Page 1


EDITORIAL JUNTOS PODEMOS CAMBIARLO

SUMARIO 4 ..... 7 ..... 8 ..... 11 .... 12 .... 13 .... 15 .... 16 .... 17 .... 20 .... 21 .... 22 .... 23 .... 24 .... 27 ....

28 ....

29 .... 31 .... 34 ....

El Confidencial, artículo Mauritania ¡Hasta cuando! Mikel Buesa Rosa Díez recibe la insignia de oro del CEP No dar un paso atrás ni para tomar impulso Vencedores o vencidos El triunfo de la dignidad en la Guardia Civil Carta de quien fue afiliado del SUP Carta de un ex afiliado al SUP Una experiencia irrepetible Sopa de letras Viaje a la tierra prometida Derecho al pataleo y....gracias ¿Existe calendario laboral en el CEP? ¿Están reconocidos los días festivos? CEP denuncia la situación de falta de chalecos reflectantes para funcionarios del puesto fronterizo de Les El Mundo. Aumentan las agresiones de extranjeros a policías en aeropuertos para evitar su expulsión. La Razón. El limbo de los inmigrantes Asamblea Local enTortosa Tarjetas rojas Diseño y Maquetación Alberto Luján Portas

Parece que fue ayer cuando por última vez elegíamos mediante las urnas a los representantes de los funcionarios policiales en el Consejo de la Policía y sin embargo han transcurrido ya cuatro años. Como cada cuatro años las elecciones sindicales al Consejo de la Policía se convierten en un referente para los trabajadores del Cuerpo Nacional de Policía, pues es mucho lo que está en juego, a pesar de que aparentemente no lo parezca. En esta ocasión las elecciones tendrán lugar el día 16 de mayo y a ellas acude la Confederación Española de Policía en coalición con la UFP, el objetivo de tal coalición es alcanzar representación en tres escalas cuales son, Básica, Subinspección y Ejecutiva. El eslogan con el que la coalición electoral CEPUFP se presenta a estas elecciones al Consejo de Policía lo dice todo, JUNTOS PODEMOS CAMBIARLO, DE TI DEPENDE. Efectivamente, de todos nosotros depende, de todos los miembros del C.N.P. que tenemos en nuestros votos la oportunidad de cambiar el orden establecido hace 20 años por un nuevo orden, por una fuerza nueva que irrumpa con más brío y con ganas de cambiar las cosas, de cambiar el orden establecido hace 20 años. 20 años se cumplen de aquellas primeras elecciones sindicales al Consejo de la Policía, 20 años en las que muchas cosas han cambiado, pero que han sido insuficientes a tenor de los vientos que corren, baste con echarle un vistazo a como están los integrantes de otros cuerpos policiales para darnos cuenta de que es más lo que queda por hacer que lo que se ha hecho. Durante estos 20 años los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía han ido depositando mayoritariamente su confianza, comicios tras comicios, en la organización sindical SUP, tras 20 años, el balance que nos ofrece la labor realizada por la fuerza sindical mayoritaria en el C.N.P. es un balance pobre y abyecto que nos sitúa en la cola de los salarios de los funcionarios policiales del estado español. Por esto y por mucho más JUNTOS PODEMOS CAMBIARLO, DE TI DEPENDE. El 16 de mayo tendremos la oportunidad de expresarnos en la urnas, no dejemos pasar esta oportunidad, después de nada sirve quejarse. Sebastián Hernández Sánchez Secretario General CEP Comité Regional Cataluña

Vigía Sindical hace constar que los artículos de opinión son manifestaciones de quienes los firman. Vigía Sindical solo exige que dichas opiniones se realicen dentro del marco a la libertad de expresión.


Página 4

Vigía Sindical

“Tenía hambre, me sentía desesperado y un compañero me dejó su cartón para dormir un rato” 18:53 Viernes, 16 de febrero de 2007 “Tenía muchísima hambre, me sentía impotente y desesperado porque no sabía cuándo iba a volver

a comer, ni cuándo iba a descansar”. Miguel R., 34 años, uno de los 70 policías enviados a Mauritania para auxiliar a los 369 ocupantes de un barco, el Marine I, rescatado por España en aguas internacionales, estaba sucio y cansado, harto de orinar en la pared exterior de la antigua fábrica de pescado. Su labor era vigilar a los emigrantes alojados temporalmente allí, dos horas de custodia y otras dos de descanso apoyado en esas mismas paredes, una y otra vez. Gendarmes mauritanos le rodeaban armados con fusiles kalashnikov. Era la madrugada del día 13 de febrero, más de veinticuatro horas de servicio, sin comida suficiente, sin ducha, sin baño. Miguel R. –nombre falso, teme represalias- dormitaba apoyado en esa pared. Olor a suciedad humana –la de ellos, porque los emigrantes se habían duchado- y a pescado podrido. “Otros policías descubrieron una vieja cámara frigorífica vacía, consiguieron unos cartones y se metieron allí para dormir. Yo no encontré ninguno, pero un compañero me dejó tumbarme junto a él en su cartón para dormir un rato”. De repente, se fue la luz “y algunos policías aprovecharon para sustraer las mantas para los emigrantes que a la Cruz Roja le había sobrado”. Las mantas –“más de cien”- formaban una montaña, pero los policías españoles no tenían permiso para cogerlas. Miguel R. se sentía un privilegiado; al fin y al cabo estaba tumbado sobre cartones, cuando la mayoría de sus compañeros dormitaba en el exterior, con la espalda apoyada en las paredes de la antigua fábrica de pescado de la flota española que faena en el banco canario-saharaui. No había tomado nada desde la una de la madrugada del día anterior y no había comido el bocadillo de carne que le entregaron para comer, bocadillos que habían llegado en sacos de papel que fueron descargados junto a las paredes con orines y estaban deshechos. Horas antes, Miguel y otros policías habían pedido unas naranjas de la Cruz Roja destinadas a los emigrantes y recibieron una negativa: “Nos dijeron que estaban contadas”. Cuando llegó su turno de descanso, se sentó otra vez junto a la pared. Alzó la vista y un gendarme mauritano, kalashnikov al hombro, le miraba mientras se comía una naranja. Le ofreció un gajo. Tumbado, oyó cómo los compañeros bromeaban: “Ahora son los emigrantes los que tendrán que ponerse máscaras porque estamos asquerosos”. ¿Qué hacía ahí?, se preguntó. “Había policías mauritanos suficientes para custodiar a los emigrantes. Nadie pensaba en nosotros: no éramos importantes. Me sentí manipulado. No podíamos movernos, porque las autoridades mauritanas nos habían quitado los pasaportes nada más llegar, no podía conseguir comida ni alojamiento, era desesperante”. Los emigrantes habían desembarcado en el puerto de Nuadibú


Página 5

Vigía Sindical

(Mauritania) y dormían en la fábrica de pescado tras haber sido clasificados en función de sus nacionalidades y diagnosticados por los médicos de la Cruz Roja. Los 130 policías, que en total fueron allí por relevos, no pudieron ducharse ni dormir en los días que duró la crisis, entre el 9 y el 14 de febrero. “No es cierto que los emigrantes estaban enfermos. Lo máximo que tenían algunos era sarna. Y el barco estaba en mejores condiciones que los cayucos que llegan a Canarias”, revela Miguel. Cuarenta y ocho horas sin dormir Unos pocos policías pudieron ir a comer al Hogar Canario. Quisieron pedir un menú de carta, pagando ellos: “Se negaron, dijeron que para nosotros no había esa comida”, relata Miguel. Les sirvieron una pequeña ensalada “y una especie de carne en salsa que parecía de camello, no lo sé”. En una mesa cercana, el inspector de policía destinado en el consulado español “comía calamares y bebía con sus amigos unas cervezas”. La Confederación Española de Policía (CNP) denuncia que en tres días, la mayoría de los policías tan sólo comió tres bocadillos. Luego llegó la traca final. Un grupo de 36 policías y dos médicos del Cuerpo llegó a Tenerife tras más de 24 horas viajando por media África a bordo del Hércules. Primero iban a entregar a 35 subsaharianos que nadie quería a Guinea Conakry, pero allí no los aceptaron. Los desviaron a Guinea Bissau, y también se negaron. Los mandaron aún más lejos, a Cabo Verde. Rechazados de nuevo, regresaron a Mauritania para repostar. El avión, con los policías y los emigrantes a bordo, permaneció rodeado de gendarmes en el aeropuerto mauritano. Otro grupo de policías españoles estaba en la pista. Otro de los policías, Pablo, lo relata: “Nos habían mandado allí para relevarlos, pero los mauritanos no nos dejaron. Permanecimos sentados, acordonados por gendarmes armados”. El avión recibió la orden de despegar hacia Cabo Verde. Al llegar, los caboverdianos mantuvieron retenidos dentro del avión a policías y emigrantes durante más de ocho horas. Al final, desembarcaron a los 35 subsaharianos. Siete horas retenidos “Hombres de poca fe”, les dijo un mando cuando comunicó al grupo de policías de Miguel que regresaban a España. Era los que llevaban más tiempo en Nuadibú. A las seis de la tarde del martes pasado subieron al avión. Pero los mauritanos también querían que se llevaran a otro grupo de 35 emigrantes asiáticos del barco. Los policías permanecieron siete horas dentro del avión, mientras se sucedían las negociaciones. El grupo llegó con ellos a Gran Canaria y pidió el asilo político. Durante este tiempo, los sindicatos, alertados, comenzaron a buscar soluciones. El Sindicato Unificado de Policía (SUP), por ejemplo, ya había apalabrado el alquiler de una avioneta -8.000 euros- con el fin de transportar a Mauritania comida y tiendas de campaña para sus compañeros. “Ha sido el servicio más innecesario, desagradable, ingrato y absurdo de cuantos he hecho en mi vida”, relata Miguel quien no ve beneficio alguno a su trabajo allí, con 48 horas sin dormir en condiciones: “fue un gasto innecesario de dinero para que los políticos pudieran hacer el paripé de que hacían algo. Al final resulta que sólo los subsaharianos han sido expulsados”, sentencia. Los sindicatos denuncian la "injustificable falta de planificación y coordinación" de los ministerios de Interior y de Asuntos Exteriores. Califican de "humillante y vejatorio" el trato recibido por los policías y tienen previsto actuar de manera coordinada ante el Gobierno para intentar que no se vuelva a producir una situación como la que han padecido en Mauritania.


