Issuu on Google+

LAS CLASES MEDIAS EN EUROPA Asfix iadas por las crisis las clases medias se replantean sus prioridades


El Observador L’observatoire Cetelem Cetelem 2012 2012 - ¿Cuáles - Quelles sonperspectives las perspectivas pourpara la classe las clases moyenne medias? ?

40

Asfixiadas por la crisis, las clases medias se replantean sus prioridades para enfrentarse al futuro Ahogadas, como consecuencia de más de tres años de crisis, las clases medias se adaptan y aguantan el “envite”. Esta adaptación conlleva tomar decisiones, en ocasiones drásticas, en lo que respecta a sus hábitos de consumo. Si bien los países más orientales conservan la esperanza de ver cómo sus ingresos aumentan, en los países más occidentales las clases medias centran todos sus esfuerzos en mantener su nivel de vida. La cobertura sanitaria y el futuro de los hijos son dos de las prioridades de la clase media ¿Qué le preocupa más personalmente de cara al futuro, por orden de importancia?

Objeto de preocupación n° 1 Objeto de preocupación n° 2 Objeto de preocupación n° 3

en % UK

FR

DE

IT

ES

PT

CZ

SK

HU

PL

RO

RU

EU 12

Contar con una buena cobertura sanitaria

64

67

55

60

57

52

60

38

39

75

44

71

57

Mejorar mi nivel de vida

39

39

25

47

32

43

38

44

45

60

71

68

46

El poder adquisitivo

22

54

21

49

31

38

19

31

34

36

51

41

36

Financiar la educación/ el futuro de mis hijos

35

61

44

55

48

64

52

54

54

64

71

58

55

Reservar algo de dinero para ahorrar

34

39

28

46

37

51

34

33

43

45

37

34

38

Mantener mi nivel de vida

44

50

40

32

31

32

35

42

48

48

60

28

41

Ser/convertirme en propietario de una residencia habitual

32

40

21

47

28

25

31

31

76

43

48

43

39

La crisis económica y los problemas de deuda de mi país

42

37

20

55

46

43

33

31

35

39

27

33

37

Preparar mi jubilación (en el ámbito financiero)

34

41

39

53

33

37

40

46

45

62

41

35

42

La crisis económica y los problemas de deuda a nivel mundial

37

30

18

42

43

35

24

23

31

35

26

23

31

Fuente: Observador Cetelem 2012


El Observador L’observatoire Cetelem Cetelem 2012 2012 - ¿Cuáles - Quelles son perspectives las perspectivas pour para la classe las clases moyenne medias? ?

La cobertura sanitaria, el futuro de los hijos y el poder adquisitivo se posicionan a la cabeza de las preocupaciones. «Contar con una buena cobertura sanitaria» se encuentra en todos (o casi todos) los países a la cabeza de las inquietudes de la clase media europea. Así lo declara un 57% de los españoles. Teniendo en cuenta el momento de debilidad económica que atraviesa, unido a lo que parece ser una explosión de los gastos sanitarios, se antoja lógico que contar con una buena cobertura

41

sanitaria sea una preocupación prioritaria para la clase media francesa. El futuro de los hijos es una prioridad para el 48% de los encuestados en España y para el 55% en Europa. La importancia otorgada al futuro de los hijos no es ninguna sorpresa en un contexto económico difícil con una tasa de paro elevada que suscita preocupación por su futuro profesional. Por último, la crisis económica del país es importante para un 46% de los españoles.

En los países orientales, quieren mejorar su nivel de vida; en los países occidentales, confían en mantenerlo ¿Cuáles son sus preocupaciones con respecto al futuro? en %

Mejorar mi nivel de vida Mantener mi nivel de vida

80 71

68

70 60

60 50

50

47

44

40

39

40

39

38 32

30

44

43 32 31

32

42

45

48

60 48

46 41

35 28

25

20 10 0 UK

FR

DE

IT

ES

PT

Europa Occidental

CZ

SK

HU

PL

Europa Oriental

RO

RU

Media de los 12 países

Fuente: Observador Cetelem 2012

¿Cómo prepararse para el futuro? La crisis divide a la clase media europea en dos categorías. En el este, quieren mejorar su nivel de vida. Tienen la convicción de que trabajar les permitirá enriquecerse y satisfacer así sus objetivos de consumo. Resulta sor-

prendente, por ejemplo, constatar que en Rusia un 68% de la clase media declara que aumentar su nivel de vida es una cuestión muy importante. Por el contrario, en los países occidentales, mantener su nivel de vida es lo que preocupa a la clase media.


El Observador L’observatoire Cetelem Cetelem 2012 2012 - ¿Cuáles - Quelles sonperspectives las perspectivas pourpara la classe las clases moyenne medias? ?

42

¿Qué piensa hacer para mantener/mejorar su nivel de vida? en %

90

Aumentar sus ingresos trabajando más Reducir sus gastos

83 77

76

80 70

63 57

60

55

78

77 71 65 64

70 68 62

73 63

57

53

50 40

65

63

59 46

40 34

33

33

30 20 10 0 UK

FR

DE

IT

ES

PT

Europa Occidental

CZ

SK

HU

PL

Europa Oriental

RO

RU

Media de los 12 países

Fuente: Observador Cetelem 2012

En Europa Oriental, las clases medias todavía mantienen la esperanza. Para ello, cuentan con poder aumentar sus ingresos. Es el caso del 78% de los rusos, el 77% de los rumanos y el 73% de los polacos. Un porcentaje claramente inferior en estos países considera que debe reducir sus ingresos. En Europa Occidental, la confianza en mantener el nivel de vida pasa por una reducción de los gastos. Las clases medias ya no prevén un aumento de sus ingresos para contrarrestar la reducción de su poder adquisitivo. Disminuir ciertos gastos ha pasado a ser la respuesta evidente para mantener el nivel de vida: 83% en Portugal, 77% en Italia, 76% en Francia y 71%

en España. Además no confían demasiado en poder aumentar sus ingresos. A fin de cuentas, esta esperanza de mantener su nivel de vida refleja la sensación de la clase media actual de que ellos han sido la última generación a la que sistemáticamente le ha ido mejor que a sus padres. Cabe destacar que en Alemania se da un equilibrio en las respuestas entre la voluntad de aumentar los ingresos y de reducir los gastos. Los buenos resultados económicos de Alemania tienen un efecto directo en el comportamiento de los consumidores alemanes. Más optimistas de cara al futuro, un 55% cuenta con poder aumentar sus ingresos.

