Page 1

DESAHOGOS DE UN INTRUSO 1ª ESTACIÓN

(Jesús es condenado a muerte) EL PODER DE MI PALABRA... QUE TE CONDENA

¡Cuál es el poder de la palabra! “¡Crucifícalo!”: la palabra del hombre que te condena a muerte Qué poder el de la libre palabra libre libre, porque se cuece en el alma libre palabra, porque los actos y decisiones cuajan, toman forma, son expresables de nuevo libre porque se lanza al aire para que se haga eficaz. Qué poder el de la libre palabra libre Libre antes que palabra, y palabra después libre. Palabras, palabras, palabras... si no salen de un corazón libre... son ruido Palabras, palabras, palabras... si no entran libres en otro corazón... se vuelan Pero cuando las palabras son el cable que une dos corazones... ¡qué poderío más extraordinario! “Te quiero”, esas dos libres palabras libres son capaces de llenar de sentido toda una vida. “Idiota”, esa sola libre palabra libre es capaz de producir el más grande dolor humano. Mi palabra interior, insonora, cableada hasta el corazón de Cristo libre palabra libre es capaz de condenar al Hijo de Dios: “no quiero”, “no me interesa”, “no te elijo”,... Y Cristo renovará mañana en la Misa su condena por todas las libres palabras libres que hoy le han condenado. ¡Cuál es el poder de la palabra! La palabra del sacerdote en la consagración hace carne a Dios palabras... encarnan a Dios! Si mis palabras son poderosas...que lo sean las tuyas también, que tu palabra se haga carne en mi vida, que tus libres palabras libres lleguen cableadas a mi corazón. Si las dejo entrar serán poderosas. ¡Cuál es le poder de tus libres palabras libres!

¡Sólo unas

Profile for Villanueva Centro Universitario

¿Se puede aprender a sufrir? CAVILACIONES Y DESAHOGOS DE UN INTRUSO  

Obra de D. José Pedro Manglano

¿Se puede aprender a sufrir? CAVILACIONES Y DESAHOGOS DE UN INTRUSO  

Obra de D. José Pedro Manglano

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded