Page 1

UN PERIÓDICO / UNA CONVICCIÓN / UNA IDEA PELIGROSA

HAARP

Un tema que ya da vueltas por diferentes círculos sociales es el HAARP. Algunos lo conocen o tienen alguna vaga idea de qué es. Pero exactamente esa es la pregunta que muchos se hacen.

Por Héctor Maturana

E

l Proyecto de Investigación de la Aurora Activa de Alta Frecuencia, HAARP, por sus siglas en inglés (High Frequency Advanced Auroral Research Project), es un programa desarrollado por la Marina y Fuerza Aérea de Estados Unidos, desde antes de los años ‘70. Como lo define su sitio web, es un “esfuerzo científico dirigido a estudiar las propiedades y el comportamiento de la ionosfera, con particular énfasis en ser capaz de entenderlo y utilizarlo para mejorar las comunicaciones y los sistemas de vigilancia, tanto para fines civiles y de defensa”. Pero en la práctica, ¿cómo se realiza ese estudio y entendimiento? La ionosfera es una de las capas de la atmósfera que envuelve al planeta y se encuentra sobre los 300 kilómetros de altura. Su principal característica es que concentra las mayores concentraciones eléctricas de la Tierra. Para conocer su funcionamiento, en Alaska se construyó el centro del que hablamos. Ciento ochenta antenas y varios generadores le dan forma a HAARP.

¿Cómo funciona? En palabras simples, lo que hace HAARP es enviar una concentración de señales de de radio de alta frecuencia hacia la ionosfera, a través de sus antenas. Estas vibraciones generadas con las ondas de radio empujan o alejan de la Tierra a esta capa de la atmósfera. Aunque los usos más simples buscan hacer rebotar los impulsos en la ionosfera para que recorran grandes distancias en la atmósfera interior y que luego penetren en la tierra para encontrar depósitos de misiles, comunicarse con submarinos sumergidos o encontrar petróleo, entre otros. Pero al ser bombardeada por ondas de baja frecuencia, la ionósfera se calienta y cambia parte de su configuración físico-química, lo que permite controlarla. Grandes avances ha tenido el hombre en su historia, tales como este proyecto, pero qué es lo que genera tanta controversia en la realización del programa, cuáles son los temores de algunos países.

www.lapulenta.cl

“El tiempo está muy cercano, cuando tengamos la precipitación de la humedad en la atmósfera bajo completo control…”

Nikola Tesla, 1900.

Leyendo a HAARP entre líneas Una nueva corriente de investigadorespensadores, llamados los “Conspiracionistas”, que se dedican a dilucidar los intereses de un cierto grupo de la población del orbe, para hacerse del orden mundial, ya tienen sus ojos puestos en HAARP. ¿Qué lleva a estas personas a tomar dicho programa de la Defensa norteamericana y considerarlo una amenaza? Tres son los conceptos principales: Control climático, generación de terremotos y control mental. Suena descabellado, pero las bases científicas que se le atribuyen a las ideas recién mencionadas, son por lo menos para estar alerta. Al empujar a la ionosfera hacia afuera, se genera una suerte de vacío que automáticamente las otras capas intentan llenar acomodándose, por lo que las nubes también se alejan, lo que permitiría causar sequías. Y el recalentar esta parte de la atmósfera, también genera cambios en las condiciones climáticas. Permite aumentar la magnitud de las tormentas y modificar las altas presiones. Sin embrago, el punto más álgido es la capacidad que tendría HAARP de controlar el clima en los dos hemisferios al operar con su máxima capacidad, según lo confirmó su propio creador, Bernard Eastlund. Esto lo confirma además la teoría de resonancia, usada por el científico e inventor Nikola Tesla. Aplicado a esta materia, un cambio climático generado en un hemisferio, desencadenaría una alteración en el clima del otro hemisferio.