Página 7

Vigía Sindical

¡¡¡ HASTA CUANDO !!! Breve síntesis de la Comisaría de Badalona

El pasado día veinticinco de febrero se cumplieron cuatro años desde el despliegue de los Mossos d’Esquadra en Badalona, dicho despliegue y el consiguiente repliegue del Cuerpo Nacional de Policía supuso en los profesionales de este último, la lógica inquietud sobre su futuro profesional, dado el arraigo existente en dicha plantilla policial.

A día de hoy, cuatro años después dicha inquietud sigue latente, cuando no incrementada, dado que el edificio que alberga la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía está afectado por una expropiación urbanística y ya debía haber sido demolido. Ante esta situación los profesionales que formamos la plantilla de Badalona creemos ser merecedores de algún tipo de información verídica sobre cual será nuestro futuro, sobre donde se nos ubicará, ya que según el borrador del Catálogo (ese que nunca llega), se pretende llevar a cabo una agrupación de plantillas. Pero a esa inquietud y desinformación se añade la no menos lamentable situación de la Comisaría, rodeada de escombros y solares descampados, ya que todas las casas y edificios colindantes han sido derribados quedando el edificio policial en solitario y en un estado cada vez más lamentable. A la espera de que se acondicione el local adquirido para la ubicación de las dependencias de documentación y atención al público y ver que se hace con el personal operativo.

Podría extrapolarse sin temor a equivocarse mucho, la situación de la Comisaría Local de Badalona, con la del propio Cuerpo Nacional de Policía en Cataluña, olvidados, desinformados, sin medios, abocados al ostracismo y sujetos hoy más que nunca, a los vaivenes políticos y a la espera del desarrollo del Estatut, el cual puede reducir aún mas nuestras competencias en esta Comunidad Autónoma y con la decepción, la tristeza y la sensación de abandono por parte de nuestros responsables, empezando por la propia Jefatura Superior, siguiendo por la D.G.P. y el Ministerio de Interior, sin olvidar a nuestro propio sindicato y sus responsables, que quizás por la distancia geográfica o por otras cuestiones, no se hayan empleado todo lo que debían para exigir a la administración que clarifique nuestra situación, que optimice los recursos humanos y materiales y que mantenga y mejore los mismos, que vele por las competencias del Cuerpo Nacional de Policía en Cataluña y que éstas no se vean recortadas y mermadas por intereses políticos. Así pues, después de cuatro años seguimos esperando se resuelva nuestra situación concreta en Badalona y en general del Cuerpo Nacional de Policía en Cataluña, esperemos que no transcurran otros cuatro años, aunque estando próximas las elecciones municipales y a un año vista de las generales…igual vemos antes otros cambios. Afiliado 1069


Página 8

Vigía Sindical

Mikel Buesa Mikel Buesa es miembro del foro de Ermua, Catedrático de economía, el acontecer de los últimos tiempos han llevado a Mikel Buesa a convertirse, si no lo era ya, en uno de los máximos exponentes de la lucha por el reconocimiento a las victimas del terrorismo. El Foro de Ermua es una asociación cívica española, impulsada en su mayor parte por políticos, escritores y periodistas. Nació el 13 de febrero de 1998 a causa del asesinato del concejal de Ermua Miguel Ángel Blanco por parte de ETA. P.- Sr. Mikel, Ud. Sufrió el dolor de perder a un ser querido, su hermano Fernando, asesinado por ETA, ¿qué esta pasando en esta sociedad que con tanta facilidad olvida a sus victimas, las victimas de un terrorismo despiadado? R.- Yo no creo que la sociedad española haya olvidado a las víctimas del terrorismo. De hecho mi interpretación de la fuerte resistencia que existe para aceptar las negociaciones políticas o penitenciarias del Gobierno con ETA se basa en la idea de que esa resistencia refleja la existencia de un fondo de solidaridad con las víctimas. Otra cosa distinta es el Gobierno. Es verdad que, desde la ascensión al poder de Rodríguez Zapatero, el Gobierno ha despreciado a todas las víctimas que no comparten su planteamiento de la negociación con ETA. O sea, a la mayoría de las víctimas se nos ha convertido en enemigos. P.- El 13 de julio se cumplirán 10 años de uno de los episodios más dolorosos de la reciente democracia española, el asesinato de Miguel Angel Blanco, ¿qué queda en la sociedad española de aquel “espíritu de Ermua”? R.- El espíritu de Ermua se refleja en la voluntad de derrotar el terrorismo. Aproximadamente dos tercios de los españoles, según todas las encuestas de que disponemos, quieren que el Estado derrote a ETA y que no pacte con ella. Quieren que se haga justicia y que los terroristas estén encarcelados. Buena parte de ellos, reflejando el espíritu de Ermua se han manifestado reiteradamente en solidaridad con las víctimas del terrorismo. P.- El País Vasco es el único lugar del mundo donde “conviven” terrorismo y democracia, ¿cómo es posible que algo tan antagónico, tan anormal, sea posible, si es que lo es?, P a í s Va s c o , lamentablemente, hay poca democracia. Está gobernado por una coalición de partidos

nacionalistas, con la adherencia de IU, que sólo pudo obtener la investidura gracias a los votos de ETA. Y sus modos son profundamente antidemocráticos, totalitarios. Se creen por encima de la ley y no aceptan la igualdad entre todos los ciudadanos. Lo poco que queda del Estado en el País Vasco es el reducto último de la democracia. Por eso, muchos vascos, en torno a la mitad, desean reforzar la presencia institucional del Estado. P.- ¿Qué esta pasando en los dirigentes de la izquierda española?, ¿por qué renuncian a mostrarse públicamente y sin ambages contra el terrorismo etarra? R.- Creo que la izquierda está dirigida por personas que carecen de principios morales y, por tanto, que carecen de límites en su acción de gobierno. Ello hace que el oportunismo sea la guía de la política. Y ese oportunismo les ha hecho claudicar ante los nacionalistas, les ha desarmado ideológicamente frente a ellos y, en definitiva, les ha conducido al abandono de las viejas aspiraciones y principios del socialismo. P.- Ud. ha llegado a decir que Rodríguez Zapatero ha creado un estado de injusticia con respecto a las víctimas del terrorismo y que éstas no esperan nada de él, ¿cómo es posible esta situación tan distante entre personas de la izquierda? R.- Se ha creado un estado de injusticia porque no se atiende el interés de las víctimas para ver reparado el daño que se les ha causado. Más


Vigía Sindical bien se ha dejado de lado ese interés para facilitar la negociación con ETA. ¿Cómo es posible? Porque para Rodríguez Zapatero, un hombre sin principios, importa más su propia supervivencia política que la justicia o la igualdad. P.- ¿Existe eso que algunos denominan “el conflicto vasco”?, o es una metáfora política utilizada por los nacionalistas vascos para continuar generando la imagen de victimas de una sociedad que no les comprende. R.- El llamado conflicto vasco es un eufemismo para designar el deseo nacionalista de independencia. En realidad, el único conflicto es la existencia misma del nacionalismo, una ideología que se inventa un pasado de independencia al que se aspira a retornar. Ello hace que prescindan de la mayoría de los vascos, pues en torno al 70 por 100 no queremos ninguna independencia, sino más bien lo que queremos es seguir siendo españoles.

