Page 1

TEORIAS FILOSÓFICAS Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

TALLER DE FILOSOFIA

TEORIAS FILOSÓFICAS

GONZALESQUIÑONES,CésarAugusto

2013

1


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

TEORÍAS FILOSÓFICAS

Por:

Gonzales Quiñones, César Augusto

2013

2


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

DEDICATORIA:

A Dios, por darnos la oportunidad de estudiar esta hermosa carrera, por fortalecer nuestros corazones e iluminar nuestras mentes durante todo el periodo de la elaboración de esta monografía. A nuestro profesor Velarde Flores, Juan Carlos, por su gran apoyo y motivación para la culminación denuestros estudios profesionales y para la elaboración de esta monografía

3


TEORIAS FILOSÓFICAS

INDICE

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes Pag.

PORTADA

1

INTRODUCCION

6

OBJETIVOS

8

MARCO TEORICO

9

CAPITULO I

LA ONTOLOGÍA

9

I.1.

La ontología y/o la metafísica

9

I.2.

Naturaleza del ser

14

I.3.

Filosofía del ser

14

I.4.

Ontología social

21

CAPITULO II

LA GNOSEOLOGÍA

24

II.1.

El problema del conocimiento

24

II.2.

Elementos del conocimeinto

25

II.3.

Clases de conocimiento

26

II.4

Procesos y niveles de concomimiento

26

CAPITULO III

31

III.1

El problema de la ciencia

33

III.2

La epistemología

35

III.3

Características y funciones de la ciencia

37

III.4

Estructura de la ciencia

40

III.5

El método científico

42

III.6

Clasificación de la ciencia

47

III.7.

La verdad científica

51

III.8.

La tecnología

58

CAPÍTULO IV

4

LA EPISTEMOLOGÍA

LA AXIOLOGÍA

60

IV.1

El problema del valor

60

IV.2

La valoración

61

IV.3

Clasificación de los valores

63

IV.4

Tabla de valores

64

IV.5

Principales valores

65


TEORIAS FILOSÓFICAS

IV.6. CAPITULO V

Educación de valores LA ETICA

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes 66 67

V.1.

El valor moral

67

V.2.

Conceptos morales

68

V.3.

Origen de la moral

82

V.4.

Finalidad de la moral

83

V.5.

Crisis moral contemporáneas

84

CONCLUSIONES

89

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

90

5


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

INTRODUCCIÓN

Hace 24 siglos, surgieron personas que creían que todo estaba hecho de átomos, que los seres humanos y los animales habían evolucionado a través de formas más simples, que las enfermedades no eran causadas por los demonios ni por los dioses, que la tierra no era más que un planeta que giraba alrededor de un sol lejano. Esta revolución saco al cosmos del caos. En el siglo sexto antes de cristo, se desarrolló una idea, una de las más grandes ideas de la raza humana, se mantenía que le universo era conocible ¿por qué? Porque había un orden, porque hay reglas en la naturaleza que permiten descubrir sus secretos. La naturaleza no era del todo impredecible, había leyes que incluso ella tenía que obedecer. Este carácter ordenado del universo fue llamado “El cosmos” e contradicción directa con la idea de Caos. Este fue el primer conflicto que conocemos entre la ciencia y el misticismo entre la naturaleza y los dioses.

¿Por qué la filosofía nacióentre las islas del mediterráneo oriental? ¿Por qué no en las grandes ciudades de la India, Egipto, Babilonia, China o centro américa? Porque todas esas ciudades estaban en el centro de antiguos imperios, tenían sus formas fijas y estaba cerrada a ideas nuevas. Esto no sucedía en las ciudades situadas en las islas del mediterráneo donde la libre investigación se hizo posible.

6


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

Las personas de estos pueblos donde nació la filosofía estaban dispuestas a experimentar, cuando se está abierto a poner en cuestión, los rituales y viejas tradiciones resulta que una conducta conduce a otra. A lo largo del tiempo, surgieron estudiosos y filosos reconocidos cuyas investigaciones y hallazgos terminaron en determinar diversas teorías filosóficas que sostenían diversas premisas del conocimiento en busca de la verdad. Entre las teorías más relevantes y significativas está la Ontología, la Gnoseología, La epistemología, axiología y la Ética

En este estudio presentaremos la descripción y evaluación en base a la teoría existente sobre de cada una de estas teorías enfatizando en los subtemas, esta información tiene como base el libro del taller de filosofía de la Upla en el tercer ciclo de la carrera de psicología cuya tarea impuesta por el profesor es explayar más los temas que figuran en el libro con la finalidad de precisar un mayor conocimiento general y específico respecto a la importancia de estas teorías mencionadas.

7


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

OBJETIVOS

Objetivo General Determinar y precisar la influencia de los diferentes aportes de las teorías filosóficas como la Ontología, Gnoseología, epistemología, Axiología y Etica; en las preguntas que se hace una persona día a día y en la manera de pensar sobre sí mismas, sobre el mundo en que viven y sobre sus propios proyectos de vida.

8


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

MARCOTEÓRICO CAPÍTULOI LA ONTOLOGÏA

I.1. La ontología y/o la metafísica La metafísica Es una disciplina de la filosofía que se encarga de estudiar la naturaleza, estructura, componentes y principios fundamentales de la realidad. La metafísica aborda problemas centrales de la filosofía, como lo son los fundamentos de la estructura de la realidad y el sentido y finalidad última de todo ser, todo lo cual se sustenta en el llamado principio de no contradicción. La metafísica tiene como tema de estudio dos tópicos: la ontología y la teología. En la cual, en una parte de la Metafísica Es una parte de la metafísica que estudia lo que hay, es decir cuáles entidades existen y cuáles no. Además, la ontología estudia la manera en que se relacionan las entidades que existen.La ontología es la disciplina filosófica más importante. El resto de disciplinas (antropología, teoría del conocimiento, teología racional) dependen de un modo u otro de ella. Etimológicamente la ontología se puede definir como el logos o conocimiento del ente. Y de forma técnica se la suele definir como la ciencia del ente en tanto que ente. Ente es todo aquello que tiene ser; ente es el término que podemos utilizar para referirnos a las cosas en la medida en que éstas poseen ser. Hay una confusión reinante entre qué es "ontología" y qué es "metafísica". Esta confusión podría parecer inocente, contingente, meramente terminológica, pero no lo es. Hay manuales de filosofía que las usan indistintamente, como si significaran lo mismo; como si "ontología" y "metafísica" fueran sinónimos. Hay que guardarnos de caer en esta falsa sinonimia. Entre "ontología" y "metafísica" hay una diferencia. Una buena clave de entrada para entender esta diferencia es que históricamente el término "metafísica" apareció primero. Al término "metafísica" ya se le trata con desprecio desde su origen mismo. A Andrónico de Rodas (siglo I d.C.) se le atribuye haber ordenado las obras de Aristóteles y se dice que al colocar 14 de 9


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

esos rollos (papiro), los ubicó después de los libros de la "Física" y, por ende, nos dice esta versión, a dicha parte de la obra de Aristóteles, donde nos habla él de los "principios" y "primeras causas" se le llamo "Metafísica", esto es, "después de la metafísica". Esta versión de qué significa "metafísica" no deja de tener algo de falsa. Los griegos denominaban physis a lo que nosotros denominamos "naturaleza". Por physis entendían lo que se mueve, lo que tiene crecimiento, desarrollo. Desde el origen histórico de la filosofía, se busca comprender qué es lo que está más allá de physis, es decir, los sentidos nos arrojan la visión de un mundo que se mueve, en donde hay objetos separados unos de otros, en donde parece haber un espacio y un tiempo, y las cosas, además de múltiples y separadas entre sí, aparecen y desaparecen. Pero tal realidad sensorial (physis) le parecía a los antiguos griegos como una apariencia bajo la cual había otra realidad más profunda. Con Parménides y Heráclito, con los llamados presocráticos en general y los siete sabios estamos en el terreno de una especulación que postula, en cada una de sus versiones, que hay que rebasar, ir más allá de la realidad sensorial, hay que repensar qué es, en realidad, physis. Independientemente de la versión sobre Andrónico de Rodas y el significado de la palabra "metafísica", los fundadores de la filosofía andaban a la caza de una forma de pensar "más allá de physis", es decir, de una metafísica o transfísica. Una reflexión no del mundo fenoménico sino del mundo trans-fenoménico, metafenoménico. Esto es el significado hondo de "metafísica", una disciplina especulativa en búsqueda de lo que se esconde detrás del mundo físico construido por los sentidos. Pero el problema del significado preciso de "metafísica" y su relación con el pensamiento aristotélico es problemático. Según la opinión de Nietzsche y Heidegger, por ejemplo, Sócrates, Platón y Aristóteles son parte de una decadencia del pensar griego. Hay mucho de cierto en esta afirmación. En Parménides, "pensar" era "pensar-al-Ser". Así Parménides dice que Pensar y Ser son lo mismo, son uno. "Pensar" significaba cobrar conciencia de que las cosasdel-mundo (los entes) en verdad son partes visibles del Ser. De esto se trata Parménides: esclarecer que el mundo es uno, eterno, inmóvil, continuo, ahora. El

10


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

Ser parmenideo es ingénito, imperecedero, absoluto. El Ser, como se puede entender, para Parménides era lo contrario de physis. ¿Aristóteles comprendía esto? Al parecer, en la época de Aristóteles las ideas de Parménides ya eran poco comprendidas. El mismo Platón, en uno de sus diálogos, declara que ya no lo comprendía totalmente. Lo mismo, por cierto, ocurría con Heráclito, apodado el "oscuro". Así que Aristóteles tiene una relación ambivalente con el "Ser" y con la propia perspectiva "metafísica" que independientemente de la palabra era la perspectiva de Parménides y Heráclito. La misma incertidumbre de ciertos conceptos del pensar griego se nota, por ejemplo, en que Aristóteles en su Metafísica incluye un diccionario de términos. Por este gesto podemos sospechar que buena parte de las ideas de los antiguos estaban ya descuidadas en el tiempo de Aristóteles y, por ende, éste tuvo que hacer un diccionario de ellas. Lo mismo sucede con su índice de pensadores, que él llama "físicos" —dejando claro, por cierto, lo insuficiente, según Aristóteles, de la perspectiva de la "Física"—, Aristóteles, pues, hizo un canon de pensadores. En ese canon, Tales, Parménides, Heráclito, Anaxágoras, Demócrito, Zenón y el resto de los llamados "presocráticos" son considerados pensadores físicos, es decir, visto con cierto desprecio, criticados por Aristóteles, porque según él, tales pensadores explican la realidad en términos derivados de physis (fuego, agua, viento, etcétera) en lugar de pensarle según conceptos abstractos, como "primeras causas". Se puede ver que Aristóteles está en problemas. No comprende ya a los pensadores de unos pocos siglos detrás suyo. Sabe que los conceptos de éstos no han sido correctamente trasmitidos. Inclusive el propio Andrónico de Rodas que publicó sus obras decidió hacerlo en cierta violación del espíritu esotérico que estos rollos de Aristóteles tenían, pero tal era, aparentemente la crisis del conocimiento griego, tal la deficiencia de la trasmisión de la filosofía, que cada vez se volvía menos privada y se hacía más pública, más exotérica. Otro de los problemas de Aristóteles es que no comprendía lo que querían decir los pensadores que él acusaba de ser "físicos". Precisamente por no comprenderlos es que los resume en un libro más bien breve de su Metafísica, simplificándolos. Mucha gente ha tomado las explicaciones de Aristóteles como si

11


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

fueran una verdadera exposición, fidedigna, verdaderamente hermenéutica de las ideas de los "presocráticos". Pero hacer esto es absurdo. Es como si tomáramos como fieles, objetivas o verdaderas las versiones de los Padres de la Iglesia contra los gnósticos. O tomáramos las versiones negativas de ChuangTzu contra sus adversarios Hui Shih o Yang Chu. El libro que Aristóteles les dedica a los presocráticos es más bien burdo, poco profundo, simplista, descontextualizador. Se trata del libro de un pensador que quería hacer Canon. Se trata de un libro de polémica. Por eso no debemos interpretar a los presocráticos a la luz de Aristóteles, porque Aristóteles es mal guía, es adversario de los "presocráticos". De cualquier manera, notemos que la "metafísica", inclusive en Aristóteles sigue siendo una perspectiva deseable. Aunque no con la fuerza que tenía en los pensadores griegos precedentes. Efectivamente, Aristóteles es ya producto del debilitamiento del pensar griego, es ya una canonización tardía. ¿Cuando surge entonces el concepto de ontología? El término apareció en Europa a principios del siglo XVII. No era un concepto utilizado por los griegos. Actualmente se le confunde con el concepto de metafísica. Hay que guardarnos de esta confusión. Hay una diferencia ideológica entre ambos términos. Para entender su significado hay que remontarnos hacia lo que ocurría en la filosofía en esa época. Descartes es contemporáneo de la primera época de la ontología. La filosofía, en ese entonces, deseaba tener fundamentos análogos a los de la ciencia. Recordemos que el avance de la ciencia moderna, el respeto que adquirió en poco tiempo, fue una especie de trauma para los filósofos, que a pesar de llevar siglos, parecían enfrascados en discusiones vanas, que no presentaban ningún progreso. La decisión de los filósofos fue asemejarse a la ciencia. Proponer formas de pensamiento parecidos a los procedimientos matemáticos. La filosofía dejó de anhelar ser revelación, para convertirse en método. El problema central de la filosofía para mutar hacia una disciplina "moderna" o "científica" era, sin embargo, la herencia metafísica, es decir, su ocupación en un mundo más allá de lo físico. Pero fue más importante su deseo de parecer

12


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

científica que su herencia antigua, y así, la metafísica y todo lo relacionada con ella, fue visto, por los filósofos modernos, como indeseable, el obstáculo que los separaba de ser científicos. Pero si la filosofía no se ocupaba ya de lo meta o trans-físico, ¿de qué podía ocuparse? No podía ocuparse de los físico, porque de eso ya se ocupaban las ciencias naturales. Así que, en una especie de consenso epocal, los filósofos modernos, desde Descartes hasta Kant, decidieron seguir dos rutas hacia la pretendida "cientificidad". Por una parte, ocuparse del problema de cómo conocemos. Esta es la llamada "teoría del conocimiento" o "gnoseología" o "epistemología". Se trata de una disciplina moderna, que sustituye la dicotomía Ser-Ente —proveniente de la metafísica dualista— por la dicotomía Sujeto-Objeto —base del dualismo moderno—; por otro lado, se comenzó a perfilar una "ontología" como descripción de las características abstractas del Ente o Fenómeno. La Ontología, pues, es una reedición de la Metafísica. Una versión recortada de ésta, preparada por los filósofos modernos. Todo lo que estudia la ontología lo estudiaba la metafísica. Pero no todo lo que estudia la metafísica, lo estudia en la modernidad la ontología. La ontología es una versión recortada de la metafísica. ¿Qué fue lo que se le recortó? Se le recortó la reflexión sobre y a partir de conceptos de lo ultra-sensorial, principalmente "Ser". Metafísica es pensar-al-Ser; Ontología, pensar-al-Ente. Como podemos ver, la ontología y la metafísica son muy distintas. Confundirlas es tomar bando. Aceptar las premisas de los filósofos modernos, por encima de algunos filósofos antiguos. También podríamos decir que la ontología es el sector de la metafísica que los filósofos modernos decidieron salvar en una época de exigencias cientificistas. La ontología nació de una autocensura de la filosofía. La ontología es parte del positivismo antimetafísico de la modernidad.

13


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

I.2. Naturaleza del ser De alguna manera la naturaleza del ser, como idea, se sitúa en el pasado (historicidad), en el origen y el artificio puro en el futuro, en el fin. Mientras que el artificio puro se ve ligado al intelecto (fruto de la evolución puramente humana) lo natural se ve reflejado en los instintos (pasado que nos une a los animales, forma anterior al desarrollo del razocinio). Esto se traduce en un caracter misterioso y místico de todo lo perneciente a lo natural. Como elemento creador se le concede cierta sacralidad y perfección que se irá perdiendo con el paso del tiempo y la acción humana. Mientras que por otra parte la idea de artificio nos lleva al final que como opuesto de la creación y su perfección se le asigna el caracter de pérdida y degradación. "Miss" conclusiones (o Lady degradada)

Vivimos en una mitad interminable que nos aleja de lo perfecto y nos lleva a la degradación, como atrapados por el instinto de supervivencia nos hemos estancado nosotros mismos en un bucle. Estado del que no saldremos hasta que admitamos que el hombre ya no es un animal sino un ser cuya única naturaleza es el artificio que su razocinio ha creado. Ya no necesitamos a Diós igual que ya no necesitamos que los instintos nos gobiernen, somos nosotros quienes tenemos que dominarlos a ellos.