Menos gastos, más ahorro: los europeos miran su presupuesto con lupa El rigor en el presupuesto se instala en toda Europa, pero no de forma uniforme: se pueden distinguir tres grupos de países, dependiendo de su percepción del año pasado. Cabe además destacar que estos grupos de países no comparten ningún modelo común, ni económico, ni cultural, ni tan siquiera geográfico: • En el primer grupo, formado por Alemania, Italia y Eslovaquia, la situación de la clase media no parece haberse deteriorado demasiado, o al menos no se ha traducido en una bajada generalizada del nivel de vida, que solo preocupa a un tercio de la clase media.

• En la mayoría del resto de países europeos, entre la mitad y dos tercios de la clase media ha notado una bajada del nivel de vida durante el año 2011. • Finalmente, Hungría destaca de forma sorprendente: el 83% de la clase media ha tenido que sacrificar parte de su nivel de vida. También es el único país europeo en el que la clase media ha recibido un golpe más duro aún que el de la clase baja. Recordemos que Hungría se vio especialmente afectada por la crisis de 2008 y lucha por recuperarse; tanto el consumo de los hogares como el consumo público se encuentran en recesión desde entonces y en principio seguirán así hasta 2013


El Observador L’observatoire Cetelem Cetelem 2012 2012 - ¿Cuáles - Quelles son perspectives las perspectivas pour para la classe las clases moyenne medias? ?

según las previsiones de la OCDE. A ello se une una inflación superior al 4% desde 2009, es decir, el doble que en el resto de la Unión Europea. Esta cifra del 83% no refleja por lo tanto un pesimismo excesivo por parte de la población húngara, sino una realidad económica muy negra. Asimismo, cabe destacar, aunque no suponga una sorpresa, que el esquema general del impacto de

43

la crisis en la sociedad europea ha sido el siguiente: la clase baja ha recibido el mazazo más fuerte, la clase media ha sido la siguiente en sufrirlo y la clase alta lo ha hecho en último lugar. A excepción del caso extraordinario de Hungría, todos los países europeos analizados por el Observador Cetelem han reflejado este efecto dominó.

¿Diría usted que su nivel de vida ha bajado en el transcurso de los doce últimos meses? en %

100 90 83

80 69

70 60

61 56

59

58

56

54

51

50

53 48

52

40 30

30

30 18

20 10 0 UK

FR

DE

IT

Europa Occidental

Fuente: Observador Cetelem 2012

ES

PT

Media de Europa Occidental

CZ

SK

HU

PL

Europa Oriental

RO

RU

Media de Media de los 12 Europa países Oriental


El Observador L’observatoire Cetelem Cetelem 2012 2012 - ¿Cuáles - Quelles sonperspectives las perspectivas pourpara la classe las clases moyenne medias? ?

44

Necesidad o placer: toca elegir ¿Cómo se traduce esta bajada del nivel de vida en la vida cotidiana? ¿Qué decisiones toman los europeos para compaginar sus deseos y su cartera? El Observador Cetelem ha planteado una pregunta para poner de manifiesto que los deseos y la cartera son inconciliables, tanto para la clase media como para la clase alta, que también parece haber tenido que reprimir sus deseos de consumo.

Europeos responsables… Las primeras víctimas de la austeridad son los gastos asociados al placer o aquellos fácilmente prescindibles, que se sacrifican primero de forma sistemática: ropa, ocio y viajes. A continuación vienen los gastos dudosos, que corresponden a partidas del presupuesto relativamente fáciles de reducir (podemos optar por desplazarnos menos, gastar

Declara haber reducido sus gastos en los doce últimos meses, ¿en qué ámbitos?

Partida de gastos n° 1 Partida de gastos n° 2 Partida de gastos n° 3

en % UK

FR

DE

IT

ES

PT

CZ

SK

HU

PL

RO

RU

EU12

Ropa

45

50

23

23

49

58

51

13

79

40

52

35

43

Ocio, viajes

36

47

19

21

50

55

48

12

66

35

48

40

40

Alimentación

33

35

14

13

25

32

38

9

63

31

24

22

28

Gasolina, electricidad

27

29

12

14

25

44

31

7

44

24

33

16

25

Electrodomésticos

22

21

8

10

23

25

29

5

45

22

42

22

22

Acondicionamiento del hogar

28

19

11

10

26

26

23

6

42

28

36

18

22

Muebles

18

19

10

9

25

27

24

6

37

22

38

25

21

Jardinería, decoración

18

17

6

8

21

24

16

5

29

14

28

16

17

Coches, motos, scooters

14

16

8

8

22

25

21

5

31

21

32

18

18

TV, hi-fi, video, informática, telecomunicaciones

15

16

8

10

21

25

20

4

30

19

24

13

17

Sanidad, prevención, seguros

13

9

8

6

16

15

19

4

26

15

20

15

13

Gastos inmobiliarios, vivienda

9

4

5

5

7

15

9

3

27

12

20

12

10

Educación

5

1

0

4

4

8

13

3

13

9

9

7

6

Fuente: Observador Cetelem 2012


El Observador L’observatoire Cetelem Cetelem 2012 2012 - ¿Cuáles - Quelles son perspectives las perspectivas pour para la classe las clases moyenne medias? ?

menos luz para reducir el consumo de energía, alimentarnos con menor diversidad y calidad de productos, etc.), pero solo hasta cierto punto y que tienen un efecto inmediato en términos de calidad de vida. Por último, vienen todas las adquisiciones que requieren una inversión y que por lo tanto se habrán planificado seguramente para un horizonte relativamente amplio: electrodomésticos, TV, coches, motos y scooters, etc. A excepción de Hungría, donde la alimentación se sacrifica en casi un 63% de los casos, los resultados son bastante homogéneos respecto a las partidas más citadas en todos los países. Sin embargo, en el resto de partidas, la clasificación varía mucho en función de las especificidades culturales (por ejemplo, en países con una gran vocación de «propiedad», la partida inmobiliaria está menos sujeta a variaciones, en oposición a países en los que ser arrendatario es lo habitual) o de especificidades económicas (caso de Rusia, un gran país productor de petróleo, donde los gastos de gasolina y electricidad se mencionan tres veces menos que en un país como Portugal). Conviene mencionar que entre las partidas sacrificadas en última instancia por la clase media, están la educación, la sanidad y los seguros, lo que demuestra un comportamiento muy racional incluso en tiempos de crisis, un sentido de las prioridades que refleja la importancia de algunos valores derivados de responsabilidades culturales características de las sociedades europeas; la sanidad se perfila como la base fundamental -mens sana in corpore sanum- sobre la que construir una buena educación.

