Page 1

OSAMA BIN LADEN.

OSAMA BIN LADEN.

ESTADOS UNIDOS, EL ISLAM RADICAL Y LA POLÍTICA POLÍTICA INTERNACIONAL.

UNITED STATES, THE RADICAL ISLAM AND INTERNATIONAL INTERNATIONAL POLITICS. Humberto Alarcón Ortiz∗

Humberto Alarcón Ortiz∗ Resumen

Abstract

La neutralización de este líder saudí representa un triunfo simbólico para Estados Unidos, y Occidente en general, en cuanto guardián del nuevo orden internación y agente con capacidad para neutralizar las nuevas amenazas internacionales, pese a todo, este acontecimiento no representa la neutralización del pensamiento radicall dentro de algunos sectores islamistas, sin embargo, este acontecimiento sí puede tener un impacto decisivo en el marco de la nueva arquitectura política del Medio Oriente.

The neutralization of the Saudi leader is a symbolic victory for the United States and the West in general, as guardian of the new order placement and an agent capable of neutralizing the new international threats, threats despite everything, this event does not represent the neutralization of radical thinking Islamists in some sectors, however, this event itself may have a decisive impact in the context of the new political architecture of the Middle East.

Palabras clave

Key words

Política Internacional, Islam,, Osama Bin Laden, Estados Unidos.

Politólogo de la Universidad Nacional de Colombia y Licenciado en Ciencias Sociales de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Magíster en Seguridad y Defensa Nacional de la Escuela Superior de Guerra. Coordinador académico y administrativo de la Maestría en Seguridad y Defensa Nacionales de la Escuela Superior de Guerra, profesor y coordinador del Grupo de Estudios Políticos de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, Actualmente se desempeña como asesor del Centro de Estudios en Seguridad guridad Defensa y Asuntos Internacionales, CESDAI.

International politics, Islam, Osama Bin Ladem, United States.

Political scientist at the Universidad Nacional de Colombia and Graduate of Social Science at Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Magister in Security and National Defense at Escuela Superior de Guerra. He currently workes as academic and administrative coordinator at the Master Program in Security and National Defense ESDEGUE and professor at the Universidad Distrital of Bogotá. He currently serves as advisor to the Centro de Estudios en Seguridad Defensa y Asuntos Internacionales, CESDAI.

Serie: D Documentos coyunturales – Mayo de 2011 www.cesdai.org

1


HUMBERTO ALARCÓN ORTIZ ASESOR CESDAI Luego de la muerte de Osama Bin Laden surgen una serie de interrogantes sobre el significado del deceso del líder de Al Qaeda y su impacto sobre el mundo venidero. Su situación protagónica en la política mundial ha sido significativa durante las últimas tres décadas. Durante la década de los ochenta fue crucial su participación en la lucha muyahidín en Afganistán contra la ocupación rusa, para la década de los noventa su participación fue a través de toda una serie de atentados terroristas a lo largo del mundo contra objetivos civiles y militares ares asociados a Estados Unidos, y su papel estelar lo cumpliría a comienzos de la primera década del siglo XXI, a partir de su participación en la planeación de los atentados contra las Torres Gemelas en New York y el edificio del Pentágono en Virginia, además a de sus continuos mensajes al mundo occidental en donde advierte a este sobre las repercusiones que tiene la imposición de valores laicos y seculares sobre el mundo musulmán. En el marco de las últimas tres décadas, la figura de Osama Bin Laden ha estado stado asociada de manera directa a tres elementos: el Islam radical, los Estados Unidos y la política internacional. En relación a estos tres elementos se debe analizar el impacto que a futuro puede llegar a tener la muerte de Osama Bin Laden. De manera concreta ncreta este análisis plantea que la neutralización de este líder saudí representa un triunfo simbólico para Estados Unidos, y Occidente en general, en cuanto guardián del nuevo orden internación y agente con capacidad para neutralizar las nuevas amenazas internacionales, nternacionales, pese a todo, este acontecimiento no representa la neutralización del pensamiento radical dentro de algunos sectores islamistas, sin embargo, este acontecimiento sí puede tener un impacto decisivo en el marco de la nueva arquitectura política del Medio Oriente.