P.- Uno de los episodios más vergonzosos que nos está tocando vivir a los españoles de bien, es todo lo concerniente con el asunto de Dejuana Chaos, ¿a donde nos llevará esta situación? R.- El caso De Juana es un ejemplo de la subordinación de la acción del Gobierno al interés de ETA. Para ello, se ha hecho caso omiso de la ley y se han forzado las instituciones del Estado de derecho. En el fondo, se ha establecido un estado de excepción para sacar a De Juana de la cárcel. Si se acumularan acciones de este tipo, sin ninguna duda nuestra seguridad jurídica acabará desapareciendo. P.- Estamos ante un gobierno débil que da la espalda a las víctimas del terrorismo y burla el estado de derecho, ¿cuánto tiempo cree que durará esta pesadilla?, Sr. Buesa. R.- Desconozco cuánto puede durar. Pero espero que sea poco tiempo. Las elecciones constituyen una buena oportunidad para reducir el poder de Rodríguez Zapatero. Ello requiere que el voto

Página 9 penalice al partido socialista. P.- ¿Es Navarra el peaje que hay que pagar para alcanzar la tan ansiada paz y libertad del País Vasco, o tal vez se trata de un peldaño más en la insaciable avaricia de ETA y su entorno?. R.- Más bien es un peldaño. Que a nadie se le olvide que ETA, como cualquier organización política, tiene como finalidad el poder. ETA hace política mediante el empleo de la violencia terrorista y seguirá haciéndolo hasta que logre establecer su propio Estado totalitario. Por eso, satisfacer una de sus reclamaciones no es más que una manera de incentivar las posteriores. P.- ¿Qué opinión le merece el circo montado con la presencia de Otegi ante los tribunales, para que el fiscal termine retirando las acusaciones que le llevaron por la fuerza ante esos mismos tribunales? R.- Ha debilitado al Estado y ha fortalecido a ETA. Quienes han tomado las decisiones que han conducido al abandono de la acusación a Otegui han incurrido en una gravísima responsabilidad. P.- Recientemente personas vinculadas al Foro de Ermua (Antonio Aguirre), han sido agredidas cuando se dirigían a los juzgados a declarar en el caso Ibarreche, ¿tan incómodos son uds. para los objetivos nacionalistas? R.- Es evidente que sí. Ibarreche se cree por encima de la ley y nosotros le hemos demostrado que es igual que los demás ciudadanos; y que si no cumple la ley puede enfrentarse a un procedimiento penal y, posiblemente, a una condena que le dejará fuera de las instituciones. P.- ¿Que futuro le augura al País Vasco? R.- Hacer predicciones es poco prudente. Confío en que la pesadilla nacionalista tenga un final cercano, pero no me atrevería a fijar un plazo concreto. P.- Que opinión le merece que una organización sindical como es el SUP apoye la negociación con la banda terrorista de ETA y no apoye las manifestaciones de la Asociación de de Victimas del Terrorismo M.B.- No comparto las posiciones negociadoras con respecto a ETA. Creo que son equivocadas y que no benefician a nadie. En el caso de un sindicato policial es poco comprensible si tenemos en cuenta que una buena parte de las víctimas de ETA han sido miembros de la Policía Nacional. P.- Por último ¿cómo valora a la organización sindical Confederación Española de Policía (CEP)?. R.- Tengo en buen concepto a la CEP. Hemos compartido muchas movilizaciones reclamando la derrota de ETA y ello nos ha acercado mutuamente.


Vigía Sindical

Página 11

Rosa Díez recibe la insignia de oro de la Confederación Española de Policía "por su defensa de la libertad y las víctimas" LA EURODIPUTADA DEFINE A LA POLICÍA COMO EL "ESCUDO DE LA DEMOCRACIA" La eurodiputada del PSOE Rosa Díez recibió este jueves la insignia de oro de la Confederación Española de Policía (CEP) por "su defensa de la libertad, la justicia, la dignidad y de las víctimas del terrorismo". Este sindicato policial, que según se conoció hoy representa a más de 20.000 policías nacionales, condecoró con esta distinción a Díez en el acto de inauguración de su II Asamblea Nacional. La eurodiputada dijo sentirse "especialmente agradecida" por este reconocimiento "que proviene de un colectivo gracias al cual" puede "disfrutar de una mínima parcela de libertad". L D (Agencias) "Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado son los que posibilitan que algunos que vivimos en el País Vasco podamos desarrollar nuestra tarea diaria, ya que vivimos sin poder ejercitar libremente derechos constitucionales como el derecho a la libertad de expresión o movimiento", manifestó Díez. "Es el único lugar del mundo donde conviven el terrorismo y la democracia y es muy importante que alguien, y ese alguien son agentes de policía, pueda quitar un poco de miedo a tus hijos", aseguró la eurodiputada quien dijo tener una "deuda impagable" con la Policía Nacional, cuerpo al que definió como "escudo de la democracia". La eurodiputada socialista afirmó que lamentaba "profundamente" que muchos agentes "que han sacrificado sus vidas hayan sido enterrados a oscuras y sin ningún reconocimiento". Además, insistió en que "no nos hemos sacrificado tanto para que al final el terror tenga premio" (refiriéndose a la decisión del Gobierno central de atenuar la pena al etarra José Ignacio de Juana Chaos). En este sentido dijo que "la libertad nunca se consigue cediendo al chantaje" y que la sociedad española, después de esta decisión, "es más débil". Díez reiteró que, a su juicio, se trata de una decisión política y no humanitaria "que el Gobierno no estaba obligado a tomar" y que "la cesión a un chantaje nos quita libertad".


Página 12

Vigía Sindical

NO DAR UN PASO ATRÁS NI PARA TOMAR IMPULSO... Me presentaré, aunque la mayoría ya me conoce, presto mi servicio en el Negociado de detenidos de Jefatura Superior de Barcelona, en la actualidad soy Secretario Regional de Acción Sindical de la CEP en Cataluña y entre mis objetivos está la de reivindicar una salud laboral digna en todos los aspectos, y eso es lo que se pretende. Dado que acabamos de empezar año y finalizar otro, creo que es un buen momento para hacer balance de las reivindicaciones llevadas a cabo durante el año 2006, en el ámbito de acción de la Jefatura Superior de Policía y más concretamente de la zona destinada a Calabozos y Negociado de Detenidos. Aun recuerdo las palabras de un delegado sindical de otro sindicato que por respeto no voy a mencionar, me decía: “No te molestes en hacer escritos eso no vale para nada, para continuar diciéndome: Que los sindicatos son todos iguales, ninguno hace nada. Esas palabras me calaron hondo, viniendo de quien venían, y comencé la primera reivindicación por denunciar la falta de aire acondicionado en la zona de calabozos de la Jefatura, el cual llevaba más de un año averiado, tras presentar el correspondiente escrito-denuncia, a los pocos días ya estaba funcionando, casualidades de la vida. En una de las frecuentes visitas del Secretario General del CEP de Cataluña que realizo al Negociado de detenidos, pudo comprobar en persona el estado que presentaba dicho local referente al deterioro de pintura, lo que denunció en la reunión Sindicatos-Jefatura, el resultado no se hizo esperar, pintaron el negociado y el despacho del jefe, por el mismo precio. Otra de las reivindicaciones a destacar corresponde con el vestuario femenino de la planta baja de la Jefatura, en contra, el Jefe de detenidos, véase el Vigía sindical nº 47, donde se denunció la actitud de este mando policial, tarjeta roja incluida, pues bien dos días después de presentada la denuncia sobre el lamentable estado del vestuario, este era pintado y adecentado, muy a pesar del susodicho Jefe y todo ello gracias al Sindicato CEP. Otra cuestión que se presentaba con bastante frecuencia, era el cacheo a las detenidas, al carecer de agentes femeninas en el negociado de detenidos, se omitían las normas esenciales sobre las instrucciones impartidas, al no llevarse a cabo con las detenidas las medidas de adopción a tener en

cuenta sobre el ingreso de las mismas en los calabozos, desde el CEP conseguimos que soliciten la presencia de agentes femeninos de la Guardia Urbana o en su defecto de los Mossos, e incluso se ha suspendido alguna Operación, por falta de agentes para realizar dichos cacheos. Conseguimos mediante escritos, que las Guardias de Vista en los hospitales con internos del CIE, así como de otros detenidos de la Brigada de Extranjeros las realice el personal de dicha Brigada, puesto que dispone de personal suficiente para tales menesteres. Se observó que no se realizaba la limpieza diaria en la sala de descanso de los policías de Detenidos, concretamente los sábados, este Secretario se puso en contacto con las mujeres de la limpieza, y estas manifestaron, que no les pagaban dicho día y sin cobrar no iban a venir a trabajar, cosa bastante lógica, tras realizar el oportuno escrito comunicando a la Superioridad tal anomalía, como decisión salomónica deciden poner un bidón de 95 litros, para almacenar la basura acumulada desde el viernes al domingo, ya que las papeleras se llenaban de basura y rebosaban cayendo al suelo, acudiendo las hormigas, cucarachas, mosquitos, etc., siendo esto un foco de olores y posibles infecciones para los Policías que allí prestan su servicio. Que como quiera que esta no fuera la solución que se esperaba, se realiza un nuevo escrito acompañado de fotografías, y explicando que de lo que se trata es que se realice la limpieza diaria simplemente, pues se efectúan servicio de 24 horas, a día de hoy, ya se ha vuelto a limpiar los sábados, otra reivindicación conseguida. Lo último y más reciente ha sido conseguir que doten de nuevo mobiliario la sala de descanso del grupo de detenidos de la J.S.P., tras realizar el escrito denuncia con sus correspondientes fotografías donde se apreciaba el lamentable estado de las sillas, así como del sofá, desde el CEP entendimos que ya era hora de que la Jefatura renovara el mobiliario, el día 15-01-07 se cursó el escrito y el día 24-01-07, procedieron al cambio de dicho mobiliario, se adjuntan fotografías del antes y el después. Unos días después, el mismo delegado al que antes hice referencia, ese que decía que no servía de nada denunciar, al ver el mobiliario renovado, me dio la mano felicitándome al tiempo que manifestaba: “Parece que tus escritos están dando resultados” pues si, y es que la fiabilidad del CEP también cuenta. Aquel gesto hizo que me sintiera realizado, llevándome a pensar, que si este tipo de acciones sindicales fueran realizadas por todos los delegados sindicales en sus respectivos ámbitos de trabajo, cuantos problemas solucionaríamos en beneficio del colectivo policial, por eso no puedo más que pensar, “que tenemos lo que nos merecemos”. Fdo. Ángel Couceiro Carballares


Página 13

Vigía Sindical

ATREVERSE ES CONSEGUIRLO En la reivindicación está el camino sindical, la CEP tiene como valor principal en la labor diaria el estar constantemente reivindicando, fruto de ésta constancia son los muchos logros que día tras día se van consiguiendo. La lucha por cambiar la imagen y dotar las instalaciones de la Sala de Descanso del Movimiento de Detenidos de esta Jefatura Superior, han obtenido resultado positivo, si bien no es todo lo satisfactorio a lo que hubiésemos deseado, pero se puede dar el aprobado, y como dicen que una imagen vale más que mil palabras, con las que aquí se exponen son más que suficientes para darnos cuenta de ello.