45

Este sentido de las prioridades es común a todas las sociedades, con respuestas casi idénticas por parte de los representantes de las clases baja, media y alta. … pero frustrados con su consumo. Esta reducción de ciertos gastos ya había sido anticipada en el Observador Cetelem del consumo de 2009: el 64% de los europeos declaró entonces que consideraba que la crisis afectaría a largo plazo a sus hábitos de consumo, señalando ya entonces sacrificios en términos de hábitos de consumo de bienes. En especial la ropa y los productos culturales (libros, música, videojuegos), que en este caso se pueden asimilar a la categoría de ocio, fueron dos de las partidas para las que los hábitos de consumo estaban cambiando, con una gran tendencia a la compra de segunda mano (entre un 30% y un 40% de los encuestados ya la había practicado), pero también a la reventa (mismos porcentajes) y otros comportamientos «astutos» para reducir los gastos (recurrir a comparadores de precios, compras en almacenes de hard-discount, etc.). Si bien es cierto que estas reducciones no necesariamente implican un nivel de vida inferior, puesto que pueden considerarse solo esfuerzos para encontrar «chollos», conllevan cuando menos un desgaste (si no un golpe) moral, en la medida en la que pueden provocar un sentimiento de frustración. Sentimiento de frustración que precisamente varía mucho dependiendo del tipo del gasto que se esté sacrificando.

¿De entre los siguientes gastos, cuál sería el que más frustración le generaría en caso de tener que reducirlo? en %

35 30

Clase baja Clase media Clase alta

33 29 24

25 20 0

17 14

15 5 12

10

10 10

10 0

8

7

7 5

5

6 4

5

4

4

4

5 3

3

5 3

Fuente: Observador Cetelem 2012

Electrodomésticos

Jardinería, decoración

Restaurantes, cafeterías, bares

Actividades deportivas

Ropa

Ocio, viajes

Hi-fi, video, informmática telecomunicaciones

Alimentación

0


El Observador L’observatoire Cetelem Cetelem 2012 2012 - ¿Cuáles - Quelles sonperspectives las perspectivas pourpara la classe las clases moyenne medias? ?

46

La alimentación ocupa el tercer puesto entre las partidas que los consumidores han tenido que acceder a reducir (casi uno de cada tres europeos de clase media ha reducido los gastos en alimentación) y además es el sacrificio que genera mayor frustración con mucha diferencia respecto al siguiente: casi un 29% de los europeos de clase media (y más de un 33% en la clase baja), frente a un porcentaje dos veces menor para las telecomunicaciones/internet. La alimentación se encuentra en el trío de cabecera de las reducciones realizadas durante los doce últimos meses (junto con la ropa y el ocio/viajes). La frustración que esto genera se puede explicar seguramente porque es una sensación que los consumidores experimentan en su día a día y porque para que una reducción de la partida de alimentación sea efectiva, conlleva renunciar a ciertos placeres ya sea en términos de diversidad, de cantidad o de calidad de los productos de nuestra cesta de la compra.

Las telecomunicaciones: un nuevo determinante social En segundo lugar están las telecomunicaciones e internet, que cada vez resultan más indispensables en la sociedad actual, y prescindir de ellos puede significar una desventaja a corto plazo tanto en el aspecto social como profesional. Así, vemos que la factura mensual de telefonía móvil de una familia de clase baja y la de una familia de clase alta apenas se llevan una decena de euros en la mayor parte de los países europeos analizados. Y lo que es más sorprendente; en el Reino Unido, Alemania, Italia, Eslovaquia, Hungría y Polonia, es decir, en la mitad de los países analizados, la clase baja gasta más en teléfono que la clase media, aunque reconocen que la factura telefónica es excesiva y constituye una carga demasiado pesada en el presupuesto.

¿A cuánto asciende la factura mensual de telefonía móvil en su hogar? en euros

Clase baja Clase media Clase alta

60 55,3

53 48,8 47,7 47,5

51,8

50 46,2

48,5 46,9

54,8 51,4 45

38,4

40

38,6

45,1

43,2

41,9

38,7

37,9

34,5 31,5

31,7 28,6

30

29,8 24,1 23,2

25 21,1 18,6

20

18,6

10

7,9 1,9

10,9 9,3

1,61,3

0 UK

FR

DE

IT

Europa Occidental

Fuente: Observador Cetelem 2012

ES

PT

CZ

SK

HU

PL

Europa Oriental

RO

RU


El Observador L’observatoire Cetelem Cetelem 2012 2012 - ¿Cuáles - Quelles son perspectives las perspectivas pour para la classe las clases moyenne medias? ?

¿Considera que esta factura es demasiado elevada? Clase baja Clase media Clase alta

en % 59

60

60

58

57

54

54 53 50

50

43

42

40

37

36 35

30

50

49

47

46

47 46 40

39 38 35

34

29 29

27

48

44

29

27

24

22

20

17 14 10

10

0 UK

FR

DE

IT

ES

PT

Europa Occidental

CZ

SK

HU

PL

RO

RU

Europa Oriental

Fuente: Observador Cetelem 2012

¿Cómo interpretar estos datos? Parece que la conectividad sea, más que una herramienta o un aparato (teniendo en cuenta que los elevados gastos en telefonía indican en la mayoría de los casos la presencia de uno o varios smartphones en el hogar en lugar de móviles clásicos), un signo muy visible de clase social, al igual que lo fue la ropa de marca hasta hace poco. Se trata de un signo de status que se puede convertir con mucha facilidad en un signo de exclusión social y profesional para quien no tenga un smartphone de última generación.

En el mismo orden de conceptos, es interesante observar la frustración generada por renunciar a un proyecto de vacaciones o de viaje en la clase acomodada. Tener que renunciar a ellas se vive por tanto como una degradación social, más sorprendente si cabe entre la clase acomodada que siempre ha disfrutado de periodos vacacionales frecuentes.

Los gastos cotidianos en el punto de mira de los sacrificios de los europeos Es inevitable constatar que, a pesar de que las clases medias aspiran a mantener su nivel de vida en el día a día, a la hora de hacer sacrificios en el consumo o de esforzarse para compensar el nivel de ingresos, el espíritu optimista de los europeos se desvanece un poco en lo que respecta a proyectos a medio o largo plazo, ya que suponen un presu-

puesto mayor. De este modo, aunque sería necesario comparar las respuestas con las respuestas dadas antes de la crisis, casi el 80% de los europeos de clase media declara haber aplazado o renunciado a un proyecto por motivos de presupuesto en el transcurso de los doce últimos meses.