Estados Unidos ha logrado dar fin a su enemigo público número uno, neutralizando la amenaza más inquietante para el pueblo estadounidense, quién hizo posible una gran cohesión social al interior de la nación. No es una casualidad que el presidente Barack Obama bama no haya ocultado el hecho de que sus unidades militares operaron en territorio extranjero y bajo el más completo hermetismo frente a sus socios internacionales, lo cual supone una unilateralidad suprema. El mensaje que quería transmitir el presidente estadounidense era claro: los Estados Unidos, como fruto de SU inteligencia, bajo la coordinación de SUS estrategas militares y a través de SUS unidades élites han ubicado y neutralizado la amenaza más importante que tenía el pueblo estadounidense, y el mundo mu en general. Este era un premio que se quería reclamar de manera autónoma, no había posibilidad de compartir la “victoria”, ella sólo pertenece a los ciudadanos y al gobierno estadounidense, quienes habían sido violentados la mañana del martes del 11 de septiembre de 2011. La ignominia debía ser cobrada por quienes fueron sus víctimas.. Además, la década que había trascurrido de los atentados del 11 11-s hasta hoy, había dejado una imagen de invencibilidad de Osama y la precariedad de la superpotencia estadounidense. adounidense. Lo sucedido el domingo 1 de mayo de 2011, permite recuperar una imagen para los Estados Unidos como potencia mundial siendo capaz de castigar a sus adversarios. Se rompe el mito de la invencibilidad de Osama Bin Laden, el cual había logrado vencer v la superioridad tecnológica estadounidense a través de la vuelta a tácticas y estrategias de comunicación primitivas e innovadoras, como el uso de correos humanos y la utilización selectiva de redes de Internet. Con la muerte de Osama Bin

Centro de Estudios en Seguridad, Defensa y Asuntos Internacionales – CESDAI – www.cesdai.org

2


OSAMA BIN LADEN. LADEN. ESTADOS UNIDOS, EL ISLAM RADICAL Y LA POLÍTICA INTERNACIONAL Laden, luego o de un operativo militar desplegado por los Estados Unidos, este país recupera la iniciativa en la lucha contra el terrorismo y demuestra eficacia para enfrentarla. La falta de resultado contundente en la lucha contra el terrorismo mostraba a una superpotencia superpot que de lejos mantenía una superioridad militar frente al resto de Estados en el mundo, pero se mostraba lento y sobrepasado por la organización liderada por este líder saudí. Frente al Islam radical, la muerte de Osama no representa la muerte de un n pensador sino la de un guerrero santo por su convicción. La ascendencia de Osama Bin Laden sobre muchos guerreros muyahidín, no derivaba de un pensamiento profundo y sugestivo sobre el Islam y la misión del hombre dentro del plan divino. Con Osama no estábamos ábamos ante un islamista con grandes contribuciones al desarrollo del pensamiento dentro del Islam radical, como sí lo fueron el egipcio Sayyib Qotb y el paquistaní Mawlana Mawdudi reconocidos como los grandes intelectuales islamistas durante el siglo XX para el mundo sunita. La imagen de Osama deriva de ser un eficiente administrador de dineros para la “yihad” islámica, y un combatiente que nunca rehusó el frente de batalla. Su papel dentro de los diferentes movimientos islamistas es parco y controversia controversial. Su perfil es el de un hombre de acción pero no la de un hombre de ideas que contribuyera de forma sustancial al fortalecimiento de una fórmula de gobierno islámico, como es fundamental en el Islam radical. Nada cambia de manera sustancial dentro del Islam lam radical con la muerte de Osama Bin Laden. La idea de renunciar a las valores asociados a la laicidad y la secularidad seguirán estando presentes, y el rechazo a los gobiernos laicos