ESTADO DEL MOBILIARIO DENUNCIADO

MOBILIARIO CON EL QUE HA SIDO DOTADA LA SALA DE DESCANSO DE DETENIDOS:

Seguiremos siendo atrevidos, para seguir consiguiendo los logros que tan necesarios son en este colectivo. Secretario Regional de Acción Sindical de la CEP. Ángel Couceiro Carballares


Página 14

Vigía Sindical

Volviendo a ver “Vencedores o vencidos” Hasta hace bien poco agotada (cosa sorprendente), encontré el otro día en un kiosco la magnífica película de Stanley Kramer vencedores y vencidos. Jamás la había visto siendo yo juez, cosa que lógicamente implica también que no la había visto “con ojos de juez”. Pues bien, la película me parece ahora tremendamente sugerente en varios aspectos que lógicamente sólo puedo apuntar aquí de modo muy somero. En primer lugar creo que el magistrado Dan Haywood, que interpreta Spencer Tracy, es para cualquier juez un modelo de comportamiento ético y profesional, un modelo de casi obligatoria observación incluso en la Escuela Judicial. Así, el Juez Haywood es un juez que se imbuye en la realidad del lugar en el que desarrolla su trabajo. Frente al apacible modus vivendi que desarrollan sus compañeros de tribunal (dedicados básicamente a comer canapés en fiestas organizadas por sus mujeres) Haywood pasea por los barrios de Nüremberg, come salchichas en puestos baratos, inquiere a los sirvientes de la casa en la que se hospeda a que le expliquen que puñetas pasaba en la Alemania de Hitler, no duda en cenar y pasear (también es cierto que fascinado) con Marlene Dietrich (viuda de un general alemán ejecutado tras otro proceso) y para acabar de contextualizar la situación en la que va a juzgar, no hace ascos a tomar unas cervezas con el fiscal, pero omite hablar del juicio con él… En fin, su falta de neutralidad a favor del derecho le hace ser exquisitamente imparcial en el conflicto que juzga. Y la tarea de juzgar la desarrolla previo conocimiento de la sociedad en la que juzga. Por eso también contrasta su sentido común y su sentido de la justicia con la retahíla ridícula de tecnicismos que arroja a diestro y siniestro en la deliberación final el compañero de tribunal que disiente del fallo mayoritario. Pero no sólo desde este punto de vista la película sigue resultando fascinante más de cuarenta y cinco años después de haber sido estrenada. Sigue siendo un problema abierto a la investigación el papel que jugaron inminentes juristas alemanes en el

régimen nacionalsocialista. Sigue siendo necesario investigar las razones de la sumisión y absoluta docilidad de la mayoría de la judicatura alemana con el régimen de Hitler. Algunas interesantísimas obras han visto la luz en los últimos años y dejan abierta una sugestiva vía de trabajo (por ejemplo la compilación de investigaciones de Francisco Muñoz Conde sobre la figura del insigne penalista Edmund Mezger y su siniestra participación en leyes abominables, o los trabajos de Monika Frommel sobre el derecho penal bajo el nacionalsocialismo¡más de 60.000 penas de muerte dictadas por los jueces alemanes en unos pocos años!-). Aún quizás más importante, y es algo que está presente en toda la película, es la trágica connivencia de las potencias occidentales con una paulatina suavización de los procesos contra los responsables nazis. Otro de los lamentables efectos de la guerra fría y de la doctrina del anticomunismo fue la impunidad de muchos de estos criminales. La justicia ha abierto en los últimos años esperanzadoras vías para el castigo de los crímenes más execrables, los que tienen que ver con el genocidio o con la liquidación de los opositores políticos. Las experiencias aún sin resolver de Guatemala, Chile, Argentina son un ejemplo. En España, otro ejemplo, desde 1995, el delito de genocidio ya no prescribe. La revisión de una película como vencedores y vencidos es una oportunidad para recordar algunos de los momentos más bochornosos de la historia y para reflexionar sobre la tremenda injusticia de la posibilidad de impunidad, y es a su vez, un acicate para investigar, pensar y, porque no, seguir juzgando sobre lo ocurrido en Europa hace ya más de sesenta años. Por otra parte, la película no ha envejecido ni un ápice. No desmerece nada a grandes películas de los últimos años sobre parecida temática (sin ánimo exhaustivo, las magníficas “La solución final”, “La zona gris” o “Amen”. Su revisión es un placer para cualquier espectador, y un doble placer para un jurista. Gregorio María Callejo Hernanz, Magistrado.


Vigía Sindical

Página 15

EL TRIUNFO DE LA DIGNIDAD EN LA GUARDIA CIVIL La imposición de sanciones privativas de libertad -así el arresto- por faltas disciplinarias -por faltas de puntualidad o réplicas desatentas a los superiores, etc.- según se ha afirmado en una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, es contraria al Convenio Europeo de Derechos Humanos y Libertades Fundamentales de 1950. Dicho arresto o privación de libertad- que subsiste en la actual legislación disciplinaria de la Guardia Civil para las faltas leves (restricción de libertad en el domicilio de 1 a 30 días) y para las faltas graves (privación de libertad en establecimiento disciplinario militar de 1 mes y 1 día a 2 meses)es contrario a la dignidad o integridad moral de las personas que cumplen estrictamente funciones policiales. Por ello y por ser anacrónica, dicha sanción disciplinaria privativa de libertad se ha suprimido en el Proyecto de Ley Orgánica de Régimen Disciplinario de la Guardia Civil, aprobado por el Gobierno en el Consejo de Ministros de 16 de marzo de 2007, lo que constituye un paso más en el reconocimiento de los derechos civiles de dicho Cuerpo, que ya disfruta el Cuerpo Nacional de Policía desde hace tiempo. En la Memoria Justificativa del referido Proyecto se afirma que se ha pretendido: “adaptar las denominaciones y las competencias disciplinarias a la nueva estructura orgánica del Ministerio del Interior (con la creación de la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil), y a las novedades organizativas del propio Cuerpo.” Y de la Exposición de Motivos y Memoria Justificativa del Proyecto se derivan las siguientes líneas maestras: a) la supresión de diversas figuras sancionadoras “cuya aplicación, en circunstancias ordinarias, resultan desfasadas, difícilmente justificables y excesivamente gravosas para los miembros de la Guardia Civil”, en particular la figura del arresto, y la actualización del catálogo de sanciones. “Dicha supresión viene motivada esencialmente porque el arresto domiciliario se ha evidenciado en la actualidad carente de eficacia y utilidad en orden a los objetivos que persigue, suponiendo un menoscabo en la dignidad de los afectados y, en no pocas ocasiones, un grave y excesivo perjuicio en su estado anímico y psicológico. La protección del

cumplimiento de las funciones ordinarias que como Cuerpo de Seguridad del Estado tiene la Guardia Civil ya no exige tal reproche disciplinario..” ; b) la modificación de los tipos de infracciones en aras de clarificar “la descripción de la mayoría de las conductas que constituyan el catálogo de faltas”; c) la incorporación expresa de mayores garantías procedimentales en el ejercicio de la potestad disciplinaria, fundamentalmente en el procedimiento por falta leve; d) la reducción del ámbito material de aplicación del Código penal Militar a los miembros de la Guardia Civil “al considerar que muchos de los tipos penales que éste recoge resultan, en circunstancias cotidianas de nula o escasa aplicabilidad a los integrantes de un Cuerpo cuyas funciones ordinarias están mayoritariamente asociadas al ámbito policial, y no al castrense”. El Proyecto, y esto constituye otra innovación esencial, viene así a suprimir la aplicación del Código Penal Militar a los agentes de la Guardia Civil cuando cumplan funciones de carácter policial -que constituyen el 90% de las desarrolladas por la Guardia Civil-, con lo que se reduce prácticamente el ámbito de la jurisdicción militar, salvo cuando cumplan misiones de carácter militar o cuando el personal de dicho cuerpo se integre en unidades militares. Ello significa que el Cuerpo no pierde el carácter militar, sino que lo mantiene en dichos dos últimos supuestos acabados de enunciar. El Proyecto, así, contempla nuevas medidas encaminadas a civilizar el funcionamiento de la Guardia Civil cuando se trata de cumplir funciones de carácter policial. Ello nos parece totalmente “razonable” y desde hace tiempo demandado por numerosos agentes de la Guardia Civil, optando algunos de ellos, en su desesperación por la tardanza de la reforma, a manifestarse públicamente vestidos de uniforme el 20 de enero en la Plaza Mayor de Madrid, lo que fue altamente llamativo. ¡Esperemos que dicho proyecto se convierta pronto en Ley en la presente legislatura! Carlos Mir Puig. Magistrado y Profesor Asociado de Derecho Penal de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona.