47


El Observador L’observatoire Cetelem Cetelem 2012 2012 - ¿Cuáles - Quelles sonperspectives las perspectivas pourpara la classe las clases moyenne medias? ?

48

En estos doce últimos meses, ¿ha aplazado o renunciado a algún proyecto por motivos de presupuesto? en %

100 93

91

90 79

80

79

82

79

80

CZ

SK

88 82

79

71

70

63

62

60 50 40 30 20 10 0 UK

FR

DE

IT

ES

PT

Europa Occidental

HU

PL

RO

RU

Europa Oriental

Media de los 12 países

Fuente: Observador Cetelem 2012

Dos grupos de países se desmarcan de un conjunto estable en líneas generales en torno a un 80%: el primer grupo, constituido por los tres países más ricos de la Unión Europea (Alemania, Reino Unido y Francia, con igual poder adquisitivo), se sitúa muy por debajo del resto y por lo tanto puede considerarse, a priori, un grupo de países en el que la crisis ha afectado en menor medida a la clase media, que no ha tenido que modificar tanto sus proyectos a largo plazo. Por el contrario, el segundo grupo presenta una situación más preocupante. Este segundo grupo está formado por países con una economía a priori más débil que tardaron más en incorporarse a la Unión

Europea (Hungría y Polonia que entraron en 2004, y Rumanía que entró en 2007). En estos tres países, nueve de cada diez hogares encuestados afirman haber tenido que aplazar un proyecto personal por motivos de presupuesto. Los proyectos a largo plazo que se mantienen… Para comprender un poco mejor esta situación, el Observador Cetelem ha querido conocer los detalles de estos proyectos a los que las clases medias dicen haber renunciado. Los resultados son los siguientes:

¿A qué tipo de gastos ha renunciado durante los doce últimos meses? Base: media de 12 países en %

50

48

45

42

40 34

35

29

30

27

25 20

18

16

15 11

10 5 0 Vacaciones, viajes

ElectrodoméstiAcondicionacos, muebles miento del hogar

Fuente: Observador Cetelem 2012

Hi-fi, video, informática

Coche, moto, scooter

Gastos inmobiliarios

Sanidad, educación

Otros


El Observador L’observatoire Cetelem Cetelem 2012 2012 - ¿Cuáles - Quelles son perspectives las perspectivas pour para la classe las clases moyenne medias? ?

Primer resultado significativo: más de uno de cada dos europeos ha tenido que renunciar a un proyecto de vacaciones o de viaje durante el año pasado. Si analizamos este dato a la luz del concepto anteriormente indicado de que las vacaciones son un signo de status social y que renunciar a ellas conlleva una especie de bajada en el escalafón social, se entiende mejor el sufrimiento que acusan las clases medias que dicen haber recibido de lleno el golpe de la crisis económica. No obstante, constatamos que los proyectos que más se han sacrificado son aquellos que presentan un horizonte temporal más corto: vacaciones y viajes, pero también electrodomésticos, mejoras en el hogar, hi-fi, video e informática, que no suponen inversiones a largo plazo, ya que su financiación no excede un mes de salario. Por el contrario, las dos partidas más importantes que son el coche y los proyectos inmobiliarios, que normalmente para la clase media requieren de una inversión durante varios años y por lo tanto deben reflexionarse con detenimiento, se sitúan a continuación. Esto permite confirmar en parte la constatación anterior y esperar que el modo de vida de la clase media solo se vea afectado a medio plazo, con el aplazamiento de ciertas adquisiciones, pero no a largo plazo. No obstante, conviene señalar que es posible que este tipo de proyectos no se hayan abandonado todavía porque una adquisición de envergadura como es un coche o un apartamento se premedita y planifica durante varios años y por lo tanto es en parte resultado de los ahorros de dichos años anteriores. Lo cual no implica que las clases

49

medias puedan mantener sus proyectos a largo plazo para los próximos años. Además, se constata una vez más que las inversiones a largo plazo dedicadas a la educación y la sanidad son los «proyectos» más protegidos, hasta tal punto de poder considerar que para la clase media europea, de forma generalizada, la educación y la sanidad no son partidas presupuestarias susceptibles de ser reducidas, puesto que resultan vitales para el desarrollo de las generaciones futuras. …¿pero durante cuánto tiempo? Otro factor que debe aclararse; saber si estas renuncias se deben a un empeoramiento efectivo de la situación económica de las clases medias o si por el contrario responden a una actitud de prudencia frente a un futuro incierto. En el gráfico que se muestra a continuación hemos incluido bajo el concepto «por motivos económicos» las respuestas de consumidores que declararon haber renunciado a un proyecto porque no contaban con los medios necesarios, porque utilizaron el dinero para otro proyecto o porque tuvieron que esperar para poder encontrarlo más barato. La otra respuesta, «por precaución», hace referencia a respuestas de tipo «he preferido esperar por prudencia debido al contexto económico que vivimos», «he preferido ahorrar» o «he preferido esperar a encontrar algo mejor». En esta ocasión, los resultados varían mucho en función de los países.

¿Por qué motivo ha abandonado esos proyectos? en % Por motivos económicos Por precaución

70 60

60 50

46

44

40

38

41

41 31

34

20

49

39

37 31

29

30

51

49

47

32

32 28

27

31

32

28 25

21

20

10 0 UK

FR

DE

IT

Europa Occidental

Fuente: Observador Cetelem 2012

ES

PT

CZ

SK

HU

PL

Europa Oriental

RO

RU

Media de los 12 países


El Observador L’observatoire Cetelem Cetelem 2012 2012 - ¿Cuáles - Quelles sonperspectives las perspectivas pourpara la classe las clases moyenne medias? ?

