Page 1


Se dice que hace más de 70 millones de años, entre los mamíferos que existían se desarrollaron diferentes tipos de monos que recibieron el nombre de primates, a esta especie pertenece el hombre y sus parientes más cercanos. Los primeros de esta especie fueron animales pequeños, de hábitos nocturnos que vivían casi siempre en los árboles, que con el tiempo fueron cambiando, creció el cráneo y el cerebro, podían tomar objetos con las manos, adaptarse al día y alimentarse con frutas y vegetales. De esta especie surgieron dos ramas de monos, los simios entre los que se encuentra el chimpancé, gorila y orangután; y los homínidos o protohumanos, que dieron origen al hombre actual. En el caso de los gorilas son del género Gorilla, herbívoros que habitan los bosques de África central. Es el más grande de los primates vivos. Su ADN es en un 97%–98% igual al humano, siendo el más cercano a éste después de las dos especies de chimpancé. Hasta el año 1996 todas las poblaciones de gorilas eran tratadas como miembros de la misma especie, siendo reconocidas algunas diferencias geográficas como subespecies. Gracias a los avances tecnológicos los científicos han logrado demostrar que las poblaciones a ambos lados del continente africano han permanecido aisladas y su evolución, desde que se separaron, ha sido considerable tanto desde el punto de vista genético como morfológico. Llegando a ser estas diferencias tan significantes que realmente son dos especies, la Gorilla gorilla y Gorilla beringei. Los investigadores continúan en su labor indagando sobre la posibilidad de una tercera especie, por lo que se debe estar pendiente de los cambios que se den.


África es un continente con un gran territorio que acoge en su hábitat un significativo número de especies, muchas de ellas en peligro de extinción. Se han realizado diversos intentos para el diseño de políticas públicas para la creación de reservas que contribuyan a la preservación de estos animales y con especial énfasis, el gorila. Una de ellas es el Parque Nacional de Odzalá-Kokoua, ubicado en el corazón de la selva tropical en la región Cuvette, al noroeste del Congo, que ofrece la vida salvaje a los gorilas, entre otras especies como leones, elefantes, búfalos y leopardos. Para los primates este parque constituye un excelente hábitat, ya que posee una rica variedad de especies vegetales que sirven de alimento para los gorilas. Sin embargo, muchas son los factores que amenazan a estas especies como es la caza furtiva y las enfermedades. De acuerdo al último censo realizado en el año 2008 por la WCS, Wildlife Conservation Society, en la República del Congo hay 125.000 gorilas occidentales de tierras bajas en dos zonas adyacentes en la parte norteña del país, cubriendo un área de 47.000 kilómetros cuadrados. Estimaciones previas que datan de los años 80 contabilizaban a la población total de gorilas occidentales de tierras bajas, que viven en siete países del África Central, en menos de 100.000. Los científicos creían que desde entonces ese número se había reducido cuanto menos a la mitad. En toda el África Central, los gorilas están amenazados por la caza y las epidemias de virus del Ébola, el cual es mortal tanto para estos animales, como para los humanos. La WCS está trabajando con otras entidades para combatir al virus del Ébola, eliminar la caza comercial, y asegurar este último refugio para los simios africanos.


Algunas de las medidas preventivas que se pueden implementar en el Parque Nacional Odzala, el fin de crear consciencia sobre esta situación en particular y así contribuir a su preservación:  Mantener un estricto control de estos animales a través de los continuos censos. Esto permitirá llevar un control más exhaustivo de la cantidad de gorilas que se encuentran en el parque al igual que la natalidad y mortalidad de los mismos.  Realizar patrullajes permanentes en el parque, a fin de poder detectar a tiempo cualquier inconveniente que se pudiesen suscitar en las instalaciones.  Hacer revisión de las personas que entran al parque, a fin de poder detectar el porte de armas en las instalaciones.  Realizar campañas educativas permanentes: entrega de material informativo, charlas, talleres, entre otros; que permitan resaltar la importancia de esta especie e igualmente los peligros a los que están siendo sometidos actualmente estos.

El gorila y el hombre tienen más en común de lo que se creía Científicos han descifrado el genoma completo del gorila, el último de los cuatro grandes primates que aún faltaba decodificar, y que llevó a resultados sorprendentes. “Nuestros datos son las última pieza genética que nos faltaba para el rompecabezas”, dijo Richard Durbin, uno de los autores del estudio realizado por el Instituto Británico de Sanger, de la fundación Wellcome Trust. El gorila, un animal en peligro de extinción, es después del chimpancé y del orangután el pariente más cercano de los seres humanos en todo el Reino Animal.


El gorila es una especie que posee una alta vulnerabilidad y con un sello bastante desalentador para su futuro, como es el estatus en Peligro Crítico, de acuerdo a Peter D. Walsh, del Instituto Max Planck para la Antropología Evolutiva. Muchas son las causas que ocasionan la extinción de esta especie, entre las que se encuentran las amenazas a su hábitat, debido a las explotaciones mineras que desbastan riquísimos ecosistemas en el África. Aunado a esta situación de gran impacto ambiental, no menos importante es la caza indiscriminada por parte de personas que aprovechan su carne para el consumo denominada, bushmeat, que en inglés significa carne de animal salvaje. Esta carne tiene un alto precio por considerarla como un alimento exótico. Otros aficionados a esta práctica en cambio, los toman como trofeos luego,

de los exóticos safaris.

Cira Elena Garrillo Chávez C.I. 7.628.581

Los gorilas de Odzalá  

Los gorilas son una especie que posee una alta vulnerabilidad y con un futuro muy incierto, por lo que se requiere conjugar esfuerzos para s...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you