Issuu on Google+

INFORMACIÓN INSTITUCIONAL

CASOSRS I PYME I Con el apoyo de Ecopetrol I

“Hemos encontrado sinergias porque vemos que entre nuestras empresas hay una absoluta identidad metodológica y de objetivos. La idea es poner nuestro conocimiento técnico al servicio de la formación de la comunidad”. Entrevista Martino Roghi, Director Ejecutivo

TenarisTuboCaribe En Colombia, TenarisTuboCaribe es la principal empresa de producción de tubería de acero para la industria de petróleo y gas del país. Su centro productivo está ubicado en Cartagena. En noviembre del 2013, durante el evento Aliados de Ecopetrol en Bogotá, fue reconocida como una dentro de las cuatro mejores empresas por sus prácticas en responsabilidad social. El proyecto presentado fue la creación, montaje y puesta en marcha de una biblioteca comunitaria en el barrio Nelson Mandela, en límites de Cartagena y Turbaco. ¿Por qué es importante la Responsabilidad Social Empresarial (RSE)? La RSE es estratégica porque entendemos que el crecimiento de la empresa va de la mano de las personas. Por la experiencia que tenemos en hacer industria durante 60 años, la diferencia la hacen ellas. El desarrollo de la gente y su bienestar se trabaja en diferentes aspectos: el salario, recursos humanos y la inversión social. Para Tenaris este conjunto es estratégico.

70

WWW.RSNOTICIAS.COM

el comienzo comprendimos que para desarrollar un proyecto educativo primero debíamos contribuir en el mejoramiento de la infraestructura y, por eso, tenemos ambiciosos planes de inversión, recuperando espacios públicos, recreativos y educativos. Para nosotros es estratégico que la comunidad crezca junto con los negocios de Tenaris. Cuando llegamos a Cartagena en el 2006 lo hicimos con una visión industrial de largo plazo, teniendo claro que no se puede pensar en un negocio sostenible en el tiempo sin que las comunidades de interés se desarrollen junto al proyecto industrial.

Sus instalaciones industriales en Cartagena están muy cerca de poblaciones vulnerables, ¿cómo han hecho para asegurar una gestión sostenible?

¿Qué realidad existía?

En el barrio Mandela confluye una realidad dramática con comunidades que viven en condiciones muy precarias. Desde

Un estudio que contratamos nos reveló que el sobrecupo escolar era impresionante: ¡más de 60 niños por clase! El


nivel de educación en este barrio ha sido tradicionalmente muy bajo. Por eso nos dimos a la tarea de liderar directamente proyectos educativos, comenzando con el mejoramiento de la infraestructura existente para la educación primaria. Además, impulsamos y sacamos adelante la biblioteca comunitaria, que ya casi cumple un año de funcionamiento, con muy buenos resultados.

Ese proyecto de la biblioteca los hizo merecedores del reconocimiento de Ecopetrol… Sí, es un proyecto hermoso. La comunidad ha acogido muy bien la biblioteca, y para los niños estudiar se ha convertido en algo muy grato, gracias al espacio lúdico y formativo que les brinda la biblioteca.

“Desde el comienzo comprendimos que para desarrollar un proyecto educativo primero debíamos contribuir en el mejoramiento de la infraestructura y, por eso, tenemos ambiciosos planes de inversión, recuperando espacios públicos, recreativos y educativos”.

¿Cuáles son las bases con las que trabaja la empresa en temas sociales y de sostenibilidad?

Trabajamos siguiendo dos líneas guía: una temática y una geográfica. En la línea geográfica definimos como grupos de interés a los empleados, a las familias y a las comunidades cercanas a nuestra operación industrial. Nuestra línea temática es principalmente la educación, pues el 80% del presupuesto que anualmente Tenaris y la organización a la que pertenecemos destinan para temas sociales se invierte en programas educativos, tanto de básica primaria como de educación técnica.

¿Por qué educación técnica? Queremos poner a disposición de la comunidad nuestra experiencia de más de 60 años de ser una empresa metalúrgica líder a nivel mundial. Esa experiencia nos permite conocer cuáles son las competencias que debe tener la gente para emplearse. Tenemos dos proyectos corporativos de educación técnica. Uno, muy ambicioso, que es la red de escuelas técnicas en toda América Latina. Acá en Colombia estamos trabajando con Reficar, de Ecopetrol, para tratar de implementar una escuela técnica en la zona industrial de Cartagena. Sería un centro de formación para el trabajo. Hemos encontrado sinergias porque vemos que entre nuestras empresas hay una absoluta identidad metodológica y de objetivos. La idea es poner nuestro conocimiento técnico al servicio de la formación de la comunidad.

¿Cómo nace la fundación? La Fundación TenarisTuboCaribe fue creada en julio del 2012, después de que la compañía invirtiera más de US$2 millones en proyectos y obras sociales para beneficiar a más de 5.000 familias en los barrios vecinos de la planta de Cartagena. El foco de la fundación ha sido promover el desarrollo económico y social de estas comunidades, con especial énfasis en la educación primaria y técnica, así como en actividades que

promuevan la salud y la cultura de sus habitantes.