I.3. Filosofía del ser: I.3.1. Intuición del ser Frente a las posibles críticas de sus contemporáneos, y queriendo subrayar la actualidad del pensamiento de Santo Tomás de Aquino, Maritain afirma que el existencialismo del Aquinate es “el único existencialismo auténtico”,[6]mientras que los distintos existencialismos contemporáneos –más allá de su posible valor como reflexión en torno al drama humano- carecen de la profundidad filosófica suficiente tanto para fundar una metafísica como para darle una autonomía a la filosofía frente a la teología. En efecto, el tomismo le reconoce una primacía a la 14


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

existencia y a la intuición existencial, frente a las filosofías del ser propias del esencialismo –concepción que comparte con ÉtienneGilson. El problema es que hay dos modos de entender la palabra existencialismo: en un caso, se afirma la primacía de la existencia, salvando e implicando las esencias o naturalezas, y manifestando una suprema victoria de la inteligencia y de la inteligibilidad; en el otro caso, se afirma la primacía de la existencia, pero destruyendo o suprimiendo las esencias o naturalezas, manifestando una suprema derrota de la inteligencia y de la inteligibilidad. Mientras que el primer sentido del existencialismo es el auténtico, el segundo es el apócrifo, al decir de Maritain.[7]

El existencialismo de Tomás puede descubrirse en varios planos filosóficos: el gnoseológico, el metafísico y el ético. Nos detendremos tan solo en el plano gnoseológico-metafísico. En el tomismo –tal como lo presenta Maritain-, la inteligencia afirma a la existencia en su acto más propio, que es el juicio. En efecto, es en el acto judicatorio donde la esencia o naturaleza –captada en la simple aprehensión- es captada como existente, y donde se da la consumación o acabamiento de la inteligencia en acto, pues la inteligencia se dirige eminentemente a lo real, en su existencia concreta. Así, la existencia, sin ser ni una esencia ni un objeto o inteligible (en el sentido usual que corresponde a la esencialidad), excede al objeto y a la inteligibilidad, gozando de una sobreinteligibilidad que se objetiva en nosotros en el acto mismo del juicio, por lo cual Maritain habla de un “acto transobjetivo”.[8] Hay, pues, una intuición del ser, que nos dona al ser en su riqueza analógica y trascendental, que le hace extenderse y cubrir la infinidad de sus analogados, superándose a sí misma como idea en su desbordarse trascendental. Esta intuición es un hecho primario, un dato primitivo para el espíritu, y representa “la fuente primaria y sobreinteligible de la inteligibilidad”, siendo necesario tan solo, para tenerla, cierta “docilidad a la luz”.[9] Me permito citar un pasaje al respecto:

… las esencias son el objeto de la primera operación de la inteligencia o de la simple aprehensión. El acto de existir es cosa propia del juicio. Ahora bien, la inteligencia se envuelve y contiene a sí misma, y está dotada entera en cada una de sus operaciones. Y en el primer destello de su actividad que emerge del mundo de los sentidos, en el primer acto por el que se afirma a sí misma 15


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

expresándose a sí misma un dato cualquiera de la experiencia, esa facultad aprehende y juzga al mismo tiempo, y forma su primera idea (la idea de ser) realizando su primer juicio (de existencia) y realiza su primer juicio formando su primera idea. Digo, pues, que la inteligencia se apodera así del tesoro que en propiedad pertenece al juicio, para envolverlo en la simple aprehensión; visualízalo en una idea primera y absolutamente original, en una idea privilegiada que no es resultado del solo proceso de la simple aprehensión, sino del haber tomado posesión de aquello mismo (el acto de existir) que la inteligencia afirma desde el momento que juzga; apodérase para hacer de ella un objeto de pensamiento, de la eminente inteligibilidad acerca de la cual forma el juicio, y que no es otra que la de la existencia.[10]

Maritain reivindica, así, una idea o concepto de ser frente a los existencialismos contemporáneos, que lo han visto como una idea estática, y como aquél género de todos los géneros, que no hace sino traicionar la revelación misma de lo ontológico a favor de la lógica. Para Maritain, en cambio, el concepto de ser, por su carácter analógico y trascendental, abre las puertas a la consideración del dinamismo propio del ser, que es esencialmente comunicativo y sobreabundante, razón por la cual la filosofía del ser es también la filosofía del dinamismo del ser, abierta al misterio de la acción y del movimiento.[11] Esta consideración, a su vez, anima a Maritain a afirmar que la consideración histórica –si bien no se encuentra en la filosofía de Santo Tomás- es absolutamente compatible con el tomismo, siendo necesario completar el opus philosophicum tomista con una filosofía de la historia.

I.2.2. Las aproximaciones concretas al misterio del Ser en Marcel. Gabriel Marcel, por su lado, habla también de una intuición de ser, pero de una forma muy diferente a la de su colega Maritain.[12] No se trata, para el pensador existencial, de una intuición en sentido propio, sino de una “intuición ciega” del ser. Este oxímoron intenta expresar una condición paradojal del existente humano, el cual no puede dejar de reconocer unaseguridad de ser que se transmuta en una exigencia ontológica, es decir, un reconocimiento activo de su consistencia ontológica y de su participación en un Ser al que aspira sin jamás

16


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

alcanzarlo plenamente. Para Marcel, no tenemos una intuición de ser, puesto que el orden del Ser escapa al orden del tener, por lo cual tampoco podemos tratar al Ser como a un objeto, puesto que el orden ontológico es meta-problemático, e ignora la objetividad, propia de los problemas, es decir, del pensamiento que se funda en la distinción entre un sujeto y un objeto. En el ámbito metafísico, nos encontramos con el Misterio del Ser, trascendiendo la dualidad sujeto-objeto para sumergirnos en la realidad de la participación, en la cual se revela el Ser y la existencia. No podemos pretender separarnos y hacernos a un lado como sujetos cognoscentes ante la pregunta sobre el Ser, puesto que nosotros mismos somos. Plantarnos frente a la cuestión sobre el Ser y la existencia es, en rigor, tratarnos como no-existentes, como no-siendo, como objetos que enfrentan otros objetos. Ahora bien, no por ello se cierran las puertas a la metafísica para Marcel, sino todo lo contrario: la metafísica solo puede ser tal en tanto que se asuma como meta-problemática, y aborde al Ser no desde fuera, sino desde dentro, desde la participación actual del existente en el Ser. Y esta meditación en torno al Ser es posible gracias a una reflexión que vuelve sobre la reflexión primaria que opera desde el binomio sujeto-objeto, y que habita en el orden de lo problemático, orden propio de las ciencias y los saberes técnicos. La reflexión segunda, o reflexión de segundo grado, reconquista la unidad perdida en esa primera reflexión, rescatando lo ontológico de la experiencia humana, y posibilitando así un reconocimiento del Ser y de la existencia. Esta reflexión segunda, órgano de la metafísica, no responde a una necesidad o estructura teorética, sino que se realiza “para y por la libertad”, puesto que no nos es dado concebir al Ser, sino tan solo acogerlo en su manifestación. La metafísica, entonces, es posible como una “lógica de la libertad”, y su verdadera introducción no se encuentra en el uso de una operación abstractiva –como puede ser el tercer grado de abstracción o la separatio-, sino que se encuentra en el testimonio mismo de la santidad. La metafísica y la ética, pues, se identifican como la filosofía primera, y los modos en que el Ser es reconocido y acogido por la existencia pueden ser descubiertos y descriptos mediante experiencias concretas de la vida humana, como la del amor, la fidelidad, la esperanza y la fe. Reflexionando en torno a ellas, llevamos a cabo la consigna de la filosofía marceliana: “restituir a la experiencia humana su peso ontológico”. Por ello, no podemos concebir al Ser desde las categorías lógicas tradicionales. Marcel escribe al respecto:

17


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

Así, casi inevitablemente llegamos al reconocimiento de que, en ningún caso, el ser tomado en el sentido pleno de la palabra puede tratarse como un dato. Pero todos nos prepara al mismo tiempo para comprender que la exigencia [ontológica] no es un simple deseo o una vaga aspiración. Se trata de un impulso surgido de las profundidades que únicamente puede interpretarse como un llamado.[13]

Encuentros y desencuentros A pesar de la precariedad de la presentación de ambos autores respecto a cómo reflexionan en torno al Ser y a la metafísica, podemos ensayar aquí algunos puntos de contacto, como así también algunos puntos de discordancia. Comencemos por los últimos: 1) Mientras que para Maritain la metafísica es esencialmente teorética, para Marcel es esencialmente práctica, identificándose así con la ética; 2) Es imposible para Marcel tener una idea de Ser, mientras que para Maritain la idea o concepto de Ser es la primera de las ideas o conceptos; 3) Para Maritain, la inteligencia alcaza al Ser mediante un proceso abstractivo, mientras que para Marcel, el Ser no es alcanzado por nosotros, sino que, más bien, nosotros somos alcanzados por él, en el modo de una exigencia que es esencialmente una llamada. 4) Mientras que Maritain parece desconfiar del camino propuesto por la modernidad, que toma en central consideración a la subjetividad y que parece cerrar las puertas a lo metafísico, Marcel parece querer profundizar los hallazgos mismos de la filosofía moderna en orden a alcanzar lo auténticamente ontológico. Podemos notar que todos estos desencuentros giran en torno, principalmente, a la primacía de la inteligencia o de la libertad para captar al Ser.

A pesar de estas divergencias, podemos también hacer notar algunas concordancias: 1) Para ambos, el Ser goza de una inteligibilidad superior a la de cualquier esencia o concepto, y ambos hablan de una ciertasuprainteligibilidad del Ser. 2) Por otro lado, ambos hacen alusión a una cierta “docilidad a la luz” (en palabras de Maritain), o a una cierta “disponibilidad” (noción clave en la filosofía de Marcel), para poder tener una experiencia del Ser y de lo ontológico. 3) Ambos pensadores concuerdan en el valor supremo de los seres existentes en su presencia singular e irreductible, por lo cual ambos afirman una riqueza superior de la existencia sobre la esencia, dejando atrás cualquier tipo de idealismo o 18


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

esencialismo, y por lo cual ambas metafísicas son “existenciales”. Como podrá apreciarse, las concordancias se dan respecto a la interdependencia de la inteligencia y de la libertad en el orden metafísico, y en la inteligibilidad superior del orden metafísico.

Así, lo que separa a ambos pensadores es lo que, a su vez, los acerca: el reconocimiento de la trascendencia del Ser y de su suprainteligibilidad, que compromete al hombre en su totalidad, en su dimensión teorética y práctica. Ninguno de los dos impugna ni la inteligencia (Marcel no desmerece la importancia de las esencias, ni la capacidad de la inteligencia, que es reflexiva), ni tampoco la libertad (Maritain no niega el drama humano que se encuentra en el corazón de la existencia). Pero la gran diferencia estriba en que, mientras que para Maritain el drama de la existencia libre se encuentra en la experiencia religiosa, y puede pensarse en todo caso desde la ética, para Marcel el drama de una libertad que puede traicionarse al rechazar lo ontológico o realizarse en su consentimiento al Ser, se encuentra en el corazón mismo de la metafísica y la define esencialmente.

En conclusión: El diálogo histórico entre Maritain y Marcel ha quedado trunco, pero creo que vale la pena retomarlo aquí y abrir nuevos horizontes de pensamiento en el nuevo siglo que acaba de comenzar. Dada la brevedad de la exposición, me parece apropiado proponer algunas líneas de reflexión para debatirlas, y que pretenden recoger lo que considero los frutos más gustosos de esta polémica. 1)

El Ser no puede ser pensado como un concepto o una idea más, sino que

debe ser considerado en su suprainteligibilidad. La cuestión estriba en el modo en que dicha suprainteligibilidad pueda ser pensada. Creo que Maritain queda un tanto preso de la noción de ser que se desprende del verbo cópula en el juicio, según la crítica heideggeriana, razón por la cual también termina objetivando al Ser y emprendiendo un discurso onto-teo-lógico sobre Dios. En este sentido, creo que la posición de Marcel respeta más esta superinteligibilidad, al encontrarla en la presencia y en la manifestación donada del Ser, que lo hace inobjetivable e inconceptualizable, y a la cual solo accedemos en nuestra libre recepción de su

19


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

misterio, tal como lo muestran ciertas experiencias concretas de la existencia humana. 2)

De la mano de esta primera consideración, pienso que la filosofía clásica

se construye sobre la experiencia del mundo como universo de cosas, y su metafísica queda muy pegada a la sustancialidad y a los demás predicamentos, que

Aristóteles

ha

enumerado

magistralmente.

De

este

modo,

la

trascendentalidad del Ser no puede desligarse de su predicamentalidad, hasta tal punto que el IpsumEsseSubsistens es pensado desde la noción de sustancia. Ahora bien, tampoco la modernidad ha sabido trascender la experiencia gnoseológica-empírica para alcanzar al Ser, y es aún un problema irresuelto el de cómo dirigirnos al Ser y cómo pensarlo. Me animo a trazar un cierto esquema historiográfico –no tan novedoso, por otro lado-, según el cual, en la antigüedad, el Ser es pensado desde la cosmología como una sustancia (unum), en la edad moderna desde la gnoseología como idea u objeto (verum), en la edad contemporánea desde la estética como acontecimiento (pulchrum), y hoy desde la ética como valor (bonum). Podemos anotar nombres de filósofos para cada época: Aristóteles, Descartes, Heidegger y Levinas. Creo que Marcel representa un punto clave que pivotea desde el Ser-acontecimiento hacia el Ser-valor, por lo cual me parece interesante volver sobre sus reflexiones. 3)

Sin embargo, hay una gran ventaja de la filosofía de Maritain sobre la de

Marcel, y es en lo que respecta a la reivindicación de lo objetivo y lo conceptual para comprender la existencia y el Ser. Si bien ni el Ser ni la existencia pueden ser objetivables, nada obsta como para que los objetos y conceptos sean mediaciones para alcanzar la suprainteligibilidad de lo ontológico. El recurso a la analogía es aquí el punto álgido: sin conceptos no hay analogía, y sin analogía solo podría haber una experiencia mística de lo ontológico –y quizá ni siquiera una mística humana, sino solo divina. Es decir, la pura alteridad e inasibilidad del Ser y de la existencia debe ser acompañada por las posibilidades mismas que ofrecen las mediaciones para alcanzar lo inmediato. La analogía es la riqueza de las mediaciones para aprehender lo inmediato, el tesoro de lo finito para abrazar lo infinito. Y la analogía es una propiedad lógica y, por tanto, que responde a los conceptos. La falta de consideración de lo objetivo y lo conceptual, impide que la metafísica de Marcel sea consistente. El problema, en cambio, con Maritain, es que parece partir de los conceptos propios del orden cósico-natural, y quizá los

20


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

conceptos que mejor estén preparados para ofrecernos un salto a lo metafísico, sean los conceptos u objetos relativos a la persona y a su ser-en-el-mundo. [14] Creo que en este sentido, podemos rescatar a la figura de Paul Ricoeur, quien ha sabido articular genialmente las enseñanzas de Santo Tomás y también las de Marcel y Heidegger, y ha intentado buscar no solo en los conceptos, sino en las metáforas las escalas para alcanzar lo metafísico.

I.4. Ontología social En vista de que la recepción de la obra de Lukács se ha visto a menudo limitada por la escasa difusión que los espacios editoriales le brindaron, y por las no siempre justificadas malas interpretaciones, la presentación de los textos aquí reunidos ("Marxismo y lógica", "Los fundamentos ontológicos del pensamiento y de la acción humanos", la sección sobre el trabajo de la Ontología del ser social, y una selección de pasajes de losApuntes sobre Ética) no solo contribuye a la divulgación de la obra tardía del filósofo marxista más influyente del siglo XX, sino que también expresa la feliz continuidad del trabajo iniciado por Antonino Infranca y Miguel Vedda, con la publicación de los textos -también inéditos en castellanoque integran el volumen Testamento político y otros escritos sobre política y filosofía (Herramienta, 2003). Hasta la edición de los textos reunidos en el presente volumen, el lector de lengua española interesado en la Ontología del ser social (publ. en 1984/1986) tenía que circunscribirse a las entrevistas realizadas en 1966 por Abendroth, Holz y Kofler[1], en las que el filósofo húngaro comenta algunos de los aspectos que nutren la última de sus obras sistemáticas. La centralidad del capítulo dedicado al trabajo obedece a que en él Lukács no se limita a exponer el análisis realizado sobre el fenómeno originario[Urphänomen] en el proceso de hominización; también permite una relectura de obras que como Historia y conciencia de clase (1923) -puesta en contraposición con la Ontología-, o la Estética (1963), que, a pesar de su sistemática autonomía, prefiguran el método ontológico allí expuesto. Estas vinculaciones dan por tierra con aquellas interpretaciones que presentan la obra de Lukács como surcada por continuos quiebres, definidos en función de su presunta fidelidad a la ortodoxia comunista. Pero tampoco se trata de una continuidad tal que impida al lector no iniciado una correcta comprensión

21


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

de las obras aquí presentadas; de hecho, la creciente relevancia que en la evolución de Lukács ha cobrado lavida cotidiana como base de sus análisis, ha influido en su modo de exposición filosófico, caracterizado por su estilo prolijo y accesible (la conferencia sobre "Los fundamentos…" ofrece un ejemplo de ello) A este fin, tanto el estudio preliminar, como la correcta tarea de la traducción, resultan de gran ayuda. En vistas del alcance de la empresa, este no es un dato menor. En el marco de un renacimiento del marxismo, y a partir de las bases que reconoce inherentes al pensamiento marxiano, desviado a lo largo del siglo XX, ya por tendencias caracterizadas por el objetivismo mecanicista propio de la Segunda Internacional, ya por una posición voluntarista, Lukács intenta establecer las bases de una nueva ontología, y de situarla en la tradición del pensamiento ontológico clásico (Aristóteles, Hegel). La alternativa (para mencionar una de las categorías centrales de la ontología lukácsiana que prepara el terreno para la Ética, que Lukács finalmente no llegó a escribir) ante tales desvíos es encontrada por Lukács en aquella actividad que se halla en la base de toda práctica social: el trabajo -complejo constituido por las leyes causales por la que se rige la naturaleza, y por la posición teleológica (es decir: por la postulación de fines) por parte del ser humano. Solo a partir del análisis que representa el trabajo como actividad eminentemente humana, sostiene Lukács, es posible rastrear la peculiaridad concreta del ser capaz de una actividad ética. Y solo a través de su carácter procesual (la transformación de la naturaleza por parte del sujeto, que a partir de su propio campo de juego -la progresiva socialización de la naturaleza-, y por medio de la postulación de una finalidad previa a la actividad, se transforma a sí mismo), puede definirse la relevancia del factor subjetivo de dicha categoría. En el comentario a la Lógica de Fogarasi, la relación establecida entre la dynamis aristotélica y la potencialidad del trabajador desocupado, así como el acento puesto sobre la capacidad de autogestión que el hombre realiza a través del trabajo, muestran el modo en que Lukács concibe el pensamiento filosófico como una praxis social fuertemente anclada en la vida cotidiana. Las permanentes referencias a la Ética nos acercan a un texto que, a pesar de su forma fragmentaria, resulta fructífero gracias al detallado y no menos estricto cuerpo de notas que lo acompaña. El índice completo de la obra que se ofrece ayuda a percibir la amplitud de una obra ineludible.

22


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

23


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

CAPÍTULOII LA GNOSEOLOGÍA

II.1.El problema del conocimiento El conocimiento humano se explica a partir de la estructura psíquica, analizada por una ciencia moderna como la psicología. Todo conocimiento es una relación entre dos términos: el sujeto (es el que conoce) y el objeto (lo que es conocido). La epistemología estudia la relación entre el sujeto y el objeto y todos los problemas que esa relación plantea. La filosofía plantea las siguientes consideraciones sobre esta relación: Posibilidad del conocimiento Sobre la posibilidad del conocimiento existen dos doctrinas básicas: el dogmatismo y el escepticismo. El dogmatismo afirma la posibilidad del conocimiento. Considera que el contacto entre el sujeto y el objeto es real, o sea, que el sujeto es capaz de aprehender al objeto; por lo tanto, el hombre debe captar tal y como es dicho conocimiento, sin deformación. Una postura dogmática también es aquella que no atiende a razones y se cree perfecta e inamovible. El escepticismo niega que el sujeto pueda aprehender al objeto y tener conocimiento de él Origen del conocimiento Sobre el origen del conocimiento existen tres planteamientos. El racionalismo es la doctrina que considera la razón como única fuente adecuada de conocimiento, ya que entiende que los sentidos son insuficientes (postura adoptada por diversos filósofos de los siglos xvn y xvm, como Descartes o Spinoza). El empirismo defiende que las personas adquirimos los conocimientos a través de la 24


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

experiencia que nos proporcionan los sentidos (en los siglos xvn y xvm fue defendido por filósofos como Locke, Berkeley y Hume; en la actualidad podemos hablar de corrientes de carácter empirista como el neopositivismo). El criticismo supone una superación de los dos planteamientos anteriores al afirmar que no se puede prescindir de la experiencia ni de la razón para explicar el origen del conocimiento (Kant, filósofo alemán del siglo xvm, propuso esta doctrina para conciliar el racionalismo y el empirismo). El valor del conocimiento El universalismo de Platón, por ejemplo, plantea que el conocimiento ha de tener un valor global e intemporal porque simboliza la verdad; en cambio el relativismo, ejemplificado por los sofistas, entiende el conocimiento como algo restringido a un momento temporal y a un espacio geográfico: lo que se cree aquí no tiene por qué compartirse allí ni siempre.

II.2. Elementos del conocimeinto Acordemos que el conocimiento es una relación íntima entre el sujeto y el objeto por ello los elementos del conocimiento son: El sujeto: que es el que busca el conocimiento, el que pretende conocer El objeto: que es lo que se pretende conocer y lo que te motiva a investigar. El medio: que es lo que te permite conocer el objeto; recuerda que el primer medio con el que cuentas son los sentidos pues mediante ellos puedes aprehender el objeto, es decir, puedes hacerlo tuyo. el principal es la vista. Y después de que ha sido captado por los sentidos pasara al entendimiento y ahí a la razón La razón: es la que ayudara a analizar, de una forma mas profunda, la información obtenida mediante tus sentidos y comprendida por el entendimiento.

25


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

II.3. O Clases de conocimiento Platón afirma que el conocimiento se encuentra en el sujeto mismo. Este planteamiento recibe el nombre de idealismo. Su opuesto es el materialismo, que sitúa el conocimiento en el ámbito del objeto. Su máximo representante es Marx.

O El conocimiento científico El conocimiento científico o empírico es la experiencia de todos los días, es un conocimiento práctico, espontáneo, llamado «saber vulgar». En cambio, el conocimiento científico poseeestas características:

*

Es metódico: Nada se deja al azar, todo es producto de la integración

científica planificada.

*

Es sistemático: La ciencia no es un agregado de informaciones inconexas,

sino un conjunto de proposiciones organizadas jerárquicamente. *

Es coherente: No debe tener contradicciones; debe excluirlas.

*

Es objetivo: Capta las cualidades o propiedades de las cosas tal como son,

sin alterarlas ni deformarlas. *

Es verificable: Debe experimentarse.

Es predictivo: Anticipa cómo podrá ser el futuro según las leyes científicas y los respectivos sectores.

26


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

II.4. Procesos y niveles de concomimiento II.4.4. Niveles o grados de conocimiento Descartes había propuesto la existencia de dos tipos de conocimiento: el conocimiento intuitivo y el conocimiento deductivo. Inspirado en el modelo del conocimiento matemático, a partir de la intuición de ideas claras indistintas (es decir, de las que no podemos dudar) se abre un proceso deductivo que nos puede llevar al conocimiento de todo cuanto es posible conocer. Pese a sus principios empiristas, Locke aceptara esta clasificación cartesiana, a la que añadirá, no obstante, una tercera forma de conocimiento sensible de la existencia individual.

2.

Locke

distinguirá,

pues,

conocimiento intuitivo,

el

tres

niveles

o

conocimiento

tipos

de

conocimiento:

demostrativo y

el el

conocimiento sensible.

3. El conocimiento intuitivo se da cuando percibimos el acuerdo o desacuerdo de las ideas de modo inmediato, a partir de la consideración de tales ideas y sin ningún proceso mediador. ("... a veces la mente percibe de un modo inmediato el acuerdo o desacuerdo de dos ideas por sí solas, sin intervención de ninguna otra; y a esto, creo, puede llamarse conocimiento intuitivo", Ensayo, IV, C.2). Lo que percibimos por intuición no está sometido a ningún género de duda y Locke considera que este tipo de conocimiento es el más claro y seguro que puede alcanzar la mente humana. Como ejemplo más claro de conocimiento intuitivo nos propone Locke el conocimiento de nuestra propia existencia, que no necesita de prueba alguna ni puede ser objeto de demostración, siguiendo claramente la posición cartesiana sobre el carácter intuitivo del conocimiento del "yo". ("Por lo

27


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

que toca a nuestra propia existencia, la percibimos tan llanamente y con tanta certidumbre, que ni requiere, ni es capaz de prueba alguna, porque nada puede ser para nosotros más evidente que nuestra propia existencia", Ensayo, IV, C.9). Es cierto que Locke no explica con demasiada amplitud las características de ese "yo", pero en todo caso no se está refiriendo al conocimiento de un alma inmortal, sino sólo a una existencia pensante.

4. El conocimiento demostrativo es el que obtenemos al establecer el acuerdo o desacuerdo entre dos ideas recurriendo a otras que sirven de mediadoras a lo largo de un proceso discursivo en el que cada uno de sus pasos es asimilado a la intuición. El conocimiento demostrativo sería, pues, una serie continua de intuiciones (como lo es el conocimiento deductivo en Descartes) al final de la cual estaríamos en condiciones de demostrar el acuerdo o desacuerdo entre las ideas en cuestión, y se correspondería con el modelo de conocimiento matemático. ("En cada paso que da la razón cuando se trata del conocimiento demostrativo, hay un conocimiento intuitivo acerca del acuerdo o del desacuerdo que busca respecto a la próxima idea intermedia que usa como prueba", Ensayo, IV, C.2). Un conocimiento de este tipo es el que tenemos de la existencia de Dios nos dice Locke. Cualquier demostración ha de partir de algunas certeza intuitiva; en el caso de la demostración del existencia de Dios Locke partirá del conocimiento intuitivo de nuestra propia existencia, recurriendo a otras ideas intermedias, que proceden también de la intuición, que nos permiten demostrar la necesidad de tal existencia. Pero el ejemplo más claro de conocimiento demostrativo es, sin lugar a dudas, el conocimiento matemático, en el que podemos observar el progreso deductivo a partir de un pequeño número de principios que se consideraban, por aquel entonces, evidentes e indemostrables: los postulados o axiomas. 28


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

5. El conocimiento sensible es el conocimiento de las existencias individuales, y es el que tenemos del Sol y demás cosas, por ejemplo, cuando están presentes a la sensación. No deja de resultar sorprendente que Locke añada esta forma de conocimiento a las dos anteriores, a las que considera las dos únicas formas válidas de conocimiento ("al margen de las cuales sólo es posible tener fe u opinión"). Más aún si consideramos que el conocimiento ha de versar sobre ideas, como se ha dicho anteriormente. El conocimiento sensible, sin embargo, nos ofrece el conocimiento de cosas, de existencias individuales, que están más allá de nuestras ideas. ¿Cómo es posible verificar el acuerdo o desacuerdo entre una idea (un contenido mental) y la existencia de lo que suponemos que causa esa idea (algo extramental)? Siguiendo los principios empiristas de Locke resultaría imposible verificar tal acuerdo o desacuerdo, ya que deberíamos ir más allá de las ideas, de la experiencia. Locke se muestra convencido, no obstante, de que las ideas simples están causadas por cosas que actúan sobre la mente para crear tales ideas, por lo que han de poseer similitud o conformidad entre ambas. Y no es posible encontrar otro argumento como justificación de que poseemos un conocimiento sensible sobre las cosas, sobre las existencias particulares. El problema se agrava si consideramos las ideas complejas, pues en ese caso hay una clara elaboración mental de cuya concordancia con la existencia real "extramental" no podemos tener ni siquiera tal convencimiento, como ocurre en el caso de la sustancias particulares, de las que Locke ya nos había dicho que no podíamos conocer su esencia real. No obstante, Locke considera que sí cabe un conocimiento de su esencia nominal, como hemos visto anteriormente, ya que la

29


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

idea compleja de sustancia es un haz o agregado de ideas simples que tienen, cada una de ellas, un correlato sensible en la realidad extramental, volviendo así a la argumentación utilizada con las ideas simples y reencontrando la misma dificultad. En todo caso, a pesar de las dificultades, Locke se muestra convencido del existencia real del mundo, de las cosas... 6. Las demás supuestas formas de "conocimiento" no pasarán de ser una mera probabilidad, ("la probabilidad es la apariencia del acuerdo de las ideas, sobre pruebas falibles"), o serán englobadas en el ámbito de la fe es decir, en lo que no es conocimiento. ("La fe, en cambio, es el asentimiento que otorgamos a cualquier proposición que no esté fundada en deducción racional", Ensayo, IV, C.18).

30


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

CAPÍTULOIII LA EPISTEMOLOGÍA

La palabra filosofía se estructura con dos voces griegas: philós (amor) y sophía (sabiduría), por lo que, etimológicamente, la filosofía es el amor a la sabiduría. En la antigüedad, cuando aún las ciencias no estaban integradas de manera independiente, tal como las conocemos hoy, la filosofía comprendía todos los saberes existentes. Conforme los diferentes campos del saber crecieron, se fueron constituyendo en disciplinas con objetos de estudio propios, principios propios, métodos propios, etc., hasta definirse como actualmente se nos presentan. La filosofía, por su parte, no fue ya más el concentrado general del saber existente y cedió el tratamiento de realidades particulares a cada ciencia, dejando para sí el estudio de la totalidad de los seres, en cuanto que se ocupa de estudiar los principios del ser. De la filosofía existen diversas definiciones: • Ciencia de los principios (Husserl). • Ciencia de todas las cosas por sus causas últimas (Ortega y Gasset). •

Conjunto científico de las cosas, por las causas primeras, en cuanto se refieren al orden natural (Jacques Maritain).

• Investigación de las relaciones objetivas entre lo contingente y lo absoluto (Cuesta). 31


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

• O bien, una definición que aparece en los diccionarios: Conjunto integrado de consideraciones y reflexiones generales sobre los principios fundamentales del conocimiento, pensamiento y acción humanos. Al margen de una definición a nuestro gusto, la filosofía constituye una tendencia hacia la concepción unificada de los diversos aspectos del mundo y de la vida, a una síntesis de la explicación racional del universo. Los problemas derivados de esa pretensión se concentran en tres categorías:  El ser, de cuyo estudio se ocupa la ontología.  El valor, del cual se encarga la axiología.  El conocer, categoría que constituye el objeto de estudio de la gnoseología o de la epistemología.

Hay quienes consideran que los términos epistemología y gnoseología son sinónimos, aunque existe una mayoría de autores que reserva el uso del segundo para designar a la teoría general del conocimiento, mientras que el de epistemología lo emplean para referirse a la teoría del conocimiento científico o también teoría de las ciencias. Puntualizaré aún más: los términos “epistemología” y “teoría del conocimiento”, son más empleados por autores alemanes e italianos mientras que el término “gnoseología” lo utilizan con mayor frecuencia autores franceses. Durante los años más recientes, la epistemología es conocida también como “filosofía de la ciencia”. Tal es la ubicación de la teoría del conocimiento dentro de ese gran contexto que es la filosofía.

32


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

III.1. El problema de la ciencia La adoración hacia la ciencia ha alcanzado su más alto grado, hasta el punto de verse en ella la posibilidad de solución de todos los problemas que pueda tener el ser humano, incluidos los de índole espiritual; la ciencia ha llegado a ser, según la expresión de Ortega, “la fe de que vive el hombre europeo actual”. Pero resulta que, desde hace nada menos que casi siglo y medio, existía ya entre los propios científicos niveles considerablemente altos de desconfianza hacia su propia validez. Es opinión generalizada que la validez de las ciencias se fundamenta en dos grandes soportes: la experimentación objetiva, es decir, la observación más o menos directa de la realidad, y la formulación matemática de sus contenidos. Empecemos por la observación: Digamos, para introducirnos de una vez en el tema, que el problema actual de la credibilidad de la ciencia hay que inscribirlo en el marco de una profunda actitud de duda respecto a la capacidad humana de conocer. De hecho, se trata, el de la credibilidad de la ciencia, de un episodio más de una larga historia de desconfianza con respecto al valor general de nuestros conocimientos, desconfianza que empieza a manifestarse en filosofía muy tempranamente -siglo V a.C.-, pero que logra su expresión más decisiva y cargada de consecuencias con Descartes, en los comienzos mismos de la Edad Moderna. No obstante, conviene aclarar que Descartes no fue un escéptico. Para él todas nuestras facultades pueden llevarnos a la verdad. La cuestión se plantea en su filosofía sólo respecto a la posibilidad de encontrar una primera verdad absolutamente segura que pueda servir de fundamento y punto de partida de todas las demás verdades. Ahí sí que tuvo dificultades Descartes. A partir de Descartes el problema no hace sino ir in crescendo hasta nuestros días. Y hoy ya, con respecto al valor y los límites de nuestra capacidad de conocer, se admite, al menos, sin graves dificultades algo muy importante, aunque pueda parecer una perogrullada: que el conocimiento humano es conocimiento “humano”, es decir, propio del hombre, y que, por consiguiente, cada tipo de ser tiene su forma propia, peculiar de conocer. De aquí se desprende, y pronto veremos las consecuencias de esta afirmación, que si nosotros tuviésemos unas facultades distintas a las que tenemos, conoceríamos el mundo de manera diferente a como lo conocemos. Esto es ya claro en cuanto a nuestra percepción de las cosas. En primer lugar, porque el ser humano conoce inicialmente a través de los sentidos, los cuales tienen una constitución determinada y una organización específica. Están

33


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

formados, por ejemplo, por ciertos tipos de células: los conos y los bastoncitos, entre otras, para el sentido de la vista, que nos permiten, respectivamente, captar la luz o ver en la oscuridad; las células de Corti para el sentido del oído, etc. Y todas estas clases de células son distintas entre sí. Es decir, tenemos unos sentidos que son de cierta manera, y ello constituye una condición inamovible. Funcionan de una manera determinada, y porque son como son y funcionan así, percibimos de la forma en que lo hacemos. Si no tuviéramos células adecuadas para captar la luz, nos sería imposible ver los colores y, de hecho, hay animales que no ven los colores, o que ven otros diferentes, como animales que no oyen. Lo que quiere decir, en definitiva, que de ser nuestros órganos sensoriales distintos, la realidad se nos presentaría también de manera distinta. ¿Cómo es la realidad, entonces? ¿Podemos afirmar que las cosas son como las percibimos? Y no se crea que se trata sólo de un problema de grado: que el animal, por ejemplo, perciba menos o más que nosotros. Se trata de un problema de otro tipo, de un carácter cualitativo más acentuado. Ya Müller, con su ley de la especificidad de los sentidos, había demostrado que el tipo de sensación que tenemos no depende tanto de las características del estímulo exterior cuanto de la naturaleza del propio órgano. Enriquezcamos un poco estos datos con un caso más complejo: el del oído. Lo menos que con respecto al oído podemos decir es que lo que oímos no es sino el resultado final del funcionamiento, en milésimas de segundos, de ese simple pero impresionante mecanismo que, empezando por el tímpano y continuando por la cadena de huesecillos y un cierto medio líquido, el líquido endolinfático, transmite las vibraciones de la membrana timpánica hasta los nervios auditivos centrales que, a su vez, reenvían ese impulso hasta cierto lugar del cerebro, que es donde se produce la sensación. No son, por tanto, los sonidos los que penetran en el oído. Los sonidos es lo que surge al final del proceso. Fuera de nosotros habrá con toda probabilidad algo que ponga en marcha ese proceso, pero ese algo no tiene por qué ser necesariamente “ruidoso”. Es posible, incluso, que fuera de nosotros no exista ruido alguno. No es ningún disparate pensar que acaso estemos en un mundo silencioso, tan silencioso como el silencio de los espacios infinitos de que hablaba Pascal. En otras palabras, los sonidos, como tales sonidos, son producidos por nosotros. Y no es esto sólo lo que determina nuestra percepción de las cosas. Hay ciertos factores subjetivos, pero de mayor calado aún que lo anterior, que actúan, sin duda, deformando o, al menos, desvirtuando la realidad. Fueron Stratton y, posteriormente, Köhler, a través de unas célebres experiencias realizadas con unas gafas prismáticas, que tienen la virtud de invertir las

34


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

imágenes en nuestra retina, quienes nos demostraron hasta qué punto las vivencias tenidas con anterioridad configuran nuestra captación presente de las cosas. Y, por último, juegan asímismo un papel decisivo en la percepción los estados afectivos, los intereses personales, las propias expectativas, la sugestión, etc. Factores todos ellos que singularizan y subjetivizan nuestra percepción de la realidad hasta un punto que, en cada caso concreto, es prácticamente imposible determinar. Sabemos, por lo tanto, cómo percibimos la realidad, pero no sabemos cómo es en sí misma la realidad que percibimos. Me hago cargo de la sorpresa que todo esto puede causar a algunos de vosotros. Pero así son las cosas, y tanto la fisiología, como la psicología y hasta la misma física se encuentran hoy en día en condiciones de certificar cuanto acabo de decir. III.2. La epistemología, teoría del conocimiento La palabra epistemología se estructura con dos voces griegas: episteme, “conocimiento” y logos, “teoría”. Se encarga del problema correspondiente a la relación sujeto-objeto. Entendiendo que el sujeto es el ser cognoscente y el objeto todo aquello sobre lo que el sujeto realiza su actividad cognitiva. El problema del conocer ha sido abordado desde hace ya varios siglos, aunque es a partir del siglo XIX en el que se advierte un mayor interés en el desarrollo de la epistemología. Como consecuencia de que este interés ha alcanzado proporciones mayúsculas en los últimos años, ha aparecido una gran cantidad de discursos científicos en torno las posiciones epistemológicas. De tal manera que intentar una clasificación de las mismas con un criterio incluyente es una tarea sumamente ardua. Por tal motivo, únicamente intentaré esbozar un pequeño resumen en torno a la cuestión que nos ocupa. 1. El dato más remoto corresponde al sofista Georgias quien cuestionó la

posibilidad del conocimiento objetivo. Fue contemporáneo de Protágoras, con quien compartió elpresupuesto fundamental del relativismo: vivimos en un mundo de opiniones, siendo la verdad para cada uno de nosotros aquello que nos persuade

35


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

como tal. Las tres tesis de Georgias son las siguientes: a) Nada existe. b) Si algo existiera, sería incognoscible. c) Si fuera conocible, sería incomunicable.