Movimiento de tierra

Atando cabos

Nuestro planeta es un sistema, que sincroniza cada parte y funciona mediante una suerte de osmosis natural, en donde un problema en un sector, ciertamente puede afectar a una zona diferente. Como mencionamos anteriormente, las ondas emitidas por HAARP rebotan en la ionosfera y vuelven a la tierra, viajan por su interior hasta rebotar nuevamente y entregar un resultado.Y hay que destacar que ese rebote no es al azar. Existe un mapa de la ionosfera en donde se ve reflejado cada punto del planeta. Es decir, al lanzar las ondas a un determinado sector en la parte alta de la atmósfera, ya se sabe en que parte la Tierra caerán esas vibraciones. Si se analiza como si fuese un piano, una tecla es el emisor, que genera las vibraciones (la cuerda del piano) y el sonido es en este caso el resultado. Para ejemplificar, podemos decir que si el sonido es un Re, significa que hay un depósito de armas y si resultó un Sol, tenemos petróleo. ¿Pero qué sucede si se hacen vibrar de una sola vez todas las cuerdas del piano? Al traducirlo a una situación tectónica, los efectos podrían ser catastróficos. Las vibraciones mueven la tierra y el envío de ondas de manera desmesurada, en la práctica si puede producir un terremoto. Es ciencia cierta que HAARP tiene la capacidad para producir movimientos telúricos de gran magnitud, pero ¿cómo atribuirle los fenómenos que han ocurrido en este último tiempo? Hasta ahora, el único nexo es la temporalidad. Los inicios de diversos fenómenos, incluidos terremotos, coinciden con el envío de una gran concentración de ondas de radio de alta frecuencia a la ionosfera, por parte de HAARP. ¿Cuándo? Febrero de 2010.

Las capacidades que tiene el HAARP, no tienen contentos a muchos. Sólo hace falta ver el documental que financió Japón, para dar a conocer el proyecto al mundo. Muchos países ven a HAARP como una amenaza y lo consideran directamente un arma. Así también lo catalogan el científico Nick Begich y la periodista Jeanne Manning, quienes escribieron el libro “Los ángeles no tocan esta arpa” (Angels dont’n play this HAARP) y fueron claros en señalar que los efectos del funcionamiento del proyecto, podrían ser incluso mayores a los de las pruebas atómicas. El punto en conflicto es el siguiente. HAARP es un programa de estudio y entendimiento de la ionósfera con fines comunicacionales, civiles y de defensa. Entonces por que lo operan directamente las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos. Por qué las principales empresas que abastecen de armamento y tecnología a las FF. AA. de Norteamérica poseen las patentes para su creación. No por nada la Dra. Rosalie Bertell, quien trabaja desde 1970 por el cuidado del medio ambiente, ironiza en cuanto a cómo se muestra el proyecto HAARP al público. “El proyecto será probablemente “vendido” como un escudo espacial contra la entrada de armas al territorio nacional o, para los más ingenuos, como un sistema para reparar la capa de ozono”. HAARP es considerada por muchos un “arma limpia”. No deja rastros de quien realizó el ataque. Pero ¿no es también perfecta un arma que te permite atacar cualquier punto del mapa, sin que el adversario ni siquiera tenga idea de que está siendo atacado? El análisis se los dejo a ustedes.

¿Control Mental? Al leer u oír esto, lo mínimo que nos genera es sorpresa. Algo un poco descabellado para muchos, pero no para quienes son detractores del proyecto. Las fuentes son varias, pero nada oficial por el momento. Así es, según plantean los llamados “Conspiracionistas”, el HAARP también tendría efectos sobre las personas y no en cualquier parte, sería directamente en el cerebro. La frecuencia de ondas con las que trabaja el programa de Investigación de la Aurora Activa de Alta Frecuencia podrían generar efectos en el comportamiento de las masas. En ningún caso existe la posibilidad de convertirse en títeres de alguien. Pero lo que muchos aventuran es que HAARP sí sería capaz de generar una depresión colectiva.

