Page 10

Un silencio que se nota Ejemplo Francia: Con respecto a la ausencia de ruido, aspecto que supone una ruptura importante con los vehículos tradicionales, los «participantes» declaran que es a la vez menos estresante y bueno para el medio ambiente. Retomando el análisis global de los países participantes en el estudio, los europeos comparten plenamente esta opinión incluso, sin haber tenido la oportunidad de probar un coche eléctrico: • El 94% de los europeos considera que es un punto positivo para el entorno acústico, dado que esta «contaminación» urbana es una lacra importante, porcentaje que coincide plenamente con el de los españoles. • Un 73% de la media Europea considera que también servirá para eliminar una fuente de estrés, factor que parece ser más importante para los españoles, dado que el porcentaje se eleva a un 81%.

El silencio del vehículo eléctrico será… (en % «completamente de acuerdo» y «bastante de acuerdo») DE

BE

ES

FR

IT

PL

PT

UK

RU

TR

Media 10 países

Peligroso para los peatones

67 % 67 % 43 % 70 % 41 % 45 % 48 % 68 % 41 % 42 %

53 %

Menos estresante para la conducción

61 % 65 % 81 % 69 % 76 % 73 % 84 % 56 % 80 % 82 %

73 %

Bueno para el entorno acústico

87 % 94 % 94 % 95 % 94 % 94 % 98 % 90 % 96 % 96 %

94 %

Un elemento nuevo al que habrá que adaptarse

81 % 88 % 85 % 86 % 81 % 81 % 77 % 84 % 82 % 85 %

83 %

Un mantenimiento muy sencillo Si bien los europeos se proyectan de forma positiva en lo que a la conducción de un coche eléctrico respecta, aún consideran más sencillo su mantenimiento y la tecnología les da la razón: Un motor eléctrico está fabricado con un centenar de piezas frente a las miles que integran un motor térmico. Además, el 69% de los europeos piensa que se darán facilidades para el mantenimiento. Por otro lado hay que señalar que aunque los europeos son conscientes de que el precio de compra de un vehículo eléctrico será más alto que el de su equivalente térmico, al menos en un primer momento, consideran que los costes de utilización de un vehículo eléctrico serán mucho menores. Un optimismo que está basado principalmente en dos factores: 1. La disminución del precio de los «100 km recorridos» (el consumo de electricidad es menos costoso que el del carburante), 2. Pero también la disminución de los costes de mantenimiento del vehículo. En consecuencia, el 64% de los europeos piensa que a la larga utilizar un vehículo eléctrico les permitirá ahorrar, en consonancia con los españoles con porcentaje del 65%

09

Cetelem Observador 2012: El coche eléctrico y los europeos. Síntesis  

Cetelem Observador 2012: El coche eléctrico y los europeos. El coche eléctrico europeo Sintesis

Advertisement