Page 30

necesitan adquirir para que la participación sea lo más útil posible («saber»). • Institucional: este nivel de análisis se centra en los factores que aumentan la disposición de las iniciativas públicas y sociales a colaborar en el desarrollo de la política social («querer»), el estudio de las estructuras para la participación y los procesos que se dan en ellas («poder»), y la definición de las habilidades y herramientas tecnológicas de las que deben disponer las personas con responsabilidades políticas, el personal técnico y los miembros de las organizaciones para optimizar su actividad participativa («saber»).

1.2.2. Actitudes y motivación La actitud es una forma de actuar y de estar que marca el carácter de una persona, haciendo que sienta y reaccione de una determinada manera mediante el desarrollo de comportamientos que la llevan a conseguir un propósito. Puede ser: • Una actitud positiva: permite afrontar una situación haciendo que la persona ponga el foco de atención de su situación en los aspectos beneficiosos, lo que ayuda a enfrentar la realidad de forma más positiva y efectiva. • Una actitud negativa: hace que la persona no vea ningún beneficio en la situación por la que atraviesa, lo que conlleva a sentimientos de frustración que van a dificultar que alcance los objetivos que pretende. • Una actitud crítica: lleva a la persona a realizar un análisis de la situación, intentando que el resultado de este sea lo más válido posible, para descubrir errores y qué es lo verdadero y qué lo falso. • Una actitud filosófica: es aquella que no acepta verdades absolutas, utiliza el pensamiento crítico y entiende que el sentido común a veces puede llevar a engaños.

28

MF1021_3 Participación ciudadana

MF1021_3 Participación ciudadana  

Primer capítulo gratis del manual «Participación ciudadana» (MF1021_3) de Certia Editorial. Este es un módulo formativo con una duración de...

Advertisement