pag. 4

Portada del libro “Los Angeles no tocan esta arpa”.

www.diarioelmuro.com Santiago Mayo de 2010. Año 01 / N°1 UN PERIÓDICO / UNA CONVICCIÓN / UNA IDEA PELIGROSA

“PURA” Y “SANTA” “VERDAD” SRA DIRECTORA:

N ¡DEMOCRACIA! SRA DIRECTORA:

S

i en nuestra transición hubiéramos segui do el ejemplo español y nos hubiésemos dado una Constitución democrática -como aquélla fruto de los Pactos de La Moncloa- a estas alturas, haría ya tiempo que se habría producido la tan cacareada alternancia y todas las fuerzas políticas habrían gobernado durante algún período al menos, porque habríamos vivido libres de la camisa de fuerza que representa la actual Constitución y sus leyes de súper mayoría que nos legó la dictadura y que nuestros políticos no han tenido la consecuencia y el coraje de intentar eliminar, habiendo preferido repartirse el poder sin consideración por la voluntad de los gobernados. De ahí el repudio ciudadano que los hermana, el que afecta a todos los sectores, por lo que nadie puede darse aires de triunfo. La verdad es que en nuestra falsa y distorsionada democracia ya no existen los triunfadores, sino sólo los derrotados. Ello ocurre porque después del histórico triunfo popular y la derrota de la dictadura aquel lejano 5 de octubre de 1988, nuestros líderes nos abandonaron y prefirieron pactar una transición con aquel régimen de facto a espaldas de la ciudadanía y dando consensualmente por concluida la transición y por reinstaurada la democracia. Ello nos mantiene -a más de 20 años del fin de la dictadura y con el ex dictador ya muerto- viviendo en una democracia de mentira, donde nunca ha gobernado la mayoría, sino el consabido aliancertacionismo que provoca el empate permanente que se genera por la aplicación del antidemocrático y fraudulento sistema binominal (33%=66%) que nos legó el régimen militar y del que nuestros representantes han terminado profitando por 20 años y sin rubor aparente.

HAARP

Terremotos y cambios climáticos manipulados tecnológicamente En 1962 Estados Unidos lanzó el primer programa para el estudio e intervención de la ionosfera. Su nombre era “Proyect Starfish”. Su sucesor hoy es el proyecto HAARP, que de una forma más desarrollada y al parecer efectiva, estudia el comportamiento de esta capa superior de la atmósfera terrestre. Y algunos ya aventuran que podría controlarla.

Pag.4

Rafael Enrique Cárdenas

pag. 1

icolás Copérnico, Galileo Galilei, entre otros reales benefactores de la humanidad, eternamente amenazados con la “santa” inquisición. Genios mal juzgados por la misma institución publicitaria de un Jesús asesinado por provocar una similar agitación de sistema y paradigma establecido, he aquí una histórica incongruencia y desacreditación. Esto me hacía discutir hace unos días con una persona de aproximadamente 40 años, y su costumbre de pasar a la Iglesia a rezar y persignarse cada vez que veía una animita, parroquia o cualquier otro signo o símbolo propios del catolicismo. Me comentaba que nunca está demás “hablar” con Dios. Pues bien, yo le preguntaba, que aparte de la extensa lista de curas pedófilos (que recién ahora salen a la luz) ¿acaso desconocía todas las atrocidades proporcionadas por la iglesia católica a lo largo de la historia? Proseguí acotando que cada uno es libre de creer o no en Dios y en el Dios que sea, pero creo que para “hablar” con él no es necesario pasar a un establecimiento lleno de ángeles, vitrales, cruces e hipocresía. De hecho, si la vida se transformara en una película de ciencia ficción y efectivamente Dios “bajara” a la tierra, a quienes le tiritarían las rodillas primero que todos, sería a los mismos que históricamente han obrado y lucrado con su imagen y palabra. Después de esto volví a preguntar: ¿y si sabías todo eso, por qué sigues pasando a esa “casa”?.