2. Platón y Aristóteles, en oposición a los sofistas, sostuvieron que existía un

mundo de formas naturales y eternas, las ideas, sobre las que es absolutamente posible tener conocimiento exacto y cierto. Todo conocimiento se deriva de la experiencia. "El conocimiento real es idéntico a su objeto". 3. Tratando de conciliar métodos racionales con la fe, Tomás de Aquino, entre

otros ayudó a restablecer la confianza en la razón y la experiencia, pues con el paso del tiempo había decaído el interés por el conocimiento racional. 4. Para los racionalistas Descartes, Spinoza y Leibniz, es el razonamiento

deductivo la fuente y prueba del conocimiento. 5. En cambio, para Francis Bacon y John Locke, ambos empiristas, es la

percepción de los sentidos tal fuente y prueba.

III.3. Características y funciones de la ciencia Características Sobre este aspecto de la ciencia hay un criterio bastante uniforme aunque todos los autores hablan de características del conocimiento científico.

36


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

Si bien existen algunas diferencias sobre los conceptos utilizados para caracterizar a la ciencia, esencialmente hablan de lo mismo. Para Esther Díaz, por ejemplo, el conocimiento científico se caracteriza por ser:

"1.descriptivo, explicativo y predictivo. 2.crítico-analítico. 3.metódico y sistemático. 4.controlable. 5.unificado. 6.lógicamente consistente. 7.comunicable por medio de un lenguaje preciso. 8.objetivo 9.provisorio." Mientras que Pardo enumera las siguientes características: "- fundamentación (coherencia lógica y contrastación empírica); - sistematicidad; - capacidad explicativa y predictiva (mediante leyes) de la realidad; - carácter crítico; - ambición de objetividad". Mario Heller por su parte: "- legalista (busca leyes, con las que explica, retrodice y predice los hechos); - fundamentado (lógica y empíricamente); - sistemático; - metódico; - provisorio; - con pretensión de objetividad". Sobre este tema se podría sintetizar que la ciencia o el conocimiento científico es un saber: 1) Descriptivo, explicativo y predictivo. Porque intenta describir los fenómenos que estudia explicando su funcionamiento y anticipando como se comportaran esos fenómenos en el futuro.

37


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

2) Metódico y sistemático. Porque sigue determinadas pautas o métodos para dar cuenta de sus investigaciones y se articula dentro de un sistema de teorías que la sustentan. 3) Contrastable. Ya que sus teorías y sus métodos son públicos. 4) Claro y preciso. Porque sus explicaciones deben estar exentas de toda ambigüedad. 5) Objetivo. Para evitar por todos los medios la visión subjetiva del investigador. 6) Provisorio. Porque el conocimiento probado hoy puede ser refutado mañana por un conocimiento superior. 7) Crítico. Para cuestionar permanentemente el saber provisorio que aun no ha sido refutado.

Funciones

Parece que finalmente la idea de que la ciencia es fundamental para potenciar la competitividad de nuestra industria ha calado en los distintos estamentos de la sociedad. Aunque la inversión pública en ciencia sigue siendo de las más bajas de Europa, empieza a haber iniciativas para incrementarla y para potenciar la transferencia de tecnología. Se crean parques científicos para acercar la investigación a las empresas, se anuncian planes para recuperar científicos de prestigio, y los ministerios de Educación y Ciencia y de Sanidad prometen inversiones en infraestructuras científicas. Pero ¿es la generación de tecnología la única función de la ciencia? La ciencia es, ante todo, una manera de ver el mundo, una determinada manera de intentar comprender qué somos, entender lo que nos rodea y relacionarnos con ello. Aunque la visión científica es parcial y el desarrollo de las sociedades modernas necesita de otras aproximaciones a la realidad, a la ciencia le debemos muchos de los logros sociales que ahora nos parecen irrenunciables, y de las ideas que conforman la mentalidad contemporánea. La ciencia nos da, además, herramientas preciosas para pensar y modelos conceptuales valiosísimos para desenvolvernos en nuestras vidas. Y deberíamos

38


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

pedir a los científicos que cultivasen la ciencia y la transmitiesen a la sociedad para que estos beneficios fueran compartidos. Ésta tendría que ser la primera función de la ciencia y de los científicos: generar y compartir cultura científica. Por otra parte, nuestra sociedad, e incluso nuestra vida, está cada vez más tecnificada y, aunque no sea necesario tener conocimientos de física cuántica para utilizar un teléfono móvil, es conveniente saber hasta qué punto una prueba genética puede ser predictiva del desarrollo de una determinada enfermedad. El avance continuo de la técnica nos propone cada día nuevas aplicaciones de las que debemos ser capaces de valorar los riesgos y los beneficios que nos pueden aportar. Para ello es necesario que la sociedad en general y nuestros políticos en particular tengan un conocimiento científico suficiente para poder participar en el debate y tomar las decisiones adecuadas. Transmitir a la sociedad el conocimiento necesario para entender la técnica sería, pues, la segunda función de la ciencia en una sociedad avanzada. Por último, efectivamente, la ciencia puede generar aplicaciones que en algunos casos permitirán una mayor competitividad a las empresas del país y que pueden redundar también en una mejora del nivel de vida de la sociedad. Sin embargo, la priorización de las investigaciones atiende cada vez más a razones de mercado, por lo que no es extraño que empiecen a oírse voces que reclaman un cierto control de estos desarrollos técnicos y piden contención a los científicos en sus investigaciones. Los científicos solemos invocar la libertad de cátedra y nos escudamos en la distinción entre los descubrimientos científicos y sus aplicaciones, pero la relación entre ciencia y técnica, entre el desarrollo científico y sus aplicaciones, es cada vez más estrecha y empieza a ser difícil trazar una línea clara que los separe. Por otra parte, aunque sería tan absurdo poner cortapisas a una ciencia contemplativa como limitar la expresión de cualquier forma de pensamiento, podría ser razonable, e incluso conveniente, limitar ciertos desarrollos tecnológicos cuyo objetivo principal es el de generar productos de mercado de gran valor añadido, máxime cuando su generalización puede alterar sustancialmente la organización social y afectar a valores hasta ahora comúnmente aceptados.

39


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

El enorme éxito del método científico para generar tecnología nos está haciendo olvidar las otras funciones de la ciencia. Para mantener una ciencia capaz de crear cultura, de transmitir nuevos conceptos que nos ayuden a pensar, es necesario desligarla en parte de objetivos finalistas. Si seguimos empeñados en ver a la ciencia únicamente como una productora potencial de aplicaciones técnicas, perderemos la influencia de la ciencia en la cultura y crearemos un divorcio entre una tecnociencia mercantil y una sociedad acientífica que comprará algunos productos científicos y sufrirá pasivamente, a veces horrorizada, otras de sus aplicaciones.

III.4. Estructura de la ciencia

VISTA de manera muy general, la ciencia moderna está basada en tres elementos distintos, que aparecieron en tiempos muy diferentes durante la evolución de nuestra sociedad. Estos tres elementos pueden identificarse de varias maneras, pero una de las más claras es presentándolos como tres renuncias sucesivas a sendas posturas filosóficas que en sus épocas se juzgaron inexpugnables. Tales renuncias pueden caracterizarse de la manera siguiente: 1) renuncia a las explicaciones sobrenaturales de los fenómenos propios de la naturaleza; 2) renuncia a la búsqueda de respuesta a las grandes preguntas, como por ejemplo, ¿de qué está formado el Universo?, o ¿cuál es el destino del hombre?; 3) renuncia al intento de contestar cualquier pregunta (grande o pequeña) sobre la naturaleza por medio del uso exclusivo de la razón I) El primer paso en el desarrollo de la ciencia ocurrió en Grecia hace unos 25 siglos (en el siglo V a. C) cuando un pequeño grupo de pensadores conocidos como los filósofos presocráticos empezaron a abandonar sus creencias primitivas y mitos tradicionales sobre la creación del mundo y la naturaleza de todas las cosas, y a sustituirlos por teorías que no tenían elementos divinos o sobrenaturales sino que se limitaban exclusivamente a los componentes propios de la realidad. Se dice que la ciencia y la filosofía se iniciaron cuando Tales de Mileto (siglo VII a. C.) propuso: "Toda la realidad está formada por agua" como respuesta a la antigua pregunta sobre la composición del Universo. Aunque se antoja que la proposición de Tales de Mileto es demasiado simple para constituirse en el cimiento de toda la ciencia y de toda la filosofía, no es el

40


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

contenido de la frase sino su sentido general lo que la hizo importante, y no es lo que dice sino lo que excluye lo que la hizo inmortal. En efecto, Tales no habla de Titanes, de Zeus o del Olimpo; su única referencia es a un elemento de la realidad; su proposición se refiere al mundo natural y por lo tanto posee una virtud insigne: se puede examinar objetivamente para determinar si es cierta o no. Otros filósofos

presocráticos,

como

Anaxímenes,

Anaximandro,

Parménides,

Empédocles, Alcmeón, etc., hicieron otras proposiciones, distintas a la de Tales en su contenido pero semejantes en su renuncia a elementos sobrenaturales. En la historia del pensamiento científico, éste es indudablemente el paso más importante porque lo hace posible II) El siguiente paso en la evolución de la ciencia fue el más prolongado y probablemente el más doloroso, porque culminó con la abdicación de la filosofía como Regina Scientiarumy el surgimiento de los distintos precursores de las diferentes ciencias actuales. Se carateriza por la sustitución de las grandes preguntas sobre la naturaleza por otras menos ambiciosas, más simples y aparentemente intrascendentes, pero con una propiedad maravillosa: eran (y son) potencialmente susceptibles de respuesta. En los muchos siglos que tardó esta transformación el mundo occidental vio el surgimiento, la gloria y el colapso del helenismo, la aparición y el derrumbe del Imperio romano, la hegemonía política y espiritual de la Iglesia católica, la irrupción y el dominio del Islam en Europa. Sin embargo, renunciar a las grandes preguntas era necesario pero no suficiente para que surgiera la ciencia, sobre todo cuando persistía la idea de que las respuestas correctas podían ser generadas por puro raciocinio. En otras palabras, el principal y único instrumento utilizado para explorar a la naturaleza era el cerebro del investigador, quien pensando intensamente y obedeciendo el principio de la consistencia lógica interna podía descubrir la verdad sobre los fenómenos naturales. Este fue el "modo griego de mirar al mundo", que con frecuencia se identifica con el método científico. Es indispensable afirmar con toda vehemencia que tal postura es característica de la filosofía, pero que no tiene nada que ver con la ciencia; de hecho, se trata de una postura típicamente anticientífica. III) Después de la renuncia a las explicaciones sobrenaturales de la realidad, y de la renuncia a las grandes preguntas sobre la naturaleza, lo que todavía faltaba para que surgiera la ciencia moderna era la renuncia a la autoridad de la razón.

41


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

Esto no quiere decir (de ninguna manera) que debía hacerse sitio a la sinrazón; lo que significa es que debía aceptarse que, para entender a la realidad, la razón es necesaria pero

no suficiente. El

elemento

que

falta

es

absolutamente

indispensable para que la ciencia exista, es unaconditio sine qua non; me refiero a la experiencia, al contacto continuo con la realidad por medio de observaciones, comparaciones, analogías y experimentos. La ciencia es una actividad humana creativa cuyo objetivo es el conocimiento de la naturaleza y cuyo producto es el conocimiento; este producto se confirma cuando hay consenso sobre su validez en el seno de la comunidad científica experta. Tal consenso se basa sobre todo en la reproducibilidad de los datos, cuando se siguen las indicaciones especificadas al respecto. La razón es necesaria, pero la verificación objetiva de los fenómenos es indispensable. La esencia de la ciencia es la experiencia, que debe ser pública y reproducible. En la ciencia, la única que siempre tiene la razón es la naturaleza; el oficio del científico es entenderla.

III.5. El método científico

La generalidad es una característica determinante de la noción de método que aparece en los inicios de la época moderna. Se la encuentra, por ejemplo, en el Discurso del método y en las Reglas para la dirección del espíritu, de Descartes. En la noción actual de método científico, la generalidad continúa siendo uno de sus rasgos distintivos. Significa, en sentido amplio, la capacidad de aplicación de la metodología en todas las áreas de la investigación científica, sin perjuicio de los contenidos específicos que aparecen en cada una de ellas. Destacar esta característica se justifica en razón de que, con alguna frecuencia, la noción de método se desvirtúa al confundirse con ciertos procedimientos específicos. Aplicables solamente en algunas áreas. De esta manera, lo particular toma el lugar de lo general. Las técnicas de investigación particulares, en contraposición al método general, presentará entre otras, las siguientes características: I. Ser aplicables en algún (as) área (s) científica (s), pero no en la totalidad.

42


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

II. Funcionar a la manera de un algoritmo, es decir, como una secuencia de pasos que conduce, en presencia de condiciones adecuadas, de modo indefectible a un resultado. III. Cumplir su papel en la resolución de problemas individuales que pertenecen a una clase para la cual, como especie se ha encontrado ya el modo de solución. IV. Ser útiles, eventualmente, en ciertos momentos del método pero en manera alguna ser identificables con su totalidad. Cierto procedimiento del álgebra de matrices aplicables a la física, por ejemplo, o ciertos recursos estadísticos útiles en las ciencias sociales resultan, de esta suerte, técnicas en el sentido antes señalado. Deliberadamente se alude a estos casos ya que en ellos se pone de manifiesto la mencionada confusión entre lo específico de las técnicas y lo genérico de la metodología. No obstante que son recursos de áreas particulares de investigaciónse les hace caer bajo la noción de método cuando se les designa como 'método matemático de la física', en un caso se les incorpora en el rubro 'metodología de las ciencias sociales', en el otro los ejemplos pueden multiplicarse. Sin embargo, lo anterior no significa que haya una radical incomunicación entre la metodología y las técnicas. No es meramente lógica la posibilidad de que los resultados obtenidos en la aplicación de una técnica puedan llevar al planteamiento de un problema que rebase los límites del poder resolutivo (algorítmico) de las técnicas mismas. En este caso, opera una relación de incidencia entre el nivel de los procedimientos técnicos y el momento metodológico del planteamiento de problemas. Tampoco es solamente formalla posibilidad de que para someter a prueba las consecuencias de una hipótesis, esto es, que en relación al momento metodológico de la contrastación, sea necesaria la instrumentación de técnicas en el sentido señalado. En cualquier en forma e independiente de las relaciones que sea dable establecer entre las diversas técnicas y la aplicación del método científico, conviene destacar su diferencia, al menos, por lo que atañe a los rasgos de generalidad y especificidad. El método de la investigación científica, en tal virtud, no es identificable con la función que cumple el nivel de las técnicas. En

43


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

cambio, tiene en común con estas el ser más un procedimiento que un conocimiento. 0, si se quiere, el estar implicada en la posesión de un conocimiento la remisión a actos que constituyen la ejecución de un procedimiento. La realización de la investigación científica representa el aspecto dinámico de la ciencia. En cualquier momento de la historia de la ciencia, detrás de los conocimientos adquiridos hasta ese corte temporal, se encuentra el conjunto de prácticas, actos y situaciones que hicieron posibles tales conocimientos. Es a partir de la modernidad que esas prácticas, actos y situaciones tienden a presentarse en forma sistemática y, realmente, en su remodelación y afinamiento , llegan a constituir la noción contemporánea de método científico. Pero siempre, en tanto que inseparablemente enlazada a la idea de proceso, la investigación científica ofrece tina imagen dinámica y activa. Por contraposición, los conocimientos científicos adquiridos, es decir, el resultado de aquel proceso en tanto que conjunto de proposiciones aceptadas como válidas según el criterio de decisión de la propia ciencia, ofrecen una imagen estática para un corte temporal determinado. Sólo en su enfoque evolutivo, esto es, desde el punto de vista de su desarrollo histórico, los conocimientos científicos ponen de manifiesto sus características dinámicas, su contenido cambiante ,y su permanente posibilidad de corrección. Pero la impresión estática que puede producir la ciencia como conjunto de conocimientos en un momento dado, se relativiza tanto en función del análisis de su historia como en razón del peso que permanentemente ejerce el sentido del método sobre la interpretación de la naturaleza le los propios conocimientos. El método científico implica, entre otras cosas más, el que los conocimientos adquiridos con su auxilio quedan constantemente sujetos a nueva revisión, esto es, que una nueva aplicación del método científico puede - empezar con un enfoque de problemas en el lugar preciso en donde una aplicación anterior concluyó en la adquisición de un conocimiento. En atención al método, un conocimiento científico nunca asume la forma de una proposición dogmática El olvido de esto, en cierto modo, explica los extremos en que incurrieron ciertos positivistas del siglo XIX cuando se dejaron deslizar hasta una concepción rígida y semiidolátrica de la ciencia. La inmutabilidad no es una característica propia de esta clase de conocimientos.

44


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

El Petrificar la imagen relativamente estática de la ciencia en un momento dado, con relación a los conocimientos hasta ese momento, lleva a concebir a estos conocimientos como los máximamente adquiribles. Este error de perspectiva se encuentra, expresamente, expuesto por Kant con referencia a la lógica y la geometría y, tácitamente, con referencia a la mecánica de Newton. Con base en esta misma falla de perspectiva prevalece también una difundida práctica pedagógica. Si los conocimientos, en especial los de carácter científico, no son concebidos como fundamentalmente perfectibles, entonces los procesos de memorización ocupan el sitio de los procesos de investigación. A manera de concesión, eventualmente, se toma la repetición de experiencias de laboratorio ya establecidas, que pueden ejecutarse de manera, rutinaria y requieren más bien de recursos puramente memorísticos, por el genuino método de la investigación. Lo anterior no califica como inútiles la memoria ni la repetición de experiencias. Señala, simplemente, que estas no pueden sustituir el sentido del método. Lo esencial de este radica en su propósito de rebasar el mero aprendizaje de los conocimientos ya adquiridos y la mera repetición de las experiencias ya realizadas. Por el contrario, apunta a la revisión de los conocimientos adquiridos, a la adquisición de nuevos conocimientos y a la realización de nuevas experiencias. El cumplimiento dé esta necesidad se ha tratado de subsanar de maneras diversas en los sistemas educativos formales, puesto que, en general, hay una tendencia que procura minimizar los aspectos pasivos de la enseñanza. Pero no en todos los casos se recurre al expediente del método científico para lograr ese propósito; y pocas veces de manera deliberada o sistemática. No es posible poner en duda la influencia que tiene la ciencia en el mundo contemporáneo. La visión le la realidad que de ella se desprende, por la vía de la divulgación y a través de los recursos informáticos cada vez más extensos, de alguna suerte alcanza, en alguna medida, a la totalidad de los hombres. A través de la tecnología influye en las conductas de los individuos y en la vida y organización de las sociedades. Con relación a ello, destacar la importancia del método científico significa poner de relieve el sustrato que hace posible tal influencia, aunque tal sustrato no sea tan ostensible como la influencia misma.

