Issuu on Google+

F

Universidad Nacional autónoma de México. FES Acatlán. Teoría de las organizaciones. Profesora: Mónica Soto Alumno: César J. Gutiérrez Herrera.


En la actualidad vivimos al borde de lo inmediato, es decir siempre estamos o bien vamos con prisa, a veces ni un saludo es recibido cortésmente, pues solo se intercambian un par de palabras donde queda con la promesa “luego te veo”, pero a donde queremos llegar o debemos, a qué se debe esto de lo inmediato. Lamentablemente es este proceso en que no tenemos ni el más mínimo segundo para establecer un vínculo, sacrificamos a un elemento primordial del bienestar social, este es el de la comunicación.

En este escrito se manejara el tema de la comunicación, más específicamente de la comunicación dentro de las organizaciones. Para ello me apoyare con la obra del Lic. Juan Guillermo Pérez Castillo, y con mi modesta percepción.


Ahora bien si la comunicación es meramente vital para la vida cotidiana, en un primer plano en la institución familiar, cómo lo será dentro de una organización. Pero antes de introducirnos al tema, habrá que mencionarse a lo que se refiere con comunicación organizacional, el autor Pérez Castillo no menciona lo siguiente:

. Juan Guillermo Pérez Castillo

Al hablar de comunicación organizacional, nos referimos a un sistema de compuesto de un proceso triple, significación, información y relación, que se realiza en y con respecto a las organizaciones. Lo que caracteriza esencialmente a nuestra especialidad no son los recursos empleados ni los procesos ejecutados sino el entorno particular donde estos se ponen en juego para modificarlo, el adjetivo organizacional distingue y precisa a qué tipo de comunicación nos referimos. Hablamos de una comunicación a favor de la organización. (Juan Pérez Castillo; Importancia del uso de modelos y herramientas. Pág. 95)


El autor nos indica que el proceso de comunicación dentro de la organización, este no se basa en los recurso ni procesos, con si fuese al material lo que utilizamos, sino a las relaciones que se dan dentro de la organización para que esta a su vez mejore y se mantenga en equilibrio.

A pesar de que la comunicación es esencial en todo proceso humano, y más aún cuando se encuentra inmersa dentro de una organización, esta es vista de una manera muy superficial, tal pareciera que a pesar de nuestra actualidad, el fenómeno comunicativo aun no es tomado enserio en los ámbitos importantes de la vida humana (pues esta si es utilizada y mejor dicho explotada con fines banales, como lo es en los productos comunicativos elaborados para un fin absurdo, me refiero a programas de televisión, películas y revistas).

El autor nos comparte lo siguiente en la misma página en líneas más adelantes.


La comunicación es el proceso vital que constituye a las organizaciones y, sin embargo, su práctica profesional se reduce, las más de las veces, aun nivel operativo que consiste en la producción de piezas, la distribución

de

mensajes

informativos y la organización de actividades. Esto está determinado por el tipo de

representaciones

que

nos hacemos acerca de las organizaciones y dela comunicación misma. (Juan Pérez Castillo; Importancia del uso de modelos y herramientas. Pág. 95)

Y prosigue después.

Hemos hablado de a lo largo del tiempo de las tendencias administrativas, pero aun así, continua pendiente el asunto de la organización, o lo organizacional; parece que todo evoluciona excepto quien lo hace posible. Nos hemos encontrado con que muy poco de lo que se ha dicho puede ser identificado con el fenómeno organizacional, pues no se ha mirado aun lo esencial y distintivo. (Juan Pérez Castillo; Importancia del uso de modelos y herramientas. Pág. 98)


La mayor parte de lo que se habla de la comunicación en el plano de lo organizacional, es sobre lo administrativo en cuanto al capital humano, en si se utiliza este término “capital” como si se manejara o se abordara a los seres humanos como una materia prima, a partir de cantidad. Cuando se debe manipular este tema mediante el bienestar del individuo dentro de la organización, y no me refiero a caer en el extremo de lo humanístico de buscar la felicidad pura, sino, al bienestar del individuo para lograr el bienestar de la organización y llegar así a formar una estructura fuerte y cohesiva. En si el bienestar de la organización a través de unidad en unidad.


Revista, la comunicación en la organización