50

En nueve de los doce países encuestados, una aplastante mayoría alega motivos económicos inmediatos para justificar el aplazamiento de un proyecto de gastos. Por el contrario, en la Península Ibérica (España y Portugal) y en Rusia los resultados reflejan una clara tendencia a la prudencia y la previsión. En lo que respecta a Rusia, la situación es complicada de explicar sin especificar aquello que los rusos han priorizado en sus actitudes prudentes o cautas. En el caso de España y Portugal, estas decisiones tienen una explicación más sencilla: la población de estos dos países vive en el corazón de la crisis, desde la primavera y el verano de 2011, durante los cuales, además de estar especialmente afectados por la recesión económica desde 2008, han sido regularmente el objetivo de las agencias de calificación y han visto rebajada su calificación muy pronto, a pesar de que los países estaban tomando medidas de austeridad y de renovación de la gestión. La sociedad civil se dio cuenta en seguida de la situa-

ción: la movilización de los «Indignados», reunidos en torno a la desde entonces simbólica Puerta del Sol de Madrid, se extrapoló a continuación a todo el mundo, hasta llegar a Wall Street con el llamado movimiento de los «99%» (que representa al 99% de la población que sufrirá el nuevo orden económico mundial en beneficio del 1% de los explotadores). Esta toma de conciencia de los ciudadanos españoles, unida a una crisis, explica la falta de confianza en el futuro que ha llevado a los ciudadanos de la península ibérica a inclinarse por la prudencia en su presupuesto de consumo. Los europeos siguen siendo prudentes Al desglosar las respuestas «prudentes», vemos que esta voluntad de ser cautos especialmente presente en España, Portugal y Rusia, y menos preponderante en el resto de Europa, también corresponde a comportamientos distintos según el país.

¿Por qué motivo ha abandonado esos proyectos? en %

Ha utilizado el dinero para ahorrar Ha preferido esperar hasta encontrarlo más barato Ha preferido esperar por prudencia, debido al contexto económico

90 80 36

70 60

17

50

21 16

40

21

18 20

30 12

10

11

9

19 15

16

11 13

7

6

UK

FR

DE

13

IT

Europa Occidental

Fuente: Observador Cetelem 2012

23 25

26

21

35

16 13

PT

18

20

14

ES

20

17

13 16

20

0

28

27

6

6

CZ

SK

6

8

HU

PL

Europa Oriental

RO

13

RU

Media de los 12 países


El Observador L’observatoire Cetelem Cetelem 2012 2012 - ¿Cuáles - Quelles son perspectives las perspectivas pour para la classe las clases moyenne medias? ?

El porcentaje de encuestados que declaró haber optado por esperar para encontrarlo más barato o haber preferido esperar por prudencia debido al contexto económico, se mantiene más o menos estable respecto del total de encuestados en todos los países. Al contrario de lo que hemos inferido antes, no se puede considerar que esperar a encontrarlo más barato corresponda a un comportamiento de compra astuto. En realidad, retrasar un proyecto en el tiempo esperando una variación hipotética de su precio no responde a la búsqueda de modos de consumo alternativos para conseguir limitar el presupuesto, sino más bien a verse limitado por el presupuesto. Por el contrario, la tasa de ahorradores de la clase media varía en función del país. Resulta edificante

51

observar que estas declaraciones no se ajustan a la tasa de ahorro de los hogares en todos los países. Así, si bien en el plano macroeconómico el trío que encabeza el nivel de ahorro de los hogares europeos es el formado por Alemania, Italia y Francia (con una tasa de ahorro de en torno al 15% de los ingresos brutos disponibles). En los países más débiles desde el punto de vista de la economía, son pocos los consumidores que han podido ahorrar este año, lo que es coherente con la situación de crisis financiera. Solo los rusos destacan, con un 35% de la clase media afectada por la crisis que ha preferido ahorrar (y ha contado con los medios para hacerlo) su dinero antes de utilizarlo en proyectos inmediatos.

Ahorrar, siempre ahorrar Si el ahorro ya no se lleva, significa que la reducción neta de gastos no es la única solución. Ya lo intuíamos en la actitud de los consumidores respecto de la ropa: los nuevos comportamientos de consumo y de compra son necesarios para poder adaptarse a las limitaciones presupuestarias en tiempos difíciles.

Los comportamientos económico-ecológicos se extienden… Los europeos lo han asumido: casi todos han recurrido de un modo u otro a gestos que les han permitido ahorrar; uso moderado de los recursos (agua, electricidad, petróleo), búsqueda exhaustiva de gangas todo por mantener el nivel de vida.

¿A qué ha tenido que recurrir en el transcurso de los doce últimos meses para poder ahorrar? Base: media de los 12 países en %

70 64 61

60

56

50 43

40 34

33

30 21 18

20

19

17

10 4

0 Ahorro de agua y energía

Marcas de Compras en Compara- Compras de Compras por Reventa de Cambio de internet objetos medios de productos dores de almacenes gama transporte de segunda precios de grandes inferior mano descuentos

Fuente: Observador Cetelem 2012

Compra Ninguno de Estrategias los directa varias (recupera- (productos anteriores agrícolas…) ción, trueque…)


52

El Observador L’observatoire Cetelem Cetelem 2012 2012 - ¿Cuáles - Quelles sonperspectives las perspectivas pourpara la classe las clases moyenne medias? ?

En líneas generales, estos gestos pueden analizarse desde dos puntos de vista. El primero es el de la concienciación, ya sea social, ética o medioambiental, y cuya expresión en esta situación de crisis llega en el momento justo… y en general es algo positivo. Una de las medidas que se encuentra a la cabeza de estas nuevas prácticas, el ahorro de agua y energía, adoptada por dos tercios de la clase media europea, llevaba veinte años siendo objeto de las demandas de asociaciones medioambientales. Que hayan triunfado ahora y se correspondan con una limitación de presupuesto no es algo negativo, puesto que cabe pensar que las buenas prácticas perdurarán una vez la situación económica se haya encauzado. Otra práctica derivada de la ética que llega en segunda posición: la renuncia a las marcas, que se puede interpretar como un rechazo de los valores consumistas, de la sociedad basada en apariencias, cuando el consumidor se encuentra contra las cuerdas y debe decidir lo que es realmente importante en su consumo. Comportamientos más minoritarios como la compra de segunda mano y el uso de transportes colectivos o el reciclaje, también han sido adoptados por uno de cada cinco europeos y una vez más responden a actitudes ecológicas. … al igual que las compras a través de canales alternativos. El segundo punto de vista es la anteriormente citada compra astuta, en el sentido de la compra al mejor precio, de la búsqueda del chollo, que consume tiempo y energía para el comprador pero salvaguarda su cartera. Los descuentos, las compras por internet, el uso sistemático de comparadores de precios son algunos ejemplos de este fenómeno y cada vez están más presentes, con un 35 - 55% de la clase media europea que los practica. Estos resultados que ya habían sido identificados y comentados en detalle en ediciones anteriores del Observador Cetelem, se confirman aquí una vez más. La adaptación a la coyuntura mediante nuevas actitudes de consumo parece por tanto ser la clave para mantener el nivel de consumo que las clases medías europeas llevaban y que temen perder en un futuro a corto plazo. Es interesante observar que hace tres años, cuando el Observador Cetelem preguntó a los europeos por su tendencia a la compra por internet, los encuestados presentaban disparidades muy importantes según países. Hoy en día, la encuesta muestra que estas disparidades tienden a desvanecerse. Esto, unido a otras similitudes a la

