Page 1

UNA INTERPRETACIÓN SOBRE LOS ACONTECIMIENTOS ACONTECIMIENTOS EN EL MEDIO ORIENTE

AN INTERPRETATION ABOUT THE EVENT EVENTS S IN MEADLE EAST

Humberto Alarcón Ortiz *

Resumen

Humberto Alarcón Ortiz *

Abstract

Los acontecimientos del Medio Oriente deben entenderse como una arquitectura política, en donde, bajo el liderazgo estadounidense, se está gestando un “Nuevo Medio Oriente”. Este nuevo diseño ha venido siendo planeado luego de los atentados del 11 de septiembre y la invasión a Irak en el 2003, y parte de las experiencias que allí se dieron incorporando novedosamente nuevos instrumentos políticos que han permitido revolucionar esta zona. Esta nueva arquitectura es posible por una razón esencial y un mecanismo importante: la razón fundamental es que Estados Unidos, y con él algunos otros hegemones ones internacionales, han perdido el respeto o el temor a lo que significa los grupos islámicos en la zona, y el mecanismo novedoso es el actuar concertadamente, con diferentes países y coaliciones multilaterales, en la búsqueda de construir esa nueva arquitectura. arqu

Palabras clave

The events in the Middle East must be understood as a political architecture, architecture where, under U.S. leadership leadership, is creating a "New Middle East". This new design has been being planned after the Sept. 11 attacks and the invasion of Iraq in 2003, and some of the experiences that there were innovatively incorporating new policy tools that have allowed revolutionize this area. This new architecture is possible by a major reason and an important mechanism mechanism: the rationale is that the United States, States and with it some other international hegemons have lost respect or fear of what it means to the Islamic groups in the area, and novel mechanism is acting in concert, with different countries and multilateral coalitions,, seeking to build the new architecture.

Key words

Política internacional, Medio Oriente, Egipto, Estados Unidos.

* Politólogo de la Universidad Nacional de Colombia y Licenciado en Ciencias Sociales de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Magister en Seguridad y defensa Nacionales de la Escuela Superior de Guerra. Actualmente se desempeña como coordinadorr académico y administrativo de la Maestría en Seguridad y Defensa Nacionales de la ESDEGUE y profesor de la Universidad Distrital de Bogotá.

International Policy, Meadle East, Egypt, United States.

Political scientist at the Universidad Nacional de Colombia and Graduate of Social Science at Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Magister in Security and National Defense at Escuela Superior de Guerra. Guerra He currently workes as academic and administrative coordinator at the Master Program in Security and National Defense ESDEGUE and professor at the Universidad Distrital of Bogotá. *

Serie: Documentos coyunturales - No. 4 - Mayo de 2011 www.cesdai.org 1


HUMBERTO ALARCÓN ORTIZ ASESOR CESDAI Luego de los atentados terroristas del 11 de Esta nueva política para el Medio Oriente es el septiembre de 2001 los Estados Unidos definen resultado de un cambio en la valoración del como prioridad para su seguridad nacional la fundamentalismo islámico. Para las décadas de los intervención en diferentes latitudes del Medio setenta y de los ochenta el fundamentalismo Oriente, tratando de disciplinar los Estados con islámico había conquistado el poder en Irán (1979), regímenes ímenes políticos desafiantes a su estabilidad y y realizaba estragos en Egipto, Afganistán, Pakistán, seguridad. Es así como inicia una serie de guerras ganaban elecciones en Argelia, se posicionaban en que los lleva a Afganistán, con todo el apoyo de la Indonesia y Malasia.1 Frente a e este ascenso social y comunidad internacional, y a Irak, tan sólo con el político del Islam radical, la percepción de occidente acompañamiento de algunos países. Tanto en consistía en que eran preferibles lideres con Afganistán como en Irak, el éxito militar de la valores occidentales (laicos y seculares), que los ocupación fue contundente, pero han surgido una desafiantes movimientos islámicos que gritaban serie de problemas con la estabilización política y slogan como “El Islam es nuestra Constitución” Co o militar de la posguerra. Este hecho ha empañado “Islam, Islam, Islam” y denunciaban a la URSS como los alcances militares y el prestigio político de los un “gran campo de concentración ateo” y a Estados Estados Unidos, quienes Unidos como la “gran poseen una superioridad ramera de Occidente”. En militar indudable pero no este marco era preferible consiguen romper la táctica sostener a líderes como de guerrillas de las Gadafi, Hussein o Mubarak, resistencias en estos países, que ayudaran a contener la las cuales han ocasionado expansión política del bajas importantes que fundamentalismo islámico, fragmentan el apoyo de los que enfrentar la ciudadanos incertidumbre de los estadounidenses. Además, el posibles gobiernos de los tránsito hacia las hijos intelectuales de Qotb, Foto: Noticias- Univisión democracias ha estado lleno Mawdudi o Jomeini. de dificultades y tropiezos, donde las elecciones aún no logran ajustar una dinámica importante que No obstante, la situación ha cambiado. Las permita dar forma a esos sistemas políticos que experiencias del fundamentalismo en el poder p han desean los Estados Unidos. Lo cierto es que, como generado una gran frustración en estos proyectos resultado de estass dos intervenciones tenemos: entre los ciudadanos de estos regímenes y del resto unos talibán por fuera del poder en Afganistán de países musulmanes. En Irán, por ejemplo, (aunque sí dispersos por todo el país, pero sin multitud de jóvenes y mujeres han salido a marchar control, mando y comunicaciones, lo cual disminuye contra las medidas conservadoras instauradas en la su operatividad y amenaza), la ruptura del apoyo República clerical de los ayatolás. En Afganistán, la saudí y paquistaní a los talibán n (con lo cual se pone radicalidad de los Talibán en la aplicación de una fin al reconocimiento político y el apoyo financiero serie de medidas, que imponían una separación de estos) y un Irak sin Sadam Hussein (primer líder radical de sexos y una práctica religiosa muy árabe histórico por fuera del poder). En este rigurosa tanto para mujeres como para hombres, escenario, hoy Occidente, bajo el liderazgo de los acabaron con la alegría y los colores de la vida Estados Unidos, diseña el Nuevo Medio Oriente con cotidiana en este país musulmán. Además, los dos elementos fundamentales: una nueva valoración del fundamentalismo islámico y una 1 Un trabajo extraordinario sobre el ascenso del estrategia de coalición amplia. fundamentalismo islámico para la década de los 70 y 80 se encuentra en la obra de KEPEL, Gilles. 2000. La Yihad. Expansión y declive del islamismo. Península, Barcelona.