Lorena Pulitzer Diseñadora de Vestuario

ESCRÍBENOS TU CARTA AL DIRECTOR contacto@diarioelmuro.com contacto@lapulenta.cl Debes: enviar tu RUT el que NO será expuesto ni malversado por nosotros. Si deseas: adjunta una o más fotografías ilustrativas del tema.

www.lapulenta.cl


Santiago Mayo de 2010. Año 01 / N°1 UN PERIÓDICO / UNA CONVICCIÓN / UNA IDEA PELIGROSA

CULPABLES DE UN SANTIAGO VACIO

¿BUENA SALUD? ¡MAL NEGOCIO!

SRA DIRECTORA:

L

La venta legal de drogas farmacéuticas supone un peligro mucho mayor para los seres humanos que el comercio de drogas ilegales SRA DIRECTORA:

E

l tráfico de drogas y la adicción a ciertas sustancias y las dependencias que genera no se limita al mundo de los traficantes, callejuales y callejones, de degenerados e inadaptados. Junto al comercio de droga ilícita y su profunda penetración en todos los niveles de nuestra sociedad global, existe un comercio de drogas paralelo. La omnipresente industria farmacéutica, con su lobby multimillonario de políticos de todo el mundo, depende de tres paradigmas comerciales básicos para su éxito continuo en el camino de las drogas legales. El primero es que los individuos de nuestras sociedades ´occidentalizadas´ contemporáneas tiendan a entregar su poder a soluciones fáciles y remedios rápidos, más que a explotar la totalidad (las causas y los efectos de sus acciones) y así sanar sus vidas, creando un permanente bienestar mental, corporal y anímico. Dentro de este contexto social, con el primer estornudo o el más mínimo dolor, tenemos que correr hacia la farmacia más próxima y atiborrarnos de remedios increíblemente rápidos para todo lo que nos aflige. El segundo es que el entorno crecientemente tóxico, el envenenado suministro de comida y la influencia negativa de los medios de comunicación ofrezcan los parámetros fundamentales de enfermedad,

www.lapulenta.cl

promoviendo malestar en un número cada vez mayor de la población, con el fin de que haya un mercado ilimitado y en aumento. Las empresas farmacéuticas “reguladas” por la Dirección de Alimentos y Drogas [en EE.UU.] y sus homólogos globales, están interesadas no en hacernos el bien, sino en encerrarnos en estados de perpetua desarmonía y enfermedad crónica. Nuestra buena salud, simplemente no es buen negocio. El tercer paradigma comercial de la industria farmacéutica, por tanto, es que una sociedad enferma es una sociedad rentable. La venta legal de drogas farmacéuticas supone un peligro mucho mayor para los seres humanos que el comercio de drogas ilegales, pues la comercialización y la aprobación gubernamental de tales drogas legítimas hace creer a la mayoría de la raza que son ´buenas´ y que las necesitamos para conservar nuestra salud y no sufrir ni siquiera un minuto de malestar. “Si todavía creéis que una industria que mueve muchos miles de millones de dólares y que prospera sobre nuestra enfermedad tiene como objetivo curarla enfermedad y el malestar, entonces sois más crédulos de lo que pensáis”.