hora de establecer prioridades y valores por parte de las clases medias europeas, son la prueba del nacimiento de un «espíritu» europeo, perceptible y generalizado más allá de las fronteras nacionales, tal y como deseaban los padres fundadores de Europa… y todo ello a pesar de los encuentros y desencuentros que han tenido lugar en las relaciones geopolíticas entre los países europeos desde el inicio de la crisis de la deuda. Una situación puntual preocupante que debe analizarse en perspectiva. La crisis amplifica por tanto y acelera los cambios ya tangibles en los hábitos de consumo: en la mayoría de países europeos, se confirma una reducción del poder adquisitivo, es decir, un aumento de las limitaciones presupuestarias para el consumo, y el consumidor se da cuenta de ello, tal y como se refleja en el estudio del Observador Cetelem. Los sacrificios realizados en nombre de esa limitación de presupuesto respetan, como hemos visto, una lógica de jerarquía de gastos: alimentación y viajes son las primeras partidas recortadas, a pesar de que este gesto reviste de una gran importancia simbólica para la clase media, para quien las grandes vacaciones son el símbolo del aumento constante del nivel de vida que había conocido la generación precedente, es decir, la de sus padres. Desde entonces, ni los comportamientos económicos (uso moderado de agua y electricidad, transportes colectivos…), ni las modas de consumo alternativo (segunda mano, compras en grupo…) parecen ser suficiente para detener esta evolución, en la medida en la que las restricciones culturales limitan su difusión. La única solución: la austeridad. Tanto en los hogares como en el plano gubernamental el rigor se instala, en la mayoría de los casos, como consecuencia de una situación real e inmediata, aumentada por una propensión natural a la previsión y al ahorro a la espera de tiempos mejores. En este contexto, ¿resulta acaso sorprendente que las clases medias europeas declaren estar sufriendo la crisis y su sentimiento de degradación hasta el punto de equipararse a una clase baja? Si hacemos caso de algunos pesimistas, ¿debemos interpretar que estamos asistiendo al final de la clase media, de ese sueño de igualdad de una sociedad en la que las riquezas se reparten justamente para permitir a los individuos deshacerse de las preocupaciones materiales para ocuparse de la búsqueda de la felicidad? Una afi rmación así requiere un análisis con perspectiva histórica y generacional.


El Observador L’observatoire Cetelem Cetelem 2012 2012 - ¿Cuáles - Quelles son perspectives las perspectivas pour para la classe las clases moyenne medias? ?

53

Proteger el futuro significa proteger a los hijos Una generación con exceso de inversión… Lejos de todo fatalismo, el optimismo de la clase media se refleja sobre todo en la sobreinversión que realizan en sus hijos, que son precisamente, tal y como hemos visto, una de sus mayores preocupaciones. Habiendo alcanzado un nivel de consumo máximo, su preocupación reside ahora en la herencia que van a dejarles. Es por ello que no dudan en cuidar y mimar a sus pequeños con el objeto de garantizarles un futuro mejor todavía. Preparar ese futuro empieza sobre todo por procurarles la mejor educación posible desde ahora. En este punto, las clases medias europeas invierten a ojos cerrados. A pesar de que en Europa la escolarización es a menudo casi gratuita, las clases medias no dudan en financiar clases particulares si ello contribuye al éxito de sus descendientes. Una de cada cuatro familias paga clases particulares a sus hijos, a pesar del contexto general de estancamiento del consumo.

Los padres rusos están particularmente dispuestos a invertir en la educación de sus hijos y esta afirmación puede generalizarse a los países de Europa del este (y también a España), con un porcentaje de inversión en apoyo académico de en torno al 30% de la clase media de estos países. Tras la caída del comunismo en lo países de Europa del Este, con la desaparición del funcionariado generalizado y en un contexto de apertura económica, cada vez resulta más necesario consolidar la formación de los hijos mediante clases privadas y de apoyo para las tareas a una edad cada vez más temprana, con el fin de procurar una base sólida, por ejemplo de lenguas extranjeras; algo a lo que ellos no tuvieron acceso a esa edad. Asimismo, en un contexto de internacionalización, podría considerarse incluso imprescindible prepararlos desde pequeños para garantizar su integración en las instituciones académicas de prestigio y universidades extranjeras. De este modo, las clases particulares ya no constituyen un lujo inaccesible ni inasequible para los padres que quieren ver a sus hijos alcanzar el mejor nivel social posible: «Lo mejor es pagar clases particulares a los hijos, ya que permiten un seguimiento más personalizado»

¿Paga usted clases particulares/de apoyo para sus hijos? en % 60

56

50

40

35 30

30

29

30

25 22

22 18

20

15

13

10

17

6

0 UK

FR

DE

IT

Europa Occidental

Fuente: Observador Cetelem 2012

ES

PT

CZ

SK

HU

PL

Europa Oriental

RO

RU

Media de los 12 países


El Observador L’observatoire Cetelem Cetelem 2012 2012 - ¿Cuáles - Quelles sonperspectives las perspectivas pourpara la classe las clases moyenne medias? ?

54

La educación y las buenas notas no son los únicos deseos que los padres proyectan para sus hijos. También se esfuerzan por que sus descendientes tengan las mejores condiciones de vida posibles y que puedan acceder a toda la oferta de actividades extraescolares, en ocasiones onerosas. Clases de natación, de danza, de equitación, de tenis, de pintura, de teatro, de canto, etc. son actividades cuyo precio cabría esperar fuese disuasorio para las familias en el contexto económico actual. En realidad, los datos muestran lo contrario.

A pesar del coste en ocasiones prohibitivo de estas actividades culturales y deportivas («Con varios hijos, cuesta mucho dinero que cada uno haga una o dos actividades extraescolares: fútbol, natación…»), las familias siguen invirtiendo más para permitir que sus hijos disfruten de un ocio diversificado al que en muchas ocasiones ellos no tuvieron acceso a su edad. De media, casi el 80% de las familias europeas declara que sus hijos hacen tantas o más actividades extraescolares que ellos. Además, se dan pocas diferencias a nivel nacional en la materia (casi un 90% de media en los países del sur de Europa y un 70% en los del este de Europa).