dentro de países musulmanes continuará siendo una práctica por parte de d algunos sectores sociales dentro de estos países. La renuncia a los valores asociados a la modernidad y de los gobiernos de corte laico y secular no es un aporte realizado por Osama Bin Laden, esta práctica discursiva del Islam radical se encuentra en pensadores nsadores como Sayyib Qotb, quien denuncia a estos como jahiliyya (ignorancia), condición en el mundo musulmán para denominar a la etapa anterior al mensaje divino dado al pueblo árabe. En otras palabras, las reivindicaciones culturales y políticas del Islam am radical son anteriores a Osama Bin Laden y trasciende su propia vida y pensamiento, razón por la cual su deceso no representa la pérdida de un pensador o de una obra literaria interrumpida. Por el contrario, es fácil encontrar a muchos teólogos musulmanes musulm denunciado a Osama Bin Laden como tergiversador del mensaje divino contenido en el Corán. En este marco, poco tenemos que temer sobre las implicaciones que puede tener la muerte de Osama Bin Laden sobre la radicalización dentro de algunos movimientos islamistas, más allá de las represarías entendibles que puedan venir de algunos sectores cercanos a este líder. Aunque entendible, la decisión de no mostrar el cuerpo y no permitir su entierro en un lugar visible, para evitar se convierta en centro de peregrinación, per es un poco radical y desconoce en esencia la cultura musulmana. Realmente, dentro del Islam la adoración hacía los hombres no es permitida ni aceptada, pues la adoración es una actividad referida sólo a Dios. La práctica de veneración a sarcófagos gos sólo se encuentra dentro del Islam shiíta, y está asociada a los imanes, los cuales en esta tradición al ser descendientes directos del profeta fueron perseguidos por la familia Omeya para alejarlos del poder y su capacidad rectora del destino de los hombres ombres y mujeres asociados a

Serie: Documentos coyunturales – Mayo de 2011 www.cesdai.org

3


HUMBERTO ALARCÓN ORTIZ ASESOR CESDAI la Umma (comunidad de creyentes). Este culto a la figura humana ha sido fuertemente cuestionada por algunas escuelas sunitas, quienes encuentran en esta tradición una práctica anti-islámica. En la política internacional se pueden distinguir tres impactos importantes. Por una parte estamos frente a un éxito táctico de la lucha internacional contra el terrorismo; luego de los atentados en Nueva York, Madrid, Londres, entre otros, reivindicados por Al-Qaeda, Qaeda, la muerte del máximo dirigente permite que occidente en

nuevo medio oriente está est acompañada de la desaparición de algunos líderes históricos de la zona, así como de su alejamiento del poder. En conclusión, la muerte de Osama Bin Laden, y las condiciones que hicieron posible este hecho, representa una victoria simbólica para Estados Unidos. Pese a todo, esta muerte no tiene grandes repercusiones sobre el quehacer y la motivación ideológica del Islam radical. En el marco amplio de la política internacional, es claro que este hecho representa una motivación más para los países comprometidos comprome en este proyecto. Pero el mundo seguirá girando y con él se seguirán gestando nuevos problemas, nuevas oportunidades y nuevas amenazas. Un mundo sin Osama no significa un mundo más seguro.

Suscripciones director@cesdai.org rector@cesdai.org di investigaciones@cesdai.org

general pueda sacudirse del constante asedio del terrorismo practicado por este grupo. Por otra parte, en un contexto amplio, la desaparición de Osama permite a los Estados comprometidos en la arquitectura del nuevo medio oriente, seguir adelante con este proyecto político. De alguna manera, los Estados occidentales que apoyan los levantamientos populares, y están comprometiendo fuerzas militares en Libia, hoy han eliminado una amenaza a esta nueva arquitectura. Finalmente, la eliminación física de Osama, está asociada a una estrategia mucho más compleja, la cual es la eliminación física de los viejos baluartes simbólicos (para bien o para mal) del medio oriente. Hoy tenemos una zona sin Sadam adam Hussein, sin Zarquawi y sin Osama, a lo cual se puede sumar el fallecimiento de Yassir Arafat y la salida del poder de dirigentes como Zine El Abidine Ben Alí en Túnez y Mubarak en Egipto. En otras palabras, la arquitectura del

Centro de Estudios en Seguridad, Defensa y Asuntos Internacionales – CESDAI(57 1) 314 3 69 79 92 92. Bogotá, Colombia. (34)) 6 66 37 15 46. 46 Madrid, España. © Derechos Reservados El contenido de los artículos es de exclusiva responsabilidad de los autores. Los textos pueden reproducirse total o parcialmente citando la fuente.

Centro de Estudios en Seguridad, Defensa y Asuntos Internacionales – CESDAI – www.cesdai.org

4


OSAMA BIN LADEN  

La neutralización de este líder saudí representa un triunfo simbólico para Estados Unidos, y Occidente en general, en cuanto guardián del nu...

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you