Marcela Cori Terapeuta

a sociedad que conformamos está muerta.Vivimos una realidad algo desconcertada, pesimista, completamente individualista y carente de respeto. Desde hace varios meses, he sostenido conversaciones extensas con gente de varios estratos sociales, regiones e incluso países, en los que se ha planteado constantemente la existencia de un Santiago vacío. El conflicto no radica en la metrópoli como tal, sino en la gente que la compone, es decir, nosotros. Vivimos en una ciudad hermosa, llena de avances y tecnología. Una urbe limpia en cuanto a aspecto y mundialmente conocida, sin embargo, no estamos conformes. Siempre encontramos gente que se queja por cosas que realmente no significan algo trascendental en el funcionamiento, y por otro lado, de cosas tan elocuentes por las cuales no hacemos nada. La capital se queja del “Transantiago”, de los populares “tacos”, de la delincuencia, la drogadicción, entre otros. Sin embargo, constantemente estamos viviendo injusticias, ¿a las cuales ya fuimos controlados?(que quiere decir con este párrafo?). Por ejemplo, nuestra sociedad carece de respeto mutuo, de educación cívica y nuestra excusa está basada en la mala educación, sin hacernos responsables nosotros como ciudadanos de eso. En nuestra comunidad todo es muy caro y nuevamente nos refugiamos en una excusa: “es la empresa la que sube los costos”. Nos creemos los “jaguares” de Latinoamérica, no obstante, somos incapaces de reaccionar frente a eso, estamos domesticados. O acaso ¿Hacemos algo para impedirlo? Muchos ya nos cansamos de las excusas (somos expertos en darlas) y nos hartamos de no hacernos responsable de la sociedad en la que vivimos. Queremos hacer lo imposible por cambiar las cosas. Y lo haremos usando el trabajo, nuestro talento y virtuosidad para modificar las cosas, luchar no sólo contra las cosas que nos parecen injustas, sino contra “usted” que está sentado allí leyendo y esperando que se arregle el mundo por arte de magia, porque el esperar es nuestro peor enemigo, el más grande los males y el más injusto. Mientras la gente se sienta y permanece inmóvil hasta que el Presidente Piñera o cualquier autoridad mejore las cosas, se generen más trabajos, desaparezca la delincuencia y la drogadicción o mientras usted sueña con esperar que el micro pare donde usted quiera y no en el paradero como corresponde, sólo para no caminar más, mientras se queje de su gordura por falta de ejercicio y no por tiempo, nosotros buscaremos alimentar a jóvenes que

pag. 2

necesitan engordar. “Mientras las personas no cedan el asiento a la anciana que tiene parada enfrente, mientras se haga el dormido; nosotros, los que queremos la diferencia, comenzaremos a decir “buenos días”,“gracias” y “permiso”. Cederemos el asiento, andaremos a pie o en bicicleta para contaminar menos y hacer más amable la ciudad. Nosotros buscaremos educar a los niños y lucharemos para que no caigan en las drogas que los terminarán destruyendo, usted lo sabe, lo ha visto en la T.V. Buscaremos armonizar las poblaciones vulneradas a las que la mayoría teme, critica y se aleja de ellas. Y mientras muchos se refugian en lo material y en el dinero, nosotros lucharemos para que niños se cobijen en sus sueños y puedan ser alguien a futuro. Haremos público nuestro pensamiento político, social y cultural. Lo intentaremos hacer de la forma más sincera y responsable posible. Aceptaremos a la gente como es, y no como nos gustaría que fueran, o como cree la sociedad que debe ser. Nosotros llenaremos de arte las calles, los hogares y las ciudades, porque haremos de cada profesión un arte y no una simple obligación que nos aporte ganancias. Haremos diferencia en comprar cosas caras apoyando a la industria nacional emergente que cada día abandonamos más, y que enajenamos de nuestro imperio monopolizado. Porque sí creemos que somos capaces de tener industria propia, confiamos en nuestros trabajadores y en nosotros mismos. Porque no nos dejamos llevar por una marca de moda. La moda la hacemos nosotros y no por seguir tendencias. Principalmente seremos nosotros los amables y hablaremos sin temor, porque hay un porcentaje de personas que no está muerta en esta sociedad inerte, que no quieren ser máquinas de un sistema que no nos está ayudando a crecer, sino que nos mata y nos vuelve frívolos, individualistas, donde hasta el concepto de familia, amigos y amor se ha dañado. Un sistema en el que ya no nos reconocemos y pasamos a ser enemigos de nuestra sombra. Finalmente vemos que los problemas se pueden solucionar a partir de nosotros mismos sin perder tiempo en buscar culpables.