45


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

En tanto que recurso instrumental y en tanto que procedimiento, el método científico se asemeja a las técnicas antes mencionadas. Pero se distingue de ellas por: I - Ser aplicable, indistintamente a todas las áreas científicas. II - Constituir un conjunto ordenado de pasos, condiciones y reglas cuyo acatamiento auxilia el progreso del conocimiento, aunque no constituye un recurso algorítmico que indefectiblemente conduzca a un resultado. III - Ser útil, fundamentalmente, en el planteamiento y resolución de problemas originales. IV - Ser útil para valorar críticamente los conocimientos y prácticas adquiridas, y para juzgar de su cientificidad. La experiencia científica, desde la modernidad hasta nuestros días, rinde, entre otros resultados, una aceptable recomendación de cautela. Descartes decía: "entiendo por método, reglas ciertas y fáciles gracias a las cuales el que las observe exactamente no tornará nunca lo falso por lo verdadero y llegará al verdadero conocimiento de todo aquello de que sea capaz. En contraste con esta noción, o con nociones semejantes, la noción de método científico que ha de desarrollarse y tratará de aplicarse a problemas específicos de la pedagogía en partes posteriores de este trabajo, guardará cautela respecto a: I - No confundir la posible brevedad de enunciación de una regla con la facilidad de su aplicación. II- Que el predicadode certidumbre o de verdad no es aplicable a las reglas, sino a las proposiciones, y que, por lo tanto, no deben confundirse unas con otras; III - Que en la ciencia, entendida como conocimiento, no se da lo verdadero absoluto y que esta noción se contrapone al sentido mismo del método; IV- Que la noción de método no coincide como proceso con la noción, más estricta, de algoritmo;

46


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

V- Que si la facilidad es una función de la sencillez, y la sencillez es una función de la obviedad, el método científico no resultará ni tan obvio, ni tan sencillo, ni tan fácil como podría desearse.

III.6. Clasificación de la ciencia

Existen varias clasificaciones planteadas por distintos autores, con criterios distintos e incluso considerando el ámbito de aplicación de la ciencia. Muchos, sino la mayoría, hablan de una división entre ciencias formales y fácticas, evaluando para esta división tanto el objeto de estudio, el tipo de enunciados que produce cada una como así también el método utilizado para validar las hipótesis. En general, se puede decir que las ciencias formales tiene como objeto de estudio entes ideales sin existencia real; mientras que las ciencias fácticas se ocupan del estudio de los hechos, los procesos, los objetos y las cosas. Respecto del tipo de enunciados producidos por las ciencias formales, se los suele describir como relaciones entre entes ideales; mientras que las ciencias fácticas producen relaciones entre los hechos, los procesos, objetos o cosas, que son objeto de su estudio. Los métodos si bien tienen aspectos en común, ya que ambas ciencias utilizan la lógica, difieren en el valor que le dan a la misma. Para las ciencias formales la existencia de la lógica es suficiente para intentar deducir hipótesis a partir de ella, que en caso de demostrarse como verdaderas habrán confirmado la hipótesis sin más problemas. Las ciencias fácticas, por su parte, consideran la existencia de la lógica necesaria pero no suficiente. Es por eso que necesitan contrastar sus hipótesis con la realidad objetiva para comprobar si los enunciados se verifican en la realidad. Pardo, por ejemplo, explica cada uno de los elementos a tener en cuenta para la clasificación, de la siguiente manera: " Cuando se trata de clasificar las ciencias se acostumbra a tomar como referencia cuatro criterios: el objeto de estudio, los métodos, la clase de enunciados y el tipo de verdad.

47


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

Al hablar de objeto de estudio, nos referimos al sector o ámbito de la realidad estudiada (los seres vivos para la biología, o el movimiento de los cuerpos celestes para la astronomía, por dar solo algunos ejemplos). Los métodos se relacionan con los distintos procedimientos, tanto para el logro de conocimientos como para su justificación y puesta a prueba. El tipo de enunciados alude a la diferencia entre proposiciones analíticas o formales, vale decir, aquellas vacías de contenido, y sintéticas, a saber, las que se refieren de algún modo a sucesos o procesos fácticos. Finalmente, acerca del criterio referido al tipo de verdad involucrado en estos enunciados, diremos que mientras a los primeros les corresponde una verdad necesaria y formal, relacionada con la coherencia lógica, en el caso de los segundos su verdad será contingente y fáctica, dependiente de su verificación empírica." "Las ciencias formales son la matemática y la lógica, pues su objeto de estudio se caracteriza porque sólo tiene existencia ideal, no existe en la realidad espaciotemporal: (...)los signos [de la matemática y de la lógica] no refieren a una realidad extralinguística, sino que [estan] vacios de contenido." "(...)las ciencias fácticas [como] la física y la química informan acerca de la realidad extralingüística (...) tienen como objeto de estudio entes materiales y se refieren (...) a la realidad empírica." Asimismo, Pardo, hace una distinción dentro de las ciencias fácticas entre las ciencias naturales y las sociales: "(...)Tal distinción pretende fundarse en diferencias en cuanto al objeto de estudio (la naturaleza o el hombre, respectivamente) y, sobre todo, acerca del tipo de conocimiento involucrado en ellas. (...) hay quienes descalifican la cientificidad de las ciencias sociales al argumentar que ellas nunca pueden alcanzar metodológicamente la "objetividad" de las naturales, dando por sentado, desde ya, que [esta propiedad](...) queda acotada la posible y rigurosa aplicación del método de las ciencias naturales, y reduciendo, de modo hiperpositivista, verdad y racionalidad a método." Esther Díaz hace mención a otra clasificación entre ciencias duras y blandas, y entre débiles y fuertes, basado en el método de validación, fundamentalmente.

48


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

"A

las

ciencias

sociales

se

las

suele

catalogar

como

"débiles"

epistemológicamente, y a la biología y a algunos desarrollos posnewtonianos de la física, así como a ciertos aspectos de la química, se los denomina "semidébiles". En oposición a esto, la física-matemática es llamada "fuerte", entre otras cosas, porque sus proposiciones son formalizables y corroborables con la experiencia: es decir que cuentan con respaldos epistemológicos fuertes o positivos. También en este sentido se le dice "ciencias duras" a las naturales y "blandas" a las sociales." Tanto Bunge como Mario Heller describen la misma clasificación que el resto, aunque este ultimo agrega una clasificación entre ciencia aplicada y ciencia pura. "Al abarcar en su totalidad lo que se denomina ciencia se observa cómo una tarea teórica, como la producción de conocimiento científico, tiene connotaciones prácticas mediante la tecnología. De este modo la ciencia contribuye al bienestar de la humanidad. Aunque también causa perjuicios(...)." "Se puede distinguir en consecuencia un nivel teórico y un nivel práctico en las ciencias. Esto permite también hablar de ciencia pura cuando la investigación se plantea sólo problemas teóricos, es decir, intenta dar cuenta y explicar la realidad independientemente de su aplicación. Asi como de ciencia aplicada en tanto se estudian, en base a elementos de la ciencia pura, problemas prácticos(...)." A partir de esta clasificación aparece un nuevo concepto relacionado con la ciencia, la tecnología. Concepto que Heller define de esta manera: "Cuando los procedimientos para dominar los fenómenos se originan en la aplicación de los conocimientos científicos, se habla de tecnología(...) La tecnología toma entonces teorías científicas y las adapta para determinados fines." Por su parte Pardo brinda una concepción muy similar, asociada a la idea de ciencia aplicada. "(...)atendiendo a cual sea su objetivo primario, teórico o práctico, si se está ante un problema propiamente científico (es decir, de investigación básica) o ante uno de ciencia aplicada o tecnología." Por otra parte, analizando el desarrollo histórico que han tenido los conceptos de ciencia y tecnología, Alejandro Piscitelli explica lo siguiente:

49


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

"Tradicionalmente la tecnología se consideraba como una etapa específica en la modificación

del

conocimiento.

Este

podía

categorizarse

dentro

del

siguiente continuum (i) conocimiento cuya utilización no es conocida, o es poco conocida en el tiempo y el espacio; (ii) conocimiento potencialmente utilizable; (iii) conocimiento utilizable (desarrollo); (iv) conocimiento utilizado. En esta tipología, el origen de la tecnología podía detectarse con el surgimiento del conocimiento utilizable producido por el desarrollo, que por primera vez en el continuo

creación/innovación otorga

alta probabilidad de

ser

utilizado

a escala social. Está implícita en esta concepción la transformabilidad, es decir, la capacidad de que dicho conocimiento sea apto para producir la transformación de elementos materiales o simbólicos en bienes y servicios. En resumen, la tecnología se concebía como conocimiento utilizable o utilizado a escala social con el objeto de transformar elementos materiales y/o simbólicos en bienes y servicios." Mario Bunge, utilizando una interpretación similar al resto la define así: "La ciencia como actividad; como investigación, pertenece a la vida social; en cuanto se la aplica al mejoramiento de nuestro medio natural y artificial; la investigación y manufactura de bienes materiales y culturales, la ciencia se convierte en tecnología."

III.7. La verdad científica En ciencia, la palabra “verdad” debería usarse con mucho cuidado, o quizá evitarse por completo. Es común pensar que la ciencia revela verdades acerca de la naturaleza. Sin embargo, el conocimiento científico tiene la característica de que siempre puede ser cuestionado: siempre se puede dudar de sus “verdades”. Es más: son precisamente estos cuestionamientos los que hacen que la ciencia avance. Cuando la duda es justificada y lo que se creía seguro resulta no serlo, el conocimiento científico avanza un paso, que puede ser pequeño o tan importante como para calificarse de “revolución científica”. ¿Es la ciencia entonces una ficción, un mito arbitrario? ¿Cómo puede una teoría ser verdadera y luego dejar de serlo? El carácter cambiante del conocimiento

50


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

científico muestra que las teorías científicas son sólo modelos: representaciones que usamos para tratar de entender cómo es la naturaleza que nos rodea. Ello no quiere decir que los modelos coincidan perfectamente con esa naturaleza que intentan representar. Pero tampoco que se construyan caprichosamente: la ciencia tiene un compromiso con la realidad, y a pesar de sus limitaciones, intenta reflejarla con la mayor exactitud posible. A veces, ante el poder de explicación y predicción que alcanzan las teorías científicas, olvidamos esto. Pero hay que recordar que incluso las sensaciones que obtenemos por medio de nuestros sentidos no son percepciones reales, sino producto del procesamiento de datos por nuestro cerebro. Cuando vemos un cuadro, no vemos el cuadro en sí, sino los fotones de luz reflejados en su superficie y que llegan a nuestras retinas. Éstas envían impulsos nerviosos al cerebro, que a su vez los procesa en forma muy compleja para, finalmente, construir una interpretación que nos da la sensación de “ver”. Si los datos de los sentidos no son la realidad, no son “verdades”, sino modelos que intentan representarla, ¿por qué la ciencia debería ser distinta? Y sin embargo, los científicos quieren conocer la naturaleza, no engañarse. Por ello confrontan continuamente sus teorías con esa naturaleza, y descartan sin miramientos las que no resisten la prueba. El filósofo Karl Popper decía que las teorías científicas no son edificios construidos sobre sólidos cimientos apoyados en la roca sólida de los hechos, sino chozas construidas sobre un pantano y sostenidas por estacas que clavamos tan profundamente como podemos, sin llegar nunca a suelo firme. Si las estacas son lo suficientemente profundas, la choza será resistente, pero nunca estaremos seguros de que no será derribada. Más que verdades, lo que la ciencia nos ofrece es conocimiento útil. Nada más, pero nada menos.

III.8 La tecnología La ciencia y la tecnología han vivido a nivel mundial procesos históricos que permiten no sólo estudiar sus progresos, logros, dificultades, sino también sus limitantes y problemas. La ciencia y la tecnología constituyen factores fundamentales de desarrollo de los países, pues desde tiempos remotos el

51


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

desarrollo de los pueblos se ha basado en el uso del conocimiento y, en particular, desde la Revolución Industrial, la prosperidad alcanzada por las sociedades se ha apoyado en importantes saltos tecnológicos, que ha transformado el conocimiento en

bienes

y

servicios

con

perspectivas

de

mercado.

En Venezuela, específicamente, el progreso científico y tecnológico ha conseguido un cierto nivel de desarrollo, que si bien no es el más deseable, tampoco ha sido del todo negativo, pues, el resultado de este progreso se lo debemos, de alguna manera al esfuerzo científico de las distintas organizaciones propulsoras de la ciencia y la tecnología, orientadas según forma de ver las cosas y de acuerdo a sus intereses y objetivos, pero que hoy día, requieren ser revisadas y seguir las políticas de Estado fundamentada en la noción de la demanda social, ajustada a las necesidades e intereses de la sociedad y a la pluralidad

de

los

distintos

actores

sociales.

Desde esta perspectiva, el ensayo tiene como propósito reflexionar sobre la evolución epistemológica que ha vivido la ciencia y la tecnología en nuestro país a lo largo de la historia, así como las nuevas políticas de Estado sobre ciencia y tecnología

desde

la

concepción

emancipadora

e

integradora.

La Evolución epistemológica y sociopolítica de la ciencia y la tecnología en América Latina y Venezuela, ha vivido procesos históricos que la ubican en dos momentos, tal como lo señalan Figueroa y Rivero (en recurso educativo, CITEUNESR, 2009): El primero, lleva implícito la gestación del conocimiento científico y teórico con relativa repercusión en la constitución y desarrollo de la República del Siglo XIX desde el enfoque de la Ilustración, donde cabe destacar los aportes de José María Vargas, Cagigal, entre otros. Un segundo momento, que se inicia en 1936 tras la muerte del dictador Juan Vicente Gómez, que permitió entrar en un proceso de surgimiento de la modernización en la década de los cincuenta, sin llegar a implicar un desarrollo de la ciencia organizada como tal; como consecuencia de los avances y retrocesos políticos y militares. Y no es hasta en 1958, cuando el país toma el curso de la modernización capitalista, impulsada por la renta petrolera, logrando así, la instauración definitiva de un modelo político de democracia

representativa.

Dentro de este contexto, cabe destacar que uno de los primeros aportes en materia técnica fue la creación de un Consejo Nacional de Investigación, dependiente del Ministerio de Instrucción Pública, lográndose con ello el camino

52


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

de la actividad y formación técnica en los sectores productivos. Al respecto Ruíz (1992; en recurso educativo, CITE-UNESR, 2009; 13-14), en función del Programa de Febrero, señala en cuanto al aspecto científico-tecnológico tres rasgos principales: (a) necesidad de capacitación técnica y científica de los funcionarios del gobierno, (b) proveer las condiciones no sólo para generar conocimientos sino también aplicarlos y, (c) que las autoridades gubernamentales tomaran conciencia de que las capacidades científico-técnicas necesarias para el país

podían

ser

construidas

desde

adentro.

No obstante, estos pequeños avances, entre los años 30 y 50, estuvieron centrados mayormente en una formación europeizante con tendencia a un individualista y, dirigido particularmente a los sectores de salud y agricultura sin gran relevancia, debido a los bajos niveles educativos de la Venezuela de entonces y a la dependencia económica petrolera. En este sentido, la ciencia y la tecnología toman auge a través de la institucionalización de la ciencia y la investigación con la Asociación Venezolana para el Avance de la Ciencia (AsoVAC, 1950), creación de la Fundación Luís Roche

(1953),

Fundación

del

Instituto

Venezolano

de

Investigaciones

Neurológicas y Cerebrales (IVNIC; 1954), creación de la Facultad de Ciencia de la UCV (1958), incorporación en la Ley de Universidades de las Figuras de los Consejos de Desarrollo Científico y Humanístico (CDCH, 1958) y la creación del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC, 1959). La Fundación de la Asociación Venezolana para el Avance de la Ciencia, AsoVAC, significó una apertura para que el escaso número de personas que se dedicaban a la investigación científica discutieran las bases de la organización de un sistema que permitiera el desarrollo de la ciencia en el país. El objetivo fue contribuir a la conformación de la comunidad científica nacional, de concienciar a la sociedad sobre la importancia de la ciencia para el país y crear condiciones para la organización de un sistema científico, los cuales podían ser alcanzados debido a que el país contaba ya con un grupo de personas dedicadas a la ciencia. Además de estas organizaciones, también el proyecto fundacional del Conicit, según Bifano (2004), ha jugado un papel fundamental en el desarrollo de la ciencia y la tecnología durante sus distintos momentos de gestión; el cual va desde su creación (1969), centrado en la concepción mertoniana de la ciencia, con mayor repercusión en la década de los 70 con el “nuevo enfoque” del Concit, 53


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

lo cual significó cierta ruptura con la visión “libertaria de la ciencia”, a través de la realización del Primer Plan (1974) y Segundo Plan (1986) Nacional de Ciencia y Tecnología ; pero se enfatiza claramente en la década de los 90, producto de la situación sociopolítica que emergió en 1989, que los llevó al proceso de “Repensar el Conicit”, en cuyos intentos estuvo la búsqueda de asociar la investigación a los requerimientos tecnológicos del aparato productivo nacional, superar el “modelo lineal de innovación”, y la creación de espacios para la integración de actores, de cara a una investigación de mayor impacto social y económico; tal como ya lo había propuesto Trómpiz en 1949, al señalar que el Estado no sólo debería financiar los proyectos de investigación sino que éstos a su vez tuviesen vinculación con los requerimientos del país. Desde lo planteado, cabe reflexionar sobre la visión de estas organizaciones, sus aportes y su aplicación. Entre ello, se puede mencionar que estas organizaciones tuvieron una marcada visión mertoniana de la ciencia, que tal vez, fue válida para la década de los 50 y especialmente para el surgimiento y conformación de la institucionalidad de la ciencia y el desarrollo de la investigación en las universidades venezolanas; no obstante, se prolongó hasta la década de los 80. Desde

la

perspectiva

académica

predominó,

durante

esta

etapa

de

institucionalización de la ciencia y la tecnología, la visión “napoleónica” y, políticamente estuvo signado bajo el modelo “democrático” y “neoliberal”. De igual manera, se hace necesario señalar que en las décadas del Conicit, se ha hecho más ciencia básica que ciencia aplicada, lo cual se debe a que tanto AsoVAC como el Conicit hasta finales de los noventa fueron los responsables de la organización, planificación y financiamiento de la actividad científica y tecnológica del país, dejando, de cierta manera, a un lado la investigación aplicada, a pesar de su indudable importancia. Considerando que en este periodo, se fraguó un papel importante en la estructura social y política del país, podríamos preguntarnos ¿cuáles han sido los progresos de la ciencia y la tecnología a partir de los años noventa?. En las dos últimas décadas la realidad contemporánea de la ciencia, tecnología y sociedad venezolana ha sido objeto de un intenso cambio político, instaurado desde la aprobación de la Constitución Bolivariana de 1999 y la creación del Ministerio del Poder Popular para la Ciencia y Tecnología (MCT), con la intención política de valorar y utilizar la Ciencia, la Tecnología y la Innovación como motores para el