¿Cómo es la relación de la empresa con Ecopetrol? Tenaris es la empresa más grande del grupo industrial del que hacemos parte. Con Ecopetrol tenemos una alianza desde hace mas de siete años y, en la actualidad, un contrato a través del cual suministramos tubería para los pozos y tubería de línea mediante un esquema Justo a Tiempo, en el cual entregamos los tubulares listos para su uso en pozo en el momento en que la operación lo requiere y posteriormente recogemos los materiales sobrantes. Con este esquema minimizamos el inventario de Ecopetrol, lo que se traduce en beneficios económicos y operativos. Tenemos una planta de producción en Cartagena (TuboCaribe) y centros de servicios en Cartagena, Barrancabermeja, Neiva y Villavicencio cerca de la operación de Ecopetrol. Adicionalmente tenemos un Convenio de Cooperación Tecnológica con el ICP bajo el cual trabajamos en conjunto temas de investigación y desarrollo. En Colombia, Ecopetrol es nuestro principal cliente y, por ser tan buenos aliados en temas de contratación, siempre buscamos trabajar juntos en temas de impacto comunitario.

¿Qué papel cumplen los centros de servicio? En Colombia, los centros de servicio regionales constituyen uno de los principales beneficios que brinda la empresa, pues se encuentran ubicados estratégicamente en Barrancabermeja, Cartagena, Neiva y Villavicencio, lo que permite a Tenaris planificar el consumo e inventarios de tubulares de sus clientes, así como las entregas en sitio y un manejo adecuado de los accesorios. La empresa cuenta con un importante diferenciador que se traduce en ventajas para sus usuarios al tener a disposición un equipo de profesionales que brindan entrenamiento y asesoría técnica sobre diseño de sartas de pozo, selección de materiales para ambientes críticos y recomendación de conexiones, así como asistencia en pozo durante la corrida de la tubería.

CENTRO INTERNACIONAL DE RESPONSABILIDAD SOCIAL & SOSTENIBILIDAD

71


CASOSRS I PYME I Con el apoyo de Ecopetrol I

Estrategia de RS Con la construcción de una biblioteca comunitaria en su área de influencia industrial, TenarisTuboCaribe ha logrado que los niños de escasos recursos del barrio Nelson Mandela de Cartagena tengan un motivo para fomentar su hábito de la lectura, mejorar su desempeño escolar y sumergirse en las nuevas tecnologías.

Si la empresa TenarisTuboCaribe se ha posicionado en Colombia como la mejor en producción de tuberías de alta calidad y con la más avanzada tecnología, a través de su inversión social ha logrado que el nivel educativo de muchos de los niños que viven en el área de influencia de sus instalaciones industriales comience a fluir como por entre un tubo.

Las bibliotecas convencionales están ahí esperando a que el niño llegue; en cambio nuestra biblioteca va un paso adelante porque vamos a buscar a los niños a sus sitios de estudio y los traemos a que realicen actividades dentro de su jornada escolar. Mónica Estévez, Coordinadora de Proyectos Educativos de Tenaris

Espacio para niños y grandes

72

WWW.RSNOTICIAS.COM

La ‘biblioteca comunitaria hermana Elfride’ comenzó a funcionar en el primer trimestre de 2013 y es una de las iniciativas más recientes que en la línea educativa ha puesto en marcha esta empresa en el barrio Nelson Mandela, ubicado en límites de Cartagena y el municipio de Turbaco. Mensualmente es visitada por más de 1.000 niños de las escuelas cercanas que acuden para reforzar la lectura y para sensibilizarse con las tecnologías, pues por sus condiciones socioeconómicas muchos de ellos pertenecen a familias de escasos recursos y carecen de acceso a computadores. La biblioteca tiene el apoyo de la Fundación el Divino Sembrador y debe su nombre a la hermana Elfride Jagersberger Gluck, una austriaca perteneciente a la congregación de las Hermanas Franciscanas Misioneras de María Auxiliadora, y quien desde la década de los cuarenta llegó a la Costa Caribe colombiana a servir mediante el ejercicio de la docencia. “Cuando llegamos hace siete años a este sector buscamos un aliado y nos pareció espectacular la Fundación de las hermanas franciscanas porque tienen experiencia en manejo de escuelas”, dice Mónica Estévez, Coordinadora