Vivian Fuentealba Estudiante de C.E. y Teatro Inacap www.compañialibreimagen.com http://vivinci.blogspot.com

LA VIDA SIGUE Y DEBERÁ SEGUIR SRA DIRECTORA:

Q

uisiera referirme a un tema especial. Me sumergí en recuerdos llenos de anécdotas de hace unos años, precisamente de la etapa universitaria en que la búsqueda de pares se torna real y donde las inquietudes intelectuales sobre la muerte encuentran refugio. Así es como muchos jóvenes exploramos lugares que no se salgan del presupuesto del mes y que se transformen en un ambiente propicio para una charla, volviéndola más atrayente. Fue así como en aquellos tiempos, me topé con un lugar inolvidable, de esos que apenas pones un pie te sientes atrapado. En pleno corazón de Ñuñoa, comuna en la que encontrar un lugar para beber una copa son cada vez más elitistas y aspiran a ser más cosmopolitas. Donde la cocina gourmet manda y los tragos, que cada vez tiene menos alcohol, son la sensación. Así caí junto a unos compañeros a un sitio que se detenía en el espacio, era como estar en una chichería de provincia en que aún se escucha radio am. En un principio el magnetismo que este tenía, hizo a muchos convertirse en un personaje típico de este lugar: vendedores ambulantes, jubilados, mendigos, bohemios, etc. El nombre de este local nunca estuvo del todo claro, o al menos no lo recuerdo, por eso lo dejaré en el anonimato. Como buena taberna, tenía un moderador: su dueño, la persona que ponía las reglas y daba las libertades, Don Roberto (así se llamaba), era una persona ya de edad y que mantenía la distancia en un principio con cualquier nuevo visitante pero que al tiempo uno lograba persuadirlo para que le fiase un

trago. Yo sufrí una especie de enamoramiento con esta cantina, iba todos los días incluso cuando no quería beber, me sentaba junto a los viejos y me pasaba horas contemplándolos mientras jugaban el domino en parejas. Otras veces bebía a destajo, como si el mundo se fuera a acabar, sin embargo, hoy me doy cuenta que no iba por el trago sino que era porque simplemente me sentía cómodo, me sentía libre. Era extraño, porque este bar era de esos que integran a distintas generaciones y junto a ello una diversidad de historias abismantes. Tenía la cualidad de que los viejos compartían conversaciones con nosotros llenos de ideas y realmente nos prestaban atención a. Muchas veces quedé perplejo por mundos que conocí en las más extrañas conversaciones. Recuerdo un detalle especial de este bar: un salón con un escenario. Por ahí pasaron hartos músicos, que sin mayor complejo, interpretaban canciones para el público presente. Otro detalle, era la placa de la entrada decía “Club Social La Unión”, fundado en 1917. Cada vez que entraba miraba el letrero y mi imaginación volaba en el tiempo, sin embargo, dada la personalidad distante de Don Roberto nunca quise preguntar muchas cosas, ese secreto me atrajo aún más. A pesar de todas las tribulaciones, pasaron los años y terminé mis estudios. Durante el último año no lo visitaba tan seguido, incluso pasaron varios meses sin acercarme por aquel sector.