Página 16

Vigía Sindical

CARTA DE QUIEN FUE AFILIADO DEL SUP El Policía, Sebastián Gomez Menéndez, con número de carné profesional 76.843, con destino en la comisaría local de Igualada, comunica. Que el día 20 de diciembre a las 10’00 horas aproximadamente llamé a la Sede del sindicato en Barcelona, para preguntar por el número de cuenta que había abierta, para la colecta de los compañeros que estaban en prisión, para hacer una aportación económica, que el funcionario que me coge el teléfono me atiende sin ganas, y con un tono de voz muy pausado, manifestando que desconocía si había una colecta o algo parecido, y que no tenía ni idea del caso que le explicaba, que el estaba ahí para otros temas y que tenía mucho trabajo, y que si quería algo más, a lo que le digo que como es que un sindicato que en teoría esta para la defensa de los policías en el ejercicio de sus funciones, no tenga conocimiento del caso, llegando la conversación a acalorarse y el funcionario del sindicato acaba por colgarme el teléfono de forma repentina, por lo que vuelvo a llamar y me identifico dando mi nombre y apellidos y mi comisaría a la que pertenezco, solicitando la identificación del mismo, negándose a ello excusándose en que por teléfono no iba a dar ningún dato, que me personara en la sede si quería saber quien era, y que si no quería nada más me lo iba a volver a colgar el teléfono, ahora manifiesta que ya sabe de que caso le estoy hablando, y que la iniciativa la lleva otro sindicato y no el SUP, desconociendo cual, y acto seguido me cuelga de nuevo otra vez de malas maneras. Ante todo esto, quisiera decir que no creo que sea la manera más apropiada para tratar a un afiliado que pide algún tipo de información profesional, y más de esta índole en donde unos compañeros están en prisión sean del sindicato que sean, yo no conozco a esos compañeros, y no se ni sus nombres, también lo de colgar el teléfono y no dar ninguna alternativa o solución, como por ejemplo: “no tengo ni idea de lo que me hablas, pero llama de nuevo en diez minutos y te lo pregunto”, cualquier cosa hubiera bastado, con un poquito de ganas y querer hacer las cosas, pero veo que no eran fechas para llamar al sindicato, parece ser que el afiliado “molesta” y esa es la impresión que me dio. Por todo esto muestro mi indignación poniéndolo en conocimiento de ustedes, para que tengan en cuenta de que si no recibimos los servicios profesionales adecuados, nos tendremos que cambiar o dar de baja del SUP. Un Saludo En igualada a 04 de enero de 2007-04-12 Fdo: Sebastián Gómez Menéndez A la comisión ejecutiva del SUP Madrid.


Vigía Sindical

Página 17

CARTA DE UN EX-AFILIADO AL SUP Soy un compañero afiliado al SUP, bueno cuando este escrito salga publicado en la revista del CEP, con toda seguridad ya habré cambiado de sindicato. Hace unos días llamé al sindicato CEP, les planteé si habría algún problema en que me publicasen este escrito, me han dicho que no hay ningún problema, tan solo que guarde las formas, nada más lejos de mi intención. Me afilie al SUP hace 20 años, nunca tuve intención de cambiar de sindicato, es más hace algunos años tuve responsabilidades sindicales a nivel de Comisaría, pensaba que como el SUP no había ningún otro sindicato, hasta el punto que defendía a ciegas sus consignas, craso error el mío. Cuando ocurrió el caso lo de los Peritos de policía científica, algo ocurrió en mi, como si algo se hubiera roto en mi interior y su contenido me quemara, me resistía a creer que un sindicato que no fuera el mío podía defender a unos compañeros en situación tan extrema, encima se trataba de afiliados al SUP como yo, y los defendía otra organización sindical, no daba crédito. Quería creer, necesitaba creer que todo ello era producto de un montaje del CEP para desprestigiar al SUP y de paso llamar la atención, pero no fue así el tiempo se encargó de demostrarlo. Luego vino el caso de los dos compañeros de la Comisaría de Vallecas, Parrilla y Rivera, encarcelados aun hoy no se sabe porque, y el CEP se volcó en su defensa, hasta sacarles de la cárcel, eso acabo de abrirme los ojos, ¿dónde estaba el SUP?, todo parece indicar que sus dirigentes estaban más ocupados apoyando al gobierno en su política de negociación con ETA, que de preocuparse por los policías. He de reconocer que lo que hizo el CEP por estos dos compañeros, con la ayuda voluntaria económica de los ciudadanos, no tiene precedentes en el CNP, ha sido algo grande y que así tenga que reconocerse es ridículo, porque para eso, entre otras cosas, es para lo que deben estar las organizaciones sindicales. Esto hace que me pregunte ¿qué ha hecho el SUP en 22 años de sindicalismo en la policía?, me cuesta escribir estas letras, yo que siempre defendí a mi sindicato de cualquier acusación de que fuera objeto. He pasado por diferentes estados de ánimo en el sindicalismo en poco más de 2 años, desde la defensa a ultranza del sindicato al que he pertenecido durante 22 años a la duda sobre mi organización sindical para pasar al reconocimiento de otro sindicato y la indiferencia hacia el SUP, para terminar sintiendo vergüenza con las declaraciones de Maximiliano Correal, solo de pensar que este personaje ha sido uno de los máximos responsables de la organización sindical a la que siempre he defendido, hace sentirme tan mal que hasta me da vergüenza pensar que he apoyado con mi contribución económica y esfuerzo personal a una organización de estructura tan poco democrática. Al igual que yo, son muchos los que en estos meses han tomado la decisión de cambiar de sindicato. Espero que estas letras sirvan para que aquellos compañeros y compañeras que por el motivo que fuere no han tenido tiempo de reflexionar, este escrito les ayude. Sin más mi agradecimiento a los responsables del Sindicato CEP en Barcelona, a quienes conozco desde hace años y de los que siempre pensé que estaban en el camino equivocado, hoy soy yo quien ha cambiado de camino, con toda seguridad mañana el CEP contara con un afiliado más.


( *)

iones ( *) elecc

s

sindicale


Página 20

Vigía Sindical

Una experiencia Irrepetible. Los Policías de las Unidades de Intervención estamos especialmente preparados y entrenados para soportar servicios de toda naturaleza y condición. En nuestro día a día profesional resulta cotidiano y normal la falta de turno, el exceso de horas, la peligrosidad, la incomodidad y la imprevisión. A pesar de todo ello, los policías de las Unidades de Intervención estamos especialmente orgullosos de nuestro trabajo y del tipo de servicios que desempeñamos. En ningún momento rehuimos de nuestras responsabilidades y por supuesto no cambiaríamos nuestra “rutina laboral” por las “patrullas de ocho a tres por la calle Triana” a las que se ha referido el Sr. Delegado del Gobierno en las Islas Canarias. Durante los tres días de servicio ininterrumpido que nos ha tocado sufrir, nadie se ha quejado de la cantidad de horas que hemos tenido que trabajar ni de la peligrosidad manifiesta que el servicio en cuestión supuso para nuestra integridad. Pero como profesionales cualificados de la policía y sobre todo como personas celosas de su dignidad, nos hemos sentido humillados y abandonados por quienes tuvieron que velar para que eso no sucediera. Cuando tomamos tierra en el aeropuerto de Nuadibú tuvimos la sensación de haber llegado a un país a años luz de nuestro estado social y democrático de derecho. En ese momento no intuíamos que iban a ponerse en juego muchas de nuestras garantías constitucionales. Puesto que a lo largo de esos tres días tuvimos la oportunidad de sentir que se encontraba en peligro nuestra vida, nuestra libertad, nuestra seguridad y por supuesto nuestro derecho al honor, a la dignidad y a la integridad física y moral. En todo momento se nos mintió y se nos engañó como si fuésemos mercancía barata y

prescindible. No se nos proporcionaron comodidades y nosotros mismos consideramos que, dada la situación, estábamos más que dispuestos a prescindir de ellas. Pero existen necesidades básicas que toda persona debe tener cubiertas y en ningún momento nadie hizo nada porque esas necesidades estuviesen satisfechas. Hemos tenido que dormir en la calle, hemos tenido que aguantar nuestras necesidades hasta límites fisiológicos insospechados, hemos tenido que pasar interminables horas sin dormir y hemos comido, la mayor parte de las veces, porque lo hemos exigido y no porque nadie se haya preocupado por solventar ese problema. Pero ese problema no ha sido solo nuestro, puesto que lo hemos compartido con quienes en teoría teníamos la obligación de proteger. Lo hemos sufrido con las personas para las que nosotros representábamos una salvación después de dos meses de agotadora travesía. A nadie se le había ocurrido pensar en la posibilidad de que, después de haber comido un bocadillo pa r a c e n a r, l o s inmigrantes del Marine I pudieran tener que volver a hacerlo a lo largo de todo el día siguiente. Lo que para los organizadores de la expedición debía resultar un dato meramente anecdótico, pudo suponer un problema de seguridad a bordo de un avión y a miles de metros de altitud. Porque cuando ochenta personas no disponen de comida ni de servicios para aliviar sus necesidades durante quince o veinte horas, la reacción de estas no se aplaca con buenas palabras y mejores intenciones. Dado que se ha jugado con nuestra dignidad y con nuestra vida y dado que se ha jugado con la dignidad y la vida de las personas a las que teníamos el deber de proteger, exigimos que no vuelvan a producirse situaciones como la vivida y que se nos compense como merecemos. Un Policia de la 2ª UIP