Aunque los niños siempre fueron y serán los protagonistas, durante la ceremonia de inauguración de la biblioteca se presentaron personajes de talla departamental y nacional que compartieron con los pequeños. El evento de inauguración contó con la presencia del gobernador de Bolívar, Juan Carlos Gossaín; funcionarios del gobierno departamental y municipal, así como Jaime Abello, director de la Fundación Gabriel García Márquez y Ricardo Prosperi, director de Tenaris en la Región Andina. Todos destacaron la labor de la Fundación TenarisTuboCaribe y el hecho de que la biblioteca reforzará las funciones socioculturales y educativas, además

de fomentar la lectura, el acceso a la información y al conocimiento. La biblioteca fue puesta en funcionamiento en enero del 2013 y contó con una inversión de $150 millones. Fue dotada con 3.500 libros, de los cuales 500 fueron obtenidos a través de campañas lideradas por los empleados de la compañía. En la actualidad, se atienden niños desde jardín a quinto grado y se brindan cursos de fomento a la lectura. La biblioteca cuenta con una asistencia de más de mil personas por mes, entre niños y padres. El evento, realizado en el patio del jardín infantil Bernardo Foeguen, que alberga a la Biblioteca, contó además con la participación activa de la comu-


de Proyectos Educativos de Tenaris y Directora de la Biblioteca. Además de la gratuidad de sus servicios, una de las ventajas de este centro formativo es la cercanía al barrio y a al menos dos de los colegios existentes. Pero el mayor plus es que se ha establecido un acuerdo con los colegios para que la visita a la biblioteca sea parte de la rutina escolar. “Las bibliotecas convencionales están ahí esperando a que el niño llegue; en cambio nuestra biblioteca va un paso adelante porque vamos a buscar a los niños a sus sitios de estudio y los traemos a que realicen actividades dentro de su jornada escolar. En Colombia, el sistema educativo no contempla una hora de biblioteca y el acuerdo es que a cada salón me lo traigo una vez al mes. Tenemos unas niñas voluntarias que los traen y hacemos el fomento de lectura”, agrega Estevez. En ese sentido, más que enseñarles a leer, la función de quienes están al frente de la biblioteca es enseñarles a entender lo que leen. La coordinadora explica que el sistema educativo les enseña la técnica de leer pero a veces falla en la comprensión lectora. Y ahí es donde la biblioteca entra para reforzar y fomentar el proceso. La metodología que se ha aplicado para que los niños se sientan motivados a mejorar su formación lectora consiste ejercicios didácticos y lúdicos. Así, por ejemplo, los lunes se hacen manualidades, los martes se ve alguna película de cine, los miércoles se invita a alguien a que lea un cuento, los jueves hay concursos de adivinanzas y trabalenguas y los viernes concursos lúdicos.

Haciendo la tarea El impacto de la biblioteca ha sido sistemático y se ha podido palpar en el desempeño de los niños. “A veces no parece, pero lo que hacer una tarea significa en la parte académica de un niño es fundamental. Y aquí se relajan y encuentran un lugar donde aprenden mientras juegan y a la vez realizan sus tareas”, agrega una de las instructoras. Por el volumen de libros que maneja, cerca de 3.500 textos, la biblioteca de TenarisTuboCaribe también se ha convertido en proveedor y prestador de material educativo a los centros educativos de la región. “Hacemos préstamos a los profesores para que puedan ilustrar mejor sus clases. Cuando adquiero la dotación de la biblioteca lo hago pensando en apoyar el currículo de la primaria de las escuelas vecinas”, indica Mónica Estévez. Los niños valoran mucho lo que tienen. Y poco a poco han mejorado sus conductas de comportamiento: no pueden estar comiendo chicle, deben mantener un trato cordial entre ellos y hasta el vestido debe ser apropiado para un centro del saber. Se les explica que tienen derechos pero también deberes. “Creo que el logro principal de nuestras iniciativas, y particularmente de esta biblioteca, es enseñar a la gente que la convivencia es la base de la sociedad”, concluye Martino Roghi, director Ejecutivo de la Fundación TenarisTuboCaribe. Por su positivo impacto en la comunidad, y sobre todo en el grupo poblacional más vulnerable como es el de los niños, la biblioteca se convirtió en una de las cuatro mejores prácticas de responsabilidad social que reconoció Ecopetrol en el concurso realizado en el pasado Encuentro Nacional de Proveedores.

nidad, representada por los jóvenes Dancy Franco, Angie Ayola y Ronaldo Pérez, quienes dialogaron durante la mañana con el periodista Juan Gossaín y con el Director de Tenaris durante un conversatorio. “Estamos muy felices de brindarle a la comunidad un espacio de estas características. Esta es la primera vez que la comunidad de Nelson Mandela tiene a su disposición un recurso organizado expresamente para este fin. Con la construcción y puesta en marcha de este proyecto, la Fundación TenarisTuboCaribe muestra una vez más el compromiso con las comunidades vecinas, a través de la aplicación

de iniciativas de crecimiento conjunto promoviendo el bienestar, la educación y el conocimiento”, destacó Ricardo Prosperi, Director de Tenaris en la Región Andina. La Fundación TenarisTuboCaribe nació en julio de 2012 en Cartagena de Indias, con el objetivo de promover el desarrollo económico y social de las comunidades de Nelson Mandela en Cartagena y el municipio de Turbaco en el norte de Bolívar. Su trabajo está soportado en un modelo social orientado a fomentar condiciones sostenibles, integrando programas en áreas como educación, salud, deporte, arte y cultura, y recreación.

CENTRO INTERNACIONAL DE RESPONSABILIDAD SOCIAL & SOSTENIBILIDAD

73


CASO RS PYME