En comparación con lo que usted hacía de niño, ¿diría que sus hijos hacen más, las mismas o menos actividades extraescolares (deporte, música, artes plásticas…)? en % Las mismas actividades extraescolares Más actividades extraescolares

100 90 68

58

80

50

73

37

70

33

42

51

46

50

58 41

60 48

50 40

42

39

30 20

29

39

31 26

22

10

21

26

15

12

0 UK

FR

DE

IT

ES

PT

Europa Occidental

27

18

CZ

SK

HU

PL

RO

RU

Europa Oriental

Media de los 12 países

Fuente: Observador Cetelem 2012

Generosas en lo que respecta a la felicidad de sus hijos, las clases medias también lo son en lo referente a otras consideraciones de tipo más material: las novedades, las marcas y las tecnologías nos son una excepción. Cuan cigarras, no dudan en gastar para garantizar que sus hijos estén a la última y que no sean los únicos de la clase que no tengan el último juguete de marca. Así, algunos equipamientos han pasado a ser habituales para niños cada vez más pequeños, como es el caso de las videoconsolas, la ropa de marca y, sobre todo, los teléfonos móviles. Atrás quedaron los tiempos en los que los padres se avergonzaban al ver a los niños presumir de ldispositivos electrónicos caros; hoy en día, quieren que tengan lo mejor y cada vez son

más los que no consideran una aberración que un niño de primaria tenga un teléfono móvil. En España el 78% de los encuestados opina que es normal que los jóvenes de entre 11 y 16 tengan su propio móvil, (siendo la franja de edad más votada con un 53% la de edades comprendidas entre los 14 y los 16 años). En términos más generales, más del 90% de los encuestados de media en Europa considera normal tener un móvil antes de los 16 años. Una tolerancia aún más precoz en los países del este de Europa, donde se acepta con facilidad (el 33% de los polacos, el 55% de los checos y, ¡el 70% de los rusos!) que un niño tenga móvil entre los 7 y 10 años. * El Observador social del teléfono móvil AFOM/TNS Sofres.


El Observador L’observatoire Cetelem Cetelem 2012 2012 - ¿Cuáles - Quelles son perspectives las perspectivas pour para la classe las clases moyenne medias? ?

¿Cuándo considera que un niño tiene edad para tener un teléfono móvil propio?

Entre los 7 y los 10 años Entre los 11 y los 13 años Entre los 14 y los 16 años Con más de 17 años

en % 100 90

9

14

26

7

8

32

47

59

80

17

7

1 14

6 25

35

5 41

9

14

1 9

46 33

70 60

37

44 48

42

50 40

56

68

31 35

33

35

23

30 21 13

0

FR

17 8

5

2 UK

19

16

12

34

32

25

25

20 10

24

22

26

29

53

55

DE

IT

ES

PT

CZ

SK

Europa Occidental

HU

PL

RO

RU

Europa Oriental

Media de los 12 países

Fuente: Observador Cetelem 2012

Teléfonos, marcas, abundancia total en la escuela o fuera de ella: todos estos símbolos de riqueza exterior e interior son también signos de pertenencia a esta nueva clase media en desarrollo. Ahí está por fin, el «apogeo» del éxito social para la clase media: con ese uniforme que cose día tras día para sus hijos… hay que hacer muchos sacrificios personales. … a cambio de sacrificios en sus gastos personales. De forma altruista, la clase media aplica en efecto un tipo de priorización original, ya no se trata de «qué» sino de «para quién», priorizando los gastos de sus

hijos por delante de su propio consumo. La crisis se convierte así en un momento clave para la clase media que, obligada a elegir, vuelve a encontrar el valor y el sentido de las cosas. Del mismo modo, los hijos se perfilan como un valor fundamental para quienes todos los sacrificios son pocos. De hecho, el 70% de la clase media europea admite haber hecho ya sacrificios personales con el fin de no reducir los gastos dedicados a sus hijos. La palma del altruismo se la llevan los portugueses, italianos y checos, pero también los polacos y los rumanos, con un porcentaje cercano al 80%.

¿Estaría dispuesto a hacer sacrificios personales con tal de no reducir los gastos dedicados a sus hijos? en % Sí, ya lo hago

100 90

81

79

80 70

62

79

78

66

78

71

70

69

70

RU

Media de los 12 países

60 54

60 50 40 30 20 10 0 UK

FR

DE

IT

Europa Occidental

Fuente: Observador Cetelem 2012

ES

PT

CZ

SK

HU

PL

Europa Oriental

RO


El Observador L’observatoire Cetelem Cetelem 2012 2012 - ¿Cuáles - Quelles sonperspectives las perspectivas pourpara la classe las clases moyenne medias? ?

56

Se trata de prioridades que la clase media se impone, ¿pero podemos hablar de sacrificios reales cuando hablamos de pagar ropa de marca o material informático de última generación? Si bien la clase media dice estar dispuesta a limitarse sobre todo para garantizar los estudios y los servicios sanitarios

a sus hijos, es algo más sorprendente que para casi la mitad de ellos estos productos de «primera necesidad» incluyan objetos que podrían parecer banales, como videojuegos o teléfonos móviles. Se puede observar un desplazamiento de los valores de consumo a través de las generaciones.

¿Estaría dispuesto a hacer sacrificios personales por sus hijos con el fin de poder comprarles los siguientes productos? Base: media de los 12 países en % Sí, ya lo hago Sí, estaría dispuesto

100 90 80 70

43

41

60 38

50

30

40

21

25

30 20

30

29

25

10

23

22

19

0 Estudios, clases particulares

Cuidados adicionales, tipo ortodoncia

Ropa de marca

Teléfono móvil

Material micro-informático

Hi-fi, televisión, videojuegos

Fuente: Observador Cetelem 2012

El último grito en telefonía móvil, ropa de marca o una tableta digital son los nuevos símbolos de progreso social que ya no se pueden negar a los hijos… aunque haya que sacrificar ciertos gastos personales para ello. En adelante, la generación venidera juzgará su calidad de vida y su situación económica

en base a este tipo de productos. Pagarse un ordenador portátil o un producto de marca, lujo impensable para sus padres, se ha convertido en una prioridad a la hora de dárselo a sus hijos, sobre todo en los países del este, en especial en Rusia.