Página 21

Vigía Sindical

SOPA DE LETRAS Si no fuese porque es una cosa muy seria, el baile de siglas que el pretendido M.L.N.V. ha montado para presentarse a las elecciones locales de mayo sería de risa. Como la marca “H.B.” esta ilegalizada (de momento), le sustituyó el P.C.T.V. (Partido Comunista de las Tierras Vascas), y como este también ha sido ilegalizado, ahora han recuperado las primeras siglas que dieron lugar al nacimiento de este atajo de descerebrados: A.N.B. (Acción Nacionalista Vasca, ellos escriben “Basca” en euskera, para diferenciarse hasta en eso, como si no fuera suficiente ya). A todo esto, mientras ellos marean la perdiz con su sopa de letras, también han montado un circo con sus “agrupaciones de electores”, que es algo así como un cartucho en la recamara (y pido perdón por adelantado por esta expresión) por si todo lo demás les sale “rana”. Y todo esto para que? Pues muy simple, para poder presentarse a las elecciones locales de mayo, y ganar las máximas cuotas de poder en los órganos municipales de gestión, esos que ellos tanto denostan, y esos que, en la mayoría de los casos, aplican las leyes que ellos se pasan por el “forro”. Mientras tanto, los electores asistimos a este espectáculo esperpéntico, viendo como la Audiencia Nacional, ordena al Cuerpo Nacional de Policía y Guardia Civil, que investiguen esas listas por si existe relación con las marcas electorales ilegalizadas. Y digo yo, que NO soy un experto jurista en la materia ni tampoco gran experto en el mal llamado MNLV, casi me atrevo a aventurar que todo lo que monten esta pandilla de impresentables, descerebrados, iluminados y visionarios catetos (con todo el respeto para los verdaderos catetos) va a tener algo que ver. Y al final a que nos lleva esto, pues que ellos siguen empeñados en formar parte de las instituciones que ensucian, mancillan y humillan, pero no renuncian a la violencia, ni condenan atentados, ni asumen una de las máximas de nuestra constitución (el derecho a la vida sobre cualquier cosa y la libertad) ni renuncian a sus planteamientos soberanistas, expansionistas y fascistas (anexión de Navarra e independencia total del País Vasco) todo ello impuesto por la fuerza de la violencia. Y en esto no se me puede rebatir, porque me baso en las afirmaciones del etarra Igor González Sola (miembro del comando Donosti desarticulado en el 2005), que así lo ha manifestado claramente a todo el que lo ha querido oír:” la banda terrorista “seguirá ejerciendo la lucha armada mientras no se reconozca la soberanía de Euskal Herria como nación”. Lo que no me queda tan claro es, si los supuestos negociadores enviados por el Sr. ZP, también lo han oído o hacen oídos sordos como su jefe, el Sr. ZP. Carlos Escalante


Página 22

Vigía Sindical

VIAJE A LA TIERRA PROMETIDA Salí desde mi país en un vuelo regular, junto a otras personas que como yo buscamos un mundo mejor, albergando en mi interior la esperanza de poder entrar en España, donde familiares y amigos me han dicho que trabajo no ha de e faltar, en la agencia de viajes nos han informado sobre lo que no debemos decir a la policía, historia ésta en la que nunca debemos delatar a nuestros allegados ni nuestras intenciones, aún a riesgo de ser deportados, todo ello bajo un clima de secretismo y desconfianza. Después de muchas horas de viaje nos encontramos en un aeropuerto internacional, una larga cola nos espera hasta llegar a una garita de cristal, donde el Policía de fronteras, al mostrarle el pasaporte y responder las más variopintas e imaginativas preguntas que se le ocurran me retira la documentación y en tono seco me dice: “Espere un momento”, señalando con la mano una zona fuera de las filas. Más tarde, somos requeridos por otro policía, al que debemos justificar con pelos y señales cual es el motivo de nuestro viaje y como no logramos convencerle se nos propone para el retorno a casa, en ese momento nos encierran en una sala repleta de gente, gente de otras razas, sexos y nacionalidad distintas, sala en la que la que unos y otros se entienden como pueden y se maquinan las más disparatadas formas de eludir las trabas que se les ponen en forma de requisitos para entrar en España. En esta sala el tiempo parece eterno, los minutos se hacen horas y las horas días, se convive entre gentes de diferentes razas, árabes, rusos, sudamericanos, cada uno con una historia particular, cada uno con una meta, alcanzar la tierra prometida, hasta una familia entera ha sido detectada por la policía, sus visados son falsos. Se recibe una llamada telefónica, es Omar, ha conseguido entrar en España le han concedido asilo político es uno de los negros africanos que el día anterior dijo esa mágica palabra, ASILO, rápidamente un rumor se propaga por todas las estancias de la sala y todos los de color aporrean la puerta para llamar la atención del vigilante, el cual accede al habitáculo desenfrenado, aún desconociendo cualquier palabra de castellano, los seis restantes hombres de color gritan reiteradamente la palabra ASILO, al poco rato entran en la estancia unos policías y se llevan a los africanos. Quienes nos encontramos en esa estancia rápidamente llamamos por teléfono a nuestros seres queridos que se encuentran en el exterior para pedirles asesoramiento, pues no me encuentro entre el grupo de personas que podrían solicitar asilo político. Regresan a la sala tres negritas de muy buen ver en compañía de su amigo, no ha conseguido la policía embarcarlas en el avión de regreso a su país, en la

puerta de embarque, se han dedicado a gritar y rasgarse la blusa y camisetas dejando al descubierto sus pechos, armando un gran revuelo ante el pasaje del avión y el comandante de la nave se ha negado a llevarlas en ese vuelo y en esas condiciones, una demora más, en lo inevitable pero con una falsa esperanza a la que se agarran desesperadamente para no regresar a su país, comentan en la sala, la próxima vez las envolverán en precinto y las acompañaran varios policías de paisano. En la mencionada sala, es donde bien por asesoramiento o aleccionamiento, por los propios españoles que llaman por teléfono preguntando por alguna de las chicas, uno se da cuenta que si lo que realmente desea es entrar en España, todo consiste en denunciar o agredir a cualquiera de los Policías que entran y salen de esta sala. Únicamente nos basta con elegir un Policía el que más nos llame la atención, es independiente el motivo y maquinar una historia verosímil, a ser posible con otro cómplice que se encuentre en la misma situación y denunciarle o bien simplemente abalanzarse sobre este funcionario y agredirle de forma gratuita causándole el mayor daño físico posible. Una vez conseguido el objetivo perseguido, eso sí, sin escrúpulo o duda alguna sobre si hemos obrado bien o mal, si a ese policía le hemos causado algún tipo de perjurio laboral o familiar, si las lesiones son o no relevantes, es cuando nos damos cuenta que España es un chollo, este tipo de acciones salen gratuitas y puedes conseguir entrar en la tan deseada tierra de oportunidades. ¡Diego Armando¡, grita un policía que entra en la sala, soy yo, respondo tímidamente, me ha llegado la hora, me conducen a una sala, donde me presentan a un señor el cual dicen que es mi abogado, se me lee lo que un policía ha escrito en un informe el cual desmonta mi trama y mis esperanzas de entra en España, ese señor abogado intenta en vano rebatir los argumentos que le son mostrados “lo tienen atado y bien atado” me dice él mismo y tras finalizar dicho acto, posteriormente me comunican mi deportación en el próximo vuelo, aceptándolo resignadamente. Semanas más tarde he conseguido regresar a España, pero con la lección bien aprendida, mi pasaporte es nuevo, pues el anterior lo habían sellado en una de sus paginas con un sello tachado, cumplo rigurosamente los requisitos de entrada como turista y me espera un trabajo como camarero cosa que siempre negare ante los policías, podré obtener papeles y traerme a mi familia, esta vez no me pregunta nada el policía de la frontera, ¡finalmente me encuentro en ESPAÑA¡ para muchos de nosotros, la tierra prometida. Diario de un sin papeles


Página 23

Vigía Sindical

DERECHO AL PATALEO Y....GRACIAS

España país Europeo, calificado hasta hace no muchos años como cuna de inmigrantes, ha pasado a convertirse en la actualidad en uno de los mayores receptores de la inmigración de este siglo, conllevando con ello un elevado aumento de la inmigración ilegal, carga depositada sobre los hombros de los miembros del C.N.P. y muy especialmente de aquellos adscritos a extranjería, policías de fronteras la responsabilidad de detectar a aquellas personas que pretenden acceder a este país como turistas y cuya intención no es tal. Este artículo tiene razón de ser en el hecho de los últimos incidentes denunciados por el sindicato CEP en el Aeropuerto del Prat de Llobregat, hechos bien conocidos por todos y de los que seguramente alguno de los que nos encontramos prestando servicio en un puesto fronterizo, a raíz de los mismos podríamos explicar situaciones que por analogía o bien por los mismos hechos que en los últimos años se vienen dando en las mismas circunstancias convirtiéndose en habituales y como tal, hasta que no nos afectan directamente no se denuncian. Desgraciadamente existe un auténtico “manual” para entrar de forma ilegal en España, “manual” que no se encuentra impreso en ningún lugar, sino que se aprende por experiencia propia o ajena, pero que todos los que intentan cruzar la frontera de forma ilícita ya sea en busca de un futuro mejor ya sea para conseguir pasar sustancias estupefacientes, lo aprenden al pie de la letra. En dicho “manual” la figura del Policía aparece como piedra angular del sistema, y quienes intentan acceder a España de forma irregular han sido instruidos en este sistema, el policía por el hecho de ser policía y encontrarse de servicio en una zona fronteriza sirve de coartada perfecta para los inmigrantes

indocumentados que antes de verse obligados a ser retornado a su país se arriesgan a ser detenidos en país ajeno, al fin y al cabo es hacer un alto en el camino sobre el objetivo final que no es otro que colarse en Europa y España es la puerta principal. El policía puede ser insultado, difamado, agredido, sin que exista una regulación legal suficientemente represiva como para disuadir a los inmigrantes indocumentados y hacerles ver que estas conductas no deberían ser GRATUITAS, más bien al contrario, suponen el pasaporte, “los papeles” que tanto ansían para acceder a una vida mejor. España estado de derechos y libertades, donde los que sostenemos este país con nuestro trabajo e impuestos, carecemos de los derechos que por otro lado el sistema democrático ofrece al mismo tiempo a estos inmigrantes indocumentados, asistencia Jurídica, asesoramiento legal e intérprete si precisa, etc. al tiempo que obliga a ese policía insultado, difamado y agredido a procurarse la defensa jurídica de su propio pecunio, bajo el riesgo de denuncia falsa de que si alguien le señala como autor de supuestos malos tratos, puede ser expulsado del cuerpo e incluso correr el riesgo penal que la justicia le imponga, todo ello sin coste alguno adicional para el mencionado inmigrante el cual es considerado como “victima” del sistema capitalista occidental. ¿Qué precio debemos pagar todos aquellos funcionarios policiales que asumimos con resignación, como se dice el argot popular, “EN EL SUELDO VA INCLUIDO”, que un Policía pueda ser INSULTADO, DIFAMADO Y AGREDIDO, a que dichas conductas queden en el olvido, cuando si es a la inversa el policía es “crucificado” a ejemplo de escarnio para el resto de funcionarios policiales? fdo: un policía de fronteras afiliado al CEP


Página 24

Vigía Sindical

¿EXISTE CALENADARIO LABORAL EN EL C.N.P.? ¿ESTÁN RECONOCIDOS LOS DIAS FESTIVOS? Para poder dar respuesta a esta pregunta debemos partir de la jornada laboral aplicable al C.N.P., de la que se sacan las siguientes conclusiones: En el C.N.P. sólo existen dos modalidades de jornada laboral, como regla general el servicio se prestara en turno rotatorio y en defecto de éste en turno complementario, no existiendo el denominado turno de noche. Del Acuerdo de Medidas Económico-Funcionales entre el Ministerio del Interior y Sindicatos del CNP de febrero de 1.989, se desprende que el horario de trabajo será de 37 horas y media semanales efectivas de servicio de promedio en cómputo anual. Teniendo en cuenta el Acuerdo Administración Sindicatos de desarrollo del punto séptimo del Acuerdo Ministerio-Sindicatos Policiales de 20 de febrero de 1.995, este establece que en los turnos rotatorios el exceso de horario derivado de las horas nocturnas y festivas se compensa mensualmente con la cantidad de 15.000.-ptas, actualmente 90 Euros, lo que impide que no se pueda aplicar el índice corrector al turno rotatorio, siendo este compensado de forma económica. Para el resto de los servicios (turno complementario) y por tanto, todos los que no sean prestados en turnos rotatorios, se compensará con tiempo libre aplicándose los índices correctores a los festivos, sábado y domingos. noches En la Circular de 28 de febrero de 1989 del Subdirector General Operativo del Acuerdo de Medidas Económico Funcionales del Cuerpo Nacional de Policía se considera como Turno Complementario aquel que viene a atender el servicio i n c o r p o r á n d o s e escalonadamente, fuera de los turnos habituales de 8:00, 15:00 y 22:00 horas, es decir, fuera del horario del turno rotatorio, con el fin de evitar la falta de presencia policial en las calles. Para los integrantes de este turno complementario no hay razón que justifique o merme su derecho al disfrute de libranza de un festivo, es decir, la primera conclusión que podemos sacar es, que si, hay calendario laboral en el C.N.P, el cual establece mil seiscientas cuarenta y siete horas anuales para en año 2.007. La razón está directamente expresada en la Resolución de 20 de diciembre de 2.005 de la Secretaría General (anterior Secretaria de Estado) para la Administración Pública, por la que se dictan "Instrucciones sobre jornada y horarios de trabajo del personal civil al servicio de la Administración General del Estado", que define el calendario laboral como el instrumento técnico a través del cual se realiza la distribución de la jornada y la fijación de los horarios del personal civil al servicio de la Administración General del Estado, donde esta incluido el C.N.P. Esta Resolución obliga al Ministerio del Interior y la División de Personal como órgano competente en materia de personal, sometido a la normativa general en materia de función pública a la aprobación anual del calendario laboral, aspecto que no se lleva a cabo. La propia Resolución referenciada contempla para aquellos supuestos en los que no se establezcan los correspondientes calendarios laborales por el ministerio obligado a ello, que serán de directa aplicación las presentes instrucciones contenidas en la Resolución. En desarrollo de las instrucciones contenidas el la Resolución de 20 de diciembre se dicta la Resolución de 1 de diciembre de 2006, de la Secretaría General para la Administración Pública, por la que se establece el calendario de días inhábiles en el ámbito de la Administración General del Estado para el año 2007, a efectos de cómputos de plazos, razón bastante y suficiente para poder afirmar que en el C.N.P. existe un calendario laboral, aspecto este al que se debe añadir que el Acuerdo de Medidas Económico-funcionales de 22 de febrero de 1989, referido entre otros aspectos a la Jornada de Trabajo de los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía, quedando regulada en


Página 25

Vigía Sindical

37 horas y media semanales y que precisa, que cuando las necesidades del servicio o las características del mismo lo demanden se establecerán turnos para cubrir los sábados, domingos y festivos, sin excluir a los integrantes del turno complementario, que en consecuencia tendrán los mismos derechos a efectos de libranza que los de los turnos ordinarios o comunes (turno rotatorio), aspecto este que nos permite sacar una segunda conclusión, que no es otra que el turno complementario no tiene que trabajar los días festivos(festivo entre semana). Este reconocimiento ya lo ha puesto de manifiesto la D.G.P. a través de la ampliación de los días de asuntos particulares a los que tiene derecho cualquier funcionario del C.N.P. al haber ampliado en dos días más los asuntos particulares del año 2006, reconociendo de forma implícita el calendario de función pública que reconoce cómo festivos (inhábiles) el día 24 y 31 de diciembre cuando caen en sábado y domingo. Por este motivo todos aquellos funcionarios que prestan su servicio habitual en turno complementario tienen el derecho a librar los días festivos, y a ser compensados si por necesidad del servicio prestan servicio efectivo, pudiendo solicitar compensación por festivos. Por último, el desarrollo del punto séptimo del acuerdo anteriormente citado, acredita que, la propia D.G.P. reconoce los días festivos en C.N.P. al establecer como festivo, los fines de semana, al decir que “se entenderán festivos, los fines de semana desde las 15.00 horas del sábado a las 6.00 horas del lunes y los días festivos se computarán sus veinticuatro horas naturales”; resulta que los que trabajen el sábado por la tarde y el domingo SI tienen reconocido este derecho, aspecto este que haciendo una interpretación extensiva debe aplicarse a los funcionarios que trabajen un festivo entre semana, lo contrario supone un trato discriminatorio contrario al principio de igualdad y por ello podrán solicitar compensaciones con TIEMPO LIBRE al haber trabajado un día de libranza. Hay que tener en cuenta que el horario es de 37 horas y media semanales y el exceso de horas tiene que ser excepcional y no habitual y que además, se reconoce específicamente la necesidad de establecer turnos para cubrir la tarde de los sábados y para domingos y festivos (apartado 2.OTROS SERVICIOS de la circular del Subdirector Operativo de 28 de febrero de 1.989 y apartado 3.- jornada de trabajo del Acuerdo de Medidas Económico-Funcionales de 22 de febrero de 1.989, aspecto este que se reitera en el Acuerdo de 20 febrero de 1.995 en materia de horarios). Por lo tanto de todo lo expuesto debemos concluir que en el C.N.P. existe el mismo calendario laboral que para el resto de Administración General del Estado, que anualmente es publicado por la D.G.P. en la Orden General de la Policía, como ocurre en el presente año, en cumplimiento de la Resolución de 23 de noviembre de 2005, de la Secretaría General para la Administración Pública, estableciendo los días laborales, festivos, sábados y domingos, de forma expresa y al ser esta Resolución de aplicación directa y supletoria para regular el horarios en el C.N.P. Por tal motivo todos los funcionarios que prestan su servicio en el turno complementario tiene reconocidos 14 días festivos al año al igual que establece el Estatuto de los Trabajares los cuales tiene su corolario en la Resolución citada de 1 de diciembre de 2006 que establece el calendario laboral para la función pública, considerando estos días a todos los efectos como horas trabajadas en computo anual, pudiéndose solicitar la compensación por exceso horario correspondientes a los festivos en los se preste servicio por necesidades operativas. Alberto Sancho González Scro. Asuntos Jurídicos C. Regional CEP Cataluña