Centro de Estudios en Seguridad, Defensa y Asuntos Internacionales – CESDAI – www.cesdai.org 2


UNA INTERPRETACIÓN SOBRE SOBRE LOS ACONTECIMIENTOS ACONTECIMIENTOS EN EL MEDIO ORIENTE

problemas cruciales de pobreza, generación de equidad y producción de riqueza, nunca fueron resueltos en estos regímenes. A la par, las prácticas de violencia en la cual caían n los movimientos asociados al Islam radical, hicieron que estos perdieran legitimidad frente a una población musulmana que encontraba en el Islam la obligación de no cegar la vida de otros y la de reconocer la libertad en la religión. Bajo el descredito de e regímenes y movimientos islámicos, la percepción de Occidente es que este no representa una alternativa de poder, o al menos no desde la radicalidad (rompimiento con los valores occidentales) como se manifestaba discursiva y políticamente desde la década de los 80. Esta tendencia del Islam radical ha pasado a ocupar un lugar más dentro del abanico amplio de proyectos políticos que podrían participar en un nuevo escenario democrático para la región. En este sentido, los viejos dictadores han dejado de ser útiles, pues la amenaza a contener parece estar desvaneciéndose, razón por la cual hoy Occidente está dispuesto a alejarlos del poder a través de diferentes formas. Por otra parte, para los Estados Unidos hoy es claro que la única manera de gestar un nuev nuevo orden internacional es posible en la medida en que abandone el actuar unilateral y le apuesta a la coordinación de políticas entre diferentes actores nacionales y multilaterales. Esto es lo que está sucediendo a través de todo lo largo y ancho del Medio Oriente. La intervención en Libia ha implicado la participación amplia de buena parte de la comunidad internacional. Por un lado, la ONU oferta la legitimidad necesaria a través una Resolución tan ambigua como la 1973, en donde exhorta a todos los Estados parte, a hacer todo lo posible por salvaguardar la vida y la integridad de los ciudadanos libios. Por otra parte, las potencias europeas se manifiestan dispuestas a garantizar la exclusión de un espacio aéreo para los rebeldes de Bengasi. Además, los Estados os Unidos invitan a los cuerpos de la OTAN a encargarse de la campaña aérea en Libia. Finalmente, países árabes como Qatar reconocen políticamente el gobierno de facto de los rebeldes libios. Esta estrategia se lleva a cabo mientras la campaña terrestre en Bengasi, la

más sangrienta una vez se ha optado por la lucha militar, la llevan a cabo rebeldes libios que se encuentran a favor de la salida de Gadafi del poder, en un país de cerca de 6 millones y medio de habitantes. Bajo este panorama de intervención intervenció jurídica, militar y política se viene gestando un nuevo Medio Oriente, en donde Estados Unidos sin mayor protagonismo, pero con una política de nueva arquitectura, ha empeñado sus esfuerzos militares, políticos y propagandísticos. Contrario a lo sucedido en otros tiempos, los Estados Unidos actúan bajo un conjunto amplio de aliados y de medidas, que van desde los Estados aliados, a los foros multilaterales, e incorpora todo tipo de instrumentos que permitan la salida de los viejos dictadores árabes, que van v desde el bombardeo aéreo asegurando una área de exclusión, hasta el apoyo político a los rebeldes libios en tierra. La construcción de un nuevo Medio Oriente se ha puesto en marcha.

Suscripciones director@cesdai.org ai.org director@cesd investigaciones@cesdai.org Centro de Estudios en Seguridad, Defensa y Asuntos Internacionales – CESDAI(57 1) 314 3 69 79 92. Bogotá, Colombia. (34)) 6 66 37 15 46. Madrid, España. © Derechos Reservados El contenido de los artículos es de exclusiva responsabilidad de los autores. Los textos pueden reproducirse total o parcialmente citando la fuente.

Ahora puedes consultar nuestros documentos los domingos en el Diario El Nuevo Siglo (Colombia)

Serie: Documentos cumentos coyunturales - No. 004 – Mayo de 2011 www.cesdai.org 3


HUMBERTO ALARCÓN ORTIZ ASESOR CESDAI l

Centro de Estudios en Seguridad, Defensa y Asuntos Internacionales – CESDAI – www.cesdai.org 4

MEDIO ORIENTE  

Los acontecimientos del Medio Oriente deben entenderse como una arquitectura política, en donde, bajo el liderazgo estadounidense, se está...

Advertisement