54


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

impulso económico y social, desarrollando su más firme propósito de ingresar en la llamada "Sociedad del Conocimiento", así como adaptarse a los nuevos paradigmas mundiales en la organización y la producción con criterios de equidad social. Al respecto, Lafuente y Genatios (s/f) mostró, por primera vez, la necesidad de que el estado venezolano fomentara una "cultura" de la Innovación, y asegurara el ambiente propicio para su desarrollo, a fin de aumentar la calidad del conocimiento y la competitividad de las empresas del sector productivo nacional que lleven a mejorar el nivel de calidad de vida de la población. Sin embargo, esa voluntad política ha tenido que enfrentar, entre otras cosas, la situación real del país, caracterizada por un gran retraso a nivel social e institucional, frente a las demandas de desarrollo e ingreso en la Sociedad del Conocimiento. Por tanto, para enfrentar la realidad encontrada, el Estado venezolano diseño y promulgó la Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación (Locti), la Misión Ciencia, el Plan de Alfabetización Tecnológica, la incorporación de las TIC en los diversos niveles del proceso educativo, la creación de los Infocentros, entre otras iniciativas. Con estas herramientas, el Estado se planteó como objetivo, a través de la LOCTI, promocionar, estimular y fomentar la investigación científica, la apropiación social del conocimiento y la transferencia e innovación tecnológica, con el propósito de promover la capacidad para la generación, uso y circulación del conocimiento e impulsar el progreso nacional. Es de resaltar que la Misión Ciencia juega, hoy día, un papel importante, debido a que está enfocada a promover, coordinar y asesorar al Ejecutivo Nacional en el desarrollo y seguimiento de acciones, dirigidas a la utilización del conocimiento científico tecnológico por parte de los actores sociales e institucionales, motivando su incorporación y articulación a través de redes económicas, sociales, académicas y políticas, que permitan la producción y el uso intensivo y extensivo de ese conocimiento en función del desarrollo endógeno, científico y tecnológico del país para mejorar las condiciones de vida de la población y satisfacer sus necesidades. Por otra parte, el Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, se rige por una serie de principios y, dos de ellos hacen referencia a la “promoción de la regionalización de la política pública de ciencia y tecnología con la finalidad de favorecer la descentralización en los procesos de toma de decisiones y en la implementación de programas desconcentrados con impacto al desarrollo local 55


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

endógeno” y, “favorecer la coordinación interinstitucional para lograr mayor coherencia en la aplicación conjunta de la política pública nacional”, que en términos generales, hace reseña el creciente interés del Estado en el desarrollo y consolidación del sector venezolano menos favorecido, incorporando personal calificado a la promoción de un cambio que nos consolide como sociedad del conocimiento. Desde esta óptica, Venezuela está tratando de preparando y formando ciudadanos que se apoderen del conocimiento, que privilegien la capacidad de aprovechar localmente los conocimientos que se generan, tanto dentro, como fuera de la región, para desarrollar su propia tecnología, tal es el caso del convenio que se tiene con China y otros países, lo cual según Rico (s/f), es “liberar el conocimiento”, lo que a Venezuela le permitirá ser soberana en el plano tecnológico y así desarrollar su propio conocimiento, sin tener que pagar regalías por la utilización de éste, contribuyendo de alguna manera, al desarrollo y progreso del país. Se trata de poner la tecnología de la información y comunicación al servicio social y no al servicio económico, donde sólo algunos eran los beneficiarios; en este caso se trata del beneficio colectivo de la sociedad. Por lo tanto, es notorio que nuestro país comenzó a encaminar acciones hacia la cultura científico-tecnológica como elemento

importante para

la nación,

promoviendo y dando acceso a todas las organizaciones públicas un software libre (Linux) para comenzar con esta ardua labor; entonces, en vez de ser visto como un asunto vital e inseparable del progreso nacional, debe ser visto como un paso adelante en el desarrollo científico, tecnológico y social de país. Otro de los grandes logros trascendentales para el país, ha sido el lanzamiento del satélite Simón Bolívar conocido internacionalmente como Venesat-1, por nombrar algunos, construyéndose así una sociedad con mayores oportunidades en el conocimiento, uso, adquisición y desarrollo de la ciencia y tecnología. En este sentido, nuestro país, y a la luz de los países latinoamericanos, está generando un cambio de cultura que ha constituido para el Estado venezolano un gran desafío, transformando la concepción y producción del conocimiento individualista, lineal, academicista, a la visión de la producción colectiva, es decir con la incorporación de otros actores sociales para la toma de decisiones; sobre todo cuando nuestro país tiene como bandera la defensa de su soberanía nacional, y su proceso de independencia política, económica, educativa, social e 56


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

inclusive tecnológica, para el desarrollo integral humano, la inclusión y bienestar social. Como consideraciones finales, podemos referir de acuerdo al Recuento histórico del desarrollo de la ciencia y la tecnología en Venezuela, y a la experiencia personal como investigadores, que la formulación de las políticas y planificación del Sistema Nacional de la Ciencia, Tecnología e innovación, debe constituirse explícitamente de acuerdo a una propuesta de proyecto de país, acorde a los problemas que demanda la sociedad, es decir con pertinencia social. Más aún, cuando hoy día urge dirigir la ciencia y la tecnología hacia la mejora de calidad de vida de la población venezolana. Desde nuestro hacer investigativo a través de la participación activa en las Líneas de Investigación, asistencia a eventos en calidad de ponentes, publicación de artículos en revistas arbitradas, desarrollo de proyectos financiados y asesoría y tutoría de trabajos de Grado, es posible expresar que la investigación ha estado centrado mayormente en el campo de las ciencias sociales, con tendencia academicista, y con cierta incidencia en la práctica social; no obstante, producto de la reflexión se estima pertinente hacer mayor énfasis de la investigación en vinculación con las realidades concreta, contextual, en procura del desarrollo y bienestar humano. En líneas generales, tanto en los ámbitos universitarios como en las distintas organizaciones e instituciones propulsoras de la ciencia y la tecnología, es necesario seguir profundizando y ampliando los planes estratégicos para el desarrollo de éstas en función de la demanda social del país del siglo XXI, para: · Estimular la transferencia del conocimiento e impulsar el desarrollo tecnológico, económico y social que nuestro país requiere. · Fortalecer espacios efectivos y eficientes de acción y reflexión que permitan la integración y construcción de un plan de trabajo compartido a través de proyectos pertinentes, con calidad científica y técnica. · Cimentar políticas de Estado sustentadas en las necesidades locales, desde una visión clara que lleve a diseñar estrategias para fortalecer las capacidades de formación, investigación, creación, producción e innovación endógena en cualquier área del saber.

57


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

· Cuidar y mantener la aspiración de que la ciencia y la tecnología sirvan para humanizar nuestra convivencia según los valores de la libertad, igualdad y equidad. · Generar investigaciones en el marco de la pertinencia social. Para ello, es fundamental redimensionar el hacer investigativo de las distintas organizaciones del país en función de objetivos, visión, misión y principios cónsonos a la realidad social venezolana. · Implementar mecanismos necesarios para la evaluación y control de la ciencia y la tecnología, sustentada en la participación ciudadana como condición esencial del sistema democrático.

58


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

CAPÏTULO IV LA AXIOLOGÏA

IV. 1. El problema del valor La axiología es la disciplina filosófica que se encarga del estudio, forma el significado y fundamento del valor. Cuyo objeto de estudio es el juicio valortivo de las personas. Responde a las preguntas ¿que el valor? ¿En qué se funda el valor?, ¿Cuál es su naturaleza? ¿Cómo captamos él valor? ¿Qué relación existe entre SER y el VALOR? IV.1.1. El valor Se refiere al los objetos. El valor como categoría filosóficas, designa cualidades o atributos de los elementos de la realidad para el sujeto (objetos, ideas, personas, hechos). IV.1.2. Carcterìsticas del valor. El valor en cuanto a categoría filosófica tiene las siguientes características: a) Polaridd: representado por la valencia positiva y negativa. A todo valro le corresponde su contravalor: lo bueno y malo. b) Son dependientes: Adherencia del valor a una cosa o una acción. No existe cómo algo separado del objeto.. c) Irrealidad: Son entes abstractos y no – materiales que se relacionan con los actos humanos. d) Grado: Intensidad en l cual se presenta un mismo valor. Varía desde excelente hasta pésimo. f) Jerarquía: Orden ascendente o descendente de distintos valores de acuerdo a niveles preferenciales. g) Universal: Válido para toda la humanidad en términos muy generales

59


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

IV.2. La valoración

Si consideramos el acto de dar valor a todo aquello que nos rodea, veremos que éste es un proceso que se da constantemente en la vida del ser humano y su relación con el entorno, es decir entre el sujeto y el objeto de su atención, pero además se da en un espacio y tiempo determinado, en una situación histórica concreta, y no se da en forma aislada de la sociedad. Por ejemplo: el hecho de que un hombre sienta admiración por una mujer aparentemente es un acto común a toda época y lugar, pero si nos ponemos a observar con más atención podemos distinguir una diferencia de grado entre la admiración que pudo sentir un hombre del siglo II en la Europa medieval y un hombre peruano del siglo XXI, diferencia que vas desde las condiciones biológicas y psicológicas de cada individuo, pasando por las referencias estéticas propias de cada tiempo y lugar determinado. Ahora, por tradición podemos entender todo aquello relacionado a las costumbres heredadas por un individuo, a través de su familia, y ésta a su vez por los patrones socioculturales propios de su situación geográfica e histórica, es decir de la época y lugar dónde se desarrolla. Entonces podemos ver que las tradiciones también se desarrollan conforme los años y siglos pasan, es más se superponen y en muchos casos, se fusionan. Claro ejemplo es el sincretismo que se produce entre las tradiciones precolombinas y aquellas que hemos recibido desde la época colonial, hasta la actualidad, en lo que muchos consideran la era neo-colonial. Resalto este aspecto del coloniaje por el hecho que la cultura y tradiciones que se imponen en una sociedad, sobre las primigenias, ejercen predominio en forma avasallante, aunque muchas veces no se haga conciente en los individuos. Para ilustrar lo ya dicho veamos la “clásica” tradición de tomar chocolate caliente y panetón en “Navidad”, pues tiene mucho sentido en Europa, pues por esas fechas la estación presente es el invierno, lo cual justifica tomar bebidas calientes, acompañados del sabroso pan con frutas, otra herencia según dicen algunas desde las tierras italianas, pero en el caso específico del Perú, la época de navidad es la entrada del verano y una taza de chocolate caliente no sería la bebida más indicada, corriendo incluso el riesgo de generar malestares

60


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

estomacales. Pero esta tradición nos trae a colación justamente el segundo punto de nuestras reflexiones: las “tradiciones” religiosas. Aquí si vemos un fenómeno de lo más complejo e interesante: las religiones como producto ideológico elaborado a través de miles de años de desarrollo han llegado, según algunos pensadores, a su máximo grado de sofisticación y por lo mismo, a su punto culminante y posterior caída.

Sin embargo eso no significa que su fin sea inmediato, pues las religiones se han vuelto uno de los instrumentos por excelencia para el ejercicio del dominio de las clases poseedoras, al lado de las ideologías políticas o según algunos “mitologías sociales” que hablan de igualdad y participación democrática en una sociedad que ya de por sí está claramente dividida. Ubicándonos en nuestro contexto histórico social, vemos el papel que cumple la iglesia católica en la sociedad peruana como medio de persuasión, disuasión, control social, etc. Institucionalizada nuevamente por el estado peruano en la infame constitución política del ’93, Infame porque la misma acabó con las pocas pretensiones “democráticas” de la del ’79 e impuso un régimen de explotación y degradación social. He de decir, que su influencia también obedece a necesidades psicológicas impuestas por los actuales sistemas educativos “teológicos”, necesidad que fue claramente expuesta por un pensador como lo fue César Augusto Guardia Mayorga, que más o menos dice así: “Las clases sociales imprimen sus características al dios en que creen. Para los pobres, Dios es el consolador de sus aflicciones y miseria, para los ricos es el protector de sus bienes y ganancias; para los pobres es una esperanza, para los ricos un aliado.”

Sólo me resta decir nuevamente la importancia y el valor del papel que representa el docente “conciente” de la situación de su sociedad, pues una educación laica y libre de ataduras represivas será una de las vías para generar las condiciones que guíen el cambio en nuestra sociedad, cambio que es necesario y vital, pero que requiere el compromiso serio del magisterio nacional.

61


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

IV.3. Clasificación de los valores Los valores se dividen desde dos puntos de vistas: Uno formal y el otro material. 1 Los valores desde el punto de vista formal son: a) Valores Positivos y Negativos. Frente al valor positivo se halla el valor negativo o “disvalor”. b) Valores de Persona y Valores de Cosa. Los valores de personason aquellos que sólo pueden ser propios del hombre como los valores éticos. Los valores

de

cosa

son

aquellos

que

son

inherentes a

objetos

impersonales. Son valores de cosasvaliosas, como las que representan los Bienes. c) Valores Propios y Valores Derivados. El valor propio se basa en sí mismo. Posee su carácter axiológico independientemente de los otros valores. No depende de ningún otro valor. En cambio, el valor derivado o deducido se encuentra en una relación relativamente externa con respecto al valor propio. 2. Los valores desde el punto de vista material son: a) Valores inferiores o sensibles. · Los valores de agrado o del placer, llamados también hedónicos, como lo agradable, lo desagradable; lo sabroso, lo insípido; lo placentero y lo doloroso. · Los valores de vida o valores vitales. Son aquellos valores cuyo portador es la vida en sentido natural; a ellos pertenece la vitalidad, la salud, lo fuerte, lo débil, etc. · Los valores de utilidad o valores económicos. Abarcan todo lo que sirve para satisfacer

nuestras

necesidades

económicas

(comidas,

bebidas,

habitaciones, etc.), es así como las herramientas y medios que sirven para la producción de tales bienes. Ejemplos: lo útil, lo provechoso, lo eficaz. b) Los valores espirituales que constituyen el tema propio de la axiología. · Los valores lógicos o valores cognoscitivos. Ejemplos: lo verdadero, lo evidente, lo claro, lo preciso. Disvalores lógicos son la ignorancia, el error, la falta de interés por la verdad, la falacia; el sofisma. · Los valores éticos o los valores del Bien moral. Son valores cuyos portadores no pueden ser nunca cosas sino personas. Sólo el hombre puede realizar los 62


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

valores morales. Los valores éticos tienen el carácter de una exigencia absoluta. De ellos surge un Deber sin atenuantes; imperiosamente exigen al hombre su realización. Todas las personas están obligadas a realizar los valores morales. La exigencia de los valores éticos es ilimitada. Se nos presentan como criterio de nuestra conducta. Toda la vida halla bajo su exigencia de validez. Ejemplos: la bondad, la honestidad, la dignidad, la probidad. · Los valores estéticos o valores de lo bello. Como lo bello, lo sublime, lo trágico, lo agradable, lo cómico, lo irónico, lo esbelto, etc., El valor estético no es inherente sólo a las personas sino a objetos en general. Todo objeto, muerto o animado, espiritual o material, real o ideal, puede convertirse en portador de valor estético. Por su esencia el valor estético descansa en la apariencia. La realidad estética es una realidad de apariencia. El valor estético es un Valor de Expresión, en oposición al valor que es un Valor de Acción. Cuando algo que no es sensible, cuando un contenido anímico, una idea espiritual, se expresa intuitivamente, estamos en presencia de un fenómeno estético. Captamos este valor por la Intuición Estética. · Los Valores Religiosos o Valores de lo Santo. Como la divinidad, la beatitud, lo piadoso y como sus antivalores, lo sacrílego y lo profano. Todo valor auténtico culmina en su relación con Dios; síntesis de todos los valores.

IV.4. Tabla de valores Una tabla de valores es una lista de números usados para sustituir una variable, como dentro de la ecuación de una línea y otras funciones, para encontrar el valor de la otra variable, o número faltante. El primer número escogido para encontrar el

segundo

valor

se

llama

variableindependiente,

ya

que

es

elegida

independientemente para la ecuación,mientras que el segundo número, encontrado como la solución de la ecuación, es la variable dependiente. La variable dependiente, se representa comúnmente por y, depende sobre el valor escogido de la variable independiente, en este caso x.

63


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

IV.5. Principales valores

RECONCILIACION La reconciliación es la iniciativa voluntaria de las partes en conflicto por reconocer sus responsabilidades de parte y parte, se buscan modos de reparar la ofensa infligida, se comprometen a evitar futuros daños, se restaura el daño y se construye nuevas relaciones positivas.

AMOR El amor es la relación de persona a persona, que busca el bienestar, el crecimiento mutuo y desinteresado, es inacabado y va más allá del tiempo y las circunstancias.

RESPETO Actúa o dejar de actuar, procurando no perjudicar ni dejar de beneficiarse a si mismo ni a los demás de acuerdo con sus derechos, con su condición y con sus circunstancias. Sin olvidar la verdad y la justicia. Valorando al otro como es y no como yo lo quiero quesea.

SERVICIO Ayuda y asistencia cuando se requiere, favor en beneficio del otro, sin esperar nada a cambio.

OBEDIENCIA Acepta, asumiendo como decisiones propias las de quien la tiene y ejerce autoridad, con tal de que no se oponga a la justicia y realiza con prontitud lo decidido, actuando con empeño para interpretar fielmente la voluntad del que manda. Todo de una gran libertad interior y de acuerdo con los compromisos adquiridos en sus deberes y derechos. Se trata de animarlos a vivir esta virtud por amor, para ayudar a sus educadores y así comenzar sus primeros pasos con relación a la obediencia hasta llegar a una etapa de autonomía que le permita un desarrollo moral óptimo.