En España, los sacrificios realizados así como los dispuestos a realizar, se centran en temas prioritarios como son los estudios o la salud. En tercer lugar encontramos al material informático (también relacionado con los estudios, aunque con un claro componente de ocio como es todo lo relacionado con Internet).

En lo que respecta a los gastos relacionados con la ropa de marca, lo último en telefonía móvil, etc….los sacrificios realizados son menores, aunque si bien, el porcentaje de aquellos que estaría dispuesto a realizarlos es superior.


El Observador L’observatoire Cetelem Cetelem 2012 2012 - ¿Cuáles - Quelles son perspectives las perspectivas pour para la classe las clases moyenne medias? ?

57

¿Estaría dispuesto a hacer sacrificios personales por sus hijos con el fin de poder comprarles los siguientes productos?

Prioridad n° 1 Prioridad n° 2 Prioridad n° 3

en % UK

FR

DE

IT

ES

PT

CZ

SK

HU

PL

RO

RU

EU 12*

Estudios, clases particulares

46

62

58

81

74

87

66

76

76

66

85

81

71

Cuidados adicionales, tipo ortodoncia

50

67

60

83

76

91

65

74

74

76

87

71

72

Ropa de marca

38

37

46

52

43

39

51

25

46

51

57

70

46

Teléfono móvil

50

42

51

54

43

47

67

49

59

55

61

63

53

Material micro-informático

48

52

54

69

57

57

53

62

70

59

71

68

60

Hi-fi, televisión, videojuegos

45

40

46

51

45

39

50

30

40

43

52

58

44

Fuente: Observador Cetelem 2012 * Suma de las dos respuestas citadas en la página 58

Al final, gracias a todos estos pequeños sacrificios, la clase media garantiza el relevo a la generación siguiente, invierte en su futuro y da un nuevo sentido

a su consumo. Hormigas consigo mismos, se convierten en cigarra con sus hijos; esa podría ser la fábula moderna de la clase media europea actual.

Conclusiones Observadas a través de un prisma generacional, las clases medias europeas salen en el fondo bastante bien paradas, en contraposición a la percepción negativa de su situación a corto plazo, ahora que finaliza una década, bien es cierto, marcada por la confusión y el estancamiento. Es cierto que se imponen una política de austeridad sobre sus gastos personales, pero lo hacen para sobre-enriquecer a sus pequeños: estudios, zapatillas a la última, último grito en smartphones… marcas identitarias de esta nueva clase media en ciernes sobre la que la clase media actual proyecta sus esperanzas. Si sus padres alimentaban las esperanza de «consumir más», la clase media actual, objetivamente más acomodada que sus antecesores, aspira ahora a «consumir mejor». La

crisis que atraviesa en este momento y, en un sentido más amplio, la que viene atravesando durante los diez últimos años, ¿no es acaso una oportunidad para replantearse su consumo y darle un nuevo sentido? Un replanteamiento en el que se incluyen las nuevas tendencias relativas a la compra responsable, la ética o la ecología, que están al alza en Europa y que ya se analizaron en ediciones anteriores del Observador Cetelem del consumo. ¿Existe algún valor más bello que el de garantizar un futuro prometedor a sus hijos y pasarles el testigo en las mejores condiciones posibles? Este éxito social generacional es el parámetro que mide ahora el bienestar y la esperanza de las clases medias europeas.


Conclusiones El contexto económico incierto obliga a las clases medias europeas a ser prudentes. Haciendo prueba de su lucidez, gestionan sus gastos, ahorran más e invierten en el futuro de sus hijos. Los cinco últimos años han traído además una ligera bajada del poder adquisitivo en los países del oeste de Europa y limitaciones presupuestarias cada vez mayores (vivienda, sanidad, educación…). Esto ha generado una reducción del presupuesto destinado a compras más cotidianas como la alimentación, el carburante o la ropa. Sin embargo, aunque la situación financiera se complique, en el plano material la percepción sigue siendo positiva. Han conseguido ascender en el escalafón social y esto ha permitido que sus hijos tuviesen acceso a condiciones de vida en general mejores que las de sus padres en materia de vivienda y de ocio, sobre todo en lo que respecta a las vacaciones y las salidas a restaurantes o culturales. Sin embargo, una nueva constatación se abre paso: a sus hijos no les irá sistemáticamente mejor que a sus padres y conviene ayudarlos en todo lo posible

para que afronten el futuro en las mejores condiciones. En los países del este de Europa, la esperanza de aumentar su nivel de vida perdura. En los del oeste, se afanan por mantenerlo; los signos de pertenencia a la clase media ya no son la propiedad de la vivienda o la gama del automóvil, sino la capacidad de financiar la sanidad, la jubilación y el futuro de los hijos. Solo Alemania sobresale del resto con la misma proporción de encuestados que prevé un buen futuro tanto mediante un aumento de sus ingresos derivados al trabajo, como mediante una reducción de sus gastos. En 2011, las clases medias europeas han reducido su nivel de vida. La partida «textil» ha sido la primera sacrificada, aunque ello no les ha generado demasiada frustración. Por el contrario, la telefonía móvil se mantiene intacta y, lo que es más, los encuestados consideran que un niño debe poseer un móvil a la temprana edad de 12 años, 10 años en opinión de los rusos.

Metodología El Observador Cetelem llevó a cabo los análisis y previsiones en diciembre de 2011 en colaboración con la sociedad de estudios y consultoría BIPE, en base a una encuesta barométrica de campo realizada en noviembre/diciembre de 2011 por TNS Sofres. • Encuesta a muestras representativas de la población nacional (mayores de 18 años) en doce países: Alemania, Eslovaquia, España, Francia, Hungría, Italia, Polonia, Portugal, República Checa, Rumanía, Reino Unido y Rusia. • Más de 6.500 ciudadanos encuestados en muestras de al menos 500 individuos por país. Definición de clase media: Por motivos de coherencia entre países, con el fin de ser lo más fieles posible a la realidad y de permitir comparaciones internacionales, hemos utilizado una clasificación económica habitual, en función de deciles de salarios: en nuestro estudio, la clase media corresponde a los hogares comprendidos en los quintiles de salarios 2º, 3º y 4º, o lo que es lo mismo, el 60% de la población que se encuentra entre el 20% más pobre y el 20% más rico.


100

90 20

Clase alta: el 20% más rico.

80

70 20

60

50 20

40

Clase media: el 60% que se sitúa entre el 20% más rico y el 20% más pobre.

30 20

20

10 20

0

Clase baja: el 20% más pobre.


Cetelem Observador 2012: Prioridades de los hogares europeos