Página 27

Vigía Sindical Asunto .-

CEP denuncia la situación de falta de chalecos reflectantes para los funcionarios policiales del Puesto Fronterizo de Les

EXCMO. SR.: D. Sebastián Hernández Sánchez, Scro. General del CEP en Cataluña y Vocal suplente del Consejo de Policía por el sindicato CONFEDERACIÓN ESPAÑOLA DE POLICÍA (CEP), tiene el honor de dirigirse a V.I. para con el debido respeto, comunicar: Que esta organización sindical como lógico defensor de los intereses tanto profesionales como laborales de los funcionarios policiales afiliados a la misma, pasa por medio del presente escrito a plantear la situación mediante la cual vienen desarrollando el trabajo policial los funcionarios policiales destinados en el Puesto Fronterizo de Les. El hecho en concreto radica en que los funcionarios policiales destinados en el citado Puesto Fronterizo vienen realizando diariamente los servicios de control estático (DEC) en condiciones deplorables en cuanto a seguridad, suponiendo un grave riesgo para la realización idónea del servio encomendado, es decir, la finalidad del propio control estático en carretera, que supone garantizar la integridad física de quien lo realiza y a la vez del usuario de la vía.

que no ocurre con los funcionarios del C.N.P. del Puesto Fronterizo de Les en el desarrollo de sus competencias profesionales como es el (DEC), lo que indudablemente esta generando no solo riesgo de peligro para los policías actuantes, sino que esta generando una imagen negativa del C.N.P. en esta zona del Pirineo, al ser testigo el ciudadano de que quien tiene la misión de velar por la seguridad e integridad de los ciudadanos, esta ignorando el cumplimientos de las Leyes. Que todo lo denunciado en este escrito relativo al incumplimiento de las normativas en materia de Seguridad Vial, lo es por carecer la plantilla policial del Puesto Fronterizo de Les de los chalecos necesarios para el desarrollo de la función policial al no haber sido dotada por la D.G.P.y G.C. de los citados chalecos.

Que esta falta de dotación de elementos mínimos de protección vulnera el mandato establecido por la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. En función de lo expuesto:

Tal riesgo en la seguridad de los funcionarios policiales actuante se concreta en las condiciones de falta de visibilidad que se dan en esta zona del Pirineo, para ello basta con observar las fotografías que adjuntamos a este escrito, fotografías tomadas por miembros del Comité Provincial del CEP de LLeida. Independientemente del hecho expuesto en los párrafos anteriores, el R.D. 1428/2003 y el Reglamento General de Circulación, obliga que cualquier usuario (peatón) que se apee del vehículo debe hacer uso del chaleco reflectante, al objeto de garantizar la seguridad del actuante y de los demás usuarios de la vía, hecho este

Este vocal suplente del Consejo de Policía pasa por medio del presente escrito en solicitar que teniendo por presentado este escrito y por hechas las manifestaciones en el mismo contenidas, tenga a bien dar las órdenes que estime convenientes al objeto de proveer a la dotación policial del Puesto Fronterizo de Les de los chalecos reflectantes necesarios para subsanar la situación de irregularidad legal por la cual vienen realizando los controles estáticos (DEC) y evitar todo tipo de riesgo para las vidas de los agentes actuantes por la negligente situación en la que la D.G.P.yG.C. les tiene sumidos laboralmente. Vocal suplente por el CEP en el Consejo de Policía EXCMO SR. PTE. DEL CONSEJO DE LA POLICÍA

MADRID


Página 28

Vigía Sindical


Vigía Sindical

Página 29


Vigía Sindical

Página 31

ASAMBLEA LOCAL EN TORTOSA El pasado día 29 de enero tuvo lugar una Asamblea sindical del Comité Local del CEP de la plantilla de Tortosa. En la citada asamblea sindical se puso de manifiesto tanto por el Scro. Provincial de Tarragona, Miguel Angel Gerona Puchol, como por el Scro. General del CEP en Cataluña, de la buena marcha del sindicato en la provincia de Tarragona así como del progreso obtenido en el Comité Local de Tortosa, fruto sin duda alguna del buen quehacer de Pedro Caballero Roselló y quienes con él colaboran en el comité local de Tortosa. En la asamblea sindical se trataron temas relacionados con la situación actual en el Cuerpo Nacional de Policía como son, el Catálogo de Puestos de Trabajo, la jornada laboral, el acuerdo económico firmado recientemente, o el efecto que la plantilla del C.N.P. en la provincia de Tarragona pueda sufrir tras el despliegue de la Policía autonómica catalana previsto para el 2008. También cabe destacar que se procedió a la renovación del Comité Local de Tortosa quedando este establecido como a continuación se relaciona. Secretario Comité Local CEP: D. Pedro Caballero Roselló Vocal: D. Oscar Varela Crespo Vocal: D. Antonio García Molina.


A ESTO ES A LO QUE DEDICA PARTE DE SU TIEMPO Y ESFUERZO EL CEP, POR SI CABIA ALGUNA DUDA


Página 34

Vigía Sindical

TARJETAS ROJAS - TARJETAS ROJAS -TARJETAS ROJAS

Tarjeta Roja Para el Sr. Prieto, Jefe del CIE, el día 28 de febrero prohibió que dos miembros de esta organización sindical, concretamente el Scro. General en Cataluña y el Scro. de Acción Sindical, accedieran al interior de las instalaciones del CIE. Esto en circunstancias normales sería interpretado como algo natural, pero en el CIE nada es natural, especialmente su jefe, el cual en presencia de estos dos miembros del Comité Regional del CEP, se paseaba por el interior de las instalaciones del CIE con varias personas todas ellas vistiendo de paisano, después pudimos saber que se trataba de funcionarios del C.N.P. que habian decidido visitar estas instalaciones. Sr. Prieto, cuando no son funcionarios policiales de visita, es personal ajeno a este cuerpo quien visita estas instalaciones y a los que Ud. Gustosamente acompaña por todos los rincones de dichas instalaciones. Tal vez sus superiores deberían conocer no solo como trata al personal del C.N.P., adscrito al CIE, sino de las atribuciones que se toma con el personal internado en el CIE. Sr. Prieto, no serÍa descabellado tratarle de impresentable, pues esta es la opinión y así se expresan la mayoría de los funcionarios policiales adscritos a las unidades por donde Ud. ha ido pasando, sino también por un largo currículum de historias que jalonan su mediocre carrera policial. Tarjeta Roja. Para el Jefe de Telecomunicaciones, o tal vez deberia decir: para la vergüenza de esta Jefatura, la relación de este personaje con el sindicato CEP ya ha superado todos los limites imaginables. Las irregularidades cometidas por este sombrío personaje llenarían una enciclopedia, a muchos Policias por mucho menos se les ha destituido del cargo, ¿Por qué a este personaje no se le ha destituido? se preguntan algunos, todo parece indicar que es conocedor de cosas que implican a otros y las cabezas que deberían rodar serian varias o es que a este personaje le tienen de “testaferro” para que los sindicatos se ensañen con él y mientras los demas pululan a sus anchas. Tal vez la verdad este en las dos teorías. La ineptitud de este mando policial es tal que después de habérsele retirado el vehículo policial el cual utilizaba para sus cometidos personales, mantiene un horario de incumplimiento total con el reglamentariamente establecido, y que además por orden superior le fue exigido por escrito. Por si todo ello fuera poco al último permiso de Navidad le añadió varios días de fiesta, cuando el sindicato denuncia el hecho ante la Jefatura, el Scro General defendió esta arbitrariedad justificando que tenia acumulación horaria, ¡vivir para ver!, a quien coño pretenden tomar el pelo, al final va a resultar que detrás de todo esto hay algo más que la utilización indebida de un vehículo o la supuesta acumulación horaria. Mientras tanto la Jefatura Superior no sabe, no contesta, pero…. ya sabemos, quien calla otorga.

Vigia 48  

Revista CEP REGIONAL CATALUÑA nº 48

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you