64


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

IV.6. Educación de valores La axiología educativa, o la teoría de los valores aplicada a la educación, proporcionan a la Pedagogía los conceptos cualitativos para orientar la formación de la personalidad en torno a los valores que una sociedad dada pretende convertir en los modelos de comportamiento. Aquí también no hay unanimidad de criterios y

posiciones pedagógicas, aunque

teóricamente

son

más las

concordancias que las discrepancias. Pero como la educación es un fenómeno histórico-social, los valores que se inculcan o se pretenden inculcar a las nuevas generaciones dependen de las condiciones históricas, de las fuerzas que dominan las sociedades en un momento dado, de las ideas dominantes, en suma. Aquí juega un papel la ideología y el “aparato ideológico” del cual habló Luis Althusser. No es éste el lugar para exponer sendos ejemplos de la educación históricamente concebida; pero basta señalar que los valores individualistas en la educación se han desarrollado en concordancia con la evolución del sistema capitalista y, en su forma más exacerbada hoy, con la fuerza de la globalización neoliberal, penetrando hasta en la propia metodología pedagógica con la “enseñanza por competencias”. La axiología educativa conduce a la configuración de perfiles educativos que tienen que ver con los valores positivos para desarrollar aquéllos, tanto los perfiles del educador como del estudiante y, en proyección, de los profesionales que se forman. Como una visión valorativa de futuro, se conforman los ideales educativos hacia los cuales se dirige un sistema educativo dado. ¿No está claro que la educación de los Estados Unidos proyecta un ideal de “gran nación”, “modelo de democracia” y “país ideal para concretar el sueño de una vida próspera y feliz”. ¿Tenemos los peruanos un ideal educativo que nos unifique y unifique nuestro sistema educativo? Discutamos eso. Un problema importante de axiología educativa es la acentuación de los valores éticos en los sistemas educativos de América Latina, en desmedro de los otros tipos de valores. Casi todo se reduce a lo ético y muy poco a los valores científicos, sociales, estéticos. Estos últimos se han reducido al mero dominio de las matemáticas, al exitismo personal y la denominada “comunicación integral”.

65


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

CAPITULO V LA ÈTICA

V.1. El valor moral. Los valores morales Como ya lo mencionamos son aquellos valores que perfeccionan al hombre en lo más íntimamente humano, haciéndolo más humano, con mayor calidad como persona. Los valores morales surgen primordialmente en el individuo por influjo y en el seno de la familia, y son valores como el respeto, la tolerancia, la honestidad, la lealtad, el trabajo, la responsabildad, etc. Para que se dé esta transmisión de valores son de vital importancia la calidad de las relaciones con las personas significativas en su vida, sus padres, hermanos, parientes y posteriormente amigos y maestros. Es además indispensable el modelo y ejemplo que estas personas significativas muestren al niño, para que se dé una coherencia entre lo que se dice y lo que se hace. Además es de suma importancia la comunicación de la familia. Cuando el niño ha alcanzado la edad escolar se hará participe de esta comunicación abierta, en la toma de decisiones y en aportaciones sobre asuntos familiares. Posteriormente estos valores morales adquiridos en el seno de la familia ayudarán a insertarnos eficaz y fecundamente en la vida social. De este modo la familia contribuye a lanzar personas valiosas para el bien de la sociedad. Recordemos que una persona valiosa, es una persona que posee valores interiores y que vive de acuerdo a ellos. Un hombre vale entonces, lo que valen sus valores y la manera en como los vive. Ya en el ámbito social, la persona valiosa buscará ir más allá de "mi libertad", "mi comodidad o bienestar" y se traducirán estos valores en solidaridad, honestidad, libertad de otros. La libertad: La libertad parece ser el bien más preciado que posee el hombre. Libertad de conciencia, para alcanzar una vida coherente y equilibrada desde el interior, libertad de expresión, para poder difundir nuestras ideas y promover el debate y la discusión abierta, libertad de reunión como garantía para asociarme con aquellos que comparten ideales y trabajar por los 66


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

mismos, libertad para elegir responsable y pacíficamente a nuestros gobernantes. La solidaridad: Surge cuando mi libertad, mi desarrollo y mi bienestar ya no son compatibles con las necesidades y desgracias de los demás. Ya no nos limitamos a compartir en el seno familiar, sino con los demás. A escala internacional supone que nuestro país debe ser solidario con los países más necesitados del planeta, compartir no sólo en el ámbito económico, también en el educativo y cultural. Compartir el conocimiento para combatir el analfabetismo y la incultura, para reducir enfermedades y epidemias, por ejemplo. La paz: Es quizás prioridad esencial de nuestro mundo, un mundo que ha sufrido dos grandes guerras, con consecuencias devastadoras para los pueblos y las personas, un mundo que todavía se enfrenta a un sinnúmero de conflictos locales y regionales.

V.2. Conceptos morales La razón por la cual menciono los siguientes valores, justificándolos y a su vez indicando las citas textuales, es con el propósito de comprender el significado que cada uno tiene. A la conceptualización dada por los autores y la interpretación que se les puede otorgar de acuerdo al nivel económico, político, cultural, social etc. Y con base en esto tener una idea más clara de cada concepto. Tolerancia. Es el reconocimiento y respeto de los otros y de su libertad. Es el elemento de convivencia entre sujetos con plenos derechos respaldados en la ley que los engloba a todos por igual. La tolerancia es como la piedra angular para encontrar y establecer el equilibrio entre dos situaciones controvertidas; es lo contrario de estar siempre a la defensiva, es respeto por la opinión ajena; encierra también la belleza de los casos diferentes. Igualmente a las prácticas: costumbres, hábitos, gustos. A la política, religión y ¿Por qué no?, a la moral. Es como un margen de diferencia permisible, no solo en la calidad de las cosas, sino también en la manera de ser de las personas. La tolerancia es fruto de la madurez. Las situaciones discrepantes en las que las personas se ven envueltas, son consecuencia en muchas ocasiones, de falta de comprensión, de no saber manejar el valor del diálogo abierto y lógico. El clima de crispación que muchas veces hay que vivir, es

67


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

generalmente provocado por la intransigencia que es el antónimo de la tolerancia, o sea, su anti valor. Profra: Cuevas Reyes Nancys Coromoto nancyscc@hotmail.com Tolerancia. Remite a concesión, permisibilidad hacia una conducta que se considera nociva implica también aceptación a regañadientes de ideas y prácticas que por distintas razones se preferiría ausentes en la vida de la sociedad. Sociólogo Martínez García Carlos http://www.cdnpuebla.org.mx/pdf/Memoriaprimer

19 Tolerancia. Significa ser paciente ante la situación imprevista del desperfecto. Rodríguez Solano Araceli http://se.edomex.gog.mx/rmagisterio/r35/p.%2014 Tolerancia. Aquella virtud de la convivencia, basada en el respeto y aceptación como sujeto personal, libre y diferente, cuya fortaleza esta en la aparente debilidad del sujeto tolerante. Vázquez Fernández, Antonio O. de M. http://www.lamercedrefugiados.org/documentos%2 Tolerancia. Es reconocer y respetar las ideas, modos de ser, y de actuar de las personas, aun con aquellas que no nos identificamos. Según el diccionario y los autores tolerancia significa equilibrio entre dos situaciones controvertidas, respetando las diferentes conductas, en donde la principal fortaleza en la de ser paciente ante cualquier actitud, no importando si es nociva e intransigente. Respeto: Capacidad de actuar conforme a los derechos de los demás. Profr: Ing. Olivares Rojas Juan Carlos

68


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

http://antares.itmorelia.edu.mx/rujcolivar/courses/ds

Respeto. Reverenciar, estimar, acatar, considerar, venerar, honrar, admirar, adorar; Arrodillarse, inclinarse, aclamar, obedecer, subordinarse. Lic. Guardia Remo Diccionario de sinónimos y antónimos Editorial Porrúa Respeto. Atención, consideración. Acatamiento que se hace a uno -Manifestación de acatamiento que se hace por cortesía -Miramiento excesivo hacia la opinión de los hombres, antepuesto a los dictados de la moral escrita. Gran diccionario Patria de la Lengua Española Editorial Patria 20 Respeto. Es tener una conducta sana hacia todas las personas, tratándolas con dignidad, valorándolas como a nosotros mismos. Respeto. De acuerdo al diccionario y a los autores significa atender y acatar con cortesía la opinión de las demás personas actuando conforme a los derechos de los otros. Solidaridad. Es el apoyo o ayuda mutual, un término que describe la cooperación, reciprocidad, y el trabajo en equipo que en el plano económico y político es uno de los principales enunciados del anarquismo. Suele significar el intercambio reciproco y voluntario de recursos, habilidades y servicios por un beneficio mutuo entre ambas partes.Kropotkin Piotr http://es.wikipedia.org/wiki/apoyo-mutuo Solidaridad. Reconocimiento de la responsabilidad humana y la apertura a una verdadera colaboración.

69


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

-Es el fundamento y el modelo de las mismas relaciones humanas que han de realizarse bajo el signo de una efectiva reciprocidad. A. Moncada http://www.vcn.d/anuncios-home/MESSolidaridad/pd Solidaridad. Se refiere a las normas o consensos que organizan la vida social. Arias R. Oscar http://www.vcn.d/anuncios-home/messolidaridad/pd Solidaridad. Comportamiento regido por la ayuda mutua. Herrera Mónica http://www.fhuce.edu.uy/public/actio/textos/II-2/He Solidaridad. Tener la voluntad de ayudar a los que lo necesitan y asumir una actitud de compromiso sin esperar algún cambio a la hora de contribuir. 21 Solidaridad. Según los autores mencionados es el intercambio reciproco de trabajo, recursos, habilidades y servicios que se dan de manera responsable, voluntaria y organizada en la sociedad. Autoestima. Conciencia que cada uno tenemos acerca de nosotros mismos, de cuales son los rasgos de nuestra identidad, cualidades y características más significativas de nuestra manera de ser. Masso Cantarero Francisco http://www.injuve.mtas.es/injuve/contenidos.dowmlo Autoestima. Es una sensación fundamental de eficacia y un sentido inherente de merito, la suma integrada de confianza y de respeto hacia si mismo. Hurtado Ignacio http://www.girasol/levante.com/art/Autoestima

70


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

Autoestima. Es una necesidad psicológica básica que hemos de descubrir para alcanzar un desarrollo armónico con nuestra personalidad. Masso Cantarero Francisco massogpat@correo.cop.es Autoestima. Es tener la capacidad de aceptarse tal y como es uno, tanto física como emocionalmente, sin sentirse mas o menos que las otras personas. Autoestima. Según estos autores se define como la conciencia que cada uno tenemos para identificar nuestras características y que nos permite aceptarnos como somos, para alcanzar nuestro propio desarrollo Libertad. Es la posibilidad efectiva de ser, de hacerse hombre, de personalizarse, de darse una personalidad, según un proyecto propio, una norma o modelo particular y autónomo, de prospectar y actualizar una forma de vida, individual, singular, única, incambiable, intransferible.

22 Libertad. Es una exigencia de la naturaleza del hombre, una necesidad y condición humana, de su racionalidad. Sachica Luís Carlos http://www.bibliojuridica.org/libros/1/323/II.pdf Libertad. Es el estado de la persona que no es esclava y por lo tanto tiene la facultad de realizar algo por si mismo, por iniciativa propia. Martínez Echeverri. http://www.lasalleca.org/portals/0/Documentos/julio Libertad. Se basa en la noción de finalidad o tendencia natural de hombre que conduce a la felicidad. Aristóteles www.monografias.com/../valores-humanos.shtml

71


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

Libertad. Constituye

derecho

natural

del

hombre, privilegio

espiritual, prerrogativa moral y, sobre todo un deber religioso. Libro del Corán http://www.islamelinea.com/content/view/67/123/ Libertad. Hacer uso de nuestros derechos de una manera responsable, atendiendo las normas de convivencia establecida por la sociedad. Libertad. Estos autores la definen como un estado de derecho que le permite al hombre realizar sus proyectos de manera propia, siendo la meta a alcanzar su bienestar y felicidad. Honradez. Se refiere a una moral solidamente fundada, un conjunto de reglas de juego bien trazadas, un código que garantice el trato justo y la libre competencia, beneficia a todos y constituyen el valor común, que nos permite subsistir. Acedo Mendoza Carlo http://www.conecam.com.ve/art_prensa_archivos

23 Honradez. Honra, honor, honestidad, integridad, decoro, verdad, sinceridad. Lic. Remo Guardia Diccionario de sinónimos Editorial Porrúa Honradez. Estima y respeto de la dignidad propia. -Buena opinión y fama, adquirida por la virtud y merito. -Demostración y aprecio que se hace de uno por su virtud y merito. -Proceder recto Gran diccionario Patria de la Lengua Española. Editorial Patria Honradez. Es la capacidad de mantener un compromiso consigo mismo de no abusar de la confianza de los demás y sentir satisfacción por hacer lo correcto.

72


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

Honradez Según el diccionario y Carlos Acedo Mendoza se refiere a un código que beneficia a todos, pues encierra otros valores como el honor, la honestidad y la sinceridad que nos permite preceder de manera recta ante los demás. Responsabilidad. Es la disponibilidad de recursos y la manera en que estos serán distribuidos. Arens Sheila http://www.mercel.org/PDF/AssessmentAccountability Responsabilidad. Es un intento de reformulación de la naturaleza de las organizaciones gracias a la articulación de la teoría de la gestión ética y la redefinición de las fronteras de la organización en forma más permeable e integrada a su entorno social y natural. Es una teoría de gestión que obliga a la organización a situarse y comprometerse en y desde el mismo ejercicio de situaciones básicas. Garza Sada Eugenio http://www.itesm.mx/va/FEV/dic07/directores_carrer

24 Responsabilidad. Capacidad de afrontar el deber Profr. Ing.Olivares Rojas Juan Carlos http://antares.itmorelia.edu.mx/rujcolivar/course/ds Responsabilidad. Es la habilidad de responder. El deber de asumir las consecuencias de nuestros actos. Es un valor en la conciencia de la persona le permite reflexionar, administrar y orientar y valorar las consecuencias de sus actos, siempre en el plano de lo moral. De Wikipedia, la enciclopedia libre http://es.wikipedia.org/wiki/Responsabilidad

73


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

Responsabilidad. Es tener la capacidad de tomar y cumplir decisiones al organizar o dirigir cualquier actividad tomando en cuenta las consecuencias de nuestros actos. Responsabilidad. De acuerdo a los autores es la capacidad de afrontar y asumir las consecuencias de nuestros actos de manera conciente, para cumplir correctamente con nuestras obligaciones. Justicia. Constituye un elemento fundamental en las relaciones interhumanas. Aristóteles http://www.caminoalasabiduria.com/filosofìa/historia_de_la_filosofia Justicia. Derecho natural eterno, serie de reglas universalmente validas e inmutables. Víctor C. Pascual Planchuelo http://www.apostadigital.com/revistav3/hemeroteca/ Justicia. Respetar (dar) a cada uno sus derechos fundamentales. Jiménez Cano Roberto Mariano Info@filosofiayderecho.com Algo es justo cuando su existencia no interfiere con el orden al cual pertenece Platón www.grupologosula.org/dikaiosyne/art/dik116.pdf. 25 Justicia. Es dar a cada quien lo que se merece, para que las relaciones humanas se desarrollen en armonía, en paz y en igualdad de circunstancias. Justicia. De acuerdo con los autores significa un derecho natural del hombre, en donde existen normas y reglas que permiten respetar a los demás pero también a sujetarse al orden establecido por todos.

74


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

Honestidad. Defender y promover el valor de la verdad en las relaciones humanas y de la objetividad científica, así como manifestarlo en su actividad profesional Autora. Dra. C. González Palmira Edith Profr. Auxiliar Fac. Ciencias Sociales y Humanidades http/www.bibliociencias.cu/gsdl/collect/libros/index/… Honestidad. No es solamente verdad, sino veracidad, lo que incluye la intención de la verdad. Es el valor esencial del carácter, tiene que ver con razones e intenciones. Es probablemente el más grande de los valores humanos. Schrock Jhon http:/prisionerodecristo.files.wordpress.com/2008/0… La honestidad es la actividad y desempeño en los cuales se utiliza debidamente los recursos y fuentes de información y en los que se atribuyen correctamente su procedencia y autoría. Rivera José Jaime http://www.sagrado.edu/politicas/honestidad_acade La honestidad es una cualidad humana que consiste en vivir, comportarse y expresarse con coherencia y sinceridad de acuerdo con los valores de la verdad y la justicia. Collodi Carlo http://wwwsdesierto.org/valorhonestidad.pdf Honestidad. Cosiste en no engañar a los demás, ni a nosotros mismos, si no crear un círculo de confianza con todos aquellos que nos rodean, teniendo un buen comportamiento ético y moral.

26 Honestidad. Según los autores es una cualidad humana en donde se reflejan los valores de la justicia y la verdad que permite desempeñar nuestras funciones correctamente.

75


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

Amistad. Afecto personal, puro y desinteresado, ordinariamente reciproco, que nace y se fortalece con el trato. Gran diccionario patria de la lengua española, Editorial Patria Amistad. Lo más necesario para la vida. Aristóteles http://www.monografias.com/trabajos57/amistad-civilaristoteles/amistad/civil/aristoteles.shtml La amistad. Constituye la realización más plena de la sociabilidad y la forma más satisfactoria de convivencia. Aristóteles http://antiqua.gipuzkoakultura.net/word/calvo9.rtf Amistad. Cuando se es amigable, amable, afable, simpático, benévolo, favorable, propicio. Diccionario de sinónimos y antónimos, Editorial Porrúa. Amistad. Es la capacidad de dar y recibir en una relación amorosa, por su reciprocidad y ayuda mutua. Profr. Ing. Olivares Rojas Juan Carlos http://antares.itmorelia.edu.mx/rujcolivar/courses/ds Amistad. Crear lasos afectivos, respetando la forma de pensar de los demás, aceptando su forma de ser, pero, interesándose por sus problemas y necesidades, dando apoyo desinteresadamente.

27 Amistad. De acuerdo con los autores es la forma mas satisfactoria de convivencia que se da de una manera desinteresada y reciproco necesaria para ser humano.