Al cabo del tiempo me di una vuelta y me encontré con otro lugar, es más, sentí como que había algo enigmático, que no encajaba. Estaba lleno, entré por el pasillo y llegué al salón gracias al empuje de la tremenda multitud. En ese momento sentí que ya no quería seguir yendo, vi la cara de Don Roberto muy distinta, aún más distante. Me acerqué a la barra, saludé con discreción y pedí un trago. Ahí pensé: “así se debe sentir un enfermo antes de morir o un futbolista al que ya no le quedan piernas para extender su carrera”. Con el tiempo me enteré que aquel lugar que fue tan especial, cerraría sus puertas. El último día, no podía dejar de despedirme de los viejos, sentí algo extraño en el aire, encontré gente que no veía hace rato y quedé realmente desconcertado. Terminé mis estudios, impensado después de tanto tiempo invertido en poner la fuerza en el vaso que se cerraba con la misma horda de gente como si fuera un estadio, entre vítores de saludes, cánticos en alusión a los viejos como astronautas al espacio entre galaxias. Ahí, una lagrima anduvo dando vueltas en uno de esos mundos que compartían un mismo universo, rasgos de vida hubiera dicho un científico. Cerrándose la puerta, pensé sobre la muerte, qué harían los viejos que iban a jugar dominó. Me dije, los jóvenes buscamos siempre otro lugar, poco hay de conciencia a la hora de salir de copas. Sentí que con suerte me toparía a alguno, nunca lo descarté y por eso un día, en la búsqueda que uno tiene de encontrar lugares, los encontré. Hablamos de anécdotas como si yo fuera uno de ellos, hasta una invitación a jugar dominó recibí a la que amablemente agradecí, sin embargo, desistí. El otro día pase por Ñuñoa, por aquel lugar y ya no había nada. Solo recuerdos y escombros post terremoto, a pesar de que ya no existe el lugar físico, me acordé de las muchas veces que pensé en la muerte y al aparecer esa era. Pero ojo, existe siempre la reencarnación, matando un vaso tras otro como me dijo un borrachito de aquel recordado bar ¡SALUD!

Julio Gardel Profesor de artes musicales

VOCES DEL BOSQUE SRA DIRECTORA:

S

usana Roccatagliata, presidenta de Parque Memorial ha dicho que expertos de la Universidad Católica han detectado un déficit de 40 millones de árboles en Santiago. Aquí en Huertos José Maza, situado en el sector sur de la comuna de La Pintana (¿habrá alguien que sepa acerca de Huertos José Maza aparte de los qué vivimos aquí?), existió un organismo defensor de nuestro ecosistema. Se le llamó Karumapu – Tierra Verde en lengua vernacular- y luchó a muerte porque la mayoría de sus 40 socios dejó de existir, envejeció o abandonó la comarca dejando tras de sí la derrota porque el sector se llenó de industrias contaminantes e insalubres, más guarderías de vehículos, todo peligroso para la salud pública. La Facultad de Agronomía de la Universidad Iberoamericana en el año 1995, a petición de Karumapu, contabilizó la presencia de unos 18.000 árboles o arbustos de altura superior a tres metros en las 315 hectáreas de la llamada entonces Villa La Pintana, es decir, el antiguo fundo La Pintana, cuyos dueños en línea fueron, el general Manuel Pinto, su descendiente, el agricultor Toribio Pinto y finalmente el yerno de éste, el policía, político y más tarde agricultor, Julio Bustamante. Fue así como desapareció esto que fue bolsón de oxígeno, verde pulmón de millones de santiaguinos que respiraban mejor, tenían mejor calidad de vida cuando el suave viento raco lanzaba sobre ellos el oxígeno del “bosque pintanero”, copia atenuada y metropolitana del poderoso bosque valdiviano radicado en las montañas de nuestro Chile sur.

Wolrad Klapp Periodista

ESCRÍBENOS TU CARTA AL DIRECTOR contacto@diarioelmuro.comcontacto@lapulenta.cl

Debes: enviar tu RUT, el que NO será expuesto. Si deseas: adjunta una o más fotografías ilustrativas del tema. Diario El Muro, es un diario impreso de manerda mensual, el cual ahora aparece como suplemento de Periódico La Pulenta. Su función es exponer cartas al director las que gratamente deseamos recibir de nuestro lectores y así podrán aparecer circulando en La Pulenta y en nuestro sitio web www.diarioelmuro.com. Diario El Muro y Periódico La Pulenta, se resevan todos los derechos, y no siempre comparten exactamente lo expuesto en las cartas al director escritas por sus lectores

pag. 3

www.diarioelmuro.com

El Muro  

Diario online, y actualmente a la venta por SANTIAGO de Chile

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you