Melón, El Músico, El Pájaro, La Palma, La Pera, El Pino, La Rosa, La Sandía, La Sirena, El Tambor, El Valiente y El Venado, son los motivos que ambientan cada estancia, por lo que la creatividad e imaginación son otros de los “bombones” con los que son endulzados los huéspedes. Dos ríos, huerto, vivero, canchas de tenis, caballerizas,

spa y dos restaurantes, conforman un “banquete” relajante con categoría Premium en donde podrá, como relata Lerma, convivir con la naturaleza, pasear en kayac, manejar bicicleta, dar paseos a caballo, anotarse en tours para avistamiento de aves, pescar, tomar clases de cocina orgánica, participar en la

liberación de tortugas o disfrutar “del único y más completo centro de Thalasoterapia (terapias a base de agua de mar) de Latinoamérica. No en vano, publicaciones internacionales como Estilo,

Bleu Blanc, Vogue, Winner, Status, Prestige, Sport Life, Architectural Digest México, Hide Aways, Hip Hotels, Hotel & Lodge, Hoteles de Ensueño, Maxica, México Chic, Mundo Ejecutivo, Travel & Leisure, Travel Magazine, The Heart of Mexico, Cote Sud y Architectural Digest, han dedicado sus folios a este magnífico escondite que podrá disfrutar por un monto base de 840,00 dólares diarios por pareja, lo que incluye “las tres comidas a la carta, bebidas no alcohólicas” y algunas de las actividades preparadas para su recreación. Siendo el contexto perfecto para celebrar lunas de miel, aniversarios, cumpleaños, bodas, encuentros empresariales o simplemente para relajarse, será un gusto probar otros de los “manjares” de este remanso: El Nopalito y El Diablito, donde brotan verdaderas tentaciones gastronómicas: el primero es experto en “salpimentar” memorables bocados junto a la playa, mientras que el segundo sirve desayunos y cenas. Chilaquiles con pasilla, Huevos benedictinos con nopal o Tamal de café de olla, nutren una novedosa propuesta “sin olvidar que el chef va creando platillos nuevos, dependiendo lo que la tierra y el mar nos ofrezcan en ciertos días”, narra el director, añadiendo que los platos

CG Turismo

130

Brújula del cosmos

Profile for CG Latin Magazine

CG Latin Magazine 82  

Edición de Turismo / Tourism Edition

CG Latin Magazine 82  

Edición de Turismo / Tourism Edition

Advertisement