76


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

Igualdad. Es la responsabilidad de que gozan las personas que se encuentran colocadas en un supuesto legal determinado de adquirir los mismos derechos y contraer las mismas obligaciones, es decir, de ser tratadas de la misma manera. Gutiérrez A. Colantuono Pablo pablogutierrez@speedy.com.ar Igualdad Conformidad de una cosa con otra en naturaleza, forma, calidad o cantidad. Principio que reconoce a todos los ciudadanos capacidad para los mismos derechos. Constancia y serenidad en los sucesos prósperos o adversos. Gran diccionario patria de la Lengua Española. Editorial Patria Igualdad. Es un derecho que se adquiere desde que se nace, de tener el mismo trato no importando raza, sexo, posición económica, religión etc. Igualdad. De acuerdo al autor y al diccionario es tener los mismos derechos pero también iguales obligaciones. Equidad. Remite desde la igualdad a la consideración de la especificidad, de la diferencia. Podríamos referirnos a la estima conjunta de semejanzas y alteridades incluidas en un género común. Incluye igualdad y diferencia. De allí que, referido a los grupos humanos, el concepto de equidad queda naturalmente implicado con el de justicia que connota igualdad y equilibrio, (lograr el equilibrio de la balanza requiere contemplar las diferencias de peso en los platillos para distribuir adecuadamente el mismo. Lic. Arrupe Olga Elena Argentina http://www.oei/equidad/Arrupe.PDF

77


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

28 Equidad. No es lo mismo que igualdad. Equidad implica valorar las desigualdades desde una idea de justicia. Hernández-Alvarez Mario Universidad Nacional de Colombia, Bogotá http://.scielosp.org/scielo.php?pid Equidad. Es la justicia aplicada al caso concreto Aristóteles http://www.monografìas.com/trabajos59/aristoteles_ley_equidad/aristoteles_justici a_ley_equidad2.shtml Equidad. Quiere decir que los hombres y las mujeres tienen derecho a acceder con justicia e igualdad al uso, control y beneficio de los bienes y servicios de la sociedad, así como en la toma de decisiones en el ámbito de la vida social, económica, política, cultural y familiar. Equidad. Ecuanimidad. Propensión a juzgar con imparcialidad y de acuerdo con la razón. http://es.wikipedia.org/wiki/Equidad Equidad. Es el aplicar las mismas normas para todos de una manera justa sin diferencias de género, raza o posición económica. Equidad. De acuerdo a los autores significa equilibrio justo al uso control y beneficio de los bienes y servicios de la sociedad y en la toma de decisiones en los diferentes ámbitos de la misma. La valentía. Es, antes que nada, desde un auto afianzamiento. Es la afirmación de la vida; La superación y el acrecentamiento de todo lo que sirve a la vida. Y es para esta visión vitaliza el valor para la que la moral vigente supone “el peligro de los peligros”. Valentía. Es la fortaleza para superar temores infundados.

78


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

La valentía es “lo intermedio” entre el miedo excesivo, llamado “cobardía”, y la carencia absoluta del miedo (aphobía), que dice Aristóteles, no tiene un nombre específico, si bien que nada teme es un loco o un insensible. 29 Según esta concepción relacionada de la arete ética como lo intermedio. Profr. Ing.Olivares Rojas Juan Carlos http://antares.itmorelia.edu.mx/rujcolivar/courses/ds Valentía. Acción material o inmaterial es forzada y vigorosa que parece exceder las fuerzas naturales. Gran diccionario patria de la Lengua Española Editorial Patria Valentía. Es la fortaleza para tomar decisiones siendo capaz de realizarlas, enfrentándolas con la capacidad de ganar la batalla dejando a un lado la desidia. Valentía. Según el diccionario y los autores es el estado intermedio entre la cobardía y la ausencia de miedo que impulsa al hombre a realizar actos que estas más allá de sus propias fuerzas para obtener las superación y el acrecentamiento de las cosas positivas para la vida. Amor. Lo define como un profundo conocimiento de la gran persona después de la visión “alada” que nos hace “recordar” la persona a la que comenzamos a amar. Amor. Es el producto de una tensión entre la abundancia y la necesidad, de ahí su plenitud pero también su carencia Platón http://www.articulosinformativos.com.mx/Amores_Platonicos Amor. Es el sentimiento innato que poseen los humanos. Fromm Erich http://html.rincondelvago.com/el-arte-de-amar-erich-from

79


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

Amor. Actitud positiva o atracción hacia otra persona que incluye una predisposición a pensar, sentir y comportarse de un cierto modo hacia esa persona. Sternbrg J. Robert http://www.migualdad.esmujer/mujeres/estud_inves/770.pdf

30 Amor. Es encontrar en la felicidad de otro tu propia felicidad Leibniz Wihelm Gottfried http://www.misfrases.com/blog Amor. Es un sentimiento que abarca las diferentes áreas de la vida del hombre, desde lo artístico, lo pasional, el afecto y el cariño, que une a las familias, los amigos, las parejas etc. Amor. Los anteriores autores lo definen como un arte, una necesidad, una relación entre personas, en donde exista un compromiso mutuo, que permita encontrar la felicidad del otro y la propia. Convivencia. Es la capacidad de interactuar unas personas con otras y los diferentes grupos entre si de manera asertiva, respetando los derechos de todos y manteniendo relaciones fructíferas y gratificantes. J. Elías Mauric. Educar con inteligencia emocional. http://www.educa.madrid.org/web/cp.asuncion.pozuelodealaron_archivos Convivencia. Vivir en compañía de otro u otros, cohabitar, vivir juntos. Gran diccionario Patria de la Lengua Española Editorial Patria Convivencia. Es la actividad que engloba mucho valores y requiere de habilidades para hacerla posible ya que se da entre mas de dos personas con diferentes formas y maneras de pensar.

80


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

Convivencia. El autor y el diccionario la definen como un conjunto de interrelaciones humanas y en donde se deben respetar los derechos de todos, con la capacidad de interactuar unos con otros de manera agradable.

V.3. Origen de la moral

Un tratado sobre nuestro comportamiento social, miedos, anhelos y deseos. Más allá de una crisis económica, ¿estamos frente a una crisis moral? Somos seres morales: juzgamos la conducta ajena y la propia. Poseemos valores, creencias, invocamos las normas o las transgredimos. ¿De dónde procede todo ello? El profesor Salvador Giner explora en este ensayo, lúcidamente y sin cortapisas, los orígenes reales de valores y actitudes morales. Desvela las causas de los preceptos éticos y las de los conflictos que los

generan.

Contra

la extendida

idea

del

desconcierto

actual

de

valores, El origen de la moral propone una ética secular, universal y robusta. Nuestro tiempo, que tantos consideran yermo de convicciones morales firmes es también el de los principios esenciales de la ciudadanía, de los derechos humanos, de la decencia pública obligada. La respuesta que ofrece El origen de la moral, contra toda posición relativista o que invoque fuerzas sobrenaturales, es contundente, esperanzada, racional y republicana. Convincente. «Quienes ayer solían otear el mundo con ambición esperanzada auguraban nobles victorias: caídas de imperios, aboliciones de esclavitud, prosperidad creciente, emancipación femenina, triunfo de la razón y del saber objetivo, advenimiento definitivo de la fraternidad entre las gentes. ¿No abonaba la marcha general de los acontecimientos esa esperanza? La revolución industrial, los avances de la ciencia, la secularización del mundo y el retroceso de la superchería, eran corrientes más poderosas que las humillaciones y las desgracias que engendraban las tiranías, el oscurantismo religioso y las

81


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

guerras más atroces. Derrotas, sobresaltos y retrocesos, no bastaban para socavar la fe laica en el progreso, moral por definición, de la raza humana» V.4. Finalidad de la moral El objeto de la valoración moral no es el pensar y el conocer sólo, sino, a la vez, el querer y el actuar. Consecuentemente, lo ético se da en la zona práctica y no en la zona teórica del espíritu humano. No todas las manifestaciones vitales del hombre están sometidas a valoración moral. Las funciones vegetativas y animales no admiten ningún juicio moral. El hombre tiene en común con el animal esas funciones, pero el animal es incapaz de acciones morales. Sólo los seres racionales son capaces de realizar actos morales. Por otro lado, son actos morales sólo los que realizamos conscientes y voluntariamente, y por ello se inscriben en la Etica. Unicamente las acciones realizadas a sabiendas y por libre decisión tienen carácter moral. Sintetizando podemos afirmar: Etica .- es la ciencia de los actos conscientes y libres, cuyo objetivo es la realización de un valor moral. El término ética, etimológicamente, deriva de la palabra griega "ethos" que significa costumbre. El término moral, etimológicamente, proviene de la palabra latina "mores" que significa costumbres. Objeto Material y Formal de la Moral. Aclaración de los términos: El objeto material de una ciencia es el fenómeno que dicha ciencia estudia. El objeto formal es el enfoque específico, desde el cual el fenómeno es estudiado. Por eje.: El hombre es el objeto material tanto de la anatomía como de la fisiología. Pero, el objeto formal de la Anatomía es la estructura del organismo humano, mientras que el objeto formal de la Fisiología es el funcionamiento del organismo humano. Pues, el objeto material de la moral son las costumbres y la conducta humanas.

82


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

El objeto formal de la moral es el conjunto de leyes que deben informar y orientar la actividad humana.

Características de la moral: a) La moral es normativa, porque establece las normas que determinan lo que es el Bien y lo que es el Mal. b) La moral formula los principios generales, porque según sus principios clasifica y juzga todos los hechos particulares que son propios de su campo. c) El fundamento de la moral es la razón, ya que los diferentes sistemas morales pueden establecer distintos principios, como su fundamento. Pero en el fondo de todos ellos se encuentra la razón que busca configurar y legitimar el respectivo sistema. V.5. La crisis moral contemporánea El signo más notable de nuestro mundo contemporáneo lo constituye sin duda el derrumbe de dos sistemas de ideas, de valores y de proyecciones prácticas que durante muchos años polarizaron los diversos aspectos de la vida del hombre: la egología y la totalidad. Es cierto que el derruirse se muestra mucho más notable respecto del segundo de estos sistemas, porque sucede con poderosas estructuras económicas y políticas que le estaban internamente ligadas. Pero ese mayor impacto no impide observar que también el primero de ellos se encuentra completamente exhausto; que sus subproductos de alienación social (opresión,

consumismo,

dependencia)

desbaratan

totalmente

cualquier

recuperación interior al propio sistema; que sus proyecciones contradicen radicalmente el sentido de justicia y la voluntad de liberación, propias de la existencia del hombre. 2. Las causas de esta situación han sido y siguen siendo explicadas de distintos modos. Quisiera ensayar, brevemente, una que refiere a la concreta dimensión

83


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

humana. Egología y totalidad se estructuraron, consciente o inconscientemente, sobre la base de una cierta interpretación de qué es el hombre, incorporándola a todas sus manifestaciones. Pues bien: lo que se ha agotado, lo que está en crisis, lo que desde adentro ha determinado el fracaso y la caducidad de uno y otro sistema ha sido precisamente esa interpretación, que resultó inadecuada, que veló mas que reveló, el verdadero rostro del hombre, remarcando algunos rasgos suyos, ocultando otros. Que significó, en definitiva la distorsión de lecturas ideologizadas. 3. La interpretación egológica (a nivel sociopolítico suele designársele como individualismo), presentó al hombre como un yo absolutizado (o desvanecido) en una radical soledad. Un "ser para sí mismo". Y así: a veces lo mostró apenas como una conciencia solitaria, pensando, reduciendo el núcleo de su existencia a su propio pensar. Otras como un punto (exclusivo y excluyente) de referencia de impresiones y de ideas. Otras veces aún como un legislador abismal de la vida, de las sensaciones y de una humanidad abstracta. Pienso en los heterogéneos nombres de Descartes, de David Hume o de Manuel Kant, y en las consecuencias a nivel político, económico, pedagógico y hasta religioso que marcaron Locke, Adam Smith y Juan Jaboco Rousseau entre otros tantos. Y recupero que la egología fue la filosofía del hombre sin el otro. Sin el otro real, carnal, existente. La filosofía del otro objetivado desde un yo inexorable y único, que al tratar de iluminar empobrecía, que al recobrarlo lo perdía; que orillaba siempre su presencia, como esas cosas que oscuramente se buscan y que no pueden encontrase nunca. 4. No se trató ciertamente de negar el hecho, de todos modos evidente, de la existencia social. Lo que El otro era simplemente problemático. Se llegaba a él

84


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

sólo por remisiones a conceptos abstractos o a través de las complejas vicisitudes de la analogía. O peor aún, el otro era siempre conflictivo, sólo podía accederse a él, en las formas transitorias y tensas del contrato o en las formas lineales y objetivadas de la coacción y de la pena. Era el otro de la interferencia intersubjetiva, del ludimiento y el choque de la libertad que cercena mi propia libertad. En definitiva, un límite, mi límite: sólo cubriéndolo, con el velo de mi propia ignorancia podría conjugarme con él en un diálogo de armonía y justicia. 5. Al cerrar el camino de la existencia en común la egología sólo pudo poner como apertura humana la salida de la apropiación del mundo material (un mundo en el que, por lo demás, el otro quedaba incluso) a través del conocimiento científico, la técnica y la posesión de bienes. Y de ese modo marcó las líneas más notables de la civilización de occidente: un yo absolutamente empobrecido, buscando suplir con el pensamiento científico, el dominio de la técnica y la acumulación del capital toda esa riqueza de amor personal, de llamado y de respuesta, de opción libre, de compromiso y esperanza que el otro significa y del que se alejó sistemática y permanentemente. 6. En el opuesto extremo antropológico, presentando su particular visión con rastros (por lo menos externos) marcadamente diferentes, está la antropología de la totalidad. Colectivismo es su nombre polìtico-social. La idea de base de esta perspectiva es pensar al hombre como un "ser para un todo": como algo al que la totalidad (llámese estado, raza, nación, clase social o más levemente idea) asume, subsume y otorga el sentido que, fuera de ella nunca encontraría. Volviéndose elemento anónimo, fungible e impreciso, esta antropología lleva en sí el contenido de su propia contradicción: ya que al resolver al ser personal en una

85


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

realidad cooptante y mayor, lo disuelve, al punto de convertirlo en un elemento apenas (una partícula social, conceptual o cósmica) del todo que subroga su verdadera existencia. 7. En su faz práctica la filosofía de la totalidad denunció los males de la egología. Remarcó la solidaridad, buscó el encuentro, quiso liberarse de su alienación al trabajo y cambiar la propiedad individual por la colectiva: pero siempre a un nivel despersonalizado, siempre interpretando al hombre como un medio o como una función de esa totalidad omnipresente. Por eso mismo fracasó en su intento. 8. En rigor el hombre no es ni un "ser para sí mismo" ni un "ser para un todo". Egología y totalidad, y sus derivados empíricos: individualismo y colectivismo, significaron visiones erróneas, ideologías que si bien potenciaron algunos aspectos ciertos del hombre, concluyeron desfigurando su realidad esencial. Durante vidas recientes que se cuentan por siglos, al errar la lectura del hombre equivocaron la praxis de la humanización: confundieron la vida, polucionaron la tierra, hicieron gemir a toda la creación bajo el peso de sus equivocadas perspectivas (hablo -por el lado del individualismo- del tercer mundo, de la desigualdad, de la marginación, de la pobreza, hablo -por el lado del colectivismode muros y opresiones, de hombres y mujeres luchando por recuperar su existencia personal. 9. En esas condiciones, la tarea moral de este tiempo de hoy no puede ser sino la de vencer las perplejidades y el escepticismo que se derivan de sistemas que caducan: tratando de construir una nueva perspectiva del hombre, que, recogiendo sus rasgos sin desfigurarlos, permita en sus implicaciones prácticas promover su futuro de humanidad no concluido. Que lo reivindique en su faz personal, diabólica, proyectiva, como cooperador inacabado de la obra de la creación. Pienso que una perspectiva así sólo podrá fundarse verdaderamente en el encuentro y el diálogo.

86


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

En la recuperación del otro, con el que toda existencia humana verdadera se traza. Otro no para dominar ni para fundirme en una totalidad absorbente: sino para reivindicar con él y mutuamente, el ser personal, único, no fungible, no canjeable, libre, histórico, ético que en el amor del encuentro se sustenta. Nota El tema de la crisis contemporánea ha suscitado una impresionante skepsis. La posibilidad propuesta en el texto, de que su clave se encuentre en el fracaso de las perspectivas acerca del hombre, presupone, obviamente, considerar a las concepciones antropológicas como base de los diversos sistemas económicos, políticos, jurídicos y, en general sociales. Con relación a las diferencias entre la egología y la totalidad debo señalar que en mis clases en la Facultad he sostenido, permanentemente, que a pesar de sus divergencias reconocen un punto de convergencia. Por eso muchas veces sus conceptos y valores se usan como recambios y comportamientos ceñidos a uno de los sistemas desde pautas del otro. Ese punto de convergencia parece estar constituido por la idea de individuo que la egología ha desarrollado y que significa diluir al ser personal en un punto de referencia abstracto y por eso mismo totalizante. La apertura de dominio que propone la antropología egológica acaso se muestre con rasgos elocuentes en el desarrollo tecnológico de la sociedad de occidente. Cabe señalar además que egología y totalidad han enlazado estrechamente en sus desarrollos con otras perspectivas antropològicas; el dualismo y el monismo materialista, fortaleciendo de ese modo la absolutización de sus respectivas visiones. El diálogo como propuesta de solución a la crisis, especialmente en el aspecto del derecho, es el argumento central de mi programa en las Universidades Nacionales de Lomas y de La Plata. 

87


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

CONCLUSIONES

Con la finalidad de dar respuesta a nuestro objetivo planteado en esta monografía, y en base

a la teoría hallada respecto a las teorías filosóficas

mencionadas en este informe monográfico, se puede afirmar que se puede afirmar que la filosofía fue la primera ciencia que en forma metódica y exhaustivamente rigurosa, mediante la observación y la objetividad, trató de responder a las eternas preguntas que desde siempre se han planteado a los largo de la historia humana. La filosofía, que ha venido desarrollándose en un ámbito científico a lo largo de su historia, resulta ser de mucha importancia ya que permite que las personas tomen conciencia de su forma de pensar sobre sí mismas, sobre el mundo en que viven y sobre sus propios proyectos de vida que se plantean; todo esto basado en los aportes teóricos que son el resultado de la lucidez y el ingenio de los grandes pensadores filosóficos de la humanidad. . . . . . . .

88


TEORIAS FILOSÓFICAS

Taller de Filosofía Universidad Peruana Los Andes

REFERENCIAS BILIOGRÁFICAS

• Alonso,

Jorge. “El contexto de un carta: la conflictiva relación de dos

filósofos católicos (Maritain y Marcel)”, en: Diánoia, vol LII, n°59 (noviembre 2007), pp.185-197. • Gilson,

Étienne. “El tomismo y el existencialismo”. Texto mecanografiado

inédito. • Marcel,

Gabriel. “Carta de Gabriel Marcel sobre Jacques Maritain”,

en: Diánoia, vol LII, n°59 (noviembre 2007), pp. 180-183. • Marcel,

Gabriel. El misterio del Ser. Buenos Aires: Sudamericana, 1953

• Marcel,

Gabriel. Posición y aproximaciones concretas al misterio

ontológico. • Maritain,

Jacques. Breve tratado acerca de la existencia y de lo existente.

Buenos Aires: Club de Lectores, 1982. • Viotto,

P. “Maritain y los existencialistas cristianos”, disponible

en:http://www.humanismointegral.com/DOCUS_SS/a)%20TOM/07_5 •

Hans Heinz Holz; Leo Kofler y Wolfgang Abendroth, Conversaciones con

Lukács, Madrid, Alianza, 1971.

89

Teorias filosoficas  
Teorias filosoficas  
Advertisement